1. Home
  2. Contenidos de salud
  3. Condiloma o Verrugas Genitales

Condiloma o Verrugas Genitales

Atención presencial cuando la necesites
Videoconsulta para resolver tus dudas
Un médico te llama en menos de una hora
Chat médico 24 horas los 365 días del año
Regístrate

¿Qué es el condiloma o verruga genital?

Los condilomas acuminados, verrugas genitales o anogenitales, son pequeñas proliferaciones dérmicas, generalmente benignas, que aparecen en la región genital o genito-anal, causadas por la infección del virus del papiloma humano (VPH). Se consideran una de las infecciones de transmisión sexual (ITS) más frecuentes y afectan hasta el 1,7% de la población general, y hasta el 25% de los pacientes VIH positivos. La incidencia máxima de los condilomas acuminados se observa entre los 20 y 29 años. Su gravedad va a depender del serotipo de virus que produzca la lesión, ya que algunos de ellos producen condilomas que pueden llegar a degenerar en lesiones cancerígenas.
En los pacientes inmunodeprimidos las verrugas genitales suelen ser de mayor extensión, y en las mujeres embarazadas adquieren mucho mayor tamaño.

Tipos de condilomas o verrugas genitales

Los tipos de condilomas o verrugas genitales son:

  • Condiloma acuminado: propiamente dicho con forma parecida a una "coliflor".
  • Verrugas papulares: lesiones sobreelevadas más pequeñas (1-4 mm), suaves, generalmente de color de la piel o mucosa.
  • Verrugas queratósicas: (duras, callosas) con una cubierta gruesa que semeja a las verrugas vulgares.
  • Verrugas planas: que pueden ser pápulas sin sobreelevación o mínimamente sobreelevadas (bolitas o granitos) de centro plano.

Causas del condiloma o verruga genital

La causa es la infección por parte de el virus del papiloma humano (VPH), en un 90% de los casos debidos a los serotipos 6 y 11, que desarrollan lesiones con menor riesgo de malignización. En otras ocasiones, sobre todo en pacientes inmunodeprimidos, pueden producirse por los serotipos 16, 18, 31, 33 y 35, que sí están asociados con el desarrollo de lesiones cancerosas.

La infección se produce por contagio a través de relaciones sexuales, aunque también puede adquirirse por transmisión en el canal del parto de una madre infectada.

Síntomas del condiloma o verruga genital

Se caracterizan por presentarse como pequeñas pápulas o lesiones que confluyen y crecen formando masas similares a la forma de una coliflor. Aparecen en el pene, sobre todo en el glande y la cara interna de la piel del prepucio. En la mujer aparecen en la vulva, los labios menores y en el introito vaginal. En estos casos es frecuente que también existan lesiones en el cuello uterino. En ambos sexos puede aparecer en la región perianal, junto con lesiones en ano y recto.

Habitualmente no producen síntomas, aunque en ocasiones pueden producir molestias o dolor, picor o sangrado. A veces se maceran y producen mal olor.

En los pacientes inmunodeprimidos las lesiones suelen ser de mayor extensión, y en las mujeres embarazadas adquieren mucho mayor tamaño.

Tratamiento del condiloma o verruga genital

Hoy en día existen diferentes opciones de tratamiento sin que haya, hasta el momento, evidencias suficientes que demuestren que alguna de ellas es superior a las demás. En un 20-30% de los casos, en los 3-6 primeros meses, se produce una curación espontánea, por lo que en ocasiones la actitud de observación sin tratamiento es una opción elegida por los médicos según las características del paciente.

  • Tratamientos con fármacos tópicos:
    • Tratamiento local con ciclos de crema con Podofilotoxina al 0,5% aplicada por el propio paciente.
    • Aplicación de Sinecatequinas en pomada al 10% a nivel local, evitando las mucosas.
    • La crioterapia con nitrógeno líquido, que destruye las lesiones mediante una quemadura controlada por el médico.
    • Aplicación por parte del médico en la consulta de pomadas con ácidos Tricloroacético o Bicloroacético al 80-90%.
    • Aplicación en casos seleccionados de interferón intralesional, que actúa como antivirico, antiproliferativo e inmunomodulador.
  • Tratamiento quirúrgico: se utiliza sobre todo en pacientes con gran número de lesiones y/o un área extensa afecta, o en el caso de verrugas intrauretrales, mediante exéresis (extirpación de la lesión) con bisturí, bisturí eléctrico, o láser de dióxido de carbono.

Menos los tratamiento quirúrgicos, en las demás terapias pueden surgir recurrencias de la enfermedad.

Pruebas complementarias del condiloma o verruga genital

Habitualmente la exploración física y el interrogatorio clínico son suficientes para determinar el diagnóstico de las lesiones. Se realiza una exploración física extensa mediante un examen vaginal con espéculo (una especie de pico de pato que ayuda a la apertura de la vagina para poder inspeccionar con una lámpara), colposcopia, anoscopia y proctoscopia (exploraciones en las que se utiliza una pequeña cámara con luz para visualizar el cuello uterino, el ano y el recto). Solo en casos de duda diagnóstica se realizará una biopsia (extracción de una pequeña parte de lesión), para el análisis en el laboratorio de anatomía patológica.

Cuando se diagnostican este tipo de lesiones en el paciente, es recomendable que su pareja se someta a una exploración física para descartar la posible presencia de lesiones. Además, es aconsejable que tanto al paciente como a su pareja, se les realice un estudio serológico para descartar otras enfermedades de transmisión sexual (analítica de sangre con determinación de sífilis, VIH, y virus de la hepatitis B y C).

Factores desencadenantes del condiloma o verruga genital

El factor desencadenante de la posible aparición de las lesiones condilomatosas es adquirir la infección por el virus del papiloma humano.

Factores de riesgo del condiloma o verruga genital

  • Número elevado de parejas sexuales.
  • Inicio temprano de las relaciones sexuales.
  • No usar preservativo.
  • Contactos sexuales con varones no circuncidados.
  • Coexistencia de otras enfermedades de transmisión sexual.
  • Consumo de tabaco.
  • Bajo nivel educativo.
  • Inmunodepresión.

Complicaciones del condiloma o verruga genital

  • Maceración y sobreinfección de las lesiones por bacterias.
  • Sangrado y supuración.
  • Recurrencia tras tratamiento.
  • La mayor complicación es el desarrollo a partir de un condiloma, de una malignización de la lesión que dé lugar a la aparición de un tumor en el cuello uterino, ano y, en menor medida, vagina, vulva y pene.

Prevención del condiloma o verruga genital

  • La vacunación con vacunas que contienen los genotipos del virus del papiloma 6 y 11 son, por el momento, el método más eficaz para la prevención primaria de los condilomas acuminados, obteniéndose la máxima efectividad si se administran antes de la primera relación sexual.
  • Usar preservativo en todas las relaciones sexuales.
  • Realización de cesárea a las madres embarazadas que presenten condilomas.

Especialidades a las que pertenece el condiloma o verruga genital

Esta patología puede ser tratada por el especialista en dermatología, muchas veces con participación del médico especialista en ginecología y el médico de familia.

Preguntas frecuentes:

¿Qué es un condiloma perianal?

Un condiloma perianal es la aparición de una lesión dérmica sobreelevada con forma de coliflor producida por el virus del papiloma humano en las proximidades del ano.

¿Qué es el condiloma acuminado?

El condiloma acuminado es una lesión dérmica de coloración rosada o blanco-grisácea, que puede ser plana o pediculada, con proyecciones ramificadas y morfología similar a una coliflor.

¿Cómo se transmite un condiloma?

La vía de transmisión es a través de las relaciones sexuales y por contagio materno-fetal.

¿Qué es el molusco contagioso?

El molusco contagioso es una afectación dermatológica benigna y autolimitada que se produce por la infección de un virus poxvirus (Molluscipox virus), que origina la aparición de pequeñas lesiones sobreelevadas (pápulas) con el centro deprimido (umbilicadas).

 

Artículos relacionados Ver todos
Condiloma o Verrugas Genitales
Enfermedad

Condiloma o Verrugas Genitales

¿Qué es el condiloma o verruga genital? Los condilomas acuminados, verrugas genitales o anogenitales, son pequeñas proliferaciones dérmicas , generalmente benignas, que aparecen en la región genital o genito-anal, causadas por la infección del virus del papiloma humano (VPH). Se consideran una de las infecciones de transmisión sexual (ITS ) más frecuentes y afectan hasta el 1,7% de la población general, y hasta el 25% de los pacientes VIH positivos. La incidencia máxima de los condilomas acuminados se observa entre los 20 y 29 años. Su gravedad va a depender del serotipo de virus que produzca la lesión, ya que algunos de ellos producen condilomas que pueden llegar a degenerar en lesiones cancerígenas. Tipos de condilomas o verrugas genitales Los tipos de condilomas o verrugas genitales son: Condiloma acuminado : propiamente dicho con forma parecida a una "coliflor". Verrugas papulares : lesiones sobreelevadas más pequeñas (1-4 mm), suaves, generalmente de color de la piel o mucosa. Verrugas queratósicas : (duras, callosas) con una cubierta gruesa que semeja a las verrugas vulgares. Verrugas planas: que pueden ser pápulas sin sobreelevación o mínimamente sobreelevadas (bolitas o granitos) de centro plano. Causas del condiloma o verruga genital La causa es la infección por parte de el virus del papiloma humano (VPH ), en un 90% de los casos debidos a los serotipos 6 y 11, que desarrollan lesiones con menor riesgo de malignización. En otras ocasiones, sobre todo en pacientes inmunodeprimidos , pueden producirse por los serotipos 16, 18, 31, 33 y 35, que sí están asociados con el desarrollo de lesiones cancerosas. La infección se produce por contagio a través de relaciones sexuales , aunque también puede adquirirse por transmisión en el canal del parto de una madre infectada. Síntomas del condiloma o verruga genital Se caracterizan por presentarse como pequeñas pápulas o lesiones que confluyen y crecen formando masas similares a la forma de una coliflor. Aparecen en el pene, sobre todo en el glande y la cara interna de la piel del prepucio. En la mujer aparecen en la vulva, los labios menores y en el introito vaginal. En estos casos es frecuente que también existan lesiones en el cuello uterino. En ambos sexos puede aparecer en la región perianal, junto con lesiones en ano y recto. Habitualmente no producen síntomas, aunque en ocasiones pueden producir molestias o dolor, picor o sangrado. A veces se maceran y producen mal olor. En los pacientes inmunodeprimidos las lesiones suelen ser de mayor extensión, y en las mujeres embarazadas adquieren mucho mayor tamaño. Tratamiento del condiloma o verruga genital Hoy en día existen diferentes opciones de tratamiento sin que haya, hasta el momento, evidencias suficientes que demuestren que alguna de ellas es superior a las demás. En un 20-30% de los casos, en los 3-6 primeros meses, se produce una curación espontánea, por lo que en ocasiones la actitud de observación sin tratamiento es una opción elegida por los médicos según las características del paciente. Tratamientos con fármacos tópicos: Tratamiento local con ciclos de crema con Podofilotoxina al 0,5% aplicada por el propio paciente. Aplicación de Sinecatequinas en pomada al 10% a nivel local, evitando las mucosas. La crioterapia con nitrógeno líquido, que destruye las lesiones mediante una quemadura controlada por el médico. Aplicación por parte del médico en la consulta de pomadas con ácidos Tricloroacético o Bicloroacético al 80-90%. Aplicación en casos seleccionados de interferón intralesional , que actúa como antivirico, antiproliferativo e inmunomodulador. Tratamiento quirúrgico : se utiliza sobre todo en pacientes con gran número de lesiones y/o un área extensa afecta, o en el caso de verrugas intrauretrales, mediante exéresis (extirpación de la lesión) con bisturí, bisturí eléctrico, o láser de dióxido de carbono. Menos los tratamiento quirúrgicos, en las demás terapias pueden surgir recurrencias de la enfermedad. Pruebas complementarias del condiloma o verruga genital Habitualmente la exploración física y el interrogatorio clínico son suficientes para determinar el diagnóstico de las lesiones. Se realiza una exploración física extensa mediante un examen vaginal con espéculo (una especie de pico de pato que ayuda a la apertura de la vagina para poder inspeccionar con una lámpara), colposcopia, anoscopia y proctoscopia (exploraciones en las que se utiliza una pequeña cámara con luz para visualizar el cuello uterino, el ano y el recto). Solo en casos de duda diagnóstica se realizará una biopsia (extracción de una pequeña parte de lesión), para el análisis en el laboratorio de anatomía patológica. Cuando se diagnostican este tipo de lesiones en el paciente, es recomendable que su pareja se someta a una exploración física para descartar la posible presencia de lesiones. Además, es aconsejable que tanto al paciente como a su pareja, se les realice un estudio serológico para descartar otras enfermedades de transmisión sexual (analítica de sangre con determinación de sífilis, VIH, y virus de la hepatitis B y C). Factores desencadenantes del condiloma o verruga genital El factor desencadenante de la posible aparición de las lesiones condilomatosas es adquirir la infección por el virus del papiloma humano. Factores de riesgo del condiloma o verruga genital Número elevado de parejas sexuales. Inicio temprano de las relaciones sexuales. No usar preservativo. Contactos sexuales con varones no circuncidados. Coexistencia de otras enfermedades de transmisión sexual. Consumo de tabaco. Bajo nivel educativo. Inmunodepresión. Complicaciones del condiloma o verruga genital Maceración y sobreinfección de las lesiones por bacterias. Sangrado y supuración. Recurrencia tras tratamiento. La mayor complicación es el desarrollo a partir de un condiloma, de una malignización de la lesión que dé lugar a la aparición de un tumor en el cuello uterino, ano y, en menor medida, vagina, vulva y pene. Prevención del condiloma o verruga genital La vacunación con vacunas que contienen los genotipos del virus del papiloma 6 y 11 son, por el momento, el método más eficaz para la prevención primaria de los condilomas acuminados, obteniéndose la máxima efectividad si se administran antes de la primera relación sexual. Usar preservativo en todas las relaciones sexuales. Realización de cesárea a las madres embarazadas que presenten condilomas. Especialidades a las que pertenece el condiloma o verruga genital Esta patología puede ser tratada por el especialista en dermatología, muchas veces con participación del médico especialista en ginecología y el médico de familia. Preguntas frecuentes: ¿Qué es un condiloma perianal? Un condiloma perianal es la aparición de una lesión dérmica sobreelevada con forma de coliflor producida por el virus del papiloma humano en las proximidades del ano . ¿Qué es el condiloma acuminado? El condiloma acuminado es una lesión dérmica de coloración rosada o blanco-grisácea, que puede ser plana o pediculada, con proyecciones ramificadas y morfología similar a una coliflor. ¿Cómo se transmite un condiloma? La vía de transmisión es a través de las relaciones sexuales y por contagio materno-fetal. ¿Qué es el molusco contagioso? El molusco contagioso es una afectación dermatológica benigna y autolimitada que se produce por la infección de un virus poxvirus ( Molluscipox virus ), que origina la aparición de pequeñas lesiones sobreelevadas (pápulas) con el centro deprimido (umbilicadas).  
Braquiterapia
Contenido de salud

Braquiterapia

Definición Es una modalidad de radioterapia que consiste en colocar implantes en la zona del tumor o en una zona muy próxima a él, con la ventaja de que la radiación solo afecta a dicha zona y no a los tejidos adyacentes. Es un tratamiento indoloro y está indicado principalmente en tumores ginecológicos, de mama, de próstata, melanoma de coroides, sarcoma, piel y determinados cánceres de cabeza y cuello. Se puede utilizar como un tratamiento único o combinado con otros tratamientos ginecológicos como la cirugía, la radioterapia externa y la quimioterapia. ¿Cómo es la braquiterapia? El tratamiento se realiza bajo anestesia local y con un control ecográfico que nos ayudará a colocar los implantes radioactivos de aproximadamente 2-3 mm de longitud y 1mm de diámetro. Cada semilla que se coloca tiene un efecto selectivo actuando solo sobre las células que son tumorales. Su principal ventaja será es que es un tratamiendo con muy pocos efectos secundarios y en la mayoría de los casos muy efectivo. ¿Para quién está indicada? Este procedimiento estará indicado en tumores ginecológicos del cuello uterino, útero y matriz, en cáncer de próstata y también se puede emplear en cánceres de piel y en menos frecuencia, en tumores de pulmón y de páncreas. ¿Por qué se realiza? Dentro de los tratamientos oncológicos la braquiterapia se utiliza porque permite destruir células cancerosas desde el centro del tumor gracias a la inserción del implante específicamente en la zona que se desea tratar. Esto permite aumentar la eficacia del tratamiento disminuyendo la probabilidad de que aparezcan en el mismo sitio o de que las células sobrevivan entre cada sesión de radioterapia. Así mismo al ser un tratamiento tan directo sobre la zona cancerígena se evitan los efectos secundarios de dañar tejido sano circundante, con el consiguiente beneficio para la calidad de vida del paciente. Riesgos de la braquiterapia Encontraremos los propios de la anestesia local, y en general no conlleva más riesgos ya que es una técnica sencilla de realizar. Preparación El paciente debe acudir en ayunas, antes de empezar el procedimiento se le aplicará anestesia local dependiendo de la zona que se desea tratar. En general se puede solicitar una preparación intestinal, exámenes de ultrasonido o resonancia magnética nuclear, electrocardiograma, análisis de sangre o radiografía de tórax, entre otros. Será el médico oncólogo el que determine qué pruebas son necesarias llevar a cabo antes de la intervención. Cómo es la recuperación de la braquiterapia Los principales síntomas que suelen aparecer tras la implantación de las semillas es hinchazón y sensibilidad en el área tratada, no obstante, los pacientes pueden volver a sus actividades al poco tiempo, días o semanas, de la intervención. Después de realizar el procedimiento, pese a que la radiactividad de las semillas es baja, se debe dar recomendaciones de evitar el contacto cercano con otras personas, en especial con niños y mujeres embarazadas. De la misma manera hasta después de semanas o meses puede que las semillas activen los sensores de metal, por lo que será recomendable llevar el informe del tratamiento médico. Finalmente es necesario realizar un seguimiento para determinar si la salud es estable o ha sufrido cambios, para poder conocer así sus efectos secundarios. Resultados Los resultados de la braquiterapia se obtienen tras una continua evaluación, ya que requieren de un largo periodo de seguimiento, en el cual se van tomando datos acerca del estado del paciente y dependiendo del tipo de tumor que se está tratando. Sin embargo en la mayoría de los casos tienen resultados positivos siendo incluso similares a los obtenidos en una cirugía para eliminar las células cancerígenas. Preguntas frecuentes ¿Qué es la braquiterapia intersticial? Es un tipo de braquiterapia, en el cual el implante se introduce de manera directa, es decir, que se introduce dentro del tejido o del tumor. Se utiliza para tratar tumores de próstata, mama o ginecológicos. Suele ser una técnica complementaria a la radiación externa para la administración de una dosis extra de radiación sobre el tumor o lecho tumoral. ¿Qué es la radiación interna? Es un tipo de radiación que se sitúa en la cavidad corporal y se retira cuando han alcanzado ciertas dosis. Puesto que durante el tratamiento el paciente emite constantemente radiación, las visitas son limitadas con una duración de 30 min. dentro de la zona de blindaje, y tanto menores de 18 años como mujeres embarazadas no podrán entrar. ¿Qué es la teleterapia? Variante de la radioterapia que consiste en la aplicación de de radiación desde el exterior del cuerpo mediante un equipo generador situado a cierta distancia de la zona a irradiar. ¿Qué efectos secundarios tiene la braquiterapia? Mientras se inserta el implante se administran fármacos que pueden producir adormecimiento, debilidad o malestar estomacal, pero estos efectos no suelen durar mucho tiempo. En algunas ocasiones el implante se encuentra dentro de un aplicador, lo que puede producir una leve molestia en la zona de inserción. Generalmente no suelen producirse más efectos secundarios aunque puede aparecer ardor, sudoración o mareos entre otros. ¿Qué es la braquiterapia endocavitaria? También denominada endoluminal, es aquella en la que se irradian las cavidades naturales del paciente.
¿En Qué Consiste la Inseminación Artificial?
Artículo especializado

¿En Qué Consiste la Inseminación Artificial?

Con los cambios de vida actuales en nuestro medio cada vez es más frecuente acceder a la maternidad a más edad, los factores ambientales de estrés, sobrepeso, hábitos tóxicos que influyen de manera negativa sobre la fertilidad, los nuevos modelos de familia: madres solas, parejas de mujeres… y los avances a nivel de conocimiento y tecnología para dar solución a más problemas de esterilidad hacen que cada vez haya más demanda de tratamientos de reproducción asistida. Un poco de historia… En 1978 nació el primer “ bebé probeta” de la historia, una niña sana que fue concebida en un laboratorio por primera vez, llenando portadas de revistas y periódicos. En estos 40 años los tratamientos han evolucionado desde todos los puntos de vista: medicaciones mucho más precisas y con menos efectos secundarios, mejores conocimientos de la biología y la genética , técnicas de laboratorio más eficientes, materiales de laboratorio más modernos. Todo ello ha permitido dejar embarazadas a pacientes que por su problema en concreto no lo hubiesen conseguido años atrás. Podemos tener mejores resultados sin correr tantos riesgos, se ha reducido en mucho la tasa de gestaciones múltiples y de efectos secundarios graves. Se pueden quedar embarazadas muchas mujeres de edad avanzada o con menopausia precoz gracias a los programas de donación de óvulos , mujeres solas o parejas femeninas con banco de semen … Las posibilidades son muchas, excepto la gestación subrogada (o “vientre de alquiler”), que en nuestro país es ilegal, el resto se puede realizar aquí con garantías y con un nivel de calidad altísimo, tanto de los profesionales como de los laboratorios, que hace que incluso personas de otros países de Europa vengan a hacerse su tratamiento de reproducción en España. Tratamientos de fertilidad Los tratamientos de fertilidad son múltiples, y será el profesional especialista quien decida, en función de los resultados de las pruebas realizadas en cada caso, el más adecuado. De más sencillo a más sofisticado, podemos distinguir tres distintos: inducción de la ovulación, Inseminación artificial y Fertilización in vitro. Inducción de la ovulación: es el tratamiento más sencillo, para casos muy concretos de parejas en los que la mujer presenta ciclos irregulares o amenorrea (no tiene la regla) y el varón presenta un seminograma normal. En estos casos, se puede administrar un tratamiento oral durante cinco días para forzar una ovulación cinco días más tarde y programar relaciones sexuales ese día, con una tasa de éxitos bastante mediocre pero útil en casos muy seleccionados. O un tratamiento más selectivo, que se administra inyectado subcutáneo para forzar el crecimiento y maduración de un óvulo que se va observando cada dos o tres días ecográficamente y cuando está en su momento óptimo se administra una medicación distinta que lo hará ovular con precisión en unas 36 horas, momento en que la pareja debe tener relaciones. Y para asegurar mejores resultados se reforzará las siguientes semanas con progesterona natural para mantener el embarazo si este se produce. Inseminación artificial: se puede realizar con semen de la pareja o con semen de donante. Se recurrirá a semen de donante cuando no hay pareja o no hay pareja masculina o cuando haya un resultado de azoospermia (ausencia de espermatozoides) en el resultado del seminograma de la pareja o que sea portador de alguna alteración genética que haga desaconsejable el embarazo. Con semen de la pareja está indicado en casos de alteraciones leves del seminograma, en esterilidad de causa desconocida y en casos de alteraciones del cuello del útero que dificulten el ascenso de los espermatozoides. En ambos casos el tratamiento es el mismo:  se administra diariamente un tratamiento por vía subcutánea para conseguir una estimulación suave de los ovarios y obtener uno o dos óvulos. Se va monitorizando ecográficamente su crecimiento y cuando están maduros se administra otra medicación para darles el último empujón como hemos descrito en el caso de la inducción de la ovulación y, a las 36 horas, se prepara una muestra de semen de la pareja o de banco y se purifica aislando los espermatozoides más sanos y rápidos del resto de componentes del semen y se deposita en el interior del útero con una cánula, acercándolos así a las trompas donde se producirá la fecundación de forma natural. El tratamiento hasta la inseminación dura 10-15 días. Reforzaremos igualmente la progesterona durante las primeras semanas. Fertilización in vitro: es el procedimiento más sofisticado , y se indica cuando ha habido fracasos con otros tratamientos, en casos de alteraciones severas del seminograma y cuando hay alteraciones de las trompas y en esterilidad de origen desconocido. Incluye distintas etapas: Estimulación ovárica: se trata de hacer un tratamiento similar al de estimulación de la ovulación de la inseminación in vitro, pero con la pretensión de conseguir el máximo de óvulos posibles. Punción folicular : cuando los óvulos están están maduros, bajo sedación, en quirófano, se realiza una punción ecoguiada por vía vaginal y se obtienen múltiples óvulos. Es una intervención ambulatoria sencilla. Fecundación en el laboratorio : los óvulos obtenidos se unen a una muestra seleccionada y preparada de semen para ser fecundados igual que lo harían en las trompas. En casos especiales en que no haya apenas disponibilidad de espermatozoides se puede realizar una técnica llamada ICSI en la que en el laboratorio se inyecta un espermatozoide al óvulo para fecundarlo. Cultivo embrionario en el laboratorio: los embriones conseguidos se mantienen en el laboratorio en unas condiciones muy sofisticadas de medio, temperatura, pH… y se van observando diariamente y supervisando su crecimiento.  A medida que crecen se van dividiendo, y según su forma y su manera de dividirse el biólogo informa de la calidad de cada uno de ellos. Transferencia del o los embriones: a los dos, tres o cinco días se escogen los embriones mejores y se depositan con una cánula muy fina en el fondo del útero. Criopreservación o congelación de los embriones sobrantes : si han quedado embriones se congelan para transferir en ciclos posteriores si no hay éxito o para un nuevo embarazo. Así pues, hay muchas opciones y actualmente se puede decir que casi cada caso tiene su solución.
Incontinencia Urinaria
Enfermedad

Incontinencia Urinaria

¿Qué es la incontinencia urinaria? La incontinencia urinaria o insuficiencia urinaria, es la patología en la cual se producen pérdidas involuntarias de orina. Se presenta con una prevalencia del 20-30% de personas, con un aumento hasta del 40% de las personas en edad media de la vida, y hasta un 50% de los ancianos. Es por tanto un problema prevalente, y si bien es una enfermedad leve, es muy incómoda, ya que afecta directamente a la calidad de vida de los pacientes. Tipos de incontinencias Incontinencia de esfuerzo : es la que se produce por un aumento de la presión abdominal. La típica que se produce por toser o por estornudar. Incontinencia de urgencia : es la que se produce cuando aparece una necesidad de orinar que no puede ser contenida de ningún modo. Incontinencia mixta : es la que asocia una incontinencia de esfuerzo con la incontinencia de urgencia, esto es, el mismo paciente presenta los dos tipos de incontinencia. Incontinencia de orina continua : es la pérdida de orina de forma continuada, se produce en especial en mujeres que tienen fístulas vesico vaginales y es típica de problemas tras partos complicados. Enuresis nocturna : es la pérdida de orina involuntaria durante la noche. Incontinencia por rebosamiento : se presenta en pacientes que no tienen deseo miccional, y se da porque llega un momento en el que la vejiga no puede contener más orina. Es típica de los pacientes que  tienen adenomas de próstata que obstruyen el tracto urinario inferior. Causas de la incontinencia urinaria Las causas pueden variar dependiendo del tipo de incontinencia. Incontinencia de esfuerzo : se debe a alteración o debilidad en los músculos del suelo pélvico. Incontinencia de urgencia : las causas son las alteraciones o debilidad a nivel del músculo detrusor. Incontinencia continua : suele producirse por fístulas vesico vaginales, que se dan por partos complicados. También puede darse por alteraciones anatómicas en la inserción de un uréter a nivel de la vulva. Incontinencia por rebosamiento : es la que se produce por una obstrucción a la salida de la vejiga, suele darse por problemas de próstata en los varones. Síntomas de la incontinencia urinaria El síntoma de incontinencia urinaria puede ser, o bien pérdidas de orina de las que el paciente es consciente cuando se produce tos o se estornuda , o bien cuando al paciente no le da tiempo a llegar al baño . En otras ocasiones el paciente no es consciente de la pérdida de orina hasta que se encuentra mojado, que es lo que ocurre en las pérdidas continuas de orina. Tratamiento de la incontinencia urinaria El tratamiento de la incontinencia urinaria depende de su origen y será tanto rehabilitador como quirúrgico y/o farmacológico. Tratamiento rehabilitador del suelo pélvico : se realiza a través de los ejercicios de Kegel. Para ello se deberán contraer los músculos del suelo pélvico. Para empezar a hacer los ejercicios, en el caso de las mujeres, si estas sitúan un dedo dentro de su vagina y tratan de apretar contra él y luego saltar, aprenderán a realizar el ejercicio que luego podrán realizar de forma libre, también se puede aprender a realizar comenzando a orinar e interrumpiendo la micción de forma repetida para luego seguir orinando. Los hombres pueden aprender introduciendo un dedo en el ano y produciendo también una fuerza contra él. Estos ejercicios se deberán repetir varias veces al día. Cirugía de la incontinencia urinaria : se basa en la sujeción de la uretra. Para ello, se localiza una malla sintética que se sitúa reforzando el ligamento pubouretral. Es la técnica más eficaz en el momento actual. En los casos de fístulas vesico vaginales será necesario cerrar las mismas para evitar la pérdida de orina continua. Tratamiento farmacológico : será utilizado en la incontinencia de esfuerzo. Se trata de fármacos anticolinérgicos que actúan sobre el esfínter elevando su acción. Su principal efecto secundario es la sequedad de boca que producen, que en ocasiones da lugar al abandono del tratamiento por el paciente. Pruebas complementarias de la incontinencia urinaria Entrevista clínica . se realiza mediante cuestionarios especializados que ayudan a orientar la causa y la alteración de la calidad de vida que produce la incontinencia urinaria en el paciente. Analíticas de sangre : para valorar la función renal presente, con creatinina, urea, iones y filtrado glomerular. Estudios urodinámicos : como la cistomanometría, que permite el conocimiento del llenado de la vejiga, y la flujometría, que permite saber cómo se comporta la vejiga al vaciado y si esta presenta algún tipo de obstrucción. Pruebas de imagen : ecografía, que se debe realizar en varones con incontinencia, otras como la urografía, que solo se usará en casos muy concretos en los que se sospeche de daño renal. En muchos casos se realiza un TAC por esta misma razón. Cistoscopia : se realiza cuando sospechamos de una lesión a nivel de la vejiga. Factores desencadenantes de la incontinencia urinaria El factor desencadenante de la incontinencia urinaria suele ser la alteración en el músculo detrusor , o bien la alteración de los músculos del suelo pélvico. Factores de riesgo de la incontinencia urinaria Los factores de riesgo para la incontinencia serán el número de partos, los partos complicados y la obstrucción de la uretra por adenomas de próstata. Complicaciones de la incontinencia urinaria La complicación principal de la incontinencia de orina es la posibilidad de contraer infecciones de orina de repetición. Prevención de la incontinencia urinaria La prevención de la incontinencia de orina será una buena atención obstétrica y el control de las adenomas de próstata , evitando que se obstruya la salida de orina a través de la uretra. Especialidades a las que pertenece la incontinencia urinaria La incontinencia de orina será tratada tanto por médicos urólogos como por ginecólogos en el caso de las mujeres. Preguntas frecuentes: ¿Qué medicamento es bueno para la incontinencia urinaria? Los medicamentos que se usan para la incontinencia de orina serán fármacos anticolinérgicos, cuyo mayor efecto secundario es la sequedad de boca. Estos actúan aumentando la acción del músculo detrusor. Por ello se usan sobre todo en los casos de incontinencia de urgencia. ¿Qué hacer ante un ataque de incontinencia urinaria? Si entendemos un ataque de incontinencia urinaria como una situación aguda, se deberá pensar en la posibilidad de una infección de orina que será fácilmente tratable. Si se entiende como una situación crónica en la cual en ciertas situaciones el paciente no se puede contener la ganas de orinar, será importante hacer los ejercicios de Kegel para aumentar la acción de los músculos del suelo pélvico. ¿Qué puede provocar la incontinencia urinaria? El motivo más común es el envejecimiento de la musculatura del suelo pélvico. También por las alteraciones producidas por los adenomas de próstata, y otras causas como las obstétricas, pero estas son menos comunes. En los casos agudos la causa más común es la infección de orina, que al ser tratadas hace desaparecer la sintomatología. ¿Qué es la incontinencia imperiosa? La incontinencia imperiosa es la incontinencia de urgencia, que es aquella que se produce cuando el paciente siente ganas de orinar y no puede evitar que la orina se escape, no pudiendo controlar el deseo miccional, con lo cual el paciente lo describe como que no le da tiempo a llegar al baño. ¿Qué es la incontinencia urinaria por rebosamiento? La incontinencia por rebosamiento es la que se produce cuando el paciente no tiene ganas de orinar, y suele ser secundaria a obstrucción en la uretra. En ella el paciente cuando tiene la vejiga llena y esta no puede contener más orina, tiene pérdidas imperceptibles de esta a través de la uretra sin sentir ganas de orinar.  
Cistitis
Enfermedad

Cistitis

¿Qué es la cistitis? La cistitis es la inflamación de la vejiga urinaria , que en la mayoría de los casos se produce por infecciones bacterianas, pero también se puede producir por tratamientos como la radioterapia o el uso de sondas urinarias mantenidas. Es una enfermedad muy frecuente, en especial en mujeres, en quién se calcula que al menos el 50% de ellas tendrán un episodio de cistitis a lo largo de su vida . La complicación más frecuente es la invasión de las bacterias al riñón produciendo una pielonefritis. Es una enfermedad leve. Tipos de cistitis Las cistitis pueden ser: Bacterianas : producidas por un germen. Abacterianas o no bacterianas : si no se encuentra germen causante de la misma. Aunque esta es la principal clasificación pueden ser también clasificadas función de su frecuencia en simples o complicadas, recidivantes o esporádicas, Causas de la cistitis La mayoría de los casos de cistitis bacterianas son la infección por escherichia coli, estas producen hasta el 80% de las infecciones. Las causas de las bacterianas pueden ser quimioterapia, radioterapia, uso de sustancias espermicidas, geles íntimos, etc. Síntomas de la cistitis Los síntomas de la cistitis son la disuria ( sensación de ardor al orinar ), polaquiuria, que es la emisión de orina de forma continuada, pero en poca cantidad, sensación de tenesmo (el paciente acaba de orinar pero sigue teniendo sensacion tener que volver a hacerlo), y, además, que la orina tiene un aspecto turbio y puede acompañarse de mal olor y hematuria ( sangre en la orina ). Tratamiento para la cistitis El tratamiento para la cistitis de origen bacteriano será mediante antibióticos , en diferentes regímenes. Se pueden dar en dosis única o bien en dosis a lo largo de una semana, en los casos más complicados se dará un total de quince días. En las cistitis bacterianas se tratan de controlar síntomas como el dolor con fármacos analgésicos o antinflamatorios , la urgencia miccional se tratará con fármacos que actúan a este nivel, llamados anticolinérgicos, y en algunos casos fármacos como la Tamsulosina, que también se usa en el adenoma de próstata y puede contribuir a disminuir la urgencia miccional. Pruebas complementarias del tratamiento de la cistitis Las pruebas para el tratamiento de las cistitis bacterianas serán pruebas de laboratorio como el cultivo de orina y el antibiograma , que nos permitirán conocer cuál es el tratamiento más adecuado. En las cistitis de repetición, puede ser necesarias pruebas de imagen como la ecografía , que permite descartar procesos en la vejiga, y en otras ocasiones, será necesaria una cistoscopia para descartar patología a este nivel. Factores desencadenantes de la cistitis Los factores desencadenantes son diferentes en personas jóvenes que en ancianos. Las mujeres jóvenes tienen como causa desencadenante las relaciones sexuales , y en ancianos tiene relación en las mujeres con procesos de cistoceles (alteración en la posición de la vejiga), mientras que en los varones está en relación con el adenoma de próstata. Factores de riesgo de la cistitis Son factores de riesgo para la cistitis: no orinar antes y después de las relaciones sexuales, los cistoceles y rectoceles en mujeres mayores, y los adenomas de próstata en los varones. Complicaciones de la cistitis Nefritis , que son las infecciones de orina que desde la zona de la vejiga llegan al riñón. Septicemia , que es la extensión de la infección hacia la sangre. Prevención de la cistitis Beber mucho líquido, al menos dos litros de agua al dia. No retener la orina, cuando se tiene ganas de orinar se debe de evacuar esta. No usar geles o jabones muy perfumados para lavarse. Al acudir al baño limpiarse desde la zona de delante hacia atrás y no al contrario. Orinar tras las relaciones sexuales. Usar preservativo. En las cistitis de repetición puede ser beneficioso el uso de arándanos, ya que parece que dificulta  la  fijación de las bacterias a las paredes de la vejiga. Especialidades a las que pertenece la cistitis Las cistitis son tratadas, cuando es un episodio esporádico, por el médico de familia, y en los casos que se producen de forma repetida, el paciente será tratado por el urólogo. Preguntas frecuentes: ¿Qué antibiótico se usa para la cistitis? Los antibióticos que se usan en la infección de orina dependen del resultado del antibiograma, pero en general se usa la Fosfomicina , la Amoxicilina con clavulánico y el Cotrimoxazol . También se pueden usar cefalosporinas. ¿Es muy grave tener cistitis? Las cistitis son enfermedades leves salvo que se compliquen al dirigirse hacia los riñones. Son enfermedades que responden normalmente de modo adecuado a los tratamientos antibióticos. ¿Es contagiosa la cistitis? La cistitis es una enfermedad que no es contagiosa. Si el paciente tiene cistitis no la contagiará a su pareja sexual. ¿Es verdad que la cistitis es más propensa en mujeres que en hombres? Es verdad que la cistitis es mucho más frecuente en mujeres que en hombres, esto se debe a que la uretra, (que es el conducto que desde la vejiga lleva la orina al exterior), es mucho más corta en las mujeres que en los hombres, esto hace que gérmenes que se encuentran en la piel o en el ano puedan colonizar fácilmente la vejiga. ¿Cuánto dura el tratamiento de una cistitis? El tratamiento de la cistitis dependerá de si esta es un episodio esporádico o repetitivo. En los episodios esporádicos se puede dar tratamiento de dosis única de antibiótico con buenos resultados. En las cistitis repetidas será necesario extender el tratamiento hasta una semana , y en las cistitis recurrentes puede ser necesario una dosis de antibiótico diaria durante seis meses para evitar las recaídas.  
Infertilidad: Causas, Pruebas y Tratamientos
Artículo especializado

Infertilidad: Causas, Pruebas y Tratamientos

En nuestro medio cada vez se está posponiendo más la edad en la que nos planteamos los embarazos. También nos encontramos con que el ritmo de vida actual favorece situaciones de estrés, hábitos tóxicos, sobrepeso, obesidad … que habitualmente juegan en contra de la fertilidad. Todos estos factores y el hecho de que cada vez tenemos más recursos para ofrecer soluciones hace que más parejas consulten por temas de infertilidad y esterilidad. ¿Fértil o estéril? Suele haber confusión con estos dos términos, que se usan por igual pero los médicos hacemos diferencia entre ellos: se califica como infértil a una pareja que no consigue llevar a término los embarazos y presenta abortos de repetición, y estéril a la pareja que no consigue embarazos en un plazo medio de 12 meses sin tener ninguna precaución anticonceptiva. Ambos pueden ser primarios si nunca ha habido un embarazo a término previo, o secundarios cuando esto ocurre después de haber tenido un hijo. ¿Cuándo consultar? La tasa de embarazos espontáneos en parejas que no tienen ningún problema de fertilidad es de media uno de cada cuatro ciclos que, en realidad, no es mucho, por este motivo se aconseja intentarlo durante un año antes de consultar al especialista, ya que tras este periodo el 85% de las parejas habrán conseguido gestación. El 15% restante quizás tengan algún factor que se lo dificulte y eso es lo que las pruebas que se realizarán intentarán descubrir. ¿En qué consiste el estudio? El estudio ha de ser de ambos miembros de la pareja ya que las causas pueden ser diversas y tanto de origen masculino, como femenino o mixto. El especialista valorará en la visita a través del interrogatorio y la historia clínica si existe algún factor ambiental que pueda estar incidiendo en la pareja, que la frecuencia de las relaciones sexuales sea suficiente, si hay algún antecedente de salud que pueda tener alguna repercusión en la esperada fertilidad y con la información de los ciclos menstruales y edad de la mujer si a priori hay que sospechar algún problema ovárico. A la mujer se le realizará una exploración ginecológica y ecografía transvaginal para valorar útero y ovarios. Después se solicitará una analítica a ambos miembros de la pareja para valorar su estado de salud, serologías de enfermedades infecciosas, y un estudio de sus cromosomas , llamado cariotipo, que confirme que no hay ninguna alteración cromosómica responsable de la esterilidad o infertilidad, y a la mujer un estudio hormonal que nos dará la información de qué pronóstico tienen los ovarios en cuanto a su capacidad de ovulación y qué respuesta podemos esperar en caso de iniciar un tratamiento de reproducción. Al varón le solicitaremos un análisis del semen , o seminograma, que nos informará sobre la concentración, morfología, motilidad y vitalidad de los espermatozoides. La siguiente prueba básica a realizar una vez hemos confirmado que hay óvulos y espermatozoides competentes es comprobar que el camino que han de recorrer está despejado y pueden encontrarse. Para ello se practican unas pruebas de imagen para ver la cavidad uterina y las trompas con un líquido de contraste simulando el trayecto que tienen que hacer espermatozoides y óvulos. Estas pruebas se llaman histerosalpingografía, la prueba clásica, que se realiza con un contraste radiológico y múltiples radiografías o histerosalpingosonografía, más moderna e inocua que utiliza un gel espumoso y ecografía transvaginal. En parejas infértiles, que han presentado dos o más abortos, a la mujer se le pedirá un estudio especial de factores específicos de la coagulación llamado estudio de trombofilia , pues algunas alteraciones a este nivel pueden ser responsables de fallos en la implantación de la placenta y provocar abortos. Estas pruebas básicas pueden detectar un problema al que se planteará el tratamiento oportuno, pero habrá un porcentaje, que se calcula de alrededor de un 20%, en las que no encontraremos ninguna patología, y son las que llamamos esterilidad de causa desconocida, que no significa que no haya causa, sino que las pruebas que actualmente tenemos no son capaces de diagnosticarlas. Tras el estudio básico… Después del estudio básico y en función del resultado de las pruebas podemos realizar otras más específicas o pasar directamente a un tratamiento de reproducción asistida. Como pruebas diagnósticas más específicas en algunos casos puede ser necesario realizar: Una histeroscopia , que es una técnica endoscópica que se realiza por vía vaginal para valorar el interior del útero y descartar malformaciones uterinas, tabiques, pólipos o miomas. O una laparoscopia en casos de sospecha de endometriosis o patología de los ovarios. Al varón también se le puede ampliar el estudio con un test de recuperación espermática o test de REM, que consiste en una selección de los espermatozoides más móviles y más rápidos para evaluar su calidad con un estudio de fragmentación del ADN espermático o un FISH. O un cultivo del semen si se sospechan cuadros infecciosos. O ecografía en casos de sospecha de patología testicular o prostática. Tratamientos Una vez interpretados los resultados, el especialista planteará el tratamiento más adecuado en cada caso. Simplificando mucho son dos: la inseminación artificial y la fertilización in vitro. La inseminación artificial consiste en planificar un ciclo ovárico con una medicación que nos mejorará la calidad del óvulo (a veces con ciclo espontáneo sin medicación) y el momento exacto de la ovulación recogemos una muestra de semen que se prepara en el laboratorio para potenciar los espermatozoides más rápidos y sanos y depositarlos con una cánula en el interior del útero para dejar menos pasos al azar y asegurarnos que se encuentran en el momento óptimo. La fertilización in vitro consiste en administrar una medicación durante la primera fase de un ciclo para obtener cuantos más óvulos mejor. Madurarlos y controlarlos ecográficamente mientras crecen, y en el momento en que están a punto de ovular extraerlos (se realiza una punción de los ovarios por vía vaginal mientras la mujer está sedada). En el laboratorio se unen a una muestra seleccionada de espermatozoides y se obtienen los embriones, de los cuales se seleccionarán los mejores y se depositarán cuidadosamente también mediante una cánula en el interior del útero al tercer o quinto día, o bien se congelarán para uso posterior. Todo este peregrinaje por las distintas consultas, pruebas y tratamientos tiene un importante desgaste para la pareja, pero por suerte cada vez más contamos con conocimientos y tecnología que nos hace cumplir el sueño de la gran mayoría de estas parejas… ¡ser padres!
Uretritis
Enfermedad

Uretritis

¿Qué es uretritis? La uretritis es una infl amación de la uretra, por lo general, secundaria a una infección de origen sexual. Las uretritis pueden deberse a la infección por virus o bacterias, y también se pueden producir por lesiones traumáticas o por sustancias químicas como pueden ser los espermicidas. Las uretritis son las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes, y pueden producir infecciones urinarias diseminadas. Es una enfermedad de tipo leve. Tipos de uretritis Las uretritis se pueden clasificar función de los gérmenes que las producen en: Uretritis gonocócicas : son las producidas por el Gonococo Uretritis no gonocócicas : son las producidas por clamidias, herpes simples y citomegalovirus. También se pueden clasificar en tiempo de duración en: Uretritis agudas : de menos de seis meses Uretritis crónicas : de más de seis meses. Causas de uretritis Las causas es la infección por diversos gérmenes , los más comunes, Gonococos , Clamidias , herpes simples y Citomegalovirus . Síntomas de uretritis Los síntomas en los hombres son disuria (dificultad para orinar y dolor), presencia de sangre en la orina, fiebre, secreción purulenta a través del pene, urgencia de orinar, sensación de dolor e inflamación del pene , y dolor durante las relaciones sexuales. Los síntomas en las mujeres son dolor pélvico y abdominal , fiebre, escalofríos, dolor al orinar, presencia de flujo vaginal y dolor con las relaciones sexuales. Tratamiento para la uretritis El tratamiento de la infección será necesario para mejorar la uretritis, en algunos casos de sospecha de un germen, como es el caso de la Gonococia, se pondrá tratamiento antibiótico , si es posible, previamente se recogerá un exudado para comprobar el germen específico. Se deberá tratar también a las parejas sexuales y abstenerse de relaciones o usar preservativo durante el tiempo que se trate la infección. Pruebas complementarias del tratamiento de uretritis Las pruebas complementarias serán analítica de sangre con contaje celular y estudio de otras enfermedades de transmisión sexual, tasación de proteína C reactiva, y analítica de orina con cultivo y exudado uretral con antibiograma. En las mujeres puede ser necesario realizar un exudado de cuello uterino y una ecografía. Factores desencadenantes de uretritis El factor desencadenante de la uretritis es mantener relaciones sexuales con personas afectadas por infecciones sexuales, también, en los casos de uso de espermicidas que puedan producir irritación a los usuarios. Factores de riesgo de uretritis La edad : los hombres entre 25 y 30 años, tienen uretritis con más frecuencia las mujeres. El tener parejas sexuales múltiples lo hace más probable, y los antecedentes de otras enfermedades de transmisión sexual. Complicaciones de la uretritis En los hombres: Epididimitis: inflamación del epidídimo. Orquitis: infección en el pulmón. Prostatitis: infección en la próstata. Cistitis. En las mujeres: Cistitis. Cervicitis: inflamación del cuello del útero. Enfermedad inflamatoria pélvica. Prevención de la uretritis Mantener relaciones sexuales con preservativo. Controlar el número de parejas sexuales. Abstenerse de mantener relaciones sexuales con personas que presenten sintomatología. Especialidades a las que pertenece la uretritis Las uretritis serán tratadas por médicos de familia, urólogos, ginecólogos y especialistas en enfermedades de transmisión sexual de los servicios de enfermedades infecciosas. Preguntas frecuentes: ¿Qué bacteria produce la uretritis? Las bacterias que producen la uretritis son diversas pero dos son las más frecuentes, el Gonococo , que se trata de un diplococo gram negativo, su infección se conoce también como blenorragia, produce una secreción matutina a través del pene de aspecto verdoso. En la mujer queda en el cuello del útero y puede dar poca sintomatología, lo que puede hacer que las mujeres desconozcan estar infectadas. La otra bacteria que suele producir la uretritis es la clamidia , que produce la llamada uretritis no gonocócica. Será necesario realizar el tratamiento adecuado. En un número importante de casos ambos gérmenes se dan al mismo tiempo en una uretritis. También se produce con menor frecuencia por Tricomonas y por Escherichia coli. ¿Cómo se contagia la uretritis? La uretritis es una enfermedad de transmisión sexual, esto quiere decir que para contagiarse se deben tener relaciones sexuales con una persona contagiada, por tanto, la forma de evitar el contagio es el uso de preservativo. ¿Qué es la uretritis inespecífica? La uretritis inespecífica es la que se produce por un germen distinto al Gonococo , como pueden ser las Tricomonas , la Clamidia o bien por procesos irritativos como pueden ser el uso de fármacos espermicidas o de traumas como el sondaje. ¿Qué es la uretritis no gonocócica? La uretritis no gonocócica es la uretritis que se produce por bacterias diferentes al Gonococo , en general serán Clamidia, Tricomonas o Escherichia coli los gérmenes más frecuentes en su producción. Este tipo de uretritis pueden, en algunas ocasiones, no ser infecciosas. Este es el caso de pacientes que presentan molestias tras haber estado sondados, o bien personas que han tenido contacto con sustancias químicas como pueden ser los espermicidas. ¿Qué es la uretritis crónica? La uretritis crónica es la uretritis que permanece durante al menos seis meses , por inflamación de la uretra. Puede ser causada por un estrechamiento de la uretra, que impide la correcta evacuación de la vejiga o bien por infecciones cuyo tratamiento no se ha hecho de modo correcto. Es frecuente por Scherichia coli, y también por la exposición a productos químicos como pueden ser productos de higiene femenina o uso de espermicidas.
Tratamientos Efectivos para la Cistitis
Artículo especializado

Tratamientos Efectivos para la Cistitis

Se define cistitis como una infección del tracto urinario de vías bajas . Provoca dolor al orinar (disuria), sensación de ir al baño, pero luego hacer poquita cantidad, ir muchas veces a orinar, dolor al iniciar la micción o al finalizar, y sensación de no haber vaciado bien la vejiga. A veces, incluso, hay presencia de un poquito de sangre en la orina. ¿Cuándo se consideran recurrentes? Las infecciones del tracto urinario recurrentes (ITUR) se consideran cuando hay tres o más episodios en un año o al menos dos en seis meses . Se sabe que un 5% de las mujeres tienen ITUR a lo largo de la vida, siendo más frecuente en las jóvenes sexualmente activas. REINFECCIÓN O RECIDIVA Hay que diferenciar entre reinfección y recidiva, aunque lo más frecuente son las reinfecciones . Estas suelen ocurrir pasadas dos semanas de la infección inicial, suelen ser por diferente germen, no está relacionada con alteraciones en el tracto urinario ni de riñón, es más frecuente en mujeres jóvenes sexualmente activas, en postmenopáusicas por el déficit estrogénico y en las que hay una patología de base como la incontinencia urinaria. Las mujeres con problemas uroginecológicos que tiene posibilidad de ser corregidos mediante cirugía como la incontinencia o los prolapsos, suelen mejorar tras la cirugía. En cambio, en aquellas en las que la corrección quirúrgica no es viable se deberá plantear el tratamiento con profilaxis antibiótica para evitar nuevas recurrencias. En caso de infección recurrente… En las mujeres jóvenes en las que la reaparición de la infección suele estar más relacionada con las relaciones sexuales, en las menopaúsicas sin patología urológica de riesgo en las que las infecciones se relacionan con la falta de estrógenos en la región vaginal y en las que tienen una patología no subsidiaria de intervención quirúrgica les recomendaremos estas medidas para las infecciones recurrentes : -Tratamiento preventivo con antibióticos tras la relación sexual . Se trata de tomar un antibiótico pautado después de las relaciones sexuales. Si la actividad sexual es intensa la pauta de antibiótico será de Fosfomicina 3 g cada siete a 10 días. Esta pauta se puede mantener entre seis y 12 meses además es cómoda y de fácil cumplimiento. -Tratamiento antibiótico en pauta continúa . Porque disminuye las bacterias a nivel fecal, esteriliza la orina o inhibe la unión bacteriana a los tejidos. Se administra una dosis baja de antibiótico cada noche durante seis a 12 meses. - Estrógenos tópicos . De primera elección cuando hay una importante atrofia vulvovaginal. Normalmente la pauta es de una aplicación diaria durante las dos o tres primeras semanas y luego dos aplicaciones por semana. - Toma de extracto de arándanos . Los arándanos contienen proantocianidinas, que son unas sustancias que previenen la colonización por bacterias en la vejiga. Se pueden consumir en forma de extracto o bien en zumos.  La cantidad diaria de proantocianidinas al día es de 36 mg. - Toma de D-Manosa . Es una sustancia pura que el cuerpo no puede metabolizar, se pega a las paredes de la vejiga evitando la adhesión de las bacterias a la mucosa y por medio de la orina es arrastrada junto con las bacterias. - Otras estrategias como Lactobacilos , que aplicados en vagina parecen tener un efecto preventivo transitorio, son otra posibilidad para evitar las reinfecciones. De todas formas, no está claro que la combinación de varias estrategias tenga más eficacia que una sola. Por tanto, se pueden elegir según sea la más cómoda para la mujer o la que resulte más efectiva.
Densitometría Ósea
Contenido de salud

Densitometría Ósea

Definición La densitometría ósea es una prueba diagnóstica que sirve para medir mineralización y densidad de calcio en los huesos, es una exploración que determina con precisión la densidad mineral de los huesos. Se aplica tanto en el diagnóstico precoz de la osteoporosis (osteoporosis significa "hueso poroso"). El hueso sano visto bajo un microscopio, parece un panal de abeja. La osteoporosis es una enfermedad crónica y progresiva que hace que los huesos se debiliten y se rompan con facilidad. Esta afección se presenta, sobre todo, en personas mayores, en su mayoría mujeres. El control de su evolución y la valoración son terapéuticas. Está indicada a mujeres postmenopáusicas (etapa posterior o después de la menopausia) y con poco consumo de estrógeno ( hormona sexual femenina). Tipos de densitometrías óseas Existen dos tipos básicos de densitometría ósea: La densitometría ósea central : se utiliza para medir densidad ósea en cadera y columna. Para evaluar la columna, las piernas del paciente se apoyan en una caja acolchada para aplanar la pelvis y la parte lumbar (inferior) de la columna. Para evaluar la cadera, el pie del paciente se coloca en una abrazadera que rota la cadera hacia adentro, así se obtienen imágenes más claras y resultados completos para un mejor diagnóstico. La densitometría ósea periférica : se utiliza para medir la densidad ósea en la muñeca, los dedos de la mano, la pierna o el talón.  Los exámenes periféricos son más simples. El dedo, la mano, el antebrazo o el pie se colocan en un pequeño dispositivo que obtiene una lectura de densidad ósea en pocos minutos, por lo que se requiere menos tiempo y mejores resultados. Preparación La densitometría ósea es una de las exploraciones médicas más sencillas y seguras. El día de la prueba el paciente  puede realizar una dieta normal excepto que no deberá ingerir suplementos con calcio en las 24 horas anteriores a la prueba, para evitar alteraciones en los resultados. Deberá quitarse los objetos metálicos, dispositivos móviles que lleve, o vestimenta que pueda interferir con las imágenes de rayos X. El paciente debe asistir con ropa cómoda. Si la paciente está embarazada o cree que puede estarlo, deberá avisar al equipo que le atiende. Muchos exámenes por imágenes no se realizan durante el embarazo ya que la radiación puede ser peligrosa para el feto. Cómo se realiza una densitometría ósea El paciente se deberá acostar en una mesa acolchada entre un generador de rayos X especial situado bajo él y un detector en la parte de arriba. Este detector pasará lentamente por el área que se quiera analizar y creará imágenes en un ordenador para su análisis posterior. Para que los resultados salgan sin ningún tipo de alteración, es necesario que el paciente permanezca totalmente inmóvil, en ocasiones se le puede solicitar al paciente que contenga la respiración por unos pocos segundos mientras se toma la imagen de rayos X para reducir la posibilidad de que esta resulte borrosa . También se le puede pedir que se ponga en diferentes posiciones, según la zona que se quiera medir. Complicaciones de una densitometría ósea Es una prueba relativamente rápida, sencilla e indolora de corta duración que no conlleva ningún riesgo para el paciente. Las complicaciones que pueden presentarse pueden ser debido a la radiación. Pero como en esta prueba la radiación es mínima, es muy raro que se obtengan complicaciones. En algunos casos, puede que se tenga que repetir la prueba debido a alteraciones o inconsistencias en los exámenes . Resultados Es una técnica con buenos resultados y fiabilidad, se obtienen en el mismo momento de realizarla pero las debe interpretar un médico especialista que es el radiólogo. La densitometría ósea permite diagnosticar si hay o no osteoporosis u osteopenia (pérdida ósea menos severa), predecir el riesgo de fractura, así como medir si ha comenzado a perderse densidad mineral ósea y, en algunos casos, requerirá el inicio de tratamiento, si baja la masa ósea para la edad, entre otros diagnósticos. Pueden ser necesarias evaluaciones rutinarias cada dos años para observar un cambio significativo, ya sea de disminución o de aumento en la densidad ósea. Preguntas frecuentes ¿Qué es el T Score?   Es el número de desviaciones estándar de la DMO (medida de la cantidad de minerales, en este caso de calcio y fósforo) con respecto al valor medio de la población de 20 a 39 años del mismo sexo. A medida que la edad del paciente va avanzado, la densidad mineral ósea va disminuyendo y la T-Score se va modificando. Un resultado mayor que -1 representa un hueso normal. Un resultado con un T-score entre -1 y -2.5 significa osteopenia, y un resultado menor a -2.5 es osteoporosis. ¿Cuánto tiempo se tarda en hacer una densitometría? La densitometría ósea es uno de los procedimientos médicos más rápidos, sencillos e indoloros. El estudio dura aproximadamente 30 min, e incluso en ocasiones puede tardar menos. ¿Qué es una densitometría ósea axial? Este examen evalúa la calidad de los huesos mayores, es decir, de las vértebras, del fémur y huesos de la pierna. Dado que estos son los huesos que mayor riesgo tienen de fracturarse.
Cómo Librarte de las Verrugas Genitales
Artículo especializado

Cómo Librarte de las Verrugas Genitales

Las verrugas genitales o condilomas acuminados son consecuencia de la infección por determinados tipos de virus del papiloma humano (VPH) , sobre todo los tipos 6 y 11, que están considerados de bajo riesgo oncogénico, es decir, que prácticamente nunca van a desencadenar un cáncer, a diferencia de otros serotipos de este virus. Actualmente, las verrugas genitales se consideran una de las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes con una incidencia que va creciendo en la mayoría de la población sexualmente activa. Aunque esta infección se considera un proceso no neoplásicos causados por el VPH, es decir, que no deriva en un cáncer, sino un proceso benigno, esta infección tiene diversos factores que le otorgan una cierta relevancia clínica. La naturaleza propia de esta enfermedad, con la aparición de las verrugas en genitales o ano, y las connotaciones vinculadas al hecho de tratarse de una enfermedad de transmisión sexual (ETS) provocan un gran impacto físico, emocional y psicosexual entre las personas afectas. ¿Cómo se transmiten? Las verrugas genitales se transmiten mediante el contacto directo, de piel o mucosas, con una pareja sexual que presente verrugas visibles o subclínicas, es decir, que ya haya infección pero no se hayan manifestado todavía las verrugas. Se contagian al contactar piel o mucosa con piel o mucosa; no es necesario, pues, que haya penetración para que se produzca el contagio. Los principales factores de riesgo para contraer una infección por el VPH y tener verrugas genitales son: Mayor número de parejas sexuales Mantener relaciones sexuales sin protección Existencia simultánea de otras ETS Pacientes inmunodeprimidos Cuando se produce la infección por el VPH suele haber un período de latencia de aproximadamente entre 3 semanas y 8 meses hasta que aparezcan las lesiones, con lo cual a menudo no es fácil saber cómo nos podemos haber contagiado. Cuando aparecen las lesiones estas son verrugas blandas, rosadas, de pequeño tamaño, que pueden aparecer en el glande, el cuerpo del pene, los testículos, el perineo —la zona que queda entre los testículos y el ano— y la zona de alrededor del ano, Estas verrugas pueden estar aisladas o bien manifestarse agrupadas en racimos. No suelen dar ningún tipo de síntoma, salvo un ligero picor en ocasiones. ¿Cómo se realiza el diagnóstico? El diagnóstico se basará en la exploración del paciente y la visualización de las lesiones en genitales, perineo o zona anal. Se pueden llevar a cabo pruebas de detección molecular de ADN a partir de biopsias de las lesiones, pero son muy costosas y no se suelen hacer a menos que haya sospecha de una lesión precursora del cáncer o las lesiones no mejoren con el tratamiento. ¿Cuál es su tratamiento? Para el tratamiento de las verrugas genitales existen hoy en día diversas posibilidades, que abarcan opciones tan diversas que van desde la abstención terapéutica u observación a la combinación de varias modalidades de tratamiento. No existe evidencia científica que demuestre que un tratamiento sea mejor que otro con claridad , así que el tratamiento siempre deberá individualizarse, dado que no existe uno que sea el más apropiado en general y para todos los tipos de verrugas genitales. En el momento de elegir el tratamiento se deben tener en cuenta varios factores: Edad Localización y número de lesiones, área total afectada y consistencia Existencia de inmunodepresión Preferencias de la paciente Tasa de persistencia y recidivas Toxicidad y efectos secundarios Son varias pues las opciones para acabar con las verrugas genitales . Los agentes citotóxicos en pomada son unos de los más habituales, como la podofilotoxina o el ácido tricloroacético (ATCA). Estas sustancias destruyen las lesiones y se usan sobre todo cuando las verrugas son extensas y poco voluminosas. Otra opción son las pomadas inmunomoduladoras, como el imiquimod o el polifenol E, que se usan en lesiones también poco voluminosas y aisladas. Los tratamientos tópicos tienen que hacerse durante varios días o semanas. Otra opción terapéutica es la escisión quirúrgica de las lesiones, es decir, cortarlas mediante un bisturí frío o electroquirúrgico. Se suele realizar bajo anestesia local o bien regional, en función del número de lesiones y el área afectada. La técnica quirúrgica permite una eliminación inmediata de las lesiones, a diferencia de los tratamientos tópicos antes descritos. El tratamiento quirúrgico se utiliza cuando hayan fallado los previos o las lesiones sean muy voluminosas. Asimismo, las verrugas genitales pueden destruirse mediante diferentes técnicas, como la crioterapias, es decir, destruyendo las lesiones mediante nitrógeno líquido a una temperatura de -196ºC, con láser de CO 2 o bien mediante electrocoagulación diatérmica, que es similar al bisturí eléctrico. Otros tratamientos en fase de estudio son la terapia fotodinámica, que activa ciertas células del sistema inmunitario en la zona de la verruga y se encargan de destruirla, o bien el uso de un fármaco antivírico como es el cidofovir. ¿Cómo actuar tras el tratamiento? Tras el tratamiento es importante hacer visitas de control a los 3, 6 y 12 meses . Si tras este tiempo no han vuelto a aparecer lesiones no es necesario hacer más controles. La tasa de recurrencia, lo cual incluye la aparición de nuevas lesiones en los sitios previamente tratados o no, suele ser de un 20-30%. La mayoría de recidivas se observan entre los 3 y 6 meses tras finalizar el tratamiento. Tras 1 o 2 años la presencia del VPH disminuye hasta niveles indetectables de manera que el riesgo de nuevas lesiones también disminuye. Las verrugas que vuelven a aparecer se tienen que tratar nuevamente con los tratamientos empleados que hayan mostrado ser efectivos. En caso de observar la presencia de verrugas genitales es importante ponerse en contacto con nuestro médico para iniciar un tratamiento lo antes posible.