1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Dolor en la Cadera

Dolor en la Cadera

Atención presencial cuando la necesites
Videoconsulta para resolver tus dudas
Un médico te llama en menos de una hora
Chat médico 24 horas los 365 días del año
Regístrate

¿En qué consiste el dolor en la cadera?

El dolor en la cadera es muy común, esto es, debido a que es una de las articulaciones que más carga soporta de nuestro cuerpo. El dolor se puede presentar como una molestia más o menos intensa alrededor de la ingle, el muslo, la rodilla y los glúteos, y puede ser originado por diversas causas.

No existen tipos de dolor de cadera, salvo que se pueda clasificar como dolor agudo que es de comienzo brusco e intensidad de moderada a fuerte, o dolor crónico, que es de evolución continuada e intensidad de leve a moderada.

Tipos de dolor en la cadera

No existen tipos de dolor de cadera, salvo que se pueda clasificar como dolor agudo que es de comienzo brusco e intensidad de moderada a fuerte, o dolor crónico, que es de evolución continuada e intensidad de leve a moderada.

Posibles causas del dolor en la cadera  

El dolor en la cadera puede ser causado por diversos problemas o lesiones en huesos o cartílagos de dicha articulación:

  • Fractura de cadera: presenta un dolor agudo y repentino.
  • Distensión muscular o desgarro: de la ingle, del flexor o de los isquiotibiales.
  • Infecciones en huesos o articulaciones: osteomielitis o artritis.
  • Osteonecrosis: muerte del tejido del hueso.
  • Osteoartritis: degradación del cartílago articular.
  • Osteoporosis: disminución de la densidad ósea.
  • Sinovitis: inflamación de la membrana sinovial que cubre la articulación.
  • Bursitis: inflamación de las bolsas sinoviales.
  • Desgarro del labrum de cadera: anillo de cartílago que estabiliza la cadera.
  • Hernia inguinal: bulto o protuberancia en la ingle.
  • Tendinitis: irritación de los tendones.
  • Síndrome del corredor: inflamación del tracto iliotibial.
  • Pinzamiento de la cadera.
  • Meralgia parestésica o síndrome de Bernhardt Rothes: pinzamiento del nervio del muslo.
  • Sacroileítis: inflamación de las articulaciones sacroilíacas.
  • Ciática: dolor que irradia por la parte inferior de la espalda, cadera, glúteo y muslo (a lo largo del nervio ciático).
  • Cáncer de huesos.
  • Leucemia: cáncer de los tejidos.
  • Dolor referido por problemas en la espalda.
  • Obesidad o sobrepeso.

Diagnóstico de dolor en la cadera ¿Qué puede ser?

El médico efectúa el diagnóstico tras evaluar los antecedentes médicos del paciente y realizar un examen físico, explorando la cadera, la espalda, los miembros inferiores, así como comprobando la movilidad al caminar.

Lo más probable es que, además de que se solicite una radiografía de la cadera, se pida también  una ecografía o una resonancia magnética. Y, en ocasiones, puede ser preciso extraer líquido de la bursa (envoltura de la articulación de la cadera), para analizarlo en el laboratorio.

Tratamiento de dolor en la cadera ¿Qué hacer?

La mayoría de problemas que causan dolor de cadera se tratan permaneciendo en reposo, realizando tratamientos de frío y calor, y tomando antiinflamatorios y analgésicos prescritos por el facultativo para aliviar el dolor y reducir la inflamación.

En algunos casos, como en las bursitis o la artrosis, entre otras patologías, se pueden necesitar sesiones de fisioterapia manual y la realización de ejercicios específicos para mejorar la movilidad y fortalecer los músculos. Incluso es posible que sea preciso, en algunos pacientes, realizar inyecciones o infiltraciones de corticoides o anestésicos en el foco de dolor de la articulación.

También se puede recomendar utilizar ciertos dispositivos de ayuda como un bastón, una muleta o el uso de zapatos ortopédicos.

Es importante no permanecer quieto y de pie durante mucho tiempo, usar un calzado cómodo y adecuado, y se debe evitar realizar actividades que empeoren el dolor.

Si se padece sobrepeso, es conveniente reducir la masa corporal mediante dieta y ejercicio físico para eliminar cargas excesivas sobre la cadera, así como favorecer la movilidad.

En función de la gravedad de la lesión, puede ser necesario intervenir quirúrgicamente con técnicas como:

  • Artroplastia o reemplazo de la articulación (total o parcial) de cadera: con prótesis para fracturas de cadera, osteonecrosis o pacientes con artritis grave.
  • Fijación interna: para reparar fracturas mediante implantes metálicos.
  • Artroscopia: para recortar el cartílago dañado o para eliminar pedacitos desprendidos o desgastados.
  • Osteotomía: para efectuar un corte en la cabeza del fémur y realinear la cadera con el fin de eliminar la presión.

Preguntas frecuentes

¿Qué es una bursitis en la cadera?

Una bursitis en la cadera es la inflamación de una de las bolsas sinoviales que se encuentran en dicha articulación. La más común es la bursitis trocantérea, inflamación de la bolsa trocánter mayor que cubre la cabeza del fémur, o inflamación de la bolsa del psoas-ilíaco, situada en la parte interna de la cadera, al lado de la ingle.

¿Qué es la artritis en la cadera?

La artritis en la cadera es la inflamación de dicha articulación, producida por el desgaste del cartílago que recubre los huesos. Se caracteriza por dolor y rigidez en la cadera, localizados en la zona de la ingle y también en el muslo externo, las rodillas y glúteos.

¿Qué es el labrum de la cadera?

El labrum de la cadera es un anillo de cartílago que ayuda a sostener la cabeza femoral y sirve para estabilizar la articulación de la cadera.

¿Qué es la artroscopia de cadera?

La artroscopia de cadera es una técnica de cirugía que consiste en realizar incisiones pequeñas en la piel para introducir un artroscopio (una micro cámara de vídeo), y ver el interior de la articulación de la cadera, para así tratar las lesiones junto con otros instrumentos quirúrgicos.

¿Qué es el labrum acetabular?

El labrum acetabular es un fibrocartílago que rodea el acetábulo de la articulación de la cadera o coxofemoral, dando al paciente más profundidad y proporcionándole estabilidad y resistencia (la cabeza del fémur se sitúa dentro del acetábulo, que es la concavidad de la pala ilíaca).

Artículos relacionados Ver todos
Anquilosis
Artículo especializado

Anquilosis

¿Qué es la anquilosis? La articulación es una estructura que permite la unión de dos huesos mediante una cápsula articular , ligamentos y cartílagos recubiertas por una membrana sinovial que los protege. Al existir cambios en esta estructura perdiendo su capacidad de protección, se pierde igualmente su capacidad de movilidad de forma parcial o total. A esta limitación funcional ocasionada por diferentes causas, entre las cuales resaltan los procesos traumáticos e inflamatorios, se le llama anquilosis. Tipos de anquilosis La anquilosis se puede clasificar según la región que se encuentre afectada: Columna vertebral Articulación temporomandibular  Rodillas Caderas De acuerdo a su evolución : Permanente: daño articular progresivo e irreversible. Transitoria: el daño se produce a nivel extraarticular y, de ahí, su potencial para ser reversible como la mucositis y tendinitis. De acuerdo a las estructuras comprometidas : Anquilosis ósea: fusión de dos huesos dentro de la articulación. Anquilosis fibrosis: inflamación de partes blandas de tejidos articulares. Síntomas de anquilosis Los principales síntomas de la anquilosis son: Pérdida de movilidad de la articulación comprometida de forma gradual y dolorosa: cuando la articulación queda inmovilizada completamente, desaparece la sensación de dolor y el paciente ve comprometida su movilidad. Inflamación: procesos intra articulares progresivos que destruyen la unión articular deformándola y se cree que es causa y consecuencia de la anquilosis. Dolor: depende del umbral del mismo de cada paciente. En promedio, conforme avanza la anquilosis, es más fuerte el dolor hasta que existe fusión completa y desaparece. Síntomas asociados: van a depender de la enfermedad que cause la anquilosis, entre los que podemos encontrar la presencia de fiebre, depresión, trastornos digestivos y cardiovasculares. Causas de anquilosis   Existen causas congénitas y causas adquiridas de anquilosis.  Congénitas: defectos fetales en la formación de las estructuras articulares, normalmente incapacitantes e imposibles de resolver quirúrgicamente. Traumatismos: debido a traumatismo directo o cuerpos extraños en la articulación no resueltos completamente que producen incapacidad. Inflamación: mecanismos inmunológicos que destruyen la articulación, afectando progresivamente su movilidad. Degeneración articular: desgaste por sobreuso de la articulación, ya sea por extra de peso o por la realización de movimientos repetitivos con mala higiene postural. Infecciones: infecciones intra articulares producen fibrosis secundaria de la articulación con pérdida de la movilidad y, en algunos casos, como la osteomielitis, destrucción del hueso. Tratamiento de anquilosis El tratamiento consiste en: Analgésicos antiinflamatorios no esteroideos que deben ser recetados por el médico para disminuir el dolor y la inflamación. Corticoides, biológicos y diacereina para la inflamación, según sea el caso. Fisioterapia con el objetivo de mejorar la movilidad articular. Cirugía en aquellos casos en los que otras intervenciones terapéuticas fallan y sirve para reparar estructuras dañadas. Se pueden realizar las siguientes pruebas complementarias : Radiografía de la articulación. Ecografía de partes blandas. Resonancia magnética de la articulación, técnica en demanda creciente actualmente, ya que, permite observar en detalle la articulación, así como los pequeños cambios y el tejido perilesional. Factores desencadenantes de anquilosis El principal factor desencadenante de la anquilosis es la presencia de una articulación previamente desgastada o lesionada , a la cual se le agrega un daño progresivo o una articulación con daño crónico que se le suma un daño agudo. Complicaciones de la anquilosis La anquilosis es una complicación ella misma, en la cual se pierde la movilidad absoluta de la articulación con la pérdida de la motilidad del área del cuerpo, disminuyendo drásticamente la calidad de vida del paciente . Por ejemplo, si se anquilosa la articulación de cadera, el paciente ya no puede levantarse de la cama y se ve condicionado a la aparición de escaras con el tiempo. Prevención de la anquilosis En la prevención de la anquilosis lo fundamental es el tratamiento farmacológico oportuno y la fisioterapia supervisada que deberá contar con terapia manual, electroterapia, ejercicios terapéuticos activos, que se puedan realizar en cabina o en piscina, ejercicios de reeducación postural y de movilidad y flexibilidad general. También existen unas pautas cotidianas como los baños de vapor, que ayudan a mejorar el dolor y la rigidez de la zona afectada. Preguntas frecuentes ¿Qué relación existe entre la anquilosis y la rigidez articular? La anquilosis no es lo mismo que la rigidez articular , ya que, esta última, suele estar asociada a enfermedades de tipo inflamatorio, temporal y no impide el movimiento. ¿ Qué ejercicios se recomienda realizar en caso de anquilosis Los ejercicios que se recomiendan son principalmente ejercicios de reeducación postural, movilidad articular y flexibilidad general.
Espondiloartritis
Artículo especializado

Espondiloartritis

¿Qué es la espondiloartritis? Las espondiloartritis o espondiloartropatías seronegativas son un grupo de enfermedades crónicas inflamatorias que afectan a distintas articulaciones y que comparten características en cuanto a síntomas, alteraciones en las pruebas de imagen y origen, con una predisposición genética definida. En algunas ocasiones, relacionada con expresión del antígeno HLA B- 27 (una proteína presente en los glóbulos blancos). Síntomas de espondiloartritis De manera general, se puede decir que las espondiloartritis producen afectación inflamatoria de varias articulaciones de forma asimétrica, sobre todo en las piernas y en la parte baja de la columna vertebral , siendo frecuentes los dolores en las nalgas o la columna lumbar que despiertan al paciente por la noche. A largo plazo, puede aparecer rigidez en las articulaciones afectadas con la disminución de su movilidad. Además, pueden estar acompañadas de otras manifestaciones en otros órganos del cuerpo como a nivel genitourinario, intestinal, ocular o en mucosas y piel. Pero, existen diferentes tipos de espondiloartritis con peculiaridades en cuanto a su manifestación sintomática, como son: La espondilitis anquilosante, con un claro predominio en su afectación de dolor en la columna, sobre todo, a nivel lumbosacro, pudiéndose asociar a manifestaciones extraarticulares en los ojos (uveítis), pulmonares (fibrosis), intestinales, etc. La artritis reactiva, con afectación inflamatoria de una o pocas articulaciones de forma asimétrica, especialmente en los miembros inferiores, y puede estar precedida de una infección previa (genitourinaria, gastrointestinal, ...). También puede ir asociada a otras manifestaciones distintas a las articulaciones (conjuntivitis, úlceras orales, alteraciones de las uñas, etc.). La artritis psoriásica, que puede manifestarse con distintos patrones de presentación, afectación de múltiples articulaciones de forma simétrica (poliartritis), algunas articulaciones de forma asimétrica (oligoartritis), con inflamación solo de las articulaciones interfalángicas distales (dactilitis), o alteración de la columna inferior (espondilitis o sacroileítis). Esta forma de espondiloartritis está asociada frecuentemente a la manifestación cutánea previa de la psoriasis. Artritis en la enfermedad inflamatoria intestinal, que manifiesta hasta en un 20% de los casos alteraciones inflamatorias articulares en estos enfermos. Causas de espondiloartritis La causa última de este tipo de enfermedades se desconoce, pero sí hay una relación estrecha con factores genéticos heredados (presencia del antígeno HLA B27 y de otros factores genéticos), así como la posible influencia de otros factores exógenos como algunas infecciones. Además, existe la presencia de una respuesta inflamatoria del sistema inmunológico específica. Tratamiento de la espondiloartritis El tratamiento clásico de las espondiloartropatías es mediante fármacos antiinflamatorios en los periodos de máxima actividad inflamatoria y de dolor. Como tratamiento de base de la enfermedad, cuyo fin de uso inicialmente se ha programado como fármacos que puedan modificar la evolución de la enfermedad, se utilizan fármacos inmunosupresores (metotrexato, leflunomida, salazopyrina o la ciclosporina A). En los últimos años, se utilizan también los llamados fármacos biológicos (infliximab, etanercept y adalimumab), que bloquean la actividad de una proteína del sistema inmune (TNFα) directamente relacionada con la actividad inflamatoria que existe en la enfermedad. Asociado siempre al tratamiento farmacológico debe ir el tratamiento rehabilitador con fisioterapia, para preservar la movilidad de las articulaciones en el mejor estado que la enfermedad permita. Pruebas complementarias realizadas en caso de espondiloartritis El diagnóstico de las espondiloartritis debe basarse en gran parte en el interrogatorio clínico y la exploración física detallada que realice el médico. También, este puede solicitar la realización de un análisis de sangre que ayude a determinar el diagnóstico, aunque no existe ninguna determinación específica que lo confirme (por ejemplo, presencia de antígeno HLA-B27, negatividad del Factor Reumatoide, elevación de los llamados reactantes de fase aguda como la VSG o la PCR, etc.) Dentro de las pruebas de imagen donde se pueden observar las alteraciones dentro de las estructuras de la articulación se realizan radiografías y resonancias magnéticas. Factores desencadenantes de la espondiloartritis Son factores desencadenantes de la espondiloartritis : Antecedentes familiares de espondiloartritis. Padecimiento de enfermedades infecciosas bacterianas genitourinarias, digestivas, etc. Padecimiento de afecciones inflamatorias articulares no infecciosas. Padecimiento de enfermedades autoinmunes, como la psoriasis o la enfermedad inflamatoria intestinal. Complicaciones de la espondiloartritis Dependiendo de la evolución de la enfermedad, puede aparecer una deformidad progresiva de las articulaciones afectadas, limitación de su movilidad permanente y, con ello, de la capacidad funcional del paciente . En definitiva, la calidad de vida puede verse afectada a largo plazo, lo que puede ir asociado a la presencia de otras alteraciones a nivel psíquico como depresión, alteraciones del sueño, etc. Prevención de la espondiloartritis La asociación genética del padecimiento de esta enfermedad no es posible prevenirla, si bien, se pueden disminuir los efectos que pueden tener el padecimiento de enfermedades infecciosas bacterianas con medidas generales de salud pública (lavado de manos, uso de preservativos en las relaciones sexuales, etc.). Una vez establecido el diagnóstico, los esfuerzos deben centrarse en evitar la deformidad de las articulaciones y la limitación del movimiento, manteniendo unas pautas de ejercicio y fisioterapia claras. Preguntas frecuentes ¿Qué es la espondiloartritis psoriásica? Se trata de una espondiloartropatía, una enfermedad autoinmune en la que se produce una artritis seronegativa, con afectación inflamatoria crónica y progresiva de las articulaciones que puede afectar a todas o algunas articulaciones, sobre todo, a nivel de los miembros superiores. Habitualmente, viene precedida de la afectación por psoriasis a nivel cutáneo durante algunos años previos. ¿Qué relación existe entre la espondiloartritis axial y la fibromialgia? Se trata de dos enfermedades reumatológicas crónicas cuya afectación a nivel de dolor y limitación funcional del paciente por el mismo puede ser el punto en común que comparten ambas enfermedades. ¿Padecer espondiloartritis puede ser causa de baja laboral? Sí, las limitaciones que puede producir la espondiloartritis por dolor e inmovilidad pueden requerir un periodo de reposo e incapacidad laboral para la recuperación y mejora del paciente . En ocasiones, la presencia de rigidez articular puede provocar una situación invalidante del paciente, limitando su actividad laboral o debiendo adaptar su desarrollo laboral a su situación evolutiva.
Enfermedad de Paget
Artículo especializado

Enfermedad de Paget

¿Qué es la enfermedad de Paget? La enfermedad de Paget u osteítis deformante es una enfermedad inflamatoria del tejido óseo metabólico, que cursa con descomposición anormal de este y con un debilitamiento excesivo de los huesos a la que se asocian deformidades que se producen de forma desordenada. Afecta a una o varias zonas del esqueleto del cuerpo, siendo los más frecuentes los huesos de brazos, piernas, clavícula, pelvis, columna y cráneo. Síntomas de la enfermedad de Paget Los principales síntomas de la enfermedad de Paget son: En algunos casos, la enfermedad cursa con síntomas dolorosos muy leves y el diagnóstico se realiza al momento de realizar un estudio radiológico por alguna fractura en donde se observan huesos más grandes de lo habitual con degeneración del cartílago de las articulaciones. La remodelación rápida del hueso los hace más débiles, por lo cual, son más propensos a deformidades y fracturas. En la analítica, existe un aumento desproporcionado de la fosfatasa alcalina. Al ser los síntomas predominantemente en las piernas, estas pueden arquearse y los huesos alargados y deformados de las piernas pueden agregar presión adicional en las articulaciones cercanas, lo que termina provocando artrosis. En la columna vertebral puede aparecer aplastamiento de las raíces nerviosas con el consecuente dolor u hormigueo de la zona, además del característico encorvamiento. Si es en  el cráneo, las excrecencias pueden originar pérdida de la audición, vértigo, pérdida de visión o dolores de cabeza. Otros síntomas pueden observarse por la redistribución del flujo que supone la dilatación de los vasos sanguíneos y el aumento de la circulación sanguínea ósea, produciendo aumento del gasto cardiaco, cardiomegalia y precipitando una insuficiencia cardiaca. Causas de la enfermedad de Paget No existe hasta ahora una causa conocida para la enfermedad de Paget. Algunos científicos se inclinan por la teoría de que la misma puede estar producida por un virus como el paramixovirus , sarampión o virus del moquillo de perro, ya que se han encontrado en el interior  de los osteoclastos de personas afectadas. Otras teorías se inclinan hacia la conjunción de factores ambientales y genéticos con un patrón hereditario consistente en una transmisión autosómica dominante . Tratamiento de la enfermedad de Paget No existe un tratamiento curativo , por lo que los esfuerzos van encaminados a aliviar el dolor y minimizar las complicaciones: Los antiinflamatorios no esteroideos, paracetamol o los inhibidores de la COX2 son útiles para aliviar el dolor de leve a moderada intensidad. Los pacientes con dolores graves de cadera o rodilla son candidatos a reemplazos articulares. Las manifestaciones que dependen directamente del remodelado anómalo, como hipercalciuria, hipercalcemia e insuficiencia cardiaca, responden de manera satisfactoria al tratamiento con inhibidores de la resorción. El uso de los bifosfonatos como pamidronato, zolendronato, alendronato y risendronato, suprime la reabsorción ósea y ofrece mejoría en cuanto al dolor aunque no previenen complicaciones a largo plazo ni modifica la evolución de la enfermedad. Uso de suplementos de calcio y vitamina D en aquellos pacientes en tratamiento con bifosfonatos. Calcitonina: se reserva para aquellos pacientes que no pueden utilizar bifosfonatos, inhiben la actividad del hueso afectado, reduce los síntomas y previene la aparición radiológica de las lesiones. Disminuye el dolor debido al mecanismo analgésico central. Cirugía: se realiza en casos de fracturas severas, reemplazos articulares, realineación de huesos deformados y reducción de presión sobre los nervios. Son cirugías complicadas debido al riesgo de sangrado propio de esta enfermedad. Pruebas complementarias realizadas en caso de enfermedad de Paget El diagnóstico se realiza a través de los siguientes pruebas : Radiografía simple: donde se aprecian las lesiones características con afectación de al menos un hueso. Tomografía axial computarizada: útil para diagnósticos de estenosis del canal vertebral, afectación craneal o complicaciones neurológicas. Elevación de los valores plasmáticos de fosfatasa alcalina. Gammagrafía ósea: para conocer la extensión del proceso y para el estudio de complicaciones neurológicas por afectación de huesos de la base del cráneo, columna vertebral o huesos largos. Es mucho más sensible que la radiografía para identificar los huesos afectados. Factores desencadenantes de enfermedad de Paget Los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer esta enfermedad son: Edad: mayores de 40 años. Sexo: hombres con mayor probabilidad que mujeres. Gentilicio: más frecuente en Inglaterra, Escocia, Europa Central y Grecia, poco frecuente en Escandinavia y Asia. Antecedentes familiares: la presencia de la enfermedad en la familia predispone para padecerla. Complicaciones de la enfermedad de Paget Las principales complicaciones son: Fracturas y deformidades óseas que afectan la capacidad de caminar y que son susceptibles de reparar quirúrgicamente. Artrosis de las articulaciones cercanas. Alteraciones neurológicas por compresión nerviosa causando dolor, debilidad, hormigueo, pérdida de audición o visión. Insuficiencia cardiaca por el excesivo esfuerzo del corazón para bombear sangre a las zonas más afectadas del cuerpo. Cáncer de huesos, que afecta al 1% de las personas que padecen esta enfermedad. Prevención de la enfermedad de Paget Al no conocer las causas y origen de la enfermedad, es imposible tomar medidas preventivas de esta enfermedad . Con el tratamiento, lo que se pretende, es prevenir las complicaciones. Preguntas frecuentes ¿ Se puede prevenir la enfermedad de Paget? La enfermedad de Paget no es una enfermedad prevenible , ya que no se conocen a ciencia cierta sus causas, más allá de mantener una salud ósea realizando dieta, ejercicio y no fumando. Por tanto, no existe una medida específica que la prevenga. ¿ Qué ejercicios se recomiendan para la enfermedad de Paget ? Ejercicios físicos de baja intensidad como caminar, nadar y bicicleta son aconsejables siempre y cuando el paciente no sienta dolor durante su realización. Los ejercicios de estiramiento aumentan la flexibilidad de las articulaciones y ayudan a mejorar el dolor. ¿Se recomienda la fisioterapia para la enfermedad de Paget? La fisioterapia ayuda a mejorar el dolor, así como los masajes. El tratamiento rehabilitador consiste en diferentes técnicas que ayudan a aliviar los síntomas y evitar las complicaciones, como las movilizaciones activas y pasivas, estiramientos, inducción miofascial y la reeducación postural global. Por último, también se emplean técnicas de yoga, reiki, Pilates, taichí, ozonoterapia y acupuntura con buenos resultados.
Artrogriposis
Artículo especializado

Artrogriposis

¿Qué es la artrogriposis? La artrogriposis es un síntoma que forma parte de diferentes síndromes congénitos en los cuales se produce la contracción de una o varias articulaciones con diferente afectación. La contracción da lugar a la imposibilidad de mover una determinada articulación. La artrogriposis se considera dentro de las enfermedades raras, se produce como mucho en uno de cada 10.000 nacimientos. Tipos de artrogriposis La artrogriposis distal y la artrogriposis múltiple congénita son las dos divisiones principales, pero, en cada una de ellas hay diferentes tipos; en la distal, según la zona afectada, hay hasta 10 tipos diferentes y la congénita múltiple puede cursar con escoliosis, con displasia grave de ectodérmica, con alteraciones pulmonares y renales, etc. Existen hasta 400 síndromes que asocian artrogriposis con otras alteraciones a nivel neurológico u orgánico múltiple. Síntomas de artrogriposis El síntoma principal de la artrogriposis es la contracción de una o varias articulaciones distales antes del nacimiento. La articulación queda doblada, no recta, presentado dificultades para su movilidad . La contracción de la articulación lleva asociada la atrofia muscular de determinados músculos por la falta de movilidad, con contractura muscular asociada  y pérdida de la funcionalidad articular. Puede asociar otros síntomas como la rotación interna de los hombros, la falta de extensión de los codos, contracturas en flexión de las muñecas y los dedos, las caderas pueden estar rotadas o dislocadas y los tobillos y pies en rotación interna. En la tipo distal puede aparecer alteración de la visión , lengua fisurada, cuello corto o talla baja. Durante el embarazo , los movimientos fetales suelen estar disminuidos. Causas de artrogriposis La causa de la artrogriposis es desconocida, aunque es congénita, no parece hereditaria, pero, está ligada a alteraciones en algunos genes. Hay una artrogriposis múltiple en Israel que se presenta de forma hereditaria en forma autosómica recesiva. Otros síndromes que presentan entre sus síntomas la artrogriposis son síndromes genéticos, ligados al cromosoma X, o bien, genes autosómicos recesivos.  Tratamiento de artrogriposis El tratamiento de la artrogriposis múltiple es multidisciplinar, estando involucrados traumatólogos , fisioterapeutas , psicólogos, neurólogos, pediatras y terapeutas ocupacionales.   La familia de estos niños necesita un gran apoyo, tanto en la forma de tratar al niño, como un posible apoyo psicológico que les permita evolucionar con el mismo. Al tener varias articulaciones afectadas y una atrofia muscular consecuente, es necesario valorar las articulaciones en conjunto y no cada una de forma individual mediante un tratamiento integral , donde la fisioterapia debe ser lo más temprana posible. Cuando se realiza cirugía, esta se debe hacer entre los tres y los trece meses, ya que esto da mejores resultados en la funcionalidad de las articulaciones del niño. En los miembros superiores, lo que más se suele operar son los dedos , seguidos de muñeca, codo y hombro. En el pie , puede ser necesario realizar un alargamiento del tendón de Aquiles o un proceso de realineación del calcáneo, situandolo en su sitio. Las contracturas de la rodilla se tratan de forma conservadora, siendo en ocasiones necesario alargar los músculos isquiotibiales con capsulotomía de la articulación. Las prótesis pueden ser necesarias, mejorando los resultados de la cirugía al mantener la articulación alineada. El tratamiento fisioterápico se hace con movilizaciones suaves, estiramientos ligeros y potenciando la musculatura antagonista a la deformidad. Pruebas complementarias realizadas en caso de artrogriposis Las principales pruebas complementarias de la artrogriposis son las pruebas de imagen como radiografías, resonancias magnéticas o TAC, que permitan conocer el alcance de las lesiones y planear de forma adecuada la fisioterapia y la cirugía si fuera necesaria. Otras pruebas frecuentes son. la biopsia muscular permite conocer el grado de atrofia muscular. los estudios electrofisiólogos permiten conocer la conducción nerviosa. las pruebas genéticas permiten conocer la existencia de una artrogriposis genética. y, el diagnóstico durante el embarazo, se realiza por medio de ecografías. Factores desencadenantes de artrogriposis El factor desencadenante de la artrogriposis es la falta de movilidad del feto en el útero, que está en relación con factores ambientales , genéticos y, en muchos casos, idiopático (no se conoce la causa que lo produce). También se consideran factores desencadenantes el consumo de tóxicos y drogas por la madre durante el embarazo. Complicaciones de la artrogriposis Las complicaciones de la artrogriposis son escoliosis a nivel de la columna vertebral , hipoplasia pulmonar (falta de desarrollo de los pulmones), alteraciones a nivel facial con hipoplasia del mentón, hernias abdominales, hemangioma facial, problemas respiratorios y falta de crecimiento. Prevención de artrogriposis La artrogriposis es una enfermedad congénita que aparece en el momento del nacimiento, no se sabe bien su causa, más que en los casos genéticos en que uno o los dos padres pueden ser genéticamente portadores de enfermedad. Esto se conoce por análisis genéticos en familias con antecedentes si bien muchos de los casos son de novo, esto es, no hay alteración genética previa y, por tanto, no se pueden prevenir al desconocer la causa de los mismos. Para prevenirla, no se deben consumir drogas ni tóxicos durante el embarazo. Preguntas frecuentes ¿Cómo se hace el diagnóstico de artrogriposis? El diagnóstico de artrogriposis es un diagnóstico clínico. Si bien, las ecografías durante el embarazo pueden visualizar alteraciones en las articulaciones del niño, es cuando nace, por el aspecto que este presenta, que se llega al diagnóstico. Se pueden realizar estudios genéticos durante el embarazo o tras el parto para conocer si la causa es genética. Esto permitirá dar un consejo genético a los padres para futuros embarazos. ¿Qué es la artrogriposis múltiple congénita? La artrogriposis múltiple congénita es la enfermedad en la cual aparecen múltiples artrogriposis en las articulaciones, se llama congénita por que aparece en el momento del nacimiento, pudiendo ser diagnosticada previamente al embarazo mediante el uso de ecografías; es una situación no progresiva, es decir que no avanza con la edad, dando lugar a una contractura articular que limita los movimientos articulares. En la mayoría de las ocasiones no es de origen genético y no se produce más que una vez en una familia, forma parte de las conocidas como enfermedades raras. ¿Puede la artrogriposis aparecer en bebés? La artrogriposis es una enfermedad congénita, esto quiere decir que está presente desde la etapa intrauterina en el desarrollo del feto , por tanto, es una enfermedad que aparece en el niño en el momento del nacimiento. Se relaciona con la falta de movilidad en el útero materno, ya sea por falta de líquido amniótico, por alteración nivel de útero o por causas inherentes al feto. Es una enfermedad que no progresa a lo largo de la vida, pero que sí supone una limitación en la misma. Algunas de sus formas más complejas pueden suponer una mortalidad precoz del individuo.
Gonalgia
Artículo especializado

Gonalgia

¿Qué es la gonalgia? La rodilla es una de las articulaciones más complejas del cuerpo humano, debido a la cantidad de estructuras que la componen. Tiene una importancia primordial en nuestra estabilidad y desplazamiento, sometiéndose a fuertes cargas y rápidos cambios de dirección. La gonalgia es un término general que usamos cuando nos referimos a dolor en las rodillas por causas traumáticas o no traumáticas. Tipos de gonalgia Una lesión en la rodilla puede afectar a cualquiera de los ligamentos, tendones o bolsas sinoviales de la articulación, entre los que más frecuentemente encontramos: Artrosis: común en mujeres mayores de 50 años. El síntoma principal es el dolor que empeora con la actividad física. Es de evolución progresiva, alterando la alineación de las extremidades inferiores y produciendo derrames articulares. Procesos inflamatorios articulares: la tumefacción es el signo característico, con maniobras al examen físico, se puede discernir si el proceso inflamatorio es extra articular o intra articular. Bursitis y tendinitis: las bursitis son lesiones localizadas bien delimitadas en determinadas áreas de la rodilla como la zona anterior (bursitis pre rotuliana) o zona lateral (bursitis anserina o de la pata de ganso). Las tendinitis son producidas por traumatismos repetidos o alteraciones en la microcirculación del tendón. Síndrome patelofemoral: pacientes con inestabilidad y dolor en la zona interna de la rodilla que se exacerba al subir y bajar escaleras y en cuclillas. Enfermedad intraarticular: la mayoría con antecedentes traumáticos, pueden acompañarse de rotura de los ligamentos de la rodilla y originar derrame articular, lo cual se traduce en sensación de inestabilidad y bloqueo de rodilla en semiflexión.  Síntomas de la gonalgia Los síntomas de la gonalgia son: Dolor, la ubicación e intensidad pueden variar según la causa del problema Inflamación y rigidez Enrojecimiento y aumento de la temperatura al tacto Sonidos de chasquidos o crujidos Incapacidad de realizar determinados movimientos con la articulación Causas de la gonalgia Las causas se pueden dividir en si tienen origen traumático o no traumático: Traumático: el antecedente de traumatismo directo, torsión excesiva de rodilla con pie fijo en suelo o caída con golpe sobre las rodillas puede producir desde una simple contusión, lesión de ligamentos y meniscos, hasta una lesión ósea. No traumático: dolor en rodilla por enfermedades que cursen con síntomas y signos articulares como los procesos degenerativos, reumáticos o infecciosos, entre los cuales destacan la artrosis con deterioro del cartílago debido al uso y edad, artritis reumatoide en la cual, por mecanismos autoinmunitarios hay destrucción de articulaciones, siendo la rodilla una de las más frecuentes, gota o acumulación de cristales de ácido úrico y pseudogota por cristales de calcio y artritis séptica por infección directa del espacio articular. Tratamiento de la gonalgia El tratamiento depende de la causa que la produce, en general, se basa en: Tratamiento farmacológico: en este apartado encontramos aquellos medicamentos indicados propiamente para la enfermedad, como puede ser la gota o artritis reumatoidea y aquellos generales indicados para el dolor. Es importante no automedicarse ni exceder de la dosis recomendada por el médico especialista. Fisioterapia: el médico puede sugerir realizar fisioterapia para fortalecer los músculos alrededor de la rodilla, para mejorar la flexibilidad o para corregir patrones de movimiento. Es importante colocarse en las manos de fisioterapeutas reconocidos y no realizar ejercicios a través de vídeos o recomendados por amigos o internet, ya que podemos hacernos un mayor daño. El fisioterapeuta, para determinadas situaciones, puede usar dispositivos de inmovilización que ayudan a proteger y dar soporte a la rodilla. Inyecciones: este tipo de tratamiento solo debe ser realizado por un médico especialista, quien después de evaluar puede indicar colocar corticoides, ácido hialurónico o plasma rico en plaquetas directamente a la articulación para reducir la inflamación, el dolor, mejorar la movilidad y favorecer la cicatrización. Cirugía: en algunas ocasiones, la cirugía es el único método para reparar el problema articular. Puede realizarse a través de artroscopia, en la cual, por fibra óptica y pequeñas incisiones se puede reparar cartílago y ligamento. También puede realizarse cirugía abierta en el caso de reemplazo de rodilla. Pruebas complementarias realizadas en caso de gonalgia Tras realizar el examen físico articular, el médico especialista puede indicar alguna de las siguientes pruebas diagnósticas: Rayos X: con esta técnica se pueden descartar enfermedades degenerativas y fracturas. Tomografía: con este método se realizan imágenes radiográficas desde diferentes ángulos, recreando imágenes en tercera dimensión que permiten diagnosticar tempranamente procesos degenerativos, gota y enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoidea. Ecografía: produce imágenes en tiempo real de las estructuras de tejido blando del interior y alrededor de la rodilla. Además, se puede utilizar para la toma de biopsia y aspiración de líquido articular. Resonancia Magnética: esta prueba es de utilidad para lesiones de ligamentos, cartílagos, músculos y tendones, por producir imágenes tridimensionales.  Factores desencadenantes de gonalgia Hay varios factores que pueden desencadenar una gonalgia: Sobrepeso: al aumentar de peso, se incrementa la exigencia sobre las articulaciones de las rodillas, favoreciendo también el riesgo de artrosis al acelerar la ruptura del cartílago. Disminución de fuerza muscular: la musculatura alrededor de la articulación la estabiliza y protege, así como su flexibilidad permite aportar amplitud completa de movimiento a la articulación. Lesiones ocupacionales y deportivas: deportes con impacto repetido que absorben las rodillas producen mayor daño, así como también trabajos con movimientos repetitivos. Lesiones previas en la articulación hacen ser susceptibles de nuevas lesiones. Complicaciones de la gonalgia Si una gonalgia no es tratada a tiempo puede ocasionar lesiones osteocondrales residuales y recidivantes con alteraciones en los mecanismos de extensión y flexión, lo que se traduce en importantes alteraciones de la movilidad y limitación funcional. Prevención de la gonalgia Aunque existen factores no modificables como las enfermedades autoinmunes, podemos poner en práctica los siguientes consejos para mejorar nuestra salud articular : Mantener un peso adecuado. Realizar deporte de forma regular asegurándonos de realizar patrones de movimiento y técnica correctos. Elegir deporte según indicación de nuestro médico especialista. Por ejemplo, personas con artrosis severa se benefician de actividades de bajo impacto o bajo el agua para disminuir el dolor, fortalecer musculatura y no dañar la articulación. Elegir adecuadamente el calzado para que proporcione la amortiguación necesaria para las actividades diarias. Hacer pausas para movernos cuando realizamos desplazamientos largos o si estamos mucho tiempo sentados. Preguntas frecuentes ¿ Qué diferencia hay entre gonalgia y gonartrosis? La gonalgia es el dolor en la articulación de la rodilla de forma general , en cambio, la gonartrosis, implica enfermedad articular crónica degenerativa y progresiva de la rodilla. ¿ Se puede realizar ejercicio padeciendo gonalgia? El ejercicio debe realizarse cuando no se presente dolor y solo si es indicado por el médico, ya que, si se realiza de forma brusca, puede originar complicaciones crónicas e n la rodilla. ¿ Son lo mismo coxalgia y gonalgia ? No son lo mismo, ya que coxalgia es el término empleado de forma general para el dolor originado en la cadera y gonalgia para el dolor en la rodilla.
Yesos Funcionales
Contenido de salud

Yesos Funcionales

Definición Los yesos funcionales son un vendaje rígido que se coloca en la zona del cuerpo del paciente que se quiere inmovilizar durante un periodo de tiempo determinado . Se suelen emplear ante una fractura ósea o esguince grave, o tras una cirugía para que no se mueva la zona y suelde bien la fractura. ¿Cómo es un yeso funcional? El yeso, de color blanco, está constituido por sustancias de calcio y tela, que mezcladas con agua permiten ser moldeadas. Este proceso genera una reacción exotérmica, que deriva calor, por ello cuando se aplica sobre el paciente se incrementa la temperatura de la zona.   Antes de aplicar el yeso, se ponen varias capas de algodón sobre la zona fracturada para proteger la piel del paciente . Después, se aplica una nueva capa de yeso, que cuando seca se convierte en una envoltura rígida permitiendo inmovilizar la zona sobre la que se aplica. De esta forma la funcionalidad de esa parte del cuerpo queda limitada y propicia la soldadura correcta de la fractura . ¿Para quién está indicado? Ante la presencia de fracturas limpias y siempre que no se encuentren abiertas , el paciente que las sufra podrá ser tratado con yesos funcionales. Además, tras la cirugía también se aplican, así como en caso de esguinces o lesiones musculares muy graves. Por otro lado, se deberá consultar con el paciente si tiene alergia a los materiales que lo componen. ¿Por qué se realiza? El cuerpo humano tiene un mecanismo de consolidación ósea mediante el cual se regenera el hueso , pero para que la soldadura y remodelación de este se realice con efectividad es necesario que los extremos fracturados se encuentren inmóviles durante el proceso para evitar complicaciones y favorecer su curación. Riesgos de los yesos funcionales Durante el tratamiento del yeso funcional se pueden producir algunas alteraciones cutáneas como la presencia de úlceras, descamación de la piel, picor o incluso trombos. Es frecuente que el paciente para solventar el picor intente rascarse por el interior del yeso funcional con objetos largos y punzantes lo que conlleva el riesgo sobrevenido de hacerse herida con riesgo de sangrado o infección. Por ello, será necesario que el paciente siga las indicaciones de su médico y ante cualquier sintomatología extraña acuda al hospital. Preparación Antes de proceder a la colocación del yeso, el médico realizará un examen clínico con pruebas médicas , como la radiografía y una exploración física, para colocar correctamente el yeso funcional. Además, la zona a enyesar deberá estar libre de objetos materiales o ropa que impidan su colocación. Cómo es la recuperación de un yeso funcional Tras haber llevado el yeso funcional, la musculatura de esa parte estará débil, dependiendo también del tiempo que el paciente la haya llevado. Por eso, tras ser retirada el médico puede indicar la realización de ejercicios rehabilitadores para mejorar la zona y acelerar una correcta recuperación. Resultados Los yesos son envolturas rígidas que reducen el dolor y la inflamación, y facilitan la curación y soldadura de las fracturas o desgarros de tejidos . De esta forma ayudan a que la zona dañada no se mueva, lo que permite que se cure de forma más rápida y sin riesgo de que aparezcan complicaciones graves. Preguntas frecuentes ¿Puedo mojar mi yeso? No. El yeso no se debe mojar ya que puede provocar que se ablande y que la parte lesionada pierda la inmovilidad necesaria . Además, mojarse puede generar reacciones cutáneas como el enrojecimiento de la piel y su irritación. Por tanto, para el aseo personal es necesario que el yeso quede cubierto, bien con bolsas de plástico o con protectores impermeables que son resistentes al agua y que venden en diferentes establecimientos. ¿Puedo lavar mi yeso? El yeso no debe mojarse, por lo que es recomendable que durante el tiempo que el paciente deba llevarlo lo mantenga lo más limpio posible, evitando que alimentos o bebidas caigan sobre él. La única forma recomendada para limpiar un yeso es la utilización de un pincel o brocha seco, para, en los bordes de la escayola, evitar la acumulación de polvo u otras sustancias. Pero nunca se debe limpiar con sustancias húmedas. ¿Puedo hacer deporte con el yeso? La mayoría de las veces la aplicación del yeso funcional va acompañada de indicaciones médicas de reposo. Por lo que no es aconsejable practicar deporte mientras dure el tratamiento, debido a que una caída puede romper la escayola y agravar la lesión, o al tener limitada la función de esa zona, provocar lesiones en otras partes del cuerpo. ¿Cuánto tiempo tardará en secarse mi yeso? El yeso, tarda entre 24 y 72 horas en secarse por completo. Lo normal es que esté seco en unas 48 horas . Durante este tiempo, el yeso no debe de apoyarse en superficies duras que puedan alterar su colocación, pudiendo ser colocado en superficies blancas y permeables, para que no se deforme ni acumule humedad. ¿Tendré que hacer rehabilitación después? Tras retirar el yeso, el médico establecerá un seguimiento para comprobar que la lesión se ha recuperado. Pero, ante la presencia de alguna dificultad en el desempeño de las funciones de la zona lesionada o ante la pérdida de musculatura , el médico puede indicar la realización de rehabilitación para recuperar el movimiento. En caso de tener que realizarla, un terapeuta evaluará la lesión y realizará un cuadro de actividades personalizado de acuerdo a las necesidades de cada paciente.
Cirugía de Escoliosis
Contenido de salud

Cirugía de Escoliosis

Definición Es un procedimiento quirúrgico que repara la curvatura anormal de la columna vertebral . La escoliosis es una deformidad de la columna vertebral que puede avanzar con el crecimiento. Cuando la curva progresa a límites peligrosos se plantea la solución mediante cirugía. La cirugía de la escoliosis se basa en la fusión de los niveles vertebrales afectados, lo que llamamos artrodesis. Para ello se cuentan las articulaciones posteriores y se usa un injerto de hueso para que se fusionen las vértebras. ¿Cómo es la cirugía de escoliosis? El procedimiento quirúrgico más común para corregir la escoliosis es la artrodesis o fusión espinal con instrumentación . En términos sencillos funciona de la siguiente manera: El cirujano mueve muy cuidadosamente la columna a su alineación normal, acoplando una vara de metal a cada lado de la columna vertebral del paciente, para lo que emplea tornillos que se sujetan a las vértebras. El cirujano fusiona las vértebras de la columna con fragmentos de hueso (puede ser del mismo cuerpo del paciente o de un donante) o una sustancia biológica que estimula el crecimiento del hueso. El hueso crece entre las vértebras y las mantiene juntas y alineadas. Esta cirugía puede durar aproximadamente 4 a 12 horas eso va a depender del tamaño de la curva del paciente y de cuantas vertebras necesitan ser fusionadas. Se realiza con anestesia general. ¿Para quién está indicada? Este tipo de cirugía está indicada para pacientes con malformaciones en la columna, en especial niños y adolescentes. Debido a que las probabilidades de recuperación casi completa son más eficientes en niños que en adultos. En personas con una curva mayor de 50 grados, que muy probablemente seguirá empeorando aún haya completado su crecimiento , se indica esta cirugía porque puede aumentar la deformidad de la columna y afectar a la función pulmonar si no se corrige a tiempo. ¿Por qué se realiza?   Entre las razones principales por la que se realiza este procedimiento están: La escoliosis: Con frecuencia causa dolor de espalda. Si la curvatura es lo suficientemente pronunciada puede afectar la respiración del paciente. La apariencia es una de las preocupaciones más importantes para la mayoría de los pacientes. Cuando la deformación tiene una amenaza directa para la vida del paciente o una comprensión importante de la médula espinal o el prolapso de un disco intervertebral. En la mayoría de los casos se indican corsés para evitar que el encorvamiento de la columna empeore, sin embargo, hay casos en la que este procedimiento no funciona y es necesario recurrir a la cirugía. Riesgos de la cirugía de escoliosis Como en todo procedimiento quirúrgico existen complicaciones, entre las principales de la cirugía de escoliosis están: Que el injerto de hueso no cure Infección o dolor en la región del injerto Coágulos de sangre en los pulmones Lesión a la médula espinal y/ o nervios Preparación Antes de realizar la cirugía se hace un examen físico completo: análisis de sangre, electrocardiogramas, etc. Es decir, una evaluación completa para que el cirujano pueda decidir cuál será la mejor manera en la que se operará la escoliosis. Si el paciente es fumador debe dejar de hacerlo al menos 2 semanas antes de la cirugía. No se deben consumir medicamentos que puedan dificultar la coagulación de la sangre, como la aspirina o el ibuprofeno. Cómo es la recuperación de la cirugía de escoliosis Después de una cirugía de escoliosis los resultados no serán inmediatos ni la columna se corregirá de un momento a otro. Los más seguro es que se deba guardar reposo absoluto las siguientes 24 horas y deba tomar medicación para el dolor de 2 a 4 semanas . Los cortes sanan en una a dos semanas y la fusión debería curar por completo de 6 a 9 meses. En torno a los 6 meses ya se deberían ver las mejoras. Resultados El grado de corrección de esta cirugía depende de cuán flexible sea la escoliosis antes de la cirugía . Mientras más flexible sea la escoliosis mejor será la corrección.  La fusión vertebral es muy buena para detener el crecimiento y enderezar la curva de una manera significativa. La columna vertebral deberá lucir mucha más derecha después de la cirugía, aunque quedara un poco de curvatura. Los pacientes no deberán sentir dolor o molestias tras la recuperación. Después de una completa recuperación, los pacientes deberán tener una mejor calidad de vida. Preguntas frecuentes ¿Qué es la escoliosis dorsolumbar? Es el tipo de escoliosis más frecuente. Se le llama de este modo porque presenta una curvatura en  la columna vertebral en la zona céntrica y baja de la espalda . ¿Qué es la escoliosis congénita? La escoliosis congénita se origina durante los procesos de formación y desarrollo espinal embrionario en el embarazo . Se produce cuando las costillas o vértebras del bebé no se forman apropiadamente. ¿Qué es la escoliosis en niños? La escoliosis en niños es la deformación de la curvatura estructural de la columna vertebral desde la gestación hasta la etapa adolescente . ¿Qué es la escoliosis idiopática? Es una deformidad de la columna vertebral que se produce en la etapa del desarrollo y el  crecimiento . No se nace con ella, por lo que puede aparecer en cualquier momento de la etapa del  desarrollo. Es la más común en niños y adolescentes. ¿Cuáles son los diferentes tipos de escoliosis? Existen diferentes tipos de escoliosis como son: escoliosis idiopática, escoliosis degenerativa, escoliosis neuromuscular, y escoliosis congénita .
Artroscopia de Cadera
Contenido de salud

Artroscopia de Cadera

Definición La artroscopia de cadera es una técnica quirúrgica mínimamente invasiva cuyo fin principal es el diagnóstico y tratamiento de diferentes enfermedades que pueden afectar a la articulación. La indicación de esta técnica la realiza el traumatólogo dependiendo de la afección que el paciente presente en la articulación. Estas indicaciones son cambiantes a lo largo del tiempo, ya que cada vez son más las patologías que se pueden tratar con la artroscopia. Algunas de estas indicaciones pueden ser: presencia de cuerpos libres en la articulación, cadera dolorosa de causa desconocida, sinovectomía, patología del rodete… etc. Tipos de artroscopia de cadera La artroscopia de cadera se puede indicar como prueba diagnóstica o para realizar una intervención terapéutica . Según la posición en la que se realiza la prueba, se puede realizar la artroscopia con el paciente boca arriba (en decúbito supino), o de lado (decúbito lateral). Preparación Antes de la intervención se realizan algunas pruebas diagnósticas como analítica de sangre , radiografías o electrocardiograma . Además el paciente debe permanecer en ayunas 8 horas antes de la intervención. La artroscopia precisa anestesia, cuyo tipo y modalidad será indicada según la valoración del médico anestesista en la consulta de preanestesia. Se debe informar al médico de los fármacos que se toman, las patologías que se padecen y las posibles alergias. Puede que si se están tomando tratamientos que influyan en la coagulación de la sangre, se indique al paciente que deje de tomarlos unos días antes de la intervención. Cómo se realiza las artroscopia de cadera En el quirófano se anestesia al paciente colocado en una camilla en la posición elegida por el cirujano (boca arriba o de lado). Se utiliza un sistema de tracción de la pierna para separar la cabeza del fémur del acetábulo (la otra parte de la articulación que está en la pelvis), para aumentar el espacio intraarticular y poder acceder con mayor visión al interior de la articulación. Para mejorar la visión, además, se inyecta dentro de la articulación suero fisiológico que ayuda a expandirla. Se realizan unas pequeñas incisiones llamadas portales. A través de ellas se introduce el artroscopio, utensilio que tiene una cámara para ver el interior de la articulación. Las imágenes son visualizadas en una pantalla de vídeo. Se debe valorar toda la articulación (compartimento central, cartílago acetabular y compartimento periférico).  Por medio de otras pequeñas incisiones o portales, el cirujano puede introducir otras herramientas quirúrgicas que se precisen para tratar las lesiones según la patología que se padezca. Cuando el procedimiento se termina, las herramientas se extraen y se cierran las incisiones con puntos de sutura. Después se lleva al paciente a un área de recuperación y allí despertará de la anestesia. Complicaciones de la artroscopia de cadera Riesgos propios de la propia técnica operatoria como por la situación basal de cada paciente (patologías como diabetes, hipertensión, obesidad, cardiopatía… etc.), que pueden llevar a la aparición de complicaciones potencialmente serias que requieran otros tratamientos complementarios. Reacción alérgica o complicaciones derivadas de la anestesia. Infección de la herida quirúrgica o de la articulación. Producción de daño en el cartílago de la cadera o ligamentos de la articulación. Rigidez de la articulación que pueda requerir una segunda intervención para liberar posibles adherencias. Luxación o subluxación de la cadera. Lesión de vasos sanguíneos o nervios cercanos a la articulación que pueden producir alteraciones de la sensibilidad y la fuerza de la pierna. Hemorragias. Aparición de hematomas. Fractura de estructuras óseas cercanas a la articulación Aparición de trombos en la pierna o pulmones (trombosis venosa profunda o tromboembolismo pulmonar). Resultados Después de la cirugía el paciente puede precisar el uso de muletas durante 2 a 6 semanas .  Se le permitirá al paciente lentamente ir apoyando el peso cada vez más sobre la cadera que es intervenida. Durante este periodo se puede precisar tratamiento analgésico para mitigar el dolor que progresivamente irá desapareciendo. Igualmente se precisará la realización de ejercicios de fisioterapia para ayudar a la recuperación. El objetivo principal de la técnica es, en algunos casos, realizar un diagnóstico claro de la patología que afecta al paciente, y en los casos en los que se realiza como método de tratamiento, conseguir disminuir el dolor y la limitación funcional de la articulación de la cadera . Preguntas frecuentes ¿Cuál es el tiempo de baja para la artroscopia de cadera? El tiempo de incapacidad temporal (IT), puede variar dependiendo de la patología de base y de la evolución posterior a la intervención, aunque por lo general se puede retornar al trabajo al cabo de 2 semanas si el paciente en su trabajo puede sentarse la mayor parte del tiempo . Para trabajos que impliquen estar mayor tiempo de pie puede que se precise más tiempo, siendo un tiempo normal de recuperación de 1 a 2 meses. ¿Qué deporte se puede hacer después de una artroscopia de cadera? De forma general no se recomiendan ejercicios que impliquen un impacto importante en la articulación de la cadera (como correr, saltar… etc.). ¿Qué es una artroscopia de cadera por pinzamiento? El síndrome de pinzamiento de la cadera (también llamado pinzamiento femoroacetabular, o FAI) es una patología en la que se produce un roce anormal de los huesos de la cadera entre sí, ocasionando daños en sus estructuras y produciendo dolor. El traumatólogo puede tratar esta patología mediante la artroscopia, a través de la introducción por pequeñas incisiones, de una cámara y utensilios quirúrgicos precisos. Así mediante visión directa de la articulación, se retiran los excesos de hueso que puedan producir el “choque” o pinzamiento de la articulación, pudiendo ésta entonces volver a recuperar su movilidad.   ¿Qué es la artroscopia de cadera con contraste? No existe la artroscopia con contraste, existe la artroresonancia que es una técnica diagnóstica distinta. ¿Cómo es una operación de cadera con artroscopia? Se trata de una técnica quirúrgica mediante la cual, a través de pequeñas incisiones en la articulación, se introduce una pequeña cámara que permite ver el interior de la articulación, localizando las zonas lesionadas de esta. Por medio de otros útiles quirúrgicos que se introducen por las incisiones se puede realizar el tratamiento que requiera la patología que afecte a la cadera.
Artroplastia
Contenido de salud

Artroplastia

Definición La artroplastia es una técnica de cirugía mayor en la cual el cirujano procede a retirar una articulación natural y poner en su lugar una prótesis; las causas para realizar este cambio son múltiples, por ejemplo el dolor producido por una artrosis, la necrosis producida en un hueso , o bien un fractura de difícil consolidación que daría lugar a una gran invalidez de la persona afectada. Tipos de Artroplastia Principalmente la artroplastia se divide en dos tipos en cuanto a las características de la cirugía: totales o parciales. Se trata de una artroplastia total si son sustituidas las dos partes articulares . Por ejemplo, en el caso de una prótesis de cadera, se sustituirá tanto el cotilo (que se encuentra en la pelvis) como la cabeza femoral que en él articula. Será una artroplastia parcial si únicamente se sustituye una parte, bien sea el cotilo o la cabeza femoral. En el caso de las prótesis de cadera podrían ser: Cementadas, si la prótesis se fija con cemento. No cementada si se adhiere directamente al hueso. Híbrida cuando una parte se cementa y la otra se adhiere al hueso. Preparación para la cirugía Se trata de una cirugía mayor, por tanto, antes de someterse a la misma se procederá a valorar el estado de salud del paciente mediante electrocardiograma, placa de tórax y analítica de sangre, así como se deberá hacer valoración por parte de un anestesista. Si el paciente está tomando anticoagulantes o antiagregantes plaquetarios tipo aspirinas, estos deberán de ser retirados con anticipación suficiente para la correcta coagulación sanguínea, ya que son cirugías en las que el sangrado puede ser importante. Tampoco deberá tomar antiinflamatorios al menos en las 48 horas previas a la cirugía, pues estos aumentan el riesgo de sangrado. El paciente que va a ser sometido a estas cirugías siempre deberá de advertir de toda la medicación que está tomando a su cirujano. Cómo se realiza la artoplastia Bajo anestesia general, se procede a extirpar la articulación dañada y posteriormente mediante cemento y material de fijación se procede a fijar la prótesis en el lugar de la extirpada. Complicaciones de la artroplastia Las complicaciones de esta cirugía son como la mayoría de las complicaciones de la cirugía mayor: Las derivadas de anestesia, por desconocimiento de posibles alergias a los anestésicos usados o una reacción anómala de la persona. Infecciones secundarias a la propia cirugía. El sangrado, que en algunos casos puede ser muy importante, llegando a tener que poner alguna transfusión de sangre o a tomar hierro tras la cirugía para una mejor recuperación del paciente. En algunos casos tras la cirugía por no seguir las indicaciones de su cirujano o por caídas, pueden darse lugar luxaciones de las articulaciones, las cuales pueden hacer necesaria una reintervención. Antes se producían procesos tromboembólicos por la inmovilidad, hoy en día con el uso de heparina estos han disminuidos en gran manera. Resultados En las prótesis de cadera se puede producir el llamado estiramiento del ciático, que es el daño del nervio ciático al poner la prótesis . Preguntas frecuentes ¿ Qué es la artroplastia de rodilla ? La artroplastia de rodilla es la sustitución de la articulación de la rodilla por una prótesis, puede ser sustituida la zona femoral o tibial únicamente, lo que sería una prótesis parcial y lateral en que sustituiremos los dos elementos; este tipo de prótesis se efectúa en mucho casos por artrosis. La prótesis suele permanecer en buenas condiciones entre 10 y 20 años, tras este tiempo en muchos casos hay que proceder a sustituirla por una nueva . ¿ Qué es la artroplastia de hombro ? La sustitución parcial o total de la articulación del hombro; esto es la cabeza humeral y la fosa glenoidea del omóplato, ya sea de una o de ambas. Las causas más frecuentes de prótesis de hombro son las fracturas complicadas del húmero. En esta artroplastia es muy importante la rehabilitación precoz para mejorar la funcionalidad de la articulación . ¿ Qué es la artroplastia de resección ? En la artroplastia de resección lo que se hace es extirpar una porción de la articulación de forma total o parcial , de forma que las superficies articulares ya no estarán en contacto, esto hace perder movilidad articular por lo cual nunca se hace en articulaciones con gran movilidad sino en articulaciones muy pequeñas y por tanto con poca movilidad. ¿ Qué es la artroplastia con prótesis de Thompson ? La artroplastia con prótesis de Thompson es la artroplastia de la articulación de la cadera, en la cual se respeta el acetábulo y se procede a poner prótesis de la cabeza de fémur que se sentara sobre el mismo . ¿ Qué es la artroplastia por abrasión ? La artroplastia por abrasión es un procedimiento quirúrgico menos agresivo que las artroplastias convencionales en las que se produce un sangrado en la zona cartilaginosa de la rodilla ; el sangrado se produce mediante el raspado en la zona cartilaginosa, de esta manera, se produce un coágulo de sangre sobre la zona cartilaginosa que reparará tras la cicatrización del cartílago afectado, mejorando el dolor de la persona que padece este daño articular.
Quiste de Baker
Enfermedad

Quiste de Baker

¿Qué es el quiste de Baker? El quiste de Baker o quiste poplíteo es una tumoración o bulto en la parte posterior (detrás) de la rodilla , llamado hueco poplíteo, producido por la acumulación de líquido articular procedente de la cápsula articular, que causa una sensación de opresión en la zona. Este líquido sinovial lubrica la articulación de la rodilla a modo de bisagra. Es una lesión benigna que se presenta como una masa visible y palpable sobre la piel, causando dolor en la rodilla y dificultad para mover esta articulación. Cuando hay una lesión en la articulación de la rodilla o cuando la cantidad de líquido sinovial se torna excesiva, dicho líquido puede ser comprimido y empujado a la parte posterior de la articulación, formando el quiste. Es más frecuente en adultos de 35 a 70 años y en niños de 4 a 7 años, aunque es más frecuente en adultos que en niños. Es una enfermedad común y es leve. Tipos de quistes Además del quiste de Baker existen varios tipos de quistes, estos pueden ser: Quistes ganglionares : son un tipo de quiste de piel. Se trata de masas no cancerosas que pueden aparecer de repente y crecer de forma acelerada. Generalmente aparecen en los tendones, en las articulaciones de las muñecas y las manos, en los tobillos y hasta en los pies. Contienen un líquido gelatinoso. Quistes ováricos : es uno de los tipos de quistes más comunes, en especial en las mujeres que están en edad reproductiva. Se trata de sacos llenos de líquido que se ubican en el ovario o sobre él. Por lo general, este tipo de quiste se forma durante la ovulación, específicamente en el momento que el ovario libera un óvulo. Quistes testiculares : es una anomalía que por lo general es benigna. Estos quistes suelen aparecer desde la edad embriológica y el nacimiento. En un principio son tan pequeños que son imperceptibles, pero a medida que el niño crece, estos también lo hacen. En su interior tienen líquido espermático. Quistes mamarios : es quizá el tipo de quiste más frecuente en mujeres que tienen entre 40 y 60 años. Se trata de sacos llenos de líquido que crecen en el interior de las mamas. Quistes epidermoides : es un tumor intradérmico o subcutáneo con características benignas, este tipo de quiste no contiene grasa en su interior sino queratina. Son bultos firmes, elevados y redondeados. Crecen de forma lenta y pueden llegar a alcanzar entre 1 y 5 cm. de diámetro. Suelen aparecer de forma espontánea en la cara, en el cuello, en el cuero cabelludo, en el tronco y en los labios genitales de las mujeres. Quistes renales : son bolsas de fluidos que se desarrollan en los riñones. La mayoría de estos quistes son del tipo simple, los cuales tienen una pared fina y contienen un líquido acuoso que no suele ser pus ni sangre, sino agua. Causas del quiste de Baker El quiste de Baker es causado por la inflamación o hinchazón en la rodilla , la cual se debe a un aumento del líquido que lubrica la articulación de la articulación o líquido sinovial. Cuando la presión se acumula, el líquido oprime la parte posterior de la rodilla. Las causas de esta inflamación detrás de la rodilla pueden ser subyacentes de algunas afecciones como enfermedades: La artritis , que es una inflamación de la articulación, osteoartritis otra forma de artritis donde el cartílago se desgasta con el tiempo, o la artritis reumatoide.   Enfermedades autoinmunes como el lupus en donde se ataca el tejido sano. Trauma o lesión en la rodilla , como fracturas o roturas del cartílago, también pueden provocar un quiste de Baker, este tipo de lesiones son comunes en los atletas. Síntomas del quiste de Baker Los síntomas del quiste de Baker pueden incluir: Dolor de la articulación. Hinchazón dolorosa. Hinchazón detrás de la rodilla y a veces en la pierna. Rigidez e incapacidad de flexionar completamente la rodilla, entre otros síntomas. Tratamiento para el quiste de Baker En ocasiones, el quiste de Baker desaparece por sí solo.  Sin embargo, si el quiste es grande y produce dolor, se deben usar medicamentos a ntiinflamatorios no esteroideos (AINES) por vía oral y probablemente, si no hay mejoría, se inyecta un corticosteroide , como la Cortisona para reducir la inflamación. Esto podría aliviar el dolor, pero no siempre evita la reaparición del quiste. Probablemente se drene el líquido de la articulación de la rodilla con una aguja. Esto se denomina aspiración con aguja y a menudo se lleva a cabo bajo supervisión ecográfica. En ocasiones, es necesario extirpar el quiste mediante intervención quirúrgica . En estos casos habrá que valorar si realmente la cirugía resultará útil, ya que el quiste puede reaparecer si no se elimina la causa que lo origina. Pruebas complementarias del tratamiento del quiste de Baker Para el diagnóstico y tratamiento del quiste de Baker es necesario realizar pruebas como: exploración física, ecografía, radiografía y resonancia magnética, entre otras pruebas. Factores desencadenantes del quiste de Baker No se conoce un factor específico que pueda desencadenar el quiste de Baker. Factores de riesgo del quiste de Baker Los factores de riesgo del quiste de baker son: Trauma o lesión de la rodilla y enfermedades inflamatorias de la articulación : artritis, osteoartritis, artritis reumatoide, así como otras diversas formas de artritis. El ácido úrico o gota : esto hace que los cristales de urato se acumulen alrededor de las articulaciones, lo que puede provocar la inflamación. La edad : es más frecuente en adultos de 35 a 70 años y en niños de 4 a 7 años, Hemofilia : una afección hereditaria en la que la sangre no coagula adecuadamente provoca daño en las articulaciones. Lupus : es una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunológico ataca el tejido sano.   Complicaciones del quiste de Baker Las complicaciones del quiste de Baker incluyen: Dolor intenso en la rodilla. Hinchazón en la pantorrilla. Enrojecimiento de la pantorrilla El quiste puede aumentar de tamaño. El quiste puede reventar y causar moratones en la parte inferior de la pierna. Prevención del quiste de Baker No se conoce una forma específica para prevenir el quiste de baker, se recomienda: Llevar zapatos cómodos y adecuados. Realizar un buen calentamiento antes de hacer ejercicios y un enfriamiento después. Cuidar y tratar bien las lesiones de rodilla. Tener un reposo adecuado cuando hay una lesión en la rodilla. Acudir al médico si las molestias no mejoran y el quiste crece. Especialidades a las que pertenece el quiste de Baker El quiste de Baker pertenece a la especialidad de ortopedia. La ortopedia es la parte de la medicina que se dedica al diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y prevención de lesiones y enfermedades del sistema musculoesquelético del cuerpo humano. Preguntas frecuentes: ¿Dónde es más frecuente que salga un quiste de Baker? Es frecuente que aparezca en la parte posterior de la rodilla (detrás de la rodilla). ¿Qué diferencia hay entre un quiste y un tumor? Un quiste es un saco que puede contener aire, líquido u otro material. El quiste se puede formar en cualquier parte del cuerpo, incluso en los huesos, órganos y tejidos blandos. Mientras que, un tumor, es una masa anormal de tejido o hinchazón , y puede ser benigno o canceroso. ¿Qué es un quiste poplíteo? El quiste de poplíteo consiste en una tumoración o bulto en la parte posterior de la rodilla, llamada hueco poplíteo. ¿Qué es un quiste de grasa? Un quiste de grasa o quiste sebáceo es una bolsa que se forma bajo la piel y contiene una sustancia viscosa de grasa o sebo. Generalmente se forma a partir de la inflamación de un folículo piloso o de un traumatismo cutáneo. ¿Cómo se quita un quiste de grasa? Cuando son pequeños, la aplicación de calor húmedo sobre él puede facilitar la ruptura de la piel y por tanto su drenaje, en cuyo caso habrá que se asegurarse de que se extrae todo el líquido, ya que en caso contrario se puede regenerar. También se puede proceder a pincharlo para drenarlo, aunque siempre es mejor que esto suceda de forma natural.