Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Neurología

La especialidad
Artículos especializados
Enfermedades
Síntomas
Otros contenidos
Demencia
Enfermedad

Demencia

¿Qué es la demencia? La demencia es un proceso de deterioro cognitivo progresivo que implica la alteración y pérdida de funciones como la atención, el aprendizaje, la memoria, el lenguaje, la percepción visoespacial, las habilidades ejecutivas y las relaciones sociales. Esta alteración afecta a la capacidad de independencia de la persona en todas las esferas de su vida. Se trata de una patología que afecta en torno al 6% de la población mayor de 65 años, siendo la demencia de tipo Alzheimer la más frecuente de ellas. Es una enfermedad grave ya que anula la capacidad funcional y social del individuo, cuyo periodo de progresión es habitualmente largo. Tipos de demencia Demencia tipo Alzheimer : la más frecuente, de aparición sobre todo en mujeres. Conduce a un progresivo deterioro global, personal y social. Demencia vascular : comprende un síndrome heterogéneo que engloba cualquier forma de enfermedad cerebrovascular que cursa con demencia. Aparece sobre todo en varones y es la segunda en frecuencia. Demencia por cuerpos de Lewy: enfermedad neurodegenerativa y progresiva con episodios de fluctuación de los síntomas, que puede llegar a ser la más incapacitante de todas las demencias. Suele ser más frecuente en varones. Demencia frontotemporal: demencia que afecta a los lóbulos frontales y temporales cerebrales. Este tipo de demencias engloba a diferentes entidades con distintas manifestaciones clínicas (frontal o del comportamiento, afasia progresiva no fluente y demencia semántica), y son las que más tempranamente se pueden presentar. Se da de forma similar en ambos sexos. Causas de la demencia En general las causas de las demencias se desconocen . Se considera que hay una confluencia de factores medioambientales y genéticos que influyen en su aparición. En algunos casos se objetiva la presencia de alteraciones específicas como en la demencia de cuerpos de lewy donde dentro de las neuronas, se encuentra un material proteico llamado cuerpos de Lewy. En la demencia vascular los pacientes padecen factores de riesgo cardiovascular como diabetes, hipertensión, etc. y en la mayoría ha habido algún accidente cerebrovascular previo. Síntomas de la demencia Demencia tipo Alzheimer : tiene un curso progresivo, lento e insidioso. Se suele presentar con deterioro de la memoria reciente y con la progresión de la enfermedad, también afecta la memoria más lejana. Según avanza la enfermedad se alteran las habilidades constructivas y la percepción visoespacial y el lenguaje. Las habilidades sociales y del comportamiento suelen permanecer conservadas. Demencia vascular: de forma característica el deterioro cognitivo se presenta en brotes escalonados (afectación brusca seguida de periodos de estabilidad). Suelen afectarse primero las funciones ejecutivas y posteriormente la memoria. Demencia por cuerpos de Lewy: en ella se da un deterioro cognitivo progresivo, junto con síntomas como desconexión del medio, alteración de la atención, alucinaciones visuales, alteraciones del sueño, afectación de la habilidad visoespacial. Puede ser frecuente la presentación de síntomas de parkinsonismo con rigidez, temblor, etc. La memoria puede preservarse relativamente. Demencia frontotemporal : al inicio, los síntomas que predominan pueden variar en función del subtipo de demencia que se presente (alteración del comportamiento, del lenguaje, etc.), aunque con su progresión, suelen solaparse todos los síntomas. Su progresión suele ser algo más rápida que otras formas de demencia. Hay alteraciones del comportamiento social y son llamativos los cambios en el lenguaje. La memoria y la capacidad visoespacial suelen estar conservadas. Tratamiento para la demencia El tratamiento de las demencias ha de llevarse siempre por un equipo multidisciplinar que comprenda al neurólogo, psiquiatra, geriatra y médico de familia. Son beneficiosos, en general, los tratamientos no farmacológicos destinados a promover el ejercicio físico, el refuerzo de las actividades cotidianas, los programas conductuales como la higiene programada y actividades de entretenimiento cognitivo. En la demencia tipo Alzheimer se pueden utilizar varios grupos farmacológicos según los síntomas que se quieran controlar: antidepresivos, medicación antipsicótica en dosis bajas para el control de la agresividad, los inhibidores de la acetilcolinesterasa (donepezilo, rivastigmina...etc.) que se utilizan para retardar la progresión de deterioro cognitivo, también se puede emplear la memantina en casos más evolucionados. En la demencia vascular no hay ningún tratamiento específico . Se deben controlar los factores de riesgo cardiovascular (diabetes, hipertensión arterial, hipercolesterolemia...) para prevenir nuevos eventos cerebrovasculares en pacientes que ya hayan sufrido alguno. Aunque no está demostrado su efectividad, en ocasiones se utilizan fármacos como el donepezilo para el control de síntomas. En la demencia por cuerpos de Lewy no se han podido demostrar beneficios claros y bien definidos de los fármacos inhibidores de la acetil colinesterasa como el donepezilo, con lo que su uso está limitado para la disminución del progreso de la discapacidad cognitiva. Para el control de manifestaciones psiquiátricas y de las alteraciones del comportamiento, a veces se utilizan fármacos neurolépticos. Las alteraciones de la función motora y el temblor se tratan con fármacos usados para el tratamiento del Parkinson (levodopa, etc.) y los trastornos del sueño se manejan habitualmente con el uso de una benzodiacepina (Clonazepam). En el caso de la demencia frontotemporal el manejo farmacológico está más limitado aún, ya que no hay claros estudios que mejoren de una forma clara los síntomas que presentan los pacientes. Pruebas complementarias del diagnóstico de la demencia Analítica de sangre para la valoración de la función renal y hepática, hemograma, determinación de la vitamina B12, ácido fólico y hormonas tiroideas. Pruebas de neuroimagen como resonancia magnética nuclear (RMN) y TAC, sobre todo para descartar causas de demencia secundaria y tratable (hematomas intracraneales, tumores). Pruebas de cribado del estado cognitivo y pruebas neuropsicológicas : tienen como objetivo conocer el estado de las diferentes áreas cognitivas. No hay ninguna específica para el diagnóstico de las demencias, se utilizan varios en combinación según la valoración de las funciones que se quiera realizar de forma específica o global (Mini-Mental, cuestionario de evaluación clínico de demencia, test de los 7 minutos...etc.). Factores de riesgo que pueden desencadenar la demencia Para la demencia tipo Alzheimer la edad es el principal factor de riesgo , también tener antecedentes familiares de primer grado de demencia, alteraciones genéticas, consumo de algunos fármacos antiinflamatorios no esteroideos, exposición a pesticidas, tabaquismo, padecimiento de enfermedades como diabetes mellitus o hipercolesterolemia, o traumatismos craneales que produzcan daño cerebral. También se ha determinado como factor de riesgo ser una persona soltera con bajo soporte social. Para la demencia vascular son factores de riesgo la edad, el sexo masculino, el padecimiento de hipertensión, infarto de miocardio, cardiopatía isquémica, diabetes, arteriosclerosis generalizada, tabaquismo, hipercolesterolemia o el tener antecedentes personales de ictus. El factor de riesgo más importante que puede desencadenar la demencia por cuerpos de Lewy es la influencia genética. La incidencia familiar elevada de la demencia frontotemporal es un factor de riesgo importante para su padecimiento. Complicaciones de la demencia Las complicaciones son debidas al desarrollo y progreso de la enfermedad con la intensificación de sus síntomas . Deterioro de las relaciones sociales y laborales. Dependencia para la realización de las actividades de la vida diaria. Pérdida de memoria total. Alteraciones funcionales, encamamiento. Aparición de enfermedades asociadas a la pérdida de funcionalidad: úlceras por presión, infecciones, caídas y fracturas, etc. Agresividad. Cambio de los patrones de sueño. Disminución de la esperanza de vida. Prevención de la demencia Realizar una dieta mediterránea. Realizar ejercicio físico. Evitar la obesidad. Mantenerse intelectualmente activo. El consumo de ácido fólico. Tratamiento de la hipercolesterolemia con fármacos del grupo de las estatinas. Tener un nivel educativo elevado. La ingesta de alcohol (de leve a moderada). Tener un buen control de la tensión arterial. Especialidades a las que pertenece la demencia La mayor carga del diagnóstico y el tratamiento del enfermo con demencia es para el especialista en neurología , pero el manejo del paciente debe hacerse por un equipo multidisciplinar acompañando al neurólogo el geriatra, el médico de familia, el psiquiatra, etc. Preguntas frecuentes ¿Hay una edad estimada a la que comienza la demencia? La mayoría de las demencias se inician a partir de los 65 años en adelante , excepto la demencia por cuerpos de Lewy que puede aparecer en torno a los 60 años o antes. ¿Qué es la demencia senil? La demencia denominada senil es una forma errónea de llamar a las demencias en general , ya que de forma habitual se asocia a la senectud, pero se sabe que también puede aparecer en personas que no sean ancianas. ¿Qué diferencias hay entre Alzheimer y demencia? No hay diferencias, la enfermedad de Alzheimer es un tipo de demencia . Cuando una persona tiene demencia… ¿Es consciente de ello? Al inicio, cuando comienzan los síntomas el paciente sí es consciente de que va perdiendo facultades cognitivas. Con el progreso de la enfermedad también pierde esa facultad. Sin embargo, en la demencia frontotemporal esta conciencia de enfermedad está ausente a veces desde el inicio de la enfermedad. ¿Cuáles son los primeros síntomas de la demencia? Depende del tipo de demencia que se padezca, en el Alzheimer es más frecuente el comienzo con la pérdida de memoria de hechos recientes , en la demencia vascular dificultad para iniciar una actividad o llevar a cabo habilidades complejas, en la demencia por cuerpos de Lewy se mantiene más la memoria pero pueden aparecer alucinaciones, fluctuaciones de conciencia, etc., y en la demencia frontotemporal alteraciones en el comportamiento social.
Esclerosis Múltiple
Enfermedad

Esclerosis Múltiple

¿Qué es la esclerosis múltiple? La esclerosis múltiple es una enfermedad que afecta al sistema nervioso central (SNC), tanto a la médula como al cerebro, provocando la pérdida de mielina (grasas y proteínas que transmiten el impulso eléctrico del organismo), lo que provoca alteraciones en el paciente. Es también conocida como mielopatía desmielinizante y la padecen sobre todo jóvenes; está influenciada por la genética y en ocasiones por la localización terrestre. Es una enfermedad de tipo grave perteneciente a la especialidad de neurología. Tipos de esclerosis Existen 4 tipos predominantes de esclerosis múltiple (EM): EMSP, esclerosis múltiple secundaria progresiva : en este caso la EM se agrava cada vez que el paciente sufre un brote. EMRR, esclerosis múltiple remitente – recurrente : es la más común. El paciente puede no sufrir síntomas durante mucho tiempo y padecer de golpe un brote, cuyos síntomas pueden durar días o semanas y después volver a desaparecer. Sin embargo, el daño en el SNC ya se ha iniciado. EMPP, esclerosis múltiple progresiva primaria : en este tipo de EM el paciente no tiene etapas de remisión, sino que la enfermedad va a peor. En algunos casos puede presentar periodos de mejoría de muy poca duración. EMPR, esclerosis múltiple progresiva recidivante : es la EM menos frecuente. Los brotes de la enfermedad no presentan recuperación y son de mayor gravedad. Causas de la esclerosis múltiple No existe una causa determinada que origine la esclerosis múltiple. Al ser una enfermedad autoinmune se considera que tiene su origen en un problema en el sistema inmunitario, el cual afecta a la mielina del sistema nervioso central. Síntomas de la esclerosis múltiple Al ser una enfermedad que ataca al sistema nervioso central, sus principales síntomas son: Pérdida de equilibrio. Anomalías cognitivas y visuales. Espasmos. Fatiga y/o mareos. Dolores musculares. Alteraciones en el habla. Tratamiento para la esclerosis múltiple El tratamiento para la EM tiene diferentes enfoques. Por un lado, se tratan lo brotes para que sean de menor duración y no dañen la salud del paciente; después, hay un tratamiento para que la enfermedad no avance , el cual es diario, y, por último, hay diferentes tratamientos alternativos o complementarios como el yoga , que ayudan al paciente a llevar mejor la enfermedad. Pruebas complementarias del tratamiento de esclerosis múltiple Para determinar si un paciente sufre esclerosis múltiple el médico realiza una serie de pruebas por las cual descarta otras enfermedades. Las principales pruebas que hay que realizar son: una analítica sanguínea, una punción de la médula espinal y un diagnóstico por imagen mediante una resonancia magnética. Además, en muchos casos se busca recrear ataques y medir los impulsos eléctricos del sistema nervioso para ver el cuadro clínico que representan estos brotes. Factores desencadenantes de la esclerosis múltiple La esclerosis múltiple se origina por un ataque del propio organismo a su sistema inmunitario , cuyo origen se desconoce, siendo en algunas ocasiones un virus o infección el que lo desencadena, aunque en otros casos no existen motivos aparentes. Factores de riesgo de la esclerosis múltiple Existen una serie de factores que pueden incrementar la posibilidad de padecer esclerosis múltiple o el riesgo de padecerla: La edad y el sexo. Padecer enfermedades infecciosas como la mononucleosis. Padecer enfermedades autoinmunes como la tiroides. El lugar terrestre, es más frecuente en los países del norte de Europa, Asia y el norte de EEUU y Canadá. Complicaciones de la esclerosis múltiple Parálisis. Espasmos. Rigidez en los músculos. Ataques de epilepsia. Problemas cognitivos, emocionales y/o motores. Prevención de la esclerosis múltiple Cumplir con el calendario de vacunación. Evitar climas cálidos. No fumar. Conocer la herencia genética. Realizar chequeos médicos. Especialidades a las que pertenece la esclerosis múltiple Las especialidades que tratan la esclerosis múltiple son la neurología Preguntas frecuentes ¿Tiene cura la esclerosis múltiple? No. Su tratamiento busca mejorar los brotes y mejorar la calidad de vida del paciente. ¿Es la esclerosis múltiple hereditaria? La esclerosis múltiple no es una enfermedad hereditaria, pero el riesgo de padecerla aumenta si los familiares del paciente la padecen o la han padecido. ¿Cómo se detecta si tienes esclerosis múltiple? Ante la presencia de los síntomas de la esclerosis múltiple, el médico realiza una serie de pruebas para determinar si el cuadro clínico que presenta el paciente coincide con el de la EM. ¿Puedo tener trastornos mentales debido a la esclerosis múltiple? Los trastornos mentales o alteraciones cognitiva pueden derivarse de la esclerosis múltiple, siendo en muchos casos uno de los síntomas que determinan que el paciente sufre esta enfermedad. ¿A qué afecta la esclerosis múltiple? La EM afecta a la mielina , que es la sustancia que envuelve y protege a una parte de las neuronas (axones) y que son las encargadas de transmitir los impulsos nerviosos, y por consiguiente provoca daños en el sistema nervioso central, tanto en el cerebro como en la médula.
Disfunción Eréctil
Enfermedad

Disfunción Eréctil

¿Qué es la disfunción eréctil? La disfunción eréctil o impotencia, es la imposibilidad de mantener o lograr una erección el tiempo necesario para lograr una relación sexual satisfactoria para los miembros de la pareja. La disfunción eréctil aumenta a partir de los 40 años, entre los 40 y 70 años hasta el 30% de los hombres puede sufrir algún problema de impotencia más o menos grave. No presenta otros problemas añadidos y se considera una enfermedad leve. Tipos de disfunción eréctil La disfunción eréctil es una única enfermedad, aunque las causas que lo originan pueden ser variadas. Causas de la disfunción eréctil Causas psicológicas : no hay ninguna alteración del pene pero los problemas que producen mucho estrés pueden dar problemas de erección que desaparecen al mejorar este. Causas vasculares : son una de las causas más comunes, suelen producirse por una falta de aporte de sangre que permita mantener la erección. El tabaco, la diabetes y las enfermedades vasculares pueden producirlo. Causas neurológicas : son las que han dañado  los nervios necesarios par realizar la erección, es típico de las enfermedades con daño medular, en la esclerosis múltiple y en ciertas cirugías pélvicas. Causas hormonales : la falta de hormonas masculinas o el exceso de hormonas como la prolactina pueden dar lugar a impotencia. Causas farmacológicas : algunos fármacos pueden producir impotencia, como es el caso de fármacos antihipertensivos como los betabloqueantes. Síntomas de la disfunción eréctil El síntoma es la incapacidad o dificultad para mantener la erección. Cuando se presentan problemas de la erección al despertar por la mañana esto marca un problema físico. Si es por estrés suele presentarse durante un tiempo concreto. En los casos en que el problema dure más de tres meses se debe consultar con un especialista. Tratamiento para la disfunción eréctil En los casos de proceso psicológico, será necesario el tratamiento en esta esfera para conseguir una mejora del proceso, esto es más común en personas menores de 40 años. En los casos hormonales por falta de hormonas masculinas se podrá proceder a suplementos mediante la toma de las mismas. En los casos de excesos hormonales deberemos corregir este proceso. El tratamiento farmacológico será con inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5. El Tadalafilo aumenta la cantidad de sangre que llega al pene, se mantiene durante 24 horas en sangre y se debe tomar 30 minutos antes de la relación sexual, no interfiere la comida con su toma, y es necesaria la estimulación sexual para que se note el efecto. El Vardenafilo actúa aumentando la cantidad de sangre que llega al pene, su efecto dura 5 horas y se debe tomar entre 30 y 60 minutos antes de la relación, si se ingiere con grasas puede retrasar su absorción, esto no ocurre en las formas que se deshacen en la boca. El Sildenafil aumenta el flujo de sangre en el pene ante la estimulación sexual, se debe tomar 60 minutos antes y dura hasta cinco horas. Por último, el Avanafilo debe tomarse 60 minutos antes de la relación sexual y tiene una duración de unas seis horas. El tratamiento quirúrgico se plantea en aquellos casos en los que no se obtiene una respuesta al tratamiento farmacológico, se realiza mediante la implantación de prótesis en el pene . La prótesis se compone de tres componentes, tiene dos cilindros que se implantan en los cuerpos cavernosos del pene, con un mecanismo hinchable conectado en el escroto y un reservorio a nivel de la vejiga, este mecanismo permite la erección del pene al activarse de una forma bastante natural. Pruebas complementarias del tratamiento de la disfunción eréctil Las pruebas complementarias serán analíticas de sangre con control de niveles de glucemia, colesterol y hormonas masculinas así como prolactina. Respecto a las pruebas de imagen puede ser necesario realizar una ecografía de próstata. Factores desencadenantes de la disfunción eréctil El factor desencadenante de la disfunción eréctil es la falta de sangre hacia el pene . Factores de riesgo de la disfunción eréctil Los factores de riesgo para la disfunción son las enfermedades cardiovasculares y el exceso de colesterol en la sangre. También es un factor de riesgo la diabetes. Complicaciones de la disfunción eréctil Alteraciones psicológicas. Alteración de la autoestima del paciente. Prevención de la disfunción eréctil Dieta rica en frutas y verduras y pobre en grasas,. Control de factores de riesgo cardiovasculares, colesterol, azúcar y tensión arterial. Especialidades a las que pertenece la disfunción eréctil El especialista que estudia la disfunción eréctil es el urólogo, que puede precisar colaboración del endocrino cuando se encuentran alteraciones hormonales no sexuales. Preguntas frecuentes: ¿Quién es el especialista de la disfunción eréctil? El especialista para la disfunción eréctil será el urólogo , en casi todos los servicios de urología existe una subespecialidad de andrología. Suelen ser estos urólogos quienes se encargan de la disfunción eréctil. ¿Cuál es el mejor medicamento para la disfunción eréctil? Los medicamentos para la disfunción eréctil son todos de la misma familia, el elegir uno u otro dependerá de las características de la vida sexual del paciente. Algunos pacientes prefieren medicamentos que se mantienen más en sangre y pueden dar una vida sexual menos programada, otros prefieren la programación en su vida sexual. Si tengo disfunción eréctil… ¿Es más probable que sea estéril? La disfunción eréctil no tiene por qué producir esterilidad , ya que la formación de los espermatozoides se realiza a nivel de los testículos y estos no se encuentran afectados por esta enfermedad. ¿Qué es la eyaculación precoz? La eyaculación precoz se define como la falta del control en la eyaculación, que influye de manera negativa en la vida sexual de la pareja. Es muy frecuente en pacientes jóvenes, hasta que aprenden a ejercer un control sobre el reflejo eyaculador. ¿Cuál es la hormona que produce la erección? Aunque para tener una erección es necesario un equilibrio hormonal, con un nivel de testosterona normal, en el momento de la erección el estímulo es a través de la médula espinal , de ahí que la persona con daño a este nivel aun con hormonas normales no logre una erección correcta.
Alzheimer
Enfermedad

Alzheimer

¿Qué es el Alzheimer? El Alzheimer es una enfermedad progresiva, degenerativa e irreversible, que afecta a las células del cerebro y produce la pérdida de memoria . Es un tipo de demencia que causa problemas con la memoria, el pensamiento y el comportamiento, para la cual no existe tratamiento curativo. Las células del cerebro se deterioran y mueren, lo que provoca una disminución de la capacidad de los procesos mentales. Inicialmente, una persona con la enfermedad de Alzheimer puede experimentar una confusión leve y problemas para recordar cosas. Con el tiempo, pueden llegar a olvidarse de todo  y sufrir cambios drásticos en su personalidad. Es más frecuente que se presente el después de los 65 años. Las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de padecerla, esto se debe, en parte, a que viven más. Es una enfermedad degenerativa grave. Tipos de Alzheimer Los tipos de Alzheimer que existen son: Alzheimer de aparición tardía : esta es la forma más común de la enfermedad. Se presenta en personas de 60 años en adelante. Alzheimer de aparición temprana : los síntomas aparecen primero antes de los 60 años. Este tipo es mucho menos común que el de aparición tardía, y tiende a empeorar rápidamente.   Causas del Alzheimer Se desconoce la causa exacta del  Alzheimer. Se cree que, en la mayoría de los casos, es consecuencia de una combinación de factores genéticos, del estilo de vida y los factores ambientales que afectan el cerebro a lo largo del tiempo.   La enfermedad de Alzheimer es causada por cambios genéticos específicos que prácticamente garantizan que una persona desarrollará la enfermedad. Se produce porque se deposita en el cerebro una proteína (amiloide) que mata a las neuronas. Síntomas del Alzheimer El síntoma temprano más común del Alzheimer es la dificultad para recordar información recién aprendida , porque los cambios ocasionados por la enfermedad generalmente comienzan en la parte del cerebro que afecta al aprendizaje. Los síntomas  incluyen: repetir afirmaciones y preguntas y no darse cuenta de que ya se hicieron antes, perderse en lugares que ya conocen, olvidarse de conversaciones, consultas o acontecimientos, y no recordarlos después, tener problemas para identificar objetos con las palabras correctas, expresar pensamientos o participar en conversaciones, olvidarse los nombres de familiares y objetos de uso cotidiano, y otros síntomas, que incluyen cambios en la conducta como desconfianza de otras personas, irritabilidad y agresividad así como retraimiento social, cambios en los hábitos de sueño, aumento de la ansiedad...etc. Tratamiento del Alzheimer No existe cura para el  Alzheimer. Los objetivos del tratamiento son disminuir el progreso de la enfermedad, manejar y controlar los síntomas, y modificar el ambiente del hogar para que sea más fácil desempeñar las actividades diarias para el paciente. Los medicamentos que se utilizan  para tratar la enfermedad de Alzheimer pueden ser de ayuda durante un tiempo para los síntomas que afectan la memoria y para otros cambios cognitivos. A veces se usan otros medicamentos, como los antidepresivos, para ayudar a controlar los síntomas conductuales asociados con la enfermedad de Alzheimer. Los medicamentos contra la ansiedad, aumentan el riesgo de tener caídas, confusión y mareos, por lo que no se suelen utilizar. El tratamiento de los síntomas de la enfermedad puede brindar a los pacientes bienestar, sin embargo es importante entender que ninguno de estos medicamentos detiene la enfermedad. Los medicamentos se llaman inhibidores de la colinesterasa o anticolinesterásicos , son para tratar el grado leve o moderado de la misma. Estos medicamentos pueden ayudar a retrasar los síntomas o impedir que empeoren por un tiempo limitado, y pueden ayudar a controlar algunos síntomas de comportamiento y ansiedad. Los medicamentos son Reminyl (galantamina), Exelon o Prometax (rivastigmina) y Aricept (donepezilo). Las personas que presentan Alzheimer requerirán apoyo en casa conforme la enfermedad vaya empeorando. Los familiares u otros cuidadores pueden son importantes para ayudar a la persona a lidiar con la pérdida de memoria y los problemas del comportamiento y el sueño. Es importante asegurarse de que la casa de una persona que tiene Alzheimer sea segura para ella. Pruebas complementarias del tratamiento contra el Alzheimer No hay una prueba específica disponible en este momento para el diagnóstico y el tratamiento del Alzheimer. Esta se diagnostica según los síntomas que se presentan. Una descripción clínica que incluya antecedentes familiares y personales, exploración física y neurológica y neuropsicológica será necesaria. Habrá que descartar causas orgánicas como, infecciones, problemas tiroideos y tumores cerebrales mediante una resonancia magnética para ver las estructura cerebral (cambios metabólicos cerebrales). Factores desencadenantes del Alzheimer El factor desencadenante principal del Alzheimer son los factores hereditarios . Si un familiar de primer grado del paciente, sea padre, hermano, madre, o hijo, tiene Alzheimer, es muy probable que el paciente también lo tenga. Pero este hecho aún está en proceso de investigación. Factores de riesgo del Alzheimer La edad avanzada es el mayor factor de riesgo para desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Si bien esta no forma parte del envejecimiento normal, el riesgo de tenerla aumenta considerablemente después de los 65 años. El riesgo de padecer Alzheimer es, al parecer, un poco más alto si un familiar de primer grado (padre, madre, hermano o hijo) tiene la enfermedad. Las personas que han sufrido un traumatismo craneal grave corren, al parecer, más riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer. Complicaciones del tratamiento del Alzheimer Las complicaciones del Alzheimer incluyen: No poder expresar que se siente dolor. No poder informar sobre síntomas de otra enfermedad. No poder seguir un plan de tratamiento indicado. A medida que la enfermedad avanza hacia las últimas etapas, los cambios en el cerebro comienzan a afectar las funciones físicas, como tragar, mantener el equilibrio y el control del intestino y la vejiga. Prevención del Alzheimer Actualmente no existe un método de eficacia comprobada para prevenir el Alzheimer. Existen algunas formas de prevención para intentar evitar la enfermedad pero en ningún momento son seguros, encontramos: Cuidar y evitar las enfermedades cardíacas. Realizar ejercicios. Llevar una alimentación equilibrada y de forma sana. Eliminar el tabaco. Realizar actividades cognitivas y potenciar las relaciones sociales. Evitar golpes en la cabeza y caídas. Especialidades a las que pertenece el Alzheimer El Alzheimer pertenece a la especialidad de neurología. La neurología es la rama de la medicina encargada del estudio del sistema nervioso. Preguntas frecuentes ¿A qué edad empieza el Alzheimer? El Alzheimer suele aparecer entre 60 y los 65 años , aunque puede darse en cualquier edad de la vejez. ¿El Alzheimer es hereditario? Todavía se desconoce la mayoría de los mecanismos genéticos de esta enfermedad entre el grupo familiar. Los científicos han identificado cambios raros en tres genes que prácticamente garantizan que una persona que los hereda la padecerá, sin embargo, estas mutaciones representan menos del 5% de los casos de Alzheimer. ¿Qué diferencia hay entre demencia y Alzheimer? La diferencia que hay entre demencia y Alzheimer  es que la demencia es un síndrome que implica el deterioro de la memoria, el intelecto, el comportamiento y la capacidad para realizar las actividades de la vida diaria , y el Alzheimer es un tipo de demencia, es decir, una enfermedad neurodegenerativa, que afecta las células del cerebro y causa la pérdida de memoria, que corresponde a la forma más común de la demencia. ¿Cuáles son los tipos de demencia? Los tipos de demencia son: Demencia tipo Alzheimer : se caracteriza por empezar un deterioro de la memoria, disminuyendo la capacidad de aprendizaje frecuente y problemas de orientación, su evolución es lenta y progresiva (DSTA).   Demencia por cuerpos de Lewy: se diferencia de DSTA por padecer síntomas parkinsonianos de temblor y lentitud de movimientos, y sufrir alucinaciones frecuentes (DCL). Los síntomas son degeneración frontotemporal, cambios de conducta extravagantes, amnesia y apraxia precoz, y grave alteración en el habla y el movimiento (DFT).  Incluye síntomas de la enfermedad de Parkinson, como temblores, bradicinesia y rigidez, así como déficits cognitivos como lentificación del pensamiento y memoria (EP). Demencia vascular : se produce por problemas vasculares que afectan la irrigación sanguínea del cerebro.  Sus síntomas pueden ser de cualquier tipo, dependiendo la zona del cerebro que hayan dañado las enfermedades vasculares (DV). ¿Qué es la demencia con cuerpos de Lewy? Es una enfermedad o síndrome neurodegenerativo y progresivo del cerebro . Es una de las causas más comunes de demencia en los ancianos. Ocurre cuando se acumulan unas estructuras anormales, llamadas cuerpos de Lewy, en ciertas áreas del cerebro. Esta enfermedad puede causar síntomas como alucinaciones, rigidez muscular, cambios en el estado de alerta y de atención, problemas con el movimiento y las posturas, confusión y pérdida de la memoria. También causa síntomas muy similares a los del Alzheimer y la enfermedad de Parkinson.
Consultas online

Telemedicina 24h.
Olvida los riesgos, las esperas y desplazamientos.

Videoconsulta, Chat médico, consultas telefónicas... Tú decides.

Ver consultas online
1

Regístrate ahora y prueba un mes GRATIS de Savia Premium

Acceso ilimitado a nuestros servicios para que pruebes la experiencia Savia al completo.

Registrarte gratis
2

Después sigue con tu cuenta gratis o hazte Premium

Al acabar el mes, puedes disfruta Savia con la cuenta gratis o hacerte Premium por 59€ al año (o 10€ al mes) para tener consultas online inlimitadas.

Comparar todos los planes