Atención médica sin papeleos ni letra pequeña

Cirugía General y del Aparato Digestivo

La especialidad
Artículos especializados
Enfermedades
Síntomas
Otros contenidos
Gangrena
Enfermedad

Gangrena

¿Qué es la gangrena? Es una enfermedad también conocida como cangrena o necrosis (muerte del tejido) del cuerpo. Es una enfermedad que se produce por la muerte del tejido corporal , originándose principalmente por una infección bacteriana tras una lesión. Puede ser abordada por médicos internistas, dermatólogos y finalmente cirujanos vasculares y es considerada una enfermedad de tipo grave. Tipos de gangrena Existen diferentes tipos de gangrena, las tres principales son: Gangrena seca : sus síntomas son piel seca y con cambio de color cutáneo hacia un tono morado e incluso negro. Suele ocasionarse por anomalías en los vasos sanguíneos. Gangrena húmeda : este tipo de gangrena se presenta con hinchazón, ampollas y humedad en la zona. Se puede producir por la infección bacteriana tras quemaduras, congelación o fracturas. Se propaga rápidamente por el resto del cuerpo por lo que debe tratarse urgentemente. Suele ser común en pacientes con diabetes. Gangrena gaseosa : en esta ocasión la piel tarda más en mostrar anomalías en el color, cuyo cambio irá acompañado de la presencia de llagas. Este tipo de gangrena se origina por la infección de la bacteria Clostridium Perfringens . No obstante, existen más tipos de gangrenas, como la de Fournier, la de Meleney o la gangrena interna. Causas de la gangrena La gangrena se ocasiona en los pacientes provocando la muerte del tejido de la zona. Esto se produce por tres razones: Golpe o traumatismo : las heridas producidas por golpes o accidentes pueden infectarse y ocasionar gangrenas. Reducción del riego sanguíneo : si el riego sanguíneo no llega adecuadamente a la zona de la articulación, la sangre no puede suministrar la cantidad suficiente de oxígeno, nutrientes y anticuerpos, lo que impide que el tejido y las células puedan sanarse y regenerarse, provocando la muerte del tejido. Infección bacteriana : es la principal causa de gangrena, ya que se produce al no tratar la zona dañada, lo que ocasiona que las bacterias se reproduzcan y el tejido muera. Síntomas de la gangrena Los principales signos o síntomas de la gangrena afectan sobre todo a la piel, destacando: Dolor y sensación adormilada de la zona dañada. Color amoratado e incluso negro en la zona. Aparición de heridas y llagas. Olor antiséptico. Fiebre. Malestar general. Anomalías en la presión arterial. Fatiga. Desorientación. Tratamiento de la gangrena La gangrena suele tratarse mediante cirugía , ya que el tejido o piel muerta no puede regenerarse, de manera que es necesario extraerlo para evitar que la gangrena se propague al resto del cuerpo. Durante la cirugía de extracción también puede realizarse la regeneración con una reconstrucción de los vasos sanguíneos de la zona o mediante injertos en la piel. En algunos casos, si la gravedad lo requiere, es posible que se tenga que amputar la zona dañada. La gangrena también se tratará con antibióticos en caso de que haya infección bacteriana y mediante terapias de oxigenoterapia para que el tejido se regenere antes. Pruebas complementarias de la gangrena Para emitir un diagnóstico frente a una gangrena se pueden realizar diferentes pruebas médicas: Analítica sanguínea para valorar la presencia de bacterias u anticuerpos. Evaluación mediante pruebas de diagnóstico por imagen, mediante estas pruebas se observarán las partes internas dañadas y el grado de propagación. Cultivo de la piel de la zona dañada, para evaluar si existe piel muerta. Intervención quirúrgica , que se requiere en algunos casos para analizar hasta qué nivel de gravedad ha llegado la gangrena. Factores desencadenantes de la gangrena La gangrena se produce por la muerte del tejido en la zona a tratar, por tanto, cualquier suceso que la provoque es un factor desencadenante. Los principales factores desencadenantes son traumatismos, infecciones bacterianas y la falta de riego sanguíneo en la zona. Factores de riesgo de la gangrena La gangrena es una enfermedad grave que aumenta el riesgo de padecerse en pacientes con diabetes, obesidad, enfermedades que debilitan el sistema inmunitario, anomalías en los vasos sanguíneos que generen coágulos, o estrechamientos en las arterias y/o  el consumo de tabaco. Complicaciones de la gangrena Cicatrices. Intervención quirúrgica. Amputación. Afectación a otros órganos. Muerte. Prevención de la gangrena Mantener una correcta higiene. Evitar el sobrepeso. Tener hábitos saludables. Practicar deporte. No consumir tabaco. Vigilar la diabetes. Especialidades a las que pertenece la gangrena La gangrena puede ser abordada desde varias especialidades en función de su origen: médicos internistas cuando el origen es infecciosos, dermatólogos cuando se origina en una herida y finalmente cirujanos generales o vasculares si requiere cirugía. Preguntas frecuentes: ¿Puede causar muerte la gangrena? Sí, en caso de que la gangrena se extienda por gran parte del cuerpo humano o haya complicaciones tras su intervención. ¿Qué es la gangrena húmeda? La gangrena húmeda se da sobre todo en pacientes que sufren diabetes tras tener una herida o lesión en el cuerpo. Sus síntomas son piel de aspecto húmedo con llagas e hinchazón. ¿En qué zona del cuerpo es más común la gangrena? La gangrena suele ser más común en los dedos de las manos o los pies, en las piernas, en las manos y en los brazos. ¿Qué es la gangrena seca? La gangrena seca es un tipo de gangrena que suele producirse por anomalías en los vasos sanguíneos del organismo del paciente. Suele presentarse mediante piel seca y de tono morado. ¿Es dolorosa la gangrena? En la mayoría de los casos sí, ya que se produce dolor e hinchazón en la zona dañada. En algunos casos no es dolorosa, lo que aumenta el riesgo de que se extienda por el resto del cuerpo al no sentir dolor el paciente.  
Isquemia
Enfermedad

Isquemia

¿Qué es la isquemia? La isquemia es la falta de aporte sanguíneo arterial a una zona del cuerpo , ya sea por estenosis de una arteria o por trombosis de la misma. Se puede producir en 35 de cada 100.000 habitantes, puede haber hasta un 5% de mortalidad y puede tener hasta un 10% de amputaciones, es una enfermedad grave que puede tener como complicaciones cirugías para amputación de miembros o de zonas intestinales. Tipos de isquemia   Los tipos de isquemia pueden ser: aguda si el aporte de sangre se interrumpe de forma brusca, y que es la típica de las trombos, y crónica si el aporte de sangre se va interrumpiendo poco a poco. Esta es la típica de las placas de ateroma en las arterias. Causas de la isquemia La causa principal de la isquemia es la interrupción del flujo sanguíneo arterial a una parte del cuerpo, esto se puede producir por alteración en la arteria o por un trombo que obstruye el paso de sangre. Síntomas de la isquemia La isquemia puede afectar a cualquier órgano , los más frecuentes en verse afectados son el  intestino, el corazón, las extremidades, el cerebro y el riñón. En todas ellas el síntoma principal es el dolor que se produce por la falta de riego sanguíneo y luego otros síntomas que son dependientes de la zona afectada. En la isquemia intestinal se produce dolor abdominal intenso, náuseas, vómitos, diarrea intensa y diarrea con sangre como síntomas más comunes.   En la isquemia cardíaca se produce dolor a nivel torácico de tipo opresivo con sensación de losa sobre el pecho, sudoración profusa, sensación de falta de aire y cansancio, así como puede causar arritmias cardíacas y de no ser tratada incluso la muerte. En la isquemia arterial se produce dolor intenso en las extremidades con palidez de la zona, que se vuelve de un color azulado. En la isquemia cerebral se produce pérdida de fuerza de una parte del cuerpo, desviación de la boca, dificultad para abrir los párpados o para cerrarlos y dificultad para tragar. En la isquemia renal se produce dolor renal, debilidad y náuseas. Tratamiento para la isquemia El tratamiento de la isquemia llevará a retirar, si es posible, el trombo que obstruye la arteria mediante una fibrinolisis que consiste en inyectar anticoagulantes intravenosos en la zona del coágulo. El tratamiento quirúrgico es la embolectomía , tratando de extraer el coágulo de sangre o dilatar la arteria por medio de una sonda, colocando un stent si fuera preciso y, por último, la revascularización quirúrgica por bypass arterial. En caso que esta no sea posible, en extremidades puede llegarse a la amputación, así como a exéresis (extirpación) del intestino o un riñón. Pruebas complementarias del tratamiento de la isquemia Las pruebas complementarias serán las encaminadas a reconocer la obstrucción arterial o el trombo: En la isquemia intestinal puede ser necesarias un angiografía, una resonancia magnética y otras pruebas, como una endoscopia. En la isquemia cardíaca puede ser necesario un electrocardiograma y una coronariografía para ver las arterias coronarias. En la isquemia arterial de extremidades la angiografía puede ser necesaria, además de un ecodoppler para conocer la zona exacta de la obstrucción. En la isquemia cerebral es preciso realizar un TAC, una resonancia magnética o un angioTAC. En la isquemia renal será necesario un TAC. Factores desencadenantes de la isquemia El factor desencadenante de la isquemia puede ser un trombo que se localiza en una arteria, o la obstrucción por una placa de ateroma en la misma. Factores de riesgo de la isquemia Son factores de riesgo para un isquemia la hipercolesterolemia o hipertrigliceridemia, diabetes mellitus en cualquiera de sus tipos, hipertensión arterial mal controlada, consumo de tabaco, obesidad, sedentarismo, fibrilación auricular y la edad avanzada. Complicaciones de la isquemia Amputación de extremidades. Daño irreversible en riñones e intestino. Daño cardiaco. Lesiones cerebrales incapacitantes. Prevención de la isquemia Dieta sana, rica en frutas y verduras y pobre en grasas. Control estricto de colesterol, triglicéridos y azúcar en sangre. Control estricto de la tensión arterial. Abandonar el hábito tabáquico. Evitar el sedentarismo. Indicación de anticoagulantes en pacientes con fibrilación auricular. Especialidades a las que pertenece la isquemia La isquemia pertenece a los especialistas de cirugía vascular , aunque puede ser necesario el control por otras unidades dependiendo del órgano afectado y de los factores de riesgo que sean necesario controlar. Preguntas frecuentes ¿Qué es la isquemia intestinal? La isquemia intestinal es el proceso que se produce cuando se obstruye una rama de la arteria que se encarga del aporte sanguíneo al intestino, pudiendo afectar al intestino grueso o al intestino delgado. ¿Qué es una colitis isquémica? La colitis isquémica es el proceso que se produce por una trombosis en la arteria que alimenta el colon . Puede ser necesario hacer una colostomía (derivación del colon a la pared abdominal) por esta causa. Es una situación de gravedad para el paciente. ¿Qué es una colitis infecciosa? La colitis infecciosa es la inflamación del colon, que se produce por la acción de una bacteria o de un virus, que puede dar lugar a un proceso de diarrea y, salvo casos excepcionales, es una enfermedad leve, que solo requiere tratamiento sintomático. ¿Qué es una trombosis en el intestino? Una trombosis del intestino es el cierre de una arteria intestinal , ya sea en el intestino grueso o en el intestino delgado, que precisa de atención urgente, ya que en muchos casos será necesario extirpar la parte del intestino que haya sufrido esta trombosis, cuando se produce una trombosis el resultado es una isquemia del intestino.
Cáncer de Colon
Enfermedad

Cáncer de Colon

¿Qué es el cáncer de colon? El cáncer de colon es conocido también como adenocarcinoma de colon o tumor maligno de colon . Es el tumor más frecuente si se considera la población total de hombres y mujeres en España, afecta a uno de cada 20 hombres y a una de cada 30 mujeres. Puede presentarse como una obstrucción intestinal o como un sangrado anal importante , estas situaciones pueden requerir cirugía de urgencia, ya que es una enfermedad grave. Tipos de cánceres de colon Los tipos de cáncer de colon son el adenocarcinoma escamoso de colon , que es el grupo más frecuente supone el 95% de los casos, y el adenocarcinoma mucinoso o coloide , que supone el 5% restante. Este tipo de tumores dependen de unas células que producen mucina (sustancia mucosa). Causas del cáncer de colon Las principales causas del cáncer de colon se asocian a alimentos ricos en grasas y carnes rojas , el tabaco, el alcohol, los pólipos adenomatosos, la poliposis familiar, la colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn o el síndrome de Lynch, (enfermedad genética del cáncer de colon sin poliposis). Síntomas del cáncer de colon Los síntomas del cáncer de colon son las alteraciones en el tránsito intestinal en forma de estreñimiento o diarrea, el sangrado anal, la pérdida de peso y dolor en la zona inferior del abdomen. Tratamiento para el cáncer de colon El tratamiento del cáncer de colon puede ser la cirugía, la quimioterapia, la inmunoterapia y la radioterapia: Cirugía : consistirá en la colectomía parcial o total (extirpación parcial o total del colon). Se realiza cuando el tumor es muy grande, o cuando hay múltiples pólipos. También cuando tras la extirpación de un pólipo se observan células cancerígenas en sus márgenes. Quimioterapia : se suele usar el esquema conocido como FOLFOX, que combina Folínico, Fluorouracilo y Oxaliplatino . A estos tres fármacos se le pueden añadir o sustituir por otros como Irinotecan y Capecitabina , en ciclos de 4 semanas. Inmunoterapia : con Pembrolizumab puede ser efectiva según la tipología genética de las células que se encuentren en el tumor. Radioterapia : no será usada como terapia curativa, sino como terapia paliativa para tratar de controlar síntomas como el dolor. Pruebas complementarias del tratamiento de cáncer de colon Las pruebas complementarias que se usan para el cáncer de colon, además de la colonoscopia, que permite la toma de muestras, el marcaje y visualización del tumor, son pruebas analiticas de sangre para estudiar el CEA (sustancia que producen las células cancerígenas y que permite saber al elevarse la recidiva del tumor). Pruebas de radiodiagnóstico, como ecografías, escáner y resonancias magnéticas y PET, que van a permitir el estudio de las posibles metástasis del tumor y su control durante el tratamiento. Factores desencadenantes del cáncer de colon Entre los factores que que pueden desencadenar el cáncer de colon están los factores genéticos como la poliposis familiar en la cual el gen APC, no actúa de forma correcta y esto hace que no se frene el desarrollo de tumores. También padecer ciertos síndromes como el Síndrome de Lynch , que se produce por alteraciones en los genes que ayudan a la reparación del ADN celular, el Síndrome de Peutz-Jeghers , en el cual el gen afectado es el supresor de tumores, o el Síndrome de asociado al gen MYC , que actúa también a nivel de corrección de ADN. Factores de riesgo del cáncer de colon Son factores de riesgo para el cáncer de colon, el sobrepeso, el hábito tabáquico, el beber alcohol, la inactividad física, el exceso de consumo de grasas y carnes rojas, las enfermedades inflamatorias intestinales y la enfermedad de Crohn. Complicaciones del cáncer de colon Las complicaciones del cáncer de colon son las hemorragias, la anemia, la obstrucción intestinal y la perforación intestinal . Prevención del cáncer de colon Prevenir el aumento de peso sobre todo a nivel de la cintura. Realizar actividad física moderada. Alimentación con un alto contenido de frutas, verduras y alimentos con fibra. Limitar el consumo de carnes rojas y embutidos. Disminuir el consumo de alcohol. Prescindir del hábito tabáquico. Especialidades a las que pertenece el cáncer de colon El cáncer de colon será tratado por el cirujano general o digestivo con control posterior por parte del oncólogo , que será quien, en función del estadiaje y la respuesta a los tratamientos, decida qué quimioterapia o tratamiento adyuvante dar al paciente. Preguntas frecuentes ¿Qué son pólipos en el colon? Los pólipos de colon son crecimientos desde la mucosa hacia el interior de la luz de este . Tienen una base y desde ella crecen hacia el interior de la luz intestinal. Su importancia radica en que pueden malignizarse, esto hace importante su extirpación si se encuentran. Las revisiones periódicos a través de colonoscopias son necesarias si se retiran pólipos o en la familia del paciente se encuentra una poliposis intestinal. ¿Qué es el cribado de cáncer de colon? El cribado del cáncer de colon es la prueba que se realiza para detectar cáncer de colon en estadios precoces . Es una prueba que se realiza en personas que en principio no están enfermas ni presentan síntomas de enfermedad. Se realiza a la población mayor de 50 años. La prueba consiste en una búsqueda de sangre oculta en heces y la realización de una colonoscopia en los casos que el resultado sea  positivo. Cuando los resultados son negativos, se  deberá de realizar de nuevo la prueba dos años después. ¿Está relacionado el colon irritable con el cáncer de colon? El cáncer de colon no está relacionado con el colon irritable , esta enfermedad no se puede malignizar, ni evolucionar hacia un cáncer de colon. Si tengo cáncer de colon… ¿Puedo mantener una dieta normal? Si tiene cáncer de colon puede realizar una dieta normal, pero no deberá abusar de las carnes rojas ni de los embutidos, y si consume alcohol deberá de ser de forma muy moderada , además de seguir una dieta rica en frutas y verduras, lo cual será beneficiosa para usted ¿Hay alimentos que previenen el cáncer de colon? No hay estudios claros que permitan decir que un alimento en concreto previene el cáncer de colon, pero el consumo de frutas y verduras, así como la disminución del consumo de carnes rojas y embutidos, sí parece disminuir la probabilidad de desarrollar este tipo de cáncer.
Apendicitis
Enfermedad

Apendicitis

¿Qué es la apendicitis? La apendicitis es la inflamación aguda del apéndice, que afecta a la mucosa, al tejido linfoide y a su capa muscular . El apéndice es un órgano del tamaño de un dedo que está adosado al intestino grueso en la parte inferior derecha del abdomen, y que no parece tener un propósito específico. La apendicitis es común en personas entre los 10 y los 30 años, aunque cualquier persona puede sufrir de apendicitis. El problema de la apendicitis no es la inflamación del apéndice en sí, sino que si dejamos evolucionar el cuadro, el apéndice puede llegar a necrosarse en el interior del abdomen. Esto provocaría una situación de urgencia. Es una enfermedad muy común en niños, puede aparecer en edad adulta, aunque es poco frecuente y en ambos sexos. Si no se trata a tiempo puede ser grave. Tipos de apendicitis Existen dos tipos específicos de apendicitis, en función de su gravedad, duración y cómo se manifieste, las cuales son apendicitis aguda y apendicitis crónica. Apendicitis aguda : es el tipo más común, es producida cuando el apéndice vermiforme está completamente obstruido, ya sea por una infección bacteriana, heces, u otro tipo de bloqueo. Ocurre muy rápido, es muy fácil de detectar y requiere un tratamiento médico inmediato, que por lo general es una cirugía para extraer el apéndice. En las apendicitis agudas existen tipos según la evolución y estadios apendiculares como son: Apendicitis aguda  edematosa o catarral : obstrucción de la luz apendicular acumulándose la secreción mucosa y la distensión aguda del apéndice. El aumento de la presión intraluminal produce una obstrucción venosa, el acúmulo de bacterias y la reacción del tejido linfoide, que es el tejido asociado a las mucosas (edema / hinchazón de la mucosa). Apendicitis aguda flegmonosa (supurativa) : en este tipo de apendicitis la mucosa comienza a presentar pequeñas ulceraciones o es completamente destruida, siendo invadida por enterobacterias (bacterias Gram negativas). Apendicitis aguda necrótica : ocurre cuando el proceso  flemonoso se vuelve intenso y se produce una distensión del tejido. Hemorragia y presencia de ulceración y necrosis de la mucosa. Apendicitis crónica : esta enfermedad podría ser crónica, aunque es un padecimiento muy inusual. Se trata de una inflamación que podría durar mucho tiempo, pero es poco probable. Esto significa que el lumen apendicular (el interior de una vena o arteria) solo está parcialmente obstruido, lo que ocasiona la inflamación. Esta empeora con el tiempo y puede causar desde una presión interna hasta una acumulacion. Puede durar semanas, meses y a veces, hasta años. Es más difícil de diagnosticar, pero a diferencia de la apendicitis aguda, puede que la crónica no necesite intervención quirúrgica. Causas de la apendicitis La causa probable de la apendicitis es una obstrucción de la luz en el recubrimiento del apéndice , que da como resultado una infección. Las bacterias se multiplican rápidamente, hacen que el apéndice se inflame y se llene de pus. Si no se trata inmediatamente, el apéndice puede romperse. El apendicolito o fecalito, es la segunda causa más frecuente. A través del intestino grueso pasa toda la masa fecal hacia el ano. En ocasiones un pequeño excremento puede ocluir la luz apendicular. Otras causas son: hiperplasia linfoide (aumento exagerado de linfocitos), parásitos, cuerpos extraños tales como balas, o tumores. Síntomas de la apendicitis Los síntomas de la apendicitis incluyen : dolor repentino que comienza en el lado derecho de la parte inferior del abdomen. Es un dolor que empeora  al toser, caminar o realizar otros movimientos bruscos. Pérdida del apetito, náuseas y vómitos, dolor que comienza alrededor del ombligo y, a menudo, se desplaza hacia la parte inferior derecha del abdomen. Hinchazón abdominal, estreñimiento o diarrea así como fiebre ligera que puede empeorar a medida que la enfermedad avanza. Tratamiento de la apendicitis El tratamiento para la apendicitis, generalmente, implica una c irugía para extraer el apéndice inflamado, llamada apendicectomía, y que puede realizarse como una cirugía abierta, haciendo una incisión en el abdomen de 5 a 10 cm de largo aproximadamente, o bien, puede realizarse a través de unas incisiones pequeñas en el abdomen (cirugía laparoscópica). Durante una apendicectomía laparoscópica, el cirujano inserta instrumentos quirúrgicos especiales y una videocámara en el abdomen para extraer el apéndice. Antes y después de la intervención quirúrgica, la administración de líquidos y de antibióticos por vía intravenosa (VI) ayudará a prevenir posibles complicaciones y a reducir el riesgo de que la herida se infecte tras la intervención. Pruebas complementarias del tratamiento para la apendicitis Para diagnóstico de la apendicitis se debe realizar un examen físico completo . El médico puede aplicar una presión suave sobre la zona dolorida. Cuando la presión se libera repentinamente, el dolor de la apendicitis a menudo empeora, lo que indica que el peritoneo adyacente está inflamado. También puede buscar rigidez abdominal y una tendencia a que el paciente contraiga los músculos abdominales en respuesta a la presión sobre el apéndice inflamado. Otras pruebas pueden incluir: análisis de sangre donde se verifica si hay aumento de glóbulos blancos que indican infección en el cuerpo, análisis de orina, radiografía abdominal,  ecografía abdominal, tomografía computarizada y otras pruebas. Factores de riesgo de la apendicitis Entre los factores de riesgo de la apendicitis están: la edad, ya que las personas entre los 10 y 30 años tienen un riesgo mayor a tener apendicitis, y los  antecedentes de cáncer de colon o recto. Complicaciones de la apendicitis Las complicaciones posibles de la apendicitis son: Perforación del apéndice. Absceso intraabdominal (una acumulación de pus que se forma en el abdomen). Obstrucción intestinal. Peritonitis generalizadas. Choque séptico (infección de todo el cuerpo que lleva a presión arterial baja). Prevención de la apendicitis   No existe una manera de evitar o prevenir la apendicitis . Sin embargo hacer algunos cambios en el estilo de vida, podría ayudar a reducir el riesgo, como son: Llevar una dieta rica en fibra, que facilita un mayor movimiento en el proceso digestivo. Evitar el estrés y llevar un descanso adecuado. Realizar ejercicios. Especialidades a las que pertenece la apendicitis La apendicitis pertenece a la especialidades de gastroenterología o cirugía digestiva y cirugía general. Preguntas frecuentes ¿Cómo es el dolor de una apendicitis? La apendicitis provoca dolor en el abdomen bajo derecho, a nivel del cuadrante inferior del mismo . Sin embargo, en la mayoría de las personas, el dolor comienza alrededor del ombligo y luego se desplaza. A medida que la inflamación empeora, el dolor de apendicitis por lo general se incrementa y finalmente se hace intenso. ¿A qué lado del cuerpo está el apéndice? El apéndice se encuentra en cuadrante inferior derecho del abdomen. ¿Qué es una apendicectomía laparoscópica? Una apendicectomía laparoscópica, es una cirugía mínimamente invasiva que se realiza a través de unas incisiones pequeñas en el abdomen, donde el cirujano inserta instrumentos quirúrgicos especiales y una videocámara en el abdomen para extraer el apéndice. ¿Cuál es la función del apéndice? La función del apéndice es inmunitaria, participa en la producción de inmunoglobulina A (IgA) y  también produce y protege las bacterias buenas en nuestro intestino. Aunque su función no es esencial, es decir, si un paciente no tiene apéndice no se produce ninguna alteración inmunitaria en el organismo. ¿Puedo llevar una vida normal sin apéndice? Sí, se puede llevar una vida completamente normal sin el apéndice.
Consultas online

Telemedicina 24h.
Olvida los riesgos, las esperas y desplazamientos.

Videoconsulta, Chat médico, consultas telefónicas... Tú decides.

Ver consultas online
1

Regístrate ahora y prueba un mes GRATIS de Savia Premium

Acceso ilimitado a nuestros servicios para que pruebes la experiencia Savia al completo.

Registrarte gratis
2

Después sigue con tu cuenta gratis o hazte Premium

Al acabar el mes, puedes disfruta Savia con la cuenta gratis o hacerte Premium por 59€ al año (o 10€ al mes) para tener consultas online inlimitadas.

Comparar todos los planes