Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Bartolinitis

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en Savia
Videoconsulta 24 horas
Chat médico 24 horas
Evaluador de síntomas
Regístrate ahora gratis

¿Qué es la bartolinitis?

La bartolinitis es una inflamación de una de las glándulas de Bartolino. Estas son unas estructuras situadas a ambos lados de la vagina, en la base de los labios menores de la vulva, en la parte posterior, cuya función es lubricar la vagina mediante la secreción de un moco claro o blanquecino, al ser estimuladas por la excitación sexual. Es una patología  común en mujeres sexualmente activas, más frecuentemente en aquellas que no han tenido hijos. Aproximadamente un 3% de las mujeres podrá desarrollar esta enfermedad a lo largo de su vida. La edad más frecuente de aparición está entre los 20 y los 29 años. No es una enfermedad grave, pero sí puede producir mucha sintomatología y molestia a las pacientes.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.

El diagnóstico de la bartolinitis es clínico, por la visualización y palpación de una masa en la parte posterior de la vulva.

Tipos de bartolinitis

  • Bartolinitis aguda: aparece por primera vez de forma brusca con mucha sintomatología y pocos días de evolución
  • Bartolinitis crónica: tras resolverse el episodio agudo, es frecuente que se sufran brotes agudos sobre una inflamación leve y persistente de la glándula de manera más o menos frecuente.
  • Bartolinitis quística: acúmulo de secreciones no infectadas en la glándula. Puede evolucionar a formas agudas y posteriormente a crónicas.

Causas de la bartolinitis

La causa de la bartolinitis es una obstrucción del conducto que comunica la glándula de Bartolino con el exterior, en la entrada de la vagina (entre el himen y los labios menores), lo que produce que se acumulen las secreciones dentro de la glándula y se pueda infectar, dando lugar a la producción de un absceso. El germen más frecuentemente implicado en la infección es una bacteria denominada Escherichia coli.

Síntomas de la bartolinitis

Aparece un aumento del tamaño de la glándula notándose un bulto en la zona interna de los labios menores que se produce por el acúmulo, dentro de esta, de secreciones, y si se sobreinfecta de pus da lugar a un absceso.

La zona se pone caliente e inflamada y al tocarlo se puede notar fluctuación del absceso. La paciente tiene dolor en la zona y puede sentir molestias con las relaciones sexuales, al sentarse o al deambular. A veces, el absceso puede romperse espontáneamente produciéndose la salida de las secreciones y la desaparición del dolor por disminución de la presión.

Tratamiento de la bartolinitis

El tratamiento en etapas precoces es médico, con la administración de fármacos analgésicos para el dolor, antiinflamatorios y antibióticos. Se aconseja la aplicación de calor local y baños de asiento.

Si no hay mejoría o se produce una bartolinitis crónica con reagudizaciones, se indica un tratamiento quirúrgico, que puede ser:

  • Marsupialización: consiste en hacer un orificio grande en la piel y glándula de Bartolino, extirpando (quitando) parte de la piel enferma y la zona de la glándula que hay debajo. Después se ponen puntos cosiendo la pared del quiste. Tiene buenos resultados, pues conserva la glándula y no suele aparecer la patología.
  • Incisión y drenaje simple: “salida” del material acumulado en la glándula. Hay recidivas frecuentes.
  • Láser dióxido de carbono: el láser se utiliza para crear una abertura en la piel en la zona del orificio del conducto de la glándula y vaciar su contenido. Las recurrencias oscilan entre 2-20%.
  • Ablación con nitrato de plata: se realiza una incisión pequeña en la piel de la vulva y la pared del quiste y se drena su contenido. Después se coloca en el interior de la cavidad del quiste una barrita de nitrato de plata, sin suturar (coser) posteriormente. A las 48 horas se lleva a cabo la extracción del nitrato de plata. Los estudios han demostrado que este método es igual de eficaz que la extirpación, sin reaparición de la enfermedad con ninguno de los dos métodos.
  • Aspiración con aguja: mediante la punción con una aguja se extrae el líquido del interior del quiste. Hay una posibilidad de recurrencia hasta del 38%.
  • Escleroterapia con alcohol: se drena el quiste y después se introduce alcohol al 70% durante 5 minutos. La recurrencias se observan hasta en el 10% de los pacientes.
  • Exéresis glandular (quitar la glándula): es el último recurso cuando hay recidivas frecuentes y es el tratamiento primario en las forma quísticas.
¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.

Pruebas complementarias del tratamiento y el diagnóstico de la bartolinitis

El diagnóstico de la bartolinitis es clínico, por la visualización y palpación de una masa en la parte posterior de la vulva.

Es aconsejable realizar un cultivo de exudado de la glándula (del material que drena), para detectar si hay bacterias que producen infección.

Se puede realizar una analítica de sangre en caso de abscesos o quistes complicados. Se recomienda el estudio de enfermedades de transmisión sexual que pueden estar relacionadas.

En mujeres mayores de 40 años, en las que se sospeche que puede haber una lesión maligna, se realiza una toma de biopsia, una muestra de tejido, para analizarlo y detectar posibles complicaciones como lesiones tumorales malignas (adenocarcinoma).

Factores de riesgo que pueden desencadenar la bartolinitis

El perfil de riesgo de las mujeres que pueden padecer bartolinitis parece ser similar al de las enfermedades de transmisión sexual (múltiples parejas, relaciones sexuales sin protección... etc.) Se ha demostrado que es más frecuente su aparición en mujeres que no han tenido hijos (nulíparas) que en las que sí los han tenido (multíparas). La mala higiene también puede favorecer su aparición.

Algunos autores han descrito la posibilidad de la influencia del aumento de humedad y presión en la zona por el uso de ropa ajustada o de tejidos como la lycra, aunque no existen estudios contrastados que lo demuestren.

Complicaciones de la bartolinitis 

  • Complicaciones derivadas de la posible infección producida por una enfermedad de transmisión sexual (gonorrea, infección por clamidia… etc.).
  • Aparición de una fístula, que es un conducto anómalo que comunica por otro sitio diferente la glándula con el exterior y por donde drenan las secreciones y pus del quiste o absceso de la glándula de Bartolino.
  • Complicaciones derivadas del tratamiento quirúrgico, como sangrados, infecciones, etc.
  • Infección concomitante en el tracto urinario o en la vagina.
  • Reaparición del quiste o absceso tras el tratamiento.

Prevención de la bartolinitis 

  • Adecuada higiene.
  • Uso de preservativos como protección frente a infecciones de transmisión sexual.
  • Usar ropa holgada.

Especialidades a las que pertenece la bartolinitis

La bartolinitis es una patología que inicialmente se puede diagnosticar y tratar por el médico de atención primaria. Si no hay mejoría con el tratamiento pautado o en el momento del diagnóstico, se sospecha la existencia de complicaciones, o la necesidad de hacer un diagnóstico diferencial, el médico de familia remite a la paciente al ginecólogo.

Preguntas frecuentes:

¿Qué es el Bartolino inflamado?

La glándula de Bartolino es una estructura que segrega flujo para lubricar la vulva y la vagina, situada el tercio inferior de los labios mayores de la vulva. Cuando se inflama aumenta de tamaño, apareciendo un “bulto” en la zona que produce dolor.

¿Qué es un absceso en la glándula de Bartholin?

El absceso de la glándula de Bartolino es el acúmulo de secreciones dentro de la glándula por obstrucción del conducto de salida de las secreciones que produce, en la que se produce una sobreinfección por bacterias.

¿Qué son las glándulas de Cowper?

La glándula de Cowper o glándulas bulbouretrales son dos estructuras pertenecientes al sistema reproductor masculino situadas debajo de la próstata y encargadas de segregar una sustancia lubricante.

¿Qué son los cuerpos cavernosos y esponjosos?

Son dos estructuras anatómicas eréctiles del pene del varón. Los cuerpos cavernosos son dos estructuras cilíndricas unidas y separadas  por un tabique que constituyen la mayor parte del pene y formados por tejido eréctil. En su interior contienen vasos sanguíneos (arterias y venas) y nervios. Se encuentran también pequeños capilares (vasos sanguíneos muy pequeños), que, cuando existe un excitación, se llenan de sangre y producen la erección del pene. El cuerpo esponjoso es otra estructura cilíndrica situada entre los dos cuerpos cavernosos en la parte inferior, que rodea a la uretra y la protege cuando se produce la erección. En su parte distal forma el glande, un capuchón con capacidad eréctil que cubre los extremos distales de los cuerpos cavernosos.

¿Cuál es la función de la vesícula seminal?

La función de las vesículas seminales es formar un líquido viscoso que forma la mayor parte del líquido que se expulsa en la eyaculación, que es rico en sustancias (fructosa, proteínas... etc), que sirven para nutrir y ayudar a desplazarse a los espermatozoides cuando entran en el aparato reproductor femenino.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.