Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Angiología y Cirugía Vascular

La especialidad
Artículos especializados
Enfermedades
Síntomas
Otros contenidos
Gripe A
Enfermedad

Gripe A

¿Qué es la gripe A? La gripe A es también conocida como gripe influenza A, gripe, gripe porcina y/o nueva gripe es una enfermedad vírica que puede afectar a toda la población, independientemente de la edad y el sexo. Tiene una gran capacidad de difusión, pertenece a la especialidad de medicina general y es considerada una enfermedad de tipo leve. Tipos de gripe La gripe puede ser ocasionada por tres tipos diferentes de virus: Gripe del tipo A : es el tipo de gripe más grave, ya que tras cada contagio la cepa muta (cambia su secuencia genética). Gripe del tipo B : este tipo de virus de la gripe también muta, pero de una forma más lenta y como mucho hasta tres veces. Gripe del tipo C : es el tipo de gripe más leve, los síntomas apenas se notan en la mayoría de los casos y es muy común en niños. Causas de la gripe A La gripe A es una enfermedad vírica ocasionada por el virus de la llamada gripe porcina A/H1N1. Este virus es muy contagioso y se transmite de una persona contagiada a una sana mediante vía aérea al toser, estornudar o besarse , es decir, al entrar en contacto gotitas de los fluidos del paciente contagiado con una persona sana. Síntomas de la gripe A La gripe A presenta unos síntomas similares a los de cualquier gripe genérica, con la diferencia que en la gripe A son de mayor gravedad . Algunos de estos síntomas son: Fiebre muy elevada. Dolor de cabeza. Irritación y dolor de garganta. Dolor corporal, sobre todo en articulaciones. Tos. Congestión nasal. Problemas respiratorios. Tratamiento para la gripe A La gripe A es un virus, por lo que normalmente si los síntomas no son muy graves el tratamiento es similar al de una gripe común. El paciente debe permanecer en cuarentena hasta que se recupere, tomando analgésicos y medicamentos para la descongestión nasal. Sin embargo, en casos de mayor gravedad se suelen emplear medicamentos antivirales que bloquean la enzima de la neuraminidasa, la cual se encarga de propagar el virus por el cuerpo del paciente. El uso de antivirales debe estar indicado bajo prescripción médica y hay que emplearlos con cautela, ya que sino el virus puede volverse inmune. Pruebas complementarias del tratamiento de gripe A Para diagnosticar si el paciente padece gripe A, el médico evaluará los síntomas que estén presentes y tomará una muestra de la nariz o de la faringe para enviarla al laboratorio y someterla a la prueba del PCR (reacción en cadena de la polimerasa), un proceso por el cual se duplica el ADN del paciente mediante la enzima de la Taq Polimerasa para ver si existe el virus de la gripe A. Factores desencadenantes de la gripe A La gripe A es una enfermedad vírica que se transmite por vía aérea, por tanto, el principal factor desencadenante se da al entrar en contacto con una persona que padezca la gripe A. De manera que, si una persona sana entra en contacto con una que padezca gripe A, al toser, estornudar, darle la mano o besarse, entre otras acciones, el paciente sano suele quedar contagiado. También puede transmitirse por el aire sin entrar en contacto físico con el paciente infectado. Factores de riesgo de la gripe A Los factores de riesgo que pueden propiciar que una persona padezca gripe A con mayor probabilidad son: Edad : las personas mayores de 65 años tienen mayor facilidad de contraerla, del mismo modo que de padecer los síntomas son más graves. Mujeres embarazadas : los síntomas en este tipo de pacientes pueden complicar el embarazo. Antecedentes clínicos : los pacientes que padezcan otras enfermedades crónicas relacionadas con los pulmones, riñones, hígado, diabetes, o con un sistema inmunitario débil, tienen mayor riesgo de que los síntomas agraven sus enfermedades. Complicaciones de la gripe A Pulmonía. Fallo hepático. Otitis. Miocarditis. Neumonía. Prevención de la gripe A Evitar mantener contacto con personas con gripe A. Lavarse las manos antes de comer. Acudir a lugares con buena ventilación y evitar aquellos muy concurridos. Evitar los cambios de temperatura rápidos y bruscos. Usar ropa adecuada al tiempo, abrigándose bien para el frío. Especialidades a las que pertenece la gripe A Ante la presencia de síntomas de la gripe A el paciente debe acudir a su médico de cabecera, que será el encargado de tramitar las pruebas para el diagnóstico. Preguntas frecuentes: ¿Cuáles son las diferencias entre la gripe A y la gripe común? La gripe A y la gripe común son ocasionadas por el mismo virus, pero de distinta apariencia , de forma que el sistema inmunitario del organismo no reconoce a la gripe A como una gripe común y por ello afecta a más población. ¿Cómo se contagia el virus de la gripe A? La gripe A se contagia mediante vía aérea, esto es, al entrar en contacto con alguien que la padezca o por el aire. ¿Cuáles es el periodo de contagio de la gripe A? El paciente infectado de gripe A puede contagiar al resto de personas incluso un día antes de que presente los primeros síntomas y hasta 7 días después del inicio de la enfermedad. ¿Cuánto duran los síntomas de la gripe? Los síntomas de la gripe suelen desaparecer por completo a las dos semanas. ¿Cuánto tiempo puede durar la fiebre? La fiebre es uno de los síntomas que remite antes, aproximadamente a los 5 días.  
Gastritis
Enfermedad

Gastritis

¿Qué es la gastritis? Es una inflamación de la parte mucosa del estómago , formada por las células que lo recubren. Presenta una gran morbilidad a nivel mundial y su incidencia y distribución va a depender de la causa que la origine (estrés, helicobacter pylori, etc). Tipos de gastritis Los tres tipos principales de gastritis son: Aguda: este tipo de gastritis suele aparecer cuando el paciente tiene la bacteria Helicobacter Pylori en su interior. Se manifiesta con dolor y vómitos, generalmente de manera repentina. Nerviosa: suele darse en mujeres que estén sometidas a un alto estrés e irritabilidad. Los síntomas son iguales a la típica gastritis. Crónica: cuando se dan los síntomas de la gastritis con gran frecuencia en el tiempo, se le denomina como crónica. Esto supone una inflamación continua del estómago que cada vez produce más dolores y alteraciones en el organismo pudiendo desencadenar otras complicaciones. Causas de gastritis La gastritis es la inflamación de la capa mucosa que reviste el estómago, de manera que cuando se lesiona esta parte los jugos digestivos dañan el estómago provocando dolor al paciente. El motivo que esto se produzca es diferente en cada caso pudiendo ser desde un síntoma provocado por otra enfermedad digestiva hasta por una comida pesada o la presencia de una bacteria como el Helicobacter Pylori. Síntomas de gastritis La gastritis presenta diferentes síntomas, siendo los principales: Ardor. Dolor punzante en la boca del estómago. Vómitos y/o náuseas. Malestar general. Sentirse lleno con poca comida. Tratamiento para la gastritis Según el motivo por el cual se desarrolle la gastritis, así será el tratamiento a seguir del paciente. En caso de que el motivo sea la bacteria H. Pylori se recetarán antibióticos para eliminarla. Otros tratamientos se basan en controlar la producción de ácido natural del organismo para que disminuya o pare su producción. En otros casos, se emplean antiácidos para neutralizar el ácido del estómago cuyo efecto es más inmediato. Pruebas complementarias del tratamiento de gastritis Una vez que el médico reciba al paciente en su consulta realizará una entrevista médica para conocer los síntomas y dolores que presenta, lo cual unido al historial clínico determinará el tipo de pruebas realizar. Una de las causas que origina la gastritis puede ser la bacteria H. Pylori, por tanto, una de las pruebas será detectar si existe esta bacteria. Otra prueba diagnóstica se basa en la ingesta de una especie de papilla que contiene bario, tras la cual se realizan una serie de radiografías para ver como avanza por el tubo digestivo. Por último, la prueba más frecuente es una endoscopia , que consiste en la introducción de un tubo flexible por la boca hasta el estómago, dicho tubo tiene una cámara guía en el extremo y unas pinzas para tomar biopsias. Factores desencadenantes de la gastritis La gastritis se produce por una inflamación de las mucosas de la pared gástrica, por tanto cualquier anomalía que provoque esta inflamación es un factor desencadenante de la gastritis. También puede producirse como consecuencia de otra enfermedad, por abuso de medicamentos u malos hábitos de comida , entre otros. Factores de riesgo de gastritis Los principales factores de riesgo son: Edad: la capa que recubre el estómago con el paso del tiempo se vuelve más fina, teniendo mayor riesgo de sufrir gastritis cuanto mayor es el paciente. Toma de medicamentos: el consumo de ciertos medicamentos como los analgésicos dañan el revestimiento del estómago aumentando el riesgo de sufrir gastritis. Hábitos de vida: malos hábitos como el exceso de consumo de alcohol daña los jugos estomacales. Antecedentes clínicos: si el paciente sufre otras enfermedades como la enfermedad de Crohn aumenta el riesgo de sufrir gastritis. Complicaciones de la gastritis Gastritis crónica. Gastritis atrófica. Atrofia gástrica. Úlceras. Sangrado estomacal. Tumores gástricos. Anemia. Prevención de la gastritis Mantener una correcta alimentación. Comer a las mismas horas y sin prisas. Evitar alimentos que dañen el estómago. No ingerir alimentos demasiado calientes o fríos. No dormir justo después de comer. Masticar despacio. Especialidades a las que pertenece la gastritis La gastritis es tratada por los especialistas médicos en gastroenterología. Preguntas frecuentes: ¿Qué remedio casero es bueno para la gastritis? Hay dos remedios caseros que se emplean principalmente: Tomar el jugo de las patatas en ayunas, ya que reduce la acidez del estómago. El té de acelga , que es beneficioso para el estómago. ¿Qué se puede comer para la gastritis? Es recomendable que para la gastritis se consuman algunos productos como: lácteos semidesnatados o desnatados, la fruta madura, pescado blanco, pavo, pollo, zumos poco cítricos, infusiones, etc. ¿Qué alimentos son malos para la gastritis? Algunos de los alimentos que son malos para la gastritis son: los lácteos ricos en grasa, las verduras y hortalizas, las frutas cítricas y poco maduras, la carne con mucha grasa, los bollos, bebidas con gas, … ¿Qué es una gastritis nerviosa? Es aquella que se produce, sobre todo en mujeres, cuando se encuentran en periodos irritables, de ansiedad o de estrés. ¿Cuáles son los síntomas de la gastritis nerviosa? Los síntomas son iguales que los de una gastritis genérica : eructos, dolor, sensación de saciedad de comida, náuseas, vómitos, etc.  
Fibrosis Quística
Enfermedad

Fibrosis Quística

¿Qué es la fibrosis quística? Enfermedad autosómica recesiva (ambos padres deben tener el gen) que se da tanto en hombres como en mujeres, siendo mayor el índice de supervivencia en los hombres. Es más común en niños y adultos jóvenes. Es una enfermedad de tipo grave. Tipos de fibrosis Existen numerosos tipos de fibrosis, siendo las más habituales: Fibrosis quística: afecta a los pulmones y al páncreas, por un exceso de producción de mocos las cuales se  acumulan en las vías respiratorias y produce alteraciones en las mismas. Fibrosis pulmonar: afecta al tejido de los pulmones, el cual se cicatriza y se vuelve grueso, provocando alteraciones en la respiración y la oxigenación de los órganos. Fibrosis endomiocárdica: en este caso la fibrosis se produce en el endocardio al inflamarse por engrosarse las paredes del corazón. Causas de la fibrosis quística La fibrosis quística es una enfermedad hereditaria que se ocasiona por una anomalía en uno de los genes del individuo. Esta alteración del gen provoca que el organismo genere moco excesivo el cual se acumula en las vías respiratorias, los pulmones y el páncreas generando problemas graves en el cuerpo del paciente. Síntomas de fibrosis quística Al ser una enfermedad que sobre todo afecta a los pulmones los principales síntomas se manifiesta en las vías respiratorias, pero también en otras partes del cuerpo. Los síntomas más frecuentes son: Pólipos nasales. Congestión nasal. Neumonías. Tos. Fiebre. Infección. Tratamiento para la fibrosis quística La finalidad del tratamiento es controlar los síntomas de la enfermedad ya que no tiene una cura a día de hoy. El tratamiento suele basarse en medicamentos a ntiinflamatorios, antibióticos y broncodilatadores, entre otros. También existen terapias adicionales como fisioterapia o la terapia del chaleco para reducir la acumulación de mucosa en el pecho. En algunos casos el paciente puede necesitar una intervención quirúrgica para eliminar pólipos nasales o incluso realizar un trasplante del pulmón. Cada tratamiento es diferente según el paciente y la gravedad de su enfermedad. Pruebas complementarias del tratamiento de fibrosis quística Al tratarse de una enfermedad hereditaria las pruebas se suelen hacer en la primeras horas de vida de los bebés, de manera que en una analítica se observan los niveles del tripsinógeno inmunorreactivo (sustancia química que libera el páncreas que indica fibrosis quística), aunque tras un parto prematuro o complicado pueden estar alterados por lo que se suelen realizar otras pruebas como el test del sudor. También, puede realizarse un estudio genético de los padres para ver si son portadores del gen anómalo y la posibilidad de que el bebé padezca la FQ. Factores desencadenantes de la fibrosis quística El factor desencadenante de la fibrosis quística es la mutación de un gen. Factores de riesgo de fibrosis quística Al tratarse de una mutación en los cromosomas uno de los factores de riesgo es la herencia genética , transmitiendo la enfermedad de padres a hijos. Otro factor de riesgo es la raza , ya que es más habitual en personas blancas del norte de europa. Complicaciones de la fibrosis quística Insuficiencia respiratoria. Neumotórax. Hemoptisis (tos con sangrado). Reagudizaciones (agravamiento de los síntomas de la FQ). Aparición de infecciones crónicas. Prevención de la fibrosis quística La fibrosis quística no se puede prevenir ya que es hereditaria fruto de una alteración del cromosoma 7. La única medida preventiva es analizar los cromosomas de los padres para evaluar la posibilidad de que se transfiera a los hijos. Especialidades a las que pertenece la fibrosis quística La fibrosis quística es tratada por la rama médica de neumología y si se precisa intervención quirúrgica sería tratada por el cirujano torácico. Preguntas frecuentes: ¿Es la fibrosis quística hereditaria? Si. Su origen está en la mutación de un gen del cromosoma 7 lo que genera una excesiva cantidad de moco que se acumula en las vías respiratorias y páncreas. ¿Qué esperanza de vida tiene alguien con fibrosis quística? La esperanza de vida en pacientes con fibrosis quística cada vez es mayor, siendo a día de hoy de casi 40 años en muchos casos. ¿Cómo se hace el test del sudor? Mediante el test del sudor se mide la cantidad de cloruro sódico presente en el organismo, el cual es indicador de fibrosis quística. La prueba se realiza colocando un par de electrodos en la zona delantera del brazo y se suministra un medicamento a través de ellos, de manera que se estimulan las glándulas sudoríparas.Justo después se coloca otro dispositivo que recogerá la muestra de sudor. ¿Es contagiosa la fibrosis quística? No. Es una enfermedad congénita que se origina por la mutación de un gen. ¿A quién afecta la fibrosis quística? Al ser una enfermedad congénita que se transmite de manera autosómica recesiva, es decir, que se transmite de padres sanos a hijos , es a estos a quienes afecta.  Esta enfermedad además es más frecuente en personas de raza blanca.  
Fístula Anal
Enfermedad

Fístula Anal

¿Qué es una fístula anal? Es una comunicación anormal bajo la piel entre el recto y el ano y es producida por la infección de la glándula anal . Es más frecuente en hombres que en mujeres. Es una enfermedad leve grave, si no se trata. El médico que lo trata es el cirujano general o cirujano proctólogo y el urólogo. Tipos de fístulas Las fístulas se desencadenan por una obstrucción en las glándulas del canal anal , lo que provoca un absceso y fístula. Dependiendo de la localización, la fístula será el anal o perianal. Causas de una fístula anal La fístula anal se suele desarrollar al haber alguna herida o lesión en la cavidad del ano. Puede deberse a una inflamación, estreñimiento, sexo anal, infección o cirugía, entre otros. Síntomas de una fístula anal Los principales síntomas que puede presentar un paciente que padezca una fístula anal son: Dolor en el ano, sobre todo al defecar. Rojez e inflamación del ano y la piel. Fiebre. Fatiga. Sangrado o pus en la zona de apertura de el ano. Malestar general. Tratamiento para la fístula anal El principal tratamiento ante una fístula anal y el más eficaz es la intervención quirúrgica. Esta se puede realizar mediante tres técnicas diferentes: Fistulotomía: Intervención por la cual se abre la zona de la fístula para vaciarla y conseguir su cicatrización. Fisulectomía: En este caso se abre todo el trayecto hasta la fístula para que cicatrice desde dentro. Es más tardío el proceso de cicatrización que en el anterior caso. Seton: Este tipo de intervención varía según su fin en tres formas: cortante para eliminar la fístula mediante seda quirúrgica, de drenaje para drenar y detener la infección y guía para drenar y detener la infección pero de manera temporal hasta que se pueda operar definitivamente. Pruebas complementarias del tratamiento de fístula anal Para diagnosticar una fístula anal el médico procederá a una exploración física del ano, tanto de la parte interna como externa mediante un tacto rectal, observando el color y los fluidos. Para finalizar la exploración al paciente el médico puede solicitar una serie de pruebas complementarias como: Anoscopia: se emplea el anoscopio un instrumento médico basado en un tubo de poca longitud y rígido que lleva una luz en el extremo con una cámara para observar el interior del ano y el recto, así como tomar muestras. Sonda: mediante la introducción de una sonda en el ano se comprueba si en la cavidad existen perforaciones para asegurar la existencia de una fístula. Factores desencadenantes de una fístula anal Los factores más frecuentes desencadenantes de una fístula anal son: Práctica de sexo anal. Estreñimiento. Diabetes. Diverticulitis. Radioterapia. Sistema inmune debilitado. Factores de riesgo de una fístula anal Existen una serie de factores que aumentan el riesgo de que un paciente sufra una fístula anal relacionado con sus antecedentes clínicos. Algunas de las enfermedades crónicas que pueden provocar una fístula anal son la Enfermedad de Crohn, Diverticulitis, Colitis Ulcerosa y VIH , entre otras a consultar con su médico. Complicaciones de una fístula anal Abscesos. Infección Daños en el tubo digestivo. Problemas alimenticios. Prevención de la fístula anal Tras las defecaciones limpiar con elementos suaves el ano. Practicar deporte. Buena limpieza anal. Usar protección en las relaciones sexuales. No realizar esfuerzos ante el estreñimiento. Mantener una dieta equilibrada. Especialidades a las que pertenece la fístula anal La especialidad médica encargada de tratar la fístula anal es la proctología y urología. Preguntas frecuentes: ¿Cómo es la recuperación de una fístula anal? El principal tratamiento ante una fístula anal es la cirugía, cuya recuperación varía en función de la dimensión de la fístula. Tras una o dos semanas el paciente podrá retomar su vida normal bajo las indicaciones médicas y entre cuatro y siete semanas la herida habrá cicatrizado por completo. ¿Qué es una fistulotomía? Es una intervención quirúrgica por la cual el médico rompe la piel y el músculo de la zona donde se encuentra la fístula de manera que se fuerza la cicatrización desde dentro hacia fuera y no haya problemas en el proceso cicatrizante. ¿Qué es un absceso perianal? Un absceso perianal se produce cuando se obstruyen las glándulas del interior del ano, infectándose y provocando la acumulación de pus. ¿A quién afecta la fistula anal? Puede sucederle a cualquier persona en cualquier momento de su vida, teniendo mayor tendencia a padecerla aquellos cuyo historial clínico tenga enfermedades crónicas. ¿Qué es un seton? El seton es un tipo de intervención quirúrgica ante una fístula anal , pudiendo ser: Cortante (mediante una seda quirúrgica se cierra la fístula de manera que poco a poco vaya cicatrizando), de drenaje (para drenar el pus producida en la fístula anal, de manera que se evita el absceso y se libera de la infección) o guía (se realiza al igual que el de drenaje, pero de manera provisional hasta que el paciente pueda ser intervenido).  
Fiebre Tifoidea
Enfermedad

Fiebre Tifoidea

¿Qué es la fiebre tifoidea? También conocida como fiebre entérica. La prevalencia de la fiebre tifoidea es desconocida pero se encuentra con mayor frecuencia en Asia, África y Sudamérica, donde el acceso al agua potable tratada adecuadamente puede ser limitado . Es poco frecuente en Europa y en los países occidentales, y generalmente sólo se produce importada de una localización endémica. La incidencia anual en Europa se estima que es menor de 1/30.000 personas/año. Se transmite vía fecal-oral. Tipos de fiebre Los tipos de fiebre tifoidea se dividen en dos tipos: Fiebre tifoidea: es una enfermedad causada por la bacteria Salmonella Typhi, la cual ataca al sistema digestivo de las personas generando numerosos síntomas. Fiebre paratifoidea : en este caso la enfermedad se produce por diferentes serotpios de la bacteria Salmonella Paratyphi A-S, B-S y C. Es menos frecuente que la fiebre tifoidea y menos grave, aunque los síntomas son muy parecidos. Causas de la fiebre tifoidea La fiebre tifoidea o fiebre entérica se produce por el contagio de una bacteria conocida como Salmonella Typhi. Esta bacteria habita en agua y alimentos contaminados , al ingerir estos alimentos la bacteria pasa al organismo de las personas, quienes pueden quedar contagiados. La fiebre tifoidea se transmite por vía fecal-oral , es decir, mediante las heces y la orina de las personas infectadas, pero no solo de manera directa sino ante la manipulación de alimentos realizada por personas contagiadas y que no han mantenido una correcta higiene después de ir al baño. Síntomas de la fiebre tifoidea Los síntomas de la fiebre tifoidea aparecen en el paciente de f orma gradual, apareciendo los primeros síntomas entre la primera y la tercera semana tras la exposición a la bacteria. Los principales síntomas son: Fiebre ascendente de manera gradual. Sudoración. Dolor abdominal y muscular. Tos seca y fatiga. Adelgazamiento por pérdida de hambre. Alteraciones cutáneas. Estreñimiento o diarrea. Delirios. Tratamiento para la fiebre tifoidea Al tratarse de una enfermedad bacteriana el principal tratamiento para hacerle frente a la fiebre tifoidea son los medicamentos antibióticos. Además, se aconseja que el paciente se mantenga correctamente hidratado , ya que la fiebre y la diarrea pueden dañar su organismo y sufrir complicaciones. En algunos casos, si los intestinos están muy dañados y se han perforado es necesario que el paciente se someta a una intervención quirúrgica de urgencia. Pruebas complementarias del tratamiento de fiebre tifoidea Al tratarse de una enfermedad que prolifera en determinadas áreas geográficas el médico iniciará el diagnóstico preguntado al paciente los lugares en los que ha estado en los últimos meses, por si ha viajado a los países donde prolifera la bacteria de la fiebre tifoidea, de manera que se pueda descartar o no la enfermedad. Para cerciorarse del diagnóstico, se emite una analítica sanguínea para detectar si hay anticuerpos específicos contra la fiebre tifoidea así como un cultivo de líquido, sangre o tejidos corporales para proliferar la aparición de bacterias y observar si existe la bacteria Salmonella Typhi, la causante de esta enfermedad. Factores desencadenantes de la fiebre tifoidea Esta enfermedad se transmite por una bacteria llamada Salmonella Typhi. La forma de contagio es fecal-oral, por tanto, el principal factor desencadenante es el consumo de alimentos o de agua contaminada por la bacteria. Factores de riesgo de la fiebre tifoidea La fiebre tifoidea es una enfermedad que se da en ciertos países y regiones, por tanto, los pacientes con mayor factor de riesgo de padecerlo son los que habitan en estas zonas o acuden a ellos de viaje. También aumenta el riesgo cuando el paciente entra en contacto con una persona contagiada. Complicaciones de la fiebre tifoidea Delirios. Sepsis. Shock séptico. Meningitis. Neumonitis. Artritis. Prevención de la fiebre tifoidea Vacunación. Consumir agua embotellada y alimentos desinfectados. No ingerir alimentos de la zona que puedan estar infectados. Consumir las verduras y el marisco cocido. Mantener una buena higiene, sobre todo lavar las manos antes de comer. No tomar lácteos si no han sido pasteurizados. Especialidades a las que pertenece la fiebre tifoidea La especialidad médica que se encarga de la fiebre tifoidea es la infectología o unidades de enfermedades infecciosas. Preguntas frecuentes: ¿Cómo se contagia la fiebre tifoidea? Se contagia por vía fecal-oral , tanto por el consumo de alimentos o agua contaminadas por la bacteria como mediante las heces de una persona contagiada. ¿Cuál es el virus de la fiebre tifoidea? La infección por fiebre tifoidea la ocasiona una bacteria llamada Salmonella Typhi. ¿En qué países puedo contraer la fiebre tifoidea? En países de Asia, África y Sudamérica. ¿Cuánto cuesta la vacuna de la fiebre tifoidea? La vacuna contra la fiebre tifoidea tiene un precio aproximado de 12 €. No obstante, la vacunación suele ser realizada en el centro de vacunación internacional y tiene un suplemento de 18 €. ¿Cuánto dura la vacuna de la fiebre tifoidea? La vacuna de la fiebre tifoidea debe administrarse al paciente como mínimo dos semanas antes de emprender el viaje , y debe ser reforzada a los 2 años si el paciente sigue expuesto al riesgo de contraerla.  
Fiebre Q
Enfermedad

Fiebre Q

¿Qué es la fiebre Q? También conocida como zoonosis, es una infección bacteriana que se transmite de los animales a las personas , mientras los animales no padecen la enfermedad. En nuestro medio, la fiebre Q en el ser humano puede presentarse en forma de casos esporádicos o brotes epidémicos , pudiendo pasar desapercibida o confundirse con una gripe ligera o pudiendo evolucionar hacia cuadros más complicados. La notificación de nuevos casos está aumentando gracias a diagnósticos más certeros proporcionados mediante pruebas de laboratorio. Tipos de fiebre Los 4 tipos de fiebre derivadas de la transmisión de animales, más comunes son: Fiebre Q: infección bacteriana que se transmite de los animales a las personas, cuyos efectos pueden agravarse en otras enfermedades como neumonía o endocarditis. Fiebre amarilla: este tipo de fiebre se transmite mediante la picadura de mosquitos en zonas tropicales. Fiebre recurrente: en este caso la fiebre es ocasionada por bacterias del género Borrelia. Puede ser transmitida por garrapatas o por piojos. Fiebre tifoidea: enfermedad bacteriana que se da en países de África, Asia y Sudamérica. Se transmite por vía fecal-oral. Causas de la fiebre Q La fiebre Q es causada por la bacteria Coxiella Burnetti, un tipo de bacteria que se encuentra en el organismo de algunos animales de campo como las ovejas o las cabras. No obstante también pueden estar contagiados animales domésticos tales como los perros o los gatos. Esta bacteria se transmite de animales a personas mediante sus heces, la orina, la leche y por elementos como la placenta o el líquido amniótico . Aunque generalmente la forma más común es mediante las partículas de polvo que remueve el aire de las zonas donde están estos elementos depositados. Síntomas de la fiebre Q Los síntomas que presenta esta enfermedad bacteriana son: Fuerte dolor de cabeza. Tos. Vómitos y náuseas. Diarrea. Fiebre elevada y escalofríos. Fatiga. Tratamiento para la fiebre Q El tratamiento contra la fiebre Q se basa en la toma de antibióticos durante tres semanas en casos leves y durante 18 meses en casos crónicos. En algunas ocasiones también es necesaria la cirugía si el paciente desarrolla una endocarditis. Pruebas complementarias del tratamiento de fiebre Q Para diagnosticar la fiebre Q el médico solicitará una analítica de sangre , de manera que evaluará tanto la existencia de la bacteria que la ocasiona (Coxiella Burnetti) como la presencia de anticuerpos contra ella. Mediante el análisis de sangre también se observará la existencia de daño hepático. Otras pruebas que se realizan para el diagnóstico suelen ser una radiografía del pecho, para ver si existe neumonía, y un ecocardiograma , por si hay daño en el corazón. Factores desencadenantes de la fiebre Q El principal factor desencadenante de la fiebre Q es inhalar las partículas de la bacteria Coxiella Burnetii, que es la que provoca dicha enfermedad. Esto se produce cuando se entra en contacto con los animales contagiados o si se convive en sus cercanías. Factores de riesgo de la fiebre Q Existen diferentes factores que pueden incrementar el riesgo de padecer la fiebre Q: Sexo: esta enfermedad tiene mayor porcentaje en hombres que en mujeres. Oficio: las personas cuyo empleo esté relacionado con el ganado, el pastoreo, veterinaria, es decir, que tengan contacto directo con los animales tienen mayor probabilidad de padecerla. Localización: la zona geográfica en la que habite el paciente también influye, ya que la cercanía a granjas o animales incrementa su posibilidad de contagio.   Complicaciones de la fiebre Q Meningitis. Neumonía. Hepatitis. Endocarditis. Anomalías durante el embarazo. Prevención de la fiebre Q Consumir productos lácteos que estén pasteurizados. Vacunación. Evitar empleos de alto riesgo con animales. Especialidades a las que pertenece la fiebre Q La fiebre Q es tratada por especialistas en enfermedades infecciosas. Preguntas frecuentes: ¿Qué es la fiebre recurrente? Enfermedad de origen bacteriano, provocada por la bacteria Borrelia. Es una enfermedad mediante la cual el paciente sufre reiterados episodios febriles , pudiendo pasar entre ellos hasta 3 días. Estos episodios de fiebre van acompañados de escalofríos y una bajada de la presión arterial. ¿Qué es la fiebre de las trincheras? La fiebre de las trincheras recibe este nombre porque se originó durante la Primera Guerra Mundial debido al contagio por los piojos humanos. Sus síntomas más destacados son: fiebre alta, cefaleas, dolor de ojos, dolor de piernas y espalda. ¿Qué bacteria causa la brucelosis? La brucelosis es una enfermedad causada por las bacterias del género Brucella. ¿Cómo se contagia la fiebre Q? De animales contagiados a personas, mediante el contacto con heces, orina, leche o la placenta . Dichas defecaciones o elementos del parto, contienen la bacteria que la ocasiona y mediante, el aire por ejemplo, llega a las personas y se contagian. ¿Qué es la fiebre botonosa? Es una enfermedad zoonótica transmitida por la picadura de una garrapata marrón al humano. Genera fiebre muy alta, dolor muscular, escalofríos y dolores de cabeza. También aparecen anomalías cutáneas.Es conocida como tifus de la garrapata.  
Esquistosomiasis
Enfermedad

Esquistosomiasis

¿Qué es la esquistosomiasis? La esquistosomiasis es una enfermedad parasitaria producida por un gusano conocido como Schistosoma , que se transmite por trabajar o bañarse en aguas infectadas . Está presente en 78 países y de estos, en 52 se considera enfermedad endémica. Hay unos 200 millones de personas infectadas en todo el mundo. Se da en zonas tropicales y subtropicales , y un 92% de las personas que se encuentran enfermas pertenecen a África. Los niños y las mujeres embarazadas son los más sensibles a la infección. Es una enfermedad con una alta tasa de morbilidad , aunque su mortalidad no es muy alta, si bien no es muy conocida, ya que hay mortalidad que se produce por causas relacionadas con la esquistosomiasis.  Es una enfermedad considerada de tipo grave. Tipos de esquistosomiasis Los tipos de esquistosomiasis son: Esquistosomiasis intestinal : Schistosoma japonicum , Mekongi e Intercalatum , son los tipos de esquistosomas que lo producen. Afecta al sistema digestivo, donde se queda el esquistosoma. Esquistosomiasis urogenital : afecta a la vejiga, los uréteres, los riñones y el aparto genital, y es producido por el Schistosoma haematobium. Causas de la esquistosomiasis Las causa es el contacto con aguas dulces infectadas por los parásitos que van a penetrar a través de la piel. Síntomas de la esquistosomiasis Síntomas de la esquistosomiasis intestinal : diarrea, dolor abdominal, sangre en las heces, aumento del tamaño del hígado y ascitis (presencia de líquido en la cavidad abdominal), hipertensión portal y aumento de tamaño del bazo. Síntomas de la esquistosomiasis urogenital : incluye presencia de sangre en la orina, suele producirse fibrosis de la vejiga y de los uréteres acompañada de daño renal, y puede llegar a producir un cáncer de vejiga. En las mujeres puede dar lugar a alteraciones genitales con sangrado vaginal, dolor durante las relaciones sexuales y nódulos vulvares. En los hombres puede dañar las vesículas seminales y la próstata, así como puede producir infertilidad. Tratamiento para la esquistosomiasis El tratamiento de la esquistosomiasis es con Praziquantel contra los Schistosomas haemoliticum, mansoni e intercalatum. Se dará un día de tratamiento a dosis de 20mg/kg de peso dos veces al día un solo dia. En los sitios con prevalencia de Schistosomas japonicum y mekongi se da tres veces al día en una dosis de 20 mg/kg de peso también un solo dia. En los viajeros se deberá hacer el tratamiento pasadas de 6 a 8 semanas de la exposición. Se deberá r eexaminar a los pacientes a los 6-8 meses para ver si quedan huevos del parásito y repetir el tratamiento si fuera necesario. Pruebas complementarias del tratamiento de la esquistosomiasis Las pruebas complementarias serán analíticas , con búsqueda de anticuerpos y búsqueda de huevos en las heces o en la orina. Cuando hay alta sospecha de esquistosomiasis y no se consiguen observar huevos, se puede necesitar una biopsia de la mucosa intestinal o mucosa vesical. Factores desencadenantes de la esquistosomiasis La exposición a los Schistosomas por contacto con aguas contaminadas. Factores de riesgo de la esquistosomiasis Exposición a agua dulce que puede tener los gusanos. Complicaciones de la esquistosomiasis Anemia. Hepatomegalia: aumento patológico del tamaño del hígado. Esplenomegalia: agrandamiento patológico del bazo o estructura esplénica más allá de sus dimensiones normales (11 cm). Ascitis: acumulación de líquido seroso en la cavidad peritoneal. Infertilidad. Cáncer de vejiga. Alteraciones renales. Prevención de la esquistosomiasis Hervir el agua del baño durante un minuto  y dejar enfriar antes de bañarse. Almacenar el agua de baño durante al menos dos días antes de usarla Ante caídas accidentales a zonas que pueden estar infectadas, proceder a secarse de forma intensa con una toalla y frotar con alcohol de 70 grados. Especialidades a las que pertenece la esquistosomiasis La esquistosomiasis debe ser tratada por un médico de medicina interna especialista en enfermedades tropicales. Preguntas frecuentes: ¿En qué países es más probable que contraiga la esquistosomiasis? S. haematobium : ampliamente distribuido en todo el continente africano con focos menores en Medio Oriente, Turquía e India. S. mansoni : ampliamente distribuido en África, con focos en Medio Oriente y la única especie presente en el hemisferio occidental en zonas de Sudamérica y algunas islas del Caribe S. japonicum : Asia, sobre todo en China, Filipinas, Tailandia e Indonesia S. mekongi : sudeste de Asia S. intercalatum : África Central y Occidental Voy a viajar a un país subdesarrollado, ¿hay alguna vacuna contra la esquistosomiasis? No existe ninguna vacuna contra el esquistosoma. El paciente no debe bañarse en ríos o aguas dulces que puedan estar contaminadas. Otros consejos son calentar el agua del baño o hervirla si fuera necesario para después dejarla enfriar antes de bañarse, y secarse con una toalla enérgicamente si se tiene contacto con agua contaminada, así como frotar con alcohol de 70 grados. Con estos consejos se evita el paso se los esquistosomas a través de la piel. ¿Cómo se contagia la esquistosomiasis? Al bañarse en zonas donde hay caracoles con cercarias , que salen al agua dulce, entran en la piel de la persona, donde se convierten en esquistosomas, que penetran en los vasos sanguíneos y, a través de ellos, llegan al hígado, donde se transforman en adultos.
Eventración o Hernia Ventral
Enfermedad

Eventración o Hernia Ventral

¿Qué es la eventración o hernia ventral? La eventración, hernia ventral o hernia incisional, es la salida por orificios no naturales de cualquier víscera abdominal , que se suele producir tras un traumatismo penetrante en el abdomen o una cirugía (del 1-6% de las cirugías), y está relacionada con la obesidad, el tipo de cirugía o las cirugías previas. Pueden dar lugar a un e strangulamiento cuando las vísceras abdominales se quedan dentro del saco herniario y reciben poco aporte de sangre, y es una enfermedad de tipo leve. Tipos de eventración o hernia ventral Los tipos de eventración serán en función de sus características clínicas: Reducible : hernia en la que es posible devolver al abdomen las vísceras abdominales con reducción manual. Irreducible : no es posible regresará al abdomen las vísceras que han salido a través del agujero herniario. Estrangulada : se compromete la vascularización de la víscera que ha salido a través del agujero herniario, y es una urgencia quirúrgica. Incarcerada : es una hernia irreducible y dolorosa, pero con aporte de sangre. De Ritcher : si solo contiene un lado de la pared del intestino. Causas de eventración o hernia ventral La causa de la hernia ventral es el debilitamiento de la pared abdominal. Síntomas de eventración o hernia ventral El síntoma principal de la eventración es el abultamiento en una zona del abdomen . El bulto es blando cuando se toca y se puede hacer más pequeño si presionamos sobre él. En esta zona abultada se puede producir dolor, sobre todo si se hacen esfuerzos, que puede hacerse mucho más intenso en caso de que la hernia se estrangule. Si esto ocurre se debe acudir a un servicio de urgencia hospitalaria. Tratamiento para la eventración o hernia ventral El tratamiento de una hernia ventral será de tipo quirúrgico. Se puede realizar o bien una hernioplastia abierta , en la que, en este tipo de cirugía, se realiza una incisión en la zona del saco herniario, se procede a colocar el intestino en su lugar y el cirujano repara el defecto de la pared, colocando, si fuera necesario, una malla quirúrgica, o bien se puede realizar una hernioplastia laparoscópica , en la que se procede a hacer pequeñas incisiones de aproximadamente un centímetro en el abdomen; por una de ellas se introduce el laparoscopio y a través de otras se introduce el material quirúrgico necesario para hacer la reparación del defecto herniario, colocando una malla quirúrgica si fuera necesario. También se puede realizar un herniorrafia , en este caso no se coloca una malla, sino que se procede a coser el agujero herniario del paciente. Pruebas complementarias del tratamiento de eventración o hernia ventral Las pruebas complementarias serán una ecografía y si fuera necesario un TAC. Factores desencadenantes de la eventración o hernia ventral El factor desencadenante de la eventración o hernia ventral es el debilitamiento de la pared abdominal. Factores de riesgo de la eventración o hernia ventral Son factores de riesgo para una hernia ventral todos aquellos procesos que produzcan un aumento de la presión abdominal, entre ellos la tos muy intensa, coger pesos excesivos, estreñimiento pertinaz, sobrepeso, esfuerzos excesivos al orinar, el embarazo y el envejecimiento. También son un factor de riesgo las las incisiones quirúrgicas previas. Complicaciones de la eventración o hernia ventral Incarceración (o atrapamiento) de la hernia. Estrangulación. Prevención de la eventración o hernia ventral Mantener un peso adecuado. No coger pesos excesivo de forma continuada. Fortalecer la musculatura abdominal. Controlar el estreñimiento. Especialidades a las que pertenece la eventración o hernia ventral La hernia ventral o eventración deberá ser tratada por un cirujano general. Preguntas frecuentes: ¿Qué es un hernia? Una hernia es el defecto de la pared muscular debido al debilitamiento del músculo o zonas en las que se hayan hecho incisiones quirúrgicas. Esto hace que, a través de un agujero, por el cual se sale el contenido de vísceras que hay en el interior del abdomen. ¿Cuánto dura la operación de una hernia ventral? La cirugía de hernia es relativamente sencilla, puede durar entre 30 minutos y una hora , y la recuperación consistirá en 1 ó 3 días en el hospital dependiendo de si se trata de cirugía laparoscópica o cirugía abierta,ya que la recuperación de una cirugía laparoscópica será en principio mejor y más rápida que la de una cirugía abierta. ¿Dónde puede salir una hernia? Las zonas donde puede salir una hernia son muchas, las más frecuentes son la zona umbilical y en la zona inguinal. Esto se debe a que en estas zonas los músculos son más débiles de por sí. Además, las hernias ventrales pueden salir en zonas donde haya habido cirugía previa, y suelen estar cercanas a las zonas cicatriciales, en sus bordes y a veces en las propias cicatrices. Esto se debe a que estas zonas ya manipuladas quedan debilitadas frente a otras áreas. ¿Cómo duele una hernia? La hernia suele tener un dolor continuo no muy intenso que puede aumentar con ciertos esfuerzos. Es un dolor de tipo opresivo, cuando se estrangula la zona, el dolor se hace muy intenso y suele ir acompañado de vómitos. Si sobre una hernia se intensifica el dolor se debe de acudir a un centro hospitalario, ya que las hernias estranguladas precisan una atención quirúrgica urgente.
Escarlatina
Enfermedad

Escarlatina

¿Qué es la escarlatina? La escarlatina es una enfermedad producida por una bacteria cuando un paciente sufre amigdalitis estreptocócica , lo que provoca en el paciente una erupción en la piel de color rojo brillante, la cual se presenta en todo el cuerpo. Es también conocida por el nombre de fiebre escarlata , y es más frecuente en niños que en adultos. Se da en pacientes con amigdalitis estreptocócica. Se trata de una enfermedad de tipo leve que pertenece a la especialidad de enfermedades infecciosas. Tipos de escarlatina La escarlatina no se divide en diferentes tipos, ya que siempre es provocada por la bacteria Streptococcus del grupo A, conocida comúnmente como bacteria estreptococo. Causas de la escarlatina La causa principal por la cual se produce la escarlatina es debido a una infección bacteriana que expulsa una toxina, que a su vez provoca una erupción cutánea de tono rojizo generalizada por todo el cuerpo, así como otros síntomas. Esta bacteria es la misma que provoca la amigdalitis estreptocócica. Síntomas de la escarlatina El principal síntoma de la escarlatina es la erupción de color rojo que se manifiesta por todo el cuerpo del paciente, teniendo un aspecto similar a una quemadura por el sol. Otros síntomas son la llamada lengua de fresa , que provoca que se vea de color rojo e hinchada, con partes blancas. También se producen manchas en la cara marcando la zona de los labios con un anillo blanco. El resto de síntomas destacados son fiebre, dolor de garganta, ganglios inflamados o dolores de cabeza, entre otros. Tratamiento para la escarlatina Al tratarse de una enfermedad bacteriana, el paciente será tratado con antibióticos para eliminar la infección, siendo muy importante completar el periodo indicado de toma del antibiótico para evitar que haya complicaciones por no eliminarse correctamente la bacteria. También pueden recetarse al paciente cremas o medicamentos concretos para aplicar sobre las erupciones cutáneas y aliviar los síntomas, así como analgésicos para la fiebre y los dolores. Pruebas complementarias del tratamiento de escarlatina Para determinar si el paciente sufre escarlatina lo primero es realizar un examen físico , donde se le visualiza la garganta y las amígdalas. Después, se evalúa si existe inflamación en los ganglios de la zona de la garganta, y por último se analizan las manchas rojizas de la piel por la erupción cutánea. En algunos casos, el médico puede extraer una muestra de la parte de la faringe para realizar una analítica y ver si existe la presencia de las bacterias estreptocócicas. Factores desencadenantes de la escarlatina El principal factor desencadenante de la escarlatina o fiebre escarlata es la amigdalitis estreptocócica. Factores de riesgo de la escarlatina Esta enfermedad es más frecuente en niños que en adultos, sobre todo en edades comprendidas entre los 5 y los 15 años. Al transmitirse por fluidos como la saliva, hay más riesgo de contagio entre familiares y amigos. Complicaciones de la escarlatina Fiebre reumática. Infección de la bacteria en la piel, sangre, riñones… etc. Anomalías en el sistema nervioso y articulaciones. Prevención de la escarlatina Mantener una correcta higiene, sobre todo lavando las manos antes de ingerir alimentos. Evitar el uso compartido de cubiertos y/o alimentos. Al toser o estornudar taparse la nariz y la boca. Esterilizar los juguetes infantiles. Especialidades a las que pertenece la escarlatina La escarlatina es tratada por médicos de medicina general y los especialistas en enfermedades infecciosas. Preguntas frecuentes ¿Es contagiosa la escarlatina? Sí, se contagia a través de la saliva . Cuando entra en contacto la saliva de un paciente infectado con otra persona. Desde los primeros síntomas ya se puede contagiar, y no es hasta las 48 horas siguientes de iniciar el tratamiento antibiótico cuando deja de ser una enfermedad infecciosa. ¿Qué personas tienen más riesgo de sufrir escarlatina? La escarlatina se produce a raíz de una amigdalitis bacteriana que suele ser más frecuente en niños , y en personas que padecen amigdalitis frecuentes. ¿Cuánto tiempo dura la escarlatina? Desde el contagio hasta que se supera la enfermedad, la escarlatina tiene una duración de entre 15 y 20 días. ¿Cuál es el periodo de incubación de la escarlatina? El periodo de incubación se da entre los 2 y los 5 días previos a que aparezcan los primeros síntomas. ¿Puede haber escarlatina sin fiebre? Sí. Aunque la fiebre es un síntoma característico del estreptococo que produce la escarlatina, en algunos casos puede no manifestarse.  
Consultas online

Telemedicina 24h.
Olvida los riesgos, las esperas y desplazamientos.

Videoconsulta, Chat médico, consultas telefónicas... Tú decides.

Ver consultas online
1

Regístrate ahora y prueba un mes GRATIS de Savia Premium

Acceso ilimitado a nuestros servicios para que pruebes la experiencia Savia al completo.

Registrarte gratis
2

Después sigue con tu cuenta gratis o hazte Premium

Al acabar el mes, puedes disfruta Savia con la cuenta gratis o hacerte Premium por 59€ al año (o 10€ al mes) para tener consultas online inlimitadas.

Comparar todos los planes