Pediatría en Jaén
Barcelona
Madrid
A Coruña
Valencia
Mataró
Sabadell
Sevilla
Málaga
Roquetas de Mar
Salou
Zaragoza
Bilbao
Valladolid
L'Hospitalet de Llobregat
Premià de Mar
Carballo
Palma
Jaén
Granada
Quart de Poblet
San Sebastián de los Reyes
Alcorcón
Arteixo
Ceuta
Ciudad Real
Colmenar Viejo
Dos Hermanas
Fuengirola
Fuenlabrada
Galapagar
Getafe
Meliana
O Burgo (Culleredo)
Parla
Salamanca
San Cristóbal de La Laguna
Sant Andreu de la Barca
Valverde del Camino
Velilla de San Antonio
Viladecans
Vilamarxant
Écija
Albal
Aznalcázar
Balaguer
Carcaixent
Castellar del Vallès
Coria del Río
El Masnou
Huesca
Igualada
Les Franqueses del Vallès
Manresa
Marbella
Pontevedra
Torrent
Valdemoro
Vilassar de Mar
Alcalá de Henares
Santa Cruz de Tenerife
Leganés
Móstoles
Orense
Pinto
Aguadulce
Albacete
Albolote
Alcobendas
Almendralejo
Almería
Altafulla
Antequera
Arenys de Mar
Badajoz
Barakaldo
Boadilla del Monte
Caldes de Montbui
Cantillana
Collado Villalba
Cáceres
Getxo
Gijón
Haro
Huelva
Jerez de la Frontera
La Zubia
Las Palmas de Gran Canaria
Lugo
Onda
Palafrugell
Pamplona/Iruña
San Agustín del Guadalix
Terrassa
Teruel
Toledo
Vila-real
Consultas, pruebas y tratamientos
Consultas
Visitas presenciales con especialistas para solucionar todas tus dudas.
Consulta de PediatríaExploración agudeza visual 6 años Ver todos
Pruebas
Por si necesitas un chequeo, una analítica, una revisión o ver si todo va bien.
No hay pruebas disponibles
Tratamientos
Tenemos todas las herramientas necesarias para que tomes las riendas de tu salud.
No hay tratamientos disponibles
Servicios Savia
Regístrate y habla gratis con un Médico
¿Tienes alguna duda?. Habla gratis por chat con un Médico General.
Sin esperas ni desplazamientos
Regístrate ahora
Otros servicios Savia
Una videoconsulta con un médico especialista en medicina general.
El médico te llama para resolver cualquier duda por teléfono.
Médicos especialistas y centros

Videoconsulta médica gratis

Solo por registrarte te regalamos dos meses de Savia Premium para que lo pruebes.

Reservas una cita
Preparamos la consulta
Solucionas todas tus dudas
Regístrate
Contenidos de salud Ver todos
Vacuna Meningococo
Contenido de salud
Vacuna Meningococo
Definición Se entiende por vacuna, cualquier preparación destinada a generar inmunidad (defensas de recuerdo) contra una enfermedad estimulando la producción de anticuerpos (que son proteínas del sistema inmune que reconocen el microorganismo que produce la enfermedad, activando al sistema inmune para que lo destruya). Dentro de las vacunas contra el Meningococo, hay que distinguir la existencia de dos tipos de vacunas para dos tipos de Meningococo: La vacuna del Meningococo C y la vacuna del Meningococo B. Ambas vacunas van destinadas a provocar una reacción inmunológica controlada contra una bacteria, el Meningococo ( Neisseria meningitidis ), de las que existen en la naturaleza 13 tipos o serogrupos. Los que más frecuentemente producen enfermedad meningocócica son los serogrupos A, C, B, W e Y, en nuestro medio sobre todo el C y el B. Estas bacterias pueden producir la Meningitis meningocócica que es una enfermedad grave que afecta a las membranas que cubren el cerebro y la médula espinal, que puede producir importantes daños cerebrales e incluso la muerte. Existen 2 tipos de vacunas del meningococo C : La vacuna de polisacáridos MENCEVAX® ACYW (laboratorio Glaxo Smith Kline) para los serogrupos A, C, Y, W 135, cuyo uso en España es muy limitado al ser superada por otras vacunas. Las vacunas conjugadas, éstas últimas más eficaces y pueden ser frente al serogrupo C , (MENJUGATE KIT® (laboratorio GSK), NEISVAC-C® (Pfizer) y MENINGITEC® (Nurón Biotech)); o frente a los serogrupos A, C, Y y W135, ( MENVEO® (laboratorio GSK) y NIMENRIX® (Pfizer)), que sólo se utilizan en circunstancias especiales como viajes a zonas en las que predominan otros serogrupos diferentes al C, (por ejemplo, meningococo del serogrupo A en África). También existen dos vacunas del meningococo B : La vacuna TRUMENBA® (laboratorio Pfizer), con respuesta inmune demostrada contra 4 cepas del serogrupo B usada en EE.UU. Y por otro lado, la vacuna BEXSERO® que protege frente a la enfermedad meningocócica invasiva producida por el subgrupo B. ¿Cómo es la vacuna contra el Meningococo? Cada dosis de vacuna se administra por medio de una inyección intramuscular , en bebés en región superior del muslo y en niños mayores y adultos en región superior del brazo. En personas con problemas de la coagulación de la sangre se pueden administrar de forma subcutánea profunda. ¿Para quién está indicada? Vacunas contra Meningococo C: En España las tres tipos de vacunas conjugadas monovalentes (es decir, las que actúan contra el subgrupo C : MENJUGATE KIT®, NEISVAC-C®, MENINGITEC® ), se pueden utilizar para administrar dentro de la pauta de vacunación del calendario sistemático infantil. Se recomiendan las pautas de administración siguiente: 1 o 2 dosis en el primer año de vida (a los 4 meses solamente o a los 2 y 4 meses, según la vacuna utilizada), 1 dosis de refuerzo a los 12 meses y 1 dosis a los 12 años. Además se recomienda la vacunación de todos los adultos que deberían estar vacunados ya y no lo están, según las recomendaciones oficiales de cada comunidad autónoma, con esta vacuna conjugada monovalente en una única dosis. Respecto a la vacuna conjugada frente a los serogrupos A, C Y y W135 ( MENVEO® , NIMENRIX® ), se recomienda la vacunación de los adolescentes y adultos que vayan a viajar o residir en países en los que haya alta incidencia de la enfermedad meningocócica producida por estos serogrupos (África, Sudamérica y Asia). Dentro de las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría, está el que a los niños de 12 años se les vacune con la vacuna conjugada de sólo un serogrupo de meningococo C o si no, se pueda administrar la vacuna conjugada frente a los tres serogrupos (A, C, Y y W135), como ya hacen en otros países (Austria, Grecia, Reino Unido, provincias de Canadá). Esta posibilidad de la vacuna frente a los tres serogrupos no está incluida de momento en el calendario oficial de vacunación, es decir, no está financiada por la Seguridad Social de forma generalizada, pero se puede informar a los padres de los pacientes que deseen ampliar de forma individual el espectro de vacunación. La Seguridad Social sí cubre la vacunación con la vacuna conjugada frente a los serogrupos A, C, Y y W135 en situaciones de riesgo. En estos casos se puede vacunar con la conjugada monovalente (serogrupo C) o con la tetravalente (serogrupo A, C, Y, W135). Estos grupos de riesgo comprenden: personas sin bazo, personas con alteraciones de la sangre (déficit de factores del complemento), episodio previo de padecimiento de enfermedad meningocócica por cualquier serogrupo del meningococo y las personas que han tenido contacto directo y continuado con enfermos de meningitis C serogrupo A, Q o Y. Los pacientes con infección del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) se vacunarán con dos dosis separadas como mínimo de 8 semanas entre sí, sólo si en un momento dado precisan vacunarse con otra vacuna por otros motivos. No está indicada de rutina en ellos. Vacunas contra Meningococo B: La vacuna conjugada antimeningocócica B que está autorizada en España es la Bexero ®. N o está incluida en calendario vacunal en nuestro país. Se recomienda la vacunación en personas con riesgo de padecer la enfermedad, como personas con alteraciones del sistema inmune, pesonas que no tienen bazo, pacientes que han pasado una enfermedad por meningococo y en los casos de personas que han mantenido contacto con personas enfermas por meningococo. La Asociación Española de Pediatría, recomienda a través de su comité asesor de vacunas, la incorporación de la vacuna en el calendario vacunal infantil, siguiendo esta pauta: en la primovacunación en lactantes administrar una dosis a los 2, 4, y 6 meses de edad, guardando un intervalo de dos semanas respecto al resto vacunas del calendario vacunal financiado. La dosis de refuerzo, en el caso de los primovacunados en el primer año de vida, se administrará entre los 13 y los 15 meses, para evitar su coincidencia con la vacuna antimeningocócica C conjugada. ¿Por qué se realiza? Con la vacunación se previenen complicaciones infecciosas graves de una enfermedad importante que puede tener repercusiones neurológicas de por vida o incluso, desencadenar en la muerte del paciente . Riesgos de la vacuna contra el Meningococo Las vacunas contra el meningococo C y B normalmente desencadenan reacciones locales leves y fiebre autolimitada. En raras ocasiones producen reacciones alérgicas graves. Preparación No requiere una preparación especial, como todas las recomendaciones en las vacunas no se debe administrar cuando aparece fiebre alta o patologías infecciosas agudas . Se debe informar siempre de cualquier medicación o enfermedad que tenga el paciente al médico antes de su vacunación. En el caso de adquisición en la farmacia de alguna de las vacunas hay que tener en cuenta que no se debe perder la cadena de frío en su conservación, debiendo de mantener la vacuna en una temperatura entre 2○ C y 8○ C Cómo es la recuperación de la vacuna de meningococo Habitualmente tras la administración de las vacunas pueden aparecer una serie de síntomas: Con las vacunas contra el meningococo C de polisacárido s aparece frecuentemente enrojecimiento de la zona de inyección, también puede aparecer fiebre y en casos muy raros reacciones alérgicas que pueden ser graves. Con las vacuna contra el meningococo C conjugada puede aparecer enrojecimiento, dolor e induración (leve “endurecimiento” local de la piel) en los siguientes dos días a la administración. Además puede aparecer fiebre y sensación distérmica, es decir escalofríos, tiritona. Con la vacuna contra el meningococo B puede aparecer enrojecimiento, dolor, hinchazón e induración en el lugar de su administración. En los bebés y niños pequeños puede aparecer irritabilidad, falta de apetito, fiebre, somnolencia, diarrea o vómitos y erupción en la piel. Se les puede administrar Paracetamol para disminuir la fiebre y el malestar. En niños mayores, adolescentes y adultos se puede asociar la aparición de dolores musculares y de las articulaciones, dolor de cabeza y malestar general. Resultados Desde la introducción de la vacunación del meningococo del subgrupo C , han descendido en un 87% los casos de meningitis producidos por este subgrupo de bacteria. En el caso de la vacuna contra el meningococo B protege de la afectación que esta bacteria puede causar (meningitis o sepsis (infección generalizada en sangre)) cuya aparición es poco frecuente pero muy grave si se presenta (uno de cada 10 personas afectadas mueren). Preguntas frecuentes ¿Cuántas son las dosis de Bexsero? Bexsero es una de las vacunas contra el meningococo B. Se recomienda administrar esta vacuna separada del resto de vacunas inyectables del calendario vacunal infantil, dejando pasar entre cualquier otra vacuna del calendario y Bexsero como mínimo 15 días. Una pauta recomendada puede ser: una dosis a los 2 meses, a los 4 y a los 6 meses, la dosis de refuerzo en lo vacunados durante el primer años de vida, se administra entre los 13 y los 15 meses. ¿Cuánto cuesta la vacuna del meningococo? La vacuna del meningococo C está financiada por la Seguridad Social dentro del calendario sistemático infantil. La vacuna del meningococo B (Bexsero) tiene un precio aproximado en actualidad de 106 euros cada dosis recomendada. ¿Cuál es la vacuna de la meningitis C? Existen 2 tipos de vacunas del meningococo C: la vacuna de polisacáridos y las vacunas conjugadas, éstas últimas más eficaces y pueden ser frente al serogrupo C o frente a los serogrupos A, C, Y y W135. ¿Qué es la vacuna triple viral? La vacuna llamada Triple Vírica va destinada a provocar una reacción inmunológica controlada contra tres tipos de virus: el del Sarampión, el de la Rubéola y el de la Parotiditis. ¿Cómo se transmite el virus del neumococo? La transmisión se produce de una persona a otra por contacto cercano a través de las secreciones respiratorias cuando se tose o estornuda.
Test de Apgar
Contenido de salud
Test de Apgar
Definición El test de Apgar es una prueba médica que se hace en los primeros momentos de vida del bebé, que sirve para ver su estado general tras el parto y no supone molestia para él mismo. Esta inmediatez permite detectar problemas que precisen atención rápida. El test de Apgar realiza medición de cinco parámetros que puntúan entre 0 y 2 y cuya puntuación máxima será 10 . El nombre viene derivado de la Dra. Apgar que fue quien desarrolló este test en el año 1953. Desde entonces ha conseguido salvar la vida de muchos bebés y prevenir situaciones que podrían suponer un problema en las horas siguientes. En qué consiste el test de Apgar El test de Apgar es un examen físico en el cual se observan una serie de parámetros físicos que se evalúan en dos momentos: al minuto de nacer y a los cinco minutos , de ahí que tenga dos valores diferente. Lo normal es que la puntuación de un bebé sin problemas esté entre 8 y 10 en el primer minuto, si está por debajo de este valor se estimulará al bebé mediante frotación con una toalla y si es preciso se le aportará oxígeno en los primeros momentos. Con estas dos sencillas maniobras, el bebé tendrá un Apgar de 8/10 en los siguientes 5 minutos. Los parámetros que valorar son: frecuencia cardiaca, respiración por minuto, tono muscular, reflejos y color de la piel. Todos ellos puntúan desde 0 a 2 dependiendo de cómo se encuentre el bebé . Preparación No necesita preparación previa, puesto que se realiza al minuto de nacer. La puntuación será de cero si están ausentes los parámetros y la piel está cianótica (se entiende por cianosis el color amoratado que se produce en la piel por falta de oxígeno en la misma). Será de dos si el latido cardiaco es mayor de 100, hay llanto, el niño se mueve de modo activo, tose o estornuda y si su piel es sonrosada. Si los parámetros están alterados se procederá a estimular frotando o bien se le dará oxigenoterapia si fuera preciso . El test siempre se realiza tras haber limpiado la nariz y faringe del niño de posibles restos del parto. Todas estas maniobras se suelen hacer sobre una fuente de calor ya que en estos primeros momentos el niño regula con dificultad su temperatura y puede tener una bajada de ésta si no se hace de modo correcto. Cómo se realiza el test de Apgar Se evalúa: Latidos cardíacos :  tendrá 0 puntos si no tiene latido, 1 si tiene menos de 100 y dos si tiene más de 100. Esfuerzo respiratorio : será 0 si el bebé no respira, 1 si la respiración es lenta o irregular y 2 cuando presenta buena respiración o llanto. Tono muscular : será 0 si es débil, será 1 cuando hay un leve flexión de las extremidades y será 2 si las extremidades están con un movimiento activo. Reflejos : se introduce una sonda nasal y se valora con 0 si el bebé no reacciona, con 1 si hace una mueca y con 2 si tose o estornuda. Color de la piel : será 0 si el bebé está cianótico, 1 si el cuerpo está sonrosado y las extremidades cianóticas y será 2 si toda la piel es sonrosada. Complicaciones del test de Apgar La prueba no presenta ninguna dificultad para la realización, solo se puede considerar una complicación si el resultado del test es inferior a 6, en cuyo caso se procederá a su activación con frotamiento o masaje, administrar oxígeno si es necesario o a valorar más profundamente. Resultados En teoría los resultados de la prueba son de 0 a 10 siendo los valores más normales de entre 8 y 10, por debajo del tres la vida del niño corre grave peligro entre 4 y 6 es moderado y por encima de siete se considera normal . Los resultados son de valoración clínica se pondrán en el informe de alta que se dará a los padres para entregarlos al pediatra del niño, a quien le es de utilidad esta medida Preguntas frecuentes ¿Qué es un APGAR 9 10? El test de Apgar oscila en unos parámetros que van de 0 a 10, cuando se dan los parámetros 9/10 quiere decir que el bebé tenía en el primer minuto un parámetro 9 y a los 5 minutos un parámetro de 10, estos valores nos indican un estado muy bueno del bebé al nacer . ¿Qué es la escala de Silverman? La escala de Silverman evalúa la dificultad respiratoria del bebé nada más nacer, es recomendable valorar al recién nacido con este test en la primera hora de vida. Si son a término y, en la primera media hora si se tratar de bebés pretérmino o prematuros. Consiste en ver el aleteo nasal, (si mueve las aletas nasales al respirar) el quejido respiratorio, (si hace ruido al respirar similar a un quejido) si presenta tiraje intercostal, (Es el movimiento que se produce entre las costillas) retracción esternal y disociación toracoabdominal .(no se hincha a la vez el tórax y el abdomen del bebé) La puntuación es de 0 a 10, indicando el valor 0 que el niño respira perfectamente y los valores por encima de 7 nos indican que el niño necesita soporte respiratorio.Ya sea oxígeno o incluso intubación. ¿Cuál es la escala APGAR? La escala de Apgar es los valores desde 0 a 10 que se puntúan en el bebé recién nacido aplicando el test de Apgar siendo 0 un estado muy grave y el 10, estado perfecto. ¿ Qué valora el test de Ballard? El test de Ballard es un método que se usa en neonatología para realizar un cálculo indirecto de la edad gestacional del bebé recién nacido . En este test se valoran diferentes características físicas y neurológicas dándole una puntuación determinada . De modo aislado, puede no servir para el cálculo de la edad gestacional por lo que hay que complementarlo con otros datos como la fecha de la última regla y otros parámetros obtenidos mediante ecografía fetal. ¿Cuándo se valora el Glasgow? El test de Glasgow es un test para valorar el estado de conciencia de un paciente. Es diferente en niños de cinco años que en mayores de esta edad y se deber de aplicar tras un trauma cráneo encefálico importante. Está compuesto de tres parámetros que son: La apertura ocular puede ser desde espontánea a no realizarse y sus valores son de 4 a 1 Mejor respuesta motora pudiendo ser espontánea cuyo valor sería 6 hasta no responder siendo el valor de 1. Mejor respuesta verbal que sería desde interactuar de modo correcto que seria 5 hasta no responder que sería 1. Cuanto más baja sea la puntuación, la situación es más grave .
Vacuna Neumococo
Contenido de salud
Vacuna Neumococo
Definición Se entiende por vacuna, cualquier preparación destinada a generar inmunidad (defensas de recuerdo) contra una enfermedad estimulando la producción de anticuerpos (que son proteínas del sistema inmune que reconocen el microorganismo que produce la enfermedad, activando al sistema inmune para que lo destruya). La vacuna del neumococo va destinada a provocar una reacción inmunológica controlada contra esa bacteria. El neumococo ( Streptococcus pneumoniae) , de la que existen 90 subtipos diferentes con distinta agresividad, es responsable de posibles infecciones graves en los pulmones (neumonía), en la sangre (sepsis) y en las membranas que cubren el cerebro (meningitis). Así, el cuerpo puede tener memoria de cómo es esa bacteria y si vuelve a tomar contacto con ella, está más preparado para poderla eliminar. Las vacunas existentes tienen el inconveniente de no cubrir la mayoría de los subtipos de neumococo. En la actualidad, existen dos tipos de vacunas del neumococo: polisacáridas o conjugadas: Vacuna antineumocócica polisacárida 23-valente: esta vacuna protege frente a 23 subtipos de neumococo, entre los que se encuentran el 90% de los que producen infecciones graves. Es efectiva en la mayoría de los adultos sanos de 2 a 3 semanas después de su administración. Tiene el inconveniente de que algunos grupos de población como menores de 2 años, personas muy ancianas o pacientes con enfermedades crónicas de larga evolución, pueden no responder adecuadamente a la vacuna. Su protección cubre hasta alrededor de los 5 años tras su administración en adultos sanos. Vacuna antineumocócica conjugada 13-valente: esta vacuna protege frente a 13 subtipos de neumococo. También existe la 10-valente: ésta protege frente a 10 subtipos de neumococo. Se ha demostrado efectiva en la prevención de las enfermedades producidas por esta bacteria en las primeras etapas de la vida ya que consigue una respuesta inmunológica muy buena en los niños menores de dos años. Su cobertura de protección inmunológica es a largo plazo. Ha demostrado eficacia en la prevención de enfermedades graves (como meningitis o sepsis), en parte de las neumonías que puede producir el neumococo y protección moderada frente a otitis media-aguda causada por esta bacteria. Administración de la vacuna del neumococo Vacuna antineumocócica polisacárida 23-valente: se recomienda la vacuna en personas de 2 años o mayores que presenten un mayor riesgo de padecer enfermedades graves producidas por el neumococo, y muerte por la enfermedad. Esta vacunación se añadiría a la administración de la vacuna antineumocócica conjugada 13-valente. Se administra una dosis. Vacuna antineumocócica conjugada 13-valente: Esta vacuna está incluida en los calendarios de vacunación sistemática infantil de todas las comunidades autónomas en España. La pauta de vacunación es a los 2 meses de edad, a los 4 meses y una tercera dosis de refuerzo que se puede administrar entre los 11 y los 15 meses de edad.  Los niños que no son vacunados en estas edades pueden recibir igualmente la vacuna. La cantidad de dosis y el intervalo entre ellas dependen de la edad del niño. La vía de administración de la vacuna es por medio de una inyección intramuscular, en los lactantes en la zona anterolateral del muslo y en los niños mayores o adultos, en la región superior del brazo. ¿Para quién está indicada? La vacuna conjugada 13-valente está indicada en todos los calendarios de vacunación infantil de todas las comunidades autónomas de España. También se recomienda, está financiada por la Seguridad Social en todas las comunidades autónomas, la vacuna polisacárida 23-valente para adultos. Además, algunas comunidades autónomas financian una pauta mixta con la vacuna conjugada (una dosis) y vacuna de polisacáridos (una dosis separada un año de la anterior), para los grupos con mayor probabilidad de sufrir una enfermedad neumocócica grave . ¿Por qué se realiza? La enfermedad neumocócica es la principal causa de mortalidad potencialmente prevenible mediante vacunación en el mundo . Riesgos de la vacuna del neumococo Aunque la vacuna se considera muy segura, en ocasiones pueden aparecer algunas reacciones adversas como: enrojecimiento leve y dolor en el lugar de la inyección (son raras las reacciones locales más pronunciadas), fiebre o dolores musculares. Es muy infrecuente las reacciones alérgicas fuertes. Como ocurre con todos los medicamentos, existe un riesgo muy pequeño de que ocurra algún problema grave o incluso la muerte después de la vacunación , pero este riesgo es siempre mucho menor que el derivado de contraer la enfermedad . Preparación No hay una preparación específica, aunque siempre hay que informar a los profesionales sanitarios de las enfermedades que se padecen ya que las vacunas no se deben administrar o se debe hacer con mucha precaución en pacientes que tienen algún trastorno de la coagulación de la sangre o pacientes con plaquetas bajas . Además, no se debe realizar la vacunación cuando se tienen enfermedades infecciosas agudas o fiebre alta. ¿Cómo es la recuperación de la vacuna del neumococo Habitualmente el lactante o adulto puede tener un pequeño enrojecimiento en la piel en la zona donde se ha administrado la vacuna. Puede aparecer dolor y leve endurecimiento en la zona y, en ocasiones, los pacientes pueden tener febrícula (fiebre prolongada) o fiebre durante algún día después de la vacunación para lo que podrá tomar un antitérmico . Resultados Está científicamente demostrado que la vacunación frente al neumococo sirve para la prevención de las enfermedades potencialmente graves producidas por el neumococo y la disminución de la mortalidad por este motivo. Preguntas frecuentes ¿ Cuántas son las dosis de la vacuna neumococo? De la vacuna polisacárida 23-valente se administra, cuando es preciso ponerla, una dosis. De la vacuna conjugada 13-valente se administran una dosis a los 2 meses, otra a los 4 meses, y posteriormente una tercera dosis de recuerdo entre los 11 y los 15 meses . ¿Qué es la vacuna neumocócica conjugada? Se trata de un tipo de vacuna existente frente a la bacteria neumocócica ( Streptococcus pneumoniae). Hay dos tipos: la conjugada 10-valente, y la conjugada 13-valente que es la que se administra en el calendario de vacunación infantil. Es válida frente a 13 subtipos de neumococo, y se utiliza para la prevención de enfermedades producidas por esa bacteria como neumonía, otitis media aguda, infección invasora neumocócica, en niños desde los 2 meses hasta los 17 años. También está indicada para la prevención de neumonía y de la enfermedad invasiva en adultos de 50 años con patologías de base de alto riesgo . ¿Cómo se transmite el virus del neumococo? El contagio se produce de una persona a otra por contacto cercano a través de las secreciones respiratorias cuando se tose o se estornuda . ¿Qué es el meningococo C? El meningococo C es una bacteria del grupo Neisseria Meningitidis . Puede causar una enfermedad grave neurológica llamada meningitis . ¿Cuál es la vacuna para la meningitis? Hay varios gérmenes que pueden causar meningitis. Las vacunas que se utilizan para su prevención son la vacuna frente al meningococo (para varios subtipos), la vacuna frente al neumococo y la vacuna frente a Haemophilus Influenzae tipo B . Hay otras bacterias que pueden producir la meningitis, pero no existen vacunas para ellas.
Prueba del Talón
Contenido de salud
Prueba del Talón
Definición La conocida como “prueba del talón” es una serie de pruebas médicas que se realizan a los recién nacidos para detectar enfermedades congénitas de fácil tratamiento y que impedirán lesiones permanentes en los niños y realizar un correcto tratamiento. Se realiza mediante el análisis de determinadas sustancias en una gota de sangre. Son más de 19 determinaciones, entre ellas enfermedades endocrinológicas como hipotiroidismo congénito, la hiperplasia suprarrenal congénita, la anemia de células falciformes, la fibrosis quística, la fenilcetonuria, etc. Preparación No se necesita ninguna preparación especial salvo que la zona debe de ser desinfectada con antelación y se pincha en las zonas laterales del talón; en algunas ocasiones puede ser recomendable que el bebé no haya comido en las dos horas anteriores. Cómo se realiza la prueba del talón Tras pinchar al niño con una lanceta en las caras laterales de los talones, se impregna una tarjeta con las gotas de sangre. Esta tarjeta con los datos de filiación se envía al laboratorio de cribado neonatal donde serán examinadas en busca de las enfermedades que se encuentran dentro de este programa. Si se detecta fibrosis quística se procederá al estudio de biomoléculas para valorar las mutaciones más frecuentes. Complicaciones de la prueba del talón Como únicas complicaciones, se presenta el leve dolor que puede provocar la punción si bien en las zonas laterales de los talones es mínimo y, pueden aparecer pequeños hematomas evitables con una mínima compresión posterior. Resultados Los resultados de la prueba médica se enviarán al domicilio que los padres hayan puesto en la tarjeta y, si los resultados son normales, suele tardar unas tres semanas. Si el resultado presenta alteraciones no quiere decir que el niño padezca una enfermedad. Será necesario confirmarlo con nuevas pruebas; en estos casos se contacta con los padres por teléfono ya sea para solicitarle una nueva prueba o bien para citarle en unidades clínicas referenciales de seguimiento de las enfermedades detectadas. Si se confirma la enfermedad se iniciará un tratamiento precoz que facilita el correcto desarrollo del niño sin minusvalías. Cuando no se confirma la enfermedad, se considera un falso positivo que en toda prueba de cribado puede aparecer en un pequeño porcentaje.  El objetivo principal es lograr una alerta y seguimiento temprano en caso de precisarse. Preguntas frecuentes ¿Qué es el screening neonatal? El screening neonatal se refiere al estudio que se hace a todos los niños nada más nacer. Permite detectar enfermedades de forma precoz y tratar a niños que de otra forma podrían tener enfermedades que les produjeran minusvalías importantes más tarde. ¿Qué es el cribado neonatal? Los programas de cribado neonatal son aquellos destinados a todos los recién nacidos que tiene como fin detectar enfermedades metabólicas, genéticas o infecciosas que deben ser aplicadas a todos los recién nacidos. Es una actividad esencial en salud pública y lleva asociada grandes beneficios al detectar enfermedades tratables que de otro modo podrían dar lugar a minusvalías importantes.  Desde el año 2003 existe también un programa de detección precoz de hipoacusia. ¿Qué son las pruebas metabólicas? Las pruebas metabólicas son aquellas que intentan detectar alteraciones del metabolismo en la prueba del talón: Hipotiroidismo congénito: se trata de esta enfermedad cuando el niño no produce suficiente cantidad de hormona tiroidea Fenilcetonuria: es una enfermedad del metabolismo que impide el correcto metabolismo de un aminoácido llamado fenilalanina, este aminoácido se encuentra en todos los alimentos y sino se degrada puede acumularse en el cerebro. Hiperplasia suprarrenal congénita: en estos casos el paciente no producirá hormonas como el cortisol y aldosterona al carecer de una sustancia que ayuda a producir estas  hormonas. Drepanocitosis: es una enfermedad en que la hemoglobina de los glóbulos rojos es patológica, esto se traduce en destrucción de los hematíes y que los capilares puedan obstruirse. Fibrosis quística: es una enfermedad que afecta a diferentes órganos produciendo que los fluidos de los mismos se vuelven espesos y esto se traduce en un daño para estos órganos, los más afectados son pulmones y páncreas, también se caracteriza por alteración del sudor- Errores congénitos del metabolismo de los aminoácidos. Errores congénitos del metabolismo de los ácidos grasos. Errores Congénitos del metabolismo de los ácidos orgánicos Estos casos son errores en la degradación de aminoácidos, grasas o ácidos que se encuentran en los alimentos por parte del organismo esto se traduce en alteraciones por su acumuilacion en el orgnanismo. ¿Qué es la fibrosis quística en un bebé? La fibrosis quística es una enfermedad hereditaria de las glándulas sudoríparas y endocrinas del niño que afecta de forma preferente a órganos como pulmones, hígado, páncreas, intestinos y órganos sexuales produciendo secreciones espesas y pegajosas. En el caso del pulmón, uno de los órganos más afectados junto al páncreas, las secreciones espesas se quedan en el interior tapando los bronquios y dando lugar a sobreinfecciones bacterianas que terminan por dañar el órgano. La enfermedad no se presenta en todas las personas con la misma gravedad. Hay casos que se presenta desde el nacimiento con síntomas y otras personas que no los tendrán hasta la adolescencia o la edad adulta. A pesar de no tener cura, los tratamientos actuales, han prolongado la supervivencia y en el momento actual la persona puede vivir hasta más de 40 años. En los casos más graves, ante el deterioro del pulmón se puede llegar a necesitar un trasplante pulmonar. ¿Cuáles son los parámetros del Test APGAR? Los parámetros del test de APGAR son: ritmo cardiaco, respiración, tono muscular, reflejos y color del bebé. Se puntuará de 0 a 2 dando una puntuación máxima de 10 y mínima de cero, se tiene en cuenta el latido cardíaco en más o menos de 100, respiración normal o no, atonía o tono muscular normal y si el bebé está rosado o por el contrario amoratado.
Qué hacer si mi bebé vomita
Contenido de salud
Qué hacer si mi bebé vomita
Introducción En muchos casos los bebés vomitan, pero, hay que tener en cuenta que no todos los vómitos son iguales. Algunos bebés presentan una regurgitación tras las tomas, es un vómito muy escaso, lo que se puede conocer como una bocanada, esto puede ocurrir tanto si el bebé es alimentado a base de biberón, como si es alimentado con pecho. Otra situación posible es cuando el bebé vomita de forma abundante, si un bebé alimentado con pecho o biberón comienza a vomitar de forma abundante, se debe acudir al pediatra. Igualmente se debe hacer este proceso si se acompaña de fiebre, ya que, es posible que un bebé con una infección presente como primer síntoma vómitos continuados. Pasos a seguir cuando tu bebé vomita Si tu bebé vomita tras la toma, no necesitas realizar nada, tan solo incorporarle tras la toma y procurar no moverlo mucho para no favorecer el vómito. Siempre que el bebé vomita se debe tomar la temperatura, por si pudiera tener origen en un  proceso infeccioso; también se debe observar al bebé si se encuentra adormilado o no hace pis , estas son señales de que se encuentra deshidratado. Si continúa vomitando pasadas unas doce horas debemos acudir a un centro médico. En principio, si el bebé es alimentado con leche materna, no se deben suspender las tomas, en casos de lactantes más cercanos al año, puede ser necesario darles una rehidratación para evitar que se deshidrate y les pueda dañar. La rehidratación se hace con soluciones hiposódicas para niños, nunca con bebidas isotónicas que no son beneficiosas al bebé. Si tu bebé vomita de forma continua o incoercible, debes acudir a un consultorio médico donde valoren cuál es la causa de los vómitos y te indiquen el tratamiento a seguir.  ¿Que podría producir los vómitos en tu bebé? Los vómitos del bebé pueden producirse por un exceso de comida, por enfermedades víricas leves del sistema gastrointestinal, pero, también, por infecciones de garganta, de oídos o de orina. En bebés, los procesos infecciosos producen vómitos con facilidad, siempre que el bebé vomite debemos observarle y poner el termómetro por si tuviera fiebre, acudiendo al pediatra si los vómitos se mantienen más de 12 o 24 horas. Cómo evitar la deshidratación en bebés Para evitar la deshidratación del bebé, continuaremos dándole de mamar o el biberón si es un lactante, ofreciéndole entre las tomas cucharaditas de agua o de solución de rehidratación oral para bebés, siempre en cucharaditas para que no beba grandes cantidades que pueden dar lugar a que el bebé vomite más. Si se trata de un bebé que ha comenzado a alimentarse, no se le forzará a comer, ya que esto puede favorecer que el bebé vomite. Es importante darle leche en fórmula adaptada o darle de mamar si lo hiciera y ofrecerle agua en pequeñas cantidades. Pese a ello, si el bebé vomita durante más de 24 horas, se debe ir a un centro médico para que examinen al niño. Cuándo recurrir a un médico Las causas para acudir a un médico en el caso de que un bebé vomite son vómitos que se mantienen durante más de 24 horas, deshidratación en el niño que se nota por decaimiento general del bebé , la falta de lágrimas al llorar, la piel y la boca seca o si no hace pis. También es motivo para acudir al médico si el bebé presenta fiebre por encima de 38 grados o esta no cede con facilidad. Preguntas frecuentes ¿Se debe dar alimento a un bebé que presenta vómitos? Un bebé que presenta vómitos puede ser alimentado con la leche materna o la leche adaptada, no debe ingerir alimentos sólidos durante unas seis horas y, cuando se le empieza a ofrecer, nunca se le deberá forzar a comer si el bebé no quiere. Entre tomas se le debe ofrecer agua o soluciones de rehidratación oral propias de los niños, nunca se les debe dar bebidas isotónicas que tienen la concentración de iones y azúcares inadecuadas para la salud de un niño. ¿Puede ser el vómito una reacción normal al biberón? Los niños pueden vomitar tras las tomas, pero estos vómitos no son abundantes, es una bocanada que puede producirse por regurgitación del bebé al expulsar el aire que ha podido tragar al alimentarse. Si el vómito es abundante y permanente, no se puede considerar normal para el niño y es necesario consultar con el médico para conocer la causa por la que se produce esta situación. En otras ocasiones un niño puede vomitar por tolerar mal una fórmula adaptada y, al cambiarle la misma, mejora de forma rápida. Concepción Sebastián Fernández Licenciada en medicina y cirugía. Especialista en medicina familiar y comunitaria
Vacuna Hepatitis B
Contenido de salud
Vacuna Hepatitis B
Definición La hepatitis B es una enfermedad vírica provocada por el virus VHB , (Virus de la Hepatitis B), que genera una infección hepática grave, la cual ocasiona la inflamación e hinchazón del hígado. La vacuna de la hepatitis B, previene el contagio de esta enfermedad. ¿Cómo es el tratamiento con la vacuna de la hepatitis B? Ante la posibilidad de que el paciente haya estado expuesto al virus de la hepatitis B y no tener certeza en si está vacunado o no, debe acudir a un centro hospitalario, ya que suministrar una dosis de inmunoglobulina antes de que pasen 12 horas desde la exposición, ayuda a proteger la salud del paciente de contraer la hepatitis B. Además, como el anticuerpo de la inmunoglobulina solo protege al paciente a corto plazo, en caso de no haberse vacunado con anterioridad tendrá que recibir la dosis de la vacuna contra la hepatitis B. Por ello es importante vacunarse previamente contra la hepatitis B, durante un tratamiento de 3 ó 4 vacunas que dura 6 meses. Una vez vacunado el paciente contra el virus VHB está protegido contra  la enfermedad. ¿Para quién está indicada? La vacunación contra la hepatitis B, se recomienda en: Recién nacidos. Niños y adolescentes que no fueron vacunados de bebés. Aquellas personas que convivan o mantengan relaciones sexuales con otra persona que tenga hepatitis B. Trabajadores del sector salud, sobretodo si entran en contacto con sangre. Pacientes con enfermedad hepática o renal. Personas que se inyecten drogas mediante pinchazos. Personas que vayan a viajar a países con riesgo de contraer la hepatitis B. ¿Por qué se administra? La hepatitis B es una enfermedad grave que afecta al hígado y que puede generar muchas complicaciones de salud en el paciente , por ello es recomendable la vacunación contra la hepatitis B como prevención, sobretodo si te encuentras entre uno de los grupos de pacientes de riesgo. Riesgos de la vacuna de hepatitis B La vacunación no tiene ningún riesgo para la salud del paciente. Puede provocar molestias o dolor en la zona del pinchazo, manifestándose inflamación, enrojecimiento o hematomas en la zona local. Solo está contraindicada, para aquellos pacientes que hayan sufrido reacción alérgica con alguna dosis , o si presentan alergias a algún componente de la vacuna. Preparación No requiere una preparación concreta, simplemente planificar con anterioridad la cita médica, sobretodo si se trata de un viaje, debido a que las dosis de la vacuna contra la hepatitis B se tienen que inyectar a lo largo de 6 meses. Y, en caso de duda ante la posibilidad de ser un paciente de riesgo, acudir al médico para el tratamiento de vacunación . Cómo es la recuperación de la vacuna de hepatitis B Ante la posibilidad de enrojecimiento o dolor en la zona donde se ha inyectado la vacuna, aplicar frío local. En caso de tener cualquier sintomatología extraña , acudir al médico en los dos o tres días siguientes. Resultados Seguir correctamente el tratamiento de vacunación de la hepatitis B previene al paciente que se haya sometido a él  generando anticuerpos contra dicha enfermedad. Preguntas frecuentes ¿Qué previene la vacuna contra la hepatitis B? La vacuna contra la hepatitis B previene de contraer la enfermedad ocasionada por el virus VHB, que afecta al hígado y si se adquiere de forma crónica puede provocar en el paciente insuficiencia hepática, cáncer de hígado o cirrosis. ¿Cuántas dosis se aplican de la vacuna de la hepatitis B? Generalmente, el tratamiento de vacunación de la hepatitis B consta de tres dosis que se inyectan a lo largo de 6 meses, en intervalos de 2 meses  aproximadamente. ¿Cuánto tiempo duran los síntomas de la hepatitis B? Los síntomas de la hepatitis B pueden aparecen entre las dos semanas siguientes tras haber contraído la infección o incluso pueden pasar 4 meses hasta que aparezcan los primeros indicios.  En el caso de los niños puede ser que incluso no tengan síntomas. Los principales síntomas de la hepatitis B son: Falta de apetito. Debilidad. Fatiga. Fiebre. Dolor en el abdomen y en las articulaciones. Náuseas y vómitos. Color amarillento de la piel y los ojos. Orina oscura. ¿Qué es la enfermedad de la hepatitis B? La hepatitis B es una enfermedad hepática causada por el virus con el mismo nombre, y que afecta al hígado. Hay tres grados en los que se puede presentar la hepatitis B: Aguda : la hepatitis B puede no llegar a necesitar tratamiento y acaba desapareciendo por su cuenta. Durante este tiempo el paciente debe descansar bien, alimentarse de manera adecuada y beber mucho líquido.  Si se agrava necesitará medicamentos antivirales e incluso el ingreso hospitalario. Crónica : el paciente necesitará tratamiento médico contra la hepatitis B de por vida, para reducir el riesgo de desarrollar una enfermedad hepática y evitar la transmisión a otras personas. Fulminante : la hepatitis B afecta de forma súbita al hígado y necesita intervención médica de urgencia. ¿Cuál es la causa de la hepatitis B? La hepatitis B se transmite por el contacto de persona a persona por medio de la sangre, el semen y otras sustancias líquidas corporales. Sin embargo no se contagia por estornudos ni por el aire. Sus principales formas de transmisión son: Mediante contacto sexual si una de las personas padece hepatitis B. De madre a hijo durante el parto cuando la madre es portadora. Al compartir agujas o por un pinchazo accidental de aquellas que tengan sangre contagiada.
Vacuna Triple Vírica
Contenido de salud
Vacuna Triple Vírica
Definición Se entiende por vacuna, cualquier preparación destinada a generar inmunidad (defensas de recuerdo) contra una enfermedad estimulando la producción de anticuerpos (que son proteínas del sistema inmune que reconocen el microorganismo que produce la enfermedad, activando al sistema inmune para que lo destruya). La vacuna llamada triple vírica va destinada a provocar una reacción inmunológica controlada contra tres tipos de virus: el del sarampión, el de la rubéola y el de la parotiditis . El sarampión es una enfermedad que puede producir fiebre, erupción cutánea y enrojecimiento de las mucosas, irritación ocular y tos. En caso de complicación puede aparecer afectación de los oídos, de los pulmones (neumonía) y cerebral. En casos graves puede producir la muerte. La rubéola puede producir fiebre, erupción cutánea y dolor leve en las articulaciones. Si se produce en una mujer embarazada puede originar malformaciones en el feto. La parotiditis (popularmente conocida como paperas), produce aparición de fiebre, inflamación de la glándula parótida (glándula salival situada delante de las orejas), y dolor de cabeza. Si aparecen complicaciones puede causar dolor e inflamación en los testículos o en los ovarios, afectación de las membranas que cubren el cerebro (meningitis) e incluso la muerte. En España no existen vacunas individuales para cada uno de estos virus. Su presentación siempre va asociada juntamente con los tres virus. Hay dos tipos de vacunas producidas por dos farmacéuticas diferentes, con una composición variable según las cepas utilizadas (M-M-R VaxPro® de MSD y Priorix® de GSK). Existe también una vacuna que además de tener esos tres virus suma un cuarto, el de la varicela. Se llama vacuna tetravírica (Priorix Tetra® -GlaxoSmithKline-). Administración de la vacuna triple vírica Esta vacuna está incluida en el calendario sistemático de vacunación infantil en toda España: Primera dosis de vacuna a los 12 a 15 meses (se recomienda a los 12 meses). Segunda dosis de vacuna o dosis de refuerzo entre los 3 y los 6 años (se recomienda a los 3-4 años). La Asociación Española de Pediatría, en sus recomendaciones de 2018, aconseja que la primera dosis de la vacuna triple vírica y varicela se apliquen por separado y que en la segunda dosis se realice con la vacuna que lleva asociados los cuatro virus, la vacuna tetravírica (sarampión, rubéola, parotiditis y varicela). La vacuna se administra por medio de una inyección subcutánea, aunque también puede ser intramuscular. En los niños pequeños, se administra en la región anterolateral del muslo y, en los niños más mayores y adultos en la región superior del brazo. A los pacientes que tengan alguna alteración de la coagulación de la sangre y los que tengan las plaquetas bajas, se les administra por vía subcutánea. ¿Para quién está indicada? Está indicada en todos los niños a partir de los 12 meses. Pero también en adolescentes y adultos que no han recibido nunca la vacuna o no la han recibido de forma completa (las dos dosis) y que no hayan padecido las tres enfermedades, sobre todo, las personas nacidas después de 1970, el personal sanitario y viajeros internacionales. Las mujeres embarazadas no vacunadas y que nunca hayan pasado las enfermedades se vacunarán inmediatamente después del parto. Las personas no vacunadas y que no hayan pasado las tres enfermedades, que tengan contacto con personas enfermas por alguna de estas enfermedades, se vacunarán con la administración de la primera dosis en las primeras 72 horas de haberse puesto en contacto con la persona enferma. También deben vacunarse las personas infectadas por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) que no hubieran sido vacunadas ni hubieran pasado las enfermedades, excepto si su sistema inmune está deprimido de forma grave. ¿Por qué se realiza? Las vacunas y, en concreto, los programas de vacunación han demostrado ser de las herramientas de prevención más beneficiosas para la población general . Con la administración de la vacuna triple vírica se protege a la población de poder padecer enfermedades potencialmente graves. Riesgos de la vacuna triple vírica Los posibles riesgos y efectos adversos que se pueden presentar son: Rara vez enrojecimiento y dolor de la zona donde se administra. En un 5 a 15% de los niños vacunados puede aparecer fiebre que puede ser alta (39.5ºC) después de 5 a 12 días de la vacunación, con una duración de 2 a 5 días. Puede aparecer asociada una erupción leve en la piel o leve inflamación de la glándula parótida (expresión de las enfermedades de forma atenuada). En raras ocasiones pueden aparecer episodios de convulsiones debidos a fiebre alta. Puede aparecer dolor y rigidez en las articulaciones de forma temporal. Disminución del número de plaquetas en la sangre que puede favorecer la aparición de hemorragias. De forma muy rara se han descrito alteraciones neurológicas graves de afectación del sistema nervioso como meningitis o encefalitis. Igualmente es muy rara la descripción de reacciones alérgicas graves. Preparación Se debe informar siempre al médico y enfermero/a de las posibles enfermedades y alergias que se padezcan para que ellos puedan valorar la indicación o no de la vacuna en cada situación concreta. Como cualquier otra vacuna, no debe administrarse en caso de padecer fiebre alta o una infección activa. Está contraindicada en personas con alteraciones graves del sistema inmune (inmunodeprimidos). En general, esta vacuna se puede administrar a las personas alérgicas al huevo en sus centros de salud, pero deben informar adecuadamente antes al personal sanitario de su tipo de alergia para que sean ellos quienes le indiquen la forma de actuar adecuada en cada caso. No se debe administrar en personas con alergia demostrada a la gelatina hidrolizada (ya que es una sustancia que forma parte de la vacuna). Tampoco se puede administrar en pacientes con intolerancia congénita a la fructosa porque las vacunas comercializadas tienen esa sustancia en su composición. Cómo es la recuperación de la vacuna triple vírica Es una vacuna habitualmente bien tolerada, con una afectación post - vacunación de síntomas habitualmente leves (fiebre, reacción local en el lugar de la inyección, erupción leve de la piel o leve inflamación de la glándula parotídea). Resultados Los estudios y ensayos clínicos han demostrado que, tras la vacunación , en casi un 100% de las personas vacunadas se produce una respuesta del sistema inmunológico, lo que le prepara para poder reconocer a los tres virus si a lo largo de la vida del paciente éste toma contacto con alguno de ellos y puede prevenir una enfermedad potencialmente grave. Esta protección se da en las personas que han recibido las dos dosis recomendadas. Preguntas frecuentes ¿ Qué efectos secundarios tiene la vacuna triple vírica? Efectos secundarios leves: reacción local con enrojecimiento y dolor en la zona de inyección, fiebre alta, erupción leve en la piel, inflamación leve de la glándula parótida (situada delante de la oreja). Dolor y rigidez articular que puede aparecer de forma temporal. Efectos secundarios más graves e infrecuentes: alteración del número de plaquetas en la sangre y riesgo de hemorragias, afectación del sistema neurológico (encefalitis, meningitis) y otras reacciones alérgicas graves. ¿Cómo es la vacuna triple vírica en adultos? Se recomienda, como en los niños, administrar dos dosis de vacuna con una separación mínima entre dosis de 1 mes. Está indicada para aquellas personas no vacunadas y que no hayan padecido las enfermedades que estos virus pueden provocar (*ver apartado ¿Para quién está indicada? más arriba). ¿Se puede poner la vacuna triple vírica durante el embarazo? No, no deben vacunarse las mujeres embarazadas por posible riesgo de provocar malformaciones en el feto . Así mismo, se recomienda que las mujeres en edad fértil que hayan sido vacunadas eviten el embarazo hasta un mes después de la vacunación. ¿Cómo es la vacuna de la hepatitis B? Es una vacuna frente al virus de la hepatitis B (VHB), que puede provocar una infección en el hígado. Las pautas de administración de la vacuna son: Dentro del calendario vacunal infantil recomendado para 2018 desde la Asociación Española de Pediatría, se recomienda la administración de una dosis a los 0 meses a los 2 meses, a los 4 meses y a los 11 meses de edad, y una pauta de sólo tres dosis (2,4 y 11 meses) cuando hay una buena cobertura de detección en las madres embarazadas de la posible existencia del virus.  En algunas comunidades autónomas la pauta es a los 0 meses (recién nacido), a los 2 meses y a los 6 meses, y en otras se establece a los 2, 4 y 6 meses. Los adultos jóvenes que no hayan sido vacunados y aquellos que pertenezcan a grupos de riesgo, deben recibir 3 dosis, la dosis inicial cuando se determina que tiene que ser vacunado, una segunda dosis al mes de haber recibido la primera y la tercera dosis a los seis meses de la primera.   Los recién nacidos de madres infectadas por el virus de la Hepatitis B, reciben una dosis de vacuna y una dosis de inmunoglobulina anti-hepatitis B en las primeras 12 horas de vida. ¿Cómo es la vacuna triple vírica en niños con autismo? Como para cualquier otro niño, deben seguir el calendario sistemático infantil de vacunación recomendada. La vacunación no produce autismo.
Métodos para Aliviar el Cólico del Lactante
Artículo especializado
Métodos para Aliviar el Cólico del Lactante
El denominado cólico del lactante (CL) causa mucha angustia y desazón en los papás y es muy frecuente (entre el 10% y el 40% de los lactantes), pero afortunadamente no es grave. Se trata de un cuadro clínico caracterizado por un llanto excesivo y repentino , de predominio vespertino (por la tarde-noche, aunque este aspecto es variable), sin causa justificable y que sucede en bebés de entre dos semanas y cuatro meses de edad. Ocurre en lactantes que, por todo lo demás, son sanos y se da independientemente del tipo de lactancia que realiza el bebé, sea materna o artificial (fórmula). En la práctica, el criterio de definición más habitualmente utilizado es el de Wessel que describe el CL como “episodios de llanto intenso y vigoroso al menos tres horas al día, tres días a la semana y de duración de al menos tres semanas, en un bebé sano y bien alimentado”. ¿Qué causas tiene? Se desconocen los motivos exactos que provocan los signos y síntomas del cólico del lactante, habiéndose propuesto un número considerable de teorías o hipótesis, probablemente relacionadas todas ellas entre sí. Incluso se debe decir que no hay pruebas de que el origen del CL sea gastrointestinal, como parece aceptarse universalmente. Se desconoce la causa exacta y en la clasificación de trastornos funcionales gastrointestinales pediátricos ha sido excluido el cuadro clínico de CL, al no disponerse de pruebas irrefutables de que esté causado por dolor abdominal. Lo más efectivo: que los padres estén tranquilos Aún conociendo la evolución favorable del cólico del lactante, la mayoría de las veces será preciso establecer algún tipo de medida terapéutica . Se han postulado tantos tratamientos como hipótesis sobre las causas, y cualquiera de ellos puede tener una respuesta positiva, aunque sólo sea temporal.  No obstante, se debe destacar que no existe evidencia científica demostrada de que alguna intervención terapéutica concreta sea verdaderamente efectiva. Es obligado por parte del pediatra que atiende al bebé informar a los padres con seguridad, asertividad y tranquilidad sobre el problema, recalcando que el niño es sano y que el cuadro es transitorio, y que llega a mejorar hasta desaparecer de forma espontánea y completa. Debe dar pautas para que los padres consigan aceptar el llanto del bebé y acompañarle en el mismo. Pretender a toda costa que el niño simplemente calle como sea, sólo sirve para poner más nervioso a quien está sufriendo. Por el contrario, una actitud comprensiva y paciente por parte de los padres le puede ser de gran ayuda. Se debe trabajar y reforzar sobre todo el don de la paciencia en los padres, insistiendo en el concepto de darle “tiempo al tiempo”, ya que esta situación pasará.  Es, si cabe, la norma o consejo a dar más efectiva, incluso en los casos más severos. Pasear al bebé, colocarle chupetes de forma insistente, ponerle música, etc. no proporciona mejores resultados que la simple información a los padres y su tranquilidad. Pros y contras de algunos tratamientos propuestos Como tratamiento farmacológico (medicamentos), también se han propuesto numerosas alternativas: Agentes tensioactivos (Dimeticona o simeticona – Aerored ®): reduce la superficie de tensión de las burbujas de aire del tracto intestinal, ayudando a que el gas sea expulsado con más facilidad. Aunque se utiliza frecuentemente no hay evidencia científica de su efectividad. Administración de líquidos azucarados (glucosa o sacarosa): ayudan a aliviar el dolor mediante la liberación de endorfinas corporales, que provocan bienestar. Sin embargo, parece ser una medida efectiva sólo durante un corto periodo de tiempo. Agentes espasmolíticos (metilescopolamina): su uso en el tratamiento de los cólicos es inseguro. Agentes anticolinérgicos: actualmente desaconsejados como indicación de tratamiento del cólico infantil por la potencial presencia de importantes efectos secundarios derivados de los mismos. Otros remedios propuestos son los siguientes: Administración de preparados homeopáticos (Colimil ®; Colikin ®). Anisetes: se utilizan ampliamente en forma de infusiones, bien caseras o bien comercializadas, ya que su principio activo, el anetol , tiene propiedades carminativas. Aunque puede ser efectivo, es preciso tomar el consejo con precaución, ya que en su uso no está del todo bien especificada ni la dosis recomendada máxima ni la forma óptima de preparación, habiéndose reportado casos de afectación neurológica por culpa de la intoxicación por anetol. Otras infusiones: de manzanilla, melisa, hinojo o regaliz han demostrado que pueden proporcionar una leve mejoría, aunque no es una práctica recomendada ya que muchas infusiones comercializadas pueden tener un excesivo contenido de azúcar y/o la administración continuada de líquidos no nutritivos pueden reducir el hambre el bebé y la consecuente disminución de ingesta de leche, que sí nutre. Realización de fisioterapia/masajes: de uso muy extendido y aceptado. En realidad no es una forma de tratamiento, pero el hecho del contacto de la mano sobre el abdomen del niño puede ayudar a relajarle, a facilitarle la expulsión de pequeñas cantidades de gas intestinal, e incluso bienestar por la liberación de endorfinas. El momento de realizar estos masajes no es en los episodios de llanto, en los que el lactante está demasiado rígido, sino en otros momentos más tranquilos como tras el baño o tras los cambios de pañal. A pesar de todos los beneficios mencionados, se debe destacar que no hay evidencia científica de utilidad para este tipo de actuaciones. Acupuntura: este tipo de tratamiento es mucho más controvertido y con menos consenso que apoye su uso. Qué pronóstico tiene Es excelente. Se resuelve, con o sin tratamiento a los pocos meses de edad . Los niños que padecen cólico del lactante no presentan ninguna secuela derivada por ello a largo plazo. Si no existen otras causas patológicas que puedan influir, tienen todos ellos un crecimiento y desarrollo normal. TEN EN CUENTA QUE… El cólico del lactante es una afección benigna y autolimitada , que tiende a desaparecer espontáneamente alrededor de los cuatro o cinco meses de edad. Por ello hay que tener siempre presente la convicción del que el niño está sano y eso ayudará a los padres a pasar “el trance” de una forma más llevadera.
La Dentición de tu Bebé
Artículo especializado
La Dentición de tu Bebé
Llamamos dentición al proceso de salida de los dientes de leche en el bebé . Es un gran momento, tanto para los niños, ya que pueden empezar a masticar, como para los padres, que viven con ilusión otro hito en el crecimiento de su hijo. El proceso de dentición Su inicio en muy variable. La salida de los dientes puede empezar entre los tres y los 12 meses de vida, aunque lo más habitual es que se inicie alrededor de los seis meses . Los primeros dientes que aparecen son los incisivos inferiores (dientes localizados en la parte central e inferior de la encía). En uno o dos meses más, erupcionan los incisivos superiores y les siguen los cuatro incisivos laterales, dos superiores y dos inferiores. A partir del año salen los molares de leche, imprescindibles para triturar los alimentos. Los últimos dientes en salir son los colmillos o caninos y los segundos molares , a partir del año y medio y dos años. El total de dientes de leche que han de salir son 20 y la mayoría de los niños los tienen todos al cumplir los tres años . Son dientes que acabarán cayendo durante la infancia y serán reemplazados por los dientes definitivos. Tabla de dentición bebé: cuándo salen y cuándo se caen los dientes Estos datos son sólo una media de edad. Hay bebés que empiezan el proceso antes. Dientes superiores PIEZAS SALEN CAEN Incisivo central 8-12 meses 6-7 años Incisivo lateral 9-13 meses 7-8 años Canino o colmillo 16-22 meses 10-12 años Primer molar 13-19 meses 9-11 años Segundo molar 25-33 meses 10-12 años Dientes inferiores PIEZAS SALEN CAEN Incisivo central 6-10 meses 6-7años Incisivo lateral 10-16 meses 7-8 años Canino o colmillo 17-23 meses 9-12 años Primer molar 14-18 meses 9-11 años Segundo molar 23-31 meses 10-12 años ¿Un bebé puede nacer con dientes? Algunos bebés, en muy pocas ocasiones, pueden nacer con alguna pieza dental o les puede salir en las primeras semanas de vida. La mayoría de veces no se hace nada y sólo se extraen si interfieren con la alimentación o están muy sueltos y pueden suponer un riesgo de asfixia para el bebé. ¿Existen las molestias de dentición? Este tema preocupa mucho a los padres, ya que muchos observan que el bebé suele babear más o tiende a morder objetos. La máxima preocupación es si la salida de los dientes causa dolor. Pero, en general, la erupción dental no debe causar demasiadas molestias al bebé . Quizás, la sensación extraña que puede acompañar a dicho proceso puede ocasionar un ligero malestar o irritabilidad en los niños. Debido a esto, pueden verse afectados los patrones de sueño. Evidentemente, si el bebé muestra s ignos de dolor importantes, se debe acudir al pediatra para valorar qué es lo que está provocando este malestar tan intenso. Otro de los mitos es que la dentición ocasiona fiebre y diarrea. Esto no es del todo cierto. Las encías, durante la salida de los dientes, están más sensibles y ligeramente hinchadas y esto, por sí solo, no puede justificar la presencia de febrícula (temperatura menor de 37,9ºC). Si observas que, durante la erupción dental, el bebé presenta fiebre de más de 38ºC, conviene que acudas al pediatra porque se debe diagnosticar el foco infeccioso. Lo más lógico es que tengamos, al mismo tiempo, una infección y la erupción dental. ¿Qué podemos hacer durante la salida de los dientes? El tiempo lo cura todo y la salida de los dientes acabará en un momento u otro, pero podemos ayudar al bebé de las siguientes maneras: Si el bebé presenta mucho babeo : limpiar y mantener seca la cara y el cuello para evitar irritaciones. Si ya se han producido, aplicar una crema adecuada para tratarlas. Tu pediatra puede aconsejarle. Si las encías se ven muy enrojecidas e inflamadas : podemos frotarlas con el dedo limpio, aplicando un suave masaje u ofrecer un objeto para morder (mordedor de silicona). Lo podemos tener en la nevera, ya que el frío ayudará a calmar las molestias. Debe ser lo suficientemente grande para que el bebé no se lo pueda tragar ni asfixiarse. Hay que lavarlo con agua y jabón después de cada uso. Se pueden comprar aros de dentición específicamente diseñados para este fin, pero se desaconseja que estén rellenos de líquido. Este tipo de aros se enfrían siempre en la nevera, nunca en el congelador. Tampoco se deben hervir ni esterilizar, ya que los cambios extremos de temperatura podrían dañar el plástico y provocar pérdidas de sustancias químicas perjudiciales para el bebé. Lavarlos con agua y jabón es más que suficiente. Si el bebé está irritable : consulta con tu pediatra si puedes ofrecer algún analgésico para aliviar las molestias si éstas son excesivas y se ha descartado otra causa de las mismas. No se aconseja aplicar fármacos sobre las encías, ni cremas anestésicas, ni geles de dentición, así como tampoco frotarlas con alcohol.
Leche Materna frente a la Leche de Fórmula
Artículo especializado
Leche Materna frente a la Leche de Fórmula
La leche materna es el Gold standard en alimentación infantil en exclusiva durante los seis primeros meses de vida y acompañada con el resto de alimentos, hasta los dos años o más. A pesar de los intentos de la industria de hacer una fórmula similar, es imposible clonarla, sobre todo porque su formulación cambia con la hora del día y la edad del niño. Pero, a pesar de que sea lo ideal, las mamás que no pueden amamantar de disponen opciones de calidad en el mercado para alimentar a sus bebés. Diferencias entre la lactancia materna y la artificial Composición: es un fluido vivo que se adapta a los requerimientos nutricionales e inmunológicos del niño a medida que éste crece y se desarrolla. Se distinguen tres tipos de leche materna, con diferente composición: la leche de pretérmino, el calostro, la leche de transición y la leche madura. La presencia de inmunoglobulinas, hormonas y enzimas hace de esta leche, una de las características inimitables por la leche artificial. Además, otra ventaja de la leche materna es que modifica su composición en función de la hora del día , incluso durante una misma toma. Un ejemplo es la concentración de triptófano y melatonina que regulan el sueño del bebé y están en mayor concentración por la noche. La leche materna tiene un sabor cambiante en función de la dieta materna, por lo que es una manera fantástica de exponer al bebé a diferentes sabores y puede ser una ventaja para aceptar los alimentos que se introducirán a partir de los seis meses. Disponibilidad: la leche materna está siempre disponible, donde quieras y cuando quieras, ya sea en el avión, un hotel o en casa de los amigos. La leche materna no se tiene que preparar, ni te quedas sin reservas, lo que te puede ahorrar más de una carrera al supermercado o a la farmacia. Siempre está a la temperatura adecuada y nunca te puedes equivocar en su preparación. Lo importante es que la mamá se cuide, coma y beba líquidos adecuadamente para que se sienta bien y pueda amamantar a su bebé. Considerados como grupo, los bebés amamantados tienen menos dificultades para digerir la leche que los alimentados con leche artificial. La leche materna se tiende a digerir con más facilidad; por eso, los bebés amamantados tienen menos episodios de diarrea o estreñimiento. La lactancia artificial necesita más utensilios, disponer de reservas y hacer una buena previsión si salimos fuera de casa. Suplementación de vitaminas : la leche materna contiene, por naturaleza, muchas de las vitaminas y minerales que necesita un recién nacido. La única excepción es la vitamina D. Se recomienda administrar suplementos de vitamina D a todos los bebés amamantados hasta que ingieran suficiente cantidad de leche enriquecida con vitamina D. La suplementación no es necesaria en los bebés que toman leche artificial. Vínculo: el contacto "piel a piel” es uno de los beneficios más importantes en el recién nacido y en el bebé. La lactancia materna lo favorece. Esto no quiere que los niños alimentados con fórmula no tengan vínculo con sus madres, solo hay que dejar claro que la lactancia materna lo facilita por esa intensidad de contacto vinculado a la alimentación . La capacidad de una madre de alimentar completamente al bebé solo con leche materna puede ayudar a ganar seguridad en sí misma sobre su capacidad para cuidar de su pequeño. Dificultad: muchos inicios de lactancia materna no son fáciles, incluso algunas mujeres, pueden no se sentirse cómodas cuando dan el pecho a sus bebés. Con información, el apoyo y la práctica, la mayoría de las madres supera esta etapa. Es aquí donde los profesionales sanitarios y los grupos de lactancia juegan un papel fundamental. En la lactancia artificial todo, aparentemente todo es más sencillo, pero no deja de ser un reto o tener sus propias dificultades como mantener todos los utensilios limpios , levantarse en la noche para preparar los biberones o seguir siempre las recomendaciones del fabricante para prepararlos correctamente. Libertad materna : la madre que amamanta, sobre todo, las primeras semanas de vida del bebé, ha de estar al 100% por esta labor. Además, durante toda la lactancia exclusiva (seis meses) ella es la fuente de alimento por lo que, si prevé ausentarse durante un tiempo en que el bebé pueda demandar alimento, debe sacarse leche y dejarla preparada para que otra persona se la ofrezca. La lactancia materna exige una considerable cantidad de tiempo y dedicación por parte de la madre, sobre todo al principio, cuando los bebés se alimentan muy a menudo. El horario de las tomas o la necesidad de extraerse leche utilizando una bomba durante el día puede crear dificultades a las madres que tienen que trabajar, hacer recados o viajar. Además, en un acto de responsabilidad, la mamá que amamanta debe evitar, totalmente, la toma de alcohol, así como evitar el consumo de pescado rico en mercurio y limitar el consumo de pescado que contenga concentraciones menores de mercurio. Tiempo invertido : los bebés amamantados necesitan alimentarse más a menudo, hacen más tomas, que los alimentados con leche de fórmula porque la leche materna se digiere más deprisa. El tiempo de alimentación es mayor y a demanda, ya que la lactancia materna es nutrición física y emocional. Precio: la leche de fórmula es cara, es un gasto más a contemplar en la economía familiar. La leche materna es gratis y no es necesario comprar biberones ni tetinas (excepto que la mamá se extraiga la leche para dársela cuando ella se ausente). Impacto en la salud materna : la lactancia materna también quema calorías y ayuda a que el útero se encoja y vuelva antes a su posición normal, de modo que las madres que dan el pecho a sus hijos pueden recupera la figura que tenían antes del embarazo. La lactancia materna ayuda a reducir el riesgo de cáncer de mama, hipertensión arterial, diabetes y enfermedades cardiovasculares, y es posible que también ayude a reducir el riesgo de cáncer de útero y de ovario . Impacto en la salud infantil : los bebés alimentados con leche de fórmula son más proclives a tener gases y a hacer deposiciones más duras que los bebés alimentados con leche materna; también parece que tienen más tendencia al sobrepeso. El impacto en la salud del niño de la lactancia materna es indiscutible: como contiene anticuerpos (defensas) le protegen frente a enfermedades infecciosas (catarros, otitis, neumonías, diarreas, ...), e incluso frente a posibles enfermedades futuras como pueden ser obesidad, asma o alergia. Algunos estudios han concluido que tienen menor riesgo de padecer el síndrome de muerte súbita del lactante e incluso favorece el desarrollo intelectual. Lactancia artificial ¿nos ofrece alguna ventaja? La decisión de amamantar o de dar biberón a su bebé es algo muy personal . Tener en claro las ventajas y los inconvenientes de cada método puede ayudar a decidir qué es mejor para ti y para tu bebé. En algunos momentos, aunque la mamá dé el pecho, puede ser necesaria la suplementación, aconsejada por el pediatra. Si la suplementación no puede ser llevada a cabo la misma leche de la madre, la leche de fórmula nos permite realizarla con todas las garantías. En los casos donde la lactancia sea imposible, contraindicada o bien si la mamá decide no dar el pecho, tenemos leches de fórmula de calidad que permiten que el bebé crezca y se desarrolle adecuadamente. Contraindicaciones de la lactancia materna Son muy pocas las situaciones que contraindican la lactancia, entre ellas se incluye: La infección materna por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH). La infección por el Virus de la Leucemia Humana de Células T Galactosemia en el bebé. Deficiencia primaria congénita de lactasa en el bebé. El consumo de drogas: heroína, cocaína, anfetamina y marihuana. El tratamiento con antineoplásicos. Algunos casos de prolactinoma (adenoma hipofisario secretor de prolactina), que requieren tratamiento con bromocriptina o cabergolina. La lactancia materna se debe suspender temporalmente cuando haya que administrar a la madre isótopos radioactivos, por ejemplo, en tratamientos de la tiroides.
Pediatría en Barcelona Pediatría en Madrid Pediatría en A Coruña Pediatría en Valencia Pediatría en Mataró Pediatría en Sabadell Pediatría en Sevilla Pediatría en Málaga Pediatría en Roquetas de Mar Pediatría en Salou Pediatría en Zaragoza Pediatría en Bilbao Pediatría en Valladolid Pediatría en L'Hospitalet de Llobregat Pediatría en Premià de Mar Pediatría en Carballo Pediatría en Palma Pediatría en Jaén Pediatría en Granada Pediatría en Quart de Poblet Pediatría en San Sebastián de los Reyes Pediatría en Alcorcón Pediatría en Arteixo Pediatría en Ceuta Pediatría en Ciudad Real Pediatría en Colmenar Viejo Pediatría en Dos Hermanas Pediatría en Fuengirola Pediatría en Fuenlabrada Pediatría en Galapagar Pediatría en Getafe Pediatría en Meliana Pediatría en O Burgo (Culleredo) Pediatría en Parla Pediatría en Salamanca Pediatría en San Cristóbal de La Laguna Pediatría en Sant Andreu de la Barca Pediatría en Valverde del Camino Pediatría en Velilla de San Antonio Pediatría en Viladecans Pediatría en Vilamarxant Pediatría en Écija Pediatría en Albal Pediatría en Aznalcázar Pediatría en Balaguer Pediatría en Carcaixent Pediatría en Castellar del Vallès Pediatría en Coria del Río Pediatría en El Masnou Pediatría en Huesca Pediatría en Igualada Pediatría en Les Franqueses del Vallès Pediatría en Manresa Pediatría en Marbella Pediatría en Pontevedra Pediatría en Torrent Pediatría en Valdemoro Pediatría en Vilassar de Mar Pediatría en Alcalá de Henares Pediatría en Santa Cruz de Tenerife Pediatría en Leganés Pediatría en Móstoles Pediatría en Orense Pediatría en Pinto Pediatría en Aguadulce Pediatría en Albacete Pediatría en Albolote Pediatría en Alcobendas Pediatría en Almendralejo Pediatría en Almería Pediatría en Altafulla Pediatría en Antequera Pediatría en Arenys de Mar Pediatría en Badajoz Pediatría en Barakaldo Pediatría en Boadilla del Monte Pediatría en Caldes de Montbui Pediatría en Cantillana Pediatría en Collado Villalba Pediatría en Cáceres Pediatría en Getxo Pediatría en Gijón Pediatría en Haro Pediatría en Huelva Pediatría en Jerez de la Frontera Pediatría en La Zubia Pediatría en Las Palmas de Gran Canaria Pediatría en Lugo Pediatría en Onda Pediatría en Palafrugell Pediatría en Pamplona/Iruña Pediatría en San Agustín del Guadalix Pediatría en Terrassa Pediatría en Teruel Pediatría en Toledo Pediatría en Vila-real