Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Artículos Especializados

Artículos Especializados

Mindfulness para cultivar la serenidad
Artículo especializado

Mindfulness para cultivar la serenidad

En las actuales circunstancias, en las que la incertidumbre sobre el futuro puede influir de manera negativa en nuestro estado de ánimo y en nuestro bienestar psicológico, es importante disponer de herramientas sencillas y accesibles que nos ayuden en el dí a a d ía. Las t é cnicas de meditación como el M indfulness pueden formar parte de ellas. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Los orígenes de la atención plena La meditación es una disciplina cultivada desde hace miles de años por parte de culturas como la china o la hindú con diferentes t é cnicas de manera sistematizada.  Concretamente, el conocido como Mindfulness surgi ó de la mano del Dr. John Kabat Zinn en el entorno m édico de Masachussets ( Estados Unidos ) hace varias d écadas . Kabat Zinn creó un programa de reducción de estrés basado en Mindfulness para acercar a sus pacientes occidentales a las tradiciones meditativas tan presentes en las culturas orientales.  En estos momentos, se trata del modelo de meditación más estudiado y cuyos efectos son más conocidos. Este tipo de meditación se centra en dotar de valor al momento presente y vivirlo y aceptarlo plenamente. En la actualidad, la evolución de la neurociencia y el mayor conocimiento del funcionamiento cerebral han podido corroborar que los efectos de la meditación trascienden lo meramente “espiritual ”, llegando a producirse beneficios para la salud física y psicológica. De este modo, muchos profesionales de la psicología y la medicina incorporan las t é cnicas de meditación como parte de las prácticas complementarias a la terapia que son beneficiosas para sus pacientes. Empezar a meditar Uno de los fundamentos de la práctica de Mindfulness o atención plena es que nuestra atención condiciona nuestra experiencia. Dicho de otro modo: las personas estamos allí donde está nuestra atención, de modo que podemos estar en el presente, conscientes y disponibles a lo que la realidad nos ofrece para poder gestionarlo de la mejor forma posible, o podemos estar en la mente, perdidas y perdidos en nuestras preocupaciones, ideas y quehaceres pasados o futuros, lo que nos suele cargar de angustia y nos impide manejar adecuadamente la realidad. Para iniciarnos en la práctica de Mindfulness, en primer lugar, hay que aprender a hacer consciente nuestra atención e identificar dónde se encuentra y tener la capacidad voluntaria de traerla al momento presente. Aprender Mindfulness implica instaurar en nuestras vidas una rutina en tres niveles: una práctica formal , una práctica informal y unas actitudes determinadas. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. La práctica formal La práctica formal se inicia con la llamada “ práctica de atención sostenida ”, que consiste en llevar la atención a las sensaciones de la respiración (identificadas como “objeto de meditación”). También incluye la identificación y toma de conciencia de los momentos en los que la atención se mueve a cualquier otro estímulo (pensamientos, molestias corporales, sonidos o cosas que suceden alrededor en ese momento, etc..). Cuando esto sucede, es preciso regresar voluntariamente con la atención a la respiración. Esta práctica, realizada diariamente durante 15-20 minutos, nos ayuda a fortalecer la conciencia atencional, la capacidad de llevar la atención allí donde queremos tenerla y a incrementar la capacidad de observación de nuestra propia mente. Más adelante, cuando ya hayamos incorporado la práctica de atención sostenida a nuestra rutina diaria y estemos familiarizados con el trabajo atencional, podremos ir explorando otras prácticas como el escáner corporal (en la que el objeto de meditación va cambiando por diferentes zonas del cuerpo), la atención abierta (o meditación sin objeto), la meditación para la sanación de las emociones o las prácticas de compasión. La práctica informal La práctica informal consiste en prestar atención diaria a los gestos cotidianos como lavarnos los dientes, doblar la ropa, conducir…, realizar pausas conscientes cada dos o tres horas para tomar conciencia de cómo estamos y respirar, incrementar la conciencia y la escucha corporal. En definitiva, estar más presentes en nuestros quehaceres en el día a día y cuidar nuestro cuerpo y nuestra mente según lo vamos necesitando. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Las actitudes Por último, la capacidad de tomar conciencia y poder ejercer la voluntad sobre nuestra atención son importantes. Sin embargo, existe otras cuestiones primordiales en el proceso de adquisición de esta capacidad: Cómo nos relacionamos con aquello de lo que tomamos conciencia. Cómo gestionamos los elementos que forman parte de esa realidad, del aquí y ahora. Aquí es donde entran en juego las actitudes , ya que nuestra manera de relacionarnos con los pensamientos, las emociones o las sensaciones físicas, determina en gran medida la posibilidad de tránsito hacia la calma o, por el contrario, el incremento gradual de la tensión y el bloqueo. La manera de aprender las actitudes Mindfulness es experiencial y dinámica. A medida que avanzamos en el proceso de aprendizaje, la propia práctica nos irá pidiendo activar unas u otras: Amabilidad, No enjuiciar, Aceptación, Paciencia, Ceder, Curiosidad, No forzar, Compasión… Son algunas de ellas. Podemos conocerlas en la teoría, pero será en la práctica de la atención plena cuando realmente experimentemos su importancia y su poder transformador. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Mindfulness: bueno para la mente y el cuerpo Mindfulness se relaciona con la mejora del bienestar físico y psicoló gico por igual. La meditación nos ense ñ a a observar los pensamientos, sensaciones y sentimientos tal cual son, sin intentar cambiar nada, lo que contribuye a alcanzar un estado de paz interior y equilibrio psicol ó gico que, a su vez, repercute positivamente en nuestra salud física. La meditación reduce el estr é s porque nos ayuda a gestionarlo de forma adaptativa y calmar el ruido de la mente y el constante fluir de preocupaciones. Tiene una influencia significativa en cómo es percibido y procesado el mundo y contribuye también a una mejor gestión de las emociones. De igual modo, se sugiere que cada tipo de meditación tiene un efecto fisiológico y mental específico. En cualquier caso, parece claro según se muestra en diversidad de estudios que, en mayor o menor medida, la meditación tiene un efecto beneficioso sobre algunos factores de riesgo psicológicos, como la ansiedad y el estr és. Además, múltiples estudios han demostrado los efectos beneficiosos de la meditación en relación con varios aspectos de la salud cardiovascular. Principalmente, este efecto se basa en la mejora de los factores de riesgo psicológico (como ansiedad y depresión) que, a su vez, se relacionan con las patologí as cardiovasculares. Además, los efectos beneficiosos de la meditación mejoran condiciones como la hipertensión, la diabetes mellitus tipo 2, la dislipemia y los altos niveles de cortisol, hormona desencadenante del estr é s.  A pesar de las limitaciones de los estudios disponibles, se puede concluir que los programas de meditación Mindfulness determinan una mejora en episodios de depresión y dolor y una cierta capacidad de mejora del estr é s y de la calidad de vida relacionada con la salud mental. La importancia del compromiso Para poder adquirir un hábito como el de la meditación y disfrutar de sus múltiples beneficios es fundamental comprometernos con la práctica diaria y aprender a poner nuestra intención por encima de nuestras tendencias. La intención, por su sencillez, sorprende: meditamos para no perdernos nuestra propia vida. Pero sorprende también la fuerza de nuestras tendencias, que una y otra vez nos llaman por el camino de la reactividad y la acción. Es en este diálogo intención-tendencia en el que vamos a ir construyendo el compromiso necesario para la práctica y en el que vamos a poder hacerle un espacio al momento presente en nuestras vidas, todos los días. Meditar no es fácil, pero a medida que nos adentramos en el proceso, comprendemos que estar presentes es nuestro estado natural. Puedes consultar sobre mindfulness y otros temas relacionados a trav é s de una Videoconsulta de Psicolog ía, nuestro chat con un especialista en Psicologí a o con un Psic ó logo cerca de ti. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.
Relaciones sexuales y precauciones en la nueva normalidad
Artículo especializado

Relaciones sexuales y precauciones en la nueva normalidad

Las relaciones sexuales se vinculan de diferentes formas con la salud. En primer lugar, las relaciones sexuales constituyen un elemento importante de la calidad de vida de las personas y de la salud física y psicológica. En segundo lugar, los problemas de salud pueden afectar a la sexualidad. De este modo, afecciones como la diabetes, el dolor crónico, la depresión, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer, entre otras, pueden afectar al funcionamiento sexual. Finalmente, las relaciones sexuales pueden ser una vía de propagación de infecciones, las enfermedades de transmisión sexual (ETS). La nueva pandemia de la COVID-19 plantea nuevos retos en las relaciones humanas, incluyendo las relaciones sexuales, ya que son una posible vía de contagio. ¿Tienes dudas? Re gístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Salud sexual durante la pandemia En tiempos de pandemia, las intervenciones que incluyen períodos prolongados de cuarentena, el distanciamiento social y el confinamiento en el hogar tienen efectos en las relaciones personales. La salud sexual también se puede ver afectada, con la influencia que ello supone sobre la calidad de vida en el corto y largo plazo. Las investigaciones en el campo de la sexualidad muestran una asociación entre el sexo y una mayor satisfacción, mayores niveles de confianza, intimidad y amor en las relaciones. De igual modo, las relaciones sexuales determinan una capacidad mejorada para percibir, identificar y expresar emociones y un mayor grado de madurez en el funcionamiento psicológico. En muchos aspectos, las relaciones sexuales, junto a muchos otros elementos, se están viendo afectados por la pandemia de la COVID-19, con la repercusión que esto puede tener para las relaciones de pareja y la salud. Relaciones sexuales y COVID-19 Hasta la fecha se sabía que los coronavirus no se transmiten a través del contacto sexual, si bien sí se pueden identificar en las heces y secreciones intestinales. En el caso del SARS-CoV-2, el virus causante de la COVID-19, no existen evidencias de que pueda ser transmitido a través de relaciones sexuales vaginales o anales, si bien no es descartable que estas puedan producirse, ya que, por ejemplo, el nuevo coronavirus ha podido ser detectado en el semen de pacientes convalecientes de COVID-19. De este modo, el virus podría estar presente y proliferar en el tracto reproductor masculino, especialmente en presencia de inflamación sistémica. Incluso, aunque el virus no se replicase dentro del sistema reproductor masculino, sí podría persistir. En este sentido, si pudiera probarse en futuros estudio que el SARS-CoV-2 se transmite sexualmente, la transmisión sexual podría ser una parte crítica de la prevención de la expansión de la enfermedad. La abstinencia, las prácticas sexuales seguras y el uso de preservativo podrían considerarse medios preventivos necesarios. Por otro lado, sí se han encontrado evidencias de transmisión oro-fecal de la COVID-19 y eso implica que las prácticas oro-anales pueden representar un riesgo de infección. En mujeres embarazadas con la infección que dieron a luz mediante parto vaginal no se ha observado transmisión al feto de forma generalizada, por lo que la transmisión transvaginal no parece ser una vía clara de contagio. Si necesitas un ginecólogo aquí puedes encontrar uno cercano. Encuentra aquí dónde te puedes hacer el test de la COVID-19 o un test de ETS . Relaciones sexuales con parejas estables y ocasionales En el caso de las parejas estables, no es necesario establecer precauciones con el coronavirus, si ninguna de las dos personas presenta síntomas. Tampoco si ya han pasado la enfermedad y no están en periodo de incubación o de cuarentena o tienen anticuerpos, y si no han tenido relaciones recientes con otras personas. En el caso de relaciones con parejas ocasionales, al igual que estornudar y toser sin la distancia de uno o dos metros, supone un riesgo, besarse lo supone todavía mayor. En términos de riesgo de transmisión de SARS-CoV-2, durante la práctica de relaciones sexuales, algunos estudios han mostrado que la mayor cantidad de virus están presentes en la saliva y, por lo tanto, besarse se convierte en una práctica arriesgada. De este modo, los encuentros sexuales con parejas ocasionales requerirán de ciertas medidas para prevenir el coronavirus. Estas serán similares si la relación es con una pareja estable si alguno de los miembros de la pareja presenta síntomas o ha dado positivo de COVID-19 [link contenido COVID-19] . En estos casos lo más conveniente es llevar a cabo prácticas sexuales seguras. En cualquier caso, es preciso tener presente que la incubación de la enfermedad es larga (hasta 14 días) y que hay personas que no presentan síntomas, pero sí pueden contagiar. En definitiva, cada pareja puede realizar la práctica sexual que más le guste, manteniendo medidas preventivas que eviten el contagio. La primera recomendación es evitar los besos e incluso el uso de la mascarilla durante la práctica sexual. Si necesitas un ginecólogo aquí puedes encontrar uno cercano. Encuentra aquí dónde te puedes hacer el test de la COVID-19 o un test de ETS . Consejos para prevenir el contagio del SARS-CoV-2 Evitar los besos con parejas desconocidas. El coronavirus se transmite a través de la saliva, por lo que hay que extremar la precaución. Evitar el sexo anal. Al igual que en la saliva, el virus también ha sido encontrado en las deposiciones de personas infectadas. Tratar de limitar las relaciones sexuales a aquellas con la pareja habitual. Seguir una correcta higiene general y de las manos, antes de la práctica sexual y después. Lavar y desinfectar los juguetes sexuales, si es el caso. Utilizar preservativos y otras medidas preventivas para disfrutar de una buena salud sexual. Las relaciones a distancia son opciones seguras que se practican cada vez con más frecuencia. Ser responsables y prudentes en estos tiempos es siempre recomendable. En definitiva, mantener relaciones sexuales con una nueva pareja es una práctica arriesgada. La única forma segura es tener relaciones sexuales con la pareja habitual o poner en práctica relaciones sexuales seguras como el sexo virtual, una práctica que muchas parejas pueden haber descubierto o haber puesto en valor durante el confinamiento.   ¿Tienes dudas? Re gístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.
Secuelas de la COVID-19 en órganos y sistemas
Artículo especializado

Secuelas de la COVID-19 en órganos y sistemas

A medida que avanza la pandemia por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 vamos conociendo las posibles secuelas que puede dejar la enfermedad. Además, los sistemas sanitarios van adquiriendo experiencia en la atención de la oleada de pacientes que afortunadamente ha superado la COVID-19. Las secuelas que puede dejar la infección depende mucho de su gravedad y de si ha habido necesidad de un ingreso en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) . Los principales problemas que pueden aparecer tras superar la fase aguda de la infección se pueden dividir en cuatro categorías : Secuelas físicas en diversos órganos y sistemas secundarias a la infección. Se trata principalmente de secuelas en el pulmón , que es el principal órgano diana de la infección, y de la posibilidad de desarrollar una trombosis con consecuencias potencialmente graves. Secuelas secundarias a un ingreso en la UCI , especialmente la debilidad muscular , que puede ser muy importante si el ingreso ha sido prolongado. Malnutrición asociada a la enfermedad o al ingreso hospitalario. Secuelas psicológicas debidas a la situación vivida y a todo el sufrimiento que ha acompañado a la enfermedad. ¿Tienes dudas? Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Respecto a las secuelas físicas , preocupa la posible afectación de los pulmones después de una neumonía o infección grave de los pulmones por coronavirus. Por fortuna, la mayoría de los pacientes parece no presentar ninguna secuela pero algunos pueden desarrollar ciertos signos compatibles con fibrosis pulmonar . La fibrosis pulmonar se debe a que el tejido pulmonar normal se sustituye por un tejido cicatricial (similar a las cicatrices de la piel cuando nos hacemos una herida) lo que impide que el pulmón funciones con normalidad. Esto puede producir sensación de falta de aire o cansancio fácil con pequeños esfuerzos. Se cree que la posibilidad de esta complicación es inferior al 5% de las infecciones. Sin embargo, tras una neumonía de cierta importancia por coronavirus los médicos pueden recomendar la realización de algunas pruebas de imagen como una radiografía o un TAC y algunas pruebas de función respiratoria para evaluar la posibilidad de algún grado de fibrosis pulmonar residual tras la infección. Además del pulmón, la infección por coronavirus puede afectar otros órganos o sistemas como el corazón , los riñones , el hígado , y el cerebro . Por ello, los médicos revisan cuidadosamente las analíticas de los pacientes al alta y pueden indicar la repetición de algunos análisis de sangre , principalmente para controlar posibles alteraciones en la función del riñón y del hígado. También puede estar indicado la realización de un electrocardiograma , especialmente si se ha estado en tratamiento con fármacos como hidroxicloroquina o azitromicina , los cuales en raras ocasiones pueden originar algún trastorno en la conducción eléctrica del corazón. La infección por coronavirus también se asocia a un aumento de la coagulabilidad de la sangre, que puede persistir un cierto tiempo tras la fase aguda. Por ello, se ha visto que se pueden formar trombos , principalmente en las venas profundas de los miembros inferiores , dando lugar a lo que se conoce como trombosis venosa profunda. Estos trombos pueden movilizarse dentro de los vasos y acabar obstruyendo algún vaso sanguíneo del pulmón, dando un problema potencialmente muy grave llamado tromboembolismo pulmonar .  ¿Tienes dudas? Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. La trombosis en las piernas se produce especialmente si tras la infección se mantienen inmovilizados los miembros inferiores durante periodos de tiempo prolongado. Tras la fase aguda de la enfermedad, los médicos pueden recomendar algún tratamiento anticoagulante a los pacientes, como la heparina , junto con otras recomendaciones como la movilización frecuente de las piernas y evitar el sedentarismo . Por otra parte, un ingreso en la UCI puede asociarse a complicaciones posteriores, entre las que destacan los problemas derivados a la inmovilidad prolongada. La debilidad muscular por inmovilidad tras una estancia en la UCI es el factor que más afecta la calidad de vida de los pacientes, y el que tarda más en recuperarse . Los síntomas dependen de la duración del ingreso en la UCI, de la gravedad del proceso, o de otras enfermedades asociadas que puede presentar el paciente, pero en cualquier caso puede ser necesario un proceso de rehabilitación que puede prolongarse varios meses. Además, tras la enfermedad se ha detectado que muchos pacientes presentan cierto grado de malnutrición . Los trastornos del estado nutricional tienen un origen multifactorial . La infección puede producir pérdida del apetito , además de pérdida del gusto y el olfato , o asociarse a dificultad para tragar o problemas intestinales . También puede existir debilidad tras una estancia en la UVI. Todos estos factores pueden llevar a una menor ingesta y a cierto grado de malnutrición en un breve espacio de tiempo, lo cual tiene un impacto negativo en la recuperación de la enfermedad. Por ello, puede ser necesario un estudio del estado nutricional y ponerse en manos de profesionales para seguir recomendaciones dietéticas y evaluar si hacen falta suplementos alimentarios . Finalmente, por desgracia esta epidemia está provocando mucho sufrimiento emocional , tanto en los pacientes como en los familiares y personas cercanas . La enfermedad , la soledad con la que la han vivido muchas personas, o la imposibilidad de despedirse de los seres querido en caso de fallecimiento pueden tener un profundo impacto psicológico. La atención y el apoyo psicológico puede ser imprescindible para poder expresar las emociones y superar las secuelas psicológicas. En resumen, tras la fase aguda de la infección por coronavirus pueden quedar numerosas secuelas físicas y psicológicas que pueden tener un gran impacto en la calidad de vida de los pacientes. La consulta con un profesional de la medicina general que tenga una visión global de todos los posibles problemas puede ser de mucha ayuda para superar la enfermedad de manera satisfactoria. ¿Tienes dudas? Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.
La “nueva normalidad” en tiempos de coronavirus y los niños: ¿cómo afrontar la vuelta al cole?
Artículo especializado

La “nueva normalidad” en tiempos de coronavirus y los niños: ¿cómo afrontar la vuelta al cole?

Por desgracia, el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 está presente en todas las conversaciones, afecta nuestra vida y nuestras rutinas de múltiples maneras, y es motivo diario de preocupación. Los niños y niñas perciben la preocupación que se genera tanto en los adultos a su cargo como en la sociedad en general. Por ello, es importante cuidar su salud física y emocional en la “nueva normalidad” , y no descuidar medidas encaminadas a mantener su salud como la vacunación infantil o el seguimiento de hábitos saludables . Para que nuestros hijos e hijas afronten la nueva situación de manera correcta es necesario hablar con ellos con sinceridad y explicarles la situación sin alarmismo pero de una manera rigurosa, y en un lenguaje comprensible. Esto les puede ayudar a entender qué está pasando , hacer que se sientan más seguros , y  superar algunos de los miedos que puedan presentar. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Algunas recomendaciones para hablar con los niños son las siguientes: Hay que comenzar por estar bien informado . Se puede acudir a fuentes de información fiable como las páginas web del Ministerio de Sanidad o de las distintas Comunidades Autónomas . También las Sociedades Científicas de las distintas ramas de la medicina ofrecen información específica para pacientes con alguna patología concreta (por ejemplo, niños con asma, inmunodeprimidos, etc.). Tras conocer los datos verdaderos y las recomendaciones oficiales ya estamos preparados para hablar con nuestros hijos y darles el apoyo que necesitan. Para comenzar una conversación hay que elegir un momento en el que los niños probablemente quieran hablar, como durante las comidas. Hay que preguntarles qué saben ya del tema, y sobre todo qué dudas o preocupaciones tienen. Estas dudas, miedos o incertidumbres pueden guiar la conversación. Cuando se habla con los niños hay que escucharlos de forma activa y responder a sus preguntas o dudas con información veraz y de una manera que puedan entender. Es probable que no se tengan todas las respuestas, en ese caso hay que ser sincero y buscar la información en fuentes oficiales. También hay que comentarles que hay muchos rumores e información errónea, y que no pueden creer todo lo que lean o escuchen. Es importante hablar con los niños con frecuencia para detectar nuevas dudas y ver cómo están afrontando la situación. Al ser una pandemia tan cambiante, se puede ofrecer información actualizada sobre el virus o sobre las recomendaciones para su prevención, en un lenguaje cercano y comprensible. Siempre hay que animar a los niños a que expresen sus sentimientos y decirles que es normal que estén afectados o preocupados. También hay que animarles para que consulten siempre que tengan alguna pregunta o duda. Respecto al contenido de las conversaciones , se puede aclarar al niño qué es el coronavirus , las consecuencias en la salud y la forma de transmisión . Se puede comentar que en los niños pueden tener la enfermedad sin sentirse mal o tener solo síntomas leves parecidos a los de un resfriado. También se puede hablar del gran esfuerzo que se está haciendo para superar la situación, y que los expertos están haciendo un gran trabajo para prevenir la enfermedad o curarla sin complicaciones en caso de que se produzca.  En cualquier caso, además de hablar con los niños, hay que tomar medidas prácticas , que pueden ser útiles tanto en su vida familiar como en la vuelta al colegio. Hay que animarles a que se laven las manos con frecuencia y de manera correcta , especialmente cuando vuelven a casa, antes de las comidas, y después de toser, de estornudar, o de sonarse la nariz. Para ello, es importante demostrarles cómo hay que lavarse bien las manos , incluyendo todos los dedos y espacios interdigitales, y durante al menos 40-60 segundos. También deben conocer que cuando se tose o estornuda hay que hacerlo en un pañuelo desechable , y luego tirarlo a la basura, o cómo toser en el ángulo del codo. Igualmente, hay que destacar con ellos la importancia del distanciamiento social y el uso correcto de la mascarilla, las cuales deben estar homologadas y ser adecuada para su edad. Deben aprender que hay que evitar el contacto cercano con las personas que no viven en casa, aunque no parezcan que están enfermas. Además, en lugar de chocar la mano, tocarse los puños, o abrazar a las personas que no viven en casa, es mejor sonreír y saludar con un movimiento de la mano . ¿Tienes dudas? Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.   Por otra parte, hay otras medidas que se pueden tomar para ayudar a los niños a afrontar la situación:   Hay que mantener la calma , pues los niños siguen el ejemplo de los adultos para saber cómo reaccionar. También hay que tener paciencia y mostrarles apoyo y cariño incondicional. El mantenimiento de rutinas ayuda a los niños a predecir cuál es el plan y tener una sensación de control de la situación. Se puede limitar el acceso a las noticias sobre coronavirus, que puede llegar a ser agobiante, o el acceso a redes sociales o a información que puede ser falsa. El hecho de que se recomiende pasar más tiempo en casa es una oportunidad para ser creativo en cuanto a maneras para divertirse , pasar más tiempo con los seres queridos , mantener la actividad física en familia, y disfrutar con contactos sociales de manera virtual . Hay que evitar los gestos de discriminación o rechazo hacia otras personas afectadas, tratar de usar el sentido del humor para afrontar las situaciones, y ofrecer mensajes de confianza y esperanza , pues en el fondo la situación es temporal y “de todo se sale”. También es importante que nos cuidemos los adultos : dormir lo suficiente, hacer ejercicio físico, seguir una dieta saludable y buscar asesoramiento psicológico en caso necesario. Mantenernos sanos también es una manera de ayudar a nuestros hijos. Otra duda que surge con frecuencia es la vacunación de los niños durante a pandemia. Es muy importante que los niños reciban todas las vacunas contempladas en el calendario de vacunación en el momento que le corresponden para obtener protección en este momento y en el futuro. La infección por coronavirus no presenta ningún riesgo específico relacionado con las vacunas o con la vacunación. Hay que seguir las instrucciones de las autoridades sanitarias para saber dónde y cuándo se administran las vacunas. Si los s ervicios de vacunación se interrumpieran temporalmente , hay que asegurarse de que los niños se ponen al día con las dosis no administradas lo antes posible una vez que se reanuden los servicios. En cualquier caso, todas las dudas sobre la salud física o emocional de los niños y niñas se pueden resolver fácilmente consultado con un pediatra o con un psicólogo , lo que puede hacerse de manera presencial o telemática. En caso de notar que los niños presentan cualquier trastorno, como problemas persistentes con el sueño , dificultad para concentrarse , falta de esperanza , tristeza excesiva , o simplemente que parece que se preocupan demasiado por la situación, es el momento de buscar el asesoramiento de un profesional. ¿Tienes dudas? Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.
Cómo reforzar el sistema inmunitario para enfrentarse mejor al coronavirus
Artículo especializado

Cómo reforzar el sistema inmunitario para enfrentarse mejor al coronavirus

El sistema inmunitario es un sistema muy complejo de células y sustancias químicas que sirven principalmente para defendernos de agresiones externas, como patógenos o toxinas. También nos protege de riesgos provenientes de dentro del propio organismo como los tumores . Una duda común en estos tiempos de coronavirus es si hay alguna manera de reforzar el sistema inmunitario para evitar la infección por este virus o para disminuir la gravedad de la infección en caso de que se contraiga. La respuesta es que sí: nuestra sistema inmunitario se ve afectado por numerosos factores internos o externos al organismo y podemos intervenir para controlar algunos de estos factores, aunque otros no dependen de nosotros. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Circunstancias como la edad avanzada , patologías como la diabetes , el consumo de fármacos que debilitan el sistema inmunológico como los esteroides o los inmunosupresores , o diversos factores genéticos , pueden hacer que el sistema inmune esté debilitado y la persona sea más susceptible a contraer infecciones. Además, existen factores psicológicos que también debilitan el sistema inmunitario. Así el estrés o la ansiedad hace que se liberen hormonas como el cortisol que tiene un efecto inmunosupresor. Igualmente, patologías del estado del ánimo como la depresión puede debilitar el sistema inmunitario de manera importante y prolongada en el tiempo. Por el contrario, hay hormonas que potencian la función del sistema inmunitario como las endorfinas . Estas hormonas se liberan en situaciones que generan satisfacción al organismo, tales como la práctica de deporte con una intensidad moderada o tras la actividad sexual . Igualmente, llevar una vida relajada y tener buenas relaciones sociales con la familia, los amigos, en el trabajo, etc. ejerce un efecto muy positivo sobre el sistema inmunitario. ¿Tienes dudas? Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Finalmente, existen numerosos factores relacionados con nuestro estilo de vida en los cuales podemos intervenir y que pueden potenciar en gran medida nuestro sistema inmunitario: Realizar ejercicio físico moderado de manera regular y evitar el sedentarismo , además de ayudar a prevenir numerosas patologías, como la diabetes mellitus tipo 2 o la obesidad, ayuda a reforzar el sistema inmunitario. El ejercicio muy intenso por el contrario puede ser contraproducente pues se asocia a inmunosupresión. La exposición solar moderada y prudente puede potenciar el sistema inmunitario y además favorece la síntesis de vitamina D , la cual es esencial en la lucha contra las infecciones virales incluyendo el coronavirus. Disfrutar de un sueño de calidad para tener un correcto ritmo circadiano también ejerce una influencia positiva en el sistema inmunitario. Son necesarias al menos 7-8 horas de sueño al día. Evitar el consumo de tabaco, alcohol o drogas es esencial para mantener el sistema inmunitario en óptimas condiciones. El consumo de tabaco además de asociarse a cáncer de pulmón, y a un largo número de enfermedades, altera toda la línea defensiva de la mucosa respiratoria la cual es la encargada de evitar la infección por coronavirus. Igualmente, el consumo de alcohol o drogas puede tener un efecto inmunosupresor, con unos mecanismos muy parecidos a los que se producen en situación de depresión o estrés. Seguir una alimentación equilibrada también es fundamental. El déficit de algunos macro y micro nutrientes , como el zinc, el selenio, las vitaminas C o E, entre otros, puede debilitar el sistema inmunitario. Asimismo, la malnutrición que se produce en nuestro medio por el seguimiento de dietas inadecuadas o por enfermedades como la anorexia nerviosa , también se asocia a una inmunosupresión y a una mayor susceptibilidad a infecciones. Una buena noticia es que los cambios en el estilo de vida y la adquisición de hábitos de vida saludables (ejercicio físico moderado, nutrición adecuada, sueño de calidad, etc.) se asocia a mejoras en el sistema inmunológico en un breve plazo de tiempo de apenas días o semanas. Nunca es mal momento para seguir estos hábitos saludables pero las personas de más edad y la infancia son las poblaciones más susceptibles a infecciones y que más se pueden beneficiar de un estado inmunitario óptimo. ¿Tienes dudas? Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Otra duda que surge con frecuencia es si son necesarios suplementos vitamínicos u otros productos de farmacia o parafarmacia para reforzar el sistema inmunitario. Si se sigue una dieta rica y variada no son necesario suplementos, a menos que exista alguna patología concreta que así lo indique. Se recomienda tener una alimentación rica en legumbres, verduras (que aportan la fibra es el mejor prebiótico), cereales, frutas frescas, carne, huevos, pescado y lácteos (incluido yogures, que tienen probióticos como lactobacillus ) para tener todos los nutrientes adecuados para un correcto funcionamiento del sistema inmunitario. Además, es necesario evitar dietas inadecuadas que puedan excluir nutrientes esenciales de nuestra alimentación diaria. También hay que tener en cuenta que algunos suplementos pueden llegar a ser perjudiciales si se toman de una manera inadecuada. Para seguir las recomendaciones para llevar un estilo de vida saludable, especialmente en todo lo relacionado con el ejercicio físico y la alimentación , puede ser muy útil contar con el consejo de entrenadores personales o nutricionistas que  pueden adaptar las recomendaciones a la edad y a las circunstancias de cada persona. Además el contacto con estos profesionales aportar un extra de motivación muy necesario cuando se emprende un cambio en el estilo de vida. Finalmente, aunque tomemos medidas para potenciar el sistema inmunitario, no hay que olvidar seguir las recomendaciones higiénicas habituales (distancia interpersonal de seguridad, lavado de manos, etc.) para minimizar una posible exposición al coronavirus.  En resumen, aunque la función del sistema inmunitario depende en parte de factores que no podemos controlar, hay numerosas medidas que sí podemos tomar y que pueden potenciar nuestro sistema inmunitario en un corto plazo de tiempo. Estas medidas incluyen llevar una vida social activa, evitando el estrés, seguir una dieta equilibrada y practicar ejercicio físico moderado de manera regular. La ayuda de especialistas puede ser útil para lograr un cambio en el estilo de vida de una forma rápida y agradable.   ¿Tienes dudas? Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Para más información Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad . Web de Estilos de Vida Saludable: https://estilosdevidasaludable.sanidad.gob.es/ Sociedad Española de Inmunología. Sistema inmunitario-Estilo de vida.  https://www.inmunologia.org/Upload/Documents/1/5/1/1510.pdf
Nuevo programa Nutricional en Savia: lo necesario para una buena alimentación
Artículo especializado

Nuevo programa Nutricional en Savia: lo necesario para una buena alimentación

  Es posible que la difícil situación que hemos vivido en los meses anteriores con la cuarentena y el confinamiento por la crisis de la COVID-19, haya pasado factura a tu cuerpo, debido a un cambio de hábitos, especialmente en lo relacionado con la alimentación. Por ello, en Savia hemos ideado un NUEVO PROGRAMA NUTRICIONAL integral con el objetivo de mejorar tu alimentación, sin olvidar la actividad física y la salud emocional. Regístrate en Savia , accede a tu área privada y compra el programa nutricional por 49€ (el programa tiene una duración de 3 meses). Importancia de la alimentación para la salud La alimentación es uno de los pilares esenciales de la salud y el bienestar. No en vano, el tipo de alimentación puede determinar la aparición de enfermedades como la obesidad, la diabetes, enfermedades cardiovasculares y diversos tipos de cáncer. Unos malos hábitos alimentarios son aquellos que no proporcionan la energía y los nutrientes que necesitamos para que nuestro organismo funcione correctamente y para que podamos desempeñar nuestras actividades cotidianas. También incluyen las pautas alimentarias que determinan un aporte excesivo de uno o varios nutrientes y también de calorías. De este modo, unos malos hábitos alimentarios tendrán como consecuencia un estado de salud deficiente y la aparición de enfermedades. En España, según señalan las encuestas dietéticas y los paneles de consumo, se ha ido produciendo un abandono de los hábitos alimentarios tradicionales, estableciéndose un paulatino mayor consumo de alimentos procesados. En general, se produce un consumo excesivo de carne y productos cárnicos, dulces y bollería, mientras que cereales y derivados, verduras y hortalizas, frutas y legumbres se consumen menos de lo que sería deseable. Esto se traduce en un consumo excesivo de proteínas, grasas y azúcares, mientras que existe un déficit de hidratos de carbono complejos, vitaminas y fibra. En cuanto a las grasas, son excesivas en su conjunto, pero también existe un exceso de grasa insaturada de la serie omega 6 (proveniente principalmente de aceites de semillas) frente al omega 3, que, en general, cumple con las recomendaciones. Buenos hábitos alimentarios Dentro de unos buenos hábitos de alimentación debemos contemplar la inclusión de todos los grupos de alimentos para que la dieta sea lo más variada posible y a la vez sea equilibrada, poniendo el acento en los elementos que se deben potenciar. De este modo, la dieta debería incluir: Los cereales integrales y sus derivados deben formar parte de la dieta de manera primordial. Esto se traduce en 4-6 raciones diarias de alimentos ricos en este nutriente (incluyendo cereales integrales y derivados, semillas y féculas). 5 raciones diarias o más de frutas, verduras y hortalizas. Consumir legumbres de 2 a 4 veces por semana. Consumir de 2 a 4 raciones de pescado por semana, incluyendo pescado azul. Utilizar mayoritariamente aceite de oliva virgen, para cocinar y aliñar. Disminuir el consumo de carnes, derivados cárnicos y embutidos. Disminuir el consumo de alimentos preparados, refinados, bollería y dulces. Se puede tener una dieta vegetariana equilibrada y saludable sustituyendo los alimentos de origen animal por alimentos vegetales, haciendo especial hincapié en el aporte de proteínas vegetales (legumbres, semillas, cereales y frutos secos) y en los nutrientes que escasean en los alimentos vegetales (vitamina B12, vitamina D, hierro, zinc y grasa omega-3). Regístrate en Savia , accede a tu área privada y compra el programa nutricional por 49€ (el programa tiene una duración de 3 meses). Obtención de energía y nutrientes de los alimentos El cuerpo humano es una máquina compleja que recibe alimentos sólidos y líquidos y los metaboliza o los procesa a fin de obtener la materia con la que nutre, estructura y repara sus tejidos, y la energía con la que se mantiene en funcionamiento. El propio mecanismo metabólico, la respiración, los esfuerzos musculares, los procesos mentales... y todas las actividades humanas precisan de energía para poder llevarse a cabo. Esta energía es fruto del aporte de nutrientes. De esta forma, el cuerpo actúa sintetizando muchas de las sustancias que necesita a partir de otras diferentes. Por ejemplo, la metabolización de los hidratos de carbono permite obtener glucosa, que es el combustible del tejido nervioso y de los músculos. Pero, a falta de hidratos de carbono, el organismo también es capaz de fabricar glucosa a partir de ciertos componentes de las proteínas (los aminoácidos) y de las grasas (el glicerol). La finalidad principal del metabolismo de las proteínas, los hidratos de carbono y las grasas es producir energía para mantener las funciones del organismo y permitir que realice trabajos químicos (como biosintetizar determinadas sustancias para fabricar otras que le son necesarias), trabajos de transporte (como intercambiar sustancias entre el interior y el exterior de las células, a través de las membranas celulares) y trabajos mecánicos (como contraer los músculos para moverse). Además, el calor generado por las combustiones celulares se emplea en mantener la temperatura corporal. Metabolismo basal: la parte más importante del gasto energético El gasto energético que realiza cada persona depende de varios factores (afectados a su vez por variables individuales como la edad, el sexo o el tamaño corporal): El metabolismo basal. Es la cantidad de energía necesaria para mantener los procesos vitales en reposo, después de doce horas de ayuno y a una temperatura neutra (es decir, cuando el cuerpo ya no tiene que hacer un esfuerzo especial para digerir alimentos o para mantener la temperatura corporal adecuada dentro de un ambiente caliente o frío en exceso). Para la mayoría de los adultos sanos sedentarios, el metabolismo basal representa aproximadamente entre el 50 y el 70% del gasto energético total. La termogénesis. Es el gasto energético en respuesta a estímulos como ingerir alimentos o exponerse al frío. De este modo, la termogénesis inducida por la digestión y el procesamiento de los alimentos representa aproximadamente el 10% del gasto energético total. La actividad física. Es el componente más variable del gasto energético diario. Puede representar el 10% del gasto total para los individuos que guardan cama y apenas realizan esfuerzos físicos voluntarios, el 20% para los individuos sedentarios y puede superar el 50% para las personas activas.   Las necesidades diarias de energía de una persona mantienen el peso corporal adecuado constante. De este modo, en caso de sobrepeso u obesidad, esto es, si se presenta un índice de masa corporal o IMC por encima de 25 ( sobrepeso ) o por encima de 30 ( obesidad ), se contempla una reducción de las calorías aportadas para que se normalice el peso. El IMC se calcula dividiendo el peso corporal (kg) entre la altura (m) al cuadrado.   Regístrate en Savia , accede a tu área privada y compra el programa nutricional por 49€ (el programa tiene una duración de 3 meses). Cuántas calorías necesitamos En función de las características individuales ? entre ellas el peso, la altura, y la actividad física ? tendremos unas necesidades calóricas que deberemos cubrir con los alimentos de la dieta. Las recomendaciones señalan que la mayor parte de las calorías que necesitamos deben proceder de los hidratos de carbono (más del 50%), cuanto menos refinados, mejor. Dado que estos proporcionan 4 calorías por gramo, en una dieta tipo de 2.500 calorías, necesitaremos a partir de 312 g de carbohidratos. Para hacernos una idea, si esto lo tradujéramos en pan, supondría 660 g o 367 g de arroz hervido o 2.080 gramos de patatas hervidas. Evidentemente, el aporte de hidratos de carbono tiene que estar diversificado, insistiendo en la idea de alimentos integrales y poco refinados. ¿Todas las calorías son iguales? Después de décadas esgrimiendo la aritmética frente a problemas como el sobrepeso y la obesidad, parece que llegó el momento de pararse a reflexionar, porque no salen las cuentas. La reducción de calorías por medio de reducir la grasa de la dieta ? que pasa por ser el nutriente más calórico, con 9 calorías por gramo ? no ha surtido efecto y las tasas de obesidad en lugar de disminuir han seguido creciendo. Por ello, el foco está ahora sobre los carbohidratos ? especialmente los de absorción rápida y los azúcares ? y su interacción con los niveles de insulina sanguínea, como factor dietético a controlar para reducir el peso corporal. En el aumento de peso influyen multitud de factores que componen un cuadro difícil de descifrar: la genética, la saciedad, cuestiones psicológicas y anímicas, la regulación hormonal, el sedentarismo, el exceso en la ingesta de calorías, el exceso del procesado y refinado de los alimentos, y la interacción de todos ellos. A falta de más investigaciones que proporcionen mayores evidencias, lo que sí parece claro es que no existe un tipo de dieta que funcione para todo el mundo. Las características genéticas, culturales y los hábitos determinan la necesidad de personalizar la dieta. De este modo, los estudios señalan que el principal factor relacionado con el éxito de una dieta es su seguimiento a largo plazo y esto solo se consigue con la personalización, atendiendo a los factores genéticos, preferencias, gustos, hábitos, etc. En cualquier caso, en general tiene sentido reducir el consumo de carbohidratos de absorción rápida, a la vez que se incrementa el consumo de alimentos no refinados como verduras, frutas, legumbres y cereales y derivados de grano entero. En qué te puede ayudar un nutricionista con apoyo multidisciplinar En ocasiones no tenemos muy claro si hay algo en nuestra dieta que estamos haciendo mal. O desconocemos qué dicen las nuevas evidencias sobre este o aquel alimento. Hoy en día, son muy comunes las informaciones basadas en nuevas evidencias científicas en las que se ponen en duda creencias muy consolidadas o, directamente, se pasa a considerar como bueno un alimento (o grupo de alimentos) hasta ahora considerado como ‘malo’ o poco recomendable. Encontramos los ejemplos del colesterol de los alimentos que ya no se considera un factor alimentario importante que se relacione con el aumento de colesterol sanguíneo. O la ausencia del desayuno, que según investigaciones recientes no tiene por qué estar relacionada con un aumento del peso corporal, como se creía hasta hace poco. Por todo ello, es recomendable ponerse en manos de un profesional de la nutrición que nos pueda ofrecer un plan nutricional personalizado. Además, contar con el apoyo de profesionales de otras disciplinas como entrenadores personales y psicólogos harán que el programa nutricional sea más exitoso. NUEVO PROGRAMA NUTRICIONAL DE SAVIA: Te ofrecemos un plan nutricional de 3 meses con seguimiento proactivo y pautas personalizadas para ti por sólo 49€. Qué incluye: Analítica (para evaluar tu estado de salud). Dieta personalizada (recomendaciones y pautas nutricionales personalizadas). Seguimiento de 3 meses (con sesiones periódicas con tu Nutricionista) Equipo multidisciplinar a tu servicio (incluyendo entrenador personal y psicólogo) Contenidos de apoyo.   Regístrate en Savia , accede a tu área privada y compra el programa nutricional por 49€ (el programa tiene una duración de 3 meses).
Problemas urogenitales en tiempos de coronavirus
Artículo especializado

Problemas urogenitales en tiempos de coronavirus

La primera ola de infecciones de la pandemia por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 se asoció a una suspensión masiva de la actividad de los servicios de urología , tanto en las consultas como en los quirófanos. La mayoría de los recursos de estos servicios se centraron en la lucha contra la COVID-19 . Tras esta primera crisis sanitaria, el retorno a la actividad normal supone un gran reto para los urólogos pues es necesario que se priorice la atención de los pacientes más graves. Además, los especialistas tienen que gestionar un volumen de pacientes muy incrementado. Es previsible que la situación no se normalice hasta varios meses después la primera fase de la pandemia. ¿Necesitas hacerte una revisión urológica? Encuentra un urólogo cerca de ti. Si tienes dudas también puedes hablar gratis por Chat  con uno de nuestros médicos. A continuación se comentan algunas dudas que pueden surgir en el paciente con problema urológicos en relación con el confinamiento o con la pandemia por coronavirus.  Lo más importante es conocer que hay patologías que no pueden esperar , y que los servicios de urología están priorizando su atención. Nos referimos principalmente a patologías malignas en fases avanzadas como cáncer de vejiga , renal , testicular, o de próstata en las que la cirugía no se puede demorar. El retraso en el tratamiento de estas patologías puede tener un impacto en la progresión de la enfermedad y desgraciadamente en la supervivencia a largo plazo. Hay algunos tipos de patologías malignas en una fase no tan avanzada en la que no es tan apremiante una cirugía inmediata, especialmente algunas fase iniciales de cáncer de próstata . Igualmente, es posible que durante el confinamiento se hayan dejado pasar revisiones de problemas urológicos crónicos . Algunas de estas patologías, como los problemas prostáticos, pueden llegar a ser importantes, por lo que es necesario acudir a las revisiones que le haya pautado su médico, o al menos consultar con un especialista si se puede demorar la consulta algunas semanas. En muchos de estos casos, una teleconsulta con un especialista puede resolver rápidamente estas dudas. Se puede consultar el tiempo que se puede demorar una revisión, o preguntar si las revisiones se pueden hacer de manera no presencial . También se puede discutir la necesidad de cirugía de alguna patología concreta en un plazo más o menos largo. En algunos casos, el médico también le puede sugerir algún tratamiento no invasivo que pueda reemplazar alguna cirugía o intervención. ¿Necesitas hacerte una revisión urológica? Encuentra un urólogo cerca de ti. Si tienes dudas también puedes hablar gratis por Chat  con uno de nuestros médicos. Asimismo, hay muchas patologías benignas que, aunque importantes, probablemente reciban una atención menos prioritaria, por ejemplo la cirugía de incontinencia, la cirugía de una hiperplasia benigna de próstata, el prolapso genital, o algunas reconstrucciones del área urogenital. En estos casos, también puede ser útil una consulta, que puede ser no presencial, para valorar junto con el especialista la posibilidad de opciones conservadoras de tratamiento a la espera de una intervención definitiva. Además de patologías crónicas, hay patologías urológicas agudas que requieren una atención urgente . Se pueden destacar las siguientes: La presencia de sangre en la orina , lo que conocemos como hematuria , especialmente si la persona está en tratamiento con medicamentos anticoagulantes. La imposibilidad para orinar , que puede deberse a un problema de las vías urinarias, o con menos frecuencia del riñón. Un cólico nefrítico , que se debe a la obstrucción de las vías urinarias habitualmente por un cálculo. Suele dar dolor lumbar irradiado a la zona genital. Un dolor agudo en el escroto, pues puede ser una complicación muy grave como la torsión testicular . Estas son algunas patologías agudas que requieren en muchos casos un atención urgente , por lo que es necesario ser evaluado sin demora en un Servicio de Urgencias , siempre tomando las debidas medidas de prevención para disminuir una potencial exposición al virus durante la visita.    Por otra parte, muchas personas con problemas urológicos se preguntan si el nuevo coronavirus puede transmitirse por orina . El coronavirus es un virus eminentemente respiratorio , y se encuentra principalmente en las secreciones respiratorias . Por ello, el contagio se produce de manera mayoritaria a través de la tos, el estornudo o al hablar con una persona con la infección dentro de un radio inferior a dos metros de distancia. Sin embargo, sí se ha encontrado el virus en otras muestras biológicas como la sangre , las heces , o la orina de algunos pacientes con COVID-19. Respecto a la orina , se ha descrito la presencia de coronavirus en menos del 4% de las personas con la infección , siendo la cantidad de virus muy pequeña en comparación con las muestras respiratorias. Según el conocimiento científico actual, no se puede descartar del todo que el contacto con orina infectada pueda transmitir la infección, sin embargo, el riesgo de adquirir la infección por esta vía sería muy bajo . En cualquier caso, conviene seguir las medidas higiénicas habituales para minimizar posibilidad de un contagio a través de la orina infectada, especialmente el lavado de manos frecuente y la limpieza y desinfección de todos los objetos y superficies que se toquen a menudo. También es importante no tocarse los ojos, la nariz o la boca con las manos sin lavar, y mantenerse a una distancia mínima de 2 metros de cualquier persona que tenga síntomas respiratorios, como tos o estornudos. Los profesionales sanitarios también extreman las precauciones cuando pueden tener contacto con orina de pacientes infectados con coronavirus,  como en intervenciones urológicas o en el sondaje de la vejiga. En resumen, la epidemia de coronavirus ha supuesto un retraso en numerosas intervenciones y en las revisiones habituales de muchas personas con problemas urológicos. Los especialistas en urología le pueden ayudar a resolver sus dudas sobre la urgencia de las mismas u ofrecerle la mejor alternativa de tratamiento. Para resolver las dudas, se puede considerar la posibilidad de solicitar una teleconsulta . Estas consultas no presenciales con un especialista en urología pueden desahogar los hospitales y los centros sanitarios, y evitan el riesgo de exposición al virus. Por otra parte, aunque el riesgo parece mínimo, actualmente no se puede descartar que pueda existir infección a través del contacto con orina infectada. Por ello, es necesario extremar las precauciones de higiene , como el lavado de manos y la limpieza de superficies que se toquen con frecuencia. ¿Necesitas hacerte una revisión urológica? Encuentra un urólogo cerca de ti. Si tienes dudas también puedes hablar gratis por Chat  con uno de nuestros médicos.
Consejos para iniciarse en la práctica deportiva
Artículo especializado

Consejos para iniciarse en la práctica deportiva

Después de los meses de confinamiento, por la crisis sanitaria de la COVID-19, muchos se han iniciado en la práctica deportiva o se plantean hacerlo. En cualquier caso, ya sea por diversión o por estar mejor, hacer deporte siempre tiene consecuencias beneficiosas parala salud. Eso sí, se debe elegir la actividad que sea más conveniente y ponerla en práctica de la forma adecuada. ¿Necesitas hacerte una prueba de esfuerzo? Encuentra un profesional cerca de ti. Si tienes dudas también puedes hablar gratis por Chat  con uno de nuestros entrenadores personales y te ayudará a preparar una rutina de ejercicios. Encontrar tu deporte Cualquier movimiento corporal producido por los músculos se considera actividad física ya que conlleva un gasto energético por encima del reposo. El ejercicio añade el ingrediente de la planificación y estructuración de la actividad y ? además y mas importante ? de la diversión. Sin ésta, los beneficios para la salud de la actividad física, son menores. Para saber cuál puede ser la mejor actividad deportiva para cada uno hay que responder a ciertas cuestiones previas: Edad, estado de salud y hábitos deportivos previos. Objetivos de la práctica deportiva (salud, competición, socialización, …). Disponibilidad temporal. Disponibilidad económica. ¿En grupo o en solitario? ¿Deportes acuáticos, terrestres o aéreos? Disponibilidad de equipamientos deportivos. Existen profesionales del deporte, como los especialistas en medicina del deporte o los licenciados en ciencias del deporte, que nos pueden ayudar a tomar la decisión adecuada y que son imprescindibles, cuando tenemos algún antecedente médico que puede agravarse con la práctica deportiva. Si nunca hemos practicado deporte o, cuando lo hacemos notamos alguna molestia, lo prudente es hacerse una valoración médico-deportiva para garantizarnos una práctica deportiva saludable. Desde una escasa preparación física y con poca disponibilidad, una buena opción puede ser caminar. Como cualquier actividad física hay que ponerla en práctica de manera progresiva, por lo que se puede comenzar caminando media hora al día a un paso medio. Con el tiempo se puede incrementar el tiempo del paseo y el ritmo del mismo. Más adelante, nos podemos plantear hacer lo mismo, pero en bicicleta. Con algo más de tiempo podemos optar por salir a correr. Se trata de que comencemos con un ritmo asequible que podamos incrementar con el tiempo. Hay que considerar que el running , si no se ha practicado con anterioridad, puede ser agresivo con las articulaciones inferiores, especialmente las rodillas. En ese caso, se puede optar por la natación. De igual modo, se comenzará por nadar a un ritmo lento una distancia corta que se puede ir incrementando conforme el estado de forma mejore. Otra opción podría ser la inscripción a un gimnasio. Aquí las opciones son múltiples. Ejercicios de fuerza (con pesas), clases regladas de ejercicios aeróbicos combinadas con música, como aerobic, zumba, spinning, cardio-boxing, etc. También se puede optar por artes marciales como judo, taekwondo, karate, etc., en las que se conjuga una preparación física de fondo con la técnica de lucha específica de cada disciplina. El yoga o el pilates pueden ser buenas opciones para poner el cuerpo a tono e incrementar la puesta a punto y utilización de todos los grupos musculares. Estas prácticas pueden estar especialmente aconsejadas, con el adecuado asesoramiento, para personas que tengan problemas de articulaciones o espalda. Los deportes acuáticos son otra alternativa para aquellos que tengan disponibilidad de tiempo y, en algunos casos, de recursos. Aquí podríamos incluir el remo y piragüismo (en todas sus modalidades), surf, wind-surf y kite-surf. En todos ellos, lo recomendable sería realizar un curso de iniciación, ya que se trata de deportes en los que es preciso dominar una técnica compleja para controlar los accesorios, embarcaciones, etc. En el caso del remo y el piragüismo se puede practicar en muchas ciudades, ya que es posible hacerlo en estanques, ríos y embalses; para el surf y similares necesitamos estar próximos a un lugar costero. ¿Necesitas hacerte una prueba de esfuerzo? Encuentra un profesional cerca de ti. Si tienes dudas también puedes hablar gratis por Chat  con uno de nuestros entrenadores personales y te ayudará a preparar una rutina de ejercicios. Práctica de deportes aeróbicos Los deportes aeróbicos (o entrenamiento “cardio”) incluyen ejercicios y prácticas deportivas de intensidad baja-moderada, con gestos repetitivos que podemos realizar de forma prolongada en el tiempo. Para su realización, el organismo utiliza oxígeno (de ahí lo de aeróbico) para la obtención de energía, a partir de grasas e hidratos de carbono y es ideal para aquellos que quieran controlar su peso, mediante la actividad física. Se podrían incluir aquí actividades como caminar, elíptica, correr, bicicleta, nadar, esquí de fondo, etc. En contraposición al entrenamiento “cardio”, se sitúa el ejercicio anaeróbico, que incluye ejercicios de alta intensidad y de escasa duración. En este tipo de actividades, para la obtención de la energía necesaria el organismo no utiliza oxígeno, pues necesita vías de obtención de energía más rápidas (fosfato de creatina, glucógeno o glucosa muscular, entre otros). Ejemplos de este tipo de ejercicio sería el levantamiento de pesas y las carreras de velocidad. La mayoría de deportes (fútbol, tenis, etc.) alternan ejercicios aeróbicos y anaeróbicos. Pero lo que está claro es que la mejor actividad saludable es aquella que combina en un mismo programa estos dos tipos de ejercicios junto con los de estiramiento. Correr es fácil: zapatillas y carretera El running (o, simplemente, salir a correr) es una práctica deportiva aeróbica que cada día tiene más adeptos. Es sencillo y necesita pocos recursos. Una vez que se le coge el gusto es difícil dejarlo. Llueva, nieve o haga un sol inclemente, el cuerpo pedirá salir a “tragar kilómetros”. La iniciación en el running se puede producir en cualquier época del año, ya que el cuerpo está diseñado para adaptarse a condiciones y circunstancias cambiantes. Solo habrá que tener presentes unas cuantas cosas para correr en verano. Correr en verano En verano solemos tener más tiempo libre y es una época muy propicia para practicar actividades al aire libre y ponernos en forma. El principal inconveniente puede ser el calor, que en algunas zonas del país puede llegar a ser muy intenso. En cualquier caso, correr en verano no tiene por qué ser un problema, si seguimos unas cuantas normas básicas. Para realizar actividad física al aire libre, debemos evitar las horas centrales del día, en las que la temperatura alcanza su pico máximo. El momento ideal es por la mañana, temprano. Si esto no es posible, a la caída del sol puede ser un buen momento. Así evitaremos otro efecto adverso de las horas centrales del día, la excesiva irradiación solar, con los consiguientes riesgos para nuestra piel. En cualquier caso, sea cual sea el momento en el que salgamos a correr, no debemos dejar de lado una buena hidratación. Hidratación Más del 60% de nuestro cuerpo es agua. Y tiene que seguir siéndolo. A través de la respiración, el sudor, la orina y las heces perdemos agua constantemente que debemos reponer mediante el consumo de líquidos y alimentos. Son diversas las circunstancias que influyen en que la pérdida de líquidos que experimente nuestro organismo sea mayor o menor. El nivel de actividad física, las condiciones ambientales de calor y humedad, la alimentación que realicemos, así como la concurrencia de alguna enfermedad (como la diarrea) o el tratamiento con algún medicamento (por ejemplo, un diurético), pueden influir en nuestro estado de hidratación y, por tanto, en que requiramos un mayor aporte hídrico. Una manera sencilla para saber si nuestro estado de hidratación es el adecuado, es controlar el color de nuestra orina, cuanto mas parecido al agua sea, mejor hidratados estaremos. Hidratarse en verano Durante el verano, las condiciones climáticas determinan que suframos una mayor pérdida de líquidos. Para minimizar este hecho, debemos evitar la exposición a circunstancias extremas de calor y humedad y mantener una ingesta constante de líquidos y alimentos ricos en agua, antes, durante y después del ejercicio. De este modo, llevar ropa ligera (que nos permita eliminar calor a través del sudor) de colores claros, consumir alimentos frescos de origen vegetal (con alto contenido en agua), como frutas, verduras y hortalizas y beber agua de manera constante, son la mejor manera de hidratarse en verano. No en vano, el 20-25% de la ingesta diaria de agua proviene de los alimentos. El consumo de bebidas alcohólicas –incluyendo la cerveza- propiciarán un aumento de la diuresis (eliminación de agua a través de la orina) y, por lo tanto, no son recomendables desde el punto de vista de la hidratación, durante el ejercicio. Una de las consecuencias más graves de no estar bien hidratado y realizar actividad física en condiciones de calor y humedad es el golpe de calor . Evitar el golpe de calor El golpe de calor tiene lugar cuando los mecanismos de nuestro cuerpo para mantener la temperatura en límites adecuados se ven superados y se produce un aumento de temperatura o hipertermia. Los síntomas de un golpe de calor son piel caliente, enrojecida y seca, temperatura corporal superior a los 40?C, taquicardia, confusión y, generalmente, falta de sudoración. Se trata de una verdadera urgencia médica que debe ser atendida en el hospital lo antes posible. Ante un caso de golpe de calor hay que dirigirse directamente al hospital, mientras se intenta refrescar lo máximo posible al afectado, desnudándole y mojándole la piel. El golpe de calor puede tener lugar si se presentan estados de deshidratación importantes y se realiza actividad física en condiciones de calor y humedad elevadas o con la ropa inadecuada. Beneficios del deporte para la salud La inactividad física es uno de los mayores condicionantes para la salud, particularmente en los países desarrollados. El sedentarismo se asocia con múltiples indicadores negativos de salud, como el aumento de la mortalidad y mayor riesgo de padecer obesidad, diabetes y enfermedad cardiovascular. De este modo, el ejercicio intenso o moderado se asocia con diversos beneficios para la salud, incluyendo una disminución del riesgo de obesidad, enfermedades cardiovasculares, diversos tipos de cáncer y la disminución de la mortalidad. El ejercicio además puede ayudar a dejar de fumar, retrasa el declive cognitivo en personas mayores y reduce el estrés, la ansiedad y la depresión. Una actividad física moderada de 30 minutos cada día es suficiente para mejorar la salud, aumentar el bienestar general y disminuir el riesgo de padecer diversas enfermedades crónicas como la diabetes, la hipertensión arterial y el exceso de peso. Si la duración y la intensidad son mayores, se pueden obtener efectos beneficiosos adicionales. En concreto, en lo referente al entrenamiento aeróbico, una amplia gama de estudios ha mostrado que su práctica de forma regular determina una reducción significativa de grasa visceral (lo que conlleva una reducción en la circunferencia de la cintura), una mejora en la sensibilidad de la insulina y una disminución significativa en los niveles de triglicéridos en sangre. De igual modo, la actividad física también ha mostrado sus efectos beneficiosos en el caso de patologías cardiovasculares y algunos de sus factores de riesgo como la hipertensión arterial o el colesterol elevado. En algunos tipos de cáncer la actividad física regular ha mostrado ejercer un efecto protector disminuyendo el riesgo de forma significativa, como en el caso del cáncer colorrectal y el cáncer de mama. La relación de la salud mental con la actividad física también ha podido ser demostrada en diversidad de estudios. El ejercicio puede reducir la depresión y su recurrencia, también reduce la ansiedad y mejora la reacción al estrés. Además, la actividad física se relaciona con la mejora de algunos aspectos del funcionamiento mental, como la memoria. Finalmente, en cuanto a los beneficios sobre el sistema locomotor, principalmente implicado en el desempeño de la actividad física, se puede mejorar la salud de músculos y huesos previniendo o mejorando la artritis, la sarcopenia (pérdida de masa muscular), la osteoporosis y el dolor de espalda, entre otras muchas enfermedades del aparato locomotor. Beneficios para la salud del ejercicio Mejora la función cardiovascular. Baja los niveles de colesterol total, LDL y aumenta los niveles del HDL (bueno). Reduce los niveles sanguíneos de glucosa en las personas con diabetes. Ayuda a controlar las cifras de presión arterial dentro de límites normales. Mejora la capacidad pulmonar. Reafirma los tejidos y la piel. Aumenta el depósito de calcio en los huesos, disminuyendo el riesgo de fracturas y osteoporosis. Facilita el mantenimiento de la masa muscular, evitando de esta forma la sarcopenia. Mejora y mantiene la función del aparato locomotor. Aumenta los niveles de endorfinas y la sensación de bienestar. En definitiva, la práctica deportiva regular y adaptada a las capacidades funcionales de cada persona, es un factor clave para mantenernos saludables, así como para prevenir y mejorar muchas patologías prevalentes en nuestra sociedad. ¿Necesitas hacerte una prueba de esfuerzo? Encuentra un profesional cerca de ti. Si tienes dudas también puedes hablar gratis por Chat  con uno de nuestros entrenadores personales y te ayudará a preparar una rutina de ejercicios. Descargar Infografía consejos para iniciarse en la práctica del deporte 
Servicios digitales en Savia
Artículo especializado

Servicios digitales en Savia

Bienvenidos a la salud del siglo XXI Las personas son cada vez más protagonistas en lo que concierne a su propia salud. El enfoque basado en consultas y salas de espera, listas de espera, etc., está llegando a su fin. De este modo, cobra especial relevancia la prevención de la enfermedad y la promoción de hábitos de vida saludables, así como un acceso más inmediato a los servicios de salud. Savia es una plataforma de servicios integrales de salud que gracias a la tecnología está siempre disponible. Regístrate ahora en Savia y consigue un mes de servicios digitales ilimitados. El auge de la telemedicina Vivimos en la era de la información, en la que internet nos proporciona toda la información necesaria para resolver dudas en el ámbito de la salud. Según el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI) en su último informe sobre el acceso a la salud, el 74,4 % de los internautas hacen búsquedas de salud y bienestar en internet. El perfil de la persona que busca información de salud en internet es una persona mayoritariamente joven, con estudios y con hijos a su cargo. Los temas más buscados son alimentación y estilos de vida saludables, diagnósticos y síntomas de enfermedades. Evidentemente, no toda la información que se encuentra en internet es fiable, por eso es importante tener acceso a fuentes de información en las que podamos confiar. Por ejemplo, una plataforma que ofrezca información elaborada por profesionales de la salud o que, incluso, ponga a nuestra disposición el acceso directo al profesional de forma inmediata. En Savia, a través de su web o la APP gratuita se puede acceder a especialistas de forma inmediata por videollamada. Además, el médico puede tener acceso a los historiales médicos online y, gracias a una videoconsulta, puede hacer una exploración y un primer diagnóstico sin tener que salir de casa. El médico online es una opción de tratamiento positiva y en auge. Los estudios continúan demostrando que la telemedicina ahorra tiempo, dinero y mejora la salud. De este modo, para saber si es necesario acudir a urgencias, tener una segunda opinión sobre un diagnóstico o hacer una pregunta sobre cualquier tema de salud, poder hablar con un amplio equipo médico en tiempo real es una garantía. Desde el chat médico a la videoconsulta , pasando por el evaluador de síntomas , los servicios de Savia están pensados para adaptarse al ritmo de vida actual. La telemedicina y las videoconsultas pueden ser útiles para optimizar los servicios sanitarios y dar la mejor respuesta según señalan las investigaciones más recientes. Regístrate ahora en Savia y consigue un mes de servicios digitales ilimitados. Todo es salud Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “Salud es el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Por eso en Savia queremos abarcar todos los aspectos relacionados con la mejora de la salud y el bienestar. Creemos en un concepto de salud integral que incluye servicios médicos, especialistas, nutrición, deporte, terapia psicológica, estética… Nos comprometemos con tu bienestar a todos los niveles. Puedes consultar una urgencia, una duda sobre una analítica, síntomas… Las 24 horas del día, desde cualquier parte del mundo. Savia ofrecer un acceso a información útil, ya sea por medio de profesionales de Medicina General o Especialistas. Pero además, en Savia disponemos de un amplio cuadro médico con las mejores clínicas, hospitales y centros médicos en todas las zonas geográficas, para acceder a su consulta presencial siempre que sea necesario. ¿Necesitas una consulta presencial? . Te ofrecemos los mejores especialistas y centros. La mejor salud El acceso inmediato a los servicios de salud es un elemento esencial para que nuestra salud esté bien atendida. En Savia ponemos todos los recursos a tu alcance: Chat médico . Atención médica en tiempo real con especialistas. Siempre que lo necesites, a cualquier hora y sin límite. Habla con nuestro equipo médico hasta que no te queden más preguntas. Video consulta . Consulta en tiempo real a través de videollamada. Desde tu ordenador o teléfono móvil. Tendrás una consulta con tu especialista cara a cara y en tiempo real. Como si estuvieras en la clínica, pero sin desplazamientos ni salas de espera. Consultas, pruebas y tratamientos . Más de 11.000 consultas, pruebas y tratamientos en 40 especialidades. En Savia puedes acceder a más de 300 tratamientos, pruebas o cirugías y a más de 1.000 servicios médicos. Especialidades . Disponibles en cualquier ciudad. Las especialidades son las disciplinas médicas que se dedican al estudio, diagnóstico y tratamiento de las patologías relacionadas con un área concreta del cuerpo. Médicos y centros . Estás en las mejores manos. Nuestro cuadro médico está formado por los mejores profesionales de la medicina, así puedes elegir especialistas con confianza. Además, en Savia también: Investigamos. El mundo de la medicina está en constante cambio y nuestro equipo médico está siempre al corriente de las últimas novedades y descubrimientos relevantes. Publicamos. Fruto de nuestro trabajo de investigación publicamos nuestros propios estudios y artículos. Siempre centrándonos en aquello que más interesa a nuestros usuarios. Dialogamos. Hablar y, muy especialmente, escuchar es una parte fundamental de nuestro trabajo. Estamos al servicio de la gente y siempre ofrecemos disponibilidad y amabilidad. Innovamos: Renovamos las capacidades de nuestras soluciones para ser cada día más eficaces, siempre teniendo en cuenta aquello que nos dicen nuestros usuarios. Regístrate ahora en Savia y consigue un mes de servicios digitales ilimitados. Pediatría online Un ejemplo claro de las ventajas que ofrece Savia es poder disponer de pediatras online. El acceso de manera inmediata a la consulta del pediatra en caso de urgencia, poder resolver una duda telefónicamente o mantener un chat con el médico cuando sea más conveniente son claras ventajas que Savia pone a tu disposición. Los temores de que este tipo de atención médica pueda tener riesgos o sea menos efectiva para los pacientes han quedado disipados por las investigaciones llevadas a cabo hasta la fecha. Ejemplo de ello es un estudio realizado con bebés prematuros y sus familias que disponían del apoyo de la pediatría online , frente a las tradicionales consultas presenciales. Las familias atendidas por videoconsulta pediátrica valoraron la experiencia como muy positiva, y encontraron la tecnología muy fácil de utilizar. Las consultas de pediatría online son posibles gracias a los medios técnicos que permiten conectarse por internet desde casa o cualquier lugar, cumpliendo siempre con los requisitos de confidencialidad, seguridad y todas las garantías, tanto para el paciente como para el médico. Videoconsulta para resolver tus dudas sin esperas ni desplazamientos La consulta con pediatras online por medio de videoconsulta es un servicio cada vez más demandado por los padres que no pueden acudir de forma presencial a la consulta. En el contexto actual de pandemia de la COVID-19 esto supone facilitar el acceso a los servicios de salud. Igualmente, su utilidad queda de manifiesto cuando los hijos están enfermos en cama o no pueden salir de casa por algún motivo, o en el caso de dudas o preguntas específicas que no necesitan una consulta presencial. La videoconsulta es un elemento esencial de la medicina del siglo XXI que permite conectar con el médico en cualquier momento y desde cualquier dispositivo, ya sea móvil, tablet o PC. En Savia ofrecemos esta herramienta de comunicación instantánea para que los padres puedan conectarse con el pediatra y resuelvan sus dudas sin salir de casa. La video consulta médica se puede programar, aunque también existe la opción de consulta online inmediata, en la que se contacta con el pediatra en el momento. Los pediatras apuestan por las consultas online Los años de experiencia acumulada de los pediatras les indican que existen muchas consultas que se pueden solucionar por video consulta. En este tipo de consulta no es necesario estar físicamente con el niño. En su lugar, se requiere recabar la información necesaria y establecer un diálogo con los padres, definir el problema y encontrar la mejor solución para el niño. Algunas de las situaciones especialmente adecuadas para videoconsulta son: Consultas sobre problemas del sueño. Dudas sobre la alimentación. Preguntas sobre la crianza. Consultas sobre temas educativos. Dudas sobre las etapas de desarrollo del bebé. Consultas de seguimiento de enfermedades. Consultas de dermatología. Valoración de resultados de análisis, radiografías, ecografías y otras pruebas. Para una segunda opinión. En Savia, solo están disponibles los mejores médicos y te ofrecemos todas las herramientas para que puedas ponerte en contacto con ellos. Savia: salud a tu disposición en todo momento Savia pone todas las herramientas de salud a tu disposición. Por ejemplo: Tienes lumbago y necesitas saber cómo aliviar el dolor. Un médico te llamará para solucionar todas tus dudas, sin desplazamientos. Te ha salido un pequeño lunar en la espalda y no sabes si podría ser problemático. A través de una videoconsulta, un especialista podrá valorar si es necesaria la atención presencial. Son las 3 de la mañana, tu bebé tiene fiebre y no sabes qué hacer. Puedes comunicarte por chat con un médico para evaluar la necesidad de acudir a urgencias. Quieres ponerte en forma, pero no tienes tiempo para ir al gimnasio. Un entrenador personal preparará para ti una rutina de ejercicios para hacer en casa. Regístrate ahora en Savia y consigue un mes de servicios digitales ilimitados. Qué le ofrece Savia a tu salud Reducción de esperas. Acceso a nuestros especialistas online siempre que necesites o reservar una cita de forma presencial. Consultas, pruebas y tratamientos. Acceso a más de 300 tratamientos, pruebas o cirugías y más de 1.000 servicios médicos. Cuadro médico. La mejor red de profesionales, clínicas, hospitales y centros médicos de España. Sin compromiso. Se puede empezar a utilizar Savia desde el primer momento tras registrarse de forma gratuita. Salud familiar. Dentro de una cuenta de Savia se pueden crear varios perfiles para diferentes miembros de la familia. Historial médico. Se puede consultar siempre todo el historial de visitas médicas, gestionar citas y visualizar informes y pruebas médicas. El informe y la receta en tu móvil. Si te prescriben alguna receta, podrás ir a la farmacia para solicitar tu tratamiento. Habla con un Médico general cuando lo necesites, en el momento y sin esperas. (Servicio disponible en la APP Savia). Evaluador de síntomas. Con nuestras especialidades de nutrición, entrenamiento personal o terapia psicológica cuidamos de todos los aspectos de tu bienestar. Nuestros pediatras resolverán al momento tus dudas para que estés tranquilo con los más peques en casa. Y otras especialidades como Medicina General, Ginecología, Dermatología, Alergología y más. Regístrate ahora en Savia y consigue un mes de servicios digitales ilimitados.
Consultas online

Telemedicina 24h.
Olvida los riesgos, las esperas y desplazamientos.

Videoconsulta, Chat médico, consultas telefónicas... Tú decides.

Ver consultas online
1

Regístrate ahora y prueba un mes GRATIS de Savia Premium

Acceso ilimitado a nuestros servicios para que pruebes la experiencia Savia al completo.

Registrarte gratis
2

Después sigue con tu cuenta gratis o hazte Premium

Al acabar el mes, puedes disfruta Savia con la cuenta gratis o hacerte Premium por 59€ al año (o 10€ al mes) para tener consultas online inlimitadas.

Comparar todos los planes