Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Tacto Rectal

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Definición

El tacto rectal es una prueba médica, basada en una exploración física que realiza directamente el médico sin el uso de utensilios, introduciendo un dedo de la mano por el ano del paciente para palpar la zona.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.

El tacto rectal se realiza de forma ambulatoria en un momento determinado durante una consulta con el médico, de manera que no requiere ningún tipo de preparación.

El médico usará guantes y lubricante para facilitar la penetración.

Esta prueba se emplea como un examen DRE físico previo, ante la posibilidad de que el paciente tenga algún tipo de enfermedad como:

Fecaloma: acumulación excesiva de heces en el recto, que el paciente no puede expulsar. Mediante el tacto rectal se puede afirmar esta patología e incluso movilizar las heces.
Cáncer de próstata: este tipo de cáncer no tiene una sintomatología externa, por lo que la única forma de diagnóstico precoz es mediante el tacto rectal, valorando ni existen nódulos rígidos o no. 
Prostatitis: es la infección de la próstata al padecer alguna infección de la orina. Si se produce dolor en el tacto rectal, puede ser debido a la infección. 
Hemorroides: mediante el tacto rectal se valoran la existencia de hemorroides internas y el tamaño de las externas. 
Fisura anal: el tacto rectal permite evaluar si existen o no fisuras, y en caso de que existan determinar su gravedad para aplicar un tratamiento. 
Rectorragia: patología en la cual se expulsa sangre por el ano, bien con las heces o sola. Mediante el tacto rectal se observa el color de la sangre, para ver de qué zona proviene el sangrado. 
Enfermedad de Crohn: con esta enfermedad se producen fístulas anales, que son canales que se forman entre el recto interno y el ano. 

Preparación

El tacto rectal se realiza de forma ambulatoria en un momento determinado durante una consulta con el médico, de manera que no requiere ningún tipo de preparación.

Bien es importante, indicarle al médico si toma algún medicamento de forma constante y los últimos alimentos ingeridos por si el color de las heces no es el habitual.

Cómo se realiza un tacto rectal

Previamente al inicio de la prueba el médico te indicará en qué consiste el proceso, y si estás de acuerdo en realizarlo.

El paciente deberá quitarse la parte inferior de la ropa y colocarse en la camilla tumbado en forma fetal, con las rodillas dobladas al pecho y rodeandolas con los brazos, o bien tumbado bocarriba con las piernas en alto.

El médico se pondrá un guante en cada mano, y en el dedo índice que vaya a usar para el tacto rectal aplicará lubricante. Antes de iniciar el tacto, observará la parte exterior el ano para ver si existe alguna alteración importante.

Después, te avisará e introducirá el dedo índice lubricado por el ano lentamente, tocando el recto en la zona interior para ver si hay masas que dificulten el acceso. Además, palpará la próstata o pared vaginal, según sea hombre o mujer el paciente.

Por último, girará el dedo para examinar la pared trasera del recto, y a continuación sacará el dedo lentamente. Una vez fuera, en caso de que se haya manchado por las heces, observará el color de éstas, por si no fuera el habitual o tuvieran sangre.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.

Complicaciones de un tacto rectal

El tacto rectal es una prueba sencilla, que se basa en una exploración física. La única complicación que se puede producir durante su realización es la posibilidad de rasgar la mucosa rectal.

Si es cierto, que el tacto rectal no debe realizarse en pacientes que tengan enfermedades anales graves, como hemorragia intensa o un trombo de hemorroide, sobre todo para no producir un mayor dolor en el paciente.

Resultados

Los resultados del tacto rectal se obtienen en el momento, el médico redactará un informe en el que se detalla la exploración, indicando lo observado en el ano, próstata o pared vaginal, y a lo largo del recto.

Generalmente, esta prueba se realiza para descartar posibles enfermedades o como prueba previa para indicar la realización de otras, como una sigmoidoscopia o biopsia.

Preguntas frecuentes

¿Duele un tacto rectal?

El tacto rectal es un procedimiento molesto, y en caso de molestia excesiva se debe a que estará inflamada alguna zona.

El médico intentará que sea lo menos molesta posible con la lubricación del dedo índice a introducir, además la palpación no supera los 25 segundos.

¿Se suele realizar el tacto rectal en mujeres?

Si. Ante cualquier anomalía que pueda presentar por sus síntomas.

La exploración es igual que la del hombre, pero en vez de palpar la próstata el médico analiza la pared vaginal. Además, es un proceso que también se aplica en la consulta del ginecólogo para palpar los órganos sexuales de la mujer.

¿Pueden realizarme un tacto rectal si tengo hemorroides?

Ante la presencia de hemorroides en el paciente, y sobre todo si están muy inflamadas, se suele evitar realizar un tacto rectal ya que puede agravar el dolor en el paciente.

¿Cuánto dura un tacto rectal?

Aunque al detallar el proceso del tacto rectal parezca que la prueba es larga, la palpación interna que realiza el médico en la prueba dura apenas unos 25 segundos.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.