Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Escalofríos

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿En qué consisten los escalofríos?

Los escalofríos son los temblores y una sensación de frío que se producen por las contracciones y relajaciones involuntarias de los músculos. Los temblores recorren todo el cuerpo, incluida la cabeza y, a veces, la piel toma el aspecto conocido como “piel de gallina”. La finalidad de los escalofríos es que el cuerpo entre en calor cuando siente frío, bien por una exposición a menor temperatura, bien como comienzo de un proceso de fiebre o de alguna enfermedad. Los escalofríos pueden aparecer también cuando sentimos miedo o  sufrimos alguna sorpresa intensa, tanto positiva como negativa.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.

No hay  tipos de escalofríos, pero estos pueden ir o no acompañados de fiebre, piel de gallina, palidez de la piel o temblores.
Tipos de escalofríos

No hay  tipos de escalofríos, pero estos pueden ir o no acompañados de fiebre, piel de gallina, palidez de la piel o temblores.

Posibles causas de los escalofríos  

La principal causa de los escalofríos es la fiebre (aumento de la temperatura corporal).

Otras causas que pueden ir o no asociadas a la fiebre:

  • Infecciones bacterianas como en las infecciones de orina o neumonías.
  • Infecciones  virales como gripe, catarros y/o resfriados.
  • Septicemia (infección generalizada).
  • Noticias o situaciones con mucha carga emocional, ya sean positivas o negativas.  
  • Medicaciones que puedan provocar alguna neuropatía, y por lo tanto una alteración de la temperatura, provocando escalofríos.

También muchas enfermedades tienen como síntoma los escalofríos como son:

  • La malaria, la escarlatina, el tétanos, el Antrax, la fiebre amarilla o la peste, entre otras.
  • Afecciones renales como la pielonefritis.

Otras causas de los escalofríos serían:

  • Sentir miedo o estar en estado de shock.
  • Hipoglucemia (bajada de azúcar en personas diabéticas) o Hipotiroidismo.
  • Exponernos a bajas temperaturas ambientales, como bañarnos en aguas frías, ir poco abrigado o, por el contrario, tener un golpe de calor.

Diagnóstico de los escalofríos ¿Qué puede ser?

El diagnóstico estará orientado a las causas, para ello es importante:

Una buena anamnesis:
  • Conocer cuándo aparecen los escalofríos,
  • Si estos se acompañan de fiebre.
  • Si el paciente toma alguna medicación.
  • Si el paciente padece alguna enfermedad.
  • Si el paciente ha estado en contacto con otros pacientes enfermos.
  • Si el paciente ha recibido recientemente una mala noticia o sufrido un disgusto.
  • Si aparecen de manera súbita o, por el contrario, lentamente.
  • El tiempo de duración.
  • Si se acompañan de temblores.
  • Si el paciente ha estado expuesto al calor o al frío.
Exploración física:
  • Tomar la temperatura.
  • Auscultar los pulmones.
  • Observar la aparición de posibles ganglios.
  • Estado de la garganta, oídos, piel y cuello.
  • Palpar el abdomen.
  • Ver si hay alguna herida que pueda ser el foco de alguna infección.
  • Análisis y cultivos de sangre: para detectar alteraciones o presencia de algún patógeno
  • Análisis  y cultivo de orina por si hay infección.
  • Radiografía de tórax por si hay causa pulmonar.
  • Ecografía ,TAC y/o resonancia magnética, si el diagnóstico lo requiriese.
¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.

Tratamiento de los escalofríos ¿Qué hacer?

El tratamiento irá dirigido a la causa, por tanto, si hay infección, se tomarán antibióticos, pero solo en caso de indicación médica.

Para la fiebre están indicados los antitérmicos, como el Paracetamol o el ácido acetilsalicílico (excepto en niños), estar con ropa ligera, o incluso darse un baño de agua tibia. En caso de golpe de calor se colocan compresas frías sobre el cuerpo del afectado.

Es importante, también, beber mucho agua para así reponer los electrolitos que se pierden con el sudor de la fiebre.

Si los escalofríos se producen por cambios de temperatura nos abrigamos o cambiaremos a una estancia más cálida para evitar una resfriado o catarro.

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son las tercianas?

Las tercianas o fiebres tercianas, como se las conocía antiguamente, consistían en procesos de fiebre acompañados de escalofríos, sudores y temblores, que desaparecen durante tres o cuatro días para de nuevo aparecer con los mismos síntomas de decaimiento, fiebre, malestar y escalofríos, que iban en aumento para de nuevo volver a desaparecer otros tres/cuatro días, hasta que el enfermo sanaba o moría. Esto provocó un número importante de muertes. Se desconocía la causa y, por supuesto, la cura. Se cree que las fiebres tercianas llegaron a Europa desde África y se contagiaron numerosos íberos y romanos, y pasó así a llamarse enfermedad italiana o del mal aire, de ahí que más tarde se la conociese como malaria. En el siglo XIX  se descubrió que la malaria era producida por la picadura de la hembra del parásito Anopheles, que se encuentra presente en los pantanos, y la malaria pasó a llamarse paludismo. En el siglo XVII los conquistadores españoles encontraron que el tratamiento eficaz para la malaria o paludismo es la quina, que proviene del árbol quino, cuya corteza combate las fiebres.

¿Qué es la malaria?

Malaria o paludismo en una enfermedad causada por la picadura del hembra del mosquito Anopheles , provocando fiebre, escalofríos, cefaleas, vómitos, diarrea y malestar general.  Es frecuente en países tropicales y subtropicales. No hay vacuna, pero es una enfermedad prevenible con mosquiteros y fumigaciones con insecticidas, y  curable con medicamentos como Cloroquina, sulfato de quinina y Mefloquina, entre otros. A día de hoy se sigue investigando para obtener una vacuna eficaz contra la malaria o  paludismo que, en 2016, causó 216 millones de enfermos y 445.000 de muertes.

¿Qué es la fiebre tifoidea?

Es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria Salmonella typhi y que provoca fiebre elevada, escalofríos, alucinaciones y problemas abdominales. Se contrae al beber agua o comer alimentos contaminados de aguas fecales o residuales donde esta la bacteria, la cual pasa al intestino y de ahí al torrente sanguíneo, afectando así a los órganos del cuerpo. El enfermo, una vez curado, puede seguir siendo portador de la bacteria,  eliminandola por las heces y favoreciendo la contaminación, por eso es una enfermedad de transmisión fecal-oral. Existe vacuna, por lo que se recomienda siempre ponérsela antes de viajar a países donde la enfermedad es común, además de extremar las medidas de higiene y beber siempre agua embotellada.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.