Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Cirugía Ortopédica y Traumatología

La especialidad
Artículos especializados
Enfermedades
Síntomas
Otros contenidos
Espondilolistesis
Enfermedad

Espondilolistesis

¿Qué es la espondilolistesis? La espondilolistesis es una e nfermedad en la que los huesos de la espina dorsal (vértebras) se deslizan fuera de su lugar y encima de la vértebra inferior . Si se desliza demasiado, el hueso puede presionar el nervio, causando dolor. Es común en adolescentes o adultos que practiquen algún deporte y en personas de entre 40-50 años. La espondilolistesis suele ser leve y se cura con reposo y otros tratamientos conservadores o no quirúrgicos. En ocasiones puede ser grave y requerir de cirugía para resolver el problema. Tipos de espondilolistesis Los tipos de espondilolistesis son: Espondilolistesis congénita: es la que se presenta a la hora del nacimiento. La espondilolistesis congénita es el resultado de una formación anormal de los huesos. En este caso, el orden anormal de las vértebras las pone en un riesgo aumentado de deslizarse. Espondilolistesis ístmica: ocurre como resultado de una espondilolisis, una condición que lleva a tener unas pequeñas fracturas por compresión (roturas) en las vértebras. En algunos casos, las fracturas debilitan el hueso tanto que este se desliza fuera de su sitio. Espondilolistesis degenerativa: es el tipo más común de esta enfermedad. Con la edad, el disco (el cojín entre los huesos vertebrales) pierde agua, volviéndose menos esponjoso y menos capaz de resistir los movimientos de las vértebras. Causas de la espondilolistesis Las vértebras lumbares son las de la parte inferior de la espalda, encontrándose muy cerca del coxis. Es aquí donde suele ocurrir la espondilolistesis. A veces, las partes anterior y posterior de las vértebras no están conectadas. Esto ocurre debido a una fractura en la parte de la vértebra llamada istmo o porción interarticular . Cada vértebra tiene dos istmos, uno en el lado izquierdo y otro en el lado derecho. Si ambas porciones articulares se fracturan, la parte anterior de la vértebra se puede desplazar desde la posterior. La mayoría de las veces la parte anterior se desplaza solo un poco, pero si se desplaza mucho puede hacer que la médula espinal y las raíces de los nervios queden comprimidas. Síntomas de la espondilolistesis Los síntomas de la espondilolistesis pueden variar de leves a graves. Es posible que una persona con espondilolistesis no presente síntomas. Muchas personas con espondilolistesis no saben que la tienen. Sus espaldas pueden estar bien a pesar de tener vértebras fuera de sitio. En caso de que se presenten síntomas, estos pueden incluir: dolor en la parte baja de la espalda que se puede notar como una distensión muscular, tensión muscular, dolor, entumecimiento u hormigueo en los muslos y en los glúteos, rigidez, sensibilidad en el área de la vértebra que está fuera de lugar, contractura muscular, sobre todo en los músculos isquiotibiales, y debilidad en las piernas.   Tratamiento de la espondilolistesis El tratamiento depende de la severidad con que la vértebra se ha desplazado fuera de lugar. La mayoría de los pacientes con espondilolistesis mejoran con reposo y haciendo ejercicios para estirar y reforzar la espalda. Los tratamientos conservadores suelen bastar para corregir el dolor asociado a la espondilolistesis. En los casos más graves, pueden ser necesarios  procedimientos quirúrgicos como los siguientes: Reducción : el hueso que se ha deslizado hacia delante se coloca en el lugar que le corresponde. Laminectomía descompresiva : se extrae una parte de la vértebra para reducir la presión que se ejerce sobre los nervios y fusión espinal, se colocan varillas y tornillos para sujetar la columna vertebral en su sitio mientras se va curando y los huesos se van fusionando, volviéndose más estables. Pruebas complementarias de la espondilolistesis Para el diagnóstico y tratamiento de la espondilolistesis es necesario realizar pruebas de imagen como: rayos X , donde se puede ver la lesión del istmo si está presente, la gravedad del deslizamiento de la vértebra y la altura del disco subyacente, y resonancia magnética , que permite comprobar si existe una posible compresión de los nervios, sobre todo por debajo de la vértebra desplazada hacia adelante, porque la degeneración del disco intervertebral en el adulto disminuye el espacio disponible para las raíces nerviosas. Factores desencadenantes de la espondilolistesis No se conoce un factor específico que pueda desarrollar la espondilolistesis. Factores de riesgo de la espondilolistesis Los factores de riesgo de la espondilolistesis son algunos deportes que generan demasiada tensión en los huesos de la zona lumbar, como la gimnasia rítmica y el fútbol americano . Los factores genéticos también pueden aumentar el riesgo. La edad es otro factor, ya que es más frecuente en personas de 40 a 50 años aproximadamente.. Complicaciones de la espondilolistesis Las complicaciones de la espondilolistesis son: El dolor persistente que se asocia con la espondilolistesis puede llevar a reducir la movilidad e inactividad. La inactividad puede, a su vez, resultar en un aumento de peso, pérdida de la densidad del hueso, y pérdida de la fuerza muscular y la flexibilidad en otras zonas del cuerpo. También hay un riesgo de dañar permanentemente el nervio si una vértebra desplazada está oprimiendo la raíz de un nervio de la espina dorsal. Prevención de la espondilolistesis La espondilolistesis es difícil de prevenir porque puede ocurrir de forma repentina o bien a lo largo del tiempo. Especialidades a las que pertenece   Esta enfermedad pertenece a la especialidad de ortopedia. La ortopedia es la especialidad médica que se dedica al diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y prevención de lesiones y enfermedades del sistema musculoesquelético. En caso de que se comprima un nervio, pertenecería a la especialidad de neurología. La neurología es la parte de la medicina que se ocupa de la anatomía, la fisiología y las enfermedades del sistema nervioso. Preguntas frecuentes: ¿Qué grados de espondilolistesis hay? El grado de la espondilolistesis se clasifica según el deslizamiento de las vértebras, esto puede ser del I al IV: Grado I – deslizamiento del 1% al 25%. Grado II – deslizamiento del 26% al 50%. Grado III – deslizamiento del 51% al 7%. Grado IV – deslizamiento del 76% al 100%. ¿Qué es la pars interarticularis? La pars interarticularis consiste en la rotura del istmo de la vértebra , de forma que la apófisis articular queda separada del cuerpo. El istmo es región de transición entre la lámina vertebral y el pedículo. ¿Qué significa que una enfermedad es degenerativa? Una enfermedad degenerativa es aquella donde la función o la estructura de los tejidos u órganos afectados empeoran con el transcurso del tiempo. ¿Qué es la espondilolisis? La espondilolisis es una fractura (grieta o rotura) en una vértebra. Puede ocurrir debido al estrés, por uso repetitivo, o debido a lesiones en la columna vertebral. ¿Qué es la espondiloartrosis? La espondiloartrosis es un tipo de artrosis que afecta a la columna vertebral , en la que las vértebras, los discos y el cartílago se deterioran. Al deteriorarse el cartílago, las vértebras y los discos quedan desprotegidos y pueden rozarse. Esto provoca fuertes dolores de espalda y rigidez.  
Artrosis de Rodilla
Enfermedad

Artrosis de Rodilla

¿Qué es la artrosis de rodilla? La artrosis de rodilla es una enfermedad crónica que supone la degeneración o desgaste del cartílago de la articulación de la rodilla . También es conocida como gonartrosis u osteoartritis de rodilla. Es una enfermedad no muy grave y bastante común a partir de los 50 años, siendo más frecuente en mujeres y ancianos. Tipos de artrosis de rodilla Los diferentes tipos de artrosis de rodilla se clasifican según el grado del desgaste de la articulación: Artrosis de grado I : el cartílago está reblandecido y se produce un pinzamiento que ocasiona molestias. Artrosis de grado II : el cartílago está lesionado y muestra dolor y pinchazos al realizar esfuerzos. Artrosis de grado III : el cartílago presenta fisuras y produce un dolor crónico y dificultad para movilizar la rodilla. Artrosis de grado IV : el cartílago está lesionado y afecta a la zona subcondral situada debajo, produciendo su inflamación y deformación y provocando rigidez. También suele diferenciarse entre artrosis primaria, cuando es originada por un factor desconocido o por la edad y, secundaria, cuando es debida a una lesión previa, una patología conocida o una enfermedad congénita. Causas de la artrosis de rodilla Las causas de la artrosis de rodilla pueden ser: Envejecimiento : a mayor edad, más probabilidad de padecer artrosis. Predisposición genética o enfermedad hereditaria. Sobrecarga o excesivo trabajo físico. Trabajos continuos de fuerza o de movimientos muy repetitivos. Fracturas, traumatismos o lesiones (de menisco, ligamento o articulación). Menopausia. Enfermedad congénita como displasia. Enfermedad articular como artritis, gota, enfermedad de Paget, etc. Enfermedad ósea como osteoartritis, osteonecrosis, etc. Enfermedades neurológicas como la lepra o la enfermedad de Kashin-Beck. Enfermedades endocrinas como diabetes o hipoparatiroidismo. Enfermedades por depósito de sustancias en la rodilla como pirofosfato de calcio o apatita. Síntomas de la artrosis de rodilla Los síntomas más frecuentes de la artrosis de rodilla son el dolor mecánico (aumenta al moverse o caminar), rigidez, deformidad, pérdida de movilidad, inflamación y escuchar chasquidos en la articulación al realizar movimientos. Tratamiento de la artrosis de rodilla No hay un tratamiento que cure la artrosis de rodilla, pero una combinación de ellos se utiliza a menudo para mejorar calidad de vida del enfermo y aliviar los dolores que le estén ocasionando. Para tratarla, lo primero que se suministra son analgésicos y antiinflamatorios de actuación rápida, pero también hoy en día se recomiendan los medicamentos llamados SYSADOA ( Symptomatic Slow Action Drugs for Osteoarthritis ), que son fármacos de acción lenta específicos para la artrosis, para ayudar a preservar el cartílago, mejorar la funcionalidad y aliviar las molestias. Entre ellos se encuentran el sulfato de condroitina, sulfato de glucosamina, diacereína y ácido hialurónico. Además, es muy beneficiosa la termoterapia, la aplicación de frío o hielo no directo cuando hay inflamación y el uso de calor cuando el dolor es persistente y previo a realizar ejercicios de rehabilitación. Se puede complementar el tratamiento con masajes o fisioterapia manua l, electroterapia o uso de estimulación eléctrica transcutánea (TENS), y es muy beneficioso el realizar ejercicios continuamente (ejercicios físico aeróbicos como bicicleta, natación o caminar y ejercicios para fortalecer y ganar flexibilidad). Cuando se sufre artrosis es importante mantener un peso equilibrado para no debilitar las rodillas, y reducirlo mediante dietas y deporte en caso de padecer sobrepeso. Pueden ser útiles algunos sistemas ortopédicos como zapatos con alzas si se tiene pierna más larga que la otra, plantillas específicas, el uso de un bastón o muleta para servir de apoyo y reducir la carga sobre la rodilla o la utilización de rodilleras si existe limitación del movimiento. Según el grado de la sintomatología del paciente se pueden realizar infiltraciones o inyecciones de corticoides en la articulación, para tratar la inflamación de una forma más rápida. La cirugía se utiliza como última instancia y cuando no han funcionado el resto de tratamientos. Estas técnicas pueden consistir en un lavado de la articulación para ejercer una distensión de la cápsula articular rompiendo las adherencias y arrastrando los elementos que están provocando la inflamación y la destrucción del cartílago, una osteotomía, para cortar o realinear el hueso y recolocar la articulación, o una artroplastia para sustituir parte o toda la articulación de la rodilla por una prótesis. Pruebas complementarias del diagnóstico de la artrosis de rodilla Para efectuar el diagnóstico de la artrosis de rodilla, el médico especialista puede requerir alguna prueba complementaria al examen físico como pueden ser: una extracción del líquido articular para examinarlo en el laboratorio, una radiografía , o para descartar alguna complicación, también puede solicitar una tomografía axial computarizada (TAC) o una resonancia magnética. Factores desencadenantes de la artrosis de rodilla Son factores desencadenantes de la artrosis de rodilla, y que pueden evitarse, el sobrepeso, los deportes profesionales de impacto (como fútbol, baloncesto o tenis), los trabajos con cargas pesadas (como albañilería o construcción), y también se aumenta el riesgo o se puede desencadenar artrosis, tras someterse a una intervención quirúrgica de rodilla que origine secuelas. Factores de riesgo de la artrosis de rodilla Los factores de riesgo de la artrosis de rodilla son fundamentalmente la edad (los ancianos son quienes padecen artrosis con mayor frecuencia), el sexo femenino y contar con antecedentes de familiares que han padecido dicha enfermedad. Complicaciones de la artrosis de rodilla Las complicaciones en las que puede derivar una artrosis de rodilla pueden ser: Limitación de la movilidad. Incapacidad del paciente. Deformidad en el valgo o varo (rodillas en X que chocan o rodillas arqueadas). Rotura de menisco. Compresión de nervios. Tras recibir un tratamiento por osteotomía podría ocurrir alguna complicación grave como: Lesión arterial. Necrosis. Infección. Infarto de miocardio. Prevención de la artrosis de rodilla Hay algunas medidas que se pueden tomar para prevenir la artrosis de rodilla: Realizar ejercicio físico aeróbico como nadar, caminar o bicicleta. Evitar la obesidad. No realizar deportes que impliquen correr o saltar. Procurar no subir y bajar escaleras , caminar por terrenos irregulares, estar de pie mucho tiempo, arrodillarse, ni subir cuestas muy pronunciadas. Usar calzado con suelas blandas y poco tacón y, preferiblemente, con amortiguadores al realizar deporte. Realizar hidroterapia. Tomar suplementos a base de ácido hialurónico, glucosamina, condroitina y colágeno. No cargar excesivo peso. Tomar medidas higiénico-sanitarias, como una buena postura y no usar sillas muy bajas. Si se permanece mucho tiempo sentado, como en un viaje o en el trabajo de oficina, hay que levantarse transcurridas unas horas y dar paseos cortos. Especialidades a las que pertenece La especialidad a la que pertenece el diagnóstico y tratamiento de la artrosis de rodilla, así como de cualquier trastorno del aparato locomotor, es la reumatología y la traumatología. Preguntas frecuentes: ¿Qué es la artrosis tricompartimental? La artrosis tricompartimental es una enfermedad degenerativa y crónica que consiste en el desgaste del cartílago de los tres compartimentos de la articulación de la rodilla (anterior, medial y lateral). ¿Qué diferencia hay entre artritis y artrosis? Existen diferencias entre artritis y artrosis. La artritis es una enfermedad aguda que afecta a la membrana sinovial , provoca que el hueso se desgaste poco a poco causando inflamación y dolor. La artrosis es una enfermedad degenerativa crónica que daña al cartílago , y causa dolor y rigidez, al quedar los huesos desprotegidos y chocar entre sí. ¿Cuál es el mejor medicamento para el dolor de rodillas? El mejor medicamento para el dolor de rodillas son los analgésicos de venta libre como el Paracetamol , y antiinflamatorios como el ácido acetilsalicílico ( Aspirina ), Ibuprofeno o Naproxeno . También ayudan a aliviar el dolor el uso de cremas tópicas con capsaicina y suplementos que contengan sulfato de glucosamina, ácido hialurónico y condroitina. ¿Qué es el reúma? El reúma es un concepto que no existe como tal en medicina, pero se utiliza para englobar a todo el conjunto de trastornos o dolencias relacionadas con el aparato locomotor. Es decir, es usado como sinónimo de reumatismo, una enfermedad caracterizada por la inflamación de las articulaciones. ¿Qué es el dolor en las articulaciones? El dolor en las articulaciones es un dolor que generalmente empeora con climas húmedos y puede afectar a una o varias partes del cuerpo a la vez. También se le conoce como artralgia, y frecuentemente se acompaña de inflamación articular.  
Quiste de Baker
Enfermedad

Quiste de Baker

¿Qué es el quiste de Baker? El quiste de Baker o quiste poplíteo es una tumoración o bulto en la parte posterior (detrás) de la rodilla , llamado hueco poplíteo, producido por la acumulación de líquido articular procedente de la cápsula articular, que causa una sensación de opresión en la zona. Este líquido sinovial lubrica la articulación de la rodilla a modo de bisagra. Es una lesión benigna que se presenta como una masa visible y palpable sobre la piel, causando dolor en la rodilla y dificultad para mover esta articulación. Cuando hay una lesión en la articulación de la rodilla o cuando la cantidad de líquido sinovial se torna excesiva, dicho líquido puede ser comprimido y empujado a la parte posterior de la articulación, formando el quiste. Es más frecuente en adultos de 35 a 70 años y en niños de 4 a 7 años, aunque es más frecuente en adultos que en niños. Es una enfermedad común y es leve. Tipos de quistes Además del quiste de Baker existen varios tipos de quistes, estos pueden ser: Quistes ganglionares : son un tipo de quiste de piel. Se trata de masas no cancerosas que pueden aparecer de repente y crecer de forma acelerada. Generalmente aparecen en los tendones, en las articulaciones de las muñecas y las manos, en los tobillos y hasta en los pies. Contienen un líquido gelatinoso. Quistes ováricos : es uno de los tipos de quistes más comunes, en especial en las mujeres que están en edad reproductiva. Se trata de sacos llenos de líquido que se ubican en el ovario o sobre él. Por lo general, este tipo de quiste se forma durante la ovulación, específicamente en el momento que el ovario libera un óvulo. Quistes testiculares : es una anomalía que por lo general es benigna. Estos quistes suelen aparecer desde la edad embriológica y el nacimiento. En un principio son tan pequeños que son imperceptibles, pero a medida que el niño crece, estos también lo hacen. En su interior tienen líquido espermático. Quistes mamarios : es quizá el tipo de quiste más frecuente en mujeres que tienen entre 40 y 60 años. Se trata de sacos llenos de líquido que crecen en el interior de las mamas. Quistes epidermoides : es un tumor intradérmico o subcutáneo con características benignas, este tipo de quiste no contiene grasa en su interior sino queratina. Son bultos firmes, elevados y redondeados. Crecen de forma lenta y pueden llegar a alcanzar entre 1 y 5 cm. de diámetro. Suelen aparecer de forma espontánea en la cara, en el cuello, en el cuero cabelludo, en el tronco y en los labios genitales de las mujeres. Quistes renales : son bolsas de fluidos que se desarrollan en los riñones. La mayoría de estos quistes son del tipo simple, los cuales tienen una pared fina y contienen un líquido acuoso que no suele ser pus ni sangre, sino agua. Causas del quiste de Baker El quiste de Baker es causado por la inflamación o hinchazón en la rodilla , la cual se debe a un aumento del líquido que lubrica la articulación de la articulación o líquido sinovial. Cuando la presión se acumula, el líquido oprime la parte posterior de la rodilla. Las causas de esta inflamación detrás de la rodilla pueden ser subyacentes de algunas afecciones como enfermedades: La artritis , que es una inflamación de la articulación, osteoartritis otra forma de artritis donde el cartílago se desgasta con el tiempo, o la artritis reumatoide.   Enfermedades autoinmunes como el lupus en donde se ataca el tejido sano. Trauma o lesión en la rodilla , como fracturas o roturas del cartílago, también pueden provocar un quiste de Baker, este tipo de lesiones son comunes en los atletas. Síntomas del quiste de Baker Los síntomas del quiste de Baker pueden incluir: Dolor de la articulación. Hinchazón dolorosa. Hinchazón detrás de la rodilla y a veces en la pierna. Rigidez e incapacidad de flexionar completamente la rodilla, entre otros síntomas. Tratamiento para el quiste de Baker En ocasiones, el quiste de Baker desaparece por sí solo.  Sin embargo, si el quiste es grande y produce dolor, se deben usar medicamentos a ntiinflamatorios no esteroideos (AINES) por vía oral y probablemente, si no hay mejoría, se inyecta un corticosteroide , como la Cortisona para reducir la inflamación. Esto podría aliviar el dolor, pero no siempre evita la reaparición del quiste. Probablemente se drene el líquido de la articulación de la rodilla con una aguja. Esto se denomina aspiración con aguja y a menudo se lleva a cabo bajo supervisión ecográfica. En ocasiones, es necesario extirpar el quiste mediante intervención quirúrgica . En estos casos habrá que valorar si realmente la cirugía resultará útil, ya que el quiste puede reaparecer si no se elimina la causa que lo origina. Pruebas complementarias del tratamiento del quiste de Baker Para el diagnóstico y tratamiento del quiste de Baker es necesario realizar pruebas como: exploración física, ecografía, radiografía y resonancia magnética, entre otras pruebas. Factores desencadenantes del quiste de Baker No se conoce un factor específico que pueda desencadenar el quiste de Baker. Factores de riesgo del quiste de Baker Los factores de riesgo del quiste de baker son: Trauma o lesión de la rodilla y enfermedades inflamatorias de la articulación : artritis, osteoartritis, artritis reumatoide, así como otras diversas formas de artritis. El ácido úrico o gota : esto hace que los cristales de urato se acumulen alrededor de las articulaciones, lo que puede provocar la inflamación. La edad : es más frecuente en adultos de 35 a 70 años y en niños de 4 a 7 años, Hemofilia : una afección hereditaria en la que la sangre no coagula adecuadamente provoca daño en las articulaciones. Lupus : es una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunológico ataca el tejido sano.   Complicaciones del quiste de Baker Las complicaciones del quiste de Baker incluyen: Dolor intenso en la rodilla. Hinchazón en la pantorrilla. Enrojecimiento de la pantorrilla El quiste puede aumentar de tamaño. El quiste puede reventar y causar moratones en la parte inferior de la pierna. Prevención del quiste de Baker No se conoce una forma específica para prevenir el quiste de baker, se recomienda: Llevar zapatos cómodos y adecuados. Realizar un buen calentamiento antes de hacer ejercicios y un enfriamiento después. Cuidar y tratar bien las lesiones de rodilla. Tener un reposo adecuado cuando hay una lesión en la rodilla. Acudir al médico si las molestias no mejoran y el quiste crece. Especialidades a las que pertenece el quiste de Baker El quiste de Baker pertenece a la especialidad de ortopedia. La ortopedia es la parte de la medicina que se dedica al diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y prevención de lesiones y enfermedades del sistema musculoesquelético del cuerpo humano. Preguntas frecuentes: ¿Dónde es más frecuente que salga un quiste de Baker? Es frecuente que aparezca en la parte posterior de la rodilla (detrás de la rodilla). ¿Qué diferencia hay entre un quiste y un tumor? Un quiste es un saco que puede contener aire, líquido u otro material. El quiste se puede formar en cualquier parte del cuerpo, incluso en los huesos, órganos y tejidos blandos. Mientras que, un tumor, es una masa anormal de tejido o hinchazón , y puede ser benigno o canceroso. ¿Qué es un quiste poplíteo? El quiste de poplíteo consiste en una tumoración o bulto en la parte posterior de la rodilla, llamada hueco poplíteo. ¿Qué es un quiste de grasa? Un quiste de grasa o quiste sebáceo es una bolsa que se forma bajo la piel y contiene una sustancia viscosa de grasa o sebo. Generalmente se forma a partir de la inflamación de un folículo piloso o de un traumatismo cutáneo. ¿Cómo se quita un quiste de grasa? Cuando son pequeños, la aplicación de calor húmedo sobre él puede facilitar la ruptura de la piel y por tanto su drenaje, en cuyo caso habrá que se asegurarse de que se extrae todo el líquido, ya que en caso contrario se puede regenerar. También se puede proceder a pincharlo para drenarlo, aunque siempre es mejor que esto suceda de forma natural.
Tendinitis rotuliana
Enfermedad

Tendinitis rotuliana

¿Qué es la tendinitis rotuliana? La tendinitis rotuliana también conocida como rodilla de saltador o tendinopatía rotuliana, es una inflamación del tendón rotuliano , que es el tejido que une la rótula a la tibia. Es una lesión que se produce por sobrecarga, movimientos repetitivos muy continuados y saltos que causen daños o irritación en los tejidos . Afecta fundamentalmente a deportistas y es muy común en jugadores de baloncesto, voleibol, tenis y también en corredores. Sin embargo, se puede presentar en personas con menos actividad deportiva por deformidades de los ejes de la pierna, ya sea en el plano frontal o por defectos de rotación del fémur y la tibia, sobre todo en la pisada. Es una afección grave , y aunque parezca menor puede empeorar progresivamente ya que si no se trata a tiempo y adecuadamente puede causar un daño importante y requerir cirugía.   Tipos de tendinitis rotuliana No existen tipos de tendinitis rotuliana ya que éste es uno de los tipos de tendinitis que existe. Pero si existen estadios para medir el grado de dolor y la intensidad de la lesión: Estadio 1: El dolor se produce sólo después de realizar la actividad, sin menoscabo funcional. Estadio 2: Dolor durante y después de realizar la actividad, aunque el paciente sigue siendo capaz de llevar a cabo satisfactoriamente su deporte. Estadio 3: Dolor prolongado durante y después de realizar la actividad, cada vez con mayor dificultad en el desempeño a un nivel satisfactorio. Estadio 4: Rotura completa del tendón que requiere de una reparación quirúrgica. Causas de la tendinitis rotuliana Las causas de la tendinitis rotuliana más frecuentes son los microtraumatismos repetitivos , como los que se producen al saltar de forma reiterada y continua o al correr sobre superficies duras, especialmente si se hace con un calzado que no es el adecuado y que no amortigua lo suficiente el impacto del cuerpo sobre el suelo. También los golpes directos sobre el tendón rotuliano, los músculos pocos flexibles, la obesidad o algunas enfermedades crónicas que debilitan el tendón. Cuando se extiende la rodilla, el cuádriceps tira del tendón del cuádriceps que a su vez tira de la rótula. Luego, la rótula tira del tendón rotuliano y la tibia, y permite que la rodilla se enderece . Al flexionar la rodilla, en cambio, los músculos de la corva tiran de la tibia, y esto hace que la rodilla se flexione. En la rodilla de saltador , el tendón rotuliano está dañado. Dado que este tendón es fundamental para enderezar la rodilla, el daño en él hace que la rótula pierda el soporte . Síntomas de tendinitis rotuliana Los síntomas de la tendinitis rotuliana son: dolor directamente sobre el tendón rotuliano (o, más específicamente, debajo de la rótula), rigidez en la rodilla , en particular al saltar, arrodillarse, agacharse, sentarse o subir las escaleras, dolor al flexionar la rodilla , dolor en el cuádriceps , debilidad en la pierna o la pantorrilla con problemas de equilibrio, aumento de la temperatura , sensibilidad excesiva o hinchazón alrededor de la parte inferior de la rodilla. Tratamiento para tendinitis rotuliana El tratamiento para la tendinitis rotuliana v a a depender del grado de la lesión y de la intensidad del dolor . Se determina si la lesión es leve o moderada: Reposo de las actividades o adaptación a un régimen de entrenamiento que reduzca en gran medida los saltos o los impactos. Colocación de hielo en la rodilla para aliviar el dolor y la inflamación. Se debe comprimir la zona mediante un vendaje elástico con el fin de reducir el edema y la hemorragia producidos por la lesión. Elevación de la rodilla cuando el paciente sienta dolor (por ejemplo, colocando una almohada debajo de la pierna). Medicamentos antiinflamatorios , como ibuprofeno, para minimizar el dolor y la hinchazón. Automasaje para relajar el cuadriceps. Ejercicios de mínimo impacto para ayudar a fortalecer la rodilla. Una banda o sostén para rodilla puede ayudar a minimizar el dolor y a aliviar la presión en el tendón rotuliano. Programas de rehabilitación que incluyan fortalecimiento muscular, centrados en los grupos musculares que soportan el peso, como el cuádriceps y los músculos de la pantorrilla. Inyecciones especializadas para desensibilizar las terminaciones nerviosas y reducir la inflamación. En raras ocasiones, cuando hay dolor persistente o el tendón rotuliano está gravemente dañado, la rodilla de saltador requiere cirugía . La cirugía incluye la extracción de la parte dañada del tendón rotuliano, la extracción del tejido inflamatorio de la zona inferior (o polo inferior) de la rótula o la realización de pequeños cortes en los costados del tendón rotuliano para aliviar la presión de la zona media. Tras la cirugía, el paciente debe ser sometido a un programa de rehabilitación que incluye masajes y ejercicios de fortalecimiento durante varios meses. Pruebas complementarias del tratamiento de tendinitis rotuliana Las pruebas diagnósticas de la tendinitis rotuliana comienzan con un examen físico de la rodilla . El médico solicitará al paciente que corra, salte, se arrodille o se agache para determinar el nivel de dolor. Además, es posible que recomiende una radiografía , que en estos casos no es muy específica. El ultrasonido o ecografía y una imagen por resonancia magnética (IRM) son más apropiadas para detectar cambios estructurales en el tendón. Factores desencadenantes de la tendinitis rotuliana No existen factores desencadenantes de la tendinitis rotuliana. Factores de riesgo de la tendinitis rotuliana Los factores de riesgo de la tendinitis rotuliana son: realizar cierto tipo de deportes como el baloncesto, voleibol, fútbol, la actividad física de correr y saltar, aumento en la frecuencia e intensidad de las actividades deportivas , calzado inadecuado , la rigidez muscular de los muslos (cuádriceps), desequilibrio muscular y la obesidad . Complicaciones de la tendinitis rotuliana Desgarros del tendón rotuliano. Roturas de tendón, ante movimientos bruscos que implican una operación quirúrgica. Prevención de la tendinitis rotuliana Estiramiento de los músculos. Realizar prácticas deportivas con un calzado adecuado que permita amortiguar el impacto sobre el suelo. Calentamiento adecuado antes y después del ejercicio, que incluya estiramiento de cuádriceps y de los músculos de la parte inferior de la pierna. Fortalecer los músculos. Especialidades a las que pertenece la tendinitis rotuliana Las especialidades a la que pertenece la tendinitis rotuliana es la traumatología y ortopedia . Esta especialidad es la que se dedica al diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y prevención de lesiones y enfermedades del sistema musculoesquelético del cuerpo humano. Preguntas frecuentes ¿Qué es la pata de ganso? La pata de ganso es una estructura tendinosa localizada a nivel de la rodilla, formado por la inserción de los tendones de tres músculos que son: recto interno (que recorre la cara interna del muslo desde la cadera a la rodilla y su movimiento afecta a ambas articulaciones, pertenece al grupo de los músculos aductores), sartorio (músculo de la región anterior del muslo, que se extiende desde la parte exterior del hueso ilíaco hasta la interior de la tibia en la pierna y permite flexionar la rodilla y separar y rotar la cadera hacia el exterior) y semitendinoso (que es un músculo flexor de rodilla y extensor de la cadera). ¿Qué ejercicios debo realizar cuando tengo tendinitis rotuliana? Los ejercicios que se deben realizar para la tendinitis rotuliana son aquellos que tienen como objetivo fortalecer el músculo , como son: Fortalecimiento muscular del cuádriceps , sin olvidar la cadera: Ayudan a recuperar la fuerza y aumenta el flujo sanguíneo. Estiramiento del cuádriceps : Principalmente de forma estática (no implica ningún movimiento) que favorece la recuperación, prepara la musculatura y alivia el dolor. Ejercicios isométricos : Son una forma de ejercitar los músculos que implica la contracción estática sin ningún movimiento visible en el ángulo de la articulación. Por ejemplo, las sentadillas en la pared son un ejercicio isométrico perfecto para fortalecer el cuádriceps sin dañar las rodillas. La electroestimulación : Consiste en la aplicación de corriente eléctrica de forma controlada. Esto permite estimular y hacer trabajar a los músculos sin producir extrema tensión en los tendones. Bandas elásticas : También son una alternativa que ayuda a fortalecer los músculos y proteger los tendones. ¿Qué es el ligamento rotuliano? El ligamento rotuliano también conocido como tendón rotuliano o tendón patelar es la continuación del tendón del cuádriceps que pasa por debajo de la rótula . Se inserta, por un lado, en la rótula y, por otro, en la tuberosidad tibial. Une dos estructuras óseas y se trata de un cordón fibroso que mide unos 4 y 5 cm de largo, algo menos de 3cm de ancho y 1 cm de grosor. El tendón rotuliano junto con el tendón del cuádriceps femoral participa en el movimiento de la rodilla y hacen posible la extensión de la pierna cuando se contrae el músculo del cuadriceps. Es una estructura fundamental que permite mantenernos de pie frente a la gravedad, necesario para caminar, correr y saltar. ¿La tendinitis se cura? Sí, la tendinitis tiene grandes posibilidades de curarse . Para ello debe seguir un tratamiento adecuado y ser debidamente tratada. ¿Cuánto tiempo de recuperación requiere una tendinitis rotuliana? El tiempo de recuperación que requiere una tendinitis rotuliana es de 4 a 5 semanas aproximadamente , aunque en algunas ocasiones puede durar meses. Lo ideal es no hacer deportes o actividades que puedan agravar la rodilla y empeorar las afecciones.
Neuralgia
Enfermedad

Neuralgia

¿Qué es una neuralgia? Una neuralgia es un dolor localizado en la distribución de uno (o más nervios) , donde se produce una lesión o irritación del mismo. Estos trastornos sensitivos pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. La neuralgia se produce en 25 de cada 100.000 personas y es el doble de frecuente en mujeres que en hombres, siendo más habituales en adultos mayores de 50 años, siendo muy poco frecuentes por debajo de esta edad. No pone en peligro la vida del paciente y aunque el dolor puede ser muy intenso, es una enfermedad considerada como leve. Tipos de neuralgias Neuralgia postherpética : es la que se produce en el nervio afectado por el herpes Zoster, que se mantiene tras la desaparición de las lesiones en la piel del herpes. Neuralgia de trigémino : es la que afecta a las ramas del trigémino, nervio que se encuentran en la zona de la cara y que produce un dolor lacerante intermitente. Neuralgia del glosofaríngeo : es la que afecta al nervio que da sensibilidad a la garganta. Neuralgia o nefropatía diabética : es el daño sobre el nervio que se produce por glucemias elevadas de forma mantenida. Causas de una neuralgia Las causas de las neuralgias son muy diversas, entre ellas están enfermedades metabólicas como la diabetes, problemas de insuficiencia renal avanzada, daño por productos químicos, infecciones por herpes , porfiria, presión sobre los nervios por huesos, ligamentos o músculos, así como traumatismos. Síntomas de una neuralgia El síntoma más importante es el dolor lacerante , que puede darse en la piel de forma que el contacto con esta da lugar a un dolor intenso. Puede producirse también dolor en todo el recorrido nervioso agudo y punzante, que puede ser intermitente, o por el contrario continúo. El dolor puede ser similar al de una quemadura, además de que puede existir debilidad o parálisis de los músculos que dependen del nervio afectado. Tratamiento para una neuralgia El tratamiento de la neuralgia será diferente dependiendo de la intensidad y localización del dolor, pudiendo ser farmacológico, rehabilitador y/o quirúrgico . También pueden usarse ciertas terapias alternativas como la acupuntura y la biorretroalimentación. En cuanto a los fármacos se usan antidepresivos, anticonvulsionantes, fármacos analgésicos, parches y cremas anestésicas. En cuanto a las terapias quirúrgicas podemos tener la inyección de sustancias anestésicos en el nervio, los bloqueos nerviosos, la ablación del nervio por calor o por radiofrecuencia, y cirugías que alivian la presión del nervio. La fisioterapia y la rehabilitación serán muy eficaces en caso de neuralgia postherpética. Pruebas complementarias del tratamiento de una neuralgia Para diagnosticar una neuralgia postherpética lo primero será un correcto examen clínic o con descripción del dolor por parte del paciente. Posteriormente se deberá explorar la sensibilidad, la fuerza y los reflejos de la zona afectada, pudiéndose observar incluso pérdida de masa muscular y de sudoración en la misma. Se realizará una analítica de sangre para descartar causas como la diabetes o los problemas de insuficiencia renal como causa de la neuralgia. Se podrá realizar una resonancia magnética o escáner para valorar la posibilidad de que el nervio se encuentre presionado por un músculo, hueso o tendón. Las ecografías también pueden ayudar al diagnóstico, y puede ser necesario el estudio con electromiograma para valorar la conducción nerviosa. Factores desencadenantes de una neuralgia Los factores desencadenantes de una neuralgia serán las infecciones por virus, el daño por compresión nerviosa por músculos, huesos y tendones, el daño por sustancias químicas, la diabetes y la insuficiencia renal. Factores de riesgo de una neuralgia Los principales factores de riesgo de una neuralgia son: Inmunodepresión : puede dar lugar a infecciones por herpes. Edad : las personas mayores de 50 años tiene mayor probabilidad de tener un neuralgia. Diabetes e insuficiencia renal : los pacientes con diabetes mellitus de larga evolución y con mal control glucémico, y las personas con insuficiencia renal grave. Complicaciones de la neuralgia Dolor intenso con difícil control. Complicaciones derivadas de la cirugía para el tratamiento (infecciones y/o hematomas) Adormecimiento secundario a la terapia anticonvulsiva. Problemas de concentración por fármacos antidepresivos. Prevención de la neuralgia Control estricto de las glucemias en pacientes diabéticos. Medicación antirretroviral usada en las primeras 24 horas tras un herpes Zoster. Control de la insuficiencia renal. Especialidades a las que pertenece la neuralgia La neuralgia será tratada por el neurólogo y el neurocirujano si hiciera falta intervención sobre el nervio, en algunos casos de compresión nerviosa por huesos, músculos o tendones, puede ser necesaria la intervención del traumatólogo para producir la descompresión del nervio.    Preguntas frecuentes: ¿Qué es una neuralgia del trigémino? La neuralgia del trigémino es el dolor que se produce por af ectación del nervio trigémino, que es el que produce la inervación de la cara . Dicho nervio tiene tres ramas diferentes, una rama oftálmica, una rama para el maxilar inferior y otra para la mandíbula. Dependiendo de la zona afectada por el dolor la rama afectada será una u otra. Aunque pueden estar afectadas las dos zonas de la cara, no se suele producir dolor en ambas al mismo tiempo y el dolor será más frecuente en el lado derecho. ¿Cuál es el nervio trigémino? El nervio trigémino o V par craneal es el nervio que inerva la cara . Es un nervio mixto, esto quiere decir, que tiene una parte motora y una parte sensitiva. La rama oftálmica da sensibilidad a la frente, el cuero cabelludo, al párpado superior, a la córnea, a la nariz, y a la mucosa nasal. La rama maxilar da inervación a: párpado inferior, mejilla, nariz, labio superior, dientes superiores, paladar y techo de la faringe. La rama mandibular da sensibilidad a la cara y la parte anterior de la cabeza ¿Es hereditaria la neuralgia? No, la neuralgia no es una enfermedad hereditaria, ya que no depende de ningún gen sino de factores externos que actúan sobre el nervio dando lugar a un daño del mismo.
Osteocondritis
Enfermedad

Osteocondritis

¿Qué es la osteocondritis? La osteocondritis hace referencia a un proceso de inflamación de un cartílago y el hueso que tiene inmediatamente debajo (hueso subcondral) producida por una alteración vascular que origina una muerte (necrosis) del hueso y su cartílago , que puede llegar a desprenderse dentro de la articulación. Se trata de un conjunto variado de patologías según el lugar de afectación. Es frecuente su aparición en niños y en adultos de  20-40 años. Son patología de una gravedad moderada y a que producen importante dolor e incapacidad funcional al paciente. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Tipos de osteocondritis Existen diversos tipos de osteocondritis según la localización de la lesión, muchos de ellos denominados con nombres propios: Enfermedad de Panner : afecta al húmero. Enfermedad de Preiser : afecta a un hueso de la muñeca, el escafoides. Enfermedad de Kienböck : afecta a un hueso de la muñeca, el semilunar. Enfermedad de Legg Perthes Calve : afecta a la cadera. Osteocondrosis de Van Neck : afecta al pubis. Osteocondrosis de la columna intervertebral . Cifosis de Scheuermann : afectación de la parte dorsal de la columna. Enfermedad de Sinding Larsen Johansson : afectación del anclaje del tendón rotuliano en la rótula. Diversas osteocondritis que afectan a huesos del pie : enfermedad de Kohler´s, enfermedad de Freiberg, enfermedad de Sever, osteocondritis disecante del astrágalo. Causas de la osteocondritis El mecanismo patogénico es la falta de aporte sanguíneo al hueso y al cartílago que lo cubre en la articulación debido a lesiones o presiones que disminuyen el flujo, oclusión de los vasos arteriales, por un efecto de taponamiento o por una interrupción mecánica, microtraumatismos. Esto hace que se produzca una muerte del tejido (necrosis)  y en ocasiones desprendimiento del tejido afectado hacia el saco articular. Síntomas de la osteocondritis En general, en todas las osteocondritis aparece dolor en la articulación afectada, en ocasiones con intensidad progresiva, con limitación de su movimiento por el dolor, en ocasiones hay intensificación del dolor de forma nocturna y aparece un ligero edema en la articulación. Tratamiento para la osteocondritis En gran parte de las osteocondritis el tratamiento de elección es el reposo de la articulación afecta con inmovilización si es preciso, cuando exista mayor dolor. Se pueden tomar antiinflamatorios no esteroideos para controlar el dolor y la inflamación, así como analgésicos. En ocasiones los pacientes se benefician de un tratamiento fisioterápico. De forma más excepcional puede indicarse un tratamiento quirúrgico. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Pruebas complementarias del tratamiento de osteocondritis Aparte de la exploración física y la entrevista clínica que se le realiza al paciente, es importante la realización de pruebas de imagen para el estudio del interior de la articulación con todos sus componentes. Es habitual que se precise la realización de una radiografía ósea y resonancia magnética nuclear . En ocasiones se precisa realizar una artroscopia diagnóstica para visualizar directamente las lesiones de la articulación (introducción por pequeñas incisiones de un pequeño tipo de tubo con una cámara y luz). Factores desencadenantes de la osteocondritis El factor desencadenante es una disminución del flujo sanguíneo hacia el cartílago y el hueso de la articulación. Factores de riesgo de la osteocondritis Realizar actividad física intensa. Traumatismos articulares repetitivos. Predisposición genética. Condiciones constitucionales. Alteraciones del desarrollo óseo. Alteraciones de origen nervioso. Infecciones óseas. Enfermedades vasculares. Tracción constante tendinosa. Complicaciones de la osteocondritis Dolor crónico en la articulación. Destrucción articular con afectación del cartílago. Artrosis. Artritis crónica. Prevención de la osteocondritis Uso de dispositivos de prevención de las articulaciones. Evitar el sobreesfuerzo articular. Efectuar adecuadamente los movimientos en los distintos deportes. Realizar calentamiento adecuado previo al ejercicio. Especialidades a las que pertenece la osteocondritis Es una patología cuyo manejo se realiza por los especialistas en traumatología. Preguntas frecuentes ¿A qué personas afecta la osteocondritis? A personas adultas jóvenes que practican ejercicio físico de forma habitual y en niños y adolescentes en fase de crecimiento, sobre todo. ¿Qué es la osteocondrosis? La osteocondrosis es la degeneración o necrosis de un centro de formación de hueso (centro de osificación), seguida de su regeneración, especialmente en niños. ¿Qué es el síndrome de Tietze? Es una osteocondritis producida en alguna de las articulaciones condrocostales (de una costilla con el esternón) que produce un dolor torácico muy agudo y molesto que aumenta con los movimientos y la respiración. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.
Neuroma de Morton
Enfermedad

Neuroma de Morton

¿Qué es el neuroma de Morton? El neuroma de morton también llamado neuroma interdigital o neuroma plantar, es una degeneración del nervio digital plantar, acompañado de un engrosamiento (fibrosis) del tejido que lo rodea , que se extiende a los dedos del pie y que comprime e irrita el nervio. No es canceroso, pero si una afección dolorosa que afecta al metatarso. Se localiza usualmente en la base del tercer y cuarto dedo del pie (metatarsiano), aunque en ocasiones puede aparecer en el segundo y tercer metatarsiano. Es más frecuente en mujeres que en hombres y puede producirse a cualquier edad. Es una patología muy común , no es grave, pero si no se trata puede producir daños permanentes en el nervio. Causas del neuroma de Morton Las causas del neuroma de Morton, es la irritación por compresión del nervio interdigital entre las cabezas metatarsianas, que puede producirse por una sobrecarga mecánica durante un largo periodo de tiempo. Una irritación en el pulpejo del pie, como cuando se corre, un traumatismo o presión excesiva como un aumento de carga en la zona externa del pie, que no está diseñada para soportar, lo que hace que el nervio que pasa por el espacio intermetatarsal se encuentre atrapado y se lesione. El uso del zapato de punta estrecha y tacón alto puede favorecer su aparición ya que ocasiona mayor dorsiflexión de los dedos y compresión de la zona metatarsal. Una pronación del pie muy brusca cuando se camina o se corre también puede tener un efecto directo en la generación del neuroma. Las deformidades digitales en garra o en martillo , estos dedos se encuentran en una posición en la que el nervio se encuentra en tensión continua lo que favorece su lesión. Síntomas del neuroma de Morton Dolor en el pie, con pinchazos asociados a una corriente eléctrica. Sensación anormal del pie, como de quemazón. Irradiación a los dedos de los pies. Entumecimiento o calambre. Hinchazón del pie alrededor del nervio afectado. Incapacidad para calzarse debido al dolor. Estos síntomas pueden agravarse conforme va creciendo el neuroma y la lesión del nervio se hace permanente. Tratamiento para el neuroma de Morton El tratamiento del neuroma de Morton puede consistir en dos formas, un tratamiento conservador o terapéutico y la cirugía. El tratamiento conservador terapéutico puede incluir: Cambio del calzado , usar calzado adecuado con buena capacidad para los dedos y con un tacón moderado. Que permita que los huesos se desplieguen y pueda reducir la presión en el nervio. Ortesis, aplicación de almohadillas y plantillas ortopédicas a medida, también ayuda a aliviar la irritación ya que levantan y separan los huesos, lo que reduce la presión sobre el nervio. Fisioterapia , como aplicación de ultrasonidos, masajes profundos del tejido, ejercicios de estiramiento y de fortalecimiento del pie, con el propósito de desinflamar la zona, disminuir los síntomas y dar mayor flexibilidad en el pie. Analgésicos y antiinflamatorios no esteroideos como paracetamol e ibuprofeno, pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación. Infiltraciones con anestésicos y corticoides , pueden reducir el dolor, la hinchazón e inflamación del nervio. Tratamiento quirúrgico: Si el tratamiento conservador no funciona, puede ser necesario acudir a la cirugía, donde se puede extirpar (eliminar) una pequeña porción del nervio o liberar el tejido que cubre el nervio afectado. El periodo de recuperación es leve. Pruebas complementarias del tratamiento del neuroma de Morton Las pruebas diagnósticas del tratamiento del neuroma de morton, se debe iniciar con una historia clínica y un examen físico , donde el médico va a palpar un chasquido en la zona de los huesos de los pies y ejerce presión para tratar de localizar el punto doloroso. Las pruebas complementarias que se utilizan son, la radiografía que se hace para descartar fracturas o fisuras de un hueso y artritis en las articulaciones que unen los dedos con el pie. Ya que le neuroma no suele ser visible en esta prueba. Resonancia magnética : es el método diagnóstico por imagen más específico para identificar estos neuromas, permite observar la lesión y confirmar el diagnóstico de forma más precisa. También la ecografía es otro método por imagen, menos invasivo que la resonancia magnética (RM), aunque la imagen no se observa tan nítida como en la RM. Factores desencadenantes del neuroma de Morton No existen factores desencadenantes del neuroma de Morton. Factores de riesgo del neuroma de Morton Los factores de riesgo del neuroma de Morton son: El sexo , es más frecuente en mujeres que en hombre. Calzado inadecuado , de punta estrecha o tacón alto, ya que favorece a la compresión de los dedos. Deformidades digitales en garra o en martillo , que produce que el nervio se encuentre en tensión continua. La obesidad , el sobrepeso ejerce una sobrecarga en los metatarsianos. Los microtraumatismos que se hacer a repetición cuando se camina o se corre va lesionando el nervio. Realizar deportes de alto impacto como el salto, baloncesto, volibol y futbol. Ser fumador , ingerir bebidas alcohólicas y una mala dieta, también puede ser factores que causan el neuroma de Morton. Complicaciones del neuroma de Morton Las complicaciones del neuroma de Morton son: Daño permanente en el nervio digital plantar. Dolor crónico. Problemas para realizar alguna actividad que ejerza presión en esa parte del pie Prevención del neuroma de Morton  La prevención del neuroma de Morton consiste en: Utilizar un calzado adecuado y con un tacón moderado. No superior a 4 cm de altura. Consulte a su médico, podólogo y fisioterapeuta en cuanto note algún síntoma. Mantener un peso adecuado. Evitar los deportes de alto impacto. Evitar el consumo de bebidas alcohólicas y el tabaco. Consumir una dieta adecuada y equilibrada. Especialidades a las que pertenece el neuroma de Morton Las especiales que tratan el neuroma de Morton son la podología, que estudia el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades y las alteraciones que afectan los pies. Y la traumatología y ortopedia, se dedica al estudio del aparato locomotor. Preguntas frecuentes: ¿Qué es la metatarsalgia? Es una afección que produce dolor e inflamación en la bola de los pies (metatarso), la región del antepié situada entre el tarso y las falanges de pies, es decir, del inicio de los dedos, que se acentúa más al caminar, correr o usar zapatos. ¿Qué es la bursitis? Es la inflamación de la bursa, una especie de saco o bolsa lleno de líquido, que proporciona amortiguación , que permite disminuir la fricción del hueso con los tejidos blandos (músculo, tendones y piel) y alrededor de las articulaciones. Se produce cuando se usa demasiado una articulación o por una lesión. ¿Qué es la bursitis trocantérea? Es la inflamación dolorosa de la bursa que cubre la parte exterior o lateral de la cadera y que se conoce como la bursa del trocánter mayor. ¿Qué es el trocánter? Son cada una de las dos proyecciones óseas del extremo del fémur que se articula con la cadera y que sirven como punto de inserción de varios músculos y que se llaman trocánter mayor y trocánter menor. ¿Qué es la cadera en resorte? La cadera en resorte o coxa saltans, es una afección que se caracteriza por la existencia de un chasquido que ocurre en la articulación de la cadera o alrededor de la misma. Causada por el resalte producido al deslizarse un músculo o tendón sobre un saliente óseo a nivel de la articulación de la cadera.
Luxación
Enfermedad

Luxación

¿Qué es una luxación? La luxación, también conocida como dislocación, se da cuando dos huesos que forman una articulación pierden su contacto. Esto hace que la articulación pierda su función, y se puede dar en codo, hombro, cadera, rótula y casi cualquier articulación del cuerpo, con una epidemiología variada. Así, las luxaciones de cadera están relacionadas con procesos accidentales en coches o con deportes de invierno cuando se trata de adultos, la luxación congénita de cadera se da en 2 de cada 1.000 nacimientos, la luxación de codo, que es traumática se da en 6 -8 de cada 100.000 habitantes/año, la luxación de hombro se va a dar en hombres en la segunda década de la vida con posibilidad de recurrencia, y en mujeres en la sexta década con menor recurrencia. Las luxaciones son una urgencia médica que debe de ser valorada y reducida por un médico de forma urgente, ya que el demorar la atención médica puede dar lugar a daño en los tejido de alrededor. Es una enfermedad leve. Tipos de luxaciones Las luxaciones se pueden clasificar según la articulación en que se produce como: Luxación de cadera. Luxación de codo. Luxación de hombro. Luxación de rótula. Luxación de mandíbula. También se pueden clasificar según la zona hacia la que se luxa, pudiendo ser así lucaciones anteriores o luxaciones posteriores. Causas de una luxación Luxación de hombro : se produce por un golpe o caída puede ser anterior o posterior. Luxación de cadera : se da por golpes fuerte. Suele estar relacionada con accidentes de tráfico o de deportes de invierno, y también puede ser anterior o posterior. Luxación de rodilla : se suele producir por golpes con el pie fijo y rotaciones de la rodilla. Luxación  de codo : es más común en niños menores de 5 años, teniendo especial importancia al llevar al niño de la mano y tirar del brazo. Síntomas de una luxación Los síntomas son dolor en la articulación afectada con hematoma en la zona , deformidad, incapacidad para la movilidad e inflamación articular. Puede haber coloración azulada de la piel cuando hay compromiso vascular y puede producirse también hormigueo de la zona Tratamiento para una luxación El tratamiento de la luxación será colocar de nuevo la articulación en su sitio. Para ello puede ser necesario anestesiar la zona y, en algunos casos, se hace mediante anestesia general. Esta colocación debe ser realizada siempre por un médico traumatólogo experimentado, nunca debe reducirse una luxación por parte del propio paciente, ya que esto puede dar lugar a daño en las estructuras adyacentes. En las luxaciones a nivel del hombro que suelen ser recidivantes, puede ser necesaria una cirugía posterior a la reducción para estabilizar la articulación y evitar dicha recidiva. Las luxaciones congénitas de cadera en los niños menores de 6 meses van a usar el arnés de Paulik . Si con esto no se consigue corregir el problema, tras tres semanas se va a proceder a reducir con cirugía y se pondrá una fijación con escayola para mantener la cadera en su sitio. Esa escayola se mantendrá un mes para luego volver al arnés. Cuando la cadera es luxable se va a realizar un tratamiento con triple pañal para mantenerla en su sitio. Pruebas complementarias del tratamiento de una luxación Las pruebas complementarias para el diagnóstico serán las radiografías de las zonas afectadas y también se pueden realizar resonancias magnéticas para valorar posibles daños a nivel de ligamentos. En los niños se van a realizar ecografías para poder valorar las caderas. Factores desencadenantes de una luxación El factor desencadenante de una luxación es un golpe o caída. Factores de riesgo de una luxación El factor de riesgo principal para un luxacion es haber tenido otra previamente, ya que las recidivas son muy frecuentes. Complicaciones de una luxación Daño ligamentoso Daño neurológico. Daño vascular. Prevención de luxaciones Prevenir accidentes de tráfico. LLevar cinturón de seguridad. Retirar alfombras. Retirar muebles. Realizar deportes de inviernos con seguridad. No tirar a niños pequeños de la mano. Especialidades a las que pertenece una luxación Las luxaciones deben ser tratadas por un médico traumatólogo     Preguntas frecuentes: ¿Cuáles son los primeros auxilios ante una luxación? En primer lugar, no se debe movilizar al enfermo si se trata de daño en la zona de cuello, espalda o en la zona de la cadera. En caso de que el daño sea en el hombro, la mano, o el codo, se deberá inmovilizar la articulación sin desplazarla y sin apretarla en exceso . Con un cabestrillo con un pañuelo o venda puede ser suficiente, se puede poner frío local, que aliviará el dolor y además evitará la inflamación. ¿Cuál es la luxación más frecuente? La luxación más frecuente en adultos es la luxación de hombro y en niños la luxación de codo . Ambas se pueden producir por caídas, en los niños la forma de producirse la lesión además de las caídas, es cuando se tiró fuerte del brazo del niño, al llevarle de la mano. ¿Qué es una subluxación? La subluxación de una articulación se da cuando se altera la continuidad de un hueso con otro, pero no totalmente . Puede dar lugar a compromiso de partes blandas, ya sea a nivel ligamentoso, de vasos sanguíneos o de nervios. Si no se reducen de forma rápida pueden dañar estos tejidos y producir daños importantes
Hernia Discal
Enfermedad

Hernia Discal

¿Qué es una hernia discal? La hernia discal se produce cuando un disco intervertebral se desplaza de su lugar y protruye sobre la médula a una raíz nerviosa , dando lugar a dolor por irritación de la misma. Es una dolencia muy frecuente que puede producirse hasta en el 45% de las personas mayores de 45 años y produce entre el 1 y el 3% de los dolores de espalda. Cuando la hernia discal presiona sobre la zona caudal se puede producir una necesidad de cirugía inmediata, este es un proceso poco frecuente. Se trata de una enfermedad leve pero crónica y bastante dolorosa. Tipos de hernias de columna Los tipos de hernia de columna son: Hernia central : el disco protruye hacia la zona central. Hernia lateral : el disco protruye hacia los agujeros de conjunción de las vértebras. Hernia masiva : se protruye todo el disco, siendo poco común. Hernia parcial : solo protruye el núcleo pulposo. Hernia cervical : la que se produce en la zona del cuello. Hernia discal : se produce en la zona media de la espalda. Hernia lumbar : se produce en la zona baja de la espalda. Causas de una hernia discal Las causas más comunes de la hernia discal van a ser, la degeneración o el envejecimiento articular, los microtraumatismos, los movimientos de flexión y extensión del tronco cargando mucho peso , los movimientos de rotación de la espalda estando sentado, como los que se hacen en las sillas giratorias empujando con los pies, el exceso de peso y la atrofia muscular por falta de ejercicio. Síntomas de una hernia discal El síntoma principal es el dolor que, en las hernias cervicales se irradia hacia los brazos, en la zona dorsal se irradiará hacia la cintura, y en las hernias lumbares irá en dirección a las piernas pudiendo llegar hasta los pies. Es un dolor lacerante, que algunos pacientes describen como una corriente eléctrica y que puede ir acompañado de sensación de adormecimiento u hormigueo de la zona afectada , pudiendo llegar a producir debilidad en la musculatura de dicha zona. Tratamiento para la hernia discal El tratamiento de la hernia discal será médico, fisioterápico, quirúrgico y con terapias alternativas como la acupuntura. El tratamiento médico incluye analgésicos, relajantes musculares y fármacos anticonvulsionantes , como la Pregabalina y Gabapentina , que han demostrado su eficacia a la hora de tratar el dolor neurológico de forma eficaz. El tratamiento fisioterápico será mediante manipulación por masajes, punciones secas en puntos gatillo , ejercicios que permitan fortalecer la musculatura de la espalda, aprendizaje de control de la postura, y medidas como la descompresión axial del espacio intervertebral. La cirugía tiene en el momento actual diferentes técnicas mínimamente invasivas, así, existe la inyección de ozono en el disco afectado mediante microagujas, la micro discopatía percutánea y la nucleoplastia directa , en la cual se procede a la vaporización del disco herniado. Por último está la discectomía, en la cual el cirujano retira la lámina vertebral haciendo lo mismo posteriormente con el disco. La acupuntura y la electroacupuntura pueden ser tambien métodos alternativos de tratamiento. Pruebas complementarias del tratamiento de la hernia discal. Las pruebas complementarias de la hernia de disco serán pruebas de imagen como el escáner o la resonancia magnética . También se realiza un electromiogram a para valorar la posible afectación neurológica. Factores desencadenantes de una hernia discal El factor desencadenante suele ser el envejecimiento, ya que la mayoría de las hernias tienen un origen degenerativo. Factores de riesgo de una hernia discal El exceso de peso, la falta de ejercicio y el trabajo con movimientos de flexoextensión de la columna con peso, son las causas principales de esta enfermedad, Complicaciones de una hernia discal Compresión de médula espinal. Pérdida de movimiento y fuerza en las extremidades. Pérdida del control de esfínteres. Pérdida de la sensibilidad en las extremidades. Prevención de una hernia discal Mantener el peso ideal. Hacer ejercicio que permita fortalecer musculatura espalda. Control de la postura. Realizar la carga de pesos de modo adecuado. Especialidades a las que pertenece una hernia discal El especialista de la hernia de disco será el traumatólogo o el neurocirujano, pero también se suele consultar a médicos rehabilitadores o fisioterapeutas. Preguntas frecuentes: ¿Qué es un médico quiropráctico? Realmente la quiropraxia no es una especialidad médica, esto quiere decir que no es necesario ser médico para ser quiropráctico. En la mayoría de los casos son fisioterapeutas que se han especializado en la quiropraxia, que es una forma de masaje osteo muscular. ¿Qué alternativas a la cirugía hay en el tratamiento de una hernia discal? Las hernias discales se pueden tratar con fármacos como analgésicos y anticonvulsivantes, tratamientos fisioterapéuticos para fortalecer la espalda y el estiramiento axial, y, en algunos casos, con técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas como son la microdiscopalstia percutánea o las inyecciones de ozono. ¿Me puedo quedar paralítico por una hernia discal? Una hernia discal en teoría podría dañar de forma importante la médula, pero los métodos quirúrgicos actuales impiden que esto ocurra , ya que cuando hay daño medular se procede a operar de forma urgente. ¿Qué deportes puede realizar una persona con hernia discal? Se podrán hacer aquellos deportes que no tengan un importante impacto sobre la espalda , entre ellos caminar a paso rápido durante una hora al día, la natación, en la cual no hay peso sobre la espalda, y el pilates. Se deberán evitar deportes que supongan dar saltos. ¿Es lo mismo una protrusión que una hernia discal? No. En la protrusión discal, el disco se ha desplazado pero no daña raíces nerviosas ni la médula. En la hernia discal no solo protruye el disco, si no que este estrecha el canal medular, o la salida de la raíz nerviosa por el agujero de conjunción.
Consultas online

Telemedicina 24h.
Olvida los riesgos, las esperas y desplazamientos.

Videoconsulta, Chat médico, consultas telefónicas... Tú decides.

Ver consultas online
1

Regístrate ahora y prueba un mes GRATIS de Savia Premium

Acceso ilimitado a nuestros servicios para que pruebes la experiencia Savia al completo.

Registrarte gratis
2

Después sigue con tu cuenta gratis o hazte Premium

Al acabar el mes, puedes disfruta Savia con la cuenta gratis o hacerte Premium por 59€ al año (o 10€ al mes) para tener consultas online inlimitadas.

Comparar todos los planes