Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Medicina Interna

La especialidad
Artículos especializados
Enfermedades
Síntomas
Otros contenidos
Anafilaxia
Enfermedad

Anafilaxia

¿Qué es la anafilaxia? La anafilaxia, también conocida como shock anafiláctico, es una reacción alérgica grave que puede poner en riesgo la vida de una persona. Puede ocurrir en cuestión de segundos o minutos de exposición a algo a lo que se es alérgico. La incidencia se estima en el 1% de la población, a pesar de que las enfermedades alérgicas han aumentado. La anafilaxia no es una enfermedad común, pero le puede pasar a cualquier tipo de persona, ya sea pequeña o adulta, que tenga alguna alergia a algún alimento, medicamento o a la picadura de cualquier insecto, como por ejemplo la picadura de abeja. Es una patología grave que requiere de tratamiento inmediato. Tipos de anafilaxia La anafilaxia se clasifica en leve, moderada y severa: Anafilaxia leve : se produce cuando hay síntomas en la piel, nariz, ojos y asma leve. Anafilaxia  moderada : además de los síntomas anteriores, los síntomas respiratorios son más intensos, con sibilancias (pitidos en el pecho), tos perruna y cierta dificultad respiratoria. Anafilaxia severa : los síntomas respiratorios son graves, con cianosis (coloración azul o lívida de la piel y de las mucosas debido a la oxigenación deficiente de la sangre), caída de la saturación de oxígeno, pérdida de conciencia, hipotensión, pérdida del ritmo del corazón, o incluso parada cardiaca. Causas de la anafilaxia El sistema inmunitario genera anticuerpos que protegen al paciente contra las sustancias extrañas. Esto es bueno cuando una sustancia extraña es dañina, como algunas bacterias o virus. Sin embargo, el sistema inmunitario de algunas personas reacciona de manera exagerada a ciertas sustancias que normalmente no causan una reacción alérgica. En general, los síntomas de las alergias no ponen en riesgo la vida, pero una reacción alérgica grave puede provocar anafilaxia. En el caso de los niños, los desencadenantes más frecuentes de la anafilaxia son las alergias alimentarias . Algunos desencadenantes de anafilaxia para los adultos son: determinados medicamentos, entre ellos, antibióticos, aspirina y otros analgésicos, picaduras de abejas, avispas, avispones, hormigas rojas y el látex . Síntomas de la anafilaxia Los síntomas de anafilaxia habitualmente se manifiestan minutos después de la exposición a un alérgeno. Los síntomas de la anafilaxia incluyen: reacciones cutáneas como urticaria, picazón y palidez o enrojecimiento de la piel , molestia u opresión en el pecho, sensación de ansiedad, presión arterial baja, constricción de las vías respiratorias e inflamación de la lengua o de la garganta, sibilancias y/o dificultad para respirar, náuseas y vómitos, pulso débil y acelerado e incluso pérdida del conocimiento. Tratamiento de la anafilaxia La anafilaxia es una situación de emergencia que necesita atención médica inmediata. En caso de presentarse un shock anafiláctico se deberá actuar con la mayor rapidez posible, aplicando un tratamiento con adrenalina (es una hormona y un neurotransmisor que incrementa la frecuencia cardíaca, contrae los vasos sanguíneos y dilata las vías aéreas). Además se suelen indicar antihistamínicos y corticoides para acelerar la recuperación del paciente. Las personas que han sufrido algún episodio de anafilaxia o tienen algún proceso alérgico grave deben llevar consigo un kit de adrenalina autoinyectable de fácil aplicación. Si se está con alguien que está teniendo una reacción alérgica y muestra signos de choque, es importante actuar de forma rápida. Observar si tiene la piel pálida, fría y sudorosa, el pulso débil o acelerado, dificultad para respirar; desorientación y pérdida de conocimiento, etc. Debe llamar inmediatamente a los servicios de emergencias y asegurarse de que la persona esté recostada y elevar las piernas, controlar el pulso y la respiración y, de ser necesario, practicar reanimación cardiopulmonar u otras medidas de primeros auxilios. Si las picaduras de insectos son las causantes de desencadenar reacciones anafilácticas, una serie de vacunas contra la alergia o inmunoterapia pueden reducir la respuesta alérgica del organismo y prevenir una reacción grave en el futuro. Pruebas complementarias del tratamiento para la anafilaxia En primer lugar el médico hará preguntas sobre reacciones alérgicas previas, como por ejemplo reacciones a determinados alimentos, al látex, a medicamentos o picaduras... etc. Para ayudar a confirmar el diagnóstico es probable que realicen al paciente un análisis de sangre para medir la cantidad de cierta enzima (tripsina), que puede estar elevada hasta tres horas después de la anafilaxia. También es probable que realicen exámenes para detectar alergias mediante pruebas cutáneas o análisis de sangre para ayudar a determinar el desencadenante. Factores desencadenantes de la anafilaxia En el caso de los niños, los desencadenantes más frecuentes de la anafilaxia son las alergias alimentarias. Algunos desencadenantes de anafilaxia para los adultos son: determinados medicamentos, entre ellos, antibióticos, aspirina y otros analgésicos, picaduras de abejas, avispas, avispones, hormigas rojas y el látex. Factores de riesgo de la anafilaxia No se conocen muchos factores de riesgo de la anafilaxia, pero algunos podrían aumentar la probabilidad de padecerlas. Entre los factores de riesgo están la anafilaxia previa, si se tuvo un choque anafiláctico una vez, es probable que vuelva a suceder , y además las reacciones futuras podrían ser más graves que las primeras. Otro factor de riesgo es la alergia o el asma, las personas que tienen cualquiera de estos trastornos se encuentran en mayor riesgo de padecer anafilaxia. Complicaciones de la anafilaxia Sin tratamiento rápido, la anafilaxis puede tener complicaciones como: Obstrucción de las vías aéreas. Paro respiratorio. Paro cardíaco. Shock. Prevención de la anafilaxia La mejor manera de prevenir la anafilaxia es evitar el contacto con las sustancias que causan esta reacción grave. Otras medidas de prevención incluyen: Usar un collar o un brazalete de advertencia médica para indicar que el paciente es alérgico a algún medicamento específico u otras sustancias. Si se es alérgico a los insectos que pican, es importante tener precaución cuando se está cerca de alguno. Tener disponible un kit de urgencia con los medicamentos recetados en todo momento. Se recomienda llevar uno e incluso dos autoinyectores de adrenalina , para posibles ataques. Especialidades a las que pertenece la anafilaxia La anafilaxia pertenece a la especialidad de Alergología.  Los alergólogos son expertos en el tratamiento del asma y las alergias. Preguntas frecuentes: ¿A qué se puede ser alérgico? Se puede ser alérgico a muchas cosas, todo dependerá del organismo de la persona. Las reacciones alérgicas más comunes son a determinados alimentos, a picaduras, al polen o al polvo y a medicamentos. ¿Puedo desarrollar una alergia en cualquier momento de mi vida? Sí, se puede desarrollar una alergia en cualquier momento. La mayoría de las reacciones alérgicas que surgen de adultos están relacionadas con la alimentación. Lo más frecuente es desarrollarlas en los dos primeros años de vida , pero un 10% aparecen a partir de los 8 años de edad, e incluso en la vida adulta. ¿Son dolorosas las pruebas de la alergia? No, las pruebas de alergia no son dolorosas, la mayoría son parecidas a cuando te toman una muestra de sangre. ¿Qué relación tiene la atopia con la alergia? Una persona, cuando tiene una alergia, tiene una reacción concreta frente a una sustancia o un alérgeno; sin embargo, una persona atópica es aquella que tiene predisposición o facilidad a desarrollar alergia a diferentes sustancias a lo largo de su vida. ¿Qué relación tiene el asma con la alergia? Ambos problemas tienen relación. Los alérgenos, como el polen o la alternaria, afectan, y mucho, a los pacientes asmáticos porque no solo son una de las principales causas de asma, sino que también son uno de los desencadenantes más frecuentes de una crisis asmática.
Afasia
Enfermedad

Afasia

¿Qué es la afasia? La afasia es un trastorno del lenguaje caracterizado por una dificultad de producir o comprender el lenguaje tanto escrito como hablado . Está provocada por una lesión cerebral en una persona que anteriormente podía hablar con normalidad. Puede causar problemas con cualquiera o todas las siguientes destrezas: la expresión, la comprensión, la lectura y la escritura. La edad media en que suele presentarse este problema es a los 60 años, es decir, que la mayoría de las personas que tienen afasia son adultos de mediana edad o mayores, pero cualquier persona puede tenerla incluso los niños pequeños. Afecta más a hombres que a mujeres, y aproximadamente una de cada 1 de cada 3 personas se ven afectadas por una pérdida prolongada del habla, y es más común en los adultos que sufrieron un derrame. El tipo de afasia que se presenta  y la gravedad de la misma dependerán de la parte del cerebro que sufrió el daño y de la magnitud del mismo. Tipos de afasias Los tipos de afasia que podemos destacar van a depender del área del cerebro que esté afectada, como son: Afasia Motora : es también llamada afasia de broca, y se caracteriza por una expresión verbal muy afectada y una compresión mejor aunque también está afectada. Afasia sensorial : es también llamada afasia de Wernicke, y es un tipo de afasia que se caracteriza por grandes problemas para recordar las palabras y algunas dificultades en la compresión, las personas que la padecen pueden repetir palabras u oraciones sin problemas aunque no las entiendan. Afasia global : se produce cuando están gravemente afectadas tanto las funciones expresivas como receptivas del lenguaje, la comprensión está muy dañada. Es decir, en este trastorno la mayoría de las veces se ven afectadas todas las áreas del lenguaje del habla, de la escritura y de la lectura. Afasia de conducción : se caracteriza por tener problemas en la repetición de las palabras u oraciones, mientras que el habla espontánea no presenta alteración evidente. Afasia amnésica : afecta al recuerdo de las palabras, es decir, las personas que sufren este tipo de afasia tienen problemas para encontrar palabras, producen largas pausas al hablar y cortar las frases en discursos con fluidez normal. Afasia anómica : en este tipo de afasia el paciente tiene dificultad para usar las palabras correctas para describir objetos, lugares o eventos. Causas de la afasia La causa más frecuente de afasia es el daño cerebral que resulta de un accidente cerebrovascular , es decir, el bloqueo o la rotura de un vaso sanguíneo en el cerebro. La falta de presencia del suministro de sangre al cerebro produce la muerte de las células cerebrales o daño en las regiones encargadas de controlar el lenguaje. El daño cerebral producido por una lesión grave en la cabeza, es decir, un traumatismo craneoencefálico, un tumor, una infección del sistema nervioso o un proceso degenerativo también puede producir afasia. En estos casos, la afasia generalmente ocurre con otros tipos de problemas cognitivos, como problemas de memoria o confusión. Síntomas de la afasia Entre los síntomas que puede presentar una persona con afasia están: Hablar con oraciones cortas o incompletas, decir palabras irreconocibles. Escribir o decir oraciones sin sentido. Sustituir una palabra o un sonido por otro, no comprender conversaciones de otras personas. Reducción del lenguaje, se anula la capacidad de comprensión Tratamiento de la afasia Si el daño cerebral es leve, el paciente puede recuperar las habilidades del lenguaje sin tratamiento alguno. Sin embargo, la mayoría de los pacientes se somete a la terapia del habla y del lenguaje para recuperar sus habilidades y complementar sus experiencias de comunicación. Existen numerosos tipos de tratamiento para las personas con afasia. El tipo de tratamiento dependerá de las necesidades y los objetivos del paciente. En la actualidad, se están estudiando ciertos medicamentos para el tratamiento de la afasia. Se trata de medicamentos que pueden aumentar el flujo sanguíneo al cerebro, mejorar la capacidad de recuperación de este, o ayudar a reemplazar las sustancias químicas agotadas en el mismo. Pruebas complementarias al tratamiento de la afasia Para el diagnóstico de la afasia se deberá realizar una resonancia magnética o tomografía computarizada para confirmar la lesión en el cerebro y conocer su ubicación exacta. Por lo general, el médico también evalúa la capacidad de comprender y producir el lenguaje, haciendo pruebas para ver cómo el paciente sigue órdenes, contesta preguntas, nombra objetos y mantiene una conversación. Factores desencadenantes de la afasia El factor principal desencadenante de la afasia es una lesión cerebrovascular y los traumatismos craneoencefálicos principalmente en niños. Hemos de tener en cuenta además los derrames cerebrales y los tumores, y también enfermedades degenerativas como el Alzheimer . Factores de riesgo de la afasia Los factores de riesgo más comunes de la afasia son: edad, sexo, hipertensión arterial, diabetes mellitus, tabaquismo, alcoholismo, obesidad y colesterol. Complicaciones del tratamiento de la afasia La afasia puede generar numerosos problemas en la calidad de vida porque la comunicación es una parte importante de esta. La dificultad en la comunicación puede afectar a numerosos aspectos de la vida de los pacientes. Entre estos aspectos están: El trabajo. Las relaciones  familiares. Las relaciones sociales. El funcionamiento diario. Prevención de la afasia Es un trastorno neurológico que ocurre de repente, sin aviso, aunque no se puede evitar. Pero se puede prevenir de la siguiente manera: Reducir el riesgo de padecer arteriosclerosis, ya que los accidentes vasculares (ictus) generalmente aparecen como consecuencia de la misma. Evitar valores elevados de la tensión arterial y del colesterol. Evitar el sobrepeso. Realizar deporte. Dejar de fumar. Tratar de evitar las caídas y los golpes en la cabeza, usando protección. Especialidades a las que pertenece la afasia En las afasia, el diagnóstico debe ser hecho por el neurólogo, que es quien atiende las enfermedades del cerebro y del sistema nervioso. Pero el profesional idóneo para la rehabilitación del lenguaje es el logopeda, que es quien se encarga de evaluar, diagnosticar y tratar los problemas del lenguaje. Preguntas frecuentes: ¿Qué es la afasia sensitiva? La afasia sensitiva es un tipo de afasia que se caracteriza por el lenguaje fluido , con parafasias de distinto tipo y una severa afectación de la comprensión . ¿Qué es la afasia motora? La afasia motora es un tipo de afasia no fluida o expresiva y se caracteriza por patrones de articulación del habla difíciles de entender. Se caracteriza por la casi imposibilidad para lograr una producción verbal fluida. ¿Qué es la afasia de broca? La afasia de broca o afasia motora, se caracteriza por una e xpresión verbal muy afectada y una compresión mejor , pero que también está afectada. Puede resultar de una lesión que afecta principalmente el lóbulo frontal del cerebro. Es común que las personas con afasia de Broca tengan debilidad o parálisis del brazo y la pierna derecha. Esto es porque el lóbulo frontal donde está la lesión también controla los movimientos del cuerpo. ¿Qué diferencia hay entre afasia y disartria? La diferencia entre afasia y disfasia es que la afasia es un trastorno del lenguaje caracterizado por una dificultada para producir y comprender el lenguaje tanto escrito y hablado, mientras que la disartria es un trastorno del habla caracterizado por dificultades en todos los niveles del habla . Afecta la lengua, los labios, el paladar, las cuerdas vocales, la laringe y la respiración. ¿Qué es la afasia de Wernicke? La afasia de Wernicke puede resultar de un daño al lóbulo temporal del cerebro. Las personas con afasia de Wernicke pueden hablar en oraciones largas y completas que no tienen sentido , añadiendo palabras innecesarias e incluso inventando palabras. 
Aplastamiento Vertebral
Enfermedad

Aplastamiento Vertebral

¿Qué es un aplastamiento vertebral? Un aplastamiento vertebral, también conocido como fractura por compresión vertebral, es una fractura de las vértebras , que son los huesos de la columna vertebral, causada por compresión, aplastamiento o presión excesiva de un hueso de la columna vertebral contra otro y muy frecuentemente por movimientos de flexión del tronco. Son más frecuentes en personas mayores de 65 años, sobre todo en mujeres con osteoporosis, y en algunas ocasiones provocadas por la menopausia debido a que se tienen los huesos más débiles y menos masa ósea (osteoporosis). También se produce en los hombres, aunque en proporción más baja. Es una enfermedad común y si no se tratan las causas puede ser grave. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Causas de un aplastamiento vertebral Un aplastamiento de vértebras se produce por la presión excesiva del cuerpo vertebral. La fractura se produce cuando se aplasta el cuerpo vertebral, causando que la parte anterior de la vértebra adquiera forma de cuña , lo que hace que el tejido óseo en el interior del cuerpo vertebral sea aplastado o se comprima. Existen tres causas principales, que son: La osteoporosis : es una de las causas más comunes de este tipo de fracturas, es una una enfermedad en la cual los huesos se vuelven más frágiles, porque provoca una disminución en la cantidad de hueso mineralizado, es decir, se pierde calcio y otros minerales principalmente con la edad, haciendo los huesos más susceptibles a las fracturas. Cualquier hueso puede verse afectado, pero empieza por la columna vertebral dorsal baja. Traumatismo : las fracturas por compresión debido a un traumatismo, el cual puede ser causado por una caída, un salto fuerte, un accidente automovilístico, o cualquier otro trauma que pueda afectar la columna vertebral. Tumores : el cáncer se extiende a la columna vertebral y debilita gradualmente su capacidad para soportar el peso de su propio cuerpo y soportar las tensiones normales, y puede llegar a destruir la vértebra. La mayoría de los tumores que la afectan son secundarios, es decir, que se diseminaron al hueso desde alguna otra parte. También hay tumores que comienzan en la columna, como el mieloma múltiple (es un tipo de cáncer de la médula ósea). Síntomas de un aplastamiento vertebral Los síntomas de un aplastamiento vertebral son: dolor, que puede variar de leve a grave, y por lo general empeora con el movimiento, por ejemplo al caminar, y no se siente al descansar. También en las fracturas por compresión el dolor es intenso y se siente más en la parte media o baja de la columna vertebral y en ocasiones se siente como si fueran puñaladas. Si hay afectación medular pueden existir parestesias (entumecimiento y hormigueo)  y debilidad para la movilidad de brazos y las piernas. También puede haber pérdida de altura de la columna, postura encorvada o cifosis (curvatura anormal de la columna vertebral) y estreñimiento. Tratamiento de un aplastamiento vertebral El tratamiento para un aplastamiento vertebral debe incluir analgésicos de tipo AINES (antiinflamatorios no esteroideos) y reposo absoluto. Estos tienen como objetivo aliviar el dolor y en ocasiones curar la afección. Otros tratamientos pueden incluir corsés para la espalda, pero estos pueden debilitar los huesos y ocasionar más riesgo de fracturas, sumados a fisioterapia para mejorar los movimientos y la fuerza alrededor de la columna, y un medicamento llamado Calcitonina que ayuda aliviar el dolor óseo. Si la curación no se produce, puede requerirse un tratamiento quirúrgico, los más recomendados para las fracturas de compresión son: Vertebroplastia : es un procedimiento mínimamente invasivo en el cual se inyecta cemento especial en el cuerpo vertebral roto. Este se utiliza principalmente para aliviar el dolor intenso y mejorar la resistencia del cuerpo vertebral. Cifoplastia : es un procedimiento mínimamente invasivo en el cual se desliza un tubo con un balón desinflado en el interior de la vértebra fracturada. Una vez dentro el balón se infla y luego se inyecta cemento óseo en el espacio formado por el balón. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Pruebas complementarias del tratamiento en un aplastamiento vertebral Las pruebas diagnósticas en un aplastamiento de vertebras son: una radiografía de la columna vertebral anteroposterior y lateral, que puede mostrar al menos 1 vértebra comprimida más corta que las otras. Otros exámenes que se pueden realizar, son: una  prueba de densidad ósea para detectar osteoporosis y ver si los huesos están frágiles, una tomografía computarizada o una resonancia magnética , si existe sospecha de que la fractura esté ocasionada por un tumor o un traumatismo grave (accidente automovilístico, caída, etc), o para descartar afectación medular. Factores de riesgo de un aplastamiento vertebral Los factores de riesgo de un aplastamiento vertebral son: Los traumatismos vertebrales (como caídas o accidentes automovilísticos). Osteoporosis , enfermedad en la cual los huesos se vuelven frágiles porque pierden minerales esenciales como el calcio. La edad es más frecuente en la que se desarrolla esta enfermedad es en personas mayores de 60 años. Múltiples fracturas. Tumores: neoplasias sólidas que tienen mayor tendencia a hacer metástasis en hueso, por ejemplo cáncer de próstata, mama, riñón... etc y neoplasias hematológicas como el mieloma múltiple. Complicaciones de un aplastamiento vertebral Cifosis o joroba. Sensibilidad sobre las vértebras o tejidos afectados. Incapacidad de los huesos para fusionarse después de la cirugía. Compresión de la médula espinal o de la raíz de un nervio. Prevención de un aplastamiento vertebral Tomar medidas para tratar y evitar la osteoporosis es la manera más efectiva para prevenir este tipo de fracturas como: Tomar suplementos de calcio. Realizar ejercicios de soporte de peso (como caminar), puede ayudar a evitar la pérdida ósea. Una alimentación sana y equilibrada. Evitar los traumatismos. Especialidades a las que pertenece el aplastamiento vertebral Las especialidades médicas a la que pertenece el aplastamiento vertebral, deben de trabajar en conjunto para ser tratadas. Son principalmente  la traumatología, que trata las enfermedades y lesiones del aparato locomotor, acompañada de la reumatología, que también trata las enfermedades musculoesqueléticas y también se requerirán médicos rehabilitadores. Preguntas frecuentes: ¿Cuáles son las vértebras más delicadas / peligrosas ante un aplastamiento vertebral? Las vértebras más delicadas y peligrosas ante un aplastamiento vertebral son las dorsales y las lumbares. ¿Hay relación entre el aplastamiento vertebral y el estreñimiento? Sí, existe relación entre la columna vertebral y el estreñimiento. El abdomen está conectado con la columna vertebral, que es el soporte óseo a la pared del cual se suspenden las vísceras abdominales, por lo que es posible que se produzca una fase de estreñimiento de forma inmediata a una fractura debido al hematoma (moratón) y al dolor que provoca un hueso roto. También a las posturas, ya que por causa de la lesión el paciente se doble sobre el abdomen. Estas tensiones sobre el abdomen provocan a su vez una tensión sobre las fascias abdominales , que son las “cuerdas” que sujetan los órganos y vísceras abdominales a la columna vertebral, principalmente a nivel dorsal y lumbar de la misma. ¿Qué es un aplastamiento vertebral osteoporótico? Un aplastamiento vertebral osteoporótico es una f ractura del cuerpo de las vertebrales por compresión , que se produce por la fragilidad de los huesos y la pérdida de calcio y minerales ocasionado por la osteoporosis. ¿Cómo dormir con un aplastamiento vertebral? Con un aplastamiento vertebral se debe dormir en un colchón firme. El paciente debe dormir sobre su espalda con una almohada debajo de sus rodillas . Esto disminuirá la presión de la espalda. También puede dormir de lado con una o las dos rodillas dobladas y una almohada entre ellas. ¿Un aplastamiento vertebral puede dejar paralítico? Un aplastamiento vertebral solo puede dejar paralítica a una persona si afecta a la médula espinal. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.  
Angiodema
Enfermedad

Angiodema

¿Qué es un angioedema? El angioedema, conocido también como edema de Quincke o edema angioneurótico, es la presencia de tumefacción a nivel de la piel , del tejido submucoso y de las mucosas . Puede ser producido por procesos alérgicos o por procesos secundarios a toma de medicamentos. Cuando se produce por medicamentos se puede dar hasta en el 0,5 por ciento de los pacientes que toman AINES. El mayor riesgo de angioedema se presenta cuando este afecta a la glotis, ya que puede producir problemas respiratorios asociados. Es una enfermedad que puede ser grave si no se trata de modo adecuado. Tipos de angioedemas Los tipos de angioedemas son: Angioedema hereditario : es un angioedema que se presenta de forma recurrente en forma de tumefacciones. Su origen está en el déficit del inhibidor de la esterasa (INH C 1). Angioedema alérgico : es el que se produce por contacto con una sustancia a laq que el paciente tiene alergia, ya sea alimentaria o de otra índole. Angioedema medicamentoso : es el angioedema que provocan ciertos fármacos como lo IECAS (por ejemplo el Enalapril ). Causas del angioedema Las causas pueden ser alergias a picaduras de insectos, a ciertos alimentos como frutas, huevo, leche... a los que el paciente es alérgico. Por la exposición a la luz, al sol, al frío, por enfermedades autoinmunes como el lupus, o por ciertos medicamentos antihipertensivos o antiinflamatorios. Síntomas del angioedema El síntoma principal del angioedema es la inflamación del tejido subcutáneo , que puede llevar asociada también la inflamación de la piel. Esta inflamación suele darse en los ojos y los labios, pero puede producirse también a nivel de la garganta, los pies y las manos presentando picor o dolor . Puede acompañarse de dolor abdominal y dificultad para respirar. Tratamiento del angioedema En primer lugar hay que tratar de evitar alérgenos conocidos . Si el proceso ya se ha producido, el uso de fármacos antihistamínicos, corticoides, adrenalina y, en caso necesario, inhaladores, que ayuden a abrir las vías respiratorias. Pruebas complementarias del tratamiento de un angioedemas Será necesario realizar una analítica sanguínea con recuento leucocitario en la que se busca un aumento de los eosinófilos. En la bioquímica se estudiarán las inmunoglobulinas E, que estarán elevadas en los casos de alergia. También se realizan pruebas de alergia mediante prick test , en el cual se ponen pequeñas cantidades de sustancia al paciente en el brazo, dando lugar a una reacción alérgica localizada. Factores desencadenantes del angioedema El factor desencadenante es la descarga de histamina , que se produce en el organismo ante el contacto con una sustancia a la que el paciente tiene alergia. Factores de riesgo del angioedema El principal factor de riesgo es el contacto con la sustancia a la que el paciente presenta alergia: el frío, el calor, el sol, los alimentos, o los fármacos. Complicaciones del angioedema Dificultad respiratoria. Insuficiencia respiratoria. Prevención de un angioedema Evitar contacto con sustancias que den alergia al paciente Llevar adrenalina precargada que pueda ser inyectada en caso necesario. Especialidades a las que pertenece el angioedema El angioedema pertenece tanto al dermatólogo como al alergólogo. Preguntas frecuentes: ¿Qué es un angioedema facial? El angioedema facial es la inflamación que se produce en la cara, presentando especial afección en los ojos y a nivel de los labios, ¿Qué es un edema? El edema es la inflamación que se produce en diferentes partes del cuerpo y que se debe a la presencia de líquido en el tejido intersticial, en el caso de edemas en miembros inferiores es un síntoma frecuente de insuficiencia cardíaca en el que se produce el acúmulo de líquido en los miembros inferiores, normalmente alrededor de los tobillos y hasta las rodillas. En el caso de infarto puede haber edema pulmonar, que es la presencia de líquido en los pulmones, lo que da lugar a que estos no funcionen de modo adecuado. ¿Qué es el edema de glotis? El edema de glotis es la presencia de inflamación a nivel de la glotis. Esto da lugar a dificultades para respirar , ya que se produce una obstrucción de la vía respiratoria más o menos intensa, impidiendo el paso de aire hacia los pulmones. Pone en riesgo grave la vida del enfermo, precisando en ocasiones de la realización de una traqueotomía para permitir que el paciente siga respirando. Es una situación de urgencia vital que debe ser revertida en el menor tiempo posible, pudiendo ser necesaria la inyección de adrenalina subcutánea ¿Qué son la glotis y la epiglotis? La glotis es la zona de la laringe donde se encuentran las cuerdas vocales . A través de ella pasa el aire hacia los pulmones. La epiglotis es una zona cartilaginosa que se cierra cuando se traga , esto impide que la comida pueda deslizarse hacia los pulmones. Por tanto la epiglotis bloquea la glotis evitando que el alimento pase a los pulmones. Cuando no estamos tragando, la epiglotis está levantada, y permite el paso de aire a los pulmones libremente.
Fisura Anal
Enfermedad

Fisura Anal

¿Qué es una fisura anal? Fisura anal o fisura ano-rectal o úlcera anal. Es una lesión generalmente primaria, producida por traumatismos en la zona local . Se da en adultos de edad media y en mujeres durante el embarazo. Es una enfermedad leve. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Tipos de fisuras anales Las fisuras anales se clasifican según su origen y la forma que tienen en: Idiopáticas : se producen por un esfuerzo excesivo de los esfínteres del ano, bien por un estreñimiento o una diarrea. Agudas: fisura anal de pocos días que tiene apariencia similar a un corte al ser superficial. Crónicas: cuando una fisura anal tiene más de seis semanas sin aspectos de curación. Son fisuras profundas. Causas de fisuras anales La fisura anal se produce por un desgarro en la zona del ano debido a diferentes causas o esfuerzos. Estos desgarros se producen ante un aumento en la tensión muscular del tejido anal y como resultado se produce una fisura en el ano. Síntomas de una fisura anal Los síntomas de una fisura anal son variados, destacando: Sangrado en la heces. Dolor durante o tras la evacuación intestinal. Irritación y picor en el ano. Grieta en el ano. Tratamiento para la fisura anal Para tratar una fisura anal se requiere el uso de ungüentos o cremas en la zona del ano para reducir los dolores y ayudar a la cicatrización, además es importante ampliar el consumo de fibra y de líquidos para que las heces que se formen sean más blandas y se facilite la evacuación durante el periodo de curación. También se puede indicar la toma de otros medicamentos de ingesta oral para una mayor relajación de los esfínteres y/o aplicar baños de agua caliente para relajar el esfínter y mejorar la cicatrización. En algunos casos es necesario recurrir a la cirugía para conseguir cerrar la fisura, sobre todo si es una fisura crónica o de difícil solución. Pruebas complementarias del tratamiento de fisura anal Para diagnosticar la fisura anal puede valer con un simple examen físico , en el que el médico examinará la superficie del ano y la fisura y en caso de que al paciente no le resulte doloroso realizará un tacto rectal (inserción de un dedo enguantado en el interior del recto). Según la forma de la fisura y el lugar donde se haya producido se puede conocer la causa por la que se ha originado. En algunos casos se pueden pedir más pruebas como una sigmoidoscopia o colonoscopia , pruebas parecidas por las cuales se introduce un tubo flexible con una cámara en el interior del colon para observar. Factores desencadenantes de una fisura anal La fisura anal suele desencadenarse por factores como el estreñimiento , lo que provoca el esfuerzo anal para la expulsión de heces; la formación de heces grandes y/o duras cuya evacuación puede provocar la fisura; diarrea crónica y enfermedades de inflamación intestinal. Factores de riesgo de fisuras anales Hay una serie de factores de riesgo por los cuales un paciente puede tener mayor riesgo de padecer una fisura anal, los de mayor riesgo son; Edad:  aunque es común entre los adultos de edad media, cuanto mayor es la edad más probable es padecer una. Relaciones sexuales anales. Mujeres embarazadas , ya que pueden aparecer en el parto o durante la gestación. Pacientes con enfermedades crónicas del intestino como la enfermedad de Crohn, ya que la inflamación del intestino puede llegar al exterior y la zona del ano ser más sensible. Personas que padecen estreñimiento . ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Complicaciones de una fisura anal No cicatrización de la fisura. Tendencia a padecerla de nuevo. Fisura anal crónica. Necesidad de una intervención quirúrgica para sanar. Fístulas anales. Absceso anal. Prevención de fisuras anales Mantener una dieta equilibrada. Beber muchos líquidos. Comer alimentos ricos en fibra. Prevenir el estreñimiento. Practicar deporte. Especialidades a las que pertenecen las fisuras anales La especialidad médica encargada de tratar la fisura anal es la gastroenterología y en caso de intervención, el cirujano general. Preguntas frecuentes: ¿Qué diferencia hay entre fisuras anales y hemorroides? Una fisura anal es una herida o corte en la zona del ano, mientras una hemorroide es una mala vascularización de los vasos sanguíneos del ano, lo que provoca su inflamación. ¿Hay algún tratamiento natural para las fisuras anales? El más común es el tratamiento con productos naturales como el aloe vera ya que posee grandes poderes cicatrizantes. ¿Se pueden hacer ejercicios para evitar las fisuras anales? Hay ejercicios que ayudan tanto a prevenir las fisuras anales como a ayudar en su curación. Algunos de estos ejercicios son yoga, caminar y baños calientes para favorecer la circulación del flujo sanguíneo. ¿Qué enfermedades se pueden dar en el ano? Las más frecuentes son hemorroides, abscesos, incontinencias, fístula, fisura y cáncer. ¿Qué es una hemorroide centinela? Una hemorroide centinela es un síntoma que informa de que el paciente padece una fisura anal, ya que este tipo de hemorroide es distinta a las normales al no tener vasos sanguíneos dilatados sino pliegues cutáneos. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.
Meningitis
Enfermedad

Meningitis

¿Qué es la meningitis? La meningitis es una enfermedad infecciosa, que afecta a las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal , conocidas como meninges. La incidencia de la meningitis oscila entre 0,87 a 2,76 casos por cada 100.000 habitantes al año, el 80% de las meningitis son víricas, el resto son bacterianas y de éstas la mayoría están causadas por el meningococo y neumococo. Pueden producir coagulopatías. En estos casos, las infecciones presentan una mayor gravedad. Las meningitis víricas son enfermedades leves mientras que las meningitis bacterianas son enfermedades graves que pueden poner en peligro la vida de la persona. Tipos de meningitis Los tipos de meningitis son: Meningitis vírica . Es la más frecuente, produce hasta el 80% de las meningitis y suele ser leve,  no precisa de tratamiento específico. Meningitis bacteriana . Es menos frecuente que la vírica y puede ser más grave. Precisa de tratamiento antibiótico para su resolución. Causas de la meningitis La causa de meningitis es la infección vírica o bacteriana. Los virus producen el 80% de las infecciones, los más frecuentes son los enterovirus y los menos frecuentes son el virus del herpes simple. En otros países, los virus transmitidos por picaduras de insectos como el virus del Nilo o el virus de la encefalitis de San luis o de California, también pueden producir meningitis. Las infecciones bacterianas más frecuentes son por meningococo y producen hasta el 60% de las infecciones bacterianas, seguidas del neumococo y la listeria. Síntomas de la meningitis Los síntomas de la meningitis se inician con malestar general, fiebre, dolores musculares y tos , que más tarde evolucionan a fiebre alta, con dolor intenso de cabeza, vómitos incoercibles, molestias por la luz y puede acompañarse de sensación de somnolencia, alteración de estado mental.  En niños suele aparecer llanto e irritación y respiración rápida. Tratamiento para la meningitis El tratamiento de las meningitis víricas será sintomático con analgésicos y, si fuera necesario, sueros intravenosos. En caso de las infecciones por herpesvirus, se dará tratamiento con aciclovir, y en casos de meningitis por HIB, se dará tratamiento antirretroviral. El resto de los virus sólo precisan tratamiento sintomático y se resuelven por sí mismos. El tratamiento de las infecciones por bacterias serán antibióticos , siendo los más utilizados: ceftriaxona y la penicilina a altas dosis, dependiendo del germen que la haya producido. Pruebas complementarias del tratamiento de la meningitis El diagnóstico de una meningitis comienza con una sospecha diagnóstica por la exploración clínica del paciente, en la cual habrá fiebre alta y rigidez de nuca en la exploración. En los casos más graves puede haber petequias, son pequeñas lesiones hemorrágicas que aumentan rápidamente en la piel, y es un síntoma de gravedad. Una analítica de sangre indicará una alteración en los glóbulos blancos y se realizar una  toma de líquido céfalo-raquídeo que se cultiva para saber qué germen produce la infección y qué antibiótico es el óptimo para tratarlo. Factores desencadenantes de la meningitis El factor desencadenante es una infección por parte del germen implicado . En algunos casos, puede ir precedido en casos de meningitis bacterianas por procesos infecciosos en oídos. Factores de riesgo de la meningitis   Los factores de riesgo para meningitis es el contacto con una persona que desarrolla la enfermedad . Por tanto, ante presencia de la enfermedad de tipo bacteriana, se procede a dar profilaxis antibiótica al colectivo que ha tenido contacto con el paciente, tanto familiares como compañeros de trabajo o colegio si fuera necesario. Complicaciones de la meningitis En las meningitis víricas no hay complicaciones .  En las meningitis bacterianas pueden dar como complicaciones como: Encefalitis. Epilepsia. Problemas de audición. Hidrocefalia. Miocarditis. Derrame subdural. Edema cerebral. Prevención de la meningitis Los mecanismos de prevención de la meningitis son: Tratamiento con rifampicina o ceftriaxona o ciprofloxacino como medida preventiva en las personas de contacto con el afectado. Vacunación de meningococo. Vacunación de neumococo. Vacuna de haemophilus. Especialidades a las que pertenece la meningitis La meningitis puede ser tratada por médicos de enfermedades infecciosas y en caso necesario, por médicos intensivistas. Preguntas frecuentes ¿Cómo se contagia la meningitis? La meningitis se contagia a través de las gotitas de flujo , que son las pequeñas gotas de saliva que se despiden al toser, o estornudar. Por eso es importante ante un caso de meningitis tratar a las personas que han tenido un contacto íntimo con el enfermo, para evitar que distribuyan la bacteria o puedan sufrir la enfermedad. ¿Es peligrosa la meningitis en niños? La meningitis bacteriana es una enfermedad potencialmente grave , que puede dar secuelas a las personas que la sufren tanto adultos como niños, pudiendo producir sordera, pérdida visual, daño cerebral, daño renal y daño cardíaco. Aunque la mayoría de las personas tratadas precozmente no sufren alteraciones posteriores. La meningitis vírica no es peligrosa salvo la meningitis por VIH, ya que está meningitis va  acompañada por la infección por dicho virus. ¿Qué secuelas puede dejar la meningitis? La meningitis deja como secuelas la sordera, ceguera o alteración visual, daño renal, daño cardiaco y retraso mental. ¿Qué es la meningitis por neumococo? La meningitis neumocócica es la enfermedad que se produce por la infección de las meninges por la bacteria neumococo . Es una enfermedad más frecuente en adultos y la segunda causa de meningitis en niños mayores de 2 años. ¿Cuándo se pone la vacuna contra la meningitis? Hay varias vacunas frente a la meningitis ya que hay varios gérmenes que producen la enfermedad . La vacuna frente al meningococo B está indicada a partir de los 2 meses de edad y se pone a los más pequeños en tres dosis. En los niños más mayores se pone en dos dosis y en personas adultas inmunodeprimidas se pondrán dos dosis separadas entre, al menos,  seis meses. La vacunación frentes meningococo C será a los 4 meses, a los 12 meses, y a los 12 años. La vacuna frente a neumococo conjugada será los 2 , 4 y 11 meses. Es una única dosis en adultos. La vacunación de haemophilus será a los 2, 4 y 11 meses.
Diverticulitis
Enfermedad

Diverticulitis

¿Qué es la diverticulitis? La diverticulitis es una enfermedad infecciosa e inflamatoria que se produce en el intestino grueso sobre un proceso diverticular. Los divertículos son dilataciones en forma de saco que se producen en el colon. Es una enfermedad infrecuente por debajo de los 40 años y puede aparecer hasta el 50% de los mayores de 80 años . Puede dar lugar a perforación del intestino, esto se traduce en que es una enfermedad grave que puede requerir cirugía de urgencia. Tipos de diverticulitis Diverticulitis izquierda : se produce por los divertículos que se encuentran en la parte izquierda, sobre todo a nivel del sigma. Diverticulitis derecha : se encuentra en el colon ascendente. Es menos común salvo en los países de Asia. Causas de la diverticulitis La causa principal de la diverticulitis es la falta de fibra en la alimentación. Síntomas de la diverticulitis Los síntomas de la diverticulitis son: dolor abdominal focalizado en la zona inferior izquierda del abdomen, aunque también se puede dar en la zona derecha si es aquí donde se produce los divertículos, acompañado de fiebre, malestar general, vómitos y en algunos casos estreñimiento o diarrea. Tratamiento para la diverticulitis El tratamiento de la diverticulitis puede ser farmacológico o quirúrgico. El tratamiento preventivo de la diverticulitis está encaminado a controlar el sobrecrecimiento bacteriano a nivel del colon, para ello, se realiza un tratamiento con antibiótico ( Rifaximina ) una semana al mes durante un periodo de seis meses, esto parece prevenir diverticulitis de repetición. En el tratamiento farmacológico, se usa la combinación de dos antibióticos, ciprofloxacino en dosis de 500 mg. cada 12 horas, más Metronidazol en dosis de 500 mg. cada doce horas, ambos por un período de quince días. En el tratamiento quirúrgico se realiza una colectomía parcial extirpando la zona del colon afectada por los divertículos. Pruebas complementarias del tratamiento de la diverticulitis Pruebas de laboratorio : se realizará una analítica de sangre que nos permitirá conocer si existe una infección al valorar los glóbulos blancos. Pruebas de imagen : se procederá a realizar un escaneo con contraste que permitirá visualizar el grado de inflamación y si hay perforación del intestino o no. Factores desencadenantes de la diverticulitis El factor desencadenante de la diverticulitis es el sobrecrecimiento bacteriano que se produce en la zona del colon. Factores de riesgo de la diverticulitis Se consideran factores de riesgo para la diverticulitis: la edad, ya que es una enfermedad rara por debajo de los 40 años y su frecuencia aumenta con la esta, la obesidad, que aumenta la posibilidad de tener diverticulitis y de necesitar tratamientos más agresivos si se padece, la falta de ejercicio, la cual aumenta la posibilidad de sufrir esta enfermedad, una dieta rica en grasas y con poca fibra, y el abuso de medicamentos como los esteroides y los AINES como el Ibuprofeno y el Naproxeno . Complicaciones de la diverticulitis Perforación intestinal. Absceso intestinal. Obstrucción intestinal. Fístulas intestinales Peritonitis Prevención de la diverticulitis Evitar el estreñimiento con una dieta rica en fibra. Evitar la obesidad Realizar ejercicio. Evitar fármacos que produzcan enlentecimiento del tránsito intestinal Especialidades a las que pertenece la diverticulitis La diverticulitis es tratada por los cirujanos digestivos o generales, que harán, o bien un tratamiento médico, o bien un tratamiento quirúrgico- Preguntas frecuentes: ¿Qué puede comer una persona con diverticulitis? En las primeras 24 horas de evolución de una diverticulitis se deberá mantener una dieta líquida ; según mejore la sintomatología se comenzará con una dieta pobre en residuos durante las primeras 72 horas, para luego pasar a una dieta rica en residuos ( esto es rica en fibra). ¿Qué no se debe comer cuando se tiene diverticulitis? En las diverticulitis se debe intentar disminuir la cantidad de grasas y mantener una dieta rica en verduras y frutas. Se evitará el café, el alcohol y los azúcares refinados . Es conveniente aumentar el consumo de espárragos, espinacas, remolacha y manzana con piel. ¿Es lo mismo diverticulitis que diverticulosis? No. La diverticulosis es solo la dilatación del colon en forma de saquitos, la diverticulitis es cuando sobre esas zonas dilatadas se produce un proceso infeccioso e inflamación. ¿Qué es el sigma? El sigma es la zona del intestino grueso que une el colon descendente con el recto.tiene forma de “S”, y se puede denominar también colon sigmoide. ¿Qué es la diverticulitis de Sigma? La diverticulitis de sigma es la infeccion e inflamacion que se produce en los divertículos que se encuentran en el sigma.  
Arritmia
Enfermedad

Arritmia

¿Qué es una arritmia? La arritmia cardiaca es un trastorno y alteración del ritmo cardíaco del corazón, producido por algún cambio de sus características o por variaciones inadecuadas de la frecuencia. Ocurren cuando impulsos eléctricos que coordinan los latidos cardíacos no funcionan adecuadamente, lo que hace que el corazón lata demasiado rápido (taquicardia), demasiado lento (bradicardia) , o de manera irregular.  La arritmia es más frecuente en personas adultas a partir de los 55 años o con problemas del corazón. Es una enfermedad común que si no se trata puede ser grave. Tipos de arritmias Las arritmias se clasifican no sólo según dónde se originan, sino también según la velocidad de la frecuencia cardíaca que provocan, es decir, que existen muchas clases de arritmia. Las vamos a clasificar de forma general, por frecuencia cardíaca y origen de impulso. Por frecuencia cardiaca se clasifican en: Taquicardia : se refiere al latido del corazón rápido, es decir,  frecuencia cardíaca en reposo superior a los 100 latidos por minuto. Bradicardia : se refiere al latido del corazón lento, es decir, frecuencia cardíaca en reposo inferior a los 60 latidos por minuto. Por origen de impulsos en: Arritmias supraventriculares : son aquellas taquiarritmias (frecuencia cardiaca mayor de 100 lpm), que se producen por encima de los ventrículos, es decir, en las aurículas o en el nodo auriculoventricular, por encima del haz de his (grupo de fibras que transportan impulsos eléctricos a través del centro del corazón, como son: taquicardia auricular, fibrilacion auricular, aleteo o flutter auricular y taquicardias paroxísticas supraventriculares. Arritmias ventriculares : son las taquiarritmias que se originan en los ventrículos. Son más frecuentes en pacientes con cardiopatías y, en general, más peligrosas que las supraventriculares, como son: extrasístoles ventriculares, taquicardia ventricular no sostenida y sostenida, y fibrilación ventricular. Causas de la arritmia Una de las principales causas de arritmias cardíacas está relacionada con alteraciones en la regulación del ritmo por el sistema nervioso autónomo. En situaciones donde el sistema nervioso parasimpático se estimula, como en ambientes muy calurosos , el corazón disminuye la frecuencia de sus latidos apareciendo bradicardia, llegando incluso a provocar la pérdida de conocimiento. Por otro lado, también puede estimularse el sistema nervioso simpático, que acelera el ritmo cardíaco por encima de los 100 latidos por minuto, esto ocurre en situaciones de estrés y ejercicio . El mismo caso se da cuando hay un aumento de adrenalina en sangre. El impulso eléctrico no se genera de manera adecuada en cardiopatías que estén presentes al nacer ( congénitas), niveles anormales de potasio u otras sustancias en el cuerpo, hipertiroidismo. Otra causa muy importante son las enfermedades cardíacas: la cardiopatía isquémica, como el infarto de miocardio , puede originar arritmias de mal pronóstico, y, superado el infarto, las cicatrices en el músculo cardíaco también. Asimismo, algunos trastornos de las válvulas pueden también originar alteraciones del ritmo cardíaco por el agrandamiento que producen en la aurícula izquierda. La arritmias pueden también estar causadas por algunas sustancias o medicamentos como: alcohol, cafeínas, drogas estimulantes , tabaco o algunos medicamentos usados para la depresión. Síntomas de la arritmia Los síntomas de la arritmia incluyen: agitación en el pecho, dolor en el mismo, aceleraciones en los latidos del corazón, latidos del corazón lentos, dificultad para respirar, sudoración, desmayo (síncope)  o desvanecimiento, palidez, disnea o fatiga, cansancio y debilidad. Tratamiento de la arritmia Un marcapasos es una de las mejores opciones para la arritmia. Es un dispositivo pequeño que a menudo se implanta cerca de la clavícula. Uno o más cables con electrodos en las puntas se extienden desde el marcapasos a través de los vasos sanguíneos hasta la parte interna del corazón. Si la frecuencia cardíaca es demasiado lenta o se detiene, el marcapasos envía impulsos eléctricos que estimulan al corazón para que lata a una frecuencia estable. Para muchos tipos de arritmias, se debe recetar un medicamento para controlar la frecuencia cardíaca o para que se restablezca el ritmo cardíaco normal. Es muy importante ingerir cualquier medicamento antiarrítmico exactamente como lo indica el médico para minimizar las complicaciones. En algunos casos, la cirugía puede ser el tratamiento recomendado para las arritmias cardíacas, los procedimientos quirúrgicos incluyen: procedimiento de laberinto y cirugía de derivación coronaria. Pruebas complementarias del tratamiento de la arritmia Para el diagnóstico y tratamiento de la arritmia se deben indicar pruebas como: electrocardiograma, monitor Holter, ecocardiograma, etc. Factores desencadenantes y de riesgo de la arritmia Los factores que incrementan el riesgo de la arritmia incluyen:  enfermedad de las arterias coronarias, otros problemas cardíacos y cirugía cardíaca previa, ataque cardíaco, la edad, medicamentos y suplementos, diabetes, apnea obstructiva del sueño, consumo abusivo de alcohol, consumo abusivo de cafeína o nicotina, desequilibrio de electrolitos, hipertensión arterial, enfermedades congénitas, problemas con las tiroides y colesterol alto. Complicaciones de la arritmia Las complicaciones de la arritmia incluyen: Accidente cerebrovascular. Insuficiencia cardíaca. Prevención de la arritmia Para prevenir la arritmia es necesario: Seguir una dieta de alimentos saludables para el corazón. Mantener un peso saludable. No consumir cafeína. No consumir alcohol. No consumir nicotina. Reducir el estrés. Aumentar la actividad física. Especialidades a las que pertenece la arritmia La arritmia pertenece a la especialidad de cardiología. La cardiología se encarga del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del corazón. Preguntas frecuentes: ¿Qué es la fibrilación auricular? La fibrilación auricular es la frecuencia cardíaca acelerada causada por impulsos eléctricos caóticos en las aurículas. Estas señales generan contracciones rápidas, débiles y descoordinadas de las aurículas. ¿Qué es la arritmia sinusal respiratoria? Es la variación de la frecuencia cardíaca del nodo sinusal con el ciclo respiratorio. ¿Qué es el síndrome del seno enfermo? El síndrome del seno enfermo es un grupo de problemas del ritmo cardíaco debido a problemas con el nodo sinusal, tales como: el latido cardíaco es muy lento, llamado bradicardia sinusal, el latido cardíaco que se interrumpe o se para, llamado pausa sinusal o paro sinusal. ¿Cuántas pulsaciones por minuto son normales en un adulto? Las pulsaciones normales por minuto para un adulto son de entre 60-100 latidos. ¿Cuántas pulsaciones por minuto son normales en un niño? Las pulsaciones normales en un niño por minuto son de entre los 70 latidos hasta 190.  
Epilepsia
Enfermedad

Epilepsia

¿Qué es la epilepsia? La epilepsia es una enfermedad neurológica que genera en el paciente movimientos involuntarios de su cuerpo y que se denominan como convulsiones , de ahí que otra de sus acepciones sea la de convulsiones generalizadas. Es una alteración neurológica que afecta a todas las edades y que pertenece a la especialidad de neurología, se trata de una enfermedad de tipo grave. Tipos de epilepsia La epilepsia se clasifica según el tipo de crisis que padece el paciente: Crisis generalizadas : afectan a ambos hemisferios del cerebro. Hay diferentes tipos, siendo la más común la crisis generalizada tónico-clónica (primero rigidez en las extremidades y después por todo el cuerpo, puede provocar la pérdida de conocimiento y la relajación de esfínteres). Crisis parciales : la anomalía se registra en una sola parte del cerebro, aunque luego puede extenderse por todo él. La más frecuente es la crisis parcial simple, que en función de la parte del cerebro a la que afecte, así dañará la función corporal. Espasmos : son movimientos bruscos y rápidos y representan normalmente el inicio de la epilepsia, sobre todo en los niños. Causas de la epilepsia Al igual que con otras enfermedades no existe una causa clara que determine el origen de la epilepsia, sin embargo, en un 50% de los casos se desarrolla por antecedentes de herencia genética que hayan padecido epilepsia, debido a anomalías en el cráneo y en el cerebro por contusiones, trastornos o infecciones. Síntomas de epilepsia La epilepsia tiene su origen en una alteración en el cerebro, por ello los síntomas están relacionados con el proceso coordinador de este. Los principales síntomas son: Ansiedad o miedo. Confusiones. Desmayos con pérdida de conocimiento. Espasmos no controlados, sobre todo de brazos y piernas. Tratamiento para la epilepsia El tratamiento más común para la epilepsia es la toma de medicamentos denominados anticonvulsivos o antiepilépticos . Ajustar la dosis exacta a cada paciente puede ser muy complejo ya que esta dependerá de la edad, de las convulsiones y otros factores. Si la medicación resulta eficaz y las convulsiones quedan controladas puede darse el caso de que el paciente deje de tomarla y no vuelva a sufrir convulsiones. No obstante, en otras situaciones, si no hace efecto y el paciente empeora este puede ser sometido a una intervención quirúrgica. Pruebas complementarias del tratamiento de epilepsia Para determinar si el paciente padece epilepsia, primero se establece un examen neurológico , donde se estudian las habilidades motoras, el funcionamiento mental y el comportamiento del paciente junto con otros aspectos neurológicos desarrollados. Después se realizarán una serie de pruebas médicas para terminar el diagnóstico: Análisis de sangre. Diagnóstico por imagen, como resonancia magnética y tomografías. Electroencefalograma. Factores desencadenantes de la epilepsia En función del origen de la epilepsia en cada paciente puede tener un factor desencadenante distinto. En el caso de que sea por herencia genética puede producirse de manera brusca o evolutiva por la transmisión de los genes de la familia, o puede que no llegue a aparecer. En caso de ser originada por factores externos, puede ser tras un accidente en el que se produzca un traumatismo craneoencefálico o a una infección que afecte al cerebro. Factores de riesgo de la epilepsia La epilepsia tiene mayor tendencia a desarrollarse en pacientes que presenta ciertos factores de riesgo como: Herencia familiar, si hay antecedentes familiares que la hayan padecido. Demencia. Daños en el cráneo. Las contusiones en el cerebro por accidentes pueden aumentar el riesgo de epilepsia. Anomalías en el cerebro debido a infecciones que provoca su inflamación. Complicaciones de la epilepsia Golpes por caídas al perder el conocimiento.  Accidentes con el coche o moto al sufrir un ataque mientras se conduce. Depresión. Ahogo al sufrir un ataque en la piscina o mar.  Ansiedad. Muerte súbita. Prevención de la epilepsia Evitar situaciones de riesgo que puedan provocar traumatismos cerebrales. Cumplir con el calendario de vacunación. Llevar una dieta alimenticia, completa y sana. Tomar medidas ante enfermedades cardíacas y cerebrovasculares. Especialidades a las que pertenece la epilepsia La epilepsia es tratada por especialistas en neurología.  Preguntas frecuentes ¿Cuáles son las consecuencias de tener epilepsia? Si el paciente padece epilepsia puede sufrir consecuencias en su estado de salud a nivel cognitivo, neurológico, psicológico y emocional .  Estas alteraciones pueden presentan lesiones neurovasculares en el cerebro, cambios de humor, pérdida de memoria o alteraciones en su desarrollo intelectual , entre otras, según cada caso y paciente.  ¿Qué hacer cuando alguien tiene un ataque de epilepsia? Lo primero mantener la calma , después debemos quitar todos los objetos peligrosos que están cerca de la persona que padece la crisis para que no se golpee con ellos y debajo de la cabeza colocarle una almohada o algo blanco para que no se lesione contra el suelo. Ponerle de lado para facilitarle la respiración y nunca intentar bloquear a la fuerza las convulsiones.  El paciente se recuperará gradualmente, es importante que se permanezca con él hasta que se encuentre bien y haya superado la crisis.  ¿Qué provoca los ataques epilépticos? Hay diferentes factores que pueden provocar ataques epilépticos a una persona que la padece, algunos son: Dormir poco.  Estrés.  Consumo de drogas y/o alcohol  Luces brillantes con parpadeos.  No tomarse la medicación.  ¿Qué es la epilepsia severa? La epilepsia severa hace alusión al tipo más grave, ya que el paciente sufre diferentes ataques epilépticos, desde crisis atónicas hasta convulsiones.  ¿Qué es una crisis atónica? La crisis atónica provoca que el paciente caiga de forma súbita por la pérdida de la fuerza muscular y del conocimiento . Dura unos pocos segundos y después el paciente vuelve en sí, pero suele darse junto con otros ataques epilépticos. 
Consultas online

Telemedicina 24h.
Olvida los riesgos, las esperas y desplazamientos.

Videoconsulta, Chat médico, consultas telefónicas... Tú decides.

Ver consultas online
1

Regístrate ahora y prueba un mes GRATIS de Savia Premium

Acceso ilimitado a nuestros servicios para que pruebes la experiencia Savia al completo.

Registrarte gratis
2

Después sigue con tu cuenta gratis o hazte Premium

Al acabar el mes, puedes disfruta Savia con la cuenta gratis o hacerte Premium por 59€ al año (o 10€ al mes) para tener consultas online inlimitadas.

Comparar todos los planes