Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Ginecología y Obstetricia

La especialidad
Artículos especializados
Enfermedades
Síntomas
Otros contenidos
Preeclampsia
Enfermedad

Preeclampsia

¿Qué es la preeclampsia? La preeclampsia es una situación clínica que ocurre durante el embarazo y que se   caracterizada por hipertensión arterial (presión arterial alta) de reciente comienzo, y proteínas en la orina (proteinuria), que suele ocurrir después de la 20 semana de embarazo y cuya tensión arterial hasta entonces había sido normal. También se puede presentar después del parto, casi siempre dentro de las primeras 48-72 horas. Es un trastorno multisistémico asociado a signos de daño a otros órganos, en general hígado y riñones . Se presenta en alrededor del 3%-7% de todos los embarazos. Es la complicación de la gestación más común y peligrosa, por lo que debe diagnosticarse y tratarse rápidamente. Es una afección grave que puede desencadenar a una muerte del feto o de la madre. Tipos de preeclampsias Según los signos que se presenten, la preeclampsia se puede clasificar en: Preeclampsia leve : la tensión arterial está entre 140/ 90 mmHg y 155/ 105 mmHg, tomada en dos ocasiones con un intervalo de al menos 4-6 horas de diferencia y presencia de proteína en orina (proteinuria) > 300 mg en 24 horas alternativamente. El edema es leve y no hay síntomas neurológicos. Preeclampsia severa: la tensión arterial es mayor o igual a 160/ 110 mmHg, tomada en dos ocasiones con intervalo de al menos 4-6 horas de diferencia, y hay presencia de proteína en orina (proteinuria) de 3 a 5 gramos o más en 24 horas. Se ven los siguiente síntomas: disminución de la orina (oliguria), síntomas neurológicos como alteraciones cerebrales o visuales, cefaleas intensas, síntomas pre convulsivos, conteo bajo de plaquetas (trombocitopenia), edema pulmonar o cianosis, dolor en epigastrio más hacia el cuadrante superior derecho, alteración de la función hepática y retardo del crecimiento fetal. Causas de la preeclampsia La causa exacta de la preeclampsia se desconoce. Se piensa que puede estar causada por mediadores de inflamación o toxinas que secreta la placenta y que actúan en el endotelio vascular. Los especialistas creen que comienza en la placenta, el órgano que nutre al feto durante el embarazo. En las primeras semanas del este se forman nuevos vasos sanguíneos que evolucionan para enviar sangre a la placenta de forma eficiente. En las mujeres con preeclampsia parece que estos vasos sanguíneos no se desarrollan o no funcionan de manera adecuada. Son más estrechos que los vasos sanguíneos normales y reaccionan de manera diferente a las indicaciones hormonales, lo cual limita la cantidad de sangre que puede fluir por ellos. Los factores que pueden llevar a que se desarrolle la preeclampsia son: problemas vasculares, trastornos inmunitarios, así como factores genéticos y dietéticos. Síntomas de la preeclampsia Los síntomas pueden incluir: hipertensión arterial (tensión alta), proteinuria (exceso de proteínas en la orina), edema en cara y manos , aumento de peso, cefalea intensa y persistente, problemas renales , cambios en la visión, entre ellos, pérdida temporal de la misma, visión borrosa o sensibilidad a la luz, náuseas y/o vómitos, menor producción de orina (oliguria), niveles más bajos de plaquetas en la sangre (trombocitopenia), dolor en la parte superior del abdomen, por lo general, debajo de las costillas y en el lado derecho y problemas para respirar.   Tratamiento para la preeclampsia El tratamiento más adecuado y definitivo si la preeclampsia es grave es la extracción del feto y la placenta mediante el parto o cesárea , lo cual puede resolver los síntomas durante las primeras 48-72 horas si no hay complicaciones como fallo cardíaco, hemorragia cerebral o necrosis renal o cortical. Sin embargo, el riesgo de una extracción temprana del feto debe evaluarse teniendo en cuenta la edad gestacional, la gravedad de la preeclampsia y la respuesta a otros tratamientos. A las 37 semanas o más el bebé está totalmente desarrollado para salir sano y bien, por lo que muchas veces se ayuda a inducir el parto con medicamentos o puede que se realice una cesárea. Si la preeclampsia es leve, en ocasiones, se puede realizar un tratamiento ambulatorio que incluye reposo en cama, preferiblemente del lado izquierdo, evaluación de la tensión arterial, estudios de laboratorio y evaluación médica 2 ó 3 veces por semana. Sin embargo, en la mayoría de los casos se requiere ingresar a la paciente en el hospital para monitorizar tanto a ella como al bebé, además de porque se necesita administrarles tratamiento por unas horas para estabilizar y reducir la hipertensión arterial. Esta puede tratarse con medicamentos orales. Si la preeclampsia es grave y el feto está inmaduro, es decir, si el embarazo es de 34 semanas o menos, se debe monitorizar y supervisar tanto a la madre como al bebé, administrar inyecciones a la madre con corticosteroides prenatales para ayudar a acelerar el desarrollo de los pulmones del bebé, controlar la tensión arterial con antihipertensivos , y también se le administrarán medicamentos para evitar las convulsiones, como sulfato de magnesio además de un control estricto de líquidos. Las pacientes deben ser evaluadas cada 1 ó 2 semanas después del parto con medición periódica de la tensión arterial para descartar que pueda desencadenar una hipertensión crónica. Pruebas complementarias del tratamiento de la preeclampsia Para el diagnóstico y tratamiento de la preeclampsia es necesario realizar pruebas como análisis de sangre, análisis de orina, ecografía fetal, y prueba en reposo o perfil biofísico , que es un simple procedimiento en el que se verifica cómo reacciona la frecuencia cardíaca del bebé cuando este se mueve. Factores desencadenantes de la preeclampsia Aún no se conoce un factor específico que pueda desencadenar la preeclampsia. Factores de riesgo de la preeclampsia Los factores de riesgo de la preeclampsia incluyen: antecedentes genéticos de preeclampsia, hipertensión arterial crónica, primer embarazo , mujeres embarazadas muy jóvenes o mayores de 40 años, obesidad, embarazo múltiples (gemelos o más), fecundación in vitro, antecedentes de diabetes o enfermedad renal,  tabaquismo, el estrés y enfermedades autoinmunes como el lupus. Complicaciones de la preeclampsia Las complicaciones pueden incluir: Eclampsia (convulsiones). Restricción del crecimiento fetal. Síndrome de Hellp. Síndrome de distrés respiratorio agudo. Parto prematuro. Desprendimiento de la placenta. Enfermedad cardiovascular. Daño a otros órganos. Problemas de sangrado (hemorragia). Prevención de la preeclampsia La mejor forma de prevenir la preeclampsia es que todas las mujeres comienzan el cuidado prenatal de manera temprana y dar continuidad al mismo durante todo el embarazo y el puerperio, realizando sus analíticas de lugar y sus controles periódicos . Especialidades a las que pertenece la preeclampsia La preeclampsia pertenece a la especialidad de obstetricia, que es la parte de la medicina que se ocupa del embarazo, el parto y el período de tiempo posterior a este. Preguntas frecuentes: ¿Qué es la preeclampsia en el embarazo? La preeclampsia es una complicación del embarazo caracterizada por presión arterial alta, proteína en la orina y signos de daño a otro sistema de órganos, en general el hígado y los riñones. ¿Qué es la eclampsia? La eclampsia es una enfermedad que se da durante el embarazo y que se caracteriza por convulsiones seguidas de un estado de coma ; suele ir precedida de otras afecciones como hipertensión arterial, edemas o presencia de proteínas en la orina. ¿Qué es el Síndrome de Hellp? El síndrome de hemólisis, elevación de enzimas hepáticas, trombocitopenia (HELLP) es una complicación obstétrica severa considerada como una variedad de preeclampsia. Se desarrolla antes de la semana 37 del embarazo, pero también puede aparecer poco tiempo después del parto. Los síntomas del síndrome de Hellp incluyen náuseas y vómitos, dolores de cabeza y dolor en la parte superior derecha del abdomen . El síndrome de Hellp es particularmente peligroso porque implica daños a varios sistemas de órganos. ¿Qué es el puerperio? El puerperio es el período que sigue inmediatamente al parto o cesárea, desde el fin del mismo hasta la total recuperación anatómica y fisiológica de la mujer. Dura aproximadamente de 6 a 8 semanas (40 días) para volver a la normalidad luego del embarazo. ¿Cuándo empieza el puerperio? El puerperio empieza inmediatamente después del parto. Haz nuestro test de embarazo y averigua todo lo que debe saber una embarazada. Descubre todos los consejos y cuidados de las mujeres embarazadas.
Prolapso Uterino
Enfermedad

Prolapso Uterino

¿Qué es un prolapso uterino? El prolapso uterino, también llamado histerocele, es un desplazamiento progresivo del útero que ocurre cuando los músculos del suelo pélvico se estiran y se debilitan, por lo que dejan de proporcionar en sostén adecuado para el útero, perdiendo su posición habitual e incluso llegando a salir de la vagina. Es más común en mujeres que han dado a luz por parto vaginal y en especial si los partos han sido numerosos, múltiples, traumáticos o si han existido complicaciones. También son propensas las mujeres que han pasado la menopausia por la falta de estrógenos, pues esto debilita el suelo pélvico, incluso aunque no hayan tenido hijos. Este debilitamiento del suelo pélvico suele estar asociado al prolapso de otros órganos como la vejiga (cistocele), o el recto (rectocele). Es una enfermedad común que si no se trata a tiempo puede llevar a complicaciones más graves. Tipos de prolapsos Existen cuatro grados de prolapso que son: Grado I : el prolapso no llega a la entrada de la vagina (introitus). Grado II : el prolapso llega a la entrada de la vagina. Grado III : el útero sobresale por la entrada de la vagina. Grado IV : prolapso total, en el cual el útero se voltea hacia afuera por la vagina y la arrastra, incluso en reposo y sin realizar ningún esfuerzo. Causas del prolapso uterino Generalmente el útero es sostenido por los tejidos conectivos de la pelvis y por el músculo pubococcigeo, y se mantiene en su posición por medio de ligamentos especiales. El debilitamiento de los tejidos del  suelo pélvico  permite que el útero caiga dentro de la cavidad vaginal. La causa más común de la debilidad muscular es el trauma tisular que se sufre durante el parto, especialmente con niños grandes o con trabajos de parto y nacimientos difíciles. También se suele dar por múltiples partos. Además, la pérdida del tono muscular y la relajación de los músculos se asocia al envejecimiento, la menopausia y la disminución de los niveles de estrógenos en las mujeres. El sobrepeso y el estreñimiento crónico son otros dos factores a tener en cuenta. Por otro lado, la debilidad del tejido conjuntivo de las estructuras musculoesqueléticas puede tener un factor hereditario. Síntomas del prolapso uterino Los síntomas del prolapso uterino son: Sensación de pesadez o presión en la pelvis. Dolor en la pelvis o la zona del bajo vientre. Dolor de espalda más hacia la parte baja. Estreñimiento. Fatiga y debilidad Incontinencia o retención de orina, dado el desplazamiento de la vejiga. Sensación de estar sentada sobre una bola pequeña. Relaciones sexuales difíciles y/o dolorosas. Protrusión (roturas de fibras) desde la abertura vaginal. Vaginitis y sangrado vaginal. Tratamiento para el prolapso uterino Para el tratamiento del prolapso uterino existen dos formas de tratamiento, que son, por una parte un tratamiento conservador (sin cirugía), y otro quirúrgico . Se recomienda tratar el prolapso en cuanto la paciente empiece con los síntomas o las molestias. La elección del procedimiento depende de lo avanzado que esté el prolapso, pero también influye la edad, el deseo o no de tener hijos, y la posibilidad de operar a la paciente dependiendo de su estado de salud. Tratamiento conservador : Pomadas o supositorios de estrógenos para las pacientes menopáusicas, el cual se llama estrogenización vaginal local y que actúa sobre la atrofia vaginal que produce la falta de estrógenos. Los ejercicios de Kegel , que son entrenamientos del suelo pélvico y que pueden mejorar los prolapsos leves del útero e impedir su progresión. Pesario vaginal : estos tienen forma de cuenco, anillo o arco, y están hechos de porcelana, goma dura o material similar, son todos del mismo tamaño, se introducen en la vagina y tienen la función de sostener el útero. Los pesarios tratan los síntomas pero no detienen la progresión de la enfermedad. Cirugías para el  prolapso uterino : La cirugía era la opción cuando el tratamiento conservador ya no es efectivo. El objetivo de los diferentes métodos quirúrgicos es reconstruir y estabilizar las estructuras que sostienen los órganos sexuales femeninos para conseguir que la vagina y el útero vuelvan a su posición original dentro de la pelvis. Vaginoplastia anterior y/o posterior : se devuelven los órganos sexuales prolapsados a su posición original y se  recogen la vejiga y el suelo pélvico. Histerectomía : es la extirpación del útero, aconsejable para las mujeres que no desean tener más hijos. Este procedimiento es más fiable que la vaginoplastia. Colposacropexia : consiste en colocar una malla sintética en el interior de la pelvis que fija la zona alta de la vagina al promontorio del sacro y, si es necesario, puede elevar el músculo del ano. Está tecnica consigue, además de reconstruir el prolapso, reparar la incontinencia urinaria, la incontinencia fecal, y mantener la función sexual, ya que la vagina queda recta y no lateralizada. Pruebas complementarias del tratamiento del prolapso uterino Las pruebas diagnósticas para el tratamiento del prolapso uterino se basan en realizar una exploración mediante palpación y visión con espéculo, donde se evalúa el suelo pélvico y la posición de los genitales en reposo y con presión (maniobra de valsalva). El objetivo es determinar el alcance del prolapso del útero. También se suele realizar una palpación rectal para esclarecer si existe prolapso de la pared vaginal posterior, y tener riesgo de rectocele. Entre las pruebas que se realizan están un análisis de orina y una ecografía de la vejiga y de los riñones. También puede ser necesario realizar un estudio urodinámico cuando hay una incontinencia urinaria de esfuerzo asociada al prolapso genital. Factores desencadenantes del prolapso uterino Los factores desencadenantes están en relación con los factores de riesgo. Factores de riesgo del prolapso uterino Los factores de riesgo del prolapso uterino son: Múltiples embarazos y partos en edad avanzada. Menopausia. Obesidad. estreñimiento crónico. Tos crónica. Enfermedades urinarias. Consumo de alcohol. Antecedentes de cirugías ginecológicas que pueden producir hernias vaginales. Rectocele: prolapso vaginal posterior cuando parte del recto sobresale en la vagina. Cistocele: prolapso de la vejiga urinaria en el canal de la vagina. Complicaciones del prolapso uterino La complicaciones del prolapso uterino son: Infección vaginal. Ulceración del cuello uterino. Infecciones urinarias Estreñimiento y hemorroides. Evitar levantar objetos pesados. Prolapso vaginal anterior (cistocele). Prolapso vaginal posterior (rectocele). Prevención del prolapso uterino La prevención del prolapso uterino consiste en: Realizar un correcto entrenamiento del suelo pélvico (ejercicios de Kegel). Hacer ejercicios de forma regular. Evitar el sobrepeso. Mantener una alimentación adecuada. Gimnasia prenatal en el embarazo. Terapia estrogénica durante la menopausia. Especialidades a las que pertenece el prolapso uterino La especialidad médica a la que pertenece el prolapso uterino es la ginecología, que es la que se encarga del cuidado del sistema reproductor femenino y del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del mismo. Preguntas frecuentes: ¿Qué es un prolapso vaginal posterior? Un prolapso vaginal posterior es la debilidad del tejido conjuntivo que separa el recto y la vagina y puede hacer que el recto sobresalga por la misma. ¿Qué es un prolapso de columna? Un prolapso de columna es una hernia discal que ocurre en la mayoría de los casos por un desgaste del disco intervertebral. ¿Qué es la matriz? La matriz o útero es el órgano reproductor femenino en el que se produce la gestación de los seres humanos y del resto de los mamíferos. Es un órgano muscular hueco, de forma triangular, ubicado en la cavidad pélvica, delante del recto y detrás de la vejiga urinaria. ¿Qué es un prolapso en la matriz? Un prolapso en la matriz o del útero se da cuando los músculos y ligamentos que sostienen y rodean el útero se debilitan y no pueden sujetarlo, perdiendo su posición habitual e incluso llegando a salir de la vagina. ¿Podré concebir tras un prolapso de útero? En la mayoría de los casos sí se puede concebir tras un prolapso del útero. Haz nuestro test de embarazo y averigua todo lo que debe saber una embarazada. Descubre todos los consejos y cuidados de las mujeres embarazadas. ¿Te animas?
Quiste en los Ovarios
Enfermedad

Quiste en los Ovarios

¿Qué son los quistes en los ovarios? Los quistes de ovarios o quistes funcionales, son quistes que se producen cuando un ovocito sale hacia las trompas de Falopio , quedando una zona dentro del ovario que se llena de líquido. Los quistes de ovarios se pueden ver en hasta un 10% de las mujeres en edad fértil, aunque la mayoría van a desaparecer entre 8 y 12 semanas después de su diagnóstico. Puede dar lugar a una hemorragia o bien a una torsión ovárica por su tamaño, en estos casos se trata de una urgencia médica, en general, se puede considerar una enfermedad leve. Tipos de quistes en los ovarios Quistes de retención : se producen cuando se acumula líquido por producción de sustancias por parte de las glándulas. Quistes dermoides : son los que se forman a través de las células germinales, pueden tener pelos, dientes, tejido óseo o cartílago, y son quistes benignos que se dan en mujeres en edad fértil y suponen hasta un tercio de los quistes benignos de ovario. Quistes funcionales : aquellos que se relacionan con alteraciones hormonales. Son más frecuentes en mujeres perimenopáusicas y en la pubertad. Dentro de ellos están el quiste folicular, que se produce cuando el óvulo sale del folículo y el este continúa produciendo hormonas, y se suelen resolver en unas ocho semanas. El cuerpo lúteo es otro tipo de quiste funcional, estos quistes se producen en el primer tercio del embarazo y su misión es producir hormonas, terminan desapareciendo por sí solos. Por último, está el quiste luético , que se produce en los casos de embarazos múltiples o por el tratamiento de fertilidad, y desaparecen tras acabar la causa que lo produce. Quistes endometriales : son quistes con un contenido de líquido marrón, también conocidos como endometriosis o quistes de chocolate. Causas de los quistes en los ovarios Los quistes foliculares se producen cuando el folículo no es capaz de abrirse , quedando el óvulo en su interior y dando lugar a la presencia de líquido. Los quistes endometriales se producen por la llamada endometriosis , enfermedad que precisa tratamiento adecuado para su control. El quiste de ovario en la mayoría de las ocasiones suele ser asintomático, siendo un hallazgo ecográfico en el contexto de un estudio ginecológico. Cuando produce síntomas estos pueden ser dolor , el cual puede estar relacionado con las relaciones sexuales y con la defecación . También puede ser permanente en la zona pélvica y puede producir hinchazón abdominal. Tratamiento de los quistes en los ovarios En general los quistes de ovario no precisan tratamiento, ya que suelen resolverse por sí mismos en unas 8 a 12 semanas. En las pacientes en las que los quistes de ovario se presentan de forma repetida, puede ser necesario prescribir un tratamiento con píldoras anticonceptivas . Estas píldoras no retiran el quiste presente, pero puede evitar que se produzcan otros nuevos. Cuando la paciente presenta un quiste que no se reduce o que aumenta de tamaño puede ser necesario realizar una cirugía para retirar dicho quiste. Pruebas complementarias de los quistes en los ovarios Ecografía ginecológica: se deberá de realizar para el diagnóstico y control del proceso. Otras pruebas de imagen como TAC y resonancia magnética pueden realizarse cuando no está claro si el quiste es benigno o no. Analíticas de sangre con marcadores tumorales: pueden ser necesarias en casos de dudas diagnósticas para poder descartar la presencia de tumores. Factores desencadenantes de los quistes en los ovarios Los factores desencadenantes de los quistes de ovario son las hormonas , tanto los estrógenos como los progestágenos . Factores de riesgo de los quistes en los ovarios El único factor de riesgo para los quistes de ovario es la edad fértil de la mujer, siendo más frecuentes en la adolescencia y en la perimenopausia, momentos de mayor descontrol hormonal. Complicaciones de los quistes en los ovarios Sangrado. Ruptura. Torsión ovárica. Prevención de los quistes en los ovarios No hay modo de prevenir los quistes de ovario. Especialidades a las que pertenecen los quistes en los ovarios Los quistes de ovario son diagnosticados y seguidos en su evolución por parte del ginecólogo. Preguntas frecuentes: ¿Son graves los quistes en los ovarios? Los quistes de ovario son entidades en principio benignas que suelen resolverse por sí mismas, en la mayoría de los casos son hallazgos ecográficos, que el ginecólogo controlará pasados unos meses y cuyo resultado suele ser la resolución espontánea de los mismos. ¿Qué es el ovario poliquístico? El ovario poliquístico es un enfermedad en la cual los ovarios se llenan de múltiples quistes que están produciendo hormonas . Esto se traduce en alteraciones hormonales que pueden dar lugar a presencia de vello en mayor abundancia, obesidad, y presencia de acné importante. También puede dar lugar a infertilidad y a ciclos menstruales ausentes o irregulares. ¿Cuál es la diferencia entre un quiste y un tumor? En principio un quiste es una bolsa con material líquido en su interior, un tumor suele ser una masa sólida, sin embargo, algunos tumores pueden tener un aspecto quístico. ¿Qué es un quiste hemorrágico? Un quiste hemorrágico es el quiste que presenta sangre en su interior , o bien el quiste que al romperse produce una hemorragia. Es típico del proceso de evolución de los quistes grandes funcionales, puede producir dolor y un mínima hemorragia vaginal al producirse. ¿Qué es la dismenorrea? La dismenorrea es la palabra técnica con la que se conoce el dolor que se produce durante la menstruación . Este dolor suele producirse por las pequeñas contracciones que produce el útero, para lograr el desprendimiento del endometrio y su evacuación hacia el exterior a través del cuello del útero.
Sarampión
Enfermedad

Sarampión

¿Qué es el sarampión? El sarampión es una enfermedad vírica altamente contagiosa , clasificada como una de las llamadas enfermedades exantemáticas , que se caracterizan por aparición de síntomas generales y que afectan a la piel con la presencia de “granitos” o “manchitas”. Es una enfermedad que, antes de la vacunación generalizada contra el sarampión, se presentaba en niños de 5 - 9 años con epidemias recurrentes cada 2 - 5 años sobre todo en invierno y primavera . Con la introducción de la vacuna en España a partir de 1973 de forma individual, por un lado, y de forma conjunta con la vacuna triple vírica, que incluye la vacuna de la rubéola y la parotiditis, la frecuencia de aparición disminuyó de forma radical , siendo excepcional su presentación y elevándose también la edad de presentación por encima de los 10 años . Aunque se considera una enfermedad vírica benigna en la mayoría de los casos, puede derivar en complicaciones que pueden llegar a ser graves . Tipos de sarampión Sarampión de presentación típica: presenta la sintomatología típica de la enfermedad . Sarampión hemorrágico o negro: complicación del sarampión donde se producen múltiples lesiones hemorrágicas . Sarampión modificado: se presenta en pacientes parcialmente inmunizados ( menores de 9 meses , vacunación parcial y forma raras de sarampión recurrente). Los síntomas en este caso son menos intensos . Causas del sarampión La causa del sarampión es el contagio del virus del sarampión (un mixovirus de la familia paramixovirus ), transmitido por la vía respiratoria de una persona infectada (a través de gotas de saliva, mocos, etc.). El periodo de transmisión de un paciente a otro se produce desde 10 días antes de la aparición de las primeras lesiones dérmicas. Síntomas del sarampión Inicialmente se tiene un periodo llamado prodrómico que dura aproximadamente 2 - 4 días, en el que aparece irritación de la conjuntiva del ojo (lo blanco del ojo), lagrimeo, estornudos, moqueo continuo, dificultad para tragar (disfagia), tos seca, afonía, malestar general, dolores generalizados o molestias con la luz (fotofobia). A los pocos días aparece fiebre alta. Durante los tres y cuatro primero días del inicio de los primeros síntomas se observan unas pequeñas ”manchas”  blanco-azuladas en la mucosa (revestimiento) del interior de la boca (manchas de Koplik), que son características de esta enfermedad. Posteriormente aparece un erupción o “sarpullido” en la piel , que comienza en la cabeza (detrás de las orejas) y se va extendiendo por el cuello, tronco, brazos y piernas, pudiendo afectar a las palmas de las manos y plantas de los pies. En raras ocasiones pueden verse afectados los oídos, pulmones y cerebro. Tras tres días, desaparecen en el mismo orden que aparecieron dando lugar a una descamación de la piel (excepto en palma de manos y planta de los pies). Tratamiento para el sarampión En los casos de sarampión típico sin complicaciones el tratamiento va destinado al control y disminución de los síntomas . Se pautan antitérmicos para disminuir la fiebre, lavados oculares con suero, adecuada hidratación bebiendo abundantes líquidos y reposo en el domicilio. Solo en el caso de complicaciones como sobreinfecciones bacterianas se pauta un tratamiento antibiótico y, en caso de complicaciones graves y mala evolución del tratamiento, se hospitaliza al paciente. Diagnóstico del sarampión El diagnóstico se realiza, sobre todo, a través la exploración física y la valoración de los síntomas que presenta el paciente . Si existen dudas, se puede solicitar una analítica para detectar los anticuerpos (proteínas del sistema de defensa que reconocen al virus). Factores desencadenantes del sarampión Hay más riesgo de sarampión entre aquellas personas que no han sido vacunadas antes de entrar en las edades más propensas, además, las defensas bajas también pueden ser un desencadenante de la enfermedad . A continuación, vemos un listado de cuáles son los factores más potenciales para padecer el sarampión. Factores de riesgo del sarampión Bajo nivel socioeconómico . Vivir en países con baja tasa de vacunación . Padecer un estado de inmunodepresión (defensas bajas), por ejemplo, enfermos con virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) o SIDA. Edad menor a 2 años . Complicaciones del sarampión Aparición de una infección bacteriana secundaria como otitis media aguda o neumonía (infección en el pulmón) Desarrollo de sarampión hemorrágica con sangrados nasales, orales e intestinales. Meningoencefalitis: infección grave del cerebro y las membranas que lo recubren. Neumonía de células gigantes (cuadros respiratorios graves poco frecuentes). Complicaciones menos frecuentes son: la afectación del músculo cardíaco; la miocarditis o la disminución de las plaquetas o trombopenia. Si la infección se produce en una mujer embarazada , hay una alta probabilidad de muerte fetal o aparición de malformaciones asociadas . Prevención del sarampión Vacunación infantil generalizada. No estar en contacto con pacientes infectados. Especialidades a las que pertenece el sarampión El sarampión puede ser diagnosticado y tratado por el pediatra de atención primaria o el médico de familia . Si existen complicaciones es frecuente que se precise la hospitalización del paciente. Preguntas frecuentes ¿Qué diferencia hay entre sarampión y varicela? El sarampión y la varicela son dos enfermedades llamadas exantemáticas , que producen la aparición de “salpullido” en la piel, en el caso del sarampión son manchas rojas pequeñas que pueden confluir (unirse) y formar “manchas” de mayor tamaño. Después de tres o cuatro días desaparecen las “manchas” y aparece descamación de la piel. En el caso de la varicela aparecen lesiones más vesiculosas , (como ampollitas pequeñas), que se rompen y forman costras. Estas lesiones “conviven” en distinto estadio evolutivo. En la varicela la sensación de picor aparece de manera más frecuente que en el sarampión.   El periodo de contagio en el sarampión se da desde 10 días antes de la aparición de las lesiones y en la varicela es de dos días previos a la aparición de las lesiones hasta la formación de las costras . La fase prodrómica es de menor duración en la varicela. Si he tenido la varicela… ¿Puedo tener el sarampión en el futuro? Sí, porque son dos enfermedades originadas por dos virus diferentes . Si me vacuno… ¿Quiere decir que ya no tendré el sarampión nunca? Con solo la primera dosis, la vacuna evita la enfermedad durante el resto de la vida en más del 90 % de los pacientes. ¿A qué edad hay que ponerse la vacuna contra el sarampión? En España, como en la mayoría de los países desarrollados, la vacuna forma parte del calendario de vacunación infantil : la primera dosis se recomienda entre los 12 y 15 meses de edad, aunque puede adelantarse la vacunación hasta los 6 meses si existen brotes epidémicos o si se va a realizar un viaje a zona de riesgo. La segunda dosis de vacuna es entre los 3 y los 6 años (se recomienda a los 3 - 4 años). Los lactantes vacunados antes de 1 año requerirán dos dosis adicionales más. Si ya he tenido sarampión, ¿no lo tendré más? Por lo general, el organismo de un paciente que padece la enfermedad se queda con un recuerdo inmunológico (en el sistema de defensa), sobre cómo reconocer al virus si toma contacto con él para poderlo eliminar. Solo podría volver a padecer Sarampión en caso de que el virus con el que toma contacto sufra una mutación (alteración de su estructura) muy importante, provocando que falle el reconocimiento del virus por parte del organismo.
Mastitis
Enfermedad

Mastitis

¿Qué es la mastitis? La mastitis es la inflamación de la mama , ya sea en una mama lactante también conocida como mama puerperal  o en una mama no lactante. Se produce en un 10% de los casos de lactancia , de ellos un 3% puede ser bilateral. La urgencia en este tipo de lesión puede ser el absceso mamario y suele ser una enfermedad leve. Tipos de mastitis Mastitis en mama lactante : Cuando la mastitis se produce en una mama que está lactando y es debido a la dilatación de algún conducto de la leche, por la que ésta se queda retenida y puede infectarse. Matitis en mama no puerperal: Es la mastitis en una mama no lactante y se produce por la entrada de gérmenes en la mama. Causas de la mastitis La causa de la mastitis es la entrada de gérmenes en el interior de la mama. Puede ser por: Pequeñas heridas en la piel: en los casos de mamas no puerperales. Ectasia de la leche en la mama : Ante la falta de vaciamiento de la mama. Gérmenes: Que se encuentran en la piel y entran a través de los pezones al amamantar al niño. Síntomas de la mastitis Los síntoma de la mastitis son la inflamación de la mama, enrojecimiento, aumento de temperatura, fiebre de más de 38 grados , aumento de la sensibilidad en la misma, que puede acompañarse de malestar general, escalofríos, náuseas y vómitos. Tratamiento para la mastitis En los casos de mamas puerperales, puede ser necesario mantener la lactancia. Para ello es conveniente poner calor antes de empezar a dar de mamar, seguido de frío al acabar. También será necesario vaciar la mama si esta no es totalmente vaciada por el niño, además de llevar un sujetador que sujete bien el pecho. Se podrá tomar ibuprofeno como analgésico o antiinflamatorio. Si el proceso dura más de 48 horas, sea en una mama puerperal o no, será necesario dar tratamiento antibiótico. Los más usados son la cloxacilina o la combinación de amoxicilina con ácido clavulánico. Pruebas complementarias del tratamiento de la mastitis El diagnóstico de mastitis es un diagnóstico clínico , que en casos muy excepcionales puede necesitar de un cultivo de la leche . En mamas no puerperales puede cultivarse la secreción que se obtenga. Cuando el proceso no mejora puede ser necesario realizar una ecografía para descartar otras patologías mamarias asociadas. Factores desencadenantes de la mastitis Los factores desencadenantes de la mastitis son la o bstrucción de un conducto mamario . Al obstruirse, se produce un acumulo de leche que da lugar a que se infecte con posterioridad. Factores de riesgo de la mastitis Los factores de riesgo de la mastitis son: Pezones agrietados o dañados. Lactancia en una sola posición, con lo cual la mama no se vacía de modo correcto. Presión excesiva sobre el pecho, cansancio o estrés. En las mamas no puerperales cualquier herida puede hacer de puerta de entrada. Llevar piercing aumenta el riesgo , las mastopatías fibroquísticas pueden favorecer el proceso. Complicaciones de la mastitis Absceso mamario. Sepsis. Prevención de la mastitis Extraer la leche completamente tras dar de mamar el bebé. Intentar que el bebé vacíe de modo correcto la mama antes de cambiarle de pecho. Cambiar la postura para dar de mamar al bebé. Procurar colocar al bebé de modo adecuado sobre los pezones para evitar las grietas o maceración de los mismos. Las mujeres que llevan piercing en los pezones deben de ser extremadamente cuidadosas en el mantenimiento de los mismos. Especialidades a las que pertenece la mastitis La mastitis puede ser tratada por el médico de familia, cuando presenta complicaciones se deberá de valorar por el ginecólogo, quien procederá a abrir el absceso y realizará pruebas complementarias si fuera necesario. Preguntas frecuentes: ¿Qué es la mastitis subclínica? La mastitis subclínica es aquella en la que se presenta dolor en la mama con pezones macerados o agrietados, pero que no presenta inflamación, ni enrojecimiento local. Tampoco suele tener fiebre asociada, suele ser más difícil de diagnosticar y el uso de antiinflamatorios suele mejorar el proceso. ¿Qué es la mastitis infecciosa? La mastitis infecciosa es cuando, además de la inflamación por la obstrucción del conducto de la mama, se produce una sobreinfección de la mama que, en general, suele ser por la bacteria estafilococo que se encuentra en la piel de forma normal pero al penetrar en el interior de la mama produce una infección. Si tengo mastitis… ¿He de dejar de dar el pecho a mi bebé? La mastitis no debe de ser causa de dejar la lactancia, de hecho el vaciamiento de la mama no solo dificulta la aparición de la mastitis si no que produce una mejoría de la misma. Está indicado en estos casos aplicar calor antes de dar de mamar , esto favorece el vaciamiento de la zona afectada mejorando la dolencia. ¿Se desarrollará peor mi bebé si no le doy el pecho? El mejor alimento para un bebé es la lactancia materna, ésta no sólo alimenta al bebé sino que le transmite anticuerpos, que son sustancias que le protegen frente a posibles infecciones. Además, la lactancia materna va variando según el momento de desarrollo del bebé. La lactancia artificial permite alimentar al bebé y dar lugar a un correcto desarrollo del mismo, pero no debe de sustituir a la lactancia natural salvo que sea imprescindible. ¿Qué es un absceso en la mama? El absceso en la mama es una infección que se encuentra encapsulada . A este tipo de lesiones infecciosas se prescriben antibióticos y, en muchos casos, es necesario que se proceda a un drenaje quirúrgico del mismo para poder extraer el pus que en él se encuentra.
Incontinencia Urinaria
Enfermedad

Incontinencia Urinaria

¿Qué es la incontinencia urinaria? La incontinencia urinaria o insuficiencia urinaria, es la patología en la cual se producen pérdidas involuntarias de orina. Se presenta con una prevalencia del 20-30% de personas, con un aumento hasta del 40% de las personas en edad media de la vida, y hasta un 50% de los ancianos. Es por tanto un problema prevalente, y si bien es una enfermedad leve, es muy incómoda, ya que afecta directamente a la calidad de vida de los pacientes. Tipos de incontinencias Incontinencia de esfuerzo : es la que se produce por un aumento de la presión abdominal. La típica que se produce por toser o por estornudar. Incontinencia de urgencia : es la que se produce cuando aparece una necesidad de orinar que no puede ser contenida de ningún modo. Incontinencia mixta : es la que asocia una incontinencia de esfuerzo con la incontinencia de urgencia, esto es, el mismo paciente presenta los dos tipos de incontinencia. Incontinencia de orina continua : es la pérdida de orina de forma continuada, se produce en especial en mujeres que tienen fístulas vesico vaginales y es típica de problemas tras partos complicados. Enuresis nocturna : es la pérdida de orina involuntaria durante la noche. Incontinencia por rebosamiento : se presenta en pacientes que no tienen deseo miccional, y se da porque llega un momento en el que la vejiga no puede contener más orina. Es típica de los pacientes que  tienen adenomas de próstata que obstruyen el tracto urinario inferior. Causas de la incontinencia urinaria Las causas pueden variar dependiendo del tipo de incontinencia. Incontinencia de esfuerzo : se debe a alteración o debilidad en los músculos del suelo pélvico. Incontinencia de urgencia : las causas son las alteraciones o debilidad a nivel del músculo detrusor. Incontinencia continua : suele producirse por fístulas vesico vaginales, que se dan por partos complicados. También puede darse por alteraciones anatómicas en la inserción de un uréter a nivel de la vulva. Incontinencia por rebosamiento : es la que se produce por una obstrucción a la salida de la vejiga, suele darse por problemas de próstata en los varones. Síntomas de la incontinencia urinaria El síntoma de incontinencia urinaria puede ser, o bien pérdidas de orina de las que el paciente es consciente cuando se produce tos o se estornuda , o bien cuando al paciente no le da tiempo a llegar al baño . En otras ocasiones el paciente no es consciente de la pérdida de orina hasta que se encuentra mojado, que es lo que ocurre en las pérdidas continuas de orina. Tratamiento de la incontinencia urinaria El tratamiento de la incontinencia urinaria depende de su origen y será tanto rehabilitador como quirúrgico y/o farmacológico. Tratamiento rehabilitador del suelo pélvico : se realiza a través de los ejercicios de Kegel. Para ello se deberán contraer los músculos del suelo pélvico. Para empezar a hacer los ejercicios, en el caso de las mujeres, si estas sitúan un dedo dentro de su vagina y tratan de apretar contra él y luego saltar, aprenderán a realizar el ejercicio que luego podrán realizar de forma libre, también se puede aprender a realizar comenzando a orinar e interrumpiendo la micción de forma repetida para luego seguir orinando. Los hombres pueden aprender introduciendo un dedo en el ano y produciendo también una fuerza contra él. Estos ejercicios se deberán repetir varias veces al día. Cirugía de la incontinencia urinaria : se basa en la sujeción de la uretra. Para ello, se localiza una malla sintética que se sitúa reforzando el ligamento pubouretral. Es la técnica más eficaz en el momento actual. En los casos de fístulas vesico vaginales será necesario cerrar las mismas para evitar la pérdida de orina continua. Tratamiento farmacológico : será utilizado en la incontinencia de esfuerzo. Se trata de fármacos anticolinérgicos que actúan sobre el esfínter elevando su acción. Su principal efecto secundario es la sequedad de boca que producen, que en ocasiones da lugar al abandono del tratamiento por el paciente. Pruebas complementarias de la incontinencia urinaria Entrevista clínica . se realiza mediante cuestionarios especializados que ayudan a orientar la causa y la alteración de la calidad de vida que produce la incontinencia urinaria en el paciente. Analíticas de sangre : para valorar la función renal presente, con creatinina, urea, iones y filtrado glomerular. Estudios urodinámicos : como la cistomanometría, que permite el conocimiento del llenado de la vejiga, y la flujometría, que permite saber cómo se comporta la vejiga al vaciado y si esta presenta algún tipo de obstrucción. Pruebas de imagen : ecografía, que se debe realizar en varones con incontinencia, otras como la urografía, que solo se usará en casos muy concretos en los que se sospeche de daño renal. En muchos casos se realiza un TAC por esta misma razón. Cistoscopia : se realiza cuando sospechamos de una lesión a nivel de la vejiga. Factores desencadenantes de la incontinencia urinaria El factor desencadenante de la incontinencia urinaria suele ser la alteración en el músculo detrusor , o bien la alteración de los músculos del suelo pélvico. Factores de riesgo de la incontinencia urinaria Los factores de riesgo para la incontinencia serán el número de partos, los partos complicados y la obstrucción de la uretra por adenomas de próstata. Complicaciones de la incontinencia urinaria La complicación principal de la incontinencia de orina es la posibilidad de contraer infecciones de orina de repetición. Prevención de la incontinencia urinaria La prevención de la incontinencia de orina será una buena atención obstétrica y el control de las adenomas de próstata , evitando que se obstruya la salida de orina a través de la uretra. Especialidades a las que pertenece la incontinencia urinaria La incontinencia de orina será tratada tanto por médicos urólogos como por ginecólogos en el caso de las mujeres. Preguntas frecuentes: ¿Qué medicamento es bueno para la incontinencia urinaria? Los medicamentos que se usan para la incontinencia de orina serán fármacos anticolinérgicos, cuyo mayor efecto secundario es la sequedad de boca. Estos actúan aumentando la acción del músculo detrusor. Por ello se usan sobre todo en los casos de incontinencia de urgencia. ¿Qué hacer ante un ataque de incontinencia urinaria? Si entendemos un ataque de incontinencia urinaria como una situación aguda, se deberá pensar en la posibilidad de una infección de orina que será fácilmente tratable. Si se entiende como una situación crónica en la cual en ciertas situaciones el paciente no se puede contener la ganas de orinar, será importante hacer los ejercicios de Kegel para aumentar la acción de los músculos del suelo pélvico. ¿Qué puede provocar la incontinencia urinaria? El motivo más común es el envejecimiento de la musculatura del suelo pélvico. También por las alteraciones producidas por los adenomas de próstata, y otras causas como las obstétricas, pero estas son menos comunes. En los casos agudos la causa más común es la infección de orina, que al ser tratadas hace desaparecer la sintomatología. ¿Qué es la incontinencia imperiosa? La incontinencia imperiosa es la incontinencia de urgencia, que es aquella que se produce cuando el paciente siente ganas de orinar y no puede evitar que la orina se escape, no pudiendo controlar el deseo miccional, con lo cual el paciente lo describe como que no le da tiempo a llegar al baño. ¿Qué es la incontinencia urinaria por rebosamiento? La incontinencia por rebosamiento es la que se produce cuando el paciente no tiene ganas de orinar, y suele ser secundaria a obstrucción en la uretra. En ella el paciente cuando tiene la vejiga llena y esta no puede contener más orina, tiene pérdidas imperceptibles de esta a través de la uretra sin sentir ganas de orinar.  
Salpingitis
Enfermedad

Salpingitis

¿Qué es la salpingitis? La salpingitis o enfermedad inflamatoria pélvica, es la inflamación de las trompas de Falopio , generalmente secundaria a un proceso infeccioso. La salpingitis se produce en mujeres en edad fértil (entre los 15 y 25 años). Es más frecuente en mujeres que tienen relaciones sexuales sin preservativo y se considera una enfermedad grave que puede provocar esterilidad . Tipos de salpingitis Los tipos de salpingitis son: Salpingitis aguda : suele presentar fiebre y dolor intenso . Salpingitis crónica : puede pasar desapercibida y ser un hallazgo en un estudio de infertilidad . Salpingitis bilateral : afecta a las dos trompas . Ocurre en el 60% de los casos. Salpingitis unilateral : afecta a una única trompa . Causas de la salpingitis La causa de la salpingitis es la infección de carácter sexual , siendo las más frecuentes entre ellas la infección por Chlamydia trachomatis , por Gonococo, o por micoplasmas , y en casos menos frecuentes, son producidas por el Mycobacterium tuberculosi . Síntomas de la salpingitis El síntoma más frecuente es el dolor pélvico y la secreción con flujo anormal durante las relaciones sexuales. Puede presentar también fiebre, náuseas, vómitos, dolor al orinar y sangrados menstruales irregulares. Tratamiento para la salpingitis El tratamiento de la salpingitis será un tratamiento farmacológico con antibióticos . En lo posible el tratamiento se hará en función del germen presente. Entre los antibióticos más usuales son utilizados la Doxiciclina , la Eritromicina , la Azitromicina y el Levofloxacino . En la mayoría de los casos se deberá tratar a la pareja o parejas sexuales que han tenido contacto con la paciente. Esta también se deberá abstener de tener relaciones sexuales hasta que termine el tratamiento antibiótico, En casos complicados puede ser necesaria la hospitalización para dar tratamiento antibiótico intravenoso y, en casos aún más graves, puede ser necesario que se realice una cirugía con extirpación de la trompa si fuera necesario. Pruebas complementarias para el diagnóstico de salpingitis Para el diagnóstico correcto se suelen realizar: analítica de sangre con contaje celular, velocidad de sedimentación y proteína C reactiva que muestre la posible infección, cultivo del flujo para conocer el germen a tratar y la sensibilidad antibiótica del mismo, y ecografía , aunque esta solo permite conocer las salpingitis evolucionadas. Factores desencadenantes de la salpingitis Son factores desencadenantes de la salpingitis aquellos procesos que pueden llevar a los gérmenes hasta las trompas: se pueden producir en colocaciones de DIUS , en cirugías pélvicas , y en pacientes con contacto con personas infectadas por Gonococos o Clamidias . Factores de riesgo de la salpingitis Son factores de riesgo el mantener relaciones sexuales tempranas por debajo de los 20 años, el tener múltiples parejas sexuales , y tener relaciones sin preservativo . Complicaciones de la salpingitis Las posibles complicaciones de la salpingitis son: Problemas de fertilidad . Dolor pélvico crónico. Embarazo ectópico (fuera del útero). Enfermedad inflamatoria pélvica de repetición. Abscesos pélvicos. Hidrosalpinx: obstrucción y acumulación de líquido en la(s) trompa(s) de Falopio. Afectación hepática o de apéndice. Septicemia: infección generalizada . Prevención de la salpingitis Las medidas de prevención de la salpingitis son: Evitar relaciones sexuales precoces . Evitar tener parejas múltiples . Evitar relaciones sexuales con personas contagiadas . Uso de preservativo en relaciones sexuales. Especialidades a las que pertenece la salpingitis La salpingitis necesita control y tratamiento por parte del ginecólogo Preguntas frecuentes ¿Qué es la hidrosalpingitis? La hidrosalpingitis es la dilatación de una o ambas trompas de Falopio por presencia de líquido en su interior. Esto suele producirse por la presencia de una obstrucción en la trompa y acúmulo de líquido, por un proceso infeccioso o inflamatorio. ¿Qué es el hidrosalpinx bilateral? El hidrosalpinx bilateral es la dilatación que se produce en ambas trompas de Falopio por presencia de líquido en ellas, que se asocia al taponamiento de las mismas, secundario a un proceso infeccioso o inflamatorio. ¿Qué es una salpingectomía? La salpingectomía es la extirpación de una trompa de Falopio . Esto suele ser secundario a un proceso infeccioso o tumoral, y esta cirugía es una cirugía mayor, en la cual se procede a anestesiar al paciente. Tras ello, por medio de cirugía endoscópica , en la cual se realizan tres incisiones en el abdomen, se procede a meter a través de una de ellas el endoscopio. Posteriormente se procede a distender el abdomen con gas . Por las otras incisiones se va a introducir el material quirúrgico para extirpar la trompa, cerrando las incisiones que se hayan realizado. ¿Qué es el piosalpinx? El piosalpinx es la acumulación de pus que se produce dentro de la trompa de Falopio. Es un acúmulo secundario a un proceso infeccioso del que se intenta defender el organismo. El piosalpinx, hace necesario el uso de antibióticos por vía oral, si con esto el procedimiento no mejora, será necesario el tratamiento intravenoso , y si aun así no se revierte el proceso, será necesaria la cirugía, ya sea para proceder a drenar el acúmulo de pus o para extirpar la trompa si el caso es más grave. ¿Qué es la pelviperitonitis? La pelviperitonitis es la infección que se produce en la cavidad pélvica y abdominal secundaria a un proceso infeccioso, por extensión del mismo desde una localización pélvica o abdominal. Este proceso necesita de cirugía urgente , ya que, de no revertirse, puede llegar a causar la muerte del paciente. Son causas de la pelviperitonitis las infecciones del sistema genital femenino, pero también pueden ser secundarias a perforación del intestino grueso o a procesos apendiculares que no se han tratado con cirugía de forma precoz.
Hidrosalpinx
Enfermedad

Hidrosalpinx

¿Qué es el hidrosalpinx? El hidrosalpinx o hidrosalpinge, es una distensión de una trompa de Falopio por acúmulo de un líquido debido a una obstrucción de la misma. Es una alteración que supone el 30% de las causas patológicas de afectación de las trompas de Falopio. Es una patología común que tiene una gravedad moderada-severa, cuya mayor repercusión es que puede convertirse en un factor de riesgo para la infertilidad de la mujer. Tipos de hidrosalpinx Según se afecte una o las dos trompas de falopio por la obstrucción y dilatación que se produce en ellas, se distingue entre el hidrosalpinx unilateral , si solo se produce el daño en una de las trompas (lo más habitual), o el hidrosalpinx bilateral , si ambas trompas de Falopio se ven alteradas. También se puede diferenciar entre una alteración permanente por el hidrosalpinx o un hidrosalpinge intermitente, que se produce por vaciamiento discontinuo del líquido acumulado por exceso de tensión . Causas del hidrosalpinx La principal causa de hidrosalpinx es la enfermedad inflamatoria pélvica, causada frecuentemente por la infección bacteriana de Chlamydia trachomatis, que es una enfermedad de transmisión sexual . Debido a esta infección, se produce una inflamación crónica en la mucosa de las trompas de Falopio que, finalmente, produce una obstrucción en su extremo más distal y, por la acción de sustancias inflamatorias , aparece un aumento de producción de líquido dentro de la trompa, que se acumula y dilata su anatomía. Otras posibles causas del hidrosalpinx, originadas sobre todo por la presencia de adherencias en las paredes de las trompas de Falopio , son el padecimiento de endometriosis , el haber tenido un embarazo ectópico previo, el haber sufrido una cirugía previa en la cavidad pélvica, o padecer una tuberculosis ovárica. El someterse a una estimulación hormonal en los ciclos de reproducción asistida o el uso de un DIU también pueden producir un hidrosalpinx. Síntomas del hidrosalpinx El hidrosalpinx suele ser una patología asintomática , aunque en algunas ocasiones puede producir dolor en la parte inferior del abdomen, que varía en función del ciclo menstrual, y en los casos de infección grave y extendida, se producirá dolor más agudo e intenso, fiebre, malestar general y secreción vaginal con mal olor. Tratamiento para el hidrosalpinx Si la causa del hidrosalpinx es una infección , el tratamiento se basará en la administración de antibióticos . Además, se suele realizar un tratamiento quirúrgico habitualmente mediante laparoscopia: Salpingectomía : retirada completa de la trompa con infección crónica y aumentada de tamaño . Bloqueo mediante electrocoagulación de la trompa de falopio (“cierre” de la trompa aplicando electricidad con el bisturí eléctrico): indicado para aquellas pacientes que presentan muchas adherencias cicatriciales y a las que no se les puede realizar una salpingectomía . Otros tratamientos : la ligadura de la trompa o la aspiración del fluido acumulado en la trompa a través de la vagina. Pruebas complementarias del diagnóstico del hidrosalpinx La prueba de elección para la realización del diagnóstico del hidrosalpinx es la Histerosalpingografía , prueba radiológica con inyección a través de la vagina de un líquido de contraste que va hacia las trompas y que es radio-opaco , pudiéndose observar por rayos X las alteraciones anatómicas producidas. En ocasiones es preciso realizar el estudio o completarlo mediante la realización de una ecografía trasnvaginal o mediante la realización de una laparoscopia exploratoria (introducción de una pequeña cámara en un tubo flexible y delgado por medio de pequeñas incisiones abdominales). Factores desencadenantes del hidrosalpinx El factor desencadenante es un daño previo que desencadena una intensa reacción inflamatoria en la trompa de falopio con una posterior cicatrización que produce una obstrucción de la trompa y con ello acúmulo de líquido en su interior. Factores de riesgo del hidrosalpinx Haber padecido una infección ginecológica antigua , mal tratada, o no diagnosticada. Padecimiento de otras infecciones abdominales que puedan llegar a afectar a las trompas de Falopio. Cicatrices intraabdominales por cirugías previas. Endometriosis. Embarazo ectópico previo. Uso de DIU como anticonceptivo. Complicaciones del hidrosalpinx Dolor crónico abdominal. Infección complicada y extendida. Infertilidad. Esta es la mayor complicación , de hecho, supone una causa frecuente de dificultad para tener un hijo. Prevención del hidrosalpinx La prevención va destinada sobre todo a evitar el contagio de enfermedades de trasmisión sexual con el uso de anticonceptivos, evitar múltiples parejas sexuales...etc. Ante la detección de una infección en el aparato reproductor se debe iniciar el tratamiento cuanto antes y persistir en el seguimiento hasta la resolución. Cuando se realizan tratamientos de reproducción asistida se recomienda minimizar en lo posible los ciclos hormonales que se deben administrar. Para ello, se valora la realización de congelación de embriones, implantación de dos o tres embriones en cada proceso...etc. Especialidades a las que pertenece el hidrosalpinx Hidrosalpinx es una patología que diagnostica y trata el médico especialista en ginecología. Preguntas frecuentes ¿Qué es una salpingectomía? Una salpingectomía es un tratamiento quirúrgico mediante el cual se extraen las trompas de Falopio afectadas por alguna alteración o patología. ¿Qué es un piosalpinx? Un piosalpinx es un acúmulo de líquido purulento , infeccioso y producido en la trompa de falopio obstruida. ¿Qué es la pelviperitonitis? La pelviperitonitis es la inflamación e infección del peritoneo , membrana que tapiza los órganos situados en la cavidad pélvica. ¿Qué es la salpingitis? La salpingitis es la inflamación aguda de las trompas de falopio , causada normalmente por una infección .
Gonorrea - Sífilis
Enfermedad

Gonorrea - Sífilis

¿Qué son la gonorrea y la sífilis? Infección bacteriana de transmisión sexua l que afecta a hombres y mujeres.   Es una enfermedad que tiene tratamiento de curación, pero si no se trata puede tener graves consecuencia e incluso muerte. Es una enfermedad grave. Tipos de gonorrea y sífilis Los tipos de gonorrea se diferencian según el lugar al que afecte la infección por ejemplo; el recto, pene, vagina, ojos, labios, garganta y articulaciones. La sífilis por su parte también se diferencia en tipos según los síntomas y las etapas:   Sífilis primaria: aparece el primer síntoma llamado chancro sifilítico, se crea una pequeña úlcera abultada en la zona por donde se introdujo la bacteria. Sífilis secundaria : La enfermedad avanza y se produce una erupción cutánea en todo el cuerpo. Sífilis latente: no presenta síntomas y se puede llegar a padecerla durante años. Sífilis terciaria: se desarrolla tras tener el paciente la infección durante varios años y afectar a diferentes partes del cuerpo. Sífilis congénita: cuando se traspasa de madre a hijo en el parto. Causas de la gonorrea y la sífilis La gonorrea y la sífilis son enfermedades bacterianas que se transmite con el contacto sexual, afectando a los genitales, el recto y la garganta. En el caso de la gonorrea puede infectar también la zona del cuello uterino de la mujer y se transmite durante el acto sexual, mientras que la sífilis se transmite por el contacto de la superficie cutánea o las membranas mucosas con las zonas inflamadas del sujeto que padece la infección bacteriana. Síntomas de la gonorrea y la sífilis Ambas enfermedades son de origen bacteriano sin embargo los síntomas son diferentes: Sífilis: Se manifiesta con la existencia de un “chancro” en el lugar donde se introdujo la bacteria, el cual suele durar cuatro semanas. Después, se produce una erupción cutánea que puede llegar a cubrir todo el cuerpo del paciente.  Si éste no recibe tratamiento la sífilis se puede seguir desarrollando presentando síntomas que lleguen a otras partes del cuerpo, incluso al cerebro. Gonorrea: Los síntomas se diferencian según el sexo del paciente. En el caso de los hombres presentan dolor al orinar, inflamación de un testículo y secreción de pus por el pene. Si la enfermedad la padece una mujer los síntomas son: dolor al orinar, sangrado vaginal, dolor pélvico , incremento de la secreción por la vagina e incluso dolor en la práctica de relaciones sexuales. En ambos casos el paciente puede padecerlas y no presentar síntomas durante años. Tratamiento para la gonorrea y la sífilis Al ser enfermedades bacterianas se tratan mediante antibióticos , de manera que si se empieza el tratamiento con rapidez la cura puede ser total. Si se trata de una pareja ambas deben de recibir el tratamiento y en el caso de las mujeres embarazadas tras el parto se le suministrará al bebé unas gotas en los ojos para evitar que contraiga la enfermedad de la madre. Pruebas complementarias del tratamiento de gonorrea y sífilis Para diagnosticar estas enfermedades de Transmisión sexual se realizan generalmente tres pruebas: Analítica de sangre , para determinar si existe infección bacteriana en el organismo. Análisis de orina , para comprobar si la bacteria se encuentra en la orina. Exudado , bien de la zona vaginal, uretra, garganta o recto para someterla a un análisis de laboratorio. En algunos casos se puede realizar también un análisis del líquido cefalorraquídeo ante la sospecha  de que la enfermedad haya dañado el sistema nervioso. Factores desencadenantes de la gonorrea y la sífilis El factor desencadenante principal de estas dos enfermedades es la infección bacteriana en el organismo por el contacto sexual con una persona que la padezca. Factores de riesgo de la gonorrea y la sífilis Al ser enfermedades que se transmiten mediante el contacto sexual el principal factor de riesgo es la práctica de sexo sin protección. Complicaciones de la gonorrea y la sífilis Infertilidad. Traspaso de la infección a otras partes del cuerpo. Erupciones cutáneas. Aumento de posibilidades de padecer VIH. Traspaso de la enfermedad a los bebés. Prevención de la gonorrea y la sífilis Mantener relaciones sexuales seguras, usando protección. Realizarse análisis de sangre periódicos como parte del chequeo médico. Conocer si la otra persona padece o es portador/a de alguna ETS (enfermedad de transmisión sexual). No practicar sexo con diferentes personas. Especialidades a las que pertenecen la gonorrea y la sífilis La especialidad médica que se encarga de tratar la gonorrea y la sífilis es el médico de enfermedades infecciosa. También puede ser tratada por el urólogo para los hombres y el ginecólogo en el caso de las mujeres. Preguntas frecuentes ¿Qué diferencia hay entre la gonorrea y la sífilis? Ambas son enfermedades de transmisión sexual causadas por una bacteria, sin embargo, la sintomatología y las etapas de desarrollo, así como el tipo de bacteria que ocasiona la enfermedad, son las principales diferencias entre la gonorrea y la sífilis. ¿C ómo sé si tengo gonorrea o sífilis? En algunos casos aparecerán síntomas externos, en otros no. Por ello es muy importante someterse a chequeos médicos con análisis de sangre y de orina entre otras pruebas si se sospecha de contagio. ¿Se puede tener la gonorrea y la sífilis durante años sin saberlo? Si, en muchas ocasiones estas enfermedades pueden no presentar síntomas físicos durante varios años. ¿Cuántos tipos de enfermedades venéreas hay y cuáles son? Hay entre 20 y 30 enfermedades venéreas identificadas, siendo las más comunes: Clamidia, Gonorrea, Sífilis, VIH, Herpes genital, Hepatitis viral, Virus del papiloma humano, Tricomoniasis y Condilomas.  
Consultas online

Telemedicina 24h.
Olvida los riesgos, las esperas y desplazamientos.

Videoconsulta, Chat médico, consultas telefónicas... Tú decices.

Ver consultas online
1

Regístrate ahora y prueba un mes GRATIS de Savia Premium

Acceso ilimitado a nuestros servicios para que pruebes la experiencia Savia al completo.

Registrarte gratis
2

Después sigue con tu cuenta gratis o hazte Premium

Al acabar el mes, puedes disfruta Savia con la cuenta gratis o hacerte Premium por 59€ al año (o 10€ al mes) para tener consultas online inlimitadas.

Comparar todos los planes