1. Home
  2. Contenidos de salud
Contenidos de salud
Te ofrecemos todo lo que necesitas saber sobre tratamientos y pruebas médicas todo ello contado por un equipo médico especialista. La primera medida de protección de la salud, es la información, y nosotros la ponemos a tu disposición.
Explorar por especialidad
Descubre los Mejores Remedios Para Combatir los Dolores Menstruales
Artículo especializado
Descubre los Mejores Remedios Para Combatir los Dolores Menstruales
Más de la mitad de las mujeres lo ha experimentado, sobre todo en la juventud. El dolor menstrual puede iniciarse incluso antes del sangrado menstrual y permanecer durante los dos o tres primeros días. Se puede notar en la pelvis, la zona lumbar o en los muslos. En ocasiones se asocia a náuseas, vómitos o diarrea. Para entender qué lo motiva y por qué ciertas circunstancias lo eliminan o atenúan es importante tener una idea de qué ocurre en el cuerpo de la mujer durante su ciclo menstrual. Este repaso fisiológico es interesante, pues existe una gran desinformación al respecto y muy habitualmente durante mi vida profesional he detectado que muchas pacientes creen que durante sus reglas eliminan el óvulo no fecundado, y eso no tiene nada que ver con lo que realmente ocurre. El ciclo menstrual El c iclo menstrual más común dura aproximadamente 28-30 días entre el primer día de una regla y el primer día de la siguiente (pero no significa que pase nada anormal si dura entre 25 y 35 días). Se divide en dos fases :  la primera fase desde que viene la regla hasta la ovulación, segunda fase desde la ovulación hasta la siguiente regla. Así pues en ciclos de 28 días ovulamos el día 14, si el ciclo es más corto o más largo la fase que se modifica es la primera, pues desde la ovulación hasta la siguiente regla siempre hay un plazo más o menos constante de 14 días. Y a nivel ginecológico se observan modificaciones a lo largo del ciclo en dos niveles: útero y ovarios, simultáneas y paralelas. Intentaré a continuación explicarlo brevemente: Primera fase de ciclo A nivel ovárico, desde el primer día del ciclo se inicia el crecimiento progresivo de una pequeña bolsita de líquido llamada folículo, que contiene el óvulo . Cuando adquiere determinado tamaño y madurez, aproximadamente a los 14 días de haber tenido la regla, esta bolsita se rompe y deja salir al óvulo en el acontecimiento llamado ovulación, que será captado por la trompa donde puede ser fertilizado por un espermatozoide. Si no se produce esa fertilización, el óvulo desaparecerá imperceptiblemente en pocos días. En el interior del útero existe un tejido que recubre todas sus paredes internas llamado endometrio que durante toda la primera fase del ciclo va creciendo para llegar a su máximo de madurez y grosor en el momento de la ovulación, y su finalidad es actuar a modo de “colchón” para que si ha habido fecundación el embrión pueda alojarse en él cómodamente y lo alimente hasta que construya su placenta. Segunda fase de ciclo A nivel ovárico observaremos durante esta fase de ciclo la “cicatriz” que ha dejado el folículo cuando se ha roto para dejar salir al óvulo que tendrá un importante papel en la secreción de unas determinadas hormonas A nivel del endometrio , si no ha habido fecundación y embarazo, empieza un proceso de degeneración de todo ese tejido que hemos construido y no ha sido útil durante dos semanas. El proceso culminará el día que se inicia la regla, cuando “se derrumba” completamente dejando las paredes interiores del útero “descarnadas” con lo que sangran unos cuantos días hasta que el nuevo tejido endometrial del nuevo ciclo lo recubre. Por eso duele… Ahora que entendemos todo lo que sucede durante el ciclo menstrual comprenderemos por qué duele la regla : en el endometrio, durante la segunda fase de un ciclo en el que ha habido ovulación, se generan unas hormonas llamadas prostaglandinas que son las responsables del dolor menstrual. Las células endometriales acumulan estas hormonas y cuando se deshacen durante la regla liberan las prostaglandinas que causan contracciones uterinas y, por tanto, el dolor. Así que podemos concluir que la regla sólo duele si el ciclo es ovulatorio . Es por este motivo por el que normalmente las niñas no suelen tener dolores de regla durante el primer-segundo año de reglas, pues sus ciclos no son ovulatorios, así como las usuarias de anticonceptivos hormonales tampoco porque esos tratamientos inhiben la ovulación y secundariamente la producción de prostaglandinas y el dolor. Para aliviar el dolor Por tanto, para aliviar la dismenorrea tenemos que incidir en relajar las contracciones uterinas, disminuir la producción de las prostaglandinas o inhibir la ovulación.  Ante una mujer con reglas dolorosas, lo primero es descartar que no haya alguna patología subyacente que las provoque, así que deberíamos consultar al ginecólogo. Si todo está bien se considera que es una dismenorrea primaria (sin causa orgánica) y si es necesaria una pauta terapéutica los tratamientos que han demostrado efectividad son : Antiinflamatorios no esteroideos, tipo ibuprofeno, diclofenaco, dexquetoprofeno... pues inhiben la síntesis de prostaglandinas. Anticonceptivos hormonales, pues según hemos comentado, al impedir la ovulación también impiden la síntesis de prostaglandinas y, por tanto, el dolor. Son realmente efectivos en un 90% de mujeres. Electroestimulación nerviosa transcutánea que, aplicando descargas eléctricas a través de unos electrodos en la zona pélvica, puede disminuir la intensidad del dolor. La acupuntura o digitopuntura ha demostrado ciertos beneficios en estas mujeres. Y, alternativamente, sin suficiente evidencia científica, se ha planteado que también pueden atenuar el dolor estas medidas : El ejercicio físico regular, porque aumenta la síntesis de endorfinas naturales y disminuye la producción de prostaglandinas, y actúa como un relajante muscular. El calor local en la pelvis o la zona lumbar o los masajes pueden aliviar también por su efecto relajante. Ciertas dietas, ricas en ácidos grasos omega 3, presentes en los aceites de pescado, que disminuyen la síntesis de prostaglandinas, el magnesio, un mineral presente en vegetales de hoja verde, nueces, semillas y granos integrales, el cinc, la vitamina B o las infusiones de jengibre, valeriana, canela pueden ayudar a sobrellevar de mejor manera esos días si no queremos recurrir al tratamiento médico.
Qué Debes Saber Sobre la Mamografía
Artículo especializado
Qué Debes Saber Sobre la Mamografía
La importancia de la mamografía radica en que permite detectar el cáncer en algunos casos dos años antes de que éste sea palpable y detectable, tanto por el médico como por la propia paciente. La mamografía es una prueba de imagen radiológica que permite explorar las mamas y detectar precozmente el cáncer de mama . Sobre el cáncer de mama… El cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres occidentales. De hecho, se considera que una de cada ocho de nosotras desarrollará un cáncer de mama a lo largo de su vida. Por ello es tan importante su diagnóstico precoz , basado en la mamografía de control, para diagnosticarlo en sus primeras etapas, pues en esta fase casi todos se pueden curar. La mamografía permite detectar el cáncer en algunos casos dos años antes de que éste sea palpable y detectable , por el médico o por la propia paciente. Utiliza rayos X de baja dosis para tener una imagen de la trama que dibuja el tejido mamario. Inicialmente el cáncer se diagnostica por distorsiones de esta trama o agrupaciones de pequeños depósitos de calcio que harán sospechar el inicio de un tumor maligno de mama. ¿Cómo se obtiene la imagen? Técnicamente para obtener esta imagen habrá que colocar la mama en el mamógrafo y ponerla entre dos planos de fibra de metacrilato, que tienen la finalidad de comprimir la mama para extender al máximo el tejido e inmovilizarlo para que la imagen sea lo más nítida posible. Las proyecciones habituales de rutina son de arriba a abajo y de perfil de ambas mamas , es decir, cuatro proyecciones (o “fotos”) en total. Esta compresión puede resultar discretamente molesta o algo dolorosa en pacientes especialmente sensibles, pero en cualquier caso es una molestia puntual, el procedimiento dura escasos minutos y habitualmente no persiste la incomodidad una vez finalizada la prueba. ¿Cómo acudir a realizarse la mamografía? Para realizar una mamografía no es necesaria ninguna preparación . Como única recomendación mencionaremos no utilizar según qué tipo de desodorantes o lociones que puedan tener talco o minerales pues pueden hacer opacificar la imagen obtenida. Por otro lado, y para minimizar la molestia que puede ocasionar, es preferible realizar la mamografía los días posteriores a la regla , pues durante la menstruación y los días previos los senos suelen estar más sensibles. Los rayos X no persisten en los tejidos después de realizar la prueba, con lo que se puede llevar a cabo, si es necesario, en madres lactantes. ¿Cómo se realiza? Una vez el técnico de radiología ha colocado las mamas en la posición adecuada se proyectará una baja dosis de rayos X sobre las mamas , que atravesarán todo su grosor componiendo una imagen sobre un “medio”. Este “medio” clásicamente era una placa de radiografía que se revelaba como una fotografía, pero actualmente los mamógrafos utilizan sistemas digitales en los que la imagen se compone de sistemas electrónicos igual que las cámaras digitales y se pueden revisar en la pantalla del ordenador y transportarse en un CD.   En función de la densidad de cada tejido se absorben más o menos rayos X, por tanto, la cantidad de rayos que atravesarán todo el grosor quedará más o menos atenuada como sucede cuando la luz impacta sobre el negativo de una fotografía: si emitimos los rayos X sobre el aire, sin que tengan que atravesar ningún tejido, todos los rayos emitidos llegarán a la placa o sistema digital, con lo que quedará totalmente “negro”. Si el tejido atravesado es muy denso, como un hueso, un metal o una prótesis el tejido absorberá casi todos los rayos y apenas llegarán rayos a impactar en la placa, con lo que la silueta trazada sobre la radiografía será “blanca”. Si los tejidos son intermedios, como grasa y músculos, serán más o menos “grises” según su densidad. De este modo es como se componen las imágenes de las radiografías y mamografías. Los mamógrafos han sufrido una importante evolución en los últimos años, disminuyendo mucho la cantidad de irradiación necesaria , concentrando los rayos sobre el tejido a estudiar y así evitando la dispersión y exposición de otros tejidos, y mejorando la resolución de la imagen en soportes digitales. Se ha introducido la tomografía digital en la exploración mamaria que, al  hacer un “barrido” sobre toda la mama, permite componer imágenes en tres dimensiones. Aun así, no se puede negar que hay un impacto de los rayos X sobre los tejidos, pero hoy en día, con los aparatos actuales, se puede asegurar que el riesgo que suponen es absolutamente asumible y compensa con creces el beneficio obtenido al poder diagnosticar los tumores de mama con tanta precocidad. ¿Cuándo hacerse una mamografía? Los protocolos de frecuencia de mamografías de cribaje varían de unos países a otros, y se basan en criterios de salud, pero sobre todo económicos. El protocolo del colegio de radiólogos de Estados Unidos y del Instituto Nacional del Cáncer recomienda una mamografía anual a partir de los 40 años en mujeres sin riesgo añadido de cáncer de mama. Pueden haber circunstancias que le resten resolución a la mamografía y, por tanto, nos coloquen en situación de riesgo de que una lesión pase desapercibida, como puede ser el caso de pacientes portadoras de prótesis mamarias y de mamas muy “densas”, muy “fibrosas”. En estos casos es de ayuda complementar el estudio mamográfico con una ecografía mamaria. Habitualmente, cuanto más joven es la mujer, más densas son sus mamas, por lo que es común solicitar el complemento de la ecografía a las mujeres en edad menstrual. MAMOGRAFÍA Y ECOGRAFÍA MAMARIA Quizás te preguntes: ¿por qué no realizamos ecografía mamaria en lugar de mamografía para ahorrarnos el tema de la irradiación? Pues no es equivalente: la prueba realmente eficaz para el diagnóstico precoz es la mamografía , la ecografía es complementaria para sacar más información a una imagen dudosa en la mamografía o como prueba única en mujeres muy jóvenes en las que no se pretende hacer un despistaje de cáncer sino hacer un estudio con sospecha de benignidad. Conservar las mamografías previas No hay dos mamas iguales, cada una es característica, como las huellas digitales, y el patrón de cada una, aunque puede irse modificando a lo largo de los años, se mantiene constante en su estructura. Por este motivo, es importante conservar las imágenes de mamografías previas y aportarlas en futuros exámenes pues son de ayuda para observar cambios evolutivos . Informa al centro si te has sometido a alguna cirugía en la mama pues obviamente las cicatrices de los tejidos se plasmarán en la imagen obtenida. ¿Y si se observa una imagen sospechosa? Si en una mamografía se observa alguna imagen sospechosa puede ser que el radiólogo indique la práctica de nuevas proyecciones en otra posición , y en ocasiones se proponga una punción o biopsia para analizar los tejidos. Esto no tiene por qué ser sinónimo de sospecha de cáncer, pues actualmente la tendencia es la de biopsiar lesiones de aspecto benigno para efectivamente confirmar su benignidad. Y si desgraciadamente la sospecha es de malignidad y así lo confirma la biopsia ten siempre una actitud positiva porque, como he dicho al inicio, actualmente la mayoría de los cánceres de mama se curan. Por tanto, mi recomendación es hacerse los controles periódicos, pues es mucho lo que nos puede beneficiar este acto.
Qué es la Laparoscopia
Artículo especializado
Qué es la Laparoscopia
El término laparoscopia procede del griego “laparo”, que significa abdomen, y “skopein”, que significa examinar. Es decir, la laparoscopia consiste en un examen visual de la cavidad abdominal . Aunque inicialmente fue desarrollada por los ginecólogos con fines diagnósticos, han sido los cirujanos los que la han orientado más a realizar tratamientos sobre diversas enfermedades. La técnica se basa en introducir aire dentro de la cavidad abdominal para crear un espacio en el que se pueda trabajar. Para ello se hace una pequeña incisión a nivel del ombligo , se introduce un elemento plástico como un tubito, llamado trocar, y a través de él aire que hace expandir la cavidad. A través de este trocar se introduce un sistema óptico de visualización , es una cámara o endoscopio, conectada a un sistema de televisión externa que nos permite ver en directo lo que ocurre en el interior del cuerpo. Se realizan también varias puertas de entrada de pequeño tamaño por donde introducir el instrumental. Todas estas técnicas forman parte del concepto denominado en la actualidad cirugía mínimamente invasiva que consiste en realizar operaciones mayores a través de pequeñas incisiones , con sistemas de alta tecnología, y reduciendo al mínimo el traumatismo propio de la intervención. A parte de toda esta tecnología también son necesarios diferentes instrumentos de trabajo. Se utilizan diversas pinzas de agarre, para sostener tejidos, tijeras, disectores, portas y agujas para realizar suturas… Los mismos elementos que se emplean en una cirugía convencional, pero de menores dimensiones. ¿Por qué son más pequeñas?, porque tienen que poder entrar a través de los trocares (instrumentos en forma de lápiz para proporcionar puertos de acceso durante la cirugía) ya que estos tienen un diámetro de pequeña envergadura. Ventajas Hoy día es considerada técnica de elección en muchos procedimientos por sus ventajas frente a la cirugía convencional. Estas ventajas frente a la cirugía abierta son varias: Existe menos traumatismo de la pared abdominal, se debilitan menos los músculos abdominales y por eso son menores las apariciones de hernias. Hay una disminución importante del riesgo de desarrollar de infección a nivel de las heridas sobre todo porque son más pequeñas. Menos dolor después de la cirugía. Todo ello contribuye a que la paciente esté menos tiempo ingresada, además se moviliza antes que, con una cirugía abierta, en general la recuperación postoperatoria suele ser más rápida y fácil. Otra ventaja importante es que, al ser una cirugía poco invasiva, los órganos cercanos se manipulan mucho menos que en las cirugías convencionales, esto hace que haya menos irritación e inflamación y se evitan con mayor facilidad las adherencias. Hay una ventaja estética evidente al no existir las grandes cicatrices que acompañan a la cirugía convencional, quedando reducidas a heridas menores de un centímetro en la gran mayoría de los procesos. ¿Es difícil la cirugía laparoscópica? Es cierto que se necesita un mayor entrenamiento y especialización porque puede resultar una técnica más compleja , pero hoy en día en casi todos los hospitales se enseñan y se entrenan para este tipo de intervenciones quirúrgicas. La cirugía laparoscópica puede ser empleada por varias especialidades quirúrgicas en las técnicas que realizan habitualmente: Cirugía General y del Aparato Digestivo: cirugía de la vesícula biliar, cirugía del reflujo, cirugía de la pared abdominal (hernias), cirugía del esófago y del estómago, lo que incluye la cirugía de la obesidad mórbida, cirugía del colon y del recto, cirugía del apéndice, y cirugía del hígado, del páncreas y del bazo. Urología: cirugía del riñón, cirugía de la glándula suprarrenal, cirugía de la próstata, cirugía de la vejiga urinaria, etc. Ginecología: cirugía del útero, cirugía del ovario, cirugía de esterilización, etc. Cirugía torácica: cirugía del pulmón, cirugía de la pleura, etc. La tendencia actual de la cirugía es evolucionar hacia técnicas todavía de menos invasión . Así pues, se empieza a utilizar la cirugía laparoscópica de puerto único, es decir, a través de la incisión del ombligo se introduce un tubo con varios accesos sin necesidad de hacer otras incisiones en la piel. Otro avance un tanto curioso para la mayoría es la cirugía a través de orificios naturales (NOTES), esto quiere decir que no se hacen nuevos accesos para operar, sino que se utilizan los que ya tiene el cuerpo, por ejemplo, operar a través de la vagina, del recto o del estómago. En conclusión, la cirugía evoluciona cada día junto con las nuevas tecnologías, hacia técnicas de menos invasión. Se puede decir que actualmente están demostradas las ventajas de la cirugía laparoscópica frente a la cirugía convencional en muchas técnicas de diferentes especialidades, siendo preciso un entrenamiento específico para el éxito de los procedimientos, el cual está cada vez más desarrollado en los distintos servicios quirúrgicos hospitalarios.
Tratamientos Efectivos para la Cistitis
Artículo especializado
Tratamientos Efectivos para la Cistitis
Se define cistitis como una infección del tracto urinario de vías bajas . Provoca dolor al orinar (disuria), sensación de ir al baño, pero luego hacer poquita cantidad, ir muchas veces a orinar, dolor al iniciar la micción o al finalizar, y sensación de no haber vaciado bien la vejiga. A veces, incluso, hay presencia de un poquito de sangre en la orina. ¿Cuándo se consideran recurrentes? Las infecciones del tracto urinario recurrentes (ITUR) se consideran cuando hay tres o más episodios en un año o al menos dos en seis meses . Se sabe que un 5% de las mujeres tienen ITUR a lo largo de la vida, siendo más frecuente en las jóvenes sexualmente activas. REINFECCIÓN O RECIDIVA Hay que diferenciar entre reinfección y recidiva, aunque lo más frecuente son las reinfecciones . Estas suelen ocurrir pasadas dos semanas de la infección inicial, suelen ser por diferente germen, no está relacionada con alteraciones en el tracto urinario ni de riñón, es más frecuente en mujeres jóvenes sexualmente activas, en postmenopáusicas por el déficit estrogénico y en las que hay una patología de base como la incontinencia urinaria. Las mujeres con problemas uroginecológicos que tiene posibilidad de ser corregidos mediante cirugía como la incontinencia o los prolapsos, suelen mejorar tras la cirugía. En cambio, en aquellas en las que la corrección quirúrgica no es viable se deberá plantear el tratamiento con profilaxis antibiótica para evitar nuevas recurrencias. En caso de infección recurrente… En las mujeres jóvenes en las que la reaparición de la infección suele estar más relacionada con las relaciones sexuales, en las menopaúsicas sin patología urológica de riesgo en las que las infecciones se relacionan con la falta de estrógenos en la región vaginal y en las que tienen una patología no subsidiaria de intervención quirúrgica les recomendaremos estas medidas para las infecciones recurrentes : -Tratamiento preventivo con antibióticos tras la relación sexual . Se trata de tomar un antibiótico pautado después de las relaciones sexuales. Si la actividad sexual es intensa la pauta de antibiótico será de Fosfomicina 3 g cada siete a 10 días. Esta pauta se puede mantener entre seis y 12 meses además es cómoda y de fácil cumplimiento. -Tratamiento antibiótico en pauta continúa . Porque disminuye las bacterias a nivel fecal, esteriliza la orina o inhibe la unión bacteriana a los tejidos. Se administra una dosis baja de antibiótico cada noche durante seis a 12 meses. - Estrógenos tópicos . De primera elección cuando hay una importante atrofia vulvovaginal. Normalmente la pauta es de una aplicación diaria durante las dos o tres primeras semanas y luego dos aplicaciones por semana. - Toma de extracto de arándanos . Los arándanos contienen proantocianidinas, que son unas sustancias que previenen la colonización por bacterias en la vejiga. Se pueden consumir en forma de extracto o bien en zumos.  La cantidad diaria de proantocianidinas al día es de 36 mg. - Toma de D-Manosa . Es una sustancia pura que el cuerpo no puede metabolizar, se pega a las paredes de la vejiga evitando la adhesión de las bacterias a la mucosa y por medio de la orina es arrastrada junto con las bacterias. - Otras estrategias como Lactobacilos , que aplicados en vagina parecen tener un efecto preventivo transitorio, son otra posibilidad para evitar las reinfecciones. De todas formas, no está claro que la combinación de varias estrategias tenga más eficacia que una sola. Por tanto, se pueden elegir según sea la más cómoda para la mujer o la que resulte más efectiva.
Vaginosis Bacteriana, la Infección Más Frecuente en Mujeres
Artículo especializado
Vaginosis Bacteriana, la Infección Más Frecuente en Mujeres
La vaginosis bacteriana es una inflamación vaginal , una patología endógena por el sobrecrecimiento de bacterias que habitualmente se encuentran en cantidades pequeñas. Para que se produzca hace falta que los lactobacilus (bacterias “buenas”) disminuyan. La labor de estos lactobacilos es producir ácido láctico para mantener un pH acido como mecanismo de defensa que impide que se reproduzcan otro tipo de bacterias, producen también peróxido de hidrógeno que evita la colonización de gérmenes anaerobios. La vaginosis bacteriana es un tipo de patología que puede aparecer en cualquier etapa de la vida de la mujer, aunque es la etapa fértil en la que con más frecuencia aparece. Causas Aunque se desconoce la causa exacta de esta patología, sí se conocen varios factores de riesgo que pueden favorecer su aparición. Tener relaciones sexuales con una nueva pareja sexual o tener varias parejas sexuales, aunque no se considere la vaginosis bacteriana como una infección de transmisión sexual. Lavados vaginales en exceso , ya sean con agua o con algún producto de higiene intima, que hacen que se modifique el ph natural. Falta de lactobacilos naturales . Muchas veces esta carencia es debida a la toma de antibióticos o a infecciones previas. Síntomas El síntoma más frecuente de esta patología es la presencia de un flujo vaginal abundante de aspecto amarillo o grisáceo con un “olor a pescado”. No es muy habitual que vaya asociado a irritación, por lo que no suele cursar con picor o escozor vulvo-vaginal. En otras ocasiones no presenta ningún tipo de sintomatología y el diagnostico se hace en una revisión rutinaria en la consulta del ginecólogo. El diagnostico de esta afección se hace en consulta bien por visualización del flujo o también cuando el ginecólogo recibe el informe de la citología. Aunque la vaginosis es un proceso benigno se relaciona con complicaciones en ginecología y en obstetricia por lo que si se diagnostica hay que tratarla. Se ha demostrado que puede provocar enfermedad inflamatoria pélvica, aborto espontáneo, parto prematuro, y otras complicaciones maternas postparto. También parece que hay relación con el fracaso de las técnicas de reproducción asistida. Por todo esto es mejor tratar a las mujeres que estén embarazadas, que se vayan a someter a un proceso quirúrgico ginecológico o invasivo Tratamiento El tratamiento de la vaginosis bacteriana está basado en los antibióticos. Sin embargo, el uso de antibióticos suele destruir los lactobacilos naturales de la vagina con lo que después del tratamiento puede ser de gran interés añadir al tratamiento productos probióticos, pues estos productos contienen lactobacilos capaces de colonizar la vagina y mejorar la barrera de defensa. Esta patología es frecuente que sufra recurrencias y si de nuevo se da una tanda de antibióticos y se vuelve a deshacer la flora natural de la vagina y no se dan productos probióticos, se entra en un círculo de infección y recidivas. Se ha demostrado que el uso de lactobacilos, ya sea vía oral o vía vaginal hace más completo el tratamiento con los antibióticos y además reduce los cuadros de recidiva. Otra opción de tratamiento para la vaginosis igual de eficiente es el cloruro de decualinio, un antiinfeccioso y antiséptico , que se administra en forma de comprimidos vaginales, uno al día durante seis días, ya que tiene una actividad eficaz y rápida bactericida. Además, al no ser un antibiótico es más difícil que genere resistencias. Los síntomas empiezan a remitir en las primeras 24-48 horas, se recupera mucho mejor la flora vaginal y el pH. 
La Toxoplasmosis en el Embarazo
Artículo especializado
La Toxoplasmosis en el Embarazo
Esta es una palabra que toda embarazada conoce. Para que no queden dudas sobre esta infección te explicamos todo lo que deberías saber. ¿Qué es? La toxoplasmosis es una infección provocada por el parásito Toxoplasma gondii , que habita en el intestino de animales como gatos y cerdos. Muchas personas en el mundo tienen este parásito, pero la mayoría no presenta síntomas. En otras sí puede causar serios problemas, entre ellas las que tienen sistemas inmunitarios debilitados y bebés de madres que contrajeron la infección durante el embarazo. Los problemas pueden incluir lesiones en el cerebro, los ojos y otros órganos. ¿Cuáles son los síntomas de la toxoplasmosis? La mayoría de las personas no tienen síntomas porque su sistema inmunitario impide que el parásito provoque la enfermedad. Si los hay, suelen aparecer alrededor de una a dos semanas después de entrar en contacto con el parásito. A veces, las personas que tienen toxoplasmosis pueden experimentar síntomas parecidos a los de la gripe. En las personas que tienen un sistema inmunitario débil , la toxoplasmosis puede provocar problemas médicos graves, como: Confusión. Fiebre. Dolor de cabeza. Visión borrosa debido a inflamación de la retina. Convulsiones. ¿Cómo se contrae la toxoplasmosis? Podemos contraer la infección: Al tocar o entrar en contacto con heces de gato infectadas . Los gatos pueden contraer la infección al comer roedores, aves u otros animales de tamaño reducido infectados. Al ingerir carne cruda o poco cocida de animales infectados (sobre todo de cordero, cerdo o venado). Al ingerir f rutas, verduras u hortalizas crudas y no lavadas , que han entrado en contacto con el estiércol. Al nacer infectado por la enfermedad (una mujer embarazada con una infección por toxoplasmosis puede trasmitir el parásito al feto a través del torrente sanguíneo). Al ingerir los huevos del parásito sin saberlo, que se pueden quedar en las manos después de tocar la tierra sin llevar guantes o de manipular alimentos no cocinados ni lavados. Al beber agua contaminada. ¿Cómo se diagnostica la enfermedad? Los médicos pueden diagnosticar la toxoplasmosis mediante pruebas de laboratorio que permiten detectar parásitos microscópicos en la sangre, el líquido cefalorraquídeo, el líquido amniótico, la placenta, los ganglios linfáticos, la médula ósea u otros tejidos corporales. Pero lo más frecuente es que los médicos soliciten un análisis de sangre para medir la cantidad de anticuerpos que contiene la sangre del paciente. Existen unas pruebas genéticas que permiten identificar los genes de ADN de los parásitos de la toxoplasmosis que han invadido el organismo de una persona. Estas pruebas son especialmente útiles para analizar el líquido amniótico a fin de detectar toxoplasmosis congénitas en los fetos. En los lactantes , los médicos preguntan a las madres sobre aspectos como la exposición a gatos en el medio doméstico, a alimentos o a aguas contaminadas. A los bebés les pueden practicar pruebas oculares, auditivas y del sistema nervioso, análisis del líquido cefalorraquídeo u otras pruebas para detectar posibles cambios en el cerebro. Toxoplasmosis congénita Cuando una mujer contrae la toxoplasmosis (incluso aunque no presente síntomas) durante el embarazo y no recibe tratamiento alguno , existe la posibilidad de que trasmita la infección al feto. Los bebés que se infectan durante el primer trimestre de gestación son los que tienden a presentar síntomas más graves. Es poco probable que una mujer que contrajo la toxoplasmosis antes de quedarse embarazada trasmita la infección a su bebé , porque ambos se habrán hecho inmunes a la infección. Pero la toxoplasmosis se podría reactivar, lo que significa que podría volver a afectar a una embarazada previamente infectada cuyo sistema inmunitario estuviera debilitado. Por lo general, es mucho mejor esperar a buscar un embarazo hasta que hayan pasado, como mínimo, seis meses tras una infección por toxoplasmosis. ¿Qué síntomas presenta el bebé? Hasta el 9 0% de los niños que nacen con toxoplasmosis congénita no presentan síntomas durante la lactancia inicial, pero un importante porcentaje de estos niños presentará signos de la infección varios meses o varios años después. Los niños prematuros y muy pequeños presentan signos evidentes de la infección al nacer o poco tiempo después. Entre los signos y los síntomas , en caso de que aparezcan, se incluyen: Fiebre.  Ganglios linfáticos inflamados.  Ictericia (piel y ojos amarillos o amarillentos) provocada por una concentración excesiva en sangre de bilirrubina. Cabeza anormalmente grande o pequeña. Erupción. Moretones o sangrado bajo la piel. Anemia. Bazo o hígado agrandados. Algunos bebés con toxoplasmosis congénita tienen anomalías en el cerebro y el sistema nervioso que pueden causar: Convulsiones.  Flacidez muscular. Dificultades para alimentarse. Pérdidas auditivas. Deficiencia mental. Estos niños también son de alto riesgo para desarrollar lesiones oculares que afectan a la retina y que provocan problemas visuales graves. ¿Cómo se trata? A menos que la persona infectada tenga el sistema inmunitario debilitado o esté embarazada, no suele ser necesario tratarla por padecer una infección por toxoplasmosis. En cambio, si una mujer embarazada contrae una infección por toxoplasmosis, su médico y un especialista en enfermedades infecciosas colaborarán para desarrollar su programa de tratamiento . Las investigaciones indican que el hecho de tratar a la madre puede ayudar a reducir la gravedad de la enfermedad en el lactante, aunque no siempre permite impedir la trasmisión de la toxoplasmosis al bebé. Los niños que nacen con toxoplasmosis congénita se tratan con distintas combinaciones de medicamentos contra la toxoplasmosis, habitualmente a lo largo del primer año de vida. ¿Cómo se puede prevenir? Lavarse las manos con agua y jabón después de manipular carne cruda o verduras u hortalizas no lavadas. Lavar con abundante agua (no dejar en remojo) todas las frutas, verduras y hortalizas antes de servirlas. Mejor comerlas sin piel. Congelar el embutido curado y la carne durante varios días (entre 72 horas y 15 días) a -20ºC podría reducir las probabilidades de infección por toxoplasmosis. Es importante saber que no todos los congeladores son capaces de alcanzar temperaturas de frío tan bajas, por lo que no son válidos para destruir el parásito. No comer carne cruda o poco cocinada, ni embutidos crudos curados. Cocinar correctamente todo tipo de carnes. Los gérmenes se destruyen en la cocción cuando el alimento alcanza una temperatura interna de 70-74°C. Los jugos de la carne deben ser transparentes y no contener áreas de color rojo o rosado. No consumir huevos crudos ni leche no pasteurizada porque pueden estar contaminados. No lavar nunca la carne ni el pollo crudo. Lavarlos cuando todavía están crudos puede dispersar los gérmenes por la cocina. Lavar a conciencia todas las tablas de cortar, todos los utensilios y todas las superficies de la cocina (sobre todo los que entren en contacto con la carne cruda) utilizando agua caliente y jabón después de cada uso. Si se tiene un gato, ponerse guantes cuando se cambie el cajón de los excrementos y lavarse las manos a conciencia a continuación. Lo mismo si se toca al gato o cualquier objeto de éste. Utilizar guantes para realizar tareas de jardinería y lavarse bien las manos al acabar. Haz nuestro test de embarazo y averigua todo lo que debe saber una embarazada. Descubre todos los consejos y cuidados de las mujeres embarazadas.
Qué Debes Saber Sobre el Quiste Ovárico
Artículo especializado
Qué Debes Saber Sobre el Quiste Ovárico
Los quistes de ovario son una de las patologías más frecuentes en la consulta de ginecología, que afectan a mujeres de todas las edades. Debemos desmentir el prejuicio que frecuentemente los asocia a una patología peligrosa ya que casi en su totalidad son benignos . Además, muchos de ellos desaparecen solos sin ningún tratamiento y no dan síntomas. De hecho, suelen diagnosticarse casualmente en una exploración ginecológica o ecografía. ¿Qué es un quiste de ovario? La palabra quiste deriva de una palabra griega que significa saco o bolsa cerrada. Y contiene diferente material dependiendo del tipo de quiste. Los más frecuentes son llamados quistes funcionales del ovario, que quiere decir que surgen del propio funcionamiento del ovario y se eliminan espontáneamente. Este tipo de quistes se dan en mujeres en edad fértil mientras tienen periodo menstrual. Para entender esto hace falta una pequeña lección de fisiología y anatomía:  toda mujer durante los años que tiene reglas prepara en su ovario un óvulo que crece en el interior de una pequeña bolsa de líquido llamada folículo. Cuando tiene el tamaño y madurez suficiente se abre para dejar salir al óvulo y ser recogido y conducido por la trompa en lo que se denomina “ovulación”. Esto ocurre una vez al mes en condiciones normales. Cuando se da un pequeño error en este proceso nos encontramos con la aparición de los quistes funcionales: Si el folículo no se rompe para dejar salir al óvulo continúa llenándose de líquido y nos hallamos ante un quiste folicular. En las siguientes semanas se reabsorberá el líquido y desaparecerá. Si, por el contrario, el proceso de ovulación se produce, pero al romperse el folículo o desprenderse el óvulo accidentalmente sangra el ovario se forma un hematoma en el interior del ovario que se llama quiste hemorrágico o quiste lúteo, que contiene sangre y que también el cuerpo hará desaparecer en unas semanas como cualquier hematoma. Estos son, pues, los quistes más frecuentes, se dan en mujeres entre su primera regla y la menopausia y son absolutamente benignos . Quistes orgánicos El otro gran grupo se llama quistes orgánicos. La diferencia es que no van a desaparecer solos , se trata de algún tipo de células del ovario que crecen y forman una bolsa de contenido distinto según el tipo de células que han proliferado: Cistoadenomas serosos: líquido transparente, suero. Cistoadenomas mucinosos: líquido denso, mucoso. Teratomas o quistes dermoides: contienen diferentes tipos de tejidos como grasa, pelo, dientes, hueso, cartílago… Endometriomas: contienen restos de sangre envejecida, antigua que adquiere consistencia de “chocolate fundido”. Todos ellos también son benignos , los teratomas son más frecuentes en mujeres jóvenes, y los endometriomas también aparecen en la edad fértil, pero los cistoadenomas pueden darse a cualquier edad, incluso después de la menopausia. La diferencia significativa con los funcionales es que habitualmente no desaparecen por lo que en muchas ocasiones se propone tratamiento quirúrgico. Desgraciadamente, en el ovario también crecen tumores malignos (carcinomas o cistoadenocarcinomas) o tumores de bajo potencial de malignidad (borderline), aunque son mucho menos frecuentes. Estos a menudo tienen un componente quístico, pero mezclado con parte sólida y no se les suele confundir con un “quiste simple” de ovario. ¿Qué síntomas provocan? Pues la mayoría de veces ninguno , suelen ser un hallazgo casual durante una exploración o ecografía ginecológica, lo cual cual significa que pasan desapercibidos sin diagnóstico y que la mayoría de mujeres habrán tenido alguno a lo largo de su vida. Si dan síntomas es según su tamaño por el espacio que ocupan: sensación de peso en el bajo vientre, molestia o dolor leve de forma espontánea o durante las relaciones sexuales, sensación de ganas de orinar o defecar si comprimen vejiga o recto… En otras ocasiones pueden alterar el patrón menstrual pues interfieren con la función ovárica de secreción de hormonas. Rara vez dan síntomas graves , sólo en los casos en que se accidentan: si se rompen, torsionan o sangran pueden dar un cuadro de abdomen agudo con náuseas y vómitos o hemorragia importante que requiera intervención urgente, pero son complicaciones muy infrecuentes. ¿Cómo se diagnostican? El diagnóstico se basa en las pruebas de imagen , principalmente la ecografía transvaginal. En casos dudosos nos puede aportar alguna información extra un TAC o Resonancia Magnética. Para distinguirlos de los tumores malignos de ovario se pueden solicitar marcadores tumorales en sangre, que están elevados en casos de malignidad pero también en ocasiones en otras patologías ginecológicas benignas. ¿Cuál es el tratamiento? Ya hemos comentado que con los quistes funcionales no hacen falta tratamientos pues desaparecen espontáneamente. De todas maneras, en ocasiones se pueden prescribir anticonceptivos hormonales para acelerar su resolución. Los quistes orgánicos no desaparecen espontáneamente y habitualmente se requiere su extirpación quirúrgica. En esos casos la técnica de elección es la laparoscopia (cirugía mínimamente invasiva en la que no es necesario abrir el abdomen y se hace a través de unas pequeñas incisiones). La cirugía puede incluir la extracción completa del ovario o solamente el quiste y dejar el tejido sano. El criterio para hacer una u otra cosa es médico, y se valorará el tipo de quiste, la edad de la paciente y su deseo reproductivo.
Desarrollo del Feto
Artículo especializado
Desarrollo del Feto
El desarrollo del feto, desde el momento de la concepción hasta el término del embarazo en el que verá la luz un recién nacido de 3 Kg de peso medio, con todos sus órganos y su aspecto y personalidad únicos, es un proceso mágico . En su transcurso se van sucediendo una serie de acontecimientos clave , las instrucciones de los cuales están gravadas en nuestro ADN, y que son de una altísima complejidad. Y aún así la infinita mayoría de veces, afortunadamente, todo va bien. Con el control médico contribuimos a corregir o detectar alteraciones de ese proceso, pero, igualmente, la mayoría de embarazos llegarían a término sin complicaciones aún sin nuestra supervisión. ¿Qué le sucede al feto mes a mes a lo largo del embarazo? Primer mes :  desde el momento en que se produce la fecundación de un óvulo por un espermatozoide, un nuevo ser genéticamente único, fruto de una mezcla única de los cromosomas de padre y madre, empieza su formación. Una primera célula se divide en dos, y éstas en cuatro, después en ocho, 16, 32… Un crecimiento exponencial que en este mes básicamente formará las paredes de la bolsa amniótica y algunas células se diferenciarán para empezar a constituir el embrión, que apenas es visible ecográficamente. Segundo mes :  el embrión empieza a diferenciar sus tejidos. Desde muy pronto hace falta que el corazón bombee sangre a lo largo del resto del cuerpo para que se vayan desarrollando el resto de órganos: la médula espinal, con el cierre de la columna vertebral, el cerebro, las partes de la cara: ojos, primero en los laterales de la cabeza para posteriormente irse centrando en la parte frontal, nariz, boca… La cabeza es proporcionalmente mucho más grande, prácticamente tanto como el resto del cuerpo. Se forman los intestinos, y se empiezan a esbozar las extremidades . Primero son como unas yemas que crecen lateralmente desde tronco, al final del cual hay una especie de cola. Irán tomando forma y al final de este mes se empiezan a distinguir los dedos, que alcanzan una longitud de unos 2-3 cm. Tercer mes :  los órganos que habían iniciado su formación la perfeccionan, y se desarrollan los más tardíos, como los genitales. Al final de este periodo todos los órganos han completado su formación que ya no podrá modificarse. Nos queda el resto de embarazo para su maduración y crecimiento, pero a partir de este momento ningún elemento puede incidir para crear una malformación ni un órgano bien formado puede evolucionar a uno malformado. Al final de este trimestre se realizan análisis y ecografías para detectar lo más precozmente posible anomalías cromosómicas y anatómicas. Al final llegará a tener unos 14 cm de largo. Cuarto mes : ahora es cuando literalmente llamamos feto al ser que hasta ahora era sólo embrión. Sigue creciendo y madurando, tiene periodos de intensa actividad y movimientos de extremidades y de todo el cuerpo en forma de sacudidas. Se le empieza a cubrir el cuerpo de vello, llamado lanugo y de vérmix, una capa de grasa que recubre la piel para protegerla y empieza a tener arrugas en la piel y huellas dactilares. Al finalizar este mes medirá unos 18 cm. Es capaz de segregar hormonas y responder, por ejemplo, con la secreción de insulina de su páncreas ante el ascenso de los niveles de glucosa que le llegan de su madre. Quinto mes : el tamaño del feto sigue aumentando y al mismo tiempo su fuerza, por lo que es el momento en que se empiezan a notar los movimientos fetales. Anatómicamente tiene el tamaño suficiente para que sean ecográficamente visibles todos sus órganos, por lo que en este momento se realiza la ecografía más importante del embarazo en cuanto a descartar la mayoría de alteraciones anatómicas. Se desarrollan sus sentidos y empieza a responder a estímulos táctiles, gustativos, acústicos y lumínicos. Se han hecho estudios valorando la respuesta fetal a determinadas músicas o sonidos, cómo reaccionan si la madre toma alimentos dulces o café acelerando su frecuencia cardiaca . Tiene sentido del tacto, se toca la cara o las manos, puede agarrar el cordón umbilical. Alcanzará los 22-25 cm en esta etapa y hasta 500 g de peso. Sexto mes : sigue creciendo, realizando movimientos complejos como bostezar, chuparse un dedo, abrir y cerrar los ojos, sacar la lengua, hacer muecas… Sigue madurando su sistema sensorial, se pueden observar respuestas como una erección al chuparse el dedo. Es el límite inferior de supervivencia fuera del útero. Algunos de estos grandes prematuros pueden sobrevivir, aunque en ocasiones con secuelas. Tiene pelo, cejas, pestañas… Sus funciones vitales ya funcionan prácticamente como lo harán al nacer: traga líquido amniótico, con lo que sus riñones lo filtran y orina, siendo el líquido amniótico en gran porcentaje orina fetal. Las células que desprende y flotan en ese líquido, junto al lanugo que va tragando, las va digiriendo, y junto a los fluidos de la vesícula biliar, a lo largo del resto del embarazo, irán formando una papilla densa que rellena todo el intestino llamada meconio que la que eliminará con sus deposiciones los dos o tres primeros días de vida. Llegará a medir unos 30 cm y a pesar unos 800 g. Séptimo mes : más crecimiento, más madurez. Empezamos el tercer y último trimestre del embarazo. Es cuando empieza a acumular más grasa en su tejido subcutáneo y sus huesos aumentan en densidad y consistencia. Al final de este periodo mide unos 35 cm y pesa 1200 g, también la mayoría de ellos se colocan con la cabeza en la pelvis materna y ya se mantendrán así hasta el parto. Octavo mes : se completa prácticamente la madurez de todos los órganos, el último en hacerlo es el pulmón, pero por ejemplo el intestino ya no tendría problemas para digerir alimento, y cada uno de sus sentidos se podrían amoldar sin problemas a la vida fuera del útero. Empieza a entrenar su musculatura respiratoria haciendo contracciones del diafragma que a menudo se descoordinan y provocan hipo. En este mes acumula mucha grasa corporal y su sistema músculoesquelético se incrementa aumentando un kg en este mes, de manera que ya alcanza los 2.200 g y los 40-44 cm al final del octavo mes. Noveno mes : periodo final, en el que se completa todo el desarrollo con la síntesis de unas sustancias químicas en el pulmón que le permitirán la delicada tarea de extraer el oxígeno del aire y difundirlo a la sangre, trabajo que hasta que nazca lo está haciendo la madre por él. Los movimientos son más dificultosos y se puede adivinar su anatomía por la forma que tiene el abdomen materno.  Alterna periodos de actividad y de reposo de unos 30-40 minutos a lo largo de todo el día. La cabeza se va colocando más profundamente en el interior de la pelvis, crecen las uñas, se va preparando para el parto, que será inminente. Llegará a medir 50 cm y pesará 3.200 g de media a término. En algún momento, durante este tramo final del embarazo se desencadena el parto . Una glándula materna empieza a segregar pulsos de oxitocina y se empiezan a producir contracciones uterinas rítmicas que irán empujando progresivamente al feto a lo largo del canal del parto. Es capaz de percibir esa oxitocina y adrenalina maternas y prepararse para el nacimiento. Tras el trabajo de parto el feto está avisado de que va a salir y se culmina la maduración del pulmón para que inmediatamente se ponga a respirar cuando sale... Así es, ¡todo está previsto! Haz nuestro test de embarazo y averigua todo lo que debe saber una embarazada. Descubre todos los consejos y cuidados de las mujeres embarazadas.
Embarazo de Riesgo
Artículo especializado
Embarazo de Riesgo
El embarazo es un proceso fisiológico para el que el organismo de la mujer está perfectamente preparado, pero hay que tener en cuenta que le supone una sobrecarga y un estrés , y en determinadas situaciones puede incluso suponer un riesgo para su salud. En estos casos hablamos de embarazo de riesgo desde el punto de vista materno. En otras ocasiones, es el propio embarazo el que está en riesgo por circunstancias que pueden afectar al pronóstico de la gestación o al estado del feto, es entonces cuando consideramos un embarazo de riesgo desde el punto de vista fetal. En los embarazos que evolucionan con normalidad la gestante puede hacer vida relativamente normal, pero en los embarazos de riesgo se requiere a veces reposo, o controles más intensivos o pruebas diagnósticas especiales . En estos casos, es importante seguir las pautas indicadas por el ginecólogo. Cómo actuar En la primera visita de embarazo, o en una visita preconcepcional en casos de patología materna hay que valorar todos los antecedentes de la paciente y etiquetar el embarazo como embarazo normal, de riesgo medio, alto o muy alto. Las causas de riesgo pueden ser de tres tipos: Desde el punto de vista social: condiciones de la paciente, su edad, peso, talla, perfil socio-económico, hábitos tóxicos, exposición a tóxicos laborales… Desde el punto de vista de los antecedentes de la paciente : enfermedades previas al embarazo, abortos o partos anteriores… Desde el punto de vista del embarazo actual : patologías que se desarrollan en el embarazo en curso, como diabetes gestacional o preeclampsia, malformaciones fetales, embarazos múltiples o rotura prematura de la bolsa amniótica. Causas de riesgo medio Las causas de riesgo medio engloban todas las condiciones anatómicas que pueden dificultar un parto vaginal e incrementar el riesgo de cesárea , como son la talla baja, la obesidad no mórbida (la obesidad mórbida se considerará de riesgo alto) y las anomalías de la forma de la pelvis. Por otro lado, todas las situaciones que puedan comportar un control insuficiente lo que puede comportar situación de riesgo fetal como los embarazos no deseados, las adolescentes, o las pacientes en condiciones socioeconómicas desfavorables. Otro factor de riesgo medio, que puede ser alto o muy alto en función de la dosis, es la gestante con hábitos tóxicos, fumadoras o consumidoras de drogas o alcohol , por el efecto que puede tener en el feto. Las grandes fumadoras tienen fetos de bajo peso, y el consumo de alcohol incluso puede provocar un síndrome alcohólico fetal con afectaciones de múltiples órganos y retraso mental. Son consideradas gestantes de riesgo medio las pacientes con alguna patología leve diagnosticada antes del embarazo, como cardiopatías leves, problemas respiratorios crónicos, enfermedades de transmisión sexual. Asimismo, las pacientes de edad avanzada o que han tenido más de 4 hijos previamente, o si el periodo transcurrido desde el último embarazo es inferior a 12 meses (de parto a parto). También consideramos embarazo de riesgo medio cuando ha existido esterilidad previa y si el embarazo se ha conseguido a través de técnicas de reproducción asistida. A lo largo del embarazo pueden aparecer circunstancias que conviertan un embarazo normal en uno de riesgo medio como pérdidas de sangre durante el primer trimestre, incremento excesivo o insuficiente de peso, infecciones urinarias... Riesgo alto Se considerará riesgo alto la patología materna más grave: cardiopatías, patologías endocrinas, anemia grave, obesidad mórbida por el riesgo que puede suponer el embarazo sobre la patología de la madre. También la diabetes gestacional por el riesgo fetal que comporta si no se controla adecuadamente. O pacientes diagnosticadas de infecciones víricas o bacterianas (hepatitis, toxoplasma, sífilis, VIH) por riesgo de malformaciones congénitas o infección del recién nacido. También catalogado como riesgo alto los antecedentes obstétricos desfavorables: abortos anteriores, partos prematuros, recién nacidos de bajo peso, o partos previos con complicaciones dado el riesgo de presentar nuevos abortos o complicaciones en el parto. Así como pacientes que hayan sido sometidas a cirugía uterina previa por el riesgo de rotura uterina. Incluimos en este grupo los embarazos en los que se ha diagnosticado una m alformación fetal, que según su severidad puede ser incluso de riesgo muy alto. También los embarazos de gemelos y la preeclampsia leve (alteración multiorgánica del tercer trimestre de embarazo que cursa con elevación de la tensión arterial, proteínas en la orina, y alteraciones analíticas). Riesgo muy alto En el grupo de riesgo muy alto incluimos todas aquellas gestantes con patología muy grave: cardiopatías severas, enfermedades psiquiátricas, diabetes previas al embarazo porque el embarazo puede tener serias consecuencias sobre el estado de la madre. La drogadicción o alcoholismo habitual por el riesgo fetal de malformaciones, retrasos de crecimiento y prematuridad. Así como la preeclampsia grave. Y las malformaciones fetales graves o retrasos de crecimiento severos La gestación múltiple (de 3 o más fetos) o de fetos con malformación congénita compleja confirmada y todas aquellas condiciones que pueden favorecer un parto prematuro, como rotura prematura de membranas, malformación uterina o contracciones prematuras sin causa aparente. Otro concepto que hay que incluir en este grupo es a las mujeres que han sufrido previamente una muerte fetal prenatal o neonatal por el riesgo de repetición y por la ansiedad generada por estos antecedentes. Y finalmente accidentes obstétricos graves como la placenta previa o el desprendimiento precoz de placenta. Cómo atender estos embarazos Según el nivel de riesgo el control de embarazo se podrá realizar en el p rimer nivel asistencial, consultas básicas o centros de asistencia primaria en embarazos sin riesgo o con riesgo medio. En algunos casos de riesgo medio y los de riesgo alto han de ser controlados en centros especializados o en hospitales de nivel B (comarcales). Los de riesgo muy alto es necesario su seguimiento y atención al parto en hospitales de nivel C, donde se dispone de equipamiento adecuado para manejar recién nacidos con patología compleja o de gran prematuridad, así como gestantes con patología severa. Si se te ha diagnosticado un embarazo de riesgo sigue los consejos de tu especialista y confía en que con el control adecuado y los medios a nuestro alcance prácticamente todos los problemas tienen solución. Haz nuestro test de embarazo y averigua todo lo que debe saber una embarazada. Descubre todos los consejos y cuidados de las mujeres embarazadas.
Gonorrea, ¿Qué Debes Saber?
Artículo especializado
Gonorrea, ¿Qué Debes Saber?
Seguro que sabes que la gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual , pero poco más. Para empezar, te diremos que afecta sobre todo a personas jóvenes, entre los 15 y los 25 años, y que está provocada por la bacteria Neisseria Gonorrhoeae , un germen que existe en todos los países del mundo. El principal problema para su tratamiento está siendo el desarrollo de resistencias a los antibióticos. ¿Cómo se contrae? En contagio se produce por relaciones homo o heterosexuales, genitales, orales o anales. Puede afectar a los genitales masculinos y femeninos, y también al ano o la cavidad oral. Una mujer embarazada que la padezca puede transmitírsela a su bebé durante el parto. La única manera de evitar la transmisión es limitar la promiscuidad sexual, y tener sexo protegido con preservativo. Además, para evitar la diseminación de la infección, cada vez que se diagnostica un caso hay que localizar a las parejas sexuales previas (teóricamente, a las personas con las que se han tenido relaciones durante los 60 días previos), explorarlas y tratarlas. ¿Qué síntomas produce? En el hombre, el síntoma fundamental es el dolor o picor al orinar , que es la traducción de la inflamación de la uretra. Además, es frecuente observar una gota de pus blanco, verde o amarillo al final de la micción. Puede haber otros síntomas más raros, como el dolor en los testículos. En la mujer, la gonorrea puede pasar inadvertida, o puede simular los síntomas de una irritación vulvar, una vaginitis o una infección de orina . Puede notarse ardor al orinar, aumento del flujo vaginal, o sangrado Independientemente del sexo, la infección en el ano o el recto puede no causar síntomas, o manifestarse como flujo, picor en el ano o dolor al ir de vientre. En el caso de afectar la cavidad oral, la enfermedad provoca una faringitis que se manifiesta por dolor de garganta, secreciones, fiebre , aumento de los ganglios linfáticos, o dolor de cabeza. Se ha de tener en cuenta que existen otras uretritis y vaginitis no gonocócicas, que no están causadas por la bacteria de la gonorrea, sino por otros microbios, fundamentalmente la clamidia. Su diagnóstico se basa en pruebas microbiológicas, de la muestra tomada. Como son difíciles de distinguir de la gonorrea, muchas pautas de tratamiento incluyen antibióticos que sean efectivos para los dos gérmenes. ¿Cómo se diagnostica? Se puede utilizar una muestra de orina para detectar la gonorrea. Sin embargo, si ha habido relaciones sexuales orales o anales, hay que usar un hisopo (bastoncillo) para obtener muestras de la garganta o del recto. Lo mismo se puede emplear para tomar muestras de la uretra del hombre o la vagina de la mujer. ¿Qué pasa si no se trata? No tratada, esta infección puede curar por sí sola u ocasionar problemas muy graves. En la mujer puede ser responsable de una enfermedad inflamatoria pélvica , una infección interna de la pelvis que puede causar fiebre, dolor abdominal crónico, o infertilidad. En el hombre, puede ser responsable de infección de los testículos o la próstata , y causar también infertilidad . En casos graves, la infección puede pasar a la sangre y afectar a las articulaciones u otros órganos, y puede ser incluso mortal. ¿Cómo se trata? Es una infección que se trata con antibióticos como los macrólidos y las cefalosporinas. Las resistencias del germen han ido aumentando a muchos antibióticos, por lo que no puede tratarse con penicilina u otros antibióticos más antiguos. En algunos casos, es necesario practicar una prueba llamada antibiograma para conocer la sensibilidad del germen a los distintos antibióticos y administrar el más adecuado. ¿Y la prevención? Es evidente que el sexo seguro es la mejor prevención, con la utilización del preservativo para cualquier relación genital, oral o anal. También es importantísimo detectar y tratar a posibles parejas que puedan seguir transmitiendo la enfermedad a otras personas.

Videoconsulta médica gratis

Solo por registrarte te regalamos dos meses de Savia Premium para que lo pruebes.

Reservas una cita
Preparamos la consulta
Solucionas todas tus dudas
Regístrate
Signos y síntomas
Todos los signos y síntomas
Contenidos sobre enfermedades
Somos conscientes de que los conceptos médicos pueden resultar confusos si no te los explican con claridad. Para evitar esto, le hemos pedido a nuestros profesionales que preparen estas fichas en donde podrás acceder a información relevante sobre enfermedades que te ayudará a entender de una manera sencilla por qué se producen y por qué es necesario su tratamiento.
Ver todas las enfemedades
Insomnio
Enfermedad
Insomnio
¿Qué es el insomnio? El insomnio es el trastorno del sueño , ya sea de conciliación, esto es, dificultad para conciliar el sueño, o trastorno de despertar precoz, el paciente se despierta antes de la hora prevista, dando lugar a s ensación de cansancio o de falta de actividad al día siguiente . Entre un 10 y un 15% de la población sufre de insomnio crónico y hasta el 50% de la población sufre de insomnio en algún momento de su vida. Es más frecuente en las mujeres, aunque está aumentando en los hombres e incluso en los niños. El insomnio es en la mayoría de las ocasiones un síntoma de otra enfermedad y se considera una enfermedad leve. Tipos de insomnio Las clasificaciones de los tipos de insomnio son variadas pudiendo hacerse en función de diferentes criterios. Según la causa que lo produce: Insomnio orgánico : es el que se produce por un a enfermedad de base, como la apnea del sueño o el síndrome de piernas inquietas. Insomnio no orgánico : es el que se relaciona con enfermedades mentales. Insomnio familiar letal : es una enfermedad genética grave en la que uno de sus síntomas es el insomnio, que acaba en muerte. Según el momento en que se produce: Insomnio de conciliación : en el que no se puede empezar a dormir. Insomnio de despertar precoz : en el que el paciente se despierta antes de la hora prevista. Causas del insomnio La causa más frecuente de insomnio son los malos hábitos de sueño. Síntomas del insomnio Los síntomas son la dificultad para establecer el sueño a la hora prevista y el despertarse antes de la hora prevista , que se suelen acompañar de cansancio y sueño a lo largo del resto del día. Tratamiento para el insomnio El tratamiento del insomnio tiene una doble vertiente, orientada a adquirir buenos hábitos de sueño y en ocasiones al uso de tratamientos farmacológicos. Hábitos correctos de sueño como acostarse y levantarse a horas similares siempre , hacer ejercicio durante el día, no dormir por el día, en las últimas horas de la tarde no se deben realizar actividades que sean excitantes ni tomar bebidas excitantes, no comer en exceso antes de acostarse , y mantener una habitación cómoda sin estímulos. La terapia conductual, en la cual se le indica al paciente que intente mantenerse despierto, dando lugar a pérdida de ansiedad por el sueño, puede mejorar el insomnio de conciliación, las terapias de control de estímulos y de relajación pueden ayudar también con el. El tratamiento farmacológico puede ir dirigido a tratar la enfermedad de base, como es el uso de ansiolíticos o antidepresivos , las Benzodiazepina y los fármacos hipnóticos se pueden usar para trastornos de sueño durante breves periodos de tiempo que no deben superar un mes, debido a la capacidad que tienen de crear adicción. Estos fármacos pueden ser peligrosos en pacientes con enfermedades de base como la apnea del sueño. Por último, los neurolépticos, de efecto sedante, pueden ser usados en pacientes con insomnio refractario al tratamiento. El uso de melatonina parece tener efecto en el insomnio de personas mayores de 55 años, sobre todo cuando tienen alteraciones de los ritmos circadianos (reloj biológico del cuerpo humano) Pruebas complementarias del tratamiento del insomnio Las pruebas que se utilizan en el insomnio son: Polisomnografía : en el cual se registra la actividad cerebral, movimientos oculares, tono muscular, flujo respiratorio y frecuencia cardiaca. Test de latencia de sueño múltiple : se usa para detectar la hipersomnia, se le hace dormir cinco veces al dia, siestas de dos horas, si el paciente se duerme antes de cinco minutos y entra en fase REM antes de tres minutos se trata de hipersomnia. Actinografía : se usa en el insomnio crónico para tratar de averiguar si el paciente duerme durante el dia. Se le sitúa un velocímetro en la muñeca para detectar los movimientos del brazo, estos se paran durante el sueño. Factores desencadenantes del insomnio Los factores desencadenantes del insomnio suelen ser el estrés y las enfermedades mentales como depresión y ansiedad. Factores de riesgo del insomnio Los factores de riesgo del insomnio son alteraciones en los hábitos de sueño, consumo de estimulantes en las últimas horas del dia, un dormitorio poco confortable , falta de rituales previos a acostarse, hiperestimulación con dispositivos electrónicos previo a acostarse, dificultades para relajarse o enfermedades mentales sin tratamiento. Complicaciones del insomnio Cambios de humor. Irritabilidad. Cansancio. Dificultad para la concentración. En el insomnio familiar letal se puede producir la muerte del individuo (es una enfermedad neurológica en que el insomnio es solo un síntoma). Prevención del insomnio Acostarse y levantarse a la misma hora. Ejercicios de relajación. Rituales previos a dormirse. Habitación comoda. No consumir bebidas estimulantes. Especialidades a las que pertenece el insomnio La especialidad que trata el insomnio es la psiquiatría, que en algunos casos puede necesitar de colaboración de psicólogos para enseñar métodos de relajación a los pacientes. Preguntas frecuentes: ¿Cuánto aguanta una persona sin dormir antes de caer enferma? No hay datos concretos que nos permitan conocer cuánto se puede estar sin dormir antes de caer enfermo, se conocen casos de soldados durante la segunda guerra mundial que estuvieron sin dormir hasta cinco días, sin presentar graves trastornos posteriores, y hay datos de una persona que estuvo sin dormir hasta 11 días. Las personas que sufren insomnio no están sin dormir y muchas de ellas tienen microsueños de minutos que pueden ser reparadores. Dormirse enseguida, pero despertarse muchas veces… ¿Es insomnio? El despertarse muchas veces es una forma de insomnio, en el cual el sueño está fragmentado. No obstante, todos tenemos microdespertares a lo largo de la noche, solo cuando tras despertarse el paciente no se vuelve a dormir rápidamente podemos hablar de insomnio. ¿Es verdad que cuanto más mayores nos hacemos, menos dormimos? Efectivamente cuando vamos cumpliendo años se observa una tendencia a dormir menos, además de variar el patrón de sueño. Así, un adulto de más de 60 años puede dormir cinco horas y estar descansado . Además, en ancianos el patrón de sueño se altera, en general comienzan a tener sueño antes y se despiertan muy temprano por la mañana, un anciano puede dormir 5 horas y ser suficiente para él. ¿Cuántas horas se necesita dormir para rendir al 100%? En general se dice que hay que dormir 8 horas , pero esto es variable a lo largo de la edad e incluso del individuo. Los bebés pueden dormir hasta 18 horas y los adultos por encima de 65 años pueden dormir tan solo cinco horas. Además, hay personas que necesitan dormir menos, lo importante, es si el paciente presenta síntomas de cansancio y si se encuentra bien por el día, duerme lo suficiente. ¿Es el insomnio crónico? Se habla de insomnio crónico cuando el paciente tiene problemas para dormir de más de un mes de duración , esto se produce en la mayoría de los casos en personas de edad avanzada o en personas con problemas de salud mental. También puede producirse en situaciones de estrés, normalizando al desaparecer la situación.  
Linfoma no Hodgkin
Enfermedad
Linfoma no Hodgkin
¿Qué es un linfoma no Hodgkin? El linfoma no Hodgkin es un tumor de células malignas que se produce en el sistema linfático. Se produce en 12,3 de cada 100.000 varones y 10,2 de cada 100.000 mujeres, es la séptima causa de cáncer en la población general y la novena de muerte por cáncer, es una enfermedad grave. Tipos de linfomas Linfomas indolentes o bajo grado de malignidad : son tumores con un crecimiento lento con una supervivencia de años y cuyo tratamiento es difícil en los casos avanzados. Linfomas agresivos : sufren un desarrollo acortado en el tiempo y crecimiento rápido que pueden acabar con la vida del paciente en meses si no son tratadas de forma adecuada, sin embargo pueden llegar a curarse incluso en estadios avanzados. Linfomas no hodgkin de muy alto grado de malignidad : el paciente no tratado puede morir en semanas. Causas del linfoma no Hodgkin En la mayoría de los casos no hay una causa identificable del linfoma hodgkin, si bien la probabilidad de este aumenta con la edad. Síntomas del linfoma no Hodgkin Los síntomas son, en más de dos tercios de los pacientes, un ganglio aumentado de tamaño, en más del 40% de los casos aparece fiebre, pérdida de peso y sudoración nocturna, en los pacientes con fiebre de más de 38 y con pérdida de peso de más de 10%, se consideran síntomas B y suelen indicar un linfoma más agresivo. Un 10% de los pacientes tienen cansancio, pérdida de apetito y picor en el cuerpo. Tratamiento para el linfoma no Hodgkin El tratamiento será diferente según el tipo de linfoma. En los linfomas indolentes en los estadios iniciales I y II se consideran la radioterapia del área afectada o el tratamiento combinado de la radioterapia y quimioterapia con Ciclofosfamida , Vincristina y Prednisona . Con este tratamiento la supervivencia es del 60% los 10 años. En estadios III y IV se podrá usar quimioterapia, radioterapia o inmunoterapia con Rituximab . En el linfoma no hodgkin agresivo, en los estadios I y II, se usa la quimioterapia CHOP-rituximab ( Ciclofosfamida, Doxorubicina, Vincristina y Prednisona ) en cuatro ciclos seguidos de radioterapia de la zona afectada y en casos de buena respuesta se puede evitar la radioterapia dando 6 ciclos de quimioterapia. En estadios avanzados se dará la misma quimioterapia en 6 ciclos, osea CHOP-rituximab . En las recaídas se dan dosis altas de quimioterapia y reinfusión de células hematopoyéticas. Pruebas complementarias del tratamiento del linfoma no Hodgkin Las pruebas complementarias serán: an alítica de sangre completa, biopsia del ganglio afectado y aspiración de médula ósea. En pruebas de imagen se necesitará radiología de tórax, escáner toraco-abdominal y pélvico. Se puede realizar una resonancia magnética nuclear si el paciente presenta síntomas del sistema nervioso central. Factores de riesgo del linfoma no Hodgkin Son factores de riesgo el haberse sometido a tratamientos con radioterapia o quimioterapia previa, las personas con transplantes de órganos sometidas a tratamiento inmunosupresor, infecciones por virus como el virus de Epstein Barr, el VIH, la hepatitis C y otras enfermedades como lupus , enfermedades mixtas del tejido conjuntivo, artritis reumatoide, crioglobulinemia mixta y enfermedad de crohn.   Complicaciones del linfoma no Hodgkin Infecciones. Anemias. Problemas respiratorios. Daño por metástasis sistema nervioso central. Prevención del linfoma no Hodgkin Al no tener una causa desencadenante clara conocida no se puede prevenir el linfoma no Hodgkin. Especialidades a las que pertenece el linfoma no Hodgkin El linfoma no Hodgkin va a ser tratado por el hematólogo y el oncólogo. Preguntas frecuentes: ¿Qué es un linfoma Hodkin? El linfoma Hodgkin es el cáncer de células malignas que parte de células B, que se desarrolla de forma anómala en un ganglio , dando lugar a su multiplicación sin control. Es un linfoma que se da de forma preferente en dos etapas de la vida, entre los 15 y 40 años y a los 55, es raro tanto en niños menores de 5 años como en adultos mayores de 70. ¿Qué es un linfoma en el cuello? El linfoma en el cuello es el que surge a nivel de los ganglios linfáticos que se encuentran en esta zona del cuerpo, es la forma de presentación inicial más común tanto para el linfoma Hodgkin como el linfoma no Hodgkin. ¿Qué es el cáncer linfático? El cáncer linfático es el que comienza en el sistema linfático, que está formado por ganglios, vasos linfáticos, bazo, amígdalas y diferentes zonas de defensa del organismo a nivel de mucosas de otro órganos como sistema gastrointestinal y pulmón. Es pues un cáncer del sistema de defensa del organismo. ¿Cuál es el linfoma más frecuente? El linfoma más frecuente es el linfoma no Hodgkin , que se produce en más del doble de casos que el linfoma de Hodgkin, dentro de este el más normal es el que empieza con detección de ganglios a nivel del cuello. ¿Qué es un linfoma de MALT? El linfoma MALT o linfoma de tejido linfoide asociado a mucosas , es el linfoma que surge en las células de defensa, que se encuentran en las mucosas de ciertos órganos. El más frecuente en el sistema gastrointestinal, y dentro de este el de estómago, aunque también se puede dar en pulmones y en glándulas lagrimales y mamarias.  
Linfoma de Hodgkin
Enfermedad
Linfoma de Hodgkin
¿Qué es un linfoma Hodgkin? El linfoma de hodgkin es una tumoración maligna del sistema linfático y que se produce a partir de una célula B o linfocito B activado en un ganglio linfático, se conoce también como enfermedad de hodgkin. En España se diagnostican unos 1.150 casos de esta enfermedad al año , sus grupos de edad más común son entre 15 y 40 años con un pico máximo entre 25 y 30, un segundo pico aparece a los 55 años, solo un 5% se da en menores de 5 años o mayores de 70, es una enfermedad grave que sin tratamiento produce la muerte del enfermo. Tipos de linfomas Linfoma de hodgkin de predominio linfocítico nodular : suele ser menos del 5% de los casos y se encuentra formado por células conocidas como palomitas de maíz, ya que el núcleo celular tiene esta forma. Es una enfermedad que responde bien a los tratamientos. Linfoma de hodgkin clásico : representa el 95% de los casos y tiene células gigantes que presentan varios núcleos celulares. Suele responder bien al tratamiento y de recaer, suele aparecer entre los 2 y 3 años. Las recaídas tras 5 años son raras. Causas del linfoma Hodkin La causa de linfoma de hodgkin es desconocida en el momento actual, por su forma de presentación se piensa que puede estar relacionado con algún patógeno humano , pero esto no se ha logrado demostrar. Síntomas del linfoma Hodgkin El síntoma más frecuente del linfoma de hodgkin es la tumoración por aumento de los ganglios linfáticos a nivel del cuello, la axila y de forma menos frecuente en ingles. Cuando los ganglios se localizan en el tórax pueden dar lugar a compresión de la tráquea, esto produce tos o dificultad respiratoria, un síntoma muy poco frecuente pero característico será el dolor de los ganglios al tomar alcohol. Otros síntomas asociados son pérdida de peso, fiebre, sudoración nocturna y prurito. Tratamiento para el linfoma Hodgkin El tratamiento del linfoma depende del pronóstico favorable o desfavorable del mismo. En el linfoma no hodgkin de pronóstico favorable existen dos líneas de tratamiento, una combinada de quimioterapia con radioterapia y otra de únicamente quimioterapia. La primera línea será ABVD, y se trata de Adriamicina , Bleomicina , Vinblastina y Dacarbazina , en dos ciclos con radioterapia posterior. La segunda línea de quimioterapia exclusiva serán cuatro ciclos de ABVD, se dará solo si hay remisión tras los dos primeros ciclos de quimioterapia sino se deberá dar radioterapia también. En el linfoma en estadio inicial desfavorable, también tiene encontramos dos líneas de tratamiento, en la primera se combina radioterapia con quimioterapia en cuatro ciclos de ABVD, en la segunda, solo de quimioterapia. Serán seis ciclos de ABVD, solo si se consigue remisión completa tras los dos primeros ciclos se podrá usar la segunda línea. El tratamiento de estadios avanzados serán 8 ciclos de ABVD, en este caso solo se benefician de la radioterapia aquellos pacientes que hayan conseguido un remision parcial. Pruebas complementarias del tratamiento del linfoma Hodgkin Las pruebas complementarias serán biopsia de ganglio linfático , que se puede realizar aspiración por aguja fina, pero, en muchos casos es, necesario quitar el ganglio para un correcto examen en el laboratorio. Será también necesaria una analítica de sangre completa con pruebas renales y hepáticas, escáner toraco-abdominal y pélvico , que se puede completar con un PET-TAC y puede ser necesaria en caso de recaída la biopsia de médula ósea. Factores de riesgo del linfoma Hodgkin Los factores de riesgo son: infecciones por virus de Epstein Barr , este va a ser un factor importante en el desarrollo de la enfermedad pero no es un factor único ni tampoco indispensable. Encontramos también que la gente con familiares de primer grado con linfoma de hodgkin tienen 5 veces más probabilidad de tener un linfoma que la población general, pese a ello, esto solo aparece en el 5% de los casos. Complicaciones del linfoma Hodgkin Infecciones. Anemia. Estrechamiento de la tráquea. Prevención del linfoma Hodkin Al no existir un factor desencadenante claro no se puede prevenir el linfoma de hodgkin. Especialidades a las que pertenece el linfoma Hodkin El linfoma de Hodgkin va a ser tratado por el hematólogo y el oncólogo. Preguntas frecuentes: ¿Qué es un linfoma en el cuello? El linfoma en el cuello es el linfoma de Hodgkin que a fecta preferentemente a los ganglios linfáticos del cuello , el siguiente lugar donde suelen darse es en la ingle. ¿Qué es el cáncer linfático? El cáncer linfático es el cáncer del tejido linfático o linfoma , el tejido linfático son los ganglios linfáticos, las amígdalas, el bazo, y tejido linfático que puede haber en la mucosa de diferentes órganos como el intestino. ¿Cuál es el linfoma más frecuente? El linfoma mis frecuente es el linfoma no hodgkin , que supone la mayoría de los linfomas en su diagnóstico, En España se diagnostican unos 3.100 casos de este linfoma al año, lo que supone el doble del linfoma de hodgkin. ¿Qué es un linfoma de MALT? El linfoma MALT es el linfoma de tejido linfoide asociado a mucosas , es un linfoma no hodgkin raro, que se desarrolla en la mucosa de ciertos órganos como puede ser el sistema intestinal, el pulmón y glándulas mamarias y lagrimales, dentro del tejido digestivo el más común es el de estómago.  
Hipotensión
Enfermedad
Hipotensión
¿Qué es la hipotensión? La hipotensión es la disminución de la tensión arterial por debajo de los límites normales , determinándose de forma frecuente el tener menos de 90 mm/Hg (milímetros de mercurio) para la tensión arterial sistólica (la alta), y menos de 60 mm/Hg para la tensión arterial diastólica (la baja).La presencia de hipotensión es un signo frecuente que puede aparecer en forma leve y fisiológica por ejemplo en mujeres jóvenes, pero también como signo de gravedad de entidades patológicas que puede poner la vida del paciente en riesgo. Tipos de tensión Hipotensión ortostática : se produce cuando la tensión arterial sistólica disminuye 20 mm/Hg cuando una persona pasa de estar tumbado (en decúbito), a estar levantado y erecto. Es una alteración frecuente en personas mayores que provoca hasta un 30% de los síncopes (pérdidas de conciencia) que padecen. Hipotensión posprandial : se trata de una disminución de 20 mm/Hg o mayor de la presión arterial sistólica pasados 90 minutos tras una comida. Es frecuente también en ancianos (35% de los institucionalizados). Hipotensión asintomática crónica : se presenta como una variabilidad fisiológica en algunos pacientes, cuya tensión arterial es habitual y ligeramente baja sin provocarles ningún síntoma. Es más frecuente en personas jóvenes, sobre todo en mujeres, y más si están embarazadas. Hipotensión grave asociada a shock : se produce de forma secundaria a una patología que deriva en una situación extremadamente grave en la que existe una imposibilidad del organismo de mantener una perfusión sanguínea adecuada en los órganos y tejidos, por lo que no les llega el suficiente oxígeno para realizar sus funciones. Hipotensión vasovagal : aparece por una disfunción de la regulación neurológica, dándose de forma más frecuente en personas jóvenes. Causas de la hipotensión Enfermedades del corazón : bradicardia, alteraciones valvulares, infarto agudo de miocardio, insuficiencia cardiaca. Enfermedades endocrinas : alteraciones en el tiroides o las glándulas paratiroides, insuficiencia suprarrenal y la diabetes. Falta de aporte de líquidos suficientes al organismo y deshidratación . Embarazo . Reacción alérgica grave . Traumatismo o herida con pérdida de sangre o hemorragia interna . Alteraciones neurológicas . Diarrea y vómitos . Anemia . Padecer insuficiencia renal . Tratamiento con diálisis . Sufrir un golpe de calor . Infecciones graves . Toma de fármacos : diuréticos, vasodilatadores, digoxina, antiarrítmicos y psicofármacos (sedantes e hipnóticos). Alcohol y otras drogas . Síntomas de la hipotensión La hipotensión puede provocar síntomas como cansancio, debilidad muscular, sensación de mareo e inestabilidad , enlentecimiento del pensamiento o confusión, visión borrosa, náuseas o vómitos, pérdida de conocimiento o síncope. Tratamiento para la hipotensión En una hipotensión leve es importante la ingesta de líquidos para mantener el volumen sanguíneo (de 1.5 a 2 litros de agua al día). También se debe realizar el ajuste o retirada de cualquier fármaco que potencialmente pueda producir o contribuir a la aparición de hipotensión. En pacientes con hipotensión ortostática se aconseja evitar estar de pie de forma prolongada y tras estar tumbado, al levantarse deben quedarse durante unos minutos sentados antes de levantarse de forma completa. Se aconsejan una serie de medidas posturales para aumentar la tensión arterial como son: cruzar una pierna delante de la otra y tensar los músculos durante 30 segundos, adoptar una posición en cuclillas, o inclinar el cuerpo hacia adelante. En pacientes con hipotensión arterial pospandrial, se indica que la alimentación se fragmente en 6 comidas durante el día , en raciones pequeñas. En pacientes con hipotensión moderada-servera se realiza una reposición de líquidos administrando sueros intravenosos . Asimismo, si ha habido pérdida importante de sangre, se puede realizar una transfusión sanguínea. En ocasiones es preciso administrar fármacos como agentes vasoactivos, hemoderivados, suplementación de oxígeno y/o ventilación mecánica...etc. Por otra parte se debe tratar la causa o enfermedad específica que ha desencadenado la disminución de la tensión arterial. Pruebas complementarias del tratamiento de la hipotensión La hipotensión es una alteración que se diagnóstica con la realización de la toma de presión arterial utilizando un esfingomanómetro o tensiómetro . Se pueden realizar otras pruebas secundarias a fin de detectar las posibles causas que provocan la hipotensión, como un electrocardiograma, una analítica de sangre, un cultivo de sangre y orina para detección de bacterias que pueden producir infecciones, una radiografía de tórax y de abdomen, y un TAC o resonancia magnética cerebral. Para detectar la hipotensión ortostática puede utilizarse el test de la mesa basculante, en el que se tumba al paciente en una mesa durante unos minutos para posteriormente ponerle en posición casi de pie y ver cómo reacciona el sistema neurocardiovascular. Factores desencadenantes de la hipotensión Los factores desencadenantes fundamentales son una alteración de la función de bombeo del corazón, una hemorragia, la deshidratación , un cambio brusco de posición corporal y una alteración de los mecanismos neurológicos de control de la tensión arterial. Factores de riesgo de la hipotensión Escasa ingesta de líquidos. Padecer una enfermedad grave. El embarazo. El calor extremo. Padecer gastroenteritis. Edad (más frecuente en paciente mayores y adolescentes). La menstruación. El sedentarismo. Complicaciones de la hipotensión La mayor complicación que puede causar la hipotensión es la f alta de riego sanguíneo y de oxigenación de los órganos y tejidos que, en los casos extremos, puede llevar a un fallo multiorgánico, muerte tisular (de los tejidos) y parada cardiorrespiratoria, con el fallecimiento del paciente. En los episodios agudos y autolimitados de hipotensión arterial, el mayor riesgo es la pérdida de conocimiento debido a que, tras ella, el paciente puede sufrir un traumatismo por caída que puede llegar a ser severo, sobre todo a nivel de la cabeza. Prevención de la hipotensión La mayor prevención de la hipotensión arterial es la adecuada hidratación . Es conveniente un control exhaustivo de las enfermedades que padece el paciente como el hipotiroidismo, insuficiencia cardíaca, diabetes...etc. para evitar que estas patologías puedan causar de forma secundaria una hipotensión. Si existe un herida externa con abundante pérdida de sangre siempre ha de taponar la herida ejerciendo presión, para evitar la salida de esta y así, la producción de un shock hipovolémico. Se debe realizar un adecuado control de los fármacos que se toman, su dosificación y la posible aparición de efectos secundarios. Es aconsejable no realizar cambios posturales bruscos en pacientes con hipotensión ortostática. Es conveniente realizar comidas frecuentes y no abundantes. Evitar el consumo de alcohol. Elevación del cabecero de la cama durante el sueño en pacientes con hipotensión ortostática. Uso de medias de compresión en miembros inferiores. Realizar ejercicio físico de 20 a 30 minutos, al menos 3 veces por semana. Especialidades a las que pertenece la hipotensión La hipotensión puede ser tratada por distintos especialistas médicos, ya que aparece en diversos cuadros clínicos. Cuando existe una disminución de tensión grave, se considera una urgencia médica que se trata en el contexto de la causa de esa hipotensión, administrando fluidos por vía intravenosa por el médico especialista que esté tratando al paciente. Preguntas frecuentes: ¿Qué causa la presión arterial baja? La deshidratación es una causa frecuente de hipotensión , así mismo, la toma de algunos fármacos o el alcohol, alteraciones cardíacas, el embarazo, etc. pueden producir una presión baja. ¿Cuándo se considera la presión baja? Generalmente se considera hipotensión o presión arterial baja unas cifras de tensión arterial por debajo de 90 mm/Hg para la tensión arterial sistólica y de 60 mm/Hg para la diastólica. ¿Qué causa la tensión alta? La tensión arterial elevada puede aparecer de forma primaria por el endurecimiento de las paredes de las arterias con la disminución de su distensibilidad, y resistencia y por la alteración de la regulación que el riñón ejerce sobre ella. Así mismo, puede aumentarse de forma secundaria por diversas patologías, como la ansiedad crónica , el síndrome de apnea-hipopnea del sueño (SAHS), una coartación aórtica, enfermedades renales o endocrinas, así como la toma de fármacos y drogas , cuya acción en el organismo puede provocar un aumento de la tensión arterial. ¿Cuándo se considera la tensión alta? Se establece que existe una tensión arterial  elevada cuando sus cifras son mayores de 140 mm/Hg para la tensión sistólica y 90 mm/Hg para la tensión diastólica. ¿Qué comer para subir la tensión? Es fundamental un aumento de ingesta de líquidos en forma de agua, zumos, caldos etc, así como alimentos con alto contenido en agua, como frutas y verduras. Se puede añadir en los alimentos un aporte de sal controlado o ingerir alimentos con alto contenido en sodio . Alimentos con excitantes como el café o el té pueden activar el sistema nervioso y con ello aumentar la tensión arterial.