Entrar
  1. Savia
  2. Contenidos de salud
  3. Artículos Especializados

Artículos Especializados

En Qué Consiste la Tripofobia
Artículo especializado

En Qué Consiste la Tripofobia

El mundo de las fobias es realmente curioso. ¿Sabías que hay personas que pueden sentir pánico ante la imagen de un panal de abejas, un traje de lunares o una foto llena de burbujas? Estamos hablando de un trastorno llamado tripofobia, que consiste en la repulsión y ansiedad ante la observación de patrones de pequeños agujeros que se encuentran juntos. ¿A qué tienen miedo? La palabra tripofobia deriva del vocablo griego trypo, que significa "agujero" o "perforación". Fobia significa "miedo irracional". La tripofobia es el miedo a imágenes con un patrón de orificios, rectángulos o bultos pequeños muy juntos que generan un contraste. En otras palabras, sería una fobia al patrón repetitivo, miedo irracional o repulsión al mirar o estar cerca de figuras geométricas muy juntas. A pesar de que la tripofobia la padecen muchas personas, todavía su diagnóstico no es oficial, y no se recoge todavía en el DSM-V (manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales), el que se considera como la Biblia de la psiquiatría. A quienes sufren tripofobia les genera repulsión y una ansiedad significativa el hecho de observar patrones de pequeños agujeros que se encuentran juntos. Panales, trajes de lunares, las múltiples burbujas de la espuma en el baño, hormigueros, ciertos hongos o los frutos del loto. Incluso, sin ir más lejos, si aumentamos la visión de nuestra piel nos encontramos ante miles de poros que siguen este patrón de pequeños orificios aglomerados. Si el trastorno es muy intenso, los afectados incluso pueden mostrar repulsión a fotos que muestren este tipo de estructuras geométricas repetitivas. Un poco de historia Los primeros investigadores de esta entidad fueron los científicos Arnold Wilkins y Geoff Cole. Además de investigar este trastorno, acuñaron su nombre. Sus estudios, en 2005, intentaron probar que la tripofobia es repulsión que no se basa en un miedo cultural aprendido. En un estudio, identificaron reacciones tripofóbicas en un 16% de los sujetos que participaron, por lo tanto, tampoco es una situación tan infrecuente. En 2010, una encuesta hecha por un grupo de servicios financieros para un programa de mercadotecnia citó la tripofobia, el temor de los agujeros o grupos de agujeros como el segundo mayor temor , detrás del miedo a los objetos de madera (xilofobia). En febrero de 2013, la revista Psychological Science publicó el estudio de Geoff Cole, experto en ciencias de la visión realizado en la prestigiosa Universidad de Essex que demostraba que la tripofobia no es una fobia condicionada culturalmente. Entonces, ¿por qué podemos desarrollar miedo a los patrones geométricos? Muchas de las fobias que conocemos tienen su origen en una mala experiencia muy traumática, o bien aprendida o recibida por herencia cultural. Con la tripofobia, esto no es exactamente así. Parece que la tripofobia puede ser un mecanismo evolutivo natural de defensa que alerta a nuestro cerebro. Es decir, la persona siente repulsión y se pone nerviosa al observar un patrón similar al de  peligrosos animales venenosos que viven en nuestro planeta; como si fuera una señal de alarma para no acercarse. Es, por lo tanto, un miedo ancestral. Seguramente, hace cientos o miles de años, este “mecanismo de alerta” salvó la vida a muchos de nuestros antepasados. Muchos de los animales más letales del planeta como, por ejemplo, la cobra real ( Ophiophagus hannah ), diversas arañas, el escorpión muerte acechante ( Leiurus quinquestriatus ), la rana punta de flecha, el pulpo de anillos azules, el caracol cono de mármol o algunos escorpiones, tienen en su piel patrones repetitivos de figuras geométricas. Síntomas Los síntomas de una fobia son muy heterogéneos y varían según la intensidad de la aversión o miedo de la persona que la padece. Algunos de sus síntomas son cosquilleos, comezón o picazón en el cuerpo, ansiedad, incluso náuseas. Esta fobia puede estar relacionada con el miedo a los parásitos o a las infecciones. Podemos encontrar una gran variedad de síntomas , como los siguientes: Ansiedad Palpitaciones Repulsión o asco Sensación de opresión en el pecho Mareo Hormigueo en las extremidades Sensación de debilidad Desmayo Náuseas o vómitos Sensación de falta de aire Sudoración Temblores ¿Tiene cura? Como todas las fobias, la tripofobia tiene cura. Su abordaje puede ser desde varios puntos de vista y terapias. Siempre se debe acudir a un profesional especializado (psicólogo clínico), para que, tras la evaluación y diagnóstico, elabora una estrategia de tratamiento que se adapte lo mejor posible a la persona que padece el trastorno. Hay varios tipos de terapias y tratamientos para tratar la tripofobia: Terapia de exposición Consiste en exponerse a imágenes tripofóbicas, que cumplan con las características de lo que produce el malestar. Este tipo de exposición suele ser muy efectiva. Se aplica de forma gradual, aumentando la intensidad del estímulo, comenzando desde lo que provoca una menor ansiedad, hasta lo que provoca la ansiedad más intensa. Terapia de desensibilización sistemática Es menos intrusiva que la terapia de exposición y requiere de más tiempo y esfuerzo. Habitualmente, a través de la imaginación, el psicoterapeuta irá introduciendo al paciente en sus miedos, paulatinamente, anotando la frecuencia e intensidad de sus síntomas. Sesión tras sesión se va dando un paso más, hasta que la intensidad de los síntomas va reduciéndose. Finalmente, esta terapia concluye con la exposición del paciente al estímulo que más ansiedad le causaba. Ya pudiendo afrontarlo sin que se dispare su ansiedad y angustia. Tratamiento no convencional La práctica de yoga o meditación o, la acupuntura, pueden ser prácticas eficaces para disminuir los niveles de ansiedad y acompañar a las terapias psicológicas. Tratamiento farmacológico Aunque no son el tratamiento de primera línea ni el más eficaz para el tratamiento de las fobias, los fármacos ayudan a disminuir los síntomas producidos por la ansiedad. Los medicamentos que se suelen administrar son los ansiolíticos y antidepresivos. Se recurre al tratamiento farmacológico cuando la fobia es tremendamente angustiante en el día a día de la persona que la padece, cuando los síntomas son incontrolables e interfieren de una forma significativa en su vida diaria.
Para Qué Sirve la Citología
Artículo especializado

Para Qué Sirve la Citología

Actualmente, hay varias pruebas sencillas que pueden detectar precozmente el cáncer . Entre ellas, la citología, también conocida como prueba de Papanicolau , es la técnica más utilizada para la detección precoz de cáncer de cuello uterino. Es sencilla, barata, poco invasiva y permite analizar las células del cuello del útero (cérvix). El cáncer de cuello del útero es la tercera neoplasia más frecuente en las mujeres. El cribado universal de las mujeres sanas mediante la citología cervical ha demostrado ampliamente su eficacia, ya que, desde su aplicación, se ha conseguido reducir en un 70-80% la incidencia y mortalidad por cáncer de cuello del útero. Además, la detección de lesiones precancerosas evita un tratamiento muy eficaz y evita la progresión a un carcinoma invasor. ¿En qué consiste? Esta prueba la realiza el ginecólogo en su consulta, no hace falta que la paciente esté ingresada, porque es un procedimiento muy sencillo que apenas requiere de unos minutos. En posición ginecológica, el médico introduce en la vagina un espéculo que permite abrir la cavidad vaginal y visualizar completamente el cérvix. Las molestias son mínimas o nulas, sobre todo en manos expertas y si la mujer está tranquila y relajada. Se recogen tres tomas: del interior del cuello, del exterior del cuello, y del fondo de la vagina. Las pequeñas muestras de tejido del cuello del útero son analizadas en el laboratorio, con el fin de detectar la presencia de células anormales o cancerosas . Por lo tanto, es ideal para diagnosticar a tiempo anomalías en las células o paredes del cuello del útero. Si se detecta el cáncer de cuello uterino en etapas tempranas, permite realizar un tratamiento precoz y eficaz. La entrega del resultado puede tardar entre tres y ocho días, cuando el resultado requiere de una segunda lectura, la entrega puede tardar hasta dos semanas. Cómo prepararme para la prueba de Papanicolau Se recomienda no tener relaciones sexuales 48 horas previas a la toma, que la menstruación haya finalizado entre cuatro o cinco días antes, no realizarse lavados vaginales ni utilizar tratamientos tópicos en la última semana antes de la prueba (óvulos, espermicidas o cremas vaginales). ¿Para qué sirve? Se utiliza como detección precoz para el diagnóstico del cáncer de cuello del útero en fases incipientes. Es la forma más efectiva de detectar el Virus del Papiloma Humano (VPH), principal causante del cáncer del cuello uterino. Hay que saber que, en sí misma no es una prueba diagnóstica. Cuando los resultados son positivos o se observan células anormales, se debe realizar una biopsia para confirmar la existencia o no de un cáncer de cuello de útero. Esta prueba es específica para el cáncer del cuello del útero y no puede diagnosticar otros cánceres ginecológicos. También puede ser de utilidad para diagnósticas la existencia de infecciones vaginales. ¿Cada cuánto debo realizarme una citología? Durante los primeros años de vida sexual se observa una elevada incidencia de infección por el VPH ( Virus del Papiloma Humano) , pero la mayoría de estas infecciones son transitorias y desaparecen solas. Las mujeres mayores de 30 años experimentan una clara disminución de la prevalencia de la infección por VPH, pero las infecciones suelen ser más persistentes y no desaparecen con tanta espontaneidad, lo que explica el mayor riesgo e incidencia de lesiones precursoras de cáncer a partir de esta edad. Todas las mujeres sexualmente activas o mayores de 21 años, aunque no tengan relaciones sexuales , deberían hacerse la citología, pero las diferentes asociaciones médicas no se ponen de acuerdo al 100%. En España, cada sociedad médica propone una periodicidad distinta: Según el PAPPS (Programa de Actividades Preventivas y de Promoción de la salud) de la SEMFYC (Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria): se debe realizar entre los 35-65 años. Primero una prueba anual, luego cada dos años y, finalmente, cada cinco. Según la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia): la primera citología se debería hacer a los 25 años y se repetirá cada 3-5 años hasta los 65 años. Se debe aplicar el cribado a todas las mujeres que han iniciado su actividad sexual y tienen entre los 25 y 65 años . En los protocolos de cribado puede realizarse la citología junto o no a un test de detección del VPH (Virus del Papiloma Humano). Ampliamos aquí las recomendaciones de la SEGO: Mujeres menores de 25 años: no es necesario hacer la citología. Mujeres entre los 25-30 años: se recomienda realizar la prueba de Papanicolau cada tres años. Mujeres entre los 30 y 65 años: se recomienda realizar la prueba de Papanicolau cada cinco años. Mujeres mayores de 65 años: s e finalizará el cribado siempre que se cumpla un cribado previo adecuado y negativo. En mujeres inmunodeprimidas, donde el VPH (Virus del Papiloma Humano) puede infectarlas de manera más agresiva, deben realizarse una citología anual a partir de los 21 años y un test del VPH más citología a partir de los 30 años.
Diagnóstico y Tratamiento del Vitíligo
Artículo especializado

Diagnóstico y Tratamiento del Vitíligo

Muchos sabéis qué es el vitíligo por la visibilidad que le han dado algunas marcas de ropa al utilizar como modelos a personas con esta enfermedad. Afecta alrededor de ojos y boca, sobre todo, provocando decoloración de ciertas zonas. ¿Os suena, verdad? El vitíligo es una enfermedad autoinmunitaria , es decir, en la que el organismo causa daño a sus propias células. Y en este caso, las células atacadas son las responsables del color de la piel, los melanocitos. Por ello, se produce esta decoloración de la piel, con el comprensible problema estético que puede conllevar, e impacto sobre la autoimagen y la calidad de vida. ¿Dónde aparece? El vitíligo suele afectar a zonas bastante características . Es típica la afectación alrededor de los ojos y la boca, los dedos de las manos, o las zonas genitales. Cuando se produce en áreas con pelo como las cejas o el cuero cabelludo puede producir mechones blancos decolorados de cabello. En algunas personas afecta a todo el cuerpo, llegando incluso a perder la pigmentación normal casi por completo. ¿No se conoce su causa? ¿Qué teorías hay? Sobre el vitíligo, se sabe desde hace mucho tiempo que la enfermedad se produce por un mecanismo de autoinmunidad . Además, tiene tendencia a asociarse con otras enfermedades de este tipo, como ciertos tipos de diabetes, el síndrome de Addison (fallo de las glándulas suprarrenales) o las enfermedades autoinmunes del tiroides. Se sabe también que no es una enfermedad contagiosa, y que existen casos hereditarios. No es posible saber el pronóstico de un paciente con vitíligo. Algunos pueden sufrirlo durante un tiempo y repigmentar su piel espontáneamente. En otros, puede ser progresivo y decolorar la piel hasta el punto de afectarla enteramente y perder completamente la pigmentación. ¿Qué problemas comporta para la salud? Sobre todo, produce impacto sobre la imagen y la calidad de vida. Las personas con vitíligo sufren aislamiento social, y en ciertas culturas se les considera personas a excluir. Lo cierto es que el vitíligo no es contagioso, y permite llevar una vida normal. Como la piel afectada está desprotegida, deben protegerla del sol porque se quema con facilidad y puede desarrollar más fácilmente un cáncer. ¿Qué pruebas se hacen cuando se diagnostica? En general, un dermatólogo puede diagnosticarlo sin necesidad de prueb as . Suele solicitarse una analítica de sangre para descartar trastornos inmunológicos, del tiroides o del páncreas que, como hemos dicho, pueden acompañar al vitíligo. Debe distinguirse de las infecciones por hongos, y de otros trastornos de la pigmentación de la piel como el piebaldismo o los mosaicismos pigmentarios. ¿Existen tratamientos? Hoy en día, no podemos asegurar una cura para el vitíligo. Existen muchas opciones de tratamiento, y la eficacia puede ser variable para cada paciente . Algunos pueden frenar su enfermedad, pero en otros es progresiva y el tratamiento fracasa. Los tratamientos tópicos incluyen cremas como el tacrolimus o pimecrolimus, que tienen un efecto sobre las células que destruyen a los melanocitos. Suelen aplicarse por la noche durante periodos largos de tiempo. También se han empleado medicamentos que estimulan la pigmentación como las pseudocatalasas o derivados de plantas como el Piper nigrum o el Polypodium leucotomus . Ninguno de ellos ha demostrado su eficacia en ensayos clínicos rigurosos. Un tratamiento sobre el que hay estudios de eficacia sólidos desde hace tiempo es la fototerapia. Consisten en exponer la piel de forma controlada a diferentes fuentes de luz, como el ultravioleta A o el ultravioleta B de banda estrecha. Suelen administrarse en los servicios de dermatología de los hospitales. Existe también la posibilidad de estimular la pigmentación mediante diversos tipos de injertos de piel o cultivos de melanocitos, pero se trata de terapias experimentales con poca disponibilidad. En muchos casos, un buen maquillaje que incluya una protección solar alta es un buen tratamiento para el vitíligo. En casos muy seleccionados, cuando la despigmentación es tan extensa, puede recurrirse a la despigmentación total de la piel con una sustancia química llamada hidroquinona. De esta manera, se elimina la pigmentación de las pocas áreas que la conservan, y el paciente puede agradecer el resultado estético final. Sin embargo, esta opción deja al paciente completamente desprotegido frente a la luz solar, con un elevado riesgo de cáncer de piel. Además, la piel puede volver a tener tendencia a repigmentarse en algunas áreas, con lo cual el problema nunca está completamente solucionado. El vitíligo sigue siendo una enfermedad con un tratamiento muy limitado . Es importante dejarse aconsejar por dermatólogos sobre su terapia, y no caer en la trampa de remedios milagrosos anunciados por Internet sin base científica y que, en la mayoría de los casos, constituyen un fraude.
Descubre los Efectos de la Testosterona
Artículo especializado

Descubre los Efectos de la Testosterona

Es la principal hormona sexual masculina y en el hombre juega un papel clave en el desarrollo de sus tejidos reproductivos, como los testículos y la próstata, y también en la promoción de los caracteres sexuales secundarios como, por ejemplo, el incremento de la masa muscular y ósea y en el crecimiento del pelo corporal. Además, es esencial para la salud y el bienestar, además de la prevención de la osteoporosis. En caso de déficit de la misma o en determinadas situaciones médicas se puede utilizar como tratamiento, siempre tras la aprobación de un médico. Sobre esta hormona… La testosterona es una hormona esteroidea sexual del grupo de los andrógenos (formado por la testosterona, la androsterona y la andostrendiona). Se produce principalmente en los testículos y en menor cantidad en los ovarios. Asimismo, las glándulas suprarrenales también segregan pequeñas cantidades de esta hormona. Es la p rincipal hormona sexual masculina , así como un esteroide anabolizante. La testosterona está producida por unas células específicas de los testículos que se denomina células de Leydig. La producción hormonal de testosterona está regulada por una serie de activaciones hormonales cuya primera fase se da en el hipotálamo, que mediante la hormona GnRH activa la hipófisis, una glándula ubicada en el cerebro y que regula la producción de la gran mayoría de hormonas del organismo. La hipófisis, a su vez, produce un aumento de la hormona LH, que activa las células de Leydig para que estas produzcan testosterona. Una vez que los niveles de testosterona en sangre son los adecuados es la misma hormona la que frena la producción de las hormonas GnRH y LH para que cese la producción de testosterona. Sus efectos La testosterona tiene dos tipos de efectos : Androgénicos, que tienen que ver con la diferenciación sexual a nivel de órganos y la aparición de los caracteres sexuales secundarios. Anabólicos, relacionados con la formación de masa muscular y ósea. La testosterona empieza a ejercer su función ya a nivel fetal, de manera que los genitales se virilizan, se forman el pene, la próstata y las vesículas seminales. En la adolescencia , los niveles de testosterona aumentan y hace que se den los cambios propios de la pubertad: Aparición de vello púbico, axilar y facial Producción de espermatozoides Aumento del tamaño del pene Incremento del deseo sexual y del número de erecciones Crecimiento y maduración ósea Proliferación de las glándulas sebáceas, lo cual puede causar acné Disminución de la grasa subcutánea Cambios en la voz y protrusión de la nuez Cambios en la composición del sudor Otros efectos de la testosterona en la edad adulta , cuando el desarrollo sexual físico ya se ha dado, son: Aumento de la energía tanto física como mental Mantenimiento de la masa muscular y aumento de las fibras contráctiles Reducción de la grasa corporal Estimula la formación de glóbulos rojos Regula en parte la agregación de las plaquetas Permite el desarrollo normal de los espermatozoides Como tratamiento La testosterona se utiliza como tratamiento en aquellos pacientes que, por la causa que sea, presentan unos niveles bajos de testosterona que conllevan problemas de infertilidad . La testosterona se puede administrar inyectada, mediante parches transdérmicos, geles o vía oral. Hoy en día, la testosterona se emplea también para otras situaciones clínicas: Terapia hormonal para hombres transexuales (mujer a hombre). Ciertos casos de disfunción eréctil. Falta de deseo sexual. Corrección de la osteoporosis. Tratamiento para niños con déficit de crecimiento. La testosterona y variaciones químicas de la misma se han utilizado como anabolizantes , es decir, como sustancias que aumentan la masa muscular, la fuerza y la resistencia. La testosterona tiene un efecto directo sobre las fibras musculares, logran que se hagan más grandes y que se recuperen con mayor facilidad cuando se produce una rotura muscular, de manera que se crean nuevas fibras musculares. De este modo la musculatura va aumentando. Asimismo, la testosterona tiene un efecto sobre la grasa subcutánea, de manera que la reduce. Testosterona y deporte Pese a que esto pueda parecer algo deseable, la testosterona y otros anabolizantes esteroideos están prohibidos en la práctica deportiva y se consideran dopaje . Es sabido que en muchos gimnasios algunas personas utilizan testosterona de manera ilegal para aumentar su masa muscular. Inicialmente esto da resultados visibles, pero al poco tiempo se frena la producción de testosterona del propio cuerpo y para seguir viendo resultados de crecimiento de la masa muscular se deben administrar mayores dosis de testosterona. Asimismo, esta testosterona externa tiene efectos nocivos sobre el organismo: Frena el crecimiento óseo de forma prematura en personas en crecimiento. Produce atrofia testicular y disminución de los niveles de esperma. Aumenta las cifras globales de colesterol, con descenso del tipo HDL. Afecta al sistema inmunitario con una bajada de defensas. Predispone a la diabetes por cambios en el metabolismo de la glucosa. Provoca cambios en la personalidad y el carácter: agresividad, euforia exagerada, trastornos del sueño, ansiedad, paranoia, alucinaciones. Así pues, la testosterona, como todas las hormonas, es necesaria para nuestra salud y solamente en caso de déficit de la misma o en determinadas situaciones médicas se puede utilizar como tratamiento , siempre tras la aprobación de un facultativo. En ningún momento se debe tomar testosterona o anabolizantes por uno mismo para aumentar la masa muscular.
El Vegetarianismo Más que una Moda
Artículo especializado

El Vegetarianismo Más que una Moda

Cada vez más personas apuestan por adoptar estilos de vida saludables y tener así una mejor calidad de vida. Paralelamente a esta tendencia, el vegetarianismo ha ido resurgiendo y teniendo una presencia al alza a nivel mundial. Aglutina valores que no son meramente nutricionales, sino que también introduce aspectos culturales, sociales y medioambientales . Un poco de historia… Desde los inicios de la Humanidad el hombre ha necesitado buscar fuentes alimentarias para su propia evolución como especie mediante la recolección de raíces, frutos, especies marinas e incluso con suerte cazando algún que otro animal. Se fue desarrollando, así, una alimentación omnívora que le permitió desenvolverse e ir descubriendo nuevos alimentos y formas de consumirlos. La evidencia sugiere que los fundadores de la dieta no basada en carne vienen de la antigua India en el siglo VI a.C., vinculada en gran medida a dos religiones: hinduismo y budismo. No comer carne no era una cuestión de gustos, sino que estaba asociado a fundamentos filosóficos y a la necesidad del respeto por la vida animal. También en el antiguo Japón hubo prohibiciones en el consumo de carne de animales salvajes, siguiendo una dieta a base de legumbres y verduras, y muy ocasionalmente pescado, durante unos 1200 años en el periodo Nara, y luego se cambió con el emperador Meji. Asimismo, el famoso Pitágoras fue uno de los primeros filósofos occidentales que promovió un estilo de vida vegetariano. Y así con el paso del tiempo numerosos personajes históricos, revolucionarios y hombres célebres han impulsado en la sociedad dicha tendencia a introducir nuevas preocupaciones asociadas a los recursos que se utilizan para el consumo humano y con ello valores que abarcan aspectos éticos, morales y medioambientales. En qué consiste El estilo de vida vegetariano promueve una forma de alimentarse en la que no tiene cabida ningún alimento de origen animal, apuesta por infligir siempre el menor  daño  posible al entorno y excluir a los animales del negocio productivo . Todo lo que se consume tiene que venir de la tierra. Su alimentación se basa principalmente en vegetales, frutas, semillas, cereales integrales, legumbres, productos y derivados de la soja y gluten. Sin embargo, los vegetarianos no sólo rechazan los alimentos de origen animal, sino cualquier producto o material procedente de animales.  Asimismo, no existe una única dieta vegetariana, sino que todo depende de qué alimentos se consuman : Veganismo : seguido por los vegetarianos estrictos. No consumen ningún alimento de origen animal, ni  derivados lácteos , leche o  miel . Ovolácteovegetarianismo : incluyen huevos y lácteos en su alimentación. Es la dieta vegetariana más seguida en occidente. Ovogetarianismo/lactovegetarianismo : únicamente consumen huevos o lácteos respectivamente, como alimentos de origen animal. Crudivorismo : es una dieta que puede considerarse vegana, ya que únicamente consumen alimentos crudos y no procesados. En este caso, la alimentación se basa en frutas, verduras, frutos secos, semillas, cereales y legumbres germinados. Pueden existir casos en los que se incluyan lácteos no pasteurizados y carne y pescados crudos. Frugivorismo : basada en frutas, frutos secos y semillas. Incluye aquellos frutos que se clasifican como verduras, como el  tomate  o el  aguacate . El resto de vegetales están excluidos. Otras dietas vegetarianas : existen personas que se autodenominan vegetarianas pese a consumir pescado o marisco, lo cual es un error conceptual ya que por definición el pescado no entra dentro de los preceptos del vegetarianismo. Evitar carencias A diferencia de lo que mucha gente cree, ser vegetariano no es sinónimo de comer saludable ni estar sano . Independientemente de la dieta vegetariana que se practique ante todo se debe asegurar una alimentación variada, equilibrada y, muy importante, planificada por un especialista en nutrición que preste especial atención a los nutrientes esenciales que se ven limitados para no crear deficiencias y a largo plazo implicar el estado de salud. Las personas que sigan dietas vegetarianas deben enfocarse en incluir correctamente los siguientes nutrientes para poder cubrir adecuadamente sus necesidades nutricionales:   Proteínas: al no contar con proteínas de origen animal, éstas deben ser sustituidas por otras de origen vegetal que cumplan una función similar, como las legumbres, la soja, la quínoa, los frutos secos o el tempeh. Cabe mencionar que la proteína de origen vegetal no es de alto valor biológico (como la animal), y suele tener aminoácidos limitantes, distintos dependiendo del alimento. Por ello se recomienda la combinación de distintas fuentes vegetales en una misma comida, para garantizar el aporte de todos los aminoácidos esenciales. Combinaciones de alimentos para mejorar la calidad del aporte proteico: Legumbres + cereales integrales = Garbanzos con espinacas y arroz. Legumbres o cereales + frutos secos = Salteado de quínoa con verduras y piñones. Legumbres o cereales + productos de soja o seitán = Ensalada de lentejas con tofu.   Hierro: reemplazable por verduras de hoja verde (espinacas, acelgas, lombarda, perejil, brócoli) y legumbres. Hay que tener en cuenta que el hierro que contienen se absorbe en menor cantidad. Un medio ácido mejora la absorción por lo que se recomienda tomarlos junto a alimentos ricos en vitamina C. Vitamina B12 : en personas que practican el veganismo durante varios años seguidos sin lácteos ni huevos, se recomienda tomar alimentos enriquecidos en esta vitamina y suplementarla mediante un complejo semanal de vitamina B12 con un aporte de 2000 microgramos. Calcio : en las dietas veganas donde no se incluyen lácteos, podemos obtener este nutriente de verduras de hoja verde como el brócoli y las espinacas, así como de las judías blancas, col rizada garbanzos, soja y sus derivados como el tofu, y bebidas vegetales enriquecidas en calcio. Junto al calcio debemos asegurarnos la presencia de vitamina D. En una dieta vegetariana su principal ingesta proviene de bebidas enriquecidas con esta vitamina. Pero la mejor forma de no tener deficiencia es mediante una exposición de 15-20 minutos diarios al sol. Zinc : es importante para el crecimiento de los niños y reforzar el sistema inmune. Este mineral se encuentra en: leche, quesos, yogur, huevo (especialmente en la yema), hojuelas de avena, cebada en grano entero, soja, cereales del desayuno fortificados, germen de trigo y tofu. Ácidos grasos Omega 3 : las dietas vegetarianas son generalmente ricas en ácidos grasos omega 6 y pueden contener cantidades insuficientes de ácidos grasos omega 3. Se tendrá en cuenta incluir las fuentes de origen vegetal: semillas lino, chía, amapola, aceite de linaza y de soja.
Qué Debes Saber Sobre el TAC
Artículo especializado

Qué Debes Saber Sobre el TAC

Poco suele interesar saber qué es o cómo funciona hasta que no nos han de realizar uno. Pues bien, si es tu caso, te diremos que mediante las imágenes de un TAC se pueden analizar diferentes estructuras del organismo , lo que permite el diagnóstico de fracturas óseas, hemorragias internas, tumores o infecciones en órganos internos. Sin esta tecnología no podríamos realizar muchos de los diagnósticos de certeza que hoy en día realizamos. Asimismo, permite estudiar la forma de las vértebras de la columna, los discos intervertebrales y la médula espinal. ¿Qué es? Una tomografía axial computarizada, llamada habitualmente TAC o escáner, es una prueba diagnóstica que emplea la tecnología de los rayos X asociada a un sistema informático que se encarga de procesar las imágenes generadas y que permite, de ese modo, obtener una serie de imágenes que son secciones, es decir, imágenes radiológicas a diferentes planos de profundidad, de las estructuras que se están estudiando. Asimismo, si es preciso, la tecnología informática permite recrear una imagen tridimensional conformada a partir de estas secciones. De hecho, la palabra tomografía deriva del griego y significa literalmente “imágenes de cortes”. En algunos casos, al realizar la prueba, se puede utilizar un contraste yodado . Se trata de un líquido que se introduce por la vena y que se aprecia en las imágenes, lo cual permite estudiar mejor ciertas estructuras, como los vasos sanguíneos o las cavidades cerebrales con líquido cefalorraquídeo. ¿Qué permite explorar? El TAC permite explorar diferentes estructuras del organismo : Cerebro y cráneo. Senos paranasales. Dental. Columna cervical, dorsal y lumbar. Tórax (mediastino, pulmones, corazón). Abdominal (hígado, vías biliares, bazo, páncreas, grandes vasos). Urológico (riñones, uréteres, vejiga, próstata). Ginecológico (útero, ovarios). El TAC es una prueba de imagen que no es dolorosa, que dura menos de un minuto y que proporciona imágenes de gran calidad y precisión . En caso de que se tenga que poner contraste puede durar un poco más, dado que se tiene que coger una vía venosa para poder poner el contraste. Si se tiene que utilizar contraste se debe acudir a la prueba en ayunas. En otras ocasiones, para estudiar estructuras digestivas, sobre todo, puede que se tenga que tomar un contraste vía oral o mediante un enema anal. En caso de utilizar contraste la prueba la exploración puede durar un poco más. Siempre debe de informarse al equipo médico de los antecedentes de alergia a contrastes radiológicos. ¿Cómo se realiza? La exploración se lleva a cabo con el paciente estirado sobre una camilla que se desplaza mecánicamente guiada por el técnico radiólogo. De esta manera se hace avanzar el cuerpo del paciente a través del tomógrafo, que tiene la forma de un aro que rodea al paciente. A medida que se avanza se van realizando las radiografías seriadas que luego el ordenador recompondrá. La persona a la que se le realiza el TAC tiene que estar relajada e inmóvil. En todo momento el paciente es supervisado por los técnicos de radiología, que se comunican con el paciente por un sistema de megafonía, indicando cuándo tiene que aguantar la respiración mientras se realiza la captación de las imágenes. El TAC, al igual que las radiografías, supone una exposición a rayos X , pero mayor, dado que a efectos prácticos es como realizar muchas radiografías. La unidad de medición de la radiación es el milisievert (mSv). Los diferentes tejidos del cuerpo son más o menos sensibles a estas radiaciones. Mientras que una radiografía de tórax o de abdomen supone una exposición de unos 0,1 y 7 mSv, un TAC conlleva una radiación superior, de 7 y 10 mSV respectivamente. La radiación se acumula y puede causar daño en los tejidos a largo plazo, de manera que es muy importante que el TAC se realice cuando sea realmente preciso y no como una prueba rutinaria. ¿Es seguro? Se tiene que tomar especial precaución con las mujeres embarazadas . Si el TAC es craneal o torácico no existe ningún problema. Si la exploración supone irradiar la cavidad abdominal o la pelvis y, por lo tanto, el feto, se debe valorar la posibilidad de realizar otro tipo de exploración, como una resonancia magnética o una ecografía. Asimismo, debido a que los niños son más sensibles a la radiación , se les debe someter a un TAC solamente si dicha prueba fuese esencial para poder llegar a un diagnóstico de certeza. No se les debe realizar estudios por TAC de manera seriada a menos que sea estrictamente necesario para el seguimiento de una enfermedad en concreto. El TAC es, por lo tanto, una prueba esencialmente sencilla, segura y rápida que nos permite obtener mucha información y facilita el diagnóstico. De todos modos, no siempre es la mejor opción como prueba de imagen, así que tendrá que ser el médico quien determine la pertinencia o no de la realización de una exploración que no está exenta de riesgos, tanto por la radicación como por el contraste.
Qué Debes Saber Sobre la Urticaria
Artículo especializado

Qué Debes Saber Sobre la Urticaria

Cuando la piel pica y se llena de ronchas seguramente estamos ante una urticaria. En la mayoría de casos, una urticaria no es una enfermedad alérgica y tiene un buen tratamiento si es diagnosticada por el especialista adecuado, generalmente el dermatólogo. ¿Cómo es la  erupción de la urticaria? La urticaria se caracteriza por ronchas o habones que son evanescentes , es decir, que van cambiando de lugar con  las horas, y no son fijos. Afecta más a hombres que a mujeres , generalmente en la edad media de la vida. Los habones son rojos, con bordes muy nítidos, y sin descamación o ampollas en la superficie de la piel. Pican intensamente. Algunos pacientes con urticaria (sobre todo las formas agudas) presentan además angioedema, una hinchazón de zonas como la boca, las palmas, las plantas o los párpados. En pocos casos el angioedema puede afectar al interior de la boca o el aparato respiratorio, provocando ahogo, ronquera o dificultad para respirar. La urticaria crónica, que puede durar meses o incluso años, es una enfermedad tremendamente invalidante. El paciente puede sufrir continuamente brotes de ronchas y picor, que interfieren con el sueño y alteran la vida diaria. Además, el carácter impredecible de los brotes hace que el paciente viva en un estado de incertidumbre continuo, pendiente de la posibilidad de tener un episodio. Tipos de urticarias Urticarias agudas y crónicas La urticaria aguda es aquella en la que ha habido un episodio aislado, o varios episodios durante poco tiempo. En la urticaria crónica, el paciente tiene que haber sufrido brotes de habones al menos durante seis semanas. En la mayoría de los casos, los brotes de urticaria pueden durar unos cinco años y desaparecer, aunque hay pacientes en los que no desaparecen y los pueden tener toda la vida, con el problema que comportan. Urticarias espontáneas En las urticarias espontáneas, más de la mitad de los pacientes tienen fenómenos de autoinmunidad, es decir, una inflamación de la propia piel provocada por su propio sistema inmunitario. Los episodios aparecen sin ningún desencadenante claro, aunque algunos pacientes los relacionan con cambios de tiempo o estrés. Urticarias inducibles Algunos pacientes tienen urticarias llamadas físicas o inducibles, en las que los brotes están relacionados con el frío, la exposición al sol o a la luz, la presión o el roce, el calor, el sudor, e baño o el ejercicio físico. En estos casos, la urticaria puede inducirse con pruebas, como exponer el paciente a un cubito de hielo (urticaria por frío) o a diversas fuentes de luz (urticaria solar). El tratamiento es similar al de las urticarias espontáneas, pero debe incluir en muchos casos evitar el desencadenante. Por ejemplo, las personas con urticaria por frío deben abrigarse, y las personas con urticaria solar deben utilizar fotoprotectores especiales. ¿Cómo se trata? La mayoría de las urticarias se tratan primero con antihistamínicos no sedantes, a dosis que pueden ir desde una a cuatro pastillas al día. Si no se controlan con estos medicamentos, la siguiente opción de tratamiento es el omalizumab, un bloqueador de la inmunoglobulina E que se administra en los hospitales en forma de inyección. Una alternativa son inmunosupresores (medicamentos que actúan sobre las células del sistema inmunitario) como la ciclosporina, que puede usarse cortos periodos de tiempo, debido a su posible efecto tóxico sobre el riñón. Los corticoides orales no suelen usarse para la urticaria, y si se emplean sólo debe ser durante un periodo muy corto de tiempo, nunca para el tratamiento a largo plazo. ¿Hay algunos alimentos o medicamentos que deban evitarse? Respecto a la dieta, no parece ser útil eliminar alimentos , aunque es aconsejable no comer conservas o comidas que lleven gran cantidad de colorantes o aditivos, o alimentos muy fermentados , como el queso curado. En cualquier caso, hay que dejarse aconsejar por el dermatólogo y el alergólogo. Sí es importante no tomar antiinflamatorios, codeína (contenida en algunos jarabes para la tos) o aspirina, ya que pueden empeorar la urticaria. ¿Hay algo que se deba modificar en el estilo de vida? Hay urticarias que empeoran con el estrés, por lo que se recomienda llevar una vida ordenada en cuanto a pautas de sueño y horas de las comidas , dormir lo suficiente y hacer una dieta saludable. Durante los brotes de urticaria es recomendable hacer reposo físico hasta que está controlado el brote.
Control del Ácido Úrico
Artículo especializado

Control del Ácido Úrico

¿En una analítica te ha salido el ácido úrico elevado y te han aconsejado controlar tu alimentación? Te explicamos cuáles pueden ser los motivos y cuáles son los alimentos cuyo consumo sería aconsejable moderar . ¿Qué es el ácido úrico? El ácido úrico es una sustancia química orgánica que se produce en el organismo humano como producto metabólico final de la degradación de las purinas, eliminándose por la orina (70% del total) y a través del intestino (30% restante). Las purinas son unas moléculas que forman parte de la estructura del material genético (ADN/ARN) presente en las células de nuestro cuerpo y en los alimentos que ingerimos. Por tanto, el ácido úrico puede estar alto debido a factores endógenos (el propio cuerpo lo fabrica a nivel de hígado, músculos, intestinos, riñones…) o factores exógenos (a través de la alimentación). La hiperuricemia De una forma general, el rango de valor normal en sangre es 1-7g/dL. La hiperuricemia es el aumento de ácido úrico o urato en sangre por encima de este valor, y puede producirse por: Aumento de la producción de ácido úrico : por enfermedades genéticas, por causa desconocida o idiopática, por dieta rica en alimentos que contienen abundantes purinas, por casos de leucemia, mieloma múltiple, psoriasis extensas, anemias hemolíticas o tratamiento quimioterápico de tumores malignos, así como, también, por consumo excesivo de alcohol... Disminución de su excreción (eliminación) renal: más frecuente, por existencia de enfermedades tipo insuficiencia renal, diabetes insípida, hipotiroidismo… ALIMENTOS RICOS EN PURINAS Contenido muy alto : vísceras, patés, embutidos, pescado azul, marisco… Contenido alto: carnes rojas y de caza, habas, lentejas. Contenido moderado contenido : carnes blancas, legumbres no nombradas anteriormente (garbanzos, judías blancas…), coliflor, espárragos, espinacas y setas. Contenido bajo: lácteos, el resto de verduras no nombradas anteriormente, tubérculos, raíces, fruta… ¿SABÍAS QUE…? El consumo excesivo de alcohol produce , de hecho, un aumento de ácido úrico en sangre por ambos mecanismos, ya que por su culpa no sólo aumenta la producción del mismo, sino que disminuye también su eliminación por el riñón. Síntomas, diagnóstico y tratamiento de la hiperuricemia La hiperuricemia generalmente es asintomática , pero cuando el ácido úrico se deposita en los tejidos aparece la gota. En caso de hallar niveles elevados de ácido úrico en sangre, hay que intentar descubrir su causa y para ello es necesario determinar el ácido úrico en orina para saber si es por sobreproducción o por defecto de excreción. Comprend e tres vías de actuación : Modificación de la dieta: cabe destacar que este apartado no tiene un papel fundamental porque es necesaria una dieta muy pobre en purinas para conseguir descensos moderados de los niveles de ácido úrico. La restricción estricta de las purinas de la dieta puede descender tan sólo unos pocos milígramos los niveles de ácido úrico. No obstante, el control de la dieta, el consejo de reducción de peso en pacientes obesos, el consejo de ingerir abundantes líquidos a lo largo del día y el consejo de no ingerir bebidas alcohólicas formarán parte del tratamiento siempre. Práctica de ejercicio físico regular. Fármacos: bien mediante medicamentos que inhiben la producción de ácido úrico endógeno (por ejemplo, alopurinol – Zyloric ®), o bien medicamentos que aumentan su eliminación por la orina (probenecid, sulfinpirazona…). La gota La gota es la enfermedad debida a la deposición de cristales de las sales de ácido úrico en y alrededor de las articulaciones (gota articular), en diversos órganos (gota visceral) y, finalmente, estos cristales también pueden formar cálculos en las vías urinarias (litiasis úrica). La gota afecta al 1-2% de la población general en algún momento de la vida, en mayor medida a hombres que a mujeres (8:1) y principalmente en edades medias de la vida (después de los 30 años). Factores de riesgo de la gota Hiperuricemia crónica : es el factor de riesgo más importante en el padecimiento de gota. Ahora bien, no todos los pacientes con hiperuricemia padecerán gota, sólo la padecerá un pequeño porcentaje (uno de cada cinco). Incluso, en algunas ocasiones, existen episodios de gota con niveles de ácido úrico en sangre normal. Edad : el riesgo de padecerla aumenta con la edad. Determinados estilos de vida y dietas poco saludables (obesidad, alcoholismo…): es frecuente que las personas que padecen gota sean obesas y tengan, además, diabetes y/o hipertensión arterial. La gota es más común en sociedades opulentas, debido a una dieta rica en proteínas, grasas y alcohol. Signos y síntomas de la gota Gota articular : En la crisis de gota aguda típica, que suele comenzar por la noche, el síntoma primordial es el dolor, que puede presentarse de forma aguda e intensa, junto con inflamación (enrojecimiento e hinchazón) de la articulación. Es una artritis por depósito de microcristales. Las articulaciones habitualmente afectadas son: la articulación metatarso-falángica del dedo gordo del pie (y en este caso recibe el nombre de podagra), las rodillas, los tobillos, hombros o el empeine de los pies, entre otras localizaciones. En la gota crónica, después de una larga evolución de la enfermedad, se producen los denominados “tofos gotosos”, que son unos nódulos indoloros situados debajo de la piel, que se forman por depósito lento de ácido úrico en los mismos, por lo que van aumentando de tamaño progresivamente. Tienden a desaparecer poco a poco cuando la enfermedad está bien controlada. Gota visceral: Nefropatía aguda úrica: por obstrucción de los túbulos del riñón por culpa de los cristales de ácido úrico, provocando una intensa inflamación y, secundariamente, insuficiencia renal aguda. Litiasis (piedras en el riñón): La litiasis úrica consiste en la formación de cálculos de ácido úrico, que pueden obstruir las vías urinaria, provocando intenso dolor (cólico nefrítico). Sólo suponen el 5-10% del total de cálculos renales. Diagnóstico y tratamiento Se diagnostica por la clínica típica.  En algunas ocasiones será necesario el análisis del líquido sinovial (líquido intraarticular), obtenido por punción de la articulación, para analizarlo y diferenciar la artritis gotosa de otros tipos de artritis, como puede ser la infecciosa, por ejemplo. En cuanto al tratamiento: Fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE): son los medicamentos más usados para el tratamiento de la crisis de gota aguda. También son analgésicos (calman el dolor). Fármaco Colchicina : también usado frecuentemente en la crisis aguda, pero presenta efectos secundarios molestos como, por ejemplo, diarrea. El mismo tratamiento anteriormente mencionado para la hiperuricemia (dieta, control de peso, abstinencia en el consumo de alcohol, alopurinol, diuréticos…).
Cómo Prevenir la Caída de Cabello
Artículo especializado

Cómo Prevenir la Caída de Cabello

Después de lavarse el pelo, peinarse, al quitarse el abrigo… ver demasiados cabellos que ya no están en nuestra cabeza y han pasado a formar parte del cepillo, la ducha o la ropa… es una situación que inquieta. En los hombres está más aceptado, pero cuando pasa en la mujer suele generar mucha angustia. En  cualquier caso, unos y otros buscan soluciones . Causas de la caída de pelo La alopecia no es un proceso con una sola causa. En la mayoría de los casos, l a caída del cabello es un acontecimiento normal, que ocurre con la edad , y comienza en los hombres a partir de los 20 años, y en las mujeres a partir de la menopausia. Depende, sobre todo, de factores genéticos. Sin embargo, además de este tipo de alopecia, la más común, que llamamos “androgenética”, existen otros tipos de alopecia, de hecho, una larga lista, de los cuales vamos a enumerar los más comunes. Lo más habitual es clasificarlas según su carácter cicatricial (que provoca pérdida permanente del pelo por un proceso de inflamación que deja cicatriz) y no cicatricial (la pérdida de pelo se produce por otros problemas y puede ser reversible). Alopecia cicatricial y no cicatricial Las alopecias cicatriciales pueden estar causadas, en primer lugar, por heridas o traumatismos en el cuero cabelludo. También pueden ser secundarias a la radioterapia para el cáncer, y a diversas enfermedades de la piel como el lupus, el liquen plano, la alopecia frontal fibrosante, ciertas foliculitis (inflamaciones del pelo) o los tumores. Las alopecias no cicatriciales incluyen sobre todo la ya mencionada alopecia androgenética, la alopecia areata (de la cual hablaremos de forma más específica), y  los llamados efluvios. ¿Cómo distinguirlas? Para distinguir los dos tipos de alopecia, clasificarlas correctamente y poder iniciar el tratamiento más adecuado, los dermatólogos tenemos varias técnicas . Muchas de ellas pueden ser clasificadas sólo con un buen conocimiento de la tricología, y hay técnicas de laboratorio como el tricograma (examen de los pelos) y la biopsia de la piel del cuero cabelludo. En algunos casos, pueden solicitarse pruebas en una analítica de sangre para confirmar algunos tipos de alopecia asociadas con enfermedades internas. ¿Qué es la alopecia areata? Se trata de una caída de pelo súbito, en áreas redondas , que pueden ser pocas o múltiples e incluso afectar a todo el pelo del cuerpo. En algunos casos puede llegar a acabar en una alopecia universal (pérdida de todo el pelo). Se clasifica como una alopecia no cicatricial, en la que hay un proceso de ataque del órgano del pelo por unas células del sistema inmunitario llamados linfocitos. No se sabe la causa, aunque se ha atribuido en muchos casos a acontecimientos estresantes como la muerte de un familiar o un desastre natural. ¿Qué son los efluvios? Los efluvios son alteraciones del ciclo del pelo debidos a múltiples causas. Por ejemplo, un proceso grave como un ingreso en la UCI por un coma puede provocar un efluvio (caída total del pelo) en la fase anágena del ciclo del pelo. En cambio, otros cambios en el organismo como un embarazo suelen provocar efluvios en la fase de telógeno, que se manifiesta meses después del parto. También se habla de efluvios estacionales (caídas de pelo que la mayoría de las personas tienen en la época de otoño) y asociados al estrés y la ansiedad. Los efluvios son siempre reversibles. ¿Existen tratamientos eficaces para la caída del pelo? Lo más importante es tener un buen diagnóstico de la alopecia , realizada por un especialista en dermatología, la especialidad médica que engloba la tricología (estudio del pelo). A partir de un buen diagnóstico se tendrá un tratamiento adecuado. Por ejemplo, no se trata igual una alopecia areata que una alopecia causada por un lupus. En muchos casos, la caída del pelo es un proceso fisiológico y el tratamiento es menos eficaz. Es importante no automedicarse con vitaminas que en la mayoría de los casos no tienen efecto sobre el pelo. ¿Qué tratamientos hay para las alopecias? La alopecia más frecuente, la androgenética , habitual en hombres y mujeres, se trata con dos fármacos muy eficaces: el primer se aplica en loción y es el minoxidil, en concentraciones entre el 2 % y el 5 %. El segundo es el finasteride oral (en pastillas). Este último es eficaz y seguro en hombres, pero menos eficaz en las mujeres. Las alopecias cicatriciales pueden necesitar tratamiento con corticoides, antiinflamatorios, antibióticos o immunosupresores en función del tipo y la gravedad. La alopecia areata se trata frecuentemente con corticoides en lociones o infiltrados (inyectados en la piel). Los efluvios se recuperan bien, pero es conveniente estimular la recuperación del cabello, que será más rápida utilizando minoxidil u otros medicamentos prescritos por el dermatólogo. ¿Se puede prevenir la caída del pelo? Para tener un buen cabello no hace falta tomar suplementos de vitaminas ni aplicarlas en champús o lociones . Basta con seguir una dieta equilibrada, evitar tóxicos como el tabaco, y controlar la posibilidad de tener enfermedades que debilitan el pelo , como las alteraciones de la glándula tiroides. Para prevenir la alopecia areata puede ser útil recurrir a técnicas de reducción y control del estrés. En el caso de la alopecia androgenética, sobre todo la de los hombres que empieza en la juventud, puede prevenirse la pérdida comenzando a tomar el finasteride en pastillas, siempre bajo prescripción médica y a las dosis adecuadas.
PLANES Savia

Telemedicina 24h.
Olvida los riesgos, las esperas y desplazamientos.

Videoconsulta, Chat médico, consultas telefónicas... Tú decides.

Ver planes Savia

Regístrate y elige el plan Savia que prefieres para empezar

Puedes probar nuestros servicios gratis con el Plan Basic o suscribirte a directamente al plan Premium. Además, si eres Premium tendrás un 10% de descuento en todas tus compras de pruebas, consultas o tratamientos en los mejores centros médicos.

Registrarte gratis
Comparar todos los planes