Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Artículos Especializados

Artículos Especializados

Bruxismo y su Relación con el Estrés
Artículo especializado

Bruxismo y su Relación con el Estrés

Todos apretamos alguna vez los dientes o hacemos movimientos con ellos como forma de dar salida alguna tensión interna, sin embargo, solo podemos hablar de bruxismo cuando esto ocurre de manera regular e inconsciente o semi-inconscientemente, con riesgo de producir eventual daño a nuestra salud dental . Muchas causas El bruxismo es un frotamiento o tensión excesiva de los dientes sin ninguna función aparente, a diferencia de, por ejemplo, la masticación o los movimientos articulares que se producen para emitir sonidos y/o palabras. Las causas del bruxismo no están claras, pues hay estudios que lo relacionan con trastornos de la ansiedad y que achacan su aparición a episodios depresivos continuados o a la exposición continuada a situaciones de estrés. Sin embargo, también son numerosos los estudios que demuestran que puede haber una predominancia de factores fisiológicos tales como una mala masticación o un trastorno del sueño. Es por ello que se considera que tiene múltiples causas . Tipos de bruxismo Existen básicamente dos modalidades de bruxismo: el diurno y el nocturno.   El bruxismo diurno (BD) es una actividad normalmente semi-voluntaria que la literatura científica asocia al estrés vital que puede ser producido por causas de responsabilidad familiar o de trabajo, es decir, por causas psicosociales. El bruxismo diurno lo padece un 20% por ciento de la población adulta. El bruxismo nocturno (BN), sin embargo, es un comportamiento mandibular definido como estereotipado y repetitivo caracterizado por, como decíamos al principio, tensión y frotamiento dental cuya causa más común es la de un trastorno del sueño, relacionado o no con causas psicosociales.  Este tipo de bruxismo lo sufre entre el 8 y el 16%. ¿Cómo prevenirlo? En primer lugar, es importante que hagamos un chequeo de nuestras vidas : ¿tiene mi forma de vivir algo que ver con esto? ¿Hay algo que pueda hacer para vivir con menos estrés u hostilidad? Si la respuesta a estas preguntas es afirmativa cabe hacer balance y preguntarse ¿el qué? No es una cuestión menor, pues en el momento en que la aparición de un síntoma irrumpe en nuestra vida las alarmas saltan y esto nos pone en la tesitura de tener que buscar respuestas a medida, no hay fórmulas estándar y cuanto más conscientes seamos de nuestra manera de funcionar y de relacionarnos con nosotros mismos y con el mundo, más capacidad desarrollaremos para la armonía y el orden interno. Y esto no es tarea fácil. Dicho esto, vamos a introducir unos elementos prácticos que esperamos sean de utilidad.  Por supuesto, es conveniente también acudir a un especialista en salud buco-dental y/o a uno en trastornos del sueño para confirmar o descartar causa orgánica . El primero puede prescribirnos la utilización de una férula de descarga, en el caso de que se trate de bruxismo nocturno. Revisemos nuestro hábito de sueño Vamos a intentar proveeros de algunos e lementos que te sirvan para iniciar este autochequeo .  Dado que el bruxismo se relaciona en parte con posibles trastornos del sueño revisemos pues nuestros propios hábitos. A continuación, enumeramos algunos elementos para sanear nuestra forma de relacionarnos con el dormir : Acostarse a la misma hora cada día. Hacer la misma rutina antes de ponerse en la cama y apagar la luz. Haber hecho la digestión antes de acostarse, pudiendo así irse a la cama con las necesidades fisiológicas de evacuación realizadas. No haber tomado estimulantes (café, tabaco o alcohol) en las horas previas al momento de acostarse. Haber realizado una actividad sosegada antes de acostarse (lectura, escuchar música relajada, una conversación amable, etc. es conveniente evitar las pantallas (móvil, televisión) por la noche ya que la excesiva exposición nocturna a elementos audiovisuales ha demostrado ser un factor que dificulta el descanso y facilita la aparición de trastornos del sueño. Convendría irse a dormir siempre con la cama hecha y las sabanas limpias, asimismo, es importante utilizar la cama para el descanso o los momentos de intimidad con la pareja, pero conviene abstenerse de otras actividades como pueden ser trabajar, comer, etc. Estas pautas básicas de higiene del sueño deberían ayudarnos autorregular mejor el descanso . Como todos sabemos, hay veces en la vida en la que menos es más y este principio aplica para el acto del buen descansar.   En este párrafo final queremos reiterar la multi-factorialidad causante del bruxismo y la importancia de acudir tanto a especialistas dentales como a especialistas en sueño . En caso de identificar causas psicológicas como la aparición constante de emociones desbordantes o de pensamientos aflictivos es recomendable acudir a un psicoterapeuta para una evaluación y posible tratamiento psicoterapéutico para combinarlo, si es necesario, con los tratamientos médicos.
Tratamiento, Beneficios y Contraindicaciones de la Carboxiterapia
Artículo especializado

Tratamiento, Beneficios y Contraindicaciones de la Carboxiterapia

¿Qué problema estético es uno de los que más preocupan a las mujeres? Sin duda, muchas contestarían que la celulitis . Pues bien, para obtener buenos resultados en este “dolor de cabeza” de tantas mujeres, la carboxiterapia ha demostrado su eficacia. Y la celulitis no es la única aplicación que tiene esta técnica. En qué consiste Se trata de un procedimiento cosmético no quirúrgico , que consiste en la inyección a nivel subcutáneo e intradérmico de dióxido de carbono de uso medicinal. Este procedimiento ha demostrado resultados estéticos favorables en el tratamiento de estrías, reducción de celulitis y mejora de cicatrices hipertróficas y de coloración de ojeras, así como de la flaccidez corporal y facial, rejuvenecimiento de piel de manos y tratamiento de psoriasis. Los pocos efectos adversos, contrastados con los buenos resultados del procedimiento, otorgan un gran grado de satisfacción en los pacientes. Puede aplicarse en tratamientos conjuntos con uso de botox, mesoterapia, tratamientos láser o radiofrecuencia; o para mejora posterior del aspecto corporal luego de una liposucción. Debe aplicarse en pacientes con buena salud, y está contraindicado, a nivel general, realizarse en pacientes con fobia a las agujas, apnea del sueño, enfermedades del tejido conectivo, insuficiencia hepática, respiratoria, renal y cardíaca, diabetes, cáncer, infecciones de la piel, trastornos de circulación, epilepsia, asma activa, estados gripales con fiebre y tos, así como embarazo, o mujeres estando en ciclo menstrual. ¿Cómo funciona? Al inyectarse el dióxido de carbono en forma intradérmica con agujas, se produce una vasodilatación importante e incremento del flujo sanguíneo en la zona de la aplicación, lo cual incrementa localmente la presión de oxígeno. Esta actividad, sumada al descenso del pH del tejido, genera una mayor liberación de hemoglobina. En consecuencia, se eliminan los radicales libres tóxicos que favorecen el envejecimiento del tejido. Todo ello permite obtener tejidos más firmes y sanos, eliminándose células grasas y produciéndose un mayor efecto lipolítico (movilización de grasas). ¿Cuándo dura? La duración del tratamiento se adecúa al morfotipo corporal de cada paciente . Las sesiones se pueden realizar una por día, o por semana, con una duración de dos a 15 minutos, según las zonas a tratar. Se requieren de 10 a 20 sesiones. Aunque no son necesarios ningún tipo de cuidados después, es importante que el paciente se comprometa a llevar una vida sana, acompañada de dieta y ejercicio, para lograr un resultado óptimo.   ¿Qué pasa después? Los efectos secundarios que pueden aparecer en la zona, como hinchazón, pesadez, calor o dolor pueden mejorar tras un masaje local , posterior a la aplicación del tratamiento. Durante las primeras sesiones, el dolor puede ser más intenso, e irá disminuyendo con el paso del tiempo. Si éste continua, deben espaciarse las sesiones de aplicación, así como si aparecen infecciones locales o hematomas. El tratamiento permite obtener efectos de forma inmediata , aunque puede apreciarse un estancamiento del mismo tras la segunda sesión. No hay que preocuparse por este detalle, ya que el mayor efecto se apreciará a partir de la mitad del tratamiento, culminándose en la última. Tras un año de haber finalizado el tratamiento se podrán realizar retoques si fuera necesario. Carboxiterapia y estrías La carboxiterapia tiene mayor efecto durante la primera fase de la producción de estrias (las llamadas estrías violetas), aunque también mejora el aspecto de las estrías viejas (estrías blancas). Produce un aumento de la neovascularización a nivel de las mismas, y estimula una mayor concentración de melanocitos, los cuales repigmentan la estría, y le otorgan un color más rosáceo natural. Asimismo, estimula la producción de colágeno , que mejora el aspecto de las marcas. No obstante, se debe recordar que cada tratamiento depende del estado de la piel individual de cada paciente.  Puede utilizarse en cualquier lugar donde exista una aparición de estrías: pecho, caderas, nalgas, brazos, piernas y muslos. Aunque no requiere cuidados posteriores, puede generarse dolor local, que cede tras la aplicación de masajes. Carboxiterapia facial La carboxiterapia se convierte en un tratamiento efectivo para las pieles envejecidas por el paso de los años y la continua exposición solar . Los efectos que produce son: Estimula la producción de nuevo colágeno, mejorando la elasticidad de la piel. Aumenta de la oxigenación del tejido y el intercambio de gases, junto con la neovascularizacion de los tejidos, y la eliminación de radicales libres tóxicos que potencian el envejecimiento. Reduce el nivel de células grasas, gracias a su efecto lipolítico. Este conjunto de acciones otorga más luminosidad natural a la piel, y pueden realizarse sesiones cada semana, de 10- 15 minutos cada una. El aumento de la vascularización de la piel, a nivel de la decoloración que presentan las ojeras azules, mejora visiblemente la piel de las mismas, desplazando la sangre saturada de toxinas. Debe realizarse una sesión por mes, y las inyecciones deben aplicarse tanto en el plano subcutáneo como intradérmico. Carboxiterapia y celulitis La celulitis consiste en la aparición de pequeños hoyuelos en la piel ocasionados por los depósitos de grasa que existen debajo de ella. Se clasifica en tres grados, donde el tercero implica la aparición de la piel de naranja. El tratamiento con carboxiterapia estimula los receptores asociados a la lipólisis corporal, mejorando la elasticidad y el estado de la piel de naranja característica. Debe realizarse una sesión por día, o por semana, hasta completar las 20 sesiones.   Debe advertirse a la paciente de que no tome baños prolongados durante las primeras 24 horas posteriores, que evite las actividades deportivas y los golpes en la piel. Puede realizarse un retoque al año, y puede combinarse con otros tratamientos, como la mesoterapia.
Qué Debes Saber sobre la Miopía
Artículo especializado

Qué Debes Saber sobre la Miopía

A medida que has cumplido años, has ido sumando dioptrías, ¿por qué? Eres miope y quieres saber si tus hijos también pueden serlo… Son preguntas habituales que intentaremos resolver en este artículo y que interesarán a muchos, pues la prevalencia de miopía en la población es de hasta el 25%. Las ametropías El desarrollo de la visión se produce de forma progresiva desde el nacimiento hasta alcanzar los 8-9 años de edad y, durante este periodo de “plasticidad”, la función visual se caracteriza por ser reversible, es decir, puede volver atrás o regresar. Por esta razón, cualquier anomalía ocular que en el periodo inicial de la vida dificulte el estímulo visual de la retina provocará una detención del desarrollo visual, e, incluso, una regresión de la función existente en el momento de la aparición de la misma.  A este proceso de paro o recesión de la función visual, se le conoce como ambliopía . En el ojo normal, también llamado emétrope, el foco de la imagen se forma en un punto que coincide exactamente sobre la retina, produciéndose una imagen nítida sin necesidad de usar mecanismos de acomodación ocular.  En el ojo con defecto de refracción (ojo amétrope) el foco de la imagen de un objeto del exterior no coincide con la retina, dando lugar a una imagen poco nítida y hace necesaria la aparición de fenómenos de acomodación ocular para conseguir que esa imagen se vuelva nítida. Las ametropías pueden ser la hipermetropía, la miopía o el astigmatismo. ¿Qué pasa en el ojo miope? Por el mayor tamaño del globo ocular del que sería deseable, los rayos luminosos que inciden en el ojo miope, procedentes de un objeto situado en el infinito, se enfocan por delante de la retina y, por tanto, formando una imagen borrosa . Contrariamente a lo que ocurre en el ojo hipermétrope, en el miope el mecanismo de acomodación no compensa el defecto de visión y, al no disponer de ningún otro mecanismo compensatorio que contrarreste el defecto de refracción, la agudeza visual del ojo disminuye claramente en la visión de lejos. El niño ve mal aunque los defectos sean leves (-0,5 a 1 dioptría). Tipos de miopía Existen distintos tipos diferenciados de miopía: La miopía benigna o simple : afecta al 10% de la población y suele aparecer en edad escolar. Va aumentando gradualmente para detenerse al terminar la etapa de crecimiento.  Su evolución es benigna y no suele superar las 5-6 dioptrías. La miopía maligna o degenerativa : representa entre un 1% y un 4% de los miopes. Suele iniciarse muy precozmente y aumentar a lo largo de toda la vida. Generalmente es superior a 6 dioptrías. Se trata de una enfermedad degenerativa de la retina. La miopía transitoria del lactante : es poco frecuente y se debe a una excesiva curvatura natural, propia de los primeros años de vida, en la córnea y el cristalino, que se va aplanado de forma espontánea a medida que uno crece. Con ello, se consigue que el defecto llegue a corregirse parcial o completamente. La miopía secundaria : se produce como consecuencia de otra enfermedad (un glaucoma congénito, por ejemplo). Causas En general, las ametropías tienen un origen hereditario multifactorial , aunque se expresa de forma muy diferente en cada persona. Por lo tanto, debe descartarse, siempre, que existan antecedentes familiares de este tipo de patologías. La causa más frecuente de miopía es la debida a una longitud axial del globo ocular (una longitud antero-posterior del ojo) más grande de lo normal. Con menos frecuencia, se produce por la existencia de mayores curvaturas de las que serían deseables en la córnea o el cristalino, entre otros motivos. Síntomas Se produce una disminución de la agudeza visual lejana (“de lejos”), con buena visión próxima (“de cerca”). Los miopes suelen hacer guiños de párpados para mejorar la agudeza visual, lo cual puede ocasionar dolores de cabeza. También es muy frecuente el enrojecimiento ocular y la blefaritis crónica (inflamación de los párpados). En la miopía maligna se pueden hallar alteraciones en la prueba del fondo de ojo, como lesiones degenerativas en la retina más periférica predisponentes al desprendimiento de retina, o bien hemorragias. La escuela es donde los defectos visuales se manifiestan de forma evidente, ocasionando un bajo rendimiento escolar. Cómo se diagnostica El diagnóstico de los defectos de refracción deberá ser realizado por el oftalmólogo . Desde la consulta del pediatra se deberá derivar al niño al especialista ante la sospecha de la existencia de alguno de estos defectos oculares. La determinación de la agudeza visual mediante métodos subjetivos es posible a partir de los tres años de edad. Son pruebas o métodos subjetivos , los llamados “ optotipos ” (objetos/dibujos/letras) que deben situarse a cinco metros de distancia del niño y, a ser posible, en un ambiente con condiciones de buena iluminación y con el niño lo más tranquilo posible. Algunos de ellos son los “optotipos de Allen” o los “optotipos de Pigassou”, que se explorarán primero haciendo que el niño mire con ambos ojos y posteriormente con cada ojo por separado.  También puede ser utilizada a partir de los cuatro años de edad la clásica prueba de la “E de Snellen”: se presentan diversas letras “E” en diferentes posiciones y de distintos tamaños y el niño debe identificar su posición señalando con los dedos o colocando una “E” grande a su lado en la misma posición. Con esta exploración simple se pueden diagnosticar fácilmente todas las miopías , ya que éstas cursan con una clara disminución de la agudeza visual, siendo claramente necesaria la colaboración del paciente. Además de todo lo especificado, el oftalmólogo, previa administración de colirios que tienen la finalidad de provocar la parálisis medicamentosa del sistema de acomodación ocular, puede realizar pruebas como la llamada “esquiascopía”, sin precisar respuestas del paciente a pruebas subjetivas. Es muy importante tener presente que la agudeza visual del niño pequeño no está completamente desarrollada y que los resultados, por tanto, podrán variar con el paso del tiempo . Tratamiento La corrección óptica de las ametropías se realizará con lentes esféricas o cilíndricas , que pueden ser positivas (convexas) o negativas (cóncavas), dependiendo del defecto de refracción a tratar. En el caso concreto de la miopía, el tratamiento se basa en la aplicación de cristales correctores negativos (divergentes, cóncavos). En los niños más pequeños y en defectos importantes se recomienda el uso de las gafas todo el día para asegurar el buen desarrollo visual. Los niños más mayores y con miopías leves pueden utilizar las gafas solamente para la visión lejana. En la miopía maligna deben realizarse controles periódicos de fondo de ojo. Qué pronóstico tiene Respecto a la evolución de los defectos de refracción (ametropías) en general, aunque no siempre se cumple, se puede admitir que el ojo del niño es hipermétrope en el momento del nacimiento y tiende hacia la normalidad (la emetropía) durante la etapa del crecimiento y desarrollo , sin acabar de conseguirla con plenitud, ya que el patrón refractivo del ser humano es ligeramente hipermétrope.  Partiendo de este esquema evolutivo, las hipermetropías tienden a mejorar con el paso del tiempo, las miopías empeoran y los astigmatismos se mantienen relativamente estables. Conforme el niño crece, la miopía tiene a crecer por el aumento de tamaño del globo ocular, generalmente hasta pasados los 20 años. En la miopía maligna, puede ir aumentando durante toda la vida. En general, se dice que la ambliopía es recuperable hasta los cinco años, difícilmente se recupera a partir de esta edad y es prácticamente irrecuperable a partir de los 9-11 años. Por esta razón tiene tanta importancia llevar a cabo la detección y tratamiento precoz de las anomalías que pueden causar ambliopía (defectos de refracción, opacidades, estrabismos, etc.). En la época de aprendizaje escolar, si mejora el rendimiento visual, paralelamente mejora el rendimiento escolar . El porcentaje de defectos de refracción que se detectan entre los niños más avanzados y los más atrasados en la adquisición de contenidos dentro de una misma aula, evidencian que entre los que presentan más dificultades hay un tanto por ciento más elevado de defectos de refracción que en el grupo de los más avanzados.
La Circuncisión Masculina, Tradición o Mutilación
Artículo especializado

La Circuncisión Masculina, Tradición o Mutilación

En algunos contextos, como en las comunidades judías y musulmanas, se circuncida a todos los recién nacidos por motivos religiosos . Asimismo, en países como EEUU, la circuncisión es algo habitual en la mayoría de los bebés, independientemente de la religión de los progenitores. Se genera un debate sobre la necesidad de esta práctica y sus defensores aducen motivos higiénicos. Veamos en qué consiste. La fimosis En erección el prepucio debería retraerse totalmente y dejar al descubierto el glande. Si no se produce dicha retracción de manera total o parcial se habla de una fimosis. La fimosis, término que proviene del vocablo griego ???ó? (fimós), que significa “hocico”, es un estrechamiento del prepucio de manera que se ve impedida su retracción, ya sea manera pasiva o activa, estando el pene en reposo o en erección. Los bebés presentan una fimosis fisiológic a. Al nacer el prepucio está enganchado al glande y no es hasta los 3-4 años de edad, a medida que se van teniendo erecciones involuntarias, que en 9 de cada 10 casos el prepucio logra retraerse por completo cuando hay una erección y luego vuelve a su posición habitual. En caso de que esto no suceda, se mantendrá la fimosis, que puede ser: Puntiforme, en la cual no se retrae el prepucio en absoluto y sólo queda el orificio de salida de la uretra al descubierto. Anular, en la cual se retrae el prepucio pero de manera incompleta. La fimosis también puede aparecer en la edad adulta, especialmente debida a infecciones de repetición del glande —llamadas balanitis—, en pacientes con diabetes, por traumatismos o bien a causa de una enfermedad inflamatoria crónica llamada balanitis xerótica obliterante, que afecta al glande, el prepucio y el meato uretral. La fimosis infantil se puede intentar paliar mediante maniobras repetidas, progresivas y cuidadosas de tracción manual del prepucio. Si esto no es efectivo, se añadirá una pomada de corticoides para desinflamar. Si esto tampoco funciona, el siguiente y único paso es la cirugía. El tratamiento quirúrgico: la circuncisión El tratamiento quirúrgico de la fimosis es la circuncisión , también llamada postectomía. Se trata de una intervención que se realiza de manera ambulatoria y bajo anestesia local. La intervención consiste en recortar el extremo del prepucio para lograr retraer la parte sobrante y dejar al descubierto el glande. Una vez hecho esto se reconstruye mediante varios puntos de sutura. La intervención es rápida, dura alrededor de una hora, y en el posoperatorio se pueden producir molestias, dolor y un sangrado leve. Es muy importante evitar las erecciones hasta la revisión de la herida al cabo de una o dos semanas para impedir que los puntos salten y se produzca un sangrado. Sus defensores alegan motivos higiénicos , para evitar la acumulación de suciedad en el surco balanoprepucial, el surco que se forma entre el glande y el cuerpo del peno, y un menor riesgo de padecer enfermedades de transmisión sexual . Hay que tener en cuenta, eso sí, que la circuncisión per se no va a proteger de enfermedades de transmisión sexual, eso sólo se va a lograr mediante una buena educación sexual, pero es cierto que la no acumulación de material en el surco balanoprepucial conlleva un menor riego de balanitis. Sin embargo, esto es algo que se puede remediar tan sencillamente como lavando cada día el pene en el momento de la ducha diaria, como una parte más de las rutinas de higiene diaria. CIRCUNCISIÓN Y RELACIONES SEXUALES Asimismo, se ha discutido si el hecho de someterse a una circuncisión y, por consiguiente, dejar el glande siempre al descubierto y expuesto al roce constante de la ropa puede disminuir la sensibilidad del mismo, lo cual iría en detrimento de la satisfacción sexual . Varias encuestas al respecto para comparar la sensibilidad del glande y su repercusión en las relaciones sexuales y el placer han demostrado que no es relevante para poder gozar de una vida sexual plena y satisfactoria. Es decir, no existen datos científicos que abalen la circuncisión sistemática de los bebés en aras de un posible beneficio futuro, pero tampoco datos de que dicha acción suponga un perjuicio futuro con respecto a la satisfacción sexual. Hoy en día hay personas que se someten a una circuncisión en la edad adulta por cuestiones estéticas, porque prefieren tener un pene circuncidado o les incomoda el exceso de piel del prepucio. Es una opción respetable como cualquier intervención de estética que pueda repercutir en el bienestar emocional y sexual. De todos modos, siempre debe darse la valoración previa de un urólogo pues, como todas, no está exenta de riesgos, a pesar de que estos puedan ser mínimos y de poca trascendencia.
Causas y Tratamientos de la Psoriasis
Artículo especializado

Causas y Tratamientos de la Psoriasis

Placas rojas y descamación, acompañadas de picor y molestias, en cualquier zona del cuerpo. Es así como se presenta la psoriasis. Una enfermedad inflamatoria de la piel , que no es contagiosa y que tiene una base genética. Afecta sobre todo a los codos, las rodillas y el cuero cabelludo. Es una enfermedad más frecuente de lo que pensamos, pues aparece hasta en un 3 % de la población. Además, hasta una tercera parte de los pacientes pueden desarrollar con el tiempo una forma de reumatismo llamada artritis o artropatía psoriática, que es una manifestación de la misma inflamación en las articulaciones o los tendones. ¿SABÍAS QUE… Aunque se conocen los mecanismos que producen la inflamación, y se han desarrollado medicamentos muy eficaces para controlarla, no se han podido identificar todavía todos los desencadenantes de la psoriasis. ¿Cómo se produce la psoriasis? Hoy en día sabemos que la psoriasis es una enfermedad provocada por un mal funcionamiento del sistema inmunológico , es decir, el conjunto de mecanismos que en circunstancias normales nos defienden de la infección y de las agresiones externas. Este sistema está formado por células que, en el caso de la psoriasis, producen inflamación en la piel. Se ha realizado mucha investigación sobre la enfermedad en los últimos años. Sabemos que las personas con psoriasis tienen una forma de ser, determinada por la genética, que los predispone a desarrollarla. Los brotes de psoriasis pueden venir provocados por agentes externos como infecciones, o estímulos internos como el estrés emocional. También sabemos que las personas con psoriasis tienden a la obesidad, la hipertensión, la diabetes y el aumento de grasas en la sangre, padeciendo con mayor frecuencia el llamado “síndrome metabólico”, que a la larga provoca más riesgo de infarto o ictus. Síntomas de la psoriasis La psoriasis produce placas rojas, cubiertas de costra o descamación, en ocasiones acompañadas de picor y molestias. Puede afectar a cualquier zona de la piel, o incluso a todo el cuerpo. Las zonas más habituales donde aparece son los codos, las rodillas, y la cabeza. También existen tipos especiales de psoriasis, como la pustulosa (que produce granos de pus o pústulas), o la palmoplantar, que se caracteriza por placas en las palmas y las plantas que pueden agrietarse produciendo fisuras con mucho dolor. Asimismo, algunos pacientes pueden llegar a tener una psoriasis generalizada que puede ser grave e incluso mortal. Como hemos dicho, hasta un tercio de los pacientes pueden desarrollar artritis o artropatía psoriática , que se manifiesta con dolor e hinchazón de las articulaciones de las manos o los pies, dolor de espalda o dolores en los tendones. Este “reuma” puede ser invalidante y conducir a la destrucción de las articulaciones de forma irreparable. Por suerte, si es detectada y controlada a tiempo por un reumatólogo o un dermatólogo, existen tratamientos muy eficaces para evitar la progresión y la invalidez. Diagnóstico de la psoriasis Los dermatólogos reconocemos la psoriasis fácilmente sólo por el aspecto de las lesiones de la piel . Sin embargo, en casos de duda puede ser necesaria una pequeña biopsia para diferenciarla de otros trastornos de la piel. Cuando se diagnostica, se realizan diferentes mediciones de la superficie afectada, el grado de enrojecimiento, grosor y descamación de las placas, para estimar la gravedad y decidir el tratamiento más adecuado. Además, podemos hacer hacer determinadas preguntas o pedir algunas pruebas al paciente (análisis en sangre) para descartar que no haya artropatía psoriásica o alteraciones sugestivas del síndrome metabólico (hipertensión, colesterol alto, obesidad, diabetes, etc). Por otro lado, casi siempre se necesita una analítica de sangre para decidir si el paciente puede seguir ciertos tratamientos. Tratamiento, ¿cuáles son las expectativas de la psoriasis? La psoriasis sigue siendo una enfermedad incurable, pero que podemos controlar de forma muy eficaz , incluso haciéndola desaparecer por completo, con los medicamentos disponibles en la actualidad. Existen psoriasis de curso clínico intermitente, con épocas de más y menos aparición de lesiones, que pueden controlarse realizando los tratamientos en algunas épocas del año, y psoriasis de curso continuo, que deben realizar el tratamiento de forma continuada. Es muy importante que el paciente entienda la enfermedad, que tenga consciencia de la misma, y que participe de su tratamiento colaborando con el dermatólogo. ¿Qué tratamientos existen? Podemos clasificar los tratamientos en tópicos (cremas, pomadas, etc), fototerapia (tratamiento con diferentes modalidades de rayos ultravioleta), medicamentos sistémicos (administrados en pastillas o inyecciones), y medicamentos biológicos (siempre administrados en inyección, y reservados para los casos más graves o en el caso de fracaso de otros tratamientos. Medicamentos tópicos Las cremas, geles, champús o pomadas sirven para el tratamiento de las formas leves de la psoriasis. Puede ser suficiente con aplicarlos por la noche en la zona afectada. En el caso de la psoriasis del cuero cabelludo, hay que dejarlos actuar durante horas y después lavar la cabeza con un champú adecuado. Los medicamentos tópicos exigen paciencia y buen cumplimiento por parte del paciente. En los últimos años se han desarrollado preparados mucho más cosméticos, que no manchan la ropa ni huelen mal, y facilitan mucho su aplicación. La ventaja de un tratamiento tópico es que sólo estamos tratando la piel afectada, sin exponer a todo el organismo a un medicamento sistémico que pueden conllevar efectos secundarios. Sin embargo, sólo se emplean ya para psoriasis muy leves que afectan a pocas zonas y poca superficie de la piel. Fototerapia La fototerapia se basa en reducir la inflamación y eliminar la psoriasis con diferentes aparatos con rayos ultravioleta. Son tratamientos que sólo se realizan en los hospitales, y se debe acudir dos o tres días por semana. Las cabinas de bronceado a las que la gente acude para “ponerse moreno” no son útiles para la psoriasis, y pueden conllevar un riesgo de padecer cáncer de piel, por lo que están desaconsejadas. Esta modalidad de tratamiento está indicada para psoriasis más extensas, y tiene la ventaja de que no se necesita tomar medicación (pastillas). Tiene el inconveniente de que no sirve para tratar la artritis psoriásica, y de que el paciente debe desplazarse al hospital para realizarlo. Medicamentos sistémicos tradicionales Desde hace años se emplean con éxito tratamientos en pastillas como la ciclosporina, el apremilast o el acitretino, y en pastillas o en una inyección semanal en el caso del metotrexato. El dermatólogo debe indicar cuál es el mejor para cada paciente, y controlar sus posibles efectos secundarios sobre el riñón, el hígado o la sangre. Son medicamentos muy seguros y avalados por muchos años de experiencia. Algunos de ellos se emplean para el control eficaz de la artritis psoriásica. Medicamentos biológicos Los biológicos se administran siempre en inyección, están indicados para las psoriasis más extensas, o cuando ha fallado la fototerapia o los sistémicos tradicionales. Son moléculas grandes, diseñadas para bloquear de forma muy específica la inflamación que existe en la psoriasis, y tienen un perfil de efectos secundarios mejor que el de los sistémicos tradicionales, aunque existe el riesgo que favorezcan la reactivación de algunas infecciones. Algunos de los más empleados son infliximab, adalimumab, ustekinumab o secukinumab. Su precio elevado hace que habitualmente tenga que ser cubiertos por el sistema nacional de salud. Por ello, es muy probable que no puedan ser prescritos en clínicas privadas, sino en los hospitales públicos.
Muerte Súbita en Bebés y Adultos
Artículo especializado

Muerte Súbita en Bebés y Adultos

La muerte súbita es una de las situaciones más dramáticas que puede vivir una familia. Podemos diferenciar dos situaciones: la que se da en bebés menores de un año (Síndrome de Muerte Súbita del Lactante – SMLS-) y la que afecta a personas adultas. Causas del Síndrome de Muerte Súbita del Lactante Se define como la aparición repentina e inesperada de una parada cardiaca en una persona aparentemente sana y en buen estado. Es la causa de muerte principal en los lactantes menores de un año, aunque es más frecuente entre los 2 y 4 meses de edad. Las causas no son claras, pero parece que hay medidas que disminuyen el riesgo de padecerla. En la mayoría de casos, se produce mientras los niños duermen. Qué factores pueden aumentar el riesgo de muerte súbita Los factores de riesgo estudiados hasta la fecha, que parecen favorecer un episodio de muerte súbita en el bebé serían: Fumar, beber o consumir drogas durante el embarazo. Embarazos no controlados. Bebés prematuros. Bajo peso al nacer. Madres adolescentes. Bebés expuestos al humo del tabaco. Exceso de abrigo al dormir. Dormir en un colchón blando, con almohadones o peluches. Dormir boca abajo. BEBÉS: NUNCA DORMIR BOCA ABAJO En la literatura médica, el factor más peligroso es la posición al dormir. Dormir boca abajo parece que ejerce presión en la mandíbula del bebé , se estrecha la vía aérea y es más difícil respirar, provocando la asfixia del niño. También se barajan otras hipótesis, como anomalías en las estructuras cerebrales (en concreto, en el núcleo arcuato del hipotálamo), que regulan la respiración y el despertar. Factores protectores y recomendaciones que disminuyen el riesgo de SMSL Colocar el bebé boca arriba para dormir durante el primer año de vida. Con esta medida tan sencilla se han reducido más de un 50% de los SMSL. Control del embarazo. Evitar fumar, beber alcohol y el abuso de drogas durante el embarazo. Comprar un colchón firme para el bebé y no colocar almohadas, mantas, edredones ni peluches. Los saquitos de bebé son ideales para abrigar al bebé durante la noche sin riesgo de asfixia. No sobreabrigar al bebé y mantener una temperatura ambiental adecuada (21ºC). No exponer al bebé al humo del tabaco. Acudir a las revisiones pediátricas regularmente. Dar lactancia materna. Parece que el uso del chupete como inductor del sueño es beneficioso. Causas de la muerte súbita en los adultos En función de la edad, podemos observar diferentes causas de muerte súbita. En mayores de 35 años, la causa más frecuente es el infarto agudo de miocardio. En menores de 35 años, la muerte súbita se relaciona con enfermedades del corazón no diagnosticadas y que no habían mostrado síntomas. Estas enfermedades afectan a la musculatura del corazón, como la miocardiopatía hipertrófica, o la actividad eléctrica cardíaca, como el síndrome del QT largo. En pacientes con historia de cardiopatía, la causa más frecuente es la aparición súbita de una arritmia maligna, en concreto, una fibrilación ventricular. Esto provoca que el corazón se contraiga de manera desorganizada y deje de latir. Es muy típico que la persona pierda de repente el conocimiento, se desplome, pierda el pulso y entre en parada cardiorrespiratoria. Es habitual que la persona esté practicando deporte. En los casos de que en la familia haya algún caso de muerte súbita, debe realizarse un examen exhaustivo a todos sus miembros para descartar la posibilidad de que haya una carga hereditaria prevenible. Síntomas de la muerte súbita Se manifiesta con una pérdida brusca y completa del conocimiento que no responde a ningún tipo de estímulo. La parada respiratoria llega inmediatamente y se puede apreciar un tono azulado en la piel. ¿Qué se puede hacer ante una muerte súbita? Sin una atención médica inmediata, los pacientes que sufren muerte súbita fallecen en pocos minutos. Si se presencia el momento de la parada cardiorrespiratoria, con las medidas de r eanimación adecuadas y el uso de un desfibrilador (en muchos estadios y centros comerciales ya disponen de desfibriladores automáticos) se puede conseguir que la arritmia desaparezca y que el paciente se recupere. A esto se le llama una “muerte súbita reanimada”. En una muerte súbita el tiempo corre en nuestra contra . Cuando el corazón deja de bombear sangre se anula el riego sanguíneo del cerebro y del resto del cuerpo. Es decir, que el oxígeno y los nutrientes dejan de llegar a los órganos vitales y se dañan. El órgano más vulnerable es el cerebro. Por lo tanto, unos pocos minutos de parada cardiaca pueden ser la causa de lesiones cerebrales graves. Estas son las principales secuelas en los pacientes que son reanimados. Lo primero que debemos hacer es llamar al 112 (número de emergencias), empezar maniobras de reanimación básica y localizar lo antes posible un desfibrilador automático. Tratamiento precoz: importancia de los desfibriladores automáticos Como ya hemos comentado, el único tratamiento eficaz es la desfibrilación . Esta maniobra consiste en administrar, al corazón, una descarga eléctrica controlada con un dispositivo que se conoce como desfibrilador. Es una manera de resetear al corazón, administrando una descarga a todas sus células miocárdicas a la vez. El pronóstico de los pacientes que sufren una muerte súbita depende del tiempo que transcurre entre la parada y la desfibrilación. Por cada minuto de demora tenemos un 10% menos de posibilidades de que el paciente se recupere. Las muertes de deportistas, aparentemente sanos, en competiciones, ha favorecido la compra de dichos dispositivos en clubs deportivos, estadios y centros comerciales. Son muy fáciles de colocar y ellos mismos diagnostican el problema del paciente, como el tipo de arritmia y realizan automáticamente la descarga. ¿Se puede prevenir la muerte súbita? Al ser una causa que no da la cara y se presenta en personas jóvenes y sanas, es muy recomendable realizarse un chequeo antes de iniciar la actividad física reglada o de competición. Los médicos del deporte son los encargados de evaluar el estado basal del corazón y su resistencia al esfuerzo. Para ello se realizan un electro cardiograma y una ergometría. Son exámenes obligatorios para todas aquellas personas que van a practicar actividad física o deporte a nivel competitivo o de alto rendimiento.
Tratamientos, Beneficios y Contraindicaciones del Peeling
Artículo especializado

Tratamientos, Beneficios y Contraindicaciones del Peeling

Los peelings realmente efectivos, con ácidos a concentraciones altas, o abrasiones físicas, deben ser realizados por un médico, ya sea dermatólogo o médico estético, porque son técnicas que no están exentas de riesgos y deben conocerse bien. El peeling o exfoliación es una técnica dermoestética que persigue decapar la piel para eliminar ciertas imperfecciones superficiales, como arrugas finas, puntos de grasa o manchas provocadas por la edad y el sol. ¿Qué productos se emplean para realizar peelings? El peeling se puede realizar con métodos físicos o químicos: Para los peelings químicos se utilizan ácidos como el glicólico, el retinoico, el salicílico, el tricloroacético o el fenol. Se pueden regular diferentes concentraciones e intensidades para realizar un peeling más o menos profundo. Pueden producir un decapado controlado de la piel cuando son aplicados en ella durante unos minutos. Algunos peelings pueden añadir a los ácidos sustancias despigmentantes, como hidroquinona, si se persigue tratar alteraciones antiestéticas de la pigmentación como el melasma. Los peelings físicos recurren a dispositivos como cepillos, rodillos o lijas con partículas que producen una abrasión controlada y una limpieza de las capas superficiales de la piel. El más conocido se llama dermabrasión. ¿Por qué se usa el ácido glicólico? El ácido glicólico deriva de la caña de azúcar y es, por lo tanto, un ácido frutal. Químicamente es un alfa-hidroxiácido. Se usa desde hace años para tratar el acné , ya que puede “destaponar” los orificios foliculares tapados por queratina. Además, tiene un efecto regulador de la grasa, y puede controlar los “brillos” de la piel, volviéndola más mate y estéticamente agradable. ¿Y el ácido retinoico? Los derivados sintéticos de la vitamina A o retinol son muy útiles en dermatología estética. El ácido retinoico sirve para tratar el acné y también los trastornos de la queratinización de la piel . A nivel de estética, sirve para retirar las células muertas y estimular la producción de colágeno de la dermis. Es un medicamento antienvejecimiento eficaz, que además ha sido aprobado con esta indicación por las autoridades sanitarias. Existen varios derivados por vía oral, como el acitretino, que se usa como tratamiento de la psoriasis, y el isotretinoíno, que se utiliza para el acné. ¿Y el fenol? El fenol o fórmula de Baker sirve para hacer un peeling más profundo y, por tanto, es una técnica más agresiva que decapa más la piel, y puede tratar arrugas más profundas. Se emplea mucho para la cara, y también para las manos y el escote. El tiempo de recuperación después de un peeling de fenol puede ser algo más largo. ¿Cómo es la técnica? Antes de realizarse, el paciente debe firmar por ley un consentimiento informado. Así se asegura que sabe lo que se le va a hacer, y que conoce los posibles efectos secundarios y complicaciones. Se recomienda no haber tomado el sol ni rayos UVA durante el mes previo, ni haberse realizado otras técnicas de limpieza facial agresivas . El procedimiento se realiza con anestesia local, mediante cremas o con aguja. Se hace una limpieza y desengrasado de la piel, y se aplica de forma controlada el ácido por capas, observando la respuesta de la piel, y finalizando la técnica con un lavado o tamponado del ácido. La sensación de picor y quemazón es fácilmente soportable. El peeling tiene efecto sobre la superficie de la piel , pero se ha demostrado que la inducción de cierta inflamación activa la producción y el remodelado de colágeno de la dermis mejorando la consistencia y firmeza de la piel. Esto ocurre sobre todo en los peelings más agresivos y profundos, como los realizados con fenol o tricloroacético. ¿Qué ocurre los días posteriores al peeling? Habitualmente, se recomiendan hidratantes o mascarillas faciales los días posteriores . La piel estará enrojecida, e irá descamando durante unos días, y es muy importante no exponerse al sol ni a los rayos UVA para que no se formen manchas. Por ello, no se suelen hacer peelings en verano, cuando hay más riesgo de que la luminosidad intensa pueda alterar los efectos positivos del peeling. Las épocas ideales son el otoño y el invierno. ¿Qué complicaciones existen? Son raras, pero el peeling puede complicarse por infecciones (por ejemplo, las infecciones por el virus herpes), hematomas, o alteraciones de la pigmentación si el paciente se expone al sol. En personas que padecen herpes labiales con frecuencia, puede ser necesario dar un medicamento antivírico para evitar que aparezca y se extienda por toda la cara. ¿Cuánto duran los efectos de un peeling? Son variables, en general entre unos meses y un año . Lo ideal es repetir un peeling cada año o cada dos años para mantener los efectos positivos sobre la piel. La técnica puede repetirse todas las veces que se quiera, y puede combinarse con otros procedimientos como los láseres o la cirugía. Dr. Jorge Romaní Especialista en Dermatología Dermatólogo colaborador de Advance Medical
Detección y Tratamiento de la Sífilis
Artículo especializado

Detección y Tratamiento de la Sífilis

La sífilis es una infección de transmisión sexual causada por una bacteria llama Treponema pallidum . Su fuente de infección son las lesiones en piel y mucosas que se producen en las personas infectadas, aunque también se puede encontrar en saliva, semen, sangre y en secreciones vaginales. Su transmisión se produce por contacto directo con las lesiones durante las relaciones sexuales, y muy raramente hay contagio a través de los besos o sexo oral. El periodo de incubación dura entre dos y cuatro semanas y la fase de transmisibilidad, es decir, el periodo en el que se puede producir el contagio, es entre la primera y la segunda fase. Las fases de la sífilis Fase primaria : se produce a las dos semanas del contagio y cursa con aparición de una única lesión erosiva ulcerada, superficial e indurada, pero no dolorosa en el punto de contagio. Esta lesión se denomina chancro sifilítico y normalmente aparece en la boca, en el ano o en genitales. Además, también suelen aparecer adenopatías regionales indoloras. Al mes, el chancro tiende a desaparecer. Fase secundaria : es el estadio más florido. Este periodo sucede entre las seis y ocho semanas de la desaparición del chancro, y en él la bacteria se disemina por la sangre y aparecen síntomas generalizados: fiebre, odinofagia, anorexia, artromialgias, linfadenopatías generalizadas y lesiones cutáneas maculo-papulares exantemáticas en la zona de las palmas de las manos y las plantas de los pies. Estas lesiones en las áreas intertriginosas se agrandan y se erosionan dando lugar a placas infecciosas que también se pueden encontrar en las mucosas; son los llamados condilomas planos. Fase tardía : aparece entre 10 y 30 años desde el contagio. Se caracteriza por la presencia de unos granulomas o gomas en la piel, mucosa y aparto musculo-esquelético. También manifestaciones viscerales cardiovasculares y neurológicas. ¿SABÍAS QUE…? Se denomina sífilis benigna a la sífilis primaria y secundaria porque cursa con lesiones curables que no dejan secuelas. La sífilis tardía es grave y cursa con lesiones destructivas que, aunque se curan con el tratamiento, pueden provocar secuelas graves. Cómo se diagnostica El diagnóstico de la infección por Treponema pallidum se basa en dos tipos de métodos: Métodos directos : consiste en la visión directa del patógeno con un microscopio de campo oscuro o mediante inmunofluorescencia directa en las muestras de lesiones cutáneas (chancro o condilomas). Serología : Test no treponémicos (test reagínicos). Son test inespecíficos por lo que cuando se positivizan hay que confirmarlos con un test treponémico. Son VDRL (Venereal Disease Research Laboratory) y RPR (Rapid Plasma Reagin Test). Estos test tardan en positivizarse aunque los títulos de anticuerpos se correlacionan con la actividad de la enfermedad y se negativizan tras el tratamiento. Test treponemicos: estos tests se positivizan los primeros y son positivos de por vida. Son FTA-ABS (Fluorescent Treponemal Antibody Absorbed) y TP-TA (Treponema Pallidum Particle Agglutination). Cómo se trata El tratamiento para la sífilis en todos los estadios de la infección es el mismo: la penicilina , antibiótico de elección para esta bacteria. El tipo de preparado, la dosis y la duración del tratamiento varían en función del estadio de la enfermedad. En la sífilis es i mportante tanto el diagnostico como el tratamiento precoz y la identificación de los contactos . Los contactos confirmados se tratarán con penicilina. La realización de test serológicos repetidos a los tres y seis meses son fundamentales para asegurar un tratamiento adecuado de la enfermedad. Tanto para la sífilis como para el resto de enfermedades de transmisión sexual es de vital importancia la información y, sobre todo, la prevención. La sífilis congénita Es la enfermedad en el recién nacido , que se infecta con Treponema pallidum a través de la placenta o durante el parto. Se puede diferenciar entre sífilis congénita precoz y tardía Sífilis congénita precoz : los síntomas aparecen antes de los dos años de vida. Es una infección diseminada, con lesiones muco-cutáneas, osteocondritis, anemia, hepatoesplenomegalia y afectación del SNC. Sífilis congénita tardía : aparecen diversos síntomas a partir de los dos años de edad. Cursa con queratitis intersticial, deformación de huesos y dientes, sordera por afectación del VII par craneal, neurosífilis. Para prevenir la sífilis congénita es f undamental el diagnóstico precoz en la mujer embarazada , por eso se realiza screening de esta infección en la analítica del primer trimestre y si la paciente tiene factores de riesgos deberá repetirse la determinación en el tercer trimestre.
Superar una Ruptura
Artículo especializado

Superar una Ruptura

Los conflictos de pareja y las rupturas en particular son, cada vez más, una de las principales problemáticas que traen a consulta nuestros pacientes . Y es que cuando el que ha sido el amor de tu vida te deja o terminas con la persona con la que lo has compartido todo los últimos meses o años, te vuelves un poco loco. Y decimos loco en el sentido de que experimentas sensaciones contradictorias hacia la persona que te ha hecho daño o que ya no quieres en tu vida, o al menos no como pareja; porque según la neurociencia, una ruptura amorosa, devuelve a tu cerebro a la etapa inicial de la relación (cuando parece más bien una obsesión) y de nuevo se reactivan los mismos circuitos que en la fase de enamoramiento, pidiendo más y más de la otra persona, como si de una adicción se tratara, lo que explicaría los mensajes y llamadas al ex, sobre todo cuando estamos desinhibidos por el alcohol y el sexo post ruptura. En terapia vemos a mucha gente sufrir por temas de desamor y, sobre todo, alarmados y angustiados por llevar varios días experimentando emociones como tristeza, ira o rabia; pero lo cierto es que aunque vivimos en una sociedad en la que está mal visto el dolor y el sufrimiento y transmite que siempre deberíamos estar con la sonrisa puesta, las emociones negativas no sólo no son “malas” sino que además tienen una función:  ayudarnos a procesar la realidad de la pérdida, pues fomenta la introspección y ayuda a adaptarnos mejor a la nueva situación. Pasar el duelo… El duelo es el proceso psicológico que nos permite adaptarnos a las pérdidas, y en la ruptura de pareja en particular no sólo hay que digerir el haber perdido a la persona que queremos o que habíamos querido tiempo atrás, sino también la pérdida de parte de nuestra identidad como persona emparejada, lo que hace que nos sintamos algo confusos sobre quienes somos; amigos en común, que algunos se han posicionado con el otro; actividades compartidas, que se realizaban en pareja; y proyectos futuros que se desvanecen rompiendo nuestro camino o guía de vida a seguir. Todo esto hace que el p roceso de duelo por separación sea uno de los más duros y dolorosos que podamos experimentar, pero conocer las fases y algunos consejos sobre cómo sobrellevarlo, pueden evitar que caigas en situaciones que provoquen aún más dolor del ya esperado y ayudarte a avanzar hacia la recuperación, hacia la sensación de “haber pasado página”. Primera fase: negación En esta fase, es posible que te niegues a aceptar que la relación ha terminado y probablemente llores con frecuencia. Suelen aparecer síntomas relacionados con la ansiedad como el insomnio, los mareos y la hiperventilación, relacionados, seguramente, con el shock de la noticia. Recomendación: No reprimas el llanto . Cuando censuramos nuestras emociones o no las atendemos debidamente, el cuerpo siente la necesidad de expresarlas somatizándolas (dolor de cabeza, estómago, picores…) y al hacerlas visibles, te obliga a prestarles la atención que realmente requieren. Exprésate , habla contigo mismo y con los demás. Poner palabras a lo que sientes alivia la tensión emocional. Y si esto no es posible, plantéate escribir un diario de lo que piensas o sientes para ayudarte a procesar la información que no acabas de comprender. No te envíes mensajes a ti mismo explicándote la situación como algo pasajero, pues te alejará todavía más de la realidad. Segunda fase: ira No todo el mundo pasa por esta fase , pero si este es tu caso, seguramente sientas que tu ex te ha traicionado y te ha tratado de forma injusta. Además, es el momento de buscar el por qué a todo lo que te ha hecho y al no conseguir respuesta, es posible y bastante común, que aparezca agresividad, ansiedad y la necesidad de venganza o castigo. También es probable que a la par, o continuadamente, vivas una “segunda adolescencia” y empieces a salir de copas, a hacer muchas actividades y a sentir la necesidad de empezar a ligar y a gustar, lo que refleja la necesidad de cambios en otras áreas de la vida. Recomendación: Intenta evitar que el sentimiento de ira pase a la acción . Es fácil arrepentirse de los actos desarrollados bajo esta emoción, ya que la razón queda completamente anulada. Practica deporte, técnicas de relajación o meditación para descargar tensión. Recuerda que el odio sólo genera malestar al que lo sufre. Intenta pensar más en tu bienestar que en el malestar del otro, porque si no, seguirás enganchado emocionalmente, pero ahora de forma negativa. Ten en cuenta que cuando no perdonamos y tenemos rencor, el proceso de duelo se cronifica. Tercera fase: negociación Es el momento en el que tu cerebro vuelve al principio de la relación y te empuja impulsivamente a buscar acuerdos y soluciones para que tu ex pareja vuelva . En esta fase, es normal que aparezca la tentación de meterse en las redes y rastrear a la otra persona, escribir mensajes, mails, whatsapp o llamadas a la madrugada. Recomendación: Distanciarse hasta estar más estable. Las conductas de aproximación suelen hacer que la persona se aleje todavía más y además nos producen frustración por no conseguir lo que queremos, que vuelva. Evita al máximo los estímulos o situaciones que te recuerden a él o ella (lugares que compartisteis, fotos, canciones…). Si observas que estás a punto de “caer en la tentación”, ponte inmediatamente a hacer otra cosa. Cuarta fase: culpa Los sentimientos de culpa pueden aparecer, fundamentalmente por hacernos principales responsable del final de la relación y también por presiones sociales apoyadas en creencias de que el matrimonio o las parejas deben durar para toda la vida. Recomendación: No te culpabilices , no eres el completo responsable de que la relación haya finalizado. Una relación es siempre cosa de dos, y hacerse responsable de la parte en la que uno se ha podido equivocar está bien y es necesario para no volver a cometer los mismos errores en el futuro, pero siempre debe de ir acompañado de un perdón y una atribución de parte de la responsabilidad al otro. Aprende a lidiar con el chantaje emocional de las personas que te rodean que inconscientemente por sus creencias te culpabilizan de que la relación haya finalizado. Quinta fase: desesperanza Es la fase más desagradable porque el estado de ánimo y la autoestima se derrumban y comienza una tristeza profunda que te deja sin ganas para hacer nada. Esta tristeza, viene acompañada de pensamientos catastróficos y alarmistas del tipo: “no me voy a enamorar nunca más” y “nadie me va a querer,” que provocan que se desajusten los hábitos de comida y sueño. Recomendación: Permítete estar triste porque es el estado de ánimo en el que te toca estar. La tristeza nos “obliga“ a pararnos y atender eso que tenemos en la cabeza y que nos genera esa emoción. Es como si nos dijera “siéntate, aíslate un rato y asimila qué te pasa y qué tienes que hacer”. Si no lo haces, el resultado es que la tristeza no termina de desaparecer y te acompaña durante todo el proceso sin entender el por qué. Mantente activo . La tristeza a veces es un poco “tramposa” y te incita a quedarte en casa, sin arreglar, comiendo mal, etc., y además te ancla todavía más en los pensamientos negativos. Si te dejas arrastrar por esto, difícilmente saldrás de esta etapa y posiblemente caerás en un espiral de autodestrucción. Lo ideal es combinar ratos de reflexión inundados por la tristeza, con momentos de acción y distracción. Encuentra modelos de rol , es decir ejemplos de hombres o mujeres, que hayan pasado por una situación de ruptura sin mucha dificultad, para que sus historias de motivación puedan ayudarte a continuar. Asigna un nuevo significado a la palabra separación . Una ruptura no es necesariamente sinónimo de fracaso, sino que puede convertirse en sinónimo de esperanza, aprendizaje y nuevas oportunidades Rodéate de los que te quieren y explica cómo te sientes sin monopolizar la conversación. El objetivo es que te desahogues y te sientas arropado por lo demás, pero también distraerte y desviar el foco. Sexta fase: aceptación Llega el momento en el que sientes que vas recuperando fuerzas, los pensamientos negativos no son tan habituales y empiezas a asimilar que la persona ya no forma ni formará parte de tu vida; es en esta etapa en la que empiezas a iniciar nuevas rutinas sin él o ella y comienzas a hablar con normalidad y seguridad de tu relación pasada.  Recomendación: Disfruta de tu independencia y de que el tiempo vuelve a ser tuyo por completo. Para ello haz una lista con tareas que vayan de sencillas (comer solo, tomar un café solo, ir al supermercado solo…) a complejas (viajar solo, ir al cine solo, salir a bares solo…) e intenta ir asumiéndolas para tomar consciencia de que no necesitas a nadie para lograr la cosas. Sal de casa , conoce gente, retoma amistades, recupera aficiones, descubre nuevas inquietudes, adopta nuevos hábitos, ponte metas que te ilusionen y sobretodo, haz aquellas actividades que no hacías sólo porque tu pareja no las compartía contigo. Esto te permitirá ocupar el exceso de tiempo libre que ahora sientes y aumentará tu satisfacción personal. Y por fin… la superación Llegados a este punto, ya estás preparado para analizar y evaluar los errores cometidos en la relación y así poder aprender de ellos . Esto puede hacer que te plantees tu estilo de vida y la manera en cómo te relacionas con los demás para cambiarlas cara el futuro. Recomendación: Darle un sentido a la ruptura y obtener de ella un aprendizaje con el que salgas fortalecido. Hay que tener en cuenta que las etapas del duelo no suelen presentarse de forma ordenada o incluso pueden solaparse o retroceder a una fase anterior que se creía superada, pero si estás pasando por esta situación y crees que el duelo ya debería haber finalizado, te animo a que te pongas en contacto con un profesional para ayudarte a salir de la etapa en la que te hayas quedado estancado.
Consultas online

Telemedicina 24h.
Olvida los riesgos, las esperas y desplazamientos.

Videoconsulta, Chat médico, consultas telefónicas... Tú decices.

Ver consultas online
1

Regístrate ahora y prueba un mes GRATIS de Savia Premium

Acceso ilimitado a nuestros servicios para que pruebes la experiencia Savia al completo.

Registrarte gratis
2

Después sigue con tu cuenta gratis o hazte Premium

Al acabar el mes, puedes disfruta Savia con la cuenta gratis o hacerte Premium por 59€ al año (o 10€ al mes) para tener consultas online inlimitadas.

Comparar todos los planes