1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Ansiedad Tratamiento

Ansiedad Tratamiento

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

Definición

El tratamiento de la ansiedad se basa en la aplicación de un conjunto de técnicas de psicoterapia y administración de fármacos, destinados a disminuir el estado de alerta que se produce en el paciente y ayudarlo en la adaptación al medio y las circunstancias que lo rodean, así como a la prevención de aparición de episodios de crisis de ansiedad.

El tratamiento de la ansiedad se divide en dos posibles intervenciones que se pueden usar por separado o de manera conjunta.

¿Cómo es el tratamiento para la ansiedad?

El tratamiento de la ansiedad se divide en dos posibles intervenciones que se pueden usar por separado o de manera conjunta:

  • Tratamiento farmacológico: se utilizan fundamentalmente dos categorías de tratamientos. Los destinados a prevenir los episodios de ansiedad, y con ello regular el estado anímico del paciente, para lo que habitualmente se usan fármacos inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS), o los inhibidores selectivos de la recaptación de la noradrenalina (ISRN). O aquellos tratamientos farmacológicos destinados a controlar los episodios de ansiedad de forma aguda (crisis de ansiedad) para lo que habitualmente se utilizan los fármacos del grupo de las benzodiazepinas.
  • Tratamiento psicológico: se basa en el desarrollo de una relación de comunicación entre el personal experto que atiende al paciente (médico o psicólogo), cuyo propósito es ayudarle a modificar conductas y comportamientos con el fin de fomentar métodos de desarrollo personal. Estos sirven para ayudar al paciente a aprender a manejar las situaciones y circunstancias que le llevan a tener la sintomatología ansiosa, llegando a desarrollar una personalidad positiva. Dentro de este tipo de tratamientos, el método de elección por antonomasia lo constituye la terapia cognitivo-conductual (TCC), que está basada en la interrelación de los pensamientos, las acciones y los sentimientos.

¿Para quién está indicado?

Los distintos tratamientos para la ansiedad se indican de una manera u otra dependiendo del tipo de trastorno específico que pueda tener el paciente (trastorno de ansiedad generalizada, trastorno de estrés postraumático, etc.), así como la intensidad de los síntomas que presenta el paciente y la afectación con la que la ansiedad interfiere en la vida del paciente. 

La indicación de la toma de uno u otro tratamiento farmacológico vendrá determinada por la evaluación que realice el médico de atención primaria o el psiquiatra. Además, ellos valoran la indicación de realización de terapias psicológicas impartidas por el psicólogo clínico.

¿Por qué se realiza?

El objetivo del tratamiento de la ansiedad es disminuir la sintomatología que presenta el paciente y la interferencia que este trastorno ejerce en su calidad de vida.

Riesgos del tratamiento para la ansiedad

El riesgo del tratamiento para la ansiedad se basa fundamentalmente en los posibles efectos secundarios que se puedan presentar con la toma de los fármacos que se utilicen en cada caso. 

Es importante resaltar que aunque las benzodiazepinas tienen un efecto más rápido y son utilizados inicialmente de forma habitual, pueden producir un efecto de tolerancia a su efecto y dependencia a su toma. Por lo que es preferible, si se precisa, tratar con otro tipo de fármacos y dejar las benzodiacepinas como fármacos de rescate en los episodios de crisis de ansiedad y al inicio del tratamiento.

Preparación

Antes de iniciar cualquier tipo de tratamiento, el paciente debe informar al médico de si padece cualquier enfermedad, toma alguna medicación de forma crónica, o padece alguna alergia medicamentosa.

Cómo es la recuperación del tratamiento para la ansiedad 

La recuperación no se basa tanto en los efectos del tratamiento sino de la propia enfermedad. Algunos efectos secundarios que pueden presentarse en la toma de algún fármaco son pasajeros y el paciente puede acostumbrarse en las primeras semanas a sus efectos y desaparecer (sensación de nerviosismo, náuseas, somnolencia, etc).

Resultados

La psicoterapia y la farmacoterapia han demostrado mejores resultados si se utilizan en combinación que de manera individual.

El efecto del tratamiento farmacológico (con los fármacos ISRS e ISRN) requiere de un intervalo de 4 a 8 semanas para comenzar a notar los cambios en el estado anímico del paciente. Los fármacos ansiolíticos puros (las benzodiazepinas) tienen un efecto más rápido y se utilizan habitualmente al inicio del tratamiento y  en los episodios de crisis.

Los efectos de los fármacos y la psicoterapia se evalúan de forma progresiva en las distintas citas de revisión tanto médica como psicológica. El tratamiento psicoterápico tiene habitualmente unos efectos más a largo plazo, ya que el paciente debe aprender una manera diferente de afrontar las circunstancias que pueden desencadenar la situación de ansiedad. El tratamiento farmacológico puede ser modificado, ajustando dosis, combinando fármacos, etc. según la situación y evolución del paciente.

 Preguntas frecuentes

¿Cuáles son las principales causas de la ansiedad?

Las causas por las que se desarrolla el trastorno de ansiedad no están claramente definidas. La ansiedad y el estrés en sí, es un estado anímico que puede considerarse dentro de la normalidad en determinadas ocasiones como método de adaptación del individuo a una circunstancia. Es algo derivado de nuestro proceso evolutivo cuyo objetivo es preservar los intereses del individuo y la especie. Sólo cuando ese estado supone al individuo una merma en su rol social y de calidad de vida se puede considerar una patología. El desarrollo de la misma viene determinada por las circunstancias vitales, hereditarias y sociales que rodean al paciente.

¿Hay un test para medir la ansiedad?

Sí, dentro de la valoración médica y psicológica de los pacientes con ansiedad se pueden utilizar numerosas escalas de valoración de la ansiedad: escala de ansiedad de Goldberg, escala de Hamilton para la ansiedad, clinical anxiety scale, physician questionnaire, Inventario de Situaciones y Respuestas de Ansiedad (ISRA), etc.

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

Los síntomas que produce la ansiedad se pueden dividir en dos niveles de afectación:

  • A nivel físico puede aparecer sudoración excesiva, boca seca, mareo y sensación de inestabilidad. Es frecuente presentar de forma intermitente sensación de opresión torácica, con palpitaciones y dificultad para expandir los pulmones, acompañado de náuseas y vómitos. En otras ocasiones pueden aparecer problemas en las relaciones sexuales, dolores de cabeza, sensación de adormecimiento de alguna parte del cuerpo, temblor o tensión en la musculatura, sobre todo a nivel cervical. Pueden aparecer también otros síntomas digestivos como diarrea o estreñimiento y meteorismo (aumento de gases).
  • En la esfera psíquica suele aparecer una sensación de preocupación, sensación de agobio, irritabilidad o inquietud. Es frecuente que los pacientes tengan dificultades de concentración y pérdida de memoria. A veces se presenta como miedo a perder el control de las situaciones o incluso a tener sensación de muerte inminente.