Angiología y Cirugía Vascular

La especialidad
Artículos especializados
Enfermedades
Síntomas
Otros contenidos
Embolia
Enfermedad

Embolia

¿Qué es la embolia? La embolia es la obstrucción de un vaso sanguíneo por un trombo que se ha formado en otra parte del organismo , dando lugar a una falta de riesgo de la zona afectada. Las embolias pueden ser grasas, en este caso son secundarias a fracturas de huesos largos de gran tamaño, como puede ser el fémur, embolias de líquido amniótico como complicación del parto y, embolia ateromatosa, que es la más frecuente y se produce cuando una placa de ateroma se desprende dando lugar a una obstrucción en otra zona. Tipos de embolia Los tipos de embolia se pueden clasificar: Según el lugar donde se produce: embolia arterial o venosa, conforme afecte a una arteria o una vena. Según el órgano que afecte: embolia cerebral, embolia arterial cardiaca, o embolismo pulmonar. Según la causa: embolia grasa, embolia de líquido amniótico o embolia ateromatosa. Causas de la embolia La causa de la embolia es la obstrucción de la vena o la arteria por un coágulo de sangre, una placa de ateroma u otros factores. Esta causa no se genera en la zona que se obstruye, sino en otra localización del cuerpo y, a través del torrente sanguíneo, se desplaza hasta obstruir una determinada zona. Síntomas de la embolia El síntoma de la embolia, cuando esta es arterial, son los derivados de la falta de riego sanguíneo que se produce en la zona. En las embolias cerebrales se producen los ictus con afectación diferente según la zona dañada, pero, en general, con una hemiparesia. En el caso de embolias en una extremidad, se produce una cianosis (coloración azulada) de la zona afecta con un dolor intenso, que precisa retirar el émbolo lo antes posible para recuperar el riego sanguíneo y de esta forma recuperar la extremidad. En los casos de embolias en arterias cardiacas, da lugar a un infarto de miocardio . En las embolias pulmonares se produce una alteración en el riego sanguíneo pulmonar , lo que provoca una fatiga intensa y dolor en la zona torácica. Las embolias venosas profundas producen un aumento de tamaño, enrojecimiento, dolor y presencia de un cordón venoso en la zona afectada. Tratamiento de la embolia El tratamiento de la embolia es la retirada o lisis del coágulo, para restituir el flujo sanguíneo necesario . Se administran sustancias trombolíticas como la estreptoquinasa. También se puede realizar una embolectomía, extracción del coágulo por medio de una sonda que se introduce en la arteria afectada, tratando de disolver o extraer el émbolo. Además, se puede situar en la arteria un stent mediante una sonda. En algunos casos puede ser necesario realizar un by-pass, que es una técnica quirúrgica que realiza un nuevo recorrido para evitar la zona obstruida. Como tratamiento preventivo posterior, puede ser conveniente el uso de tratamientos anticoagulantes o de fármacos que evitan la agregación plaquetaria, como es el caso del ácido acetilsalicílico a bajas dosis. Pruebas complementarias de la embolia Entre las pruebas complementarias a realizar se encuentran las pruebas de imagen de la zona afectada mediante TAC o angiografía , también se puede realizar eco-doppler. Entre las pruebas analíticas está el dímero D, estudio del factor VIII y estudios de activación del plasminógeno. Factores desencadenantes de la embolia El factor desencadenante de la embolia es un coágulo de sangre o una embolia grasa o ateromatosa que obstruye una arteria . Factores de riesgo de la embolia Son factores de riesgo para una embolia la fibrilación auricular, la hipercoagulabilidad sanguínea (aumento del número de plaquetas), el parto en los casos de embolias por líquido amniótico y las fracturas de huesos largos como el fémur o húmero. Complicaciones de la embolia Las complicaciones de la embolia son el daño que se puede producir en la zona afectada por la falta de riego , dando lugar a una isquemia que puede concluir en la pérdida de la función del órgano o de una falta de él. En los casos de embolias cerebrales puede quedar una hemiparesia, una afasia (alteración en el habla), en las embolias de arterias cardiacas un infarto de miocardio y, en las extremidades, puede llegar a producirse una gangrena del área afectado. Prevención de la embolia El control adecuado del colesterol, de la glucemia y de la hipertensión, junto con el tratamiento anticoagulante y antiagregante plaquetario, son las medidas preventivas más importantes. Especialidades a las que pertenece Las embolias son tratadas en la parte quirúrgica por cirugía vascular y, en la parte médica de control de factores de riesgo, por medicina de familia, donde el médico debe realizar un control exhaustivo de los mismos. Preguntas frecuentes ¿Cuáles son los síntomas de la trombosis cerebral? Los síntomas de la trombosis cerebral dependen de la zona afectada por la misma. Los más comunes son la hemiparesia de una zona del cuerpo, derecha o izquierda, puede asociarse o no a alteración del habla, lo que se conoce como afasia. En los casos de hemiparesia se suele asociar a desviación de la comisura bucal y dificultad en la movilidad del párpado, en otras ocasiones, si la afectación es a otro nivel, se puede producir alteración al tragar, lo que da lugar a atragantamientos frecuentes del paciente y, puede aparecer también, en forma de vértigo mantenido. ¿Qué diferencia hay entre un ictus y un derrame cerebral? Realmente no hay diferencia entre ambas, es una forma más científica o más vulgar de denominar el daño neurológico a nivel cerebral, que se produce por una rotura de un vaso en cuyo caso se conoce como ictus o derrame hemorrágico o bien por obstrucción de un vaso conociéndose entonces como ictus por embolia . ¿Qué es lo que provoca una trombosis? La trombosis se provoca por el cierre u obstrucción de una arteria o vena. Las causas más frecuentes son las placas de ateromas, seguida de coágulos de sangre que se producen en la mayoría de los casos como consecuencia de una fibrilación auricular. ¿Cuáles son los tipos de embolia? Los tipos de embolia dependen de la causa del émbolo que lo produce. Émbolos grasos cuando se forma por grasa, émbolos por coágulos sanguíneos o embolia de líquido amniótico . ¿Qué es un coma inducido y para qué sirve? El coma inducido es la situación en la cual se procede a sedar de forma profunda al paciente , con el fin de reducir el consumo de oxígeno y otras sustancias por parte del cuerpo, permitiendo que el cerebro y el resto del organismo tengan una mejor recuperación. Se usa en especial en los casos de traumatismos cerebrales, para que haya un menor consumo de oxígeno por parte del cerebro y este tenga una menor inflamación como respuesta al trauma, permitiendo una recuperación óptima del paciente.
Flebitis
Enfermedad

Flebitis

¿Qué es la flebitis? La flebitis es la inflamación de las paredes de una vena , ya sea superficial o profunda. Dicha inflamación puede llevar asociada la formación de un coágulo en dicha zona. Tipos de flebitis Los tipos de flebitis son: Flebitis superficial: es la que se forma en las venas superficiales de las piernas, es poco peligrosa, y se ve fácilmente con un enrojecimiento y aumento de calor de la zona inflamada. Flebitis profunda: es la que afecta a las venas más profundas, tienen mayor riesgo para el paciente, suele precisar tratamiento anticoagulante para evitar que los coágulos profundos puedan desplazarse a otras zonas. Causas de la flebitis La causa de la flebitis puede ser la inmovilización, las venas dilatadas previamente, y las inyecciones intravenosas de ciertas sustancias, en especial, los antibióticos. Síntomas de la flebitis Los síntomas principales de la flebitis son dolor localizado, inflamación, enrojecimiento y, en el caso de las flebitis profundas, puede acompañarse de celulitis e incluso fiebre. Tratamiento de la flebitis El tratamiento de la flebitis es a base de analgésicos, antinflamatorios y ácido acetilsalicílico . En flebitis profundas, puede ser necesario además un tratamiento anticoagulante, con heparina de bajo peso molecular, seguido del uso de fármacos anticoagulantes durante los seis meses posteriores. Pruebas complementarias de la flebitis Las pruebas complementarias de la flebitis, además de pruebas analíticas para el control de la coagulación , son pruebas de imagen como el eco-doppler y la ecografía, también se pueden realizar pletismografías para ver el flujo sanguíneo. Factores desencadenantes de la flebitis Son factores desencadenantes de la flebitis todos aquellos procesos que dan lugar a la inmovilización del paciente , ya sea por cirugías o por traumatismos en los miembros inferiores. También se pueden producir en las extremidades superiores en caso de tratamientos con sustancias intravenosas, que pueden dañar las venas. Es especialmente importante en los casos de uso de antibióticos. Factores de riesgo de la flebitis El principal factor de riesgo de la flebitis es la inmovilidad, otros factores de riesgo será la presencia de venas varicosas, el embarazo, el consumo de anticonceptivos y el sobrepeso. Complicaciones de la flebitis Las complicaciones de la flebitis son la trombosis secundaria sobre la zona afectada, el hecho de que un trombo sobre una zona de flebitis puede desplazarse dando lugar a una embolia pulmonar y, por último, el síndrome postflebítico que es la inflamación y dolor permanente tras un episodio de flebitis aguda. Prevención de la flebitis La prevención de la flebitis es evitar la inmovilidad, de forma que aquellas personas que vayan a realizar viajes largos de avión o de coche deben moverse tras 2 o 3 horas de permanecer sentado, debiendo beber abundante agua para prevenir la deshidratación y no usar ropa ajustada durante el viaje, ya que puede impedir el movimiento sanguíneo de forma adecuada. En las personas hospitalizadas es necesario promover la movilización precoz para evitar esta complicación. Especialidades a las que pertenece La especialidad a la que pertenece es la cirugía vascular y, el nivel preventivo, puede ser labor tanto de las enfermeras en ámbito hospitalario, que deben evitar la inmovilidad del paciente, como de las recomendaciones preventivas por parte de todo el personal de atención primaria que deben dar las normas oportunas para los viajes largos a sus pacientes. Preguntas frecuentes ¿Qué es la flebitis mecánica? La flebitis mecánica es la producida por el uso de un catéter endovenoso. Muchas son las causas que pueden dar lugar a este proceso, unas son dependientes de ciertos medicamentos como son los antibióticos, especialmente abrasivos para las venas y, en otras ocasiones, el hecho de manipular una vía o que esta esté mal fijada puede dar ocasionar una flebitis. ¿Qué es la flebotrombosis? La flebotrombosis o tromboflebitis es una zona de inflamación de la vena. Sobre esta zona inflamada se produce un trombo venoso por la formación de un coágulo sanguíneo, lo que interrumpe el retorno venoso, haciendo que la zona duela, se ponga roja y se inflame . Secundariamente se puede infectar y producir una celulitis. Las tromboflebitis profundas tienen como efecto secundario la posibilidad de dar lugar a una trombosis pulmonar. ¿Qué hacer para mejorar la insuficiencia venosa? La mejora de la insuficiencia venosa puede realizarse evitando estar de pie durante mucho tiempo, en los casos de profesiones en que esto es necesario, se pueden usar medias de compresión. También es bueno realizar ejercicios poniéndose de puntillas y de talones de forma reiterada, esto facilita que la sangre se mueva por las contracciones musculares, no quedando en las zonas inferiores y evitando la formación de las varices. Tampoco es bueno permanecer sentado durante mucho tiempo, esto también produce un estasis venoso que favorece las varices. Los múltiples embarazos también facilitan la aparición de varices. No obstante, una parte de la producción de la insuficiencia venosa, es genética. Esta parte no puede ser controlada por el paciente, aunque las anteriores recomendaciones hacen que el proceso de insuficiencia venosa sea menor. ¿Por qué se forman coágulos en la sangre? Los coágulos en la sangre se forman para evitar las hemorragias. Cuando nos realizamos una herida y esta sangra, se forma un coágulo que evita que la herida siga sangrando. Los coágulos patológicos se pueden producir porque la sangre se aglutina al pasar por una zona parcialmente obstruida, pero también puede producirse en zonas de vasos con placas ateromatosas o zonas con inflamación de los vasos. ¿Qué secuelas deja una embolia pulmonar? La embolia pulmonar es la obstrucción de una arteria pulmonar secundaria a una tromboflebitis profunda. Los síntomas principales son la disnea y la disminución de la oxigenación pulmonar. Como secuela de una embolia pulmonar se puede producir un daño o infarto pulmonar, y esta zona del pulmón deja de realizar su acción de intercambio gaseoso de forma adecuada. Pese a ello, en la mayoría de ocasiones, no se producen secuelas tras una embolia pulmonar.
Angioma
Enfermedad

Angioma

¿Qué es un angioma? Un angioma es la proliferación o acumulación de los vasos sanguíneos . En la piel, suele darse en los capilares más finos, se conocen como angiomas planos y se dan especialmente en la cara y el cuello. Aparecen generalmente en el momento del nacimiento o en el primer año de vida, en caso de hemangiomas que afectan a órganos profundos suelen darse a partir de arteriolas de un calibre mayor que los capilares dérmicos. Tipos de angioma Existen diversos tipos de angioma: Angioma cavernoso: es un angioma más profundo, con un aspecto más azulado y el tejido donde se concentra tiene una apariencia esponjosa. Angioma mancha vino de oporto: es un angioma plano que se encuentra en la cara, está formado por capilares dilatados. Se asocia al síndrome de Sturge-Weber y pueden ser de tamaños variados, desde muy pequeños hasta ocupar la mitad del cuerpo. Angioma flammeus, también conocido como mancha salmón y como pico de la cigüeña: es una mancha que aparece en los recién nacidos, es hereditaria y se presenta en la nuca o en la zona media frontal. Cuando se sitúa en la zona frontal suele desaparecer por sí misma, en el caso de la nuca suele mantenerse. Angioma fresa: aumento de los vasos sanguíneos que se producen en la superficie de la piel, se presentan en la cara o en el cuello. Causas de un angioma La causa del angioma es la proliferación vascular de vasos pequeños de la dermis y de las arteriolas en el resto de órganos. En ambos casos da lugar a una masa de vasos que es el angioma . Síntomas de los angiomas El síntoma principal del angioma es el aspecto que da en la piel, con una mancha más rojiza o azulada , en los casos de angiomas en órganos internos se debe valorar si hay alteración en el normal funcionamiento del órgano, esta es la causa de tratarlo para lograr su desaparición. Otros síntomas se pueden presentar por las complicaciones en los mismos, como la ulceración o el sangrado y en algunos casos también se pueden infectar. Tratamiento de un angioma El tratamiento de un angioma puede realizarse mediante láser, tratando de quemar la zona, eliminando la proliferación vascular y también se puede tratar inyectando corticoides. En la mayoría de casos, no se trata, ya que suele disminuir de forma natural hasta su total desaparición. Los que aparecen en el nacimiento, llegan a regresar de forma espontánea hasta el 50 % de los casos . Pruebas complementarias de los angiomas En pacientes con angiomas planos y superficiales no es necesario ninguna prueba complementaria para estudiarlos . En pacientes con hemangiomas profundos, es necesario realizar ecografías o TAC para su control y seguimiento. Factores desencadenantes de angiomas No se conocen los factores desencadenantes de los angiomas . Factores de riesgo de angiomas No se conocen factores de riesgo de angiomas, salvo la edad, ya que son más frecuentes en niños y en el primer año de vida . Los angiomas flammeus suelen ser hereditarios. Complicaciones de angiomas Los hemangiomas presentan como complicaciones el sangrado, la ulceración de los mismos y las infecciones . En estos casos se debe acudir a un dermatólogo para  valoración. Prevención de angioma Los angiomas no son prevenibles. Especialidades a las que pertenece La especialidad a la que pertenece el angioma es dermatología, aunque los angiomas que pueden afectar a otros órganos como los angiomas renales, pertenecen a urología y los angiomas hepáticos a digestivo. Preguntas frecuentes ¿ Qué es el epitelioma basocelular ? El epitelioma basocelular es una lesión maligna que se desarrolla a partir de la capa de células basales de la piel y que se puede presentar en cualquier parte del cuerpo, pero sobre todo en zonas expuestas al sol como la cara y el cuello. Se relaciona con la exposición a la luz ultravioleta. Puede aparecer como un bulto o, por el contrario, como una lesión que no cicatriza. Es una lesión que puede reaparecer aún cuando se quita correctamente y puede ser agresiva localmente. En algunos casos puede ir hacia otros órganos, pero es menos frecuente. ¿Qué es el carcinoma espinocelular ? El carcinoma espinocelular es una lesión maligna, que parte de la capa queratinocítica de la piel y suele afectar a las zonas expuestas al sol. Se puede iniciar con una placa o una zona enrojecida que se convierte en lesión que no cura. Puede ser hiperqueratósica, ulcerarse e invadir el tejido circundante. No es frecuente que se disemine, pero puede suceder. ¿ Qué es un hemangioma ? Un hemangioma es una angioma o proliferación vascular, en general, de vasos de pequeño calibre que se desarrollan en forma de masa y que se transparentan a través de la piel, dando un aspecto rojizo o azulado, dependiendo de su profundidad. ¿ Qué es un angioma plano ? El angioma plano es la proliferación de vasos sanguíneos de pequeño calibre, que no sobreeleva la piel, sino que tiene un aspecto plano. Suele ser superficial y se sitúa preferentemente en la cara o el cuello. Se desarrolla en el primer año de vida del niño o aparece en el nacimiento, y en la mayoría de los casos desaparece sin tratamiento. ¿ Qué es un angioma en el ojo ? Un angioma en el ojo es una proliferación de vasos sanguíneos que se encuentran situados en este área. Puede dar lugar a un aumento de la presión intraocular, lo que origina un glaucoma si aumenta de tamaño, y también puede comprimir el nervio óptico. Los hemangiomas retinianos necesitan tratamiento con láser para no afectar a la visión.
Trombosis
Enfermedad

Trombosis

¿Qué es la trombosis? La trombosis consiste en la coagulación y formación de un trombo de sangre en el interior de las venas o el corazón. Los trombos son depósitos intravasculares compuestos por fibrina, hematíes, plaquetas y leucocitos. La formación del trombo es la consecuencia del desequilibrio entre los diferentes mecanismos que intervienen en la trombogénesis . Al desprenderse parte del trombo, puede viajar por todo el torrente sanguíneo formando un émbolo. Es un serio problema de salud pública en España, ya que presenta una mortalidad del 12% aproximadamente, con una alta incidencia de presentación en edades superiores a 65 años.  Los esfuerzos están en la prevención, ya que es 100% prevenible . Tipos de trombosis Existen diferentes tipos de trombosis: En relación al nivel de oclusión: Ocluyente: cuando el vaso queda totalmente obstruido. Mural: cuando la obstrucción del vaso es parcial. En relación a la ubicación del trombo: Trombosis de precipitación: producida principalmente en las arterias y el corazón, se basa en el desprendimiento de las plaquetas. Trombosis por coagulación: se forma en las venas y es producida por una mezcla de fibrina y plaquetas. Trombosis hialina: se crea en capilares, producida igualmente por fibrina y plaquetas. Causas de la trombosis La trombosis puede ser causada por múltiples factores: Enlentecimiento del flujo de sangre, la causa más frecuente es la inmovilización del cuerpo. Lesiones en la pared vascular causadas por heridas. Aumento de la coagulación sanguínea. Enfermedades neoplásicas que originan trombos. Síntomas de la trombosis Los síntomas de trombosis dependen de su localización, siendo las más frecuentes la trombosis venosa profunda, tromboflebitis y tromboembolismo pulmonar. Trombosis venosa profunda: se caracteriza por dolor, aumento de volumen o hinchazón en el miembro afectado, acompañado de sensibilidad al tacto y enrojecimiento de la piel. Tromboembolismo pulmonar: se presenta con dificultad para respirar, taquicardia, dolor torácico, hemoptisis (tos con sangre) e hipotensión arterial. Tromboflebitis: es una trombosis en una vena superficial, prácticamente presenta los mismos síntomas de la trombosis venosa profunda pero además existe calor, sensibilidad y visualización del trayecto venoso inflamado. Tratamiento de trombosis El tratamiento es a base de anticoagulantes, que pueden ser vía oral como la warfarina o acenocumarol, por vía subcutánea, como las heparinas sódicas o heparinas de bajo peso molecular como hibor o clexane, o los nuevos anticoagulantes orales entre los cuales destacan dabigatrán (Pradaxa), rivaroxabán (xarelto), apixaban (eliquis) o edoxaban (lixiana). La duración del tratamiento varía según la localización, profundidad de la trombosis y la historia clínica del paciente. Existen otras modalidades terapéuticas como el tratamiento trombolítico o fibrinólisis, dirigida por un catéter hasta el sitio de la trombosis y, por último, el tratamiento quirúrgico, que consiste en la colocación de filtros o embolectomías cuando los trombos son muy grandes o aparecen en sitios complicados. Pruebas complementarias de la trombosis Entre las pruebas complementarias de la trombosis destacan: Ecografía: se realiza sobre la zona en la que se sospecha trombosis, normalmente en miembros inferiores o superiores. Análisis de sangre: se mide una sustancia denominada DÍMERO D, la cual se encuentra elevada en paciente con trombosis, sobretodo en tromboembolismo pulmonar. También, antes del inicio del tratamiento con anticoagulantes, es importante realizar pruebas de coagulación y en casos en donde se sospeche alteraciones en la coagulación por problemas hereditarios, los marcadores que el especialista considere necesario. Tomografía computarizada o Resonancia magnética, para visualizar las venas, en ocasiones en 3D, y demostrar si tienen coágulos. Factores desencadenantes de la trombosis Los factores desencadenantes suelen ser los siguientes: Enlentecimiento de la circulación sanguínea. Daño en el endotelio (capa interna) de los vasos sanguíneos. Hipercoagulabilidad, es la mayor tendencia a formar coágulos. Factores de riesgo de la trombosis Son múltiples los factores de riesgo y, en ocasiones, los pacientes presentan más de uno de ellos: Trastornos de la coagulación hereditarios, lo que hace que la persona propensa al presentar otro factor de riesgo puede aumentar su incidencia de presentación, en ocasiones por si solas no producen trombosis. Reposo prolongado, al no ayudar la musculatura a la circulación sanguínea. Heridas o cirugías asociadas a procesos de cicatrización y activación de los factores de coagulación. Medicación hormonal, las píldoras anticonceptivas y la terapia de reemplazo hormonal favorecen en el organismo una activación del sistema de la coagulación, que puede propiciar una trombosis. Obesidad, el aumento del tejido lipídico conduce a un estado pro inflamatorio en el cuerpo con activación del sistema procoagulante, además del aumento de la presión en las venas de pelvis y piernas. Fumar, la nicotina es una sustancia procoagulante que afecta sobretodo a pacientes que ya tienen algún otro factor de riesgo. Neoplasias, ciertos tipos de cáncer como el de ovario o vejiga, excretan sustancias procoagulantes que pueden producir trombosis. Del mismo modo, el tratamiento con quimioterapia puede producir riesgo de trombosis. Insuficiencia cardiaca, el estasis venoso, la función cardiaca y pulmonar limitada hacen que este tipo de pacientes sean más propensos a sufrir trombos a nivel pulmonar. Enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedades como la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn con componente hereditario, al crear un estado inflamatorio, activan el sistema de coagulación produciendo trombosis sobre todo en el área intestinal y pulmonar. Edad, se ha evidenciado un aumento significativo de la incidencia de trombosis a partir de los 60 años. Complicaciones de la trombosis La complicación con mayor mortalidad es la embolia, esta es la migración del trombo al torrente sanguíneo, pudiendo llegar a los pulmones, cerebro o corazón.  Otra complicación muy severa es la sepsis (infección generalizada) que se origina cuando las bacterias colonizan el coágulo y este se transforma en un émbolo circulando por todo el torrente sanguíneo . Prevención de la trombosis La trombosis es una enfermedad que se puede evitar si se realizan las siguientes medidas de prevención: Uso de medias de compresión para acelerar el flujo sanguíneo en los vasos profundos de las extremidades inferiores. Caminar o realizar ejercicios moderados con las piernas. No fumar. Evitar estar sentado por tiempo prolongado, como por ejemplo durante viajes en avión o coche, realizando pequeñas paradas con recorridos para evitar el estasis sanguíneo. Ingerir la medicación que el médico indique para evitar la hipercoagulabilidad. Si se tiene reposo en cama, es importante mover las extremidades. Especialidades a las que pertenece Las especialidades a las que pertenece la trombosis son angiología y cirugía vascular, también medicina interna y, en ocasiones, hematología. Preguntas frecuentes ¿Qué produce la trombosis? La trombosis se produce por un aumento en la tendencia a formar coágulos y estos a su vez pueden migrar a diversas partes del cuerpo. ¿Qué es una tromboflebitis en la pierna? La tromboflebitis en la pierna es un proceso inflamatorio en una vena superficial que hace que se formen coágulos. ¿Cuál es la vitamina k y para qué sirve? Es una vitamina soluble que desempeña un papel importante en la coagulación, formación de huesos y prevención de una enfermedad cardiaca. En la coagulación, la vitamina K es fundamental para la síntesis de varios factores de la cascada de la coagulación. Algunos de los medicamentos que se utilizan como anticoagulantes orales, como la warfarina y el acenocumarol, son antagonistas de la vitamina K, por tanto, si se consume, puede haber variabilidad en la dosis respuesta del medicamento. ¿Qué es la tromboflebitis? La tromboflebitis es un proceso inflamatorio de una vena superficial en la que se produce trombosis a nivel de una o más venas. ¿Qué es el signo de Homans? Es un signo clínico para el diagnóstico de trombosis venosa profunda y consiste en la aparición de dolor en la pantorrilla cuando se hace dorsiflexión del pie en pacientes con trombosis.
Pancreatitis
Enfermedad

Pancreatitis

¿Qué es la pancreatitis? La pancreatitis es un proceso inflamatorio de la glándula pancreática (páncreas), de gran tamaño. Se ubica detrás del estómago y se encarga de fabricar jugos digestivos o enzimas que ayudan a descomponer los alimentos en la parte superior del duodeno o intestino delgado. El páncreas también es el encargado de producir insulina y glucagón, dos hormonas que ayudan a controlar los niveles de azúcar en sangre y que constituyen la principal fuente de energía del organismo. La pancreatitis se desencadena por la activación inapropiada de las enzimas pancreáticas, resultado de una autodigestión del páncreas. La inflamación puede ser súbita (aguda) o progresiva (crónica). Es más frecuente en hombres que en mujeres y suele aparecer entre los 30 y los 60 años. Es una enfermedad grave. Los casos leves de pancreatitis pueden desaparecer sin tratamiento , pero los casos graves pueden causar complicaciones potencialmente mortales. Tipos de pancreatitis Existen dos tipos de pancreatitis: Pancreatitis aguda : es un proceso inflamatorio agudo del páncreas con afectación variable de otros tejidos próximos y de órganos distantes, que se se produce generalmente por los cálculos biliares (piedras  en la vesícula biliar) o a un consumo excesivo de alcohol, fenómenos que pueden provocar una autodigestión del páncreas por las enzimas que produce. Tiene pocos días de duración. Pancreatitis crónica : es un proceso inflamatorio persistente (crónico) del parénquima y/o sistema ductal del páncreas, que tiene como consecuencia fibrosis y compromiso de sus funciones. Se debe generalmente a una repetición de la pancreatitis aguda. La ingesta  prolongada y excesiva de alcohol también puede ser la causa de la pancreatitis crónica. Causas de la pancreatitis La pancreatitis tiene lugar cuando las enzimas digestivas se activan mientras están en el páncreas, lo que irrita las células del páncreas y provoca inflamación. Cuando el páncreas funciona normalmente, las enzimas que segrega no se vuelven activas hasta alcanzar el duodeno. Pero, cuando el páncreas está inflamado, las enzimas se activan precozmente (mientras todavía están dentro del páncreas) y empiezan a atacar sus estructuras internas.   El tejido que recubre el interior del páncreas , encargado de fabricar enzimas, se lesiona debido a la actividad enzimática y, por lo tanto, deja de producir nuevas enzimas. Las causas principales de la pancreatitis en más de un 80% de los casos están provocadas por cálculos (piedras) biliares inadvertidas y el abuso del alcohol. Otras causas menos frecuentes son la genética, los traumatismos, o el consumo de algunos medicamentos, drogas o toxinas. Otro motivo es cualquier tumor o inflamación que obstruya el conducto que drena el páncreas. Síntomas de la pancreatitis Los síntomas de la pancreatitis incluyen: dolor en la zona abdominal superior , dolor abdominal que se extiende a la espalda, taquicardia, dolor abdominal que empeora después de comer, náuseas, fiebre, dolor con la palpación al tocarse el abdomen, vómitos, pérdida de peso de forma involuntaria, sangrado pancreático, que se manifiesta en manchas cutáneas similares a moratones en los costados o cerca del ombligo y heces de aspecto aceitoso y mal olor.   Tratamiento para la pancreatitis En los dos tipos de pancreatitis, no hay un tratamiento curativo . El de la pancreatitis aguda se enfoca en “dejar descansar” el páncreas mediante una dieta absoluta (no tomar nada) entre 2 y 4 días. Esto suele implicar la colocación de sonda nasogástrica y la administración de analgésicos intravenosos e hidratación por vena. En la pancreatitis crónica, el tratamiento es analgésico y se administran fármacos que ayuden a que las enzimas pancreáticas realicen adecuadamente su función. Hay que tener en cuenta que, en estos casos, con cada brote habrá más daños que irán limitando el funcionamiento del páncreas. Pruebas complementarias del tratamiento de la pancreatitis Para el diagnóstico y tratamiento de la pancreatitis es necesario realizar pruebas como: análisis de sangre para detectar niveles elevados de enzimas pancreáticas, tomografía computarizada para detectar cálculos biliares, ecografía abdominal para detectar cálculos biliares e inflamación del páncreas , o resonancia magnética para detectar anomalías en la vesícula, el páncreas y los conductos. Factores desencadenantes de la pancreatitis No se conoce un factor específico que pueda desencadenar este trastorno. Factores de riesgo de la pancreatitis Entre los factores que aumentan el riesgo de tener pancreatitis están: alcoholismo, cálculos biliares, ciertos medicamentos, fibrosis quística, antecedentes familiares de pancreatitis, niveles altos de calcio en la sangre, niveles altos de triglicéridos en la sangre , cáncer de páncreas, tabaquismo, sobrepeso y obesidad. Complicaciones de la pancreatitis Las complicaciones de la pancreatitis incluyen: Pseudoquistes. Insuficiencia renal . Problemas respiratorios . Diabetes. Desnutrición. Cáncer de páncreas . Prevención de la pancreatitis Para prevenir la pancreatitis es necesario: Evitar el sobrepeso . No tomar alcohol . Evitar el consumo de tabaco . Especialidades a las que pertenece la pancreatitis La pancreatitis pertenece a la especialidad de gastroenterología. La gastroenterología es la parte de la medicina que se ocupa del estómago y los intestinos y sus enfermedades, así como del resto de los órganos del aparato digestivo. Preguntas frecuentes ¿Cuál es la función del páncreas? El páncreas  es el encargado de fabricar jugos digestivos o enzimas, que ayudan a descomponer los alimentos en la parte superior del intestino delgado. El páncreas también es el encargado de producir insulina y glucagón, dos hormonas que ayudan a controlar los niveles de azúcar en sangre, la principal fuente de energía del organismo. ¿Por qué se inflama el bazo? El bazo se puede inflamar debido a muchas enfermedades , como infecciones, enfermedad hepática y algunos tipos de cáncer que pueden causar un aumento de tamaño del bazo. ¿Cuál es la función del bazo? El bazo forma parte del sistema linfático , que combate las infecciones y mantiene el equilibrio de los líquidos del cuerpo. Contiene los glóbulos blancos que luchan contra los gérmenes. El bazo también ayuda a controlar la cantidad de sangre del organismo y destruye las células envejecidas y dañadas. ¿Qué pasa si se rompe el bazo? Al romperse el bazo se produce un sangrado de este órgano, con lo consiguiente se produce una hemorragia interna. En algunas ocasiones, en el momento del traumatismo puede no ocurrir una rotura completa del bazo, si no una laceración o una rotura pequeña que produzca un pequeño sangrado. Existen otras causas de rotura de bazo aparte del traumatismo; esto puede ocurrir en enfermedades que produzcan una inflamación importante del bazo, de manera que se rompa la membrana que lo rodea, y por consiguiente aparece su hemorragia.
Coagulación Intravascular Diseminada
Enfermedad

Coagulación Intravascular Diseminada

¿Qué es la coagulación intravascular diseminada? La coagulación intravascular diseminada también conocida como coagulopatía de consumo y síndrome de desfibrinación, es una enfermedad en la que se forman coágulos de sangre y trombos que obstruyen las venas pequeñas. Esta circunstancia altera todo el proceso de coagulación y de la fibrinolisis (degradación natural de la fibrina para que no se produzcan trombos) porque se produce un aumento del uso de plaquetas, factores de la coagulación y de los inhibidores naturales, lo que provoca hemorragias y sangrados excesivos. Se presenta como una complicación secundaria a varias enfermedades y se caracteriza por la activación de la secuencia de coagulación, que conduce a la formación de trombos en toda la microcirculación.  El daño en la microcirculación se manifiesta como microangiopatía y fallo orgánico múltiple. No existe un perfil epidemiológico específico ya que va a depender de la enfermedad de base que lo provoque. Es una situación grave que, si no se trata a tiempo y de forma rápida, puede ser mortal. Tipos de coagulación intravascular diseminada Los tipos de coagulación intravascular diseminada son: Coagulación intravascular diseminada (CID) aguda: puede presentarse en forma de  hemorragia, trombosis o ambas. Es de presentación aguda en múltiples localizaciones, generalmente viene acompañada de petequias y púrpura. Se produce por una infección localizada, un traumatismo en los tejidos, por complicaciones obstétricas o sepsis (infección generalizada). Coagulación intravascular diseminada (CID) crónica: presenta menos manifestaciones clínicas y son alteraciones leves de los estudios de coagulación. La manifestación más frecuente es la trombosis. Las personas que padecen cáncer, embarazo con feto muerto y retenido, hepatitis, lupus eritematoso sistémico o nefropatías son más propensas a desarrollar este tipo de complicación. Coagulación intravascular diseminada (CID) localizada: puede presentarse tras un  hemangioma gigante, aneurisma de aorta abdominal, telangiectasia, púrpura trombocitopénica o rechazo agudo de un trasplante renal. Causas de la coagulación intravascular diseminada Las causas de la coagulación intravascular diseminada son: Sepsis e infecciones. Trauma y destrucción de tejidos. Calamidades obstétricas (desprendimiento de placenta, parto prematuro, aborto...). Neoplasias sólidas y leucemias. Cardiopulmonares. Vasculares (hemangiomas, aneurisma de aorta, pre-eclampsia). Fallo hepático severo. Reacciones inmunológicas y tóxicas (reacción transfusional, rechazo de trasplantes o venenos animales). Hemólisis, hipoxia, acidosis severa, hipotermia e hipertermia. Síntomas de la coagulación intravascular diseminada Los síntomas de la coagulación intravascular diseminada son: sangrado, posiblemente de muchas partes del cuerpo, coágulos de sangre, hematomas, hipotensión y presión arterial baja 90/60 mmhg o menos. Los síntomas generales son fiebre, acidosis, proteinuria, petequias, cianosis distal, hemorragia por sitios de punción, dolor abdominal, hemorragias ocultas en heces, hipoxemia, taquipnea, hematuria oliguria y hemorragia vaginal. Tratamiento de la coagulación intravascular diseminada No existe un tratamiento específico para tratar la coagulación intravascular diseminada. Lo importante es reconocer y tratar la enfermedad de base que está ocasionando el trastorno de la coagulación intravascular diseminada. Es más importante el tratamiento precoz de lo que la ha producido, que tratar de corregir de forma aislada un parámetro de la coagulación alterado. Los tratamientos complementarios pueden ser: Transfusiones de plasma para reponer los factores de coagulación de la sangre en caso de que se presente un sangrado excesivo. Hemoderivados (plasma, plaquetas, crioprecipitados y concentrados de factores) que no están indicados para corregir parámetros de laboratorio, pero sí en aquellos pacientes con alto riesgo de sangrado. Anticoagulantes (heparina) para prevenir la coagulación de la sangre si se está presentando una gran cantidad de coágulos. Agentes antifibrinolíticos : son eficaces en el bloqueo de la fibrinolisis por lo que pueden estar indicados en pacientes con fibrinolisis masiva. Hay que tener en cuenta que se deben administrar siempre con heparina. Pruebas complementarias para la coagulación intravascular diseminada Las pruebas complementarias para el diagnóstico de la coagulación intravascular diseminada se fundamentan en el cuadro clínico, en identificar las causas y en valorar los sangrados y/o trombosis. No existe ningún análisis o prueba que pueda ser considerado como específico ni tiene la suficiente sensibilidad y especificidad por sí sola. Las pruebas que se deben realizar son: Hemograma con recuento de plaquetas y resto de células sanguíneas. Análisis de frotis de sangre. Tiempo parcial de tromboplastina (TPT) Tiempo de protrombina (TP). Examen de fibrinógeno en sangre. Exceso de generación de plasmina, niveles elevados de PDF. Prueba de dímero D. Factores desencadenantes de la coagulación intravascular diseminada Los factores desencadenantes de la coagulación intravascular diseminada son la liberación del factor tisular o sustancia tromboplastina en la circulación y la lesión muy extendida de células endoteliales. Factores de riesgo de la coagulación intravascular diseminada Los factores de riesgo de la coagulación intravascular diseminada son: Sepsis , infección en la sangre por bacterias Gram(-) y Gram(+), Accidentes obstétricos como desprendimiento de placenta, parto prematuro, preeclampsia, eclampsia, mola hidatiforme o aborto. Infección por virus como VIH, hepatitis, varicelas o citomegalovirus. Quemaduras. Traumatismos. Neoplasias , especialmente ciertos tipos de leucemia. Mordeduras de víbora y picadura de araña. Enfermedades hepáticas. Inflamación del páncreas. Cirugías o anestesias recientes. Hemangioma grande (vaso sanguíneo que no está bien formado). Complicaciones de la coagulación intravascular diseminada Las complicaciones de la coagulación intravascular diseminada son: Hemorragia severa. Falta de circulación en órganos vitales, en las manos y en las piernas. Sepsis. Accidente cerebrovascular. Muerte. Prevención de la coagulación intravascular diseminada La prevención de la coagulación intravascular diseminada consiste en tratar la enfermedad de base que está desencadenado este trastorno. Especialidades a las que pertenece la coagulación intravascular diseminada La especialidad médica principal a la que pertenece la coagulación intravascular diseminada es la hematología, pero dependiendo la causa que la produce se pueden sumar otras especialidades. Preguntas frecuentes ¿Qué es una coagulopatía? La coagulopatía son trastornos hemorrágicos que afectan a la capacidad de coagulación normal (formación de coágulos) que tiene la sangre y que pueden estar causados por alteración de los vasos sanguíneos o por anomalías en la sangre. ¿Cuáles son los trastornos de coagulación? Los trastornos de coagulación o hemorrágicos son un grupo de afecciones en las cuales hay un problema con el proceso de coagulación sanguínea del cuerpo. Suelen ser a consecuencia de otras enfermedades, pero también pueden ser hereditarios o el efecto secundario de algunos medicamentos. Los trastornos de coagulación incluyen: Defectos adquiridos de la función plaquetaria. Defectos congénitos de la función plaquetaria. Coagulación intravascular diseminada (CID). Deficiencia del factor II. Deficiencia del factor V. Deficiencia del factor VII. Deficiencia del factor X. Deficiencia del factor XI (hemofilia C). Enfermedad de Glanzmann. Hemofilia A. Hemofilia B. Púrpura trombocitopénica idiopática (PTI). Enfermedad de Von Willebrand (tipos I, II, III). ¿Qué pasa si no coagula la sangre? Cuando la sangre no coagula lo que ocurre es que se tiene alterado el mecanismo de coagulación de la sangre. La persona puede sufrir severas hemorragias internas y externas ante mínimas lesiones o golpes. ¿Cuál es el tiempo normal de coagulación? La prueba del tiempo de protrombina (TP) mide el tiempo que tarda en formarse un coágulo en una muestra de sangre. Se mide en segundos . La mayoría de las veces los resultados se dan como “índice internacional normalizado (IIN)”. El rango normal para del tiempo de coagulación (TP) es de 11 a 13.5 segundos aproximadamente y el IIN de 0.8 a 1.1 segundos.  
Diarrea del Viajero
Enfermedad

Diarrea del Viajero

¿Qué es la diarrea del viajero? La diarrea del viajero, diarrea del turista o gripe intestinal, es un trastorno digestivo infeccioso de carácter leve que se manifiesta con heces blandas o líquidas y calambres abdominales. Afecta entre a un 20 y 50% de las personas que viajan a países con mal control higiénico-sanitario como por ejemplo zonas tropicales y subtropicales de África, Iberoamérica y el sureste asiático. Puede aparecer durante o después de regresar del viaje. No es una afección grave pero sí muy molesta, que suele durar entre 2-3 días, hasta que el organismo se acostumbra al cambio de los microorganismos y el medio ambiente del lugar. Puede provocar alteraciones en nuestro viaje por la necesidad, a veces, de estar en cama. El número de deposiciones será más de cuatro en 24 horas y de aspecto líquido o blando. Causas de la diarrea del viajero Las causas de la diarrea del viajero son normalmente consumir a limentos y/o bebidas contaminadas con organismos provenientes de la materia fecal, sustancias tóxicas o comidas en mal estado. Generalmente se deben a bacterias, virus, o parásitos , siendo los más comunes Escherichia coli, Shigella, Salmonella, Campylobacter, y Giardia lamblia. La más común es la bacteria Escherichia coli , que se adhiere  a las paredes del intestino, liberando una toxina que provoca diarrea y calambres abdominales. Síntomas de la diarrea del viajero Los síntomas comienzan a los 2 ó 3 días de estancia: Heces sueltas más de 4 veces al dia. Necesidad urgente de defecar. Fiebre alta. Náuseas y vómitos, dolor abdominal tipo calambre. Sangre y moco en las heces. Signos de deshidratación como sequedad de piel, orina oscura y escasa, sed y llanto sin lágrimas. Somnolencia. Tratamiento de la diarrea del viajero La mayoría de veces se resuelve con tratamiento dietético en unos dias. Rehidratación : es importante hidratarse ante los primeros síntomas para evitar la deshidratación. Dieta : se deben tomar alimentos astringentes, evitando la leche y los derivados lácteos. Antidiarreicos : su efecto es el de disminuir la motilidad intestinal. Se toma un comprimido después de cada deposición, pudiéndose ingerir hasta 8 comprimidos al día. Antibióticos : solo se deben usar bajo prescripción médica. Los más usados son Ciprofloxacino , Rifaximina y Levofloxacina . Pruebas complementarias de la diarrea del viajero En un principio no es necesario realizar ninguna prueba para realizar un diagnóstico. Solo con la sintomatología es suficiente. Factores desencadenantes de la diarrea del viajero Comer y beber agua contaminada con microorganismos de materia fecal que ingresan en nuestro aparato digestivo y liberan una toxina que altera el sistema inmunológico, provocando diarrea y calambres abdominales. Los microorganismos se transmiten por contacto fecal-manos-boca, mala limpieza en cocinas y mala higiene de las manos de los manipuladores de alimentos. Factores de riesgo de la diarrea del viajero Viajar a zonas con menos control higiénico-sanitario. Personas jóvenes : uno de los motivos puede ser que al ser más aventureros, están  más despreocupados por los alimentos que ingieren o dónde se hospedan Niños y ancianos: por tener el sistema inmunológico debilitado. Personas con el sistema inmune alterado. Personas en tratamiento con antiácidos, porque disminuyen la capacidad de resistencia a los gérmenes. Personas con enfermedades como diabetes, enfermedades inflamatorias del intestino, o SIDA. Personas que estén con medicación que altere las defensas. Viajar en determinadas estaciones como en verano o en épocas de monzones. Complicaciones de la diarrea del viajero La complicación de la diarrea es la deshidratación , ya que debido a la pérdida de  líquido y sales minerales se suele producir. Esto puede desembocar en daño de algún órgano, coma, e incluso la muerte. Hay que tener especial cuidado con niños y personas mayores. Prevención de la diarrea del viajero No consumir alimentos vendidos en la calle. Beber agua embotellada y evitar las bebidas con hielo. Evitar beber leche y  productos lácteos sin pasteurizar, incluido el helado. Evitar la carne, el pescado y los mariscos crudos o poco cocidos. Mantenerse lejos de alimentos húmedos a temperatura ambiente, como salsas y cremas. Comer alimentos que estén bien cocidos y que requieran poca manipulación en su preparación. Comer frutas y vegetales que puedas pelar tú mismo, como plátanos, naranjas y aguacates. Evitar las ensaladas y las frutas que no se pelan, como uvas. No bañarse en aguas contaminadas. Enjuagarse y lavarse los dientes con agua embotellada y no abrir la boca bajo la ducha. Usar platos, cubiertos y utensilios de cocina limpios y secos antes de usarlos. Lavarse las manos con frecuencia y siempre antes de comer. Si no es posible lavarse las manos, usar algún gel sanitizante o desinfectante de manos a base de alcohol, que tenga por lo menos un 60% de dicha sustancia. Especialidades a las que pertenece El médico que atiende las diarreas del viajero es el medico de atencion primaria. Preguntas frecuentes: ¿Cuánto suele durar la diarrea del viajero? La diarrea del viajero suele durar entre 2 y 3 días. ¿En qué países será más alta la probabilidad de coger la diarrea del viajero? Hay más probabilidad de tener diarrea en los países con menor control higiénico-sanitario y en vías de desarrollo, como zonas de América Central y del Sur, México, África, Medio Oriente y la mayor parte de Asia. ¿Hay alguna vacuna contra la diarrea del viajero? Hay vacunas para prevenir las enfermedades que se transmiten por los alimentos o el agua contaminada, y se recomienda su vacunación para viajar a determinados países. Las vacunas son: hepatitis A, fiebre tifoidea, cólera y Escherichia coli enterotoxigénico. ¿Qué remedios caseros hay para la diarrea del viajero? Lo principal y más importante es evitar la deshidratación bebiendo agua con limón o con una cucharadita de bicarbonato de sodio, caldo de pollo, infusiones de cola de caballo, de tomillo o de semillas de lino. También es bueno consumir 3 bananas al día, puré de patata, pollo cocido, arroz...etc. ¿Cómo puedo prevenir la diarrea del viajero? Extremando las medidas de higiene: lavarnos las manos con frecuencia y antes de comer. Beber agua embotellada, comer solo alimentos envasados, cocinados y que no sean de venta ambulante, evitar los productos lácteos, las frutas sin piel y las verduras, procurar no chuparnos las manos...etc.  
Demencia Vascular
Enfermedad

Demencia Vascular

¿Qué es la demencia vascular? La demencia vascular también llamado demencia multiinfarto, se define como el deterioro cognitivo secundario a lesiones cerebrales causadas por enfermedades cerebrovasculares (ECV), con intensidad suficiente para interferir las actividades de la vida diaria. Es una pérdida gradual y permanente del funcionamiento cerebral que ocurre con ciertas enfermedades. Afecta la memoria, el pensamiento, el lenguaje, el juicio y el comportamiento . Es normalmente producida por múltiples y pequeños infartos cerebrales (demencia multiinfarto). En termino general los problemas con el razonamiento, la planificación, el discernimiento, la memoria provocados por el daño cerebral a causa de un flujo sanguíneo insuficiente al cerebro. La demencia vascular es la segunda forma más común de la demencia, después del Alzheimer. Es más frecuente en personas de más de 65 años. Se estima que es responsable del 10% al 20% de los casos de demencia. Tipos de demencias Además de la demencia vascular existen más tipos de demencia, entre los cuales podemos encontrar: Enfermedad de Alzheimer: se trata de una enfermedad neurodegenerativa y por tanto progresiva que afecta a las neuronas de la corteza cerebral y de zonas próximas. Suele iniciarse con una pérdida de la memoria reciente y de la capacidad de aprendizaje, afectando posteriormente a la memoria remota y ocasionando un progresivo deterioro cognitivo y funcional que concluye con el fallecimiento del paciente en un plazo de tiempo variable pero que puede alcanzar hasta los diez años desde el momento del diagnóstico. Demencia por cuerpos de Lewy: se caracteriza por la formación en distintas zonas del cerebro de depósitos anormales de proteínas que afectan a la actividad de determinados neurotransmisores y, como consecuencia, alteran el comportamiento, la percepción y el pensamiento de los pacientes. El deterioro cognitivo se produce lenta y progresivamente, pero lo más característico de este tipo de demencia es que éste no es constante, sino que fluctúa, en ocasiones mejorando y en otras intensificando. Enfermedad de Pick: también se la conoce como demencia fronto-temporal por la localización (lóbulos frontal y temporal) de las lesiones cerebrales causadas por la presencia de cuerpos y células de Pick (una forma anormal de la proteína tau). Esta enfermedad aparece habitualmente entre los 45 y los 65 años y la demencia que causa afecta fundamentalmente al área del comportamiento, las emociones y las habilidades sociales, aunque también se ven afectadas la capacidad de leer y escribir, la memoria y el tono muscular. Causas de la demencia vascular Los accidentes cerebrovasculares que bloquea una arteria cerebral suelen causar una variedad de síntomas que pueden comprender la demencia vascular. Sin embargo, algunos accidentes cerebrovasculares no causan síntomas evidentes. Aun así, estos infartos cerebrales silenciosos aumentan el riesgo de sufrir demencia. Tanto en los accidentes cerebrovasculares silenciosos como en los evidentes, el riesgo de padecer demencia vascular aumenta con la cantidad de infartos que se producen con el tiempo. Los trastornos que estrechan los vasos sanguíneos cerebrales o los que les infligen daño a largo plazo también pueden provocar demencia vascular. Estos trastornos comprenden el desgaste asociado con el envejecimiento, la presión arterial alta, el endurecimiento de las arterias, la diabetes , el lupus eritematoso, la hemorragia cerebral y la arteritis temporal. Síntomas de la demencia vascular Los síntomas de la demencia vascular varían según la parte del cerebro en donde el flujo sanguíneo se ve afectado. Los síntomas suelen coincidir con los de otros tipos de demencia, en particular, los de la enfermedad de Alzheimer. Los síntomas de la demencia vascular pueden ser más evidentes cuando se producen de forma repentina después de un accidente cerebrovascular. Algunos síntomas pueden incluir: Problemas de memoria , confusión. Problemas para prestar atención y para concentrarse. Menor capacidad para organizar los pensamientos o las acciones. Disminución de la capacidad para analizar una situación, desarrollar un plan eficaz y comunicarlo a otros. Inquietud y agitación . Progresión escalonada, con curso fluctuante y deterioros súbitos. Síntomas y signos neurológicos como disminución de fuerza o parálisis. Problemas de concentración. Depresión asociada a la demencia. Crisis epilépticas. Episodios de confusión aguda. Cambio en los patrones de sueño , como despertarse con frecuencia por la noche. Olvidar detalles acerca de hechos actuales. Entre otros síntomas. Tratamiento de la demencia vascular El tratamiento de la demencia vascular, a pesar de que el daño cerebral causado por la demencia vascular no suele revertir, sí es posible lentificar su progresión actuando sobre los factores de riesgo cardiovascular como: Tratar la hipertensión , diabetes, colesterol alto y problemas cardíacos. Prevenir nuevos ictus con tratamiento antiagregante o anticoagulante. A veces, controlar las enfermedades que afectan la salud esencial del corazón y de los vasos sanguíneos puede disminuir la velocidad a la que empeora la demencia vascular y también puede prevenir un deterioro mayor. Adoptar un estilo de vida más sano cómo dejar de fumar, realizar ejercicio regularmente, tomar una dieta equilibrada y beber alcohol con moderación. Recibir soporte rehabilitador como fisioterapia, terapia ocupacional y del lenguaje para obtener las máximas posibilidades de mantener las funciones perdidas. Pruebas complementarias de la demencia vascular El diagnóstico y tratamiento se realiza mediante la historia clínica, interrogando al paciente y a un informador fiable sobre la sintomatología y situación funcional, junto con la exploración neurológica y, sobre todo, la exploración neuropsicológica (se realizan una serie de test para conocer el estado de las funciones cognitivas -memoria, atención, lenguaje, etc, que están alteradas). Se debe realizar una analítica completa que descarte otras causas de demencia. Las pruebas radiológicas tomografía axial computarizada craneal o resonancia magnética cerebral y de medicina nuclear ponen de manifiesto la patología vascular cerebral que apoya el diagnóstico. Factores desencadenantes de la demencia vascular Un accidente cerebrovascular (infarto) que bloquea una arteria cerebral o un estrechamiento o daño crónico de los vasos sanguíneos cerebrales son factores que podrían desencadenar la demencia vascular. Factores de riesgo de la demencia vascular Entre los factores que aumentan el riesgo de padecer demencia vascular están: Edad avanzada , el riesgo de sufrir demencia vascular crece a medida que se envejece. El trastorno es poco frecuente antes de los 65 años y el riesgo aumenta en forma considerable a medida que se alcanza los 80 y los 90. Antecedentes de ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares o pequeños accidentes cerebrovasculares. Nivel de colesterol alto. Presión arterial alta. Diabetes Fumar Obesidad La fibrilación auricular aumenta el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares dado que se envía un flujo sanguíneo deficiente hacia el cerebro y el resto del cuerpo. Complicaciones de la demencia vascular Las complicaciones de la demencia vascular incluyen: Accidentes cerebrovasculares futuros. Pérdida de la capacidad para desempeñarse o cuidarse. Pérdida de la capacidad para interactuar con los demás. Neumonía, infecciones urinarias, infecciones cutáneas. Prevención de la demencia vascular Para prevenir esta enfermedad es necesario: Manejo de la hipertensión arterial. Controlar el peso. Dejar de consumir tabaco. Reducir grasas saturadas y la sal en la alimentación. Especialidades a las que pertenece La demencia vascular pertenece a la especialidad de neurología, es la especialidad médica que se encarga de la anatomía, la fisiología y las enfermedades del sistema nervioso. Preguntas frecuentes ¿Cuáles son las causas de la demencia? Hay varias causas de la demencia y de la demencia como síntomas. Éstos podían ser debido a las enfermedades y a los desórdenes subyacentes o debido a la influencia de drogas y del alcohol . La demencia ocurre debido a la baja de la función del cerebro que ocurre con ciertas enfermedades. Puede afectar a varias funciones del cerebro tales como memoria, pensamiento, lenguaje, formulación de planes, comportamiento y juicio. Las demencias son generalmente progresivas y empeoran con tiempo, también son degenerativas y no reversibles. La demencia es una enfermedad que provoca el deterioro de la memoria y otras capacidades del razonamiento relacionadas con el lenguaje, la percepción o el juicio. Estos síntomas, producidos por una falta de comunicación en las células nerviosas, interfieren en la vida cotidiana del paciente y, en las fases más avanzadas, lo convierten en dependiente. La enfermedad de Alzheimer es el tipo de demencia más frecuente , pero puede aparecer a edades más tempranas y sus síntomas se van agravando a medida que progresa la patología, implicando, en algunos casos, la muerte del paciente, factor que la demencia no tiene porqué conllevar. ¿Qué es la demencia mixta? La demencia mixta comprende un tipo de demencia donde el paciente presenta características tanto de la demencia vascular como de enfermedad de Alzheimer, incluso, en algunos casos también existen signos cerebrales semejantes a los de la demencia con cuerpos de Lewy. ¿A qué edad suele empezar la demencia? La demencia por lo regular ocurre a una edad avanzada . La mayoría de los tipos son poco frecuentes en personas menores de 60 años. El riesgo de padecer esta enfermedad aumenta a medida que una persona envejece. ¿Cuáles son los primeros síntomas del Alzheimer? Al principio, es posible que los únicos síntomas de la enfermedad de Alzheimer que se observen sean una mayor falta de memoria o una confusión leve . Con el tiempo, sin embargo, la enfermedad quita más memoria, especialmente, recuerdos recientes.  
Varices
Enfermedad

Varices

¿Qué son las varices? Las varices, también conocidas como venas varicosas o insuficiencia venosa crónica, son dilataciones venosas que se caracterizan por ser tortuosas, que no permiten el retorno venoso al corazón y que pueden aparecer en algunas partes del cuerpo pero afectan mayormente a los miembros inferiores. Es una patología muy común, siendo más habitual en mujeres que en hombres. Esta enfermedad si no se trata a tiempo puede desencadenar complicaciones más graves. Tipos de varices Existen diferentes tipos de clasificar las varices. El principal es: Varices superficiales: son las más frecuentes, conocidas como telangiectasias o arañas vasculares. Son varices de pequeño tamaño y muy visibles, normalmente no tienen más problemas que el estético. Varices tronculares : son venas dilatadas que pueden ser visibles o no. Son las que mayor problemas provocan ya que producen dolor, hinchazón, cambios de coloración en la piel y en algunos casos úlceras que son difíciles de tratar y pueden infectarse con facilidad. Causas de tener varices Las causas de las varices suelen originarse por la debilidad de la pared de las venas . Las venas tienen en su interior unas válvulas que impiden que la sangre retroceda, y cuentan además con la colaboración de los músculos de las piernas que, al contraerse, ayudan a empujar la sangre, estableciendo un sentido único hacia el corazón. Si las válvulas están débiles o dañadas, la sangre puede detenerse y acumularse en las venas. Esto hace que las venas se hinchen, lo que puede conducir a venas varicosas. Otras causas para desarrollar varices son los antecedentes familiares o hereditarios, la tromboflebitis , en este caso son trombos, o lo que es lo mismo, coágulos, los que dificultan la circulación. Esta situación puede darse, por ejemplo, tras prolongados periodos de reposo en cama. El embarazo, las varices que aparecen durante el período de gestación son secundarias y tienden a desaparecer entre dos y tres semanas después del parto. Síntomas de las varices Los síntomas de las varices son: pesadez y cansancio en las piernas, visualización de varices con venas visibles, hormigueos al permanecer en la misma posición, calambres nocturnos, dolor , hinchazón o edema de los pies y tobillos, coloración de la piel.  En fases más avanzadas de la enfermedad pueden aparecer úlceras venosas, sensación de calor o picores. Tratamiento contra las varices El tratamiento contra las varices va a depender de la gravedad de cada caso. En los más leves y donde la sintomatología no existe o es poca se opta por un tratamiento conservador no quirúrgico, que consiste en aliviar los síntomas y retrasar el progreso de la enfermedad. Farmacológico, en los casos leves se pueden utilizar algunos medicamentos flavonoides que favorecen el tono de las venas y firmeza a las mismas. Por otro lado se pueden administrar analgésicos, antiinflamatorios, anticoagulantes de uso tópico etc. Cirugía para tratar las varices, como el método tradicional o stipping, que consiste en eliminar las venas afectada seleccionandolas entre dos ligaduras realizadas en sus extremos y extirparlas por tracción. Microcirugía , es una técnica más moderna en la que se elimina solo los trayectos venoso afectados, mediante incisiones mínimas. Escleroterapia , no todas las varices pueden tratarse con esta técnica. Consiste en la irritación de las paredes anteriores de las venas, de manera que estas se cierren por sí misma con la cicatrización. Pruebas complementarias del tratamiento contra las varices Las pruebas complementarias o diagnósticas del tratamiento contra las varices, después del médico realizar una historia clínica y exploración física , que ayuda a ver el problema y sobre todo el grado o tipo de varices son. El eco-Doppler: es una técnica que combina la ecografía (para ver las venas y arterias en su trayecto y comprobar las alteraciones que puedan sufrir en su interior), que muestra el flujo venoso y sus anomalías. Está prueba debe realizarse con el paciente de pie y tumbado. es una prueba no dolorosa y que no necesita preparación previa. Flebografia: consiste en inyectar un contraste yodado en la vena y luego realizar una radiografía. Solo se utiliza en casos muy puntuales, ya que es una prueba que suele ser dolorosa y presenta riesgos innecesarios para el paciente. Factores de riesgo de las varices Existen factores desencadenantes que incrementan el riesgo de desarrollar varices como son la edad , que aumenta el riesgo de padecerlas, el sexo , ya que son más frecuentes en la mujer, la obesidad, el embarazo, los tratamientos hormonales , la vida sedentaria (falta de ejercicio), antecedentes hereditarios familiares y profesiones de riesgo, que son todas aquellas donde las personas tienen que estar más de 6 horas pie o sentado. Complicaciones del tratamiento contra las varices Entre las complicaciones de las varices están: Cambios en la piel. Hemorragias que se producen por la ruptura de las venas varicosas. Ulceras varicosas. Flebitis superficial (es la inflamación de una vena varicosa). Infecciones. Trombosis de las venas varicosas (formación de un coágulo en el interior de las venas varicosas y se da conjuntamente con la flebitis superficial). Prevención de las varices La prevención de las varices es importante cuando se tienen antecedentes familiares de varices, o existen factores de riesgo que pueden hacer su posible aparición. Para prevenir las varices es necesario: Evitar el sobrepeso Controlar el estreñimiento Realizar ejercicio físico de forma regular. No utilizar ropa muy ajustada. No permanecer de pie mucho tiempo sin moverse Evitar altas temperaturas. Realizar masajes diarios en las áreas donde puedan aparecer las varices. Especialidades a las que pertenecen las varices Las varices pertenecen a las especialidades de Angiología y Cirugía Vascular. Existe una subespecialidad, denominada Flebología, que se ocupa de las enfermedades venosas, entre las que se encuentran las varices. Preguntas frecuentes: ¿ Cómo se llama el médico que trata las varices ? El especialista que trata las varices se llama f lebologo , es un médico que estudia el estado de las venas. ¿ Solo salen varices en las piernas ? Las varices no solo salen en las piernas, habitualmente las varices aparecen en las mismas, pero pueden surgir también en otras zonas del cuerpo como el esófago, la región anal o en los testículos. ¿ Hay remedios caseros para evitar las varices ? Si existen remedios caseros para evitar las varices, como plantas medicinales con propiedades venotónicas que ayudan a la prevención y al tratamiento de las varices. Entre estas plantas están: castaño de Indias, rusco, vid roja, ginkgo biloba y hamamelis. Se suelen administrar por vía oral o aplicarse en forma de geles y cremas con efecto frío. Pero se recomienda siempre acudir al especialista y buscar una solución médica. ¿ Es verdad que son genéticas las varices ? Sí, es verdad que son genéticas las varices. Son causadas por la insuficiencia venosa, condición que sugiere una carga genética de 97% de probabilidad de desarrollarlas. ¿ Qué es la escleroterapia ? La escleroterapia es un tratamiento mínimamente invasivo usado para tratar las venas varicosas y de araña. En el procedimiento se inyecta una solución directamente en las venas afectadas que hace que se encojan, y a la larga desaparecen.

Videoconsulta médica gratis

Solo por registrarte te regalamos un mes de Savia Premium para que lo pruebes.

Reservas una cita
Preparamos la consulta
Solucionas todas tus dudas
Regístrate