Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Artículos Especializados

Artículos Especializados

Qué Debemos Saber Sobre el Autismo
Artículo especializado

Qué Debemos Saber Sobre el Autismo

El término más adecuado para el autismo es Trastorno del Espectro Autista (TEA), un trastorno neurobiológico del desarrollo que se manifiesta durante los tres primeros años de vida en la etapa infantil y que se mantendrá durante la edad adulta. La incidencia es de 60 casos por cada 10.000 niños.  En España hay 13.000 afectados (1-2 casos por cada 1.000 niños). Dentro del TEA encontramos la asociación de Síndrome de Asperger y el Trastorno Generalizado del desarrollo. Síntomas del TEA EL TEA incluye graves retrasos del desarrollo permanentes y profundos que afectan a la  socialización, la comunicación, la imaginación y la conducta, entre otras cosas. La manifestación varía mucho en función de cada individuo en grado y forma. Las principales son: Trastornos en la capacidad de reconocimiento social (les cuesta interaccionar con las otras personas y muchas veces son rechazados). Trastornos en la comunicación social (no inician diálogo de manera espontánea con los demás, ya que les es muy difícil). Patrones repetitivos de actividades determinadas (cerrar todos los cajones que encuentren abiertos). Coleccionar objetos similares. Hacer movimientos con objetos una y otra vez. Tendencia a la rutina. Dificultades en la imaginación social. La causa, aunque no está clara, en parte se encuentra en las conexiones neuronales , que se atribuye con frecuencia a mutaciones genéticas. Niveles de afectación del TEA Los casos más graves de niños con TEA presentan ausencia total del habla durante toda su vida y conductas extremadamente repetitivas, inusuales : a veces se autolesionan y son agresivos. Esta conducta persiste a lo largo de los años y es difícilmente  modificable. Signos del TEA en niños En los niños encontramos algunos rasgos que pueden ser indicativos de TEA: En el parvulario y en la escuela hay falta de interés por los otros niños. No comparten intereses con los demás, no señalan con el dedo lo que les llama la atención. Ausencia de juego simbólico, no imitan con muñecos actividades como jugar a cocinitas… Juego repetitivo que suele consistir en alinear objetos. Evita el contacto visual y le gusta estar solo. Le cuesta comprender las emociones de otros y expresar las suyas. El lenguaje y el habla se desarrollan con retraso. El lenguaje consiste en repetir palabras o frases que oye. Responde cosas que no tienen que ver con lo que preguntamos. Es muy organizado y tolera mal los cambios. Tiene intereses obsesivos. Gesticula de forma llamativa, aletea con las manos, se balancea o gira en círculos. Reacciona de forma extraña a los olores, sabores, sonidos. Signos de alarma de un niño con TEA No balbucea o no hace gestos de interacción con 12 meses. No responde a su nombre con 12-13 meses. A los 14 meses aún no señala objetos. No dice palabras aisladas con 16 meses. No dice frases completas con 24 meses. Cualquier regresión o pérdida de habilidades adquiridas a cualquier edad, por ejemplo, un niño que deja de jugar o hablar de manera repentina… Diagnóstico del TEA El diagnóstico se suele hacer tarde , por lo que se retrasan las intervenciones adecuadas que permiten mejorar el pronóstico, y es más difícil conseguir mejorar su conducta y capacidad de relacionarse con los demás. Las manifestaciones del autismo pueden aparecer incluso antes del año de vida, pero en la mayoría de los casos el diagnóstico se hace hacia los cuatro años de edad , lo que retrasa la intervención y aumenta la ansiedad de la familia. Hay algunos casos de TEA diagnosticados antes de los dos años, pero hay que ser muy prudentes. El autismo no se caracteriza por la ausencia de conductas normotípicas (es decir, que un niño no sea capaz de hablar cuando le corresponde puede tener un retraso del aprendizaje y no ser un niño con autismo, etc…). Muchos niños con TEA responden a su nombre o tiene una atención compartida incipiente o imitan su conducta. Tratamiento del TEA Va a estar dirigido a mejorar las dificultades comunicativas, sociales y emocionales con la ayuda de padres, educadores y distintos profesionales de la salud. La variabilidad clínica exige que el tratamiento sea individualizado. La atención precoz consiste en el conjunto de actuaciones y tratamientos dirigidos a mejorar los trastornos del neurodesarrollo en sus primeras etapas . Los niños con TEA se beneficiarán de un seguimiento con un psicólogo infantil conocedor de este problema, y de una escuela donde se le pueda ofrecer un cuidado especializado de manera que pueda optimizar su aprendizaje. La intervención más efectiva es la educativa. Un buen conocimiento de la enfermedad por todos los que rodean al niño, casa, escuela, psicopedagogos…. hará que sea más llevadera. En este sentido, pertenecer a alguna asociación (www.autismo.org.es a nivel de España), contactar con familias que también tengan hijos con TEA y contar con el soporte a nivel de nuestro médico o psicólogo hará que los adultos puedan llevar mejor esta situación y normalizar su vida y la de su hijo al máximo. Con este artículo espero haber dado una pincelada de los rasgos indispensables para que nuestros niños con TEA sean diagnosticados más precozmente.
Tratamiento, Beneficios y Contraindicaciones del Bótox
Artículo especializado

Tratamiento, Beneficios y Contraindicaciones del Bótox

Utilizada desde hace más de 20 años para el tratamiento de las arrugas de expresión y la hiperhidrosis (o sudoración excesiva), el botox es un arma muy eficaz en dermoestética en manos experimentadas. Sin embargo, su uso no está exento de complicaciones, y siempre debe ser aplicada por un médico. El botox o toxina botulínica es una sustancia de origen bacteriano (procede de la bacteria que causa una infección llamada botulismo), con propiedades sobre la contracción muscular y las glándulas del sudor. Pero, ¿cómo actúa exactamente? Pues es capaz de bloquear la unión neuromuscular mediante su acción sobre la acetilcolina, lo cual crea una parálisis no permanente del músculo . De hecho, se emplea también para fines médicos desde 1989 como tratamiento de los espasmos musculares. Para su utilización con fines estéticos, hay que controlar muy bien la cantidad de toxina que se inyecta, y conocer sus efectos y su duración, con el objetivo de evitar accidentes como una parálisis facial. El efecto de la toxina empieza a notarse sobre el músculo a las 48 horas, pero puede ser necesario esperar unas dos semanas para notar el efecto óptimo. ¿Para qué se emplea en dermocosmética? La aplicación de botox es fundamentalmente para la corrección de las arrugas de expresión , es decir, aquellas que se forman por la contracción muscular, como las de la frente, el entrecejo o las “patas de gallo”. Es posible incluso actuar sobre la comisura labial para mejorar la expresión cansada de los labios. Al parar la contracción muscular, la piel se relaja y las arrugas se aprecian menos. ¿Cómo se utiliza para tratar las arrugas? El médico debe de conocer muy bien la anatomía de los pequeños músculos de la cara, y cómo controlar su contracción para relajar las arrugas. Asimismo, debe inyectar la cantidad justa en la zona para paralizar ese músculo y no provocar otros efectos secundarios. Se inyecta con una aguja muy fina, y prácticamente no provoca ningún dolor. ¿Cuál es la zona ideal? Sin duda, la zona con mejores resultados es el entrecejo . Las arrugas de esta zona dan a la cara un aspecto enfadado, triste o preocupado. Al inyectar botox en esta zona se consigue además elevar la ceja, lo que confiere a la cara un aspecto más joven y alegre. Hay que tener sumo cuidado para que la toxina no se difunda a los párpados, provocando su caída. Por ello, se recomienda al paciente que permanezca en posición vertical unas horas después del tratamiento, para evitar la difusión lateral hacia los párpados superiores. ¿Se puede emplear para corregir la sonrisa? Efectivamente , el botox puede corregir, por ejemplo, la “sonrisa gingival”, que es la que tienen muchas personas que enseñan las encías superiores al sonreír. Al infiltrar botox en el elevador del labio superior se relaja el músculo y el paciente sonríe sin mostrar las encías. Este tratamiento se puede hacer únicamente en personas jóvenes que tengan una distancia corta entre la nariz y el labio superior, ya que en caso contrario el labio caído produce un efecto negativo. También pueden corregirse las “sonrisas asimétricas”, es decir, las personas que tuercen la boca al sonreír, porque tienen más hipertonía muscular en un lado de la cara. Es el caso de personas que han sufrido una parálisis facial y no se han recuperado completamente. Si se relaja la contracción muscular en el lado sano, puede conseguirse una simetría facial que se había perdido. ¿Qué complicaciones puede tener? Es un tratamiento muy seguro y con muchos años de experiencia acumulada. Sin embargo, algunas personas pueden experimentar dolores de cabeza, hormigueos en la piel, o parálisis no permanente de los músculos de la cara, lo cual puede ser un problema si se provoca una ptosis o caída de los párpados, ya que el paciente no puede abrir el ojo. Por ello, las inyecciones de botox no suelen hacerse en el área de la ceja, que afecta a la inervación del párpado. ¿Cuánto dura su efecto? Los resultados de las inyecciones suelen durar unos 120 días (tres meses) , tras lo cual tendrán que ser retocadas o la zona afectada empezará a adquirir su forma anterior al tratamiento. Sin embargo, hay que controlar el número de repeticiones del tratamiento, ya que se puede llegar a provocar una auténtica atrofia muscular y una pérdida de la expresividad facial. ¿Cómo se emplea para tratar la hiperhidrosis? Puede inyectarse en las axilas y las manos para reducir el sudor , de la misma manera que para reducir la contracción muscular en otras zonas. Se suele marcar el área con cuadrículas, e inyectar la cantidad justa para tratar toda la zona. Es infrecuente que se afecte la fuerza muscular si las cantidades de toxina inyectada se calculan bien. El efecto sobre la hiperhidrosis tampoco es permanente, debiendo repetirse el tratamiento para asegurar el control del sudor. En este sentido, técnicas como la cirugía por simpatectomía o el tratamiento con microondas son más definitivos. La técnica se realiza inyectando pequeñas cantidades de la toxina bajo la epidermis de la zona a tratar con una aguja muy fina. Para minimizar las molestias, dicho procedimiento suele efectuarse con anestesia local por refrigeración de la zona, anestesia tópica o bloqueo de los nervios periféricos. El inicio del efecto comienza a las 24-48 horas del tratamiento, y se alcanza la máxima respuesta en una o dos semanas aproximadamente. La técnica presenta una tasa de efectos secundarios muy pequeña; solamente cabe mencionar las molestias locales, sobre todo en palmas de las manos y plantas de los pies, si se realiza sin la técnica anestésica adecuada, y la aparición de pequeños hematomas en la zona de la inyección, que generalmente desaparecen de forma espontánea sin precisar de otro tipo de tratamiento. En la mayoría de los pacientes se consigue reducir un 80-90% de la sudoración durante al menos 16 semanas.
Los Últimos Tratamientos para la Acondroplasia
Artículo especializado

Los Últimos Tratamientos para la Acondroplasia

La acondroplasia es la principal causa de enanismo . Su origen es genético (debido a una alteración cromosómica), y se engloba dentro de un grupo de enfermedades denominadas condrodistrofias u osteocondrodisplasias (enfermedades que afectan al cartílago óseo). Su principal característica es la presencia de unas e xtremidades cortas de forma simétrica (tanto las extremidades superiores como las inferiores y de ambos lados), aunque el tronco tiene una longitud normal, lo que provoca un c recimiento disarmónico del cuerpo . Existen otros tipos de enanismo de causas distintas y asociados a rasgos físicos diferentes, por ejemplo, la displasia. Incidencia y causas La incidencia mundial es de alrededor de uno de cada 25.000 niños nacidos vivos (en España existen aproximadamente, unos 1000 afectados). De ellos, el 90% son debidos a una mutación cromosómica espontánea, mientras que el 10% es de causa genética hereditaria. Esta enfermedad se debe a una modificación en la cadena del ADN causada por alteraciones en el receptor del factor de crecimiento 3 de los fibroblastos que se localiza en el cromosoma 4. Ello produce una anomalía en el desarrollo de los cartílagos y, por tanto, en el crecimiento óseo, con una calcificación acelerada. En estos pacientes la adquisición completa de la s habilidades motoras se enlentecen debido a sus alteraciones anatómicas. Los adultos varones alcanzan una altura aproximada de 131 cm mientras que en las mujeres es de 125 cm. ¿Qué nos debe hacer sospechar una acondroplasia en un recién nacido? Los rasgos clínicos son visibles desde el nacimiento, pues son niños que presentan talla baja al nacer y una serie de alteraciones morfológicas como: macrocefalia (cabeza grande) con frente prominente y maxilar inferior pequeño, cuello corto , acortamiento de los huesos largos y de los dedo, manos anchas y cortas , deformidad en las piernas (en forma de paréntesis, con rodillas separadas), pies cortos, anchos y planos, y desviaciones de la columna vertebral, entre otras. ¿Cómo se llega al diagnóstico? El diagnóstico se basa en la presencia de hallazgos clínicos y radiológico s característicos. La radiografía esquelética muestra las dismorfias o alteraciones morfológicas características. El estudio genético molecular confirma el diagnóstico por la presencia de la alteración en el cromosoma 4. ¿Se puede detectar una acondroplasia durante el embarazo? La acondroplasia puede ser detectada antes del nacimiento. En una ecografía fetal puede evidenciarse una discordancia entre la longitud del fémur y el diámetro biparietal, ambos parámetros son medidos durante el seguimiento del embarazo. Si se detectan unos parámetros anormales se continua el estudio con otras pruebas como puede ser una prueba del ADN fetal. La herencia de esta enfermedad es autosómica dominante. En el caso hipotético de que ambos progenitores estuvieran afectados puede ocurrir que el feto tenga un patrón homocigoto que es, prácticamente, incompatible con la vida. ¿Cómo evolucionan estos pacientes? El niño presentará un retraso en el desarrollo motor debido a la hiperlaxitud ( mayor flexibilidad en articulaciones, músculos, cartílagos y tendones) , la hipotonía (cierta debilidad muscular transitoria) y los desequilibrios esqueléticos. Consigue una marcha autónoma y eficaz alrededor de los dos años de edad. Durante el crecimiento, van a estar marcados por múltiples complicaciones derivadas de sus anomalías. A medida que avanza el crecimiento pueden aparecer otros problemas de salud asociados  como pueden ser obstrucción de las vías respiratorias superiores (apneas o pausas respiratorias), obesidad, dolores de espalda, piernas arqueadas, focalidad neurológica (por hidrocefalia), rinitis serosa, otitis media serosa, maloclusión dentaria, apiñamiento dental… El desarrollo sexual es normal o temprano y, en muchas ocasiones, los genitales externos están aumentados de tamaño. Asimismo, el coeficiente intelectual no suele estar afectado. Estos pacientes deben ser controlados periódicamente por el médico responsable: el pediatra en la infancia y su médico en edad adulta. Son pacientes pluripatológicos que necesitarán valoraciones por varios especialistas en función de sus síntomas. En las visitas médicas de control realizadas a los pacientes con enanismo es importante registrar los parámetros antropométricos : peso, talla, perímetro craneal y perímetro torácico, así como realizar una valoración de la estabilidad y de la marcha, de las deformidades de columna y una exploración neurológica periódica. A largo plazo, y en función de la severidad de sus síntomas, el acondroplásico puede presentar o no una discapacidad significativa. ¿Existe algún tratamiento específico? No existe un tratamiento específico. El objetivo en estos casos va encaminado a mejorar la calidad de vida del paciente, lo que puede significar desde un alargamiento de extremidades hasta la colocación de t ubos de drenaje en los oídos, ortodoncia o logopedia. El tratamiento psicológico es fundamental en algunas etapas de la madurez. ¿Qué esperanza de vida tienen? Afortunadamente no es muy inferior a la de la población general.  Desde un punto de vista social, las personas con acondroplasia conviven prejuicios culturales que aún persisten hoy en día.
Qué Debo Saber Sobre la Anestesia
Artículo especializado

Qué Debo Saber Sobre la Anestesia

¿Te van a operar y quieres saber un poco más sobre la anestesia? Tu “ángel de la guarda” en una cirugía es el médico anestesista. Él/ella se mantendrá en la cabecera de la mesa de operaciones, durante el transcurso de la misma, controlando de forma diligente tu tensión arterial, tu frecuencia cardiaca, la actividad cerebral, la respiración, la saturación de oxígeno en tus células, la temperatura dentro y fuera de tu cuerpo, la hidratación, las dosis de antibiótico… En definitiva, ¡todo! Sobre la anestesia Anestesia es una palabra de origen griego que significa “insensibilidad”. Antestesiología es la especialidad de la Medicina dedicada al alivio del dolor y al cuidado completo e integral del paciente quirúrgico, antes, durante y después de la cirugía. Anestesista o anestesiólogo es el médico que practica la Anestesiología y Reanimación. Tipos de anestesia Existen tres tipos principales de anestesia: Anestesia local: en este tipo sólo se elimina la sensibilidad dolorosa de una pequeña zona del cuerpo, mientras el paciente continua consciente. Es muy frecuente su uso, por ejemplo, en Odontología. Anestesia locoregional: en ella se elimina la sensibilidad de una región y/o de uno o varios miembros del cuerpo. Puede ser: Troncular: de un nervio o plexo nervioso. Neuroaxial: actúa bloqueando el impulso doloroso a nivel de la médula espinal (que se halla en el interior de la columna vertebral), y, ésta, a su vez, puede ser: Epidural o peridural : se introduce el anestésico en las proximidades de la médula, en el espacio epidural, es decir, sin perforar las capa más externa que protege la médula espinal (duramadre),  sino por fuera de ella. Intradural o raquídea : se perforan las dos capas más externas que protegen la médula espinal (duramadre y aracnoides), liberándose el anestésico en el espacio subaracnoideo donde se mezcla con el líquido cefalorraquídeo que baña todo el Sistema Nervioso Central (encéfalo y médula espinal). Otras como, por ejemplo, la regional intravenosa. Anestesia general: se produce un estado de inconsciencia mediante la administración de fármacos hipnóticos (que inducen el sueño), por vía intravenosa, inhalatoria o ambas a la vez. Actualmente se realiza una combinación de varias técnicas, en lo que se llama “anestesia multimodal”. La anestesia general persigue varios objetivos: Analgesia o abolición del dolor, para lo cual se emplean fármacos analgésicos. Protección del organismo frente a reacciones adversas causadas por el dolor, como por ejemplo, la reacción vagal (desmayo). Pérdida de conciencia mediante fármacos hipnóticos o inductores del sueño, que duermen al paciente, evitan la angustia y suelen producir cierto grado de amnesia (abolición de los recuerdos). Relajación muscular mediante fármacos relajantes musculares, para producir la inmovilidad del paciente, la resistencia de las cavidades abiertas por la cirugía y permitir la ventilación mecánica mediante aparatos respiradores, que aseguran la oxigenación.   ¡ATENCIÓN! No todas las intervenciones quirúrgicas en el caso de la Pediatría (niños) precisan de anestesia general. Depende de varios factores, siendo el más importante la edad del paciente. A edades muy tempranas en las que no se producirá colaboración por parte del niño/a durante la intervención, la anestesia local no puede plantearse por cuestiones de confort y seguridad. Tipos de fármacos utilizados en la anestesia Fármacos hipnóticos: por vía intravenosa se utilizan el propofol, tiopental, midazolam, ketamina… Por vía inhalatoria se usan los compuestos halogenados (halotano, isoflurano…) y el óxido nitroso N2O. Fármacos analgésicos mayores: opioides naturales (morfina) o sintéticos (fentanilo, petidina…). Fármacos bloqueadores neuromusculares (miorelajantes): los derivados del curare (tubocurarina, pancuronio, atracurio, vecuronio, cisatracurio), succinilcolina… Otras sustancias: anticolinérgicos (atropina); benzodiacepinas (midazolam, diazepam…) Riesgos a destacar de la anestesia Despertar intraoperatorio (DIO). Es el estado en el que el paciente es consciente de los hechos ocurridos durante una operación bajo anestesia general y se debe a una administración de cantidad insuficiente de anestesia. Ocurre tan sólo en el 0’1-0’2% de casos (es decir, 1 o 2 casos por cada mil pacientes anestesiados).  En este cuadro la persona es capaz de tener percepciones auditivas (las visuales son raras), sentir la parálisis y/o el  dolor , provocándole todo ello  angustia, desamparo, indefensión o pánico. A medio plazo puede llegar a provocar trastornos psicológicos/psiquiátricos. Afortunadamente, la tecnología médica siempre avanza y en la actualidad se dispone de máquinas que valoran la profundidad de la anestesia, reduciendo notoriamente la posibilidad de aparición de este cuadro clínico aterrador, mediante la realización de un electroencefalograma al paciente, que permite valorar su nivel de inconsciencia. Alergia y shock anafiláctico Paro cardiaco y muerte : por múltiples causas. Hoy en día la anestesia está relacionada con 1 de cada 300.000 decesos aproximadamente. Efectos secundarios de la anestesia Los más frecuentes son: Las náuseas y los vómitos: suceden tras la operación. Pueden provocar deshidratación y dehiscencia de las suturas (separación de los puntos de sutura) por la presión ejercida con el vómito. Cefaleas (dolor de cabeza): principalmente en los tipos epidural e intradural se observa este molesto efecto secundario. Se debe a la pérdida de líquido cefaloraquídeo por el punto de punción de la aguja. Dolor y hematomas en las zonas de punción de la anestesia. Confusión mental: Es temporal y suele aparecer en personas mayores. Síndromes de abstinencia: en los pacientes alcohólicos, p.ej. RECUERDA… La clave de una buena anestesia se basará en el uso de pocos fármacos y que sean bien conocidos. Existe una considerable variabilidad interindividual en los requerimientos anestésicos previos a una intervención quirúrgica en la población. Se sabe que algunas diferencias son genéticas. Hay cirugía especialmente delicada, como la torácica, la de corazón, la abdominal superior o la de urgencia, mientras que, entre las más “sencillas” están la ocular, la de mama, las endoscopias…
Cómo Saber si Tengo Asma: Síntomas y Pruebas
Artículo especializado

Cómo Saber si Tengo Asma: Síntomas y Pruebas

Ante la palabra asma reaccionamos con una inspiración profunda y es porque se asocia a la obstrucción del flujo aéreo . El asma se define, concretamente, como la inflamación crónica de las vías aéreas que suele acompañarse de una hiperreactividad bronquial (abanico de síntomas de predominio alérgico como rinorrea, obstrucción nasal y tos seca). ¿Existen factores predisponentes? Algunas características clínicas incrementan la probabilidad de sufrir asma en adultos, por ejemplo: Síntomas respiratorios: sibilancias (pitidos), disnea (dificultad para respirar), opresión torácica y tos. Suelen empeorar por la noche y de madrugada. Síntomas desencadenados por el ejercicio o tras la exposición a alérgenos y aire frí o o tras la ingesta de determinados fármacos (como aspirina o beta bloqueantes). Antecedentes personales de alergia o atopia. Antecedentes familiares de asma o atopia. Espirometría basal alterada en un reconocimiento médico rutinario. ¿Cómo se llega al diagnóstico de asma? El diagnóstico de asma se sospecha ante la manifestación de determinados signos y síntomas por parte del paciente ( disnea, sibilancias, tos, opresión torácica y tos). Existen pacientes con síntomas durante todo el año, pero es más frecuente la manifestación en forma de episodios que pueden ser espontáneos o desencadenados por los factores mencionados (ejercicio, infecciones, animales, tabaco, exposición a alérgenos o aire frío, ingesta de determinados fármacos como ácido acetil salicílico o ß-bloqueantes y ambientes húmedos). Estos síntomas no son patognomónicos o exclusivos de asma, puesto que pueden encontrarse en otras patologías respiratorias. Es preciso realizar una exploración funcional que incluiría tres tipos de pruebas: Espirometría. Test de broncodilatación. Test de broncoconstricción. No siempre se realizan las tres pruebas para llegar al diagnóstico. Sin embargo, en algunas ocasiones, a pesar de realizar las tres, tampoco puede confirmarse. La espirometría La espirometría sería la prueba estrella (ya sabes que es aquella en la que hacemos inspirar profundamente y soplar fuertemente en un tubo para analizar el aire espirado). Es una prueba respiratoria funcional que analiza los volúmenes pulmonares y los flujos aéreos pudiendo evidenciar la obstrucción al flujo aéreo (característica del asma). Tengo que decirte que una espirometría negativa no descarta el diagnóstico de asma , pero un resultado positivo es útil para confirmarlo. Sería la primera prueba a realizar para valorar la presencia y la gravedad de la obstrucción. Por si has lo has oído en alguna ocasión, te aclaro que existen dos tipos de espirometrías: la simple y la forzada. La espirometría simple es aquella que se realiza haciendo que el paciente inspire fuertemente y expulse todo el volumen de aire posible sin límite de tiempo. La espirometría forzada es aquella es aquella en que se pide al paciente que inspire fuerte y expulse todo el aire contenido en los pulmones en el menor tiempo posible (con una espiración rápida). Para el diagnóstico de asma se solicita la espirometría forzada. De todos los parámetros que obtenemos en el estudio, uno de los más relevantes es el llamado volumen espiratorio máximo espirado en el primer segundo (Forced Espiratory Volume o FEV1): es el volumen de aire expulsado en el primer segundo de la espiración forzada. En caso de asma estará característicamente disminuido por tratarse de una alteración ventilatoria obstructiva. El Test de broncodilatación Consiste en la realización de una segunda espirometría 15 minutos después de que el paciente inhale un broncodilatador de acción rápida . La consideraremos positiva cuando mejora el parámetro analizado comparando con la espirometría convencional. Es decir, aumenta el volumen de aire que espira el paciente porque el broncodilatador le ha abierto la vía respiratoria obstruida. Concretamente, en el caso del FEV1 se debe obtener un aumento mayor de 12% del valor de la espirometría basal. Un resultado positivo nos permite estar bastante seguros del diagnóstico y nos confirmaría el diagnóstico de asma. Sin embargo, una prueba negativa no sirve para descartar asma y obliga a seguir investigando. El Test de broncoconstricción o de provocación, ¿en qué consiste? Pretende justo lo contrario del anterior, provocar un broncoespasmo controlado y detectable . Se emplean diferentes sustancias o se hace realizar determinadas maniobras (como ejercicio físico) que persiguen una acción broncoconstrictora. Tras administrar la sustancia (normalmente metacolina) o realizar ejercicio (en tapiz rodante) se hace una nueva espirometría comparando con los resultados de la inicial. En este caso si el FEV1 disminuye más de un 10% la prueba será positiva y sugerirá Hiperreactividad bronquial (característica de varias entidades: asma, EPOC, bronquiectasias, infecciones respiratorias…). ¿Qué tipos de asma podemos encontrar? Hasta ahora, la clasificación utilizada diferenciaba entre asma leve intermitente o persistente, asma moderada y asma grave. Actualmente la gravedad se mide por el grado de control con el tratamiento correspondiente. Así, un paciente que sólo precise tratamiento para los episodios asmáticos esporádicos tendrá un asma “leve intermitente” mientras que el que precisa tratamiento a diario puede tener asma leve persistente, asma moderado o asma grave. ¿Qué es una crisis asmática? El asma suele manifestarse en forma de episodios recurrentes (llamados crisis asmáticas) y caracterizados por la presencia de sibilancias (pitidos de predominio espiratorio), disnea (dificultad en la respiración), opresión torácica (dificultad de expansión torácica) y tos, sobre todo durante la noche o la madrugada. Estos episodios se asocian a un mayor grado de obstrucción al flujo aéreo del habitual y revierten de forma espontánea o con tratamiento. Todos los pacientes con asma pueden sufrir episodios de exacerbaciones que se caracterizan por un incremento progresivo de los síntomas con empeoramiento de la función respiratoria durante las mismas. ¿Por qué se producen? Las causas más frecuentes de las crisis son la exposición a alérgenos, las infecciones respiratorias víricas, un tratamiento mal ajustado o un mal cumplimiento . La gravedad de las exacerbaciones o crisis puede variar desde leve hasta grave. El tratamiento de una crisis es diferente al tratamiento de base del paciente. Pueden requerirse corticoides endovenosos, inhalaciones en forma de nebulizaciones y oxígeno . Tras la crisis siempre debe revisarse el tratamiento de base, su cumplimiento y los posibles desencadenantes (es importante detectarlos para intentar prevenir futuras crisis). Es importante comprobar que el paciente esté correctamente adiestrado en cuanto al manejo del tratamiento. No dudes en consultar con tu neumólogo si te queda alguna duda al respecto.
Causas y Tratamientos del Dolor de Cabeza
Artículo especializado

Causas y Tratamientos del Dolor de Cabeza

El dolor de cabeza o cefalea es un motivo muy frecuente de consulta en pediatría y en urgencias. En la mayoría de ocasiones no es grave y suele responder a situaciones de estrés, cansancio o como síntoma que acompaña a otros procesos febriles . A pesar de ello, es importante saber detectar cuando una cefalea nos debe preocupar. La cefalea es una de las causas más frecuente de absentismo escolar. Parece ser que la prevalencia está en aumento y que cada vez más niños y adolescentes se quejan de dolor de cabeza , tanto cefaleas como migrañas. Parece ser que se relaciona con el estrés. ¿Qué es una cefalea? El cerebro no duele. En un dolor de cabeza lo que nos molesta o produce el dolor son las estructuras vecinas que se dividen en dos grupos : Intracraneales : arterias, senos venosos y venas o la duramadre de la base de cráneo (estructura que envuelve el cerebro). Extracraneales : arterias y venas de la superficie del cráneo, senos paranasales y mastoides, órbitas oculares, dientes, musculatura de la cabeza y el cuello o terminaciones nerviosas. Por lo tanto, el dolor de cabeza no es tan simple como parece, es un dolor que afecta a la misma pero que puede ser producido por muchísimas situaciones , de intensidad, causa y gravedad muy distinta. Mecanismos que producen el dolor de cabeza Hay tres mecanismos conocidos que son responsables de la cefalea : Vasodilatación : las arterias se agrandan anormalmente y producen dolor. Esto sucede en la cefalea que acompaña a una hipoglucemia (bajos niveles de azúcar en sangre), a fiebre, la hipertensión arterial o las migrañas. Inflamación : acompaña a procesos infecciosos como las meningitis (situación muy grave de inflamación de las meninges que puede poner el peligro la vida del niño), sinusitis (inflamación de los senos paranasales), otitis o enfermedades dentales. Desplazamiento o tracción : es una situación grave que causa un dolor intenso y que acompaña a las hidrocefalias (acumulación de líquido cefalorraquídeo), tumores, hematomas cerebrales o la rotura de un aneurisma. Contracción muscular : es una de las causas más frecuentes, ya que el dolor es causado por tensión en los grupos musculares de la cabeza. Es la causa de la cefalea tensional. Cómo se clasifican las cefaleas Según la duración de la cefalea podemos clasificarlas en dos grandes grupos: Cefaleas agudas Cefaleas de una duración inferior a cinco días y sin antecedentes de cefaleas previas. Ocasionada por fiebre. Sinusitis. Meningitis. Tras traumatismo craneal. Migraña (primer episodio). Cefalea secundaria a punción lumbar. Causas menos frecuentes: Encefalitis o meningitis. Hemorragias o hematomas. Glaucoma. Cefaleas crónicas Abuso de analgésicos. Tumor o abceso cerebral. También se pueden clasificar según el origen en: Cefaleas primarias : que no tienen una causa externa. Cefaleas secundarias a otra patología: tumor cerebral, infección o hematoma. Cefalea tensional Es una de las cefaleas más frecuentes en la infancia . Antes se llamaban psicógenas. Son episodios recurrentes de dolor de cabeza con duración variable , de varios minutos hasta una semana. El dolor se caracteriza por ser opresivo de intensidad leve o moderada, bilateral y que empeora con las actividades diarias. No hay focalidad neurológica, ni cambios extraños de conducta, vómitos o náuseas. ¿Qué es una migraña? Es la c ausa más frecuente de cefalea aguda recurrente en la infancia y la adolescencia . Tiene un componente genético muy importante y es desencadenada por factores externos y hormonales , razón por la cual es más frecuente en mujeres y niñas. Son dolores recurrentes de dolor de cabeza, intensos y de duración variable . En los adultos es muy frecuente que se localice en un solo lado de la cabeza (dolor hemicraneal), pero en los niños se presenta con un dolor bilateral y frecuentemente asociado a náuseas y vómitos. Suele durar entre dos y 48 horas y puede asociarse a un dolor pulsátil, que empeora con la actividad física y puede aumentar con la luz o el ruido (fotofobia y fonofobia). Para cumplir los criterios de la migraña, el niño debe presentar al menos cinco episodios con estas características. Cómo diagnosticamos una cefalea Lo más importante es realizar una completa historia clínica y exploración neurológica del niño . Uno de los primeros pasos consiste en descartar si es primaria (no hay causa evidente) o secundaria (la cefalea es producida por otra patología). En el caso de que sea primaria, podemos empezar a tratarla, en el caso de que se sospeche una secundaria es de vital importancia descartar signos de alarma. Signos de alarma para ir a urgencias En los casos de presentar síntomas como los que describimos a continuación, se debe acudir de inmediato a urgencias ya que, probablemente, estén alertando de un proceso cerebral grave que deba ser diagnosticado con la mayor prontitud mediante pruebas de imagen complementarias: Cefaleas agudas, intensas y progresivas. Alteraciones de la conducta, cambios de carácter, pérdida de peso. Cefaleas que despiertan por la noche. Cefaleas que aumentan con el ejercicio, tos o cambios de postura. Cefaleas que se acompañan de focalidad neurológica: debilidad en alguna extremidad, problemas en el habla, dificultad para realizar las actividades habituales… Cefaleas persistentes, que no responden a los analgésicos habituales Tratamiento y prevención El tratamiento está directamente relacionado con el diagnóstico . El tratamiento de una cefalea tensional serán los analgésicos y, de una migraña, antimigrañosos . Lo más importante es descartar patología secundaria o neurológica, ya que el tratamiento será totalmente distinto y deberá ser valorado por el neurólogo. Las medidas no farmacológicas para cefaleas tensionales y migrañas también son importantes, para mejorar los hábitos y el estilo de vida : dieta equilibrada, respetar las horas de sueño, evitar o manejar el estrés, no tomar alcohol (adolescentes) ni determinados alimentos que pueden desencadenar las crisis, y realizar ejercicio físico moderado.
La Importancia de una Detección Precoz de Cáncer de Mama
Artículo especializado

La Importancia de una Detección Precoz de Cáncer de Mama

Seguro que en algún momento de nuestra vida nos hemos preguntado si algún día nos tocaría a nosotros. Hablamos del cáncer. Y en concreto las mujeres, si padeceríamos un cáncer de mama. Y es que las estadísticas confirman que 1 de cada 8 mujeres tendrá cáncer de mama a lo largo de su vida.  Para no dejarte sólo con este dato, comentarte que el cáncer de mama es una de las pocas enfermedades cancerosas que se pueden diagnosticar precozmente; es decir, antes de que se note algún síntoma, y que las posibilidades de curación de los cánceres de mama que se detectan en su etapa inicial (no diseminados todavía) son prácticamente del 100%. ¿SABÍAS QUÉ?… Hasta cuatro de cada 10 cánceres pueden prevenirse . Sigue leyendo para conocer los consejos necesarios para conseguirlo. Frecuencia El cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres (aunque no hay que olvidar que los hombres también pueden padecerlo) y el tercero en frecuencia en la población general. Se diagnostican más de 1’5 millones de nuevos tumores al año y, además, se ha observado un aumento en el número de casos diagnosticados en los últimos tiempos.  Este tipo de cáncer es más frecuente que aparezca en los países desarrollados, probablemente porque varios de los factores de riesgo observados en el padecimiento de la enfermedad se presentan en el estilo de vida occidental. Síntomas Si se aprecia cualquier anomalía en la mama , ya sea un bulto, ya sea dolor, algún tipo de secreción por el pezón o cualquier otro síntoma que preocupe, se debe consultar siempre al médico y/o ginecólogo para que pueda estudiarlo y valorarlo. La importancia de la detección precoz En las diferentes comunidades autónomas se llevan a cabo programas de screening poblacional de cáncer de mama dirigidos a las mujeres de mayor riesgo, que son las que se encuentran principalmente en una edad comprendida entre los 50 y los 65 años, mediante la realización de mamografías seriadas , con una frecuencia de cada 1-2 años. Otros métodos complementarios a la mamografía son la exploración física, realizada periódicamente por el médico o por la propia mujer, aunque se aconseja que no debe ser éste el único procedimiento diagnóstico a realizar. Se ha podido demostrar que, gracias a la realización de campañas de diagnóstico precoz de cáncer de mama, la mortalidad por esta enfermedad ha disminuido de una forma significativa, al menos cuando se realiza en la edad de mayor incidencia (por encima de los 50 años). Factores de riesgo Algunos de los factores de riesgo descritos, que se han asociado al padecimiento de la enfermedad, son los siguientes: Edad: la probabilidad de padecerlo aumenta con los años: a más edad, más riesgo, principalmente una vez que se han cumplido los 55 años. la edad de aparición más frecuente es alrededor de los 65 años. Herencia genética: existe mayor riesgo de padecerlo si se tienen familiares de primer grado que hayan padecido o padezcan el mismo cáncer. Hormonas: las hormonas femeninas (estrógenos, progestágenos), que definen el ciclo menstrual femenino, juegan un papel importante en la generación de la enfermedad. Así, tener la primera menstruación antes de los 12 años y la menopausia pasados los 55 años, junto con el hecho de no tener hijos o no dar lactancia materna, aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama, debido a que la glándula mamaria se ve sometida a la influencia de las hormonas femeninas durante más ciclos menstruales a lo largo de la vida.  de la misma manera, el uso de medicamentos anticonceptivos y algunos de los tratamientos de terapia hormonal sustitutiva (THS), que sirven para paliar los síntomas asociados a la menopausia (p.ej. sofocos, sequedad vaginal, etc.), pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de mama. a mayor tiempo de uso, mayor riesgo. Algunos contaminantes ambientales. Tabaco. Consumir exceso de alcohol. Características personales: el tipo de mamas puede ser un factor a tener en cuenta. El riesgo de cáncer de mama aumenta en hasta cuatro veces en aquellos casos de mamas muy densas con respecto a las que son más grasas. SI LA GENÉTICA SE “ESTROPEA” En el caso del 90-95% de las personas que acaban padeciendo cáncer, éstas han nacido con una buena genética hasta que, debido a la influencia de factores externos, al simple paso del tiempo (dando lugar al envejecimiento) o a causa de errores genéticos que se pueden producir en la replicación normal del ADN ocurrida en todos los seres vivos, la genética “se estropea” y acaban apareciendo mutaciones que, en última instancia, provocarán la división celular alterada y descontrolada que da origen al “cáncer”. Algunos de estos factores que predisponen a padecer la enfermedad no se podrán modificar, como es el caso de la edad, las características personales o la herencia genética, entre otros ejemplos, pero en otros sí podremos, y llevando a cabo una serie de consejos de vida sana sencillos se puede llegar a reducir la probabilidad de padecer cáncer de mama hasta en un ¡30%! Decálogo de consejos para reducir el riesgo de cáncer de mama No fumes (fumar afecta al padecimiento de cáncer de mama y se ve involucrado en la génesis de hasta 16 tipos de tumores diferentes). No bebas exceso de alcohol (incluso 1-2 bebidas alcohólicas al día aumentan el riesgo, con respecto a las personas que no consumen nada de alcohol y si ya son 3-4 bebidas/día, el riesgo aumentado es elevadísimo, de hasta el 50%). Adelgaza (la obesidad, especialmente aquella adquirida en la vida adulta, aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama después de la menopausia). Haz ejercicio (la vida sedentaria aumenta claramente el riesgo de padecer la enfermedad, especialmente en etapas postmenopáusicas). Come sano (la dieta mediterránea variada es una buena aliada, rica en hortalizas, frutas y verduras, sin olvidarse de las bondades que presenta el famoso aceite de oliva).    Da lactancia materna (la lactancia materna tiene muchos efectos beneficiosos: cuanto más tiempo se da el pecho, menos riesgo de cáncer de mama. Se reduce el riesgo un 4% por cada 12 meses de lactancia, aunque éstos no sean seguidos). Vacúnate y vacúnalos. Participa en los programas de detección precoz del cáncer. Protégete del sol. Protégete de los contaminantes ambientales y de las sustancias cancerígenas presentes en el puesto de trabajo. Tratamiento Si finalmente se acaba padeciendo cáncer, el tratamiento incluye tres vertientes diferenciadas: la cirugía, la radioterapia y la administración de fármacos (como la quimioterapia, por ejemplo). Estas terapias pueden ser usadas individualmente o pueden combinarse entre ellas en un mismo paciente. Principalmente, la ubicación, el tamaño y la fase de desarrollo en que se encuentre el tumor, además de siempre tener presente la salud de base del paciente, condicionarán la estrategia terapéutica .
Cómo Puede Afectar la Candidiasis Vaginal
Artículo especializado

Cómo Puede Afectar la Candidiasis Vaginal

Aunque tanto el diagnóstico como el tratamiento de las candidiasis son generalmente sencillos, es su sintomatología lo que más suele incomodar a las mujeres. Muchas suelen venir a la consulta por picores, cambios en el flujo… y quieren soluciones. Veamos por qué se produce esta infección y qué se puede hacer para resolverla. La candidiasis es una vaginitis infecciosa , una inflamación de la mucosa de la vagina, producida por una levadura del género de la cándida. La más frecuentemente implicada en esta dolencia es la Cándida Albicans , en el 85% de los casos. La segunda más común es la Cándida Glabatra y la tercera, la Cándida Tropicalis . Se trata de una dolencia leve, que prácticamente se presenta en todas las mujeres en algún momento de la vida . Causas Lo primero es saber cómo y por qué puede aparecer esta infección vaginal que sucede cuando los microorganismos habituales que se encuentran en la vagina se desequilibran. Es habitual que se produzca cuando se han tomado antibióticos un tiempo largo, pues en ese caso la flora se debilita y la vagina es colonizada por los hongos. También cuando hay mucha humedad en la zona genital. Por ejemplo: Si vamos a la playa o a la piscina y estamos mucho tiempo con el bañador mojado. Al utilizar salvaslips o compresas que no son de algodón, ya que la celulosa es un tipo de tejido sintético y, por tanto, no transpirable y que acumula la humedad.   La ropa interior que no es de algodón y sí de nylon o de microfibra o de cualquier otro tipo de tejido también favorece que aparezcan las infecciones por cándida, así como llevar la ropa muy ceñida, que tampoco deja transpirar. El nivel de glucosa en sangre elevado también favorece esta colonización, por eso en las mujeres con diabetes mellitus mal controlada se dan estas infecciones de forma recurrente. En el embarazo hay una predisposición a las candidiasis. El uso de anticonceptivos hormonales orales El uso de corticoides hace que se debilite el sistema inmunológico aparezcan las infecciones por hongos. El exceso de lavado genital hace que la flora y el pH de la vagina se modifiquen. Síntomas habituales El síntoma que más frecuentemente se sufre en este tipo de infección es el aumento en la secreción vaginal : es de aspecto blanquecino, muy espeso, de consistencia y apariencia similar al yogur. Además, puede que tenga incluso grumos y oler mal. Notaremos picor intenso en la zona de los labios mayores y también en la entrada de la vagina e incluso dentro de la vagina. Igual tienes dolor durante las relaciones sexuales y durante la micción. A veces también se puede notar escozor en la parte más exterior. El picor intenso provoca el rascado frecuente y puede que algo fuerte, lo que puede llegar a provocar pequeñas heridas en la vulva y en el periné. Al explorar la vagina por dentro la mucosa estará inflamada y eritematosa , y con alguna zona más blanca que se desprende al tocarla. ¿ES CONTAGIOSA? Aunque la infección por cándida no se considera una enfermedad de transmisión sexual sí es muy frecuente que, en los miembros de una pareja, si no se trata la infección primero la padezca uno y luego aparezcan los mismos síntomas en el otro miembro. ¿Mi pareja se ha de tratar? Lo primero, si sabemos o sospechamos que podemos tener una infección vaginal es evitar el contacto sexual para no infectar a nuestra pareja . Por lo menos, hasta que los síntomas pasen o hasta que el médico nos confirme que la infección esta curada. Lo mejor es evitar las relaciones y que la pareja se explore. Si tiene síntomas parecidos deberá consultar con su médico y que le ponga tratamiento si es preciso. Alrededor de un 15% de los varones tiene molestias en el pene si su pareja tiene candidiasis. ¿Cómo prevenir la infección? No uses duchas vaginales ni estés continuamente lavando la zona genital. Es suficiente con una ducha diaria con agua y jabón de higiene intima. No te pongas ropa interior que no sea de algodón, ni ropa demasiado ajustada que pueda aumentar el calor local o la humedad en la zona genital. Cámbiate con frecuencia de tampones, compresas o salvaslips, y procura que estos sean de algodón. Intenta cambiarte de bañador cuando estés en medios húmedos. Evita jacuzzis y los baños de agua muy calientes. En caso de infecciones de repetición consulta con tu médico por si hay una diabetes latente y aún no ha sido diagnosticada.
Cómo se Pueden Evitar las Caries
Artículo especializado

Cómo se Pueden Evitar las Caries

Con una frecuencia similar a la del resfriado común, la caries es una de las e nfermedades bucodentales más comunes  en todo el mundo. Es mucho más frecuente en niños y adultos jóvenes, aunque puede afectar a cualquier edad. ¿Cómo se produce una caries? La caries es una enfermedad que se caracteriza por la destrucción de los tejidos del diente (comienza en la capa más externa o esmalte y avanza hacia la más interna o pulpa). El proceso se inicia con la desmineralización progresiva provocada por los ácidos provenientes de la conversión de los alimentos (especialmente los azúcares, bebidas carbonatadas y el almidón) y tras la intervención de las bacterias que colonizan nuestra boca de forma habitual. Así, tras la ingesta se ponen en funcionamiento nuestras bacterias produciendo ácidos que junto a la saliva formarán un biofilm llamado placa bacteriana que se adhiere a la superficie de dientes y encía. A su vez esta placa dificulta la correcta higiene de algunas zonas (molares posteriores, borde gingival, espacios interdentales, fisuras y bordes de las obturaciones) por lo que son las áreas más frecuentemente afectadas por caries.  La placa que no se elimina de los dientes se convierte en una sustancia llamada sarro o cálculo de alto poder irritativo para las encías dando lugar a gingivitis y periodontitis . Causas de las caries El proceso cariogénico (formación de caries) no sólo se asocia a la calidad de la ingesta y a una higiene inadecuada (técnicas de cepillado incorrectas, falta de cepillado dental, pastas dentales inadecuadas, no uso de hilo dental o cepillo interproximal…). Existen muchos otros factores implicados en la formación de caries: carga genética (existen familias con alta predisposición o susceptibilidad a caries), influencia del pH de la saliva (el pH bajo es más proclive a la formación de caries), malposiciones dentales, tipo de microbiota y determinadas enfermedades (como las autoinmunes), entre otras posibles causas. El proceso destructivo suele instaurarse en el esmalte de la corona dental (por ser la parte del diente expuesta en boca) y evoluciona hacia las partes más internas del diente, avanzando a dentina y posteriormente a pulpa. Una afectación de la pulpa dentaria puede llevar a una pulpitis (situación que obliga a acudir a urgencias por el gran dolor que genera). En su evolución se llegará a la necrosis pulpar y extensión hacia el ápice de la raíz produciéndose una periodontitis apical , y pudiendo llegar a ocasionar un absceso dental (conocido coloquialmente como flemón). PRIMERO NO DUELE Recordemos en este punto que la caries incipiente no provoca dolor . En el momento en que una caries debuta con síntomas de dolor nos encontramos con un proceso que afecta a la parte más profunda del diente, la pulpa (conocida como el nervio). Y en este punto tanto el tratamiento como la vitalidad del diente se comprometen pudiendo conducir a la pérdida de dicha pieza dental. La prevención Se genera pues un círculo cerrado de alta peligrosidad para la integridad del diente. ¿En qué momento debemos interferir en la formación de dicha placa? A ser posible en el momento de la formación de la misma para evitar que el proceso destructivo se desencadene. Por ello los odontólogos insistimos en el cepillado inmediato tras la ingesta. La placa comienza a acumularse en los dientes a los 20 minutos después de comer. Si no se retira en ese momento comenzará la cascada cariogénica. Una vez instaurada la caries su progresión sólo puede interrumpirse de forma mecánica mediante el tratamiento odontológico consistente en la eliminación del tejido dentario afecto y sustituyéndolo por un material sintético de restauración (obturación o empaste) al que debe darse la forma similar al diente original para que mantenga sus funciones masticatorias. Tenemos que hacer énfasis en la detección precoz de la caries ya instaurada y que aún no ha originado síntomas dado que en esta etapa es fácil el acceso terapéutico . En el diagnóstico de la caries juega un papel relevante la visita periódica de control al odontólogo quien detectará la mayoría de casos con una simple inspección bucal. Cuando existe la sospecha de que la caries encontrada pueda ser profunda debe recurrirse a la realización de una radiografía que muestre la totalidad del diente. Si se detectan muchas caries en la boca de un paciente puede ser interesante la realización de una ortopantomografía para visualizar la totalidad de las piezas afectas y la extensión de cada una de las caries. Cuando una caries es ya sintomática debe realizarse igualmente la radiografía para el planteamiento terapéutico. Si se evidencia afectación profunda de la dentina y/o de la pulpa  estaría indicado el tratamiento pulpar (conocido como matar el nervio) antes de la obturación o reconstrucción. Recordemos que existen dos grandes grupos de material de obturación: el composite (resina blanca de color similar al diente y prácticamente indetectable) y la amalgama de plata (de dureza extrema pero estéticamente limitada). Qué podemos hacer Una vez expuestas las consecuencias de las caries a largo plazo debemos plantearnos nuestra intervención. ¿Cómo podemos actuar en la interrupción del proceso cariogénico? Simplemente deberíamos incidir en todos los posibles agentes desencadenantes . Sellado de fosas y fisuras: es una técnica usada mayormente en el ámbito de la odontopediatría. Consiste en la colocación de una capa protectora de material acrílico  en la corona dental, concretamente en la zona oclusal donde se encuentran las fisuras y las cúspides (zonas más sensibles a la colonización bacteriana). Fluorización: consiste en la aplicación de flúor sobre la superficie dental. De uso frecuente en odontopediatría. Cepillado de dientes como mínimo dos veces al día. El cepillado de antes de acostarse no debe obviarse bajo ningún concepto. No olvidemos que ni los bebés ni los niños están exentos de la limpieza bucal. En bebés con dientes erupcionados utilizaremos una simple gasa que pasaremos suavemente sobre la superficie dental. En niños en edad escolar utilizaremos un cepillo redondeado, pequeño y de filamentos suaves. Uso de pasta dentrífica con flúor. Los dentífricos con concentraciones adecuadas de flúor aumentan la resistencia del esmalte frente a la agresión de la caries. Uso de hilo dental a diario o de cepillo interproximal. Idealmente deben usarse antes del cepillado. Enjuagues con colutorio: no deben usarse con alta frecuencia en bocas sanas. La Clorhexidina es uno de los mejores antisépticos bucales en cuanto a su eficacia frente a la prevención de lesiones cariogénicas en pacientes de alto riesgo. Reducción de la ingesta de carbohidratos y productos azucarados. Si tenemos necesidad imperiosa de masticar disponemos de chicles sin azúcar (especialmente los que contienen xilitol que ayuda a reducir el número de bacterias en tu boca, a incrementar el flujo salival y a estimular la remineralización). Modificar los hábitos dietéticos intentando no picar entre comidas. En cada ocasión que el alimento entra en boca se desencadena la formación de placa de forma incontenida. Si no podemos evitarlo debemos compensarlo con un cepillado después de cada ingesta. Sería óptimo no fumar ni consumir alcohol en exceso. Visitar al dentista regularmente. Esto permite la detección precoz de caries incipientes cuyo tratamiento es mínimamente invasivo. Acudir al higienista dental al menos una vez al año para la realización de una limpieza exhaustiva mediante el aparato de ultrasonidos. El grado de implicación del paciente es fundamental . La progresión de la caries puede interrumpirse aplicando las medidas de control y preventivas citadas anteriormente. RECUERDA… La principal causa de la caries dental es el acumulo de placa bacteriana por ello debe eliminarse precoz y frecuentemente, especialmente tras la ingesta. La correcta higiene dental diaria garantiza el arrastre de la placa acumulada a diario. Una limpieza bucal anual exhaustiva mediante ultrasonidos realizada por el higienista dental nos ayudará a eliminar los restos de placa acumulados en la superficie dental y en la zona periodontal y gingival. La visita periódica al dentista permite la detección precoz de caries dental y el tratamiento mínimamente invasivo.
Consultas online

Telemedicina 24h.
Olvida los riesgos, las esperas y desplazamientos.

Videoconsulta, Chat médico, consultas telefónicas... Tú decides.

Ver consultas online
1

Regístrate ahora y prueba un mes GRATIS de Savia Premium

Acceso ilimitado a nuestros servicios para que pruebes la experiencia Savia al completo.

Registrarte gratis
2

Después sigue con tu cuenta gratis o hazte Premium

Al acabar el mes, puedes disfruta Savia con la cuenta gratis o hacerte Premium por 59€ al año (o 10€ al mes) para tener consultas online inlimitadas.

Comparar todos los planes