Entrar
  1. Savia
  2. Contenidos de salud
  3. Qué hacer si estás mareado

Qué hacer si estás mareado

Chequeos y reconocimientos médicos

Accede a un chequeo o reconocimiento médico que detecte posibles patologías antes de que puedan ser peligrosas. Con los mejores profesionales, sin esperas y a un precio competitivo.

Comprar chequeo médico

Actualizado el 26/07/2021


El mareo es un síntoma subjetivo, por lo que diagnosticar su causa puede ser difícil porque los síntomas a menudo son inespecíficos y el diagnóstico diferencial es amplio.

Aunque un apropiado historial y examen físico, por lo general, conduce a un diagnóstico, la causa final del mareo no se identifica en un número elevado de casos. De este modo, es importante que el paciente pueda describir qué siente para indagar sobre el origen del mareo.

El mareo se puede clasificar en cuatro principales tipos: vértigo, desequilibrio, presíncope y aturdimiento. Algunos pacientes lo describen como falta de estabilidad o de equilibrio, otras personas se refieren a él como una sensación de malestar en la cabeza, o como una sensación de pérdida de visión o de contacto con el mundo, otras llaman mareo al giro de objetos que se produce en el vértigo y, por último, está el mareo cinético, que es la sensación de mareo que se produce en los coches o barcos.



El mareo puede producirse en distintas situaciones.

¿Qué causa el mareo?

El mareo puede producirse en distintas situaciones. Las personas mayores tienen sensación de inestabilidad debido al envejecimiento y al deterioro por la edad. Este tipo de mareo es consecuencia de una percepción alterada, con problemas de visión y audición en muchos casos, así como deterioro neuronal.

Otro tipo de mareo es el provocado por un consumo excesivo de alcohol y drogas, por la afectación del sistema nervioso central, la pérdida de reflejos y la alteración de la percepción.

El mareo también se puede producir por hipotensión o tensión baja, ya sea por el uso de medicamentos para reducir la tensión en un nivel más elevado del necesario, o por la llamada hipotensión ortostática, originada cuando se produce un cambio brusco de posición, por ejemplo, al levantarse de la cama o tras estar agachados.

Otros medicamentos como los antipsicóticos o el tratamiento para el párkinson, entre otros, también pueden provocar mareos.

De igual modo, se pueden producir mareos por causas cardiovasculares, como arritmias, infarto de miocardio, estenosis de la arteria carótida, entre otras. En estos casos, el riego sanguíneo cerebral disminuye lo que puede provocar un mareo e, incluso, una lipotimia.

El mareo cinético es el que se sufre al viajar en un medio de transporte, por la sensación de falta de estabilidad y la aparición de náuseas que pueden desembocar en vómito. Es más frecuente en los niños, pero también se puede producir en adultos.



¿Cuáles son los síntomas del mareo?

Los síntomas del mareo son sensación de inestabilidad y de movimiento de las cosas, abotargamiento de la cabeza, acompañado con sensación de náuseas o vómitos. Algunas personas lo describen también como atontamiento de cabeza o sensación de que se va a perder el conocimiento. En muchos casos, se asocia con sudoración fría y palidez de la cara y las manos. También se puede acompañar de bradicardia o taquicardia.



¿Cómo actuar frente al mareo?

Cada tipo de mareo puede requerir una actuación diferente:


Mareos en el coche

Los mareos en el coche son síntomas banales que no suponen un riesgo para la persona. Se producen más frecuentemente en niños y con menor frecuencia en adultos.

Cuando tiene lugar, lo recomendable es parar y bajar del vehículo hasta que la persona se recupere. Al retomar la marcha, puede ser útil fijar la mirada en un punto del horizonte para prevenir nuevos mareos. No se deben ingerir alimentos con antelación al viaje y procurar permanecer recostado para aliviar la sensación de mareo.

Algunos medicamentos de tipo sedante pueden evitar esta clase de mareos. El médico o farmacéutico recomendará el más adecuado y la dosis a ingerir.


Síncope

El síncope es el desvanecimiento o pérdida de consciencia que hace que una persona se caiga. El síncope puede tener un origen cardíaco, pero, también se produce por permanecer largo tiempo de pie o por exceso de calor. Es lo que se conoce como síncope vasovagal.

Cuando se produce un síncope, no hay que levantar a la persona. Se recomienda que permanezca tumbado con las piernas levantadas. Con este simple gesto podría recuperarse poco a poco si se trata de un síncope vasovagal. En estos casos, puede ser necesario también aflojar la ropa y retirar la chaqueta o el abrigo. Cuando la persona se recupera, no debe levantarse de forma brusca y solo cuando esté un rato sentado se le podrá levantar.

Si se trata de una persona mayor o conocemos que tiene alguna enfermedad cardiovascular, es necesario ponernos en comunicación con el 112, desde donde enviarán un servicio adecuado para atender a la persona y nos darán instrucciones necesarias para atenderla.


Vértigo

Ante la aparición de una crisis de vértigo, se debe guardar reposo y mantener la calma. Las crisis de vértigo tienen una duración variable que suele ir desde unos cuantos segundos hasta varios minutos. Lo recomendable es acudir a urgencias, donde el otorrinolaringólogo deberá descartar un daño neurológico y tratar los síntomas del paciente. Especialmente, se aplicarán fármacos para sedar el oído interno y disminuir la sensación de vértigo. Una vez controlada la situación, el médico deberá averiguar cuál es la causa del vértigo.



Cuándo acudir al médico

Se debe acudir al médico cuando el mareo se mantiene a lo largo del tiempo. En estos casos o cuando el paciente pierde la conciencia será necesario llevar a cabo un estudio cardiológico y/o neurológico. En muchas ocasiones, serán calificados de mareos vasovagales, en ellos, tan solo se indicarán medidas de precaución como sentarse o tumbarse. Si es posible, cuando se note la sensación de mareo con los cambios de posición, se indicará que realice los movimientos lentamente, en especial, al levantarse de la cama, para evitar posibles golpes. Por último, se establecerá un tratamiento adecuado si el origen es cardiológico o neurológico.

Puedes acceder a la consulta de un especialista o si tienes alguna duda urgente puedes chatear de forma inmediata con un cardiólogo.



Preguntas frecuentes

¿Qué trucos existen para evitar el mareo en la carretera?

Los trucos principales para evitar el mareo en la carretera son mantener el coche bien ventilado y con una temperatura confortable, procurar evitar los olores fuertes en el coche, no comer de forma abundante antes de iniciar el viaje y, en la medida de lo posible, mantener la vista fija en un punto del horizonte, evitando leer o utilizar aparatos electrónicos. El conductor debe evitar los frenazos y acelerones bruscos y tomar las curvas de la forma más suave posible.


¿Cuáles son las características principales de los mareos?

Las características principales del mareo son la sensación de inestabilidad o pérdida de equilibrio, la sudoración fría, la palidez de cara y extremidades y el malestar gástrico e, incluso, el vómito.

En casos de pérdida de conciencia, se asocia la sensación de que la persona se va a caer, momento en que debe sentarse para evitar golpearse.


¿Qué no hacer ante un síncope o lipotimia?

No hay que dar de comer ni beber hasta que la persona esté totalmente recuperada. Cuando esto suceda, se le podrá dar agua. No hay que levantar a la persona ni dejarla sola.


Bibliografía