Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Drenaje Redon

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Definición

El drenaje tipo Redón es uno de los más usados habitualmente tras la cirugía. Consiste en un tubo rígido multiperforado en un extremo que se coloca en la zona de la intervención y que se encuentra conectado a un frasco de vacío lo que produce la succión de restos hemáticos, líquido seroso o posibles infecciones de la herida quirúrgica. Se trata de un drenaje mediante sistema cerrado.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.

El drenaje tipo Redón es uno de los más usados habitualmente tras la cirugía. Consiste en un tubo rígido multiperforado en un extremo que se coloca en la zona de la intervención y que se encuentra conectado a un frasco de vacío lo que produce la succión de restos hemáticos, líquido seroso o posibles infecciones de la herida quirúrgica. Se trata de un drenaje mediante sistema cerrado.

¿Cómo es el drenaje de redón?

El drenaje Redón es un tubo rígido multiperforado en el extremo que se mantiene dentro de una cavidad intervenida. Para evitar que se mueva se procederá a cerrar con puntos de sutura los extremos de la incisión donde se queda situado. El otro extremo del tubo se conecta a un frasco de vacío, esto hace que se produzca el drenaje hacia este. El vacío debe ser comprobado de forma periódica por la enfermera, ya que al perder el vacio deja de funcionar.

¿Para quién está indicado?

El drenaje Redón está indicado en diferentes cirugías, en especial en aquellas muy sangrantes, como pueden ser las cirugías de cadera. También están indicadas en cirugías que pueden presentar complicaciones infecciosas como son las de cavidad abdominal. Es el sistema que se usa habitualmente en los casos de derrame pleural.

¿Por qué se realiza?

El drenaje de Redón se realiza porque es un buen sistema para evitar el acumulo de líquido hemático (con sangre), infecciones, pus, etc. que pueden dificultar la cicatrización normal, o dar lugar a una infección grave que ponga en peligro el éxito de la cirugía.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.

Riesgos del drenaje de redón

El drenaje Redón no presenta riesgos en su uso, solo hay que tener cuidado que no se mueva de su situación ya que en muchos casos los pacientes, al moverse tiran del drenaje y este se mueve del lugar donde debería realizar su función. En otros casos puede llegar a arrancarse y precisa ser colocado de nuevo. Es importante comprobar que el sistema mantiene el vacío, esto es comprobado de forma periódica por la enfermera que volverá a crear el vacío si hiciera falta.

También existe el riesgo de que al intentar retirar el drenaje este se rompa y quede dentro de la herida teniendo que hacer una incisión mayor para extraerlo.

Preparación

El drenaje de Redón no necesita una preparación especial, ya que se realiza en el mismo momento quirúrgico, antes de proceder a coser y tapar la herida quirúrgica del paciente.

Cómo es la recuperación del drenaje de redón

La recuperación tras la extracción del drenaje de Redón es muy buena. En dos o tres días la herida que queda tras su extracción habrá cerrado sin problemas. La extracción se suele realizar a las 48 o 72 horas, cuando deja de drenar sustancia a través de ella. Para su extracción es mejor retirar el vacío previamente, ya que esto produce un menor dolor al hacerlo.

Resultados

Los resultados son satisfactorios ya que  la permanencia del drenaje de Redón hace que las heridas se compliquen en menos ocasiones, mejorando la cicatrización.

Preguntas frecuentes

¿Cómo se retira un drenaje de Redón?

Para retirar un drenaje de Redón, primero se retiran los puntos que le sujetan, tras ello se procede a retirar el vacío del sistema para evitar que haga succión y se tira de la sonda poco a poco hasta su retirada completa. Este procedimiento hace que se produzca menos dolor que si se hace con succión.

¿Cómo se cambia un drenaje de redón?

El drenaje de Redón no se cambia, lo único que puede ocurrir es que por algún movimiento del paciente se salga de su sitio. En estos casos se procede a soltar los puntos que le sujetaban y se mete otro tubo Redón en la incisura que llega hacia la zona quirúrgica, volviendo a dar dos puntos de sutura para sujetar el drenaje en su sitio.

¿Cómo vaciar el drenaje?

Los drenajes se vacían hacia el exterior, en el caso de Redón se vacía hacia un frasco que se cambia cuando se encuentra lleno poniendo otro vacío.

Los drenajes que no están conectados a un sistema de vacío lo harán hacia otros elementos exteriores de recogida (como bolsas, etc.) que deben ser cambiados con tanta frecuencia como fuera necesario.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.