Dolor de Cabeza

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿En qué consiste el dolor de cabeza?

El dolor de cabeza o cefalea consiste en una molestia o dolor en cualquier parte de la cabeza y en algunas ocasiones en la parte superior del cuello. Es un trastorno neurológico por irritación de estructuras craneofaciales, músculos y vasos sanguíneos que rodean  cuero cabelludo, cara y cuello. El dolor de cabeza es un síntoma muy frecuente, generalmente benigno y transitorio, que en ocasiones puede ceder espontáneamente o con ayuda de algún analgésico. Sin embargo, puede estar también relacionado con alguna enfermedad grave que puede poner en riesgo la vida de las personas que lo padecen.

Existen muchos tipos de dolor de cabeza pero se engloban en dos tipos: primarios, producidos como manifestación única sin causa subyacente, o secundarios, debidos a otro trastorno que produce como síntoma dicha cefalea.

Tipos de dolores de cabeza

Existen muchos tipos de dolor de cabeza pero se engloban en dos tipos: primarios, producidos como manifestación única sin causa subyacente, o secundarios, debidos a otro trastorno que produce como síntoma dicha cefalea:

  • Dolores de cabeza primarios: estos carecen de una causa subyacente fácil de identificar, es decir, que no están asociados a una condición médica o enfermedad. En algunos casos pueden tener una predisposición genética. Entre los tipos más comunes de dolor de cabeza primario están la cefalea tensional, la migraña y la cefalea en brotes, siendo estas las más frecuentes. Otras, como las cefalalgias del nervio trigémino, la cefalea tusígena, la cefalea por ejercicio, la cefalea asociada a la actividad sexual...etc, también entran en este grupo.
  • Cefalea tensional: es causada por una tensión muscular. Esta puede deberse al estrés o bien a causas físicas, como la contracción intensa y continuada de los músculos del cuello o de la mandíbula. Este tipo de cefalea suele manifestarse como una tensión o presión constante en los dos lados de la cabeza.
  • Migrañas: las migrañas causan dolor intenso y punzante, a menudo en un solo lado de la cabeza. Pueden durar varias horas o hasta tres días, y a menudo van acompañadas de vómitos y sensibilidad a la luz, al sonido y al esfuerzo. Algunas personas que sufren de migrañas experimentan una perturbación visual denominada aura antes de la aparición del dolor. Las auras son luces parpadeantes, líneas onduladas, visión borrosa o puntos ciegos.
  • Cefalea en brotes: es un dolor de cabeza agudo y extremadamente doloroso que ocurre hasta varias veces al día durante semanas o meses, y luego desaparece por otras rachas, también de semanas o meses. En algunas personas, los dolores de cabeza no vuelven a aparecer. El dolor de cabeza dura menos de una hora y tiende a ocurrir a la misma hora todos los días.
  • Cefaleas secundarias: son causadas por una lesión o una enfermedad subyacente. Estas cefaleas pueden ser producidas por traumatismos craneales o cervicales, por ejemplo. Aquellas son producidas por trastornos vasculares como una hemorragia subaracnoidea, una disección arterial o una arteritis de la temporal, y otras por tumores, entre otras causas. También pueden darse debido a trastornos intracraneales no vasculares como hipertensión intracraneal, cefalea tras punción lumbar, malformación de Chiari tipo I, cefaleas producidas por infecciones, trastornos como la hipertensión arterial, el hipotiroidismo, o la apnea del sueño, alteraciones en las estructuras craneofaciales como sinusitis, debido a un glaucoma, a alteraciones de la articulación temporomandibular, o cefaleas producidas por enfermedades psiquiátricas.

Posibles causas del dolor de cabeza

El dolor de cabeza en particular suele estar influido por factores como la tensión muscular, los problemas vasculares, o la respuesta del organismo al estrés, a ciertas sustancias o a trastornos médicos.

Las cefaleas ocurren por irritación de estructuras craneofaciales que son sensibles al dolor: piel, tejidos subcutáneos, músculos craneales y cervicales, parte externa de los huesos, grandes vasos sanguíneos arteriales y venosos, meninges, nervios craneales, órganos faciales como ojos, oídos, boca y senos paranasales, entre otros.

Los dolores de cabeza pueden estar relacionados con otras enfermedades como: presión arterial alta, la falta de oxígeno durante el sueño (apnea del sueño), la mala alimentación y la falta de vitaminas, problemas con los vasos sanguíneos y sangrado en el cerebro, como malformación arteriovenosa (MAV), aneurisma cerebral o accidente cerebrovascular e incluso con tumores cerebrales, entre otras afecciones.

Diagnóstico del dolor de cabeza ¿Qué puede ser?

Para el diagnóstico se realizan pruebas como:

  • Tomografía computarizada de la cabeza: la exploración por tomografía computarizada (TC) combina un equipo de rayos X especial y ordenadores sofisticados para producir múltiples imágenes o fotos del interior del cuerpo.  Los médicos utilizan la TC del cerebro para detectar el sangrado causado por un aneurisma roto o fisurado, un accidente cerebrovascular, tumores y enfermedades, o malformaciones del cráneo.
  • Imágenes por resonancia magnética: utilizan un campo magnético potente, pulsos de radiofrecuencia y un ordenador para producir imágenes detalladas de los órganos, tejidos blandos, huesos, y prácticamente todas las demás estructuras internas del cuerpo. Los médicos utilizan las imágenes por RMN del cerebro para examinar la anatomía del cerebro y ayudar en el diagnóstico de tumores, anormalidades del desarrollo, problemas en los vasos sanguíneos (como un aneurisma), trastornos de los ojos y del oído interno, o accidentes cerebrovasculares.
  • Punción lumbar: esta prueba de diagnóstico consiste en la extracción y el análisis de un pequeña cantidad de líquido cefalorraquídeo (el líquido que rodea el cerebro y la médula espinal), de la región lumbar (zona inferior de la columna) de la columna vertebral. Los médicos utilizan una punción lumbar para ayudar a diagnosticar infecciones.

Tratamiento del dolor de cabeza ¿Qué hacer?

El tratamiento puede variar dependiendo del tipo de dolor de cabeza y de sus causas. De forma general, se indican tratamientos sintomáticos utilizados en el momento del dolor, como analgésicos simples o calmantes (tipo Paracetamol), antiinflamatorios (tipo Ibuprofeno, Diclofenaco o Naproxeno) , triptanes (tipo Sumatriptan), y/o ergóticos (tipo Ergotamina).

En la cefalea en racimos está indicado el uso de oxigenoterapia (inhalación de oxígeno por una mascarilla) cuando el dolor es de tipo agudo. Para estos tipos de cefaleas pueden instaurarse tratamientos llamados preventivos, que se toman diariamente durante unos meses determinados y cuyo objetivo es disminuir la intensidad del dolor y la frecuencia de aparición. Se pueden utilizar para tal fin fármacos antidepresivos o anticonvulsivantes en el caso de las cefaleas tensionales, y en el caso de las migrañas, además, se usarán otros grupos de fármacos como betabloqueadores, bloqueadores de canales del calcio, antiepilépticos, o antihipertensivos.

La mayoría de las personas con dolores de cabeza se pueden sentir mucho mejor haciendo cambios en su estilo de vida, aprendiendo formas de relajarse y de manejar el estrés, así como haciendo deporte y manteniendo una alimentación sana.

Preguntas frecuentes

¿Qué causa el dolor de cabeza?

Por lo general la sensación de dolor es provocada por lesiones en tejidos que disparan las células conocidas como nociceptores. Estos receptores captan señales mecánicas, térmicas y químicas que indican posibles daños en el organismo. No obstante, ni el daño en las células ni la reacción de los nociceptores, son causas directas de la sensación de dolor, sino que esta viene dada en gran medida por variables no biológicas, como la experiencia o la emoción. El dolor de cabeza en particular suele estar influido por factores como la tensión muscular, los problemas vasculares, o la respuesta idiosincrática del organismo al estrés, a ciertas sustancias, o a trastornos médicos.

¿Es lo mismo un dolor de cabeza que una migraña?

No, no es lo mismo un dolor de cabeza que una migraña. Un dolor de cabeza común suele ser menos intenso que una migraña. Las migrañas causan dolor intenso y punzante, a menudo en un solo lado de la cabeza. Estas, que pueden durar desde varias horas hasta tres días, van acompañadas de vómitos y sensibilidad a la luz, al sonido y al esfuerzo.

¿Qué remedios caseros hay para el dolor de cabeza?

Para disminuir los dolores de cabeza se recomiendan tomar también remedios caseros como: té de hierba de limón, alcachofas, té de menta, jengibre, manzanilla, vinagre de manzana, aceite de oliva, aplicar una bolsa con hielo en en lado del dolor, aceite esencial de lavanda, masajes, hidroterapias...etc. Aunque existen estos remedios caseros, lo más recomendable es acudir al médico para determinar la causa del dolor de cabeza y el tratamiento más adecuado.

¿Qué relación guardan los mocos con el dolor de cabeza?

Los mocos generalmente se relacionan a un tipo de dolor de cabeza llamado cefalea sinusal. La cefalea sinusal causa dolor en la parte frontal de la cabeza y la cara. Este tipo de dolor de cabeza se debe a la inflamación en los conductos de los senos paranasales que están detrás de las mejillas, la nariz y los ojos. El dolor es peor cuando se inclina la cabeza hacia adelante y al despertar en la mañana.

¿Por qué me molesta la luz y el ruido cuando me duele la cabeza?

Porque está relacionado a una migraña. La molestia a la luz, el ruido y el esfuerzo, son los principales síntomas de la misma.