Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Liquen Plano

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es el liquen plano?

El liquen plano, liquen ruber (rojo) plano, o liquen plano pilaris, es una enfermedad dermatológica inflamatoria que afecta a la piel, a las mucosas (revestimiento de las cavidades como la boca) y a los anejos como el pelo o las uñas. Se presenta a cualquier edad, aunque su mayor incidencia se sitúa de los 30 a 60 años, en ambos sexos por igual. Es relativamente frecuente, no suele ser grave, aunque su forma de expresión y evolución varían según la variedad de liquen que se de en el paciente.
El liquen plano es una enfermedad diagnosticada y tratada por el médico especialista en dermatología.

Tipos de líquenes planos

Hay múltiples variedades clínicas, algunas de ellas de difícil diagnóstico:

  • Liquen plano papuloso: forma clínica más frecuente. Aparición de pequeñas lesiones aplanadas redondeadas y rosáceas. Asociado a lesiones en mucosas de manera muy frecuente.
  • Liquen plano ampolloso o bulloso: poco frecuente. Aparecen lesiones ampollosas o vesículas sobre lesiones previas de liquen plano, muy frecuentemente en las piernas.
  • Liquen plano atrófico: aparecen lesiones típicas cuyo centro se aplana y atrofia cogiendo un color blanco porcelana. Aparecen sobre todo en genitales y pliegues.
  • Liquen plano hipertrófico o verrugoso: lesiones crónicas que producen mucho picor, donde aparece una placa blanquecina (hiperqueratósica). Aparecen sobre todo en miembros inferiores.
  • Liquen plano actínico o pigmentoso: forma que predomina más en países de Oriente Medio, en jóvenes con pieles oscuras, en áreas fotoexpuestas, sobre todo en la cara. Presentan un halo hipopigmentado (sin coloración) alrededor de la lesión.
  • Liquen plano ulcerativo: forma muy rara de liquen en la que aparecen ampollas, erosiones y ulceraciones en los pies y pérdida permanente de las uñas. Se asocia a lesiones cutáneas y orales típicas del líquen plano.
  • Liquen plano eritrodérmico: aparece un enrojecimiento (eritema) y descamación que afecta a más del 95% de la superficie cutánea. No se aprecian pápulas.
  • Liquen plano anular: son placas rojo-violáceas con atrofia central más clara. Aparecen en glande y regiones mamaria y axilar, aunque pueden afectar a otras zonas. Suelen ser asintomáticas, especialmente cuando se localizan en genitales.
  • Liquen plano inverso: lesiones pigmentadas que aparecen en grandes pliegues, fundamentalmente submamarias.
  • Liquen plano pigmentoso: aparecen lesiones  pigmentadas (color marrón-grisáceo o marrón oscuro) en región lumbar, zonas de pliegues o intertrigos (liquen plano pigmentoso inverso) o zonas fotoexpuestas.
  • Liquen plano palmo-plantar: aparecen lesiones rojo descamativas, a veces vesiculosas o ulceradas, bilaterales, sobre todo en plantas de los pies, que producen intenso picor.
  • Liquen plano pilar: lesiones localizadas en los folículos del pelo y rasposas al tacto, que evolucionan hacia una destrucción completa del folículo y la aparición de una alopecia cicatricial irreversible (pérdida del pelo).
  • Liquen plano ungueal: pueden verse afectadas una o varias uñas de manos y pies. Aparece un engrosamiento de la uña, surcos longitudinales y fragilidad de la misma, a veces con atrofia y pérdida de esta.
  • Liquen plano oral: pueden aparecer lesiones únicas o múltiples en la cara interna de las mejillas, lengua, labios y encías. Su forma puede ser variada, como erosiones, placas blanquecinas, zonas atróficas...etc.
  • Liquen plano genital: afectando en el hombre al glande y el prepucio y en la mujer a la cara interna de los labios mayores. Existe en las mujeres un forma erosiva que puede derivar en lesiones precancerosas. Las lesiones al cicatrizar pueden producir grandes secuelas.

Causas del líquen plano

La causa es totalmente desconocida. Se establece que existe un mecanismo inmunológico que interviene en su producción.

Síntomas del líquen plano

La forma elemental más característica es una pápula, pequeña lesión sobreelevada, redondeada y de coloración rojiza - violeta, que brilla con los cambios de luz. Cuando evoluciona tiende a la hiperpigmentación, tornar en una coloración más ceniza para luego desaparecer sin dejar cicatriz. En su superficie pueden aparecer las llamadas estrías de Wickham, blanquecinas y brillantes. Estas lesiones aparecen de forma bilateral y simétrica, de forma más frecuente en las zonas de flexión de las muñecas y antebrazos, zona lumbosacra, las manos y los pies. También pueden afectar a las uñas, mucosas y cuero cabelludo.

Su evolución puede ser autolimitada, desapareciendo en meses o años, hacerse crónico o recidivante (aparecer o desaparecer).

Tratamiento para el líquen plano

El tratamiento depende de la forma clínica de presentación y la localización de las lesiones, pudiéndose utilizar terapias tópicas o sistémicas.

  • Tratamiento tópico: uso de fármacos como corticoides de alta potencia en pomada o infiltraciones con corticoides dentro de las lesiones. Otros fármacos tópicos que se usan como segunda línea son los inhibidores de la calcineurina (Tacrolimus y Pimecrolimus), retinoides (Isotretinoína, Tretinoína), Ciclosporina A tópica. Además se pueden usar a nivel local otras terapias como cirugía con láser CO2 (útil en las lesiones orales grandes), láser diodo o cirugía tradicional.
  • Tratamientos sistémicos: para disminuir el picor se utilizan antihistamínicos. Además, como primera elección en formas muy sintomáticas y extendidas, se indican corticoides tomados por vía oral. También se pueden usar estos como segunda elección en casos resistentes al tratamiento tópico, lesiones crónicas o recidivantes. Otros tratamientos usados por vía sistémica pero de segunda elección son la terapia con retinoides o la fototerapia. En un número de pacientes muy reducido donde existen grandes áreas lesionadas y con resistencia a otros tratamientos, se pueden pautar otros fármacos de tercera línea como Griseofulvina, Metronidazol, Talidomida, Sulfasalazina. También otros fármacos biológicos como Efalizumab, Etanercept, inmunosupresores como Azatioprina, Metotrexato y Micofenolato o antineoplásicos como la Ciclosporina.

Pruebas complementarias del tratamiento del liquen plano

El diagnóstico se basa sobre todo en la exploración física con la visualización de las lesiones, sus características y extensión. Si existen dudas diagnósticas, puede realizarse la toma de una muestra del tejido lesionado (biopsia), para su estudio en el laboratorio de anatomía patológica. Algunos autores recomiendan realizar serología de hepatitis C (determinación de la presencia del virus en sangre) por su mayor asociación con la presencia de estas lesiones.

Factores desencadenantes del liquen plano

El factor desencadenante estudiado, es la influencia inmunológica en la que se sabe que existe una interacción de un tipo de célula de defensa (linfocitos T CD8+), que actúa contra células de la piel que expresan alteraciones producidas por ciertas infecciones, fármacos u otros alérgenos.

Factores de riesgo del liquen plano

  • Antecedentes de casos de liquen plano familiar. Influencia genética.
  • Padecer ansiedad y depresión.
  • Padecimiento de infecciones crónicas como: hepatitis crónica por virus C, infección por virus del herpes zoster, por el virus del papiloma humano, por el virus del herpes humano tipo 6 o el virus del herpes simple. Se han descrito casos tras la vacunación de la gripe o de la hepatitis B.
  • Contacto con materiales dentales.
  • Contacto con tintes u otros productos químicos.
  • Tatuajes.
  • Exposición al sol y el calor.
  • Padecimiento de enfermedades autoinmunes como alopecia areata, vitíligo, tiroiditis.
  • Se ha asociado con múltiples enfermedades como neoplasias, diabetes, colitis ulcerosa, cirrosis...etc.
  • Toma de fármacos como Colchicina, ácido acetilsalicílico, betabloqueantes, diuréticos tiazídicos, y antibióticos como Tetraciclinas o Estreptomicina, etc.

Complicaciones del liquen plano

  • Pigmentación de la piel en la que previamente ha habido una lesión del liquen.
  • Alopecia cicatricial.
  • Ulceraciones.
  • Sobreinfección de las lesiones con ulceraciones.
  • Malignización de las lesiones derivando en procesos tumorales (en algunos tipos de liquen).
  • Pérdida de la uña.
  • Cronificación de las lesiones.
  • Aparición de recidivas posteriores.

Prevención del liquen plano

La prevención es difícil, puesto que no se conoce a ciencia cierta la causa final que desencadena la aparición de la enfermedad. Sí que existen recomendaciones de cuidado para pacientes que padecen, por ejemplo, liquen en la mucosa oral, para evitar empeoramiento de las lesiones o reaparición de las mismas se recomienda evitar comidas picantes, zumos cítricos, productos con tomate, o bebidas con cafeína.

 Especialidades a las que pertenece el liquen plano

El liquen plano es una enfermedad diagnosticada y tratada por el médico especialista en dermatología.

Preguntas frecuentes:

¿Qué es un liquen plano pigmentoso?

El liquen plano pigmentoso o actínico es un tipo de liquen que aparece más en personas con piel oscura y en las regiones donde más les da el sol, sobre todo en la cara, alrededor de la cual aparece un halo sin coloración (hipopigmentado).

¿Qué es el líiquen rojo plano?

La denominación de liquen rojo o ruber plano es uno de los términos usados para denominar al liquen plano. Se puede utilizar la palabra rojo, aunque de forma más frecuente se denomina ruber.

¿Qué es el liquen plano pilaris?

Hace referencia a la afectación del liquen en los folículos pilosos, que produce una destrucción de estos y con ello la desaparición del pelo o alopecia de forma cicatricial e irreversible.