Entrar
  1. Savia
  2. Contenidos de salud
  3. Prurito del nadador: ¿Qué es?

Prurito del nadador: ¿Qué es?

Consulta de dermatología

Todas las afecciones de la piel pueden encontrar su solución gracias a los especialistas en Dermatología.

Pide cita ya

Dentro de las dermatitis que pueden ser provocadas por parásitos se incluye el prurito del nadador, que se produce al contactar en el agua con larvas vivas de un tipo de gusano plano.





¿Qué es el prurito del nadador?

El prurito del nadador −o picazón del nadador, dermatitis cercarial o esquistosómica− es una reacción alérgica de la piel a las cercarias, larvas de un parásito presente en las aves acuáticas.

Puede presentarse después de ir a nadar y es más frecuente en lagos y estanques de agua dulce, aunque también se puede producir en agua salada.



¿Qué causa el prurito del nadador?

Los parásitos responsables de la reacción alérgica, los esquistosomas, están muy difundidos en las aves acuáticas de todo el mundo, por lo que los casos de prurito del nadador se pueden dar de forma global en cualquier región geográfica.

Las cercarias son larvas de diferentes platelmintos, los esquistosomas se encuentran en la sangre de las aves.

El parásito se desarrolla en ambientes acuáticos en los que están presentes ciertas especies de caracoles que actúan como huéspedes intermediarios. Los huéspedes definitivos están constituidos por aves acuáticas (gansos, patos y gaviotas, entre otros) y pequeños mamíferos (como castores y ratas de campo).

Las larvas del parásito llegan al agua a partir de los excrementos de los huéspedes. Los seres humanos son contagiados accidentalmente por la cercaria, ya que no forman parte de su ciclo vital.

El parásito presente en el agua es atraído por la temperatura corporal humana y, aunque puede penetrar en la piel, acaba muriendo. Al mismo tiempo se genera la reacción alérgica que da lugar al prurito del nadador.

El prurito del nadador no es contagioso entre personas.



Síntomas y tratamiento del prurito del nadador

El prurito del nadador es una alergia, por lo que existe una fase inicial en la que se entra en contacto con el parásito y se produce la sensibilización que dará lugar a la reacción en posteriores contactos.

En los contactos con el parásito posteriores a la sensibilización aparecerá la dermatitis, cuyo síntoma principal es el picor o prurito en la piel. Este puede variar en su intensidad y aumenta con exposiciones posteriores.

El prurito del nadador produce una serie de manifestaciones que aparecen paulatinamente en el tiempo:

  • Cuando se produce el contacto con el parásito, aparece el picor, que también puede ir acompañado de hormigueo y quemazón.

  • Posteriormente puede aparecer en el lugar de contacto una mancha de 1 o 2 milímetros.

  • Transcurridas unas 10-15 horas tiene lugar una erupción cutánea con ronchas y pápulas rojizas.

  • Cuando ha transcurrido una semana desde el contacto desaparecen las pápulas, quedando una pequeña marca roja.

El rascado hace que se incrementen los síntomas. Cuando esto sucede, se libera más histamina, con lo que crece el picor. Además, las lesiones pueden empeorar cuando se produce una infección por bacterias.



Factores de riesgo y prevención del prurito del nadador

Parece ser que la liberación de cercarias es mayor por la mañana y en zonas donde las temperaturas son cálidas. De este modo, los casos de prurito del nadador suelen darse en la época estival y más comúnmente en regiones meridionales.

Cuanto mayor sea el tiempo de exposición en aguas infestada con la cercaria, mayor será el riesgo de contraer el prurito del nadador.

Algunas personas son más sensibles al prurito del nadador que otras, y este suele afectar con mayor frecuencia a los niños, ya que suelen permanecer más tiempo en las aguas poco profundas cerca de donde se encuentran los caracoles que actúan como huéspedes intermediarios.

No es común que se produzcan complicaciones en el prurito del nadador. En el caso de que el picor obligue al afectado a un rascado intenso, se pueden producir sobreinfecciones bacterianas en la zona de piel afectada.

La prevención del prurito del nadador debe contemplar algunas recomendaciones simples:

  • Elegir los lugares para el baño que presenten las condiciones higiénicas adecuadas. Esto incluye evitar el baño en playas, embalses o ríos contaminados y en zonas pantanosas donde suela haber caracoles. Nadar en zonas donde el agua tenga mayor profundidad.

  • Si existen instalaciones para ello, ducharse después de salir del agua en playas y embalses y secarse bien con la toalla.

  • No dar de comer a las aves en zonas de playa o de baño.

  • El protector solar resistente al agua podría tener un efecto protector frente al parásito.


Tratamiento del prurito del nadador

El prurito del nadador no suele tener complicaciones y desaparece por sí solo en una semana. De este modo, se pueden emplear antihistamínicos para controlar el picor y cremas calmantes de la piel.

En cualquier caso, el Dermatólogo establecerá el tratamiento más adecuado en cada caso.