Entrar

Medicina Estética y Unidad Laser

La especialidad
Artículos especializados
Enfermedades
Síntomas
Otros contenidos
Ácido hialurónico en verano
Artículo especializado

Ácido hialurónico en verano

El ácido hialurónico es una sustancia producida de forma natural por nuestro cuerpo. Forma parte del tejido que da sostén al resto de células. Entre sus propiedades químicas destaca su alta capacidad para retener agua (hasta 1.000 veces su peso) y estimular la generación de colágeno. Esta capácidad de hidratación hace que el ácido hialurónico se utilice desde hace años en el campo de la medicina estética y la cosmética, ya que nos ayuda a mantener una piel suave, elástica e hidrtada. Además, ya que estos tratamientos no tienen contraindicación en verano hace que sea muy demanadado en esta época del año. Ácido hialurónico para la piel Por sus características y propiedades, los beneficios del ácido hialurónico para la piel   han hecho que se utilice en dermatología y medicina estética para realizar tratamientos de "rejuvenecimiento facial", ya que nos permite corregir y mejorar múltiples imperfecciones asociadas a la edad, como las arrugas, ojeras, pérdida de volumen, etc. Esta sustancia se aplica mediante inyecciones en la zona a tratar. Este tratamiento puede tener efectos adversos y reacciones en la zona tratada, sin embargo es un procedimiento seguro si se lleva a cabo por un médico titulado. Al ser una sustancia de origen natural, se reabsorbe con el tiempo y tienen efectos de duracion limitada. También se puede aplicar ácido hialurónico en diferentes preparados o cremas para favorecer la curación de úlceras y para mejorar la hidratación de la piel. Tipos de ácido hialurónico Dentro de los diferentes tipos de compuestos con ácido hialurónico se pueden encontrar: Ácido hialurónico inyectable . Presenta una mayor concentración de principio activo. Se utiliza para rellenar y dar turgencia y volumen a zonas como labios, pómulos y ojeras, así como suavizar líneas de expresión, arrugas, marcas de acné y armonización facial. Los distintos tipos de preparados con ácido hialurónico pueden variar en su composición, concentración y densidad del principio activo. Estas variaciones serán adecuadas en función de la zona de aplicación. Cuando el objetivo del tratamiento es rellenar y dar volumen en los labios se utiliza un compuesto de mayor densidad. Si el objetivo es aportar hidratación a la piel para aumentar la elasticidad se aplica ácido hialurónico con menor densidad o no reticulado. Cremas y sueros . Su aplicación tópica intensifica la hidratación de la piel. Su concentración suele ser menor que en la fórmula inyectable. Su efecto puede mejorar la textura y salud de la piel de forma superficial. Cápsulas . Las cápsulas ingeridas de ácido hialurónico pueden favorecer la hidratación de tejidos y órganos del cuerpo, ayudando a mantener la elasticidad de la piel. Su efecto puede ser muy limitado. ¿Cuánto tarda en desaparecer el ácido hialurónico? Los tratamientos con ácido hialurónico infiltrado sufren un proceso de evolución con el tiempo. Al igual que el ácido hialurónico que produce nuestro cuerpo, esta sustancia se va absorbiendo progresivamente por nuestro organismo y, por tanto, va desapareciendo. Aunque las infiltraciones no son molestas, se busca realizar el menor número posible de sesiones, para la mayor comodidad del paciente. La permanencia y el efecto del ácido hialurónico infiltrado puede depender de muchos factores, incluyendo la edad del paciente, la zona de tratamiento, el tipo de ácido hialurónico, hábitos de vida y de alimentación, metabolismo, etc. En cualquier caso, el efecto de hidratación y relleno puede variar desde un mínimo de 6 meses hasta los 12 meses. Es recomendable revisar periódicamente las zonas de tratamiento, para valorar si es necesario realizar una nueva infiltración con ácido hialurónico. ¿Cuándo es mejor aplicar el ácido hialurónico? No existe una edad universal para utilizar el ácido hialurónico. Cada persona es diferente y envejece de una forma distinta, e incluso en pacientes jóvenes puede haber situaciones en las que esté indicado para corregir imperfecciones, y no solo rejuvenecer. De este modo, no existe una edad determinada para que las líneas de expresión comiencen a aparecer y diversos factores pueden influir en la perdida de ácido hialurónico y el envejecimiento de la piel. En cualquier caso, lo ideal es comenzar a cuidar la piel desde edades tempranas, manteniendo una correcta rutina diaria de higiene y prevención. ¿Cómo hacer para que el ácido hialurónico dure más? Cada paciente requiere de un tratamiento individualizado en función de sus características y situación de inicio. De este modo, la reabsorción que se produzca del ácido hialurónico infiltrado dependerá de cada caso. El tabaco, alcohol, el ejercicio físico y la alimentación pueden afectar a la manera como nuestro cuerpo reabsorbe el ácido hialurónico. Una vida activa físicamente, una alimentación equilibrada, controlar los tóxicos, junto con unos hábitos de descanso adecuados y una correcta protección solar pueden ayudar a retrasar el envejecimiento de la piel y mejorar su funcionamiento y su aspecto. En cualquier caso, nunca está de más atender a unos hábitos de vida saludables que pueden favorecer un mejor estado de salud, incluyendo la salud de la piel. ¿Cuántas veces se puede aplicar el ácido hialurónico? No existe un límite para la aplicación del ácido hialurónico. En cualquier caso, deberá ser el especialista en medicina estética el que recomiende su aplicación y las veces que puede estar indicado en cada caso su reutilización.
Los Beneficios de Caminar
Artículo especializado

Los Beneficios de Caminar

Los beneficios que proporciona una actividad tan sencilla y fácil de realizar como caminar son múltiples. Caminar es una actividad que no tiene limitaciones en cuanto a edad y desde los más pequeños hasta los más mayores pueden salir a pasear por una ciudad, por la playa, por el campo o por la montaña. No es necesario disponer de una gran equipación, ya que unas zapatillas adecuadas y ropa que sea cómoda que permita moverse sin problemas y adaptada a la climatología es suficiente. Los motivos que llevan a alguien a plantearse caminar como un hábito más en la rutina diaria son diversos. Pueden ser tanto a nivel de salud como social o incluso psicológico , pero sea por la razón que sea la que “mentaliza” al individuo para recorrer kilómetros, será bienvenida porque todo serán beneficios. Objetivos de caminar Perder peso: para muchas personas andar es el inicio de un programa para perder peso y es que, al caminar, el impacto que reciben nuestras articulaciones es menor que el que puede suponer correr o actividades y deportes de mayor exigencia, en los que hay que desplazarse con los pies. No hay que olvidar que el sobrepeso exige a nuestro cuerpo un mayor esfuerzo y desgaste, y ello repercute en nuestras articulaciones que pueden verse afectadas de manera negativa, por eso iniciarse andando está recomendado cuando el sobrepeso es un problema para la salud. Además, y como eje de un programa para perder peso, al andar se queman calorías . Evidentemente, dependerá del ritmo al que corramos, pero siempre será mejor andar lento que quedarse sentado en el sofá de casa delante de la televisión. No hay que olvidar que no solo la velocidad a la que se ande ayuda a aumentar el consumo de calorías, sino que la pendiente del recorrido también va a tener una influencia importante. No es lo mismo andar en plano que cuando existen cuestas y desniveles que obligaran al organismo a un mayor esfuerzo. Mejorar la salud cardiaca: es, sin lugar a dudas, uno de los focos en los que los facultativos se centran en el momento en que se aconseja realizar actividad física. Ser personas activas además de seguir una dieta equilibrada y variada , son factores que mejoran la salud cardiovascular de la población general El corazón y las patologías relacionadas con éste se encuentran en todas las listas de morbimortalidad del mundo occidental, y conseguir reducir estas cifras está en las manos de cada quien, son decisiones individuales las que van a permitir tener una mejor salud cardiovascular. Nuestro corazón late a diario de media unas 100.000 veces y para que ello sea así debe estar “en forma”. Este órgano no deja de ser un músculo, un músculo con una extrema importancia para la vida, pero un músculo que necesita estar en condiciones óptimas para responder ante circunstancias tan diferentes como salir corriendo tras un autobús o subir escaleras. Ganar fuerza en brazos o piernas: los ejercicios que se realizan van dirigidos a potenciar la musculatura situada en esas localizaciones. Lo mismo debería ocurrir cuando la meta es ganar “fuerza” en el corazón, pero en este caso en lugar de levantar peso lo que se recomienda es realizar ejercicio de tipo aeróbico y caminar lo es. Para evitar sentirse fatigado el sistema cardiovascular debe de estar en condiciones favorables para ofrecer la respuesta adecuada. Si lo entrenamos se conseguirá disminuir esa fatiga y a su vez se estará preparado para situaciones más exigentes que puede ser simplemente pasar del sedentarismo a levantarse para realizar las tareas diarias. Los vasos sanguíneos también notarán estos efectos y, al estar en mejores condiciones, se previene también la aparición de la temida hipertensión arterial . Andar a una frecuencia cardiaca de entre 45-55% de la Frecuencia Cardiaca Máxima (calcula la con la siguiente formula 220-edad) es un buen consejo para empezar a andar y obtener beneficios, dedicarle 30 minutos al día es suficiente. Por otro lado, calzarse unas zapatillas y desconectar es otro de los beneficios que aporta andar. Son momentos en los que uno le puede dedicar minutos a sus pensamientos, ideas o simplemente deleitarse con el paisaje del lugar escogido para andar. Son minutos u horas en las que la mente se evade o pone en orden pensamientos que en otro momento no le es permitido. Además de los beneficios más orgánicos, no debemos olvidar aquellos en los que salir a caminar se convierte en una actividad social . Cada vez hay más clubes y grupos en los que gente conocida o no quedan para dedicarse un rato a “sumar salud”. Unirse a un grupo será una manera de abrir el abanico de amistades y conocidos que genera complicidades y permite realizar actividades que de otro modo siendo un único individuo quizá nunca se hubiera hecho.
Sobre Mesoterapia
Artículo especializado

Sobre Mesoterapia

La mesoterapia es una técnica muy demandada en el ámbito de la estética como tratamiento rejuvenecedor , tanto a nivel facial, como capilar y corporal. En concreto, es uno de los tratamientos más solicitados para combatir la celulitis gracias a sus resultados, similares a la liposucción, y a la ventaja de no tener que pasar por quirófano. ¿Qué es? La mesoterapia es una técnica que apareció a mediados de la década de los 50 , desarrollada por el médico francés Dr. Michel Pistor, y que se basa en inyecciones locales de sustancias en la zona a tratar. A lo largo de los años esta técnica se ha ido perfeccionando y aplicando en diferentes ámbitos: M edicina estética: celulitis, flacidez, envejecimiento, arrugas, alopecia, cicatrices, estrías… Dermatología: acné, psoriasis, vitíligo, verrugas, xantelasmas. Reumatología y traumatología : tratamiento del dolor crónico, dolor inflamatorio, fibromialgia… Es un método que actúa de forma local en la zona afectada a través de microinyecciones con fármacos, homeopatía, vitaminas, minerales o aminoácidos sobre la capa de la piel llamada mesodermo. La finalidad de esta técnica es acercar lo máximo posible el medicamento a la zona o estructura afectada, administrándolo de forma subcutánea. La práctica El tratamiento no requiere hospitalización ya que es mínimamente invasivo, y si bien puede provocar algo de dolor por el pinchazo de la aguja, es totalmente tolerable sin anestesia. Se suelen pautar entre siete y 12 sesiones de 10 a 30 minutos , según la zona de aplicación, durante dos a tres semanas. Los efectos son permanentes, pero deben mantenerse o combinar con otras terapias o tratamientos. Sus efectos secundarios son mínimos, siendo normal la aparición de inflamación en la zona tratada y hematomas por los pinchazos, por lo que, para minimizar estos efectos, se recomienda: No realizar ejercicio de gran intensidad. Utilizar ropa holgada para evitar molestias. Beber agua abundante para eliminar toxinas. Evitar la ingesta de alcohol. Evitar la exposición al sol de la zona tratada. Celulitis y mesoterapia: tratamiento estrella En la celulitis, se aplican microinyecciones con sustancias anticelulíticas con la intención de mejorar la fibrosis intradérmica o comúnmente conocida como piel de naranja, que es provocada por las pequeñas ‘’salientes’’ del tejido adiposo hacia las capas más superficiales. Es un tratamiento que cada vez se demanda más en el ámbito de la estética, y es por ello que se debe tener especial cuidado cuando se elija el lugar y profesional donde se realizará el tratamiento ya que se han conocido casos de infección por microbacterias en el tejido subcutáneo a causa de una mala praxis. Tratamiento de mesoterapia como herramienta en fisioterapia o medicina deportiva La mesoterapia es una técnica recurrida también en el ámbito de la medicina deportiva o traumatológica. Dado que sus efectos son múltiples se puede hacer uso en diversas lesiones y patologías del aparato locomotor. Las lesiones más comunes que suelen ser candidatas para este tratamiento son: Tendinitis. Esguinces. Patologías de la columna; contracturas musculares, hernias discales... Roturas musculares y de ligamentos. Neuralgias: Dolor en extremidades asociado a hormigueos, sensación de acorchamiento, etc… Enfermedades reumáticas como artrosis y artritis en caderas, rodillas, manos... Epicondilitis. En estos casos se suelen inyectar medicamentos biorreguladores o homeopáticos, a diferencia de otros tratamientos, con efectos antiinflamatorio y analgésico . Este tipo de medicamentos son naturales y provienen de plantas, minerales, metales o animales por lo que no producen efectos secundarios, a diferencia de los fármacos de procedencia química. Beneficios de la mesoterapia Baja sensación de dolor. Las contraindicaciones son mínimas. En el ámbito deportivo, la medicación no da positivo en dopping. Se puede utilizar para procesos agudos y crónicos. Favorece el proceso de regeneración del tejido. Al actuar de forma local permite que el efecto del fármaco se optimice. No presenta riesgos de agravar o provocar otras lesiones, a diferencia de las técnicas más invasivas. Contraindicaciones de la mesoterapia La mesoterapia no está indicada para pacientes que padezcan: Alergias. Enfermedades cutáneas. Problemas de coagulación. Enfermedades infecciosas. Cáncer. Mujeres embarazadas o durante la lactancia. En definitiva, la mesoterapia es un procedimiento casi indoloro, rápido y eficaz que provoca unos mínimos efectos secundarios y se puede aplicar en muchos ámbitos, desde la estética a la recuperación de lesiones musculoesqueléticas. Antes de someterse al tratamiento se debe estar informado de que el centro tiene una licencia sanitaria y la persona que va a realizarlo está titulado en medicina, enfermería o fisioterapia y posee, además, los conocimientos necesarios para realizarlo. Se debe tener especial cuidado, sobre todo, en el ámbito de la estética, ya que existe mucho intrusismo a causa de la popularidad de la técnica.  
Influencia de Internet en la Salud
Artículo especializado

Influencia de Internet en la Salud

Es innegable: el uso de Internet se ha convertido en un instrumento fundamental también en la salud . La transmisión del conocimiento sanitario ha beneficiado a profesionales y usuarios en cuanto a la resolución inmediata de dudas que puedan surgir. Arma de doble filo En efecto, lo es, pues Internet también puede convertirse en peligrosa . El exceso de información (recordemos que no toda con validez científica) puede ocasionar una preocupación innecesaria al lector, y podríamos catalogarla como infoxicación (o información tóxica para el paciente). En aquellas personas con aprensión podría crear, incluso, un efecto negativo de interiorización de síntomas (podríamos hablar, en este caso, de cibercondríacos). El arte de la medicina contempla, justamente, la valoración integral del paciente. Por ello, no podemos limitarnos a la interpretación de un signo o un síntoma aislados, sino que precisamos procesar y valorar la totalidad de la información médica obtenida del paciente (interrogatorio, exploración, pruebas diagnósticas…) antes de emitir una orientación diagnóstica o recomendar un tratamiento. Con ello quiero decir que ni todo dolor torácico es un infarto ni todo dolor en la pantorrilla es una ruptura fibrilar. El diagnóstico, la interpretación de síntomas o del resultado de una prueba diagnóstica, así como el tratamiento recomendado debe delegarse al médico. Si bien existen muchas otras cuestiones consultables que pueden saldar muchas otras dudas. Recordemos que, aproximadamente el 85% de los pacientes consulta sobre temas de salud en Internet. ¿Qué podríamos consultar como usuarios de forma fidedigna? Por ejemplo, podemos consultar la ficha técnica de un fármaco para descartar si el síntoma que notamos es achacable a un tratamiento recientemente iniciado. Podemos consultar si la lesión vesiculosa de nuestra hija podría ser una varicela. Podemos ver imágenes de radiodiagnóstico que pueden despertar nuestra curiosidad, pero ¿todo ello nos evitará la consulta médica? En mi opinión la respuesta sería no. Ello no quiere decir que no podamos evitarnos el desplazamiento para acudir a la consulta médica. Las herramientas actuales de Internet apuestan a nuestro favor y nos facilitan el acceso al médico. ¿Podemos consultar con el médico sin necesidad de desplazarnos a su consulta? Aquí sí que voy a contestarte con un rotundo SÍ . En la actualidad nos es posible acceder al médico a través de la Telemedicina (práctica de la medicina a distancia) que, a su vez, puede ser en forma de videoconsulta o teleconferencia, por chat médico o mediante una pregunta online. No olvidemos la vía telefónica, ampliamente empleada tanto en la sanidad pública como en la privada. El uso de la Telemedicina nos permite acceder al médico para formular nuestra pregunta , así como compartir documentos médicos o imágenes para que se nos interpreten de forma inmediata durante la consulta telemática. Es un privilegio que nos aporta infinidad de ventajas (inmediatez, ahorro de tiempo y dinero en transportes, comodidad, privacidad…) y que tan sólo nos exige tener conexión a Internet y una webcam (en caso de que deseemos realizar una videoconferencia desde el ordenador). Recordemos que actualmente también podemos realizar teleconsultas accediendo por vía app. ¿Hasta dónde llega la teleconsulta? Además de permitirnos el contacto directo con el doctor, nos facilitará obtener una orientación diagnóstica, un consejo médico, la interpretación de una analítica con asteriscos… Asimismo, en la actualidad existen diferentes laboratorios médicos que ponen a disposición del usuario una línea médica telefónica atendida por un personal sanitario especializado en líneas médicas específicas y abiertas a todos los usuarios que empleen dicho tratamiento durante las 24 horas del día. Por otro lado, la Cibermedicina nos lleva a otras fuentes de información en temas de salud como los foros específicos de pacientes afectos de enfermedades, sobre todo crónicas. El hecho de compartir información, consejos o experiencias con personas que padezcan tus mismos síntomas rompe la barrera del aislamiento y confiere un apoyo emocional muy positivo. Estos foros son una estupenda herramienta tanto para el paciente como para los familiares. Otras aportaciones del binomio Internet-salud serían la obtención del resultado de una prueba, la monitorización de parámetros médicos registrados periódicamente, el acceso a nuestro historial médico en todo momento, la posibilidad de concertar hora de visita sin precisar la llamada telefónica (en ocasiones eterna), etc. En conclusión… Ciertamente, la tecnología ha abierto grandes puertas a la medicina . Con la incorporación de la escopia con finalidad diagnóstica o terapéutica se consiguió el abordaje quirúrgico de las áreas anatómicas sin necesidad de incisión quirúrgica o, por ejemplo, el diagnóstico de una lesión colónica sin necesidad de ingerir el contraste. Desde la incorporación de la Telemedicina se puede decir que hemos acercado la consulta médica al ámbito confortable del paciente, a su propio domicilio. Nos aproximamos a nuestros pacientes en el tiempo y en la distancia sin renunciar a los ítems de calidad, profesionalidad y trato humano imprescindibles en nuestra práctica habitual.
Cómo Influyen las Emociones en la Salud
Artículo especializado

Cómo Influyen las Emociones en la Salud

¿Alguna vez te ha dolido la cabeza cuando has estado muy estresado? ¿Te ha salido alguna vez un sarpullido en una época de mucha ansiedad? Desde hace siglos, se ha aceptado como cierto el antiguo dicho “mens sana in corpore sano”. La mente está conectada con el cuerpo a través de las emociones y los pensamientos. La mente interpreta lo que siente el corazón y lo traslada al cuerpo. Si habitualmente codifica emociones agradables, el cuerpo tendrá más posibilidades de estar sano. Por el contrario, si alimentamos el cerebro con emociones negativas, predisponemos al cuerpo a la enfermedad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más del 90% de las enfermedades tienen un origen psicosomático , es decir, que un proceso psíquico tiene influencia en lo corporal. Cuando hablamos de hábitos saludables hablamos de no fumar, no beber, hacer ejercicio, dormir bien… Pero, ¿a qué esperamos para incluir también en la lista el bienestar emocional? El lenguaje de las emociones Una emoción es un estado afectivo que experimentamos como respuesta subjetiva a una situación vivida. Da lugar a pensamientos, actitudes, creencias sobre el mundo y produce toda una serie de cambios orgánicos (fisiológicos y endocrinos). Existen emociones positivas (alegría, gratitud, admiración…) y negativas (miedo, tristeza, enfado…), pero no existen emociones buenas y malas ya que todas son portadoras de información y, por tanto, todas son útiles. Tienen una función adaptativa, por ejemplo, el miedo nos lleva a la protección, y la tristeza nos lleva a la reestructuración personal. Entender qué nos está diciendo la emoción tiene una traducción corporal . Estudios recientes apuntan que tener una actitud alegre reduce el riesgo de padecer enfermedades cardíacas hasta un 22%, ya que, al padecer menos estrés, las personas optimistas tienen una presión arterial y ritmo cardiaco saludables. El modelo biopsicosocial de la salud El modelo biopsicosocial de la salud fue descrito en 1977 por G. L. Engel e implica un giro radical respecto al modelo biomédico que todavía hoy es imperante en muchos ámbitos. Entiende el c uerpo como un todo interconectado entre sí y con el entorno que le rodea . La enfermedad es un aviso de que algo falla en el sistema, es un desequilibrio bio-psico-socio-medioambiental, a diferencia del modelo biomédico, que únicamente se fija en el órgano enfermo. Ejemplo: volvamos a la pregunta sobre el dolor de cabeza con la que abríamos este artículo. Tenemos un complicado problema laboral que nos produce muchas emociones negativas, y acabamos generando estrés. Esto modifica nuestro sistema nervioso, altera las secreciones de hormonas, trastoca la adrenalina, disminuye la serotonina, etc. A raíz de este desequilibrio, se produce insomnio, y el insomnio genera dolores de cabeza. Si tratamos el dolor de cabeza con un analgésico, tal y como haría el modelo biomédico, solucionamos el síntoma, pero no la causa, por lo que el cuerpo seguirá en desequilibrio y enfermando. El modelo biopsicosocial atendería a todo el sistema, no sólo el cuerpo como global, sino también a las emociones y pensamientos propios de lo psicológico y la relación con lo social, representado por la empresa y por el ámbito familiar, y relacional de la persona fuera de ella. La psiconeuroinmunología  También conocida como psico-neuro-inmuno-endocrinología, es considerada por muchos el paradigma de la medicina del futuro. Estudia la interacción de la psique (mente, emociones) con los tres sistemas responsables de mantener la homeostasis del organismo : el sistema nervioso, el endocrino y el inmune. Las emociones y pensamientos son el resultado de actividades eléctricas y químicas de las neuronas, por lo que, si cambiamos nuestras emociones y pensamientos, también cambiamos nuestro cerebro. Y, si cambia nuestro cerebro, también cambia nuestra biología. La psiconeuroinmunología demuestra cómo las emociones se transforman en moléculas que influyen en el sistema inmunológico y otros mecanismos de curación del cuerpo. Por tanto, no es sólo que las emociones influyan a nivel preventivo (si tengo emociones positivas tengo más probabilidades de estar sano). También influyen en el proceso de sanación o mejoría. ¿Qué hacer para que las emociones pueden ayudar a mi salud? Conecta con cosas, personas, actividades que te hagan sentir bien. Decide con qué te quedas y con qué no. Seguir con lo negativo no sólo nos hace infelices, sino que nos puede llegar a enfermar. Entrénate en visualización : es el proceso a partir del cual utilizamos nuestros sentidos para crear imágenes y sensaciones en nuestra mente. Es un antiguo sistema de sanación, y se asienta en la idea de que el inconsciente no distingue entre lo real y lo imaginado. Si imaginamos que estamos en el paraíso y lo llegamos a sentir vívidamente, nuestro cuerpo segrega la misma química que si estuviéramos en el mismísimo Edén. Podemos utilizar este sistema para acciones más concretamente relacionadas con lo orgánico, por ejemplo, visualizando cómo se desinflama un órgano o cómo cicatriza una úlcera. La constancia es fundamental. Sé concreto y separa tus problemas : busca a cada problema una solución, no juntes todo en una “coctelera emocional” sin opción a actuar. Relájate, medita, haz boxeo … Encuentra tu forma de “bajar revoluciones”. Cultiva el humor . Vive conscientemente a tiempo presente, que es donde sí puedes intervenir. El pasado pasó y el futuro aún no está aquí. Si las emociones te sobrepasan, consulta a un psicoterapeut a.
PLANES SAVIA

Telemedicina 24h.
Olvida los riesgos, las esperas y desplazamientos.

Videoconsulta, Chat médico, consultas telefónicas... Tú decides.

Ver planes Savia

Regístrate y elige el plan Savia que prefieres para empezar

Puedes probar nuestros servicios gratis con el Plan Basic o suscribirte a directamente al plan Premium.

Registrarte gratis
Comparar todos los planes