Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. ¿Qué Hay que Comer en una Dieta Blanda?

¿Qué Hay que Comer en una Dieta Blanda?

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

La dieta blanda es un régimen alimentario y terapéutico de fácil seguimiento que contiene alimentos fáciles de digerir y masticar, no incluye grasas ni condimentos o alimentos que estimulan la producción de jugos gástricos y puedan irritar la mucosa gastrointestinal. Este tipo de alimentación puede variar según sea la enfermedad de cada paciente, y puede tener diferentes consistencias dependiendo de si el paciente presenta dificultad para tragar, o más bien, que favorezcan la consistencia de las heces si presenta diarrea.
La dieta blanda es un régimen alimentario y terapéutico de fácil seguimiento que contiene alimentos fáciles de digerir

Este tipo de dieta puede utilizarse como tratamiento para una gastroenteritis con diarrea y vómitos, recuperación de una cirugía gastrointestinal, pacientes con enfermedades como colitis, gastritis y úlceras en el aparato digestivo, enfermedades neurodegenerativas que se acompañan con trastornos de deglución y masticación, enfermedades hepáticas – renales y pacientes con cáncer que son sometidos a radio y quimioterapia.

La dieta blanda puede dividirse en tres tipos:

  • Dieta blanda astringente: útil en la resolución de problemas digestivos como gastroenteritis, diarreas y vómitos.
  • Dieta blanda no astringente: útil en la resolución de enfermedades relacionadas con la boca, encías y dientes.
  • Dieta blanda para patologías gástricas: útil como prevención y tratamiento de los síntomas gástricos.

Los principios generales de este tipo de alimentación son los siguientes:

  •   Este tipo de alimentación puede mantenerse de dos a tres días para después, poco a poco, ir introduciendo alimentos hacia una dieta normal; existen casos, sobre todo, en enfermedades neurodegenerativas, en los que la dieta blanda lidera en últimas etapas de la vida.
  •   Las comidas se realizan frecuentemente y en poca cantidad.
  •   Se debe tener especial cuidado con la hidratación del paciente fuera de las comidas.
  •   A pesar de ser estricta en cuanto a los alimentos, debe ser variada.
  •   Eliminar de la dieta aquellos alimentos ricos en fibra que aumenten el volumen de las heces.
  •   Los alimentos deben consumirse preferiblemente temperatura ambiente.
  •   Eliminar frituras, embutidos y, en general, alimentos muy condimentados que irriten la mucosa.
  •   Eliminar la lactosa, ya que promueve la digestión prolongada.
  •   En la medida de lo posible, introducir nuevos alimentos de menor a mayor consistencia.
  •   Masticar bien y reposar después de las comidas para evitar flatulencias.
  •   Deben emplearse formas sencillas de preparación de los alimentos como cocción, asado, hervido o a la parrilla.
  •   Mientras dure la dieta, no se debe realizar ejercicio físico fuerte.
  •   No se deben consumir bebidas gaseosas, café, licor o tabaco.

Es importante entender que esta dieta no es para perder peso, solo pretende ayudar a facilitar la digestión por medio de alimentos aptos, tanto en la población adulta como en la infantil.

Alimentos que se incluyen y los que se excluyen

? Entre los alimentos permitidos encontramos los siguientes:

CEREALES/PAN: no deben ser cereales o pan integral, deben ser féculas hechas puré como la batata o patata. Si se va a tomar pan, hay que tratar de que el mismo sea lo más blando posible y sin corteza. También se puede servir arroz blanco cocido, pasta y galletas tipo María.

CARNES Y PESCADO: deben ser carnes suaves como pollo, pavo o conejo cocinados al vapor o hervidos; y tratar de evitar en la medida de lo posible las carnes rojas. En relación al pescado, preferiblemente se tomará pescado blanco y se evitarán los azules, mariscos, conservas y ahumados.

HUEVOS: se pueden tomar pasados por agua, escalfados, en tortilla o huevos duros.

FRUTAS Y VERDURAS: se pueden ingerir todas las frutas a excepción de aquellas ricas en fibra como la ciruela. Las frutas más ampliamente recomendadas son la manzana en compota, puré o asadas y el plátano. Los vegetales se evitarán crudos y aquellos que son formadores de gases como coliflor, brócoli, cebolla y tomate.

LEGUMBRES: no se ingieren enteras ni en guisos complicados, deben tomarse en pequeñas porciones en forma de puré y eliminando la piel.

GRASAS: preferiblemente utilizar aceite de oliva que es bien tolerado.

LÁCTEOS: idealmente, leches y yogures desnatados sin azúcar y queso fresco.

SOPAS: muy beneficiosas las sopas de pollo o pescado con fideos o arroz, también las cremas de verduras con pollo o pescado.

POSTRES: flanes, gelatinas y yogures son las bases de los postres de la dieta blanda.

BEBIDAS: agua e infusiones que no contengan xantinas.

? Entre los alimentos que debemos evitar nos encontramos los siguientes:

  •   Cereales enteros
  •   Bebidas gaseosas
  •   Cafeína
  •   Picantes o condimentados
  •   Frituras y grasas procesadas
  •   Cafeína
  •   Alcohol
  •   Bollería y productos refinados
  •   Productos integrales
  •   Cítricos
  •   Salsas
  •   Tomate
  •   Pescado azules y mariscos
  •   Jamón ahumado 
  •   Chocolate
  •   Encurtidos
  •   Alimentos azucarados
  •   Vinagre
  •   Tabaco
  •   Lácteos y sus derivados completos
  •   Embutidos en general
  •   Quesos muy madurados
  •   Verduras como brócoli, coliflor, acelgas, espinacas, coles, cebollas, repollo.