Neumología

La especialidad
Artículos especializados
Enfermedades
Síntomas
Otros contenidos
Edema Pulmonar
Enfermedad

Edema Pulmonar

¿Qué es un edema pulmonar? El edema pulmonar, edema agudo de pulmón o congestión del pulmón, es una enfermedad producida por la acumulación de líquido en los pulmones afectando al sistema respiratorio y disminuyendo la capacidad de respiración. El líquido se acumula en los sacos de aire de los pulmones (alvéolos). El edema pulmonar puede aparecer de repente. Es una urgencia médica que precisa de atención rápida porque puede llegar a ser mortal si no recibe tratamiento. Tipos de edemas Los tipos de edema son: Edema pulmonar cardiogénico : el corazón recibe sangre del sistema respiratorio por el ventrículo derecho y de ahí pasa a los pulmones. Cuando existen problemas aparece la insuficiencia cardiaca, donde el corazón no consigue evacuar de manera eficaz la sangre que recibe del sistema sanguíneo. Esto provoca un aumento de presión en los pulmones haciendo que el líquido pase de los vasos sanguíneos a los alvéolos. Edema pulmonar no cardiogénico: cuando el causante no es el mal funcionamiento del corazón sino del sistema sanguíneo. La sangre no es capaz de mantenerse dentro de los vasos sanguíneos invadiendo el interior de los alvéolos de líquido. Causas del edema pulmonar La causa del edema pulmonar es cualquier situación que eleve la presión capilar de los pulmones.También puede ser entre otras por: Infarto agudo de miocardio. Arritmia cardiaca. Aumento de la presión arterial. Hipoxemia (disminución de oxígeno en sangre) por altura. Sobrecarga de líquidos administrados necesidades terapéuticas unidas a un mal funcionamiento renal. Traumatismos graves. Problemas cardiacos. Tabaco y drogas. Altitudes superiores a 2500 m. Síntomas del edema pulmonar El síntoma principal es la disnea , dificultad para respirar sensación de asfixia bien en reposo o al realizar alguna actividad física. Otros síntomas son: Dificultades para hablar. Sensación de sangre o espuma con sangre en la boca. Ruido de tipo ronquera al respirar. Sudoración. Ansiedad. Palidez en la piel o coloración azulada. Inflamación de piernas y abdomen. Respiración rápida. Taquicardia. No tolerar estar tumbado Disminución de orina. Malestar general. Molestias en el pecho. Fiebre. Tratamiento del edema pulmonar El tratamiento depende de la gravedad, pero en cualquier caso tiene tres objetivos fundamentales que son: Administración de oxígeno para mejorar la función pulmonar con una mascarilla o con un respirador en casos más graves. Administración de diuréticos que permiten eliminar líquidos a través de la orina para disminuir la presión pulmonar (venocapilar). Medicación para dilatar las venas y por tanto disminuir la cantidad de sangre que llega al corazón. Si la causa es por alguna enfermedad el tratamiento será específico de esa patología. Pruebas complementarias del edema pulmonar Las principales pruebas complementarias del edema pulmonar son: Exploración física, auscultación pulmonar, saturación de oxígeno, toma de tensión arterial y frecuencia cardiaca. Radiografía de tórax. Electrocardiograma. Ecocardiograma. Análisis de orina y sangre. Factores desencadenantes del edema pulmonar Cuando el corazón no es capaz de bombear la sangre de los pulmones al resto del organismo. Esto produce un aumento de la presión de los vasos sanguíneos haciendo que el líquido pase a los sacos de aire (alvéolos) en los pulmones. Por lo tanto, el intercambio de oxígeno entre los vasos sanguíneos y los alvéolos se reduce y causa dificultad para respirar. El factor desencadenante se debe a cualquier situación que eleve la presión pulmonar. Factores de riesgo del edema pulmonar Entre los principales factores de riesgo destacamos: Tensión arterial elevada. Fumar en exceso. Consumo de drogas. Dieta rica en grasa y exceso de sal. Estrés. Antecedentes familiares de cardiopatías. Padecer enfermedades que comprometan las funciones respiratorias, cardiacas y renales. Abandono de medicación habitual de determinadas patologías que puedan provocar edema pulmonar. Sobrecarga de líquidos administrados de manera terapéutica. Anemias graves. Deportes de altitud. Enfermedades de las válvulas del corazón. Complicaciones del edema pulmonar La complicación del edema pulmonar es la muerte por paro cardiorrespiratorio. Prevención del edema pulmonar Hacer una dieta cardiosaludable, baja en grasa y sal. Tomar la medicación adecuadamente en caso de padecer alguna enfermedad con riesgo de provocar un edema pulmonar o problemas cardiacos. Hacer ejercicio físico regularmente. Especialidades a las que pertenece La especialidad médica para tratar el edema pulmonar son los neumólogos y cardiólogos. Preguntas frecuentes ¿Qué puede producir un edema pulmonar? El edema pulmonar lo puede producir cualquier enfermedad o situación que produzca un aumento de la presión pulmonar. Los vasos sanguíneos y los alvéolos no hacen de manera eficaz el intercambio de oxígeno, llenándose, estos últimos, de líquido. ¿Qué es tener líquido en los pulmones? Tener líquido en los pulmones significa que los alvéolos están llenos de líquido. ¿Qué es la trombosis pulmonar? La trombosis pulmonar es la obstrucción, de manera súbita, de una arteria de los pulmones. Generalmente es causado por un coágulo de la pierna que emigra y circula por el torrente sanguíneo hasta el pulmón. Provoca bajos niveles de oxígeno en sangre y por tanto lesiones en algunos los órganos por falta de oxígeno. También puede causar daños permanentes en el pulmón afectado. ¿Qué es un enfisema pulmonar? El enfisema pulmonar es una enfermedad pulmonar obstructiva donde los alvéolos están dañados y no pueden coger el oxígeno necesario. Esto hace que sea más difícil recuperar la respiración tras el ejercicio y que se tenga tos crónica. El causante principal es el tabaco . ¿Qué es un infarto pulmonar? El infarto pulmonar llamada también embolia pulmonar, es la obstrucción de uno o más vasos grandes pulmonares que impide que la zona afectada tenga riego sanguíneo . Puede manifestarse con sensación de ahogo, dolor torácico, mareo, coloración azulada de la piel, tos con esputos de sangre, fiebre. Es una enfermedad grave que puede provocar la muerte súbita del paciente.    
Hiperreactividad Bronquial
Enfermedad

Hiperreactividad Bronquial

¿Qué es la hiperreactividad bronquial? La hipersensibilidad o hiperreactividad bronquial (HRB) es la respuesta anormal y exagerada de la vía respiratoria y la mucosa bronquial y responsable del origen de broncoespasmo. No es una enfermedad por sí misma. Se refiere a que los bronquios reaccionan más de lo habitual frente a muchos estímulos, como infecciones, alergias, aire frío, contaminación, ejercicio, tabaco, etc. La hiperreactividad bronquial es una característica, un rasgo del asma. Puede ser debida a alguna alergia y también puede aparecer como resultado de infecciones de los bronquios y persistir durante mucho tiempo. Suele ser más frecuente en niños y adolescentes, aunque puede ocurrir a cualquier edad, también en personas que realizan alguna actividad física frecuente. Es una afección muy común, la gravedad va a depender de las causas que la provocan, ya que, si no se trata adecuadamente, puede derivar a complicaciones más serias. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Tipos de hiperactividades No se conocen variantes de esta enfermedad. Causas de la hiperreactividad bronquial No está claro por qué algunas personas contraen hiperreactividad bronquial y otras no, sin embargo, es probable que se deba a una combinación de factores ambientales y genéticos (hereditarios). La hiperreactividad bronquial puede también presentarse en algunos pacientes (aunque no todos) con la fiebre del heno , fibrosis quística, bronquitis crónica e incluso puede detectarse en algunas personas sin enfermedad respiratoria. También puede aparecer de forma transitoria tras infecciones respiratorias o exposiciones a irritantes. La causa que produce la hiperreactividad bronquial en los pacientes con asma se desconoce, aunque parece que, en parte, puede ser debida a una ruptura de la integridad de la mucosa bronquial ocasionada por una inflamación persistente, principalmente a base de eosinófilos, que se detecta en todos los pacientes asmáticos, incluso en los más leves. Síntomas de la hiperreactividad bronquial Los síntomas pueden incluir: Falta de aire. Dolor u opresión en el pecho. Tos con o sin producción de esputo (flema). Problemas para dormir causados por falta de aire, tos o silbido al respirar. Retracción o tiraje de la piel entre las costillas al respirar. Dificultad para respirar que empeora con el ejercicio o la actividad. Un pitido o silbido al respirar que puede oírse al exhalar. Tos o silbido al respirar que empeora con un virus respiratorio, como un resfrío o influenza, presión torácica y sensación de tirantez, entre otros síntomas. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Tratamiento de la hiperreactividad bronquial El tratamiento para la hiperreactividad bronquial puede ser el mismo que para el asma. El tratamiento, generalmente, implica aprender a reconocer los desencadenantes, tomar medidas para evitarlos y controlar la respiración para garantizar que los medicamentos diarios para el asma mantengan los síntomas bajo control. Los medicamentos adecuados dependen de una serie de cuestiones, como la edad, los síntomas, los desencadenantes de la hiperreactividad bronquial y lo que sea más efectivo para mantener los síntomas bajo control. Los medicamentos preventivos de control a largo plazo reducen la inflamación de las vías respiratorias que produce los síntomas . Los inhaladores de alivio rápido (broncodilatadores) abren rápidamente las vías respiratorias inflamadas que restringen la respiración. En algunos casos, es necesario tomar medicamentos contra la alergia. Existen diversos medicamentos que tienen efecto antiinflamatorio en la mucosa bronquial, pero los más potentes y eficaces son los corticoides (cortisona) inhalados. Para el tratamiento inmediato, se utilizan broncodilatadores, que normalmente se administran por vía inhalatoria. Pruebas complementarias de la hiperreactividad bronquial Las pruebas complementarias para el diagnóstico de la hiperreactividad bronquial pueden incluir : pruebas de alergias, examen de sangre o piel para ver si una persona es alérgica a ciertas sustancias, gasometría arterial (normalmente se lleva a cabo sólo con pacientes que están sufriendo un ataque de asma grave), radiografía de tórax y pruebas de la función pulmonar, entre otras pruebas. Factores desencadenantes de la hiperreactividad bronquial En las personas con vías respiratorias sensibles, los síntomas pueden desencadenarse por la inhalación de sustancias llamadas alérgenos o desencadenantes . Los más comunes incluyen: animales (caspa o pelaje de mascotas), ácaros del polvo, ciertos medicamentos (ácido acetilsalicílico o aspirina y otros AINE), cambios en el clima (con mayor frecuencia el clima frío), químicos en el aire o en los alimentos, moho, polen y humo del tabaco, entre otros desencadenantes. Factores de riesgo de la hiperreactividad bronquial Entre los factores que aumentan el riesgo de padecer hiperreactividad bronquial están: tener un pariente consanguíneo (como padre o hermano) con asma, tener una afección alérgica, como dermatitis atópica o rinitis alérgica (fiebre del heno), ser fumador, exposición al tabaquismo pasivo, y exposición a desencadenantes en el ámbito laboral, como los productos químicos utilizados en las industrias de la agricultura, la peluquería y la fabricación, entre otros factores. Complicaciones de la hiperreactividad bronquial Las complicaciones de la hiperreactividad bronquial pueden incluir: Signos y síntomas que interfieren en el sueño , el trabajo o las actividades recreativas. Estrechamiento permanente de los tubos bronquiales que afecta la forma en que se puede respirar. Efectos secundarios del consumo a largo plazo de algunos medicamentos que se utilizan para estabilizar el asma grave. Prevención de la hiperreactividad bronquial La mejor forma de prevenir la hiperreactividad bronquial es evitar los factores que puedan desencadenar los síntomas. Especialidades a las que pertenece La hiperreactividad bronquial pertenece a la especialidad de neumología, está es la rama de la medicina que está dedicada a la evaluación, prevención, diagnóstico y tratamiento de las patologías del aparato respiratorio. Preguntas frecuentes: ¿Qué es el asma? El asma es una afección en la que se estrechan y se hinchan las vías respiratorias, lo cual produce mayor mucosidad. Esto podría dificultar la respiración y provocar tos, silbido al respirar y falta de aire. ¿Es lo mismo hiperreactividad bronquial que asma? La hiperreactividad bronquial es una característica, un rasgo del asma. Por lo que podría ser lo mismo. ¿Qué es la hiperreactividad bronquial por frío? Se refiere a que los bronquios reaccionan más de lo habitual frente a los estímulos del frío. ¿Qué remedios naturales hay para la hiperreactividad bronquial? El té de jengibre es una gran alternativa para aliviar la hiperreactividad bronquial de manera natural. La cebolla también contiene un flavonoide llamado quercetina que ayuda a relajar los bronquios y disminuir la constricción de las vías respiratorias. El belcho (efedra) contiene efedrina y seudoefedrina, sustancias broncodilatadoras que expanden las vías respiratorias para ayudar a respirar más fácilmente. Pero se recomienda que si el paciente tiene algún síntoma respiratorio acuda al médico. ¿Qué remedios caseros hay para el asma? El ajo era usado como un medicamento natural mucho antes de ser usado como condimento. Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, ha sido considerado como uno de los remedios caseros más eficaces contra el asma. Tomar jugo de limón mezclado con agua ayuda a evitar que la mucosidad se acumule en los bronquios, mejora la respiración y limpia el aparato respiratorio de bacterias y gérmenes que podrían dificultar el paso del aire. La cúrcuma es una especia con propiedades antiinflamatorias y expectorantes, lo que la convierte en una gran opción para curar el asma naturalmente. El té de jengibre es una gran alternativa para aliviar el asma de manera natural. Aunque existen estos remedios naturales, lo más recomendable es acudir al médico. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.
Enfermedad Pulmonar Onstructiva Crónica
Enfermedad

Enfermedad Pulmonar Onstructiva Crónica

¿Qué es la enfermedad pulmonar obstructiva crónica? La enfermedad pulmonar obstructiva crónica, bronquitis crónica o EPOC es la enfermedad pulmonar que se produce por alteración inflamatoria de los bronquios . Los casos de enfermedad obstructiva en mayores de 40 años en España es de 10,2 por ciento, siendo en varones de 15,1 por ciento. Es una enfermedad que va desde leve a grave y que puede dar lugar a episodios de hipoventilación , con descenso del oxígeno en sangre a niveles que pueden poner en peligro la vida del enfermo.   Tipos de enfermedades pulmonares Las enfermedades pulmonares se pueden dividir en enfermedades infecciosas, asma, bronquitis crónica y enfisema pulmonar. Enfermedades infecciosas neumonías y tuberculosis son las enfermedades pulmonares infecciosas más frecuentes y precisan de tratamiento antibiótico para su mejoría. Asma , es una enfermedad que produce inflamación de los bronquios y se caracteriza por dificultad en la espiración (cuando sale el aire del pulmón) produciendo un ruido conocido como sibilancias. Puede ser intrinseca o extrinseca, el asma extrínseca está relacionada con procesos alérgicos. Bronquitis crónica es la enfermedad que produce inflamación bronquial, relacionada sobre todo con el humo del tabaco. Enfisema pulmonar es la destrucción o dilatación de los alvéolos pulmonares, alterando el intercambio gaseoso en los mismos. Causas de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica La causa principal de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica es el humo del tabaco en los países desarrollados, en las zonas en vía de desarrollo será la contaminación y la combustión en zonas mal ventiladas de cocinas de carbón y calefacciones. El 1 por ciento de la enfermedad obstructiva crónica se debe al déficit genético de alfa 1 antitripsina. Síntomas de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica Los síntomas principales de la enfermedad obstructiva crónica son la tos, dificultad para respirar, ruido de mucosidad en el pecho, fatiga y sensación de falta de aire . En los estadios más avanzados aparecen labios y uñas azules y se puede producir hinchazón en las piernas debido al daño cardíaco que se produce en el avance de la enfermedad. Tratamiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica El tratamiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica se va a realizar con: Broncodilatadores inhalados , cuya función será disminuir la inflamación del bronquio, aumentando la capacidad respiratoria del paciente. Entre los inhaladores tendremos broncodilatadores de acción rápida como el salbutamol o la terbutalina, broncodilatadores de acción prolongada como el tiotropio, el salmeterol o el formoterol, esteroides inhalados como la budesonida y la fluticasona. Combinaciones de estos fármacos pueden también usarse como inhalador único. Los esteroides orales tipo prednisona o deflazacort pueden usarse en casos de recidivas, con grave compromiso bronquial, en pautas cortas de entre 3 y 5 días. Teofilinas son fármacos antiguos con poco uso en el momento actual. Será necesaria la vacunación preventiva tanto de su gripe como del neumococo . La oxigenoterapia podrá usarse en caso avanzados, cuando el nivel de oxígeno que se encuentra en el aire no es suficiente para garantizar una correcta oxigenación de la sangre del paciente. La rehabilitación pulmonar pretende enseñar al enfermo a expulsar las flemas de forma correcta usando tanto el diafragma como los músculos intercostales para una correcta respiración. Pruebas complementarias de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica Las pruebas complementarias para llegar al diagnóstico y controlar el tratamiento serán: Análisis de sangre con medición del oxígeno en sangre arterial y hemograma ya que la falta de oxígeno puede dar lugar a un aumento de los glóbulos rojos. Radiografía de tórax que permite conocer la situación pulmonar. TAC puede ser necesario en los casos de sospecha de un enfisema, para valorar qué parte del pulmón puede estar dañada por este proceso. Electrocardiograma que permite conocer si existe una sobrecarga cardíaca, secundaria al proceso pulmonar. Espirometría valorando tanto la capacidad vital, esto es la cantidad de aire que entra en los pulmones, como la capacidad espiratoria a través del volumen espiratorio forzado en el primer segundo. En muchos casos se realiza una espirometría tras administrar broncodilatadores, esto permite conocer cuánto va a mejorar un paciente con un tratamiento correcto. Factores desencadenantes de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica La causa desencadenante de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica será principalmente la exposición al humo del tabaco , que se asocia a otros modos de exposición a contaminantes ambientales y lugares de trabajo con sustancias químicas o humos. También existen causas genéticas como es la falta de alfa 1 antitripsina. Factores de riesgo de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica Son factores de riesgo: Humo del tabaco , cuantos más cigarrillos se fuman y durante más años en la vida de una persona, es más probable que se tenga una enfermedad pulmonar obstructiva crónica. También se da en personas que fuman en pipa o marihuana, y en personas que soportan el llamado tabaquismo pasivo. Exposición a sustancias químicas y polvos en suspensión. Está relacionado con ciertos tipos de trabajo como mineros, personas que trabajan con piedra, con polvo de madera, vapores de pinturas y barnices pueden sufrir con más facilidad esta enfermedad. Personas que se ven sometidas a humos de calefacciones o de cocinas con carbón o maderas. Edad , siendo más frecuente a partir de los 40 años. Genetica ,  personas con déficit de alfa 1 antitripsina. Complicaciones de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica Las complicaciones de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica son: Infecciones pulmonares de repetición. Daño cardiaco. Insuficiencia cardiaca. Fibrilación auricular. Hipertensión pulmonar. Cancer de pulmon. Prevención de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica La prevención de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica requiere: Dejar de fumar. No exponerse a vapores de sustancias químicas. No exponerse a combustión en lugares mal ventilados. Especialidades a las que pertenece La bronquitis crónica o enfermedad obstructiva crónica va a ser controlada en sus fases más precoces por el médico de familia , que también deberá de encargarse de la vacunación de la gripe y la neumonía, y de ayudar al enfermo a dejar de fumar. En las fases más avanzadas de la enfermedad se deberán de controlar por el neumólogo . Preguntas frecuentes: ¿Qué es la EPOC? El EPOC es la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, también conocida como bronquitis crónica , es una enfermedad pulmonar en la cual se va a producir una inflamación y constricción de los bronquios que origina dificultad para poder inhalar, exhalar y hacer un intercambio gaseoso correcto en los pulmones. ¿Qué es la bronquitis crónica? La bronquitis crónica o enfermedad pulmonar obstructiva crónica será la inflamación crónica de los bronquios , dando lugar a una alteración del intercambio gaseoso en los mismos lo que da lugar a una menor cantidad de oxígeno en sangre a nivel arterial, de la que es necesaria para una correcta oxigenación de los tejidos. ¿Qué es la fibrosis pulmonar? Los pulmones están formados por un tejido elástico , que se distiende al llenarse de aire , cuando se produce la fibrosis pulmonar. Este tejido se endurece y como consecuencia no se puede distender de forma adecuada ¿A qué órganos afecta la EPOC? La bronquitis crónica afecta primero a los pulmones que se encuentran inflamados, esto hace que se aumente la tensión pulmonar y posteriormente se dañe el corazón. No obstante, otros muchos órganos sufren con esta enfermedad ya que en algunas ocasiones no llega bastante oxígeno a órganos vitales, como puede ser el cerebro y los riñones , que van sufriendo daños a lo largo de la enfermedad. ¿Qué es un enfisema pulmonar? El enfisema es la enfermedad pulmonar que provoca la rotura de los alvéolos pulmonares , que es la parte más pequeña del pulmón donde tiene lugar el intercambio gaseoso, entre la sangre y el aire. Cuando esto ocurre la sangre se oxigena de forma más pobre. Se trata de una forma de enfermedad pulmonar obstructiva crónica.  
Insuficiencia Respiratoria
Enfermedad

Insuficiencia Respiratoria

¿Qué es una insuficiencia respiratoria? La insuficiencia respiratoria es un tra storno en el que no se produce una correcta oxigenación de la sangre debido a alguna patología o afectación pulmonar, de forma aguda, de forma crónica, o progresiva. Es una alteración que se da bastante que puede llegar a ser muy grave, ya que compromete la vida del paciente y que de forma más frecuente se da en paciente mayores con patologías de base. Tipos de insuficiencias respiratorias Insuficiencia respiratoria hipercápnica : se produce por retención aguda de dióxido de carbono (CO2). Insuficiencia respiratoria hipóxica : se produce cuando el intercambio gaseoso de oxígeno y dióxido de carbono se altera, lo que lleva a la hipoxemia o disminución de oxígeno en la sangre (saturación de sangre arterial de oxígeno menor a 90%). Dentro de este tipo se engloba el síndrome de insuficiencia respiratoria aguda (SIRA), producida por una lesión pulmonar aguda. Causas de una insuficiencia respiratoria Las causas que producen una insuficiencia respiratoria son aquellas alteraciones que afectan al normal funcionamiento del pulmón como aparición de edema en su tejido, obstrucción de las vías respiratorias, inflamación de sus tejidos, obstrucciones vasculares, infecciones, alteraciones anatómicas torácicas o pulmonares, alteraciones neurológicas...etc. De esta forma, se pueden enumerar una gran cantidad de enfermedades, alteraciones y situaciones que pueden determinar la aparición de una insuficiencia respiratoria: E nfermedad pulmonar obstructiva crónica, asma, sarcoidosis, neumonía, embolia pulmonar, insuficiencia cardiaca , infarto de miocardio, sepsis, permanencia en regiones de gran altitud, ahogamiento, politraumatismos, aspiración de un cuerpo extraño, apnea del sueño, escoliosis, intoxicaciones por drogas o alcohol, inhalación de gases y humos, fibrosis pulmonar...etc. Síntomas de una insuficiencia respiratoria Se produce una d ificultad respiratoria, sensación de falta de aire, respiración agitada, acelerada, debilidad, incapacidad para realizar grandes esfuerzos , coloración azulada de la piel, confusión, somnolencia, mareo, puede haber hasta pérdida de conocimiento. También aceleración del ritmo del corazón con sensación de palpitaciones por taquicardia, y, en ocasiones, aparición de arritmias. A veces, según la causa de la insuficiencia respiratoria se puede realizar una autoescucha de ruidos respiratorios anormales (sibilantes, etc). Tratamiento para la insuficiencia respiratoria Los pacientes que presentan una insuficiencia respiratoria aguda reciben tratamiento en la urgencia hospitalaria o, si su gravedad así lo determina, en los servicios de cuidados intensivos. El tratamiento fundamental es el aporte de oxígeno que, en casos de gravedad extrema, se realiza mediante una ventilación mecánica no invasiva (mediante CPAP, máquinas que por medio de una mascarilla amplia aportan una presión positiva al final de la espiración al paciente) o por ventilación invasiva con intubación. Además, debe tratarse la enfermedad de base que produce la insuficiencia respiratoria de forma específica. Pruebas complementarias del tratamiento de la insuficiencia respiratoria Además de la exploración física y la anamnesis (interrogatorio clínico), que se le realiza al paciente, se puede realizar una prueba inicial básica e inocua que es la toma de la saturación de oxígeno en sangre con ayuda de un pulsioxímetro. La prueba diagnóstica fundamental es la realización de una gasometría arterial , que ayuda a determinar a los médicos el tipo de insuficiencia respiratoria que sufre el paciente (hipóxica, hipercápnica o mixta), y la asociación con desequilibrios ácido-básicos de la sangre derivados. Se puede acompañar para llegar al origen de la insuficiencia respiratoria con otras exploraciones como analítica de sangre, electrocardiograma , pruebas de imagen como radiografía de tórax, TAC torácico, ecocardiograma, angio-TAC pulmonar, determinación de tóxicos en orina...etc. Factores desencadenantes de una insuficiencia respiratoria Presencia de cortocircuitos en el corazón o en el sistema vascular periférico, que determinan que una fracción de sangre venosa (con dióxido de carbono), pasa a la circulación arterial oxigenada, bajando la oxigenación global de la sangre en mayor o menor medida. Aparición de un desequilibrio entre la ventilación del pulmón y la perfusión sanguínea de su tejido. Existencia de un bajo oxígeno inspirado , por ejemplo, si se inhalan tóxicos. Lesiones neurológicas que disminuyan el mecanismo de la respiración y con ello la ventilación del pulmón por minuto. Factores de riesgo de una insuficiencia respiratoria Edad : la capacidad respiratoria, la pérdida de masa muscular, la disminución de la elasticidad de la caja torácica...etc, que se producen con el envejecimiento, pueden favorecer la aparición de una insuficiencia respiratoria en ciertas circunstancias. Abuso de drogas o alcohol. Tabaquismo . Padecer traumatismos : caídas que afecten a la caja torácica. Padecer enfermedades neurodegenerativas . Padecimiento de enfermedades pulmonares y cardíacas . Complicaciones de una insuficiencia respiratoria Hipertensión pulmonar. Enfermedad tromboembólica venosa. Insuficiencia cardíaca. Arritmias cardíacas. Insuficiencia renal. Alteraciones neurológicas. Fallo multiorgánico. Muerte. Prevención de la insuficiencia respiratoria No fumar, no tomar drogas. Evitar inhalar humos y otros tóxicos. Mantener medidas generales de higiene para prevenir la transmisión de infecciones (lavado de manos...etc). Vacunarse. Mantener una vida activa y una alimentación equilibrada. Especialidades a las que pertenece la insuficiencia respiratoria La insuficiencia respiratoria es un trastorno tratado por los médicos que trabajan en los servicios de urgencias (especialistas en medicina familiar, internistas...etc), por médicos intensivistas o por neumólogos. Preguntas frecuentes: ¿Qué es la disnea respiratoria? La disnea es un síntoma físico que describe la sensación de falta de aire , fatiga, de no poder respirar adecuadamente que tiene el paciente. ¿Qué es el asma? El asma es una enfermedad crónica respiratoria producida por una hiperreactividad bronquial que deriva en la aparición de “ataques” de disnea o sensación de no respirar bien de duración variable, acompañada de tos, ruidos respiratorios como silbidos (sibilancias) y sensación de constricción debida al espasmo que se produce en los bronquios y cuyos precipitantes pueden ser varios. ¿Qué es la disnea de esfuerzo? La disnea de esfuerzo es la sensación de dificultad respiratoria cuando se realiza algún esfuerzo como subir escaleras, hacer ejercicio físico, etc. ¿Qué es la disnea paroxística? La disnea paroxística es una sensación de dificultad respiratoria abrupta que aparece en el paciente cuando este está acostado, tumbado en horizontal, y que le obliga a incorporarse y sentarse para poder volver a respirar bien. ¿Qué es la apnea? Es una pausa o suspensión transitoria de la respiración a la que habitualmente le sigue una respiración forzada y más profunda.  
Hipotermia
Enfermedad

Hipotermia

¿Qué es la hipotermia? Se denomina hipotermia a la disminución de la temperatura corporal por debajo de 35 grados centígrados. Aparece sobre todo en personas mayores o niños, en pacientes con patologías crónicas, personas que consumen drogas, o personas malnutridas, siendo frecuente también en personas que realizan deportes en zonas de altura (escalada, senderismo, etc). La gravedad del proceso depende de la severidad de la bajada de la temperatura corporal, llegando a ser una causa de muerte en su extremo. Tipos de hipotermia Según el mecanismo de producción de la hipotermia se define: Hipotermia primaria : cuando un individuo sano es sometido a temperaturas ambientales muy bajas. Hipotermia secundaria : aquella producida como consecuencia del proceso de afectación de una enfermedad, traumatismo o toma de sustancias. Según la severidad de la hipotermia, se divide en: Hipotermia leve : 35ºC a 32ºC. Hipotermia moderada : 32ºC a 28ºC. Hipotermia profunda: 20ºC a 14ºC. Hipotermia extrema : menos de 14ºC. Asimismo, también se puede clasificar según la rapidez de instauración de la hipotermia en: Hipotermia aguda : cuando existe una exposición al frío grande y repentina, no dándole al cuerpo tiempo a compensarlo a pesar de que la producción del calor sea o esté casi al máximo. Hipotermia subaguda : cuando se instaura de forma progresiva y el cuerpo lo compensa pero aparece agotamiento y disminución de las reservas energéticas y aparece la hipotermia. Hipotermia crónica : cuando existe una exposición prolongada no muy severa al frío y las medidas corporales de control de temperatura son insuficientes o deficitarias (por ejemplo, en ancianos), por lo que después de días o semanas aparece una hipotermia. Causas de hipotermia El frío ambiental es la causa fundamental de la hipotermia con factores que influyen como el viento, la humedad, el tiempo de exposición a él y su intensidad. Otra causa física de la disminución de la temperatura es sumergirse en agua fría o mantenerse con ropas húmedas o mojadas en ambientes fríos. Otras posibles causas son la exposición a métodos médicos como tratamientos quirúrgicos en quirófanos con mal control de la temperatura, sobre todo en cirugías con mayor exposición del interior corporal. También la administración de sueros y otros líquidos endovenosos con una temperatura baja. Patologías como el hipotiroidismo mal controlado, la encefalopatía de Wernicke, la sepsis, o sufrir un traumatismo severo con lesiones graves, son factores causales. Igualmente la intoxicación por drogas y la desnutrición graven pueden producir una hipotermia. Síntomas de hipotermia Los primeros síntomas que presenta el paciente son los desencadenados como mecanismo compensador del organismo para aumentar la temperatura corporal: temblores, vasoconstricción cutánea, disminución del flujo de sangre que va a las zonas periféricas del cuerpo, aumento del flujo sanguíneo cerebral, aumento de la cantidad de orina (diuresis), aumento de la frecuencia cardíaca teniendo sensación de palpitaciones de la frecuencia respiratoria y de la tensión arterial. Existen también alteraciones cardiovasculares que se presentan después del periodo de activación inicial, cuando progresa la hipotermia. En ese momento se inicia una disminución progresiva de la tensión arterial y la frecuencia cardíaca, así como de la cantidad de sangre que bombea el corazón. Además, aparecen alteraciones del ritmo del mismo, es decir, arritmias , que en algunos casos son muy graves y llevan a la asistolia del corazón (falta de latido). De forma progresiva la hipotermia también provoca una disminución del estado de consciencia, con confusión, alteración del pensamiento, debilidad, falta de coordinación , etc, hasta poder sumir a la persona en una situación de coma profundo de forma progresiva, debido a la disminución del consumo de oxígeno (la hipotermia reduce el consumo de O2 del organismo al 50% aproximadamente cuando la temperatura corporal central llega a los 31ºC). Este mecanismo puede ser utilizado en determinadas circunstancias, para inducir una hipotermia controlada en pacientes en los que se quiere preservar la recuperación neurológica, que puede darse posteriormente cuando se restablece la temperatura corporal normal. De forma progresiva también el ritmo respiratorio va disminuyendo (bradipnea), lo que finalmente puede producir un estado final de apnea (falta de respiración) y fallo respiratorio. Pueden aparecer otras alteraciones como la disminución del azúcar en sangre (hipoglucemia), alteración de la función del riñón, con un inicial aumento de la frecuencia miccional para posteriormente pasar a un estado de insuficiencia renal. Además, es posible que aparezcan alteraciones a nivel de las células de la sangre y una mayor predisposición a poder sufrir infecciones. Cuando la hipotermia es leve, el cuerpo reacciona produciendo un aumento de contracciones musculares que producen la típica tiritona, cuyo fin es preservar y aumentar el calor corporal. Cuando la disminución de la temperatura es mayor, debido a la afectación neurológica, los músculos dejan de realizar este movimiento y la persona pasa a un estado de relajación muscular extrema no reactiva. Tratamiento para la hipotermia Cuando los pacientes con hipotermia se encuentran en un sitio con peligro lo primero que se debe hacer es poner a la persona en un sitio seguro, así como seco y caliente en la medida de lo posible y retirarle las ropas húmedas o mojadas, etc. En los pacientes con pérdida de consciencia, se realizan siempre las maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP). Se debe iniciar un tratamiento de recalentamiento progresivo pudiendo aplicar medidas mecánicas externas como uso de mantas, toallas, ambiente con temperaturas altas (calefacción...etc), agua caliente, aparatos eléctricos, y bolsas de calor químico, entre otros. Además, se aplican tratamientos de fluidoterapia con administración de sueros y otros líquidos precalentados, y oxigenoterapia con administración de oxígeno humidificado caliente y, si es preciso, intubación y administración de respiración mecánica. Así mismo, se deben tratar las enfermedades o alteraciones que hayan sido causantes o desencadenantes de la hipotermia, como el hipotiroidismo, el tratamiento de traumatismos, así como todas aquellas complicaciones que puedan surgir derivadas de la hipotermia (arritmias cardíacas, alteraciones del equilibrio ácido-básico interno...etc). Pruebas complementarias del tratamiento de hipotermia Ante la sospecha diagnóstica por los síntomas y signos que presenta el paciente, se debe objetivar la temperatura corporal central (determinada a nivel rectal, esofágica o timpánica). Además, se registran otros signos vitales como ritmo cardíaco, tensión arterial, frecuencia respiratoria, entre otros. Según el estado de evolución de la hipotermia, en ocasiones es preciso realizar pruebas diagnósticas como: Analítica de sangre : con determinación de hemograma, coagulación, electrolitos, creatinina y glucosa. Además se realiza una gasometría arterial Pruebas de imagen : como radiografía de tórax para detectar alteraciones pulmonares secundarias a la hipotermia. También se realiza un electrocardiograma para detectar las alteraciones del ritmo del corazón. Factores desencadenantes de la hipotermia El factor desencadenante es una disminución de la temperatura ambiental o el padecimiento de enfermedades que afectan a la regulación de la temperatura corporal. Factores de riesgo de hipotermia La edad : los grupos de los extremos de la vida (niños y ancianos), tienen mayor riesgo. Consumo de tóxicos : como el alcohol y otras drogas. Padecer enfermedades : como el hipotiroidismo, lesiones de la médula espinal, anorexia...etc. Realizar actividades deportivas sin adecuado vestuario, planificación y reservas de alimentos. Toma de fármacos que pueden interferir en el mecanismo de control y regulación de la temperatura corporal (antidepresivos, antipsicóticos, analgésicos narcóticos y sedantes). Estar en temporada invernal . Complicaciones de la hipotermia Muerte. Congelación de tejidos del organismo. Amputaciones de los tejidos muertos por congelación, sobre todo aquellos más distales como los dedos de los pies y de las manos etc. Aparición de infecciones respiratorias y alteraciones anatómicas pulmonares secundarias al proceso de hipotermia y recuperación de la temperatura corporal. Alteraciones cardíacas. Prevención de hipotermia Vestir siempre ropas adecuadas a la temperatura y el clima en cada época del año. Evitar los ambientes fríos. Cubrir la cabeza para prevenir la pérdida de calor a través de ella, usando gorras, sombreros, pañuelos, etc. Realizar una adecuada alimentación variada y una correcta hidratación. Durante el sueño, mantener caliente la temperatura ambiente de la habitación, sobre todo en niños y personas mayores. Mantener la ropa seca. Evitar bañarse en agua fría. No consumir alcohol ni otros tóxicos. Especialidades a las que pertenece la hipotermia La hipotermia en muchos de los casos es tratada por médicos que trabajan en los servicios de emergencias y urgencias médicas, pudiendo ser estos médicos de familia, intensivistas, especialistas en medicina interna...etc. Preguntas frecuentes: ¿Qué hacer si entras en estado de hipotermia? Es fundamental conocer los síntomas que pueden aparecer en una persona con hipotermia para así ser conscientes, cuando nos hayamos en esa situación, de lo que está pasando. Siendo así, debemos, en ese momento, retirar ropas húmedas y protegernos del frío, intentando cubrirnos y arroparnos , aproximar las extremidades al cuerpo, beber líquidos y consumir alimentos ricos en azúcar y, ante todo, si se está en una circunstancia de riesgo, llamar a los servicios de emergencias (112). ¿En qué temperatura se considera que entras en hipotermia? Con la disminución de la temperatura corporal por debajo de 35ºC. ¿Qué es la hipotermia en niños? La hipotermia en niños es el descenso de su temperatura central tomada a nivel rectal por debajo de 35ºC. ¿Qué es la hipertermia? Se define hipertermia como la elevación de la temperatura corporal por encima de 37.5ºC. ¿Qué produce una lipotimia? La lipotimia es un desmayo o pérdida de conocimiento producido por una disminución del flujo de sangre al cerebro y con ello, la cantidad de oxígeno que precisa para funcionar adecuadamente.
Bradipnea
Enfermedad

Bradipnea

¿Qué es la bradipnea? La bradipnea es el término médico utilizado para referirse a la disminución de la frecuencia respiratoria por debajo de 12 respiraciones por minuto en adultos y de 30 respiraciones por minuto en niños . La bradipnea es un signo que puede aparecer de forma frecuente con el padecimiento de patologías graves, consumo de sustancias tóxicas, o ser inducida de forma controlada por fármacos en procesos de tratamiento médico. Es un signo que puede determinar la gravedad de un proceso patológico en el paciente. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Tipos de bradipnea Bradipnea en adultos : frecuencia respiratoria anormalmente lenta, por debajo de 10-12 respiraciones por minuto. Bradipnea en niños : en menores lactantes se considera bradipnea aquella disminución de la frecuencia respiratoria por debajo de 30-40 respiraciones por minuto, y en niños escolares por debajo de 20 respiraciones por minuto. Causas de la bradipnea De una manera fisiológica sin riesgo vital para el paciente, en momentos de descanso y sueño, las personas pueden presentar periodos episódicos de bradipnea revertidos con normalidad en el momento de activación corporal. Esto igualmente le puede pasar a una persona que haga ejercicio físico intenso de forma habitual. El consumo de ciertos fármacos como sedantes, opioides, analgésicos , etc, puede provocar la disminución de la frecuencia respiratoria. Asimismo, el consumo excesivo de alcohol puede producir una inhibición del centro respiratorio, y con ello la aparición de bradipnea, lo que ocurre también con otros tóxicos y drogas. Además, toda enfermedad que produzca alteraciones neurológicas, como accidentes cerebrovasculares, tumores, etc, así como enfermedades degenerativas neuromusculares que llegan a paralizar los músculos que participan en los movimientos respiratorios, la pueden producir. Otras posibles causas son las alteraciones del sistema respiratorio , como infecciones, síndrome de apnea obstructiva del sueño y otras enfermedades crónicas que producen una obstrucción al paso adecuado del aire en los pulmones. También eventos traumáticos que dañen la caja torácica (fracturas de costillas, por ejemplo), o la disminución de la frecuencia cardíaca y otras alteraciones del corazón . Así mismo, otras patologías como las alteraciones de iones, hipotiroidismo, enfermedades hepáticas, alteraciones de la presión arterial entre otras, pueden producir este signo. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Síntomas de la bradipnea La bradipnea puede ir asociada a la aparición de mareo, confusión, aturdimiento, o pérdida de conciencia, sensación de fatiga o falta de aire (disnea), coloración azulada de la piel, sobre todo de labios, manos y otras zonas distales del organismo, y sensación de cansancio o abatimiento. Tratamiento para la bradipnea El soporte fundamental del tratamiento de la bradipnea es el aporte de oxígeno cuando existe una disminución de su concentración en sangre. Si es preciso, se procede a la utilización de una respiración asistida con intubación. Además, se debe tratar la base de la causa de la bradipnea, que será diferente dependiendo de su orígen (tratamiento del hipotiroidismo, de las enfermedades neurológicas, respiratorias, cardiológicas, etc). Pruebas complementarias del tratamiento de la bradipnea El diagnóstico de la bradipnea se obtiene mediante la exploración física , determinando cuántas inspiraciones y expiraciones (ciclo respiratorio completo), realiza el paciente. Asimismo, se pueden realizar otras exploraciones complementarias para ver la repercusión en cuanto a la disminución de oxígeno en sangre que puede producir la bradipnea, o en búsqueda de la patología que está provocando la disminución de la frecuencia respiratoria. Para ello, muy frecuentemente es preciso realizar analítica de sangre, gasometría arterial  y pruebas de imagen como radiografía de tórax, TAC o resonancia magnética. También puede precisarse la realización de una ecografía cardíaca o de un electrocardiograma. Factores desencadenantes de la bradipnea El factor desencadenante es la producción de un estímulo respiratorio neurológico disminuido por el padecimiento de una alteración o el consumo de una sustancia . Factores de riesgo de la bradipnea Realizar de forma habitual ejercicio de forma intensa. Consumo de medicamentos y tóxicos que puedan afectar al centro respiratorio. La edad avanzada. La hipotermia (descenso de temperatura corporal). El tabaquismo. Padecimiento de patologías cardíacas. Estados críticos como el shock. Alteraciones iónicas de la sangre. Traumatismos craneales. Enfermedades neurológicas. Consumo de tóxicos y drogas. Enfermedades respiratorias. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta. Complicaciones de la bradipnea Hipoxemia: déficit de oxígeno en sangre. Pérdida de conocimiento. Alteraciones del equilibrio ácido-base en el organismo. Insuficiencia cardíaca. Parada cardiorespiratoria. Prevención de la bradipnea Evitar el consumo de alcohol y drogas. Realizar ejercicio físico adecuadamente. Comer una dieta equilibrada con abundancia de frutas y  verduras. No fumar. Vigilancia de tratamientos ansiolíticos y analgésicos puros. Especialidades a las que pertenece la bradipnea La bradipnea es una alteración que puede ser valorada y tratada en los servicios de urgencia hospitalaria, por médicos internistas, intensivistas, neumólogos, neurólogos...etc. según sea la circunstancia y la estabilidad del paciente que presenta este síntoma y la causa que lo produce. Preguntas frecuentes: ¿Qué es la taquipnea? Nos referimos a taquipnea cuando la frecuencia respiratoria es mayor a 20 respiraciones por minuto , asociada a movimientos respiratorios de gran amplitud. ¿Qué es la hipopnea? Es la limitación parcial del paso del aire a los pulmones durante el sueño. ¿Qué es el SAOS grave? El síndrome de apnea obstructiva del sueño es una alteración que produce un obstrucción momentánea y persistente de la vía aérea durante el descanso nocturno, lo que produce despertares frecuentes y mala recuperación y descanso que desencadena a alteraciones neurológicas, psiquiátricas, cardíacas y respiratorias con gran afectación de las funciones orgánicas en su extremo más grave. ¿Qué es el SAHS severo? El síndrome de apnea-hipopnea del sueño grave es un término que, de la misma forma que el anterior, se utiliza para describir un cuadro clínico de somnolencia y trastornos neuropsiquiátricos y cardiorrespiratorios graves , secundarios a episodios repetidos de obstrucción de la vía aérea, que provocan que baje la concentración de oxígeno en sangre de forma transitoria desencadenando sucesivos despertares a lo largo del periodo de sueño, lo que desencadena un descanso no reparador. Cuantas más interrupciones en la respiración y descanso del paciente, más severa es la afectación orgánica y psíquica que posteriormente desarrolla este. ¿Qué es la apnea del sueño? La apnea del sueño es un trastorno en el cual la respiración se detiene para reiniciarse posteriormente en repetidas ocasiones mientras la persona duerme. ¿Tienes dudas?  Regístrate ahora  en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.
Tos Ferina
Enfermedad

Tos Ferina

¿Qué es la tos ferina? La tos ferina es una infección de las vías respiratorias que provoca tos intensa acompañada de un sonido agudo al respirar (es el llamado “gallo” de la tos ferina), también conocida como tosferina, tos convulsa, pertussis o coqueluche. Se trata de una enfermedad muy contagiosa que afecta al ser humano a nivel mundial, aunque es más frecuente en niños no vacunados. La posibilidad de contagio aumenta durante las dos primeras semanas de aparecer los primeros síntomas. En España, es una enfermedad de declaración obligatoria individualizada que se presenta frecuentemente y considerada grave, y muy grave en bebés menores de seis meses. Tipos de tos ferina No existen tipos diferentes de tos ferina Causas de la tos ferina La tos ferina está causada por la bacteria Bordetella Pertussis , se contagia al inhalar secreciones de saliva con gérmenes, expulsadas al hablar o toser, y que se adhieren a las vías respiratorias. Síntomas de la tos ferina Los síntomas de la tos ferina son muy parecidos a los de un resfriado común y pueden permanecer hasta siete semanas (la tos incluso puede continuar meses después). Los primeros síntomas pueden durar hasta dos semanas y suelen consistir en m oqueo, tos leve, apnea en bebés, fiebre baja y lagrimeo. Posteriormente, la tos empeora y se vuelve convulsiva, dificultando la respiración y provocando un sonido ruidoso al inspirar llamado comúnmente, “gallo”. También pueden aparecer vómitos, esputos mucosos, ojos y cara enrojecida, angustia y fatiga . Inclusive, es posible perder el conocimiento durante los ataques de tos. En recién nacidos no suele existir el “gallo” y es habitual padecer crisis graves de apnea que pueden llegar a provocar la muerte del bebé u otras complicaciones respiratorias y neurológicas. Lo síntomas acaban desapareciendo de forma lenta y gradual. Tratamiento para la tos ferina El tratamiento de la tos ferina se lleva a cabo en casa mediante el mantenimiento de reposo y el suministro de antibióticos para acabar con la bacteria. En el caso de bebés es común la hospitalización para recibir el tratamiento y vigilar al menor, ya que es más habitual que existan complicaciones. Se desaconseja el uso de medicamentos contra la tos. El uso de humidificadores o vaporizadores de vapor frío y soluciones salinas nasales son útiles para despejar la mucosidad de las vías respiratorias. Se recomienda beber abundante líquido , incluso puede ser necesario administrarlos por vía venosa en el caso de niños muy pequeños. En ocasiones se emplea la oxigenoterapia complementaria , sobre todo en los pacientes más pequeños a quienes la tos les provoca apnea. Pruebas complementarias del tratamiento de la tos ferina La tos ferina suele ser fácil de diagnosticar, pero en ocasiones puede ser necesario acudir a pruebas complementarias como un cultivo nasofaríngeo para buscar evidencias de la bacteria, un análisis de sangre para comprobar la cantidad de glóbulos blancos o una radiografía de tórax para confirmar si existen complicaciones o infecciones respiratorias. Factores desencadenantes de la tos ferina Cualquier alteración del medio ambiente puede desencadenar los ataques paroxísticos o bruscos típicos de la tos ferina; tales como el humo, polvo, ruidos o cambios de temperatura. Si se sufre tos ferina, se deben evitar los ambientes contaminados. Factores de riesgo de la tos ferina El principal factor de riesgo para contraer la tos ferina es no estar vacunado y exponerse a personas ya infectadas. Se tiene mayor riesgo en edades tempranas (sobre todo antes del primer año de vida), durante el embarazo y si se vive en condiciones poco higiénicas. Complicaciones de la tos ferina La tos ferina puede derivar en ciertas complicaciones, sobre todo debidas al gran esfuerzo realizado continuamente al toser o provocados por la falta de oxígeno: Problemas respiratorios: bronquitis, neumonía, otitis… Enfermedades neurológicas: encefalopatía tosferinosa, hipoxia y daño cerebral, etc. Hemorragias: nasales, cerebrales…. Hernia inguinal o abdominal. Prolapso rectal. Deshidratación en bebés. Apnea. Convulsiones. Muerte. Prevención de la tos ferina La prevención de esta enfermedad se lleva a cabo mediante la inmunización con la vacuna de la tos ferina ; la vacuna DTPa en niños y la Tdap en adolescentes y adultos según el siguiente esquema de administración: 3 dosis de vacuna DTPa a los 2, 4 y 6 meses. 2 dosis de recuerdo, una a los 15-18 meses y otra a los 6 años. Posteriormente, una dosis de recuerdo de la vacuna Tdap cada 10 años. Mujeres gestantes entre la semana 27 y 36 del embarazo. Especialidades a las que pertenece la tos ferina La tos ferina pertenece a la especialidad médica de otorrinolaringología o bien la neumología. Preguntas frecuentes: ¿Cuándo se pone la vacuna de la tos ferina? La vacuna de la tos ferina se recomienda ser administrada en cinco dosis antes de cumplir los 6 años (una dosis a los 2, 4 y a los 6 meses, la de refuerzo a los 15-18 meses y otra a los 6 años), posteriormente se debe administrar una vacuna recordatoria cada 10 años. También se aconseja vacunarse a mujeres embarazadas (a partir de la semana 27 de gestación) y a toda persona que vaya a tener contacto directo y continuado con niños. ¿Cuánto tiempo puede durar la tos ferina? La enfermedad de la tos ferina puede durar hasta 7 semanas o incluso meses . Durante las dos primeras semanas se desarrolla el proceso de incubación, generalmente sin síntomas. Después, la fase catarral dura unas 2 semanas y la fase paroxística (repentina) con los prolongados ataques de tos se extiende de 4 a 8 semanas para llegar al período de convalecencia, donde hay un declive de la tos, y puede continuar 2 o 4 semanas más, incluso prolongarse durante meses. ¿Cómo se puede contagiar la tos ferina? La bacteria de la tos ferina se contagia manteniendo contacto directo con otra persona afectada. El proceso de contagio se lleva a cabo a través de diminutas gotas de fluido de la boca o nariz que son expulsadas al toser o hablar y se inhalan al respirar, adhiriéndose a las vías respiratorias. Es más fácil contagiarse durante las primeras semanas de la enfermedad. ¿Qué es la vacuna Tdpa? La vacuna Tdpa es la vacuna que protege a personas adolescentes y adultas de enfermedades como la difteria, el tétanos y la tos ferina. Es una vacuna de recuerdo y es de menor carga que la vacuna DTPa que se administra a niños y bebés para protegerlos de las mismas afecciones. Si estoy embarazada… ¿Cuándo tengo que vacunarme de la tosferina? El comité Asesor de Vacunas de la AEP recomienda vacunarse de la tos ferina a mujeres embarazadas para proteger al bebé en los primeros meses de vida. Debe administrarse durante el tercer trimestre de la gestación (entre las semanas 27 y 36) y debe repetirse en cada embarazo.
Tromboembolismo Pulmonar
Enfermedad

Tromboembolismo Pulmonar

¿Qué es el tromboembolismo pulmonar? El tromboembolismo pulmonar es la obstrucción de una arteria  pulmonar, que se produce por la situación de un coágulo en la arteria o por la migración de un coágulo que, formado en una vena, llega hasta la arteria pulmonar a través del torrente sanguíneo. En un 95% de los casos es una vena de los miembros inferiores. Se producen unos 145 casos por cien mil habitantes con una mortalidad que llega a ser de entre el 2 y el 10%. Es una enfermedad grave que supone una urgencia médica, necesitando en muchos casos el ingreso en UVI. Tipos de tromboembolismos Tromboembolismo pulmonar agudo : es el que se produce en un momento dado, que se trata de modo adecuado con anticoagulantes revirtiendo el coágulo o émbolo Tromboembolismo pulmonar crónico : es el que se mantiene la obstrucción arterial, a pesar del tratamiento adecuado con anticoagulantes, durante más de tres meses. Causas del tromboembolismo pulmonar El tromboembolismo pulmonar en un 95% es secundario a un proceso de trombosis venosa profunda. También puede ser causado por un émbolo graso en caso de fracturas de huesos largos como el fémur, o por embolismos gaseosos. Síntomas de de tromboembolismo pulmonar Los síntomas del tromboembolismo pulmonar serán disnea, taquipnea ( aumento de la frecuencia respiratoria), ansiedad, dolor torácico agudo, mareos , desvanecimientos, tos con sangre, y además puede observarse cianosis y disminución de oxígeno en la sangre. Tratamiento para el tromboembolismo pulmonar El tratamiento del embolismo pulmonar es con anticoagulantes , primero con inyección intravenosa de Heparina durante unos 10 días. Posteriormente se puede pasar a inyecciones de Heparina subcutánea, y más tarde se deberá mantener tratamiento con anticoagulantes orales durante al menos seis meses. En casos más graves o en enfermos que no pueden recibir tratamiento anticoagulante se procederá a la fibrinolisis , que es la disolución del coágulo. Pacientes que tienen episodios de repetición, pueden necesitar de la colocación de un filtro en la vena cava inferior, que impida la llegada del coágulo hacia los pulmones, dicho filtro se coloca a través de la vena femoral, llegando con el catéter hasta la vena cava inferior, donde se sitúa el filtro. Pruebas complementarias del tratamiento de tromboembolismo pulmonar Las pruebas complementarias serán, en primer lugar, una analítica de sangre con dímero D y niveles de oxígeno. Se realizará también un electrocardiograma de control, que permitirá descartar el origen cardíaco de la disnea. Las pruebas de imagen serán una radiología de tórax y más tarde la angiografía por medio de TAC ( ANGIO-TAC). La gammagrafía de ventilación/perfusión prácticamente se realiza solo en casos especiales en los que no se puede usar medio de contraste por alergias o embarazo. Factores desencadenantes del tromboembolismo pulmonar El factor de desencadenante es la hipercoagulabilidad de la sangre. Factores de riesgo de tromboembolismo pulmonar Los factores de riesgo para un tromboembolismo pulmonar serán los traumatismos graves, la cirugía abdominal o pélvica, las varices en miembros inferiores y/o las fracturas en los miembros inferiores. El cáncer predispone al tromboembolismo pulmonar, en especial los linfomas y las leucemias, el cáncer de pulmón, los cánceres gastrointestinales, el cáncer de páncreas y los tumores del sistema nervioso central. Se puede producir por problemas en la coagulación de origen genético , como es la alteración del factor V de Leiden y la alteración del gen de la protrombina. En pacientes con lupus, los anticuerpos antifosfolípidos y el anticuerpo lúpico pueden favorecer también este proceso. En mujeres en edad fértil serán los anticonceptivos hormonales y el embarazo las dos causas principales Complicaciones del tromboembolismo pulmonar Infarto pulmonar. Alteración del intercambio gaseoso pulmonar. Hipertensión pulmonar. Trombo mantenido. Prevención de tromboembolismo pulmonar Uso de anticoagulantes orales o inyectables en pacientes de riesgo. Uso de medias de compresión en pacientes con varices en miembros inferiores. Control de tratamiento anticonceptivo. Control del embarazo. Especialidades a las que pertenece el tromboembolismo pulmonar El tromboembolismo pulmonar se deberá controlar por parte de médicos intensivistas o bien por neumólogos y hematólogos. Preguntas frecuentes: ¿Qué es un coágulo pulmonar? Un coágulo pulmonar es la formación de un coágulo que normalmente se produce ante la rotura de una vénula o una arteria para taponar y evitar el sangrado, en una situación anómala, dando lugar a la obstrucción de una arteria o una vena pulmonar. ¿Qué es una embolia y cómo se produce? La embolia se da cuando un coágulo, ya sea sanguíneo, de grasa, o de gas, viaja a través del sistema venoso o arterial y obstruye una arteria o vena de menor calibre de la arteria o vena donde se originó. ¿Cuál es la diferencia entre trombosis y embolia? La diferencia es en el inicio de su formación, pero la clínica y por tanto los síntomas son los mismos y el tratamiento es similar. El trombo se forma directamente en el territorio afectado , en tanto que la embolia se formó en otro territorio, pero llega un punto en que obstruye un determinado territorio arterial o venoso. Un trombo se puede convertir en un émbolo, cuando no se queda fijo, sino que se traslada hacia otro territorio. ¿Cómo se forman los coágulos en la sangre? Los coágulos en la sangre se forman a través de un sistema complejo conocido como cascada de coagulación . En un inicio lo que se produce es la unión de las plaquetas entre sí, que da lugar a una secreción de sustancias químicas, que da lugar a que acudan más plaquetas, y así posteriormente la sustancia de la cascada de la coagulación da lugar a la llegada de la fibrina, haciendo una estructura que sella la zona de sangrado, cuando el punto de sangrado sana el organismo pone en funcionamiento otras sustancias, que dan lugar a la disolución del coágulo. ¿Qué es la embolia en las piernas? La embolia en las piernas es la obstrucción arterial o venosa, que se produce por la llegada de un coágulo que se ha formado en otro lugar, si la embolia es arterial, se produce una situación grave, de falta de aporte de sangre y por tanto de nutrientes y oxígeno, que puede dar lugar a la pérdida de la extremidad.
Neumotórax
Enfermedad

Neumotórax

¿Qué es un neumotórax? El neumotórax también conocido como colapso pulmonar, se define como la presencia de aire en el espacio pleural. Se produce cuando el aire se filtra dentro del espacio que se encuentra entre los pulmones y la pared torácica (espacio pleural). El aire hace presión en la parte externa del pulmón y lo hace colapsar. Es común que se presente en pacientes sin enfermedad pulmonar anterior. Es más frecuente en hombres que en mujeres, entre los 20 y 40 años y el riesgo puede aumentar si la persona es fumadora. Es una condición que puede ser grave y si no se trata a tiempo puede ocasionar la muerte.   Tipos de neumotórax El tipo de neumotórax depende de la causa que lo produzca. Estos pueden ser: Neumotórax espontáneo: es aquel que ocurre en ausencia de antecedente traumático o iatrogénico que lo justifique, es decir que se produce cuando no se da ningún motivo aparente de que ocurra. Este se clasifica en neumotórax espontáneo primario y secundario.   Neumotórax espontáneo primario :  Ocurre en individuos aparentemente sanos, sin enfermedades  pulmonares conocidas.   Neumotórax espontáneo secundario: afecta a paciente con una enfermedad pulmonar previa o    preexistente, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), neumonías, fibrosis quística, asma  bronquial, infección etc. Neumotórax adquirido o espontáneo que se divide en neumotórax traumático y neumotórax yatrogénico.  Neumotórax traumático:  se produce por causas externas al propio organismo, ya sea por ataque con   armas blancas o accidentes de tránsitos. Suele producirse conjuntamente con un hemotórax. es decir, la acumulación de sangre entre los pulmones y la pared torácica. Se produce como consecuencia de un traumatismo torácico abierto o cerrado. Neumotórax traumático abierto: es consecuencia de una herida penetrante en el tórax que    pone en comunicación el espacio pleural y la atmósfera exterior (entrada de aire atmosférico), y    a su vez suele lesionar también el pulmón (salida de aire alveolar). Neumotórax traumático cerrado : está causado habitualmente por una fractura costal, rotura    bronquial, o lesión esofágica. Neumotórax yatrógeno: se produce como consecuencia de una maniobra diagnóstico-terapéutica, es decir, durante una intervención médica para tratar al paciente. Como la punción transparietal (biopsia de la pleura), la toracoscopia (exploración en el interior del pulmón) o pacientes con respirador artificial. Causas del neumotórax El neumotórax puede causarse por cualquier lesión o contusión penetrante en el pecho, dichas lesiones pueden presentarse en accidentes automovilísticos, agresiones físicas, o accidentes durante intervenciones médicas . En algunos casos el neumotórax puede ser causado por ampollas de aire o bullas , que se rompen enviando el aire al espacio que rodea el pulmón. Las personas altas y delgadas y los fumadores tienen mayores probabilidades de sufrir un neumotórax. También algunas enfermedades pulmonares pueden causar un colapso pulmonar, como son, el asma, fibrosis quística, neumonía, enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Síntomas del neumotórax Los síntomas del neumotórax pueden incluir: Dolor en el área torácica. Dificultad para respirar. Tos. Dolor de hombro. Taquicardia. Hipotensión. Coloración azulada debido a la falta de oxígeno. Shock y colapso. Entre otros síntomas. Tratamiento para el neumotórax El objetivo para el tratamiento del neumotórax consiste en extraer el aire de la cavidad pleural, aliviar la presión en el pulmón y permitir que se vuelva a expandir. Si una zona más grande del pulmón ha colapsado, es posible que se utilice una aguja o una sonda pleural para eliminar el exceso de aire , llamado toracentesis por aspiración con aguja. La sonda o aguja se inserta entre las costillas para llegar al espacio de aire que está presionando el pulmón colapsado. Toracostomía cerrada , que consiste en introducir un tubo en la cavidad pleural a través de un espacio intercostal de la pared torácica y conectarlo a una máquina de aspiración con succión pleural permanente. Si la sonda pleural no funciona, es necesario realizar una cirugía para cerrar la fuga de aire. La cirugía puede realizarse a través de pequeñas incisiones, usando una pequeña cámara de fibra óptica, y herramientas quirúrgicas estrechas de mango largo, llamada toracoscopia. Pleurodesis química : se realiza para tratar el colapso pulmonar y evitar episodios futuros, se hace mediante la aplicación de sustancias irritantes en la cavidad pleural para lograr una adhesión permanente de las pleuras parietal y visceral. Esta técnica está indicada en pacientes con el escape de aire ya esté controlado. Pruebas complementarias del tratamiento del neumotórax Para el diagnóstico y tratamiento del neumotórax es necesario realizar pruebas como, una radiografía de tórax o una tomografía computarizada. Factores desencadenantes del neumotórax No existen factores desencadenantes del neumotórax. Factores de riesgo del neumotórax Los factores de riesgo van a depender del tipo de neumotórax, como son: El consumo de tabaco: el riesgo aumenta por la cantidad de tiempo que tiene fumando y de cuántos cigarrillos se fuma. El sexo: los hombres tienen mayor probabilidad de tener neumotórax que las mujeres. La edad: el tipo de neumotórax espontáneo, provocado por ampollas de aire rotas tiene más probabilidad de ocurrir en personas entre los 20 y los 40 años, en especial, si la persona es muy alta y tiene bajo peso. Enfermedad pulmonar: tener una enfermedad de base, como fibrosis quística, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, asma etc. Neumotórax anterior: cualquier persona que haya tenido un neumotórax anterior tiene mayor probabilidad de tener otro. Ventilación mecánica: las personas que necesitan ventilación mecánica para asistir su respiración, por la presión de aire que este produce en el pecho el pulmón puede colapsar, como es el caso del neumotórax iatrogénico Complicaciones del neumotórax Aparición de otros neumotórax en el futuro, son poco frecuente pero potencialmente grave. Shock hemodinámico (si existen lesiones o infecciones graves, inflamación grave o si presenta líquidos en los pulmones). Insuficiencia respiratoria. Prevención del neumotórax  No existe una forma de cómo prevenir el neumotórax, pero si se puede ayudar a prevenir los factores de riesgo para la aparición del neumotórax como son: Dejar de fumar, puede ayudar a disminuir la aparición del neumotórax. Tratar las formas secundarias del neumotórax se pueden prevenir con un tratamiento adecuado de las enfermedades pulmonares. Especialidades a las que pertenece el neumotórax La especialidad médica que trata el neumotórax en la neumología, es la que se encarga del estudio de las enfermedades del aparato respiratorio, tanto de los pulmones como de las vías respiratoria. Preguntas frecuentes ¿Cuáles pueden ser las secuelas de un neumotórax? Por lo general no suelen quedar secuelas de un neumotórax. Pero no se crean adherencia pleurales e insuficiencias cardio-respiratoria. ¿Qué es la fibrosis quística? La fibrosis quística es una enfermedad crónica y hereditaria, también degenerativa que afecta a los pulmones y al sistema digestivo. Se caracteriza por congestión pulmonar, así como la infección y mala absorción de nutrientes por parte del páncreas. Es más común en niños y adultos jóvenes y es una enfermedad potencialmente mortal. ¿Qué es un colapso de pulmón? Un colapso de pulmón, también conocido como neumotórax, es una condición que ocurre cuando aire entra en el espacio pleural (espacio entre la pared del pecho y el pulmón). A medida que el aire aumenta, la presión dentro del espacio pleural aumenta y causa el colapso del pulmón . La presión también impide que el pulmón se expanda cuando intentas inhalar, causando dolor en el pecho y falta de aliento. ¿Qué es un neumotórax yatrógeno? Un neumotórax yatrógeno, se produce como consecuencia de una maniobra diagnóstico-terapéutica, es decir, que es provocado por una complicación durante una intervención médica para tratar al paciente. Como la punción transparietal (biopsia de la pleura), la toracoscopia (exploración en el interior del pulmón) o pacientes con respirador artificial.

Videoconsulta médica gratis

Solo por registrarte te regalamos un mes de Savia Premium para que lo pruebes.

Reservas una cita
Preparamos la consulta
Solucionas todas tus dudas
Regístrate