Contenido Enfermedades Insuficiencia renal

¿Qué es la insuficiencia renal?

La insuficiencia renal se produce cuando los riñones dejan de funcionar de manera correcta, produciendo un efecto negativo en el organismo.

Los riñones tienen la función de filtrar la sangre y así limpiarla de cualquier exceso de líquidos, minerales u otros desechos, que son eliminados al exterior a través de la orina. También producen hormonas que estimulan la producción de glóbulos rojos en la médula ósea y fortalecen los huesos mediante la regulación en la excreción del calcio y la vitamina D.

Los riñones tienen la función de filtrar la sangre y así limpiarla de cualquier exceso de líquidos, minerales u otros desechos, que son eliminados al exterior a través de la orina. También producen hormonas que estimulan la producción de glóbulos rojos en la médula ósea y fortalecen los huesos mediante la regulación en la excreción del calcio y la vitamina D.

Cuando esta función falla, se produce un desequilibrio en la composición química de la sangre y se produce un exceso de creatinina y urea.

El resultado puede ser fatal sino se trata.

Tipos de insuficiencia renal

La insuficiencia renal puede diferenciarse en:

  • Insuficiencia renal crónica: se debe a la pérdida lenta de la función de los riñones. En ocasiones, no se detectan los síntomas hasta que la función renal está muy afectada. Puede estar causada por otras enfermedades como la diabetes o la hipertensión arterial.
  • Insuficiencia renal aguda: es la pérdida repentina de la función renal. Los niveles de desecho acumulados pueden ser nocivos al no poder ser eliminados. Suele estar causada por una disminución de flujo de sangre en los riñones, infecciones, por ciertos medicamentos o por los contrastes utilizados en radiología, entre otros. Es más común en pacientes enfermos y hospitalizados. Se trata de una situación que suele ser reversible si se trata con rapidez.

Causas de la insuficiencia renal

Las causas de insuficiencia renal crónica pueden ser, entre otras:  

  • Diabetes e hipertensión arterial, son la causa más común
  • Lesión renal o daño en los vasos sanguíneos
  • Enfermedades renales congénitas como poliquistosis renal
  • Infecciones
  • Enfermedades como Lupus, cáncer, HIV y otras enfermedades inmunológicas
  • Cálculos renales
  • Ciertos productos químicos y abuso de sustancias tóxicas
  • Algunos medicamentos
  • Retorno de la orina al riñón

Las causas de la insuficiencia renal aguda pueden ser, entre otras:

  • Disminución del flujo de sangre en los riñones debido a una disminución en la presión arterial, hemorragia, insuficiencia hepática, deshidratación o diarrea severa
  • Grandes quemados
  • Lesión renal
  • Bloqueo de los uréteres, encargados de llevar la orina desde los riñones a la vejiga
  • Reacciones alérgicas severas
  • Medicamentos AINEs (ibuprofeno, aspirina o naproxeno), antibióticos, contrastes radiológicos, quimioterápicos, etc.

Síntomas de la insuficiencia renal

Los síntomas de una insuficiencia renal pueden ser:

  • Retención de líquidos que se refleja en la hinchazón de tobillos, pies y piernas
  • Disminución en el volumen de orina y, en ocasiones, ausencia de orina o, por el contrario, un exceso de orina
  • Cansancio, debilidad o fatiga
  • Confusión y desorientación
  • Náuseas
  • Alteración en el ritmo cardíaco
  • Convulsiones o coma en casos graves
  • Dolor de pecho
  • Sabor metálico en la boca y un olor a amoníaco
  • Picor de piel

Tratamiento de la insuficiencia renal

El tratamiento de la insuficiencia renal puede ser:

  • Medicación para poder mantener los niveles correctos de vitaminas y minerales en sangre
  • No fumar, ni consumir drogas o alcohol.
  • Asegurar un flujo de sangre estable para que el riñón recupere su función mediante transfusiones
  • Intervención quirúrgica para extraer cálculos o piedras renales o ureterales
  • Control de otras enfermedades crónicas que pueden interferir e intentar mantener cifras de tensión arterial y azúcar en niveles normales
  • Diálisis en los casos más agudos o en aquellos en que los tratamientos convencionales no funcionan. (La diálisis consiste en sustituir al riñón por una máquina que realiza su función. Para ello, es necesario que la sangre de la persona pase, a través de unos tubos conectados a una vena del paciente, a una máquina de dializar donde una vez se filtran los desechos retorna de nuevo al paciente, limpia.  

La diálisis puede ser temporal, hasta que los riñones recuperen su función de nuevo o continua durante toda la vida o hasta que se pueda realizar un trasplante de riñón.)

  • Trasplante renal, solo en casos concretos

Pruebas complementarias de la insuficiencia renal

Algunas pruebas complementarias de la insuficiencia renal son:

  • Análisis de sangre y orina con determinaciones específicas de la función renal
  • Ecografía renal
  • Resonancia magnética de los riñones
  • TAC  o escáner
  • Gammagrafía renal
  • Biopsia renal
  • Urografía

Factores desencadenantes de la insuficiencia renal

Los factores que pueden desencadenar una insuficiencia renal pueden ser todas las causas anteriormente descritas que afectan de manera directa al funcionamiento de los riñones, como son enfermedades como la diabetes o hipertensión, lupus, cálculos renales, abuso de sustancias tóxicas, de ciertos medicamentos como quimioterápicos o contrastes radiológicos, entre otros.

Factores de riesgo de la insuficiencia renal

Los factores de riesgo de una insuficiencia renal son:

  • Edad, a partir de los 50 años
  • Antecedentes familiares
  • Padecer alguna enfermedad como diabetes, lupus, hipertensión arterial, problemas cardíacos o renales
  • Obesidad
  • Consumo de alcohol y drogas
  • Abuso de AINEs como aspirina, ibuprofeno o naproxeno
  • Pacientes hospitalizados, generalmente en cuidados intensivos
  • Raza, los nativos americanos, hispanos, afroamericanos y asiático-americanos tienen más probabilidades de padecer enfermedades renales

Complicaciones de la insuficiencia renal

Entre las complicaciones de la insuficiencia renal se pueden destacar:

  • Anemia
  • Demencia
  • Daño en los nervios de piernas y brazos
  • Acumulación de líquido en pulmones
  • Elevación de los niveles en sangre de fósforo o potasio
  • Insuficiencia hepática
  • Edemas
  • Desnutrición
  • Riesgo elevado de fracturas óseas
  • Aumento de las infecciones

Prevención de la insuficiencia renal

La insuficiencia renal es una enfermedad que no se puede prevenir, pero si se tiene algún factor desencadenante sí se puede evitar que el riñón deje de funcionar correctamente. Para ello, se debe llevar una dieta saludable, realizar ejercicio físico, controlar el peso, y llevar un buen control de la diabetes e hipertensión arterial.

También, evitar el consumo de alcohol y drogas.

Hacer un uso responsable de la medicación que receta el médico y no automedicarse.

Es preciso acudir al médico cuando se presente algún síntoma.

Especialidades a las que pertenece

La insuficiencia renal es una patología que tratan los médicos especialistas en nefrología (enfermedades del riñón).

Preguntas frecuentes

¿Cuál es la mejor forma de cuidar los riñones?

La mejor forma de cuidar los riñones es llevar una vida saludable. Realizar ejercicio físico y comer sano y equilibrado reduciendo el consumo de sal, grasas, alcohol y tabaco. También, evitar tomar muchos antiinflamatorios.

¿Cuáles son las causas de la insuficiencia renal?

Entre las causas que desencadenan una insuficiencia renal están las enfermedades como diabetes, hipertensión o lupus. También, piedras en riñón y uréteres, disminución del flujo de sangre en los riñones, grandes quemaduras, deshidratación, y diarrea, entre otras.

¿Qué es la creatinina y para qué sirve?

La creatinina es un producto de desecho que proviene de las proteínas de la dieta y de la descomposición normal de los músculos del cuerpo. La creatinina pasa por los riñones y es eliminada por la orina. Cuando el riñón deja de funcionar, los niveles en sangre aumentan.

¿Qué y cuáles son las consecuencias de la insuficiencia renal?

Las consecuencias de la insuficiencia renal son la retención de líquidos, cansancio, fatiga, anemia, problemas hepáticos, patologías cardiovasculares, cambios en el volumen de orina, alteraciones del ritmo cardíaco, picor de piel o mal sabor de boca, entre otras.

¿Qué causa las piedras en el riñón?

Las piedras en el riñón están causadas por depósitos de sales y minerales presentes en la orina y que forman cristales que se eliminan por el riñón. Se van depositando varias capas alrededor de un núcleo y son eliminadas al exterior. Pueden medir desde escasos milímetros a varios centímetros.

¿Tienes dudas sobre el tratamiento que necesitas?

Cuéntanos lo que necesitas e intentaremos ayudarte lo más rápido posible

¿Tienes dudas?