Ginecología y Obstetricia

La especialidad
Artículos especializados
Enfermedades
Síntomas
Otros contenidos
Ovarios Poliquísticos
Enfermedad

Ovarios Poliquísticos

¿Qué es el síndrome de ovarios poliquísticos? El síndrome de ovarios poliquísticos consiste en la aparición de quistes (cavidades llenas de líquido) en los ovarios , debido a que estos o las glándulas suprarrenales producen más hormonas masculinas de lo normal. Este síndrome puede dar lugar a periodos menstruales con poca frecuencia o incluso ausentes, periodos más prolongados o escasa liberación de óvulos. Está alteración endocrina afecta aproximadamente a 1 de cada 10 mujeres en edad reproductiva , y está relacionado directamente con la fertilidad, es decir, el 4-8% de estas mujeres no consiguen un embarazo. Tipos de síndrome de ovario poliquístico No existen diferentes tipos del síndrome de ovario poliquístico . Causas del síndrome de ovarios poliquísticos No se conoce con exactitud la causa principal del síndrome de ovarios poliquísticos, pero se ha detectado un exceso de hormona luteinizante , que es la encargada de regular la secreción de testosterona, que impide a los óvulos madurar lo suficiente y que, en lugar de ser expulsados de los ovarios durante la ovulación, se quedan en el interior formando estas cavidades. También se ha detectado un aumento del nivel normal de insulina, lo que dificulta la producción de andrógeno (hormona masculina) y, por tanto, alteración en la ovulación. Otras causas probables del desarreglo hormonal pueden ser la obesidad, mala alimentación, vida sedentaria, o puede ser una causa genética, por alteración o mutación de genes, debido a que suele ser hereditario. Síntomas del síndrome de ovarios poliquísticos Los síntomas del síndrome de ovarios poliquísticos pueden ser: Menstruaciones irregulares: oligomenorrea (disminución hasta 6-8 reglas anuales) o amenorrea (ausencia de regla durante varios períodos menstruales seguidos). Acné y piel grasa. Hirsutismo: aumento de vello en cara, muslos, abdomen, espalda, antebrazos, labio superior o mentón. Aumento de peso y dificultad para perderlo. Exceso de la hormona luteína que impide una correcta maduración del óvulo. Resistencia a la insulina que puede conducir a la diabetes, hipertensión arterial, aumento del colesterol u obesidad, entre otros. Infertilidad. Dolor pélvico. Manchas gruesas y de color marrón oscuro en la piel. Tratamiento del síndrome de ovario poliquístico El síndrome de ovario poliquístico no tiene cura, pero sí se puede tratar: Tratamiento médico: con anticonceptivos, para regular la producción de hormonas y de esta manera normalizar el ciclo menstrual. También controlan el acné y el crecimiento del vello corporal. El uso de antidiabéticos orales como la metformina ayuda a regular los niveles de insulina y, por tanto, regulan los ciclos menstruales. El tratamiento hormonal como los antiandrógenos que regulan el nivel de andrógenos (hormonas masculinas) mejoran el acné y el vello corporal. Estilo de vida: los cambios en el estilo de vida como evitar el estrés, la pérdida de peso, no ingerir alcohol, llevar una dieta equilibrada sin grasas ni azúcares añadidos y realizar ejercicio físico de manera regular, favorecen la regulación hormonal, mejoran la sensibilidad a la insulina, aumenta la fertilidad y hacen que mejoren los síntomas, incluso llegando algunos a desaparecer.   Pruebas complementarias del síndrome de ovarios poliquísticos Las pruebas complementarias para el diagnóstico del síndrome de ovarios poliquísticos pueden ser: Examen físico. Examen pélvico. Análisis de sangre completo y con determinaciones hormonales. en especial. las hormonas masculinas. Ecografía ginecológica de alta resolución. Factores desencadenantes del síndrome del ovario poliquístico No se conoce el factor principal que desencadena el síndrome de ovarios poliquísticos. Factores de riesgo de ovarios poliquísticos Los factores de riesgo del síndrome de ovarios poliquísticos pueden ser ambientales, como la mala alimentación, obesidad, vida sedentaria y, genéticos, tienden a ser hereditarios por un cambio o mutación de genes . El aumento en la producción de hormonas masculinas hace que el ovario no funcione de manera correcta. Complicaciones del síndrome del ovario poliquístico Las mujeres que padecen el síndrome de ovarios poliquísticos pueden tener una serie de complicaciones como: Diabetes tipo ll (insulino dependiente) Hipertensión arterial Enfermedades cardiovasculares, arterioesclerosis Abortos Trastornos menstruales Crecimiento excesivo de vello Obesidad Apnea obstructiva del sueño Osteoporosis Cáncer de endometrio Prevención del síndrome del ovario poliquístico El síndrome de ovario poliquístico no tiene cura, por lo que es difícil de prevenir , pero sí hay una serie de recomendaciones que pueden ayudar a reducir los síntomas y regular los ciclos menstruales. Además del tratamiento médico, es importante conseguir una buena calidad de vida eliminando el estrés, realizar ejercicio físico de manera regular, mantener una dieta saludable sin grasas, azúcares, tabaco, ni alcohol, y evitar la obesidad y el sobrepeso.   Especialidades a las que pertenece El síndrome de ovarios poliquísticos es tratado por los médicos especialistas en Endocrinología y por médicos especialistas en Ginecología . Preguntas frecuentes ¿Cuáles son los síntomas de quistes en los ovarios? Los síntomas de quistes en los ovarios son dolor en la parte baja del abdomen,  hinchazón y sensación de plenitud abdominal, dolor durante las relaciones sexuales o dolor durante la defecación, entre otros. ¿Cuál es el tamaño normal de un quiste de ovario? Un quiste de ovario suele medir menos de 5 cm . ¿Cuánto tiempo tarda en quitarse un quiste de ovario? Por norma general, un quiste de ovario se rompe en el momento de la ovulación, pero algunos resisten y pueden tardar hasta 3 meses en desaparecer. ¿Qué son los folículos en los ovarios? Los folículos son estructuras anatómico-funcionales que forman parte del ovario y que albergan en sus paredes internas al ovocito y a otras células productoras de estrógenos. ¿Qué produce quistes en los ovarios? Los quistes de ovarios suelen tener un componente genético, pero también se producen por una alteración hormonal, endometriosis (crecimiento del endometrio, que es la capa de tejido que recubre el interior del útero), embarazo (sobre todo hasta que se forma la placenta), infecciones pélvicas o en el síndrome de ovarios poliquísticos .
Síndrome premenstrual
Enfermedad

Síndrome premenstrual

¿Qué es el síndrome premenstrual? El síndrome premenstrual (SPM) es un conjunto de síntomas y cambios físicos y psíquicos, bien definidos, que experimentan las mujeres días antes de la menstruación (entre el día 14 y 28). Esto sucede mes tras mes y puede afectar al 90 % de las mujeres, y con mayor frecuencia entre los 20 y 30 años de edad. La intensidad de los síntomas puede variar de unas mujeres a otras y pueden ser simples molestias o ser tan agudos que el malestar que ocasionan pueden interferir e incluso incapacitar en las actividades diarias o laborales. El síndrome premenstrual termina cuando empieza la regla . Tipos de síndrome premenstrual No existen tipos de síndrome premenstrual. Causas de un síndrome premenstrual No se sabe con exactitud cuales son las causas del síndrome premenstrual , pero podría estar relacionado con un desequilibrio hormonal de estrógenos y progesterona. Esto produce una retención de líquidos y sodio que provocaría un aumento de peso y edema generalizado dando lugar a los síntomas premenstruales. También se desconocen las causas por las que unas mujeres son más sensibles que otras a estos cambios hormonales. Síntomas de un síndrome premenstrual Los síntomas del síndrome premenstrual pueden ser: Síntomas físicos:    Hinchazón de abdomen    Edemas generalizados por retención de líquidos    Tensión e inflamación de las mamas    Diarrea o estreñimiento    Calambres    Dolor de cabeza y espalda    Intolerancia a la luz y al ruido    Acné Síntomas psicológicos o emocionales:    Cambios repentinos del estado de ánimo    Irritabilidad    Cansancio    Ansiedad    Tristeza o depresión    Cambios de apetito como la necesidad de comer dulce    Trastornos del sueño    Pérdida de interés en el sexo    Pérdida de concentración Tratamiento de un síndrome premenstrual El tratamiento del síndrome premenstrual puede ser: Tratamiento médico: para aliviar los síntomas como los antiinflamatorios, analgésicos, diuréticos, antidepresivos o anticonceptivos hormonales, entre otros. Remedios caseros: ayudan a paliar los síntomas como la actividad física diaria, evitar la sal, cafeína, alcohol y azúcar los días previos al ciclo, no fumar, controlar el estrés, descansar y dormir más horas, o llevar una dieta saludable con más vitaminas y minerales durante esos días previos. Pruebas complementarias de un síndrome premenstrual No hay pruebas específicas para diagnosticar el síndrome premenstrual , basta con la descripción de los síntomas, en qué momento aparecen y si se repiten durante al menos tres ciclos menstruales para poder diagnosticar el síndrome premenstrual.   Factores desencadenantes de un síndrome premenstrual El factor desencadenante se debe a la disminución de los niveles de estrógeno y progesterona después de la ovulación. Cuando comienza la menstruación, los niveles de estas hormonas comienzan a subir de nuevo. S e desconoce porqué unas mujeres son más sensibles que a otras . Factores de riesgo de un síndrome premenstrual No hay factores de riesgo. Complicaciones de un síndrome premenstrual Las posibles complicaciones de un síndrome premenstrual pueden ser la incapacidad del desarrollo de las actividades diarias y laborales, pensamientos suicidas e incluso suicidio en las mujeres con depresión, por eso es importante ajustar el tratamiento esos días puntuales . Prevención de un síndrome premenstrual No existe prevención para evitar el síndrome premenstrual. Especialidades a las que pertenece El síndrome premenstrual es tratado por el médico de Atención Primaria , que trata los síntomas y recomienda pautas para aliviarlos, pero cuando el síndrome premenstrual afecta de manera más intensa o incapacita el ritmo de vida diario es el Ginecólogo (médico del aparato reproductor femenino) quien hace un seguimiento y tratamiento del síndrome premenstrual. Preguntas frecuentes ¿Cuándo aparecen los primeros síntomas del embarazo? Los primeros síntomas de embarazo es la ausencia de regla, senos hinchados, cansancio y somnolencia, orinar más a menudo, náuseas y vómitos, hinchazón abdominal y dolor pélvico, entre otros. ¿Cuándo se presenta el síndrome premenstrual? El síndrome premenstrual se presenta cuando aparecen una serie de síntomas concretos días antes de la regla, durante al menos 3 meses. ¿Cuánto es lo máximo que dura el periodo menstrual? El periodo menstrual puede durar entre 25 y 30 días, incluso alargarse a 35 días. ¿Cuáles son los trastornos menstruales? Los trastornos menstruales pueden ser náuseas, vómitos, dolor abdominal tipo retortijón, dismenorrea (dolor menstrual), dolor de espalda, diarrea o dolor de cabeza, entre otros. ¿Cuánto tiempo pueden durar los síntomas premenstruales? Los síntomas pre menstruales duran unos días antes de la aparición de la regla. Suelen estar presentes en los años entre la adolescencia y la vida adulta, es decir, entre los 20 y 30 años.
Mioma Uterino
Enfermedad

Mioma Uterino

¿Qué es el mioma uterino? El mioma o fibroma uterino, es un tipo de tumoración benigna en las paredes del útero y está formado por un incremento en forma de nódulo de las fibras musculares del útero . Los miomas varían en número, tamaño y localización. Afecta a mujeres en edad fértil y su origen es desconocido , pero su crecimiento está muy influenciado por las hormonas femeninas. Tipos de mioma uterino Los miomas uterinos pueden ser: Mioma subseroso: tiene una afectación en mujeres del 40% de miomas. No produce síntomas, pero si alcanza un tamaño grande puede producir molestias y dolor por compresión en órganos próximos. Miomas intramusculares: debido a que pueden alcanzar gran tamaño, puede aumentar, también, el tamaño del útero. Constituye el 55% de los miomas y se suelen localizar en la porción central del miometrio (capa muscular intermedia). Mioma submucoso: son menos frecuentes, dan más sintomatología al producir mucho sangrado menstrual provocando, en muchos casos, que la mujer padezca anemia ferropénica (falta de hierro). Tiene una elevada probabilidad de malignizar. Causas de un mioma uterino No se conocen las causas del mioma de útero, pero se ha detectado una relación directa con las hormonas femeninas , condicionando el desarrollo y crecimiento de los miomas, por eso se da en mujeres en edad fértil (desde la pubertad hasta la menopausia). Transcurrido este tiempo, el tamaño disminuye debido a que los niveles de hormonas en sangre son menores. Síntomas de un mioma uterino Aproximadamente el 30% de las mujeres no tienen ningún síntoma y solo se descubre su presencia de un mioma uterino en las revisiones rutinarias con el ginecólogo . La aparición de los síntomas depende de su tamaño, número de miomas y localización, siendo los más sintomáticos los que se localizan en la cavidad interna del útero. Los síntomas pueden ser: Cambios menstruales en su duración, frecuencia y cantidad de sangrado. Dolor. Anemia ferropénica debido al exceso de sangrado. Aumento del perímetro del abdomen en caso de miomas grandes. Aumento de peso. Complicaciones en embarazo y parto. Compresión de vejiga y recto en el caso de miomas de gran tamaño. Necesidad de orinar con mayor frecuencia. Lumbalgia y dolor en pelvis. Infertilidad. Aumento de probabilidades de aborto o parto prematuro. Molestias en las relaciones sexuales.   Tratamiento de un mioma uterino La mayoría de los miomas no requieren tratamiento por ser asintomáticos, y se tiende a tener una actitud conservadora. En caso de presentar sintomatología, el tratamiento puede ser: Tratamiento médico:    Fármacos (agonistas de la GnRH) que disminuyen el nivel de estrógenos en sangre y, con ello, el tamaño de los miomas, pero tiene efectos secundarios con sintomatología similar a una menopausia (sofocos, sudoración, sequedad vaginal, etc.) y, además, cuando se termina el tratamiento, el mioma vuelve a crecer.    Analgésicos para paliar el dolor.    Anticonceptivos, progestágenos y dispositivos uterinos para disminuir la hemorragia.    Hierro para tratar la anemia. Tratamiento quirúrgico: Se emplea dependiendo de tamaño y localización del mioma. Se puede realizar por vía vaginal o laparoscópica (tubo flexible con una cámara e instrumentos quirúrgicos, que se introduce por unas incisiones realizadas en el abdomen). Pueden ser:    Miomectomía, en la que se extirpa sólo el mioma, se conserva el útero y se preserva la fertilidad.    Histerectomía, en la que se extirpa una parte o la totalidad del útero, dependiendo de la localización y tamaño del mioma. Se preserva la función hormonal por conservar los ovarios, pero no hay posibilidad de embarazo. Radiología intervencionista: técnica guiada por rayos usada para embolizar los miomas, es decir, suspender el riego sanguíneo del mioma. Pruebas complementarias de un mioma uterino Algunas pruebas complementarias para el diagnóstico de un mioma uterino son: Exploración física: para detectar el tamaño del útero, presencia de miomas y dolor a la palpación. Ecografía: para localizar, medir y determinar cuántos miomas hay. Es la prueba diagnóstica más efectiva y fiable. Histeroscopia: se introduce un tubo por la vagina para ver el interior del útero. TAC pélvico: para observar la repercusión de los órganos vecinos. Resonancia magnética: para visualizar posibles tumores. Factores desencadenantes de un mioma uterino Los factores desencadenantes de los miomas uterinos están causados por el aumento de estrógenos en sangre . Factores de riesgo de un mioma uterino Los factores de riesgo de un mioma pueden ser: Mujeres de entre 35 y 45 años. Mayor incidencia en la raza afroamericana. Obesidad, hipertensión o diabetes. Mujeres nulíparas (no han dado a luz). Desarreglo hormonal (aumento de estrógenos). Factor hereditario. Complicaciones de un mioma uterino Las complicaciones del mioma uterino pueden ser: Compresión de vejiga y retención urinaria. Edemas, varices y trombosis en las piernas, por compresión de venas pélvicas dificultando la circulación de retorno de las piernas. Hemorragias abundantes. Malignización del mioma, suele ocurrir en un 0,5 % de los miomas. Prevención de los miomas Los miomas no se pueden prevenir debido a que no se sabe con exactitud la causa . Se pueden hacer unas recomendaciones como son las revisiones ordinarias con el ginecólogo, controlar el peso y llevar una dieta saludable junto con la práctica regular de ejercicio físico. Especialidades a las que pertenece La especialidad médica que trata los miomas es Ginecología y Obstetricia. Preguntas frecuentes ¿Cuál es el tamaño de un mioma uterino? Los miomas varían en tamaño, siendo los más pequeños de hasta 2 cm. y los grandes a partir de 6 cm . ¿Cuál es la diferencia entre un mioma y un fibroma? Es lo mismo un mioma que un fibroma. También se pueden llamar leiomiomas . ¿Qué son miomas tipo 4? Los miomas tipo 4 son miomas que ocupan un 50% del volumen del interior del útero .   ¿Qué es un mioma en el endometrio? Un mioma en el endometrio es aquel que crece hacia la cavidad uterina, es decir, hacia la mucosa que recubre la pared del útero . ¿Cuándo una mujer tiene miomas puede quedar embarazada? Los miomas son compatibles con el embarazo, pero, en ocasiones, pueden aparecer complicaciones durante la gestación (abortos, partos prematuros o alteración en el desarrollo fetal), en el parto (hemorragias, mala presentación del feto o dificultad en las contracciones), y en el postparto (hemorragias).
Vaginosis Bacteriana
Enfermedad

Vaginosis Bacteriana

¿Qué es la vaginosis bacteriana? La vaginosis bacteriana es una infección vaginal por una bacteria , se produce por el desequilibrio entre la diferente flora bacteriana de la vagina, en la cual se produce un descenso de los lactobacilos y un aumento de la gardnerella (bacilo de la región genital). Es la infección bacteriana más frecuente entre los 14 y 40 años, y es una enfermedad leve. Tipos de vaginosis Los tipos de vaginosis serán diferentes según el germen que lo produce, así tenemos: Vaginosis bacteriana : se produce por el germen conocido como Gardnerella vaginalis. Vaginitis candidiasica o candidiasis vaginal : se debe a la infección por hongo Candida albicans , produce un flujo blanco y espeso. Vaginitis tricomoniasis : se produce por el protozoo Trichomona vaginalis. Vaginitis por clamidia : producida por la Chlamydia trachomatis Causas de la vaginosis bacteriana La causa de la vaginosis bacteriana es la infección por parte de la Gardnerella vaginalis. Síntomas de vaginosis bacteriana La vaginosis bacteriana en la mayoría de los casos es asintomática , o presenta síntomas muy leves. Cuando aparecen síntomas, estos son, la presencia de flujo delgado y abundante con olor a pescado , de un color que puede ser blancuzco, gris apagado o incluso verdoso, las pacientes también pueden presentar ciertas molestias como ardor al orinar o ligero picor, en algunos casos poco frecuentes puede dar dolor suprapúbico. Tratamiento para la vaginosis bacteriana El tratamiento de la vaginosis bacteriana va a ser tratamiento antibiótico , que puede ser de uso oral, en forma de óvulos vaginales, o geles. Los antibióticos que se suelen usar son el Metronidazol o Clindamicina . Pruebas complementarias del tratamiento de vaginosis bacteriana La prueba complementaria será un exudado vaginal , aunque también se puede encontrar mediante citología en aquellas personas que no presentan sintomatología y por tanto no consultan por este problema. Factores desencadenantes de la vaginosis bacteriana No se conocen las causas que desencadenan las vaginosis bacterianas, si bien se conoce que las personas con relaciones sexuales con múltiples parejas pueden sufrir esta infección. No se encuentran casos de vaginosis bacteriana en personas que no tienen relaciones sexuales. Factores de riesgo de la vaginosis bacteriana Son factores de riesgo las duchas vaginales, el uso de productos de higiene femenina muy perfumados o que puedan ser irritantes, y el uso de ropa ajustada y que no transpire. Complicaciones de la vaginosis bacteriana La vaginosis bacteriana es una infección local que no presenta complicaciones. Prevención de la vaginosis bacteriana Evitar las duchas vaginales. Evitar el uso de jabones abrasivos. Usar preservativo para evitar contagios. Ropa interior de algodón. Especialidades a las que pertenece la vaginosis bacteriana La vaginosis bacteriana será tratada en primer lugar por el médico de familia, solo en casos que sean recidivantes puede ser necesario el tratamiento por parte del ginecólogo. Preguntas frecuentes ¿Qué es la candidiasis bacteriana? No existe la candidiasis bacteriana. La candidiasis es un infección producida por un hongo conocido como Cándida albicans , que, al reproducirse por alteraciones locales en mayor cuantía de lo normal, da lugar a una infección que se caracteriza por picor intenso , asociado a producción de flujo blanquecino y espeso. Las bacterias son un tipo de células diferentes que producen otras infecciones como la vaginosis bacteriana. ¿Qué es la vulvovaginitis? La vulvovaginitis es la inflamación tanto de la vulva como de la vagina, la paciente presenta síntomas internos de molestias vaginales, asociados a picor externo y, en muchos casos, ardor al orinar, ya que el paso de la orina da lugar a un irritación local de la vulva. Precisará tratamiento interno de la vagina y externo de la vulva para mejorar los síntomas. Puede ser producida por bacterias y hongos. ¿Hay algún remedio casero para aligerar los síntomas de la vaginosis bacteriana? Para tratar la vaginosis bacteriana son necesarias medidas que cambien el PH vaginal, haciéndolo más ácido. Así, al añadir vinagre de manzana al agua de lavarse puede ser eficaz, el consumo y aplicación de yogur natural puede ser otro  tratamiento, añadir al agua de lavarse el aceite del árbol de té puede ser también cambiar el PH vaginal, impidiendo las infecciones de repetición. Evitar el uso exagerado de productos de higiene femenina que pueden ser irritantes y cambiar el PH por sí mismo. ¿Qué es la enfermedad Gardnerella? La Gardnerella es una bacteria conocida como Gardnerella vaginalis , que produce una infección en la vagina conocida como vaginosis bacteriana, que se debe a una alteración de la flora vaginal donde disminuyen los Lactobacillus y prolifera la Gardnerella , es la principal causa de alteración vaginal aunque hasta el 50 de las personas que la presentan no tiene síntomas. ¿Qué es una célula clave? La célula clave es una célula pavimentosa de la vagina, que se encuentra rodeada de bacterias, en general Gardenella vaginaleis , las baterias se hayan pegadas a la pared celular y son típicas de la infección por esta bacteria.  
Mastalgia
Enfermedad

Mastalgia

¿Qué es la mastalgia? La mastalgia es un término médico que se refiere al dolor en las glándulas mamarias , que puede ser un síntoma de alguna enfermedad, o un síntoma único sin patología demostrada. El dolor puede variar de una molestia menor a un dolor incapacitante severo, en algunos casos también ocasiona sensibilidad en las mamas, dolor agudo y rigidez en el tejido mamario. Es una enfermedad muy común que puede ser constante o puede ocurrir ocasionalmente. Alrededor del 60% de las mujeres tienen algún grado de mastalgia que suele resolverse espontáneamente. De todas maneras, el dolor de mama sin causa aparente que no desaparece después de uno o dos ciclos menstruales o que persiste después de la menopausia necesita ser evaluado por el médico. Las mujeres postmenopáusicas algunas veces tienen dolor de mamas, pero es más frecuente en mujeres más jóvenes que no han completado la menopausia. Lo más probable es que afecte a mujeres de entre 20 y 35 años , así como a mujeres de 40 años que están en la transición hacia la menopausia. En la mayoría de los casos su forma es leve, sin embargo, en ocasiones puede ser grave. Tipos de mastalgias Existen diferentes tipos de dolor mamario o mastalgia, principalmente se dividen en dolor clínico y no clínico, entre otros: El dolor cíclico: es dolor mamario más frecuente. Está relacionado con los cambios hormonales que se dan a lo largo del ciclo menstrual por lo que es más frecuente en mujeres jóvenes y desaparece con la menopausia. Suele notarse en los dos senos a la vez y es más acusado en los días previos y al final del periodo. El dolor no-cíclico : es menos frecuente, aparece a menudo en un solo seno y es de menor intensidad. En ocasiones puede estar relacionado con la aparición de un quiste o un fibroadenoma que pueden aumentar de tamaño y generar ese dolor. Si existe una causa, tratándola podemos llegar a controlar este dolor. Causas de la mastalgia El dolor de mamas cíclico parece tener una fuerte relación con las hormonas y el ciclo menstrual , que generalmente, disminuye o desaparece con el embarazo o la menopausia. El dolor de mamas no cíclico suele producirse como resultado de cambios que ocurren en los conductos mamarios o en las glándulas mamarias. Esto puede provocar el desarrollo de quistes mamarios. Un traumatismo mamario, una cirugía previa de mamas u otros factores localizados en la mama pueden provocar el dolor de mamas. El dolor de mamas también puede comenzar fuera de la mama, por ejemplo, en la pared torácica, los músculos, las articulaciones o el corazón, y se propaga hasta la mama. Ciertos medicamentos hormonales, como algunos tratamientos de esterilidad y píldoras anticonceptivas, pueden estar relacionados con el dolor de mama. También, la sensibilidad de las mamas es un posible efecto secundario de las terapias hormonales con estrógenos y progesterona que se utilizan después de la menopausia. Las mujeres con senos grandes pueden tener un dolor de mamas no cíclico relacionado con su tamaño. Síntomas de la mastalgia Los síntomas de mastalgia van a depender de las causas que provocan las molestias, pueden incluir dolor en el área de los senos, que varía de un malestar menor a un dolor intenso, localizado o difuso. Puede ocurrir en ambos senos (bilateral) o en uno solo (unilateral. También se acompaña de ardor y tirantes. Tratamiento de la mastalgia En muchos casos, el dolor de mamas desaparece con el tiempo, sin necesidad de realizar ningún procedimiento. También realizar simples cambios en la dieta y en los hábitos de vida pueden ayudar. Reducir las grasas, dejar de fumar y reducir el consumo de cafeína parece ser eficaz en algunos casos. Mujeres con senos grandes deben cambiar el tamaño y el tipo de sujetador para mantenerlos con mejor soporte. Las mujeres que practican actividades físicas que causan movimiento intenso de los senos deben utilizar sujetadores deportivos para mantenerlos más ajustados y seguros. Cuando el dolor está relacionado con una medicación, o se la cambia o se reduce la dosis. Si el dolor es muy incómodo, se puede utilizar antiinflamatorios o analgésicos no esteroideos (AINES) durante unos días. En casos de dolor severo, se puede prescribir medicamentos, como el tamoxifeno y el danazol, a pesar de presentar efectos secundarios frecuentes. Para el diagnóstico y tratamiento de la mastalgia es necesario realizar pruebas como: examen clínico de la mama, en esta prueba verifica los cambios en las mamas, examinando los senos y los ganglios linfáticos ubicados en la parte inferior del cuello y las axilas. Seguramente, el médico escuchará el corazón y los pulmones, y verificará el pecho y el abdomen para determinar si el dolor puede estar relacionado con otra enfermedad. También se debe realizar otras pruebas como: mamografía , ecografía (utiliza ondas de sonido para producir imágenes de las mamas y suele realizarse junto con una mamografía) y biopsia mamaria. Factores desencadenantes de la mastalgia No se conoce un factor en específico que pueda desencadenar la mastalgia. El dolor de senos está asociado a muchos factores. Factores de riesgo de la mastalgia Entre los factores que aumentan el riesgo de tener mastalgia se incluyen: las hormonas , se asocia al reemplazo estrogénico, el uso de anticonceptivos hormonales, el consumo de cafeína , el tabaquismo, quiste mamario, tener antecedentes de cirugía mamaria, artritis, tener irritación de las raíces nerviosas cervicales (cuello) y el tamaño de los senos. Complicaciones de la mastalgia Generalmente la mastalgia no presenta complicaciones graves para las pacientes. Prevención de la mastalgia La mejor manera de prevenir la mastalgia es Evitar el trauma en el seno. Usar un sostén deportivo cuando se haga ejercicio también puede prevenir el dolor y sensibilidad de los senos. Llevar una dieta sana con bajo contenido de grasa. Especialidades a las que pertenece La especialidad médica a la que pertenece la mastalgia es la ginecología que es la que se ocupa de tratar las enfermedades del aparato genital femenino, incluidas las glándulas mamarias. Preguntas frecuentes ¿Qué es la mastodinia? La mastodinia o dolor cíclico mamario está causada por pequeños pero sutiles desajustes hormonales , estas molestias suelen coincidir con la ovulación o aparecer con más frecuencia en los días previos a la regla. ¿Qué es la mastopatía fibroquística? Son cambios de tipo benigno en el tejido mamario. Suele coincidir con alteraciones en la consistencia de la mama, dolor cíclico y formación de fibrosis y quistes. Estos cambios son consecuencia de una respuesta excesiva del tejido mamario a las hormonas, estrógenos y progesterona. ¿Qué significa un dolor en los senos? El dolor en los senos es un síntoma común que afecta alrededor del 70% de las mujeres, y puede ser causado por cambios hormonales comunes relacionados con el síndrome premenstrual, menstruación o menopausia, pero en algunos casos puede estar relacionada con otras situaciones más graves como mastitis durante la lactancia. ¿Qué es la angina de pecho? La angina de pecho es un tipo de dolor de pecho provocado por la reducción del flujo sanguíneo al corazón. La angina de pecho es un síntoma de enfermedad de las arterias coronarias. ¿Qué es la costocondritis? La costocondritis es una inflamación del cartílago que conecta una costilla al esternón (hueso del pecho). El dolor causado por la costocondritis podría asemejarse al de un ataque cardíaco u otras enfermedades del corazón.  
Condiloma o Verrugas Genitales
Enfermedad

Condiloma o Verrugas Genitales

¿Qué es el condiloma o verruga genital? Los condilomas acuminados, verrugas genitales o anogenitales, son pequeñas proliferaciones dérmicas , generalmente benignas, que aparecen en la región genital o genito-anal, causadas por la infección del virus del papiloma humano (VPH). Se consideran una de las infecciones de transmisión sexual (ITS ) más frecuentes y afectan hasta el 1,7% de la población general, y hasta el 25% de los pacientes VIH positivos. La incidencia máxima de los condilomas acuminados se observa entre los 20 y 29 años. Su gravedad va a depender del serotipo de virus que produzca la lesión, ya que algunos de ellos producen condilomas que pueden llegar a degenerar en lesiones cancerígenas. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Tipos de condilomas o verrugas genitales Los tipos de condilomas o verrugas genitales son: Condiloma acuminado : propiamente dicho con forma parecida a una "coliflor". Verrugas papulares : lesiones sobreelevadas más pequeñas (1-4 mm), suaves, generalmente de color de la piel o mucosa. Verrugas queratósicas : (duras, callosas) con una cubierta gruesa que semeja a las verrugas vulgares. Verrugas planas: que pueden ser pápulas sin sobreelevación o mínimamente sobreelevadas (bolitas o granitos) de centro plano. Causas del condiloma o verruga genital La causa es la infección por parte de el virus del papiloma humano (VPH ), en un 90% de los casos debidos a los serotipos 6 y 11, que desarrollan lesiones con menor riesgo de malignización. En otras ocasiones, sobre todo en pacientes inmunodeprimidos , pueden producirse por los serotipos 16, 18, 31, 33 y 35, que sí están asociados con el desarrollo de lesiones cancerosas. La infección se produce por contagio a través de relaciones sexuales , aunque también puede adquirirse por transmisión en el canal del parto de una madre infectada. Síntomas del condiloma o verruga genital Se caracterizan por presentarse como pequeñas pápulas o lesiones que confluyen y crecen formando masas similares a la forma de una coliflor. Aparecen en el pene, sobre todo en el glande y la cara interna de la piel del prepucio. En la mujer aparecen en la vulva, los labios menores y en el introito vaginal. En estos casos es frecuente que también existan lesiones en el cuello uterino. En ambos sexos puede aparecer en la región perianal, junto con lesiones en ano y recto. Habitualmente no producen síntomas, aunque en ocasiones pueden producir molestias o dolor, picor o sangrado. A veces se maceran y producen mal olor. En los pacientes inmunodeprimidos las lesiones suelen ser de mayor extensión, y en las mujeres embarazadas adquieren mucho mayor tamaño. Tratamiento del condiloma o verruga genital Hoy en día existen diferentes opciones de tratamiento sin que haya, hasta el momento, evidencias suficientes que demuestren que alguna de ellas es superior a las demás. En un 20-30% de los casos, en los 3-6 primeros meses, se produce una curación espontánea, por lo que en ocasiones la actitud de observación sin tratamiento es una opción elegida por los médicos según las características del paciente. Tratamientos con fármacos tópicos: Tratamiento local con ciclos de crema con Podofilotoxina al 0,5% aplicada por el propio paciente. Aplicación de Sinecatequinas en pomada al 10% a nivel local, evitando las mucosas. La crioterapia con nitrógeno líquido, que destruye las lesiones mediante una quemadura controlada por el médico. Aplicación por parte del médico en la consulta de pomadas con ácidos Tricloroacético o Bicloroacético al 80-90%. Aplicación en casos seleccionados de interferón intralesional , que actúa como antivirico, antiproliferativo e inmunomodulador. Tratamiento quirúrgico : se utiliza sobre todo en pacientes con gran número de lesiones y/o un área extensa afecta, o en el caso de verrugas intrauretrales, mediante exéresis (extirpación de la lesión) con bisturí, bisturí eléctrico, o láser de dióxido de carbono. Menos los tratamiento quirúrgicos, en las demás terapias pueden surgir recurrencias de la enfermedad. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Pruebas complementarias del condiloma o verruga genital Habitualmente la exploración física y el interrogatorio clínico son suficientes para determinar el diagnóstico de las lesiones. Se realiza una exploración física extensa mediante un examen vaginal con espéculo (una especie de pico de pato que ayuda a la apertura de la vagina para poder inspeccionar con una lámpara), colposcopia, anoscopia y proctoscopia (exploraciones en las que se utiliza una pequeña cámara con luz para visualizar el cuello uterino, el ano y el recto). Solo en casos de duda diagnóstica se realizará una biopsia (extracción de una pequeña parte de lesión), para el análisis en el laboratorio de anatomía patológica. Cuando se diagnostican este tipo de lesiones en el paciente, es recomendable que su pareja se someta a una exploración física para descartar la posible presencia de lesiones. Además, es aconsejable que tanto al paciente como a su pareja, se les realice un estudio serológico para descartar otras enfermedades de transmisión sexual (analítica de sangre con determinación de sífilis, VIH, y virus de la hepatitis B y C). Factores desencadenantes del condiloma o verruga genital El factor desencadenante de la posible aparición de las lesiones condilomatosas es adquirir la infección por el virus del papiloma humano. Factores de riesgo del condiloma o verruga genital Número elevado de parejas sexuales. Inicio temprano de las relaciones sexuales. No usar preservativo. Contactos sexuales con varones no circuncidados. Coexistencia de otras enfermedades de transmisión sexual. Consumo de tabaco. Bajo nivel educativo. Inmunodepresión. Complicaciones del condiloma o verruga genital Maceración y sobreinfección de las lesiones por bacterias. Sangrado y supuración. Recurrencia tras tratamiento. La mayor complicación es el desarrollo a partir de un condiloma, de una malignización de la lesión que dé lugar a la aparición de un tumor en el cuello uterino, ano y, en menor medida, vagina, vulva y pene. Prevención del condiloma o verruga genital La vacunación con vacunas que contienen los genotipos del virus del papiloma 6 y 11 son, por el momento, el método más eficaz para la prevención primaria de los condilomas acuminados, obteniéndose la máxima efectividad si se administran antes de la primera relación sexual. Usar preservativo en todas las relaciones sexuales. Realización de cesárea a las madres embarazadas que presenten condilomas. Especialidades a las que pertenece el condiloma o verruga genital Esta patología puede ser tratada por el especialista en dermatología, muchas veces con participación del médico especialista en ginecología y el médico de familia. Preguntas frecuentes: ¿Qué es un condiloma perianal? Un condiloma perianal es la aparición de una lesión dérmica sobreelevada con forma de coliflor producida por el virus del papiloma humano en las proximidades del ano . ¿Qué es el condiloma acuminado? El condiloma acuminado es una lesión dérmica de coloración rosada o blanco-grisácea, que puede ser plana o pediculada, con proyecciones ramificadas y morfología similar a una coliflor. ¿Cómo se transmite un condiloma? La vía de transmisión es a través de las relaciones sexuales y por contagio materno-fetal. ¿Qué es el molusco contagioso? El molusco contagioso es una afectación dermatológica benigna y autolimitada que se produce por la infección de un virus poxvirus ( Molluscipox virus ), que origina la aparición de pequeñas lesiones sobreelevadas (pápulas) con el centro deprimido (umbilicadas). ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.
Uretritis
Enfermedad

Uretritis

¿Qué es uretritis? La uretritis es una infl amación de la uretra, por lo general, secundaria a una infección de origen sexual. Las uretritis pueden deberse a la infección por virus o bacterias, y también se pueden producir por lesiones traumáticas o por sustancias químicas como pueden ser los espermicidas. Las uretritis son las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes, y pueden producir infecciones urinarias diseminadas. Es una enfermedad de tipo leve. Tipos de uretritis Las uretritis se pueden clasificar función de los gérmenes que las producen en: Uretritis gonocócicas : son las producidas por el Gonococo Uretritis no gonocócicas : son las producidas por clamidias, herpes simples y citomegalovirus. También se pueden clasificar en tiempo de duración en: Uretritis agudas : de menos de seis meses Uretritis crónicas : de más de seis meses. Causas de uretritis Las causas es la infección por diversos gérmenes , los más comunes, Gonococos , Clamidias , herpes simples y Citomegalovirus . Síntomas de uretritis Los síntomas en los hombres son disuria (dificultad para orinar y dolor), presencia de sangre en la orina, fiebre, secreción purulenta a través del pene, urgencia de orinar, sensación de dolor e inflamación del pene , y dolor durante las relaciones sexuales. Los síntomas en las mujeres son dolor pélvico y abdominal , fiebre, escalofríos, dolor al orinar, presencia de flujo vaginal y dolor con las relaciones sexuales. Tratamiento para la uretritis El tratamiento de la infección será necesario para mejorar la uretritis, en algunos casos de sospecha de un germen, como es el caso de la Gonococia, se pondrá tratamiento antibiótico , si es posible, previamente se recogerá un exudado para comprobar el germen específico. Se deberá tratar también a las parejas sexuales y abstenerse de relaciones o usar preservativo durante el tiempo que se trate la infección. Pruebas complementarias del tratamiento de uretritis Las pruebas complementarias serán analítica de sangre con contaje celular y estudio de otras enfermedades de transmisión sexual, tasación de proteína C reactiva, y analítica de orina con cultivo y exudado uretral con antibiograma. En las mujeres puede ser necesario realizar un exudado de cuello uterino y una ecografía. Factores desencadenantes de uretritis El factor desencadenante de la uretritis es mantener relaciones sexuales con personas afectadas por infecciones sexuales, también, en los casos de uso de espermicidas que puedan producir irritación a los usuarios. Factores de riesgo de uretritis La edad : los hombres entre 25 y 30 años, tienen uretritis con más frecuencia las mujeres. El tener parejas sexuales múltiples lo hace más probable, y los antecedentes de otras enfermedades de transmisión sexual. Complicaciones de la uretritis En los hombres: Epididimitis: inflamación del epidídimo. Orquitis: infección en el pulmón. Prostatitis: infección en la próstata. Cistitis. En las mujeres: Cistitis. Cervicitis: inflamación del cuello del útero. Enfermedad inflamatoria pélvica. Prevención de la uretritis Mantener relaciones sexuales con preservativo. Controlar el número de parejas sexuales. Abstenerse de mantener relaciones sexuales con personas que presenten sintomatología. Especialidades a las que pertenece la uretritis Las uretritis serán tratadas por médicos de familia, urólogos, ginecólogos y especialistas en enfermedades de transmisión sexual de los servicios de enfermedades infecciosas. Preguntas frecuentes: ¿Qué bacteria produce la uretritis? Las bacterias que producen la uretritis son diversas pero dos son las más frecuentes, el Gonococo , que se trata de un diplococo gram negativo, su infección se conoce también como blenorragia, produce una secreción matutina a través del pene de aspecto verdoso. En la mujer queda en el cuello del útero y puede dar poca sintomatología, lo que puede hacer que las mujeres desconozcan estar infectadas. La otra bacteria que suele producir la uretritis es la clamidia , que produce la llamada uretritis no gonocócica. Será necesario realizar el tratamiento adecuado. En un número importante de casos ambos gérmenes se dan al mismo tiempo en una uretritis. También se produce con menor frecuencia por Tricomonas y por Escherichia coli. ¿Cómo se contagia la uretritis? La uretritis es una enfermedad de transmisión sexual, esto quiere decir que para contagiarse se deben tener relaciones sexuales con una persona contagiada, por tanto, la forma de evitar el contagio es el uso de preservativo. ¿Qué es la uretritis inespecífica? La uretritis inespecífica es la que se produce por un germen distinto al Gonococo , como pueden ser las Tricomonas , la Clamidia o bien por procesos irritativos como pueden ser el uso de fármacos espermicidas o de traumas como el sondaje. ¿Qué es la uretritis no gonocócica? La uretritis no gonocócica es la uretritis que se produce por bacterias diferentes al Gonococo , en general serán Clamidia, Tricomonas o Escherichia coli los gérmenes más frecuentes en su producción. Este tipo de uretritis pueden, en algunas ocasiones, no ser infecciosas. Este es el caso de pacientes que presentan molestias tras haber estado sondados, o bien personas que han tenido contacto con sustancias químicas como pueden ser los espermicidas. ¿Qué es la uretritis crónica? La uretritis crónica es la uretritis que permanece durante al menos seis meses , por inflamación de la uretra. Puede ser causada por un estrechamiento de la uretra, que impide la correcta evacuación de la vejiga o bien por infecciones cuyo tratamiento no se ha hecho de modo correcto. Es frecuente por Scherichia coli, y también por la exposición a productos químicos como pueden ser productos de higiene femenina o uso de espermicidas.
Síndrome del Ovario Poliquístico
Enfermedad

Síndrome del Ovario Poliquístico

¿Qué es el síndrome del ovario poliquístico? El síndrome de ovario poliquístico o síndrome de Stein Leventhal, es una enfermedad en la cual se produce una alteración hormonal que da como resultado la falta de liberación de óvulos maduros y provoca que se acumulen quistes en los ovarios , produciendo una anovulación crónica (falta de ovulación) y un hiperandrogenismo (exceso de hormonas sexuales masculinas). Se suele producir en mujer de 20 a 30 años, aunque no es infrecuente durante la adolescencia, están presentes entre un 15 a 20% de las personas sanas. Es una enfermedad considerada leve. Tipos de ovarios poliquísticos Los tipos de ovarios poliquísticos se pueden clasificar en dos tipos dependiendo de si es un hallazgo ecográfico único en que los quistes están en los ovarios sin otras sintomatologías asociadas, o bien si se produce el síndrome de ovarios poliquísticos de manera asociada a otras alteraciones relacionadas con el hiperandrogenismo. Causas del síndrome del ovario poliquístico La causa del ovario poliquístico es la presencia de hormonas androgénicas en mayor medida de lo normal y, aunque no es una enfermedad claramente hereditaria, sí tiene una predisposición genética , de forma que mujeres con madres con este síndrome, cuentan con más probabilidades de desarrollar la enfermedad. Síntomas del síndrome del ovario poliquístico Los síntomas son alteraciones en el ciclo menstrual que pueden ser desde ciclos inexistentes, lo que da lugar a una amenorrea secundaria, a periodos irregulares, de forma que estos pueden ser muy abundantes o, por el contrario, muy escasos. Puede aparecer hirsutismo, esto es, la presencia de vello corporal tanto en la cara, como en la espalda y el tórax, acné en rostro, pecho y espalda , y pliegues cutáneos gruesos en axilas, ingles, cuello y mamas . Otros síntomas androgénicos son el adelgazamiento del pelo, la presencia de voz más grave, la disminución de las mamas y el agrandamiento del clítoris. Como parte del síndrome puede aparecer obesidad y también resistencia a la insulina. Tratamiento para el síndrome del ovario poliquístico El tratamiento de ovario poliquístico será multidisciplinar, así, será necesario controlar el aumento de peso que puede traducirse en un aumento de la resistencia a la insulina. Para controlar los ciclos anovulatorios se pueden suministrar hormonas que regulan los ciclos y, en casos de hirsutismo, la combinación de fármacos anticonceptivos con antiandrógenos permitirán el control de los síntomas. En algunos casos puede ser necesaria una intervención quirúrgica sobre los ovarios que ayude a mejorar la ovulación. Pruebas complementarias del tratamiento del síndrome del ovario poliquístico Las pruebas básica a realizar para el diagnóstico y tratamiento son, analíticas de sangre en las cuales se medirá la glucosa, el colesterol, las hormonas tiroideas, las hormonas LH y FSH y la prolactina. Se puede complementar el estudio con ecografías ováricas y, si es necesario, de las glándulas suprarrenales. Factores desencadenantes del síndrome del ovario poliquístico La causa desencadenante es el exceso de andrógenos en la sangre. Factores de riesgo del síndrome del ovario poliquístico El factor de riesgo del síndrome de ovario poliquístico es tener un familiar de primer grado con ovario poliquístico. Es una enfermedad que muestra una cierta predisposición genética. Complicaciones del síndrome del ovario poliquístico Esterilidad. Diabetes mellitus. Obesidad. Cáncer de endometrio. Prevención del síndrome del ovario poliquístico No es una enfermedad prevenible en el momento actual. Especialidades a las que pertenece el síndrome del ovario poliquístico Los especialistas implicados en el tratamiento y seguimiento del ovario poliquístico serán dos, por una parte el ginecólogo, que vigilará y controlará los quistes ováricos y su tratamiento, y por otra parte el endocrinólogo, que deberá controlar la obesidad y el hiperinsulinismo así como la diabetes mellitus cuando esta se desarrolla. Preguntas frecuentes: ¿Qué diferencia hay entre un quiste y un tumor? La diferencia entre un quiste y un tumor es su forma, así, un quiste va a ser una cápsula con contenido líquido en su interior, es un proceso benigno. Un tumor es una masa sólida que puede ser benigna o maligna. ¿Duele más la ovulación si hay quistes en los ovarios? No necesariamente, los quistes de ovario van a impedir la ovulación, esto dará lugar a baches amenorreicos, al no producirse la ovulación, esta no producirá dolor. Pero los quistes ováricos pueden dar lugar a un aumento del tamaño de los ovarios, esto se traduce en un efecto masa que puede dar lugar a un dolor pélvico que no tenga relación con la ovulación. ¿En qué enfermedades pueden desencadenar los quistes en los ovarios? Los quistes de ovarios pueden dar lugar a obesidad y esto se traduce en un aumento de riesgo cardiovascular. También pueden producir alteraciones en los lípidos, dando lugar a hipercolesterolemia e hipertensión arterial. En algunos casos se produce una resistencia a la insulina y esto puede traducirse en una diabetes mellitus. ¿Tienen que ver con la menstruación irregular? Los ovarios poliquísticos producen ciclos anovulatorios y esto puede dar lugar a alteraciones hormonales y por tanto a ciclos irregulares, por una parte los ciclos se alargan y el sangrado puede variar desde muy escaso a muy abundante. ¿Qué puedo hacer para aliviar el dolor de la menstruación? El dolor de la menstruación se produce por las contracciones que produce el útero, medios como el calor pueden mejorar el proceso, también fármacos como el Ibuprofeno y el   Naproxeno, que
Vulvovaginitis
Enfermedad

Vulvovaginitis

¿Qué es la vulvovaginitis? La vulvovaginitis es la inflamación de origen infeccioso o por irritación química de la vagina y la vulva al mismo tiempo . Puede afectar a mujeres y niñas de todas las edades. Es el motivo de atención ginecológica más frecuente en atención primaria, aproximadamente el 90% van a ser infecciosas y el 10% irritativas. Es una enfermedad leve. Tipos de vulvovaginitis Las vulvovaginitis se van a clasificar en función de lo que las causas: Vulvovaginitis infecciosa : producida por diferentes gérmenes, como bacterias como la Clamidia o la Gardnerella , hongos como la Candidiasis o protozoos como Trichomona . Vulvovaginitis irritativa : producida por el exceso de sustancias de higiene íntima desinfectante. Vulvovaginitis senil : se produce por la falta de hormonas tras la menopausia y da lugar a una atrofia de la zona. Vulvovaginitis inespecífica : (de la infancia) se da en niñas, suele ser un problema de higiene. Causas de la vulvovaginitis Las causas de la vulvovaginitis pueden ser infecciosas o irritativas por productos químicos. Síntomas de la vulvovaginitis Los síntomas son irritación y picor en la zona vaginal, inflamación y enrojecimiento en la zona vulvar y la vagina , flujo vaginal que puede ser espeso, blanco amarillento, verdoso o gris dependiendo del germen que lo produzca, mal olor del flujo, molestias y/o sensación de ardor al orinar. Tratamiento para la vulvovaginitis La vulvovaginitis por bacterias se tratará en general con Metronidazol tópico u oral y con Clindamicina . Cuando se trata de infecciones por hongos, el tratamiento adecuado será el Clotrimazol , también tópico en forma de óvulos y cremas vaginales. Si es un proceso irritativo por un producto químico se deberá evitar el mismo, ya sea por jabones o por espermicidas. En los casos seniles los lubricantes vaginales suministrados en días alternos pueden mejorar la sintomatología. Pruebas complementarias del tratamiento de vulvovaginitis Las pruebas complementarias para el diagnóstico de una vulvovaginitis serán por una parte una analítica de orina , que permite eliminar las infecciones de orina como productoras de los síntomas, y exudados vaginales que permiten conocer el germen que afecta al proceso y tratarlo de forma adecuada. Si en el exudado no aparece ningún germen y la paciente presenta síntomas se deben descartar otra serie de sustancias irritativas de origen químico. Factores desencadenantes de la vulvovaginitis Desequilibrio en los gérmenes que de forma habitual se encuentran en la vagina. Factores de riesgo de la vulvovaginitis Son factores de riesgo el número de parejas sexuales , a mayor numero, mayor riesgo, el uso de sustancias espermicidas, jabones íntimos muy agresivos, los malos hábitos de higiene en la zona genital, las personas con procesos como diabetes o inmunodepresiones pueden tener infecciones con más facilidad en especial de hongos, el uso de ropa interior ajustado y que impide la transpiración de forma adecuada, así como el uso de las duchas vaginales. Complicaciones de la vulvovaginitis Es una enfermedad sin complicaciones. Prevención de la vulvovaginitis Uso de ropa de algodón. Uso de ropa holgada. Usar jabones íntimos con precaución. No usar aerosoles. Mantener buen control de la diabetes. No usar ropa interior al dormir. Limpìar el área genital de modo adecuado. Limpiarse tras orinar o defecar siempre desde la zona anterior a la posterior. Lavarse correctamente manos antes y después de usar el inodoro. Enseñar a las niñas a no manipular la zona genital con las manos sucias. Especialidades a las que pertenece la vulvovaginitis La vulvovaginitis es seguida en un inicio por el médico de familia que solo en caso de recurrencia derivara al ginecólogo. Preguntas frecuentes: ¿Qué es la vulvovaginitis irritativa? La vulvovaginitis irritativa es la inflamación de la vulva y la vagina a la vez , que se produce por una sustancia irritante, así, el uso de sustancias desinfectantes para el lavado habitual, y el uso de desodorantes o ciertas cremas espermicidas, pueden dar lugar a irritación de la zona, también puede ocurrir por el uso de preservativos si se presenta alergia a las sustancias con la cual son fabricados. Las duchas vaginales también pueden dar lugar a vulvovaginitis irritativa. ¿Qué es la vulvovaginitis inespecífica? La vulvovaginitis inespecífica es la que se presenta principalmente en niñas . En estos casos no se encuentra un patógeno claro, las bacterias presentes son las normales, si bien en algún caso, alguna puede estar más elevada de lo normal, supone entre 60 y el 70 de las vulvovaginitis en niñas prepúberes. Las causas más frecuentes son la higiene inadecuada, contacto con agentes irritantes como son el papel higiénico, ropas sintéticas y ajustadas , jabones perfumados, oxiuros y cuerpos extraños, pueden ser otras causas. ¿Qué es la vulvovaginitis infantil? La vulvovaginitis infantil es el proceso de inflamación vulvar y vaginal simultáneo que se produce en las niñas antes de la edad puberal. Suele ser secundario a procesos irritativos por ropa interior inadecuada o por mala higiene. Es necesario enseñar a las niñas a limpiarse siempre desde la zona delantera hasta la trasera, lo que evita que los gérmenes de la zona perianal migren hacia la zona vulvar. ¿Qué es bueno para aliviar los síntomas de la vulvovaginitis? Evite el jabón para lavarse, al secarse no frotar la zona , séquese dando golpecitos que empapen el agua, lávese con agua tibia y no con agua excesivamente caliente, no use tampones durante la infección, y cambie su compresa con frecuencia. ¿Cómo saber si tienes vulvovaginitis? La vulvovaginitis es una enfermedad que, aunque leve, produce síntomas molestos, como picor, escozor y sensación de inflamación genital . También puede tener aumento del flujo vaginal. Si tiene estos síntomas consulte con su médico, él será el más adecuado para llegar a un diagnóstico y tratamiento correcto.

Videoconsulta médica gratis

Solo por registrarte te regalamos un mes de Savia Premium para que lo pruebes.

Reservas una cita
Preparamos la consulta
Solucionas todas tus dudas
Regístrate