Atención médica sin papeleos ni letra pequeña
  1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Lumbalgia Mecánica

Lumbalgia Mecánica

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es la lumbalgia mecánica?

La lumbalgia mecánica es un dolor generado en la parte lumbar o baja de la espalda que aumenta con el movimiento y disminuye en reposo. Generalmente es producido por una sobrecarga muscular o un traumatismo. También es conocida como lumbago o dolor lumbar inespecífico. Es una patología muy común considerada leve pero bastante incapacitante en su fase aguda, que afecta a más mujeres que hombres, sobre todo personas de mediana edad.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.

La lumbalgia mecánica se suele diagnosticar por la sintomatología presentada y la exploración física del paciente.

Tipos de lumbalgias

Existen diferentes tipos de lumbalgias:

Según la frecuencia y duración de los síntomas:

  • Lumbalgia aguda: es un dolor lumbar intenso sin irradiación que se origina de manera brusca, habitualmente por un sobreesfuerzo, y suele durar menos de 12 semanas.
  • Lumbalgia crónica: es un dolor en la parte inferior de la espalda, leve, que se acentúa con el movimiento y que dura un tiempo superior a 12 semanas.

Según las características del dolor:

  • Lumbalgia mecánica: el dolor empeora con el movimiento y mejora con el reposo.
  • Lumbalgia inflamatoria: el dolor empeora con el reposo y mejora con el movimiento.

Causas de la lumbalgia mecánica

Las causas más comunes que originan la lumbalgia mecánica son:

  • Traumatismo o lesión.
  • Distensión o sobrecargas.
  • Problemas posturales.
  • Hernia discal.
  • Problemas anatómicos (como genu varo o genu valgo en las rodillas, hiperlordosis, escoliosis, disfunción del sacro y dismetrías de miembros inferiores).
  • Osteoporosis.
  • Artrosis.
  • Fibromialgia.

Síntomas de la lumbalgia mecánica

Los síntomas de la lumbalgia mecánica son el dolor local intenso, sensación de rigidez (sobre todo por las mañanas), aumento de las molestias con el movimiento y pérdida de la funcionalidad.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.

Tratamiento de la lumbalgia mecánica

El tratamiento de la lumbalgia mecánica consiste en mantener reposo durante un máximo de cuatro días, termoterapia o aplicación de calor, e ingesta de fármacos analgésicos, antiinflamatorios y/o relajantes musculares.

Posteriormente, se deben realizar ejercicios físicos específicos para tonificar y recuperar la elasticidad de la musculatura de la espalda. Incluso se pueden usar fajas lumbares semirrígidas para trabajar o realizar alguna actividad física.

La fisioterapia, y en ocasiones la podología, contribuyen a mejorar los síntomas, pudiendo ser conveniente el uso de rayos infrarrojos para tratar de reducir el dolor y, en ocasiones, se realizan infiltraciones o inyecciones de corticoides.

Conviene trabajar la técnica de cinesiterapia, mediante la ejecución de ejercicios de flexibilización y fortalecimiento, y rutinas de corrección de la postura y de los movimientos.

Aunque pocos son los casos que requieren cirugía, algunos pueden necesitar realizar una intervención quirúrgica como una discectomía o quimionucleolisis.

Pruebas complementarias de la lumbalgia mecánica

La lumbalgia mecánica se suele diagnosticar por la sintomatología presentada y la exploración física del paciente, pero el médico puede requerir otras pruebas para pacientes que presenten algún otro signo de alarma. La prueba complementaria más habitual es la radiografía, pero también se puede completar el diagnóstico mediante una tomografía computarizada (TAC), una resonancia magnética u otro examen radiológico como una mielografía (radiografía de la médula espinal). En caso de presentar infección o tumor se puede precisar una biopsia.

Factores desencadenantes de la lumbalgia mecánica

Algunos factores desencadenantes de la lumbalgia mecánica son el sedentarismo, la obesidad, mantener posturas inadecuadas, realizar esfuerzos físicos excesivos y sufrir estrés (ya que puede provocar la aparición de contracturas musculares).

Factores de riesgo de la lumbalgia mecánica

Los factores de riesgo de la lumbalgia mecánica son la edad (se padece más a menudo a partir de los 50 años), ser una persona alta (se carga más sobre la columna), trabajar levantando cargas pesadas o realizando movimientos muy repetitivos o con posturas estáticas, realizar giros o movimientos del cuerpo bruscos y poseer problemas estructurales de la columna vertebral.

Complicaciones de la lumbalgia mecánica

La lumbalgia mecánica puede tener algunas complicaciones si no se trata bien:

  • Cronificación de la lumbalgia.
  • Hernia de disco.
  • Ciática.

Prevención de la lumbalgia mecánica

Algunas recomendaciones para prevenir la lumbalgia mecánica son:

  • Evitar los movimientos bruscos.
  • No levantar excesivo peso.
  • Ejercitar la musculatura de la espalda.
  • Realizar ejercicio físico de forma regular.
  • Mantener una correcta higiene postural y ergonomía en el trabajo.

Especialidades a las que pertenece

La lumbalgia pertenece a las especialidades de reumatología, fisioterapia o traumatología, aunque muchos casos los puede tratar el médico de familia sin necesidad de derivar al especialista.

Preguntas frecuentes:

¿Qué es una lumbalgia crónica?

La lumbalgia crónica es un dolor en la zona lumbar o inferior de la espalda que dura un tiempo superior a 3 meses y que empeora al efectuar movimientos.

¿Cuál es la zona lumbar de la espalda?

La zona lumbar se corresponde con la parte inferior de la espalda, comprende desde la última vértebra dorsal hasta la última vértebra sacra, y su función principal consiste en inclinar la columna vertebral y la pelvis.

¿Cuál es la zona cervical de la espalda?

La zona cervical de la espalda es la ubicada en la base del cráneo, donde se encuentran las vértebras cervicales que intervienen en la mayoría de movimientos de la espalda y de la columna vertebral.

¿Qué es una hernia?

Una hernia es una protuberancia, ya sea en una pared muscular, en una estructura ósea provocada al emerger parte del tejido del interior del órgano, o por desplazamiento óseo y ocasionando dolor en el enfermo. Existen diferentes tipos de hernia según su localización: hernia de hiato, discal, inguinal, umbilical o femoral.

¿Qué es una dorsolumbalgia?

La dorsolumbalgia es el dolor focalizado en la zona central e inferior de la espalda. También se le denomina lumbalgia o lumbago.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.