Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
Artículos especializados
Enfermedades
Síntomas
Otros contenidos
Autismo
Enfermedad

Autismo

¿Qué es el autismo? El autismo, más correctamente denominado trastorno del espectro autista, es un fenómeno psicopatológico caracterizado por presentar un conjunto de alteraciones heterogéneas del desarrollo neurológico, que producen una serie de dificultades para la interacción social , la comunicación, alteraciones de la conducta y la flexibilidad del pensamiento con patrones de conducta repetitivos. Los pacientes se muestran con tendencia al ensimismamiento y el desinterés por el mundo que les rodea. Es un trastorno frecuente, ya que, según la organización mundial de la salud, se estima que afecta a 1 de cada 160 niños, incidiendo más en la población masculina, sin que haya influencia de la raza, etnia o grupo socioeconómico al que pertenece el paciente. Dependiendo del grado de afectación que se produzca, puede ser un trastorno grave que limita de forma muy importante la vida del paciente. Tipos de autismo Además de la forma clásica de autismo, existen otras formas menores de expresión de la patología en las que los pacientes desarrollan el lenguaje de forma adecuada y no presentan retraso mental. Algunos pueden llegar a mostrarse superdotados en algunas áreas del desarrollo, pero tienen formas no funcionales de comportarse y relacionarse con su entorno, lo que dificulta sus relaciones sociales, limitándose de forma importante. A este grupo de expresión de autismo sin deficiencia cognitiva pertenece el síndrome de Asperger. Causas del autismo La causa del autismo no se conoce con exactitud. Sí se sabe que existe una clara influencia genética que se combina con la acción de diferentes factores ambientales, precipitando en conjunto la aparición de la enfermedad. Síntomas del autismo Los síntomas principales son: la afectación de la interacción social, escasa actividad imaginativa, alteración de la comunicación verbal y no verbal, con posible alteración o limitación del lenguaje, así como aparición de comportamientos estereotipados y repetitivos, intereses restringidos y conductas poco flexibles . Puede existir discapacidad cognitiva o asociación a otras enfermedades como el síndrome del X-frágil, Síndrome de Down, esclerosis tuberosa, alteraciones de la audición, etc. Tratamiento del autismo No existe ningún tratamiento curativo para el autismo, sin embargo, se sabe que la instauración temprana de terapias de intervención psicoeducativa, terapia conductual, tratamientos farmacológicos cuando se precisan, o la aplicación de programas de capacitación para padres de pacientes, se asocia a una mejoría en los procesos adaptativos, cognitivos y lingüísticos. Pruebas complementarias del tratamiento del autismo No existe ningún test o prueba diagnóstica específica que determine la presencia de la enfermedad. El diagnóstico se realiza mediante la exploración clínica del paciente, pudiéndose apoyar el médico en cuestionarios para la evaluación de la presentación de estos síntomas, como el Modified Checklist for Autism in Toddlers . Factores de riesgo que pueden desencadenar el autismo Factores genéticos, tener hermanos con la enfermedad. En la actualidad se están desarrollando múltiples estudios para evaluar la influencia de los factores ambientales (exposición a sustancias químicas, alteraciones metabólicas, radiaciones., etc), en el desarrollo de la enfermedad en individuos genéticamente predispuestos, aunque no hay aún una descripción clara de cuáles son estos factores. Complicaciones del tratamiento del autismo Deterioro crónico de las relaciones interpersonales y sociales. Afectación y alteración de la vida familiar del paciente. En algunos casos, puede existir una discapacidad grave que produzca la dependencia total del paciente de los familiares o cuidadores. Sufrimiento de estigmatización y discriminación social. Prevención del autismo Los trastornos del espectro autista son enfermedades que no se pueden prevenir . Al contrario de lo que la creencia popular transmite a veces, no se ha demostrado científicamente una asociación con la administración de vacunas, intolerancias alimentarias (gluten, caseína), o intoxicación por metales pesados (mercurio, plomo). Especialidades a las que pertenece el autismo La asistencia sanitaria de estos pacientes se realiza por un equipo multidisciplinar . Además, existen apoyos educativos y sociales. En el ámbito médico pediatras, psiquiatras, psicólogos clínicos, neurólogos, o profesionales de enfermería. En el ámbito educativo intervienen los equipos de orientación y evaluación educativa y en el área social intervienen los centros de valoración y orientación. Preguntas frecuentes: ¿El autismo es siempre una enfermedad de nacimiento? La hipótesis más aceptada en la comunidad científica es que los trastornos neurológicos del espectro autista aparecen durante el embarazo , por lo que la enfermedad suele estar ya presente en el nacimiento. ¿Hay muchos grados de autismo? Sí, los trastornos del espectro autista son un grupo heterogéneo de enfermedades en las que existen diferentes grados de presentación de las alteraciones clínicas. ¿Qué significa “estar en el espectro”? Significa que el paciente tiene síntomas y signos que corresponden a alteraciones con distinto grado de presentación de este tipo de patologías. ¿Es verdad que las vacunas infantiles pueden crear autismo? No, científicamente no se ha demostrado que el uso de alguna vacuna de las que actualmente se utilizan produzca autismo. Esa afirmación es un concepto habitualmente utilizado por las personas llamadas “antivacunas” como argumento falaz contra la vacunación infantil, basados en estudios con poca fiabilidad científica. ¿Puede un niño autista asistir al colegio? Sí, dependiendo del grado de afectación y el tipo de presentación de la enfermedad, los pacientes pueden asistir a colegios “normales” o por el contrario, a centros de educación especial.  
Dislexia
Enfermedad

Dislexia

¿Qué es la dislexia? La dislexia es la dificultad en el aprendizaje que afecta a la lectoescritura, dando lugar a dificultades para comprender textos escritos . Suele detectarse entre los 8 y los 13 años, y entre el 5 y 7% de la población puede tener dislexia, en diferentes grados. Es más frecuente en varones, y si hay un disléxico en la familia hay un 40% de posibilidades que otra persona de la misma familia sea disléxica. Es una enfermedad con diferentes grados de gravedad. Tipos de dislexia Dislexia fonológica o indirecta : dificulta la lectura de palabras de más de tres sílabas, de palabras poco frecuentes o de palabras como los artículos y las preposiciones. Es frecuente la invención del final de las palabras, y las personas con este tipo de dislexia suelen tener errores visuales. Dislexia superficial o directa : las personas con este tipo de dislexia tienen problemas para leer palabras irregulares, tendiendo a regularizarlas. Pueden poner letras de más, letras de menos, o sustituir ciertas letras. Dislexia mixta o profunda : las personas con este tipo de dislexia tienen características de las dos anteriores, cometen errores leyendo unas palabras por otras, teniendo también errores visuales con dificultades para entender el significado. Causas de la dislexia Las causas de la dislexia no son bien identificadas en el momento actual, si bien se sabe tiene un componente genético , hay alteraciones en el gen dcd2, que está menos activo en las personas con dislexia. Estudios actuales parecen indicar que los pacientes disléxicos pueden tener funciones cerebrales diferentes a las personas no disléxicas, que se pueden traducir en falta de identificación de los sonidos con los fonemas. El estrés de padecer la enfermedad puede dar lugar a que el problema se agudice. Síntomas de la dislexia Los principales síntomas de la dislexia son: disminución de la capacidad de visión espacial y del lenguaje con problemas psicomotrices acompañantes, falta de equilibrio dinámico y estático, alteraciones en la percepción espacial de las cosas que le rodean, alteración en el reconocimiento de letras con aspecto parecido, bajo nivel de comprensión lectora, errores en la lectura con omisión y cambio o suma de letras a las palabras escritas. Las alteraciones en la lectura y su comprensión pueden dar lugar a un déficit de atención del niño. Tratamiento para la dislexia El tratamiento de la dislexia será un nuevo aprendizaje en la forma de leer y escribir que se adapte a las necesidades del niño, evitando todos aquellos procesos que sean tediosos y le cansen. En la primera etapa de educación infantil se trata de hacer ejercicios que prevengan la dislexia, para ello es importante enseñar al niño a dividir las palabras en sílabas, así como enseñarle rimas. Entre los seis y nueve años será necesario estimular la lectura en voz alta con textos atractivos para el niño. En niños mayores de 10 años se tratará de estimular la comprensión lectora. Pruebas complementarias del tratamiento de la dislexia Las pruebas complementarias serán test diferentes dependiendo de la edad a la que se detecte el problema en el niño: Test de Frostig : sirve para detectar la coordinación visomotora. Test de análisis de lectura y escritura : detectan los métodos de lectura y escritura del niño y detectan dónde están los errores. Test de comprensión lectora : se realiza en niños de seis a siete años. Test de Mira Stambak : trata de reconocer la percepción temporal, creando ritmos por parte del niño o bien siguiendo un ritmo creado por otra persona. Pruebas de dominancia lateral . Factores desencadenantes de la dislexia  No hay causas desencadenantes de la dislexia. Factores de riesgo de la dislexia El factor de riesgo es tener familiares de primer grado con dislexia, esto hace que se tenga un 40% más de posibilidades de ser disléxico . Complicaciones de la dislexia Alteración de autoestima Déficit de atención. Prevención de la dislexia No existe una prevención real de la dislexia más allá de estar pendientes de la lectura y la escritura de nuestros hijos a edades tempranas , para descubrir si tienen algún problema. Si vemos que presentan alguna alteración de la lectoescritura, hay que llevarles al especialista cuanto antes. Esto se conoce como “ tratamiento precoz de las alteraciones de la lectoescritura”. Especialidades a las que pertenece la dislexia El primer médico que verá al paciente si se sospecha de dislexia de algún tipo será el pediatra, que tendrá además, en ocasiones, que comprobar que no hay alteraciones auditivas o neurológicas para descartar otras enfermedades. No obstante, cuando el pediatra sospecha que el niño puede tener dislexia, le derivará al psicólogo clínico, que confirmará el caso y mandará al paciente al logopeda, que es el responsable final del tratamiento y el avance del paciente. Preguntas frecuentes: ¿Cuál es la diferencia entre disgrafía y dislexia? La disgrafía es la dificultad para el lenguaje escrito , puede llevar a confusión en la escritura de letras similares como la “d” y la “p”, y las personas que la padecen tienen dificultades para escribir redacciones. En la dislexia la dificultad está en la lectura y la relación de los sonidos con su representación gráfica. ¿Cuál es la diferencia entre dislexia y las dificultades del procesamiento visual? Las dificultades de procesamiento visual van más allá de la lectura , el niño no es capaz de procesar de forma correcta lo que ve, esto hace no solo que confunda las letras, sino que no sea capaz de diferenciar un dibujo de su fondo, por ejemplo. Pueden saltarse renglones al leer o no ser capaces de separar las respuestas en una hoja, tienen dificultades para escribir entre márgenes, usar una calculadora o un teclado electrónico. Pueden no reconocer imágenes a las que les falte una parte, así como cambiar letras o números cuando escriben. La dislexia es una dificultad relaciona con la lectoescritura en la cual el niño tiene dificultades para identificar un fonema con su sonido. ¿Cuál es la diferencia entre dislexia y el trastorno del procesamiento auditivo? El trastorno de procesamiento auditivo es la dificultad para percibir diferencias sutiles entre sonidos en las palabras , las personas que lo padecen tienen por tanto dificultades para percibir lo que los demás están diciendo. La dislexia sólo afecta a la parte de lectoescritura, no a la compresión del lenguaje hablado. ¿Son genéticas las dificultades de aprendizaje? Aunque no se han podido demostrar qué genes pueden estar implicados, sí parece que los trastornos de aprendizaje pueden tener una base genética, esto hace que personas que presentan en su familia estos trastornos de aprendizaje sean más propensos a sufrir estas alteraciones que la población normal. ¿Cómo enseñar a leer a un niño con dislexia? Para enseñar a leer a un niño con dislexia será necesaria la búsqueda de un profesional cualificado, que preste atención al niño en las áreas de aprendizaje y le refuerce su autoestima. Será necesario hacer actividades variadas que eviten que el niño se canse, ya que el sobre esfuerzo que tiene que hacer le lleva a perder la concentración. En niños pequeños será importante enseñarles rimas o separación de palabras. En niños más mayores la lectura en voz alta puede ser un buen método, pero siempre deberá estar supervisado por un logopeda.  
Consultas online

Telemedicina 24h.
Olvida los riesgos, las esperas y desplazamientos.

Videoconsulta, Chat médico, consultas telefónicas... Tú decides.

Ver consultas online
1

Regístrate ahora y prueba un mes GRATIS de Savia Premium

Acceso ilimitado a nuestros servicios para que pruebes la experiencia Savia al completo.

Registrarte gratis
2

Después sigue con tu cuenta gratis o hazte Premium

Al acabar el mes, puedes disfruta Savia con la cuenta gratis o hacerte Premium por 59€ al año (o 10€ al mes) para tener consultas online inlimitadas.

Comparar todos los planes