Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Medicina General

La especialidad
Artículos especializados
Enfermedades
Síntomas
Otros contenidos
Hipertiroidismo
Enfermedad

Hipertiroidismo

¿Qué es el hipertiroidismo? El hipertiroidismo es la enfermedad en la cual la glándula tiroides, que se sitúa en la zona del cuello, produce una cantidad mayor de lo normal de hormona tiroidea , cuando la causa es autoinmune se conoce como enfermedad de Graves Basedow. Es un enfermedad que afecta al 1 por ciento de la población y es más frecuente en mujeres entre los 30 y  40 años. Se considera una enfermedad leve. Tipos de enfermedades de la tiroides Hipotiroidismo: cuando el tiroides produce menos hormona de la debida. Hipertiroidismo: cuando el tiroides produce más hormona de lo debido. Bocio: aumento del tamaño del tiroides. Cáncer de tiroides: tumoración maligna del tiroides. Tiroiditis : inflamación de tiroides. Nódulos tiroideos: bultos dentro de la glándula tiroidea. Causas del hipertiroidismo Las causas del hipertiroidismo son la enfermedad de Graves Basedow , esta es la causa más frecuente, otras causas menos frecuentes son la tiroiditis por inflamación del tiroides, tras el embarazo o por enfermedades virales, tumores de la glándula tiroidea o de la hipófisis, tumores de ovario o testicular, tomar productos con exceso de yodo, ingerir exceso de hormona tiroidea frecuentes. Síntomas del hipertiroidismo Los síntomas del hipertiroidismo son variados ya que afectan a diferentes órganos, puede haber dificultad para concentrarse, temblor de manos, nerviosismo o ansiedad, diarrea, pérdida de peso, intolerancia al calor, aumento de la sudoración, pérdida de pelo, pérdida de las cejas, insomnio, alteraciones en la regla en las mujeres, palpitaciones. Tratamiento para el hipertiroidismo El tratamiento para el hipertiroidismo suele comenzar por fármacos antitiroideos como propiltiouracilo y el tiamazol, en casos más graves puede ser necesario dar yodo radioactivo o incluso someterse a cirugía para extirpar el tiroides. Pruebas complementarias del tratamiento del hipertiroidismo Las pruebas complementarias para el hipertiroidismo serán pruebas de laboratorio , con control de hormona tiroideas, TSH y anticuerpos antitiroideos, las pruebas de imagen serán ecografía tiroidea , en casos necesarios se hará una gammagrafía tiroidea para valorar la captación de los nódulos tiroideos. Factores desencadenantes del hipertiroidismo Los factores desencadenantes del hipertiroidismo pueden ser enfermedades autoinmunes, exceso de consumo de hormona tiroidea y exceso de consumo de alimentos con yodo , en este último caso sólo se produce si la glándula estaba enferma previamente. Factores de riesgo del hipertiroidismo Son factores de riesgo para el hipertiroidismo la presencia en familiares de primer grado de enfermedades de tiroides, los cánceres de ovario y testículo, y el postparto . Complicaciones del hipertiroidismo Crisis hipertiroidea, puede llegar a poner en peligro la vida del enfermo. Problemas cardiacos. Osteoporosis Prevención del hipertiroidismo Realmente el hipertiroidismo no se puede prevenir salvo en los casos que se debe a un exceso de aporte de hormona tiroidea o bien a exceso de yodo en la dieta. Especialidades a las que pertenece el hipertiroidismo El hipertiroidismo deberá de ser controlado por el endocrino y en caso necesario por el cirujano general u otorrino, que serán los encargados de hacer la exéresis del tiroides Preguntas frecuentes: ¿Qué es la glándula tiroides? La glándula tiroides es un órgano productor de una sustancia reguladora que se conoce como hormona tiroidea , la glándula  se sitúa en la parte delantera del cuello. La hormona tiroidea es una hormona importante ya que actúa controlando diferentes funciones del  cuerpo. ¿Me quedaré muy delgado por tener hipertiroidismo? Uno de los síntomas del hipertiroidismo es la pérdida de peso, no todos los pacientes pierden peso y de ser así no todos lo pierden de forma importante, no obstante, es un proceso que revierte rápidamente con la medicación antitiroidea. ¿Qué diferencia el hipertiroidismo del hipotiroidismo? La diferencia entre el hipertiroidismo y el hipotiroidismo es la cantidad de hormona que produce el tiroides. En el hipertiroidismo la hormona se produce en exceso, en el hipotiroidismo hay una falta de producción de hormona tiroidea. ¿Qué relación hay entre el hipertiroidismo y el embarazo? Durante el embarazo la hormona de la madre suele estar algo más elevada, esto se produce porque el feto necesita de hormona para poder desarrollar su cerebro . En las situaciones en que la madre tenía un hipertiroidismo previo, debe de estar estabilizada y sin tratamiento antitiroideo durante al menos tres meses antes de pensar en un embarazo, siendo necesaria una buena planificación del mismo. Debe ser consultado con el endocrino que siga a la paciente. En casos de crisis hipertiroideas durante el embarazo debe de tratarse de forma adecuada, ya que en esta situación se producen abortos y partos prematuros.  
Gripe A
Enfermedad

Gripe A

¿Qué es la gripe A? La gripe A es también conocida como gripe influenza A, gripe, gripe porcina y/o nueva gripe es una enfermedad vírica que puede afectar a toda la población, independientemente de la edad y el sexo. Tiene una gran capacidad de difusión, pertenece a la especialidad de medicina general y es considerada una enfermedad de tipo leve. Tipos de gripe La gripe puede ser ocasionada por tres tipos diferentes de virus: Gripe del tipo A : es el tipo de gripe más grave, ya que tras cada contagio la cepa muta (cambia su secuencia genética). Gripe del tipo B : este tipo de virus de la gripe también muta, pero de una forma más lenta y como mucho hasta tres veces. Gripe del tipo C : es el tipo de gripe más leve, los síntomas apenas se notan en la mayoría de los casos y es muy común en niños. Causas de la gripe A La gripe A es una enfermedad vírica ocasionada por el virus de la llamada gripe porcina A/H1N1. Este virus es muy contagioso y se transmite de una persona contagiada a una sana mediante vía aérea al toser, estornudar o besarse , es decir, al entrar en contacto gotitas de los fluidos del paciente contagiado con una persona sana. Síntomas de la gripe A La gripe A presenta unos síntomas similares a los de cualquier gripe genérica, con la diferencia que en la gripe A son de mayor gravedad . Algunos de estos síntomas son: Fiebre muy elevada. Dolor de cabeza. Irritación y dolor de garganta. Dolor corporal, sobre todo en articulaciones. Tos. Congestión nasal. Problemas respiratorios. Tratamiento para la gripe A La gripe A es un virus, por lo que normalmente si los síntomas no son muy graves el tratamiento es similar al de una gripe común. El paciente debe permanecer en cuarentena hasta que se recupere, tomando analgésicos y medicamentos para la descongestión nasal. Sin embargo, en casos de mayor gravedad se suelen emplear medicamentos antivirales que bloquean la enzima de la neuraminidasa, la cual se encarga de propagar el virus por el cuerpo del paciente. El uso de antivirales debe estar indicado bajo prescripción médica y hay que emplearlos con cautela, ya que sino el virus puede volverse inmune. Pruebas complementarias del tratamiento de gripe A Para diagnosticar si el paciente padece gripe A, el médico evaluará los síntomas que estén presentes y tomará una muestra de la nariz o de la faringe para enviarla al laboratorio y someterla a la prueba del PCR (reacción en cadena de la polimerasa), un proceso por el cual se duplica el ADN del paciente mediante la enzima de la Taq Polimerasa para ver si existe el virus de la gripe A. Factores desencadenantes de la gripe A La gripe A es una enfermedad vírica que se transmite por vía aérea, por tanto, el principal factor desencadenante se da al entrar en contacto con una persona que padezca la gripe A. De manera que, si una persona sana entra en contacto con una que padezca gripe A, al toser, estornudar, darle la mano o besarse, entre otras acciones, el paciente sano suele quedar contagiado. También puede transmitirse por el aire sin entrar en contacto físico con el paciente infectado. Factores de riesgo de la gripe A Los factores de riesgo que pueden propiciar que una persona padezca gripe A con mayor probabilidad son: Edad : las personas mayores de 65 años tienen mayor facilidad de contraerla, del mismo modo que de padecer los síntomas son más graves. Mujeres embarazadas : los síntomas en este tipo de pacientes pueden complicar el embarazo. Antecedentes clínicos : los pacientes que padezcan otras enfermedades crónicas relacionadas con los pulmones, riñones, hígado, diabetes, o con un sistema inmunitario débil, tienen mayor riesgo de que los síntomas agraven sus enfermedades. Complicaciones de la gripe A Pulmonía. Fallo hepático. Otitis. Miocarditis. Neumonía. Prevención de la gripe A Evitar mantener contacto con personas con gripe A. Lavarse las manos antes de comer. Acudir a lugares con buena ventilación y evitar aquellos muy concurridos. Evitar los cambios de temperatura rápidos y bruscos. Usar ropa adecuada al tiempo, abrigándose bien para el frío. Especialidades a las que pertenece la gripe A Ante la presencia de síntomas de la gripe A el paciente debe acudir a su médico de cabecera, que será el encargado de tramitar las pruebas para el diagnóstico. Preguntas frecuentes: ¿Cuáles son las diferencias entre la gripe A y la gripe común? La gripe A y la gripe común son ocasionadas por el mismo virus, pero de distinta apariencia , de forma que el sistema inmunitario del organismo no reconoce a la gripe A como una gripe común y por ello afecta a más población. ¿Cómo se contagia el virus de la gripe A? La gripe A se contagia mediante vía aérea, esto es, al entrar en contacto con alguien que la padezca o por el aire. ¿Cuáles es el periodo de contagio de la gripe A? El paciente infectado de gripe A puede contagiar al resto de personas incluso un día antes de que presente los primeros síntomas y hasta 7 días después del inicio de la enfermedad. ¿Cuánto duran los síntomas de la gripe? Los síntomas de la gripe suelen desaparecer por completo a las dos semanas. ¿Cuánto tiempo puede durar la fiebre? La fiebre es uno de los síntomas que remite antes, aproximadamente a los 5 días.  
Enfermedad de Menière
Enfermedad

Enfermedad de Menière

¿Qué es la enfermedad de Menière? La enfermedad de Meniere, también conocida como síndrome de Meniere o Hidrops endolinfático, es un trastorno del oído interno que afecta el equilibrio y la audición caracterizado por una sensación anormal que provoca episodios en los cuáles se siente que se está dando vueltas (vértigo) . Además, existe asociada una pérdida de la audición por momentos que después se pierde de forma gradual y finalmente por completo (puede manifestarse en uno o ambos oídos), los pacientes escuchan ruidos, zumbidos, repiqueteo en el oídos (tinnitus) y, a veces, tienen la sensación de inflamación o presión en el mismo. En la mayoría de los casos, afecta a un sólo oído pudiendo presentarse a cualquier edad, pero suele aparecer entre los 20 y los 50 años . Es más frecuente en mujeres que en hombres y alrededor de 100.000 personas pueden desarrollarla cada año. Es una enfermedad común que, si no se trata adecuadamente, puede ser grave. Tipos de la enfermedad de Menière No se conocen tipos de la enfermedad de Meniére. Pero si se pueden mencionar los estadios: Estadio inicial: Vértigo recurrente súbito, acompañado de náuseas, vértigo y presión en el oído. Dura entre 20 minutos y 24 horas. Estadio medio: Vértigo más hipoacusia fluctuante (frecuencias graves). El vértigo alcanza su máxima severidad, el acúfeno o tinnitus incrementa su intensidad. Estadio severo: La pérdida de la audición (hipoacusia) se deteriora progresivamente y llega la pérdida total de la audición en todas sus frecuencias, el vértigo disminuye, se inician los problemas de inestabilidad. El acúfeno se vuelve el síntoma más molesto. Causas de la enfermedad de Menière Se desconoce la causa exacta de la enfermedad de Ménière. Los canales semicirculares (laberinto) llenos de líquido del oído interno, junto con el octavo par craneal, controlan el equilibrio y el sentido de orientación. La enfermedad de Menière implica una inflamación de la parte del canal (saco endolinfático) que controla la filtración y excreción del líquido del canal semicircular. Aunque en algunos casos, puede estar relacionada con infección del oído medio (otitis media), sífilis o lesión de la cabeza. También que puede haber una implicación genética. Síntomas de la enfermedad de Menière Los signos y síntomas de la enfermedad de Ménière son: episodios recurrentes de vértigo (sensación anormal de movimientos de la persona o del ambiente), pérdida de la audición (hipoacusia), ruidos o zumbido de oídos (tinnitus o acúfenos), sensación de inflamación en el oído, presión en el oído, mareos, náuseas, vómitos, sudoración y movimientos incontrolables del ojo. Tratamiento para la enfermedad de Menière No existe una cura para la enfermedad de Ménière, pero sí una gran cantidad de tratamientos que pueden ayudar a reducir la gravedad y la frecuencia de los episodios de vértigo. Algunos conservadores, otros agresivos, que tienen como objetivo controlar la crisis aguda del vértigo. Se recomienda seguir una dieta baja en sal y eliminar líquidos , ya que, al acumularse en el oído interno puede producir el vértigo. Si no resulta efectivo hay que acudir a un tratamiento médico. Existen diferentes fármacos que se pueden indicar, pero que van a depender de las características del paciente, como son, diuréticos, Betahistina o antagonista del calcio y los protectores oculares frente a agentes tóxicos locales (trimetazidina). La mayoría de los pacientes mejoran con un tratamiento médico y una dieta adecuada. Cuando no es así, se debe realizar un tratamiento con dexametasona intratimpánica o con gentamicina intratimpánica, que es un antibiótico que se inyecta a través del tímpano, pasa al oído interno y actúa en las células del equilibrio. Otras veces hay que recurrir a tratamiento quirúrgico , según exista o no audición, realizando una neurectomía vestibular (una sección del nervio vestibular consigue un control del vértigo de un 85-95% con un riesgo de hipoacusia neurosensorial mínima), o una laberintectomía, indicado a pacientes que presentan una hipoacusia con audición no útil en el oído enfermo y crisis de vértigos que no se controlan con los tratamientos médicos. Este tratamiento lleva a una pérdida completa de la audición y el control del vértigo es casi al 100%. Pruebas complementarias del tratamiento de la enfermedad de Menière El diagnóstico y tratamiento de la enfermedad se realiza en función de los síntomas que se presenten durante la enfermedad. Entre las pruebas complementarias para el diagnóstico son: tomografía computarizada, resonancia magnética, estimulación calórica (exámenes de reflejos de los ojos), los resultados anormales indican la presencia de la enfermedad, estudios de potenciales evocados, audiometría, pruebas vestibulares, electrococleografía, hidrops endolinfático, entre otras pruebas. Factores desencadenantes de la enfermedad de Menière No se conocen factores desencadenantes para la enfermedad de Meniére. Factores de riesgo de la enfermedad de Menière Entre los factores que aumentan el riesgo de padecer la enfermedad de Menière están: el consumo de alcohol, alergias, traumatismo craneal, antecedentes familiares , tabaquismo, enfermedad viral reciente, infección de oídos, estrés, migrañas, etc. Complicaciones de la enfermedad de Menière Entre las complicaciones de la enfermedad de Meniére están: Episodios impredecibles de vértigo Pérdida de la audición de forma permanente Imposibilidad de caminar o desempeñarse debido al vértigo incontrolable Fatiga Estrés emocional Depresión Ansiedad Prevención de la enfermedad de Menière La enfermedad de Ménière no se puede prevenir. Pero si se pueden realizar algunos procesos para reducir al mínimo los efectos de esta enfermedad, como son: Tratar los síntomas iniciales de inmediato puede ayudar a prevenir el empeoramiento de la afección Reducir el estrés , ya que se cree que éste es una causa de la enfermedad Reducción del consumo de sal en la dieta Dejar el tabaquismo y el alcohol Especialidades a las que pertenece la enfermedad de Menière La enfermedad de Meniére pertenece a la especialidad de otorrinolaringología, que es la parte de la medicina que se especializa en trastornos del oído, nariz y garganta. Se ocupa de diagnosticarla y tratarla. Preguntas frecuentes ¿Cuántos tipos de vértigo hay? Existen dos tipos de vértigo: Vértigo periférico , es un problema en la parte del oído interno que controla el equilibrio. Éste puede ser causado por ingerir ciertos medicamentos, haber sufrido una lesión (como un traumatismo craneal), presentar una inflamación o presión en el nervio vestibular. Y vértigo central , que es un problema en el cerebro. Este tipo puede ser causado por alguna enfermedad vascular, el consumo de ciertos fármacos con alcohol, padecer migraña o esclerosis múltiple, tener convulsiones, haber sufrido un accidente cerebrovascular, o tener algún tumor. ¿Qué es la neuritis vestibular? La neuritis vestibular es un trastorno del sistema vestibular, la parte del oído interno que ayuda a controlar el equilibrio de nuestro cuerpo. Es causada frecuentemente por un virus que daña el nervio vestibular , que manda mensajes de movimiento y equilibrio entre el oído interno y el cerebro. ¿Qué es la laberintitis? La laberintitis es causada por una inflamación del oído interno , región donde se ubica una estructura llamada laberinto, responsable del equilibrio. ¿Qué es la rehabilitación vestibular? La rehabilitación vestibular es un tratamiento para el trastorno vestibular periférico unilateral que ayuda a mejorar el vértigo, el equilibrio y la movilidad. ¿Que es el sentido cinestésico? Es la capacidad que nos permite ser consciente del movimiento muscular y de la postura . El sentido cinestésico ayuda a controlar actividades como pararse, caminar, pasear, agarrar un objeto y hablar.    
Dispepsia
Enfermedad

Dispepsia

¿Qué es la dispepsia? El término dispepsia hacer referencia a un conjunto de síntomas y signos complejos y heterogéneos originados en el tracto gastrointestinal superior. Una de las definiciones aceptadas puede ser la presencia de dolor o molestia abdominal persistente o recurrente, localizada en la parte superior del abdomen de al menos 3 meses de duración. Es una alteración frecuente que puede afectar al 25-40% de la población general , más frecuentemente en mujeres. Habitualmente no supone una patología grave, pero depende la causa de la producción de los síntomas, su gravedad será más o menos relevante. Tipos de dispepsia Una de las clasificaciones más aceptadas de la dispepsia es aquella que las divide en: Dispepsia orgánica: las que producen síntomas dispépticos originados por diferentes enfermedades orgánicas (digestivas o no). Dispepsia funcional: se trata de un trastorno funcional gastrointestinal en el que no existe influencia de toma de medicamentos, alcohol, tabaco...por parte del paciente, y en el que los estudios bioquímicos, endoscópicos y ecográficos no aportan evidencia de enfermedad orgánica que justifique los síntomas. Causas de la dispepsia Existen diversas patologías que se han relacionado con la producción de dispepsia orgánica, siendo las patologías más relevantes el reflujo gastroesofágico, cáncer de esófago, cáncer gástrico, enfermedad ulcerosa péptica, duodenitis erosiva, la esofagitis y la litiasis biliar . Dentro de las causas que se han relacionado con la dispepsia funcional están las gastroenteritis agudas, la infección por Helicobacter Pylori, la irritación química de la mucosa gastrointestinal por la ingesta de tabaco, alcohol, antiinflamatorios no esteroideos, reflujo gastroesofágico. También se ha relacionado con trastornos psicológicos y alteraciones de la motilidad gastrointestinal. Síntomas de la dispepsia Dentro de los síntomas que se describen en la dispepsia están epigastralgia (dolor en la parte superior central del abdomen, “en la boca del estómago”), ardor de estómago, hinchazón abdominal después de las comidas, saciedad precoz, sensación nauseosa y vómitos, eructos. Algunos autores incluyen síntomas de quemazón o pirosis y regurgitación de la comida, aunque estos síntomas son más típicos de el reflujo gastroesofágico. Son síntomas y signos de alarma de un posible origen orgánico grave de la dispepsia la pérdida de peso significativa no intencionada, presentar vómitos persistentes, disfagia (dificultad para tragar), hematemesis (vómitos de sangre), melenas (presencia de sangre en las heces), tener anemia con falta de hierro o presentar una masa abdominal palpable. Tratamiento para la dispepsia En el caso de la dispepsia funcional, el tratamiento se basará en aquel específico de la patología que origina los síntomas dispépticos. El tratamiento se basa en establecer una serie de medidas generales como disminuir el grado de estrés, normalizar el ritmo sueño-vigilia, seguir horarios fijos de comidas, eliminar determinados alimentos de la dieta como las bebidas gaseosas, alimentos flatulentos o grasas, el alcohol, tabaco, cafeína, fármacos antiinflamatorios, etc. Realizar ejercicio físico, perder peso e instaurar medidas antirreflujo gastroesofágico (no irse a dormir justo después de comer, no comer comidas muy picantes, etc.) En caso de detección de infección por Helicobacter pylori se aconseja su tratamiento con antibióticos e inhibidores de la bomba de protones (omeprazol). En pacientes que no presentan signos de alarma o cuando se ha descartado una causa de dispepsia orgánica mediante pruebas diagnósticas, se instaura inicialmente un tratamiento de prueba durante unas 4 semanas con antisecretores como el omeprazol o la ranitidina. Si hay mejoría se retira la medicación y si existen recaídas se pauta una dosis los más baja posible que logre controlar los síntomas. Otros de los fármacos utilizados en ocasiones son los procinéticos como la domperidona ( Motilium ) Pruebas complementarias del tratamiento de la dispepsia La evaluación inicial para el diagnóstico de la dispepsia es una adecuada anamnesis (interrogatorio que realiza el médico para evaluar lo que le pasa al enfermo) y una adecuada exploración física. Se le podrá realizar al paciente una analítica de sangre para descartar alteraciones como anemia o disfunciones del hígado o el páncreas. En muchos de los pacientes que presentan estos síntomas se les indicará la realización de una endoscopia digestiva alta (visión del interior del esófago, estómago y duodeno con la introducción de un tubo flexible que se introduce por la boca que tiene una cámara con luz). Otra de las pruebas que se pueden realizar es la prueba del aliento o test de detección del Helicobacter Pylori , para descartar la infección por esta bacteria como posible causa de la dispepsia. Factores de riesgo de la dispepsia Tomas frecuentes de fármacos antiinflamatorios no esteroideos como ibuprofeno, (ácido acetilsalicílico (aspirina), etc. Consumo de alcohol, tabaco, café, etc. Infección por Helicobacter Pylori. Padecer enfermedades gastrointestinales como úlcera gástrica, pancreatitis, esofagitis, hernia de hiato, etc. Complicaciones de la dispepsia  En el caso de las dispepsias orgánicas las complicaciones vendrán derivadas de las patologías que originan la dispepsia, y derivan en trastornos más o menos graves (complicaciones de un tumor esofágico o pancreático, una úlcera péptica, etc.). En el caso de las dispepsias funcionales no hay una complicación propiamente dicha salvo la incomodidad de presentar la sintomatología de forma intermitente y los efectos secundarios que se puedan dar de los tratamientos pautados o las pruebas diagnósticas iniciales realizadas. Hacer un diagnóstico temprano puede retrasar en el futuro un posible diagnóstico de otra patología en la que se solapen los síntomas debido a que se lo “achaquen” a la dispepsia funcional diagnosticada previamente. Prevención de la dispepsia  Evitar comidas con alto contenido graso, picantes, etc. Eliminar las bebidas gaseosas. No tomar café ni alcohol, así como tabaco o cualquier otra droga. Realizar comidas con adecuada masticación e intentar llevar unos ritmos de comida habituales establecidos, con 5 comidas al día. Evitar el consumo continuado de antiinflamatorios no esteroideos. Especialidades a las que pertenece la dispepsia La dispepsia será evaluada y tratada inicialmente por el médico de atención primaria. Si el paciente no responde al tratamiento o detectan alteraciones importantes en las pruebas diagnóstica o sospecha de la posible gravedad de la enfermedad remitirá al paciente a consultas del especialista en gastroenterología o digestivo. Preguntas frecuentes ¿Qué es la dispepsia gastrointestinal? Se puede definir la dispepsia gastrointestinal como la presencia en la zona superior del abdomen de dolor o molestias, sensación de ardor, náuseas, o vómitos o cualquier otro síntoma que se considere originado en el tracto gastrointestinal superior. ¿Qué es la dispepsia flatulenta? No hay una entidad en sí misma denominada dispepsia flatulenta. Dentro de los síntomas que definen la dispepsia se recoge la sensación de hinchazón abdominal y en ocasiones el aumento de la expulsión de gases, mediante eructos o flatulencias. ¿Es lo mismo dispepsia que indigestión estomacal? Dentro de las posibles causas de la dispepsia funcional se ha descrito la gastroenteritis aguda. El término indigestión estomacal es una definición popular que puede hacer referencia al padecimiento de la gastroenteritis, por lo que se puede decir que pueden tener relación. ¿Por qué se produce la acidez de estómago? La acidez de estómago se produce por el paso de contenido gástrico de forma ascendente hacia el esófago por incompetencia o relajación inadecuada del esfínter esofágico inferior (“puerta de entrada al estómago”), lo que supone un ascenso de los jugos gástricos ácidos del estómago que provocan la sensación de quemazón en el esófago. ¿Qué comer para evitar la acidez de estómago? Los alimentos recomendados para disminuir la acidez son las cocciones sencillas con uso de la plancha, grill, el horno, alimentos hervidos etc. Comer pasta, arroz, patata, pan blanco. Introducción de abundantes verduras cocidas y sin piel, frutas cocidas, en compota y en conserva. Consumo de carnes magras , pescados, clara de huevo, quesos y lácteos desnatados. Beber agua y bebidas sin cafeína ni gas.  
Diabetes Tipo 2
Enfermedad

Diabetes Tipo 2

¿Qué es la diabetes tipo 2? La diabetes tipo 2 o diabetes del adulto es la enfermedad crónica que produce alteración en los niveles de azúcar de la sangre, que se encuentran por encima de lo normal . Padece diabetes tipo 2 aproximadamente un 12% de las personas mayores de 18 años en España, de ellas, aproximadamente un tercio desconocen padecer la enfermedad. Los mayores riesgos que presenta la diabetes tipo 2 son las urgencias cardiovasculares y las hipoglucemias.  Se considera una enfermedad potencialmente grave. Tipos de diabetes Los tipos de Diabetes son: Diabetes mellitus tipo 1 : es la diabetes de las personas jóvenes y los niños, se produce por reacción autoinmune (las células del propio organismo le atacan). Diabetes tipo 2 : es la diabetes de los adultos, relacionada con la obesidad y la resistencia a la insulina. Diabetes tipo LADA : es una diabetes tipo 2 pero en la cual se encuentran anticuerpos como en la diabetes tipo 1. Diabetes gestacional : es la que se produce durante el embarazo y predispone a una diabetes tipo 2 posterior. Causas de la diabetes tipo 2 La diabetes tipo 2 no está claramente relacionada con una causa, sino con una serie de factores tanto genéticos como ambientales. Síntomas de la diabetes tipo 2 La diabetes tipo 2 puede ser asintomática durante un tiempo. Los síntomas más frecuentes son beber mucha agua, pérdida de peso, comer mucho y orinar en grandes cantidades . En ocasiones se tiene sensación de cansancio. Pueden aparecer síntomas de las complicaciones cardiovasculares como infartos, claudicación intermitente (problemas circulatorios en las piernas), alteraciones renales, oculares y neuropatías (daño de los nervios por aumento del azúcar). Tratamiento para la diabetes tipo 2 El tratamiento de la diabetes tipo 2 se ha de basar en una dieta correcta para diabéticos y ejercicio físico continuado. Los fármacos a usar son múltiples y cada paciente puede necesitar uno o varios de ellos en diferentes combinaciones. Siempre que pueda tolerarse, es importante el uso de Metformina , que se considera el fármaco de inicio en todas las guías de endocrinología. Posteriormente se pueden usar sulfonilureas, inhibidores de la DPP 4, glitazonas, glinidas, inhibidores de SGLT2, fármacos inyectables como los análogos de GLP 1 y por último la insulina , serán los últimos fármacos a usar. Será el endocrino quien, según las características del paciente, decida qué fármaco de la amplia gama ahora disponible, puede ser más beneficioso para cada paciente, ayudando a un mejor control de los niveles de glucosa en sangre. Pruebas complementarias del tratamiento de la diabetes tipo 2 En las pruebas complementarias de la diabetes, serán necesarios los controles glucémicos y perfiles (control mediante máquinas portátiles que tiene el paciente y se realiza seis veces al día), para comprobar un buen control o la variabilidad de los niveles a lo largo del día. Actualmente existe en el mercado un sistema de control glucémico mediante parche con lectura a través de la piel sin necesidad de pinchazos en el dedo. Para el control de las complicaciones, además de analíticas de sangre se debe hacer control de fondo de ojo , bianual si es normal y anual si presenta patología. Por último, se realizará un electrocardiograma también bianual o antes si hay síntomas sugerentes de posible daño vascular. Factores desencadenantes de la diabetes tipo 2 La diabetes tipo 2 presenta un origen multifactorial con una predisposición genética y factores ambientales asociados. Factores de riesgo de la diabetes tipo 2 La obesidad, con una dieta rica en alimentos procesados y pobre en frutas y verduras, la vida sedentaria y la edad , son las causas que favorecen la diabetes tipo 2. Las mujeres que han padecido diabetes gestacional, mujeres con ovarios poliquísticos y personas con familiares de primer grado con diabetes, también tienen mayor riesgo de padecerla. Existen también razas con mayor riesgo de diabetes, tales como los africanos, los latinoamericanos y las personas de las islas del Pacífico.   Complicaciones de la diabetes tipo 2   Infecciones. Infarto cardíaco o cerebral. Claudicación intermitente (problemas circulatorios en las piernas). Neuropatía (alteración en los nervios). Úlceras arteriales en los pies. Insuficiencia renal. Alteraciones en la retina. Cataratas. Impotencia. Prevención de la diabetes tipo 2 Realizar una dieta sana. Evitar la obesidad. Realizar ejercicio físico. Especialidades a las que pertenece la diabetes tipo 2 Los especialistas que seguirán la diabetes tipo 2 serán el endocrino y el médico de familia, pero puede ser necesario un equipo multidisciplinar, con cardiólogos, cirujanos vasculares, neurólogos y oftalmólogos para controlar las complicaciones que la enfermedad puede presentar. Preguntas frecuentes: ¿Puedo desarrollar diabetes en cualquier momento de mi vida? La diabetes tipo 2 es una enfermedad relacionada con el envejecimiento, se da por tanto en personas mayores de 50 años , aunque puede darse también en personas menores de esa edad. Por otra parte la diabetes gestacional se da en mujeres en edad fértil, siendo más frecuente en las mayores de 35 años pero sin ser exclusiva de ellas. Por último, la diabetes tipo 1 se da en niños y adolescentes principalmente. ¿Es hereditaria la diabetes? La diabetes tiene un herencia por múltiples genes, en los que se hereda la tendencia a tener la enfermedad pero no la enfermedad en sí , esto quiere decir que si una persona tiene familiares con diabetes tipo 2 de primer grado, es más frecuente que tenga la enfermedad, pero porque su padre o madre la tengan no tiene  por qué padecerla. ¿Cómo se detecta la diabetes? La diabetes se detecta por sus síntomas principales, como son beber mucha agua, comer mucho, perder peso, y orinar muchas veces. Con estos datos el médico realizará una analítica de sangre donde, en caso de tener diabetes, se encontrará un nivel de azúcar por encima de valores normales. ¿Puede un diabético tomar dulces? El tratamiento base de la diabetes es la dieta sana, dicha dieta no debe contener ningún alimento preparado, y además deberá carecer de alimentos con azúcares refinados . Un diabético no debe comer dulces ya que esto se traducirá en una elevación importante de sus niveles de azúcar.  
Colon Irritable
Enfermedad

Colon Irritable

¿Qué es el colon irritable? El colon irritable también se conoce como colon espástico o síndrome del colon irritable, es una enfermedad intestinal que da lugar a períodos alternos de estreñimiento seguidos de diarrea El síndrome de intestino irritable es una enfermedad común que se relaciona con el estrés, y está demostrado que las mujeres lo sufren el doble que los hombres. Es una enfermedad que no presenta complicaciones y que es considerada como leve. Tipos de colon irritable No existen diferentes tipos de colon irritable, es un única enfermedad con dos posibles manifestaciones, la diarrea y el estreñimiento. Causas del colon irritable La principal causa del colon irritable es el estrés. Síntomas del colon irritable Los síntomas del colon irritable son: dolor abdominal difuso, sensación de gases abdominales, estreñimiento y diarrea, repentina necesidad de vaciamiento intestinal y presencia de moco en las deposiciones. Tratamiento para el colon irritable El tratamiento del síndrome de colon irritable a nivel farmacológico será variado y dependerá en gran medida de los síntomas presentes, pueden ser necesarios espasmolíticos para evitar el dolor, o estimulantes de la motilidad como los procinéticos, antidiarreicos, o por el contrario, laxantes. Además algunos pacientes se pueden beneficiar del uso de fármacos antidepresivos y ansiolíticos. Deberá hacerse una dieta pobre en grasas , evitando picantes, alimentos excitantes como el té y el café, así como las bebidas gaseosas. Se aconseja seguir la dieta FODMAP, es una dieta en la cual se tratan de retirar algunos tipos de alimentos que contienen determinados azúcares,esto se debe a que este tipo de alimentos pueden fermentar en el intestino y dar lugar a un aumento de las bacterias. En el momento actual es una dieta que aunque es recomendable, no podemos asegurar que sea absolutamente beneficiosa , ya que los estudios sobre el resultado de la misma son controvertidos. Pruebas complementarias del tratamiento del colon irritable Las pruebas complementarias del colon irritable son pruebas cuya finalidad es descartar otras patologías que expliquen el cuadro abdominal. Se realizarán analíticas de sangre , en las cuales se puede estudiar la posibilidad de un celiaquía, también se pueden estudiar las intolerancias a la lactosa. En cuanto a pruebas de imagen se realizan   ecografías, y como pruebas de estudio directo se hará una colonoscopia.  Factores desencadenantes del colon irritable Se desconoce el factor desencadenante del colon irritable, aunque el principal motivo es el estrés. Factores de riesgo del colon irritable Estrés : la mayoría de las personas que presentan colon irritable tienen empeoramiento de sus síntomas cuando tienen más estrés. Alimentación : aunque no se tiene un claro alimento relacionado, sí hay personas cuyos síntomas empeoran con determinados elementos, como trigo, productos lácteos, cítricos, judías, coles y bebidas gaseosas. Sexo : las mujeres tienen mayor riesgo de colon irritable que los hombres y este parece empeorar durante la menstruación. Complicaciones del colon irritable Es una enfermedad que no presenta complicaciones. Prevención del colon irritable Los ejercicios de relajación. Terapias de atención plena. Biorretroalimentación. Asesoramiento psicologico. Especialidades a las que pertenece el colon irritable El síndrome de intestino irritable se deberá de tratar por el especialista en digestivo, por nutricionistas, y psicólogos y psiquiatras en aquellos casos donde haya un nivel de ansiedad que precise medicación. Preguntas frecuentes: ¿Qué es el colon espástico? El colon espástico y el colon irritable son denominaciones de una misma enfermedad en la que se alteran las reacciones normales del intestino grueso. ¿Cuál es la diferencia entre colon e intestino? El colon es una parte del intestino grueso , también existe un intestino delgado. El intestino delgado está formado por duodeno, el yeyuno y el íleon. El intestino grueso está formado por el colon, el sigma y el recto. ¿Cuáles son las partes del colon? Las partes del colon son: colon ascendente en la parte derecha del abdomen, colon transverso desde la parte derecha hasta la parte izquierda, y colon descendente que va por el lado izquierdo del abdomen. ¿Qué es el ciego y cuál es su función? El ciego es la primera parte del intestino grueso . Se llama así porque termina en un fondo de saco. En esta zona el intestino delgado se conecta con el intestino grueso. El ciego es la parte del intestino grueso donde se depositan los líquidos, en esa zona se van a absorber ciertas sustancias como los electrolitos, así como se va a realizar la lubricación de las sustancias sólidas a través del moco. ¿Qué es el recto? El recto es la parte que une el sigma con el ano, esto es, la última parte del intestino grueso. La ampolla rectal es el lugar donde se van a situar las heces antes de ser expulsadas al exterior.  
Candidiasis
Enfermedad

Candidiasis

¿Qué es la candidiasis? El término candidiasis se utiliza para referirse a una patología infecciosa producida por un hongo que puede originar desde una infección en la piel o mucosas en pacientes sanos, hasta una enfermedad infecciosa invasiva grave en personas de riesgo. Se puede utilizar también el término de micosis por Cándida para referirse a este tipo de infección. Su manifestación menos grave en la piel o mucosas es una patología común y habitualmente leve. Su incidencia como enfermedad invasiva grave está teniendo un aumento progresivo debido, tanto al aumento de factores predisponentes, como al aumento de supervivencia de pacientes inmunodeprimidos (con alteraciones del sistema de defensa). Puede aparecer tanto en edad infantil como en edad adulta. Causas de la candidiasis La infección por hongos del género Cándida se considera una infección oportunista , ya que estos microorganismos pueden estar en convivencia con el humano sin producir infección y aprovechar un desequilibrio en el sistema de defensas del individuo o la presencia de factores favorecedores de su crecimiento (humedad, desaparición de la flora bacteriana, presencia de prótesis...etc.) y multiplicación, produciendo la infección y sintomatología específica según el sitio de localización. Tipos y síntomas de la candidiasis La infección por Cándida se puede dividir en dos grandes grupos: Candidiasis mucocutáneas : producidas en la piel y en las mucosas (revestimiento de los orificios naturales del cuerpo): Intertrigo : candidiasis de la piel de los pliegues del cuerpo. Aparece una erupción rojiza con vesículas (pequeñas ampollas) y pústulas que confluyen. A veces aparecen pequeñas fisuras y descamación. Puede haber picor (prurito). En los bebés se denomina dermatitis del pañal. Oniquia o paroniquia : erupción en la uña que se vuelve frágil, gruesa, con surcos transversales y blanquecina. Erosión interdigital : infección entre los dedos sobre todo de los pies, con aparición de una lesión roja brillante y bordes con escamas. Candidiasis oral o muguet : aparecen manchas blanquecinas en la mucosa bucal, lingual o gingival, que a veces confluyen y forman grandes áreas de aspecto cremoso. En ocasiones se asocia a molestias y dolor con la ingesta de alimentos. Candidiasis esofágica : aparecen pseudomembranas blanquecinas pegadas a la pared del esófago (tubo que va desde la boca al estómago), con inflamación y dolor al tragar o detrás del esternón. En niños aparece como extensión de una candidiasis oral y en adultos suele aparecer tras tratamientos con antibióticos, corticoides...etc, así como en pacientes con alteración del sistema de defensas (por diabetes, VIH...etc.) Vulvovaginitis : infección favorecida por el consumo de antibióticos, corticoides, o por el padecimiento de diabetes o embarazo. Aparece picor vulvar, con inflamación y enrojecimiento y flujo blanquecino grumoso. Balanopostitis : infección en el pene donde aparecen pequeñas vesículas, enrojecimiento y a veces evolución con aparición de placas blanquecinas en el glande y el prepucio. Se da en pacientes diabéticos y en varones contagiados por su pareja. Otomicosis : infección del oído en la piel del conducto auditivo externo en la que aparecen disminución de la audición, dolor  y secreción blanquecina. Candidiasis mucocutánea crónica : entidad infrecuente, habitualmente de aparición en la infancia, en la que se da una infección crónica diseminada en la piel, uñas y mucosas con lesiones indoloras rojizas, elevadas y que se descaman. Candidiasis sistémicas : aparece el microorganismo en el torrente circulatorio, produciéndose cuando hay un compromiso de las defensas del individuo: Endocarditis : infección por Cándida del revestimiento del corazón (endocardio) y sus válvulas, favorecida por prótesis, consumición de drogas por vía parenteral...etc. Puede producir insuficiencia cardíaca y fiebre entre otros síntomas. Candidiasis pulmonar : por invasión desde una infección oral por Cándida o por vía sanguínea. Produce lesiones nodulares múltiples y simétricas en los pulmones, con tos, fiebre, insuficiencia respiratoria...etc. Candidiasis renal : infección producida frecuentemente por la implantación de un catéter. Puede aparecer también cistitis candidiásica como otra expresión urológica de infección por candida. Candidiasis del sistema nervioso central (meningitis, encefalitis) : infecciones poco frecuentes que se producen por invasión a través de la sangre. Producen síntomas de deficiencia neurológica grave. Candidiasis ocular : es más frecuente en los individuos adictos a drogas por vía parenteral. Aparecen nódulos blanquecinos en la retina y alteración de la visión. Pueden existir otras localizaciones de infección por Cándida, como artritis (en las articulaciones), osteomielitis (en los huesos), trombosis séptica (en los vasos sanguíneos)...etc. Tratamiento para la candidiasis Las candidiasis limitadas a la piel y las mucosas se tratan con fármacos de aplicación tópica o con su toma por vía oral . Son fármacos antifúngicos como el Clotrimazol , la Nistatina , el Miconazol , etc. Las candidiasis sistémicas se tratan con la administración de los fármacos antifúngicos ( Anfotericina B sola o asociada a Fluticasona , o Fluconazol como tratamiento único por ejemplo), por vía intravenosa u oral, durante un tiempo prolongado (no inferior a 6 meses). Pruebas complementarias del tratamiento de la candidiasis Para el diagnóstico de las candidiasis en ocasiones solo precisa la evaluación y exploración física del médico. En otras ocasiones además, se realizan pruebas como: Examen micológico : para ello se obtienen muestras que pueden ser secreciones respiratorias, exudados de la piel, uñas, córnea, orina, sangre, heces, líquido cefalorraquídeo, etc. Con ellas se realiza un examen en fresco (observación directa para objetivar la presencia del hongo) y la realización de un cultivo. Examen anatomopatológico : los estudios de secreciones procedentes de biopsias (pequeñas muestras de tejido), se tiñen con colorantes que favorecen su visualización y detección. Diagnóstico inmunológico : detección de anticuerpos (proteínas del sistema de defensa del organismo), que se producen contra determinadas moléculas de la superficie de la Cándida (antígeno), por medio de un análisis de sangre con técnicas de laboratorio. Factores de riesgo desencadenantes de la candidiasis Bebés prematuros o ancianos que presentan una microflora e inmunidad insuficientemente desarrollada o disminuida por la edad. El embarazo o disfunciones endocrinas que pueden favorecer la aparición de candidiasis. Administración de fármacos como antibióticos o corticoides de forma prolongada. La desnutrición o la alteración de la inmunidad (defensas) del individuo. La rotura física de las barreras naturales del organismo: uso de dispositivos externos o cualquier material que se coloque en el organismo. Complicaciones de la candidiasis Cronificación de la infección. Recurrencia de las candidiasis. Progresión de la infección llevando a una afectación general del organismo, sepsis, que puede desembocar en un fallo multiorgánico y la muerte del individuo. Prevención de la candidiasis En pacientes inmunodeprimidos en ocasiones se realiza una quimioprofilaxis (toma de un fármaco antifúngico para la prevención de la candidiasis). Se pueden utilizar los compuestos de probióticos y toma de alimentos que los contengan, para reforzar la flora bacteriana habitual vaginal y del aparato digestivo. Es fundamental evitar la humedad constante en la piel y a nivel vulvovaginal, efectuando siempre una adecuada higiene. Especialidades a las que pertenece la candidiasis Dependiendo de la localización de la infección puede ser tratada por uno u otro especialista. De forma general el médico de familia puede diagnosticar y tratar la mayoría de las candidiasis más frecuentes, pero si se producen complicaciones o aparece la infección en pacientes de riesgo, el enfermo puede ser tratado por distintos especialistas dependiendo de la localización de la enfermedad: ginecólogo, oftalmólogo, especialista en aparato digestivo, cardiólogo, etc, o por el especialista en enfermedades infecciosas. Preguntas frecuentes: ¿Es posible la candidiasis en hombres? Sí, como la mujer, el hombre puede padecer infección por Cándida en los pliegues de la piel, en el pene, en la boca, etc. ¿Qué es un óvulo para la candidiasis? Un óvulo para la candidiasis hace referencia al formato de presentación de los fármacos habitualmente utilizados para el tratamiento de las candidiasis vulvovaginales, que pueden tener forma de “pastilla” o cápsula , generalmente ovaladas, más grandes que las tomadas por vía oral, y que se introducen dentro de la vagina, habitualmente por la noche, donde se van deshaciendo y son absorbidas por la mucosa de forma progresiva. ¿Qué es la flora vaginal? El término flora vaginal hace referencia a un conjunto de microorganismos, bacterias que “conviven” en la vagina de la muje r sin producirle daño o infección, estando de forma equilibrada y aportando el beneficio de mantener el ph de la mucosa vaginal y su ácido de forma adecuada. ¿Para qué sirven los probióticos? Los probióticos son microorganismos vivos, bacterias o levaduras, que pueden estar presentes en alimentos o suplementos dietéticos y en medicamentos, y que pueden aportar beneficios para la salud al ayudar a mantener la llamada flora intestinal o vaginal propias. ¿Hay algún remedio casero que funcione contra la candidiasis? En ocasiones, hay profesionales de la sanidad que recomiendan el uso de yogurt natural como fuente probiótica natural para el co-tratamiento o prevención de la candidiasis vulvovaginal, así como la ingesta de yogures como método de prevención de alteraciones de la flora bacteriana que favorezcan las candidiasis digestivas tras el uso de antibióticos.  
Migrañas
Enfermedad

Migrañas

¿Qué es una migraña ? La migraña o cefalea hemicraneal es un dolor de cabeza de forma pulsátil que se refiere a una zona de la cabeza y no a toda ella. El dolor puede ser de moderado a intenso, se da entre 1 y 2.5 % de la población, y es tres veces más frecuentes en mujeres que en hombres. Aunque no es frecuente, los síntomas neurológicos que pueden acompañar la migraña, pueden hacer necesario el acudir a urgencias, es una enfermedad leve. Tipos de migrañas Las migrañas se pueden clasificar según los síntomas que presentan. Migraña con aura : previamente hay síntomas, como pueden ser pérdida de visión, alteración del lenguaje, alteración de la movilidad...etc. Migraña sin aura : aparece directamente el dolor de cabeza. Según su tiempo de duración se denomina aguda cuando dura entre uno y dos días y crónica cuando dura más de quince días. Causas de las migrañas Las causas de la migraña pueden ser alteraciones hormonales, alteraciones en el ritmo de sueño, estrés, olores o ruidos fuertes, luces brillantes, sobreesfuerzo, ciertos alimentos como café, té ,chocolate, y quesos o embutidos curados. Síntomas de las migrañas Los síntomas de la migraña serán diferentes según el momento en que aparecen: Síntomas previos : puede aparecer micción continua, necesidad de consumo de ciertos alimentos , bostezos incontrolables, cambios de humor… entre otros. Síntomas durante el aura : si esta se tiene, se pueden ver luces brillantes, dolores musculares, y en algunos casos puede haber síntomas  neurológicos como pérdida de visión, alteraciones de la movilidad y en el lenguaje. Síntomas de dolor de cabeza : el dolor se inicia más débil y va aumentando de forma  pulsátil, y de un lado de la cabeza. Hay fotofobia y sonofobia y puede acompañarse de vómitos. Síntomas prodrómicos : se producen al día siguiente y se puede tener sensación de cansancio importante. Tratamiento para las migrañas El tratamiento de las migrañas durante el ataque agudo se hará con analgésicos y antiinflamatorios , se pueden usar en caso más rebeldes Triptanes . En caso de usar estos fármacos no se deben de tomar más de dos comprimidos al día, el aumentar la dosis no disminuirá el dolor. Para tratar la migraña crónica se puede poner medicación diaria usándose principalmente tres fármacos, los betabloqueantes a dosis bajas, la Amitriptilina, que es un fármaco antidepresivo que en bajas dosis actúa como analgésico, y la Flunarizina, que es un bloqueante de canales del calcio. Medidas higiénicas como un tiempo correcto de sueño, disminuir el estrés, no consumir alimentos que se relacionen con los ataques de migraña, y no consumir alcohol ni tabaco, pueden mejorar los ataques de migraña y hacerlos menos frecuentes. Pruebas complementarias del tratamiento de las migrañas El diagnóstico de la migraña es un diagnóstico clínico , pero en aquellos caso donde hay auras neurológicas puede ser necesario realizar un escáner o resonancia magnética cerebral, para descartar otras enfermedades. Factores desencadenantes de las migrañas Los factores desencadenantes de las crisis migrañosas pueden ser el estrés, las relacionadas con alteraciones hormonales menstruales, las alteraciones del sueño, y los sobreesfuerzos físicos. Factores de riesgo de las migrañas Los factores de riesgo para la migrañas serán: ser mujer, tener estrés y/o ansiedad, dormir poco, olores o ruidos fuertes, tabaco, cafeína, consumo de alcohol, consumo de chocolate, té,  y quesos y embutidos curados. Complicaciones de las migrañas Falta de visión. Alteración movilidad de un miembro. Alteración en la emisión del habla. Infarto migrañoso. Prevención de las migrañas Dormir suficientes horas. No comer alimentos que pueden provocar ataque migrañoso. No consumir alcohol. No fumar. Controlar el estrés. Evitar ruidos y olores intensos. Especialidades a las que pertenecen las migrañas La migraña puede ser tratada por el médico de atención primaria que, en caso de cambios en el dolor, intensificación del mismo o aura, remitirá al paciente al neurólogo. Preguntas frecuentes ¿Qué se inyecta para la migraña? Los medicamentos inyectables para la migraña son medicamentos como el Sumatriptán , que también se usa en dosis oral y solo se debe usar como inyección subcutánea, esto es, debajo de la piel, en casos de no tolerar el medicamento por vía oral. En algunas ocasiones también se pueden poner fármacos antiinflamatorios como el Diclofenaco o el Naproxeno por vía intramuscular que pueden ayudar a disminuir el dolor de cabeza. ¿Qué alimentos provocan migrañas? Los alimentos que provocan migrañas pueden ser: queso curado, embutidos, alcohol, café, chocolate, nueces, y productos con levaduras . No obstante no quiere decir que en todos los pacientes sea necesario abandonar estos alimentos, ya que algunos pacientes no presentan migrañas asociadas a ellos. ¿Qué remedios caseros hay para las migrañas? Los remedios caseros para las migrañas no suelen ser eficaces , no obstante, el reposar en un lugar tranquilo con la luz apagada y sin ruido, puede hacer mejorar el ataque migrañoso, así como colocarse hielo o paños fríos en cabeza puede hacer que el dolor sea más leve. ¿Es lo mismo una cefalea que una migraña? No, la migraña es un proceso más crónico y que suele afectar solo a un lado de la cabeza, suele tener síntomas anteriores como los bostezos. En la cefalea suele doler toda la cabeza y normalmente se tiene en forma más esporádica, no suele darse con periodicidad.
Faringitis
Enfermedad

Faringitis

¿Qué es la faringitis? También conocida como dolor de garganta o amigdalitis. Es una e nfermedad vírica o bacteriana que se transmite por el aire y el contacto directo por lo que las personas cercanas a quien la padece suele contagiarse. Es una enfermedad tratada por otorrinolaringología y es de tipo leve. Tipos de faringitis Se diferencia dos tipos principales de faringitis: Faringitis aguda: Este tipo de faringitis es la más común. Es ocasionada de forma brusca por un virus o una bacteria. Puede aparecer sola o como síntoma de otra enfermedad  como en el  constipado o catarro. Faringitis crónica: En este caso el paciente sufre la faringitis durante varias semanas e incluso meses. Su origen se debe a malos hábitos del paciente, como el consumo de tabaco y/o alcohol, o se deriva de otras enfermedades que padece. Este tipo de faringitis debe ser controlada en el tiempo ya que puede desencadenar en un carcinoma laríngeo (cáncer de laringe). Causas de la faringitis La faringitis es un tipo de enfermedad causada por dos tipos de gérmenes: Virus: es la causa más frecuente y a la vez la menos grave. Bacterias: en este caso suelen ser ocasionadas por estreptococos del grupo A. Es menos frecuente y más contagiosa. Síntomas de la faringitis La faringitis es una infección en la zona de la garganta por la cual el paciente sufre molestias y dolor en ella. Los principales síntomas que presenta esta enfermedad son: Irritación en la garganta (color rojizo). Puntos blancos en la garganta debido a la infección. Ganglios linfáticos del cuello inflamados (pequeños bultitos que aparecen en el cuello en la zona de las amígdalas). Inflamación de la garganta, doliendo al tragar.   Dolor de garganta. Fiebre. Malestar general. Tratamiento para la faringitis La faringitis se desencadena como foco de una infección en la garganta por tanto el tratamiento se basa en la indicación de la toma de antibióticos, mediante ingesta oral principalmente. A las 48 horas posteriores al inicio de la toma de los medicamentos se debe empezar a notar los primeros síntomas de mejoría. Por otro lado, para reducir el dolor e irritación de garganta y la fiebre el paciente debe tomar analgésicos cada 8 horas aparte del antibiótico. Para mejorar y agilizar la recuperación el paciente deberá tomar muchos líquidos, preferiblemente agua. Pruebas complementarias del tratamiento de faringitis El médico realizará un examen físico al paciente. Primero examinará la garganta para comprobar la presencia de puntos blancos y el nivel de irritación. También analizará los oídos, fosas nasales, ritmo cardiaco y respiratorio para ver si la infección se ha extendido a otras partes del cuerpo. En caso de considerarlo necesario puede solicitar un exudado de garganta (consiste en tomar una muestra de la infección de la garganta con un palito esterilizado) para analizar el origen y tipo de la infección. Factores desencadenantes de la faringitis Según el tipo de faringitis que presente el paciente, así serán los factores que la hayan desencadenado. En caso de ser una faringitis aguda los factores desencadenantes serán virus y bacterias. Por el contrario, si se trata de una faringitis crónica los factores que la desencadenan son malos hábitos u otras enfermedades que tiene el paciente. Factores de riesgo de la faringitis Los factores de riesgo que pueden influenciar a la hora de que un paciente sufra faringitis son sobre todo la edad y la estación del año . Este tipo de enfermedades es más frecuente en niños y jóvenes y en las épocas de cambio de estación, debido a las variaciones radicales de temperatura. Complicaciones de la faringitis Infección en otras zonas del cuerpo: oído, nariz, piel, amígdalas, etc. Fiebre reumática. Escarlatina. Inflamación de órganos. Prevención de la faringitis Lavarse la manos con frecuencia, sobre todo antes de ingerir alimentos. Evitar el uso compartido de objetos personales. Al estornudar o toser taparse la boca con la mano o un pañuelo. No fumar. Evitar tomar alimentos demasiado fríos o demasiado calientes. Especialidades a las que pertenece la faringitis La faringitis es una enfermedad tratada por especialistas de Otorrinolaringología. Para ser otorrino es necesario cursar el grado en medicina, examen MIR y la formación en hospital como médico residente en otorrinolaringología durante 4 años. Preguntas frecuentes: ¿Qué se debe tomar para una faringitis? Antes de tomar ningún medicamento debe acudir al médico. Generalmente si es una faringitis vírica le recetarán analgésicos para el dolor, inflamación y fiebre . Si es bacteriana se añade  un antibiótico. ¿Cómo se transmite el estreptococo? El estreptococo es una bacteria que se transmite por el contacto directo a secreciones nasales, de la garganta o heridas en la piel. ¿Cuánto tiempo dura una faringitis? Una vez que se inicia el tratamiento para la faringitis el paciente debe sentirse mejor a las 48 horas y a los cuatro o cinco días deberá estar recuperado. ¿Qué es una faringitis vírica? La faringitis vírica es la que está ocasionada por un virus, por tanto no puede ser tratada con antibióticos. ¿Qué es una faringitis aguda? La faringitis aguda es la ocasionada por virus y/o bacterias de forma brusca. Sus síntomas e infección duran entre 4 y 5 días.  
Consultas online

Telemedicina 24h.
Olvida los riesgos, las esperas y desplazamientos.

Videoconsulta, Chat médico, consultas telefónicas... Tú decices.

Ver consultas online
1

Regístrate ahora y prueba un mes GRATIS de Savia Premium

Acceso ilimitado a nuestros servicios para que pruebes la experiencia Savia al completo.

Registrarte gratis
2

Después sigue con tu cuenta gratis o hazte Premium

Al acabar el mes, puedes disfruta Savia con la cuenta gratis o hacerte Premium por 59€ al año (o 10€ al mes) para tener consultas online inlimitadas.

Comparar todos los planes