Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Artículos Especializados

Artículos Especializados

Semejanzas y Diferencias entre Gripe y Resfriado
Artículo especializado

Semejanzas y Diferencias entre Gripe y Resfriado

Cuando llega el invierno, las temperaturas bajan y, a su vez, las defensas de las personas disminuyen provocando que se multipliquen las enfermedades respiratorias. En esta época del año, es muy difícil distinguir los síntomas de la gripe y del resfriado común o del catarro. Son dolencias incomparables entre sí pero ambas, tienen algunos síntomas en común, ¿Sabrías distinguirlas? Para actuar de manera efectiva contra la gripe y el resfriado es importante saber diferenciar ambas dolencias. Las principales diferencias son: Ciclo de incubación Según la Organización Mundial de la Salud,  el tiempo que pasa entre la infección y la aparición de los síntomas de la gripe es de 2 días, pero oscila entre 1 y 4 días.  En cambio, el periodo de incubación del resfriado o catarro es de 18 a 36 horas. Duración de lo síntomas Los síntomas de la gripe suelen tener una duración más larga, aproximadamente unos 10 días. En cambio, el resfriado tiene menos complicaciones, en consecuencia la duración de sus síntomas es menor, aproximadamente de una semana. Además, se debe tener en cuenta que la tos, uno de sus síntomas, puede persistir hasta dos semanas. Congestión nasal y estornudos La congestión nasal y los estornudos son síntomas que se manifiestan de manera más frecuente en el resfriado, sobre todo en niños. Asimismo, estos síntomas también pueden manifestarse en la gripe aunque de manera ocasional. Dolor de garganta El dolor de garganta es un síntoma muy frecuente en un resfriado, aunque en la gripe también puede aparecer de manera esporádica. Tos La tos es un síntoma común que se manifiesta en ambas, aunque de manera diferente en cada una de ellas. En el resfriado, la tos que se manifiesta puede venir acompañada de mucosidad ya que esta, es un síntoma frecuente en esta dolencia. En cambio, en la gripe la tos que se produce es seca y sin mucosidad ya que, en esta enfermedad la congestión nasal no es usual. Fiebre La fiebre es el síntoma más característico. En el caso de la gripe, la fiebre es un síntoma muy frecuente y, en algunos casos, puede llegar  a ser muy alta (entre 38-40 ºC) , lo cual puede estar relacionado con una infección. Esta suele tener una duración de entre 3-4 días. En cambio, en el resfriado, es raro que esta aparezca, aunque puede darse el caso de que curse con algunas décimas de fiebre. Dolor de cabeza Los dolores de cabeza son muy intensos en la enfermedad de la gripe. Sin embargo, en el resfriado los dolores de cabeza surgirán de manera esporádica. Dolor muscular, articular y cansancio  El cansancio es muy intenso al principio de la gripe y puede llegar a durar hasta 3 semanas. No obstante, en el resfriado este síntoma suele ser muy poco frecuente y moderado. Por otro lado, el dolor muscular y articular suele aparecer ocasionalmente y de forma moderada en el resfriado. En cambio, en la gripe, estos síntomas están presentes diariamente y, a veces, pueden ser síntomas muy intensos. Por último, si quieres minimizar los síntomas de la gripe o del resfriado o quieres evitar la gripe o el resfriado sigue estas recomendaciones: Intenta evitar ambientes donde haya bajas temperaturas y humedad ya que, el contagio del virus de la gripe y el resfriado incrementa al bajar la temperatura. Come mucha fruta y verdura ya que, estos alimentos tienen muchas vitaminas y minerales. Esto te ayudará a tener una recuperación más rápida. Evitar el tabaco y el humo ya que irrita más la garganta y las mucosas. Para no contagiarse de la gripe hay que evitar entrar en contacto con otras personas que estén afectados por esta enfermedad. También, se tiene que realizar un lavado de manos de manera frecuente y de forma correcta para eliminar todo tipo de virus. Se recomienda beber mucho líquido como agua, zumos, sopas…Esto ayuda a eliminar mucosidad nasal y, además, impide la deshidratación. No es aconsejable tomar bebidas alcohólicas durante la gripe o el refriado. En cualquiera de los casos, lo más recomendable siempre, es acudir a tu médico de cabecera y consultarle todos tus síntomas.
Preguntas y Respuestas sobre la Vacuna de la Gripe
Artículo especializado

Preguntas y Respuestas sobre la Vacuna de la Gripe

La sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria expone que vacunarse anualmente es inevitable ya que, el virus de la gripe muta continuamente para evitar que las personas que se vacunan sean inmunes. Por este motivo, la Organización Mundial de la salud, cada dos años, sugiere la necesidad de actualización de esta. A continuación, daremos respuesta a las preguntas más frecuentes sobre la gripe resolviendo así, todas las dudas: ¿El virus de la gripe es una epidemia o una pandemia? El virus de la gripe muta continuamente. Por este motivo, la gripe es una epidemia que se propaga durante la época invernal. Cada cierto tiempo, el virus experimenta mayores cambios que implican un mayor índice de mortalidad, lo que lo convierte en una pandemia. ¿Qué personas es necesario que se vacunen del virus de la gripe? ¿Es obligatorio? En España la vacuna de la gripe no es obligatoria pero, desde el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social recomiendan que las personas mayores de 65 años y otros grupos de riesgo se vacunen para prevenir la enfermedad. ¿Cuáles son los grupos de riesgo a los que se le recomienda la vacuna de la gripe? Según el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, los grupos de riesgo que deben vacunarse según las recomendaciones de la Comisión Nacional de Salud Pública son: Personas mayores a partir de 65 años de edad. Niños/as mayores de 6 meses y adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares (excluyendo hipertensión arterial aislada) o pulmonares, incluyendo displasia bronco-pulmonar, fibrosis quística y asma. Niños/as mayores de 6 meses y adultos con: Enfermedades metabólicas, incluida diabetes mellitus. Obesidad mórbida. Insuficiencia renal. Hemoglobinopatías y anemias. Asplenia. Enfermedad hepática crónica. Enfermedades neuromusculares graves. Inmunosupresión, incluida la originada por la infección de VIH o por fármacos o en los receptores de trasplantes. Implante coclear o en espera del mismo. Trastornos y enfermedades que conllevan disfunción cognitiva: síndrome de Down, demencias y otras. Residentes en instituciones cerradas, de cualquier edad a partir de 6 meses, que padezcan procesos crónicos. Niños/as y adolescentes, de 6 meses a 18 años, que reciben tratamiento prolongado con ácido acetil salicílico, por la posibilidad de desarrollar un síndrome de Reye tras la gripe. Mujeres embarazadas en cualquier trimestre de gestación. Trabajadores de los centros sanitarios. Personas que por su ocupación trabajan en instituciones geriátricas o en centros de atención a enfermos crónicos. Personas que proporcionen cuidados domiciliarios a pacientes de alto riesgo o ancianos. Personas que conviven en el hogar, incluidos niños/as, con otras que pertenecen a algunos de los grupos de alto riesgo. Personas que trabajan en servicios públicos esenciales como  los policías, bomberos, servicios de protección civil, personas que trabajan en los servicios de emergencia sanitarias y trabajadores de instituciones penitenciarias y de otros centros de internamiento por resolución judicial. Personas que, por su ocupación, pueden estar en contacto con aves con sospecha o confirmación de infección por virus de gripe aviar. ¿Qué personas no es conveniente que se vacunen? Las personas que no deben vacunarse son: Los niños menores de 6 meses. Las personas que tengan alguna enfermedad aguda que cursa con fiebre alta es preferible que esperen hasta la completa desaparición de la fiebre. Personas que anteriormente se hayan puesto la vacuna antigripal y hayan tenido una reacción alérgica. Personas que tengan alergia al huevo o  a las proteínas del huevo. ¿Cuándo se debe poner la vacuna? La vacuna debe ponerse en la época en la que empieza a circular el virus. Por lo tanto, se debe de poner en los meses de octubre-noviembre en el hemisferio norte y, en el hemisferio sur, en marzo-abril. El periodo de vacunación en España comienza la segunda semana de septiembre y de octubre ya que, la vacuna empieza hacer efecto a las dos semanas del suministro de la misma. ¿La vacuna antigripal protege de todos los virus de la gripe? Esta vacuna no protege de todos los virus. La Organización Mundial de la Salud sugiere cada cierto tiempo, que cepas son las que provocaran la epidemia de la gripe. Por este motivo, no existe una garantía al 100 % de que la cepa del virus vaya a ser esa. ¿Cuántas dosis de vacuna es necesario poner? En adultos, se debe poner una sola dosis. En cambio, en niños mayores de 6 meses que no se han puesto ninguna dosis, se recomienda poner dos dosis con un intervalo de 4 semanas. ¿Qué puede pasar si una persona que pertenece a un grupo de riesgo no se vacuna? Cualquier persona que esté dentro de un grupo de riesgo y no se vacune, se expone a una alta probabilidad de contraer la gripe y, por lo tanto, no evita las complicaciones y la mortalidad de este virus. ¿Las personas que no están en ningún grupo de riesgo pueden vacunarse? Todas las personas pueden vacunarse. Si una persona que no está dentro de un grupo de riesgo decide vacunarse, reduce la posibilidad de contraer el virus de la gripelo que reduce el contagio de la enfermedad en personas que pertenecen a un grupo de riesgo. ¿La vacuna de la gripe es eficaz? Hoy en día, no existe una vacuna 100% efectiva. La vacuna de la gripe tiene una eficacia moderada. Esto se debe a que, cada año, el virus de la gripe es diferente y, aunque cada dos años la Organización Mundial de la salud sugiera cambios en la vacuna, no existe garantía de que los virus seleccionados vayan a ser los que originen la epidemia. ¿La vacuna antigripal tiene efectos secundarios? El efecto adverso más usual tras la administración de la vacuna es escozor y dolor en la zona de la inyección. Estos, normalmente perduran hasta 48 horas. En niños menores de 12 años y que es la primera vez que se vacunan, es más habitual, durante las primeras 12 horas, fiebre, indisposición y dolor muscular. Estos efectos secundarios perduran 1-2 días. ¿Qué precio tiene la vacuna antigripal? Si perteneces  a uno de los grupos de riesgo, la vacuna está subvencionada por la sanidad pública. En cambio, si no estás dentro de uno de los grupos de riesgo, necesitarás prescripción para adquirir la vacuna en una farmacia. El precio de una inyección precargada de una sola dosis está entre 7-15 € aproximadamente. ¿Se recomienda la vacuna en embarazadas? Si se recomienda que las mujeres embarazadas se vacunen. De hecho, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social clasifica a las embarazadas como un grupo de riesgo. ¿Deben vacunarse los bebés? No se recomienda que los menores de 6 meses se pongan la vacuna de la gripe. La vacuna solo está recomendada a partir de los 6 meses, en niños que tengan enfermedades crónicas cardiovasculares, neurológicas, pulmonares, metabólicas y obesidad mórbida, entre otras. ¿Vacunarnos de la gripe nos asegura que no vamos a tener la enfermedad? La vacuna de la gripe sirve para prevenir y proteger pero, aun así, puedes contraer la gripe ya que, antes de ponerte la vacuna, puedes haberte contagiado con el virus. Además, aunque te vacunes, hay riesgo de que puedas contraer la enfermedad ya que, el virus de la gripe experimenta continuas mutaciones.
Alimentación para deportistas
Artículo especializado

Alimentación para deportistas

Alimentación para deportistas de alto rendimiento La dieta que ingiere un deportista es muy importante, ya que afecta al rendimiento deportivo , a la recuperación del deportista y contribuye a minimizar el riesgo de lesiones. Esta dieta debe ser variada, equilibrada y rica en nutrientes , con suficiente cantidad en frutas y verduras, y constar de al menos 5 o 6 comidas diarias. La alimentación de un deportista de alto rendimiento debe personalizarse según el tipo de deporte que practica, la carga de cada entrenamiento y según su peso. Los hidratos de carbono son clave para el aporte enérgico que necesita un deportista profesional o de élite, por ello, es importante conocer cuáles son buenas fuentes de hidratos y tomarlos a diario. Los alimentos ricos en proteínas también son importantes para desarrollar y reparar los músculos. Además, se debe seguir una adecuada hidratación y reponer la pérdida de sudor con suplementación a base de sales minerales.   Dieta para deportistas Ejemplo de combinación de hidratos y proteínas ricas en nutrientes: leche desnatada con chocolate, 1 o 2 barritas especiales para deportistas, cuenco de cereales con leche desnatada, yogur de frutas con barrita de cereales, panecillo con queso y un plátano, batido de frutas, sándwich de pan con carne y ensalada, tallarines y carne o salteado de arroz. Desayuno para deportistas Un deportista debe tomar un desayuno equilibrado para un correcto aporte de nutrientes. El desayuno debe realizarse 2 o 3 horas antes del ejercicio. Una buena combinación es la basada en lácteos con cereales y fruta . Los lácteos aportan proteínas y contienen calcio, los cereales aportan energía duradera y, la fruta, vitaminas y minerales. Son alimentos aptos para el desayuno: yogures, leche, queso, cereales, pan integral con aceite y tomate o mantequilla y mermelada, salmón ahumado, fruta fresca, etc. Comida para deportistas La comida de un deportista debe estar preparada, preferiblemente, al vapor, guisada, asada, cocida o a la parrilla. Y debe incluir ensaladas, verduras, sopas, legumbres, carne magra, pollo, pavo, pescado, huevos, etc. Como postre , la mejor opción es un yogur de frutas. Cena para deportistas La cena puede consistir en cremas de verduras, gazpachos, sopas, ensaladas, verduras, arroces, carnes magras, pescados, huevos, patata, etc. con yogur o fruta para terminar. Variedad de alimentos para deportistas   La dieta de un deportista debe ser equilibrada y variada . Los alimentos que no pueden faltar en ella son:   Pescados; bacalao, pescadilla, rape   Carnes; preferiblemente las blancas, pollo, pavo, conejo   Verduras de color intenso   Frutas; como plátano, aguacate y melón   Lácteos desnatados, leche, yogur   Patata   Huevo   Cereales, preferiblemente integrales   Aceite de oliva   Los elementos fundamentales para deportistas   Hidratos de carbono: 50-60% del total de calorías ingeridas la mayor parte de la ingesta de los HC deben ser complejos como cereales, verduras y patata, el menor porcentaje corresponderá a los hidratos simples como el azúcar y dulces   Proteínas: 10-15%   Grasas: 30-35%   Agua   Minerales, que pueden encontrarse en productos lácteos   Vitaminas   Menú esquemático para deportistas Un deportista de alto rendimiento debe hacer 5 o 6 comidas que pueden consistir en: Desayuno: cereales con leche, rodajas de pan con mermelada y zumo de naranja. Después del primer entrenamiento: un panecillo integral con membrillo, yogur, fruta y una bebida energética. Comida : pan o patata con legumbres, plátano y yogur. Después del segundo entrenamiento: pan integral con miel, plátano o pasas y bebida energética. Cena: pasta con salsa de tomate y brócoli hervido, una manzana, arroz con leche bajo en calorías y zumo. Tentempié adicional: dos yogures naturales y cereales integrales. Nutrición para deportistas Los días de entrenamiento duro se debe contar con reservas adecuadas de hidratos de carbono en los músculos para que actúen como fuentes de energía y ayudar a conseguir sus metas. Con una carga de entrenamiento muy alta (4 o 5 horas diarias) se deben consumir de 8 a 12 g/kg/día de hidratos de carbono (gramo por kg de peso del deportista), si la carga es moderada con realización de ejercicio de 1h al día 5-7 g/kg/día y si es alta, de 1 a 3 horas al día, 6-10 g/kg/día.   En los tentempiés previos o posteriores al ejercicio se puede realizar un aporte extra de hidratos de carbono. Cuando se requiere una recuperación rápida de las reservas de hidrato de carbono del músculo, se tiene que consumir inmediatamente después del entrenamiento alimentos y bebidas ricos en hidratos de carbono para recargar de forma rápida. Aproximadamente, 1 g por kg de masa corporal por hora. Alimentos para el día de la competición Si la competición es por la mañana , el desayuno debe ser ligero, sin abusar de las proteínas ni de alimentos con alto contenido en grasa (como huevos y bacon), y hay que realizarlo 2 o 3 horas antes de la misma. Ejemplo: tostada con miel. Si la competición es por la tarde, se puede realizar un desayuno abundante rico en hidratos de carbono pero realizar una comida ligera . Por ejemplo: ensalada de lentejas con quinoa. 30 minutos antes de la prueba, hay que comer un tentempié a base de hidratos de carbono de fácil digestión y poca fibra. Por ejemplo: plátano, manzana o naranja, nueces, pasas, galletas integrales o cereales. Otros ejemplos de diferentes combinaciones de alimentos para una comida pre-competición : cereales con leche y un plátano, pan con una capa gruesa de miel, arroz cocido y pan, crepes con sirope, barrita deportiva y suplemento alimenticio líquido o batido de frutas.
Recomendaciones dietéticas para deportistas
Artículo especializado

Recomendaciones dietéticas para deportistas

Cómo debe comer un deportista Un deportista debe seguir una dieta equilibrada y adaptada a sus entrenamientos y peso corporal, no solo para estar sano, sino también para optimizar el rendimiento, tener una correcta recuperación y prevenir lesiones. Se recomienda tomar, además, suplementos de vitaminas y minerales. Plan de alimentación para deportistas Antes, durante y después de realizar ejercicio físico intenso de más de 1 hora de duración, se deben consumir hidratos de carbono y llevar una ingesta adecuada de líquidos también, para conseguir la correcta hidratación diaria . Un deportista debe ingerir más proteínas que el resto de la población, normalmente, entre 1,2 y 1,8 kg/día. Si requiere un aumento de masa muscular, esta cantidad hay que aumentarla. Qué comer antes del entrenamiento Antes del entrenamiento se recomienda comer alimentos con bajo índice glucémico y, la comida previa, debe ser rica en hidratos de carbono. Esta comida debe realizarse unas 3 horas antes. Por ejemplo, se puede comer arroz, avena, plátanos, fideos, batata o un snack. Qué comer después del entrenamiento Después del entrenamiento hay que recuperar el glucógeno y la proteína muscular, aprovechando la ventana metabólica que transcurre antes de 30 o 45 minutos después de acabar el ejercicio. Por ejemplo, yogur, manzana y nueces, barrita deportiva recuperadora, pan con queso y membrillo, arroz con jamón y pasas, pan con jamón y un plátano, etc. Desayuno para deportistas El desayuno para un deportista debe contar con alimentos de fácil digestión, con un aporte de hidratos de carbono simples y complejos (cereales y frutas), una cantidad de proteína moderada (frutos secos y semillas) e hidratación o alimentos que hidraten. Limitando las fibras y grasas. Ejemplo de desayuno: vaso de leche desnatada, un puñado de cereales, rebanada de pan integral con tomate y aceite y una pieza de fruta. Comida para deportistas La comida para deportistas debe incluir verduras, legumbres, sopas con carnes magras, pescado o huevos y fruta y, se debe preparar guisada, al vapor, asada, cocida o a la parrilla. Cena para deportista La cena más apropiada para deportistas consiste en cremas de verduras, sopas, ensaladas, arroz, carnes magras, patata, pescados, etc. con yogur o fruta de postre. Las horas de comer para un deportista Las horas de comidas deben adaptarse en función de sus horarios de entrenamiento. Se debe comer algo cada 3 horas para mantener los niveles de glucosa y disponer de la energía necesaria, evitando la fatiga. Hay que realizar 5 o 6 comidas al día : consistentes en un desayuno temprano, unas 3 horas antes de la actividad física, a medio día un tentempié, una merienda alrededor de las 6 horas de la tarde y sobre las 9 horas, la cena. Y, un poco antes de acostarse, se puede tomar otro tentempié. Dieta para deportistas La dieta para un deportista se recomienda que sea de al menos 5 comidas, 3 de ellas con mayor aporte energético.   Desayuno: leche con pan, mantequilla y miel.   Tentempié de media mañana: leche, galletas, queso y fruta.   Comida: ensalada de legumbres frescas, carne magra, arroz, pan, yogur y fruta   Merienda: galletas, queso, leche o yogur y fruta.   Cena: ensalada de verduras, patata y huevo, pescado, pan y leche.   Productos que evitar si eres un deportista Un deportista debe evitar el consumo de hojaldres , preparados ricos en grasas y muy condimentados, verduras flatulentas como la coliflor, repollo o coles, grasas saturadas, productos precocinados, frituras, mayonesas y salsas y bollería, embutidos, azúcares y bebidas carbonatadas, entre otros. Nutrición deportiva  La nutrición deportiva tiene el objetivo de ofrecer al deportista una alimentación adaptada a sus necesidades y a su gasto energético que garantice un equilibrio nutricional de hidratos de carbono, proteínas, grasas (macronutrientes), vitaminas y minerales (micronutrientes) y fibra y líquidos, para reponer lo consumido durante el entrenamiento y la sudoración. Para mantener la insulina constante conviene no dejar pasar más de 1 hora desde que te levantas hasta que desayunas, ni más de 4 o 5 horas entre comidas, es importante hacer un tentempié previo al entrenamiento y después, antes de que transcurra 1 hora. En todas las comidas debe haber hidratos de bajo índice glucémico, proteínas y grasas saludables (aceite de oliva, aceitunas, frutos secos o aguacate), siendo la cena más ligera que la comida siempre. El consumo de líquidos debe ser constante y progresivo.
Vitaminas diarias de los deportistas
Artículo especializado

Vitaminas diarias de los deportistas

Las funciones de las vitaminas Las vitaminas son micronutrientes, elementos complejos de composición muy diversa. Participan de forma activa en el control de los procesos para la obtención de energía y en la síntesis de multitud de sustancias y estructuras vitales (enzimas, hormonas, proteínas, etc.). Algunas también tienen otras funciones muy específicas. El organismo necesita un mayor aporte de vitaminas cuando hace un gran gasto de estos nutrientes, tal y como como sucede al realizar ejercicio físico. Suplementos vitamínicos con mayor poder antioxidante Los antioxidantes previenen o retrasan algunos tipos de daños a las células. Estas sustancias se pueden encontrar en algunas frutas y verduras (como tomate, brócoli, chocolate negro, aceite de oliva virgen, ajo, granada, frutos secos, uvas, té verde, canela, alcachofas, etc.) o en suplementos dietéticos. Ejemplos de antioxidantes: Betacarotenos Luteína Licopeno Selenio Vitamina A Vitamina C Vitamina E Vitaminas Hidrosolubles Las vitaminas hidrosolubles son aquellas que se disuelven en agua. Vitamina B1 o tiamina: actúa en el metabolismo de carbohidratos, grasas, glucosa, alcohol y aminoácidos. Ayuda a mantener el correcto funcionamiento del sistema nervioso y digestivo. Se encuentra en la levadura de cerveza, legumbres, cereales, frutos secos, leche, pescado, carne y yema de huevo. Vitamina B2 o riboflavina: interviene como cofactor enzimático en procesos de oxidación de glúcidos, lípidos y proteínas. Es necesaria en la formación y mantenimiento de tejidos como la piel y mejora la visión. Se encuentra en pollo, pescado, lácteos, levadura de cerveza, espárragos, brócoli y espinacas. Vitamina B3 o niacina: actúa como cofactor de óxido reducción enzimático, para la degradación y utilización energética de los nutrientes. Se puede encontrar en carne, hígado, levadura de cerveza, pescado, cereales integrales y frutos oleaginosos. Vitamina B5 o ácido pantoténico: es imprescindible para la vida, para formar la coenzima-A, fundamental en el metabolismo y síntesis de carbohidratos, proteínas y grasas. Se encuentra en alimentos como brócoli, aguacates, arroz, carnes alfalfa y jalea real. Vitamina B6 o piridoxina: esencial en la síntesis y metabolismo de los aminoácidos y proteínas. Interviene en la formación de serotonina, regulando la función cerebral y mejorando el estado de ánimo, sueño y estrés. Se encuentra principalmente en las vísceras de las carnes, levadura, cereales integrales, germen de trigo, pescado, huevos, soja, nueces y cacahuetes. Vitamina B7, H o biotina: interviene en el metabolismo de los hidratos, aminoácidos y purinas y juega un papel importante en la metabolización de la leucina. Se encuentra en cereales integrales, yema del huevo, verduras e hígado. Vitamina B9 o ácido fólico: esencial para el crecimiento y desarrollo de las células. Participa también en la formación de los glóbulos. Se prescribe a mujeres embarazadas o que desean quedarse en estado de embarazo. Se encuentra en espárragos, espinacas, guisantes, lechuga, zanahoria, tomate, huevo, hígado y pan. Vitamina B12 o cianocobalamina: favorece el desarrollo del sistema nervioso y el crecimiento general de la persona. También interviene en el metabolismo de proteínas, hidratos y grasas. Es imprescindible para que la médula ósea funcione correctamente. Se puede encontrar en riñones, hígado, carne, pescado, huevos, queso y leche. Vitamina C o ácido ascórbico: es un potente antioxidante que participa en la formación de colágeno, carnitina, hormonas y aminoácidos. Actúa como antiinflamatorio, inmunológico y antihistamínico. Favorece la distribución de nutrientes y oxígeno con menor gasto cardiaco y disminuye la frecuencia cardiaca. Se encuentra en cítricos, hortalizas y verduras. Vitaminas Liposolubles Las vitaminas liposolubles se disuelven en grasa o aceites. Vitamina A o retinol: fundamental para el correcto estado de las mucosas, función visual y el desarrollo óseo. Es muy buen antioxidante. Se encuentra en leche, yema del huevo, verduras de hoja verde, zanahoria y frutas tropicales. Vitamina D o calciferol: participa en el mantenimiento de sistemas y órganos, regula los niveles de fósforo y calcio, imprescindible para la musculatura y el sistema nervioso. Se encuentra en la leche, nata, hígado, pescado azul, frutos secos y grasa animal. Vitamina E o tocoferol: tiene propiedades antioxidantes, beneficiosa para la circulación, la vista y la prevención del Párkinson. Toma parte en la estabilidad de los ácidos grasos poliinsaturados. Se encuentra en aceites vegetales, germen de trigo, vegetales de hoja verde y semillas de soja. Vitamina K o filoquinona: interviene en el proceso de coagulación. Se encuentra en vegetales de hoja verde como brócoli, espinacas y lechuga, fruta y carne. La necesidad de vitaminas En un estilo de vida compuesto por una dieta equilibrada y variada , con realización de ejercicio periódico y sin exposición a contaminación medioambiental, consideraríamos que no es necesario un aporte extra de vitaminas ni de otro nutriente. Pero, seguir un estilo de vida ideal y perfecto es complicado, por lo que, cuando sometemos al organismo a un gasto mayor de vitaminas , como ocurre durante la práctica de ejercicio físico (y en especial, ejercicio de resistencia, en el que hay un aumento del metabolismo), se necesita un suplemento o aporte mayor de vitaminas. Con el fin, no solo de mejorar su rendimiento deportivo, sino también para salvaguardar la salud del deportista.
Ejercicio para personas diabéticas
Artículo especializado

Ejercicio para personas diabéticas

Beneficios de la actividad física en el control de la diabetes La actividad física ayuda a que las células se vuelvan más sensibles a la insulina y funcionen de forma más eficiente. Por tanto, practicar ejercicio regular contribuye a reducir el nivel de glucosa y a mejorar el nivel de hemoglobina A1C (mide la evolución del azúcar en sangre) y, consecuentemente, puede hacer que el paciente diabético tenga la necesidad de tomar menos pastillas para el control de la diabetes y usar menos insulina. Además, el ejercicio es imprescindible para el bienestar general y la salud de cualquier persona. No obstante, para un diabético, es importante hacerlo de forma controlada. El ejercicio ideal para personas diabéticas El ejercicio ideal para personas diabéticas es aquel con el que, sobre todo, se encuentre cómodo . La mejor opción es realizar ejercicio aeróbico combinado con ejercicio de resistencia. Qué precauciones tomar Para evitar que la glucosa suba o baje demasiado, hay que planificar con tiempo el ejercicio y adaptarlo a las comidas , y conocer cómo suele responder la glucosa al ejercicio físico. Para ello, se debe medir con frecuencia el nivel de glucosa en sangre tanto antes, como durante y después de cada sesión de entrenamiento. Si la tendencia es que el nivel de glucosa baje antes del ejercicio , es recomendable comer un bocadillo antes o llevar algún alimento o bebida rica en carbohidratos para que suba rápidamente. Si la tendencia es que baje durante o después del ejercicio, se debe acudir al médico para ajustar tratamiento y actividad. Hay que verificar la glucemia antes de practicar el ejercicio: Si esta es menor a 100 mg/dl, hay que tomar antes de la práctica deportiva un suplemento como un bocadillo, fruta, galletas o una bebida energética. Si se encuentra entre 100 y 150, no hay riesgo. Si supera los 250 mg/dl, se debe terminar con la sesión. La persona diabética, al practicar ejercicio, debe llevar siempre encima caramelos , sobres de azúcar, geles de glucosa o zumos. Por tanto, hay que administrarse una cantidad extra de hidratos de carbono antes o durante el ejercicio, o reducir la dosis de insulina. Especialmente si se presenta algún síntoma de hipoglucemia.   Al inyectarse la insulina , debe hacerlo en grupos musculares que no se movilicen durante el ejercicio.   Se tiene que evitar realizar el ejercicio en condiciones climatológicas extremas y en periodos de descontrol metabólico. Hay que mantenerse correctamente hidratado durante todo el día. Preparación para el ejercicio Conviene que un médico realice una evaluación previa antes de iniciar la práctica deportiva, evaluando el estado cardiovascular, así como posibles complicaciones de la diabetes que puedan verse afectadas por el ejercicio que se va a realizar, e informarse sobre el efecto previsto de cada ejercicio sobre los niveles de glucosa.   El ejercicio debe ser de carácter progresivo y adaptado al nivel de cada persona. Es recomendable llevar un registro de los entrenamientos con las modificaciones realizadas en la insulina y en el consumo de hidratos. Selección del tipo de ejercicio   Si nunca se ha realizado ejercicio , se recomienda comenzar con tan solo 10 minutos al día e ir aumentando y, preferiblemente, empezar caminando. Ejercicios aeróbicos como caminar, correr, ciclismo o natación son hipoglucemiantes, mientras que los de corta duración y alta intensidad como saltar, sprint, combates o entrenamientos de fuerza, son ligeramente hiperglucemiantes. Adaptación de la diabetes La adaptación de la diabetes en la práctica de ejercicio consiste en programar un plan de actuación con cambios en las pautas de insulina y del consumo de hidratos de carbono.   Al practicar ejercicio físico, se debe compensar el consumo de glucosa aumentando el aporte de hidratos de carbono y/o reduciendo la dosis de insulina. (A más intensidad y mayor duración del ejercicio, mayor consumo de glucosa.) Atención a los retos Marcarse retos deportivos está bien para mantener la motivación y no abandonar el ejercicio, pero la progresión debe ser más lenta de lo habitual para poder adaptar el tratamiento de la diabetes. Diabetes y ejercicio intenso Si se realiza ejercicio intenso , se debe disminuir la dosis de insulina e ingerir hidratos durante la práctica deportiva. Cada 30-45 minutos hay que consumir de 10 a 20 g de HC.   Diabetes y ejercicio físico   Si el ejercicio es breve o moderado , hay que controlar la glucemia antes, durante y después y, si además, es de mediana duración (de 60-90 min.) ingerir de 15 a 20 g de Hidratos de Carbono si la glucemia es baja, sin necesidad de modificar la dosis de insulina.   Tabla de ejercicios para diabéticos Cada sesión de ejercicio para diabéticos puede constar de 30 minutos de ejercicio aeróbico moderado durante 5 días a la semana. Entre el ejercicio aeróbico destacan prácticas como caminar rápido, ir en bici, nadar, bailar, subir escaleras, etc. Y, ejercicio con pesas o bandas de resistencia durante al menos 2 o 3 días a la semana. 
Cambios en tu día a día para vivir con la hipertensión
Artículo especializado

Cambios en tu día a día para vivir con la hipertensión

Causas y tipos de hipertensión La hipertensión arteria l (HTA) ocurre cuando la sangre fluye por las arterias a una presión más alta de lo normal de manera crónica (valores iguales o mayores a 140 mm de HG de presión sistólica y 90 mm de Hg de presión diastólica). Este problema puede ser debido a diferentes causas como un inadecuado estilo de vida, mala alimentación, la edad avanzada, la genética o el consumo de ciertos medicamentos. Por ejemplo, afectan factores como una dieta rica en sal o grasas, problemas renales crónicos, diabetes, colesterol alto, obesidad, estrés, algunos medicamentos anticonceptivos, fumar, etc. Existen dos tipos de hipertensión arterial: Hipertensión primaria o esencial: es la más común y se denomina así cuando no existe causa conocida. Hipertensión secundaria: cuando sucede por un problema de salud o a consecuencia de la ingesta de un medicamento determinado. Síntomas y consecuencias La mayoría de personas no presentan síntomas, otras pueden sentir dolor de cabeza, sangrado nasal y dificultad para respirar, especialmente cuando el trastorno está ya en una etapa grave. La hipertensión arterial prolongada puede afectar a la salud con consecuencias como retinopatía o derrames oculares, daño renal, estrechamiento y pérdida de elasticidad de las arterias, hipertrofia y dilatación del corazón.   Recomendaciones nutricionales Algunas recomendaciones nutricionales para reducir la hipertensión arterial son disminuir el consumo en sal y limitarlo a menos de 2300 mg/día, bajar de peso, aumentar la ingesta de alimentos ricos en potasio como frutas y verduras, comer menos grasas saturadas , embutidos y fritos, consumir lácteos semidesnatados o desnatados, escoger alimentos de proteína magra como pescado, pavo, conejo y pollo sin piel, realizar 5 comidas al día, seguir una dieta equilibrada y sana, beber agua embotellada baja en sodio, y reducir el consumo de cafeína y de bebidas estimulantes, entre otras.   Para potenciar el sabor de los alimentos sin el uso de sal se puede cocinar al vapor para conservar mejor el sabor de cada alimento, utilizar aceites con sabor potente como el aceite de oliva virgen y usar condimentos como especias (azafrán, clavo, canela, nuez moscada o pimienta) o hierbas aromáticas (albahaca, eneldo, perejil, orégano, romero, tomillo, laurel, hinojo, vainilla, etc.). También es importante leer bien el etiquetado nutricional de los productos para elegir los que tengan menor cantidad de sodio y de grasas saturadas. Dieta para la hipertensión Una dieta adecuada para personas con hipertensión consiste en realizar 5 comidas al día variadas y equilibradas que incluyan: Desayuno: infusión/leche desnatada/café/yogur con cereales/galletas/pan con aceite o mermelada/ y una pieza de fruta. Media mañana: yogur de frutas desnatado/queso desnatado o fresco/infusión con barrita de cereales/zumo/biscotes de pan. Comida: legumbres/verduras/pasta/arroz con carne magra/pescado y fruta. Merienda: café/infusión/yogur desnatado/queso desnatado con biscotes de pan/galletas/barrita de cereales. Cena: verduras a la plancha/patatas guisadas/sopa/menestra con pescado a la plancha o al horno/huevo revuelto/carne a la plancha y fruta. Ejemplo específico de una dieta para un día completo: Desayuno : infusión con leche desnatada, pan con aceite y una pieza de fruta. Media mañana: yogur desnatado con una barrita de cereales. Comida: Espinacas con setas, pollo a la naranja, pan y fruta. Merienda: yogur desnatado de frutas y 3 galletas. Cen a: patatas guisadas con puerros, lenguado a la plancha, pan y fruta. Cómo mantener un estilo de vida cardiosaludable  Para mantener un estilo de vida cardiosaludable se debe mantener un control adecuado y estable del peso corporal, practicar ejercicio físico moderado de forma regular, evitar fumar y el consumo de bebidas alcohólicas, seguir una dieta saludable y equilibrada, saber manejar el estrés mediante técnicas de relajación y llevando una vida tranquila, y controlar de forma periódica los niveles de colesterol, la tensión arterial y la glucosa. 
Gripe en niños: síntomas y tratamientos
Artículo especializado

Gripe en niños: síntomas y tratamientos

Síntomas de gripe en niños La gripe es una infección vírica aguda que produce, de manera general, una inflamación del aparato respiratorio con síntomas en la nariz, garganta y pulmones y, a veces, se pueden confundir con procesos respiratorios de vías altas de origen vírico o bacteriano. Los síntomas de la gripe varían desde leves a otros más graves e, incluso, en algunos casos, puede provocar la muerte. Estos pueden ser: En recién nacidos y lactantes , los síntomas son poco característicos y difícil de reconocer a simple vista como son: Irritabilidad  Alteración en la respiración  Inapetencia  Vómitos  Diarrea y dolor abdominal Poca elevación de la temperatura En niños de 1 a 5 años , los síntomas suelen ser: Fiebre alta Ojos irritados o enrojecidos Falta de apetito  Somnolencia     Otros síntomas generales son: Fiebre Rinitis o congestión nasal Faringitis y dolor de garganta Dolor abdominal, diarrea y vómitos Dolor muscular Dolor de cabeza  Escalofríos Fatiga                                                                                          Tratamiento de gripe en niños El tratamiento para la gripe es, de manera general, para aliviar los síntomas . Los fármacos más empleados son el paracetamol y el ibuprofeno para bajar la fiebre cuando esta supera los 38ºC.  No administrar antibióticos , salvo indicación médica, debido a que la gripe es una enfermedad vírica y no bacteriana.  No se debe dar ácido acetil salicílico (Aspirina) en los procesos gripales por su relación con el Síndrome de Reye (síndrome cerebral agudo súbito y alteración en la función hepática).  Tampoco se deben dar antitusivos o antiinflamatorios por los efectos colaterales que tienen, salvo en casos concretos.  Otras medidas a tomar son: Aumentar la ingesta de líquidos, aunque el niño no lo pida. Se recomienda la administración de manera más frecuente y en menor cantidad para evitar los vómitos y la deshidratación.  Humidificar el ambiente para evitar que se reseque la nariz y garganta Airear la habitación y evitar un ambiente caliente que pueda favorecer el paso de virus y bacterias. Aumentar los alimentos ricos en vitaminas para reforzar el sistema inmune.  Hacer lavados de nariz con suero fisiológico, para favorecer la expulsión de moco y destapar la nariz. Mantener al niño en una posición un poco incorporada durante el sueño para evitar que el moco tapone la nariz y dificulte la respiración. No tener al niño con demasiada ropa de abrigo. Evitar los cambios bruscos de temperatura. Administrar la vacuna antigripal a partir de los 6 meses en caso de padecer enfermedades crónicas como asma, diabetes, afecciones renales o del sistema inmune. En caso de niños menores de 6 meses, se administra la vacuna a los demás miembros de la familia. Prevención de gripe en niños La gripe es una enfermedad muy contagiosa que se transmite de persona a persona a través del aire por la tos, los estornudos o simplemente al hablar. Las partículas que se expulsan pueden alcanzar el sistema respiratorio, llegando incluso a los alvéolos pulmonares. También quedan impregnadas en las manos, ropa, juguetes u otros objetos favoreciendo la transmisión y contagio de la enfermedad.  Mientras duren la tos y los estornudos , existe riesgo de contagio, por lo que es muy importante tomar medidas de prevención como, por ejemplo:  Lavado de manos, tanto de los mayores como de los bebés, con agua y jabón de manera frecuente Lavar con frecuencia los juguetes u otro objetos que pueda chupar el niño Ventilar la habitación al menos 10 minutos para evitar la proliferación de virus  Enseñar a los niños a taparse la nariz y la boca al toser o estornudar con un pañuelo o  el brazo Evitar que los niños estén en sitios cerrados y con mucha aglomeración de personas No fumar en casa Evitar que compartan juguetes, chupetes u otros objetos que han podido estar en contacto con saliva (muy difícil en el caso de ir a escuela infantil) Evitar llevarle a la guardería o colegio si está enfermo Ofrecerle una alimentación rica en vitaminas A, C y E (frutas y verduras) Mantener una buena hidratación, se aconseja una media de 50-60 ml de agua por kg de peso. Un niño de 10 Kg debería beber medio litro de agua al día. Favorecer las actividades físicas al aire libre, aunque haga frío, ya que los virus no se encuentran en el aire fresco y limpio Diagnóstico de gripe en niños Se puede diagnosticar un caso de gripe en el niño cuando los síntomas que tiene coincide con la presencia de un brote o epidemia en ese momento en la población donde resida. Es importante hacer un diagnóstico diferencial con un resfriado común, ya que comparte los síntomas como afectación más leve de garganta, faringe e irritación de ojos y que puede cursar con o sin fiebre, pero con una duración de convalecencia de tan solo de 3-4 días.  El cuadro gripal causa una afectación más agudizada del estado general del niño, mayor temperatura y con una duración de 7-10 días. Una de las pruebas de laboratorio utilizadas para el diagnóstico de  la gripe es el aislamiento y cultivo de una muestra de la mucosidad nasal o faríngea expectorada, pero se trata de un proceso lento porque tarda varios días en obtenerse los resultados. 
Gripe en embarazadas síntomas y tratamientos
Artículo especializado

Gripe en embarazadas síntomas y tratamientos

Síntomas de la gripe en el embarazo Los síntomas de la gripe en embarazadas son los mismos que para cualquier otra persona. Estos pueden ser:  Fiebre elevada de 39º y 40º C  Malestar general Decaimiento o fatiga Dolor muscular y articular Escalofríos Mareo Dolor de cabeza Náuseas y vómitos Tos seca, estornudos y rinorrea Dolor de garganta  Cómo prevenir la gripe en el embarazo Es importante seguir una serie de consejos para prevenir la gripe, sobre todo en la mujer embarazada como, por ejemplo: Evitar estar en contacto con las personas afectadas durante los primeros días de la enfermedad Realizar un lavado frecuente de manos, sobre todo al llegar a casa, antes y después de las comidas, en los sitios públicos o si se ha estado con personas enfermas de gripe No tocarse la nariz, ojos y boca en lugares públicos donde se han podido tocar objetos que anteriormente han tocado personas con gripe No compartir platos, vasos u otros objetos con las demás personas que puedan padecer gripe No acudir a zonas con mucha aglomeración y lugares cerrados Evitar cambios bruscos de temperatura Llevar una dieta sana y equilibrada Descansar de manera adecuada Ponerse la vacuna antigripal antes de comenzar la temporada de gripe, es decir, al comienzo del mes de octubre Medicamentos para la gripe en el embarazo El fármaco que se puede tomar para aliviar los síntomas de la gripe durante el embarazo es  el paracetamol , por ser inocuo tanto para la madre como para el feto, sobre todo para bajar la fiebre y aliviar los dolores. Complicaciones de la gripe en el embarazo Las mujeres embarazadas son más propensas a contraer la gripe , debido a que el sistema inmunitario está más disminuido y combate peor las infecciones durante el periodo de gestación. Por ello, forman parte del grupo de personas de riesgo ante la gripe. La complicación más frecuente puede ser la neumonía , que disminuye la función respiratoria y, por tanto, disminuye la cantidad de oxígeno en sangre.  Otras complicaciones que pueden aparecer son malformaciones cardiacas, labio leporino o afectaciones neuronales durante el primer trimestre de embarazo. Durante el segundo y tercer trimestre de gestación, puede haber partos prematuros, abortos o niños con bajo peso al nacer. La vacuna antigripal durante el embarazo La mujer embarazada entra a formar parte del grupo de personas de riesgo durante el periodo de gripe. Por ello, la vacunación de la gripe durante el embarazo está recomendada, independientemente del mes de gestación en el que se encuentre.  La vacuna de la gripe para las mujeres embarazadas debe ser elaborada a partir de virus inactivos , por lo que es segura tanto para la madre como para el feto. Además, la vacuna de la gripe puede ayudar a prevenir y evitar posibles defectos congénitos en el feto y evitar posibles ingresos hospitalarios que podría tener la madre en caso de contraer la gripe.  La efectividad de la vacuna en la embarazada tiene la función de proteger no solo a la madre sino también al feto y al recién nacido hasta los 6 meses de vida, ya que, en caso de amamantarlo, los anticuerpos pasan a través de la placenta y leche materna. Los efectos secundarios tras la administración de la vacuna son leves y duran 1 o 2 días para luego desaparecer. Estos pueden ser: Dolor, inflamación o enrojecimiento en la zona de inyección Dolor de cabeza Fiebre Dolor muscular Náuseas Cansancio
Consultas online

Telemedicina 24h.
Olvida los riesgos, las esperas y desplazamientos.

Videoconsulta, Chat médico, consultas telefónicas... Tú decices.

Ver consultas online
1

Regístrate ahora y prueba un mes GRATIS de Savia Premium

Acceso ilimitado a nuestros servicios para que pruebes la experiencia Savia al completo.

Registrarte gratis
2

Después sigue con tu cuenta gratis o hazte Premium

Al acabar el mes, puedes disfruta Savia con la cuenta gratis o hacerte Premium por 59€ al año (o 10€ al mes) para tener consultas online inlimitadas.

Comparar todos los planes