Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Otorrinolaringología

La especialidad
Artículos especializados
Enfermedades
Síntomas
Otros contenidos
Mastoiditis
Enfermedad

Mastoiditis

¿Qué es la mastoiditis? La mastoiditis es una in flamación o infección de la apófisis mastoidea o del hueso mastoideo , que es una parte del hueso temporal del cráneo, que se encuentra situado detrás del oído. El hueso mastoideo está compuesto por celdas que drenan el oído medio. La mastoiditis es generalmente una complicación de una otitis media aguda, donde el hueso se llena de material purulento que puede llegar a destruir su estructura en panal. Es más frecuente en niños entre 2 y 5 años . Antes de la época de los antibióticos, era una de las causas principales de muerte infantil. En la actualidad es una enfermedad poco común y mucho menos peligrosa, ya que la otitis media se trata muy bien con los antibióticos y no da lugar a que se complique con una mastoiditis, por lo que puede ser una infección leve. Tipos de mastoiditis Existen tres estadios en su evolución: Mastoiditis simple: definida como inflamación de la mucosa, aparece en la mayoría de las otitis media aguda, no se acompaña de signos inflamatorios retroauriculares y no debe considerarse una complicación de la otitis media. Mastoiditis con afectación al hueso (perióstica): por propagación venosa de la infección del oído medio suele acompañarse de signos inflamatorios retroauriculares característicos, sobre todo a la percusión y palpación del hueso. Mastoiditis con osteítis: se considera la forma más grave y evolucionada. En este caso se produce la destrucción del hueso trabecular de las celdillas mastoideas con el riesgo de formación de un absceso subperióstico. Causas de mastoiditis Las causas de las mastoiditis es una infección del oído medio (otitis media aguda), que generalmente se produce por diferentes bacterias. Esto ocurre cuando la infección del oído medio se propaga hacia el hueso mastoideo. Normalmente una persona con mastoiditis tiene antecedentes de infección de oído recientes o sufre infecciones reiteradas del oído medio. La mayoría de las infecciones mastoideas son causadas por bacterias neumocócicas. Síntomas de mastoiditis Los síntomas de la mastoiditis incluyen: Dolor, enrojecimiento o inflamación detrás de la oreja. Secreción del oído. El lóbulo de la oreja sobresale hacia afuera debido a la inflamación del hueso mastoideo. Fiebre, que puede ser alta o incrementarse súbitamente. Dolor de cabeza. Irritabilidad o nerviosismo. Pérdida de audición. Dolor a la palpación y percusión del hueso. Borramiento del surco retroauricular. Desplazamiento del pabellón auricular hacia delante y abajo.  Entre otros síntomas. Tratamiento para la mastoiditis El tratamiento dependerá de los síntomas, la edad y la salud general del paciente. También variará según la gravedad de la afección. En ocasiones, la afección requiere un tratamiento repetitivo o prolongado. A la mayoría de las personas se les administra inmediatamente un antibiótico por vía intravenosa. En cambio, a las personas que no estén gravemente enfermas puede administrarse un antibiótico por vía oral durante un periodo de 10-14 días, y administrar analgésico y/o antinflamatorios no esteroideos para el dolor y tratar la fiebre, con una hidratación adecuada. Sin embargo, a veces es necesario recurrir a una cirugía para ayudar a drenar el líquido del oído medio. En la mayoría de los casos se puede sugerir una miringotomía , procedimiento quirúrgico que consiste en realizar una pequeña abertura en el tímpano para drenar el líquido y aliviar la presión del oído medio. Se coloca un pequeño tubo en la abertura del tímpano para ventilar el oído medio e impedir la acumulación de líquido. Una vez que se drena el líquido, se recupera la audición. Los tubos normalmente se caen por sí solos entre seis y doce meses después de su colocación. Pruebas complementarias del tratamiento de mastoiditis Para el diagnóstico y tratamiento de la mastoiditis es necesario realizar pruebas como: Radiografía de la apófisis mastoidea , en general esta prueba ofrece poca información. Tomografía computarizada del oído, Tomografía computarizada de la cabeza, Análisis de sangre , un cultivo del oído infectado, entre otras pruebas. Factores desencadenantes de mastoiditis La mastoiditis se desencadena a partir de una infección del oído medio (otitis media aguda). Factores de riesgo de mastoiditis Los factores de riesgo de la mastoiditis incluyen : la edad , los niños de 2-5 años son los más propensos a tener este trastorno. La coalescencia , que es una infección persistente aguda en la cavidad mastoidea puede conducir a una osteítis rarificada, que destruye las células que forman trabéculas óseas. Otitis media aguda recurrente. Colesteatoma que es un crecimiento anormal de la piel del oído medio, detrás de la membrana del tímpano. Entre otros factores. Complicaciones de la mastoiditis Las complicaciones de la mastoiditis incluyen: Pérdida de la audición. Infección grave en tejidos cercanos. Destrucción del hueso mastoideo. Parálisis facial (complicaciones intracraneales). Meningitis. Problemas en el oído interno. Absceso en mastoide y tortícolis Daños en los nervios de la cara. Mastoiditis crónica. Osteomielitis del temporal. Prevención de la mastoiditis  La mejor forma de prevenir la mastoiditis es tratar la infección del oído antes de que se extienda al hueso mastoideo. Especialidades a las que pertenece la mastoiditis La mastoiditis pertenece a la especialidad de otorrinolaringología, que es la parte de la medicina que se ocupa del tratamiento y diagnóstico de las enfermedades de la nariz, oído, y boca. Preguntas frecuentes: ¿Dónde se encuentra la apófisis mastoides? La apófisis mastoides se localiza en la parte posteroinferior del hueso temporal en el cráneo. El hueso temporal es un hueso par del cráneo y tiene forma irregular. ¿Qué es un colesteatoma de oído? Es un crecimiento anormal de piel del oído medio detrás de la membrana del tímpano. ¿Qué es el hueso mastoides? Es un hueso prominente situado justamente detrás del oído, está compuesto por celdillas neumáticas que drenan el oído medio. ¿A quién afecta la mastoiditis? La mastoiditis afecta en la mayoría de los casos a niños entre los 2 y los 5 años. ¿Cómo se forma el arco cigomático? El arco cigomático se forma en la unión de la apófisis cigomática del hueso temporal y el hueso cigomático o malar.  
Tinnitus
Enfermedad

Tinnitus

¿Qué es el tinnitus? El tinnitus también conocido como acúfenos , es la percepción de un ruido o de un zumbido en los oídos o en la cabeza sin que exista ninguna fuente externa de sonido. No es una enfermedad en sí misma, es un síntoma que evidencia que existe algún problema en el sistema auditivo. Es más frecuente entre los 40 y los 75 años, sin diferencia de sexo y afecta entre el 10-17% de la población. Es un síntoma que puede provocar una grave distorsión en el área emocional del paciente y puede afectar su calidad de vida, así como, a la pérdida de la audición relacionada con la edad. Aunque es muy común, no suele ser un síntoma de enfermedad grave .    Tipos de tinnitus Los tipos de tinnitus incluyen: Tinnitus subjetivo : Es el tipo de tinnitus más común, es causado por la exposición a ruidos fuertes . El tinnitus subjetivo es algo que solo la persona puede escuchar. Puede ir y venir, y puede variar en longitud e intensidad. El tinnitus subjetivo generalmente se trata con audífonos que emiten un sonido calmante, que lo distraen del zumbido. Tinnitus sensorial : El tinnitus sensorial es típicamente un efecto secundario de un sistema auditivo deteriorado . Hasta la fecha, no existe una cura conocida para el tinnitus sensorial.  Es causada por diversos trastornos que afectan la forma en que el cerebro procesa el sonido. Tinnitus somático : Es un tipo de tinnitus que generalmente está relacionado con el movimiento físico y el tacto . Puede ser generado por espasmos musculares en la oreja o el cuello, y por otras fuentes mecánicas. Tinnitus objetivo: Es cuando la sensación sonora puede ser escuchada por otras personas, bien sea fisiológico o patológico . Causas del tinnitus El tinnitus no es una enfermedad . Es un síntoma de que algo está mal en el sistema auditivo. Las causas de tinnitus puede ser por varias razones como las causas otológicas: Oído externo: Tapones, otitis externas, atresias del conducto auditivo externo, etc. Oído medio: Otitis, alteraciones del tímpano, alteraciones vasculares, etc. Patología laberíntica: Laberintitis aguda, enfermedad de Meniére y otosclerosis coclear. Enfermedades retrococleares: Cualquier alteración entre el conducto auditivo interno y la corteza cerebral. También pueden ser producido por trauma acústico, presbiacusia, sordera súbita e hipoacusia . Las causas no patológicas son: Neurológicas: Por trauma cerebral, esclerosis múltiple, tumores cerebrales, ictus, o lesiones del lóbulo temporal Cardiovasculares: Hipertensión arterial y arteriosclerosis. Metabólicas: Diabetes mellitus, hipertiroidismo y hipotiroidismo. Infeccioso: Otitis media secuela de la enfermedad de Lyme, meningitis y sífilis. Fármacos y drogas: Ácido acetilsalicílico, antiinflamatorio no esteroideo, antidepresivo, diuréticos, metales pesados, cafeína, nicotina, marihuana o cocaína. Síntomas del tinnitus El síntoma principal del tinnitus es una sensación molesta de oír un sonido cuando no hay sonido externo. Los ruidos pueden incluir: timbres, zumbidos, siseos, chasquidos, rugidos, entre otros. El ruido imaginario puede variar de tono, desde un rugido bajo hasta un chillido alto, y se puede oír en uno o en ambos oídos. Tratamiento para el tinnitus El tratamiento depende de la causa . Para tratar el tinnitus, el médico primero intentará detectar cualquier enfermedad no diagnosticada que pueda estar relacionada con los síntomas. Si el tinnitus se debe a una enfermedad, el médico quizás pueda adoptar medidas que podrían reducirlo . La terapia de reentrenamiento o habituación, conocida como TRT (Tinnitus Retraining Therapy) es el tratamiento más empleado en la actualidad por su gran efectividad. Psicoterapia o terapia cognitiva conductual . Enmascaramiento : Evaluación de los ruidos ambientales o audición de música a una intensidad mayor que la del tinnitus El tratamiento puede incluir el uso de audífonos, dispositivos que enmascaran los ruidos, medicinas y aprender maneras para lidiar con el ruido . Los medicamentos no pueden curar el tinnitus , pero en algunos casos, pueden ayudar a reducir la intensidad de los síntomas o de las complicaciones. Los más comunes son antidepresivo, benzodiacepinas, antiepilépticos, etc. Pruebas complementarias del tratamiento del tinnitus Para el diagnóstico y tratamiento del tinnitus, el médico debe realizar un examen físico en los oídos , la cabeza y el cuello para buscar posibles causas del tinnitus. Se pueden realizar pruebas como: examen de la audición, una otoscopia (exploración que permite diagnosticar la gran mayoría de causas originadas en el oído externo y medio) y  pruebas audiológicas como: audiometría, potenciales evocados auditivos del tronco cerebral, que aportan información sobre la sensibilidad auditiva, la tomografía computarizada, se utiliza en el diagnóstico de la patología del oído medio e interno, resonancia magnética, prueba diagnóstica radiológica de primera línea, entre otras pruebas. La acufenometría es una prueba audiométrica en la que se presentan diferentes sonidos al paciente para poder identificar la intensidad y frecuencia del acúfeno. Factores desencadenantes del tinnitus En la mayoría de los casos el tinnitus es desencadenado a nivel ontológico y por otras enfermedades. Por ejemplo: la pérdida de la audición en las personas mayores o la enfermedad de Meniére. Factores de riesgo del tinnitus Los factores que aumentan el riesgo de tener tinnitus incluyen : exposición a ruidos fuertes, la edad, a medida que se envejece aumenta el riesgo de tener tinnitus, el tabaquismo, problemas cardiovasculares, descontrol hormonal, infecciones de oídos, enfermedades neurológicas y algunos fármacos o drogas Complicaciones del tinnitus Las complicaciones del tinnitus incluyen: Fatiga. Problemas de concentración. Depresión. Angustia e irritabilidad. Problemas de sueño. Estrés. Problemas de memoria. Menor calidad de vida. Prevención del tinnitus Para prevenir el tinnitus es necesario: Usar protección auditiva. Escuchar música a un volumen no muy alto. Hacer ejercicio regularmente, comer bien y tomar otras medidas para mantener los vasos sanguíneos saludables pueden ayudar a prevenir el tinnitus vinculado con los trastornos de los vasos sanguíneos. Especialidades a las que pertenece el tinnitus El tinnitus pertenece a la especialidad de otorrinolaringología , que es la parte de la medicina que se ocupa de la anatomía, la fisiología y las enfermedades del oído, la nariz y la garganta. Preguntas frecuentes ¿Qué son los acúfenos? Los acúfenos son un síntoma que consiste en la experiencia de percibir sonidos , que no provienen de ninguna fuente externa al cuerpo del paciente. ¿Qué es el vértigo de Menière? Es un trastorno del oído interno que provoca episodios en los cuales se siente que se está dando vueltas (vértigo). Además, se pierde la audición por momentos para luego perderla de forma gradual y finalmente por completo . Se tienen zumbidos de oídos (tinnitus) y, a veces, se tiene la sensación de inflamación o presión en el oído. ¿Qué es la neuritis vestibular? La neuritis vestibular es un trastorno del sistema vestibular, la parte del oído interno que ayuda a controlar el equilibrio de nuestro cuerpo. Es causada frecuentemente por un virus que daña el nervio vestibular y manda mensajes de movimiento y equilibrio entre el oído interno y el cerebro. ¿Qué es la laberintitis? La laberintitis es la irritación e hinchazón del oído interno . Puede causar vértigo e hipoacusia. Es causada por un virus y a veces por bacterias. ¿Por qué el vértigo afecta al oído? El vértigo afecta al oído porque ocasiona una inestabilidad constante que se percibe de manera interna, sin que ese movimiento corresponda a la realidad. Los vértigos producen problemas auditivos que originan enfermedades como la de Meniere , que provoca la pérdida de equilibrio y la falta de audición.
Sinusitis
Enfermedad

Sinusitis

¿Qué es la sinusitis? La sinusitis es la inflamación de los senos paranasales que puede ser causada por un hongo, una bacteria o un virus, o bien estar causada por una alergia. Los senos paranasales son pequeños huecos llenos de aire . Producen secreción mucosa que drena hacia la nariz. Si la nariz está inflamada, puede bloquear los senos paranasales y causar dolor. En situaciones normales, el aire pasa a través de los senos sin problema, sin embargo, las personas que padecen sinusitis tienen bloqueados estos espacios y sufren molestias y dificultades a la hora de respirar. La prevalencia de sinusitis es más alta en niños que sufren algún tipo de alergia respiratoria y en niños mayores , pero también puede darse en adultos y personas mayores. Es una enfermedad muy común, y si no se trata adecuadamente puede repercutir a complicaciones más severas . Tipos de sinusitis Existen dos tipos de sinusitis , que vienen determinados por la duración de la enfermedad y sus síntomas, estos son: Sinusitis aguda : los síntomas de la enfermedad no persisten durante más de cuatro semanas . Está provocada por la irrupción de bacterias en los senos paranasales . Sinusitis crónica : es una afección frecuente en la que las cavidades que rodean las fosas nasales se inflaman y se hinchan durante al menos 12 semanas , sin importar los intentos de tratamiento. Aquí, las bacterias son tan frecuentes como los hongos. Causas de la sinusitis El exceso de moco y el bloqueo de las aberturas paranasales hacen que las bacterias y otros microorganismos puedan reproducirse más fácilmente y provocar sinusitis. Entre las causas más comunes encontramos: Infección y/o inflamación de la mucosa ciliar nasal que origina una alteración para conducir la mucosa fuera de los senos paranasales, provocando la obstrucción . Alergias. Tabique desviado, cornetes hipertróficos, un espolón óseo nasal o la aparición de pólipos nasales. Resfriados severos. Síntomas de sinusitis Los síntomas de la sinusitis incluyen: Dolor y presión detrás de los ojos y en la zona maxilofacial: Dolor de cabeza. Obstrucción y/o congestión nasal. Pérdida del sentido del olfato. Fiebre moderada. Alta sensibilidad en las diferentes partes del rostro. Fatiga y sensación de malestar general. Dolor de garganta y goteo entre la nariz y la faringe. Tos que tiende a empeorar por la noche. Tratamiento para la sinusitis Es necesario el tratamiento con antibióticos , que tiene una duración aproximada de 14 días. En el caso de la sinusitis crónica , la enfermedad debe tratarse entre tres y cuatro semanas y, en el caso de estar provocada por la presencia de un hongo, será necesario un tratamiento específico para infecciones micóticas. También es posible que sea necesario el uso de aerosoles nasales con corticosteroides y antihistamínicos para reducir la hinchazón en caso de que haya pólipos nasales , mientras que el uso de inyecciones para alergias puede prevenir que la enfermedad reaparezca una vez curada. Si los síntomas no desaparecen después de tres meses de tratamiento o se sufren más de tres episodios de sinusitis aguda al año, puede ser necesaria una intervención quirúrgica con el objetivo de ensanchar las aberturas y drenar los senos paranasales. Pruebas complementarias del tratamiento de sinusitis Para el diagnóstico y tratamiento de la sinusitis es necesario realizar pruebas como: Rinoscopia , en la cual se introduce un tubo fino con luz que refleja imágenes en una pantalla Tomografía computarizada. Resonancia magnética . Transiluminación , en la cual se proyecta una luz contra los senos para comprobar si están inflamados u ocupados. Factores desencadenantes de sinusitis No se conoce un factor específico que pueda desencadenar la sinusitis. Factores de riesgo de la sinusitis Entre los factores que aumentan el riesgo de padecer sinusitis están: una anormalidad en las fosas nasales como el tabique nasal desviado o pólipos nasales, padecer fibrosis quística , sufrir rinitis alérgica o fiebre del heno, asma , tener alguna enfermedad que dificulte la función de los cilios , tabaquismo , sensibilidad a las aspirinas que provoca síntomas respiratorios, un trastorno en el sistema inmunitario , como VIH/SIDA, y exposición regular a contaminantes, como el humo, entre otros factores. Complicaciones de la sinusitis Las complicaciones pueden incluir: Meningitis. Otras infecciones: en ocasiones, la infección se puede extender hasta los huesos (osteomielitis) o la piel (celulitis). Problemas de visión. Pérdida parcial o total del sentido del olfato. Crisis de asma. Aneurismas o coágulos de sangre. Prevención de la sinusitis Para prevenir esta enfermedad es necesario: Aumentar la humedad del cuerpo y de las vías nasales mediante la ingesta de líquidos, especialmente agua. Evitar las infecciones de las vías respiratorias superiores. Controlar las alergias. Evitar el humo de cigarrillo y el aire contaminado. Especialidades a las que pertenece la sinusitis La sinusitis pertenece a la especialidad de otorrinolaringología , que es la parte de medicina que se ocupa de la anatomía, la fisiología y las enfermedades del oído, la nariz y la garganta. Preguntas frecuentes ¿Qué diferencia hay entre un resfriado y una sinusitis? En el resfriado las paredes internas de la nariz y las cavidades nasales se inflaman y se produce más fluido de lo usual. Esta es la razón por la cual la nariz se congestiona y "chorrea" durante un resfriado.  La mayoría de las veces la inflamación desaparece por sí sola a medida que el resfriado o la alergia se van. Sin embargo, en la sinusitis la inflamación persiste , las aberturas que normalmente permiten a los senos paranasales drenar su contenido hacia la parte posterior de la nariz se ven bloqueadas, y la cavidad de los senos se llena de fluido. ¿Qué es bueno para curar la sinusitis? Un excelente remedio casero para la sinusitis es hacer limpieza de la nariz y de los senos nasales con una mezcla de agua tibia y sal, ya que ayuda a eliminar el exceso de secreciones y reduce la inflamación aliviando los síntomas como dolor y presión a nivel del rostro. ¿Cuánto tiempo duran los síntomas de la sinusitis? En la sinusitis aguda los síntomas duran hasta 4 semanas , mientras que, en la sinusitis crónica, los síntomas duran hasta 12 semanas y pueden extenderse hasta meses e incluso años. ¿Qué es la sinusitis maxilar? Las sinusitis maxilares agudas aparecen a menudo después de las infecciones víricas de las vías aéreas superiores . Los síntomas incluyen fiebre, congestión nasal, rinorrea purulenta y dolor o pesadez facial unilateral. ¿Qué es la sinusitis alérgica? La sinusitis alérgica es la inflamación de la mucosa que reviste los senos paranasales, causada por un agente alérgico como el polvo.
Laringitis
Enfermedad

Laringitis

¿Qué es la laringitis? La laringitis es la inflamación de la laringe, que es la parte que une la faringe o garganta con la tráquea, y en ella se sitúan las cuerdas vocales. También se conoce con el nombre de crup (laringotraqueobronquitis). La laringitis es más frecuente en niños, pudiendo aparecer en 6 de cada cien suponiendo hasta el 20% de las infecciones de vías respiratorias altas, pueden dar lugar a dificultad para respirar o dificultad intensa para tragar y está considerada como una enfermedad leve. Tipos de laringitis La laringitis puede ser aguda, ya que es de origen infeccioso, y suele durar menos de tres semanas, y se considera como crónica la que se mantiene más de tres semanas. Causas de la laringitis La causa de la laringitis puede ser una enfermedad infecciosa vírica o bacteriana y el sobreesfuerzo con la laringe. Síntomas de la laringitis Los síntomas de la laringitis son: tos seca, dolor de garganta, sensación de cosquilleo o cuerpo extraño en la garganta y voz débil o ronquera. Tratamiento para la laringitis La laringitis en muchos casos es una enfermedad que remite por sí sola, sin necesidad de tratamiento. En la laringitis aguda producida por bacterias puede ser necesario un antibiótico , esto es poco frecuente ya que la mayoría son víricas. La laringitis crónica debe ser tratada la causa del proceso, así, en personas que usan mucho la voz, como profesores o cantantes, puede ser necesario enseñar a modular la misma por parte de un foniatra. En casos de reflujo gastroesofágico se deberá tratar para evitar que los jugos gástricos irriten la laringe. Pruebas complementarias del tratamiento de la laringitis La laringitis aguda no precisa pruebas complementarias, en el caso de laringitis crónicas será necesaria una laringoscopia para visualizar la laringe y las cuerdas vocales. En algunos casos donde se vean lesiones puede ser necesaria una biopsia de las mismas para llegar al diagnóstico. Factores desencadenantes de la laringitis La causa desencadenante de la laringitis será la infección vírica o bacteriana seguida del sobreesfuerzo vocal. Factores de riesgo de la laringitis Los factores de riesgo serán: irritantes químicos, alérgenos, consumo excesivo de alcohol, tabaquismo, sinusitis, reflujo gastroesofágico y uso habitual de la voz. Complicaciones de la laringitis Problemas para tragar. Obstrucción de las vías aéreas por inflamación. Sepsis por invasión de los gérmenes en otras zonas. Prevención de la laringitis No fumar ni estar en ambientes con humo. No consumir alcohol. Beber al menos 1,5 litros de líquidos (agua) al día. No tomar alimentos picantes. Comer frutas y verduras ricas en vitaminas. Lavarse las manos a menudo. Especialidades a las que pertenece la laringitis Las laringitis agudas son tratadas por pediatras y médicos de familia cuando son procesos agudos, en los casos de procesos crónicos puede ser necesaria la consulta con el otorrinolaringólogo. Preguntas frecuentes: ¿Qué es la laringitis aguda? La laringitis aguda es la inflamación de la laringe producida por la infección de un virus o una bacteria y que dura menos de tres semanas, es un proceso que suele remitir sin tratamiento. ¿Puedo perder la voz por una laringitis? Sí, durante el proceso de la laringitis es normal que se inflamen las cuerdas vocales, esto puede dar lugar a pérdida de la voz o ronquera. Dejar en reposo la voz es el mejor tratamiento  para este síntoma. ¿Qué es una laringitis crónica? La laringitis crónica es la inflamación de la laringe que se produce durante más de tres semanas, no suele ser infecciosa y se relaciona con procesos irritantes como pueden ser la exposición a humo de tabaco o alérgenos y con sobreesfuerzos con la voz. ¿Qué remedios caseros son efectivos para aliviar la laringitis? Los remedios caseros más efectivos para aliviar la laringitis son respirar aire húmedo , esto se puede hacer con un humidificador o bien con respirar aire húmedo en la ducha, intentar no hablar en voz alta durante mucho tiempo, puede ser necesario usar micrófono cuando se tenga que hablar a grupos grandes de gente, beber mucho líquido evitando el alcohol, humedecer la garganta y evitar hablar susurrando, ya que produce una mayor inflamación de las cuerdas vocales.
Hipertrofia
Enfermedad

Hipertrofia

¿Qué es la hipertrofia? La hipertrofia es el crecimiento excesivo de un órgano por aumento de tamaño de sus células. Puede producirse en cualquier órgano del cuerpo, así, tenemos hipertrofia prostática, hipertrofia ventricular (corazón), hipertrofia adenoidea, hipertrofia muscular, hipertrofia amigdalar e hipertrofia de cornetes. Estas son algunas de la más comunes. La hipertrofia prostática se da en hombres de más de 50 años, aumentando su incidencia hasta los 80 años, la hipertrofia ventricular está en relación con la hipertensión arterial llegando al 8% de las personas con hipertensión, la hipertrofia adenoidea es típica de los niños y su presencia máxima es antes de los seis años y puede aparecer hasta en un 2% de los niños, la hipertrofia amigdalar se asocia también a niños pequeños, aunque también se puede dar en adultos y suele estar asociada a infecciones. Son enfermedades leves salvo el caso de la hipertrofia ventricular , que puede dar lugar a infarto de miocardio o a infartos cerebrales. Tipos de hipertrofias La hipertrofia es el aumento del tamaño celular salvo en el caso del músculo , que puede ser sarcomérica , cuando se produce un aumento de las fibras musculares, o sarcoplásmica , cuando de produce un aumento del contenido de agua de las fibras. Todas las demás son de un único tipo. Dependiendo de la localización: Hipertrofia prostática : se produce por las alteraciones hormonales relacionadas con la edad. Hipertrofia ventricular : se produce porque el corazón tiene que realizar más fuerza de lo normal, y esto hace que las fibras miocárdicas se hipertrofien. Hipertrofia  amigdalar y de adenoides : se producen por diferentes infecciones, ante este estímulo, el organismo aumenta las células de defensa que se encuentran en estas zonas. Hipertrofia de cornetes : se produce por sustancias irritantes que actúan sobre la mucosa nasal. Es típica en relación con procesos alérgicos. Hipertrofia muscular : se produce por entrenamiento muscular mantenido. Síntomas de la hipertrofia La hipertrofia prostática produce problemas en la emisión de la orina , dando necesidad imperiosa de orinar, el tener que orinar constantemente, levantarse varias veces en la noche, pérdida de fuerza del chorro y, en casos muy extremos, obstrucción a la salida de la orina. La hipertrofia ventricular produce sensación de falta de fuerza , cansancio al andar, palpitaciones, mareo , desmayos y dolor en el pecho. La hipertrofia amigdalar y de adenoides produce dificultad para la respiración nasal, habla nasal, problemas para la deglución, mal aliento, mucosidad nasal y ronquido nocturno. La hipertrofia de cornetes da lugar a congestión nasal persistente por uno o ambos lados de la nariz, ronquidos, infecciones crónicas de senos y hemorragias nasales. Tratamiento para la hipertrofia El tratamiento para la hipertrofia de próstata será con medicamentos como la Tamsulosina , Silodosina y el Finasteride . También puede haber tratamiento quirúrgico cuando el tratamiento médico no es suficiente. La hipertrofia ventricular se trata controlando de forma adecuada la hipertensión arterial, con fármacos antihipertensivos . La tensión debe mantenerse por debajo de niveles de 140/90. La hipertrofia amigdalar y adenoidea se trata con antibióticos , cuando hay infecciones. En los casos de hipertrofia mantenida se deberá de proceder a realizar cirugía. La hipertrofia de cornetes se trata con fármacos corticoides , en caso de que no se responda bien a este tratamiento, se realiza cirugía. Pruebas complementarias del tratamiento de la hipertrofia Las pruebas complementarias en caso de hipertrofia de próstata serán ecografía prostática,  flujometría y, en caso necesario, cistoscopia . Se pueden realizar también analíticas de orina de control. La hipertrofia ventricular precisa control con electrocardiograma y ecografía cardíaca. En la hipertrofia amigdalar y la hipertrofia de cornetes se realizarán radiografías de cuello en caso necesario y estudio del sueño si el paciente presenta muchos ronquidos. La hipertrofia de cornetes además necesitará una r inoscopia para ser diagnosticada. Factores desencadenantes de la hipertrofia La hipertrofia de próstata tiene como desencadenante las alteraciones hormonales que se producen en el paciente. La hipertrofia ventricular se produce por falta de control tensional. La hipertrofia amigdalar y de cornetes se desencadena por enfermedades de repetición. La hipertrofia de cornetes puede también estar causada por alergias. Factores de riesgo de la hipertrofia En la hipertrofia de próstata el mayor factor de riesgo es la edad , desde los 50 años va aumentando el número de casos. En la hipertrofia ventricular, además de la elevación de la presión arterial , están la estenosis de la válvula aórtica y el tratamiento atlético y de causa genética. La hipertrofia de cornetes aumenta por los irritantes , los cuales químicos pueden producir o favorecer esta enfermedad. Complicaciones de la hipertrofia La hipertrofia de próstata favorece las infecciones de orina y la retención urinaria. La hipertrofia ventricular favorece los infartos de miocardio y los infartos cerebrales. La hipertrofia de adenoides, la de amígdalas y la de cornetes, dificultan la respiración nasal Prevención de la hipertrofia La hipertrofia de próstata no se puede prevenir, en la hipertrofia ventricular, con un control estricto de tensión arterial se evita su presencia, en las hipertrofias de amígdalas y cornetes se han de administrar vacunas contra determinadas infecciones, lo que puede prevenir el proceso, en casos de hipertrofias de cornetes el no exponerse a alérgenos ni sustancias químicas también ayudará a evitarlas. Especialidades a las que pertenece la hipertrofia Los especialistas serán: Hipertrofia de próstata: el urólogo. Hipertrofia ventricular: el cardiólogo. Hipertrofia de amígdalas, adenoides y  de cornetes: el otorrino Preguntas frecuentes: ¿Qué es la hipertrofia muscular? La hipertrofia muscular es el aumento del tamaño del músculo debido al aumento de sus fibras. Se produce en el atleta que hace ejercicio aeróbico repetido, y no puede ser considerada una enfermedad. ¿Qué es la hipertrofia gástrica? La hipertrofia gástrica es la enfermedad que se produce en la mucosa gástrica (parte más interna del estómago), con inflamación y ulceración , acompañada del sobrecrecimiento de las células que estan en la mucosa. ¿Qué deportes puede hacer una persona con hipertrofia muscular? Realmente se puede realizar cualquier deporte con hipertrofia muscular. ¿Qué es la hiperplasia? La hiperplasia es el aumento del número de células de determinada zona , en muchos casos las lesiones hiperplásicas pueden evolucionar a procesos tumorales. Se produce porque las células se reproducen en mayor medida de lo normal, y no por su aumento de tamaño.  
Trastornos del equilibrio y vértigo
Enfermedad

Trastornos del equilibrio y vértigo

Actualizado el 20/07/2021 Los trastornos del equilibrio constituyen uno de los motivos más frecuentes de consulta en Atención Primaria, acercándose al 2% la población española que cada año consulta por asuntos relacionados con el vértigo. La incidencia es mayor en el sexo femenino y aumenta con la edad, llegando a afectar hasta al 20% de la población mayor de 65 años, comportando un alto riesgo de caídas. Los trastornos del equilibrio se asocian con falta de estabilidad, vértigo y mareo. También pueden estar asociados a una sensación de desmayo. ¿Qué es el vértigo? El vértigo es una alucinación de movimiento o una sensación errónea de desplazamiento del cuerpo o de los objetos que están alrededor. Se trata de un síntoma que puede estar implicado en multitud de procesos patológicos. Cuando hay alteraciones que pueden causar vértigo de tipo benigno, suele ser una patología tratada por el médico de atención primaria. Si el vértigo es persistente y está asociado a síntomas de gravedad, serán tratados por el especialista en otorrinolaringología (vértigos periféricos) o por el neurólogo (vértigos centrales). Tipos de vértigo El vértigo se puede clasificar en: Periférico . Cuando existe una alteración en los sistemas encargados de recoger la información del equilibrio como componentes del oído (utrículo, sáculo y conductos semicirculares) o en el nervio encargado de llevar esa información al cerebro (componente vestibular del nervio vestibulococlear). Incluyen las crisis de vértigo de características rotatorias o de giro del entorno que presenta un inicio súbito. Suele estar asociado a sudoración, náuseas, palidez cutánea y palpitaciones. Su duración aproximada es menor a dos semanas. Se pueden asociar a sintomatología del oído como hipoacusia o acúfenos. Dentro de este grupo, los más frecuentes son el vértigo posicional paroxístico benigno y la enfermedad de Menière . Central . Cuando se afectan las regiones del sistema nervioso central encargadas de procesar la información (vías y centros nerviosos del tronco o de la corteza cerebral). Suele ser una sensación de inestabilidad, mareo, oscilación o dificultad de la marcha. Se instaura progresivamente y suele ser permanente. La duración de las crisis es prolongada. Se puede asociar a trastornos de conciencia, visión doble, dificultad para hablar, desorientación y ataxia (dificultad para coordinar movimientos), entre otros síntomas. Dentro de este grupo se encuentra uno de los más característicos que es el vértigo causado por un infarto en el territorio de la arteria vertebral o de la arteria cerebelosa posterior (infarto bulbar lateral o síndrome de Wallenberg). El vértigo también puede presentar características mixtas . De este modo, puede iniciarse con síntomas de vértigo central, añadiendo crisis vertiginosas con giro de objetos y síntomas vegetativos. Causas de la pérdida de equilibrio y el vértigo La causa de la pérdida de equilibrio y el vértigo pueden deberse a alteraciones de las estructuras que captan la información del equilibrio y la posición de nuestro cuerpo en el espacio: el sistema visual, problemas vestibulares del oído interno, trastornos neuronales (VIII par craneal) y de los sistemas de receptores situados en los músculos y las articulaciones. También puede darse por la lesión de las regiones nerviosas del sistema nervioso central que integran esta información (núcleos vestibulares troncoencefálicos y sus conexiones y el cerebelo). En este sentido, pueden ser causa de aparición de vértigo una migraña basilar, infartos o hemorragias cerebelosas, tumores de la fosa posterior, esclerosis múltiple, neurinoma del acústico, entre otras patologías. Otras causas de pérdidas de equilibrio pueden ser tratamientos con determinados medicamentos, enfermedades neurológicas como el Párkinson o la neuropatía periférica. Síntomas que acompañan al vértigo El vértigo de tipo periférico y su pérdida de equilibrio a menudo se asocian con sensación de movimiento, nistagmus (movimiento involuntario de los ojos en horizontal) y desviación del eje corporal. También suele acompañarse de sudoración, náuseas y vómitos (síndrome vegetativo) y puede estar asociado a síntomas auditivos como disminución de la audición (hipoacusia) o escucha de ruidos anormales (acúfenos). En el vértigo de tipo central la sensación de movimiento es menos clara. Puede o no aparecer el síndrome vegetativo y el nistagmus, cuando se presenta lo hace con un movimiento vertical, oblicuo o de dirección cambiante de los ojos. Es raro que existan síntomas auditivos. Tratamiento para la pérdida de equilibrio y el vértigo El tratamiento de los trastornos del equilibrio variará en función de la causa y de su gravedad.Algunos tratamientos que se pueden establecer incluyen: Reposicionamiento canalicular En caso de vértigo periférico paroxístico benigno, puede ser útil la realización de la maniobra de Epley, consistente en movimientos específicos de la cabeza y el cuerpo del paciente para reposicionar las partículas desplazadas del oído interno que causan las pérdidas de equilibrio. Medicamentos Existen medicamentos específicos para controlar los mareos, el vértigo y los problemas de equilibrio. En los episodios agudos de vértigo se utilizan fármacos sedantes vestibulares (acción en el oído interno). Entre ellos están la sulpirida (Dogmatil), tietilperazina, prometazina o dimenhidrinato. En casos de vértigo intenso también se usan benzodiazepinas. Si existen vómitos se pueden prescribir antieméticos como la metoclopramida (primperan). Puede haber también otros tratamientos farmacológicos específicos indicados cuando existen enfermedades del sistema nervioso central o vértigo psicógeno. Cirugía En determinadas enfermedades puede ser necesaria una intervención quirúrgica. Es el caso del vértigo posicional paroxístico benigno en casos de resistencia al tratamiento farmacológico, en la enfermedad de Ménière cuando las crisis son incapacitantes, en las fístulas perilinfáticas o en algunas enfermedades del sistema nervioso central. Reeducación del equilibrio Consiste en una intervención por parte del fisioterapeuta en una ambiente seguro y controlado, consistente en diferentes ejercicios dirigidos a mejorar la respuesta corporal en situaciones de desequilibrio e inestabilidad. El objetivo básico es prevenir caídas y ganar autonomía con seguridad. Otros tratamientos Se pueden utilizar también ejercicios de rehabilitación vestibular con repetición de un conjunto de movimientos de ojos, cabeza y cuerpo en el caso de vértigo periférico. Factores desencadenantes del vértigo Los factores que desencadenan el vértigo pueden ser debidos a un traumatismo, cambios de presión que afectan a los oídos, patologías del sistema nervioso central o problemas cardiovasculares, entre otros. Complicaciones del vértigo y la pérdida de equilibrio Los trastornos del equilibrio y el vértigo pueden suponer una serie de complicaciones, entre las que se encuentran: Incapacidad funcional (el vértigo y los problemas de equilibrio pueden ser un síntoma limitante para que el paciente pueda desarrollar sus actividades de la vida diaria). Riesgo de traumatismos y caídas. Enfermedades psiquiátricas. En ocasiones, enfermedades como el síndrome de Menière se asocian con el padecimiento de depresión o ansiedad ante la persistencia de los síntomas y la interferencia de estos en el desarrollo de la vida normal del paciente. Prevención del vértigo y trastornos del equilibrio Existe una serie de recomendaciones que pueden ayudar a prevenir los trastornos del equilibrio y el vértigo: No tomar fármacos ototóxicos. Prevenir las infecciones de oídos, realizando una adecuada higiene (lavado de manos, etc.). Buen control de los factores de riesgo cardiovascular (dieta saludable y actividad física). No fumar ni beber en exceso. Tener un buen control médico y farmacológico de enfermedades crónicas, especialmente en el caso de padecer diabetes mellitus, hipertiroidismo, epilepsia y migraña. Consultar al médico ante cualquier síntoma otológico (acúfenos, hipoacusia, etc.). Además del tratamiento más adecuado para el vértigo, puede ser recomendable la realización de sesiones de fisioterapia de reeducación del equilibrio para prevenir caídas . Bibliografía Sociedad Española de Medicina Interna. Vértigo o mareo. Consultado: 14/07/2021 . Documento de Consenso de la Comisión de Otoneurología de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello. GUÍA DE PRÁCTICA CLÍNICA PARA EL DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DEL VÉRTIGO POSICIONAL PAROXÍSTICO BENIGNO. Consultado: 14/07/2021 . Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria. Actualización en Medicina de Familia. Actualización en el manejo del vértigo. Consultado: 14/07/2021 . Neuhauser HK. The epidemiology of dizziness and vertigo. Handb Clin Neurol 2016; 137:67-82. Doi: 10.1016/B978-0-444-63437-5.00005-4 . Preguntas frecuentes ¿Qué es la pérdida de equilibrio? La pérdida de equilibrio es la sensación que puede tener un paciente de mareo o fuerte inestabilidad que le lleva a sentir que va a caerse o que todo se mueve a su alrededor. Si ocurren con cierta asiduidad se pueden realizar sesiones de reeducación del equilibrio para prevenirlas y minimizar sus consecuencias. ¿Es lo mismo vértigo que mareo? El mareo es una sensación de inestabilidad, mientras que el vértigo conlleva la sensación de movimiento y pérdida del equilibrio, que puede durar horas o días. ¿Cuánto puede durar el vértigo? El vértigo periférico tiene una duración limitada, ya que existe una compensación del síntoma a nivel del sistema nervioso central. Aunque en la mayoría de los casos más frecuentes y leves se dan instantes de mayor afectación y duración de 3-5 días, que pueden llegar a presentarse hasta 6-12 semanas. El vértigo de origen central es persistente y no llega a desaparecer si no se trata la causa subyacente. ¿Qué trastornos están asociados al vértigo? El vértigo es un síntoma que aparece asociado a múltiples patologías. Entre ellas está la afectación del sistema nervioso central como en el caso de las enfermedades vasculares cerebrales (infartos, ictus , hemorragias), tumores, enfermedades desmielinizantes (esclerosis múltiple), anomalías de la unión cráneo-vertebral (como la malformación de Arnold-Chiari), epilepsia, migraña, etc. También se asocia con enfermedades sistémicas como diabetes mellitus, hipotiroidismo, insuficiencia renal crónica, anemia, hipotensión arterial, toma de algunos fármacos y tóxicos, alteraciones psiquiátricas y enfermedades del oído interno (infecciones bacterianas, neuritis vestibular, fístula perilinfática, vértigo posicional paroxístico benigno, etc.). ¿Qué es el vértigo de Menière? Es una enfermedad del oído interno (alteración en el laberinto), que se caracteriza por la presencia de vértigos a modo de crisis de 20 minutos a 24 horas de duración acompañadas siempre de disminución de la audición fluctuante (hipoacusia neurosensorial), escucha ruidos anómalos (acúfenos), acompañado en ocasiones con sensación de presión en el oído antes de la crisis. Su causa es desconocida. ¿Puede el estrés causar vértigo? El estrés en sí mismo no está descrito como una causa directa de vértigo. Existen vértigos de origen psicógeno, relacionados más con otros tipos de patologías psiquiátricas severas.
Epistaxis
Enfermedad

Epistaxis

¿Qué es la epistaxis? La epistaxis o rinorragia es el término médico utilizado para nombrar al sangrado a través de las fosas nasales . Es una alteración muy frecuente que puede aparecer a cualquier edad, más en los varones. Habitualmente es una patología leve aunque cuando existen complicaciones importantes con sangrado abundante puede comprometer la vida del paciente. Tipos de epistaxis Según por donde se encamine la sangre, se divide en: Epistaxis anterior: la hemorragia sale al exterior por los orificios nasales (90% de los casos). Epistaxis posterior: la sangre fluye hacia la faringe (10% de los casos). Causas de la epistaxis La mayoría de las epistaxis son idiopáticas, es decir, no se sabe por qué se ha producido el sangrado, sobre todo en pacientes jóvenes. Otras veces se identifica el origen, dividiéndose en: Causas locales: Microtraumatismos en la zona anterior de la mucosa (revestimiento) del tabique por rascado o introducción de sondas (pequeños tubos flexibles). Traumatismos nasales o faciales , lesiones en la arteria carótida interna. Traumatismos quirúrgicos , al realizar cirugías como rinoseptoplastia (del tabique nasal), polipectomía (retinar malformaciones que se producen en su interior)...etc. Inflamaciones de la mucosa nasosinusal producidas por infecciones, alergias, ...etc. Tumores malignos o benignos nasosinusales (en la zona nasal o los senos nasales). Presencia de cuerpos extraños , sobre todo en los niños por introducción accidental de elementos pequeños. Sequedad ambiental. Causas generales: Toma de fármacos como descongestionantes nasales, ácido acetilsalicílico, anticoagulantes, antiagregantes, corticoides tópicos...etc. Infecciones , sobre todo agudas como gripe, neumopatías, fiebre tifoidea...etc. Padecer enfermedades cardiovasculares como HTA, arteriosclerosis o cardiopatías. Nefropatías y hepatopatías. Enfermedades de la sangre y alteraciones de la coagulación como leucemias, anemia aplásica o coagulopatías. Alteraciones hormonales como las que aparecen en el embarazo, diabetes, feocromocitoma...etc. Síntomas de la epistaxis El principal síntoma que aparece es el sangrado por la nariz o a través de la faringe, notando el paciente en ella el goteo de la sangre que precisa escupir o tragar. Cuando existe un sangrado abundante que no se logra controlar, aparece disminución de la tensión arterial por la pérdida de sangre y se puede llegar al shock hipovolémico (fallo multiorgánico por falta de aporte de sangre). Tratamiento para la epistaxis Lo primero que se hace es tranquilizar al paciente. Se realiza una limpieza y, aspirado de la sangre de la nariz, se localiza el punto de sangrado. En pequeños sangrados se realiza una compresión , que consiste en la realización de un taponamiento introduciendo un algodón empapado en agua oxigenada o una gasa orillada empapada en vaselina o Merocel®. Cuando existe un aumento de la vascularización en la mucosa del tabique nasal y se localiza el punto de sangrado, se puede realizar una cauterización con aplicación de nitrato de plata y posterior taponamiento. En sangrados graves abundantes cuando fracasan los tratamiento anteriores, se procede por parte de los otorrinolaringólogos a realizar una taponamiento posterior . Se realiza en el quirófano bajo anestesia general o con sedación simple, en la que se introduce una sonda (tubito fino flexible) por ambas fosas nasales extrayéndose por la boca. A cada extremo se ata un hilo de seda que sujeta un rodillo de gasa del tamaño de la parte posterior de las fosas nasales donde desembocan hacia la faringe (cávum), y cuando se extraen las sondas este rodete queda tapando esa parte posterior. Se deja uno de los hilos de seda sacado por la boca y anudado en torno a una gasa doblada para facilitar la extracción del taponamiento posteriormente.  Además, se procede después a realizar un taponamiento anterior. Siempre que se realizan taponamientos se asocia la indicación de tomar un antibiótico para evitar complicaciones como sinusitis u otitis, entre otras. Existen procedimientos especializados aplicados solo en casos especiales: embolización arterial , ligaduras arteriales, dermoplastias nasales, inyección submucosa de pegamentos orgánicos...etc. En los casos graves de sangrado abundante que comprometen el estado general de salud y producen hipotensión por la pérdida de sangre, lo más urgente es la administración de fluidos para evitar el shock hipovolémico. Pruebas complementarias del tratamiento de la epistaxis El diagnóstico es básicamente clínico, con la interrogación al paciente para la búsqueda de las posibles causas y la exploración física con el fin de encontrar el punto de sangrado. Para ello, puede precisarse la realización de una rinoscopia anterior, con la introducción de un utensilio llamado rinoscopio que tiene forma de pinzas que “abren” los orificios nasales, y el uso de una luz que sirve para ver por parte del médico el interior de las fosas nasales. También se puede realizar por medio de la introducción de un endoscopio de fibra óptica (tubo pequeño y flexible con una cámara en su extremo distal), que se introduce por la nariz. En el caso de sangrados posteriores se puede realizar una faringoscopia para detectar si cae sangre o algún coágulo a la faringe. Se deben tomar las constantes vitales del paciente como la tensión arterial o la frecuencia cardíaca. En el caso de sangrados importantes se realiza una analítica de sangre con determinación de hemograma y coagulación. Factores desencadenantes de la epistaxis El factor desencadenante de la epistasis es la lesión de la mucosa nasal y sus pequeños capilares sanguíneos. Factores de riesgo de la epistaxis Padecer enfermedades cardiovasculares mal controladas como la hipertensión arterial. Ineficacia o mal control de enfermedades crónicas que pueden desencadenar una sangrado nasal. Realizar tocamiento digital (con los dedos) en el interior de la nariz. Realizar deportes que favorecen la producción de traumatismos nasales o faciales como el boxeo. La deshidratación favorece la sequedad de las mucosas que puede provocar epistaxis. Evitar dar objetos muy pequeños a los niños ya que existe el riesgo de que se los introduzcan en la nariz (también en el oído o por la boca). Complicaciones de la epistaxis Sangrados de repetición. Sangrado abundante incontrolable con los tratamientos, que produzca una disminución del volumen de sangre en el organismo, lo que desencadena un shock hipovolémico con disfunción de los órganos y la posible muerte del paciente. Producción de hemotímpano , introducción de sangre durante el sangrado a través de la trompa de Eustaquio hacia el oído. Complicaciones derivadas de los tratamientos aplicados: infecciones, dificultad respiratoria, necrosis (muerte) de la mucosa...etc. Prevención de la epistaxis Adecuado control de la tensión arterial. No realizar manipulaciones en el interior de la nariz. Controles adecuados de los tratamientos que modifican la coagulación sanguínea como el Sintrom®. Evitar las infecciones de vías respiratorias con medidas como el lavado frecuente de las manos, uso de pañuelos de papel...etc. Tener una adecuada hidratación. Evitar la sequedad de la mucosa nasal (aplicación de vaselina, uso de humidificadores...etc). No fumar. Estornudar con la boca abierta. Mantener las uñas de los niños cortas para que no se lesionen la mucosa con ellas si se introducen el dedo dentro de la nariz Especialidades a las que pertenece la epistaxis En las epistaxis leves-moderadas, la atención y diagnóstico puede realizarse por el médico de familia. En caso de sangrados persistentes, repetitivos o abundantes, es el otorrinolaringólogo quien realiza el tratamiento. Preguntas frecuentes: ¿Es verdad que la primavera favorece la hemorragia nasal? En la primavera es frecuente que aparezcan alteraciones en la mucosa de la nariz como rinitis por alergias a pólenes que favorecen su inflamación y a veces sequedad. Estos factores son posibles causas de sangrado por la nariz. Además, empiezan a aumentar las temperaturas, lo que en algunos casos puede provocar mayor vasodilatación que puede favorecer en pacientes con factores de riesgo la aparición de epistaxis. ¿Qué hacer cuando a alguien le sangra la nariz? Lo primero que se debe hacer es tranquilizar a la persona y mantener la calma. Se debe aconsejar a la persona que sangra que no incline la cabeza hacia atrás. Se puede introducir un algodón empapado en agua oxigenada y realizar una compresión en la fosa nasal con dos dedos durante 10 minutos. Si la persona aun así sigue sangrando, cuenta que se traga de forma contínua sangre que nota caer en su garganta, o refiere síntomas como malestar y mareo, se debe llevar a la persona al servicio médico más cercano. ¿Qué es la rinorragia? La rinorragia o epistaxis es el sangrado por las fosas nasales . ¿Qué es un taponamiento nasal? El taponamiento nasal es la introducción de un elemento externo (algodón, gasa, esponja especial) que produce una compresión en la mucosa de las fosas nasales para favorecer la disminución del sangrado y cicatrización del punto de herida sangrante. Este taponamiento se mantiene como mínimo durante 48 horas para asegurar los resultados.  
Enfermedad de Menière
Enfermedad

Enfermedad de Menière

¿Qué es la enfermedad de Menière? La enfermedad de Meniere, también conocida como síndrome de Meniere o Hidrops endolinfático, es un trastorno del oído interno que afecta el equilibrio y la audición caracterizado por una sensación anormal que provoca episodios en los cuáles se siente que se está dando vueltas (vértigo) . Además, existe asociada una pérdida de la audición por momentos que después se pierde de forma gradual y finalmente por completo (puede manifestarse en uno o ambos oídos), los pacientes escuchan ruidos, zumbidos, repiqueteo en el oídos (tinnitus) y, a veces, tienen la sensación de inflamación o presión en el mismo. En la mayoría de los casos, afecta a un sólo oído pudiendo presentarse a cualquier edad, pero suele aparecer entre los 20 y los 50 años . Es más frecuente en mujeres que en hombres y alrededor de 100.000 personas pueden desarrollarla cada año. Es una enfermedad común que, si no se trata adecuadamente, puede ser grave. Tipos de la enfermedad de Menière No se conocen tipos de la enfermedad de Meniére. Pero si se pueden mencionar los estadios: Estadio inicial: Vértigo recurrente súbito, acompañado de náuseas, vértigo y presión en el oído. Dura entre 20 minutos y 24 horas. Estadio medio: Vértigo más hipoacusia fluctuante (frecuencias graves). El vértigo alcanza su máxima severidad, el acúfeno o tinnitus incrementa su intensidad. Estadio severo: La pérdida de la audición (hipoacusia) se deteriora progresivamente y llega la pérdida total de la audición en todas sus frecuencias, el vértigo disminuye, se inician los problemas de inestabilidad. El acúfeno se vuelve el síntoma más molesto. Causas de la enfermedad de Menière Se desconoce la causa exacta de la enfermedad de Ménière. Los canales semicirculares (laberinto) llenos de líquido del oído interno, junto con el octavo par craneal, controlan el equilibrio y el sentido de orientación. La enfermedad de Menière implica una inflamación de la parte del canal (saco endolinfático) que controla la filtración y excreción del líquido del canal semicircular. Aunque en algunos casos, puede estar relacionada con infección del oído medio (otitis media), sífilis o lesión de la cabeza. También que puede haber una implicación genética. Síntomas de la enfermedad de Menière Los signos y síntomas de la enfermedad de Ménière son: episodios recurrentes de vértigo (sensación anormal de movimientos de la persona o del ambiente), pérdida de la audición (hipoacusia), ruidos o zumbido de oídos (tinnitus o acúfenos), sensación de inflamación en el oído, presión en el oído, mareos, náuseas, vómitos, sudoración y movimientos incontrolables del ojo. Tratamiento para la enfermedad de Menière No existe una cura para la enfermedad de Ménière, pero sí una gran cantidad de tratamientos que pueden ayudar a reducir la gravedad y la frecuencia de los episodios de vértigo. Algunos conservadores, otros agresivos, que tienen como objetivo controlar la crisis aguda del vértigo. Se recomienda seguir una dieta baja en sal y eliminar líquidos , ya que, al acumularse en el oído interno puede producir el vértigo. Si no resulta efectivo hay que acudir a un tratamiento médico. Existen diferentes fármacos que se pueden indicar, pero que van a depender de las características del paciente, como son, diuréticos, Betahistina o antagonista del calcio y los protectores oculares frente a agentes tóxicos locales (trimetazidina). La mayoría de los pacientes mejoran con un tratamiento médico y una dieta adecuada. Cuando no es así, se debe realizar un tratamiento con dexametasona intratimpánica o con gentamicina intratimpánica, que es un antibiótico que se inyecta a través del tímpano, pasa al oído interno y actúa en las células del equilibrio. Otras veces hay que recurrir a tratamiento quirúrgico , según exista o no audición, realizando una neurectomía vestibular (una sección del nervio vestibular consigue un control del vértigo de un 85-95% con un riesgo de hipoacusia neurosensorial mínima), o una laberintectomía, indicado a pacientes que presentan una hipoacusia con audición no útil en el oído enfermo y crisis de vértigos que no se controlan con los tratamientos médicos. Este tratamiento lleva a una pérdida completa de la audición y el control del vértigo es casi al 100%. Pruebas complementarias del tratamiento de la enfermedad de Menière El diagnóstico y tratamiento de la enfermedad se realiza en función de los síntomas que se presenten durante la enfermedad. Entre las pruebas complementarias para el diagnóstico son: tomografía computarizada, resonancia magnética, estimulación calórica (exámenes de reflejos de los ojos), los resultados anormales indican la presencia de la enfermedad, estudios de potenciales evocados, audiometría, pruebas vestibulares, electrococleografía, hidrops endolinfático, entre otras pruebas. Factores desencadenantes de la enfermedad de Menière No se conocen factores desencadenantes para la enfermedad de Meniére. Factores de riesgo de la enfermedad de Menière Entre los factores que aumentan el riesgo de padecer la enfermedad de Menière están: el consumo de alcohol, alergias, traumatismo craneal, antecedentes familiares , tabaquismo, enfermedad viral reciente, infección de oídos, estrés, migrañas, etc. Complicaciones de la enfermedad de Menière Entre las complicaciones de la enfermedad de Meniére están: Episodios impredecibles de vértigo Pérdida de la audición de forma permanente Imposibilidad de caminar o desempeñarse debido al vértigo incontrolable Fatiga Estrés emocional Depresión Ansiedad Prevención de la enfermedad de Menière La enfermedad de Ménière no se puede prevenir. Pero si se pueden realizar algunos procesos para reducir al mínimo los efectos de esta enfermedad, como son: Tratar los síntomas iniciales de inmediato puede ayudar a prevenir el empeoramiento de la afección Reducir el estrés , ya que se cree que éste es una causa de la enfermedad Reducción del consumo de sal en la dieta Dejar el tabaquismo y el alcohol Especialidades a las que pertenece la enfermedad de Menière La enfermedad de Meniére pertenece a la especialidad de otorrinolaringología, que es la parte de la medicina que se especializa en trastornos del oído, nariz y garganta. Se ocupa de diagnosticarla y tratarla. Preguntas frecuentes ¿Cuántos tipos de vértigo hay? Existen dos tipos de vértigo: Vértigo periférico , es un problema en la parte del oído interno que controla el equilibrio. Éste puede ser causado por ingerir ciertos medicamentos, haber sufrido una lesión (como un traumatismo craneal), presentar una inflamación o presión en el nervio vestibular. Y vértigo central , que es un problema en el cerebro. Este tipo puede ser causado por alguna enfermedad vascular, el consumo de ciertos fármacos con alcohol, padecer migraña o esclerosis múltiple, tener convulsiones, haber sufrido un accidente cerebrovascular, o tener algún tumor. ¿Qué es la neuritis vestibular? La neuritis vestibular es un trastorno del sistema vestibular, la parte del oído interno que ayuda a controlar el equilibrio de nuestro cuerpo. Es causada frecuentemente por un virus que daña el nervio vestibular , que manda mensajes de movimiento y equilibrio entre el oído interno y el cerebro. ¿Qué es la laberintitis? La laberintitis es causada por una inflamación del oído interno , región donde se ubica una estructura llamada laberinto, responsable del equilibrio. ¿Qué es la rehabilitación vestibular? La rehabilitación vestibular es un tratamiento para el trastorno vestibular periférico unilateral que ayuda a mejorar el vértigo, el equilibrio y la movilidad. ¿Que es el sentido cinestésico? Es la capacidad que nos permite ser consciente del movimiento muscular y de la postura . El sentido cinestésico ayuda a controlar actividades como pararse, caminar, pasear, agarrar un objeto y hablar.    
Cáncer de Lengua
Enfermedad

Cáncer de Lengua

¿Qué es el cáncer de lengua? El cáncer de lengua se conoce también como carcinoma escamoso o carcinoma epidermoide de lengua, supone el 6% de todos los cánceres que se diagnostican y un 30% de los de cavidad oral. Es el doble de frecuente en hombres que en mujeres y está considerado una enfermedad grave. Tipos de cánceres Existen dos tipos principales de cánceres de lengua, el carcinoma escamos o o epidermoide, que es el que se desarrolla a partir de las células superficiales de la lengua y supone el 95% de los casos de cáncer de lengua, y el carcinoma adenoide quístico, que es el que se desarrolla a partir de las glándulas salivares y que supone el otro 5%. Causas del cáncer de lengua El principal agente causal es el tabaco. Hasta el 95% de las personas con cáncer de lengua fuman. El alcohol actúa aumentando el riesgo de los productos cancerígenos del tabaco, y si ambos efectos se combinan, llega a aumentar en quince veces la posibilidad de tener un cáncer de lengua. La irritación mecánica crónica por una dentadura en mal estado puede producir úlceras bucales que, de mantenerse en el tiempo, pueden evolucionar a un cáncer de lengua. Las infecciones por el virus del papiloma humano también están en el origen de estos cánceres. Síntomas del cáncer de lengua Los síntomas iniciales de un cáncer de lengua son la presencia de una úlcera, que suele tener los bordes duros y que no va a curarse, puede sangrar con facilidad, y en casos más avanzados puede dar problemas para tragar y para hablar. Tratamiento para el cáncer de lengua Existen varias líneas principales para el tratamiento del cáncer de lengua: La cirugía : las técnicas quirúrgicas van desde la sola extirpación del tumor, hasta la extirpación total o parcial de la lengua, en algunas ocasiones puede ser necesaria la retirada de la mandíbula o del maxilar, e intervenir a nivel de cuello para retirar ganglios linfáticos sospechosos de metástasis. La radioterapia : puede ser externa mediante una máquina de rayos X o de protones hacia el tumor, o de aplicación interna, situando pequeñas porciones de material radioactivo conocidas como semillas en la zona tumoral. Permite un menor daño de los tejidos. normales. En general serán durante 5 a 7 semanas los cinco días a la semana. La quimioterapia : la más común es usar una combinación de tratamiento con Cisplatino y 5-Fluoracilo que es la combinación más eficaz en este tipo de tumores, en algunos casos se puede unir el tratamiento con Docetaxel . Terapia dirigida e inmunoterapia en la que usan como tratamientos un anticuerpo que bloquea la reproducción de las células epiteliales. Los fármacos usados son el pembrolizumab y el nivolumab. Pruebas complementarias del tratamiento del cáncer de lengua La principal prueba complementaria que se realiza es la biopsia de la lesió n, que permitirá conocer la naturaleza de la misma. Otras pruebas radiológicas como escáner, resonancias magnéticas, PET... son complementarias y se solicitan para valorar la extensión del tumor y controlar su evolución durante el tratamiento. Factores desencadenantes del cáncer de lengua Los factores desencadenantes del cáncer de lengua son el tabaco, seguido de lesiones producidas por roces continuos de dentaduras mal cuidadas. Factores de riesgo del cáncer de lengua Existen dos factores de riesgo principales del cáncer de lengua, el consumo excesivo de alcohol que se traduce en un aumento del riesgo mayor si se asocia a consumo de tabaco y la infección por virus del papiloma humano . Complicaciones del cáncer de lengua Las complicaciones que pueden aparecer en un cáncer de lengua son: dificultad para tragar y hablar, problemas al respirar y alteración de las facciones por daño sobre la mandíbula y el maxilar. Prevención del cáncer de lengua Las medidas preventivas para evitar el cáncer de lengua son: no fumar ni cigarrillos ni en pipa ni mascar tabaco, no consumir alcohol en grandes cantidades , evitar las infecciones por virus del papiloma humano , con medios de protección en el sexo oral o mediante vacunas contra el papiloma y cuidar la dentadura de forma adecuada llevando prótesis dentales que ajusten de forma correcta. Especialidades a las que pertenece el cáncer de lengua Los especialistas implicados en el tratamiento del cáncer de lengua son tres, otorrinolaringólogos y cirujanos maxilofaciales, serán los encargados de la cirugía y el oncólogo será el encargado de la radioterapia y la quimioterapia. Preguntas frecuentes: ¿Cómo se manifiesta el cáncer en la boca? El cáncer de boca se suele manifestar como una lesión aftosa (herida), que tras quince días no cura de modo adecuado, suelen tener un borde duro , y en ocasiones pueden sangrar. Las lesiones en la base de la lengua son más difíciles de ver y pueden manifestarse como molestias al tragar o sensación de un cuerpo extraño. ¿Qué es la glosectomía? La glosectomía es la extirpación total o parcial de la lengua . La decisión de retirar una parte o la totalidad de la lengua será tomada dependiendo de la extensión del tumor y de la situación del mismo, en general se prefiere la glosectomía parcial por ser mucho menos agresiva. ¿Es lo mismo el cáncer de lengua que el cáncer de labios? No es lo mismo, si bien los dos son en general de la parte superficial que los recubre, las implicaciones de tratamientos quirúrgicos son muy diferentes, y la accesibilidad al tumor también distinta. ¿Cómo se manifiesta el cáncer de labio? El cáncer de labio se puede manifestar por un afta (herida) que no se cura , por una masa en el labio, sangrado, dolor o adormecimiento labial. En algunas ocasiones puede no tener síntomas y ser el odontólogo el que lo encuentre en una revisión dental. ¿Qué son las aftas en la boca? Las aftas en la boca son pequeñas heridas o lesiones superficiales , que pueden aparecer como consecuencia de enfermedades víricas, como pueden ser las infecciones por herpes o también por lesiones que se producen al morderse, por roce de una pieza dental alterada o de una prótesis con mal ajuste.  
Consultas online

Telemedicina 24h.
Olvida los riesgos, las esperas y desplazamientos.

Videoconsulta, Chat médico, consultas telefónicas... Tú decides.

Ver consultas online
1

Regístrate ahora y prueba un mes GRATIS de Savia Premium

Acceso ilimitado a nuestros servicios para que pruebes la experiencia Savia al completo.

Registrarte gratis
2

Después sigue con tu cuenta gratis o hazte Premium

Al acabar el mes, puedes disfruta Savia con la cuenta gratis o hacerte Premium por 59€ al año (o 10€ al mes) para tener consultas online inlimitadas.

Comparar todos los planes