Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Artículos Especializados

Artículos Especializados

¿Cómo se realizan las endodoncias?
Artículo especializado

¿Cómo se realizan las endodoncias?

Todos hemos oído alguna vez la expresión “matar el nervio” pero ¿de dónde viene esa expresión tan desafortunada? ¿Cómo entender que un tratamiento dental de elevado coste, la endodoncia, va destinado a matar el nervio del diente dejándolo desvitalizado? Debemos aclarar este concepto para entender que es el tratamiento de elección para un diente que ha sufrido una lesión evolucionada e irreversible. Si no realizamos este tratamiento en un diente enfermo garantizamos su pérdida de forma inevitable unos meses más tarde. Utilizamos diferentes expresiones, de forma indistinta, para indicar el mismo concepto: endodoncia, tratamiento de conducto, tratamiento radicular, tratamiento pulpar, matar el nervio y pulpectomía (en dentición temporal). ¿En qué consiste? Definimos endodoncia como un tratamiento realizado en el interior de las raíces del diente , donde está ubicado el nervio o pulpa dental. Consiste en la extirpación total de la pulpa dental y el relleno posterior de dicho espacio mediante un material de obturación que sellará la cavidad en aras a crear una cavidad estanca e impenetrable. Es recomendable realizar este tratamiento siempre que esté previsto colocar una prótesis fija sobre ese diente (sea una corona unitaria o un puente). Este tratamiento se realiza en la mayoría de consultas de odontología general, aunque existen casos complicados que son derivados a los expertos en este tipo de tratamientos (los endodoncistas). Las indicaciones principales de la endodoncia son las piezas dentales fracturadas (con exposición o proximidad a la pulpa) y las caries profundas. Si no me duele, ¿cómo sabe el odontólogo que me ha de matar el nervio? Cuando abrimos la cavidad del diente para sanear una caries y observamos que al limpiar el foco cariogénico la profundidad es considerable debe explorarse la sensibilidad en ese momento pues en caso de afectación o proximidad pulpar no podemos continuar con la obturación sin realizar un tratamiento de la pulpa (nervio). La afectación pulpar originaría episodios de pulpitis (es una de las urgencias odontológicas más dolorosas que requiere la apertura inmediata del diente para aliviar el síntoma de compresión que nota el paciente). Tras la realización de la endodoncia (normalmente en varias sesiones) se continua, posteriormente, con la restauración del diente mediante una reconstrucción o una corona . Pero, si durante el procedimiento en consulta observamos que el diente está sumamente deteriorado o presenta alguna lesión como reabsorciones de la raíz, fractura vertical o enfermedad periodontal grave debemos contraindicar el tratamiento endodóntico pues ese diente no soportaría un tratamiento de conductos y la colocación posterior de una corona. Propondríamos en este caso la extracción de la pieza dental (exodoncia) y no realizaríamos ni endodoncia (matar nervio) ni obturación (empaste). UNA CURIOSIDAD… A pesar de que cada tipo de diente tiene, normalmente, un número determinado de raíces tengo que decirte que el número de raíces de un molar superior es diferente al de un molar inferior. ¿Lo sabías? Asimismo, es muy frecuente encontrar raíces accesorias. De forma que, en muchas ocasiones abrimos un premolar pensando que vamos a endodonciar sólo una raíz y nos encontramos con un premolar de dos raíces, por ello se alarga el proceso. Por cierto, ¿sabes cuál es la raíz más larga de los dientes de la boca humana? La del canino inferior. El tratamiento, paso a paso Realmente es uno de los tratamientos más complicados que nos encontramos en la consulta. Es imprescindible una exploración previa del diente y la realización de una radiografía inicial para comprobar el número de raíces que tiene ese diente, así como su forma, su curvatura y su longitud, la integridad radicular y el estado del ápice. Detallaremos a continuación el tratamiento que hacemos en cada uno de los conductos del diente. Por ejemplo, en una molar (muela) de la arcada superior (que normalmente tiene tres conductos) debe hacerse este tratamiento en cada uno de los conductos. Por ello es más costoso y laborioso endodonciar un molar (de tres conductos) que un incisivo (con sólo un conducto). Iniciamos la endodoncia con una anestesia potente para proceder a la apertura del diente creando una cavidad grande que nos permita acceder al interior de las raíces para extirpar la pulpa o el nervio. Para ello tenemos que “permeabilizar” cada conducto que consiste en eliminar la pulpa radicular. Tenemos que irrigar con antiséptico constantemente para arrastrar los productos de detritus del interior del conducto. En este paso tenemos que realizar una radiografía para asegurarnos que hemos llegado al ápice de la raíz y realizamos una conductometría para conocer la longitud radicular. Existen unos aparatos específicos llamados localizadores electrónicos de ápices que nos detectan la proximidad del ápice sin necesidad de realizar esta radiografía. Una vez hemos dejado los conductos limpios colocamos un algodón impregnado con un antiséptico y antiinflamatorio y una obturación provisional hasta la siguiente sesión unos días más tarde. En la siguiente sesión procedemos a la instrumentación del conducto o el iminación de los restos de pulpa y la preparación y ensanchamiento del conducto para proceder en la siguiente sesión a su obturación. Para la preparación de conducto introducimos limas de muy pequeño calibre inicialmente y después de calibre progresivo hasta su ensanchamiento. El barrillo formado por la introducción de las diferentes limas debe ser arrastrado con irrigaciones frecuentes de hipoclorito al 5-10%. Luego secamos el interior del conducto. La obturación definitiva del conducto se realiza mediante la introducción de un relleno (llamado gutapercha) ajustado a la longitud de la raíz que debe sellar por completo el ápice del diente y ocupar la totalidad del conducto. Es un material inerte y ocupará el espacio que ocupaba la pulpa dental enferma. Tiene como objetivo aislar y sellar el conducto. Realizamos otra radiografía para asegurarnos que el material ocupa la totalidad del conducto y hasta el ápice del diente sin sobrepasarlo.   Volvemos a colocar obturación provisional hasta la siguiente sesión en la que procedemos a la obturación definitiva del diente y/o a su preparación para la colocación de una corona. Como puedes ver es una técnica compleja que requiere una alta preparación por parte del profesional y mucho tiempo en el sillón por parte del paciente. Sin embargo, supone la última posibilidad de “salvar” la pieza dental. No he pretendido, ni mucho menos, asustarte con todo este procedimiento. So he querido concienciarte. Tú tan solo tienes que mantener la boca abierta y dejarnos el resto a nosotros. Eso sí, por favor, ven a la consulta cuando un diente empiece a molestarte ante frío o calor, cuando te duela al ocluir con el diente antagonista o cuando notes un dolor de intensidad leve en todo momento. Tu pulpa dental te está avisando de que está enferma. ¿Cuál es mi mensaje? Más vale una endodoncia a tiempo que una extracción tardía.
Todo lo que Debes Saber Sobre la Endometriosis
Artículo especializado

Todo lo que Debes Saber Sobre la Endometriosis

Dos millones de mujeres en España sufren endometriosis, una dolencia silenciosa, incapacitante y que genera muchísimo sufrimiento, impactando, muy negativamente, en la calidad de vida de las mujeres que la padecen. Actualmente, asociaciones como la AEE (Asociación Endometriosis España), fundada en 2002, lucha para hacer visible esta enfermedad, ofrecer información de calidad y conectar a las mujeres que la sufren. ¿Qué es? Es una enfermedad no contagiosa que consiste en el crecimiento benigno del tejido endometrial (el que reviste el interior de la matriz) fuera del útero, llegando a órganos como los ovarios, la pelvis, las trompas de Falopio y los intestinos. El tejido endometrial fuera de lugar continúa comportándose como lo haría normalmente: se engrosa, se descompone y sangra con cada ciclo menstrual. Como este tejido que está fuera de su lugar habitual no tiene manera de salir del cuerpo, queda atrapado (a diferencia del endometrio, que se expulsa en cada menstruación). Esta situación puede irritar los tejidos circundantes y desarrollar tejido cicatricial y adherencias (bandas anormales de tejido fibroso que puede hacer que los tejidos pélvicos y los órganos se adhieran unos a otros). A pesar de su frecuencia, no sabemos qué la causa, si bien hay diversas teorías que podrían explicar su aparición y se sabe que tiene una carga hereditaria importante. ¿Es una enfermedad moderna? Probablemente, no. Desde la antigüedad los textos médicos describen a mujeres con dolor pélvico, esterilidad y alteraciones menstruales. Antes, se agrupaban estos desórdenes bajo el nombre de “asfixia de la matriz”, dificultando la distinción entre endometriosis y otras enfermedades ginecológicas. En Grecia , se pensaba que el dolor menstrual se debía a un desplazamiento del útero en la pelvis femenina, por lo que los galenos de la época suspendían a las mujeres boca abajo con la intención de recolocar el útero en su posición. Los tratamientos más curiosos eran prescritos para tratarla: cerebro de liebre (para cortar la menstruación), granados, alquitrán o la orina de un toro o de un hombre. Algunos de estas medicinas, aunque a primera vista desagradables, podrían haber sido eficaces. Los granados contienen fitoestrógenos que podrían ejercer un efecto antiproliferativo sobre los implantes de endometriosis, y la orina masculina o los testículos machacados contienen testosterona , siendo una terapia hormonal antiestrogénica. La historia más oscura de esta enfermedad fue la quema de brujas en la Edad Media . Muchas de ellas, posiblemente padecían endometriosis, ya que, en archivos históricos, hay descripciones de mujeres acusadas de brujería y ejecutadas en la hoguera porque presentaban sangrados cíclicos en su ombligo , algo típico de la rara endometriosis umbilical, o "menstruaciones aberrantes" con "convulsiones". La primera descripción de un caso de endometriosis es de 1690 , por el médico alemán Daniel Shroen. Sin embargo, en los siglos siguientes, a las mujeres con síntomas de endometriosis (dolores menstruales e infertilidad) se les diagnosticaba de "histeria ". En 1860, el médico, patólogo, filósofo y político austriaco Carl Von Rokitansky publicó una descripción detallada de la endometriosis, identificando la enfermedad como cúmulos de tejido endometrial. El término endometriosis se acuñó en 1927 , cuando el ginecólogo John A. Sampson lo usó en sus publicaciones y citó la menstruación retrógrada como posible causa. Fue en 2013 cuando se creó la primera guía para informar y concienciar a la población. Síntomas de la endometriosis La endometriosis es una entidad muy particular, que afecta de manera muy dispar a las mujeres que la padecen. Unas pueden ver afectada su calidad de vida y otras estar asintomáticas. La intensidad del dolor no es, necesariamente, un indicador de la gravedad de la endometriosis. Algunas mujeres con endometriosis leve tienen dolores intensos , mientras que otras con endometriosis avanzada tienen poco o ningún dolor. A veces, esta enfermedad se confunde con otras afecciones que también provocan dolor pélvico , como la enfermedad inflamatoria pélvica o los quistes ováricos. Los síntomas de la endometriosis serían: Dismenorrea o dolor menstrual: la mujer presenta menstruaciones muy dolorosas, dolor intenso en la zona baja de la espalda que irradia al abdomen. Es lo que llamamos una dismenorrea secundaria. Suele ser la primera manifestación de la endometriosis. Además, es un dolor que aumenta con el tiempo. Dispareunemia: presencia de muchísimo dolor durante o después de las relaciones sexuales. La penetración vaginal puede presionar alguna zona con afectación por endometriosis: ovarios, techo vaginal y ligamentos uterosacros. Sangrado uterino anómalo : algunas mujeres presentan pequeñas pérdidas durante el ciclo menstrual  no relacionadas con la menstruación. Dificultad durante la micción (orinar) y/o la defecación. Problemas reproductivos : alrededor del 30-40% de las mujeres afectadas no pueden quedarse embarazadas, presentan infertilidad, siendo este motivo de consulta la manera más frecuente de diagnosticar la enfermedad. Menorragia: sangrado excesivo durante la menstruación. Síntomas digestivos : episodios de diarrea y estreñimiento, gases o náuseas que pueden confundirse con un colon irritable. Abortos : las mujeres con endometriosis pueden presentar un riesgo mayor de aborto, que disminuye una vez tratada y corregida la enfermedad. La endometriosis suele desarrollarse varios años después de comenzar con la menstruación. Los signos y síntomas de la endometriosis cesan durante el embarazo y terminan de forma permanente con la menopausia, a menos que se esté tomando estrógenos. Cuándo se debe consultar con el médico Se debe consultar siempre que se sospeche de su presencia y se padezcan los síntomas descritos. La endometriosis es difícil de tratar, por lo que un diagnóstico precoz y un tratamiento multidisciplinar , así como una comprensión clara de lo que te sucede, puede favorecer el control de síntomas. ¿SABÍAS QUE…? Según un reciente estudio publicado en la revista del Brigham and women’s hospital, vinculado a la universidad de Harvard, la endometriosis podría ser la causante de muchos infartos que a día de hoy sufren mujeres muy jóvenes, por debajo de los 40 años.
Qué Es la Condromalacia Rotuliana
Artículo especializado

Qué Es la Condromalacia Rotuliana

La situación de la rótula es esencial para que no se produzca dolor o molestia. Cuando está centrada centrada y se mueve sobre el eje del surco patelofemoral, no aparecen problemas, pero en aquellos casos en los que, debido a diferentes razones, la rótula pierde el eje, el cartílago subyacente queda afectado, provocando lo que se conoce como condromalacia rotuliana . También puede provocar esta lesión una rótula deformada, desgastada o inclinada . La rótula La rótula, también conocida como patela, es un hueso pequeño, redondo y aplanado, que se sitúa en la parte anterior de la rodilla. A pesar de su tamaño, es de gran importancia para la articulación de la rodilla ya que su función es básica para su correcto funcionamiento. El principal papel que desempeña es el de aumentar la eficacia del cuádriceps femoral , músculo que tiene cuatro cabezas o vientres, y que se encuentra en el muslo. En la rótula se inserta el tendón cuadricipital (un tendón potente, sobre todo en cuanto a extensión de la pierna). Además, centraliza las fuerzas que provienen de los cuatro vientres musculares y también se encarga de proteger al cartílago articular que se encuentra debajo de ésta cuando se produce el movimiento. Causas Algunas de las causas que pueden provocar una mala alineación de la rótula van desde causas intrínsecas al individuo hasta otras relacionadas con fenómenos externos. Entre las primeras encontramos alteraciones anatómicas que provocan cambios en la rótula, como por ejemplo hiperpronación, el genu valgo (las rodillas hacia dentro) o un desequilibrio muscular a nivel de cuádriceps, por ejemplo. Entre los factores externos que pueden ocasionar cambios encontramos errores en el entrenamiento , antecedentes de traumatismos o el calzado inadecuado. Estos últimos factores son sobre los que se pueden realizar más actuaciones y reducir así el riesgo de lesión ya que está en manos de cada uno poder mejorar la situación. Errores al entrenar Respecto a los errores de entrenamiento, la mayoría de situaciones se relacionan con un aumento importante en cuanto a carga kilométrica o un exceso de trabajo a nivel muscular. Es importante tener un buen tono muscular del cuádriceps , pero hay que tener cuidado con el exceso. Traumatismos En cuanto a la existencia de un traumatismo, es evidente que cualquier circunstancia que comporte un golpe sobre la articulación puede ocasionar un desplazamiento y, por tanto, una pérdida posterior del eje. Calzado inadecuado Por último, y quizás el más importante por ser un factor que no siempre se tiene en consideración, está el uso de un calzado inadecuado . Cada persona tiene un tamaño y una forma diferente, y es por ello que el calzado debe adaptarse a estas circunstancias de la misma manera que debe cambiarse cuando está desgastado. Errores de este tipo pueden acabar por provocar lesiones que eran evitables. A quiénes afecta más Esta patología afecta en mayor medida a personas en cuyo deporte predomina la carrera, aunque puede afectar también a deportistas que practican otras modalidades, como el ciclismo. Debuta con dolor en la cara anterior de la rodilla, que se agrava al bajar escaleras o pendientes y es bastante típico que aparezca al levantarse cuando se lleva un tiempo sentado. Esta   sintomatología que comenta el paciente es bastante significativa del diagnóstico y puede corroborarse con una exploración física en la que se incluyan maniobras y permitan ver la imposibilidad de realizar sentadillas o la aparición de dolor en el momento de la contracción de la musculatura cuadricipital. Diagnóstico y tratamiento El diagnóstico por la imagen será la herramienta que, junto a una buena exploración física, determine el diagnóstico final . Con una radiografía simple puede observarse un desplazamiento de la rótula sobre su eje, lo cual hace sospechar al profesional. Pruebas más específicas como la Resonancia Magnética Nuclear permiten, además, evaluar los tejidos blandos circundantes que pueden evidenciar un cuadro degenerativo que acompaña al cuadro doloroso . El tratamiento se divide en dos niveles de actuación : La recuperación funcional, junto con el tratamiento de la sintomatología, sería la primera fase del tratamiento. Analgesia y antiinflamatorios ayudarán a reducir las molestias, siendo el hielo una de las recomendaciones más habituales y con buenos resultados de inicio. Una vez pasado el cuadro más agudo ponerse en manos de un fisioterapeuta para someterse a terapias cuyo objetivo sea también la disminución del dolor, así como la recuperación para, de manera progresiva, reincorporarse a la práctica deportiva. En un principio, esta fase se basa en lo que se conoce como “descanso activo”, es decir, en el que se deja la carrera de lado, pero se sigue entrenando mediante la práctica de otras modalidades deportivas para seguir manteniendo la forma y a su vez trabajar la musculatura , sobre todo la cuadricipital, que es esencial para recuperar la movilidad indolora de la rodilla afectada. Las actividades en el agua suelen ser una opción muy válida ya que en este medio no existe apenas impacto y se puede seguir trabajando a nivel cardiovascular. Es importante conocer la posible causa que ha llevado a la existencia de la patología para, de este modo, variar en la medida de lo posible dicho factor. Valorar si el calzado es adecuado o no, si es necesario el uso de plantillas o c ambiar el plan de entrenamiento deben ser parte del tratamiento. En cuanto a la cirugía, esta tiene una doble función : puede ser diagnóstica al/para poder ver “in situ” el estado de la lesión y cuál es la necesidad terapéutica. En algunos casos, es necesario realizar lo que se conoce como un “recentrado”, cuyo objetivo es colocar de nuevo a la rótula sobre el eje natural.
Cómo cuidar la Dermatitis Atópica en Bebés y Niños
Artículo especializado

Cómo cuidar la Dermatitis Atópica en Bebés y Niños

La dermatitis atópica se considera una manifestación en la piel de la llamada enfermedad atópica, una condición muy frecuente en el mundo desarrollado. Combina manifestaciones de tipo alérgico como asma o rinoconjuntivitis con sensibilidad en la piel que provoca picor y eccemas. Suele tener una base genética, y depende en gran manera del estilo de vida. ¿Por qué es tan frecuente en nuestro medio? Se cree que los hábitos de higiene , que nos previenen de muchas enfermedades infecciosas, provocan una maduración distinta del sistema inmunitario, que hace que seamos más sensibles al ambiente. Se ha demostrado que los niños criados en granjas, o alejados del centro de las ciudades, con más contacto con animales y plantas desde la infancia, tienen menos atopia. Por el contrario, la higiene diaria con jabón, y el desarrollo en un ambiente menos contaminado hacen que nuestra piel y mucosas (los bronquios, la nariz, etc. sean más sensibles y manifiesten inflamación ante el contacto con desencadenantes. ¿Entonces la dermatitis atópica es una alergia? No se considera una alergia estrictamente. Aunque los niños atópicos tienen otras manifestaciones alérgicas, la dermatitis atópica tiene brotes ante desencadenantes tanto exógenos o externos (polvo, sequedad, proteínas de la leche) como internos (estrés), y no es tan fácil de estudiar mediante pruebas de alergia como, por ejemplo, el asma. ¿Cómo es la piel de los niños atópicos? La piel del niño atópico es más sensible , y padece una pérdida de la función de retención de agua que hace que tienda a la sequedad. Además, tiene una mayor tendencia a sobreinfectarse. Como el picor es el síntoma habitual, y éste produce una necesidad de rascarse, la piel se va engrosando y endureciendo mediante un proceso llamado “liquenificación”. Es una piel arrugada, más gruesa y seca, que tiene propensión a agrietarse y formar fisuras . La dermatitis atópica se manifiesta durante la primera infancia en la cara, sobre todo en las mejillas, o en el área del pañal. Posteriormente afecta mucho a las zonas de flexura de los codos y las rodillas, a los párpados, y finalmente cualquier zona del cuerpo. El síntoma habitual es el picor muy intenso, que puede motivar trastornos de atención y del sueño, y disminuir el rendimiento escolar. ¿Cuál suele ser la evolución? En general, los niños con dermatitis mejoran a medida que se hacen mayores. Un pequeño grupo persiste en la edad adulta, con una forma llamada “dermatitis atópica del adulto” . Suelen ser los niños con asma bronquial más grave, y con historia de otros problemas alérgicos. La dermatitis del adulto puede ser la forma más grave e incapacitante de la enfermedad. ¿Cómo se cuida la piel de un niño atópico? No bañarle cada día : se desaconseja bañar a un niño atópico cada día. Es preferible bañarlo a días alternos, y siempre con agua a temperatura tibia y sin jabones. Especialmente desaconsejables son los geles o aceites que tienen muchos detergentes o tensioactivos y forman mucha espuma. Los productos adecuados son los syndet (sin detergentes) que hacen poca espuma y limpian por arrastre. Hidratar su piel : hay que entender que la piel de estos niños tiene poca tendencia a retener agua. Cuando nos bañamos, la capa córnea de la piel se humedece e hidrata, pero inmediatamente debemos aplicar una sustancia hidratante para evitar que el agua se evapore. Esta es la función de las cremas hidratantes: añadir una capa de grasa que evite la pérdida de agua. Por ello, hay que secar poco al niño y sin frotar al salir del baño, y aplicar la hidratante entonces, sin esperar. Existen innumerables cremas hidratantes para la piel atópica, y no siempre las más caras son las mejores. Hay que tener en cuenta que, cuanto más grasas sean, más hidratarán, aunque su cosmética será peor y tendrán menos facilidades de aplicación. El uso de hidratantes que contienen urea, ácido láctico, avena u otros productos también se recomienda, y es mejor seguir las indicaciones del dermatólogo o el pediatra que fiarse de la presión de la publicidad y las campañas de marketing. Evitar que sude y pase calor : debe vestirse por capas, con algodón en contacto con la piel, y poner o sacar ropa en función del entorno. Los niños atópicos tienen tendencia a sudar y a manifestar picor cuando se acaloran. Humidificar el ambiente : es conveniente hacerlo, sobre todo en invierno cuando la calefacción y los lugares cerrados mantienen el aire seco. También es conveniente proteger al niño de ambientes con polvo y humo. En cuando a la alimentación, es cierto que algunos niños pequeños pueden tener brotes de dermatitis atópica en relación con alimentos como proteínas de la leche de vaca o huevos, y que en ocasiones los pediatras la manejan introduciendo el alimento más tarde. En esto, cada pediatra puede tener un criterio diferente, y es conveniente seguir las indicaciones de un solo profesional. Los probióticos pueden ayudar a madurar el sistema inmunológico y en ocasiones son recetados en pastillas o suplementos para los niños atópicos, según indicaciones del pediatra o el dermatólogo.
Cómo Saber si tus Encías Están Fuertes y Sanas
Artículo especializado

Cómo Saber si tus Encías Están Fuertes y Sanas

¿Verdad que alguna vez te han sangrado las encías al cepillarte? ¿Ha sido por un cepillo nuevo, por un exceso de fuerza durante el cepillado o debido a que no te cuidas igual las encías que los dientes? ¿A que no sabías que el 80% de las extracciones dentales realizadas en pacientes de más de 35 años es debido a enfermedad periodontal ? ¿Qué papel juega la encía en la boca? La encía forma parte del llamado periodonto o conjunto de tejidos que proporcionan el sostén necesario a los dientes para que puedan llevar a cabo sus diferentes funciones. Los tejidos que conforman el periodonto son: encía , ligamento periodontal , cemento radicular y hueso alveolar . Concretamente la encía supone el periodonto de protección pues está revestida por la mucosa masticatoria que es la que recibe directamente las cargas de masticación de los alimentos. Proporciona una cobertura integral tanto del diente como del hueso que lo alberga. Las principales características de una encía sana Color: el color de una encía sana es rosa pálido y brillante. Contorno: diferenciamos entre la encía que bordea el diente (contorno marginal) y la contenida entre los espacios interdentales (contorno papilar. Tiene forma picuda y recibe el nombre técnico de papila interdentaria. Su función es evitar el acúmulo de comida que supondría una irritación crónica). Textura: no es lisa. Generalmente tiene una textura rugosa pero suave. Surco: espacio entre la encía marginal y el diente, de aproximadamente 3 mm de profundidad. Se trata del espacio ubicado entre el borde superior de la encía y el diente. Se puede acceder a él con un correcto cepillado. Si este surco está aumentado de tamaño se traduce en patología periodontal. La periodoncia es la especialidad que trata la patología del revestimiento dental, desde la prevención al diagnóstico y tratamiento. ¿Existe predisposición a sufrir enfermedad periodontal? Existen causas externas evitables que son grandes irritantes locales: La placa bacteriana es el principal irritante gingival. Debe ser eliminada a diario con una buena higiene bucal. Es fundamental cepillarse regularmente los dientes (existen cepillos específicos para encías sensibles) y el uso del hilo dental y los cepillos interdentales (para eliminar los restos de comida). Debemos realizarnos, asimismo, una higiene dental cada 6-12 meses. Es muy importante el cepillado tras la ingesta de determinados alimentos como limón, pomelo, fresas, tomate y cacahuetes ya que ocasionan cambios en el pH que promueven la enfermedad de las encías. No olvidemos que el consumo frecuente de alimentos ricos en azúcares favorece la adhesión microbiana de la placa bacteriana. El tabaco sería el segundo agente causal en importancia siguiéndole el estrés. Problemas funcionales como el bruxismo (en apretadores mandibulares habituales) pueden ocasionar un exceso de fuerza sobre la encía. Así mismo los traumatismos por mala oclusión o malposición, la ausencia de piezas y la masticación unilateral predisponen a patología gingival. Existen, además, factores de riesgo internos frecuentemente asociados a enfermedad periodontal como son la predisposición genética , los microorganismos patógenos (microbiota del individuo) y el pH salival. ¿Qué enfermedades puede sufrir la encía? Las principales enfermedades periodontales son la gingivitis (inflamación y sangrado reversibles de la encía sin afectación ósea) y la periodontitis (destrucción irreversible del hueso que soporta el diente. Si los odontólogos no abordamos una gingivitis al ser detectada en la consulta tendremos un paciente que ha perdido todos los dientes en un futuro. El tejido gingival es muy lábil y sensible a cualquier microtraumatismo siendo frecuentes pequeñas laceraciones como consecuencia de un cepillado incorrecto o durante la masticación. Otras lesiones leves frecuentísimas en la mucosa gingival son las aftas bucales. ¿Cómo puedo detectar un problema en la encía? Recuerda que si el aspecto de tu encía no es el de siempre es que existe una patología de base. El mejor observador eres tú ya que puedes explorarte a diario. Si tu encía presenta cualquiera de estos síntomas: enrojecimiento, inflamación, hipersensibilidad, sangrado con el cepillado dental o retracción de las encías debes acudir a tu odontólogo. Es mucho más fácil y económico el tratamiento de la patología gingival incipiente que el de la patología instaurada. No olvidemos que la halitosis o mal aliento puede enmascararnos una enfermedad gingival o una caries profunda. ¿Cuál es su evolución? Cuando el acúmulo de placa se cronifica la encía se destruye progresivamente y su lugar es ocupado por un infiltrado inflamatorio que hace que la encía se separe del diente de forma progresiva de forma que ese espacio comienza a poblarse de magma infeccioso que avanza en profundidad afectando al sostén del diente hasta llegar al hueso. Todas las periodontitis provienen de una gingivitis , pero no todas las gingivitis terminan en periodontitis. ¿De qué depende? De que acudas a la consulta cuando detectes alguno de los signos de alarma gingival que te he mencionado. Es decir, si no tratas una gingivitis perderás el diente por una periodontitis. Y, lo que es peor, no podrás ponerte un implante en el orificio del diente perdido si tu hueso está afectado con este proceso. Por todo ello los odontólogos no nos cansamos de dar los siguientes consejos: Una adecuada higiene bucodental . Sobre todo, no evites pasarte el cepillo por las zonas sensibles pues son las áreas que precisan, justamente, una limpieza más profunda. Acude a tu higienista una o dos veces al año . Especialmente si eres fumador, consumes más de 3 tazas de café al día o comes entre horas. Si detectas un problema en tu encía abórdalo. Es mucho más económico el tratamiento de raspado gingival de una gingivitis que un implante con un injerto óseo tras la pérdida de la pieza dental por una periodontitis. Acude a tus revisiones periódicas. Déjame lanzarte una pregunta a modo de reflexión. ¿Tú crees que a los odontólogos no nos gustan las gominolas ?
Entrenamiento Funcional: Características
Artículo especializado

Entrenamiento Funcional: Características

Mejorar la fuerza, la movilidad, la coordinación… Todas estas cualidades, y otras más, pueden mejorarse con el entrenamiento funcional. Te explicamos cómo. Cuando nos movemos y realizamos las actividades diarias utilizamos diferentes músculos y articulaciones. Y es así porque cada uno de ellos tiene una función, sea la de levantar un brazo, girar el tronco o ladear la cabeza. Estos diferentes movimientos los podemos realizar en nuestro trabajo y en nuestro día a día en las actividades más cotidianas , pero también al practicar un deporte, y es que el cuerpo se adapta a las necesidades de la persona y del momento. No será la misma técnica ni tendrá las mismas necesidades un lanzador de jabalina que un reponedor de un supermercado, pero sí que para conseguir su objetivo van a necesitar de movimientos concretos de sus brazos, por ejemplo. Entrenar de manera específica no sólo es importante para que el movimiento sea el adecuado, sino también para conseguir un mejor rendimiento deportivo . Es por ello que este tipo de entrenamiento, aunque hace mucho que los deportistas profesionales ya lo tenían como parte de su rutina, se ha ido acercando al público más amateur. Nuestro cuerpo requiere de la implicación de músculos y articulaciones, es decir, del aparato locomotor y del sistema nervioso , para poder ejecutar acciones. Cada acción estará supeditada a los conocimientos que tengamos para ello, así como la capacidad con la que contemos, tanto a nivel físico como a nivel mental. Los movimientos son naturales, pero también deben aprenderse y más cuando el objetivo es concreto. En un solo movimiento intervienen distintos elementos, y todos ellos deben trabajar para conseguir una función determinada. Por un lado, tendremos los elementos más anatómicos y, por otro las propias capacidades, que pueden mejorarse. Entrenar aquello en lo que flojeamos es conveniente para mejorar, pero no siempre somos conscientes de que tenemos ciertas carencias. De ahí la necesidad de entrada de conocernos, para establecer cuál será el punto de partida. ¿En qué consiste? Se trata de trabajar distintas cadenas musculares en un solo movimiento, además de aquellas capacidades motrices que intervienen en dicha acción para conseguir beneficios más amplios. Realizar movimientos complejos estudiados y no solos aislados, porque si lo pensamos nuestro cuerpo difícilmente mueve un solo musculo o articulación, nos movemos de manera global. Es un entrenamiento integrativo que como ya hemos comentado, puede mejorar el rendimiento deportivo pero también tiene como objetivo evitar o reducir el riesgo de lesiones . Si nuestro organismo está más fuerte, tiene mayor capacidad de coordinación o de resistencia, las lesiones serán menores y por tanto obtendremos mejores resultados. Al principio, se recomienda que un profesional supervise los entrenamientos. Son rutinas que requieren de un conocimiento del cuerpo y las necesidades individuales, de los movimientos y de las diferentes opciones que pueden utilizarse. Actualmente existen múltiples opciones en cuanto a material se refiere. Cintas o gomas elásticas, kettelbells o el bosu son materiales que un entrenador puede incluir en su programa, cada uno de ellos con una finalidad: Con las gomas , aunque puede parecer que tienen poco potencial, pasa todo lo contrario. Con ellas puedes hacer trabajo de fuerza, coordinación o equilibrio , con un riesgo bajo. El profesional puede pautar una multitud de ejercicios distintos, centrados en diferentes objetivos y con cierta tranquilidad ya que es difícil que una goma pueda ocasionar problemas, sobre todo para el principiante que desconoce según que movimientos o aún no tiene la destreza suficiente para trabajar con pesos. Las kettelbells son pesos libres con los que se pueden hacer movimientos amplios con un peso que añade complejidad a esa acción. Al tener un agarre puede facilitar el ejercicio y evitar desplazamientos del peso. El bosu es una semiesfera que da “mucho juego”. Inicialmente trabajar el equilibrio es la esencia de este accesorio. La propiocepción (conseguir un equilibrio adecuado trabajando sobre una superficie inestable) obliga a muchas estructuras corporales a activarse. Desde la musculatura de la planta del pie pasando por las extremidades inferiores y el “core” deben trabajar al unísono para evitar la caída. Además de incorporar material a una rutina de entrenamiento, el propio cuerpo del deportista es todo un “gimnasio” ya que el peso y la anatomía del individuo ya le obligan a gestionar muchas capacidades. Zancadas, saltos, sentadillas o planchas , entre otras, son alternativas a tener en cuenta en un entrenamiento funcional. El entrenamiento funcional en rehabilitación Hemos mencionado que este tipo de entrenamiento puede ayudar a minimizar el riesgo de lesión, pero respecto a las lesiones cabe destacar que los profesionales de la rehabilitación hace ya mucho tiempo que lo incorporan a sus sesiones. Una lesión puede venir derivada de un problema deportivo o laboral pero el resultado es una incapacidad para llevar a cabo uno o varios movimientos por lo que habrá que trabajar de manera específica para conseguir la normalidad de nuevo. Para ello, de la misma manera que conviene conocer cuál es el movimiento que requiere un deportista para mejorar su rendimiento, debe conocerse para recuperar ese movimiento esencial y ese es el objetivo del profesional de la rehabilitación.
Qué Sintomas Puede Indicar un Embarazo Ectópico
Artículo especializado

Qué Sintomas Puede Indicar un Embarazo Ectópico

Uno de cada 100 embarazos es ectópico, es decir, se desarrolla fuera del útero. Es una situación infrecuente a la vez que muy grave, por lo que es muy importante que una mujer que busca un embarazo sepa cuáles son sus síntomas. ¿Cómo se desarrolla este tipo de embarazo? Cuando un óvulo está maduro, los ovarios lo liberan. Este ovario es succionado por las trompas de Falopio , que se encargan de expulsarlo en la cavidad uterina. Es un proceso que dura varios días. La fecundación se suele producir en las trompas de Falopio. Una vez fecundado llega al útero donde anida (es lo que se conoce con el nombre de implantación). Un embarazo que sigue su curso normal se desarrolla en el interior del útero. Cuando el óvulo fecundado queda atrapado en las trompas de Falopio y se desarrolla en su interior, es cuando hablamos de un embarazo ectópico ; es un embarazo que se desarrolla fuera del útero. Los embarazos ectópicos también pueden producirse en otros lugares que no sean las trompas de Falopio, pero es mucho menos frecuente. Pueden hacerlo en el canal cervical, en el ovario, en la cavidad abdominal o pélvica. Factores de riesgo Si las trompas de Falopio presentan alguna deformación, inflamación o cicatriz es más fácil que la mujer desarrolle un embarazo ectópico. Por lo tanto, tendrán mayor riesgo las mujeres que padezcan: Endometriosis: es el crecimiento anormal de tejido endometrial fuera de la cavidad uterina. Puede ocasionar inflamación y cicatrices en las trompas. Enfermedad inflamatoria pélvica: es causada por infecciones de transmisión sexual como Clamidia y Gonorrea. En ocasiones en ocasiones las bacterias “normales”, no relacionadas con enfermedades de transmisión sexual, pueden producirla. Esta enfermedad causa inflamación de las trompas de Falopio. Cirugía previa en las trompas de Falopio : una ligadura fallida de trompas o una cirugía para revertir una esterilización. Malformaciones congénitas de las trompas de Falopio . Estar en tratamiento para fertilidad o someterse a procedimientos de fertilización in vitro. Tener colocado, en el momento de quedarse embarazada, un DIU (Dispositivo Intra Uterino). La toma de la píldora del “día después ”. Uso de estrógenos. Embarazo ectópico previo. Fumar ¿Cómo avisa? Durante los primeros días, el embarazo se comporta de manera normal, sin ningún síntoma especial o distinto a un embarazo habitual. Produce la hormona HCG así que la prueba de embarazo sale positiva. Las mujeres con embarazo ectópico experimentan los primeros signos del embarazo: molestias o dolor como el de un período menstrual, sensibilidad en las mamas, cansancio, somnolencia y náuseas . En la mayoría de los casos el diagnóstico de embarazo ectópico se realiza a las ocho semanas de embarazo. El primer síntoma de que algo no va bien es la presencia de un ligero sangrado vaginal con dolor abdominal o pélvico. El dolor empeora con la actividad física y se localiza a la altura de uno de los ovarios (el ovario en el que se está desarrollando el embarazo ectópico). El dolor abdominal puede ir acompañado de un dolor en la pelvis y en las lumbares. Este sangrado no debe confundirse con el sangrado por implantación. Al principio aparece un ligero sangrado de color marrón. Luego se torna rojo y fluido (como si fuera la regla). Si hay hemorragia y salida de sangre en la trompa de Falopio, es posible sentir dolor en el hombro o necesidad de defecar , dependiendo de donde se acumule la sangre o a qué nervios estén  irritandos. La fase más grave, si no se ha consultado antes al ginecólogo, es la ruptura de la trompa de Falopio. Esto produce un sangrado abundante en el interior del abdomen y puede desencadenar desmayo y shock. Si no se trata, puede causar sangrado interno grave y poner en riesgo la vida de la mujer . De hecho, una de cada 826 mujeres con embarazos ectópicos muere por complicaciones. Si aparece alguno de estos síntomas durante las primeras semanas del embarazo se debe acudir de inmediato a urgencias para valoración. Las complicaciones de un embarazo ectópico son graves y necesitan atención médica urgente. ¿Cómo se diagnostica? Se debe confirmar el embarazo mediante una determinación de HCG . El ginecólogo también realizará un examen pélvico para valorar el tamaño del útero. Por último, una ecografía revelará la ubicación exacta de la implantación del embrión. ¿Cuál es el tratamiento? El tratamiento para el embarazo ectópico depende de lo avanzado que esté, así como de si ha dañado las trompas de Falopio. Si se descubre muy precozmente, se puede resolver mediante un fármaco y salvar la trompa afectada. Si está avanzado o ha roto o dañado la trompa, es necesaria una cirugía de emergencia para eliminar total o parcialmente la trompa de Falopio afectada. Tiempo de recuperación Las trompas de Falopio son órganos muy delicados y se recuperan lentamente.  Los estudios han demostrado que, si se deja como mínimo 18 meses de reposo y recuperación, las probabilidades de recuperar la fertilidad y quedarse embarazada son del 65%, lo cual es una cifra bastante alta. Pero si se espera, como mínimo, dos años, esta cifra aumenta hasta el 85%. Los factores que afectan a la fertilidad de una mujer después de un embarazo ectópico son el daño de la trompa de Falopio tras la cirugía y la condición de la trompa del lado opuesto. Haz nuestro test de embarazo y averigua todo lo que debe saber una embarazada. Descubre todos los consejos y cuidados de las mujeres embarazadas.
Qué hacer para Tratar la Dermatitis del Pañal
Artículo especializado

Qué hacer para Tratar la Dermatitis del Pañal

Con este nombre, nos referimos al conjunto de cambios de inflamación o infección que aparecen en la piel cubierta por el pañal en los bebés o las personas mayores. En general están causados por el contacto de la piel con las heces y la orina, la oclusión, la irritación, el roce, la humedad y la sobreinfección. En la actualidad, con los pañales absorbentes más eficaces, se suele ver menos que hace décadas. ¿Cómo se produce? El contacto con la orina o las heces pueden causar una dermatitis química por irritación directa , que se ve empeorada cuando el niño tiene diarrea, o cuando se descuida el cambio de pañal. Si ayudan la oclusión y la humedad, puede haber una sobreinfección por bacterias u hongos que complican el cuadro. En ancianos, sobre todo en personas encamadas con enfermedad de Alzheimer u otros tipos de demencia, puede ocurrir el mismo problema. Al inicio del siglo XX se creía que el causante de la dermatitis era el amoníaco de la orina , pero hoy sabemos que no es cierto, y que los causantes son una combinación de diversos factores y sustancias, sobre todo las proteasas, enzimas presentes en las heces. Por ello, la principal causa de dermatitis del pañal hoy en día son las diarreas, que aumentan el contacto de la piel con las heces. En otros casos puede venir causada por un descuido en el cambio de pañal . ¿Existe dermatitis del pañal en todos los bebés? Es fácil de entender que, en países subdesarrollados , en los que los bebés van desnudos sin llevar ningún tipo de pañal, no se produce ningún tipo de dermatitis. En el mundo desarrollado , esta dermatitis ha existido sobre todo en la época en que los bebés llevaban “paños” de algodón o pañales con poca capacidad de absorción. La mejoría de los materiales de los pañales desechables durante los años 80, con geles que pueden absorber gran cantidad de orina, aislando la piel de la humedad, ha conducido a una mucha menor frecuencia de dermatitis del pañal. ¿Puede confundirse con otras enfermedades de la piel? Efectivamente, hay otras enfermedades de la piel que pueden afectar al área del pañal. Son la dermatitis atópica , la dermatitis seborreica , la psoriasis, las candidiasis (infecciones por hongos), los impétigos (infecciones por bacterias), o enfermedades más raras como las histiocitosis o ciertos déficits de vitaminas (pelagra, acrodermatitis enteropática). Ante una dermatitis del área del pañal, un pediatra puede solicitar una consulta a un dermatólogo para descartar estas posibilidades. En caso de sospecha, pueden ser necesarios análisis de sangre o una biopsia de la piel. ¿Cuál es el tratamiento? En todos los casos, cabe aislar a la piel de la orina y las heces utilizando un pañal más eficaz , prescindiendo del pañal unas horas al día, o colocando al bebé un pañal de talla superior para que “ventile” más la zona. Si el ambiente es caluroso, se puede colocar al bebé desnudo encima de una toallita o empapador unas horas. En cuanto al tratamiento a aplicar, es todo un arte que depende de cada pediatra y cada dermatólogo, y de la situación de irritación, maceración y/o infección presente. Se emplean mucho las cremas antibacterianas o las cremas antifúngicas , pero en algunas ocasiones también pueden provocar irritación sobreañadida, por lo que hay que reservarlas a los casos donde de verdad se sospeche infección. Una norma para detectar los hongos (en general los del género Candida, que son los más frecuentes) es buscar en la zona pequeñas pústulas o granitos rojos con un “collarete” de descamación. El niño puede estar inquieto por picor, escozor y dolor. En otros casos, se prefieren soluciones secantes como la eosina, que tiene el inconveniente de manchar de color rojo la zona. Una solución muy empleada son las pastas al agua o las llamadas “pastas Lassar”, pero repitamos que cada “maestrillo tiene su librillo” y que es mejor dejarse aconsejar por el pediatra o dermatólogo habitual. ¿Y la prevención? Como ya hemos mencionado, es fundamental utilizar pañales adecuados , con una capacidad óptima de absorción y un buen sistema de sujeción. Los cambios de pañal deben ser frecuentes, y la tendencia es emplear agua y manopla en vez de las clásicas “toallitas” impregnadas de crema y perfumes, que pueden causar problemas de alergia a los niños sensibles, aunque ahora existen marcas muy mejoradas, antiirritantes y seguras. También son muy útiles las “cremas barrera”, que crean una capa protectora entre la piel y el pañal. Pueden aplicarse con cada cambio de pañal, pero no cuando la piel está muy inflamada , macerada o infectada, porque pueden contribuir a empeorarlo.
Orientaciones Sobre la Estimulacion del Lenguaje
Artículo especializado

Orientaciones Sobre la Estimulacion del Lenguaje

Si tienes hijos pequeños y te preocupa que estén adquiriendo la capacidad del lenguaje de una forma adecuada, te mostramos cómo identificarlo y te damos algunas orientaciones sobre la estimulación de su lenguaje. Muchas maneras de ayudarle Jugar con ellos Se puede estimular poderosamente el desarrollo del lenguaje de un niño/a mediante el juego de innumerables maneras: nombrando los distintos tipos de verduras de una cocinita, enumerando cada parte anatómica del cuerpo de un muñeco y señalándola, preguntando por los colores de las fichas , nombrando los animales que representan cada uno de los muñequitos o usando marionetas , entre otros muchos ejemplos. Las obras infantiles que usan marionetas o títeres favorecen el habla en los niños. En estos casos, sugerimos que los mismos personajes (títeres) interactúen con los niños. Esto llama poderosamente su atención y ayudará a que ellos se animen a hablar. Mostrar fotos o dibujos : ¿Quiénes son?; ¿Qué es eso?; ¿Qué están haciendo? Mostrarles fotos a los niños favorece su interés por la comunicación. Pueden ser dibujos de un libro de lectura infantil (sin letras) para que aprenda a decir qué objeto se muestra o pueden ser, por ejemplo , fotos , que se aconseja que sean de personas conocidas por ellos (familiares, por ejemplo) para que puedan relatar qué es lo que la familia está haciendo en esa fotografía o bien, quiénes son los que aparecen en dicha foto. Tras realizar estas simples preguntas el niño comenzará a hablar y, poco a poco, irá enriqueciendo su lenguaje. Cantar canciones Ello favorece el habla como medio de comunicación. Enseñar canciones infantiles ayuda a que los niños no sólo estimulen su sentido del oído y atención , sino que también promueve el desarrollo de la motricidad gruesa en el caso de que sean canciones indican que el niño deba acompañar con baile que suponga movimientos de brazos, piernas, manos, cabeza, etc. Contar cuentos A cualquier hora del día y también como rutina antes de acostarles. Esta buena práctica ayuda a que el niño se vaya relajando e interiorice, con la repetición, que se acerca la hora de ir a dormir. Leer un cuento a los niños de dos años en adelante ayuda a que, poco a poco, comiencen a comprender aquello que se les está contando y, a su vez, estimular el habla. No debe asombrarnos que los niños no respondan rápidamente a la comprensión de los relatos. Este es un proceso y, como tal, debemos facilitarles la tarea relatando cuentos que sean acordes a su edad. Y cuando su nivel semántico incluye un número considerable de palabras, es una buena práctica animarlos o invitarles a explicar ellos el cuento al adulto que se lo ha explicado previamente en decenas de ocasiones. ¿Qué cosas hemos de tener en cuenta a la hora de interactuar con ellos? Utiliza constantemente un  lenguaje claro y adulto , evitando los diminutivos y el lenguaje infantilizado (p.ej. sería adecuado decir: “Allí hay un perro” e intentar evitar expresiones tales como “allí hay un guau-guau”). No te anticipes a las respuestas , aunque el niño tarde en darlas. Respeta los tiempos . No interrumpas al niño cuando esté contando algo. Es muy importante respetar el ritmo personal de cada niño cuando se expresa. Si existe dificultad en nombrar algo en concreto con corrección, estimúlelo repitiendo pacientemente de forma constante y correcta la expresión. Si el niño comete errores en su lenguaje, no debemos ridiculizarlo con risas o burlas de los interlocutores. Acostumbra al niño a respetar el turno de palabra , animando a no interrumpir a los demás hasta que no hayan acabado su relato y así, con ello, enseñas al niño a que aprenda a escuchar.  Señales de alarma en la adquisición del lenguaje en nuestros hijos Será un síntoma de alarma que un niño/a de seis meses no emita sonidos, no sonría ante la voz de un adulto o no reaccione al ser llamado por éste.   También deberá preocupar el hecho de que un niño que haya cumplido el primer año de vida no emita ninguna sílaba ni señale con el dedo.  Otro aspecto a vigilar será si en un niño que ha cumplido los 18 meses no es capaz de reconocer personas u objetos (cuando se le muestran).  Debes de estar atento si un niño que ha cumplido los dos años no ha empezado a decir algunas palabras sueltas tales como mamá, papá, agua, pan o bien onomatopeyas como guau-guau; pío-pío, etc. o si, cumplidos los tres años, el niño no entiende una oración sencilla como “ tira la pelota ” y no emite dos palabras juntas que tengan sentido.  En caso de detectar alguna de estas señales es conveniente consultar con el pediatra, que puede valorará la necesidad de realizar terapia de estimulación del lenguaje , de forma específica a cada caso concreto, con la posibilidad de participación de diferentes facultativos especializados en diversas áreas (logopedia, pedagogía, psicología, neurología, pediatría, psiquiatría…).
Consultas online

Telemedicina 24h.
Olvida los riesgos, las esperas y desplazamientos.

Videoconsulta, Chat médico, consultas telefónicas... Tú decides.

Ver consultas online
1

Regístrate ahora y prueba un mes GRATIS de Savia Premium

Acceso ilimitado a nuestros servicios para que pruebes la experiencia Savia al completo.

Registrarte gratis
2

Después sigue con tu cuenta gratis o hazte Premium

Al acabar el mes, puedes disfruta Savia con la cuenta gratis o hacerte Premium por 59€ al año (o 10€ al mes) para tener consultas online inlimitadas.

Comparar todos los planes