Entrar
  1. Savia
  2. Contenidos de salud
  3. Artículos Especializados

Artículos Especializados

Células NK: ¿Cuál es su función?
Artículo especializado

Células NK: ¿Cuál es su función?

Las células natural killer (NK) cumplen un papel fundamental dentro del sistema inmune, protegiendo al cuerpo humano, especialmente de infecciones provocadas por microorganismos y de la proliferación de tumores al limitar su propagación y el daño posterior de los tejidos. Su nombre proviene de la habilidad “natural” que se observó en la década de 1970 de atacar tumores sin necesidad de ser sensibilizado o estimulado previamente, como sí lo requieren otros linfocitos como las células T citotóxicas. A la forma de reaccionar de las células NK se le denominó reactividad citotóxica natural. ¿Qué es la célula NK? Las células natural killer, células NK o células asesinas naturales forman parte del sistema inmunitario innato, esto es, la primera línea de defensa contra posibles infecciones o agresiones. Este incluye una serie de procesos capaces de activarse de manera rápida y eficaz, aunque con una especificidad limitada. Estos linfocitos son abundantes en ciertas mucosas y en el intersticio de los capilares pulmonares, mientras que su número es más reducido en los ganglios linfáticos . También han sido identificadas en el tracto gastrointestinal, en el hígado, en el bazo y en la sangre periférica, donde corresponden a un 5-15 % de los linfocitos circulantes. Los NK se clasifican como uno de los tres grupos de linfocitos, junto con las células T y las B. Los NK son producidos en la médula ósea y se caracterizan por ser morfológicamente grandes, presentando gránulos en su interior. Se encuadran en la primera línea de defensa frente a un amplio rango de patógenos, proporcionando protección frente a infecciones virales y bacterianas y ayudando a detectar y limitar el desarrollo de tumores cancerígenos. Su actividad “asesina” está mediada por la producción de citoquinas y su actividad citotóxica, existiendo cuatro subpoblaciones diferenciadas. Poseen diferentes receptores que les permiten interactuar con el resto de las células. Las células NK requieren al menos de dos señales para activarse. No solo la disminución en la expresión de HLA (antígenos leucocitarios) induce la activación de estas células, sino que también se necesitan las señales de los demás receptores, los cuales participan en la sumatoria de señales que definen la actividad de las células NK. Una vez activadas, las células natural killer liberan perforinas y granzimas, induciendo la ruptura de la membrana celular de la célula enemiga. Las perforinas son proteínas que se integran en la membrana provocando la formación de poros y su consecuente ruptura. Por su parte, las granzimas entran a la célula e inducen la apoptosis (muerte célula programada). Para diferenciar las células NK de otros linfocitos se pueden analizar los receptores de membrana. Al contrario que los linfocitos B y T, no presentan receptores BCR ni TCR. En el caso de los NK, las proteínas que se pueden encontrar en su membrana son la CD16 y CD56, cuya proporción varía dependiendo de la subpoblación celular de que se trate. ¿Cuál es la función de la célula NK? Parece claro que las células NK juegan un papel relevante en la protección frente a procesos infecciosos, tumorales y en otras situaciones como la inmunología reproductiva, tanto en abortos recurrentes como en fallos de implantación. La función de las células NK se ha podido averiguar gracias a la observación de individuos que presentan deficiencias y niveles reducidos de este tipo de células. A pesar de presentar un funcionamiento y un número adecuado del resto de linfocitos T y B, padecen infecciones virales recurrentes y tienden a desarrollar infecciones severas, como las causadas por los virus de la varicela zóster y el citomegalovirus, entre otros. De igual modo, en pacientes con algunos tipos de cáncer, como el de mama y el colorrectal, las alteraciones en las células NK se asocia a un mayor grado de progresión de la patología. De este modo, las principales funciones de las células Natural Killer son: Función citotóxica Es un tipo de reacción inmunitaria en la que una célula o microbio es recubierto por anticuerpos y es destruido por los glóbulos blancos. La función citotóxica es la más reconocida de las células NK y la ejercen sobre células tumorales, células transformadas por virus y células infectadas con bacterias y otros patógenos. Esta función se lleva a cabo en tres pasos: Reconocimiento de células diana. Contacto con células diana y formación de sinapsis inmunológica. Muerte de la célula diana inducida por las células NK. Dentro de esta capacidad de citotoxicidad celular, las células NK presentan dos tipos. Por un lado, la que se produce de forma natural y otra mediada por anticuerpos. De este modo, las células NK pueden reconocer de forma innata alteraciones en las células y activarse con el fin de destruirlas y también reconocer y matar células marcadas por los anticuerpos señaladas como dañinas. Función secretora de citoquinas Además de la acción citotóxica, las células NK al activarse tienen la capacidad de secretar diversos tipos de citoquinas ?un tipo de proteínas reguladoras? como el factor de necrosis tumoral alfa (TNF-?), interferón gamma (IFN-?) o el factor estimulante de colonias de granulocitos y monocitos (GM-CSF) que son de gran importancia en la proliferación, diferenciación y activación de otras células y la regulación de la respuesta inmunitaria. Función antitumoral Las células NK pueden detectar cambios en la expresión superficial de los antígenos leucocitarios humanos, lo que las cualifica claramente para detectar células que han sufrido una transformación maligna. La actividad antitumoral de estas células es realmente importante. Los estudios muestran que la baja actividad citotóxica de las células NK se correlaciona con un mayor riesgo de cáncer. ¿Dónde se encuentran las células NK? Las células NK se encuentran principalmente en la sangre y los tejidos linfáticos, especialmente el bazo. De este modo, este tipo de linfocitos aparece ampliamente distribuido en órganos como la piel, el intestino, el hígado, los pulmones y el útero, entre otros tejidos. ¿Cuánto viven las células NK? Las células NK viven unos pocos días (2-3), por lo que existe una constante producción de ellas cercana a los 100.000 millones al día. Están circulando constantemente, excepto cuando acuden a tejidos en proceso de inflamación.
Estimulación ovárica: ¿En qué consiste?
Artículo especializado

Estimulación ovárica: ¿En qué consiste?

La estimulación ovárica es un tratamiento médico que tiene el objetivo de estimular los ovarios, alcanzando así el desarrollo de varios folículos maduros que permitan conseguir el número máximo de ovocitos. En general, la estimulación ovárica es el primer tratamiento al que se somete la mujer ?en el contexto de la reproducción asistida? permitiendo resolver los trastornos de ovulación que pudieran existir e incrementando la calidad y la cantidad de los óvulos que se pueden generan. ¿Qué es la estimulación ovárica? La estimulación ovárica consiste en la administración de hormonas femeninas inyectables capaces de inducir el crecimiento folicular múltiple con el objetivo de obtener un mayor número de óvulos viables. Este procedimiento se inicia entre el primer y tercer día de la menstruación. Las hormonas administradas son gonadotropinas exógenas: la hormona folículo estimulante (FSH) y la hormona luteinizante (LH). Ambas por vía subcutánea y en dosis superiores a las que se producen de manera natural en el organismo. De este modo, el aumento de la concentración plasmática de FSH y LH, afectarán tanto a la cantidad como a la calidad de los ovocitos obtenidos. En este sentido, el número de ovocitos obtenidos está relacionado con la dosis inicial de gonadotropinas administrada. Aun así, se pueden producir variaciones en función de las características individuales de cada paciente, como pueden ser la edad, los resultados de posibles ciclos previos de estimulación para reproducción asistida y de los datos de la estimación de la reserva ovárica. La dosis inicial más habitual en pacientes con una expectativa de respuesta normal es de 150-225 unidades internacionales. En cualquier caso, para optimizar la estimulación ovárica se debe encontrar un equilibrio entre el resultado que se desea conseguir con el mínimo riesgo para la paciente, evitando la sobreestimulación ovárica. ¿En qué procesos se aplica la estimulación ovárica? Cuando tener un hijo no es un proceso fácil y se dan casos de infertilidad y trastornos de la ovulación, muchas parejas se ven obligadas a recurrir a las técnicas de reproducción asistida para lograr el embarazo. Con el fin de incrementar las probabilidades de éxito es necesario someterse a la estimulación ovárica, para aumentar el número de ovocitos que se generan en la ovulación. La estimulación ovárica suele incluirse en casi todos los tratamientos de fertilidad, siendo especialmente efectivo cuando la edad de la madre es elevada (a partir de los 35 años la función ovárica se ve disminuida), principal factor relacionado con una menor calidad y cantidad de óvulos. Además, la estimulación ovárica se suele utilizar para obtener un mayor número de ovocitos en casos de donación o cuando la mujer opta por la congelación si desea retrasar la maternidad. ¿En qué consiste la estimulación ovárica natural? La estimulación ovárica solo es posible mediante la utilización de hormonas de la ovulación y a través de inyecciones. No existe un método más natural. La administración, aunque es mediante inyecciones, es sencilla y no duele. Inicialmente se utilizaban gonadotropinas menopáusicas urinarias que contenían concentraciones variables de hormona luteinizante y hormona folículo estimulante. Posteriormente se desarrollaron la FSH y LH recombinantes, lo que aportó fármacos con dosis constantes y de mayor disponibilidad. Por otro lado, la fecundación in vitro natural es aquella en la que no se lleva a cabo una estimulación ovárica, por lo que el número de óvulos disponibles para su posterior extracción será menor. Tratamiento de la estimulación ovárica En la actualidad se dispone de un gran arsenal de fármacos inductores de estimulación ovárica, siendo las gonadotropinas (FSH y LH) los más empleados dentro de la técnica de reproducción in vitro. La individualización del tratamiento de estimulación ovárica permite la predicción de la respuesta ovárica a la acción de las gonadotropinas. Este modelo tiene por objeto conseguir el mejor resultado posible en tasas de embarazo e hijo vivo, equilibrando los riesgos derivados de la intervención farmacológica como la hiperestimulación, así como los riesgos de cancelación del ciclo por baja respuesta. La respuesta a la estimulación ovárica dependerá de la reserva ovárica, de la variabilidad funcional ovárica mensual y de las características de estimulación que se lleve a cabo. Normalmente se considera deseable una respuesta adecuada para obtener de 5 a 15 ovocitos (alcanzando las mayores tasas de embarazo en torno a los 15 ovocitos), ya que respuestas superiores o inferiores suelen provocar la finalización  del tratamiento. En cualquier caso, la decisión sobre el tipo de estimulación, las gonadotropinas y las dosis dependerá del ginecólogo, en función de las características de la pareja y siempre teniendo en cuenta su opinión.
La coenzima Q10 en el embarazo
Artículo especializado

La coenzima Q10 en el embarazo

La coenzima Q10 (CoQ10) es una sustancia presente de forma natural en las células humanas. Entre otras muchas acciones, se relaciona con beneficios para la fertilidad y para diferentes aspectos del embarazo.     Qué es la coenzima Q10 La coenzima Q10 ?o ubiquinona, nombre que recibe por estar presente en multitud de tejidos? es un compuesto presente en la mayoría de las células, cuya principal característica es su naturaleza antioxidante que contribuye al crecimiento y mantenimiento celular. La principal función de la coenzima Q10 en el organismo es promover el crecimiento celular y la protección de las células. Además, son necesarias cantidades adecuadas de CoQ10 para la respiración y obtención de energía a nivel celular. En las células que tienen altos requerimientos de energía es dónde se encuentras las mayores concentraciones de coenzima Q10, incluyendo las células del corazón, hígado y riñón. En condiciones normales de salud, la CoQ10 no necesita ser suministrada a través de suplementos, ya que el organismo se encarga de sintetizar las cantidades suficientes de esta coenzima. No obstante, uno de los factores que determinan la disminución de los niveles de CoQ10 del organismo es el paso del tiempo. De este modo, el envejecimiento es una de las principales causas de presentar niveles disminuidos de coenzima Q10, haciendo necesario el consumo de suplementos. Por otro lado, la CoQ10 se encuentra en diferentes alimentos (principalmente carnes, pescados y frutos secos), aunque en cantidades escasas como para aumentar significativamente los niveles de CoQ10 en el organismo. En el curso de numerosos procesos patológicos, en los que existe una deficiencia de CoQ10, puede beneficiarse de su suplementación, incluyendo enfermedades mitocondriales, fibromialgia, enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas, cáncer, diabetes mellitus e infertilidad, entre otras. Beneficios de la coenzima Q10: fertilidad y embarazo Las posibilidades de embarazo disminuyen a medida que aumenta la edad. Esta situación puede estar motivada por diversidad de causas, pero el problema más común es la disminución en la calidad de los óvulos y espermatozoides. El proceso para iniciar el desarrollo del embrión, una vez producida la fecundación, requiere una gran cantidad de energía, que es suministrada por las mitocondrias dentro de las células. En este sentido, los óvulos y espermatozoides tienen más mitocondrias que cualquier otra célula del cuerpo. En todo el proceso la coenzima Q10 juega un importante papel. Algunos estudios muestran que la suplementación de coenzima Q10 en mujeres en tratamientos de fertilidad pueden mejorar la tasa de embarazo. De igual modo, la CoQ10 en hombres con infertilidad puede mejorar la motilidad de los espermatozoides, aumentar el número de espermatozoides viables y mejorar la penetración del espermatozoide en el óvulo. En cualquier caso, la evidencia ofrecida por los estudios realizados hasta la fecha no permite ser concluyentes. La coenzima Q10 y la preeclampsia La preeclampsia es una complicación del embarazo que conduce a severas complicaciones a nivel cardiovascular que ponen en peligro las vidas de la madre y el bebé. Tiene un claro componente autoinmune y su principal síntoma es la hipertensión arterial. En comparación con mujeres no embarazadas y embarazadas sanas, las pacientes con preeclampsia presentan concentraciones plasmáticas de coenzima Q10 significativamente más bajas. En este sentido, el efecto del estrés oxidativo a nivel cardiovascular puede jugar un papel importante en la aparición de la preeclampsia, incrementando la producción de factores proinflamatorios y vasoconstrictores, los cuales determinan la degeneración vascular y la aparición de hipertensión arterial y proteinuria. De este modo, la suplementación exógena de CoQ10 en pacientes con alto riesgo de desarrollar esta patología podría tener un efecto preventivo (disminuyendo a la mitad las posibilidades de padecerla). La coenzima Q10 en la prevención de complicaciones en el embarazo Existen estudios que han mostrado la efectividad de la CoQ10 en prevenir otras complicaciones, además de la preeclampsia. Unos niveles adecuados del antioxidante han mostrado la capacidad de mejorar diferentes aspectos de la salud de la mujer embarazada, así como la del bebé. Algunos de los beneficios asociados al CoQ10 incluyen: Resultado final del embarazo . Existe una correlación positiva entre los niveles plasmáticos de coenzima Q10 y los resultados finales del embarazo. En los casos en los que el estrés oxidativo puede ocasionar ciertas complicaciones, los niveles de CoQ10 aparecen aumentados, como en la restricción del crecimiento intrauterino y la hipoxia intrauterina, entre otras situaciones. Diabetes gestacional . En pacientes con diabetes del embarazo se observan incrementos en la concentración plasmática de CoQ10, lo que podría señalar un papel compensatorio para contrarrestar el efecto de estrés oxidativo causado por la hiperglucemia y la resistencia a la insulina. Estilo de vida saludable durante el embarazo . Unos hábitos saludables que incluyan la realización regular de ejercicio físico, la evitación de tóxicos como el tabaco y el alcohol se relacionan con concentraciones plasmáticas elevadas de antioxidantes, incluyendo la coenzima Q10. Reducción de marcadores proinflamatorios . La CoQ10 es capaz de reducir los niveles de algunos marcadores proinflamatorios que están asociados a la pérdida del embarazo. Reducción de gestaciones anormales . Como se considera que la disfunción mitocondrial y el daño del material genético producidos por el estrés oxidativo pueden jugar un importante rol en la aparición de problemas en el embarazo, es posible que la coenzima Q10 contribuya a la prevención de los procesos degenerativos gracias a su cualidad antioxidante. En cualquier caso, la relación entre unos niveles elevados de CoQ10 durante el embarazo y un mejor pronóstico y evolución del mismo parece claro. Sin embargo, no existen evidencias sólidas sobre la efectividad de su suplementación.
Histerosonografía: ¿Qué es y cómo se realiza?
Artículo especializado

Histerosonografía: ¿Qué es y cómo se realiza?

La histerosonografía forma parte integral de la ecografía ginecológica y de las técnicas utilizadas para el estudio de la cavidad endometrial 2.   ¿Qué es la histerosonografía? La histerosonografía (también denominada sonohisterografía o ecografía de infusión salina) es un procedimiento para la evaluación de la cavidad uterina mediante la introducción de suero salino fisiológico a través del cérvix con ayuda de una cánula. Sirve así para mejorar la visualización del endometrio durante la realización de una ecografía transvaginal. Se trata de una técnica utilizada para la detección más eficiente de patologías endometriales, incluyendo pólipos, hiperplasias, leiomiomas y cáncer, entre otras. Además, es un procedimiento mínimamente invasivo, de menor duración que una histeroscopia, y que es bien tolerado por la mayoría de las pacientes. Por otro lado, existen técnicas como la histerosalpingografía, más compleja que la histerosonografía, basadas en la utilización de contraste ecográfico, empleando radiación ionizante, que suele indicarse para evaluar la permeabilidad tubárica de las trompas de Falopio (vital para el correcto desplazamiento del óvulo hasta su implantación en el endometrio) en pacientes con infertilidad. ¿Para qué sirve la prueba de histerosonografía? Su objetivo principal es visualizar la cavidad endometrial con detalle y sin el uso de radiación ionizante o agentes de contraste radiológico como sucede en otras técnicas. La prueba está indicada en los siguientes casos: Sangrado uterino anormal. Evaluación de la cavidad uterina, especialmente en la sospecha de miomas uterinos, pólipos endometriales y sinequias. Anomalías endometriales detectadas en la ecografía endovaginal. Patología uterina benigna. Infertilidad, especialmente en mujeres con fallo de implantación recurrente en ciclos de fertilización in vitro. Pérdida recurrente de la gestación. Visualización dificultosa del endometrio en la ecografía endovaginal convencional.     Qué detecta la histerosonografía Entre los hallazgos específicos que permite la técnica, los cuales no se podrían encontrar mediante otras técnicas más simples, se encuentran los siguientes: Pólipos endometriales Se trata del hallazgo uterino anormal más frecuente. Se asocian con sangrado intermenstrual y reducción en las tasas de implantación en casos de fecundación in vitro, aunque también pueden permanecer asintomáticos. Hiperplasia endometrial La hiperplasia endometrial se sospecha cuando existe un endometrio irregular. Se trata de un diagnóstico que debe ser confirmado por el estudio histológico de una muestra de tejido endometrial. Adherencias/sinequias uterinas Las adherencias intrauterinas son una causa de amenorrea e infertilidad y podrían ser el resultado de una endometritis o infección pélvica. La histerosonografía es una prueba adecuada para el diagnóstico de adherencias intrauterinas. Anomalías uterinas congénitas Las anomalías congénitas uterinas pueden ser causa de abortos recurrentes o infertilidad. La histerosonografía puede proporcionar información precisa sobre anormalidades uterinas y contribuir a su clasificación. Leiomiomas (fibromas) Los leiomiomas son tumores de naturaleza benigna que se producen en el miometrio. En función de su ubicación, tamaño y número las repercusiones clínicas variarán, incluyendo los abortos recurrentes, la infertilidad y las complicaciones obstétricas como el parto prematuro. Factor tubárico Los factores tubáricos son responsables de aproximadamente un tercio de la infertilidad femenina. El estudio de la permeabilidad tubárica es parte de la investigación que se lleva a cabo cuando existen problemas de fertilidad mediante técnicas basadas en la histerosonografía que incorporan otros medios de contraste.     ¿En qué consiste la prueba de histerosonografía? La prueba se lleva a cabo en el momento de la consulta y con un transductor endovaginal de alta frecuencia. Tras el estudio ecográfico preliminar, se procede a la colocación de un espéculo que permite la visualización del cuello uterino. Luego se realiza una desinfección del orificio cervical externo y la vagina. A continuación, se lleva a cabo la colocación de un catéter intracervical por el que se introduce, bajo control ecográfico, el líquido estéril (solución fisiológica) que distiende la cavidad uterina. Con la técnica de visualización en 2D se evalúa la cavidad uterina durante la introducción del líquido. Por otro lado, la ecografía 3D permite además la captura del volumen del útero en pocos segundos, pudiendo almacenar el conjunto de datos para analizarlo una vez finalizado el procedimiento. La técnica de histerosonografía es especialmente útil para la visualización de patologías intrauterinas. Además, el empleo de medios de contraste (gel-espuma) basados en soluciones de burbujas de aire y suero fisiológico pueden aumentar la precisión del método diagnóstico. Sin embargo, no es eficaz en la determinación y evaluación de la permeabilidad de las trompas de Falopio.     Efectos adversos y complicaciones de la histerosonografía Existen situaciones en las que no se puede llevar a cabo la técnica. Entre ellas se incluyen: Incompetencia cervical. Estenosis cervical. Miomas Sinequias o síntomas que obligan a la finalización la prueba. En cuanto a los efectos adversos, los más frecuentes suelen ser el dolor pélvico y los síntomas que incluyen sudoración, náuseas, lipotimias y bajadas de tensión. Estos suelen aparecer en menos del 10% de las pacientes y de forma severa en aproximadamente el 1%. Los efectos adversos suelen ser más frecuentes en mujeres que todavía no han dado a luz y mujeres que ya han pasado la menopausia. Otras complicaciones poco frecuentes que dificultan la técnica son la salpingitis o inflamación de las trompas de Falopio, la enfermedad inflamatoria pélvica y la peritonitis. Contraindicaciones En cuanto a las contraindicaciones que recomiendan no realizar la prueba se encuentran: El embarazo. Cáncer en el tracto reproductor. Historial con infección pélvica documentada. Infecciones vaginales recurrentes. Pacientes con patología tubárica. Pacientes con factores de riesgo, como enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial o ictus, entre otras. Sangrado vaginal abundante.
Saco vitelino: ¿Qué es?
Artículo especializado

Saco vitelino: ¿Qué es?

Para el desarrollo del embrión y del feto, que dará lugar al nacimiento de una nueva vida a los 9 meses, se crean una serie de estructuras capaces de proteger y nutrir al feto durante su desarrollo y que se van modificando conforme avanza la gestación. Una de estas estructuras es el saco vitelino. ¿Qué es el saco vitelino? El saco vitelino (también denominado vesícula vitelina) se trata de una estructura embrionaria con forma de saco o bolsa adjunta al embrión que aparece en las primeras semanas de gestación y que es visible durante las primeras ecografías. Su evolución puede servir como marcador del progreso del embarazo en sus primeras etapas. Esta estructura tiene el objetivo de transferir nutrientes y oxígeno. Su presencia es fundamental para el desarrollo de la placenta y para establecer una circulación normalizada entre esta y el embrión. El saco vitelino se encuentra conectado a la abertura umbilical del embrión. Se forma en torno a la cuarta semana de embarazo y está rodeado de una membrana delgada que contiene líquido en su interior y presenta una pared interna rica en vasos sanguíneos. ¿Cuál es la función del saco vitelino? La principal función del saco vitelino es proporcionar los nutrientes y el oxígeno necesarios para que el embrión se desarrolle. También se encarga de producir las células sanguíneas para la formación de la placenta y las células sexuales que migrarán hacia las gónadas primitivas del embrión para dar lugar al desarrollo de sus órganos sexuales. Además, se encarga de eliminar los desechos metabólicos y el CO 2 , tratándose de una estructura visible en la ecografía dentro del saco gestacional. Saco vitelino en la ecografía En el seguimiento médico del embarazo, la vesícula vitelina puede servir, junto a otros elementos e indicadores, como marcador de la correcta evolución del embarazo durante los primeros tres meses. La ecografía transvaginal muestra el saco gestacional que puede identificarse ya con 2-3 mm de diámetro a las 2-3 semanas de embarazo (4-5 semanas desde la fecha de la última menstruación). El saco vitelino es la primera estructura que puede identificarse en el interior del saco gestacional. Se identifica como una estructura quística redondeada, de pared fina, dentro del saco cuando este alcanza los 6-8 mm, a partir de las 3,5 semanas de embarazo. El saco vitelino crece a un ritmo de 1 mm por semana hasta alcanzar 6 mm en la semana 10 y disminuye a partir de entonces, no siendo visible ya a las 12-13 semanas. Con 5 semanas de gestación, es posible observar por ecografía la vesícula vitelina dentro del saco gestacional, confirmando de esta manera que hay embrión y que la gestación es evolutiva (de lo contrario, podría suceder que el embrión no se desarrolle, dejando un saco gestacional vacío). El embrión se observa como una estructura de unos 2-3 mm, junto al saco vitelino. La forma y el tamaño desarrollado del saco vitelino son importantes, ya que pueden indicar que existe algún problema en el desarrollo del embarazo. Después de cumplir con su función de nutrir, oxigenar y recoger los deshechos del embrión, el saco vitelino suele desaparecer hacia la semana 12 de embarazo. Tras ello, la placenta debe haberse desarrollado adecuadamente para asumir esas funciones. ¿Qué pasa si no desaparece el saco vitelino? En torno a la semana 12 de embarazo el saco vitelino desaparece, pasando a desempeñar sus funciones la placenta, que hasta ese momento estaba en desarrollo. Efectivamente, el tamaño puede indicar un problema, especialmente cuando el diámetro del saco es superior a 9 mm o inferior a 3 mm después de la quinta semana. De igual modo, si el saco vitelino no desaparece y sigue estando presente después del primer trimestre de embarazo puede ser indicativo de problemas que suelen desencadenar un aborto natural, habitualmente porque el embrión no se ha podido llegar a desarrollar.
Analítica hormonal: ¿Cuándo realizarla?
Artículo especializado

Analítica hormonal: ¿Cuándo realizarla?

La analítica hormonal es una prueba específica para mujeres en la que se determinan los valores de hormonas reproductivas a partir de un análisis de sangre. ¿Qué son las hormonas femeninas? Las hormonas son mensajeros químicos que al liberarse producen distintas consecuencias en los órganos y tejidos diana. Más en concreto, las hormonas sexuales femeninas son las encargadas de controlar el ciclo reproductivo y menstrual de la mujer y la aparición de caracteres sexuales, entre otras cuestiones. El control de los niveles hormonales femeninos está regulado por el eje hipotálamo-hipófisis-ovario. El hipotálamo y la hipófisis son dos pequeñas áreas situadas en el cerebro que se encargan de regular la mayoría de las hormonas que circulan por el organismo (hormonas hipofisiarias). Además, se encargan de controlar la producción hormonal en los ovarios, cuyas hormonas sexuales liberadas (hormonas ováricas) regulan la función del aparato reproductor femenino, siendo también responsables de la aparición de los caracteres sexuales secundarios de la mujer. En caso de producirse alteraciones hormonales, estas se traducirán en trastornos del ciclo menstrual y fallos en la fertilidad, entre otros. Por ello, el análisis hormonal en sangre es una prueba esencial para valorar la fertilidad femenina. Hormonas hipofisiarias Las hormonas hipofisiarias (también llamadas gonadotropinas) más importantes son: La hormona folículo estimulante (FSH). Actúa sobre el ovario, favoreciendo el desarrollo y la maduración de los folículos ováricos, donde a su vez crecen y maduran los óvulos. La hormona luteinizante (LH). Se encarga de desencadenar la maduración folicular y la ovulación, lo cual conlleva la formación del cuerpo lúteo (folículo vacío tras la ovulación) y la secreción de progesterona por parte de éste. La hormona estimulante de la glándula tiroidea (TSH). Ejerce su acción sobre la glándula tiroidea, regulando su actividad. Prolactina . Durante el embarazo estimula la producción de leche en las glándulas mamarias y la síntesis de progesterona en el cuerpo lúteo. Hormonas ováricas Las hormonas previamente nombradas estimularán la liberación, en los ovarios, de las hormonas sexuales, que son: Estrógenos . El estradiol es una hormona estrogénica liberada por el folículo ovárico en crecimiento que, entre otras funciones, se encarga de activar la liberación de LH e inducir así la ovulación en cada ciclo menstrual. Además, junto a la progesterona, participa en la preparación del endometrio para la implantación embrionaria. Progesterona . Se trata de una hormona esteroidea liberada principalmente por el cuerpo lúteo y la placenta en caso de embarazo. Actúa durante la segunda fase del ciclo menstrual (fase lútea), preparando al endometrio para la implantación del embrión. También se encarga de mantener intacto el endometrio durante la gestación. Cuando no hay embarazo, el nivel disminuido de progesterona provoca la eliminación por vía vaginal del endometrio (menstruación). Hormona antimulleriana (AMH). Participa en la formación y desarrollo de los folículos. Permite valorar la reserva ovárica y la fertilidad de la mujer. ¿Cuándo deberías realizar la analítica hormonal? La analítica de hormonas en sangre se lleva a cabo para evaluar el nivel de las hormonas femeninas encargadas de regular el ciclo ovárico de la mujer. De este modo, permite valorar el potencial de fertilidad de la mujer. Junto con la ecografía transvaginal, la analítica de las hormonas basales permite definir el estado de la reserva ovárica de la mujer. Esto es de gran ayuda para determinar la cantidad total de ovocitos que tiene en sus ovarios y si ocurre la ovulación. Las principales hormonas que se analizan dentro de una analítica hormonal en la mujer incluyen: La hormona folículo estimulante. La hormona luteinizante. El estradiol. La progesterona. La hormona antimulleriana. La prolactina. La TSH. En cuanto al momento de realizar la analítica, lo ideal es poder llevarla a cabo entre el tercer y quinto día del ciclo menstrual (3 y 5 días después de la menstruación). Durante estos días es cuando las hormonas se encuentran en estado basal y pueden compararse con unos valores de referencia. Las excepciones son la progesterona, que debería hacerse el día 21 del ciclo para tener constancia de si la ovulación ha tenido lugar y la hormona antimulleriana, que puede realizarse en cualquier momento del ciclo menstrual. ¿Qué valores hormonales son normales? El correcto funcionamiento del eje hipotálamo-hipófisis-ovarios y sus correspondientes niveles adecuados de hormonas femeninas determinará un ciclo menstrual normal, incluyendo la ovulación y la potencial fecundación e implantación del embrión en el útero. La analítica hormonal arrojará unos valores para cada hormona femenina. Su comparación con los valores normales permitirá descartar o, en caso de encontrar diferencias respecto a los valores normales, ayudar al diagnóstico de patologías o trastornos que pudieran causar dichas diferencias. Los valores normales de referencia de las hormonas femeninas son: FSH . De 3 a 9 mUI/ml indica una buena reserva ovárica (esto es, una cantidad suficiente de folículos para obtener una gestación). Por el contrario, los valores entre 10 y 13 mUI/ml indican una reserva ovárica disminuida. Valores superiores a 13 suelen ser comunes en el inicio de la menopausia. LH . Los valores normales están entre 2 y 10 mUI/ml. Valores superiores a 20 mUI/ml indican que la ovulación está a punto de producirse. Los valores elevados al inicio del ciclo menstrual pueden estar motivados por situaciones como el síndrome de ovarios poliquísticos. TSH . Los valores normales se sitúan entre 0,2 y 4,7 mUI/ml. Valores por encima indican hipertiroidismo y por debajo, hipotiroidismo. Ambas alteraciones pueden influir negativamente en la ovulación y la fertilidad. Estradiol . Los valores al inicio de ciclo deben estar entre 27 pg/ml y 165 pg/ml. Aquellos valores por debajo de los 50 pg/ml muestran una reserva ovárica adecuada, mientras que niveles elevados pueden indicar la presencia de quistes o baja reserva ovárica. Progesterona . Los valores normales de progesterona el día 21 del ciclo se sitúan entre 5 y 20 ng/ml cuando se ha producido la ovulación con normalidad. El día 3, la progesterona debe ser menor a 1,5 ng/ml. Prolactina . En mujeres no embarazadas los valores normales se sitúan entre 0 y 20 ng/ml. Valores de prolactina superiores a 30 ng/ml indican que la regulación hormonal puede estar alterada y también la ovulación. En mujeres embarazadas lo normal es unos niveles de 10 a 300 ng/ml. AMH . La normalidad se sitúa entre 0,7 y 3,5 ng/ml. Niveles inferiores a 0,7 ng/ml indican una baja reserva ovárica. Por el contrario, valores por encima de 3,5 ng/ml pueden indicar una sobreestimulación ovárica producida por el tratamiento de reproducción asistida. Analítica hormonal en ayunas La extracción de una muestra de sangre para la analítica hormonal completa femenina se debe realizar en ayunas. La prueba debe realizarse entre el tercer y el quinto día de la regla, si se tienen menstruaciones.
Bótox preventivo: ¿Es necesario?
Artículo especializado

Bótox preventivo: ¿Es necesario?

El bótox es un tratamiento estético que, entre otros fines, es utilizado para reducir las arrugas faciales de expresión. También puede ser administrado de forma preventiva, tratando las zonas predispuestas a la aparición de arrugas para que estas no lleguen a darse. ¿Qué es el botox preventivo? Lo normal suele ser esperar hasta que aparezcan las arrugas para comenzar un tratamiento con bótox . El Botox es uno de los nombres comerciales de la denominada toxina botulínica tipo A, producida por una bacteria, el Clostridium botulinum , que actúa a nivel neurológico produciendo parálisis y relajación muscular por medio del bloqueo de la acetilcolina, el neurotransmisor encargado de comunicar el movimiento. Sin embargo, el más novedoso tratamiento de bótox preventivo utiliza la toxina botulínica para tratar las arrugas antes de que aparezcan. Los músculos faciales se contraen constantemente, arrugando la piel. A medida que se pierde elasticidad con el paso de los años, las arrugas dinámicas que solo aparecían con las expresiones de la cara al contraer los músculos, se pueden transformar en arrugas permanentes y profundas. En este sentido, el objetivo del tratamiento con bótox preventivo es suavizar el movimiento de los músculos faciales para reducir la aparición de líneas profundas y arrugas permanentes. Con el paso del tiempo, el uso recurrente de bótox debilita, de forma controlada, los músculos faciales, ralentizando el proceso por medio del cual las arrugas dinámicas que aparecen con las expresiones se transforman en arrugas estáticas, presentes en reposo. Qué partes de la cara puedes tratar con el botox preventivo El bótox se aplica con una aguja muy fina con la que se realizan punciones en las zonas en las que hay más predisposición a la aparición de arrugas a nivel intramuscular o subdérmico, inyectando pequeñas dosis de la toxina. En el caso del bótox preventivo, se suele aplicar en la zona del entrecejo, la zona situada alrededor de los ojos para la prevención de las “patas de gallo” y la zona central de la frente. Suele haber bastante coincidencia entre las partes de la cara en las que se utiliza el tratamiento de bótox terapéutico y el preventivo. La diferencia radica en que cuando se pretende prevenir la aparición de estas arrugas se administran dosis menores de la toxina botulínica en comparación con las dosis terapéuticas. ¿A partir de qué edad deberías aplicarte botox preventivo? No existe una edad universal a partir de la cual esté indicada la aplicación del tratamiento de bótox preventivo. En cada persona las arrugas comienzan a aparecer a una edad distinta en función de diversos factores. De este modo, los factores genéticos, junto con los hábitos de vida determinarán la edad y el grado de aparición de las arrugas. Entre los hábitos que pueden predisponer a una mayor aparición de arrugas están la alimentación, el hábito tabáquico y la exposición al sol. En cuanto al tratamiento con bótox, suele ser común esperar a que se hayan instaurado ya arrugas profundas y marcadas para empezar con él. Sin embargo, el concepto de prevención señala una utilización de la aplicación del bótox mucho más temprana, con el fin de atenuar el movimiento de los músculos que producen las arrugas, impidiendo que las líneas de expresión se desarrollen de manera sostensible en el futuro. En cualquier caso, debe ser el criterio del especialista en Medicina Estética o del Dermatólogo el que determine el momento adecuado y el grado de aplicación de medidas preventivas para evitar la aparición de arrugas y líneas de expresión. ¿Es efectivo el botox preventivo? Los resultados de efectividad del botox son muy elevados, tratándose de un procedimiento mínimamente invasivo, con gran seguridad y escasos efectos adversos. A nivel estético, cuando se utiliza el bótox a nivel terapéutico, una vez que las arrugas y líneas de expresión ya están presentes, el efecto del botox consigue una disminución significativa de las líneas de expresión y de las arrugas. Cuando estas últimas son más marcadas, se aconseja que este tratamiento se acompañe de otras técnicas de medicina estética para conseguir mejores resultados. Pensando en esos casos aparece el botox preventivo, para anticiparse a la instauración de esas arrugas y líneas de expresión profundas. De este modo, el tratamiento a largo plazo con botox ha mostrado la prevención efectiva del desarrollo de arrugas faciales visibles en reposo. La aplicación mantenida en el tiempo de forma preventiva promueve un proceso continuo de relajación muscular con un efecto positivo para el aspecto y salud de la piel. Bótox preventivo: precio El precio del tratamiento preventivo de botox a nivel estético varía en función de la cantidad que se debe utilizar y de la extensión que se desea tratar. Además, el coste dependerá de la clínica donde se realice el tratamiento y las ofertas o precios que se ofrezcan en cada una. De manera general, una sesión para la aplicación de botox en un área concreta de la cara (entrecejo, ojos, pómulos, boca, etc.) puede variar entre 150 y 350 euros, aproximadamente.
Piel grasa durante el embarazo: ¿Qué es y cómo cuidarla?
Artículo especializado

Piel grasa durante el embarazo: ¿Qué es y cómo cuidarla?

Durante el embarazo se producen cambios y modificaciones en el cuerpo de la madre con el fin de favorecer el desarrollo el bebé. De igual modo, algunas hormonas incrementan sus niveles, lo que tiene múltiples repercusiones, como la estimulación de ciertas glándulas y tejidos. Un ejemplo de ello lo constituye la aparición de piel grasa durante el embarazo, por la estimulación de las glándulas sebáceas de la piel. ¿Qué es la piel grasa? La piel grasa tiene lugar cuando se produce un exceso de sebo en las glándulas sebáceas. Los poros de la piel están dilatados y la piel se torna más gruesa. La seborrea también puede aparecer en el cuero cabelludo, dando lugar a un pelo más graso. La grasa y la piel Las glándulas sebáceas son las encargadas de producir el sebo. Se encuentran en la dermis y desembocan en los folículos pilosos. Las glándulas sebáceas se encuentran mayoritariamente en la cara, el cuero cabelludo, la espalda y el pecho. Aunque en menor cantidad, están también en el resto de la piel. La función del sebo es impermeabilizar la piel, mantener su pH ácido protector frente a microorganismos y proteger frente al fotoenvejecimiento, gracias a los antioxidantes que están presentes. Aunque la finalidad del sebo es hidratar y proteger la piel, cuando se produce un exceso de grasa, se favorece el sobrecrecimiento de bacterias y hongos en la epidermis. Esto puede dar lugar a la aparición de dermatitis seborreica en personas predispuesta que se manifiesta en forma de zonas descamativas en surcos nasogenianos, cejas y cuero cabelludo. Además, el exceso de grasa se muestra con zonas brillantes sobre las áreas centrales de la cara. Por otro lado, las mujeres con la piel grasa presentan una mayor predisposición a la aparición de acné debido a la oclusión de las glándulas sebáceas por el exceso de grasa y el sobrecrecimiento posterior de ciertas bacterias. ¿Por qué se produce la piel grasa en el embarazo? La piel grasa durante el embarazo es un síntoma habitual. La gestación determina que el cuerpo de la mujer embarazada experimente cambios hormonales, vasculares y metabólicos con implicaciones para la piel. En cualquier caso, es normal que la piel experimente alteraciones que pueden variar de una mujer a otra. Los cambios en la piel tienen lugar, especialmente, durante las primeras semanas de embarazo. La producción de sebo aumenta debido principalmente al aumento de los niveles hormonales de progesterona y estrógenos. Si bien el aumento de grasa se localiza en distintas partes de la piel, son más abundantes a nivel del rostro, el pecho y la espalda. Otro factor que puede contribuir a la aparición de la piel grasa durante el embarazo es la alimentación. De este modo, dietas con un contenido elevado en hidratos de carbono refinados, azúcar, lácteos y productos cárnicos pueden empeorar la piel grasa, mientras que las dietas altas en alimentos vegetales y fibra la mejoran. Cómo cuidar la piel grasa en el embarazo El exceso de grasa en la piel tiende a atrapar suciedad y microorganismos en los poros. De este modo, limpiar bien la piel es un elemento fundamental. Algunas recomendaciones para una correcta limpieza de la piel grasa durante el embarazo incluyen: Limpieza por la noche y la mañana . El sebo se produce día y noche, por lo que es importante que la limpieza se lleve a cabo por la noche y por la mañana. Utilizar productos para piel grasa no agresivos . Para la limpieza de la piel deben utilizarse productos formulados para piel grasa, evitando utilizar ingredientes irritantes o abrasivos que agredan la barrera de la piel. La utilización de un jabón agresivo solo promoverá la producción de más sebo. No utilizar productos con fragancias ni alcohol . Tampoco se recomiendan los exfoliantes de raspado por su efecto irritante para la piel. Hidratar la piel a diario. Utilizar protector solar con factor elevado no comedogénico para evitar hiperpigmentaciones hormonales, los denominados melasma o cloasma que son frecuentes en el embarazo. Si se utiliza maquillaje , preferir los que son a base de agua, no comedogénicos. ¿Cómo cambia la piel y la cara en el embarazo? Como se ha visto, el aumento de la secreción seborreica que ocurre principalmente por las modificaciones hormonales del embarazo puede dar lugar a la aparición de piel grasa y acné. Además de la cara grasosa en el embarazo, otra modificación que puede tener lugar con repercusiones sobre la piel y la cara se debe al aumento en la secreción de melanina, el pigmento que da color a la piel. En la cara se puede apreciar con un tono más oscuro o moreno de la piel y la aparición de pecas. En el resto del cuerpo, se puede apreciar especialmente en la línea alba del abdomen o en las areolas de los pechos. También es frecuente que durante el embarazo aparezcan fibromas de péndulo a nivel de cuello y submamarios que suelen desaparecer después del parto. Asimismo, se pueden oscurecer las pecas preexistentes. Para hacer el seguimiento de todos los cambios experimentados durante el embarazo, Savia pone a tu disposición a los mejores especialistas en Ginecología y Obstetricia .
Niacinamida: ¿Para qué sirve?
Artículo especializado

Niacinamida: ¿Para qué sirve?

La niacinamida es una vitamina implicada en múltiples funciones a nivel metabólico y de reparación celular. Entre otras, desempeña diversas acciones que son beneficiosas para la piel. ¿Qué es la niacinamida? La niacinamida es una de las formas químicas en las que se presenta la vitamina B3. Esta forma hidrosoluble de vitamina B se caracteriza por causar en caso de carencia una enfermedad, la pelagra. Aunque es muy poco habitual en nuestro entorno, puede cursar de manera grave con afectación a diversos niveles, causando dermatitis, diarrea y demencia. La vitamina B3 está presente en alimentos como frutos secos, carnes, pescados y alimentos de origen vegetal. La niacinamida es necesaria para el correcto funcionamiento del metabolismo de las grasas y de la glucosa, manteniendo las células sanas y jugando un papel importante en muchas reacciones de oxidorreducción en las que ejerce como antioxidante, entre otras funciones. En cuanto a la piel, la niacinamida participa en reacciones enzimáticas importantes que contribuyen a mantener la piel en buen estado. ¿Para qué sirve la niacinamida? La niacinamida es una sustancia que, junto con el resto de formas químicas que constituyen la vitamina B3, juega una función importante en el suministro de energía y la síntesis de nutrientes celulares. También participa en la síntesis y reparación del ADN, así como contrarrestando la oxidación y el envejecimiento celular. Niacinamida: para qué sirve en la piel La niacinamida presenta diversidad de aplicaciones para la piel. De este modo, su administración tópica a través de productos cosméticos ha mostrado su eficacia en las siguientes situaciones: Exceso de pigmentación . La niacinamida obstaculiza el paso de la melanina a las células de la epidermis evitando la formación de manchas. Acné . Algunos de los efectos de la niacinamida sobre la piel incluyen la capacidad antiinflamatoria, antibacteriana y reductora de la producción de sebo, todos ellos relacionados con la aparición del acné. Dermatitis . La niacinamida estimula la producción de ceramidas, que pueden contribuir a la mejora de los síntomas de la dermatitis. Niacinamida y el sol . Uno de los efectos de la niacinamida es la reparación del ADN de las células que ha sido dañado por la exposición a la radiación ultravioleta del sol, por lo que puede ser un agente preventivo del cáncer de piel. ¿Para quién está recomendada la niacinamida? Como se ha visto, la niacinamida presenta múltiples efectos que pueden ser beneficiosos para la piel, especialmente en personas con características específicas: Personas con piel seca y necesidades especiales de hidratación. La niacinamida contribuye a reparar la barrera cutánea, aumentando la producción de ceramidas y ácidos grasos. Personas con piel grasa y acné. La vitamina B3 tiene propiedades seborreguladoras y antiinflamatorias que ayudan a reducir la grasa de la piel y el acné. Personas con la piel envejecida. Otro efecto de la niacinamida es promover la producción de colágeno, disminuyendo las arrugas y aumentando la elasticidad de la piel. Además, su naturaleza antioxidante protege la piel del daño de los radicales libres y reparar los daños de la luz ultravioleta. Personas con manchas en la piel. La niacinamida mejora la textura y reduce la hiperpigmentación de la piel. Personas con tendencia a la irritación de la piel y pieles sensibles por su efecto calmante. Incorpora la niacinamida en tu rutina de belleza facial Por todo lo visto, es evidente que la incorporación de la niacinamida como principio activo en cosméticos puede ser beneficiosa para múltiples aspectos de la piel. Por vía tópica, la niacinamida se aplica en la prevención y el tratamiento de diversas enfermedades cutáneas, como la dermatitis atópica, el acné o las hiperpigmentaciones. Destaca su efecto antioxidante, protege frente a la contaminación de la piel por medio de la polución, es útil frente a los signos del envejecimiento, mejora el tono de la piel y afina los poros. En cualquier caso, no hay que olvidar que el aporte de nutrientes por medio de la dieta es esencial para mantener un buen estado de salud. Esto incluye el estado de la piel y su aspecto. De nada sirve aplicar un cosmético con niacinamida o cualquier otro componente activo si después la dieta muestra múltiples carencias y desequilibrios. En algunos casos puede ser recomendable tomar un suplemento de vitaminas del grupo B para subsanar estos desequilibrios. Debe tenerse en cuenta que en estados de estrés se consume más vitaminas B con lo cual sería importante aumentar su aporte mientras duren estas situaciones. De todos modos, una dieta rica en alimentos de origen vegetal con la inclusión de carnes y pescados asegurarán un aporte adecuado de vitamina B3. Por otro lado, la aplicación tópica de nicotinamida aumentará en la piel todos sus beneficios. Savia pone a tu disposición los mejores especialistas en medicina general para valorar tu salud y tus posibles estados carenciales. 
PLANES Savia

Telemedicina 24h.
Olvida los riesgos, las esperas y desplazamientos.

Videoconsulta, Chat médico, consultas telefónicas... Tú decides.

Ver planes Savia

Regístrate y elige el plan Savia que prefieres para empezar

Puedes probar nuestros servicios gratis con el Plan Basic o suscribirte a directamente al plan Premium. Además, si eres Premium tendrás un 10% de descuento en todas tus compras de pruebas, consultas o tratamientos en los mejores centros médicos.

Registrarte gratis
Comparar todos los planes