Irrigación

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Definición

En medicina, el término irrigación se utiliza para denominar dos acciones distintas.

Por un lado, irrigar es el acto de regar o lavar con agua, suero fisiológico o líquidos medicinales una parte del cuerpo o cavidad del organismo con fines terapéuticos.

Por otro, el término irrigar se utiliza para describir el proceso mediante el cual los vasos sanguíneos llevan la sangre hacia los tejidos y con ello los nutrientes y el oxígeno necesarios.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.

irrigar es el acto de regar o lavar con agua, suero fisiológico o líquidos medicinales una parte del cuerpo o cavidad del organismo con fines terapéuticos.

¿Cómo es la irrigación?

La irrigación como técnica de tratamiento en el que se produce el aporte de un líquido que habitualmente sirve para limpiar los tejidos, se puede utilizar en diversas situaciones y formas. 

Así, se puede realizar una irrigación como método de limpieza de heridas. En este caso, se puede utilizar una jeringa con buena capacidad para proyectar habitualmente suero sobre el lecho de la herida y así limpiar los posibles restos de suciedad, etc. En la heridas quirúrgicas habitualmente se realiza irrigación con suero fisiológico para limpieza de la sangre que invade el campo de visión quirúrgico. En las cirugías mínimamente invasivas con laparoscopia (pequeño tubo flexible con cámara que se introduce por mínimas incisiones en el cuerpo junto con materiales para la cirugía), se realiza también irrigación de la zona quirúrgica mediante cánulas introducidas para tal efecto que proyectan suero en el lecho quirúrgico y limpian la zona de restos y sangre.

Se puede realizar también para lavar un catéter o tubo flexible insertado en el cuerpo como acceso a un vaso sanguíneo, limpiar un estoma (boca de salida en la cavidad abdominal) o una sonda (tubo flexible introducido en un orificio corporal como nariz, meato urinario, etc).

Se pueden hacer una irrigación de cavidades del organismo como el recto, la vejiga, el estómago, etc. Así, la irrigación rectal es el mecanismo de limpieza rectal cuyo objetivo es la limpieza del recto del resto de heces que puede contener, ayudando a su evacuación. Para ello, mediante una cánula se introduce por el ano una sustancia (enema de limpieza) que ayuda a ablandar las heces y a que el organismo las pueda evacuar junto con el líquido introducido. En el caso de la vejiga, se realiza una irrigación vesical cuando se quiere realizar un lavado del interior de la vejiga mediante la introducción habitualmente de suero fisiológico mediante una sonda vesical, de forma contínua o intermitente, para la posterior extracción de líquido de lavado. La irrigación de estómago o lavado gástrico se realiza introduciendo por la boca o nariz una sonda que llega hasta el estómago, introduciendo agua y posteriormente se succiona el líquido con el objetivo de arrastrar con ello la sustancia tóxica que se quiere extraer. 

Irrigar es igualmente, lo que se realiza para realizar una limpieza del conducto auditivo externo cuando existen tapones de cerumen. Se introduce con una jeringa suero fisiológico o agua templada a una cierta presión en el conducto auditivo externo para extraer junto con el agua los trozos de cera que taponan el conducto.

En el ojo se procede a la irrigación de suero fisiológico cuando se quiere limpiar el globo ocular de pequeñas partículas que puedan dañar la conjuntiva o la córnea, para limpiar cuerpos extraños que se han podido introducir entre los párpados y el globo ocular y puedan dañarlo produciendo úlceras, etc.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.

¿Para quién está indicada?

Dependiendo de la zona a irrigar las indicaciones varían. En general se indica para pacientes que presentan heridas o para pacientes en los que se le debe realizar un lavado concreto de una cavidad, a fin de evitar complicaciones o daños que las sustancias que se quieren limpiar pueden producir en el organismo, como tratamiento o como preparación para aplicar después otras terapias.

¿Por qué se realiza irrigación?

El objeto de la realización de una irrigación habitualmente es la limpieza de la zona, cavidad o acceso del organismo con la instilación de un líquido que arrastra la suciedad o restos que se quieren limpiar.

Riesgos de la irrigación

La irrigación de una herida no comporta ningún riesgo. Cuando se realiza una irrigación de una cavidad interna del organismo el mayor riesgo que se puede producir es que se introduzca un volúmen de líquido mayor del adecuado y haya riesgo de aumento de presión  en el órgano donde se ha introducido el líquido y se produzca una perforación o rotura. También puede haber complicaciones derivadas de la introducción de los utensilios utilizados como vehículos del líquido que se introduce para la limpieza (sondas, cánulas, etc.) como heridas, infecciones, etc. Igualmente se puede producir dolor con la introducción de esos utensilios o cuando la presión en la cavidad al introducir el líquido aumenta.

Preparación

Para la irrigación de una herida no es preciso una preparación especial. 

En la irrigación de cavidades el paciente debe ser colocado en ocasiones con una determinada postura (tumbado del lado izquierdo para el lavado de estómago, en posición fetal para la irrigación rectal, etc.). Habitualmente las sondas introducidas en el cuerpo son lubricadas con una sustancia para facilitar su introducción.

En el caso de introducir sustancias que contengan algún tipo de medicamento, los profesionales sanitarios siempre deben ser informados por parte del paciente de si padece algún tipo de alergia medicamentosa.

Cómo es la recuperación de la irrigación

Habitualmente el paciente no precisa de una recuperación específica tras una irrigación, más allá de la vigilancia de aparición de posibles efectos adversos específicos en cada procedimiento, y de la evolución de la propia patología que ha llevado a tener que realizar el procedimiento.

Resultados

La irrigación es el procedimiento mediante el cual, aplicado en unas u otras circunstancias, los profesionales sanitarios, a veces junto otros procedimientos, hacen una limpieza de alguna parte del organismo. Habitualmente es un procedimiento eficaz e imprescindible para conseguir ese lavado o limpieza.

Preguntas frecuentes

¿Qué es la irrigación sanguínea?

La irrigación sanguínea es el procedimiento mediante el cual existe un aporte de sangre a los tejidos por medio del sistema de vasos sanguíneos (arterias), que transportan la sangre oxigenada impulsada por el corazón.

¿Qué es la irrigación de la cabeza?

La irrigación de la cabeza hace referencia al sistema vascular arterial que transporta la sangre con el oxígeno, y los nutrientes necesarios hacia todas las estructuras de la cabeza. Se trata de la vascularización, compuesta por arterias de mayor tamaño (desde las arterias carótidas situadas en el cuello) a pequeños capilares (arterias de mínimo diámetro).

¿Qué es la irrigación del estómago?

Habitualmente en medicina la irrigación del estómago o irrigación gástrica hace referencia al denominado también lavado gástrico. Se trata de una técnica de descontaminación gastrointestinal utilizada cuando existe una intoxicación aguda grave, cuando el tiempo transcurrido desde la ingestión de la sustancia tóxica es menor de una hora. Para ello se introduce una sonda (pequeño tubo flexible) por la boca o nariz, colocando al paciente tumbado del lado izquierdo con la cabeza 10º o 15º más baja. La sonda se introduce por el esófago hasta llegar al estómago. Después se introduce habitualmente agua templada o suero fisiológico (hasta 300ml) y seguidamente se efectúa un aspirado del contenido gástrico.

¿Qué es irrigación e inervación?

La irrigación de un tejido u órgano es el aporte de sangre que tiene a través de las arterias que llegan hasta ellos.

La inervación de un tejido u órgano hace referencia al transporte de información y distribución por parte los los nervios, que llevan la información desde el cerebro hasta todas las partes del organismo.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.