Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Neurofisiología Clínica

La especialidad
Artículos especializados
Enfermedades
Síntomas
Otros contenidos
Estudio del sueño a domicilio para solucionar los trastornos del sueño
Artículo especializado

Estudio del sueño a domicilio para solucionar los trastornos del sueño

El estudio del sueño realizado en el domicilio es la prueba más práctica para detectar los trastornos del sueño y mejorar su impacto en la salud y la calidad de vida de los pacientes. Dormir es una de las actividades más comunes en nuestra vida y las patologías del sueño, en conjunto, representan las enfermedades más frecuentes en la sociedad actual. El sueño es vital, pues no se puede vivir sin dormir y sus alteraciones provocan serias consecuencias para la salud y bienestar. Cada individuo tiene unas necesidades diferenciadas de sueño. No sólo es importante descansar el tiempo suficiente, también es relevante la calidad del sueño. Para evaluar la calidad y cantidad del sueño es necesario llevar a cabo una prueba del sueño específica, como la polisomnografía . ¿No duermes bien y necesitas un Estudio del Sueño a domicilio? En Savia contamos con los mejores especialistas. Cómpralo ahora aquí . Pruebas del sueño Entre las diferentes pruebas del sueño, La polisomnografía es la prueba diagnóstica más completa para el estudio de los trastornos de sueño. Para ello, se procede al registro de diferentes variables fisiológicas como la actividad cerebral, la frecuencia respiratoria, los niveles de oxígeno en sangre, el ritmo cardiaco y la actividad muscular y ocular mientras se duerme. La polisomnografía permite detectar las anomalías que se producen en las diferentes fases del sueño. En la fase REM o de movimientos oculares rápidos (en la que aparecen los sueños) se alterna con la fase no REM. Las dos fases pueden verse alteradas en el contexto de múltiples patologías. De este modo, la polisomnografía puede contribuir a establecer un diagnóstico del posible trastorno del sueño. Entre ellos destacan la apnea obstructiva, la narcolepsia, el síndrome de piernas inquietas y el insomnio, entre otros. Síntomas en los trastornos del sueño Los síntomas que permiten sospechar de la existencia de un trastorno del sueño y que llevarán al médico a realizar una polisomnografía incluyen: Apneas o interrupciones de la respiración. Ronquidos frecuentes. Somnolencia durante el día. Dificultad para conciliar el sueño. Interrupciones frecuentes del sueño. Polisomnografía personalizada domiciliaria tras evaluación del médico La realización de una polisomnografía en el hospital no es hoy por hoy la mejor opción, pues es crucial personalizar la colocación de los electrodos según cada paciente y cada trastorno de sueño, por parte de personal sanitario cualificado y realizarla en el hábitat normal de sueño de los pacientes, es decir, su propia cama. Para llevar a cabo los registros de la prueba, al paciente se le colocan diferentes electrodos en varias zonas anatómicas como el cuero cabelludo, los párpados, el tórax y en algunos músculos. En ocasiones también se pueden registrar imágenes de los movimientos del paciente con una cámara de vídeo. Los diferentes parámetros fisiológicos que permitirán analizar la calidad y cantidad del sueño por medio de una polisomnografía son muchísimos, entre ellos : El tiempo hasta alcanzar el sueño. El tiempo hasta alcanzar la fase REM y su duración. La frecuencia cardiaca. La frecuencia respiratoria y el flujo de aire durante la respiración. La frecuencia de las apneas o interrupciones de la respiración. Los niveles de oxígeno en sangre. La posición del cuerpo. La actividad cerebral mediante un electroencefalograma. La actividad muscular. Los movimientos oculares. ¿No duermes bien y necesitas un Estudio del Sueño a domicilio? En Savia contamos con los mejores especialistas. Cómpralo ahora aquí . Instituto de Medicina del Sueño El Instituto de Medicina del Sueño, con el Dr. Jesús Escribá al frente, lleva más de 10 años realizando polisomnografías personalizadas domiciliarias, ya que son diseñadas y planificadas minuciosamente tras una primera consulta médica en la que se lleva a cabo un estudio detallado del problema. El método empleado permite elegir el día y el tipo de prueba a realizar en el domicilio del paciente por parte del equipo de enfermería de forma cómoda y eficaz. Una vez realizada la polisomnografía, el procedimiento culmina con una consulta médica para informar sobre el resultado de la prueba, el diagnóstico personalizado y el tratamiento correspondiente para solucionar la patología del sueño identificada. La duración del proceso es de menos de 15 días, desde la primera consulta, con la máxima garantía de profesionalidad, eficiencia y validez científica. Cualquier problema del sueño requiere una actuación inmediata que ayude a resolverlo de forma definitiva. Ahora está al alcance de todos dormir mejor para mejorar la salud. Caso clínico de éxito Hombre de 63 años que lleva más de 20 años durmiendo mal por la noche y con mucho sueño por el día. Ha sido visitado por varios médicos y le han hecho muchas pruebas, pero cada vez ronca más, duerme peor y ya no puede trabajar. Busca soluciones alternativas a su problema, aunque duda de poder encontrarlas. Interpretación especializada test de sueño Test compatible con síndrome de Apnea-Hipopnea del sueño y posible trastorno de la conducta en sueño REM, sin descartar probable comorbilidad en forma de enfermedad neurodegenerativa e insomnio de mantenimiento. Plan de terapia personalizada para mejora del sueño Consultas médico-psicológicas a distancia + polisomnografía domiciliaria Atención multidisciplinar continuada a distancia con teleconsultas semanales. Estudio del sueño completo en 15 días. Dispositivo antisupino para el síndrome de apnea del sueño postural-dependiente. Resolución del problema sin desplazamientos, con el 50% de los fármacos y detección precoz de enfermedad de Parkinson. ¿No duermes bien y necesitas un Estudio del Sueño a domicilio? En Savia contamos con los mejores especialistas. Cómpralo ahora aquí .
El Sueño y la Salud
Artículo especializado

El Sueño y la Salud

El sueño es una actividad vital y fisiológicamente imprescindible para la regulación de los biorritmos .  Es muy importante para el bienestar físico y mental , es decir, mejora el estado físico, el intelectual y el humor. Pero al hábito del sueño no se le concede la importancia de otros hábitos, como el de la alimentación saludable o el ejercicio físico. Y dormir poco o mal de forma habitual puede hacer que la salud se resienta. ¿Qué permite el sueño? Además del descanso físico, el sueño permite la regulación y buen funcionamiento del sistema hormonal, el sistema inmune, cardiovascular y el apetito . En otras palabras, la falta de sueño se ha visto relacionada con la hipertensión arterial, el exceso de peso corporal y el mayor riesgo de infecciones. Además, el sueño permite la liberación de determinadas hormonas fundamentales para la homeostasis (equilibrio del organismo). Con el sueño profundo se produce tanto la recuperación física, como la de la función cognitiva, de manera que la falta de sueño o el mal descanso crónicos se traducen en falta de concentración, peor humor, cansancio y bajo rendimiento. También se puede manifestar como estrés o irritabilidad. ¿Cuánto sueño es necesario? En los adultos se considera necesario un promedio de entre siete y ocho horas de sueño por noche. Para lograr el máximo de los beneficios restauradores del sueño, es importante conseguir una noche completa de sueño de calidad. En términos generales, se considera un sueño correcto el formado por entre cuatro y seis ciclos, es decir, sucesiones de fases diferentes de sueño, de entre 90 y 110 minutos aproximadamente. Recomendaciones para un sueño satisfactorio Dentro de las recomendaciones saludables del estilo de vida se incluye el disfrutar de una etapa de sueño satisfactoria. Para la gran mayoría de la población conciliar y mantener el sueño durante la noche es un proceso normal. Para poder mantener esta rutina saludable se aconsejan una serie de hábitos, conocidos como “ higiene del sueño” que permiten dormir mejor. Básicamente consisten en evitar y controlar los estímulos que pueden generar insomnio y regular los horarios. Establecer una rutina horaria para fijar el reloj biológico. Evitar las siestas largas, trabajar por la noche y dormir en un horario irregular. Estimulantes : evitar sustancias que estimulan el cerebro e interfieren en el sueño. Esto incluye café, alcohol, nicotina y cualquier excitante.  La ingesta de café y de alcohol deben evitarse a partir de la tarde. Ejercicio Físico : en general hacer ejercicio de forma regular ayuda dormir mejor, pero depende de la hora en que se realiza. Así, debe evitarse su práctica antes de acostarse ya que si se practica en las horas cercanas al sueño puede interferir con el mismo. Ambiente adecuado: se ha intentar tener el mejor ambiente posible, lo que incluye una cama confortable, una habitación tranquila, sin ruidos, ni luces incómodas y con una temperatura adecuada. Dieta: evitar comidas pesadas y abundantes antes de irse a la cama. Lo más recomendable es una comida ligera (como mínimo una hora antes de acostarse) y si es posible tomar leche y productos lácteos ya que contienen triptófano (hipnótico natural). Utilizar la cama sólo para dormi r: evitarse irse a la cama hasta tener sueño, no ver la televisión, leer o comer en la cama. Trabajar y controlar el estrés. Realizar ejercicios de relajación, meditación, biofeedback e hipnosis algunas veces resulta beneficioso para aliviar los problemas del sueño.   Se aconseja ser constante en mantener buenos hábitos y practicar las reglas de higiene. Si en un mes y medio no se han logrado resultados, se recomienda consultar con un profesional. Trastornos del sueño más frecuentes Insomnio : es de los trastornos del sueño más frecuentes y consiste en la incapacidad para conciliar el sueño o para mantenerlo a lo largo de la noche. Las personas que lo sufren tienen una mala calidad del sueño y ello interfiere en su vida cotidiana.  El insomnio puede ser transitorio (dura menos de tres semanas) y generalmente se soluciona al modificar o eliminar los factores que lo provocan o crónico (más de tres semanas de duración). El tratamiento va dirigido a tratar las enfermedades que lo pueden originar y al uso de fármacos como hipnóticos y antidepresivos o ansiolíticos. Hipersomnia : es un exceso de somnolencia diurna excesiva. Puede ser debida a múltiples trastornos y, por tanto, el tratamiento dependerá de la causa. La hipersomnia tiene una gran repercusión social y laboral. Dentro de estos síndromes con somnolencia diurna excesiva se incluyen trastornos como la narcolepsia. Narcolepsia : es una enfermedad de causa desconocida que causa hipersomnia excesiva y se acompaña de otros síntomas como la cataplejía (pérdida brusca del tono muscular desencadenada por emociones que pueden provocar caídas) y la parálisis del despertar (imposibilidad para moverse durante uno o dos minutos al comienzo del sueño). El tratamiento se basa en el apoyo psicológico y tratamiento farmacológico. En estos pacientes es muy importante cumplir con unas estrictas medidas de higiene del sueño. Parasomnias : son trastornos de la conducta, fenómenos anormales o alteraciones que ocurren durante el sueño. Aquí se incluyen las pesadillas, los terrores nocturnos y el sonambulismo, entre otros.  Son más típicas de la infancia y la adolescencia, aunque pueden persistir en la edad adulta. Apnea del sueño: es una enfermedad en la que se producen pausas respiratorias durante el sueño provocadas por un colapso de la vía aérea respiratoria superior. Ello conduce a la aparición de cefaleas, somnolencia, mal descanso nocturno y ronquidos.  El tratamiento incluye bajar de peso, cirugía de la vía aérea superior en determinados casos y el uso de dispositivos respiratorios nocturnos (CPAP) para mantener la vía aérea abierta.
Consultas online

Telemedicina 24h.
Olvida los riesgos, las esperas y desplazamientos.

Videoconsulta, Chat médico, consultas telefónicas... Tú decides.

Ver consultas online
1

Regístrate ahora y prueba un mes GRATIS de Savia Premium

Acceso ilimitado a nuestros servicios para que pruebes la experiencia Savia al completo.

Registrarte gratis
2

Después sigue con tu cuenta gratis o hazte Premium

Al acabar el mes, puedes disfruta Savia con la cuenta gratis o hacerte Premium por 59€ al año (o 10€ al mes) para tener consultas online inlimitadas.

Comparar todos los planes