Fatiga

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿En qué consiste la fatiga?

La fatiga es un síntoma frecuente y por lo general no se debe a una enfermedad seria pero sí es un signo de un trastorno serio de muchas enfermedades físicas y mentales. Es una sensación de cansancio extremo, agotamiento y debilidad, que hace que las tareas cotidianas sean difíciles de realizar. La fatiga causa falta de motivación y de energía en el individuo que la padece. Puede considerarse una respuesta normal a un sobreesfuerzo físico, mental, de estrés, falta de sueño o aburrimiento.

La fatiga es un síntoma frecuente y por lo general no se debe a una enfermedad seria pero sí es un signo de un trastorno serio de muchas enfermedades físicas y mentales.

Tipos de fatiga

  • Fatiga laboral: puede ser consecuencia de una actividad excesiva o la realización de  trabajo monótono. Se caracteriza por una desmotivación e incapacidad para efectuar un trabajo.
  • Fatiga mental y emocional: es la sensación de estar emocionalmente agotados por las cosas que nos rodean, bien por una sobrecarga de sucesos estresantes (muerte de un familiar, ruptura de pareja, pérdida de empleo...etc), o por un exceso de exigencias personales. Afecta a un elevado número de personas y es más común en mujeres, más susceptibles a la depresión y la ansiedad.
  • Fatiga física: se manifiesta como una disminución de la capacidad física después de haber estado realizado un trabajo durante un tiempo determinado, causando una disminución del rendimiento y la efectividad, afectando a los músculos implicados en el esfuerzo.
  • Fatiga crónica: se da cuando la fatiga se  alarga en el tiempo (mínimo 6 meses de evolución), reincidente, inexplicable, que no guarda relación con ningún tipo de esfuerzo y que no mejora con el descanso.

Posibles causas de la fatiga

Existen muchas causas posibles de fatiga que se pueden agrupar en:

Causas físicas:
  • Exceso de ejercicio físico.
  • Falta de descanso o sueño.
  • Exceso de actividades.
  • Disminución de actividad.
  • Periodos de espera prolongados.
  • Dolor.
  • Anemia.
  • Problemas de salud como en los procesos virales.
  • Enfermedades como en la esclerosis múltiple, cardiopatías, alteración del tiroides, entre otras.
Causas emocionales:
  • Estrés
  • Depresión.
  • Sobrecarga laboral.
  • Preocupación.
  • Ansiedad.
  • Periodo de duelo.
Causas debido al estilo de vida:
  • Alcohol, drogas, consumo de cafeína y estimulantes.
  • Medicamentos como sedantes, antidepresivos, antihistamínicos, diuréticos.
  • Dormir demasiado: un exceso de más de 11 horas de sueño puede provocar somnolencia diurna excesiva.
  • Trastornos durante el sueño, como despertarse varias veces en la noche por los niños, ronquidos de la pareja o camas incómodas.
  • Dormir fuera de casa por viajes.
  • Comportamiento sedentario.
Dieta poco saludable.
Causas laborales:
  • Turnos de trabajo rotatorios.
  • Trabajo físico duro.
  • Trabajo excesivo.
  • Desempleo.
  • Problemas laborales.
Causas ambientales:
  • Ruido.
  • Luz.
  • Temperaturas extremas.

Diagnóstico de la fatiga ¿Qué puede ser?

El diagnóstico se basa en:

  • Entrevistar al paciente acerca de sus hábitos y su actividad física y laboral. Qué repercusión le ocasiona en sus relaciones familiares, sociales y personales. Si padece alguna enfermedad que pueda justificar esa situación o si puede ser susceptible, a través de la entrevista, de otra patología nueva.
  • Analítica para descartar anemia, alguna infección o inflamación o alteración de algún órgano así como una alteración hormonal,
  • Electrocardiograma y radiografías para ver la función del corazón y los pulmones.
  • Tensión arterial y niveles de azúcar.
  • Valorar fuerza muscular y reflejos.
  • Descartar una depresión.

Tratamiento de la fatiga ¿Qué hacer?

Cuando la fatiga es síntoma de una enfermedad de base, el tratamiento irá dirigido a resolver esa patología.

Cuando la fatiga es síntoma de una enfermedad crónica o cuando no hay causa orgánica, el tratamiento irá a dirigido a solucionar las causa, es decir:

  • Dar paseos al aire libre para poner el cuerpo en forma y generar endorfinas (hormonas del bienestar).
  • Beber gran cantidad de líquidos, ya que una buena hidratación combate la fatiga mental y física.
  • Reducir el consumo de estimulantes, ansiolíticos, alcohol y drogas.
  • Establecer unas rutinas organizadas y diarias.
  • Intentar tener un sueño reparador; para ello, hay que crear un ambiente agradable sin ruido, luz, ni otra distracción. Se pueden tomar infusiones naturales de valeriana y melisa, entre otras.
  • Duchas de agua fría y caliente para favorecer la circulación sanguínea.
  • Reducir el estrés laboral, por ejemplo aprendiendo a delegar.
  • Que los problemas familiares, como hijos, padres mayores o relaciones de pareja no estén presentes de manera continuada. Debemos intentar distraer la mente con otras actividades.
  • Practicar Yoga, Reiki, y/o Tai-Chi para  relajarnos.

En general la fatiga remite con este tipo de tratamientos, solo cuando la fatiga persiste debe ser valorada por un especialista por si es necesaria la ayuda de algún medicamento como los antidepresivos o los ansiolíticos.

Preguntas frecuentes

¿Cómo se detecta la fatiga?

La fatiga se detecta cuando entramos en una situación de cansancio y agotamiento extremo que nos impide realizar nuestras tareas de una manera efectiva, tanto físicas como de bloqueo mental.

¿Qué es la fatiga del conductor?

Un conductor puede experimentar, también, síntomas de fatiga que aparecen en forma de disminución en la capacidad de reacción ante un imprevisto o de la toma de decisiones. Se produce una conducción más lenta y pasiva y por el contrario aumentan las distracciones. Puede provocar en el conductor una actitud agresiva hacia los demás conductores e incluso a los ocupantes del propio vehículo. Es el causante de muchos accidentes sin causa aparente, algunos expertos se atreven a decir que casi el 40% de los accidentes de circulación están causados por la fatiga.

¿Qué es la fatiga mental?

La fatiga mental es la sensación que sentimos de estar emocionalmente agotados, exhaustos por todo lo que nos rodea y por una sobrecarga de sucesos estresantes, como la muerte de un ser querido, la pérdida de empleo, una ruptura sentimental o el diagnóstico de una enfermedad, entre otras. Afecta a un número elevado de personas y es más común en mujeres susceptibles de ansiedad, depresión o suicidio.

¿Qué es la astenia primaveral?

La astenia primaveral es la aparición de muchos síntomas de fatiga que aparecen en esta época del año, y se produce debido a la subida de temperatura y de presión atmosférica, al cambio de horario, al mayor número de horas de luz o modificación de la rutina de horarios, y al cambio de comidas, actividades y ocio, entre otros. Todo ello provoca una alteración en los ritmos cardíacos y en los niveles de ciertas hormonas, como las endorfinas o melatonina, cortisol...etc, que alteran los ritmos biológicos.

¿Qué es el cansancio muscular?

El cansancio muscular es la situación que se da cuando los músculos de nuestro cuerpo no pueden ejercer una fuerza o actividad normal para la función para la que están destinados, obligando así al organismo a aportar un esfuerzo extra para alcanzar el nivel deseado.

Artículos relacionados Ver todos
Efectos sobre la salud del uso de mascarillas y gel hidroalcohólico
Artículo especializado

Efectos sobre la salud del uso de mascarillas y gel hidroalcohólico

El uso de mascarillas, de gel hidroalcohólico, guantes y lavado frecuente de manos ya son hábitos que forman parte de nuestras nuevas rutinas motivadas por la pandemia de la COVID-19. Se trata de medidas de protección que es probable que tengan que acompañarnos durante una larga temporada.  Una de las principales consecuencias de estos nuevos hábitos es el aumento de las afecciones de la piel, incluyendo la dermatitis irritativa de contacto y el empeoramiento de situaciones preexistentes como en el caso del acné, la rosácea, la dermatitis seborreica y la dermatitis atópica, entre otras. Estos problemas están localizados, específicamente, en la cara y las manos. Por otro lado, la temperatura y la humedad del verano pueden contribuir al agravamiento de este tipo de afecciones. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Uso de mascarillas La utilización continuada de mascarillas puede propiciar la aparición de síntomas cutáneos, como enrojecimiento en zonas de contacto con la mascarilla como consecuencia de la dermatitis irritativa que se produce. De igual modo, puede producirse la aparición de acné localizado en el contorno de la boca y en la barbilla. Por otro lado, el riesgo de complicaciones cutáneas por el uso de mascarillas es mayor en personas con pieles delicadas y aquellas que padecen rosácea, una afección inflamatoria de la piel caracterizada por una piel intolerante a los cambios de temperatura, los rayos ultravioleta del sol o el uso de cosméticos. Posibles tratamientos Ante la obligatoriedad de llevar mascarilla, se deben encontrar tratamientos o métodos que permitan aliviar estas afecciones cutáneas. Se incluirían aquí cremas hidratantes, cremas con corticoides, jabones y tratamientos con principios activos específicos como el peróxido de benzoílo y los retinoides tópicos, entre otros, en los casos de acné. Habría que analizar cada caso de forma individualizada. En cualquier caso, se recomienda una correcta limpieza e hidratación de la piel. También es importante minimizar las agresiones que pueden provocar, por ejemplo, cierto tipo de maquillajes. De este modo, la transpirabilidad natural de la piel, junto con una buena hidratación y reparación, son elementos esenciales para mantener la piel en unas condiciones óptimas. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Los sanitarios también padecen las consecuencias del uso de mascarillas Seguramente, los profesionales sanitarios son los que padecen las mayores consecuencias derivadas del uso continuado de las mascarillas y elementos de protección frente al coronavirus. Entre las lesiones cutáneas que afectan a las personas que utilizan mascarillas de protección del tipo FFP3, se incluyen erosiones en el puente nasal y en las mejillas. En este sentido, una encuesta reciente con más de 500 profesionales sanitarios de primera línea encargados de tratar a pacientes con COVID-19 en China, identificó síntomas idénticos relacionados con las mascarillas, con dermatitis en la cara o en las manos en el 97% de los profesionales. De este modo, el eritema nasal y las erosiones son frecuentes en los trabajadores que utilizan las mascarillas FFP3. Los efectos de la presión parecen ser la causa principal de las lesiones faciales, y el tiempo de uso de las mascarillas es el factor de riesgo más importante identificado hasta ahora. Las guías publicadas hasta la fecha recomiendan limitar el tiempo de uso de las mascarillas tipo FFP3 a dos horas. Sin embargo, los datos disponibles indican que el personal, en promedio, utiliza las mascarillas durante mucho más tiempo. Algunos sanitarios han sugerido la utilización de una tira de apósito hidrocoloide en el puente nasal debajo de la máscara. Esto podría ayudar a reducir los efectos de la presión cutánea, pero hay que tener presente un posible deterioro del sellado de la máscara. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Uso correcto de la mascarilla El principal problema derivado de un uso excesivo de las mascarillas puede ser la acumulación de bacterias y microorganismos. La mascarilla cubre la cara y se apoya en la nariz y la barbilla. Hablar, respirar, incluso cuando se hace deporte, son actividades que se llevan a cabo con la mascarilla puesta. La acumulación de bacterias en la mascarilla se va multiplicando con el tiempo, por lo que, si no se respetan los tiempos de utilización de las mascarillas − por ejemplo, las 4 horas de vida útil de una mascarilla higiénica − las bacterias se pueden convertir en un problema añadido para la salud. En algunos casos, la inhalación continuada de los microbios acumulados en las mascarillas puede predisponer a padecer infecciones del tracto respiratorio, incluyendo una neumonía bacteriana o vírica. En este sentido, gran parte de las bacterias presentes en la boca o en las vías respiratorias superiores que, en condiciones normales no causarían ningún problema, pueden acabar produciendo infecciones en las vías respiratorias inferiores. Existen otros riesgos asociados a la reutilización excesiva de la mascarilla, como favorecer la aparición de crisis asmáticas. De este modo, los pacientes que padecen asma estarán menos protegidos cuando sus mascarillas hayan perdido su eficacia. Por otro lado, en algunas personas pueden aparecer irritaciones en las orejas derivados del roce producido por las gomas de las mascarillas. En este caso se recomienda la utilización de las tiras especiales que se colocan sobre la nuca y que permiten la colocación de la mascarilla sin afectar a la zona auricular. Finalmente, un uso incorrecto en la colocación de la mascarilla también puede acarrear riesgos para la salud. Si la mascarilla no cubre la nariz y la boca, ésta puede dejar de ser eficaz. De igual modo, la utilización de mascarillas no homologadas puede determinar que la mascarilla no sea eficaz y no cumpla la finalidad para la que se está utilizando. Limpieza de manos y uso de gel hidroalcohólico El lavado constante de manos es otra de las medidas higiénicas más recomendadas para contener la propagación de la epidemia, por lo que, si seguimos esas indicaciones acabaremos el día habiéndonos lavado las manos un número importante de veces. En este sentido, hay que tener en cuenta que los detergentes presentes en los jabones y el alcohol de los geles hidroalcohólicos pueden eliminar la barrera ácido-grasa de la piel, creando rojeces, picor o grietas en las manos. Por ello, se recomienda la utilización de geles sin jabón, que pueden eliminar los virus sin dañar la piel. Otras recomendaciones para preservar la piel en condiciones óptimas pueden ser secar la piel con papel absorbente, evitando frotar las manos con toallas agresivas u otros materiales irritativos, aplicar una crema de manos adecuada después de la limpieza y, respetando siempre la recomendación higiénica, no volver a lavarse las manos si no es necesario. Todas estas medidas pueden contribuir a una buena salud de la piel de las manos. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.
Pruebas y test para el diagnóstico de la COVID-19
Artículo especializado

Pruebas y test para el diagnóstico de la COVID-19

El diagnóstico microbiológico del SARS-CoV-2 −el virus causante de la COVID-19− es fundamental para el manejo de la enfermedad individual, así como para su transmisión en un contexto de pandemia. Las directrices sanitarias señalan que a todos aquellos casos sospechosos de infección por el SARS-CoV-2 se les realizará una PCR (u otra técnica de diagnóstico molecular que se considere adecuada) en las primeras 24 horas. Sin embargo, también es necesario disponer de pruebas rápidas, simples e idealmente con alta sensibilidad y precisión que se puedan realizar a gran escala. El objetivo es un diagnóstico precoz para el mejor manejo y monitorización de pacientes, así como la aplicación de medidas de prevención y vigilancia epidemiológica. Se considera caso sospechoso de infección por SARS-CoV-2 a cualquier persona con un cuadro clínico de infección respiratoria aguda de aparición súbita de cualquier gravedad que curse con fiebre, tos o sensación de falta de aire. También deben considerarse pacientes con enfermedad grave del tracto respiratorio inferior sin ninguna causa clara. Otros síntomas sospechosos incluyen mialgias, diarrea y aberraciones olfativas o gustativas. ¿Necesitas hacerte un Test de diagnóstico para detectar Covid-19?  Puedes reservar cita ya en los mejores centros. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. RT-PCR La RT-PCR o PCR − reacción en cadena de la polimerasa (por sus siglas en inglés) − es la técnica de referencia y de elección en la actualidad para el diagnóstico de COVID-19. Es la prueba más sensible y fiable de los métodos disponibles. Tarda entre 2 y 4 horas en dar un resultado. Este puede ser positivo (presencia del virus en la muestra) o negativo (ausencia del virus). En qué consiste Este procedimiento de laboratorio permite copiar una pequeña cantidad de ADN millones de veces, de modo que haya suficiente cantidad para ser detectado. Sin embargo, el virus SARS-CoV-2 no contiene ADN de doble cadena como material genético, sino ARN de una sola cadena. Como las pruebas de PCR solo pueden hacer copias de ADN, primero hay que convertir el ARN en ADN. Esta acción se lleva a cabo por medio de una enzima llamada transcriptasa inversa (RT, por sus siglas en inglés) que convierte el ARN de una sola cadena en ADN de doble cadena. El ADN vírico se añade a un tubo de ensayo junto con los reactivos necesarios como cebadores (secciones cortas de ADN diseñadas para unirse al virus), y nucleótidos (moléculas que componen el material genético) y una enzima constructora del ADN. Finalmente, los colorantes fluorescentes añadidos al tubo de ensayo se unen al ADN copiado, aumentando su fluorescencia, lo que permite confirmar la presencia del virus en la muestra y, por tanto, que la persona está infectada. Cuando el virus no está presente en la muestra, los colorantes no aumentan su fluorescencia y la prueba será negativa. Muestras biológicas para la prueba Las muestras más utilizadas para el diagnóstico de COVID-19 son las nasofaríngeas −que ofrecen un mayor rendimiento− y orofaríngeas. La toma de la muestra, en forma de frotis o exudado, se lleva a cabo con un hisopo. Sin embargo, también ha sido posible obtener resultados positivos para SARS-CoV-2 en muestras no respiratorias: orina, heces y sangre. Limitaciones de la prueba Si bien las pruebas de PCR son la forma más fiable de comprobar la presencia del virus SARS-CoV-2, también tienen limitaciones. En primer lugar, la RT-PCR se realiza en laboratorios de Microbiología Clínica y necesita personal experto en Microbiología Molecular y medidas de Bioseguridad. Por otro lado, se necesitan unas horas para obtener resultados. Esto implica un límite en la cantidad de pruebas que un laboratorio puede llevar a cabo. Por ello, se están poniendo en marcha test rápidos de PCR que permiten realizar hasta 1.200 pruebas al día con un procedimiento automatizado. Otra limitación es la disponibilidad de los reactivos necesarios, especialmente en estos momentos en los que la demanda a nivel mundial de estas pruebas ha provocado escasez. La contaminación o la degradación también pueden causar problemas por falsos positivos (cuando no se tiene el virus, pero la prueba da positivo) o falsos negativos (cuando se tiene el virus, pero la prueba da negativo). Otra gran limitación de este tipo de pruebas es que sólo pueden indicar la presencia del virus en el momento de la prueba. No señala si se ha tenido el virus y ya se está recuperado, ni lo contagioso que pueda ser un paciente. Finalmente, el resultado negativo de la prueba no excluye la posibilidad de infección por SARS-CoV-2. ¿Necesitas hacerte un Test de diagnóstico para detectar Covid-19?  Puedes reservar cita ya en los mejores centros. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Test basados en la reacción antígeno-anticuerpo Actualmente se dispone de diversos test basados en la reacción antígeno-anticuerpo. Principalmente, se distinguen dos tipos: los que detectan antígenos o proteínas del virus ( test antigénicos ) y los que detectan anticuerpos −como la inmunoglobulina IgM o IgG− en la persona ( test serológicos ). En general, se trata de pruebas cualitativas que solo ofrecen resultado positivo o negativo. Las principales técnicas en las que se basa la detección de antígenos y anticuerpos son: Técnicas de aglutinación indirecta Inmunofluorescencia. Enzimoinmunoanálisis. Contrainmunoelectroforesis. Métodos luminométricos. Inmunocromatografía. De éstas, las más comunes en el diagnóstico del virus SARS-CoV-2 son la inmunocromatografía (para los test rápidos) y, los enzimoinmunoanálisis (ELISA, por sus siglas en inglés) para multianálisis de laboratorio. Test antigénicos En qué consiste La prueba consiste en la detección de las proteínas (antígenos) de la superficie del virus. En las pruebas antigénicas un resultado positivo significa, como en la PCR, que el virus está presente en la muestra. Tanto la PCR como el test antigénico proporcionan un diagnóstico específico en la fase inicial del brote. Muestras biológicas para la prueba A partir de una muestra de exudado del tracto respiratorio (nariz o boca). Limitaciones de la prueba Se trata de pruebas cualitativas cuyo resultado depende en gran medida de la calidad de la muestra (presencia suficiente del virus o sus proteínas). Test serológicos En qué consiste Consiste en la detección de los anticuerpos que producen las defensas del organismo. La inmunoglobulina M (IgM) es la primera en aparecer en cualquier infección. Se producen aproximadamente a los siete días, por lo que este tipo de diagnóstico no es tan efectivo al principio de la infección. Además de la IgM, también se detecta la presencia de otro anticuerpo, la IgG frente al SARS-CoV-2 en una muestra de sangre, suero o plasma. En el caso del ELISA (acrónimo en inglés de ensayo de inmunoabsorción ligado a enzimas) detecta anticuerpos producidos en la sangre del paciente debido a la infección con SARS-CoV-2. Para llevar a cabo la prueba, se deposita la muestra biológica junto con los reactivos (anticuerpos, antígenos y enzimas) que a partir de la reacción producida cambia de color. El tiempo de este tipo de pruebas suele llevar entre 1 y 3 horas. Normalmente, este tipo de pruebas se recomiendan de manera complementaria a la PCR, pero en situaciones en las que se hace necesaria la distribución masiva de pruebas, son de gran ayuda para detectar casos asintomáticos o leves. Muestras biológicas para la prueba La prueba se realiza a partir de una muestra de sangre. Limitaciones de la prueba Al principio de la infección todavía no se han producido anticuerpos, por lo que no es una prueba efectiva en esta fase. ¿Necesitas hacerte un Test de diagnóstico para detectar Covid-19?  Puedes reservar cita ya en los mejores centros. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Test rápidos Los kits rápidos que están disponibles presentan un funcionamiento similar a los test de embarazo y ofrecen un resultado en 10-15 minutos. En qué consiste Consiste en una pequeña superficie que contiene o bien anticuerpos que reconocen las proteínas del virus, en el caso de los antigénicos, o bien moléculas del virus que reconocen los anticuerpos generados por nuestro organismo para defenderse, en el caso de los serológicos. Los más comunes son los inmunoensayos de flujo lateral con tiras de papel inmunocromatográficas que funcionan mediante el reconocimiento de anticuerpos. Para ello, se toma una gota de sangre del paciente mediante punción en un dedo y se coloca en la abertura del dispositivo. Los anticuerpos contra el SARS-CoV-2 que están presentes en la muestra quedarán capturados. Esto provoca un cambio de color en varias líneas, dependiendo del tipo de anticuerpos presentes (IgM, IgG, o ambos). Muestras biológicas para la prueba Una gota de sangre. Limitaciones de la prueba A pesar de su rapidez, este tipo de pruebas son menos fiables que la PCR, por lo que se complementan con esta técnica si el resultado es negativo o dudoso. Bibliografía Mandell, Douglas y Bennett. Enfermedades infecciosas. Infecciones respiratorias y cardiovasculares. Elsevier, 2015. Estrategia de diagnóstico, vigilancia y control en la fase de transición de la pandemia de COVID-19. Indicadores de seguimiento. Instituto de Salud Carlos III. Ministerio de Sanidad. Actualizado 12 de mayo de 2020. Interpretación de las pruebas diagnósticas frente a SARS-CoV-2. Instituto de Salud Carlos III. Ministerio de Sanidad. 24 de abril de 2020. versión 2. Grupo de expertos SEIMC para el análisis del diagnóstico microbiológico del COVID-19. Documento de posicionamiento de la SEIMC sobre el diagnóstico microbiológico de CIVID-19. Carter LC et al. Assay Techniques and Test Development for COVID-19 Diagnosis. ACS Central Science Article ASAP. DOI: 10.1021/acscentsci.0c00501. World Health Organization. Laboratory testing for cornavirus disease (COVID-19) insupected human cases. Interim guidance 19 March 2020. Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria. COVID-19: Tipos de test para el diagnóstico y el cribado. https://www.fenin.es/. Visitado el 15/05/2020 ¿Necesitas hacerte un Test de diagnóstico para detectar Covid-19?  Puedes reservar cita ya en los mejores centros. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Descargar infografia Test Covid-19 Descargar infografia Resultados y recomendaciones Test Covid-19 Test Covid Test Coronavirus Test serológico Covid Test PCR Covid
COVID-19: Asintomáticos y falsos negativos
Artículo especializado

COVID-19: Asintomáticos y falsos negativos

Dia a día el esfuerzo de muchos científicos es develar las incógnitas sin resolver; el SARS-CoV-2 es un virus que nos ha obligado a sumar todos los esfuerzos para minimizar las perdidas. Hoy seguimos conociéndolo. Su transmisión es sin duda algo que necesitamos controlar. Desde el inicio se han tomado medidas como la cuarentena y la implementación de la PCR como prueba diagnostica junto con la serología. Se trata de herramientas que hoy en día nos ayudan a salvar vidas, identificando los pacientes infectados para aplicar las medidas de control necesarias. Actualmente, uno de los temas de mayor interés es el papel de las personas asintomáticas y su capacidad de transmitir el virus. Se han realizado múltiples investigaciones en este sentido con información contradictoria. Un meta-análisis publicado en junio de este año evalúa todas las publicaciones relacionada con este tema. Aunque parece haber cierto consenso en que su capacidad de contagio es menor que en los pacientes con síntomas, esta es suficiente para necesitar tenerlos controlados. Por otro lado, los falsos negativos, es decir, las personas que se han realizado una PCR y han dado negativo, pero en realidad sí tienen la infección, también puede ser elementos importantes en la transmisión.  Si necesitas hacer un test para el diagnóstico de la COVID-19, puedes reservar cita en los mejores centros Pacientes asintomáticos con COVID-19 Las personas con infección por SARS-CoV-2 que han permanecido asintomáticas parecen presentar una carga viral similar a la de los pacientes que sí presentan síntomas. De este modo, el aislamiento de las personas infectadas debe realizarse independientemente de los síntomas. Los pacientes asintomáticos mantienen una tasa de transmisión inferior a los pacientes sintomáticos, pero ambos representan un riesgo de contagio que debemos mitigar para controlar la pandemia. Los estudios han mostrado que entre un 40 y un 50% de las personas con el virus son asintomáticas o presintomáticas en el momento de propagar el virus, siendo la transmisión más probable justo antes del desarrollo de síntomas. De este modo, las personas asintomáticas pueden encontrarse bien y a las 24 o 48 horas comenzar a sentir síntomas como tos, fiebre, fatiga, etc. En este punto es probable que hayan propagado el virus entre las personas que han estado en contacto, por lo que es imprescindible realizar un buen rastreo de los contactos de pacientes COVID positivos. En un estudio llevado a cabo en la población italiana de Vó, que fue confinada por la pandemia, se recopiló información sobre la demografía, la presentación clínica, la hospitalización, la red de contactos y la presencia de infección por SARS-CoV-2 en casi toda la población. Para ello se analizaron amplios sectores de la población en dos periodos consecutivos de tiempo. En la primera fase del estudio, que se realizó alrededor del momento en que comenzó el cierre de la ciudad, se observó una prevalencia del 2,6% de la población. En la segunda fase que se realizó al final del confinamiento, se encontró una prevalencia del 1,2%. Al igual que han señalado otros estudios similares, el 42,5% de las infecciones confirmadas por SARS-CoV-2 fueron asintomáticas (es decir, no tenían síntomas en el momento de la prueba y no desarrollaron síntomas de forma posterior). Los investigadores no encontraron diferencias en la carga viral de las infecciones sintomáticas con respecto a las infecciones asintomáticas. Muchas variables influyen en la sintomatología que desarrolla cada paciente, datos relativos al sistema inmunológico, la predisposición genética y los antecedentes de enfermedades son algunos de los factores que podrían influir en la presentación clínica y el desarrollo de síntomas graves, leves o apenas perceptible. Si necesitas hacer un test para el diagnóstico de la COVID-19, puedes reservar cita en los mejores centros Falsos negativos de la COVID-19 Las pruebas diagnósticas para detectar la presencia del SARS-CoV-2 son altamente sensibles y fiables. Sin embargo, siempre hay un pequeño margen para que se den falsos negativos y falsos positivos. De este modo, los falsos negativos (cuando la prueba da negativo y sí se tiene la infección por coronavirus) suelen estar relacionados principalmente con problemas en la toma de la muestra o la manipulación inadecuada de la misma. También se puede observar en pacientes con una carga viral muy baja, lo que supone una tasa baja de eliminación del virus. El análisis de los falsos negativos es de suma importancia por sus implicaciones epidemiológicas. Un falso negativo implica la disminución de las medidas de seguridad recomendadas, pudiendo dar a lugar focos de transmisión. El test PCR es la prueba más sensible de los métodos disponibles. Se trata de la técnica de referencia para el diagnóstico de COVID-19, cuya sensibilidad y especificidad es cercana al 100%. La alta especificidad determina que se pueda diferenciar entre dos microorganismos muy parecidos entre ellos, mientras que la alta sensibilidad de la prueba implica que se puedan detectar cantidades muy reducidas de material genético del coronavirus (menos de 10 copias del virus por mililitro de muestra). Sin embargo, toda su eficiencia depende en gran medida del personal sanitario que realice la toma de la muestra y el cumplimiento de los protocolos para dicha prueba. Por esta razón, se complementa el diagnostico mediante serología de anticuerpos frente a la COVID-19, una prueba menos especifica y sensible pero de gran aporte diagnostico. En este ámbito, es fundamental comprender que el resultado de la prueba varía con el tiempo desde la exposición hasta el inicio de los síntomas. Una forma para minimizar el numero de falsos negativos es siempre tener una correlación entre la clínica del paciente y los resultados tanto de la PCR como de la serología. Esto permitiría evitar los resultados negativos de las pruebas realizadas de manera temprana con respecto al curso de la infección, evitando determinar una tranquilidad ficticia en cuanto al riesgo de contagio. Algunos estudios han pretendido estimar la tasa de falsos negativos de las pruebas PCR en función de los días transcurridos desde la infección por SARS-CoV-2. De este modo, se ha observado que durante los 4 días anteriores al momento típico de aparición de síntomas (día 5), la probabilidad de un resultado falso negativo en una persona infectada disminuyó del 100% en el día 1 al 67% en el día 4. En el día del inicio de los síntomas, la tasa media de falsos negativos observada fue del 38%, mientras que la tasa disminuyó al 20% en el día 8 (3 días después del inicio de los síntomas). De este modo, se debe tener cuidado al interpretar las pruebas de PCR para la infección por SARS-CoV-2, particularmente al comienzo de la infección, cuando se utilizan estos resultados como base para eliminar las precauciones destinadas a posteriores transmisiones. Si la sospecha clínica es alta, la infección no debe descartarse basándose solo en los resultados de la prueba PCR, debiéndose considerar cuidadosamente la situación clínica y epidemiológica. Si necesitas hacer un test para el diagnóstico de la COVID-19, puedes reservar cita en los mejores centros
Test rápido de coronavirus para detección de antígenos: una alternativa a la PCR
Artículo especializado

Test rápido de coronavirus para detección de antígenos: una alternativa a la PCR

La prueba estándar para el diagnóstico de infección activa por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 es la PCR , siglas en inglés de Reacción en Cadena de la Polimerasa ( Polymerase Chain Reaction ). La PCR es una prueba que permite detectar y amplifica fragmentos del material genético del virus. La muestra se obtiene habitualmente tomando con una pequeña torunda una muestra de las secreciones de la parte de atrás de las fosas nasales (que se denomina la nasofaringe) o también, a través de la boca, tomando una muestra en la faringe . En Savia ya tenemos disponibles Test PCR,  Serológicos y Test rápidos en todo el territorio nacional. Busca un centro cercano y compra el tuyo. Sin embargo, el problema de la PCR es que su resultados tardan en estar disponibles varias horas, por lo que no es útil para un diagnóstico rápido de la enfermedad . Actualmente ya se han comercializado test rápidos que detectan antígenos del virus , es decir detectan partes del coronavirus específicas del mismo. Estas pruebas pueden sustituir o al menos complementar el uso de  la PCR en muchas situaciones. Al igual que la PCR, la muestra que se necesita para realizar un test de detección de antígenos es una muestra de exudado nasofaríngeo , la cual se obtiene introduciendo una pequeña torunda por las fosas nasales . El resultado es más fiable si la muestra se toma en los primeros 7 días desde el inicio de los síntomas. La principal ventaja de estas pruebas es que los resultados están disponibles en unos 15 minutos .  El procedimiento de la prueba es muy sencillo. Se toma la muestra de la nasofaringe. Posteriormente, la torunda con secreciones se introduce en un tubo con un líquido especial donde se disuelven estas secreciones potencialmente infectadas. Después, una gota de ese líquido con secreciones se deposita en un pequeño dispositivo de plástico, parecido a los test que se utilizan para realizar las pruebas rápidas de embarazo. El líquido corre por unas bandas por el interior del dispositivo. En el caso de que el paciente tenga la infección se observa una línea coloreada, que significa que la prueba es positiva. Además, siempre que se usa el test correctamente, aparece una segunda línea que corresponde a un control. Significa que el test ha funcionado bien y el dispositivo estaba en buenas condiciones. Esta línea control se debe colorear tanto en test positivos como negativos. Por lo tanto, en los test positivos aparecerán dos líneas coloreadas : una significa que la prueba es positiva y la otra que el test se ha realizado correctamente. Las pruebas rápidas de detección de antígenos son muy específicas . Esto significa que si la prueba es positiva indican con bastante seguridad que el paciente de verdad tiene la infección (hay muy pocos “falsos positivos”). Los test diagnósticos más recientes han conseguido además una muy aceptable sensibilidad .  Es decir, detectan a una alta proporción de enfermos. Si el resultado es negativo es probable que el paciente no tenga la infección (los “falsos negativos” son escasos). En Savia ya tenemos disponibles Test PCR, Serológicos y test rápidos en todo el territorio nacional. Busca un centro cercano y compra el tuyo. Como todos los test diagnósticos, los resultados de estas pruebas, aunque muy fiables , no son definitivos al 100%. Será el sanitario el que, valorando todas las circunstancias del paciente, sus síntomas, etc. determine si se puede confirmar o excluir el diagnóstico, o es necesario realizar una PCR u otra prueba en caso de duda. Por otra parte, los test rápidos de detección de antígenos son muy distintos a los test rápidos de detección de anticuerpos . Los anticuerpos son las defensas que crea el organismo para defendernos del coronavirus. Dependiendo del tipo de anticuerpo que se detecte, los test de anticuerpos pueden ayudar a diagnosticar una infección en curso, aunque habitualmente pasados 7 días del inicio de los síntomas , o una infección ya pasada . Por ello, los test de anticuerpos, ya sean test rápidos o no, no son útiles para diagnosticar la infección aguda al poco de producirse. Además, la muestra que se usa en los test de anticuerpos es sangre y no secreciones respiratorias . Por ello, en para realizar pruebas de detección de anticuerpos se toma una muestra de una vena o se realiza una pequeña punción en el dedo para obtener una gota de sangre. En definitiva, los test de detección de antígenos permiten una diagnóstico rápido de la infección por coronavirus con la toma de una muestra de secreciones de la nasofaringe . Son especialmente fiables si se hacen dentro de los 7 días del inicio de los síntomas . Pueden resultar en muchos casos una alternativa a otros test más sofisticados aunque más lentos como la PCR. En Savia ya tenemos disponibles Test PCR, Serológicos y test rápidos en todo el territorio nacional. Busca un centro cercano y compra el tuyo. Para saber más Fundación IO. Panbio™ COVID-19 Ag Rapid Test Device. https://fundacionio.com/2020/09/08/panbio-covid-19-ag-rapid-test-device/
Cómo está afectando la “nueva normalidad” a nuestra salud
Artículo especializado

Cómo está afectando la “nueva normalidad” a nuestra salud

La pandemia por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 , causante de la COVID-19 , ha cambiado nuestras vidas en pocos meses. En nuestro medio nos creíamos a salvo de plagas y epidemias, pero el virus nos ha recordado la fragilidad humana y del sistema en el que vivimos. Además del impacto directo que puede tener  la infección en la salud, la pandemia puede afectar nuestra salud física o emocional de manera indirecta de múltiples formas. Así nuestra salud se puede ver afectada por las dificultades para establecer relaciones o encontrar apoyos sociales, un menor acceso a los recursos sanitarios, posibles dificultades laborales y económicas, problemas derivados del confinamiento y de las limitaciones para salir de casa, incluyendo problemas de pareja, o por la pérdida de buenos hábitos saludables como la alimentación sana o el ejercicio físico regular. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. En la “nueva normalidad” , que ha llegado tras la primera oleada de la pandemia, se están dando patologías que afectan nuestra salud física y emocional que pueden requerir la ayuda de algún profesional sanitario. Respecto a la salud emocional , cuando se produce un hecho traumático o un acontecimiento vital impactante , como puede ser la infección por coronavirus o la pérdida de algún ser querido, habitualmente la respuesta psicológica al acontecimiento sucede en tres etapas: Una primera fase de ‘respuesta inmediata’ , que se caracteriza por la presencia de emociones intensas y cierta sensación de pérdida de control. En una segunda fase , todavía aguda, se intenta asimilar la experiencia traumática pero predomina una atención centrada en el suceso y sus consecuencias . Se presentan emociones “intrusivas” como la rabia , el miedo o la culpa , e ideas anticipatorias y de indefensión. Se puede producir una desorganización del estilo de vida anterior en mayor o menor medida. Esta fase puede durar varios meses. Finalmente, tras el paso del tiempo se entra en tercera fase de integración y normalización del curso de la vida , sin que esta quede marcada o limitada por la experiencia acontecida. Con más o menos dificultades, la mayoría de las personas alcanzará la tercera fase y logrará superar el problema. Sin embargo,  algunas personas pueden afrontar la situación de una manera inadecuad a y acabar desarrollando un comportamiento disfuncional, que se puede prolongar mucho en el tiempo, por lo que es recomendable que encuentren ayuda profesional de manera temprana. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Los psicólogos nos indican que hay determinados factores de cada persona que pueden hacer que sean especialmente vulnerables a las situaciones traumáticas. La vulnerabilidad será mayor si se acumulan algunas de las siguientes circunstancias: Acumulación de varias fuentes de estrés al mismo tiempo (enfermedad, cuidado de otras personas, pérdida de la fuente de ingresos, incertidumbre sobre el futuro, etc.). Pérdida de personas allegadas , con pérdida de relaciones sociales significativas. Otras experiencias o fuentes de estrés anteriores que se acumulan a la actual. Inestabilidad o fragilidad emocional Escaso apoyo social en el entorno próximo. Recursos económicos Preexistencia de un déficit en las habilidades que permiten el afrontamiento de la situación , como las habilidades para la relación social, o la habilidad para resolver problemas. El comportamiento disfuncional asociado a un hecho traumático puede asociarse  a un empobrecimiento de la experiencia vital , una pérdida de autoestima , una visión negativa de uno mismo, de los demás o del futuro, depresión , aislamiento social , consumo de sustancias , etc. Todas estos sentimientos y situaciones tiende a autoperpetuarse y pueden interfiere de forma muy significativa en los planos social, familiar o laboral. La ayuda profesional por parte de un psicólogo puede normalizar la reacción al evento vital . El psicólogo cuenta con numerosas estrategias que pueden ayudar a superar el problema de manera satisfactoria, y afrontar situaciones futuras con más herramientas para que no se vuelva a producir. Por otra parte, la “nueva normalidad” también se asocia a problemas inesperados desde el punto de vista físico . Las personas que han superado la enfermedad pueden sufrir secuelas físicas en diversos órganos y sistemas secundarias a la infección. Preocupan principalmente las secuelas a nivel del pulmón , por la posibilidad de desarrollar una fibrosis pulmonar tras una neumonía grave. Esta complicación, afortunadamente no muy frecuente, el tejido pulmonar se sustituye por un tejido cicatricial que dificulta la respiración.  Además se ha descrito un riesgo incrementado de trombosis y de problemas de coagulación tras la infección, y de malnutrición tras una enfermedad prolongada. Los pacientes que ha sufrido un ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) también sufren complicaciones concretas por esta circunstancia destacando la debilidad muscular tras la inmovilidad prologada. Otros problemas que estamos viendo con frecuencia son problemas cutáneos derivados del uso prolongado de las mascarillas o del uso frecuente de gel hidroalcohólico, el cual puede llegar a irritar la piel, especialmente si existen patologías cutáneas preexistentes. Finalmente, el confinamiento y las limitaciones en la movilidad pueden hacer que se pierda hábitos de vida saludables como la práctica de ejercicio físico moderado de manera regular o el seguimiento de una dieta saludable, además de un incremento en el número de personas con sobrepeso , o que consumen sustancias dañinas como el tabaco o el alcohol . En definitiva, la “nueva normalidad” puede asociarse a numerosos problemas  tanto físicos como emocionales . Profesionales como los psicólogos ,   nutricionistas , entrenadores personales o médicos generales pueden ser un gran apoyo durante la pandemia. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Para saber más: Madrid Salud. Programa de promoción de la Salud Mental. El impacto Emocional de la Pandemia por COVID-19. Una guía de consejo psicológico. http://madridsalud.es/wp-content/uploads/2020/06/GuiaImpactopsicologico.pdf Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Web de Estilos de Vida Saludable: https://estilosdevidasaludable.sanidad.gob.es/
Secuelas de la COVID-19 en órganos y sistemas
Artículo especializado

Secuelas de la COVID-19 en órganos y sistemas

A medida que avanza la pandemia por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 vamos conociendo las posibles secuelas que puede dejar la enfermedad. Además, los sistemas sanitarios van adquiriendo experiencia en la atención de la oleada de pacientes que afortunadamente ha superado la COVID-19. Las secuelas que puede dejar la infección depende mucho de su gravedad y de si ha habido necesidad de un ingreso en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) . Los principales problemas que pueden aparecer tras superar la fase aguda de la infección se pueden dividir en cuatro categorías : Secuelas físicas en diversos órganos y sistemas secundarias a la infección. Se trata principalmente de secuelas en el pulmón , que es el principal órgano diana de la infección, y de la posibilidad de desarrollar una trombosis con consecuencias potencialmente graves. Secuelas secundarias a un ingreso en la UCI , especialmente la debilidad muscular , que puede ser muy importante si el ingreso ha sido prolongado. Malnutrición asociada a la enfermedad o al ingreso hospitalario. Secuelas psicológicas debidas a la situación vivida y a todo el sufrimiento que ha acompañado a la enfermedad. ¿Tienes dudas? Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Respecto a las secuelas físicas , preocupa la posible afectación de los pulmones después de una neumonía o infección grave de los pulmones por coronavirus. Por fortuna, la mayoría de los pacientes parece no presentar ninguna secuela pero algunos pueden desarrollar ciertos signos compatibles con fibrosis pulmonar . La fibrosis pulmonar se debe a que el tejido pulmonar normal se sustituye por un tejido cicatricial (similar a las cicatrices de la piel cuando nos hacemos una herida) lo que impide que el pulmón funciones con normalidad. Esto puede producir sensación de falta de aire o cansancio fácil con pequeños esfuerzos. Se cree que la posibilidad de esta complicación es inferior al 5% de las infecciones. Sin embargo, tras una neumonía de cierta importancia por coronavirus los médicos pueden recomendar la realización de algunas pruebas de imagen como una radiografía o un TAC y algunas pruebas de función respiratoria para evaluar la posibilidad de algún grado de fibrosis pulmonar residual tras la infección. Además del pulmón, la infección por coronavirus puede afectar otros órganos o sistemas como el corazón , los riñones , el hígado , y el cerebro . Por ello, los médicos revisan cuidadosamente las analíticas de los pacientes al alta y pueden indicar la repetición de algunos análisis de sangre , principalmente para controlar posibles alteraciones en la función del riñón y del hígado. También puede estar indicado la realización de un electrocardiograma , especialmente si se ha estado en tratamiento con fármacos como hidroxicloroquina o azitromicina , los cuales en raras ocasiones pueden originar algún trastorno en la conducción eléctrica del corazón. La infección por coronavirus también se asocia a un aumento de la coagulabilidad de la sangre, que puede persistir un cierto tiempo tras la fase aguda. Por ello, se ha visto que se pueden formar trombos , principalmente en las venas profundas de los miembros inferiores , dando lugar a lo que se conoce como trombosis venosa profunda. Estos trombos pueden movilizarse dentro de los vasos y acabar obstruyendo algún vaso sanguíneo del pulmón, dando un problema potencialmente muy grave llamado tromboembolismo pulmonar .  ¿Tienes dudas? Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. La trombosis en las piernas se produce especialmente si tras la infección se mantienen inmovilizados los miembros inferiores durante periodos de tiempo prolongado. Tras la fase aguda de la enfermedad, los médicos pueden recomendar algún tratamiento anticoagulante a los pacientes, como la heparina , junto con otras recomendaciones como la movilización frecuente de las piernas y evitar el sedentarismo . Por otra parte, un ingreso en la UCI puede asociarse a complicaciones posteriores, entre las que destacan los problemas derivados a la inmovilidad prolongada. La debilidad muscular por inmovilidad tras una estancia en la UCI es el factor que más afecta la calidad de vida de los pacientes, y el que tarda más en recuperarse . Los síntomas dependen de la duración del ingreso en la UCI, de la gravedad del proceso, o de otras enfermedades asociadas que puede presentar el paciente, pero en cualquier caso puede ser necesario un proceso de rehabilitación que puede prolongarse varios meses. Además, tras la enfermedad se ha detectado que muchos pacientes presentan cierto grado de malnutrición . Los trastornos del estado nutricional tienen un origen multifactorial . La infección puede producir pérdida del apetito , además de pérdida del gusto y el olfato , o asociarse a dificultad para tragar o problemas intestinales . También puede existir debilidad tras una estancia en la UVI. Todos estos factores pueden llevar a una menor ingesta y a cierto grado de malnutrición en un breve espacio de tiempo, lo cual tiene un impacto negativo en la recuperación de la enfermedad. Por ello, puede ser necesario un estudio del estado nutricional y ponerse en manos de profesionales para seguir recomendaciones dietéticas y evaluar si hacen falta suplementos alimentarios . Finalmente, por desgracia esta epidemia está provocando mucho sufrimiento emocional , tanto en los pacientes como en los familiares y personas cercanas . La enfermedad , la soledad con la que la han vivido muchas personas, o la imposibilidad de despedirse de los seres querido en caso de fallecimiento pueden tener un profundo impacto psicológico. La atención y el apoyo psicológico puede ser imprescindible para poder expresar las emociones y superar las secuelas psicológicas. En resumen, tras la fase aguda de la infección por coronavirus pueden quedar numerosas secuelas físicas y psicológicas que pueden tener un gran impacto en la calidad de vida de los pacientes. La consulta con un profesional de la medicina general que tenga una visión global de todos los posibles problemas puede ser de mucha ayuda para superar la enfermedad de manera satisfactoria. ¿Tienes dudas? Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.
Cómo reforzar el sistema inmunitario para enfrentarse mejor al coronavirus
Artículo especializado

Cómo reforzar el sistema inmunitario para enfrentarse mejor al coronavirus

El sistema inmunitario es un sistema muy complejo de células y sustancias químicas que sirven principalmente para defendernos de agresiones externas, como patógenos o toxinas. También nos protege de riesgos provenientes de dentro del propio organismo como los tumores . Una duda común en estos tiempos de coronavirus es si hay alguna manera de reforzar el sistema inmunitario para evitar la infección por este virus o para disminuir la gravedad de la infección en caso de que se contraiga. La respuesta es que sí: nuestra sistema inmunitario se ve afectado por numerosos factores internos o externos al organismo y podemos intervenir para controlar algunos de estos factores, aunque otros no dependen de nosotros. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Circunstancias como la edad avanzada , patologías como la diabetes , el consumo de fármacos que debilitan el sistema inmunológico como los esteroides o los inmunosupresores , o diversos factores genéticos , pueden hacer que el sistema inmune esté debilitado y la persona sea más susceptible a contraer infecciones. Además, existen factores psicológicos que también debilitan el sistema inmunitario. Así el estrés o la ansiedad hace que se liberen hormonas como el cortisol que tiene un efecto inmunosupresor. Igualmente, patologías del estado del ánimo como la depresión puede debilitar el sistema inmunitario de manera importante y prolongada en el tiempo. Por el contrario, hay hormonas que potencian la función del sistema inmunitario como las endorfinas . Estas hormonas se liberan en situaciones que generan satisfacción al organismo, tales como la práctica de deporte con una intensidad moderada o tras la actividad sexual . Igualmente, llevar una vida relajada y tener buenas relaciones sociales con la familia, los amigos, en el trabajo, etc. ejerce un efecto muy positivo sobre el sistema inmunitario. ¿Tienes dudas? Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Finalmente, existen numerosos factores relacionados con nuestro estilo de vida en los cuales podemos intervenir y que pueden potenciar en gran medida nuestro sistema inmunitario: Realizar ejercicio físico moderado de manera regular y evitar el sedentarismo , además de ayudar a prevenir numerosas patologías, como la diabetes mellitus tipo 2 o la obesidad, ayuda a reforzar el sistema inmunitario. El ejercicio muy intenso por el contrario puede ser contraproducente pues se asocia a inmunosupresión. La exposición solar moderada y prudente puede potenciar el sistema inmunitario y además favorece la síntesis de vitamina D , la cual es esencial en la lucha contra las infecciones virales incluyendo el coronavirus. Disfrutar de un sueño de calidad para tener un correcto ritmo circadiano también ejerce una influencia positiva en el sistema inmunitario. Son necesarias al menos 7-8 horas de sueño al día. Evitar el consumo de tabaco, alcohol o drogas es esencial para mantener el sistema inmunitario en óptimas condiciones. El consumo de tabaco además de asociarse a cáncer de pulmón, y a un largo número de enfermedades, altera toda la línea defensiva de la mucosa respiratoria la cual es la encargada de evitar la infección por coronavirus. Igualmente, el consumo de alcohol o drogas puede tener un efecto inmunosupresor, con unos mecanismos muy parecidos a los que se producen en situación de depresión o estrés. Seguir una alimentación equilibrada también es fundamental. El déficit de algunos macro y micro nutrientes , como el zinc, el selenio, las vitaminas C o E, entre otros, puede debilitar el sistema inmunitario. Asimismo, la malnutrición que se produce en nuestro medio por el seguimiento de dietas inadecuadas o por enfermedades como la anorexia nerviosa , también se asocia a una inmunosupresión y a una mayor susceptibilidad a infecciones. Una buena noticia es que los cambios en el estilo de vida y la adquisición de hábitos de vida saludables (ejercicio físico moderado, nutrición adecuada, sueño de calidad, etc.) se asocia a mejoras en el sistema inmunológico en un breve plazo de tiempo de apenas días o semanas. Nunca es mal momento para seguir estos hábitos saludables pero las personas de más edad y la infancia son las poblaciones más susceptibles a infecciones y que más se pueden beneficiar de un estado inmunitario óptimo. ¿Tienes dudas? Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Otra duda que surge con frecuencia es si son necesarios suplementos vitamínicos u otros productos de farmacia o parafarmacia para reforzar el sistema inmunitario. Si se sigue una dieta rica y variada no son necesario suplementos, a menos que exista alguna patología concreta que así lo indique. Se recomienda tener una alimentación rica en legumbres, verduras (que aportan la fibra es el mejor prebiótico), cereales, frutas frescas, carne, huevos, pescado y lácteos (incluido yogures, que tienen probióticos como lactobacillus ) para tener todos los nutrientes adecuados para un correcto funcionamiento del sistema inmunitario. Además, es necesario evitar dietas inadecuadas que puedan excluir nutrientes esenciales de nuestra alimentación diaria. También hay que tener en cuenta que algunos suplementos pueden llegar a ser perjudiciales si se toman de una manera inadecuada. Para seguir las recomendaciones para llevar un estilo de vida saludable, especialmente en todo lo relacionado con el ejercicio físico y la alimentación , puede ser muy útil contar con el consejo de entrenadores personales o nutricionistas que  pueden adaptar las recomendaciones a la edad y a las circunstancias de cada persona. Además el contacto con estos profesionales aportar un extra de motivación muy necesario cuando se emprende un cambio en el estilo de vida. Finalmente, aunque tomemos medidas para potenciar el sistema inmunitario, no hay que olvidar seguir las recomendaciones higiénicas habituales (distancia interpersonal de seguridad, lavado de manos, etc.) para minimizar una posible exposición al coronavirus.  En resumen, aunque la función del sistema inmunitario depende en parte de factores que no podemos controlar, hay numerosas medidas que sí podemos tomar y que pueden potenciar nuestro sistema inmunitario en un corto plazo de tiempo. Estas medidas incluyen llevar una vida social activa, evitando el estrés, seguir una dieta equilibrada y practicar ejercicio físico moderado de manera regular. La ayuda de especialistas puede ser útil para lograr un cambio en el estilo de vida de una forma rápida y agradable.   ¿Tienes dudas? Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Para más información Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad . Web de Estilos de Vida Saludable: https://estilosdevidasaludable.sanidad.gob.es/ Sociedad Española de Inmunología. Sistema inmunitario-Estilo de vida.  https://www.inmunologia.org/Upload/Documents/1/5/1/1510.pdf
Consejos para iniciarse en la práctica deportiva
Artículo especializado

Consejos para iniciarse en la práctica deportiva

Después de los meses de confinamiento, por la crisis sanitaria de la COVID-19, muchos se han iniciado en la práctica deportiva o se plantean hacerlo. En cualquier caso, ya sea por diversión o por estar mejor, hacer deporte siempre tiene consecuencias beneficiosas parala salud. Eso sí, se debe elegir la actividad que sea más conveniente y ponerla en práctica de la forma adecuada. ¿Necesitas hacerte una prueba de esfuerzo? Encuentra un profesional cerca de ti. Si tienes dudas también puedes hablar gratis por Chat  con uno de nuestros entrenadores personales y te ayudará a preparar una rutina de ejercicios. Encontrar tu deporte Cualquier movimiento corporal producido por los músculos se considera actividad física ya que conlleva un gasto energético por encima del reposo. El ejercicio añade el ingrediente de la planificación y estructuración de la actividad y ? además y mas importante ? de la diversión. Sin ésta, los beneficios para la salud de la actividad física, son menores. Para saber cuál puede ser la mejor actividad deportiva para cada uno hay que responder a ciertas cuestiones previas: Edad, estado de salud y hábitos deportivos previos. Objetivos de la práctica deportiva (salud, competición, socialización, …). Disponibilidad temporal. Disponibilidad económica. ¿En grupo o en solitario? ¿Deportes acuáticos, terrestres o aéreos? Disponibilidad de equipamientos deportivos. Existen profesionales del deporte, como los especialistas en medicina del deporte o los licenciados en ciencias del deporte, que nos pueden ayudar a tomar la decisión adecuada y que son imprescindibles, cuando tenemos algún antecedente médico que puede agravarse con la práctica deportiva. Si nunca hemos practicado deporte o, cuando lo hacemos notamos alguna molestia, lo prudente es hacerse una valoración médico-deportiva para garantizarnos una práctica deportiva saludable. Desde una escasa preparación física y con poca disponibilidad, una buena opción puede ser caminar. Como cualquier actividad física hay que ponerla en práctica de manera progresiva, por lo que se puede comenzar caminando media hora al día a un paso medio. Con el tiempo se puede incrementar el tiempo del paseo y el ritmo del mismo. Más adelante, nos podemos plantear hacer lo mismo, pero en bicicleta. Con algo más de tiempo podemos optar por salir a correr. Se trata de que comencemos con un ritmo asequible que podamos incrementar con el tiempo. Hay que considerar que el running , si no se ha practicado con anterioridad, puede ser agresivo con las articulaciones inferiores, especialmente las rodillas. En ese caso, se puede optar por la natación. De igual modo, se comenzará por nadar a un ritmo lento una distancia corta que se puede ir incrementando conforme el estado de forma mejore. Otra opción podría ser la inscripción a un gimnasio. Aquí las opciones son múltiples. Ejercicios de fuerza (con pesas), clases regladas de ejercicios aeróbicos combinadas con música, como aerobic, zumba, spinning, cardio-boxing, etc. También se puede optar por artes marciales como judo, taekwondo, karate, etc., en las que se conjuga una preparación física de fondo con la técnica de lucha específica de cada disciplina. El yoga o el pilates pueden ser buenas opciones para poner el cuerpo a tono e incrementar la puesta a punto y utilización de todos los grupos musculares. Estas prácticas pueden estar especialmente aconsejadas, con el adecuado asesoramiento, para personas que tengan problemas de articulaciones o espalda. Los deportes acuáticos son otra alternativa para aquellos que tengan disponibilidad de tiempo y, en algunos casos, de recursos. Aquí podríamos incluir el remo y piragüismo (en todas sus modalidades), surf, wind-surf y kite-surf. En todos ellos, lo recomendable sería realizar un curso de iniciación, ya que se trata de deportes en los que es preciso dominar una técnica compleja para controlar los accesorios, embarcaciones, etc. En el caso del remo y el piragüismo se puede practicar en muchas ciudades, ya que es posible hacerlo en estanques, ríos y embalses; para el surf y similares necesitamos estar próximos a un lugar costero. ¿Necesitas hacerte una prueba de esfuerzo? Encuentra un profesional cerca de ti. Si tienes dudas también puedes hablar gratis por Chat  con uno de nuestros entrenadores personales y te ayudará a preparar una rutina de ejercicios. Práctica de deportes aeróbicos Los deportes aeróbicos (o entrenamiento “cardio”) incluyen ejercicios y prácticas deportivas de intensidad baja-moderada, con gestos repetitivos que podemos realizar de forma prolongada en el tiempo. Para su realización, el organismo utiliza oxígeno (de ahí lo de aeróbico) para la obtención de energía, a partir de grasas e hidratos de carbono y es ideal para aquellos que quieran controlar su peso, mediante la actividad física. Se podrían incluir aquí actividades como caminar, elíptica, correr, bicicleta, nadar, esquí de fondo, etc. En contraposición al entrenamiento “cardio”, se sitúa el ejercicio anaeróbico, que incluye ejercicios de alta intensidad y de escasa duración. En este tipo de actividades, para la obtención de la energía necesaria el organismo no utiliza oxígeno, pues necesita vías de obtención de energía más rápidas (fosfato de creatina, glucógeno o glucosa muscular, entre otros). Ejemplos de este tipo de ejercicio sería el levantamiento de pesas y las carreras de velocidad. La mayoría de deportes (fútbol, tenis, etc.) alternan ejercicios aeróbicos y anaeróbicos. Pero lo que está claro es que la mejor actividad saludable es aquella que combina en un mismo programa estos dos tipos de ejercicios junto con los de estiramiento. Correr es fácil: zapatillas y carretera El running (o, simplemente, salir a correr) es una práctica deportiva aeróbica que cada día tiene más adeptos. Es sencillo y necesita pocos recursos. Una vez que se le coge el gusto es difícil dejarlo. Llueva, nieve o haga un sol inclemente, el cuerpo pedirá salir a “tragar kilómetros”. La iniciación en el running se puede producir en cualquier época del año, ya que el cuerpo está diseñado para adaptarse a condiciones y circunstancias cambiantes. Solo habrá que tener presentes unas cuantas cosas para correr en verano. Correr en verano En verano solemos tener más tiempo libre y es una época muy propicia para practicar actividades al aire libre y ponernos en forma. El principal inconveniente puede ser el calor, que en algunas zonas del país puede llegar a ser muy intenso. En cualquier caso, correr en verano no tiene por qué ser un problema, si seguimos unas cuantas normas básicas. Para realizar actividad física al aire libre, debemos evitar las horas centrales del día, en las que la temperatura alcanza su pico máximo. El momento ideal es por la mañana, temprano. Si esto no es posible, a la caída del sol puede ser un buen momento. Así evitaremos otro efecto adverso de las horas centrales del día, la excesiva irradiación solar, con los consiguientes riesgos para nuestra piel. En cualquier caso, sea cual sea el momento en el que salgamos a correr, no debemos dejar de lado una buena hidratación. Hidratación Más del 60% de nuestro cuerpo es agua. Y tiene que seguir siéndolo. A través de la respiración, el sudor, la orina y las heces perdemos agua constantemente que debemos reponer mediante el consumo de líquidos y alimentos. Son diversas las circunstancias que influyen en que la pérdida de líquidos que experimente nuestro organismo sea mayor o menor. El nivel de actividad física, las condiciones ambientales de calor y humedad, la alimentación que realicemos, así como la concurrencia de alguna enfermedad (como la diarrea) o el tratamiento con algún medicamento (por ejemplo, un diurético), pueden influir en nuestro estado de hidratación y, por tanto, en que requiramos un mayor aporte hídrico. Una manera sencilla para saber si nuestro estado de hidratación es el adecuado, es controlar el color de nuestra orina, cuanto mas parecido al agua sea, mejor hidratados estaremos. Hidratarse en verano Durante el verano, las condiciones climáticas determinan que suframos una mayor pérdida de líquidos. Para minimizar este hecho, debemos evitar la exposición a circunstancias extremas de calor y humedad y mantener una ingesta constante de líquidos y alimentos ricos en agua, antes, durante y después del ejercicio. De este modo, llevar ropa ligera (que nos permita eliminar calor a través del sudor) de colores claros, consumir alimentos frescos de origen vegetal (con alto contenido en agua), como frutas, verduras y hortalizas y beber agua de manera constante, son la mejor manera de hidratarse en verano. No en vano, el 20-25% de la ingesta diaria de agua proviene de los alimentos. El consumo de bebidas alcohólicas –incluyendo la cerveza- propiciarán un aumento de la diuresis (eliminación de agua a través de la orina) y, por lo tanto, no son recomendables desde el punto de vista de la hidratación, durante el ejercicio. Una de las consecuencias más graves de no estar bien hidratado y realizar actividad física en condiciones de calor y humedad es el golpe de calor . Evitar el golpe de calor El golpe de calor tiene lugar cuando los mecanismos de nuestro cuerpo para mantener la temperatura en límites adecuados se ven superados y se produce un aumento de temperatura o hipertermia. Los síntomas de un golpe de calor son piel caliente, enrojecida y seca, temperatura corporal superior a los 40?C, taquicardia, confusión y, generalmente, falta de sudoración. Se trata de una verdadera urgencia médica que debe ser atendida en el hospital lo antes posible. Ante un caso de golpe de calor hay que dirigirse directamente al hospital, mientras se intenta refrescar lo máximo posible al afectado, desnudándole y mojándole la piel. El golpe de calor puede tener lugar si se presentan estados de deshidratación importantes y se realiza actividad física en condiciones de calor y humedad elevadas o con la ropa inadecuada. Beneficios del deporte para la salud La inactividad física es uno de los mayores condicionantes para la salud, particularmente en los países desarrollados. El sedentarismo se asocia con múltiples indicadores negativos de salud, como el aumento de la mortalidad y mayor riesgo de padecer obesidad, diabetes y enfermedad cardiovascular. De este modo, el ejercicio intenso o moderado se asocia con diversos beneficios para la salud, incluyendo una disminución del riesgo de obesidad, enfermedades cardiovasculares, diversos tipos de cáncer y la disminución de la mortalidad. El ejercicio además puede ayudar a dejar de fumar, retrasa el declive cognitivo en personas mayores y reduce el estrés, la ansiedad y la depresión. Una actividad física moderada de 30 minutos cada día es suficiente para mejorar la salud, aumentar el bienestar general y disminuir el riesgo de padecer diversas enfermedades crónicas como la diabetes, la hipertensión arterial y el exceso de peso. Si la duración y la intensidad son mayores, se pueden obtener efectos beneficiosos adicionales. En concreto, en lo referente al entrenamiento aeróbico, una amplia gama de estudios ha mostrado que su práctica de forma regular determina una reducción significativa de grasa visceral (lo que conlleva una reducción en la circunferencia de la cintura), una mejora en la sensibilidad de la insulina y una disminución significativa en los niveles de triglicéridos en sangre. De igual modo, la actividad física también ha mostrado sus efectos beneficiosos en el caso de patologías cardiovasculares y algunos de sus factores de riesgo como la hipertensión arterial o el colesterol elevado. En algunos tipos de cáncer la actividad física regular ha mostrado ejercer un efecto protector disminuyendo el riesgo de forma significativa, como en el caso del cáncer colorrectal y el cáncer de mama. La relación de la salud mental con la actividad física también ha podido ser demostrada en diversidad de estudios. El ejercicio puede reducir la depresión y su recurrencia, también reduce la ansiedad y mejora la reacción al estrés. Además, la actividad física se relaciona con la mejora de algunos aspectos del funcionamiento mental, como la memoria. Finalmente, en cuanto a los beneficios sobre el sistema locomotor, principalmente implicado en el desempeño de la actividad física, se puede mejorar la salud de músculos y huesos previniendo o mejorando la artritis, la sarcopenia (pérdida de masa muscular), la osteoporosis y el dolor de espalda, entre otras muchas enfermedades del aparato locomotor. Beneficios para la salud del ejercicio Mejora la función cardiovascular. Baja los niveles de colesterol total, LDL y aumenta los niveles del HDL (bueno). Reduce los niveles sanguíneos de glucosa en las personas con diabetes. Ayuda a controlar las cifras de presión arterial dentro de límites normales. Mejora la capacidad pulmonar. Reafirma los tejidos y la piel. Aumenta el depósito de calcio en los huesos, disminuyendo el riesgo de fracturas y osteoporosis. Facilita el mantenimiento de la masa muscular, evitando de esta forma la sarcopenia. Mejora y mantiene la función del aparato locomotor. Aumenta los niveles de endorfinas y la sensación de bienestar. En definitiva, la práctica deportiva regular y adaptada a las capacidades funcionales de cada persona, es un factor clave para mantenernos saludables, así como para prevenir y mejorar muchas patologías prevalentes en nuestra sociedad. ¿Necesitas hacerte una prueba de esfuerzo? Encuentra un profesional cerca de ti. Si tienes dudas también puedes hablar gratis por Chat  con uno de nuestros entrenadores personales y te ayudará a preparar una rutina de ejercicios. Descargar Infografía consejos para iniciarse en la práctica del deporte 
Servicios digitales en Savia
Artículo especializado

Servicios digitales en Savia

Bienvenidos a la salud del siglo XXI Las personas son cada vez más protagonistas en lo que concierne a su propia salud. El enfoque basado en consultas y salas de espera, listas de espera, etc., está llegando a su fin. De este modo, cobra especial relevancia la prevención de la enfermedad y la promoción de hábitos de vida saludables, así como un acceso más inmediato a los servicios de salud. Savia es una plataforma de servicios integrales de salud que gracias a la tecnología está siempre disponible. Regístrate ahora en Savia y consigue un mes de servicios digitales ilimitados. El auge de la telemedicina Vivimos en la era de la información, en la que internet nos proporciona toda la información necesaria para resolver dudas en el ámbito de la salud. Según el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI) en su último informe sobre el acceso a la salud, el 74,4 % de los internautas hacen búsquedas de salud y bienestar en internet. El perfil de la persona que busca información de salud en internet es una persona mayoritariamente joven, con estudios y con hijos a su cargo. Los temas más buscados son alimentación y estilos de vida saludables, diagnósticos y síntomas de enfermedades. Evidentemente, no toda la información que se encuentra en internet es fiable, por eso es importante tener acceso a fuentes de información en las que podamos confiar. Por ejemplo, una plataforma que ofrezca información elaborada por profesionales de la salud o que, incluso, ponga a nuestra disposición el acceso directo al profesional de forma inmediata. En Savia, a través de su web o la APP gratuita se puede acceder a especialistas de forma inmediata por videollamada. Además, el médico puede tener acceso a los historiales médicos online y, gracias a una videoconsulta, puede hacer una exploración y un primer diagnóstico sin tener que salir de casa. El médico online es una opción de tratamiento positiva y en auge. Los estudios continúan demostrando que la telemedicina ahorra tiempo, dinero y mejora la salud. De este modo, para saber si es necesario acudir a urgencias, tener una segunda opinión sobre un diagnóstico o hacer una pregunta sobre cualquier tema de salud, poder hablar con un amplio equipo médico en tiempo real es una garantía. Desde el chat médico a la videoconsulta , pasando por el evaluador de síntomas , los servicios de Savia están pensados para adaptarse al ritmo de vida actual. La telemedicina y las videoconsultas pueden ser útiles para optimizar los servicios sanitarios y dar la mejor respuesta según señalan las investigaciones más recientes. Regístrate ahora en Savia y consigue un mes de servicios digitales ilimitados. Todo es salud Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “Salud es el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Por eso en Savia queremos abarcar todos los aspectos relacionados con la mejora de la salud y el bienestar. Creemos en un concepto de salud integral que incluye servicios médicos, especialistas, nutrición, deporte, terapia psicológica, estética… Nos comprometemos con tu bienestar a todos los niveles. Puedes consultar una urgencia, una duda sobre una analítica, síntomas… Las 24 horas del día, desde cualquier parte del mundo. Savia ofrecer un acceso a información útil, ya sea por medio de profesionales de Medicina General o Especialistas. Pero además, en Savia disponemos de un amplio cuadro médico con las mejores clínicas, hospitales y centros médicos en todas las zonas geográficas, para acceder a su consulta presencial siempre que sea necesario. ¿Necesitas una consulta presencial? . Te ofrecemos los mejores especialistas y centros. La mejor salud El acceso inmediato a los servicios de salud es un elemento esencial para que nuestra salud esté bien atendida. En Savia ponemos todos los recursos a tu alcance: Chat médico . Atención médica en tiempo real con especialistas. Siempre que lo necesites, a cualquier hora y sin límite. Habla con nuestro equipo médico hasta que no te queden más preguntas. Video consulta . Consulta en tiempo real a través de videollamada. Desde tu ordenador o teléfono móvil. Tendrás una consulta con tu especialista cara a cara y en tiempo real. Como si estuvieras en la clínica, pero sin desplazamientos ni salas de espera. Consultas, pruebas y tratamientos . Más de 11.000 consultas, pruebas y tratamientos en 40 especialidades. En Savia puedes acceder a más de 300 tratamientos, pruebas o cirugías y a más de 1.000 servicios médicos. Especialidades . Disponibles en cualquier ciudad. Las especialidades son las disciplinas médicas que se dedican al estudio, diagnóstico y tratamiento de las patologías relacionadas con un área concreta del cuerpo. Médicos y centros . Estás en las mejores manos. Nuestro cuadro médico está formado por los mejores profesionales de la medicina, así puedes elegir especialistas con confianza. Además, en Savia también: Investigamos. El mundo de la medicina está en constante cambio y nuestro equipo médico está siempre al corriente de las últimas novedades y descubrimientos relevantes. Publicamos. Fruto de nuestro trabajo de investigación publicamos nuestros propios estudios y artículos. Siempre centrándonos en aquello que más interesa a nuestros usuarios. Dialogamos. Hablar y, muy especialmente, escuchar es una parte fundamental de nuestro trabajo. Estamos al servicio de la gente y siempre ofrecemos disponibilidad y amabilidad. Innovamos: Renovamos las capacidades de nuestras soluciones para ser cada día más eficaces, siempre teniendo en cuenta aquello que nos dicen nuestros usuarios. Regístrate ahora en Savia y consigue un mes de servicios digitales ilimitados. Pediatría online Un ejemplo claro de las ventajas que ofrece Savia es poder disponer de pediatras online. El acceso de manera inmediata a la consulta del pediatra en caso de urgencia, poder resolver una duda telefónicamente o mantener un chat con el médico cuando sea más conveniente son claras ventajas que Savia pone a tu disposición. Los temores de que este tipo de atención médica pueda tener riesgos o sea menos efectiva para los pacientes han quedado disipados por las investigaciones llevadas a cabo hasta la fecha. Ejemplo de ello es un estudio realizado con bebés prematuros y sus familias que disponían del apoyo de la pediatría online , frente a las tradicionales consultas presenciales. Las familias atendidas por videoconsulta pediátrica valoraron la experiencia como muy positiva, y encontraron la tecnología muy fácil de utilizar. Las consultas de pediatría online son posibles gracias a los medios técnicos que permiten conectarse por internet desde casa o cualquier lugar, cumpliendo siempre con los requisitos de confidencialidad, seguridad y todas las garantías, tanto para el paciente como para el médico. Videoconsulta para resolver tus dudas sin esperas ni desplazamientos La consulta con pediatras online por medio de videoconsulta es un servicio cada vez más demandado por los padres que no pueden acudir de forma presencial a la consulta. En el contexto actual de pandemia de la COVID-19 esto supone facilitar el acceso a los servicios de salud. Igualmente, su utilidad queda de manifiesto cuando los hijos están enfermos en cama o no pueden salir de casa por algún motivo, o en el caso de dudas o preguntas específicas que no necesitan una consulta presencial. La videoconsulta es un elemento esencial de la medicina del siglo XXI que permite conectar con el médico en cualquier momento y desde cualquier dispositivo, ya sea móvil, tablet o PC. En Savia ofrecemos esta herramienta de comunicación instantánea para que los padres puedan conectarse con el pediatra y resuelvan sus dudas sin salir de casa. La video consulta médica se puede programar, aunque también existe la opción de consulta online inmediata, en la que se contacta con el pediatra en el momento. Los pediatras apuestan por las consultas online Los años de experiencia acumulada de los pediatras les indican que existen muchas consultas que se pueden solucionar por video consulta. En este tipo de consulta no es necesario estar físicamente con el niño. En su lugar, se requiere recabar la información necesaria y establecer un diálogo con los padres, definir el problema y encontrar la mejor solución para el niño. Algunas de las situaciones especialmente adecuadas para videoconsulta son: Consultas sobre problemas del sueño. Dudas sobre la alimentación. Preguntas sobre la crianza. Consultas sobre temas educativos. Dudas sobre las etapas de desarrollo del bebé. Consultas de seguimiento de enfermedades. Consultas de dermatología. Valoración de resultados de análisis, radiografías, ecografías y otras pruebas. Para una segunda opinión. En Savia, solo están disponibles los mejores médicos y te ofrecemos todas las herramientas para que puedas ponerte en contacto con ellos. Savia: salud a tu disposición en todo momento Savia pone todas las herramientas de salud a tu disposición. Por ejemplo: Tienes lumbago y necesitas saber cómo aliviar el dolor. Un médico te llamará para solucionar todas tus dudas, sin desplazamientos. Te ha salido un pequeño lunar en la espalda y no sabes si podría ser problemático. A través de una videoconsulta, un especialista podrá valorar si es necesaria la atención presencial. Son las 3 de la mañana, tu bebé tiene fiebre y no sabes qué hacer. Puedes comunicarte por chat con un médico para evaluar la necesidad de acudir a urgencias. Quieres ponerte en forma, pero no tienes tiempo para ir al gimnasio. Un entrenador personal preparará para ti una rutina de ejercicios para hacer en casa. Regístrate ahora en Savia y consigue un mes de servicios digitales ilimitados. Qué le ofrece Savia a tu salud Reducción de esperas. Acceso a nuestros especialistas online siempre que necesites o reservar una cita de forma presencial. Consultas, pruebas y tratamientos. Acceso a más de 300 tratamientos, pruebas o cirugías y más de 1.000 servicios médicos. Cuadro médico. La mejor red de profesionales, clínicas, hospitales y centros médicos de España. Sin compromiso. Se puede empezar a utilizar Savia desde el primer momento tras registrarse de forma gratuita. Salud familiar. Dentro de una cuenta de Savia se pueden crear varios perfiles para diferentes miembros de la familia. Historial médico. Se puede consultar siempre todo el historial de visitas médicas, gestionar citas y visualizar informes y pruebas médicas. El informe y la receta en tu móvil. Si te prescriben alguna receta, podrás ir a la farmacia para solicitar tu tratamiento. Habla con un Médico general cuando lo necesites, en el momento y sin esperas. (Servicio disponible en la APP Savia). Evaluador de síntomas. Con nuestras especialidades de nutrición, entrenamiento personal o terapia psicológica cuidamos de todos los aspectos de tu bienestar. Nuestros pediatras resolverán al momento tus dudas para que estés tranquilo con los más peques en casa. Y otras especialidades como Medicina General, Ginecología, Dermatología, Alergología y más. Regístrate ahora en Savia y consigue un mes de servicios digitales ilimitados.
Coronavirus de Wuhan
Artículo especializado

Coronavirus de Wuhan

¿Qué es el coronavirus de Wuhan? El coronavirus Wuhan es un microorganismo de la familia de los coronavirus. Las infecciones producidas por ellos, no son todas igual de peligrosas. Es bastante común su aparición, en especial, en otoño e invierno y es más frecuente en la infancia. Casi todas las personas han tenido una infección por coronavirus alguna vez. Estos virus aparecen también en animales. En el caso del virus de Wuhan, por su aparición en un mercado de animales como primer foco, se especula con que sea un virus de origen animal que se ha contagiado a los humanos. Su origen parece estar en los reptiles, desde los cuales, habría pasado a los humanos.  Los coronavirus producen principalmente procesos catarrales y neumonías , como en este caso ocurre con el virus de Wuhan. Su nombre científico es 2019 nCOV. ¿Cuál es su procedencia? Si entendemos su procedencia como su origen, no está claro en el momento actual. Al haber surgido en un mercado de animales, se sospecha que es un virus animal, que se ha contagiado hacia los humanos. Aunque actualmente se especula con su origen en las serpientes, lo que sí está claro es que parte de algún reptil. Otros coronavirus se han originado en reptiles, desde estos han pasado a mamíferos y, de estos, a los humanos. ¿Cómo se transmite el coronavirus de Wuhan? El coronavirus de Wuhan se transmite a través del sistema respiratorio, a través del contacto con las gotitas llamada gotas de flugge que se producen al estornudar o toser, y que quedan en el ambiente o en nuestras manos. Las gotas de flugge son contagiosas hasta un metro de distancia, por ello, es importante protegerse del contagio con las medidas de higiene adecuadas. En un principio, los primeros datos hicieron pensar que solo se transmitía desde los animales a las personas, pero, ahora se ha confirmado la transmisión entre personas, con lo cual, un enfermo puede transmitir la enfermedad a otras personas sanas. Síntomas del coronavirus de Wuhan Los síntomas son similares en inicio a una gripe , con fiebre elevada, estornudos, tos, dolor de pecho, dolor de garganta y puede producir dificultad respiratoria asociada a neumonía. El cuadro suele durar unos 14 días. La mortalidad se sitúa en el momento actual en 1,5 %. Causas del coronavirus de Wuhan La causa del coronavirus de Wuhan es el contagio del virus, que puede tener lugar por contacto con animales enfermos o con personas que presentan la enfermedad.  Tratamiento del coronavirus de Wuhan Actualmente y, como en otros coronavirus, no se conocen tratamientos efectivos para el mismo, por lo que no tiene tratamiento curativo. Se realizan medidas de soporte en los casos más graves y el uso de antirretrovirales, aún cuando no está claro su resultado. Pruebas complementarias realizadas en caso de coronavirus de Wuhan Las pruebas complementarias realizadas son: cultivo para búsqueda del coronavirus y analítica de sangre . Y, en los casos que se sospeche de la presencia de neumonía, prueba radiológica para confirmar la misma. Factores desencadenantes del coronavirus de Wuhan No existen factores desencadenantes de la enfermedad, aunque parece que las personas de más edad, los niños, los enfermos crónicos de diabetes o de bronquitis crónica y los pacientes inmunodeprimidos, son los más sensibles a la afectación del virus . Complicaciones del coronavirus de Wuhan La complicación del coronavirus de Wuhan es el proceso neumónico y la insuficiencia respiratoria que produce, esto es lo que produce la mortalidad de este virus. Prevención del coronavirus de Wuhan Dado que el contagio es similar al que produce la gripe, es importante mantenerse a más de un metro de distancia de las personas enfermas, mantener un lavado de manos frecuente, más asiduo cuando estemos con enfermos y, al toser o estornudar, usar pañuelos desechables o hacerlo sobre la superficie de los antebrazos y no sobre las manos, ya que dan lugar a una mayor transmisión del virus. Ahora no hay alerta internacional por parte de la OMS sobre este virus, no obstante, si se ha viajado en los últimos días a esta zona de China y se encuentra con sintomatología, es conveniente ponerlo en conocimiento del médico, quien lo comunicará a las autoridades sanitarias de forma adecuada. Respecto a los sanitarios, las medidas de protección son el uso de guantes y de mascarillas durante el examen al paciente . Dado que se piensa que su origen puede estar en animales, se recomienda comer la carne bien cocida en estas zonas.