Nefrostomía

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Definición 

La nefrostomía es un procedimiento que se realiza para drenar la orina del riñón. Consiste en realizar una derivación urinaria que comunica el riñón con el exterior mediante un catéter (tubo de pequeño calibre cuya función es permitir la salida de la orina al exterior desde el riñón).

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.


La nefrostomía es un procedimiento que se realiza para drenar la orina del riñón. Consiste en realizar una derivación urinaria que comunica el riñón con el exterior mediante un catéter (tubo de pequeño calibre cuya función es permitir la salida de la orina al exterior desde el riñón).

Es necesario realizarla cuando la orina no puede salir a través del uréter, la vejiga y la uretra como lo hace normalmente.

¿Cómo es una nefrostomía?

La nefrostomía es un procedimiento ambulatorio, por lo que no requiere hospitalización. Se realiza bajo anestesia local para adormecer la piel de la zona lumbar.

Se le pide al paciente que se recueste sobre una camilla especial para radiografías. Se le coloca una vía intravenosa para administrarle medicamentos que van ayudarle a  relajarse. Tumbado de lado o boca abajo, se lava la zona lumbar con un antiséptico. Luego, se inyecta la anestesia en la misma zona. 

Las imágenes de la ecografía o la radiografía permiten ubicar el riñón y orientar al médico. Se inserta una aguja a través de la piel, que llega hasta el riñón. El médico inyecta un medio de contraste a través de la aguja para ver mejor el riñón en la radiografía.

Luego se coloca el catéter en el riñón usando la aguja como guía. El catéter sale de la piel y se fija a una bolsa de drenaje para recoger la orina. Se colocan varios apósitos de fijación para que el catéter no se mueva y evitar que se moje, y si es necesario se coloca una venda en el lugar de la inserción.

¿Para quién está indicada? 

La nefrostomía está indicada para pacientes que tengan los uréteres obstruidos. Los uréteres son tubos largos y estrechos que transportan la orina desde los riñones hasta la vejiga. El uréter puede llegar a obstruirse debido a condiciones tales como:

  • Litiasis (piedras renales).
  • Fístula urinaria.
  • Coágulos de sangre. 
  • Enfermedad tumoral pélvica.
  • Cáncer cervicouterino.
  • Masas adenopáticas.
  • Cáncer de próstata.

¿Por qué se realiza? 

La nefrostomía se realiza porque:

  • El flujo de la orina está bloqueado, por lo que es necesario drenar la orina del riñón.
  • El paciente está experimentando mucho dolor, incluso después de haber sido tratado de un cálculo renal.
  • La orina del paciente se está filtrando dentro de su cuerpo.
  • También es posible utilizar una nefrostomía para ver los riñones y los uréteres antes de realizar otros procedimientos, como la eliminación de cálculos renales. 
  • Para servir de acceso de colocación de catéter y stents uretrales (dilatadores de la uretra).
¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.

Riesgos de una nefrostomía

 Entre los riegos de la nefrostomía están: 

  • Daño en los órganos y  tejidos cercanos.
  • Infección.
  • Sangrado.
  • Coágulos sanguíneos.
  • Pérdida de la función renal.
  • Reacción a la anestesia como: sensación de mareo leve, bajada de la tensión arterial, dificultades para respirar... etc.

Preparación  

La preparación previa de una nefrostomía requiere:

  • Generalmente un análisis de sangre para determinar si los riñones están funcionando bien y si la coagulación sanguínea es normal. 
  • En algunos casos es necesario realizar estudios, como una tomografía computarizada o una ecografía. 
  • El paciente debe evitar comer y  beber durante ocho horas antes de realizarse el procedimiento. 
  • El paciente no debe tomar medicamentos que alteren la coagulación de la sangre, como antiinflamatorios y anticoagulantes (aspirina o ibuprofeno, por ejemplo), para evitar un sangrado excesivo.

Cómo es la recuperación de una nefrostomía 

La recuperación óptima de una nefrostomía exige cumplir con las indicaciones médicas como son:

  • Después del procedimiento, se  colocará al paciente en observación entre 8 y 12 horas para asegurarse que el catéter esté drenando la orina correctamente. 
  • Es posible que el paciente sienta dolor en el lugar de la inserción durante varios días después de la nefrostomía. El médico le indicará al paciente medicamentos que ayuden a aliviar el dolor.
  • Se le mostrará al paciente cómo cuidar el catéter. Se le dará el alta con bolsas de drenaje adicionales y suministros para el vendaje.
  • Es importante que el paciente mantenga el lugar de la inserción y la venda secos. Deberá  protegerla para que no se moje mientras se ducha. Puede utilizar un envoltorio de plástico para cubrirla.
  • El paciente debe cambiar la venda cada 2 ó 3 días y no permitir que la bolsa de drenaje se llene demasiado de orina antes de vaciarla.

Resultados

Los resultados de una nefrostomía son muy eficaces y seguros, ya que permiten la observación directa del catéter y control en tiempo real de la punción. Esta técnica reemplaza en muchas casos la intervención quirúrgica, y en ocasiones es el tratamiento definitivo una obstrucción renoureteral.

Preguntas frecuentes

¿Qué es una nefrostomía percutánea? 

Una nefrostomía percutánea es la colocación de una pequeña sonda flexible de caucho a través de la piel en el riñón para drenar la orina. Esta sonda se inserta a través de la espalda o el costado.

¿Cómo se retira una nefrostomía?

Una nefrostomía se retira verificando primero la correcta posición y funcionamiento del uréter mediante una pielografía directa (examen radiográfico de las vías urinarias), de estar todo correcto, se introduce a través de la nefrostomía un alambre guía hasta la pelvis renal y sobre ella se retirara la nefrostomía. 

¿Qué es una nefrostomía obstruida?

Una nefrostomía obstruida es la que se produce cuando el catéter que se ha colocado en el riñón para drenar la orina se bloquea, lo que impide que esta salga de forma continua.

¿Qué es una sonda de nefrostomía? 

Una sonda de nefrostomía es un catéter o tubo delgado de plástico que se inserta por la piel y hacia el riñón. La sonda de nefrostomía sirve para drenar la orina del  riñón a una bolsa recolectora fuera del cuerpo.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.