Braquiterapia

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Definición

Es una modalidad de radioterapia que consiste en colocar implantes en la zona del tumor o en una zona muy próxima a él, con la ventaja de que la radiación solo afecta a dicha zona y no a los tejidos adyacentes. Es un tratamiento indoloro y está indicado principalmente en tumores ginecológicos, de mama, de próstata, melanoma de coroides, sarcoma, piel y determinados cánceres de cabeza y cuello. Se puede utilizar como un tratamiento único o combinado con otros tratamientos ginecológicos como la cirugía, la radioterapia externa y la quimioterapia.

Los resultados de la braquiterapia se obtienen tras una continua evaluación, ya que requieren de un largo periodo de seguimiento, en el cual se van tomando datos acerca del estado del paciente y dependiendo del tipo de tumor que se está tratando. Sin embargo en la mayoría de los casos tienen resultados positivos siendo incluso similares a los obtenidos en una cirugía para eliminar las células cancerígenas.

¿Cómo es la braquiterapia?

El tratamiento se realiza bajo anestesia local y con un control ecográfico que nos ayudará a colocar los implantes radioactivos de aproximadamente 2-3 mm de longitud y 1mm de diámetro. Cada semilla que se coloca tiene un efecto selectivo actuando solo sobre las células que son tumorales. Su principal ventaja será es que es un tratamiendo con muy pocos efectos secundarios y en la mayoría de los casos muy efectivo.

¿Para quién está indicada?

Este procedimiento estará indicado en tumores ginecológicos del cuello uterino, útero y matriz, en cáncer de próstata y también se puede emplear en cánceres de piel y en menos frecuencia, en tumores de pulmón y de páncreas.

¿Por qué se realiza?

Dentro de los tratamientos oncológicos la braquiterapia se utiliza porque permite destruir células cancerosas desde el centro del tumor gracias a la inserción del implante específicamente en la zona que se desea tratar. Esto permite aumentar la eficacia del tratamiento disminuyendo la probabilidad de que aparezcan en el mismo sitio o de que las células sobrevivan entre cada sesión de radioterapia. Así mismo al ser un tratamiento tan directo sobre la zona cancerígena se evitan los efectos secundarios de dañar tejido sano circundante, con el consiguiente beneficio para la calidad de vida del paciente.

Riesgos de la braquiterapia

Encontraremos los propios de la anestesia local, y en general no conlleva más riesgos ya que es una técnica sencilla de realizar.

Preparación

El paciente debe acudir en ayunas, antes de empezar el procedimiento se le aplicará anestesia local dependiendo de la zona que se desea tratar. En general se puede solicitar una preparación intestinal, exámenes de ultrasonido o resonancia magnética nuclear, electrocardiograma, análisis de sangre o radiografía de tórax, entre otros. Será el médico oncólogo el que determine qué pruebas son necesarias llevar a cabo antes de la intervención.

Cómo es la recuperación de la braquiterapia

Los principales síntomas que suelen aparecer tras la implantación de las semillas es hinchazón y sensibilidad en el área tratada, no obstante, los pacientes pueden volver a sus actividades al poco tiempo, días o semanas, de la intervención.

Después de realizar el procedimiento, pese a que la radiactividad de las semillas es baja, se debe dar recomendaciones de evitar el contacto cercano con otras personas, en especial con niños y mujeres embarazadas. De la misma manera hasta después de semanas o meses puede que las semillas activen los sensores de metal, por lo que será recomendable llevar el informe del tratamiento médico.

Finalmente es necesario realizar un seguimiento para determinar si la salud es estable o ha sufrido cambios, para poder conocer así sus efectos secundarios.

Resultados

Los resultados de la braquiterapia se obtienen tras una continua evaluación, ya que requieren de un largo periodo de seguimiento, en el cual se van tomando datos acerca del estado del paciente y dependiendo del tipo de tumor que se está tratando. Sin embargo en la mayoría de los casos tienen resultados positivos siendo incluso similares a los obtenidos en una cirugía para eliminar las células cancerígenas.

Preguntas frecuentes

¿Qué es la braquiterapia intersticial?

Es un tipo de braquiterapia, en el cual el implante se introduce de manera directa, es decir, que se introduce dentro del tejido o del tumor. Se utiliza para tratar tumores de próstata, mama o ginecológicos. Suele ser una técnica complementaria a la radiación externa para la administración de una dosis extra de radiación sobre el tumor o lecho tumoral.

¿Qué es la radiación interna?

Es un tipo de radiación que se sitúa en la cavidad corporal y se retira cuando han alcanzado ciertas dosis. Puesto que durante el tratamiento el paciente emite constantemente radiación, las visitas son limitadas con una duración de 30 min. dentro de la zona de blindaje, y tanto menores de 18 años como mujeres embarazadas no podrán entrar.

¿Qué es la teleterapia?

Variante de la radioterapia que consiste en la aplicación de de radiación desde el exterior del cuerpo mediante un equipo generador situado a cierta distancia de la zona a irradiar.

¿Qué efectos secundarios tiene la braquiterapia?

Mientras se inserta el implante se administran fármacos que pueden producir adormecimiento, debilidad o malestar estomacal, pero estos efectos no suelen durar mucho tiempo. En algunas ocasiones el implante se encuentra dentro de un aplicador, lo que puede producir una leve molestia en la zona de inserción. Generalmente no suelen producirse más efectos secundarios aunque puede aparecer ardor, sudoración o mareos entre otros.

¿Qué es la braquiterapia endocavitaria?

También denominada endoluminal, es aquella en la que se irradian las cavidades naturales del paciente.