Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Síndrome de abstinencia

Síndrome de abstinencia

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es el síndrome de abstinencia?

El síndrome de abstinencia, también conocido como “mono”, es una unión de reacciones físicas y corporales, que consisten en un conjunto de síntomas y enfermedades psicológicas que surgen cuando una persona deja de consumir de manera súbita una sustancia de la que antes ha abusado. También puede aparecer si el adicto disminuye la cantidad de sustancia que solía consumir. Puede aparecer relacionado con cualquier sustancia que tenga el potencial de crear dependencia: alcohol, tabaco, cocaína, cannabis, cafeína, benzodiacepinas...etc. La evolución de la sintomatología y su intensidad, dependen no solo del tipo de droga sino de la cantidad y la frecuencia de consumo previo, estando ligado al nivel de dependencia y adicción presentadas por el sujeto. Es una enfermedad común, pero si no se trata adecuadamente puede desencadenar en problemas muy serios.

El síndrome de abstinencia puede aparecer relacionado con cualquier sustancia que tenga el potencial de crear dependencia.

Tipos de síndromes de abstinencia

El síndrome de abstinencia puede clasificarse según el tiempo en que tarden en aparecer los síntomas, estos pueden ser:

  • Síndrome de abstinencia agudo: los síntomas y signos físicos y psicológicos aparecen inmediatamente después de interrumpir el consumo de la sustancia.
  • Síndrome de abstinencia tardío: donde el conjunto de secuelas a nivel físico y psicológico se mantienen en el tiempo a pesar de haber superado la abstinencia.
  • Síndrome de abstinencia psicológico (o condicionado): la aparición de síntomas del síndrome agudo al exponerse nuevamente a estímulos y situaciones comparables con las de la etapa de consumidor.

El síndrome de abstinencia también puede clasificarse según la sustancia que se consuma, estos pueden ser:

  • Síndrome de abstinencia alcohólica: activación del sistema nervioso autónomo, los alcohólicos crónicos que dejan el consumo de esta sustancia pueden experimentar diferentes tipos de síndrome de abstinencia variable. Los síntomas frecuentes son taquicardia, sudoración, insomnio, temblor de manos, agitación, ansiedad, alucinaciones y convulsiones. En casos extremos es posible que el paciente desarrolle delirium tremens, puede llevar al paciente a la muerte.
  • Síndrome de abstinencia de nicotina: viene causado por el tabaco y conlleva síntomas como estado depresivo, insomnio, frustración, ira, ansiedad, dificultades para concentrarse, inquietud, disminución de la frecuencia cardíaca y aumento del apetito o de peso.
  • Síndrome de abstinencia del consumo de cafeína: el consumo frecuente de cafeína de manera prolongada y a diario puede generar cierto nivel de dependencia a dicha sustancia. Causa dolor de cabeza, náuseas, irritabilidad, sueño y cansancio.
  • Síndrome de abstinencia a estimulantes: son estimulantes de este tipo las anfetaminas y la cocaína, por ejemplo. La abstinencia a estas sustancias genera humor disfórico, aumento del apetito, fatiga, pesadillas y problemas de sueño.
  • Síndrome de abstinencia a los benzodiacepinas: produce ansiedad, irritabilidad, insomnio y alteraciones sensoriales como hipersensibilidad a la luz o al ruido.
  • Síndrome de abstinencia al cannabis: el cannabis es una sustancia cuyo consumo es muy común, especialmente en jóvenes, y que se percibe como inocua. Sin embargo, recientemente se ha descrito la existencia de un síndrome de abstinencia que puede ocurrir en las personas que lo consumen a diario. Sus síntomas son sudoración, náuseas, diarrea, irritabilidad, anorexia, pérdida de peso y alteraciones de sueño.

Causas del síndrome de abstinencia

La causa directa es el cese o reducción súbita de consumo, que se ha realizado de tal manera en el cuerpo de la persona. El organismo se ha habituado a la sustancia, generando una tolerancia a esta (que a su vez es la que provoca que los consumos vayan aumentando en cantidad y frecuencia), y acostumbrándose el cuerpo a funcionar con dicha sustancia. El cuerpo, equilibrado antes de la adquisición de la dependencia, aprende a mantener un nuevo equilibrio en el que entra en juego la droga o la sustancia en cuestión. Esta, que servía como reforzador inicialmente, con el tiempo pierde parte de este papel y se transforma en algo necesario para evitar el malestar asociado a su falta. Una retirada brusca hace que el organismo, que dependía de dicha sustancia, de repente se encuentre con que le falta algo que antes le hacía funcionar.

Síntomas del síndrome de abstinencia

Los síntomas del síndrome de abstinencia pueden incluir: ansiedad, inquietud o nerviosismo, depresión, dificultades para concentrarse, irritabilidad, gran sensibilidad al estrés, ansia intensa por volver a consumir la droga o realizar la actividad adictiva, aislamiento social, insomnio y/o alteraciones en el sueño, sudoración excesiva, aumento del ritmo cardíaco, palpitaciones, rigidez muscular, temblores, diarrea y náuseas o vómitos, entre otros síntomas.

Tratamiento para el síndrome de abstinencia

Aunque el síndrome de abstinencia es muy desagradable, es un proceso necesario por el que el dependiente debe pasar para poder recuperarse de su adicción. En primer lugar, la persona adicta debe ser consciente de los síntomas que va a experimentar si deja la sustancia que le produce la adicción, así como lo importante que es que resista a este proceso para poder superar el problema.

Existen medicamentos que han demostrado ayudar a algunas personas en esta fase, disminuyendo los efectos secundarios de la abstinencia. Estos van a depender del tipo de adicción que la persona padezca. Es fundamental para ayudar al paciente a superar el síndrome de abstinencia condicionado o psicológico, previniendo de esta manera las recaídas. La psicoterapia ayuda al paciente a identificar y controlar las situaciones que le llevaron a consumir la sustancia enseñándole estrategias alternativas al consumo de la misma.

Pruebas complementarias del tratamiento del síndrome de abstinencia

Para el diagnóstico y tratamiento se necesitan pruebas como: pruebas de detección de drogas en orina, prueba de VIH, prueba de detección de hepatitis C, prueba de embarazo en mujeres, biometría hemática, electroencefalograma, química sanguínea y examen general de orina.

Factores desencadenantes del síndrome de abstinencia

El factor desencadenante principal del síndrome de la abstinencia es el cese o reducción súbita del consumo de una sustancia a la que se es adicto.

Factores de riesgo del síndrome de abstinencia

Entre los factores que aumentan el riesgo de tener este síndrome están: antecedentes familiares de adicción, la presión social, trastornos de salud mental, el consumo excesivo de cualquier sustancia y enfermedades psicológicas, entre otros factores.

Complicaciones del síndrome de abstinencia

Las complicaciones pueden incluir:

  • Retorno al consumo de la sustancia a la que se es adicto.
  • Ansiedad.
  • Suicidio.
  • Estrés prolongado.
  • Problemas del sueño.

Prevención del síndrome de abstinencia

Para prevenir este síndrome es necesario:

  • Abandonar la adicción progresivamente y con asesoría profesional.
  • Tratar la adicción a través de la terapia de deshabituación. Esta terapia permite que el adicto, como su nombre lo dice, vaya perdiendo el hábito del consumo de drogas o alcohol a través de la ingesta de medicamentos que controlen la ansiedad por el consumo y supriman el deseo.
  • Hacer ejercicio.
  • Evitar cualquier factor incitante.

Especialidades a las que pertenece el síndrome de abstinencia

El síndrome de abstinencia pertenece a las especialidades de psicología y psiquiatría. La psicología es la ciencia que estudia los procesos mentales, las sensaciones, las percepciones y el comportamiento del ser humano, en relación con el medio ambiente físico y social que lo rodea, y la psiquiatría es la parte de la medicina que se ocupa del estudio, el diagnóstico, el tratamiento y la prevención de las enfermedades mentales de carácter orgánico y no orgánico.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto dura el síndrome de abstinencia?

La duración del síndrome de abstinencia va a depender del tipo de abstinencia que el paciente padezca. Puede durar semanas, incluso meses si no se trata correctamente.

¿Qué es “el mono”?

Es otro nombre por el que se conoce el síndrome de abstinencia.

¿Qué es el síndrome de abstinencia alcohólica tardío?

El síndrome de abstinencia alcohólica tardío es la activación del sistema nervioso autónomo (sudoración, taquicardia, hipertensión, temblor de manos, insomnio, etcétera), por la falta de alcohol en el organismo. Se pueden experimentar alucinaciones entre 6-48 horas después de dejar de beber, que normalmente son visuales. También pueden aparecer convulsiones. Estos síntomas pueden derivar en delirium tremens

¿Se puede tener síndrome de abstinencia de sustancias no adictivas?

Cualquier sustancia que genere una dependencia en el cuerpo humano puede desencadenar el síndrome de abstinencia, como por ejemplo el azúcar.

¿Qué sustancias son más adictivas para el organismo?

Las sustancias más adictivas para el organismo son: la cocaína, la heroína, la nicotina, los tranquilizantes o barbitúricos, el alcohol y los opioides, entre otras sustancias.