Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Medicina Interna

La especialidad
Artículos especializados
Enfermedades
Síntomas
Otros contenidos
Espondilitis Anquilosante
Enfermedad

Espondilitis Anquilosante

¿Qué es la espondilitis anquilosante? La espondilitis anquilosante es un tipo de artritis que se da en la columna vertebral, produciendo la inflamación de las vértebras, así como la zona articular que une la columna con la pelvis. Se conoce también por los nombres de espondilitis reumatoide, espondiloartritis anquilosante, enfermedad de Bechterew y espondilitis deformante. Suele ser más frecuente en hombres que en mujeres, sus causas no son conocidas, pero en la mayoría de los casos el factor genético y climático influyen. Es una enfermedad que pertenece a la especialidad de reumatología y es considerada como grave. Tipos de espondilitis Se diferencian tres tipos de espondilitis: Lumbar : localizada en la zona lumbar, a la altura de los riñones. Cervical : el foco de la enfermedad está en el cuello, lo que afecta a las cervicales y se puede extender a la clavícula y a los hombros. Anquilosante : en este caso afecta a la columna vertebral, provocando su rigidez, y a los huesos y articulaciones de los hombros, a la cadera  e incluso a los talones y rodillas. Causas de la espondilitis anquilosante La causa de la espondilitis anquilosante no es certera al 100%, pero sí se ha descubierto que el factor genético afecta al 90% de los pacientes , al tener un gen hereditario, el HLA-B27 en su organismo Síntomas de la espondilitis anquilosante Los síntomas varían según cada paciente y el grado de la enfermedad, siendo los más habituales: Dolor y rigidez en la zona baja de la espalda. Sensación de cansancio. Dolor en articulaciones. Incremento del dolor de espalda por las mañanas. Dolencia en la zona de cuello, hombros, clavícula y cadera. Tratamiento para la espondilitis anquilosante El tratamiento para esta enfermedad se basa en la toma de medicamentos específicos para tratar los síntomas y dolores, tales como analgésicos e inhibidores. Es muy conveniente que el paciente, además, realice terapia fisioterapéutica para reducir los dolores y fortalecer su cuerpo, ya que el fisioterapeuta le indicará los ejercicios más adecuados a realizar. Por último, aunque no es muy frecuente, el paciente puede acabar requiriendo de una intervención quirúrgica si sus huesos y articulaciones están muy dañados y requieren una reconstrucción, una prótesis o incluso ser reemplazados. Pruebas complementarias del tratamiento de espondilitis anquilosante El médico realizará una exploración física al paciente midiendo bajo puntos de presión su reacción, así como la limitación de movimientos de la columna. También se realizará un diagnóstico por imagen, mediante una resonancia magnética para conocer el alcance de la enfermedad y el estado en el que se encuentra, completando ambas exploraciones con una analítica de sangre para buscar la presencia del gen HLA-B27 o analizar los factores que causan dicha inflamación en las articulaciones. Factores desencadenantes de la espondilitis anquilosante Los factores que desencadenan este tipo de artritis son principalmente dos: la herencia genética al tener el gen HLA-B27 (siendo el desencadenante más común), y también por las condiciones del medioambiente donde habite el paciente, ya que los gérmenes de este pueden provocar que se desarrolle o no la enfermedad. Factores de riesgo de la espondilitis anquilosante En este tipo de enfermedad los factores de riesgo son: el sexo, ya que es más frecuente en hombres que en mujeres, la edad, al iniciarse en la juventud o al inicio de la etapa adulta, y, por último, la herencia genética, ya que si en los antecedentes familiares existe el gen HLA-B27), se puede heredar y genera mayor riesgo de padecerla. Complicaciones de la espondilitis anquilosante Uveítis : alteraciones en el órgano de la vista por la inflamación del globo ocular. Anomalías cardíacas : sobre todo por la inflamación de la arteria aorta. Fracturas óseas : debido al exceso de compresión y a que los huesos se vuelven más finos. Prevención de la espondilitis anquilosante La espondilitis anquilosante no se puede prevenir, pero sí diagnosticar a tiempo, por ello, se recomienda a los pacientes que conozcan los antecedentes médicos de sus familiares que se realicen chequeos médicos periódicos. Especialidades a las que pertenece la espondilitis anquilosante La especialidad médica que trata la espondilitis anquilosante es la reumatología. Preguntas frecuentes: ¿Qué significa anquilosante? El término anquilosante significa rígido , por tanto, en esta enfermedad lo que se produce es la rigidez de la columna vertebral. ¿Qué esperanza de vida tiene una persona con espondilitis anquilosante? La espondilitis anquilosante no es una enfermedad terminal, pero bien es cierto que reduce la vida de quien la padece en unos 10 años , ya que en muchas ocasiones se derivan otras enfermedades fruto de ella. ¿Hay ejercicios para la espondilitis anquilosante? Sí. Hay una serie de ejercicios terapéuticos que deben ser guiados por un terapeuta para que el paciente sienta mejoras en su día a día. ¿A qué afecta la espondilitis anquilosante? Afecta principalmente a la columna vertebral, pero también puede afectar a otros huesos y articulaciones del cuerpo.
ETS
Enfermedad

ETS

¿Qué es una ETS? Las ETS, enfermedades de transmisión sexual , son el conjunto de enfermedades que se contagian de una persona a otra mediante el contacto sexual. También se conocen como enfermedades venéreas , enfermedades sexuales o infecciones de transmisión sexual (ITS). Las enfermedades de transmisión sexual son causadas por el contagio de virus, bacterias y parásitos , pudiéndose contraer por cualquiera persona que realice prácticas sexuales sin protección, tanto hombres como mujeres. Pertenecen a la especialidad de enfermedades infecciosas y son consideradas enfermedades de tipo grave. Tipos de ETS Las ETS pueden estar causadas por virus, bacterias, parásitos u hongos, diferenciándose 20 tipos diferentes, de las cuales las más comunes son: VIH : virus de la inmunodeficiencia humana, es una de las ETS más graves. Recibe el nombre de SIDA, síndrome de inmunodeficiencia adquirida, en su fase terminal. Gonorrea : no siempre presenta síntomas, pero puede llegar a ser una enfermedad muy grave. Provoca la inflamación de las vías urinarias y de los genitales y aumenta en exceso el flujo genital. Sífilis : producida por una bacteria y que provoca alteraciones cutáneas al producirse úlceras. Herpes genital : se producen llagas y úlceras en la zona de los genitales, provocando  irritación, ardor e inflamación de la zona. Se puede transmitir antes de presentar síntomas.   Causas de las ETS Las principales causas de las ETS se deben a la presencia, en el organismo, de bacterias, virus, parásitos u hongos , infectado tras la práctica de relaciones sexuales. Síntomas de una ETS Según el tipo de ETS que presente el paciente así serán los síntomas. No obstante, algunos de los síntomas son comunes en distintas enfermedades: Llagas o úlceras en la zona bucal o genital. Dolor o ardor genital. Anomalías en el flujo vaginal. Sangrado vaginal fuera del ciclo menstrual. Fiebre y malestar. Erupciones cutáneas. Tratamiento para las ETS Las enfermedades de transmisión sexual suelen ser tratadas con antivirales y antibióticos. En los casos en los que la enfermedad está muy desarrollada y los pacientes presentan gravedad, además del tratamiento con medicamentos, se realizan terapias psicológicas para que el paciente lo afronte de la mejor manera posible. Pruebas complementarias del tratamiento de ETS Para determinar si un paciente sufre o no una ETS se realizan las siguientes pruebas: Análisis sanguíneo : se extrae una muestra de sangre del paciente para analizarla y evaluar si existen parámetros indicadores de ETS. Análisis de orina : al igual que en el análisis de sangre, se toma una muestra de orina para determinar si existen patógenos causantes de la enfermedad. Muestras de la zona : en caso de que se manifiesten síntomas externos como úlceras, llagas, eczemas o flujo genital extraño, se tomará también una muestra para analizar. Factores desencadenantes de una ETS El factor desencadenante de una enfermedad de transmisión sexual (ETS) es la práctica de relaciones sexuales sin el uso de protección y sin haberse realizado ambas partes las pruebas específicas para cerciorarse de que no padecen ni son portadores de ninguna ETS. Factores de riesgo de una ETS El factor de riesgo a la hora de adquirir una ETS es principalmente la práctica de relaciones sexuales , sobre todo sin protección. Además, mantener relaciones sexuales con diferentes personas incrementa el riesgo de contraerlas, a la vez que mantener relaciones sexuales con aquellas personas que padecen o están infectadas de alguna ETS, y aún más si no se usa protección. Complicaciones de las ETS Infertilidad. Virus del papiloma humano (VPH) Anomalías cardiacas. Cáncer rectal. Riesgos durante el embarazado. Prevención de las ETS Usar protección sexual en tus relaciones. Cumplir la cartilla de vacunación. Realizarse análisis para detectar las infecciones. Conocer si la persona con la que mantienes relaciones sexuales es portador o padece alguna ETS para tomar las precauciones necesarias. Especialidades a las que pertenecen las ETS La especialidad médica encargada de tratar las ETS es enfermedades infecciosas. Preguntas frecuentes: ¿Qué es la tricomona vaginal? La tricomona vaginal, también conocida como tricomoniasis, es un tipo de ETS producida por un protozoo, el Trichomonas vaginalis. Es una de las enfermedades de transmisión más comunes y a la vez de las más fáciles de curar. Los síntomas son variados y muchas veces ni siquiera se manifiestan. Generalmente estos síntomas son picor e inflamación de las zonas sexuales. ¿Qué es la clamidia? Es un tipo de ETS causado por una bacteria llamada Chlamydia trachomatis . Afecta al cuello del útero, la garganta y el recto. ¿Qué causa la sífilis? La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual causada por la bacteria Treponema pallidum , que infecta al organismo a través de las membranas mucosas de los genitales. ¿Cuánto tarda en manifestarse una ETS? El tiempo en el que se manifiesta una ETS varía según el tipo, pueden ir desde 7 hasta 28 días o incluso no presentar síntomas. ¿Cómo puedo saber si tengo una ETS? En primer lugar debes observar si padeces síntomas anómalos y acudir al médico a realizarte las pruebas correspondientes al diagnóstico de ETS, las cuales suelen ser: análisis de sangre, análisis de orina, examen pélvico y extracción de una muestra de tejido del cuerpo.  
Fibromialgia
Enfermedad

Fibromialgia

¿Qué es la fibromialgia? También conocida como fibrositis, dolor mioaponeurótico difuso. Es una enfermedad musculoesquelética más frecuente en mujeres que en hombres . A día de hoy no tiene cura, pero sí se pueden controlar sus síntomas. Es una enfermedad grave. Tipos de fibromialgia Los tres tipos de fibromialgias más comunes son: Fibromialgia isotópica : dolores leves sin ninguna enfermedad previa por asociada. Fibromialgia por enfermedad crónica: la enfermedad se deriva de una enfermedad crónica. Los dolores son moderados y el paciente puede seguir con una vida normal si sigue las indicaciones y el tratamiento médico. Fibromialgia aguda por enfermedad psiquiátrica: es la fibromialgia más grave que se genera por alteraciones psiquiátricas. Causas de la fibromialgia Aún no se ha identificado una causa concreta por la cual se desarrolle la fibromialgia, sin embargo hay tres causas que influyen en su aparición: Herencia genética: la fibromialgia se transmite por lo genes, lo que aumenta la posibilidad de padecerla si los familiares ascendientes la han padecido o padecen. Alteraciones físico-mentales: tras una lesión física o un alto estrés psicológico se puede desarrollar. Otras enfermedades: el riesgo de desarrollar fibromialgia aumenta si el paciente padece otras enfermedades inflamatorias crónicas como la artrosis, artritis o el lupus. Síntomas de fibromialgia Los síntomas más frecuentes de la fibromialgia son: Cansancio, malestar general. Dolor de cabeza. Colon irritable. Rigidez corporal por la mañana. Hormigueos, sobre todo en las extremidades de las manos y piernas. Alteración del sueño. Sequedad en la boca y los ojos. Ansiedad. Tratamiento para la fibromialgia El principal tratamiento que se aplica para la fibromialgia tiene como fin reducir el dolor y ayudar al paciente a que pueda conciliar el sueño. Se basa en medicamentos analgésicos genéricos o bajo receta médica para aliviar los dolores y antidepresivos para también reducir la fatiga y como relajante muscular. También es recomendable que el paciente desarrolle terapias tanto psicológicas como de fisioterapia para que conozca sus limitaciones y las intente superar para minimizar los dolores. En algunos casos la ayuda de un terapeuta ocupacional puede facilitar el desarrollo en su día a día. Pruebas complementarias del tratamiento de fibromialgia No existen unos indicadores clínicos a través de los cuales se diagnostique la fibromialgia, sino que se diagnostica cuando el paciente sufre dolores por más de tres meses y no existen otras causas a las que se deba el dolor. Las pruebas complementarias que se realizan suelen ser una analítica de sangre y radiografías o resonancias para asegurarse que los dolores no proceden de ninguna lesión. Factores desencadenantes de la fibromialgia No existe un factor desencadenante de la fibromialgia claro, sin embargo, los principales suelen ser la herencia genética, una infección al padecer otras enfermedades o una alteración física o emocional. Factores de riesgo de fibromialgia Existen una serie de factores que pueden influir en el riesgo de padecer fibromialgia. Estos factores son: Historial familiar clínico , si algún familiar ha padecido o padece esta enfermedad la posibilidad de que el paciente la desarrolle es mayor. Historial clínico del paciente , ya que si sufre otras enfermedades como la artrosis el riesgo de sufrirla aumenta. Sexo , es una enfermedad más frecuente en mujeres que en hombres. Complicaciones de la fibromialgia Alteración del sueño. Problemas en el rendimiento laboral y en el hogar. Frustración. Depresión y ansiedad. Prevención de la fibromialgia Realizar chequeos médicos. Tratamiento adecuado para otras enfermedades. Evitar situaciones de estrés. Detección precoz. Especialidades a las que pertenece la fibromialgia Cualquier médico está capacitado para diagnosticar una fibromialgia y remitir a su especialidad, la reumatología, que es la encargada de hacer el seguimiento y el tratamiento. Preguntas frecuentes: ¿Qué es fibromialgia reumática? Es un tipo de fibromialgia en la que el paciente padece un reumatismo con dolor fuerte y crónico en los tendones, ligamentos y músculos. ¿Qué pasa en una enfermedad autoinmune? El sistema inmunitario es el encargado de proteger al organismo de enfermedades, sin embargo, si el paciente sufre una enfermedad autoinmune es el propio sistema inmunitario el que por error ataca a las células en buen estado del cuerpo . ¿Qué es la artritis reumatoide? Tipo de artritis por la cual se produce dolor, rigidez e inflamación en las articulaciones, a la vez que se pierde movilidad en las mismas.   ¿Qué enfermedades causan dolor en los huesos? Las principales enfermedades que causan dolor en los huesos son: Artritis Artrosis Reuma. Fibromialgia. ¿Cómo es el dolor de la fibromialgia? El dolor de la fibromialgia es un dolor difuso y que tiene tres características: Es un dolor que se produce sin estímulos dolorosos. El dolor es mayor que si fuese producido por un estímulo doloroso y dura más de lo normal.  
Esclerosis Lateral Amiotrófica
Enfermedad

Esclerosis Lateral Amiotrófica

¿Qué es la Esclerosis Lateral Amiotrófica? La esclerosis lateral amiotrófica es una en fermedad neurodegenerativa de tipo muscular que provoca la degeneración progresiva de las neuronas motoras, lo que limita el movimiento. Es también conocida como ELA o ALS , y se suele presentar en pacientes a partir de lo 50 años, siendo más frecuente en hombres que en mujeres.  Se trata de una enfermedad de tipo grave perteneciente a la especialidad de neurología. Tipos de esclerosis Según el origen de la esclerosis lateral amiotrófica existen dos tipos: Bulbar : el origen está en alteraciones que sufren las neuronas motoras del encéfalo, lo cual afecta primariamente al habla y al proceso de comer. Medular : en este caso, la ELA se manifiesta al presentar debilidad motora en las extremidades del cuerpo. Causas de la esclerosis lateral amiotrófica La esclerosis lateral amiotrófica tiene diferentes causas, siendo la más conocida la debida a la herencia genética. En muchos casos no es conocido su origen y en otros también puede deberse a una respuesta inmune del cuerpo que ataca al organismo del paciente, a un desequilibrio de sustancias químicas en el mismo o a una mutación de los genes que la desencadene pero que no sea por herencia genética. Síntomas de esclerosis lateral amiotrófica Los síntomas de la esclerosis lateral amiotrófica están relacionados con el sistema motor, siendo los principales: Debilidad de la musculatura, sobre todo en las extremidades. Calambres en los músculos. Caídas por la pérdida de fuerza muscular. Dificultades al hablar o comer. Perder la respuesta motora al querer hacer un movimiento. Tratamiento para la esclerosis lateral amiotrófica En la actualidad no existe un tratamiento contra la ELA que permita una recuperación completa, pero bien es cierto que una medicación apropiada para cada paciente puede mejorar su calidad de vida y retrasar los síntomas más graves . Generalmente, el tratamiento se basa en una medicación de por vida acompañada de terapias respiratorias, fisioterapia, ayuda psicológica y aprendizaje del lenguaje. Pruebas complementarias del tratamiento de esclerosis lateral amiotrófica Una vez analizados todos los síntomas del paciente se realizan una serie de pruebas para certificar si padece o no la ELA. Entre estas pruebas se encuentran la resonancia magnética (tomando imágenes del cerebro y la médula espinal), una analítica completa de sangre, una electromiografía (consiste en la punción de músculos mediante una aguja para medir su actividad eléctrica), el estudio de la conducta (se analizan los nervios encargados de transmitir los impulsos nerviosos a los músculos) y en últimas opciones, se puede realizar una biopsia del músculo si aún hay ambigüedad en los resultados. Factores desencadenantes de la esclerosis lateral amiotrófica Los factores que provocan la esclerosis lateral amiotrófica son diferentes según cada paciente, siendo los principales la herencia genética o por respuestas autoinmunes del organismo. Factores de riesgo de la esclerosis lateral amiotrófica Hay una serie de factores que aumentan el riesgo de que una persona desarrolle la ELA, los más relevantes son: La herencia genética. El sexo, ya que es más frecuente en hombres que en mujeres. La edad, suelen darse en personas mayores de 40 años. Complicaciones de la esclerosis lateral amiotrófica Demencia. Dificultad para hablar. Dificultad respiratoria, lo que puede requerir de una traqueotomía. Dificultad para comer, necesitando una sonda. Prevención de la esclerosis lateral amiotrófica No fumar. Evitar la exposición a productos tóxicos. Realizar chequeos médicos. Especialidades a las que pertenece la esclerosis lateral amiotrófica La especialidad médica encargada de esta enfermedad es la neurología. Preguntas frecuentes: ¿Qué diferencia hay entre esclerosis lateral amiotrófica y esclerosis múltiple? La esclerosis múltiple (EM) se diferencia de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) debido a que la EM es una enfermedad autoinmune que tiene su origen en un virus o antígeno que ataca a las neuronas y su comunicación, provocando alteraciones cognitivas o emocionales, entre otras, mientras la ELA sólo afecta a las células motoras de los movimientos voluntarios. ¿Cuál es la esperanza de vida de una persona con esclerosis lateral amiotrófica? Por lo general, los pacientes que son diagnosticados por ELA tienen una esperanza de vida entre los 3 y los 6 años desde que se les diagnostica. ¿Cómo sé si tengo ELA? Si presenta algunos de los síntomas propios de la enfermedad, como la debilidad muscular o que el cuerpo no responde a los movimientos que quiere realizar, se debe acudir a un médico con urgencia para que al paciente se le realicen más pruebas y se de un diagnóstico seguro, ya que a menudo la ELA puede confundirse con otras enfermedades neurológicas.   ¿Cuáles son los primeros síntomas de la esclerosis lateral amiotrófica? Al ser una enfermedad que afecta a las neuronas motoras, los primeros síntomas que se muestran son: debilidad muscular en las extremidades, calambres, dificultad al hablar, comer y/o respirar. Ante estos síntomas continuados es necesario acudir al médico. ¿Cuáles son las etapas de la ELA? Los primeros síntomas que presenta la ELA se concentran en las manos y pies , extendiéndose progresivamente a otras partes del cuerpo según se van destruyendo las células neuronales motoras, incluso el paciente pierde el control de los esfínteres. Poco a poco la enfermedad avanza hasta que afecta a funciones vitales como la respiración.  
Enfermedad de Crohn
Enfermedad

Enfermedad de Crohn

¿Qué es la enfermedad de Crohn? La enfermedad de Crohn es una inflamación del tubo digestivo , también conocida como inflamación intestinal o síndrome de colon irritable. Se suele dar en pacientes con antecedentes genéticos en esta enfermedad, entre los 30 y los 40 años y pertenece a la especialidad de digestivo, el grado de la patología debe ser determinado por un especialista. Tipos de enfermedad de Crohn Existen diferentes tipos de enfermedad de Crohn según la parte del tubo digestivo a la que dañe, las 4 más frecuentes son: Yeyunoileítis : afecta a la parte superior del intestino delgado, llamado yeyuno. Ileítis : cuando afecta solo a la zona del íleon, una de las partes finales del intestino. Ileocolitis : si la inflamación se produce en el colón y el íleon, zona final del intestino delgado. Colitis de Crohn : solo se inflama el colon. Causas de la enfermedad de Crohn No existe una causa concreta conocida por la cual el paciente sufra la enfermedad de Crohn, no obstante, hay dos factores muy importantes: La herencia genética : la enfermedad de Crohn se transmite por los genes, por lo que si existen antecedentes familiares con esta enfermedad el riesgo de padecerla es mayor. Anomalías en el sistema inmunitario : en ocasiones el organismo ataca sus propias células, pudiendo atacar las del aparato digestivo. Síntomas de la enfermedad de Crohn Los síntomas van en función de cada paciente, pudiendo ser más o menos graves y afectando a una parte solo del intestino o a todo el conjunto. Los más frecuentes son: Sangrado en las heces. Fístulas anales (perforaciones). Diarrea o estreñimiento. Dolor abdominal. Fiebre. Inflamación del hígado y a veces de otras partes del cuerpo. Tratamiento para la enfermedad de Crohn La enfermedad de Crohn suele tratarse con una medicación para reducir la inflamación del aparato digestivo, ya que a día de hoy no hay una cura total y cada paciente requiere una medicación distinta. La medicación suele establecerse a partir de corticoesteroides para reducir la inflamación, y en algunos casos analgésicos y antibióticos . También hay tratamientos más agresivos, mediante medicamentos que atacan al sistema inmunitario para que no produzcan las sustancia que genera la inflamación. En un último caso y si es muy grave, se requiere de cirugía , mediante la cual se extrae la parte dañada del aparato digestivo. Sobre todo, es muy importante que el paciente adquiera unos buenos hábitos nutricionales , para evitar que los dolores y la enfermedad vayan a más. Pruebas complementarias del tratamiento de la enfermedad de Crohn La primera prueba a realizar es una exploración física por parte del médico. Después, se realizará una analítica de sangre y otra de heces en búsqueda de anomalías. Para completar el diagnóstico se observará mediante técnicas de diagnóstico por imagen el interior del tubo digestivo, mediante colonoscopias (se introduce un cable fino y flexible con una cámara en el extremo para observar el interior), ecografía o resonancia magnética, entre otras pruebas similares. Factores desencadenantes de la enfermedad de Crohn A pesar de que se desconoce por qué los pacientes padecen la enfermedad de Crohn, hay dos factores que influyen, las anomalías en el sistema inmunitario y la herencia genética. Pero, además, una mala alimentación y el estrés son dos desencadenantes muy frecuentes en este tipo de enfermedad. Factores de riesgo de la enfermedad de Crohn Los factores de riesgo que pueden hacer que las personas tengan mayor predisposición a padecer esta enfermedad son: La herencia genética, debido a los antecedentes familiares. La edad, ya que a pesar de que puede darse en cualquier etapa es más frecuente en gente joven. Origen racial , al igual que con la edad, cualquier persona puede padecerlo, pero son más propensas las personas de raza blanca y con parentesco de origen judío. Personas fumadoras. Complicaciones de la enfermedad de Crohn Fístulas anales. Fístulas intestinales. Úlceras. Obstrucciones intestinales. Cáncer de colon. Prevención de la enfermedad de Crohn No fumar tabaco. Mantener una dieta equilibrada. Evitar el estrés. Acudir a revisiones médicas. Consultar los antecedentes familiares. Especialidades a las que pertenece la enfermedad de Crohn La enfermedad de Crohn debe ser tratada por especialistas del aparato digestivo y/o la especialidad de gastroenterología. Preguntas frecuentes ¿Qué es el Síndrome de Colon irritable? Es una variación de la enfermedad de Crohn que afecta a la funcionalidad del colón. Es una enfermedad crónica que provoca molestias abdominales y diarreas o estreñimiento. Puede controlarse con la medicación apropiada. ¿Qué dieta debo llevar cuando tengo la enfermedad de Crohn? No es necesario seguir una dieta estricta, pero no se deben tomar alimentos demasiado picantes, con mucha sal o hacer comidas pesadas, y menos por la noche. Simplemente mantener una dieta sana y equilibrada. ¿Qué es la distensión abdominal? La distensión abdominal es un ensanchamiento de la zona de la tripa sin motivo aparente y que dura varios días. En el caso de la enfermedad de Crohn se debe a que los cambios en los ritmos intestinales provocan que las heces se acumulen y aumente el abdomen. ¿A quién afecta la enfermedad de Crohn? No existe un cuadro médico claro sobre a quién puede afectar y a quién no. Sin embargo, tienen más predisposición aquellas personas que tienen antecedentes genéticos o anomalías en su sistema inmunitario. ¿Tiene cura la enfermedad de Crohn y cuál es el pronóstico? A día de hoy no existe una cura total para la enfermedad de Crohn, pero con un correcto diagnóstico y tratamiento el paciente puede llevar una vida normal.  
Enfermedad de Lyme
Enfermedad

Enfermedad de Lyme

¿Qué es la enfermedad de Lyme? La enfermedad de Lyme es una infección bacteriana producida por la picadura de una garrapata que transmite la bacteria, es también conocida como borreliosis de Lyme o borreliosis. Se transmite por la picadura de una garrapata, sobre todo en países de Europa y Norteamérica, siendo más frecuentes de marzo a noviembre y en zonas boscosas. Pertenece a la especialidad de infectología, y es una enfermedad considerada de tipo leve. Tipos de enfermedad de Lyme No existen diferentes tipos de enfermedad de Lyme, pero sí se diferencian 4 tipos de garrapatas que pueden transmitir la enfermedad: Borrelia afzelii. Borrelia garinii. Borrelia burgdorferi. Borrelia mayonii. Siendo las dos primeras las que afectan a Europa. Causas de la enfermedad de Lyme La enfermedad de Lyme tiene su origen en la picadura de una garrapata portadora de la bacteria Borrelia burgdorferi y Borrelia mayoni. Estas bacterias entran en el organismo de las personas mediante la picadura de una garrapata, infectando su organismo al llegar la bacteria a la sangre del paciente. Para que se transmita la bacteria, la garrapata debe estar en el cuerpo del paciente entre uno y dos días. Síntomas de la enfermedad de Lyme Tras la picadura de una garrapata es normal que la zona este inflamada y con un bulto rojo. Sin embargo, si días después aparecen estos síntomas el paciente debe acudir al médico: Eritema migratorio : una erupción cutánea roja que en el centro está de un tono más claro o incluso blanco. Este puede aparecer en más partes del cuerpo. Fiebre y/o escalofríos . Malestar general . Dolor de cabeza y fatiga . Dolores en las articulaciones . Alteraciones neurológicas . Los dos últimos síntomas se dan en situaciones más graves, cuando la enfermedad está más avanzada y puede provocar mayores daños en la salud del paciente. Por ello es importante acudir al médico ante la presencia de los primeros síntomas. Tratamiento para la enfermedad de Lyme El principal tratamiento para hacer frente a la enfermedad de Lyme está basado en antibióticos , bien por vía oral durante unos 15 días aproximadamente, bien por vía intravenosa si la enfermedad afecta a la parte del sistema nervioso central. Pruebas complementarias del tratamiento de la enfermedad de Lyme Para detectar la enfermedad de Lyme se realiza primeramente una exploración física del paciente, observando si existe la presencia de eritemas migratorios, ya que estos son muy distintivos. Otras dos pruebas a realizar son la enzimoinmunoanálisis de adsorción , por la cual se detecta si existen anticuerpos para la bacteria. En caso de dar positivo se realiza una segunda prueba para confirmar, llamada inmunotransferencia, y que detecta en este caso la existencia de proteínas contra la bacteria. Factores desencadenantes de la enfermedad de Lyme El principal factor desencadenante de esta enfermedad es la picadura de una garrapata. No obstante, el no protegerse con la ropa adecuada en zonas donde estos insectos son abundantes o revisar a nuestras mascotas y jardines ante la búsqueda de su presencia, también pueden provocar que la contraigamos. Por lo que la prevención es muy importante en este caso. Factores de riesgo de la enfermedad de Lyme Existen diversos factores por los cuales puede incrementar el riesgo de contraer la enfermedad de Lyme: Ir descalzo por zonas de pastos altos. No revisar que las mascotas tengan garrapatas. Estar al aire libre en zonas de jardín donde hayan garrapatas sin protección. Complicaciones de la enfermedad de Lyme Problemas cardíacos. Alteraciones de los procesos cognitivos. Parálisis. Hinchazón de por vida de las articulaciones del cuerpo. Neuropatías. Prevención de la enfermedad de Lyme Retirar cuanto antes la garrapata del cuerpo. Revisar a las mascotas por si tienen alguna y, en caso de ser así, retirarlas. Emplear repelentes en ropa y cuerpo. Usar la ropa adecuada si se va a zonas de montaña o bosques para cubrir el cuerpo. Mantener el jardín libre de garrapatas con insecticidas. Especialidades a las que pertenece la enfermedad de Lyme Es una enfermedad tratada por la medicina general y la especialidad de infectología. Preguntas frecuentes ¿Cuál es el riesgo de contraer la enfermedad de Lyme? El riesgo de contraer la enfermedad de Lyme tras una picadura de garrapata es de entre un 1% y un 3% , por lo que es un nivel de riesgo muy bajo. ¿Tiene cura la enfermedad de Lyme? Si se diagnostica en las primeras etapas la enfermedad de Lyme es curable, y si los síntomas son más graves como dolores articulares, del sistema nervioso o el corazón, estos pueden quedarse crónicos, aunque en pocos casos sucede. ¿En qué parte del cuerpo es más probable que me pique una garrapata? Suelen picar en las orejas, axilas, piernas y brazos. ¿Qué médico trata la enfermedad de Lyme? El especialista en infectología y los médicos de medicina general o especialistas según el avance de la enfermedad. ¿Cuáles son las consecuencias de tener la enfermedad de Lyme? Si padeces la enfermedad de Lyme deberás mantener un tratamiento a base de antibióticos durante 15 ó 20 días para eliminar la bacteria que la provoca del organismo. Si no se trata la enfermedad, las consecuencias se agravarán, pudiendo provocar síntomas más graves como dolores articulares crónicos o problemas neurológicos.  
Cefalea en Racimos
Enfermedad

Cefalea en Racimos

¿Qué es la cefalea en racimos? La cefalea en racimos, también conocida como cefalea en brotes o cefalea de Horton, es un dolor unilateral y de gran intensidad de cabeza que se manifiesta en forma de ataques detrás del ojo. Es un dolor que afecta un lado de la cabeza y puede involucrar lagrimeo de ojo afectado, párpados caídos y congestión nasal, inflamación así como enrojecimiento del párpado. Los ataques duran de 15 minutos a 3 horas , ocurren diariamente o casi diariamente, por semanas, o meses, y los brotes aparecen con más frecuencia por la noche. Es uno de los tipos de cefaleas más dolorosos que existen, y son de tipo cluster (agrupadas, en brotes o racimos), lo que significa que se producen en determinados periodos, generalmente de uno a tres meses, los cuales suelen coincidir en las mismas fechas del año y en las que el paciente tiene un número de crisis continuas, que van de una cada varios días, hasta 8 crisis en una misma jornada. Afortunadamente, los dolores de cabeza en brotes son poco frecuentes y no son potencialmente mortales. Su incidencia es muy baja. Los hombres resultan más afectados , (la proporción es de tres hombres por cada mujer). Estas cefaleas pueden presentarse a cualquier edad, pero son más comunes de los 25 hasta la mediana edad. Es una enfermedad poco común y no es grave. Tipos de cefaleas en racimos Existen dos formas de cefalea en racimos que son: Cefalea en racimos episódica : se caracteriza porque las molestias que aparecen de una semana a varios meses son interrumpidas por intervalos sin síntomas durante meses o años. Cefalea en racimos crónica : se da cuando el periodo de racimos dura más de un año sin mejoría o las pausas entre una crisis y otra duran menos de 4 semanas. Causas de la cefalea en racimos Las causas de la cefalea en racimos se desconocen, pero parecen estar relacionadas con una liberación súbita de histamina o de serotonina del cuerpo . Pero los patrones del dolor de cabeza en brotes sugieren que las anomalías en el reloj biológico (biorritmo) del cuerpo, tienen un rol importante en la cefalea en racimos. También se ha demostrado un aumento de actividad en el cerebro intermedio (hipotálamo), e hiperactividad trigeminovascular (responsable de general el dolor). Otra causa que se tiene en consideración son los factores hereditarios. Síntomas de la cefalea en racimos Los signos y síntomas comunes durante un dolor de cabeza son los siguientes: dolor súbito , punzante o penetrante y unilateral, siempre del mismo lado de la cabeza, generalmente ubicado en un ojo o alrededor de este, pero que puede irradiarse a otras áreas de la cara, de la cabeza, del cuello y de los hombros, inquietud, exceso de lagrimeo , enrojecimiento en el ojo del lado afectado, piel pálida o enrojecimiento de la cara, caída de párpado (ptosis), sudor en la frente o la cara , congestión nasal, inflamación, párpado hinchado y pupilas contraídas (miosis), entre otros síntomas. Tratamiento para la cefalea en racimos El objetivo del tratamiento es disminuir la intensidad del dolor, acortar el período de la cefalea y prevenir las crisis. Debido a que el dolor provocado por las cefaleas en racimos o brotes aparece repentinamente y puede disminuir en poco tiempo, pueden ser difíciles de evaluar y tratar, ya que se requieren medicamentos de rápida acción. Algunos tipos de medicamentos agudos pueden aliviar rápidamente el dolor. Los siguientes tratamientos han demostrado ser eficaces y preventivo de las cefaleas en racimos: Tratamiento agudo o de rescate : se puede mencionar uno de los  medicamentos más eficaces para abortar una crisis de cefalea en racimos, el Sumatriptán inyectable de 6 mg subcutáneo. Es un medicamento de la familia de los triptanes y en muchos de los casos consigue sus efectos en tan solo 15 minutos. Oxígeno puro al 100% : el alto flujo (15 litros por minuto) suministrado con mascarilla preferentemente cerrada total, o, en su defecto, mascarilla con reservorio, ha demostrado ser el medicamento más eficaz e inocuo para abortar una crisis de Cefalea en racimos. Tratamiento de transición : un plan de choque a corto plazo que intenta que se acabe el racimo con glucocorticoides (corticoides) como el Prednisona . Este tipo de tratamiento se debe realizar en un plazo máximo de tres semanas (no alargarlo más). Tratamientos preventivos : pretenden que desaparezca el racimo (brote de crisis) e intentan  evitar su reaparición, como el Verapamilo, que es el medicamento de primera elección para prevenir la cefalea en racimos y pertenece a los medicamentos bloqueadores de los canales de calcio. Actúa relajando los vasos sanguíneos, de modo que el corazón no tenga que bombear con tanta fuerza. También aumenta el flujo sanguíneo y la oxigenación del corazón y disminuye la actividad eléctrica del corazón para controlar la frecuencia cardíaca. También el carbonato de litio y el valproato sódico son recomendados como tratamiento preventivo. Pruebas complementarias del tratamiento de cefalea en racimos Para el diagnóstico y tratamiento de la cefalea en racimos es necesario llevar a cabo un examen físico o chequeos médicos periódicos y hacer preguntas acerca de los síntomas y la historia clínica del paciente. Factores desencadenantes de la cefalea en racimos Entre los factores desencadenantes de la cefalea en racimos se incluyen el alto consumo de alcohol y el excesivo consumo de tabaco . Otros posibles desencadenantes son el uso de medicamentos como la Nitroglicerina , que se utiliza para tratar enfermedades cardíacas. También las luces destellantes y las grandes alturas afectan y pueden desencadenar en una cefalea en racimos. Factores de riesgo de la cefalea en racimos Entre los factores que aumentan el riesgo de la cefalea en racimos están: el sexo, pues los hombres tienen más probabilidades de experimentar este tipo de cefaleas, la edad, ya que es más frecuente en personas entre 25 y 30 años hasta mediana edad , el tabaquismo y el consumo de alcohol y los antecedentes familiares, es decir tener un padre o un hermano que haya experimentado dolores de cabeza en racimos, también podría aumentar el riesgo. Complicaciones de la cefalea en racimos Las complicaciones de la cefalea incluyen: Dolores de cabeza que interfieren con las actividades diarias. Síndrome de Horner (síndrome causado por los nervios simpáticos de la cara). Efectos secundarios de los medicamentos. Prevención de la cefalea en racimos No existe prevención para la cefalea en racimos, ya que no se conocen las causas exactas que la provocan, aunque sí se pueden evitar los estímulos desencadenantes y prevenir otros ataques: Evitar el consumo de alcohol. Evitar el consumo de tabaco. Dormir correctamente. Evitar los alimentos que contienen tiramina o histamina. No estar expuestos a las luces centellantes. Tratar de no estar en estancias a grandes alturas (aviones, montañas, rascacielos o edificios altos...etc.) Especialidades a las que pertenece la cefalea en racimos La cefalea en racimos pertenece a la especialidad de neurología, que es la parte de la medicina que se ocupa de la anatomía, la fisiología y las enfermedades del sistema nervioso y del cerebro. Preguntas frecuentes: ¿Qué es cefalea debida a tensión? La cefalea tensional es un tipo muy común de cefalea en el que persona presenta un dolor opresivo, es decir, presión en la cabeza . A diferencia de lo que ocurre en otros tipos de cefaleas el dolor suele afectar las dos mitades de la cabeza. ¿Existe algún tratamiento natural para la cefalea en racimos? Para evitar los brotes de cefalea de forma natural es necesario consumir mucho agua, dormir más de 8 horas al día y evitar el consumo de alcohol y de tabaco . ¿Por qué te ponen oxígeno para el dolor de cabeza? Las cefaleas en racimos están asociadas con la alteración de la actividad en ciertas áreas cerebrales. En general, el oxígeno restablece la actividad en esas áreas y es lo que controlaría el dolor de cabeza. ¿Qué diferencia hay entre cefalea, migraña y jaqueca? La cefalea es un dolor constante, de leve a moderado, que se percibe como una presión a ambos lados de la cabeza y en la nuca. Por lo general no se acompaña de otros síntomas como vómitos, y no empeora con el ejercicio.  La migraña y la jaqueca, en cambio, afectan a un solo lado de la cabeza. La dolencia es un latido que comienza como una molestia leve y aumenta progresivamente de intensidad. Se acompaña de náuseas y vómitos y también de una mayor sensibilidad a la luz y a los ruidos.  
Bradiarritmia
Enfermedad

Bradiarritmia

¿Qué es la bradiarritmia? La bradiarritmia es un trastorno del ritmo del corazón en el que existe una frecuencia de contracción cardíaca (latido del corazón) por debajo de 60 latidos por minuto. Las bradiarritmias son un conjunto de alteraciones comunes, sobre todo en personas más mayores, que pueden llegar a ser una urgencia vital dependiendo del tipo de bradiarritmia que padezca el paciente. Tipos de bradiarritmia Bradicardia sinusal : enlentecimiento del impulso eléctrico cardíaco que produce el marcapasos del corazón o seno auricular. Puede ser secundaria a una patología o producirse en corazones normales. Bloqueo auriculoventricular : es la alteración de la conducción de un impulso eléctrico del corazón, de forma transitoria o permanente, desde las aurículas a los ventrículos, debido a un defecto anatómico o funcional del sistema de conducción (seno auriculoventricular). Existen cuatro grados de bloqueo auriculoventricular (primer grado, segundo y tercer grado o bloqueo completo), según la severidad del bloqueo. Bloqueos del sistema de conducción intraventricular : bloqueos de rama (izquierda y/o derecha) y fasciculares. Se trata de un retraso en la conducción de los impulsos eléctricos a través del sistema de conducción que existe dentro de los ventrículos, formado por dos “cables” llamados haz de HIs (rama izquierda y derecha), y otros más pequeños llamados fascículos de Purkinje, que llevan la información dentro del músculo de los ventrículos cardíacos. Enfermedad del seno : se produce una alteración en la conducción y producción del impulso a nivel del nodo sinusal (marcapasos del corazón situado en la aurícula derecha), debido al envejecimiento del tejido cardíaco o por el padecimiento de enfermedades como infartos cardíacos, infecciones, hipotiroidismo...etc. Causas de la bradiarritmia La bradiarritmia puede tener su orígen en un fallo en la generación del impulso eléctrico del corazón , cuando las células del marcapasos propio del corazón (seno auricular) no funcionan adecuadamente, lo que se da en procesos degenerativos. Que exista un fallo en la propagación del impulso eléctrico o falta de su transmisión normal a través del sistema de conducción del corazón (de sus “cables”). Síntomas de la bradiarritmia Los síntomas que aparecen en los pacientes con bradiarritmias pueden ser permanentes o intermitentes. A veces las bradiarritmias no producen ningún síntoma. Los pacientes pueden presentar mareos , presíncopes o síncopes (pérdida de conocimiento), sensación de aturdimiento, fatiga, incapacidad o letargo mental , sensación de falta de aire, dolor en el pecho (angina cardíaca), insuficiencia cardíaca con aparición de edemas en las piernas...etc. Tratamiento de la bradiarritmia En casos de urgencia y necesidad, las bradiarritmias pueden tratarse con la administración de fármacos como la Atropina o la Adrenalina , entre otros. Habitualmente, el tratamiento definitivo de una bradiarritmia es la colocación de un marcapasos en el corazón. Pruebas complementarias del diagnóstico de la bradiarritmia Para realizar el diagnóstico concreto del tipo de bradiarritmia que padece un paciente es preciso realizarle un electrocardiogram a. A través del trazado que se observa en él, los médicos diagnostican cuál es el problema. Para la ampliación del estudio y valoración de las posibles causas, los médicos suelen solicitar al paciente la realización de otras pruebas, como una analítica básica de sangre (hemograma y bioquímica) que incluya iones y función tiroidea, la realización de una radiografía de tórax , y la determinación de niveles de fármacos que pueda estar tomando el paciente y que puedan ser el orígen de la bradiarritmia. Además, en determinados casos, para apoyar y ayudar a determinar el diagnóstico de la bradiarritmia se pueden realizar otras pruebas como ecocardiograma, holter cardíaco, o estudio electrofisiológico. Factores de riesgo que pueden desencadenar la bradiarritmia Los factores de riesgo que pueden influir en la aparición de una bradiarritmia son la edad , padecimiento de enfermedades cardíacas como infartos , infecciones o enfermedades degenerativas , también el tener factores de riesgo cardiovascular como hipertensión, hipercolesterolemia o diabetes, padecer patologías que provocan un desequilibrio en los iones de la sangre (potasio, sodio, calcio...etc), consumir drogas como el tabaco, el alcohol, o fármacos que pueden desencadenar alteraciones del impulso eléctrico del corazón. Por último, otro factor puede ser realizar ejercicio físico de manera constante e intensa. Complicaciones de la bradiarritmia Pérdida de conocimiento con traumatismos que pueden llegar a ser graves (traumatismo craneoencefálico, fracturas óseas, heridas severas…etc.) Paro cardíaco y muerte. Insuficiencia cardíaca congestiva avanzada. Crisis de Adam Stokes: pérdida de conocimiento que a veces se acompaña de convulsiones y relajación de esfínteres debida a una asistolia (falta de latidos) u otra arritmia de corta duración. Aparición de otras arritmias graves como la taquicardia ventricular o la fibrilación ventricular. Prevención de la bradiarritmia Prevención de los factores de riesgo cardiovascular con la realización de ejercicio físico regular y mantener una dieta sana y equilibrada. Evitar el consumo de tóxicos como el alcohol, el tabaco y otras drogas. Controlar los posibles efectos secundarios de los fármacos que precise tomar el paciente. Especialidades a las que pertenece la bradiarritmia La bradiarritmia puede ser detectada y diagnosticada por varios especialistas médicos: el médico de familia, el cardiólogo, el intensivista, el médico internista...etc. Aunque el diagnóstico final y el tratamiento, en la mayoría de los casos, es el cardiólogo el especialista encargado de realizarlo. Preguntas frecuentes: ¿Qué es un bloqueo en el corazón? El bloqueo cardíaco hace referencia a la alteración del sistema de conducción del impulso eléctrico del corazón. Se puede producir una alteración del nodo auriculoventricular encargado de transmitir ese impulso que viene desde las aurículas hacia los ventrículos, lo que se denomina bloqueo auriculoventricular, que puede ser de primer, segundo o tercer grado, según la alteración y gravedad de interrupción del impulso eléctrico. ¿Qué son las taquiarritmias? Las taquiarritmias son un conjunto de alteraciones del ritmo del corazón en las cuales se produce una aumento patológico de la frecuencia del ritmo de contracción de este (latidos cardíacos) por encima de 100 latidos por minuto. ¿Qué es un bloqueo AV completo? El bloqueo AV o auriculoventricular completo, es un trastorno en el que los impulsos eléctricos del corazón que provienen de las aurículas no son conducidos en absoluto a los ventrículos por mal funcionamiento del nodo auriculoventricular, que es una estación nerviosa existente entre las aurículas y los ventrículos que funciona a modo de “segundo marcapasos” del corazón. ¿Qué es un bloqueo de la rama derecha o de la rama izquierda? Es la interrupción de la transmisión del impulso eléctrico del corazón a través de una parte del sistema de conducción del corazón llamado sistema haz de His , que transmite el impulso a través de dos “cables” al ventrículo derecho e izquierdo. Dependiendo de en qué “cable” o rama esté alterado la conducción del impulso, se dice que existe un bloqueo de rama derecha o izquierda. ¿Cuál es la arritmia más peligrosa? Dentro de las bradiarritmias, un bloqueo auriculoventricular completo  y de las taquiarritmias, una fibrilación ventricular, ya que ambas pueden producir la muerte del paciente de forma inminente.  
Balanitis
Enfermedad

Balanitis

¿Qué es la balanitis? La balanitis es una inflamación del glande , parte más extrema del pene, que muy frecuentemente se asocia a la afectación del prepucio,  piel que lo recubre,  denominándose en este caso balanopostitis. Es una enfermedad que se produce de forma más frecuente en varones no circuncidados . La gravedad de esta enfermedad depende de la causa que la origine y siempre debe ser consultada al médico para instaurar el tratamiento óptimo lo más rápido posible y así evitar complicaciones. Tipos de balanitis La balanitis puede estar causada por i nfecciones producidas por distintos microorganismos . Así, se pueden diferenciar balanitis por candidiasis, infección frecuente producida por un hongo, balanitis producidas por bacterias llamadas anaerobias o aerobias (según si pueden vivir en un medio con oxígeno o sin él), o por una infección bacteriana que produce la sífilis, enfermedad de transmisión sexual. También pueden producirse por infecciones víricas como es el caso del virus del papiloma humano (VPH), o por el virus del herpes simple (VHS). Otro tipo de enfermedad de transmisión sexual que puede producir balanitis es la tricomoniasis, infección producida por un microorganismo del grupo de los protozoos. Por otro lado, están las balanitis llamadas inflamatorias . Dentro de este grupo se encuentra la balanitis xerótica obliterans o liquen escleroso, producida por irritación crónica de la piel del prepucio. También puede producir balanitis el liquen plano, que es un trastorno inflamatorio crónico producido por una alteración del sistema inmune (de defensa). La balanitis de Zoon (de células plasmáticas) es otro tipo producido por irritación crónica. Enfermedades inflamatorias que pueden afectar al prepucio son la psoriasis u otra enfermedad llamada síndrome de Reiter, que es una artritis que se puede manifestar también afectando a la piel y a la mucosa, produciendo en este caso la balanitis circinada. También se pueden producir balanitis por reacciones alérgicas o irritantes , por dermatitis seborreica o por lesiones producidas por la aplicación de un determinado fármaco (exantema fijo medicamentoso). Por último, se describen balanitis consideradas lesiones premalignas o precursoras de lesiones tumorales malignas . Así, existen la Eritroplasia de Queyrat, la enfermedad de Bowen o la Papulosis Bowenoide. En este tipo de balanitis se producen alteraciones de las células del glande desencadenadas por distintas causas (irritaciones crónicas, infecciones víricas, mala higiene, etc.) Causas de la balanitis La balanitis se produce generalmente por irritación local o traumatismo y, con mayor frecuencia, de forma secundaria a una infección por una higiene inadecuada o por dificultad para la retracción del prepucio (fimosis). También por el lavado frecuente con jabones que contengan sustancias que producen irritación. Síntomas de la balanitis Según el tipo de balanitis que se padezca, los síntomas pueden variar ligeramente.   Síntomas de las balanitis infecciosas : lesiones rojizas en la mucosa del glande (“piel” que lo recubre), vesículas (ampollas pequeñas), úlceras (erosiones), secreción blanquecina o verrugas, inflamación o edema,  dependiendo del tipo de microorganismo que lo produzca. Además los síntomas pueden ir acompañados en algunos casos de aparición de adenopatías inguinales (ganglios o bultos en la zona inguinal). Síntomas de las balanitis inflamatorias : picor y a veces dolor. Las lesiones en el glande pueden variar dependiendo del tipo de balanitis, por ejemplo, en el liquen escleroso, aparecen lesiones de coloración grisácea o blanquiazules en el glande y/o en la superficie interna del prepucio. En el liquen plano aparecen lesiones planas y elevadas,  a veces lineales y blanquecinas y se pueden ulcerar. Síntomas de la balanitis de Zoon : una o varias lesiones redondeadas rojo anaranjadas y brillantes. Síntomas de la balanitis por psoriasis : aparece en varones circuncidados como lesiones rojas escamosas y en no circuncidados como lesiones rojas satinadas. Síntomas de la balanitis circinada :  lesiones blanco-grisáceas y de bordes blanquecinos. Síntomas de la balanitis de tipo alérgico o irritante : lesiones en la zona de exposición al fármaco o agente donde se ha aplicado o ha tenido contacto con la sustancia causante. Aparece enrojecimiento y edema del glande con picor, y además a veces pequeñas vesículas y secreción. Las lesiones premalignas suelen ser con bordes irregulares, rojos y frecuentemente se ulceran, a veces se endurecen y pican, duelen o sangran. Varían según el tipo de balanitis y para diferenciarlas se deben de  estudiar y analizar las alteraciones celulares para la correcta diferenciación. Tratamiento de la balanitis El tratamiento de la balanitis depende de la causa que lo origina. En el caso de la balanitis de origen infeccioso, el tratamiento suele ser a base de cremas antibióticas (contra las bacterias) o antifúngicas (contra los hongos), que se aplican a nivel tópico sobre el glande, o bien se tratan con antibióticos, antifúngicos y antivirales tomados por vía oral, en dosis únicas o en pautas de varios días dependiendo del fármaco. En la sífilis sin embargo, el tratamiento antibiótico de elección (penicilina) se administra con una única inyección por vía intramuscular. En el caso de las balanitis producidas por el virus del papiloma humano, al no haber fármacos antivíricos específicos, se suelen utilizar otros tratamientos tópicos que modifican la respuesta del sistema inmune ( Imiquimod ) o quimioterápicos tópicos con acción antivírica ( Podofilotoxina ). En las balanitis de origen inflamatorio, el tratamiento de elección suele ser cremas de corticoides de moderada a alta potencia con aplicación tópica sobre el glande en distintas pautas, acompañadas, cuando se asocian a una infección, de tratamientos tópicos antifúngicos o antibióticos. En los casos de balanitis consideradas como lesiones premalignas, el tratamiento de elección es la extirpación de la lesión con cirugía , láser, crioterapia (tratamiento con frío) o con terapia fotodinámica (administración de un fármaco fotosensible con posterior aplicación de una luz específica que actúa sobre la lesión). Pruebas complementarias para el diagnóstico de la balanitis En muchos de los tipos de balanitis el diagnóstico se realiza por la anamnesis (preguntas realizadas por el médico) y la exploración física, sin precisar ningún tipo de prueba complementaria para tener la sospecha diagnóstica. En otros casos se realizan pruebas como la toma de muestras para realizar cultivos microbiológicos y detectar el agente (virus, hongo o bacteria) que produce la infección. En otras ocasiones se debe realizar la toma de una muestra de tejido o biopsia para analizarlo en el laboratorio de anatomía patológica y determinar las características de las alteraciones celulares que producen la enfermedad y así ayudar al diagnóstico definitivo. En las balanitis infecciosas es preciso a veces solicitar un análisis de sangre para determinar la serología (para detectar el tipo de agente que produce la infección). Factores desencadenantes y de riesgo de la balanitis Los factores que pueden favorecer la aparición de una balanitis son: mala higiene , exposición crónica a la orina, dificultades para la retracción del prepucio o fimosis, irritación local con sustancias (jabones, lubricantes, látex de preservativos, detergentes, medicamentos tópicos… etc), traumatismos, relaciones sexuales de riesgo , padecimiento de diabetes o patologías que afectan al sistema inmune . Complicaciones de la balanitis Cronificación de la balanitis. Transmisión de enfermedades a parejas sexuales si no se usa protección. Desarrollo de lesiones tumorales malignas tras la evolución de infecciones o lesiones celulares del glande que evolucionan desfavorablemente. Prevención de la balanitis Una adecuada higiene y limpieza del glande y el prepucio es fundamental. Evitar la exposición crónica a la orina con un secado completo y limpieza después de cada micción. La circuncisión es un factor protector para no padecer balanitis. Relaciones sexuales con medidas de prevención para la trasmisión de enfermedades con el uso de preservativos . Identificar sustancias que producen alergia o irritación de la zona y no volverlas a usar. Utilización de jabones y detergentes suaves que no alteren la piel ni la mucosa. Especialidades a las que pertenece la balanitis Cuando un paciente tiene síntomas y lesiones producidas por la balanitis puede consultar a al médico de familia, al urólogo y, en determinados casos, ser orientado por el médico de familia y el dermatólogo,  para que le evalúen, le diagnostiquen e indiquen el tratamiento adecuado. Preguntas frecuentes: ¿Qué crema se usa para la balanitis? En el tratamiento de la balanitis se pueden utilizar distintas cremas de aplicación tópica , directamente sobre el glande, utilizadas según la causa que produzca la enfermedad. En su composición pueden tener fármacos antifúngicos (como el Clotrimazol ), bactericidas (como el Metronidazol ), corticoides (como la Betametasona ) o inmunomoduladores (como el Imiquimod ). ¿Qué es la balanitis aguda? La balanitis aguda es aquella que se presenta con escasos días de evolución . La denominación de una patología como aguda o crónica se diferencia únicamente por el tiempo de evolución de la enfermedad. ¿Qué es la postitis? La postitis es la inflamación del prepucio , que es la piel que recubre el glande. Habitualmente va asociada a la inflamación del glande, lo que se denomina balanopostitis. ¿Qué es la fimosis? La fimosis en la imposibilidad de bajar completamente el prepucio y exponer el glande totalmente. ¿Se puede prevenir la balanitis practicando una circuncisión? Sí, los hombres circuncidados tienen una prevalencia 68% menor de balanitis que los hombres que no lo están.
Consultas online

Telemedicina 24h.
Olvida los riesgos, las esperas y desplazamientos.

Videoconsulta, Chat médico, consultas telefónicas... Tú decides.

Ver consultas online
1

Regístrate ahora y prueba un mes GRATIS de Savia Premium

Acceso ilimitado a nuestros servicios para que pruebes la experiencia Savia al completo.

Registrarte gratis
2

Después sigue con tu cuenta gratis o hazte Premium

Al acabar el mes, puedes disfruta Savia con la cuenta gratis o hacerte Premium por 59€ al año (o 10€ al mes) para tener consultas online inlimitadas.

Comparar todos los planes