1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Lactancia materna

Lactancia materna

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es la lactancia materna?

La lactancia materna es la forma de alimentación, en la cual, el principal alimento que ingiere el bebé es la leche producida por la madre o nodriza. Es la forma de aportar al niño los nutrientes que necesita para un crecimiento y desarrollo saludable, además de favorecer el vínculo afectivo entre madre e hijo. La lactancia materna, en la medida de lo posible, debe ser exclusiva los primeros seis meses y, luego, continuar lactando hasta los 24 meses. No existe leche artificial que iguale los beneficios nutricionales, calóricos e inmunológicos de la leche materna.
La lactancia materna es la forma de alimentación, en la cual, el principal alimento que ingiere el bebé es la leche producida por la madre o nodriza.

¿De qué se compone la leche materna?

La leche humana es un fluido que se adapta a los requerimientos nutricionales a medida que el niño crece y se desarrolla. A continuación, explicamos la composición de los diferentes tipos de leche:

  • Calostro: es la leche que se produce los primeros días tras el parto. Es de color amarillento, de alta densidad y poco volumen. Tiene 2 gramos de grasa, 4 gramos  de lactosa y 2 gramos de proteína. Contiene menos cantidades de lactosa, grasa y vitaminas hidrosolubles que la leche madura, mientras que contiene mayor cantidad de vitaminas liposolubles E, A y K, carotenos y algunos minerales como sodio y zinc. En relación a las concentraciones de IgA y lactoferrina, también se encuentran más elevados que en la leche madura, confiriéndole al calostro una eficiente protección contra los gérmenes del medio ambiente.
  • Leche pretérmino: este tipo de leche es producido por la madre que tiene un parto antes del término de la gestación y se mantiene durante un periodo de tiempo prolongado. Contiene mayor cantidad de proteínas y menor cantidad de lactosa comparada con la leche madura, y es baja en calcio y fósforo, por lo que debe ser suplementada con estos elementos.
  • Leche madura: los principales componentes de esta leche son agua, proteínas, hidratos de carbono, grasa, minerales y vitaminas. El contenido de agua es del 88%, 0.9 mg/100 ml de proteína, de las cuales, el 30% es caseína y 70% proteínas del suero, entre las cuales tenemos inmunoglobulina A, hormonas, prostaglandinas y lactoalbúmina. En relación a los hidratos de carbono, existe un alto contenido de lactosa a razón de 7 g/dl, siendo el principal nutriente específico para el primer año de vida. El contenido de grasa es variable y puede llegar hasta 4,5 g/100 ml, a predominio de ácidos grasos poliinsaturados.  El contenido de vitaminas en la leche, aunque es adecuada para el niño, puede variar según la ingesta de la madre, con mayor cantidad de vitamina A, ácido fólico y ascórbico que E, K, D y B12.

¿Cómo son los periodos de lactancia?

Se recomienda la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida. Momento en el cual se inicia la alimentación complementaria, además de la leche materna 2-3 veces al día entre los 6 y 8 meses y 3 veces al día más una merienda de los 9 a los 11 meses. Entre los 12 y 24 meses, puede comer tres veces al día con dos meriendas más las tomas que considere necesarias con un destete gradual.

Conservación de la leche materna

La leche materna extraída de forma manual o a través de algún equipo eléctrico se puede conservar entre 4 y 8 horas fuera de la nevera en algún lugar fresco. Si se va a colocar en el refrigerador, no debe ser por un periodo mayor a 48 horas y en el congelador entre 3 a 6 meses. Es importante su recolección en bolsas esterilizadas con cierre hermético destinadas para tal fin, evitando la utilización de otros frascos como los de urocultivos o aquellos que contengan tapas metálicas.

¿Cómo afecta la alimentación de la madre en la lactancia materna?

Lo importante es que la madre mantenga una dieta equilibrada de 2500 calorías al día aproximadamente, consumir carne 2 veces por semana, legumbres 3 veces a la semana, 2 porciones de verduras al día y 3 frutas diarias de distintos colores, abundante líquido y evitar el consumo de cafeína y tabaco.

Beneficios de la lactancia

Los beneficios de la lactancia son múltiples y se pueden dividir en beneficios para la madre y para el bebé.

BENEFICIOS PARA LA MADRE:

  • Mayor liberación de oxitocina, por lo que disminuye el sangrado vaginal post parto y la probabilidad de anemia.
  • Efecto antidepresivo de la oxitocina.
  • Pérdida acelerada de peso.
  • Disminución del riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes, cáncer de mama, de ovarios y de útero.

BENEFICIOS PARA EL BEBÉ: 

  • Menor riesgo de padecer diabetes tipo I u obesidad.
  • Menor riesgo de sufrir cierto tipo de cánceres en etapas adultas.
  • Mayor protección en edades tempranas a infecciones.
  • Menor probabilidad de enfermedades respiratorias, gastrointestinales y dermatológicas.
  • Favorece el correcto desarrollo de la mandíbula.
  • Disminuye el riesgo de alergias.
  • Crea fuertes vínculos madre-hijo.

Problemas que puede conllevar la lactancia materna

Los posibles problemas que pueden suceder son derivados de malas posturas o lesiones anatómicas que pueden ser corregibles:

  • Pezones invertidos: se deben estimular los pezones al momento de la toma o sacaleches.
  • Pezones con grietas: se recomienda impregnar el pezón con leche y usar protectores que lo mantengan libre de roces.
  • Pezones adoloridos: hay que corregir la postura, iniciando la toma por el pecho no doloroso.
  • Mastitis: existen diversos tipos de mastitis, dependiendo de la causa, el especialista indicará el tratamiento adecuado para poder continuar con la lactancia.