1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Depilación láser: cuidados antes y después

Depilación láser: cuidados antes y después

Depilación láser

Savia pone a tu disposición los mejores tratamientos de depilación láser.

Reserva ya

La depilación láser es un método que elimina de forma definitiva del vello corporal y que es cuidadoso con la piel, mejorando incluso los efectos indeseables de la depilación convencional, como los granitos y el vello enquistado. Además es un tratamiento cómodo y prácticamente indoloro. Es válido para todas las zonas corporales, incluyendo las ingles, la zona perianal o el vello facial (entrecejo, labio, patillas, mentón, etc.), tanto en mujeres como en hombres.





Depilación láser: cómo funciona

La luz del láser permite conducir la energía lumínica hacia el folículo piloso −donde se sitúa la raíz del vello− sin afectar a los tejidos colindantes. La melanina, el pigmento que da color al vello se encarga de absorber esta luz, transformándola en calor y destruyendo el folículo de forma efectiva. El vello se debilita de forma progresiva hasta que después de varias sesiones no vuelve a crecer.

Existen diferentes tipos de aparatos utilizados en la depilación láser, entre ellos destacan:

  • Se trata de un sistema con una gran potencia que permite abarcar zonas amplias con cada disparo de energía lumínica. Esto reduce de manera notable el tiempo por sesión. Una de las grandes ventajas de este procedimiento es que es eficaz para acabar con el vello más fino.
  • Super Hair Removel.Suele recomendarse para pieles con fototipos altos.
  • AFT (luz pulsada avanzada). Funciona muy bien para pieles claras y vello oscuro, cuanto más contraste haya, mejores serán los resultados de su aplicación.


¿Qué no se debe hacer después de la depilación láser?

Después de haberse sometido a una sesión de depilación láser hay varias recomendaciones que se deben seguir:

  • Evitar la exposición al sol. Si esta es inevitable, se debe utilizar un protector solar con FPS 30 o mayor o pantalla solar.
  • Mantener el área tratada limpia y seca, ya que los poros estarán abiertos. No aplicar desodorantes o lociones.
  • No frotar o exfoliar la zona de tratamiento durante una semana.
  • No realizar actividad física que genere rozamiento en la zona tratada y evitar la sudoración en las horas posteriores a la depilación.
  • Evitar el calor excesivo en la zona tratada, como en el caso de duchas excesivamente calientes, saunas, etc., durante 3 o 4 días con posterioridad al tratamiento.
  • Respetar los intervalos establecidos entre cada sesión de depilación según las indicaciones del médico.
  • Utilizar cremas emolientes no agresivas si aparece alguna irritación en la piel.
  • Tras el tratamiento, el vello debe caerse en los días siguientes al tratamiento. No debe extraerse con cera o maquinilla depilatoria, aunque sí puede rasurarse con cuchilla.
  • Cuando se ha hecho una depilación facial, evitar el maquillaje durante 3 o 4 días.
  • Mantener una hidratación constante en la zona tratada. Esto ayudará a prevenir irritación y molestias, además de preparar la piel para las sesiones siguientes.


¿Qué no hacer antes de la depilación láser?

Al igual que las recomendaciones para llevar a cabo tras la depilación láser, existen algunos consejos para tener en cuenta antes de la depilación:

  • Evitar tomar el sol o exponerse a rayos UVA al menos un mes antes del tratamiento. Debido a que el láser centra su energía en la melanina del vello, si la piel tiene la melanina activada por la radiación ultravioleta existe un riesgo de quemaduras.
  • No utilizar métodos de depilación como la cera o la depilación con pinzas que extraigan el pelo de raíz. En su lugar, se podrá afeitar o usar crema depilatoria.
  • Es recomendable acudir a la depilación con la piel limpia, sin cremas, desodorantes, perfumes o maquillaje.
  • Siempre es necesario informar al médico si se está embarazada, se está tomando algún medicamento, tratamientos hormonales o de cualquier otro tipo.


¿Cómo hacer más efectiva la depilación láser?

Para una depilación efectiva, en primer lugar, se recomienda acudir a profesionales cualificados y de confianza que establezcan el tratamiento más adecuado con la aplicación de la energía necesaria en cada caso. Se trata de un elemento fundamental para evitar quemaduras y conseguir que el tratamiento sea lo más efectivo posible.

También puede ayudar rasurarse antes del láser y entre sesiones de depilación láser por medio de cuchillas o cremas para depilar. Para poder ver cómo responde el vello al tratamiento se recomienda que en las primeras sesiones el rasurado se lleve a cabo con una semana de antelación.

Por otro lado, respetar los tiempos de depilación establecidos por el profesional mejorará los resultados.



¿Cómo tengo que ir a la primera sesión de láser?

Es recomendable acudir con el vello de la zona a tratar rasurado una semana antes. De igual modo, no se debe haber tomado el sol en los días previos.

También es importante que durante la primera sesión de depilación láser la zona a depilar esté limpia, sin restos de desodorantes, maquillaje o cremas.