Entrar

Análisis Clínicos

La especialidad
Artículos especializados
Enfermedades
Síntomas
Otros contenidos
Serología: ¿Qué es y para qué sirve?
Artículo especializado

Serología: ¿Qué es y para qué sirve?

Cuando existe una sospecha de una infección, existen diferentes métodos para identificarla. Por un lado, están los métodos directos: los cultivos de sangre u orina (hemocultivos y urocultivos). Con estos métodos podemos identificar directamente el agente causal de la infección la muestra (sangre u orina, por ejemplo). Por otro lado, están los métodos indirectos, como la serología: se basan en demostrar que nuestro sistema inmune se ha visto expuesto al agente causal de la infección. A continuación, revisaremos en que consiste esta prueba. ¿Qué es una serología? Una serología, prueba serológica o test serológico consiste en la identificación en el suero de la sangre de los anticuerpos específicos encargados de neutralizar a un agente infeccioso. Cuando nuestro sistema inmune se ve expuesto a un agente infeccioso, este sintetiza un tipo de proteína llamada inmunoglobulina o anticuerpo , que es específica para este tipo de microorganismo. Una serología permite determinar estos anticuerpos que indican de manera indirecta que nuestro cuerpo ha estado en contacto con el agente infeccioso. Existen diferentes tipos de inmunoglobulinas, sin embargo, las que más se utilizan con fines diagnósticos son la IgM y la IgG: La inmunoglobulina M (IgM) suele indicar infección activa; nuestro organismo se ha visto expuesto de manera reciente a dicho microorganismo. La inmunoglobulina G (IgG) suele indicar infección crónica; nuestro organismo se ha visto expuesto a una infección en un momento determinado y posteriormente recuerda esta exposición para poder generar una respuesta inmune eficaz en el futuro. Suele indicar protección duradera contra un microorganismo. Cuando tenemos positivizad de las dos de manera simultánea, suele indicar que nuestro organismo está combatiendo la infección de manera satisfactoria, luchando contra la infección activa y generando anticuerpos para generar una respuesta inmune eficaz en el futuro. Además, los test serológicos también son útiles para averiguar si nuestro cuerpo ha generado respuesta inmune eficaz a diferentes tipos de vacunas. Serología covid La serología puede servir para ver si el paciente ha hecho una respuesta eficaz a la vacuna. En este caso, se detecta un tipo de anticuerpo específico denominado anti-spike. El virus SARS-CoV-2 tiene varias proteínas, aunque con la vacuna solamente inoculamos una parte denominada SPIKE. Por lo tanto, se trataría de determinar las inmunoglobulinas anti-Spike de tipo IgG que como se indicó anteriormente, indican protección. Otro caso es la detección de anticuerpos que producen las defensas del organismo frente al virus SARS-CoV-2. Este tipo de pruebas inmunológicas sirven para saber si una persona ha pasado la infección por el virus y, de este modo, evalúa la inmunidad frente a la COVID-19. Para la realización del test serológico es necesaria una muestra de sangre, suero o plasma. Para los test rápidos es suficiente con unas gotas de sangre obtenidas mediante punción en un dedo. Para llevar a cabo la prueba, se deposita la sangre en la zona donde están los reactivos que provocan un cambio de color indicativos de la presencia de anticuerpos. ¿Cuándo es necesaria una prueba de serología? Las pruebas serológicas se utilizan, principalmente, con fines diagnósticos, ya que muestran una visión de la respuesta inmune, relacionada directamente con la reacción ante un microorganismo. También se pueden utilizar en estudios epidemiológicos. Por otro lado, pueden indicar el estado de inmunidad de una población en su conjunto. Esto es útil, por ejemplo, para poner en marcha las campañas de vacunación. En definitiva, una prueba serológica puede estar indicada para saber si se está sufriendo un proceso infeccioso ahora o en el pasado o para comprobar el estado de vacunación con respecto a alguna enfermedad infecciosa específica. Estas pruebas tienen especial relevancia en situaciones como el embarazo , ya que es conveniente identificar la presencia de infecciones que pueden ser contraproducentes para el feto, como el VIH, la hepatitis, la sífilis o la rubeola, entre otras. Es importante indicar que una serología negativa no excluye de manera definitiva la infección por un microrganismo. En ocasiones, el organismo tarda un tiempo determinado en generar este tipo de proteínas. De este modo, ante la sospecha de una infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), un resultado negativo no excluye la infección, siendo necesaria una nueva determinación a los 4 meses para verificar este diagnóstico. Este espacio temporal es conocido como periodo ventana. Cómo se obtienen e interpretan los resultados de una prueba serológica Para la elaboración de un test serológico es necesaria la extracción de una muestra de sangre. A continuación, se centrifuga la sangre para la obtención del suero sanguíneo. Una vez obtenido el suero, se pueden utilizar diversas técnicas para detectar la presencia de anticuerpos. Las más utilizadas son: ELISA (ensayo de inmuno absorción ligado a enzima). Se trata de una prueba basada en la detección de los enlaces que se producen entre antígeno (microorganismo) y anticuerpo (sistema inmunitario). Es una enzima la que permite cuantificar la formación de estos enlaces. Se trata de una técnica que se debe llevar a cabo en un laboratorio microbiológico, ya que requiere de material y personal capacitado para su realización e interpretación. El ensayo puede durar varias horas en dar resultados.   Esta prueba es capaz de determinar el nivel de anticuerpos, es decir, el resultado es cuantitativo. Pruebas de flujo lateral o inmunocromatografía . Se trata de dispositivos o kits inmediatos desarrollados para detectar la presencia de los anticuerpos en una muestra. Cuando se aplica la muestra de sangre (unas gotas) y el anticuerpo que se quiere detectar está presente, aparece una línea de color que indica el resultado positivo. Si no ha habido reacción aparece otra banda de color. No es necesario analizar los resultados en un laboratorio. El resultado es cualitativo (es decir, se tienen anticuerpos o no se tienen, pero no es capaz de determinar la cantidad) y se puede obtener en unos 15-20 minutos. Qué retos tiene la prueba serológica Las pruebas serológicas tienen el reto constante de aumentar su fiabilidad y poder detectar el mayor número posible de agentes infecciosos a partir de una única muestra de sangre. Por último, los avances producidos a partir de la investigación llevada a cabo como consecuencia de la pandemia de la COVID-19 ha supuesto que se dispongan de test serológicos rápidos que muestran los resultados en pocos minutos y que presentan una gran fiabilidad.
Incompatibilidad de Rh: ¿Qué es?
Artículo especializado

Incompatibilidad de Rh: ¿Qué es?

La isoinmunización tiene lugar cuando los glóbulos rojos fetales heredan algún antígeno del padre diferente a los de la madre. De este modo, cuando acceden a la circulación materna, se forman anticuerpos específicos contra ellos. El caso más habitual de isoinmunización es el antígeno D del factor Rh . ¿Qué es la incompatibilidad Rh y qué la causa? La incompatibilidad Rh es una de las posibles complicaciones que tienen lugar durante el embarazo . Se trata de un problema que tiene lugar cuando una mujer embarazada tiene glóbulos rojos con Rh negativo y el feto −heredado del padre− Rh positivo. Debido a que, en el transcurso del embarazo, los glóbulos rojos del feto pueden pasar a la sangre materna a través de la placenta, el sistema inmunitario de esta reaccionará frente a las células fetales Rh positivas. Los anticuerpos creados por la madre podrán atravesar la placenta hacia el feto, destruyendo los glóbulos rojos del bebé. La mayoría de las isoinmunizaciones se producen por la circulación de sangre fetal en la madre, las cuales pueden producirse antes o durante el parto. Sin embargo, también se producen durante un aborto y embarazo ectópico, entre otros. También puede suceder durante algunos procedimientos obstétricos como la biopsia corial , amniocentesis, funiculocentesis, o la extracción manual de placenta. Solo en casos excepcionales se produce la inmunización por recibir sangre incompatible. Con un simple análisis de sangre puedes averiguar tu grupo sanguíneo y el factor Rh. Reserva ya ¿Qué problemas puede causar la incompatibilidad Rh? La incompatibilidad Rh puede causar trastornos que pueden ir de leves a mortales. La principal consecuencia es la destrucción de glóbulos rojos que puede determinar una anemia en el bebé. Dependiendo del grado de destrucción de hematíes la anemia variará desde una forma leve que cursa con ictericia (piel y esclerótica de los ojos amarillas), hasta una forma grave. Otros problemas que pueden aparecer en el feto incluyen: La disminución de la síntesis de albumina en el hígado, que puede dar lugar al desarrollo de hydrops y anasarca. La disminución de glóbulos rojos provoca una reducción en el transporte de oxígeno con un aumento de la frecuencia cardiaca. Si no se compensa puede desencadenar una insuficiencia cardiaca congestiva. La acumulación de bilirrubina en sangre puede determinar su acúmulo en los tejidos nerviosos causando kernícterus y signos de disfunción cerebral que van acompañados de letargo e hipotonía. Acumulación de líquido o hidropesía fetal. Síntomas de la incompatibilidad del factor Rh Cuando los anticuerpos de la madre atacan a los glóbulos rojos del feto estos se descomponen, produciendo bilirrubina. Esto hace que aparezca la ictericia y el bebé se ponga amarillo. Por el contrario, en la madre no suele aparecer ningún síntoma. En el bebé los síntomas pueden variar en cada embarazo y niño. Los síntomas y signos más habituales incluyen: Ictericia. Palidez debida a la anemia. Taquicardia y taquipnea. Hepatomegalia (hígado de gran tamaño), esplenomegalia (bazo aumentado) y cardiomegalia (corazón grande). Puede aparecer líquido acumulado en el estómago, los pulmones o el cuero cabelludo. Se trata de signos de eritroblastosis fetal que cursa con edema grave. ¿Cómo se trata la incompatibilidad del Rh? La prevención de la incompatibilidad del Rh es sencilla gracias a la administración de la “vacuna anti Rh” con inmunoglobulina anti-D. En mujeres que tienen sangre Rh negativa se les administra una inyección de anticuerpos Rh en diversas situaciones: A las 28 semanas de embarazo. Dentro de las 72 horas posteriores al parto de un bebé que tiene sangre Rh positiva. También después de un aborto (espontáneo o voluntario). Tras cualquier tipo de sangrado vaginal durante el embarazo. Después de una amniocentesis o de una biopsia corial. En ocasiones, se necesitan inyecciones adicionales cuando entran grandes cantidades de sangre del feto en el torrente sanguíneo de la madre. En cuanto al tratamiento una vez que la incompatibilidad se ha materializado, dependerá del embarazo y de la gravedad de la afección. En el caso de anemia fetal leve puede no ser necesario ningún tratamiento. Por otro lado, el tratamiento antenatal tiene como objetivo disminuir la cantidad de anticuerpos maternos y mejorar la anemia fetal, evitando las complicaciones: Transfusión intrauterina de sangre. Este procedimiento tiene como objetivo aumentar los glóbulos rojos en el feto, por medio de la inyección en la vena umbilical de sangre del grupo 0, Rh negativo. Utilización de corticoides, plasmaféresis materna y la administración de inmunoglobulina inyectada para reducir la cantidad de anticuerpos en la madre. El tratamiento posnatal consiste en la administración de una transfusión al recién nacido si la anemia fuera importante y la prevención del daño derivado del aumento de la bilirrubina en sangre, mediante fototerapia o, si fuera necesario, mediante el recambio de toda su sangre. En los casos en los que sea necesario, se puede proceder a provocar el parto de forma prematura.
Urocultivo: tipos y resultados
Artículo especializado

Urocultivo: tipos y resultados

El cultivo de orina −también llamada urocultivo− suele incluirse en el análisis rutinario de orina. Se trata de una prueba indicada cuando existe o se sospecha la presencia de una infección de orina, siendo capaz de identificar la presencia de bacterias. ¿Qué es el urocultivo? El urocultivo es una prueba diagnóstica que permite confirmar la presencia de una infección urinaria. Se lleva a cabo en el laboratorio de microbiología, a partir de una muestra de orina para detectar los microorganismos causantes de la infección. Esta prueba se solicita en el caso de que el uroanálisis esté alterado, siendo capaz de identificar la bacteria causante de la infección (en el caso de que el agente causante sea una bacteria) así como testar la sensibilidad del microorganismo a diferentes antibióticos, para así poder ofrecer una terapia dirigida. Las cistitis, pielonefritis y uretritis son algunas de las infecciones más comunes. El agente más frecuente es la bacteria Escherichia coli . El urocultivo suele incluirse en el análisis rutinario de orina. En especial, el médico puede recomendar la realización de urocultivo cuando el paciente presenta síntomas de infección urinaria producida por bacterias, incluyendo: Uroanálisis alterado. Cuando con un tratamiento antibiótico empírico (sin conocer el patógeno causante) la sintomatología urinaria no se resuelve. Antes de un procedimiento urológico. Dolor o escozor al orinar . Orina oscura o con olor fuerte. Secreción vaginal o peneana. Enrojecimiento en la región genital. Fiebre persistente de origen no identificado. Ganas de orinar repetitivas. Cómo se realiza un urocultivo Antes de realizar la recogida de la orina, es recomendable realizar un lavado con agua y jabón de los genitales.  El recipiente donde se recolectará la orina debe ser estéril. El paciente debe recoger una muestra de la primera orina de la mañana, en un bote especial para ello. Con esa muestra se llevará a cabo el análisis de orina, incluyendo el urocultivo. Se recomienda dejar caer algunas gotas previas antes de su recogida. A partir de la muestra de orina pueden utilizarse distintos análisis específicos según el medio nutritivo donde crecerán las bacterias presentes, si es el caso. Cada medio está compuesto por los nutrientes específicos que cada microorganismo necesita. De este modo, se permite el aislamiento y el recuento de las bacterias más habituales que producen infección de orina. Los resultados se verán alterados si el paciente ha comenzado a tomar antibióticos antes de la recogida de la muestra, llevando a un resultado falsamente negativo. Tipos de urocultivo La técnica de recogida de la muestra de orina puede diferir en cuanto a si se hace mediante la recogida por micción fisiológica, o a través de la obtención de la muestra de orina por un catéter o sonda que porte el paciente. Resultados Los resultados del urocultivo pueden tardar en obtenerse entre 3 y 7 días, incluso menos tiempo en el caso de que la presencia de bacterias sea muy significativa. Urocultivo positivo Un resultado positivo del urocultivo determina la presencia de uno o varios microorganismos diferentes que son los responsables de la infección. Se considera un cultivo positivo cuando existe un recuento de bacterias de 10 6 ufc/mL (unidades formadoras de colonias por mililitro). Un resultado positivo no siempre indica la necesidad de tratamiento, siendo necesarios únicamente antibióticos en determinados casos. Resultados con menos de 10 6 unidades formadoras de colonias por mililitro en determinadas ocasiones, como es los casos de los varones (al tener mayor longitud del conducto prostático, las posibilidades de contaminación de la muestra son menores), habría que tomarlos en consideración. Antes de establecer el tratamiento adecuado puede ser conveniente la realización de un antibiograma para medir la sensibilidad-resistencia de las bacterias presentes en la orina a los antibióticos habitualmente utilizados para optimizar el tratamiento. Es principalmente solicitado en el caso de que el tratamiento empírico no sea efectivo. Los gérmenes identificados con más frecuencia son: Escherichia Coli. Proteus mirabilis. Klebsiella Pneumoniae. Staphylococcus saprophyticus. Urocultivo negativo En el examen de laboratorio no se observa en la muestra ningún crecimiento de colonias bacterianas en la orina, por lo que se puede afirmar que no existe una infección bacteriana activa. Preguntas frecuentes ¿Qué pasa cuando la orina está contaminada? Cuando la piel y la zona de los genitales no están limpios en el cultivo de orina pueden crecer varios tipos de bacterias diferentes y se suele considerar que se ha producido una contaminación. El cultivo se desecha, porque no se puede determinar si la bacteria procede del interior o del exterior del tracto urinario. ¿Qué es un urocultivo con antibiograma de disco? Se trata de un urocultivo que incluye pruebas de sensibilidad de la bacteria presente en la orina a una batería de antibióticos. De este modo, se averigua qué antibiótico concreto es más efectivo para eliminar la bacteria. ¿Qué sucede si no se trata la infección de orina? Si la infección del tracto urinario diagnosticada mediante el urocultivo y la clínica del paciente no es tratada, puede progresar e infectar los riñones y llegar a la circulación, dando lugar a una sepsis que puede poner en peligro la vida del paciente. Estos casos suelen darse con mayor frecuencia en niños pequeños y personas mayores. ¿Qué otros parámetros del análisis de orina pueden indicar la presencia de una infección del tracto urinario? La presencia de leucocitos en la orina podría ser indicativo de la presencia de una infección del tracto urinario.
Eosinófilos altos: causas y síntomas
Artículo especializado

Eosinófilos altos: causas y síntomas

Los glóbulos blancos o leucocitos son células que tienen la capacidad de abandonar el torrente sanguíneo para defender al organismo contra infecciones y agentes patógenos. También se enfrentan a las células tumorales. Un tipo específico de leucocitos son los eosinófilos, cuyo número puede verse aumentado por causas muy diversas. Como los eosinófilos forman parte de los glóbulos blancos, vamos a tener en el hemograma dos resultados diferentes:  uno expresado en porcentaje (el cual se refiere a la proporción respecto del resto de glóbulos blancos como neutrófilos, monocitos, basófilos y linfocitos) y otro en valor absoluto que hace referencia al número total de este tipo de células. Qué son los eosinófilos Los eosinófilos son un subtipo de glóbulos blancos cuya función consiste en regular la respuesta inflamatoria, además de atacar a las sustancias reconocidas como extrañas que son potencialmente dañinas para el organismo. Su aumento se puede producir ante reacciones alérgicas (ambientales o medicamentosas), infecciones por parásitos, y mucho mas infrecuente por cierto tipo de tumores. Normalmente, la elevación de la cifra de eosinófilos suele ser transitoria y tiende a normalizarse cuando el motivo que la está produciendo se resuelve. Su diagnóstico se realiza mediante un análisis de sangre por medio de un hemograma. Normalmente suele ser un hallazgo incidental al solicitar esta prueba por otro motivo. En el caso de no tratarse la causa subyacente y no resolverse este aumento, esta inflamación puede producir daños en distintos órganos, aunque esto último es excepcional. Causas de la eosinofilia La leucocitosis o aumento de glóbulos blancos se produce en caso de infección. También si hay una inflamación, estrés físico o emocional, quemaduras e insuficiencia renal, entre otras situaciones. Su elevación, tanto en valor absoluto como en valor relativo (%) no siempre indica una enfermedad subyacente y debe de repetirse en diferentes determinaciones separadas al menos 12 semanas. La leucocitosis no siempre indica malignidad, ya que el tratamiento con corticoides o la extirpación del bazo también pueden hacer que el número de leucocitos aumente. Por otro lado, para el estudio del aumento de los eosinófilos o eosinofilia no solamente hay que estudiar el número total de eosinófilos, sino del resto de glóbulos blancos y su morfología. En la siguiente tabla se expresan los valores normales en porcentaje de cada tipo de glóbulos blancos o leucocitos. Estos niveles son orientativos y deben ser interpretados por un profesional sanitario. RECUENTO DE LEUCOCITOS Glóbulos blancos Valores normales Algunas posibles causas del aumento Neutrófilos 45 al 75% Infecciones bacterianas. Linfocitos 15 al 45% Infecciones virales, tuberculosis. Monocitos 0,5 al 10% Infecciones virales. Eosinófilos 0 al 3% Parasitosis, alergias, asma. Basófilos 0 al 2% Infecciones virales, tuberculosis, alergias. La elevación de la fracción de los eosinófilos puede estar causada por diversos motivos: Los medicamentos que provocan el aumento de los eosinófilos de forma más habitual incluyen el ácido acetilsalicílico (aspirina), los glucocortiocides, los fármacos para tratar la hipertensión arterial y los antibióticos. Las patologías de naturaleza alérgica, incluyendo la urticaria, dermatitis, la rinitis o el asma. Las parasitosis o enfermedades provocadas por parásitos. Entre ellas destacan la ascaridiasis, la esquitosomiasis, la toxocariasis, filariasis linfática y la enterobiasis. Normalmente, estas suelen ir acompañadas de un proceso diarreico intercurrente. En casos mucho menos frecuentes, puede ser producidos por algunos tipos de cáncer como la leucemia, el linfoma de Hodgkin y el cáncer de ovario. Enfermedades inflamatorias de la piel, como la dermatitis atópica, el eccema, etc. Infecciones como la fiebre tifoidea, la tuberculosis y el sida. Las enfermedades inflamatorias intestinales. Síndrome hipereosinofílico El síndrome hipereosinofílico es una patología poco común en la que no se identifica la causa de los niveles elevados de eosinófilos. La producción de estos eosinófilos se produce por una mutación en la médula ósea, responsable de la fabricación de las células de la sangre, produciendo niveles muy elevados en sangre periférica y dañando distintos órganos. La enfermedad puede afectar al corazón pudiendo provocar un fallo cardíaco y a otros órganos como el bazo, el sistema nervioso central y los pulmones. También puede provocar la aparición de erupciones cutáneas. Cómo bajar los eosinófilos Para disminuir los niveles de eosinófilos altos, en primer lugar, es necesario identificar la causa de su incremento. Para ello es fundamental realizar una historia clínica completa, junto con las pruebas diagnósticas necesarias que esclarezcan la causa de la eosinofilia. Cuando se identifica la patología causante, el tratamiento de la misma puede determinar la normalización de los niveles de eosinófilos. De igual modo, cuando la causa viene dada por el tratamiento con un medicamento, su finalización determinará la normalización del número de células eosinófilas. Eosinófilos altos por alergia Los eosinófilos altos por alergia es una de las situaciones más frecuentes que explican su elevación. De este modo, la rinitis y conjuntivitis alérgicas, el asma y la dermatitis atópica son causas comunes del aumento de los eosinófilos en el organismo. En este caso, la aparición de síntomas alérgicos asociados a una elevación de los niveles de eosinófilos en sangre suele ser un indicador de la existencia de una alergia. Si existe sospecha de que la causa de la eosinofilia es una alergia, se derivará al paciente a la consulta de alergología donde se realizará una historia clínica detallada y se llevarán a cabo las pruebas adecuadas para identificar el agente alergénico involucrado y el tipo de patología alérgica. En definitiva, para comprobar los niveles de leucocitos en sangre es necesario realizar una analítica. No es necesario ayunar para la realización de esta prueba y un resultado aumentando de manera aislada, en la mayoría de las ocasiones, no es suficiente para realizar un diagnóstico, siendo necesaria la repetición de la prueba 12 semanas después.
Urea alta en análisis: ¿qué significa y cómo tratarla?
Artículo especializado

Urea alta en análisis: ¿qué significa y cómo tratarla?

La urea es una sustancia natural que se forma por la degradación de las proteínas. Es la forma en la que el organismo transforma el nitrógeno residual en una sustancia soluble para poder excretarlo por la orina. Cuando está elevado en sangre puede ser debido a una patología renal o a enfermedades que promueven una excesiva degradación de las proteínas musculares. ¿Qué es la urea en sangre? La urea es el principal residuo que se produce con la degradación de las proteínas. Se relaciona directamente con la cantidad de proteínas presentes en la dieta y con las que se descomponen del propio cuerpo, principalmente de la masa muscular. La urea es producida fundamentalmente en el hígado, mientras que los riñones son los encargados de eliminar la urea de la sangre a través de la orina. Cuando existe algún problema renal puede verse comprometida la eliminación de la urea y su concentración aumenta en la sangre. Valores normales de la urea Pueden considerarse valores normales de urea en sangre los siguientes: Hombres: 18 - 55 mg/dl. Mujeres: 17 - 43 mg/dl. Niños de 1-13 años: 11-36 mg/dl; de 14-19 años: 18-45 mg/dl. Nitrógeno ureico en sangre (BUN, por sus siglas en inglés): 12 - 20 mg/d. Urea alta: causas y síntomas Como sucede con los productos del metabolismo, la acumulación de la urea puede ser indicativa de diversas enfermedades. Su nivel aumentado se debe, principalmente a una disminución de su eliminación, aunque también puede ser debido a un aumento de su producción. Las causas de elevación de la uremia o urea en sangre incluyen: Deshidratación. Insuficiencia renal. Dieta alta en proteínas. Enfermedad de Addison. Actividad física muy intensa. Fallo cardíaco. Fármacos. La principal causa de elevación de la urea es la insuficiencia renal. Esta puede tener lugar por patología renal, deshidratación, infección, etc. Una insuficiencia renal grave produce la acumulación de toxinas que puede dar lugar al conoció como síndrome urémico. Este se caracterizaría por la afectación de múltiples funciones fisiológicas en el sistema nervioso central, produciendo temblores, letargia y deterioro cognitivo. En el sistema cardiovascular produce pericarditis urémica fibrosante, hipertensión, aterosclerosis y calcificación, entre otros síntomas. En el sistema endocrino provoca hiperparatiroidismo y baja absorción de calcio, entre otras consecuencias. En el sistema hematológico, pueden provocar anemia y alteraciones de la coagulación. También puede afectar a otros sistemas del organismo como el inmunológico. Factores que influyen en los niveles de urea en sangre La concentración de urea en sangre puede variar en función de la dieta. De este modo, los valores de urea pueden incrementarse con la ingesta de proteínas. Por otro lado, la urea se relaciona inversamente con el grado de hidratación. Otros factores que pueden influir elevando los valores de urea en sangre son el estrés, los glucocorticoides y las hormonas tiroideas. Por el contrario, las causas que pueden llevar a presentar valores bajos de urea incluyen situaciones como el embarazo, los andrógenos, la hormona de crecimiento, una alimentación muy deficiente y patologías como la acromegalia. También puede encontrarse más elevada la urea en sangre por una mayor producción. Principalmente, esta se producen por patologías que causan la destrucción de células, como sangrados digestivos, anemias hemolíticas o quemaduras extensas. Tratamiento para la urea alta El tratamiento para los casos de urea alta debe estar enfocado a resolver la causa que la provoca en cada caso. Si hay un deterioro de la función renal grave, la hemodiálisis puede permitir el filtrando de los productos tóxicos acumulados en la sangre, incluyendo la urea. ¿Cuándo se solicita el examen de urea en sangre? En el laboratorio, el análisis de la urea sanguínea es una petición rutinaria de la bioquímica en sangre. Puede expresarse en forma de urea o de nitrógeno ureico en sangre (BUN). Específicamente, la determinación de urea en sangre se realiza para valorar el funcionamiento de los riñones e indagar sobre la presencia o evolución de las enfermedades renales. La prueba se realiza a partir de una muestra de sangre obtenida por extracción. Para realizar este análisis no se necesita estar en ayunas. En Savia ponemos a tu disposición las mejores pruebas analíticas cuando las necesites. Preguntas frecuentes ¿Qué enfermedad se puede detectar con la urea? La prueba de la urea en sangre se utiliza, principalmente, junto a la creatinina para evaluar la función renal y para el seguimiento de pacientes con disfunción o fallo renal. El sangrado digestivo alto también puede producir esta condición, aunque la mayoría de las veces se acompañará de anemia. ¿Qué síntomas puede provocar la urea alta? Los niveles de urea elevados en sangre pueden provocar síntomas como temblores, letargia, sabor metálico y amargo en la boca, pericarditis, hipotermia e hipotensión. Estos síntomas se pueden producir cuando los niveles de urea aumentan de manera brusca. ¿Qué alimentos pueden aumentar la uremia? Para una correcta disminución de los niveles de urea es necesario mantener una hidratación adecuada para reducir los niveles en sangre. Además, las dietas bajas en proteínas (principalmente las de origen animal), pueden ayudar a bajar estos niveles. Los alimentos con alto contenido en proteínas pueden aumentar los niveles de urea en sangre. Estos incluyen la carne, pescado, huevos, lácteos y legumbres.
Ferritina alta en sangre: ¿cómo detectarla y bajarla?
Artículo especializado

Ferritina alta en sangre: ¿cómo detectarla y bajarla?

La ferritina es una proteína que está implicada en el transporte, almacenamiento y liberación del hierro, por lo que su determinación es elemental para estudiar el metabolismo del hierro. A parte de aportar información sobre el estado del hierro, es un parámetro que se ve alterado de manera aguda en otras situaciones, denominándose “reactante de fase aguda”. La elevación de la ferritina en análisis de sangre es muy inespecífica y pueden indicar un abanico amplio de enfermedades genéticas, infecciosas, hepáticas, metabólicas e inflamatorias. ¿Qué es la ferritina? La ferritina es una proteína cuya principal función es la de almacenar hierro en el organismo. La mayor parte de las células del organismo contienen ferritina y es especialmente abundante en las células relacionadas con la síntesis de hemoglobina (encargada de oxigenar los tejidos del organismo). También aparece en las células relacionadas con su degradación, o con su reserva. De este modo, está presente principalmente en las células del hígado (hepatocitos), aunque también la podemos encontrar en otros órganos como bazo, médula ósea y pulmón. La mayoría de las células del organismo producen ferritina y secretan una proporción al plasma, por lo que una pequeña cantidad circula libre en la sangre. Esta permite estimar a nivel clínico las reservas de hierro del organismo y por tanto los depósitos de hierro en ausencia de inflamación o de enfermedades genéticas. Valores normales de ferritina La concentración plasmática de ferritina se correlaciona estrechamente con los depósitos de hierro del organismo: 1ng/ml de ferritina sérica corresponde a 8-10mg de hierro almacenado en un adulto sano. Los niveles de ferritina en sangre considerados óptimos se sitúan en: Entre 12 y 300 ng/ml en hombres. Entre 12 y 150 ng/ml en mujeres de edad fértil. Las mujeres tras la menopausia toman las mismas referencias que los hombres. Estos resultados pueden variar discretamente según cada laboratorio. De este modo, se consideran valores de ferritina alta en sangre o hiperferritinemia los niveles de ferritina sérica por encima de 200 ng/ml en mujeres y por encima de 300 en hombres. Causas de la ferritina alta Si bien los niveles disminuidos de ferritina son un marcador fiable de la carencia de hierro, la ferritina alta o hiperferritinemia puede expresar un exceso de hierro, pero también otras situaciones clínicas. De este modo, la ferritina se puede ver aumentada debido a trastornos en el metabolismo férrico de causa genética como la hemocromatosis hereditaria o por causas adquiridas, como las transfusiones repetidas o la hemodiálisis. Otras causas pueden ser el abuso de alcohol, la presencia de enfermedades hepáticas, patologías crónicas como la artritis reumatoide y determinados tipos de cáncer. El síndrome metabólico (un trastorno relacionado con el sobrepeso en el que coexisten alteraciones metabólicas como diabetes, elevación del colesterol en sangre e hipertensión) también se relaciona con niveles aumentados de ferritina. La corrección de los parámetros metabólicos alterados conduce a una reducción en los niveles de ferritina. Las enfermedades inflamatorias también pueden conllevar la elevación de la ferritina. De este modo, una consecuencia de las enfermedades reumatológicas o infecciosas que cursan con inflamación puede ser el ascenso de los niveles de ferritina. La mayoría de estas causas son potencialmente reversibles, mejorando una vez revierte la causa subyacente sin requerir ninguna intervención suplementaria. Ferritina alta: cómo bajarla La disminución de los niveles de ferritina cuando están elevados depende principalmente de la causa. En casos leves se pueden utilizar fármacos por vía oral para bloquear la absorción de hierro de la dieta y reducir los alimentos ricos en este mineral. Estos fármacos se utilizan principalmente para prevenir el aumento de ferritina en pacientes que van a recibir muchas transfusiones en determinadas enfermedades. En casos más severos se puede realizar una flebotomía, consistente en realizar una extracción de sangre para reducir los niveles de hierro y ferritina. Examen de ferritina en la sangre El examen de los niveles de ferritina en sangre es una prueba sencilla que se lleva a cabo a partir de una muestra de sangre. Esta se realiza para conocer el estado de las reservas de hierro del organismo y suele solicitarse junto con la determinación del hierro sérico y la capacidad total de fijación del mismo, para detectar deficiencias o sobrecargas del mineral y evaluar su gravedad. La extracción de la muestra de sangre se realiza por la mañana, tras 12 horas de ayuno. Preguntas frecuentes Diferencia entre hierro y ferritina El hierro es un mineral fundamental para procesos metabólicos y de transporte de oxígenos a los tejidos. Forma parte fundamental de la hemoglobina de los glóbulos rojos. Las reservas de hierro en el organismo se realizan gracias a la proteína de depósito ferritina. Dado que el organismo no dispone de mecanismos para eliminar el exceso de hierro, este se acumula junto con la ferritina, principalmente en el hígado. Cuando los niveles de ferritina están disminuidos, es probable que se deba a una deficiencia de hierro que puede dar lugar a anemia, pero no en todos los casos, ya que los niveles bajos de hierro producen disminución de los depósitos, es decir ferritina, y esta condición mantenida en el tiempo produce anemia. Por el contrario, un nivel elevado de ferritina puede ser la primera señal de sobrecarga férrica. Qué es la hemocromatosis La hemocromatosis incluye un grupo de patologías causadas por el exceso de hierro en el organismo. Al almacenarse el mineral en exceso se puede provocar el daño en diferentes órganos como el hígado, el corazón o el páncreas. Las causas pueden ser genéticas o adquiridas, como cuando se producen numerosas transfusiones de sangre en un mismo paciente. Las causas hereditarias son más infrecuentes que las adquiridas. Detectada a tiempo e instaurando un tratamiento de manera precoz, tiene un buen pronóstico. A día de hoy, las técnicas diagnósticas como la biopsia hepática no son necesarias para confirmar la presencia de la enfermedad, gracias al avance de las pruebas genéticas. Qué es el índice de saturación de la transferrina La transferrina es la proteína encargada de transportar el hierro en el organismo. El índice se expresa en un porcentaje. Cuando el índice de saturación de transferrina está elevado (por encima del 50%) debe sospecharse que existe hemocromatosis. Los valores mínimos difieren entre hombres y mujeres, siendo de 20 y 15%, respectivamente. En Savia ponemos a tu disposición las mejores analíticas cerca de ti.
Pruebas de coagulación en sangre: ¿para qué sirven?
Artículo especializado

Pruebas de coagulación en sangre: ¿para qué sirven?

La hemostasia es un mecanismo de nuestro organismo, llevado a cabo por plaquetas y factores de coagulación, que permite la correcta circulación. Un exceso de coagulación podría producir una trombosis, mientras que el defecto produciría el sangrado. Cuando se produce una lesión, las primeras en actuar son las plaquetas (hemostasia primaria), agregándose a lesión, y posteriormente los factores de la coagulación (proteínas que se producen principalmente en el hígado), formando un coagulo para evitar la pérdida de sangre (hemostasia secundaria). Existen pruebas para evaluar el número y función de las plaquetas, así como a los factores de coagulación. Estas pruebas se pueden solicitar en distintos supuestos: Pacientes asintomáticos que se van a someter a una intervención quirúrgica para asegurar el correcto funcionamiento de su hemostasia. Pacientes con sintomatología tanto hemorrágica como trombótica para descartar un exceso tanto en la cantidad como en la función de estos componentes. En Savia ponemos a tu alcance pruebas de Análisis Clínicos Personalizados adaptados a tus características y necesidades. ¿Qué son las pruebas de los factores de la coagulación? Se trata de la determinación a través de una analítica sanguínea, tanto del número de plaquetas (medidas en un hemograma) como de la función plaquetaria en determinadas ocasiones; así como de la función de los factores de la coagulación a través del plasma (sustancia donde se transportan las células sanguíneas a través de los vasos). La función de los factores de la coagulación (proteínas que estabilizan el coagulo una vez que se produce el daño en los tejidos) se mide a través de una prueba denominada tiempos de coagulación . Estos tiempos indican los segundos que tardan estos factores en producir el coágulo, y solo en el caso de que estén alterados, se dosifican uno a uno para evaluar los factores de manera individual. Se determinan tres tiempos diferentes, cada uno analizando diferentes factores: Tiempo de protrombina . Evalúa los factores de la vía EXTRINSECA (Factores II, V, VII y X). Tiempo de tromboplastina parcial activada . Evalúa los factores de la vía INTRINSECA (Factores VIII, IX, XI, XII). Tiempo de trombina . Evalúa los factores de la vía COMÚN. El déficit de los factores de la coagulación puede ser: Congénito . Es muy infrecuente. Dentro de este grupo se conocen enfermedades como la Hemofilia A (déficit de factor VIII) o la Hemofilia B (déficit de factor IX). Adquirido a lo largo de la vida. Tratamiento con fármacos anti-vitamina K (el más conocido es el Sintrom) o pacientes con dietas deficientes en vitamina K o que no la absorben adecuadamente debido a enfermedades intestinales, así como pacientes que presentan daño hepático. Cuándo realizar la prueba de los factores de coagulación La prueba de los factores de coagulación se debe realizar cuando: Se lleva a cabo un estudio preoperatorio ante la proximidad de una intervención quirúrgica. Se ha producido un sangrado prolongado. Hay antecedentes familiares de déficit hereditario de un factor de coagulación. Se sospecha una deficiencia hereditaria de un factor de coagulación. Se sospecha que existe una enfermedad hepática o un déficit de vitamina K. Se realiza el seguimiento de un tratamiento relacionado con la coagulación. Se sospecha una trombosis, una vez excluidas otras causas más frecuentes. Resultados prueba de coagulación sanguínea Cada factor de coagulación debe estar presente en una concentración suficiente, además de presentar la actividad adecuada para asegurar una correcta coagulación. Los resultados de las pruebas suelen expresarse en forma de porcentaje, considerándose normales valores entre 80 y 120%. Por encima estarían en exceso y por debajo en defecto. Algunas patologías que pueden causar deficiencias adquiridas en los factores de coagulación incluyen: Enfermedades infecciosas avanzadas Enfermedades hepáticas. Algunos tipos de cáncer. Malabsorción de grasa y déficit de vitamina K. Tratamiento con anticoagulantes. Transfusiones masivas. Los trastornos hereditarios son raros y suelen afectar a un único factor de coagulación. Una vez identificado un factor de coagulación deficitario, puede ser administrado de forma artificial mediante la transfusión de plasma que contenga todos los factores o mediante un concentrado. ¿Cómo es la prueba de la coagulación? Para la prueba de coagulación o hemostasia solo es necesaria una muestra sanguínea con la que se llevan a cabo cuatro pruebas iniciales básicas: El recuento plaquetario . El tiempo de protrombina . Examina los factores I, II, V, VII y X, siendo especialmente sensible al descenso del factor VII. Es muy útil para valorar la insuficiencia hepática y el déficit de vitamina K. Este parámetro se emplea además para la monitorización de los anticoagulantes orales. El tiempo de tromboplastina parcial activado . Analiza los factores I, II, V, VIII, IX, XI y XII, siendo particularmente sensible al déficit de VIII y IX (hemofilia A y B, respectivamente). Su alargamiento también aparece en la enfermedad de Von Willebrand o con la presencia de anticuerpos específicos contra algún factor, entre otras situaciones. El alargamiento de los tiempos de las diferentes pruebas indica un trastorno en el mecanismo de coagulación que obligaría a profundizar en el estudio de los factores individuales implicados. ¿Cómo prepararme para la prueba de coagulación? Cuando se está en tratamiento con antiagregantes, antiinflamatorios o anticoagulantes, hay que avisar al médico antes de someterse a este tipo de pruebas analíticas. En caso contrario, no es necesaria ninguna actuación especial, no siendo necesario el ayuno previo a esta prueba. En Savia ponemos a tu alcance pruebas de Análisis Clínicos Personalizados adaptados a tus características y necesidades.
Test prenatales no invasivos, ¿una amniocentesis sin riesgo?
Artículo especializado

Test prenatales no invasivos, ¿una amniocentesis sin riesgo?

Para el diagnóstico prenatal de las anomalías genéticas más comunes se requiere la obtención de material genético del feto mediante una técnica invasiva como la amniocentesis o la biopsia corial . Se trata de pruebas que llevan asociado un riesgo de pérdida gestacional, por lo que no se recomiendan de forma indiscriminada a todas las mujeres embarazadas. Afortunadamente, el avance en las técnicas genéticas ha permitido desarrollar diversas estrategias de cribado a partir de un simple análisis de sangre de la madre: son los test prenatales no invasivos . Con ellos es posible identificar a las gestantes con un riesgo elevado de que sus fetos puedan presentar una anomalía genética sin poner en riesgo el embarazo. Qué es la amniocentesis y cuál es el riesgo que conlleva La amniocentesis es una técnica de diagnóstico prenatal que consiste en realizar una punción en el abdomen de la mujer gestante hasta la bolsa amniótica que envuelve al feto para extraer una pequeña cantidad de líquido amniótico. De éste se obtienen células fetales para analizar su ADN e identificar posibles anomalías cromosómicas y alteraciones genéticas en el feto. El riesgo de la amniocentesis estriba en que la punción puede dañar la bolsa amniótica, poniendo en riesgo el embarazo. También podría ser un foco de infección del líquido amniótico o sangrado de algún vaso placentario. El riesgo estimado de que una amniocentesis tenga consecuencias se sitúa entre el 0,5 y el 1% de las pruebas realizadas. Biopsia corial Se trata de otra prueba, igualmente invasiva, que puede ser equivalente a la amniocentesis. En este caso, la muestra a analizar es de tejido placentario en lugar de líquido amniótico. La prueba se puede realizar de forma temprana con respecto a la amniocentesis, pero presenta un riesgo superior y puede dar lugar a diagnósticos erróneos. Los test prenatales como alternativa no invasiva Los test prenatales no invasivos suponen únicamente una extracción de sangre para la madre. Son un avance muy importante en la detección de anomalías genéticas fetales. Emplean la última tecnología en secuenciación de ADN que, a partir de una muestra de sangre materna, analiza la presencia de material genético del feto para detectar posibles anomalías cromosómicas con gran precisión y fiabilidad. Los defectos cromosómicos más habituales que puede detectar el test son los que aparecen en los cromosomas 21, 18 y 13 (síndrome de Down, Edwards y Patau) y las anomalías más comunes en los cromosomas sexuales (X e Y). Además, pueden incluir otras pruebas para la detección de trisomías relacionadas con abortos espontáneos en el primer trimestre e identifican microdeleciones en las que una pérdida de material genético puede causar la aparición de síndromes genéticos importantes. También sirven para determinar el sexo fetal y son válidos para embarazos gemelares y para donación de óvulos. Los resultados del test ofrecen una especificidad y sensibilidad muy elevadas. De este modo, la precisión es de hasta el 99,7% en los fetos con síndrome de Down y con otras anomalías frecuentes en los cromosomas 18, 13, X e Y. La tasa de falsos positivos se sitúa en menos del 0,1%. A pesar de su alta fiabilidad, se trata de un test de cribado, por lo que, en caso de resultado positivo, éste debe ser confirmado mediante una prueba invasiva (amniocentesis o biopsia corial). ¿Pueden sustituir los test prenatales a la amniocentesis? Los test prenatales no invasivos permiten descartar la presencia de las anomalías cromosómicas más habituales (las mismas que la amniocentesis), con una alta fiabilidad, pero con riesgo cero, ya que se realizan a partir de una simple muestra de sangre materna tomada del brazo. Un resultado es considerado de "alto riesgo" cuando la probabilidad de alteración cromosómica o de microdeleción supera un umbral determinado. Un resultado de "bajo riesgo" no descarta la posibilidad de afectación cromosómica fetal, sin embargo, los estudios realizados sobre esta tecnología muestran que este cribado puede excluir con elevada probabilidad el ser portador de estas aneuploidías y síndromes de microdeleción. En definitiva, los test prenatales no invasivos suponen un gran avance en la identificación de casos con alta probabilidad de anomalías cromosómicas por lo que su incorporación a las pruebas de cribado es incuestionable. En los casos en los que el resultado sea positivo o cuando el especialista así lo indique (y la madre esté de acuerdo) se deberá realizar la amniocentesis para establecer el diagnóstico definitivo. ¿Necesitas un test prenatal? Encuentra el centro médico más cercano. Bibliografía Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia. Cribado y diagnóstico precoz de anomalías genéticas. Prog Obstet Ginecol 2018; 61(6): 605-629.Consultado: 25/10/2021 . Suciu ID et al. Non - Invasive Prenatal Testing beyond Trisomies. J Med Life 2019; 12(3): 221–224. DOI: 10.25122/ jml-2019-0053. Ryan A et al . Validation of an Enhanced Version of a Single - Nucleotide Polymorphism - Based Noninvasive Prenatal Test for Detection of Fetal Aneuploidies. Fetal Diagn Ther 2016; 40(3): 219-223. Doi: 10.1159/000442931 .
Vacunación COVID, inmunidad y tercera dosis
Artículo especializado

Vacunación COVID, inmunidad y tercera dosis

Actualizado el 17/12/2021 Después de prácticamente un año desde que se inició, la vacunación frente a la COVID-19 en nuestro país ha alcanzado una de las tasas más elevadas del mundo. De este modo, cerca del 80% de la población total ya ha recibido la pauta completa de las vacunas disponibles para el coronavirus. Por otro lado, ya se ha aprobado la administración de vacunas a los niños de 5 a 11 años y una dosis adicional de la vacuna en personas inmunodeprimidas y en mayores de 60 años. Es muy probable que se siga administrando una dosis de refuerzo al resto de la población que ya recibió la pauta completa. Importancia de la vacunación frente a la COVID-19 El principal objetivo de la vacunación es prevenir la transmisión del virus causante de la COVID-19, disminuir la gravedad y mortalidad de la enfermedad y proteger a los grupos más vulnerables. Por otro lado, la vacunación protege directamente a las personas vacunadas, pero también protege al resto de la población. Cuantas más personas estén inmunizadas, la probabilidad de que el resto se expongan al virus será menor. En esta sexta ola en la que nos encontramos con un incremento de los contagios, las zonas en las que el número de personas vacunadas es mayor, se ha podido constatar un menor aumento de los contagios, la disminución de la presión hospitalaria y de los fallecimientos. ¿Cuál es la situación de la vacunación en España? En España, entre el 27 de diciembre de 2020 y el 14 de diciembre de 2021 se han administrado un total de 81.104.962 dosis de vacunas contra la COVID-19. Un 81,2% de la población total (38.541.413 personas) ha recibido al menos 1 dosis, mientras que el 79,5% de la población total (37.742.102 personas) ha completado la pauta de vacunación. En cuanto a la situación epidemiológica, actualmente en España se han registrado un total de 5.366.128 casos de infección por SARS-CoV-2 desde el inicio de la pandemia, con una incidencia acumulada en los últimos 14 días de 412,26 contagios por 100.000 habitantes. El número de fallecidos por COVID-19 en la última semana fue de 205, con una tendencia de estabilización a la baja. El total de casos COVID fallecidos asciende a 88.542, con una letalidad global de la pandemia del 1,7%. El número de camas hospitalarias ocupadas por pacientes COVID es del 5,11%, con un 13,10% de camas de UCI ocupadas por pacientes COVID. En cuanto a la edad, la incidencia de contagio en 14 días es mayor en el grupo de edad de menores de 11 años (no vacunados), llegando a 648,64 casos por 100.000 habitantes, seguido del grupo de 40 a 49 (513,98 casos). En cuanto a la incidencia según el estado de vacunación, entre el 4 de octubre y el 28 de noviembre de 2021, es mucho menor en personas completamente vacunadas frente a las no vacunadas. La mayor diferencia se observa en personas de 60 a 80 años, con un riesgo de infección en vacunados 6 veces menor, de hospitalización 15 veces menor y de fallecimiento 14 veces menor respecto a los no vacunados. En el grupo de 30 a 59 años, la incidencia total es 2 veces inferior y 8 veces inferior para hospitalización. Finalmente, en comparación con los países de nuestro entorno, la situación epidemiológica en España es mejor. Países como Reino Unido presentan una incidencia acumulada a 14 días de 1026,9; Alemania, 874; Francia, 958,6; Bélgica, 1991,5 y Portugal, 508,5. En conclusión, la situación epidemiológica en España es de aumento de los contagios, aunque menor que en los países de nuestro entorno. ¿Se pierde inmunidad después de la vacunación? Siempre se temió que las nuevas cepas y variantes de coronavirus determinaran una disminución en la efectividad de las vacunas existentes. Sin embargo, dado que las mutaciones del virus no han afectado a la totalidad de la proteína S −principal objetivo de las vacunas−, es muy probable que estas sigan siendo efectivas. En este sentido, los estudios publicados muestran que las actuales vacunas inducen respuestas de anticuerpos que mantienen su capacidad neutralizante frente a las nuevas variantes aparecidas hasta la fecha. En cualquier caso, esta inmunidad puede ir disminuyendo con el tiempo. La prueba más fiable para determinar la presencia del virus sigue siendo la PCR Covid 19 aunque el test de antígenos puede ayudar también a identificarlo especialmente cuando existen síntomas. Además, existe una alta probabilidad de aparición de nuevas mutaciones y nuevas variantes, especialmente, en las zonas del mundo donde la vacunación todavía no ha alcanzado una tasa elevada en relación a la población total. Para poder valorar la respuesta inmune frente a la COVID-19 tras haber recibido la pauta completa de vacunación y con el paso del tiempo, existen test de anticuerpos post-vacunación COVID-19 . La variante Ómicron A finales de noviembre la OMS y el ECDC declararon Ómicron como variante de preocupación debido a su rápida expansión en Sudáfrica y a sus más de 30 mutaciones en la espícula o proteína S, algunas de las cuales se han asociado a una mayor transmisibilidad o escape a la respuesta inmunitaria. En España ya se han podido identificar algunos casos de esta variante. Como en el resto del mundo, el riesgo de nuevas introducciones de Ómicron en España se considera muy alto y el de diseminación alto. Es probable que la variante ómicron se propague con mayor facilidad que el virus original del SARS-CoV-2, pero todavía se desconoce con exactitud el comportamiento de la variante ómicron en comparación con la variante delta. De igual modo, se necesitan más datos para saber si las infecciones por la variante ómicron, y en especial los casos de reinfección e infección en personas vacunadas, causan enfermedad más grave y más casos de muerte en comparación con otras variantes. Los resultados preliminares disponibles muestran que la protección conferida por las vacunas COVID-19 existentes no se elimina por completo frente a Ómicron y que las dosis adicionales de la vacuna la deberían mejorar. En cualquier caso, se espera que las vacunas actuales protejan contra casos graves, hospitalizaciones y muertes a causa de la infección por la variante ómicron. Vacunación frente a la COVID-19 en niños de 5 a 11 años El pasado 25 de noviembre la Agencia Europea del Medicamento autorizó la vacuna infantil Comirnaty (Pfizer) para la población de entre 5 y 11 años. Poco tiempo después, la Comisión de Salud Pública aprobó la incorporación de niños desde los 5 hasta los 11 años a la Estrategia nacional de vacunación contra la COVID-19. No en vano, los menores de 12 años constituyen en estos momentos el grupo de edad con mayor incidencia acumulada de casos de COVID-19 en nuestro país. Se ha decidido comenzar la vacunación infantil en esta franja de edad −el número de niños censados en España con estas edades asciende a 3,3 millones− a partir del 15 de diciembre. La vacuna se dispensará en viales adaptados para la población infantil, con un intervalo de administración de la segunda dosis de 8 semanas, para contribuir a incrementar la respuesta inmune. Dosis adicional de la vacuna frente a la COVID-19 Ya ha sido aprobada la administración de una dosis adicional de la vacuna frente a la COVID-19 por parte de la Comisión de Salud Pública en determinados supuestos. En personas inmunosuprimidas parece existir una menor respuesta inmune tras recibir la pauta completa de vacunación. Considerando además que la edad es el principal factor de riesgo para desarrollar la COVID-19, se aprobó la recomendación de administrar una dosis adicional de la vacuna en personas mayores de 70 años. De este modo, se administrará una dosis de recuerdo en los siguientes supuestos: Personas de 60 años y más (mitad de la dosis de vacunas de ARNm). Administrada a partir de los 6 meses de haber completado la pauta de vacunación. Personas menores de 70 años que fueron vacunados con Janssen (una sola dosis). La dosis de recuerdo será la mitad de la dosis de vacuna de ARNm, al menos 3 meses después de la primera vacuna. Personas de muy alto riesgo (receptores de trasplante, en hemodiálisis, en tratamiento con quimio o radioterapia, con inmunodeficiencia, con VIH, fibrosis quística, síndrome de Down, en tratamiento inmunosupresor). La vacunación adicional se realizará con media dosis de vacuna ARNm si es de Moderna o la dosis entera si es de Pfizer. Personas internas en centros residenciales de mayores. Se suministrará media dosis de vacuna ARNm. Esta dosis adicional se administrará a partir de los 6 meses de haber administrado la segunda dosis de la vacuna. Personal sanitario y sociosanitario. La administración de una dosis de recuerdo en estas personas puede mejorar de manera importante su respuesta inmune. Las vacunas de ARNm frente a la COVID-19 se pueden administrar junto con otras vacunas como la de la gripe. Por otro lado, en personas de entre 18 y 55 años con una inmunidad normal los estudios muestran un aumento en los niveles de anticuerpos al administrar una dosis adicional de la vacuna aproximadamente seis meses después de la segunda dosis. De este modo, es cuestión de tiempo que sea aprobada la recomendación de suministrar una dosis adicional de la vacuna a personas mayores de edad que hubieran recibido una segunda dosis hace más de seis meses. Para tu tranquilidad, en Savia disponemos de test de anticuerpos post-vacunación COVID-19 . Bibliografía Ministerio de Sanidad. Cuadro de mando resumen de datos de vacunación. Actualizado: 14/12/2021. Consultado: 15/12/2021 . Ministerio de Sanidad. Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. Actualización 522. Enfermedad por el coronavirus (COVID-19). Situación en España. 14/12/2021. Consultado: 15/12/2021 . Ministerio de Sanidad. Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias. Variantes de SARS-CoV-2 en España: Ómicron. Evaluación rápida de riesgo. 7ª actualización. 03/12/2021. Consultado: 10/12/2021 . Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades. Variante Ómicron: lo que debe saber. 09/12/2021. Consultado: 10/12/2021 . European Medicines Agency. Comirnaty COVID-19 vaccine: EMA recommends approval for children aged 5 to 11. 25/11/2021. Consultado: 10/12/2021 . Ministerio de Sanidad. Notas de Prensa. La Comisión de Salud Pública aprueba la incorporación de niños y niñas de 5 a 11 años a la estrategia de vacunación contra la COVID. 07/12/2021. Consultado: 10/12/2021 . Ministerio de Sanidad. Ponencia de Programa y Registro de Vacunaciones. Recomendaciones de administración de dosis de recuerdo frente a COVID-19. 23/12/2021. Consultado: 13/12/2021 . Callaway E. Omicron likely to weaken COVID vaccine protection. Nature 2021. Doi: 10.1038/d41586-021-03672-3 .
PLANES SAVIA

Telemedicina 24h.
Olvida los riesgos, las esperas y desplazamientos.

Videoconsulta, Chat médico, consultas telefónicas... Tú decides.

Ver planes Savia

Regístrate y elige el plan Savia que prefieres para empezar

Puedes probar nuestros servicios gratis con el Plan Basic o suscribirte a directamente al plan Premium. Además, si eres Premium tendrás un 10% de descuento en todas tus compras de pruebas, consultas o tratamientos en los mejores centros médicos.

Registrarte gratis
Comparar todos los planes
Contenidos sobre enfermedades
Somos conscientes de que los conceptos médicos pueden resultar confusos si no te los explican con claridad. Para evitar esto, le hemos pedido a nuestros profesionales que preparen estas fichas en donde podrás acceder a información relevante sobre enfermedades que te ayudará a entender de una manera sencilla por qué se producen y por qué es necesario su tratamiento.
Ver todas las enfemedades
Hipoglucemia
Enfermedad

Hipoglucemia

¿Qué es la hipoglucemia? La hipoglucemia es una bajada de la cantidad de azúcar en la sangre por debajo de 60 mg/ml. En los recién nacidos son más frecuentes en los niños pretérmino, llegando a ser hasta del 14% de los casos. En los niños a término suele darse como mucho en un 7%. Las hipoglucemias en los diabéticos son más frecuentes en pacientes con insulina o secretagogos que con otros tratamientos hipoglucemiantes. Es una situación urgente de revertir ya que es grave porque puede poner en peligro la vida del individuo. Causas de la hipoglucemia La causa principal de la hipoglucemia es la alteración hormonal a nivel de hipófisis y tiroides . También se puede producir en pacientes normales sin alteraciones hormonales por causa de falta de alimento, exceso de ejercicio , o descarga insulínica en el páncreas. Síntomas de la hipoglucemia Los síntomas son: malestar, cansancio, adormecimiento, temblor, sudoración profusa, palpitaciones, mareos, visión borrosa, dolor de cabeza, convulsiones y trastorno del comportamiento. Tratamiento para la hipoglucemia El tratamiento para la hipoglucemia es dar azúcar de forma rápida. Se puede dar un producto azucarado como pueden ser los zumos de frutas , o también se puede dar directamente un sobre de azúcar disuelto en un vaso de agua. En casos muy difíciles de revertir y en pacientes diabéticos, puede ser necesario darles Glucagón mediante inyección subcutánea. Pruebas complementarias del tratamiento de la hipoglucemia La prueba complementaria será la determinación de glucosa en sangre capilar, hasta normalización de la misma, cada media hora. Factores desencadenantes de la hipoglucemia Los factores desencadenantes de la hipoglucemia son la falta de aporte de hidratos de carbono en la dieta , o el exceso de insulina en la sangre. Factores de riesgo de la hipoglucemia Son factores de riesgo para sufrir hipoglucemia en los pacientes en tratamiento con insulina y con secretagogos como Repaglinida y Glibenclamida . Los largos periodos de ayuno sin ingesta de hidratos de carbono , el periodo neonatal en niños pretérmino que tienen más problemas en regular hormonalmente sus niveles de glucemia, y también en niños a término en especial si son hijos de madres diabéticas. Complicaciones de la hipoglucemia Daños neurológicos. Convulsiones. Pérdida de conocimiento. Coma. Prevención de la hipoglucemia No realizar ejercicio en ayunas. Ingesta adecuada de hidratos de carbono. Control capilar de glucemia. Especialidades a las que pertenece la hipoglucemia En el caso de hipoglucemias neonatales se trata de control con pediatras neonatólogos, en el resto de casos, se controla por el endocrino. Preguntas frecuentes: ¿Qué es la hipoglucemia en bebés? La hipoglucemia en bebés es la bajada de azúcar que se puede producir en los recién nacidos, más frecuente en niños prematuros, en niños nacidos a término que presentan madres diabéticas en el embarazo, y en niños con retraso en el crecimiento intrauterino. ¿Qué puede ocasionar la hipoglucemia? Las hipoglucemias se producen por el exceso de insulina o por la falta de hidratos de carbono. En personas con tratamiento con insulina o fármacos secretagogos (fármacos que producen la secreción de insulina), se pueden producir hipoglucemias. En los neonatos que no tienen aún una buena regulación hormonal también se produce por parte del organismo un exceso de insulina que es la que causa la hipoglucemia. Las personas que tienen largos periodos de ayuno pueden presentar una hipoglucemia por falta de ingesta. ¿Qué diferencia hay entre hiperglucemia e hipoglucemia? Las hiperglucemias son valores por encima de lo normal de azúcar en sangre (son niveles normales entre 70 y 129 mg/dl). La hipoglucemia son valores por debajo de lo normal de azúcar en sangre . Para tener síntomas de hipoglucemia, la glucosa deberá de estar por debajo de 60 mg/dl. ¿Cuáles son los niveles normales de azúcar en sangre? Los niveles normales de azúcar en sangre son diferentes antes y después de la ingesta, así, en ayunas se consideran normales niveles de entre 70 y 128 mg/ml, por encima de estas cifras se habla de hiperglucemia, cuando se ha consumido alimento se considera que a las dos horas de haberlo ingerido los niveles de azúcar deben estar por debajo de 140 mg/ml ¿Qué es la hipoglucemia reactiva? La hipoglucemia reactiva o hipoglucemia postprandial es la que se produce unas cuatro horas después de comer y no necesita un tratamiento especial, salvo el regular la ingesta de alimentos. Suele ser suficiente con no comer alimentos azucarados con el estómago vacío y  hacer cinco comidas al dia.  
Síncope Vasovagal
Enfermedad

Síncope Vasovagal

¿Qué es el síncope vasovagal? El síncope vasovagal o lipotimia, es la pérdida de conocimiento que se produce por estímulo del nervio vagal , dando lugar a un enlentecimiento del ritmo cardíaco y una bajada de la tensión arterial . La presencia de síncope varía entre el 10% y 20% de la población, siendo más frecuente en pacientes ancianos y en mujeres . Ante un síncope siempre se debe acudir a ser valorado por un médico, ya que también puede tratarse de un síncope cardiogénico . Es una enfermedad leve. Tipos de síncopes Síncope vasovagal : se produce una bajada de la frecuencia cardíaca y de presión arterial por el estímulo vagal . Síncope cardíaco : se produce por la estimulación de la carótida . Por presión en la misma se produce una disminución de la frecuencia cardíaca. Síncope ortostático : se produce por la disminución de la presión arterial al ponerse de pie tras estar sentado o tumbado. Es muy frecuente en personas mayores que reciben medicación hipotensora . Síncope cardíaco : se debe a problemas cardíacos . En general se dan bloqueo cardíaco y alteraciones en el ritmo, ya sean bradicardias y taquicardias. También puede producirse por alteraciones en la válvula aórtica o por hipertrofias ventriculares importantes. Causas del síncope vasovagal La causa del síncope vasovagal puede ser: Por estrés laboral . Estrés emocional . Por una impresión desagradable , por ejemplo, el que se produce al ver sangre. Por estar en un ambiente muy cálido . Por estar mucho tiempo de pie. En estas circunstancias se produce una vasodilatación que da lugar al síncope. El embarazo . Dolores fuertes . Síntomas del síncope vasovagal El síntoma del síncope vasovagal es la pérdida de conciencia que se produce, pero previo a ello el paciente puede notar sensación de debilidad, sofocos, vértigo, visión borrosa, palidez, sudoración profusa y zumbido de oídos. Puede presentar también náuseas, vómitos y diarrea. Tratamiento para el síncope vasovagal El síncope vasovagal no tiene tratamiento , se deberá indicar al paciente que permanezca en posición tumbado con los pies elevados. Posteriormente se le sentará y solo cuando esté totalmente recuperado deberá proceder a ponerse en pie. Se deberá beber líquido abundante para evitar la deshidratación, que favorece el episodio.   Pruebas complementarias del tratamiento de síncope vasovagal Las pruebas complementarias a realizar con un síncope vasovagal serán: Analítica de sangre con iones para descartar deshidratación. Electrocardiograma que nos permita conocer posibles alteraciones cardíacas. En casos determinados puede ser necesaria una valoración por el neurólogo para descartar problemas neurológicos. Las pruebas complementarias tienen como fin descartar otros orígenes del síncope vasovagal. Factores desencadenantes del síncope vasovagal Son factores desencadenantes del síncope vasovagal, el calor excesivo , permanecer mucho rato de pie , o bien situaciones de estrés emocional . Factores de riesgo del síncope vasovagal Son factores de riesgo vasovagal las situaciones de deshidratación , ya sea por episodios de diarrea o vómitos o por falta de ingesta, y en personas ancianas, los tratamientos diuréticos o hipotensores . Complicaciones del síncope vasovagal Golpes o contusiones . Fracturas de brazos o piernas. Heridas inciso-contusas , en especial en la cabeza. Prevención del síncope vasovagal Beber abundante líquido durante el día. Evitar periodos de ayuno prolongado . Sentarse ante el malestar previo que produce el síncope. Elevar las piernas . Dormir con la cabeza incorporada . Realizar ejercicios de tensión en las piernas a la vez que se aumenta la presión abdominal. Ponerse de puntillas de forma repetida cuando se permanece mucho tiempo de pie. Especialidades a las que pertenece el síncope vasovagal El síncope vasovagal será valorado por el médico de familia , que estudiará este, remitiendo a cardiología o neurología si sospecha de otra etiología no vasovagal. Preguntas frecuentes ¿Qué hacer cuando te da un síncope vasovagal? Cuando se produce un síncope vasovagal, se debe tumbar al paciente en un lugar plano y elevar las piernas, y cuando mejore y se haya recuperado del proceso, se le dejará sentado un rato para luego incorporarle despacio . ¿Están relacionadas las convulsiones con los síncopes? No, las convulsiones son un síntoma de la epilepsia , una alteración neurológica compleja que necesitarán de terapia anticonvulsivante. El síncope es una pérdida de conocimiento breve que no precisa de tratamiento tras la recuperación del paciente. ¿Qué es el reflejo vagal? El reflejo vagal es la activación que se produce del nervio vago , que produce un descenso de los latidos cardíacos y un descenso de la tensión arterial, la cual se produce por una activación de este nervio, y que es el origen del síncope vasovagal. ¿Qué es perder el conocimiento? La pérdida de conocimiento es el desmayo o la lipotimia , que se da cuando una persona pierde la conexión con el mundo exterior, no habla ni oye, ni reacciona a lo que se le indica desde el exterior. No es capaz de responder, y cuando el paciente se despierta no recuerda lo que ha ocurrido durante este tiempo. ¿Cuál es la diferencia entre síncope y epilepsia? La epilepsia es la descarga neuronal que da lugar a convulsiones, esto es, se producen movimientos de las extremidades y el cuerpo del paciente. En el síncope no hay movimientos anormales, por el contrario, el paciente se queda sin responder y se le ve pálido . En general las pérdidas de conocimiento son menos preocupantes si su origen es vasovagal, no obstante, se deben estudiar por si fueran de origen cardiogénico.
ETS
Enfermedad

ETS

¿Qué es una ETS? Las ETS, enfermedades de transmisión sexual , son el conjunto de enfermedades que se contagian de una persona a otra mediante el contacto sexual. También se conocen como enfermedades venéreas , enfermedades sexuales o infecciones de transmisión sexual (ITS). Las enfermedades de transmisión sexual son causadas por el contagio de virus, bacterias y parásitos , pudiéndose contraer por cualquiera persona que realice prácticas sexuales sin protección, tanto hombres como mujeres. Pertenecen a la especialidad de enfermedades infecciosas y son consideradas enfermedades de tipo grave. Tipos de ETS Las ETS pueden estar causadas por virus, bacterias, parásitos u hongos, diferenciándose 20 tipos diferentes, de las cuales las más comunes son: VIH : virus de la inmunodeficiencia humana, es una de las ETS más graves. Recibe el nombre de SIDA, síndrome de inmunodeficiencia adquirida, en su fase terminal. Gonorrea : no siempre presenta síntomas, pero puede llegar a ser una enfermedad muy grave. Provoca la inflamación de las vías urinarias y de los genitales y aumenta en exceso el flujo genital. Sífilis : producida por una bacteria y que provoca alteraciones cutáneas al producirse úlceras. Herpes genital : se producen llagas y úlceras en la zona de los genitales, provocando  irritación, ardor e inflamación de la zona. Se puede transmitir antes de presentar síntomas.   Causas de las ETS Las principales causas de las ETS se deben a la presencia, en el organismo, de bacterias, virus, parásitos u hongos , infectado tras la práctica de relaciones sexuales. Síntomas de una ETS Según el tipo de ETS que presente el paciente así serán los síntomas. No obstante, algunos de los síntomas son comunes en distintas enfermedades: Llagas o úlceras en la zona bucal o genital. Dolor o ardor genital. Anomalías en el flujo vaginal. Sangrado vaginal fuera del ciclo menstrual. Fiebre y malestar. Erupciones cutáneas. Tratamiento para las ETS Las enfermedades de transmisión sexual suelen ser tratadas con antivirales y antibióticos. En los casos en los que la enfermedad está muy desarrollada y los pacientes presentan gravedad, además del tratamiento con medicamentos, se realizan terapias psicológicas para que el paciente lo afronte de la mejor manera posible. Pruebas complementarias del tratamiento de ETS Para determinar si un paciente sufre o no una ETS se realizan las siguientes pruebas: Análisis sanguíneo : se extrae una muestra de sangre del paciente para analizarla y evaluar si existen parámetros indicadores de ETS. Análisis de orina : al igual que en el análisis de sangre, se toma una muestra de orina para determinar si existen patógenos causantes de la enfermedad. Muestras de la zona : en caso de que se manifiesten síntomas externos como úlceras, llagas, eczemas o flujo genital extraño, se tomará también una muestra para analizar. Factores desencadenantes de una ETS El factor desencadenante de una enfermedad de transmisión sexual (ETS) es la práctica de relaciones sexuales sin el uso de protección y sin haberse realizado ambas partes las pruebas específicas para cerciorarse de que no padecen ni son portadores de ninguna ETS. Factores de riesgo de una ETS El factor de riesgo a la hora de adquirir una ETS es principalmente la práctica de relaciones sexuales , sobre todo sin protección. Además, mantener relaciones sexuales con diferentes personas incrementa el riesgo de contraerlas, a la vez que mantener relaciones sexuales con aquellas personas que padecen o están infectadas de alguna ETS, y aún más si no se usa protección. Complicaciones de las ETS Infertilidad. Virus del papiloma humano (VPH) Anomalías cardiacas. Cáncer rectal. Riesgos durante el embarazado. Prevención de las ETS Usar protección sexual en tus relaciones. Cumplir la cartilla de vacunación. Realizarse análisis para detectar las infecciones. Conocer si la persona con la que mantienes relaciones sexuales es portador o padece alguna ETS para tomar las precauciones necesarias. Especialidades a las que pertenecen las ETS La especialidad médica encargada de tratar las ETS es enfermedades infecciosas. Preguntas frecuentes: ¿Qué es la tricomona vaginal? La tricomona vaginal, también conocida como tricomoniasis, es un tipo de ETS producida por un protozoo, el Trichomonas vaginalis. Es una de las enfermedades de transmisión más comunes y a la vez de las más fáciles de curar. Los síntomas son variados y muchas veces ni siquiera se manifiestan. Generalmente estos síntomas son picor e inflamación de las zonas sexuales. ¿Qué es la clamidia? Es un tipo de ETS causado por una bacteria llamada Chlamydia trachomatis . Afecta al cuello del útero, la garganta y el recto. ¿Qué causa la sífilis? La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual causada por la bacteria Treponema pallidum , que infecta al organismo a través de las membranas mucosas de los genitales. ¿Cuánto tarda en manifestarse una ETS? El tiempo en el que se manifiesta una ETS varía según el tipo, pueden ir desde 7 hasta 28 días o incluso no presentar síntomas. ¿Cómo puedo saber si tengo una ETS? En primer lugar debes observar si padeces síntomas anómalos y acudir al médico a realizarte las pruebas correspondientes al diagnóstico de ETS, las cuales suelen ser: análisis de sangre, análisis de orina, examen pélvico y extracción de una muestra de tejido del cuerpo.  
Esquistosomiasis
Enfermedad

Esquistosomiasis

¿Qué es la esquistosomiasis? La esquistosomiasis es una enfermedad parasitaria producida por un gusano conocido como Schistosoma , que se transmite por trabajar o bañarse en aguas infectadas . Está presente en 78 países y de estos, en 52 se considera enfermedad endémica. Hay unos 200 millones de personas infectadas en todo el mundo. Se da en zonas tropicales y subtropicales , y un 92% de las personas que se encuentran enfermas pertenecen a África. Los niños y las mujeres embarazadas son los más sensibles a la infección. Es una enfermedad con una alta tasa de morbilidad , aunque su mortalidad no es muy alta, si bien no es muy conocida, ya que hay mortalidad que se produce por causas relacionadas con la esquistosomiasis.  Es una enfermedad considerada de tipo grave. Tipos de esquistosomiasis Los tipos de esquistosomiasis son: Esquistosomiasis intestinal : Schistosoma japonicum , Mekongi e Intercalatum , son los tipos de esquistosomas que lo producen. Afecta al sistema digestivo, donde se queda el esquistosoma. Esquistosomiasis urogenital : afecta a la vejiga, los uréteres, los riñones y el aparto genital, y es producido por el Schistosoma haematobium. Causas de la esquistosomiasis Las causa es el contacto con aguas dulces infectadas por los parásitos que van a penetrar a través de la piel. Síntomas de la esquistosomiasis Síntomas de la esquistosomiasis intestinal : diarrea, dolor abdominal, sangre en las heces, aumento del tamaño del hígado y ascitis (presencia de líquido en la cavidad abdominal), hipertensión portal y aumento de tamaño del bazo. Síntomas de la esquistosomiasis urogenital : incluye presencia de sangre en la orina, suele producirse fibrosis de la vejiga y de los uréteres acompañada de daño renal, y puede llegar a producir un cáncer de vejiga. En las mujeres puede dar lugar a alteraciones genitales con sangrado vaginal, dolor durante las relaciones sexuales y nódulos vulvares. En los hombres puede dañar las vesículas seminales y la próstata, así como puede producir infertilidad. Tratamiento para la esquistosomiasis El tratamiento de la esquistosomiasis es con Praziquantel contra los Schistosomas haemoliticum, mansoni e intercalatum. Se dará un día de tratamiento a dosis de 20mg/kg de peso dos veces al día un solo dia. En los sitios con prevalencia de Schistosomas japonicum y mekongi se da tres veces al día en una dosis de 20 mg/kg de peso también un solo dia. En los viajeros se deberá hacer el tratamiento pasadas de 6 a 8 semanas de la exposición. Se deberá r eexaminar a los pacientes a los 6-8 meses para ver si quedan huevos del parásito y repetir el tratamiento si fuera necesario. Pruebas complementarias del tratamiento de la esquistosomiasis Las pruebas complementarias serán analíticas , con búsqueda de anticuerpos y búsqueda de huevos en las heces o en la orina. Cuando hay alta sospecha de esquistosomiasis y no se consiguen observar huevos, se puede necesitar una biopsia de la mucosa intestinal o mucosa vesical. Factores desencadenantes de la esquistosomiasis La exposición a los Schistosomas por contacto con aguas contaminadas. Factores de riesgo de la esquistosomiasis Exposición a agua dulce que puede tener los gusanos. Complicaciones de la esquistosomiasis Anemia. Hepatomegalia: aumento patológico del tamaño del hígado. Esplenomegalia: agrandamiento patológico del bazo o estructura esplénica más allá de sus dimensiones normales (11 cm). Ascitis: acumulación de líquido seroso en la cavidad peritoneal. Infertilidad. Cáncer de vejiga. Alteraciones renales. Prevención de la esquistosomiasis Hervir el agua del baño durante un minuto  y dejar enfriar antes de bañarse. Almacenar el agua de baño durante al menos dos días antes de usarla Ante caídas accidentales a zonas que pueden estar infectadas, proceder a secarse de forma intensa con una toalla y frotar con alcohol de 70 grados. Especialidades a las que pertenece la esquistosomiasis La esquistosomiasis debe ser tratada por un médico de medicina interna especialista en enfermedades tropicales. Preguntas frecuentes: ¿En qué países es más probable que contraiga la esquistosomiasis? S. haematobium : ampliamente distribuido en todo el continente africano con focos menores en Medio Oriente, Turquía e India. S. mansoni : ampliamente distribuido en África, con focos en Medio Oriente y la única especie presente en el hemisferio occidental en zonas de Sudamérica y algunas islas del Caribe S. japonicum : Asia, sobre todo en China, Filipinas, Tailandia e Indonesia S. mekongi : sudeste de Asia S. intercalatum : África Central y Occidental Voy a viajar a un país subdesarrollado, ¿hay alguna vacuna contra la esquistosomiasis? No existe ninguna vacuna contra el esquistosoma. El paciente no debe bañarse en ríos o aguas dulces que puedan estar contaminadas. Otros consejos son calentar el agua del baño o hervirla si fuera necesario para después dejarla enfriar antes de bañarse, y secarse con una toalla enérgicamente si se tiene contacto con agua contaminada, así como frotar con alcohol de 70 grados. Con estos consejos se evita el paso se los esquistosomas a través de la piel. ¿Cómo se contagia la esquistosomiasis? Al bañarse en zonas donde hay caracoles con cercarias , que salen al agua dulce, entran en la piel de la persona, donde se convierten en esquistosomas, que penetran en los vasos sanguíneos y, a través de ellos, llegan al hígado, donde se transforman en adultos.