1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Dolor de Piernas

Dolor de Piernas

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿En qué consiste el dolor de piernas?

El dolor de piernas es un síntoma frecuente que puede estar causado por un calambre, una lesión músculo-esquelética o por la existencia de una enfermedad específica. Pueden estar afectadas las dos piernas o solo una.

El dolor de piernas es un síntoma frecuente que puede estar causado por un calambre, una lesión músculo-esquelética o por la existencia de una enfermedad específica.

Tipos de dolor en las piernas

Dependiendo de cual sea la causa el dolor se puede presentar en forma de calambre, agujetas, fatiga, o dolor limitante o incapacitante para el movimiento.

Posibles causas del dolor en las piernas

Generalmente el dolor de piernas se debe a la práctica de algún deporte, a causas accidentales, problemas circulatorios y neurológicos u otras enfermedades. También el embarazo produce dolor en las piernas por sobrecarga. Según esto se pueden clasificar en:

Lesiones de músculos, ligamentos y tendones:

  • Distensión muscular por sobrecarga o estiramiento brusco.
  • Tendinitis (inflamación del tendón).
  • Lesión ligamentosa como distensión, torsión o luxación.
  • Esguince por torsión o ruptura de ligamentos o fibras musculares.
  • Obesidad.
Calambres:
  • Sobrecarga muscular tras un ejercicio excesivo y prolongado.
  • Niveles bajos de sodio, potasio y magnesio en sangre como consecuencia  de una deshidratación.
  • Algunos medicamentos como los diuréticos o las estatinas usadas para reducir los niveles de colesterol.
Lesiones en huesos:
  • Fractura de huesos por traumatismos o por sobrecarga (pequeña fisura en un hueso largo).
  • Artrosis y artritis de una articulación como la rodilla o la cadera.    
  • Gota por un aumento en sangre de los niveles de ácido úrico.
Lesiones nerviosas:
  • Ciática en la que el nervio ciático que va de la zona lumbar a la parte posterior de la pierna se presiona por alguna causa.
  • Hernia discal.
  • Diabetes, tabaquismo y alcoholismo.
Lesiones vasculares (lesiones de vasos sanguíneos):
  • Trombosis venosa profunda por coágulos en las arterias y venas consecuencia  de un reposo prolongado.
  • Arteriosclerosis, cuando se deposita grasa en las paredes de las arterias.
  • Disminuyendo el flujo sanguíneo.
  • Venas varicosas.  
  • Claudicación intermitente, falta de oxígeno en el músculo de la pantorrilla que produce dolor agudo al andar y desaparece al parar.
Otras enfermedades:
  • Tumores benignos o quistes.
  • Tumores óseos cancerosos como el osteosarcoma o sarcoma.
  • Fibromialgia.
  • Enfermedades degenerativas del sistema nervioso.

Diagnóstico del dolor en las piernas ¿Qué puede ser?

Para hacer un buen diagnóstico hay que saber qué tipo de vida lleva la persona, si es activa o sedentaria, cuánto pesa, así como dónde se localiza el dolor y cuándo aparece. Si es un dolor continuo o impide la marcha, si está localizado en una pierna o en ambas, si padece algún tipo de enfermedad o ha tenido un golpe o un accidente...etc. Después se procede a la exploración manual localizando el punto del dolor con la palpación y movimiento de pierna si es posible, y comparación con la otra pierna, esté o no también afectada. Se puede valorar también la coloración y temperatura o inflamación de las dos piernas.

Una vez hecha una valoración inicial se puede completar el diagnóstico con:

  • Rayos X: por si hay fractura, artritis, artrosis,deformaciones, tumores o infección
  • Ecografía: para descartar trombosis, tendinitis o rotura de ligamentos y tendones.
  • Electromiografía: para descartar enfermedades neurológicas.
  • Densitometría: evalúa la densidad ósea y así previene futuras fracturas o la osteoporosis.
  • TAC y resonancia magnética: da una imagen de la extensión de la lesión y permite visualizar ligamentos, tendones y músculos no visibles en las radiografías.
  • Gammagrafía ósea: determina lesiones en los huesos a través de una sustancia radiactiva administrada por vena y deja ver algún tipo de fractura no detectada en otras pruebas.
  • Análisis de sangre: para determinar si hay infección, inflamación y los niveles de determinadas enzimas, iones o anticuerpos que puedan determinar una enfermedad.

También se puede completar  con intervenciones mínimamente invasivas como:

  • Artroscopia: a través de unas pequeñas incisiones en la piel, se introduce un visor de fibra óptica con una cámara que permite proyectar en una pantalla el espacio entre las articulaciones, se pueden tomar muestras de tejidos e incluso realizar una pequeña intervención en caso necesario de ligamentos. Es una técnica bajo anestesia local y de rápida recuperación.
  • Artrocentesis: consiste en introducir una aguja, bajo anestesia local, en la zona inflamada y aspirar el posible contenido líquido para su posterior análisis. Es útil para determinar el tipo de infección o la presencia de cristales de ácido úrico como en el caso de la gota.

Tratamiento del dolor en las piernas ¿Qué hacer?

Depende de la causa, el tratamiento varía. La causa general del dolor de piernas es muscular o circulatorio, por lo que la primera opción de tratamiento será para mejorar la circulación sanguínea, por ejemplo:

  • Los antiinflamatorios (Diclofenaco o Ibuprofeno) que disminuyen la inflamación.
  • Los analgésicos  (Paracetamol o Dipirona) para reducir el dolor.
  • Relajantes musculares (Ciclobenzaprina) para relajar el músculo y mejorar la circulación de la sangre
  • Tratamientos caseros como reposo, elevar las piernas, masaje, o baños de agua caliente y fría, lo cual debe ser la primera opción de tratamiento. En caso de no ceder el dolor el paciente debe ser valorado por un médico.

En las lesiones óseas, musculares o neurológicas, además del tratamiento sintomático puede estar indicado el reposo de la pierna o de la articulación afectada  o la inmovilización con vendajes o escayolas.

En caso de dolor por alguna enfermedad el tratamiento estará dirigido a la enfermedad además del sintomático.

El tratamiento quirúrgico se usará en los casos de problemas articulares, fracturas graves  o rotura de ligamentos o tendones, extirpación de quistes o tumores. Se realizará a través de artroscopia (anestesia local) o intervención abierta  (anestesia general).

Preguntas frecuentes

¿Qué remedios caseros hay para el dolor de piernas?

Estos remedios deben ser usados como primera opción, por ejemplo: darse un masaje en la zona dolorida, descansar con las piernas elevadas, beber abundante agua después de hacer ejercicio, colocar compresas de hielo para bajar la inflamación de una articulación o golpe, no permanecer mucho tiempo de pie o sentado, usar medias de compresión para facilitar la circulación venosa o aplicar calor en caso de dolor muscular para ayudar a la relajación del músculo, entre otros.  Si el dolor persiste o empeora debe ser valorado por un médico.

¿Cómo es el dolor muscular?

El dolor muscular, dependiendo de cuál sea la causa, puede presentarse en forma de calambres, agujetas, y sensación de peso o punzante, por ejemplo. Puede ser un dolor puntual o alargarse en el tiempo llegando a ser crónico.

¿Cómo es el dolor óseo?

El dolor óseo depende de la causa que lo produzca por lo que será más o menos agudo. En caso de fractura de hueso el dolor es fuerte, se siente como una sacudida por todo el cuerpo pudiendo acompañarse de mareo, frío y “mensajes” de malestar desde otras partes del cuerpo. En otros casos las fracturas son pequeñas y pasan desapercibidas.

¿Existe verdaderamente el “dolor de piernas por crecimiento”?

Sí. Durante el crecimiento de los huesos se producen sobrecargas y lesiones leves de los músculos generalmente en rodillas y talones. Suelen aparecer al final de la tarde e incluso despertar al niño del sueño. Puede afecta a un 15% de los niños entre los 3 y 7 años. Se puede aliviar con masajes y estiramientos.

¿Qué es una mialgia?

Es un dolor muscular que puede afectar a uno o más músculos del cuerpo. También pueden estar implicados los tendones y ligamentos.  Puede ser un síntoma de alguna enfermedad. El dolor es como un calambre muscular, intenso y repentino. Por ejemplo, en los procesos gripales se producen mialgias.