1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Qué hacer si mi bebé vomita

Qué hacer si mi bebé vomita

Atención presencial cuando la necesites
Videoconsulta para resolver tus dudas
Un médico te llama en menos de una hora
Chat médico 24 horas los 365 días del año
Regístrate

Introducción

En muchos casos los bebés vomitan, pero, hay que tener en cuenta que no todos los vómitos son iguales. Algunos bebés presentan una regurgitación tras las tomas, es un vómito muy escaso, lo que se puede conocer como una bocanada, esto puede ocurrir tanto si el bebé es alimentado a base de biberón, como si es alimentado con pecho. Otra situación posible es cuando el bebé vomita de forma abundante, si un bebé alimentado con pecho o biberón comienza a vomitar de forma abundante, se debe acudir al pediatra. Igualmente se debe hacer este proceso si se acompaña de fiebre, ya que, es posible que un bebé con una infección presente como primer síntoma vómitos continuados.
Los vómitos del bebé pueden producirse por un exceso de comida, enfermedades víricas leves o infecciones de garganta, oídos u orina.

Pasos a seguir cuando tu bebé vomita

Si tu bebé vomita tras la toma, no necesitas realizar nada, tan solo incorporarle tras la toma y procurar no moverlo mucho para no favorecer el vómito.

Siempre que el bebé vomita se debe tomar la temperatura, por si pudiera tener origen en un  proceso infeccioso; también se debe observar al bebé si se encuentra adormilado o no hace pis, estas son señales de que se encuentra deshidratado. Si continúa vomitando pasadas unas doce horas debemos acudir a un centro médico. En principio, si el bebé es alimentado con leche materna, no se deben suspender las tomas, en casos de lactantes más cercanos al año, puede ser necesario darles una rehidratación para evitar que se deshidrate y les pueda dañar. La rehidratación se hace con soluciones hiposódicas para niños, nunca con bebidas isotónicas que no son beneficiosas al bebé.

Si tu bebé vomita de forma continua o incoercible, debes acudir a un consultorio médico donde valoren cuál es la causa de los vómitos y te indiquen el tratamiento a seguir. 

¿Que podría producir los vómitos en tu bebé?

Los vómitos del bebé pueden producirse por un exceso de comida, por enfermedades víricas leves del sistema gastrointestinal, pero, también, por infecciones de garganta, de oídos o de orina. En bebés, los procesos infecciosos producen vómitos con facilidad, siempre que el bebé vomite debemos observarle y poner el termómetro por si tuviera fiebre, acudiendo al pediatra si los vómitos se mantienen más de 12 o 24 horas.

Cómo evitar la deshidratación en bebés

Para evitar la deshidratación del bebé, continuaremos dándole de mamar o el biberón si es un lactante, ofreciéndole entre las tomas cucharaditas de agua o de solución de rehidratación oral para bebés, siempre en cucharaditas para que no beba grandes cantidades que pueden dar lugar a que el bebé vomite más. Si se trata de un bebé que ha comenzado a alimentarse, no se le forzará a comer, ya que esto puede favorecer que el bebé vomite. Es importante darle leche en fórmula adaptada o darle de mamar si lo hiciera y ofrecerle agua en pequeñas cantidades. Pese a ello, si el bebé vomita durante más de 24 horas, se debe ir a un centro médico para que examinen al niño.

Cuándo recurrir a un médico

Las causas para acudir a un médico en el caso de que un bebé vomite son vómitos que se mantienen durante más de 24 horas, deshidratación en el niño que se nota por decaimiento general del bebé, la falta de lágrimas al llorar, la piel y la boca seca o si no hace pis. También es motivo para acudir al médico si el bebé presenta fiebre por encima de 38 grados o esta no cede con facilidad.

Preguntas frecuentes

¿Se debe dar alimento a un bebé que presenta vómitos?

Un bebé que presenta vómitos puede ser alimentado con la leche materna o la leche adaptada, no debe ingerir alimentos sólidos durante unas seis horas y, cuando se le empieza a ofrecer, nunca se le deberá forzar a comer si el bebé no quiere.

Entre tomas se le debe ofrecer agua o soluciones de rehidratación oral propias de los niños, nunca se les debe dar bebidas isotónicas que tienen la concentración de iones y azúcares inadecuadas para la salud de un niño.

¿Puede ser el vómito una reacción normal al biberón?

Los niños pueden vomitar tras las tomas, pero estos vómitos no son abundantes, es una bocanada que puede producirse por regurgitación del bebé al expulsar el aire que ha podido tragar al alimentarse. Si el vómito es abundante y permanente, no se puede considerar normal para el niño y es necesario consultar con el médico para conocer la causa por la que se produce esta situación. En otras ocasiones un niño puede vomitar por tolerar mal una fórmula adaptada y, al cambiarle la misma, mejora de forma rápida.


Concepción Sebastián Fernández

Licenciada en medicina y cirugía. Especialista en medicina familiar y comunitaria
Artículos relacionados Ver todos
Pruebas y test para el diagnóstico de la COVID-19
Artículo especializado

Pruebas y test para el diagnóstico de la COVID-19

El diagnóstico microbiológico del SARS-CoV-2 −el virus causante de la COVID-19− es fundamental para el manejo de la enfermedad individual, así como para su transmisión en un contexto de pandemia. Las directrices sanitarias señalan que a todos aquellos casos sospechosos de infección por el SARS-CoV-2 se les realizará una PCR (u otra técnica de diagnóstico molecular que se considere adecuada) en las primeras 24 horas. Sin embargo, también es necesario disponer de pruebas rápidas, simples e idealmente con alta sensibilidad y precisión que se puedan realizar a gran escala. El objetivo es un diagnóstico precoz para el mejor manejo y monitorización de pacientes, así como la aplicación de medidas de prevención y vigilancia epidemiológica. Se considera caso sospechoso de infección por SARS-CoV-2 a cualquier persona con un cuadro clínico de infección respiratoria aguda de aparición súbita de cualquier gravedad que curse con fiebre, tos o sensación de falta de aire. También deben considerarse pacientes con enfermedad grave del tracto respiratorio inferior sin ninguna causa clara. Otros síntomas sospechosos incluyen mialgias, diarrea y aberraciones olfativas o gustativas. ¿Necesitas hacerte un Test de diagnóstico para detectar Covid-19?  Puedes reservar cita ya en los mejores centros. RT-PCR La RT-PCR o PCR − reacción en cadena de la polimerasa (por sus siglas en inglés) − es la técnica de referencia y de elección en la actualidad para el diagnóstico de COVID-19. Es la prueba más sensible y fiable de los métodos disponibles. Tarda entre 2 y 4 horas en dar un resultado. Este puede ser positivo (presencia del virus en la muestra) o negativo (ausencia del virus). En qué consiste Este procedimiento de laboratorio permite copiar una pequeña cantidad de ADN millones de veces, de modo que haya suficiente cantidad para ser detectado. Sin embargo, el virus SARS-CoV-2 no contiene ADN de doble cadena como material genético, sino ARN de una sola cadena. Como las pruebas de PCR solo pueden hacer copias de ADN, primero hay que convertir el ARN en ADN. Esta acción se lleva a cabo por medio de una enzima llamada transcriptasa inversa (RT, por sus siglas en inglés) que convierte el ARN de una sola cadena en ADN de doble cadena. El ADN vírico se añade a un tubo de ensayo junto con los reactivos necesarios como cebadores (secciones cortas de ADN diseñadas para unirse al virus), y nucleótidos (moléculas que componen el material genético) y una enzima constructora del ADN. Finalmente, los colorantes fluorescentes añadidos al tubo de ensayo se unen al ADN copiado, aumentando su fluorescencia, lo que permite confirmar la presencia del virus en la muestra y, por tanto, que la persona está infectada. Cuando el virus no está presente en la muestra, los colorantes no aumentan su fluorescencia y la prueba será negativa. Muestras biológicas para la prueba Las muestras más utilizadas para el diagnóstico de COVID-19 son las nasofaríngeas −que ofrecen un mayor rendimiento− y orofaríngeas. La toma de la muestra, en forma de frotis o exudado, se lleva a cabo con un hisopo. Sin embargo, también ha sido posible obtener resultados positivos para SARS-CoV-2 en muestras no respiratorias: orina, heces y sangre. Limitaciones de la prueba Si bien las pruebas de PCR son la forma más fiable de comprobar la presencia del virus SARS-CoV-2, también tienen limitaciones. En primer lugar, la RT-PCR se realiza en laboratorios de Microbiología Clínica y necesita personal experto en Microbiología Molecular y medidas de Bioseguridad. Por otro lado, se necesitan unas horas para obtener resultados. Esto implica un límite en la cantidad de pruebas que un laboratorio puede llevar a cabo. Por ello, se están poniendo en marcha test rápidos de PCR que permiten realizar hasta 1.200 pruebas al día con un procedimiento automatizado. Otra limitación es la disponibilidad de los reactivos necesarios, especialmente en estos momentos en los que la demanda a nivel mundial de estas pruebas ha provocado escasez. La contaminación o la degradación también pueden causar problemas por falsos positivos (cuando no se tiene el virus, pero la prueba da positivo) o falsos negativos (cuando se tiene el virus, pero la prueba da negativo). Otra gran limitación de este tipo de pruebas es que sólo pueden indicar la presencia del virus en el momento de la prueba. No señala si se ha tenido el virus y ya se está recuperado, ni lo contagioso que pueda ser un paciente. Finalmente, el resultado negativo de la prueba no excluye la posibilidad de infección por SARS-CoV-2. ¿Necesitas hacerte un Test de diagnóstico para detectar Covid-19?  Puedes reservar cita ya en los mejores centros. Test basados en la reacción antígeno-anticuerpo Actualmente se dispone de diversos test basados en la reacción antígeno-anticuerpo. Principalmente, se distinguen dos tipos: los que detectan antígenos o proteínas del virus ( test antigénicos ) y los que detectan anticuerpos −como la inmunoglobulina IgM o IgG− en la persona ( test serológicos ). En general, se trata de pruebas cualitativas que solo ofrecen resultado positivo o negativo. Las principales técnicas en las que se basa la detección de antígenos y anticuerpos son: Técnicas de aglutinación indirecta Inmunofluorescencia. Enzimoinmunoanálisis. Contrainmunoelectroforesis. Métodos luminométricos. Inmunocromatografía. De éstas, las más comunes en el diagnóstico del virus SARS-CoV-2 son la inmunocromatografía (para los test rápidos) y, los enzimoinmunoanálisis (ELISA, por sus siglas en inglés) para multianálisis de laboratorio. Test antigénicos En qué consiste La prueba consiste en la detección de las proteínas (antígenos) de la superficie del virus. En las pruebas antigénicas un resultado positivo significa, como en la PCR, que el virus está presente en la muestra. Tanto la PCR como el test antigénico proporcionan un diagnóstico específico en la fase inicial del brote. Muestras biológicas para la prueba A partir de una muestra de exudado del tracto respiratorio (nariz o boca). Limitaciones de la prueba Se trata de pruebas cualitativas cuyo resultado depende en gran medida de la calidad de la muestra (presencia suficiente del virus o sus proteínas). Test serológicos En qué consiste Consiste en la detección de los anticuerpos que producen las defensas del organismo. La inmunoglobulina M (IgM) es la primera en aparecer en cualquier infección. Se producen aproximadamente a los siete días, por lo que este tipo de diagnóstico no es tan efectivo al principio de la infección. Además de la IgM, también se detecta la presencia de otro anticuerpo, la IgG frente al SARS-CoV-2 en una muestra de sangre, suero o plasma. En el caso del ELISA (acrónimo en inglés de ensayo de inmunoabsorción ligado a enzimas) detecta anticuerpos producidos en la sangre del paciente debido a la infección con SARS-CoV-2. Para llevar a cabo la prueba, se deposita la muestra biológica junto con los reactivos (anticuerpos, antígenos y enzimas) que a partir de la reacción producida cambia de color. El tiempo de este tipo de pruebas suele llevar entre 1 y 3 horas. Normalmente, este tipo de pruebas se recomiendan de manera complementaria a la PCR, pero en situaciones en las que se hace necesaria la distribución masiva de pruebas, son de gran ayuda para detectar casos asintomáticos o leves. Muestras biológicas para la prueba La prueba se realiza a partir de una muestra de sangre. Limitaciones de la prueba Al principio de la infección todavía no se han producido anticuerpos, por lo que no es una prueba efectiva en esta fase. ¿Necesitas hacerte un Test de diagnóstico para detectar Covid-19?  Puedes reservar cita ya en los mejores centros. Test rápidos Los kits rápidos que están disponibles presentan un funcionamiento similar a los test de embarazo y ofrecen un resultado en 10-15 minutos. En qué consiste Consiste en una pequeña superficie que contiene o bien anticuerpos que reconocen las proteínas del virus, en el caso de los antigénicos, o bien moléculas del virus que reconocen los anticuerpos generados por nuestro organismo para defenderse, en el caso de los serológicos. Los más comunes son los inmunoensayos de flujo lateral con tiras de papel inmunocromatográficas que funcionan mediante el reconocimiento de anticuerpos. Para ello, se toma una gota de sangre del paciente mediante punción en un dedo y se coloca en la abertura del dispositivo. Los anticuerpos contra el SARS-CoV-2 que están presentes en la muestra quedarán capturados. Esto provoca un cambio de color en varias líneas, dependiendo del tipo de anticuerpos presentes (IgM, IgG, o ambos). Muestras biológicas para la prueba Una gota de sangre. Limitaciones de la prueba A pesar de su rapidez, este tipo de pruebas son menos fiables que la PCR, por lo que se complementan con esta técnica si el resultado es negativo o dudoso. Bibliografía Mandell, Douglas y Bennett. Enfermedades infecciosas. Infecciones respiratorias y cardiovasculares. Elsevier, 2015. Estrategia de diagnóstico, vigilancia y control en la fase de transición de la pandemia de COVID-19. Indicadores de seguimiento. Instituto de Salud Carlos III. Ministerio de Sanidad. Actualizado 12 de mayo de 2020. Interpretación de las pruebas diagnósticas frente a SARS-CoV-2. Instituto de Salud Carlos III. Ministerio de Sanidad. 24 de abril de 2020. versión 2. Grupo de expertos SEIMC para el análisis del diagnóstico microbiológico del COVID-19. Documento de posicionamiento de la SEIMC sobre el diagnóstico microbiológico de CIVID-19. Carter LC et al. Assay Techniques and Test Development for COVID-19 Diagnosis. ACS Central Science Article ASAP. DOI: 10.1021/acscentsci.0c00501. World Health Organization. Laboratory testing for cornavirus disease (COVID-19) insupected human cases. Interim guidance 19 March 2020. Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria. COVID-19: Tipos de test para el diagnóstico y el cribado. https://www.fenin.es/. Visitado el 15/05/2020. ¿Necesitas hacerte un Test de diagnóstico para detectar Covid-19?  Puedes reservar cita ya en los mejores centros. Descargar infografia Test Covid-19 Descargar infografia Resultados y recomendaciones Test Covid-19
Lactancia materna
Artículo especializado

Lactancia materna

¿Qué es la lactancia materna? La lactancia materna es la forma de alimentación, en la cual, el principal alimento que ingiere el bebé es la leche producida por la madre o nodriza. Es la forma de aportar al niño los nutrientes que necesita para un crecimiento y desarrollo saludable, además de favorecer el vínculo afectivo entre madre e hijo. La lactancia materna, en la medida de lo posible, debe ser exclusiva los primeros seis meses y, luego, continuar lactando hasta los 24 meses. No existe leche artificial que iguale los beneficios nutricionales, calóricos e inmunológicos de la leche materna. ¿De qué se compone la leche materna? La leche humana es un fluido que se adapta a los requerimientos nutricionales a medida que el niño crece y se desarrolla . A continuación, explicamos la composición de los diferentes tipos de leche: Calostro: es la leche que se produce los primeros días tras el parto. Es de color amarillento, de alta densidad y poco volumen. Tiene 2 gramos de grasa, 4 gramos  de lactosa y 2 gramos de proteína. Contiene menos cantidades de lactosa, grasa y vitaminas hidrosolubles que la leche madura, mientras que contiene mayor cantidad de vitaminas liposolubles E, A y K, carotenos y algunos minerales como sodio y zinc. En relación a las concentraciones de IgA y lactoferrina, también se encuentran más elevados que en la leche madura, confiriéndole al calostro una eficiente protección contra los gérmenes del medio ambiente. Leche pretérmino: este tipo de leche es producido por la madre que tiene un parto antes del término de la gestación y se mantiene durante un periodo de tiempo prolongado. Contiene mayor cantidad de proteínas y menor cantidad de lactosa comparada con la leche madura, y es baja en calcio y fósforo, por lo que debe ser suplementada con estos elementos. Leche madura: los principales componentes de esta leche son agua, proteínas, hidratos de carbono, grasa, minerales y vitaminas. El contenido de agua es del 88%, 0.9 mg/100 ml de proteína, de las cuales, el 30% es caseína y 70% proteínas del suero, entre las cuales tenemos inmunoglobulina A, hormonas, prostaglandinas y lactoalbúmina. En relación a los hidratos de carbono, existe un alto contenido de lactosa a razón de 7 g/dl, siendo el principal nutriente específico para el primer año de vida. El contenido de grasa es variable y puede llegar hasta 4,5 g/100 ml, a predominio de ácidos grasos poliinsaturados.  El contenido de vitaminas en la leche, aunque es adecuada para el niño, puede variar según la ingesta de la madre, con mayor cantidad de vitamina A, ácido fólico y ascórbico que E, K, D y B12. ¿Cómo son los periodos de lactancia? Se recomienda la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida. Momento en el cual se inicia la alimentación complementaria, además de la leche materna 2-3 veces al día entre los 6 y 8 meses y 3 veces al día más una merienda de los 9 a los 11 meses . Entre los 12 y 24 meses, puede comer tres veces al día con dos meriendas más las tomas que considere necesarias con un destete gradual. Conservación de la leche materna La leche materna extraída de forma manual o a través de algún equipo eléctrico se puede conservar entre 4 y 8 horas fuera de la nevera en algún lugar fresco. Si se va a colocar en el refrigerador, no debe ser por un periodo mayor a 48 horas y en el congelador entre 3 a 6 meses. Es importante su recolección en bolsas esterilizadas con cierre hermético destinadas para tal fin, evitando la utilización de otros frascos como los de urocultivos o aquellos que contengan tapas metálicas. ¿Cómo afecta la alimentación de la madre en la lactancia materna? Lo importante es que la madre mantenga una dieta equilibrada de 2500 calorías al día aproximadamente, consumir carne 2 veces por semana, legumbres 3 veces a la semana, 2 porciones de verduras al día y 3 frutas diarias de distintos colores, abundante líquido y evitar el consumo de cafeína y tabaco. Beneficios de la lactancia Los beneficios de la lactancia son múltiples y se pueden dividir en beneficios para la madre y para el bebé. BENEFICIOS PARA LA MADRE: Mayor liberación de oxitocina, por lo que disminuye el sangrado vaginal post parto y la probabilidad de anemia. Efecto antidepresivo de la oxitocina. Pérdida acelerada de peso. Disminución del riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes, cáncer de mama, de ovarios y de útero. BENEFICIOS PARA EL BEBÉ:  Menor riesgo de padecer diabetes tipo I u obesidad. Menor riesgo de sufrir cierto tipo de cánceres en etapas adultas. Mayor protección en edades tempranas a infecciones. Menor probabilidad de enfermedades respiratorias, gastrointestinales y dermatológicas. Favorece el correcto desarrollo de la mandíbula. Disminuye el riesgo de alergias. Crea fuertes vínculos madre-hijo. Problemas que puede conllevar la lactancia materna Los posibles problemas que pueden suceder son derivados de malas posturas o lesiones anatómicas que pueden ser corregibles: Pezones invertidos: se deben estimular los pezones al momento de la toma o sacaleches. Pezones con grietas: se recomienda impregnar el pezón con leche y usar protectores que lo mantengan libre de roces. Pezones adoloridos: hay que corregir la postura, iniciando la toma por el pecho no doloroso. Mastitis: existen diversos tipos de mastitis, dependiendo de la causa, el especialista indicará el tratamiento adecuado para poder continuar con la lactancia. 
Alimentación infantil: ¿cómo podemos mejorarla?
Artículo especializado

Alimentación infantil: ¿cómo podemos mejorarla?

Introducción La correcta alimentación, en las primeras edades , es una de las principales preocupaciones de los padres, ya que, de ello depende el desarrollo y crecimiento de los niños. De ahí la importancia de conocer con exactitud la edad de iniciación de la alimentación complementaria y en qué orden indicarla. Si quieres conocer más sobre la alimentación infantil, continúa leyendo. Consejos para una alimentación infantil completa Son importantes seguir estos consejos para lograr una nutrición infantil adecuada : Comer en compañía alimentos diferentes y variados cada día. No se debe saltar el desayuno, ya que, puede disminuir el rendimiento escolar. Deben elegirse para desayunar, alimentos ricos en carbohidratos, un lácteo y algo de fruta. No existen alimentos buenos o malos, debemos conseguir un equilibrio entre aquellos que nos gustan y los que debemos comer. Las grasas son parte importante de la dieta, pero, debemos evitar las grasas saturadas y trans. Las porciones de frutas y verduras deben ser al menos de 5 al día. La mayor parte de la energía debe provenir de la metabolización de los carbohidratos complejos como pan, pasta, cereales y frutas. Las meriendas de media mañana y media tarde son importantes, ya que, disminuyen las horas de ayuno del cuerpo y ofrecen un aporte extra de energía. Es importante consumir agua, sobre todo, en verano. El correcto cepillado dental tres veces al día evita la aparición de caries. Se debe realizar ejercicio de manera constante. Debemos involucrar al niño, en la medida de lo posible, en su alimentación, para que aprenda de una manera divertida a familiarizarse con los alimentos y su preparación. Los adultos debemos ser el ejemplo, comiendo de manera saludable constantemente, para que le lleve a adquirir estos hábitos en su vida adulta. Consejos alimenticios por edades Alimentación de 4 a 12 meses : se inicia el proceso de introducción de nuevos alimentos. Estas pautas de alimentación deben adaptarse a la capacidad digestiva y desarrollo neuromotor del niño. S e inicia con cereales sin gluten para evitar reacciones alérgicas, también comienza la ingesta de frutas como la manzana, pera y plátano, para lo cual se recomienda comerlas individualmente y evitar aquellas más alérgicas hasta después del año.  No deben endulzarse las papillas con azúcar. Es importante no añadir galletas hasta después de los 7 meses, ya que, contienen gluten. También, a los 6 meses, es el inicio de papillas saladas con pollo, en aproximadamente 60 g de cantidad, que va en aumento conforme pasan los meses, para después introducir carnes rojas, huevos, pescado y legumbre al finalizar los doce meses, manteniendo un aporte de leche básico para un buen desarrollo, no inferior a 500 mililitros al día. Alimentación de 1 a 2 años : se inician dos procesos que lo llevan a compartir más la comida familiar, los cuales son: el masticar los alimentos troceados y disfrutar de una comida más completa con primero, segundo y postre. Continúan las demandas de leche entre 500 a 700 mililitros al día, pero, ya estas pueden reemplazarse por algún derivado lácteo en alguna toma como yogur. Deben comer diariamente dos porciones de vegetales crudos o cocidos, 100 gramos de proteínas y, al menos, dos porciones de fruta. Se debe evitar comer los alimentos muy condimentados, picantes o azucarados. Alimentación de 2 a 3 años : es una etapa muy importante, en la cual, el niño, adquiere sus hábitos de comer con tenedor y cuchillo y en la que se debe estar pendiente de que no adquiera conductas alimenticias caprichosas. Realizan 4 comidas al día con aporte calórico de 1.400 calorías, de las cuales, la mayoría son hidratos de carbono complejos. Alimentación pre escolar : en esta etapa aumentan los requerimientos calóricos con una media de 1.600 calorías, de las cuales, el 50% deben ser hidratos de carbono. Es importante motivar al pre escolar a probar alimentos nuevos. Grupos de alimentos vitales en el crecimiento de los niños Los grupos indispensables en la alimentación del niño son: Proteínas: carnes magras como el pollo, cordero y ternera ya que contienen menos grasa para el inicio de la alimentación. Posteriormente, se introducen huevo, pescado y legumbres. Cereales y derivados: son la fuente principal de hidratos de carbono que aporta energía, mucha fibra, minerales y son bajos en grasa. Leche y derivados: fuente importante de proteínas, calcio y vitaminas A, B y D. Frutas: aportan vitamina, fructosa, fibra y agua. Verdura y hortalizas: fuente de vitaminas, antioxidantes y fibra. Pueden consumirse crudas o cocidas. Consumo limitado de grasas y dulces: a elegir grasas insaturadas. Ejemplo de alimentación DIETA PRE ESCOLAR: DESAYUNO: yogur, 40 gramos de cereales y zumo de naranja. MEDIA MAÑANA: 30 gramos de galletas y quesito de 20 gramos. COMIDA: puré de verduras, albóndigas y yogur. MERIENDA: 30 gramos de pan y 40 gramos de queso fresco. CENA: puré de patatas, palitos de pescado y vaso de leche. Preguntas frecuentes ¿Cómo se realiza la introducción de nuevos alimentos en niños? Actualmente, la última evidencia científica nos indica que no hay un orden establecido, solo se recomienda esperar entre 1 y 3 días tras de la incorporación de un alimento en solitario para valorar alergias. ¿Recomendaciones generales sobre preparación de alimentos para niños? Es importante evitar las comidas muy condimentadas, picantes, saladas o muy dulces, ya que, van a entorpecer el descubrimiento culinario del niño. La alimentación infantil debe iniciarse con los alimentos al vapor , con casi nada de sal, sin grasas trans (frituras, bollería industrial, comida rápida, etc.), así como sin cremas o salsas pesadas.
Alimentación complementaria para bebés
Artículo especializado

Alimentación complementaria para bebés

Introducción  A partir del sexto mes aproximadamente, bajo la supervisión y aprobación del pediatra, se inicia la alimentación complementaria , independientemente de si la lactancia es materna, artificial o mixta.   Las necesidades de energía en esta etapa son superiores a los que puede aportar la leche materna, por lo que se hace necesaria la introducción de otras fuentes de energía. Si quieres conocer más sobre la alimentación complementaria, continúa leyendo. Definición  La alimentación complementaria se considera el proceso mediante el cual se le ofrece al lactante alimentos sólidos o líquidos distintos de la leche materna o fórmula infantil, como complemento y no como sustitución de esta, con el fin de cubrir las necesidades de energía y nutrientes que estas no son capaces de proporcionar y que conlleva cambios metabólicos y endocrinos que influyen en la salud futura del niño. Los objetivos que se persiguen con la alimentación complementaria son: Promover el adecuado crecimiento y desarrollo neurológico, cognitivo, del tracto digestivo y del sistema neuromuscular. Proveer nutrientes que son insuficientes en la leche materna como selenio, zinc, hierro. Favorecer el desarrollo psicosocial. Conducir a la integración de la dieta familiar. Promover hábitos de alimentación saludable. Promover una alimentación complementaria que prevenga factores de riesgo para obesidad, alergias, desnutrición, hipertensión arterial, síndrome metabólico y diabetes, entre otros. ¿Cuánto debe comer un bebé? No existe una cantidad inicial de alimentación complementaria por ración, es importante irse dirigiendo por el apetito del niño . Al principio, está conociendo los alimentos, por lo cual, solo tomará una cucharada hasta aceptarlo por lo que no hay que obligarle, ya se irá aumentando la cantidad a ingerir. Se recomienda iniciar la alimentación complementaria con una comida al día ofrecida en un horario conveniente en donde exista un ambiente tranquilo. La cantidad de comida se incrementa de forma gradual a medida que el niño crece, fraccionándola a lo largo del día de acuerdo a su capacidad gástrica y de la densidad energética del alimento ofrecido. Es importante ofrecer comidas nutritivas y no en exceso para no favorecer el abandono precoz de la lactancia. ¿Cuál es la mejor forma de dar de comer al bebé? Al comienzo, la alimentación es una experiencia sensorial , ya que, el niño, mediante el tacto y el gusto, aprenderá las diferentes texturas y sabores. Con el tiempo, irá comiendo en mayores cantidades y disminuyendo la proporción de leche materna. Los alimentos, al inicio, deben ser de consistencia blanda, no necesariamente triturados, con un aporte calórico promedio de 30 gramos de proteínas diarias y sin necesidad de realizar una comida especial al resto de la familia, solo apartando la del niño antes de colocarle condimentos fuertes. ¿Cómo se deben ir incluyendo alimentos en la dieta del bebé? La consistencia más apropiada de la comida del lactante va a depender de la edad y del desarrollo neuromuscular.  Al iniciar los 6 meses, el lactante puede comer alimentos sólidos o semisólidos en forma de puré o aplastados, con preferencia de cereales sin gluten, verduras y frutas. La frecuencia es 2 o 3 veces al día para cubrir en conjunto con la leche unos requerimientos de energía diarios de entre 640 a 750 Kcal/día.  A partir del mes 7 , se agregan proteínas como pollo y legumbres, la textura puede ser picado fino o machacado, hasta 3 veces al día para cubrir unos requerimientos de 770 Kcal/día.  Entre los 8 y 12 meses, es el momento de agregar derivados lácteos, como yogur, huevo y pescado. La textura de la comida ha de ser picada fina o en trocitos, con un total de requerimientos diarios de 705 Kcal/día y, por último, posterior a los 12 meses, se introducen los embutidos y la leche entera. Tipos de alimentos VERDURAS Y HORTALIZAS: se inician al sexto mes, a excepción de acelgas, remolacha, nabos y espinacas, por su alto contenido en nitrato. FRUTAS: se introducen a partir del sexto mes. Anteriormente se retrasaban los cítricos, pero, actualmente, no existe evidencia científica que indique que retrasarlo disminuya el riesgo de alergias. Solo se recomienda una fruta por comida para determinar posibles alergias. CARNE: se puede comer desde los 6 meses de edad, preferiblemente pollo, pavo y conejo, por menor contenido graso. PESCADO: por su alto contenido de mercurio, evitar el consumo de peces de gran tamaño. HUEVOS: su retraso en la alimentación del niño no disminuye el riesgo potencial de alergia. Se recomienda dar su contenido por separado. Ejemplo de un plan diario En un bebé de 6 meses: Día 1 al 3: plátano  Día 4 al 6: calabacín en puré  Día 7 al 9: calabacín y patata en puré Día 10 al 12: brócoli y patata Preguntas frecuentes  ¿Cómo se puede compaginar la lactancia materna con la alimentación complementaria? Es importante insistir en que la alimentación complementaria , como su nombre indica,  complementa a la leche materna o lactancia artificial por lo que no debe ser sustituida por ningún alimento y, un destete a esta edad, puede traer como consecuencias riesgos en la salud del bebé a largo plazo. ¿Cuántas veces al día se debe recurrir a la alimentación complementa? Se debe iniciar una vez al día a los 6 meses e ir aumentando paulatinamente a partir de los 9 meses, para culminar a los 12 meses con 4 tomas de comida.
Qué hacer si no se me quita la diarrea
Artículo especializado

Qué hacer si no se me quita la diarrea

Introducción La diarrea es la expulsión de heces no formadas o líquidas con una mayor frecuencia en la deposición en 24 horas, en un periodo menor de 2 semanas para los procesos agudos o mayor a este para las diarreas crónicas.  En relación a la causa de la diarrea, encontramos que la mayor parte de ellas se debe a infecciones, con un menor porcentaje a alimentos, medicamentos e isquemia intestinal. Si quieres saber más acerca de cómo tratar la diarrea, continúa leyendo.  Causas de la diarrea persistente Una diarrea persistente que dure dos o más semanas o una alternancia entre los periodos de diarrea y estreñimiento nos obliga a acudir al especialista para descartar ciertas enfermedades : Síndrome de malabsorción de azúcares como lactosa, fructosa y sorbitol que cursa acompañado de dolor abdominal y flatulencia. Para su diagnóstico, el médico solicita el test de hidrógeno espirado. Asociada a fármacos: existen algunos fármacos cuyo uso crónico puede originar persistencia o alternancia en las evacuaciones líquidas, entre ellos: antineoplásicos, antiarrítmicos, antiácidos que contengan magnesio, algunos antihipertensivos, analgésicos antiinflamatorios no esteroideos, hipoglucemiantes como metformina, sulfonilureas, bifosfonatos como el alendronato y algunos antidepresivos. Enfermedad celíaca: se encuentra causada por la exposición al gluten en la dieta de las personas genéticamente predispuestas. Se acompañan de síndromes de malabsorción intestinal. Enfermedad inflamatoria intestinal: es una causa muy frecuente de diarrea persistente que, a diferencia de otras, presenta a las pruebas endoscópicas y diagnósticas la estructura de intestino normal, llegando al diagnóstico por la exclusión de otras patologías.  Existe alternancia en las alteraciones de la motilidad gastrointestinal relacionada con factores predisponentes como dieta pobre en residuos o estrés emocional. Tumores neuroendocrinos: existen ciertos tumores como medular de tiroides, gastrinoma o feocromocitoma, que producen hormonas que estimulan la secreción de agua y electrolitos en la luz intestinal. Infecciosas: ciertos patógenos pueden producir este tipo de diarrea, como Salmonella, Yersinia, Shigella, Campilobacter, tuberculosis intestinal o Clostridium. ¿Cómo se puede frenar la diarrea? Antes de “frenar” la diarrea, es importante conocer su causa, pero, existen algunas medidas que podemos utilizar para disminuir las deposiciones y evitar la deshidratación : Mantener un aporte adecuado de líquido y electrolitos para no deshidratarse. No utilizar refrescos o bebidas deportivas.  No forzar la ingesta de comida sólida, sobre todo, si hay náuseas o vómitos. Seguir una dieta astringente con alimentos fáciles de digerir, como plátanos, arroz, manzana e infusiones. Suprimir temporalmente los lácteos, ya que, en muchas ocasiones, se produce intolerancia transitoria a la lactosa. Tomar suplementación con elementos probióticos con lactobacterias o bifidobacterias. Evitar alimentos grasos, café, alcohol, chocolate y comidas picantes. Cuándo recurrir al médico Es importante acudir al médico si observamos que la diarrea presenta alguna de las siguientes características: Diarrea en edades extremas; ancianos y niños Diarrea en pacientes con enfermedades de base como diabetes, cáncer o en quimioterapia Duración mayor a 2 días cuando hablamos de diarreas agudas o 2 semanas para diarreas crónicas o persistentes Asociación de otros síntomas como dolor abdominal, fiebre, vómitos o pérdida de peso Cambios en el estado de conciencia del paciente debido a deshidratación Presencia en las heces de sangre o moco Heces negras o alquitranadas Preguntas frecuentes   ¿ Puedo sufrir diarrea intermitente? La diarrea intermitente es un tipo de diarrea que aparece y desaparece a lo largo de varias semanas y puede ser causada por múltiples patologías, entre las cuales, diferenciamos infecciosas (bacterias, virus o parásitos) y no infecciosas (síndrome de malabsorción, enfermedad celíaca, síndrome de intestino irritable, tumores o diverticulosis). Este   tipo de diarrea es muy frecuente que ocurra y es causa frecuente de consulta en atención primaria. Es importante realizar un diagnóstico oportuno para iniciar un tratamiento eficaz y prevenir complicaciones. ¿ Es necesario frenar la ingesta de alimentos para frenar la diarrea?   Es importante seguir ciertas recomendaciones nutricionales para frenar la diarrea, entre las cuales tenemos: Consumir líquidos claros como agua, té, zumo de manzana, sales de rehidratación y limonada alcalina, que evitan que el intestino trabaje demasiado y ayuda a prevenir la irritación. Comer con frecuencia raciones pequeñas. Beber líquidos después de cada deposición para evitar la deshidratación. Evitar el consumo de bebidas alcohólicas o con cafeína. Evitar alimentos picantes, grasosos y fritos. Limitar el consumo de leche y productos lácteos, ya que suelen ser difíciles de digerir. Consumir alimentos ricos en pectina como compota de manzana, bananas y yogur. La pectina es una fibra soluble en agua que ayuda a disminuir la diarrea. Ingerir suficientes proteínas, como carne magra cocida roja, de cerdo pavo o pollo. Evitar las frutas y verduras crudas, panes integrales y productos de salvado que contienen agentes irritantes al tubo digestivo.
Coronavirus de Wuhan
Artículo especializado

Coronavirus de Wuhan

¿Qué es el coronavirus de Wuhan? El coronavirus Wuhan es un microorganismo de la familia de los coronavirus. Las infecciones producidas por ellos, no son todas igual de peligrosas. Es bastante común su aparición, en especial, en otoño e invierno y es más frecuente en la infancia. Casi todas las personas han tenido una infección por coronavirus alguna vez. Estos virus aparecen también en animales. En el caso del virus de Wuhan, por su aparición en un mercado de animales como primer foco, se especula con que sea un virus de origen animal que se ha contagiado a los humanos. Su origen parece estar en los reptiles, desde los cuales, habría pasado a los humanos.  Los coronavirus producen principalmente procesos catarrales y neumonías , como en este caso ocurre con el virus de Wuhan. Su nombre científico es 2019 nCOV. ¿Cuál es su procedencia? Si entendemos su procedencia como su origen, no está claro en el momento actual. Al haber surgido en un mercado de animales, se sospecha que es un virus animal, que se ha contagiado hacia los humanos. Aunque actualmente se especula con su origen en las serpientes, lo que sí está claro es que parte de algún reptil. Otros coronavirus se han originado en reptiles, desde estos han pasado a mamíferos y, de estos, a los humanos. ¿Cómo se transmite el coronavirus de Wuhan? El coronavirus de Wuhan se transmite a través del sistema respiratorio, a través del contacto con las gotitas llamada gotas de flugge que se producen al estornudar o toser, y que quedan en el ambiente o en nuestras manos. Las gotas de flugge son contagiosas hasta un metro de distancia, por ello, es importante protegerse del contagio con las medidas de higiene adecuadas. En un principio, los primeros datos hicieron pensar que solo se transmitía desde los animales a las personas, pero, ahora se ha confirmado la transmisión entre personas, con lo cual, un enfermo puede transmitir la enfermedad a otras personas sanas. Síntomas del coronavirus de Wuhan Los síntomas son similares en inicio a una gripe , con fiebre elevada, estornudos, tos, dolor de pecho, dolor de garganta y puede producir dificultad respiratoria asociada a neumonía. El cuadro suele durar unos 14 días. La mortalidad se sitúa en el momento actual en 1,5 %. Causas del coronavirus de Wuhan La causa del coronavirus de Wuhan es el contagio del virus, que puede tener lugar por contacto con animales enfermos o con personas que presentan la enfermedad.  Tratamiento del coronavirus de Wuhan Actualmente y, como en otros coronavirus, no se conocen tratamientos efectivos para el mismo, por lo que no tiene tratamiento curativo. Se realizan medidas de soporte en los casos más graves y el uso de antirretrovirales, aún cuando no está claro su resultado. Pruebas complementarias realizadas en caso de coronavirus de Wuhan Las pruebas complementarias realizadas son: cultivo para búsqueda del coronavirus y analítica de sangre . Y, en los casos que se sospeche de la presencia de neumonía, prueba radiológica para confirmar la misma. Factores desencadenantes del coronavirus de Wuhan No existen factores desencadenantes de la enfermedad, aunque parece que las personas de más edad, los niños, los enfermos crónicos de diabetes o de bronquitis crónica y los pacientes inmunodeprimidos, son los más sensibles a la afectación del virus . Complicaciones del coronavirus de Wuhan La complicación del coronavirus de Wuhan es el proceso neumónico y la insuficiencia respiratoria que produce, esto es lo que produce la mortalidad de este virus. Prevención del coronavirus de Wuhan Dado que el contagio es similar al que produce la gripe, es importante mantenerse a más de un metro de distancia de las personas enfermas, mantener un lavado de manos frecuente, más asiduo cuando estemos con enfermos y, al toser o estornudar, usar pañuelos desechables o hacerlo sobre la superficie de los antebrazos y no sobre las manos, ya que dan lugar a una mayor transmisión del virus. Ahora no hay alerta internacional por parte de la OMS sobre este virus, no obstante, si se ha viajado en los últimos días a esta zona de China y se encuentra con sintomatología, es conveniente ponerlo en conocimiento del médico, quien lo comunicará a las autoridades sanitarias de forma adecuada. Respecto a los sanitarios, las medidas de protección son el uso de guantes y de mascarillas durante el examen al paciente . Dado que se piensa que su origen puede estar en animales, se recomienda comer la carne bien cocida en estas zonas.
Qué hacer si mi bebé vomita
Contenido de salud

Qué hacer si mi bebé vomita

Introducción En muchos casos los bebés vomitan, pero, hay que tener en cuenta que no todos los vómitos son iguales. Algunos bebés presentan una regurgitación tras las tomas, es un vómito muy escaso, lo que se puede conocer como una bocanada, esto puede ocurrir tanto si el bebé es alimentado a base de biberón, como si es alimentado con pecho. Otra situación posible es cuando el bebé vomita de forma abundante, si un bebé alimentado con pecho o biberón comienza a vomitar de forma abundante, se debe acudir al pediatra. Igualmente se debe hacer este proceso si se acompaña de fiebre, ya que, es posible que un bebé con una infección presente como primer síntoma vómitos continuados. Pasos a seguir cuando tu bebé vomita Si tu bebé vomita tras la toma, no necesitas realizar nada, tan solo incorporarle tras la toma y procurar no moverlo mucho para no favorecer el vómito. Siempre que el bebé vomita se debe tomar la temperatura, por si pudiera tener origen en un  proceso infeccioso; también se debe observar al bebé si se encuentra adormilado o no hace pis , estas son señales de que se encuentra deshidratado. Si continúa vomitando pasadas unas doce horas debemos acudir a un centro médico. En principio, si el bebé es alimentado con leche materna, no se deben suspender las tomas, en casos de lactantes más cercanos al año, puede ser necesario darles una rehidratación para evitar que se deshidrate y les pueda dañar. La rehidratación se hace con soluciones hiposódicas para niños, nunca con bebidas isotónicas que no son beneficiosas al bebé. Si tu bebé vomita de forma continua o incoercible, debes acudir a un consultorio médico donde valoren cuál es la causa de los vómitos y te indiquen el tratamiento a seguir.  ¿Que podría producir los vómitos en tu bebé? Los vómitos del bebé pueden producirse por un exceso de comida, por enfermedades víricas leves del sistema gastrointestinal, pero, también, por infecciones de garganta, de oídos o de orina. En bebés, los procesos infecciosos producen vómitos con facilidad, siempre que el bebé vomite debemos observarle y poner el termómetro por si tuviera fiebre, acudiendo al pediatra si los vómitos se mantienen más de 12 o 24 horas. Cómo evitar la deshidratación en bebés Para evitar la deshidratación del bebé, continuaremos dándole de mamar o el biberón si es un lactante, ofreciéndole entre las tomas cucharaditas de agua o de solución de rehidratación oral para bebés, siempre en cucharaditas para que no beba grandes cantidades que pueden dar lugar a que el bebé vomite más. Si se trata de un bebé que ha comenzado a alimentarse, no se le forzará a comer, ya que esto puede favorecer que el bebé vomite. Es importante darle leche en fórmula adaptada o darle de mamar si lo hiciera y ofrecerle agua en pequeñas cantidades. Pese a ello, si el bebé vomita durante más de 24 horas, se debe ir a un centro médico para que examinen al niño. Cuándo recurrir a un médico Las causas para acudir a un médico en el caso de que un bebé vomite son vómitos que se mantienen durante más de 24 horas, deshidratación en el niño que se nota por decaimiento general del bebé , la falta de lágrimas al llorar, la piel y la boca seca o si no hace pis. También es motivo para acudir al médico si el bebé presenta fiebre por encima de 38 grados o esta no cede con facilidad. Preguntas frecuentes ¿Se debe dar alimento a un bebé que presenta vómitos? Un bebé que presenta vómitos puede ser alimentado con la leche materna o la leche adaptada, no debe ingerir alimentos sólidos durante unas seis horas y, cuando se le empieza a ofrecer, nunca se le deberá forzar a comer si el bebé no quiere. Entre tomas se le debe ofrecer agua o soluciones de rehidratación oral propias de los niños, nunca se les debe dar bebidas isotónicas que tienen la concentración de iones y azúcares inadecuadas para la salud de un niño. ¿Puede ser el vómito una reacción normal al biberón? Los niños pueden vomitar tras las tomas, pero estos vómitos no son abundantes, es una bocanada que puede producirse por regurgitación del bebé al expulsar el aire que ha podido tragar al alimentarse. Si el vómito es abundante y permanente, no se puede considerar normal para el niño y es necesario consultar con el médico para conocer la causa por la que se produce esta situación. En otras ocasiones un niño puede vomitar por tolerar mal una fórmula adaptada y, al cambiarle la misma, mejora de forma rápida. Concepción Sebastián Fernández Licenciada en medicina y cirugía. Especialista en medicina familiar y comunitaria
Qué hacer si me duele la muela
Contenido de salud

Qué hacer si me duele la muela

Introducción Uno de los dolores más intensos y difíciles de tratar es el dolor dental, limitando en ocasiones la capacidad de actuación de la persona que lo presenta. Este dolor incapacitante se debe a la estimulación de la raíz nerviosa por agentes térmicos, químicos o mecánicos, que irrita el nervio debido a la pulpitis o inflamación de la cavidad pulpar del diente. Si quieres conocer más acerca de los dolores de muela y qué hacer cuando aparezca, continúa leyendo. Consejos para lidiar con el dolor de muelas Al existir dolor odontogénico, se debe solicitar la evaluación con el especialista lo más pronto posible para determinar la causa del dolor y las posibles medidas terapéuticas. Mientras que esto ocurre, se pueden establecer las siguientes medidas: El dolor puede mitigarse con el uso  de analgésicos como paracetamol, o antiinflamatorios no esteroideos como metamizol, ibuprofeno o diclofenaco, previa indicación médica. No se debe automedicar ningún antibiótico, ya que no ayudan a aliviar el dolor. Evitar tomar alimentos excesivamente fríos, calientes o duros. Se deben evitar los dulces y el azúcar, ya que, puede exacerbar el dolor dental. Es conveniente aplicar frío indirectamente en la zona, para mejorar el dolor y la inflamación. Hay que tratar de evitar la presión de la zona dolorida. Existen algunos remedios caseros que podemos utilizar, además de las medidas terapéuticas indicadas anteriormente: Colocar un pedazo de patata fría sobre la encía inflamada, ya que posee propiedades cicatrizantes y desinflamatorias. Aplicar frío directamente sobre el diente en forma de hielo, puesto que produce contracción del material purulento, libera presión y alivia el malestar. La esencia de clavo con olor contiene eugenol, que seda los síntomas de un nervio inflamado, por lo cual, se recomienda su uso. El uso del ajo es considerado un antibiótico natural que puede ejercer acción local sobre el diente, disminuyendo la inflamación. El uso de agua tibia mezclada con sal acelera el proceso de drenaje de pus, liberando presión del diente. El uso de agua oxigenada sobre el diente genera un efecto antibacteriano en la cavidad, mejorando temporalmente los síntomas. Las bolsitas de té negro, por la presencia de ácido tánico, actúan como analgésico y desinflamatorio cuando son colocadas en la encía junto al diente. Posibles causas del dolor de muelas Existen diferentes causas por las cuales puede doler una muela, entre las principales destacan: Caries: se produce debido a la acumulación de placa por higiene bucodental deficiente. Si no es tratada a tiempo, puede dar origen a abscesos dentales y dañar la pulpa, quedando el nervio expuesto. Enfermedad periodontal: inflamación crónica de las encías caracterizada por dolor y sangrado continuo, que puede traer como consecuencia movilidad dentaria y pérdida de la pieza dental. Traumatismo dental: provocado por fuerte golpe que produce dolor en la zona del  impacto, así como fracturas o fisura en el diente. Bruxismo: aumento de la presión en la articulación temporomandibular bilateral, generando mayor fricción en las muelas con el consiguiente dolor. Diente retenido: piezas dentales que quedan en el interior del hueso maxilar y empujan al resto, ocasionando inflamación. Inflamación: en zonas cercanas, como senos paranasales, que pueden originar dolor. Cuando recurrir a un dentista Aunque existen medicamentos farmacológicos y homeopáticos que ayudan a paliar el dolor, acudir al odontólogo es la única manera que tenemos para poder determinar la causa del dolor y aplicar las medidas terapéuticas correctivas. Estas pueden ir desde la realización de un tratamiento antibiótico si existe infección y colocar un empaste, hasta la realización de una exodoncia o extracción dental. Este profesional es el encargado de realizar todos los procedimientos concernientes a la salud bucodental y se debe acudir tan pronto sea posible al presentar dolor de origen dental, para evitar consecuencias mayores como infecciones generalizadas. Preguntas frecuentes ¿Cómo puedo saber de dónde procede mi dolor de muelas? En casos de dolor en una muela, podemos tener una idea general sobre el sitio del dolor, ya que, vamos a tener una serie de síntomas asociados que nos permiten identificar qué muela es la que presenta el problema como es el dolor al morder, inflamación alrededor del diente, dolor constante exacerbado con frío o calor y supuración con sabor desagradable. El diagnóstico definitivo lo vamos a obtener después de la evaluación con el especialista, quien tras realizar una inspección de cada pieza odontológica, nos indicará cuál es la que se encuentra enferma y qué tipo de incidencia presenta. ¿Qué es recomendable tomar ante un dolor de muelas? En general, si no somos alérgicos a ningún analgésico antiinflamatorio, podemos mejorar el dolor con cualquiera de ellos; como el ibuprofeno, naproxeno o diclofenaco, siempre bajo la estricta supervisión de nuestro médico de cabecera mientras solicitamos la consulta con el especialista en odontología; ya que, aunque el analgésico mejore el dolor, la causa del mismo continúa existiendo y progresando en nuestro diente. Arlenys Karina Batista Urbaez  Licenciada en medicina y cirugía. Especialista en medicina familiar y comunitaria
Qué hacer si estás mareado
Contenido de salud

Qué hacer si estás mareado

Introducción El mareo es un síntoma subjetivo , esto hace que cada persona tenga una sensación sugestiva cuando hablamos del mismo. Es importante tratar de describir qué siente el paciente ante esta situación para tratar de buscar el origen del mismo. Algunos pacientes lo describen como falta de estabilidad o de equilibrio , otras personas se refieren a él como una sensación de malestar en la cabeza, o como una sensación de pérdida de visión o de contacto con el mundo, otras llaman mareo al giro de objetos que se produce en el vértigo y, por último, está el mareo cinético, que es la sensación de mareo que se produce en los coches o barcos.  ¿Cuándo puede producirse el mareo? El mareo puede producirse en distintas situaciones. Las personas mayores tienen sensación de inestabilidad que se produce por el deterioro de la edad, muchas de ellas dicen estar mareadas siempre. Este tipo de mareo se produce porque no perciben bien lo que ocurre a su alrededor , al tener muchos de ellos alteradas la visión y la audición, así como las percepciones de sus nervios. Otro tipo de mareo es el que se produce cuando se bebe alcohol en exceso , por la  afectación de los reflejos, que todo parece dar vueltas. El mareo también se puede producir por hipotensión , ya sea, producido por el uso de fármacos hipotensores en un nivel más elevado del necesario, o por la llamada hipotensión ortostática, que es la que se origina cuando hay un cambio de posición, por ejemplo, al levantarse bruscamente de la cama o tras estar agachados. Existe también la sensación de mareo o vahído que se produce ante ciertas patologías cardíacas o vasculares cuando se produce un aumento de la frecuencia cardiaca, en estos casos, lo que ocurre es que el riego sanguíneo cerebral disminuye y esto provoca un mareo e, incluso, una lipotimia. El mareo cinético es el que se sufre en un medio de transporte, cuando el paciente comienza con una sensación de falta de estabilidad y una sensación nauseosa, llegando a vomitar. Es más frecuente en los niños dado que, por su altura, no son capaces de fijar la mirada en el horizonte, pero también se puede producir en adultos. ¿Cuáles son los síntomas del mareo? Los síntomas del mareo son sensación de inestabilidad, de que dan vueltas las cosas, de abotargamiento de cabeza, acompañado con sensación de náuseas o vómitos. Algunas personas lo describen también como atontamiento de cabeza o sensación de que se va a perder el conocimiento. En muchos casos, se asocia a sudoración profusa fría y se puede producir un empalidecimiento de la cara y las manos. Una bradicardia o taquicardia puede estar asociada al proceso, aunque no siempre se produce. ¿Cómo debo actuar dependiendo de cada tipo de mareo? Mareos en el coche Los mareos en el coche son síntomas banales , no tiene mayor importancia, ni riesgo para la persona. Se producen más frecuentemente en el niño y con menor frecuencia en adultos y pueden acompañarse de vómitos. Si el niño se marea, hay que parar el coche y bajar del mismo para que se recupere. Si vuelve a aparecer el mareo tras un rato en el coche, se puede proceder a fijar la mirada en un punto del horizonte, esto mismo se puede hacer si se marea alguien en un barco. No hay que ingerir alimentos cuando se va a realizar un viaje si se marea, hay que procurar permanecer recostado para alivia la sensación de mareo. En la mayoría de las ocasiones, la persona crea tolerancia al mareo hasta que este desaparece. Existen medicamentos que se pueden tomar para evitar este tipo de mareo, las sustancias que se toman son sedantes, por lo cual, deben ser administradas a dosis adecuadas. El médico o farmacéutico recomendará la más adecuada y la dosis a ingerir. Síncope El síncope es la pérdida de conocimiento que hace que una persona se caiga. El síncope puede tener un origen cardíaco, pero, también se produce por permanecer largo tiempo de pie o por exceso de calor, es lo que se conoce como síncope vasovagal. Si presenciamos un síncope, lo primero que hay que hacer es no levantar a la persona, deberá permanecer tumbado levantando las piernas. Con este simple gesto podría recuperarse poco a poco si se trata de un síncope vasovagal. En estos casos, puede ser necesario también aflojar la ropa e, incluso, quitarle la chaqueta o el abrigo si los llevara. Cuando la persona se recupera, no debe levantarse de forma brusca, ya que, se podría volver a caer, deberemos hacer que se siente y, solo cuando esté un rato sentado, se le podrá levantar. Si se trata de una persona mayor o conocemos que tiene alguna enfermedad cardiovascular , es necesario ponernos en comunicación con el 112, desde donde enviarán un servicio adecuado para atender a la persona y nos darán instrucciones necesarias para atenderla. Cuando acudir al médico Se debe acudir al médico cuando el mareo se mantiene a lo largo del tiempo y siempre que no esté relacionado con los medios de transporte; los mareos conocidos como sintéticos, no son necesarios consultarlos. En el caso de mareos mantenidos , o de procesos en los cuales el paciente tiene sensación de pérdida de conciencia o la pierde realmente, es necesario someter al paciente a un estudio cardiológico y/o neurológico. En muchas ocasiones, serán calificados de mareos vasovagales, en ellos, tan solo se indicarán medidas de precaución como sentarse o tumbarse. Si es posible, cuando se note la sensación de mareo con los cambios de posición , se indicará que realice los movimientos lentamente, en especial, al levantarse de la cama, para evitar el poder golpearse. Por último, se establecerá un tratamiento adecuado si el origen es cardiológico o neurológico. Preguntas frecuentes ¿Que trucos existen para evitar el mareo en la carretera? Los trucos principales para evitar el mareo en la carretera son mantener el coche bien ventilado y con una temperatura confortable, procurar evitar los olores fuertes en el coche, no comer de forma abundante antes de iniciar un viaje y, en la medida de lo posible, mantener la vista fija en un punto del horizonte, evitando leer o mantenerla fija en aparatos electrónicos. El conductor debe evitar los frenazos y acelerones bruscos y tomar las curvas de la forma más suave posible. ¿Cuáles son las características principales de los mareos? Las características principales del mareo es la sensación de inestabilidad o pérdida de equilibrio , la sudoración profusa fría, la palidez de cara y extremidades y el malestar gástrico e, incluso, el vómito. En casos de pérdida de conciencia, se asocia la sensación de que la persona se va a caer, momento en que debe sentarse para evitar el golpearse. Concepción Sebastián Fernández Licenciada en medicina y cirugía. Especialista en medicina familiar y comunitaria
Qué hacer si alguien se desmaya
Contenido de salud

Qué hacer si alguien se desmaya

Introducción El desmayo o lipotimia es la pérdida de conciencia que da lugar a la caída de la persona. Su origen puede ser cardiovascular, neurológico o un simple síncope vasovagal (se produce por una alteración en la tensión sanguínea que desciende bruscamente). Es una situación en la cual puede existir peligro para la vida cuando el origen es cardíaco. En la mayoría de las ocasiones, la persona se recupera de forma espontánea, pero, siempre debe acudir a su médico a relatar lo que ha pasado, por si el médico cree adecuado realizar un estudio. Durante la adolescencia, situaciones de estrés, de calor o permanecer largos periodos de pie, puede dar lugar a desmayos en general y, aunque puede ser necesario realizar un estudio para descartar la patología, en personas jóvenes son procesos banales que desaparecen a medida que la persona crece. ¿Cómo actuar en caso de desmayo? Pasos En caso de ver como alguien se desmaya, lo primero es no intentar moverlo o sentarlo , lo mejor es mantenerlo tumbado. Llamar al 112, indicando si la persona respira, y poner la mano sobre el pecho o, si sabemos tomar el pulso, hacerlo, esto nos permite dar una información muy importante a los sanitarios. Si la persona respira y tiene pulso y solo tiene una pérdida de conciencia , podemos elevarle las piernas y ponerle en posición de seguridad, esto es, ladeado por si vomitara. Si la persona se recupera de forma espontánea al elevar las piernas, debe permanecer tumbado hasta la recuperación total , sentándole con posterioridad. Si la persona no respira o no tiene latido cardíaco, siempre que se sepa, se deben realizar maniobras de resucitación cardiopulmonar y, si en el lugar donde ocurre tenemos un desfibrilador , conectarle al mismo, siguiendo las indicaciones del aparato. Esto puede permitir salvar o mantener una vida hasta el momento en que acuden los servicios de emergencia. Posibles causas de desmayo Las causas del desmayo pueden ser variadas: la más sencilla es el síncope vasovagal, es la situación típica que se produce en grandes aglomeraciones, cuando hace mucho calor o en situaciones de estrés . No es una patología, sino una reacción anormal del organismo que no precisa de medicación, tan solo de tumbar al paciente hasta que se recupere totalmente. Las causas cardíacas pueden ser más complejas, yendo desde un proceso de infarto, taquicardia o bradicardia a problemas de conducción eléctrica. En estas situaciones, el paciente suele recibir previamente una situación de palpitaciones y, es necesario el estudio por parte de un cardiólogo. La otra causa puede ser neurológica, ya sea por una alteración del riego sanguíneo a modo de ictus o trombosis o, también, ciertas formas de epilepsia, ya sea manifestada con convulsiones o no. En estos casos también es necesario acudir al neurólogo para un estudio completo. Cuándo llamar a emergencias Si se presencia un desmayo en la calle, es necesario llamar al 112 para que envíen un servicio para atender al paciente. En el caso de un desmayo en casa, si el paciente se recupera de forma rápida, no es necesario llamar a urgencias, pero sí acudir a una consulta médica. Si la persona deja de respirar, no le late el corazón o no se despierta de forma rápida, es necesario llamar al 112 dando la información más precisa posible. Deberemos saber si el paciente tiene alguna enfermedad, si respira y si le late el corazón, también toda aquella que pueda ser requerida por el servicio de emergencia, que nos dará indicaciones sobre qué podemos hacer hasta que llegue el servicio de urgencias. Si percibimos que la persona convulsiona o tiene una relajación de esfínteres , es decir, se orina o defeca, también debemos llamar a urgencias. Tras una convulsión, la persona se queda durante un rato como desconectada del medio, esto se conoce como estado poscrítico, es la forma de recuperarse del organismo tras una convulsión. Preguntas frecuentes ¿Qué se siente justo antes de un desmayo? Es difícil decir que se siente justo antes de un desmayo, pero, suele ser una sensación de malestar con sudoración , de que los ojos se nublan, de calor intenso y, también podemos tener sensación de palpitaciones. Si una persona siente que puede desmayarse, lo mejor es sentarse para evitar golpearse al caer y, porque en muchas ocasiones, al sentarse, la sensación desaparece y la persona se recupera espontáneamente. Los desmayos, ¿pueden ser repentinos? Los desmayos pueden ser repentinos, sin sensación ninguna previa. En estos casos, hay que pensar que puede haber una patología de base, por ello, se debe consultar al médico si se sufre un desmayo de forma repentina , para ser evaluado. Concepción Sebastián Fernández Licenciada en medicina y cirugía. Especialista en medicina familiar y comunitaria