1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Ronchas en la Piel

Ronchas en la Piel

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿En qué consisten las ronchas en la piel ?

Las ronchas en la piel o urticaria son unas lesiones que aparecen en la piel en forma de inflamación, bien definidas, de color rojo, de manera aislada o en conjunto, que pueden producir picor y  son debidas a múltiples causas.

A menudo las causas por las que aparecen las Ronchas de piel se desconocen y suelen desaparecer por sí solas.

Tipos de ronchas en la piel

Dependen de la causa que las produce:

  • Espontáneas: aquellas que aparecen de forma súbita sin un factor desencadenante concreto y,  a su vez, pueden clasificarse en:
    • Aguda espontánea: cuando la rocha dura menos de 6 semanas y se debe  a algún tipo de alergia.
    • Crónica espontánea: si permanece más de 6 semanas y suele ser por  causa desconocida.
  • Físicas o inducibles: surgen de la exposición a estímulos físicos conocidos como el aire, la luz del sol...etc.

Posibles causas de las ronchas en la piel

A menudo las causas se desconocen y suelen desaparecer por sí solas. Otras veces pueden deberse a:

  • Factores ambientales: temperaturas superiores a 38º, agua, aire frío, exposición al sol, contaminación, humo, polen, plantas, gramíneas...etc.
  • Sudor: sobre todo después del ejercicio.
  • Presión continua sobre la piel.
  • Frotarse o rascarse la piel.
  • Alimentos como: frutos secos, marisco, leche, huevos, pescado, fruta...etc.
  • Otros elementos: medicamentos, cremas, lociones, jabones...etc.
  • Caspa o pelo de animales.
  • Polvo, ácaros u hongos.
  • Contacto con metales: como el níquel y el oro
  • Determinadas sustancias: como el látex.
  • Polen.
  • Estrés emocional.
  • Enfermedades: hormonales, renales, hepáticas, trastornos autoinmunitarios, leucemia y  procesos infecciosos.
  • Piel seca.

Diagnóstico de las ronchas en la piel ¿Qué puede ser?

Generalmente no es necesario realizar pruebas diagnósticas, sólo en aquellos casos en los que se sospeche una infección o un trastorno hormonal u orgánico. Cuando se repiten con mucha frecuencia o que persistan en el tiempo.

Las pruebas más frecuentes son:

  • Exploración física.
  • Anamnesis: entrevista para obtener todos los datos, cuándo aparecieron las ronchas, si el paciente toma medicación, si ha estado expuesto a agentes externos, qué alimentos ha tomado últimamente...etc.
  • Análisis de sangre: para determinar los niveles de azúcar, niveles de hormonas tiroideas, funcionamiento de órganos como riñones e hígado, o alguna infección.
  • Determinación de IgE alérgeno: es un análisis de sangre que determina si  la IgE (anticuerpo que hay en la sangre que ataca a los alérgenos), en la sangre de la persona se une a un alergeno específico utilizado para esa prueba, en caso de unirse determina la alergia a ese alérgeno.
  • Punción  cutánea: identifica alérgenos específicos de manera más rápida. Consiste en colocar sobre la cara interna del antebrazo una serie de gotas de diferentes soluciones como extractos de polen de diferentes árboles y arbustos, esporas de hongos, ácaros del polvo, caspa de animales, alimentos, fármacos, e incluso veneno de insectos. Después se pincha con una lanceta la piel. Una de esas gotas de solución es histamina, que provocará una reacción alérgica y así determinar que el sistema inmunitario de la persona es el correcto. En caso de reacción alérgica a algunos de estos alérgenos , se manifestara con un habón o roncha justo donde se puso la gota de solución.
  • Biopsia de piel: cuando el diagnóstico no está claro.

Tratamiento de las ronchas en la piel ¿Qué hacer?

Las ronchas muchas veces desaparecen por sí solas, sin ningún tratamiento en 1 ó 2 días.

El mejor tratamiento es la prevención e irá dirigido a:

  • Evitar el desencadenante, si se conoce este.
  • Aliviar el picor llevando ropa ancha y con duchas de agua fría.
  • Dejar de tomar la medicación habitual, en caso de que sea posible, por si puede ser debido a algún fármaco.
  • Extremar la limpieza del hogar para eliminar polvo, ácaros, hongos e insectos.
  • Evitar el contacto con humedades.
  • Llevar ropa suelta para evitar rozaduras.
  • No estar en contacto con animales, metales, y/o vegetación.
  • Vigilar la dieta y los alimentos que se ingieren.
  • Protegernos ante los agentes ambientales externos.

Tratamiento con fármacos y siempre bajo control médico:

  • Antihistamínicos: es el fármaco más utilizado porque bloquea el efecto de la histamina, que es la responsable de los síntomas. Se pueden tomar por boca o en forma de crema.
  • Corticoides: si el diagnóstico lo requiere y siempre bajo prescripción médica y un corto periodo de tiempo.
  • Adrenalina o epinefrina: cuando la roncha se acompaña de edema y afecta la zona orofaríngea provocando la obstrucción de la vías respiratorias y comprometiendo la vida de la persona.

Preguntas frecuentes

¿Qué es la urticaria en la piel?

La urticaria se manifiesta como lesiones en la piel en forma de ronchas o habones , que se caracterizan por ser de color rojizo, ligeramente elevadas, con un halo rojo alrededor y que pican, muchas veces más allá de la lesión.

¿Qué es el prurito en la piel?

El prurito en la piel es la sensación molesta e incómoda que provoca el deseo irresistible de rascarse. Puede acompañarse o no de lesión o alteración en la piel.

¿Qué son las erupciones en la piel?

Las erupciones en la piel son alteraciones de la coloración y textura de la piel. Comienza con una mancha roja en esta y puede afectar a una zona del cuerpo o extenderse por toda la piel y va acompañada, generalmente, de picor.

¿Qué es la alergia cutánea?

La alergia cutánea es una irritación de la piel debida a múltiples causas. La alergia cutánea más común es la dermatitis atópica, que es una enfermedad inflamatoria de la piel. Se caracteriza por estar la piel descamada o eccema, enrojecida y con mucho picor.

¿Qué es la dermatitis alérgica?

La dermatitis alérgica es la inflamación que sufre la piel al estar en contacto directo con una sustancia irritante, lo que provoca picazón, enrojecimiento, descamación o ampollas en la piel. Puede aparecer inmediatamente después de la toma de contacto con el agente alérgeno o pasadas unas horas.