Mucosidad

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿En qué consiste la mucosidad ?

La mucosidad o moco es una sustancia viscosa y pegajosa compuesta por agua, mucinas y sales inorgánicas. La mucosidad es la secreción que producen las células de las paredes de las diferentes membranas mucosas de cualquier parte del organismo, y contiene enzimas antisépticas e inmunoglobulinas. La mucosidad es importante para la defensa de nuestro organismo por su función inmune, además de hidratar y lubricar las paredes de la mucosa. La más conocida es la producida por el aparato respiratorio, conocida como flema.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.

La mucosidad o moco es una sustancia viscosa y pegajosa compuesta por agua, mucinas y sales inorgánicas.

Tipos de mucosidad

  • Mucosidad del sistema respiratorio: la mucosidad nasal o moco es la producida por la mucosa nasal. y es muy importante en la protección de las vías respiratorias porque nace de barrera atrapando el polvo y las pequeñas partículas o cuerpos extraños antes de entrar en el resto de las vías respiratorias. Tiene un aspecto claro y ligero y, aunque no nos demos cuenta, estamos tragando mucosidad continuamente. Las lágrimas también están incluidas dentro de la mucosidad nasal. En época de resfriados, la mucosidad o moco puede cambiar de color y textura de manera que, si es amarillento claro el origen puede ser viral, y si el aspecto es verdoso el origen será bacteriano. Por último el moco será marrón o negruzco cuando contenga sustancias contaminantes o polvo, y rosa o rojo cuando hay presencia de sangre.

La mucosidad o moco frío aparece en la época de invierno y se debe  a que el moco es mas espeso que los cilios (pelillos que recubren la mucosa respiratoria empujando las secreción a la garganta), dejan de funcionar correctamente haciendo que se acumulen en la nariz y por tanto, moqueamos.

  • Mucosidad del sistema digestivo: la mucosidad del aparato digestivo tiene la función de lubricar las membranas del tubo digestivo para que el alimento pase sin dificultad y no lo dañe, por ejemplo, cuando pasa por el esofago. También protege al estómago de la acidez de los ácidos gástricos que produce. También hay mucosidad en el intestino que se mezcla con las heces, facilitando su paso hasta el exterior.
  • Mucosidad del sistema reproductor: en el sistema reproductor femenino se produce moco cervical que lubrica y previene de las infecciones. La consistencia del moco varía según el ciclo menstrual. En la ovulación, es más líquido y permeable al esperma y después de ella es más denso, para impedir la entrada de esperma.

Posibles causas de la mucosidad

El exceso de mucosidad es síntoma de una infección o enfermedad. Podemos destacar:

Aparato respiratorio:
  • Fibrosis quística.
  • Fibrosis cística.
  • Procesos catarrales.
  • Infecciones respiratorias.
  • Asma.
  • Alergias.
  • Bronquitis.
  • Ambientes muy fríos.
  • Sinusitis.
Aparato reproductor femenino:
  • Infecciones de transmisión sexual como la gonorrea.
  • Productos espermicidas y anticonceptivos.
  • Vaginitis.
  • Cáncer de cuello uterino.
  • Infecciones vaginales.
Aparato digestivo:
  • Infecciones intestinales.
  • Enfermedades inflamatorias intestinales como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn.
  • Colon irritable.
  • Gastroenteritis.
  • Diarrea.
  • Fisura anal.
  • Intolerancias o alergias alimentaria.
¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.

Diagnóstico de la mucosidad ¿Qué puede ser?

  • Historia clínica para saber, por ejemplo, cuándo empezó el aumento de mucosidad, si el paciente ha estado con gripe o catarro, o si a este le cuesta respirar o expulsar las flemas así como si ha mantenido relaciones sexuales de riesgo, en caso de referirnos al flujo vaginal. Si hay sospecha de infección se pueden tomar muestras de flemas para analizar en el laboratorio. Para ello, se echa un poco de mucosidad en un frasco y se envía a analizar.
  • Color de la mucosidad respiratoria:
  • Flema o mucosidad amarilla, naranja o verde: indica infección de las vías respiratorias o de los senos nasales como faringitis o neumonía.
  • Roja o con sangre: determina un problema de bronquitis, y si es abundante es indicativo de tuberculosis o de cáncer de pulmón.
  • Blanca o gris: la patología se encontrará entre sinusitis, gripe o resfriado.
  • Marrón o negra: es indicativo de ambiente contaminado, polvo, polución, alquitrán.
  • Rosada: indica problemas cardíacos.
  • El aspecto de la mucosidad normal es fluido, pero cuando hay alguna enfermedad se vuelve más espeso.
  • Mucosidad vaginal: se tomarán muestras para analizar y se observará el color, olor y aspecto del flujo. Para ello se utiliza un espéculo vaginal y se hace un frotis de las paredes de la mucosa, así como se mide el PF del flujo con unas tiras reactivas.
  • Mucosa gástrica: se diagnostica a través de un análisis de heces o por endoscopia, tomando muestras de la mucosa gástrica.

Tratamiento de la mucosidad ¿Qué hacer?

  • Si hay infección bacteriana se recetarán antibióticos.
  • Se recomienda beber mucho agua para la mucosidad respiratoria, y así hacer que la flema sea más fluida y fácil de expulsar.
  • Si la causa es de origen cardíaco, es conveniente tomar diuréticos para eliminar líquidos y que no se acumule sangre alrededor de los pulmones.
  • La toma de antiácidos o protectores de estómago está indicada en los problemas de mucosa gástrica.
  • En el flujo o mucosidad vaginal el tratamiento dependerá del tipo de infección: antifúngicos orales o vaginales para  las infecciones por hongos como la candidiasis. antibióticos para las infecciones como la gonorrea. Se recomienda además evitar uso de espermicidas y lavados vaginales, ya que estos alteran la flora vaginal, así como extremar las precauciones en las relaciones sexuales de riesgo.

Preguntas frecuentes

¿Qué es lo que produce los mocos en la nariz?

Los mocos de la nariz se producen porque las partículas de polvo, los gérmenes o el polen que respiramos quedan atrapados por la mucosidad que se genera dentro de la nariz junto con los cilios o pelillos. Cuando esa mezcla se seca, forma el moco. Tener mocos indica que la nariz está cumpliendo con su función, que es la de protección al pulmón.

¿De qué color son unos “mocos sanos”?

Los mocos sanos tienen un aspecto de fluido viscoso de color transparente o blanquecino como la clara de huevo.

¿Qué es la sinusitis?

La sinusitis es la inflamación de los senos paranasales (cavidades huecas que se encuentran por arriba y por debajo de los ojos). En condiciones normales el aire y la mucosidad circula libremente hasta la nariz para ser expulsado, pero cuando hay algún problema como inflamación, se obstruye el paso, llenándose los senos de moco y produciendo dolor e incluso infecciones.

¿Qué es la rinitis?

La rinitis se da cuando se inflama el interior de la mucosa de la nariz, produciendo picor, estornudos y aumento de la secreción nasal. La mucosidad es líquida y abundante, y es frecuente en resfriados o en alergias.

¿Qué es el goteo postnasal?

El goteo postnasal es la mucosidad que gotea en la parte posterior de la garganta. En condiciones normales no somos conscientes de ese goteo que tragamos, pero cuando nos resfriamos es cuando notamos  que la mucosidad aumenta y se hace más espesa.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.